Música en prosa

Música OverPor Fernando García Alonso.

La valenciana editorial Pre-Textos justificaría su sola existencia por haber publicado los diarios de Andrés Trapiello, que en esta casa han procurado minutos de gloria al ser glosados por su protervo enemigo. Pero es que además esta editorial cuida los detalles como pocas, véase si no el libro al que me quiero referir, Alban Berg y sus ídolos, de Soma Morgenstern. Para empezar tienen como tipógrafo al propio Trapiello y nada menos que a Eduardo Gil Bera como traductor-anotador (a lo Rudy Fernández, ya se imaginan). Por si fuera poco, el epílogo lo firma Félix de Azúa y las (otras) notas y el posfacio, Ingolf Schulte.

Los ídolos de Berg eran nada menos que Mahler, Loos, Karl Kraus y sobre todo Arnold Schoenberg. Éste fue el que bautizó a la música atonal como “música en prosa”, y tuvo como conspicuos discípulos al propio Berg y a Anton Webern. Morgensten era un judío gallego (de Galitzia) que era periodista y bohemio y andaba todo el día enredando entre todos estos personajes. Tiene mucho interés sus cartas y conversaciones con Berg, donde se puede conocer en detalle cómo se gestó la ópera Lulú después de su gran éxito con Woyccek. El pobre Berg no pudo terminarla pues murió a los cincuenta años a causa de una forunculosis mal tratada. Fue su propia esposa la que le provocó la mortal septicemia al manipularle el forúnculo con una tijeras caseras. Sin embargo ella le echó la culpa a un “médico judío”, pero Morgensten nos deja claro en el relato que no fue mas que una treta para eximirse de responsabilidad.

Son interesantes también las disquisiciones sobre el origen de la atonalidad. Los protagonistas aseguran que ya en Wagner (sobre todo en Tristán e Isolda), en Mahler y en Bramhs, aparecen los primeros atisbos antes de que Schoenberg sentara sus bases teóricas. Theodor Adorno, que andaba también por allí, llegó a ser discípulo de Berg y escribió mucho y bien sobre el asunto, aunque sus dotes musicales dejaran mucho que desear. Por supuesto el nazismo y la catalogación de esta música como “degenerada”, son el telón de fondo de esta apasionante historia.

En suma un libro apasionante y bellamente editado, como es costumbre en Pre-Textos. Lástima que en la cubierta posterior echen un buen borrón al fijar la fecha de nacimiento de Morgenstern en 1980, cuatro años despues de su muerte.

104 comentarios

  • Hombre, marqués, no seré yo quien tache de degenerada a la música atonal, pero sí como una más de las construcciones intelectuales que convierten lo que tocan en una puta mierda. Eso sí.

    Para echar un rato discutiendo entre enterados y demostrando quien la tiene más larga sí que vale sí. Como algunas variantes del Jazz.

    Y sigue habiendo gordas en la opera. Gracias, Merc, gracias.

  • Servidora, Sr. Mercutio, pero como intuyo qué puede ser eso de “un muerdo”, mejor se lo ahorra. Que la cuesta de enero viene muy achuchada.

  • Todos contra el egoísmo.

    Amol.
    Valors.
    Amistat.

    Este es la solución española, según el laborioso trabajo foto entrevistador que nos trajo ayer Pirate.

    Aún estoy pensando que comentar.

  • Espero que el señor de Cubaslibres nos perdone el chiste, pero es que el señor Mercutio lo ha puesto en bandeja. Una no se ha podido resistir, porque la mente es débil. No así la carne, que es fuerte y magra, fruto de la disciplina y la abnegación que me inculcaron las Esclavas de la Purísima.

    Espero compensar mi frivolidad aportando información útil. La mujer de Salomo/Soma Morgenstern ni era cantante de ópera ni estaba gorda. Observen esta fotografía de la bella Ingeborg von Klenau, que tanto se parece a mí cuando empecé a trabajar de azafata. Aquí tienen otra imagen de la bella Ingeborg junto a Soma Morgenstern y a Alban Berg, contemplando un partido de fútbol en Viena, lo que demuestra que el fútbol puede ser fuente de inspiración para los artistas. Finalmente, una foto de la bella Ingeborg sosteniendo en sus brazos a su hijo Dan.

