Los hijos de mis amigos muertos

poya
Por Gómez.

Para Viejecita

Ayer volví a verlo.

Supongo que con 16 años era normal que aún nos comportáramos como unos críos, como dos chavales de la zona alta que aún se aferraban de alguna manera a su infancia. Quiero decir que los sábados y domingos por la tarde bajábamos al Barrio Chino a comprar unos canutos…

…e íbamos a fumárnoslos en las atracciones del Tibidabo como si todavía fuésemos niños.

Llegábamos a una de las peores calles del Raval –San Jerónimo– con nuestras flamantes motos y nuestra ropa de marca, tratando de hacernos los duros con aquellos peligrosos camellos callejeros. Debían de tomarnos por idiotas. Pero nunca tuvimos ningún problema. Siempre nos dieron aquello por lo que pagábamos.

Justo después de comprar el material, liábamos todos los porros en un parque cercano y los guardábamos en un paquete de tabaco. De ahí a las atracciones. Encendíamos uno en la noria, otro en las montañas rusas, en los autos de choque… Y así.

Eran unas tardes increíbles. Mágicas.

Nuestra atracción preferida era una especie de castillo del terror, llamada “La Casa de las Sorpresas”, que se recorría a pie. Una de las salas era un infierno simulado: un infierno con calderas, demonios e incluso un suelo de piedras ardientes, iluminado con luces rojas. La decoración merecía un diez… Nos gustaba escondernos en un rincón de aquel averno de cartón piedra a fumar y charlar… Nos gustaba aquel lugar, por encima de cualquier otro.

Supongo que en realidad nos ocultábamos todo el tiempo. Ni siquiera tengo muy claro de qué.

Poco después de aquellas tardes, me alisté en el ejército y ya nunca volví a andar por ahí con mi viejo amigo de la infancia. Tomamos caminos diferentes, y para siempre.

Al encontrármelo por casualidad, ayer mismo, después de veinte o quizá veinticinco años sin saber ni una palabra de él, no pude evitar que se me escapara un ¡Coño, estás vivo! que me salió del alma.

Y nos dimos un abrazo. Aunque auténtico, fue un abrazo algo torpe y desmañado, de gente no acostumbrada a darlos. Ya saben… Pero lo que cuenta, según dicen, es la intención.

La verdad, sí creía que estaba muerto. Era lo más lógico dado su extenso currículum. Se le veía algo cascado, pero servidor de ustedes también está muy lejos de ser ningún pichón.

Pero nada había podido con él. Es el superviviente por antonomasia, el Bear Grylls de la fiesta. El último tipo duro de la ciudad. Indestructible.

Nos conocemos desde el mismo parvulario. Cinco décadas ya. Vivíamos, por si fuera poco, en la misma calle, si bien no nos prestamos demasiada atención hasta que cumplimos quince años y empezamos a desmadrarnos.

Lo más destacable que recuerdo de él en nuestra etapa escolar fue, en octavo de EGB, cuando realizó una enorme pintada en una pared del pasillo con un espray:

“ESTOY HASTA LA POYA”, escribió.

Rápidamente avisaron a nuestro profesor. Éste se quedó mirando el grafiti con aire pensativo y, al instante, exclamó:

—Ha sido D…

Ni Poirot la habría clavado con más tino. D… era mi amigo y la i griega lo había delatado. Fue expulsado del colegio.

—¿Y tu mujer? —le pregunto. La última vez que lo había visto, en los 90, se acababa de casar.
—Murió –dice.
No añade nada a la información y yo tampoco le pregunto.

Fuimos a tomar un café. Durante más de una hora permanecí escuchando, embelesado, los diferentes avatares de una vida de película, avatares que incluían estancias en cárceles de países exóticos, granjas de desintoxicación (en España, Francia y Bélgica), detenciones y fugas rocambolescas, períodos de fortuna o historias que no puedo relatar ni aquí ni en ninguna otra parte.

Casi no abrí la boca en todo el tiempo.

La que más me gustó de todas sus historias fue una que le sucedió en la Venezuela de Chávez. Concretamente en Isla Margarita. Mi amigo pasó toda una noche en la habitación de su hotel, atisbando por la ventana cómo una patrulla de la policía secreta montaba guardia en un coche, a unos metros de la puerta, para detenerlo en cuanto intentara acceder al recinto. Lo que los policías ignoraban, claro, que, gracias a un oportuno soborno a un recepcionista, en realidad llevaba todo el día escondido dentro de su habitación y que, por tanto, su problema era el no poder salir mientras estuvieran por ahí. Permaneció escondido cerca de diez horas hasta que pudo huir.

Quién nos iba a decir cuando contemplábamos la ciudad iluminada a nuestros pies desde la noria del Tibidabo, hasta qué punto iban a complicarse las cosas.

—Tú sí que fuiste listo —me dice. Y sé a qué se refiere.

—No creas –digo.

Pero sí, supongo que lo fui.

Está prejubilado. Heredó, además, unas cuantas propiedades cuando murieron sus padres. Así que en la actualidad es una especie de rentista desocupado. Había dejado la mala vida hace apenas unos años. O sea, que con cincuenta largos todavía andaba metido en el asunto como un adolescente.

—¿Y con quién te ibas de juerga a los cincuenta? –le pregunto.
—Con los hijos de mis amigos muertos.

Hacemos una pausa en la conversación. Llegado este punto, ya no sé muy bien qué decir.

—¿Cómo se llamaba aquel tocadiscos que tenías en casa de tus padres?– pregunta.
—¿Mi tocadiscos…? Bettor –digo por fin, algo extrañado por la pregunta–. Bettor Dual.

No había pensado en ese tocadiscos durante los últimos cuarenta años.

Llega por fin la hora de marcharnos. Otro abrazo, tan torpe como el anterior…
—Cuídate mucho –le digo.
—Eso me dicen las enfermeras del ambulatorio –ríe–. Que me he de cuidar, que soy el último que queda vivo.
Lo miro alejarse. Y un pensamiento negro, sombrío, cruza por mi mente como un pájaro de mal agüero.
“No volveré a verlo”, me digo. Intento alejar la idea de mi cabeza, pero regresa de nuevo.
No volverás a verlo —repite la voz.
Espero que no sea así…
Sigo mirando cómo se aleja mi viejo amigo, y continúo con la vista fija allí incluso después de haberse perdido entre la gente.

155 comentarios

  • ¡¡¡ Qué Gozada !!!

    Es una historia preciosa, y no sé si tristísima, o, al contrario, con esa perspectiva de lo que es la supervivencia.

    Y muchísimas Gracias, Gomez, por la dedicatoria.
    ( Pero, como buena adicta, sigo pidiendo ¡ MÄS , por favor )

  • Todo muy bien, Gómez, gracias por su texto. Tengo un Bettor Dual en mi casa de Galicia, hace pocos años todavía funcionaba.

  • Me pregunto sobre el interés que puede tener el relato de vidas insignificantes y tediosas. Lo debe tener, pues constituye casi un género que cuenta con algunos seguidores. Esta especie de contra-épica parece considerarse como progresista o literatura de izquierdas. En el cine tiene parangón con tediosas películas muy del gusto de directores españoles jóvenes o directamente comunistas como el británico Ken Loach.
    Me aburre solemnemente, quizás porque soy de derechas y poco sensible.

  • Buenos días a todos y muchas gracias a todos por sus comentarios y su atención, especialmente a aquellas que consideran mi vida tan insignificante y aburrida como para haberse obsesionado con ella hasta el delirio. Como ya dije, y alguien dijo antes que yo, en el Evangelio de San Mateo se consuela a todos.

  • Nunca pensé que en realidad fueras pijo de origen Gómez. Te hacía de barrio obrero.

    Lo de salir con los hijos de tus amigos muertos lo veo, es típico de adicto que sigue adelante, no importa con quien. ¿Se ha muerto tu padre? vamos a homenajearlo.

  • Cada día me resulta más asfixiante vivir en esta sociedad castradora, estatalista y sobre todo aceptada por el ejército de pussies con el que convivo.
    La libertad es un concepto mayor, básico, por el que pelear y hasta morir, nunca pensé que me la iban a robar a base de mediditas, una tras otra, que todo dios acepta porque es idiota o porque no entiende lo que es.