    En esta página pueden encontrar una biografía de Soma Morgenstern y detallada información. Y si no se les da demasiado bien el inglés, pueden usar la versión traducida por Google.

  • Qué es música atonal no suele entenderse bien. Los sonidos audibles por el hombre ocupan una banda de frecuencia (Hz.) relativamente estrecha desde el agudo al mas grave. Dicha banda, en la música occidental, se divide en 8 octavas cada una con 12 notas, es decir, un piano completo tendría 12×8 = 96 teclas.

  • En cada octava están las 7 notas (do, re, mi…) clásicas mas la 5 “intermedias”. Las 12 juntas son la escala cromática. Pero ocurre que el oído humano encuentra armonía fundamentalmente en diferentes combinaciones de las 7 notas clásicas, que por ese motivo se conocen como escala armónica. La música atonal, o dodecafónica, pretende que se haga música con las 12 notas, sin dar preponderancia a las que componen la escala armónica.

  • Schoenberg, para explicarlo, decía que la música atonal era “música como prosa”, aunque se entendería mejor como “poesía sin rima”. Messiaen observó que el canto de los pájaros era atonal y que la música gamelán también (en esta música la división de los tonos no es en octavas de 12 notas), lo que le hizo abrazar la música atonal y llegar a la cumbre de la música occidental mezclando todos esos elementos.

  • Janacek, Britten, Shostakovic o Berg han rayado a gran altura con este tipo de música aplicada en mayor o menor grado. Jimi Hendrix, King Crimson, Emerson, Lake & Palmer o Soft Machine han coqueteado con esta música. También Miles Davis, Weather Report o Monk han jugado con ella. Seguro que Thelonious ni lo sabía. Decir que la música atonal es una mierda es delito de lesa cultura.

  • Sé lo que es la música dodecafónica. Estudié armonía con un librito de Schönberg que debe estar todavía por casa.

    Las construcciones atonales puras contemporáneas siguen siendo una puta mierda. Coquetear con la música atonal lo hace hasta la cantante Björn. Pero en realidad no es así, es simplemente utilizar una panoplia mayor de escalas disponibles desde siempre, solo depende de que el instrumento lo permita y la habilidad del instrumentista porque como usted bien dice los doce tonos siempre han estado ahí. Que suene raro no quiere decir que sea atonal.

    Construir la armonía contra el oído humano, cosa que también usted dice, es, ya lo he dicho yo, una perversión intelectual tan ofensiva como el free jazz de Pharoah Sanders.

  • Pues estamos casi de acuerdo Adapt. Sirva esta discusión para abrir la mente de los que aquí participamos. Por cierto, para el que no lo sepa, las teclas negras del piano corresponden precisamente a las 5 notas complementarias. O sea, un piano completo tendría 8×5=40 teclas negras.

  • Me alegro.

    Por cierto que ahora estoy sufriendo más para entender un programa informático de composición musical que cuando estudiaba música.
    Por dos razones, le dedico sólo ratos perdidos y todavía no he conseguido componer algo sin que me lo dé hecho, prefabricado.

  • marquesdecubaslibres 30 de dic de 2013 12:56
    Sirva esta discusión para abrir la mente de los que aquí participamos. Por cierto, para el que no lo sepa, las teclas negras del piano corresponden precisamente a las 5 notas complementarias. O sea, un piano completo tendría 8×5=40 teclas negras.

    Ya, pero ¿qué es un piano?

    Me gusta Pharoa Sanders, «Jaar isa melodí obtaaim».

  • Puñetera la Procu.

    Sí, aunque su timbre con el saxo me desagrada también ahí, yo lo conocí en un concierto en Valencia hace nusé cuantas décadas y fue un concierto free jazz que resultó insoportable.