    ¿Creíais que no se iban a atrever? Saben que pueden.
    Prohibido fumar en LA CALLE. Creo que es en Lérida, por el bien de los ninios, para no darles mal ejemplo.
    Prohibido fumar mientras conduces, es potestad del agente, juez Dredd, decidir si te multa o no. (Lo leí en un foro de transportistas, creo que no es fake)
    En Alemania los jueces han determinado que es legal que las patrullas de la Sharía sigan intimidando a los ciudadanos.
    ¿Creéis que no es importante? Es la hostia de importante.

    Es tu libertad imbécil.

  • Sobrevaloramos las películas de acción. Esas películas que te dejan sin aliento, en las que cada fotógrafa resulta exténuante y rellena y sobrecarga la capacidad de atención como si fuera necesario que algo pasara para llenar encuadres.
    La vida es una determinación que obliga a seguir estando.
    Pero puedes estar en movimiento o quieto. Hacer o contemplar. Contemplar y hacer si eres capaz.
    Si algo se puede mejorar.
    Me gustan esas películas que toman prestado del teatro la acción reducida a un solo lugar y que lo deja cambiar a un ritmo natural de climatología, el transcurrir del tiempo con una acción prolongadamente estática, regodeándose en el entorno, explorando la situación con respecto a la inacción física.
    En eso Gómez puede dar mejores referencias que yo.
    Las vidas llenas de experiencias no son más que un enorme vacío rellenado de fotogramas cuando lo que deseabas es que pasara lo que no te pasa.
    Gracias por dedicarle una entrada a Viejecita.
    Se lo merece.

  • JrG ( 8’58 )
    ¡ Que apuro !
    Y no, no me merezco ninguna dedicatoria por leer y disfrutar de los textos y las imágenes tan estupendas que escriben o enlazan algunos de ustedes aquí, y por decirlo. Con mi agradecimiento.

    Me vuelvo a mi maldito lunes…

  • Sí, jrG. Una película de dos horas y media sobre un hombre que, sentado en la mecedora de su porche, contempla el horizonte cambiante en la lejanía mientras bebe una cerveza y reflexiona sobre el daño que le estamos haciendo al planeta seguro que sería la leche.

    Es broma, entiendo lo que pretende decir.

    Bueno, en cine hay dos divisiones tan esquemáticas como clásicas: el cine de situaciones y el de personajes. En el primer extremo podríamos situar a Hitchcock como ejemplo paradigmático. En el segundo, no sé, ya que estamos con extremos, a Bergman. O incluso a Woody Allen cuando jugaba a ser Bergman y escribía aquellos melodramas insoportables, tipo Otra mujer o Septiembre, en los ochenta. Si no me equivoco, fueron los franceses de Cahiers du cinéma, con Truffaut a la cabeza, los primeros que reflexionaron sobre estas cuestiones.

    La primera división, precisamente por lo plano que pueden resultar los personajes al cargar la película en la trama y las diferentes situaciones de acción y suspense, suele requerir de estrellas más que el segundo para funcionar. Nadie habla de aquel publicista al que le persigue un avión en pleno desierto, o del vaquero que odia a los indios y ha de rescatar a su sobrina raptada por los comanches. Dicen: “Sí, cuando a Cary Grant le intenta matar un avión de fumigación” o evocan a John Wayne en su ciega persecución de Cicatriz.

    Todo está, como siempre, en la maestría con que se dirija uno o otro. A John Ford, por ejemplo, bien se le puede considerar por mil razones como el padre del actual cine de acción. Sin embargo, era capaz de contar una historia, en este caso de amor, con un solo plano (m 4), mientras que la mayor parte de directores necesitarían cinco minutos de diálogo y una subtrama completa para expresar un sentimiento análogo de un personaje hacia otro. El ejemplo, no por repetido mil veces, deja de constituir toda una lección de cine.

    Cine, sin adjetivos.

  • “Con los hijos de mis amigos muertos” es una maldición muy buena.

    Supongo que en realidad nos ocultábamos todo el tiempo. Ni siquiera tengo muy claro de qué.

    Esto también lo he reconocido.

  • Esos gitanos modernistas y artístico-decorativos de la caja de galletas son una preciosidad. Cuántos tiquismiquis de la depilación estáis en el mundo. A la mujer barbuda de lejos se la saluda.

  • Una vez estaba en el cine viendo una película francesa de culto. El protagonista iba a la playa (no mataba a ningún árabe aunque hiciera mucho calor), luego se tomaba un helado y luego se iba al gimnasio. Luego se encontraba a uno que lo saludaba pero no lo conocía y luego se encontraba un amigo de la infancia un poco raro.
    En ese momento grité: “Viva Spielberg” y me salí de la oscura y tediosa sala.

  • Yo vi en una sesión doble una italiana de unos soldados que violaban un melón, y otra de un anciano homosexual que no se atrevía a salir del armario y se obsesionaba hasta enloquecer con un tipo, también talludito pero todavía no senil como él. Un plagio de La muerte en venecia aunque con más risas. Las vi las dos.

  • Estoy en la fábrica, hace mucho calor y no se ve un alma. He bajado a fumar al patio y me he tropezado con un zorzal muerto junto a la puerta.
    Qué mal royito, que me diga royito.

  • Lo que planteó es que escribir de forma manierista sobre asuntos sin interés es aburrido. Me gustaría conocer opiniones, este ha sido un tema clásico de discusión en Chopsuey. Me gustaría que Gómez se explicará sin recurrir a sus exabruptos habituales, soportar la crítica sin caer en el insulto ridículo (anciano homosexual ??) es de personas equilibradas. Me parece estupendo que Viejecita sea una entusiasta de esta gastada prosa pero a buen seguro que no todos opinan igual.

  • Qué bueno, Gómez.

    historias que no puedo relatar ni aquí ni en ninguna otra parte.

    Cuente, cuente, al menos las que hayan prescrito o las que puedan disimularse con iniciales y/o lugares y fechas cambiadas.

  • Gómez es un narrador brillante. Siempre destaco sus peripecias nocturnas, que cuenta con gracia sin par, pero también tiene un registro elegíaco en el que duelen el paso de los años y, cuando cambia el tiempo, las secuelas de los golpes recibidos. Como dice Viejecita, sería un placer leer sus memorias (que ya nos va obsequiando aquí en entregas sucesivas, por otra parte).

  • marquesdecubaslibres
    Lunes, 17/07/2017 a las 12:41
    Me parece estupendo que Viejecita sea una entusiasta de esta gastada prosa pero a buen seguro que no todos opinan igual.

    Marqués :
    ¿ Desde cuando a un Señor, Individualista, y de Derechas como Usted , le importa un pepino lo que opine ” el consenso de la mayoría “?.( ¿ O sea, la chusma ? )
    Que a usted no le gusten algunas películas, o algunos relatos que no le dicen nada porque no los ha vivido, pues es usted muy dueño.

    Pero, por ejemplo, esa escena , de My Darling Clementine, en que el Sherif Henry Fonda está sentado en su mecedora, balanceándose despacito mientras contempla el horizonte, es inmarcesible. Y es el perfecto contrapunto para las escenas de tiroteo en el OK Corral. Como la escena de “The Searchers” que enlazaba Gomez esta mañana. Una escena donde casi no pasa nada, pero ese casi es importantísimo.

    Y conste que a mí me gusta mucho Spielberg . Sobre todo, hasta “El Imperio del Sol” . Para mí, su mejor película, ( que me parece que como la pusieron verde los críticos , y fracasó en taquilla, el hombre se acoquinó y se dedicó desde ese momento a hacer fábulas morales y didácticas ; una pena )

  • Chino, lo leí hace una porrada de años y me gustó. De Stevenson me encantaban las dos novelas de David Balfour, Secuestrado y Catriona, ambas en la inolvidable colección Tus Libros de la editorial Anaya.

  • Oiga marqués, ¿por qué es un exabrupto la expresión “anciano homosexual”? O es que los homosexuales no envejecen nunca. Nu sé, vamos.

  • Es cierto que me sorprende la pasión por las series y por los relatos anómicos que aquí se prodigan. Quisiera entender este entusiasmo por las cosas repetitivas y previsibles. No se me alcanza, la verdad.