    La verdad es que no le di mas oportunidades.

  • Yo no le conocía, Adapts. Lo he buscado solo por chinchar, pero la canción es bonita, y el piano y los coros que hacen dsun, dsun, dsun.
    ***
    Me gustó el proyecto de fotos que trajo ayer Pirata. También las vi hasta el final (casi no me detuve en ese tal Javier Alonso, apenas diez minutos de nada), pero coincido en que había una cosa de Mis España bastante molesta. Ya sé que no van a decir, esto, pues ahora mismo me hago pis. Ellos son todos singulares y había muchas respuestas obligadas y prestadas, creo que el pecado podría estar en las preguntas.

  • “Cataluña será la Prusia de los Estados iberos, no lo olvidéis. El separatismo no nos conviene. Eso pasó a la Historia. Aparte la misión providencial que tenemos, de hacer de España un pueblo habitable, necesitamos de su mercado, del que por algunos años no podremos prescindir.”
    Dicho por Cambó durante una comida con sus fieles y reflejado en El Liberal el 2 de febrero de 1918.

    Esta y otras perlas están en lo de Arcadi, que ha empezado a publicar una serie de textos de Adolfo Marsillach, abuelo del conocido por nosotros Adolfo Marsillach el nieto.

    Todos jugosísimos, pero son de pago y no los puedo enlazar.

  • Visto el poco interés que suscita Berg, al parecer Satur lo ha confundido con el tenista Borg, quiero denunciar la campaña que las radicales-feministas han desatado contra la Ley del aborto propuesta por Gallardón.

  • Al parecer (la gorda) Elena Valenciano y (la fea) Elvira Lindo han desatado una campaña “ad hominem” contra el ministro del Gobierno del Reino de España, Gallardón. Les llamo “gorda y fea” porque ellas, aparte de ser obvio, no ahorran adjetivos con don Alberto.

  • También se suma a la campaña Arcadi Espada, pero para éste reservo un chapter muy especial que veremos si se atreven a publicar los jefes de la Bellpuig.

  • Las ínclitas obesa y feíta, respectivamente, afirman con desparpajo que la nueva norma obligaría a “hacer nacer a niños con graves malformaciones congénitas”. Afirmo aquí que esto es falso, inexacto, tendencioso y muy burdo. Dejo aquí el guante.

  • Hoy he leído a nosequien en lo tuister_666 pidiendo el aborto con efecto retroactivo para aplicárselo a Gallardón.
    Todo muy inocente.

    Lo malo de su debate alternativo marqués, es que si los asistentes aceptan el reto no será debate sino carajal, por mucho que nos esforcemos.
    Ocurre siempre con este complejísimo asunto.

    (Oiga, si le vetan la entrada monte una escandalera. Yo estoy deseando leerla).

  • Estimado Adapt, gracias; su enlace me ha ahorrado la peluquería. Asín de rizado se me ha quedado el pelo leyendo la noticia sobre los espeluznantes proyectos de la NSA esa. ¿Qué va a ser de todos nosotros, que cualquier día podríamos aspirar a ser unos sanguinarios terroristas? Estoy que no duermo…¡por Dios…!

  • Señorita (espero) Semisec, lo malo es que no se trata de un proyecto sino de algo que llevan tiempo haciendo, según he leído en otra fuente que ahora no recuerdo y no puedo enlazar.

  • Bonnie, que dice Montano que su artículo de mañana en ZoomNews se va a llamar “La motosierra”.

    Las rubias como musas, eso siempre ha sido así.

  • Contrasta la derecha liberal que representa Vargas Llosa hoy en su artículo sobre las últimas medidas de Mujica con la derecha casposa que anda estos días sublevando ánimos. Contrastan también las declaraciones de Berdoglio con las posiciones aireadas por estos ultras católicos.

    Es una broma de mal gusto que quienes no comulgamos con ellos debamos encima apoquinar lo que su trato de favor les exime de pagar. Broma que debemos agradecer tanto al PP como al PSOE.