  • Es un exabrupto porque se usa de forma peyorativa al ser mas que evidente que ni soy un anciano ni homosexual. El comentario destila maldad, odio y falta de forma manifiesta a la verdad.

  • También me tilda de “enfermo” por haberme permitido decir que aburre con sus escritos.
    Pienso que la permisividad de los administradores con esta conducta les hace cómplices de estos desatinos.

  • Marqués :
    Estoy convencida de que lo suyo es pura pose, porque le divierten las peleas, y últimamente, en el Chop Suey , con eso de alguna ausencia notable, se pelea poco.
    Porque : ¿ Le parecerían mejor esos relatos que contasen como se organizan las hormiguitas para poder cumplir con su papel social en el hormiguero ?
    Me apuesto algo a que no, y a que diría usted algo así como : “ Pues ahora, haga un bizcocho, pero no lo cuente ” Y tendría toda la razón.

  • Abrazos de vuelta para Esporádico, Monty de Parabere, etc etc. ( Usaba varios nicks, y le llegué a conocer en persona )
    Muchas Gracias Álvaro

  • Pero que no se preocupen mis seguidores, fans y jóvenes y viriles exégetas: en la próxima entrega –que ya estoy ultimando– vuelvo al género que me ha hecho figura de culto en los blogs españoles y andorranos con el texto titulado Loca Academia de Portería VI, tortazos, patadas en el culo y carcajadas aseguradas. Tienes la entrada prohibida si no te descojonas de risa.

  • Por cierto, Viejecita, la escena que cita de My darling Clementine no figuraba originalmente en el guión. Por lo visto, mientras se preparaban para rodar la escena, Ford pidió a Fonda –que se encontraba sentado– que se recostara en la silla y colocara una pierna en el poste. Luego la otra. Después, que cambiara la posición… Y la cosa se convertiría al cabo en la legendaria coreografía que todos conocemos.

  • A ver, resumiendo, o bien:
    -los lectores de Chopsuey están encantados con los bodrios de Gómez, incansable repitiendo las mismas chorradas hasta la extenuación.
    O bien:
    -los que opinan como yo prefieren, por caridad, mantener un prudente silencio.
    En ambos casos: me niego a ser cómplice de esta calamidad y me despido de ustedes. Si quieren algo de mí sepan que me refugiaré donde el “pochas”.
    Hasta siempre.

  • A veces no sé si las broncas van en serio o en broma (ni siquiera las que yo tengo). En el caso de que fuera en serio, la pérdida del Marqués sería irreparable. Por cierto, doy fe de que ni anciano ni homosexual: en excelente forma física, divertido, inteligente, generoso, sensible y sentimental. ¿Se puede pedir algo más?

  • Pirata Jenny
    Lunes, 17/07/2017 a las 15:02
    A veces no sé si las broncas van en serio o en broma (ni siquiera las que yo tengo). En el caso de que fuera en serio, la pérdida del Marqués sería irreparable. Por cierto, doy fe de que ni anciano ni homosexual: en excelente forma física, divertido, inteligente, generoso, sensible y sentimental. ¿Se puede pedir algo más?

    Sí: Que no se vaya.

    Además, en estos momentos, La Argos no sería un buen refugio. Que entre “La Pasión de Separatistas”, los Podemitas, La negación de Carmena a conmemorar el asesinato de Miguel Angel Blanco, además del calor de estos últimos días, el ambiente allí está apesadumbrado y pesimista. Para refugiarse en estos momentos, mejor un sitio de submarinismo, o así.

    Claro que tampoco veo al Marqués refugiándose en ningún sitio. Más bien dando refugio y cobijo a otros…

  • Muchas gracias, de nuevo, Gomez ( 14’24 )
    No conocía la historia de esa escena, y mira que me requetechifla. Y es que, Henry Fonda , es mi actor favorito de todos los tiempos. Que verle andar, así , como si estuviera colgando de los hombros, o cambiar de pierna en su mecedora, con su cara inexpresiva, es veinte veces mejor que ver a Gene Kelly haciendo muecas mientras baila… Claro que Fonda es igualito que mi padre , ( que se murió con 46 años, cuando yo tenía 12 ), y parte con una ventaja enorme.