  • marquesdecubaslibres 30 de dic de 2013 16:43
    También se suma a la campaña Arcadi Espada, pero para éste reservo un chapter muy especial que veremos si se atreven a publicar los jefes de la Bellpuig.

    ¿Quién dijo miedo?

  • Si se me permite la precisión la banda audible por el ser humano va desde los 20Hz. hasta los 20.000Hz, aunque ciertamente sólo llegan a tales extremos ejemplares jóvenes y que no hayan sometido a sus órganos auditivos a demasiada presión en decibelios, es decir ruidos fuertes.

    La tesitura del piano va del La mas grave que vibra a 27,50 hz hasta los 4.186 Hz del Do más agudo.

    Sin embargo se producen con la edad y las agresiones ambientales pérdidas de sensibilidad para ciertas frecuencias -si no me creen háganse una audiometría- que ocasionan entre otros efectos que algunos sonidos nos resulten ahora estridentes y molestos, mientras que hace algunos años no nos producían tales efectos.

  • Interesante entrada, he aprendido cosas, y no voy a leer nada de lo sugerido. Con mi ya antiguo El mundo de ayer, de Zweig, y mi doctorado en Marai tengo lo suficiente.
    Respecto a la serie fotográfica de Pirata, estoy a lo que diga Adapts, y añado que (casi) he decidido publicar y mostrarles mi serie de fotografías de moreras durante Noviembre y Diciembre, que para mí contienen más información relevante. También debo decir que posiblemente soy un sociópata de tomo y lomo.

  • No sé qué decirle Ximeno. Acabo de leer unos zumbidos de entre las 16: 36 y las 16: 49, que estoy segura de que hace años me habrían parecido zafios y horrísonos, aunque risibles, los típicos sonidos mamarrachos, y sin embargo ahora apenas los noto. La edad también te hace sabia de las orejas.
    Elvira Lindo.

  • Homero (Simpson) ya nos aclara que se dice nu-celar y no nuclear. Yo puntualizo que siempre me tildo de a-social en lugar de sociópata, confiando en que sea cierto y exista alguna diferencia.

    Yo dejaría de inundar pero están ustedes muy paraditos con esto de que se acaba el 2013 y estarán seguramente ocupados pergeñando proyectos.

  • Un amigo me ha regalado este libro creyendo que a lo mejor entendía algo. En efecto, no entiendo nada pero había copiado un párrafo para memorizarlo y luego soltárselo a cualquiera como conclusión a todo.

    Y ya que saca el tema, Adapts.

    A-socialismo:

    «El término insularización, recuérdese, nos había servido en primera instancia para conceptualizar la secesión de la humanidad de las hordas con respecto a la vieja naturaleza. Como segunda insularización habíamos entendido el uso del hombre por el hombre típico de las culturas superiores y la sociedad de clases, caracterizada por la dicotomía de la evolución en ofensivas zonas de grandes oportunidades y defensivas culturas paupérrimas. El tercer aislamiento insular produce, sobre el nivel de aquellas islas de grandes oportunidades, un individualismo postsocial, por así decirlo, que genera y reclama una elevada proporción de favorecimiento social como condición previa para retirar a los individuos del sistema que los produce. […] El socialismo se ha hecho realidad en forma de asocialismo».
    (Peter Sloterdijk, En el mismo barco. Ensayo sobre la hiperpolítica, Siruela, 2006 [1994], pp. 96-97).

  • Don Holmess, he sobrevivido a grandes eventos gastronómicos sin daño aparente. Como algunas de las presentes saben bien, la paridera de las cochinas es en tiempo de bellota y como los jabalíes no le hacen ascos a las cochinas lampiñas, se emplean en preñarlas para escarnio de los verracos, quienes han de salir por patas si no quieren ser desollados vivos. Los jabatos mestizos son fieras corrupias que no hacen más que daño en la piara y para colmo no tienen valor comercial.

    Resultado: todos los años hay que dar cuenta de dos o tres docenas de rayones alborotadores y pendencieros, porque los congeladores tienen sus límites.

    Un rayoncito acompañado de un vino tinto como este (90 puntos Paker) puede llegar constituir una situación que conlleve cierto estrés gastroencefálico.

  • Perdón por tardar, ProcuroFijarme. (Fui a hacerme la manicura por 8 € en los chinos abiertos, como el Señor Ibrahim, de 9 a 22.)

    Antes, tengo que precisar que mi kino-cultura es limitada y que el cine de Angelopoulos me gusta más que el de Greenaway (la puntilla me la dio ‘La ronda de noche’).

    A pesar de algunas escenas de sexo explícito, ‘Nymphomaniac’ Parte I no es pornográfica (lo será la versión completa, supongo) sino más bien moral (como otras películas de Lars von Trier). El diálogo entre ChGainsbourg (Joe-mayor) y Stellan Skarsgǻrd recuerda los diálogos de la Escuela de Atenas. Joe-joven parece autista.

    Me gustó ver la película pero no sé si me gustó la película: me pareció estar más cerca del ejercicio de algo que de lo que Búnin llamaba ‘respiración ligera’.

  • Esa sensación la tengo yo a veces y la prefiero mucho a la inversa: que la cosa sea buena y guste como cosa pero que no haya gustado haber estado degustando la cosa.

    Vi La Ronda de noche y creo que me gustó, pero estoy en duda y a lo mejor me dormí.

  • Procuro fijarme 30 de dic de 2013 20:30

    Esa sensación la tengo yo a veces y la prefiero mucho a la inversa: que la cosa sea buena y guste como cosa pero que no haya gustado haber estado degustando la cosa.

    Esa sensación que describe tuve viendo “Shoah” de Claude Lanzmann.
    Las diez horas.

  • marquesdecubaslibres 30 de dic de 2013 12:09
    En cada octava están las 7 notas (do, re, mi…) clásicas mas la 5 “intermedias”. Las 12 juntas son la escala cromática. Pero ocurre que el oído humano encuentra armonía fundamentalmente en diferentes combinaciones de las 7 notas clásicas, que por ese motivo se conocen como escala armónica. La música atonal, o dodecafónica, pretende que se haga música con las 12 notas, sin dar preponderancia a las que componen la escala armónica.

    He sido flagelado en distintos momentos de mi existencia (normalmente por profesores con gran amor a la música) con habitualmente larguísimas audiciones de música atonal. Larguísimas porque el tiempo parece pasar mucho más lentamente cuando se escucha a un plasta hacer variaciones sobre lo que, en condiciones normales, calificaríamos como ruido. La música atonal es perfecta para realizar bandas sonoras de acompañamiento a filmes de acción y/o terror: el protagonista entra en un vieja fábrica en donde le acecha el peligro y se escuchan extraños sonidos mecánicos que crean un clima de tensión creciente y desasosegante; sólo los espectadores espabilados se dan cuenta de que están escuchando música.

    Los puristas suelen despreciar los conciertos musicales con acompañamiento de imágenes, pero muchas veces son las imágenes las que acaban haciendo que la música sea asumible. Recuerdo qué gran cognazo nos parecía la música minimalista hasta que llega Philip Glass con aquella película, Koyaanisqatsi (que vimos porque la anunciaron como producción de Coppola) y entonces nos hicimos los modernos y “aprendimos”. Qué sublime nos pareció luego Nyman con El contrato del dibujante. Pues así todo. La cultura no es sino una digestión de experiencias inicialmente desconcertantes.

    Y hablando de digestiones. ¿Qué pasaría si un cocinero se dedicara a experimentar con sabores en donde el “gusto humano” no encuentra “armonía”? Es decir, con cosas que, directamente sepan mal. Sospecho que aprenderíamos. ¿No comen los esquimales pájaros putrefactos o (como he leído hoy a WFF) tocino de foca? ¿No saben el vino, la ginebra o el tabaco, la primera vez que los pruebas, a rayos? Pues eso es la cultura, aprender a tragar, distinguir y apreciar cosas que inicialmente saben a rayos.

  • Cierto Perro, en todo hay un proceso de aprendizaje y la “alta” cultura necesita mas. Tuve la suerte de que alguien me enseñara a escuchar los últimos cuartetos de Beethoven y a entender que era el cromatismo de la música de Debbusy. Así yo solito pude descubrir a Messiaen. Podría explicar experiencias similares con el vino o los toros. Siempre hay un maestro que nos inicia.

  • holmesss 30 de dic de 2013 21:05
    Proc, del amigo del libro se deduce con certeza su tremenda torpeza.

    Antes lo llamábamos oscuridad.

  • marquesdecubaslibres 30 de dic de 2013 21:10
    Siempre hay un maestro que nos inicia.

    Como decía ese otro maestro que no aparece por aquí, “la primera vez sin nuestro consentimiento”.

  • Mientras tanto aquí otro 90 de Parker de menos de 10 euros: Finca Río Negro 2009. Procedente de viñedos en Cogolludo (Guadalajara) a 1000 metros de altura, en el límite de donde se puede plantar vid. Contiene cabernet, merlot, shiraz y tempranillo del propio pago. Está finísimo, créanme.

  • Una vez vi (en el teatro) ‘El Cantar de los Cantares’ en lituano… (‘La liebre de la Patagonia’ me gustó.)

  • No había visto ese homenaje al Pac-Man en la ilustración hasta que he vuelto y me he puesto las gafas…mejorando por momentos el ilustrador.

  • Bonnie, que dice Montano que su artículo de mañana en ZoomNews se va a llamar “La motosierra”.

    Espero que no le dé por hacer de Hemaforito, Adapts.

  • Usted perdone Marqués es el Reserva 2006 de Monasterio de Las Viñas a unos míseros 4.35 € en el carrefús del Corte Ingles. Compré 10 cajas y encima me salió el efecto rebote, lo que quiere decir que me daban una tarjetita de regalo del 50% del importe. Un chollo, vamos.

  • No se ofendan, pero lo de los vinos y el señor Parker es la gran descojonación.

    Bueno, la cultura en general y los vinos en particular son una muy grande descojonación.

    (Proc, lo de los pájaros va de coña. Tienes razón, tienen toda la pinta de ser estorninos.)

  • Si bien, a mi parecer este vino, a pesar de su marcada presencia de pimienta en boca, le va a dejar más bien frío. La garnacha es una casta que sólo saben tratar bien en L´Ermita de A. Palcios y pocos sitios más, su tendencia a la sobreoxidación la convierte en una bomba de relojería. Aunque a estos precios…

  • Don perro, no se preocupe, Parker, Peñín et alli, son meras referencias: un día está uno en labores de aprovisionamiento, se da una vuelta por la bodega y se encuentra con 486 etiquetas diferentes, cada una de su madre y de su presunto padre, si por desgracia no tiene a mano a un amigo como el Marqués que haya probado con aprovechamiento más de cuatro o cinco mil vinos ¿Que haría usted? ¿Pinto, pinto, gorgorito…?

  • Yo, Ximeno, hago como las señoras en la charcutería, “déme un jamón que esté bueno, pero que no sea caro, eh…”

  • Ya… pero hay sitios, mismamente en mi lugar de residencia, en el que uno se arriesga a que le recomienden un “pitarrita” mu güeno que hacen en el pueblo de mi cuñao… cosas de esas.

    Responsables de bodega que reconocen que nunca beben vino, que ellos son mas de cerveza y si acaso “argún cubata pa rematá”

  • No saben ustedes lo que significa saber que nunca jamás podré acompañar una buena pitanza con vino, aunque sea Don Simón.

  • Por decir algo, con permiso, y ya que D. Ximeno ha mencionado a Pepe Peñín, le diré que este prescriptor me contó una anécdota muy graciosa, allá por los ochenta. Al parecer, encontrándose en Sudáfrica informándose de cosas de su oficio, se le ocurró acudir a un partido de rugby y, ni corto ni perezoso, como era muy progre decidió presenciarlo con los negros, en su tribuna reservada. Tras preguntarle estos qué coño hacia allí, lo llevaron a hostia limpia hasta la de los blancos. Y, lo mejor, es que se descojonaba de risa contándomelo.

  • Hay que ordenar el mundo que se acaba un año y yo no tengo más paciencia.

    A ver si la señorita Bella va acendrando, Lucio cero pone música sea o no con una gorda y el piano y Gengis nos dice buenas noches.

  • ¡¡¡Chicos, chicos y adorables damas, espero, quiero que el próximo año os traiga tantas risas como amantes y mucha salud para disfrutar!!!

  • ¡Conio! que se acaba el año. ¿En que estaría yo pensando?

    Les deseo salut, amol y perricas. (Inmortalidad también ya puestos)

    (Lo que te deseo a ti Bella Tare tu ya lo sabes y no lo puedo ECSPONER aquí)

  • ¡Vaya me lo han quitado de la boca!
    Les deseo que disfruten de lo lindo y que coman bien y beban mejor.
    Yo para esta cena de Nochevieja voy con un Lagar de Cervera, un Prado Enea, un Viña Ardanza y un Egly Ouriet Grand Cru, que es lo que me voy a tomar yo, el resto para los hombres, como dice el Marqués.

    El rugby me parece un juego increíble, cómo esos mastodontes se elevan como gráciles bailarinas para recoger un balón con forma de melón y chocan cornamentas y cuerpos sudorosos en una melé.¡un auténtico espectáculo de testosterona!

  • Mi propósito para el año entrante es contactar con un conseguidor que finja mi muerte, borre todo rastro y así sólo pagar impuestos a este puto tinglado estatal, elefantiásico y corrupto, cuando tenga que aparcar en la O.R.A.

  • Permítame que me ría, es decir que «manifieste regocijo mediante determinados movimientos del rostro, acompañados frecuentemente por sacudidas del cuerpo y emisión de peculiares sonidos inarticulados» (DRAE, 22ª ed., s.v. reír).
    El diccionario es maravilloso. Gracias, Señor, por el diccionario.

  • Mi propósito es más mundano, querido Adapts: Voy a tener la ropa recogida en el armario, ordenada por colores y los zapatos, botas y botines en sus correspondientes cajas apiladas alfabéticamente por el nombre de la marca.

  • Y gracis, Señor, por el francín y por los buenos ratos y por los cabreos y por todos ustedes que, como diría Tareixa (a lo mejor, Tareixa me corrija si no) sois un amor, y yo no lo digo pero lo pienso.

  • Mi Bello Propósito: alcanzar la paz interior y si no, la eternidad.

    (buen título: ‘Del fondo del mundo prostituto sólo amores guardé para mi puro’)

    Besos y abrazos, según corresponde.

  • Me encantan los nuevos propósitos mi querida Procurofijarme. Y tengo uno tan repetitivo como un sueño, que Freud tendría que mirármelo:

    Voy amar no solo a cuanto erizo u ornitorrinco encuentre, también a perros, gatos y personas humanas que saluden a sus vecinos. Y a la humanidad entera, incluidos los arquitectos, filósofos y algún que otro economista

  • Solo me paso para.

    Pozezo: Feliz Año nuevo, alcanzamos la primera cartocena del siglo XXI, y ya saben que catorce catorcenas hacen una gruesa; si no lo sabían, es que no han leído Astérix y el Caldero.

    Mi propósito para 2014: pasarme más por aquí – sí, es una amenaza.

  • Feliz año, majetes. La Srta. Bellpuig nos ha enviado una felicitación, pero no sé qué he hecho que la he mandado a la papelera. Sorry.

  • Perdone perroantón: estaba yo para tirar cohetes hasta ahora. Eva Cassidy, qué vida truncada. Por mi parte, acabando el Maestro y Margarita que se repetía en las listas listas de las damas lectoras, un poco estupefacto (hay un gato que habla como en un libro de Haori Mevoialakami).
    Sean felices.