  • Chino Cudeiro
    Lunes, 17/07/2017 a las 13:06
    Me recomiendan el libro En los Mares del Sur, de Robert Louis Stevenson, en la edición de Valdemar. ¿Alguna opinión?

    Cualquier libro de Stevenson merece la pena. Y ese en particular, también.

  • COMUNICADO
    Los señoritos directores me informan de la cancelación del encuentro Pinkfloys 2017 por motivos técnicos.

  • Penoso.
    Escenificar peleas, como ya comenté, entre gente a la que admiraba, sólo produce lástima. Sea cierta o sólo una apología del despropósito. En cualquiera de los casos, gruesa y demasiado soez sobradamente grosera y sin fundamento.
    Nos hemos quedado sin refugio.
    Se ha logrado una vez más¡¡¡¡
    MIERDA.
    Si no es cierta, es una infantilada de periódico amarillo y revista rosa.
    Una verdadera desilusión.

  • Los que hemos escrito algunas portadas tenemos que reconocer que no siempre estamos a la misma altura (los administradores han debido aplicarnos más mano dura).
    Gómez ha escrito algunas de las que a mí me han resultado más interesantes. En general, porque siendo de ficción, su concordancia entre forma y contenido es notable. Su oficio no deja muchas dudas.
    Hoy (por pensar en un amigo) he leído mal el título. Y “Los hijos muertos de mis amigos” no me han dejado leer con tranquilidad el texto.
    Como se viene diciendo, ya siento.

  • viejecita es la bomba. Administra sus fincas, hijos y nietos, cocina, plancha, escribe en blogs y… ¡es el terror de la Comisión de Peticiones del Congreso de los Diputados! Reclama a presidentes de Autonomías y prebostes temporales de cualquier signo y género.
    La bomba.

    (ya siento)

  • Lamento disentir, pero a mí Los mares del sur me pareció lo más flojo de lo que he leído de Stevenson. A este respecto, creo recordar que el propio Oscar Wilde escribió, pensando en el autor de La isla del tesoro, un epigrama en el que venía a decir –tendría que buscarlo– que, por regla general, retirarse a vivir en un lugar paradisíaco y producir buena literatura son dos ambiciones antagónicas.

  • ¡ Vaya por los dioses , tío cascarrabias !.
    Muchísimas gracias, pero ya estoy cada vez más gagá, fané y descangallada , así que, ya no le doy miedo a nadie…
    Ya me gustaría a mí , además, seguir creyendo, como creía hace pocos años, que podíamos hacer algo los de a pié, y que alguien nos escucharía, nos daría la razón, y se nos unirían más. Que, en el Recurso de Amparo ante el T.C., por considerar que la declaración independentista del Parlament había vulnerado nuestros derechos , el TC nos dijo que no éramos quienes, La Defensora del Pueblo , ( nos contestó una señora independentista ) , también, el Fiscal nos dió la razón de palabra, pero luego, a la hora de la verdad, también nos mandó a hacer gárgaras.
    Lo malo es que seguimos hasta el Tribunal Europeo, y Lo Mismo.

    Cuando haya otro intento por parte de alguien, lo apoyaré con las fuerzas que me queden, pero ya no vuelvo a dar la cara yo.

    Y yo si que también digo
    Ya siento

  • Gómez
    Lunes, 17/07/2017 a las 18:30

    Estoy de acuerdo, es floja. Pero en Samoa escribió una mano a mano con su hijastro que no estaba mal. Ahora voy contrarreloj y no me da tiempo a buscarla.

  • O sea que Viejecita, bloguera tan asidua y habitual aquí como en la Argos, considera que para el Marqués de Cubaslibres “en estos momentos, La Argos no sería un buen refugio porque “entre ‘La Pasión de Separatistas’, los Podemitas, La negación de Carmena a conmemorar el asesinato de Miguel Angel Blanco, además del calor de estos últimos días, el ambiente allí está apesadumbrado y pesimista”.

    En realidad Viejecita está haciendo un elogio del blog de Santiago González, que es un termómetro fiel de lo que está sucediendo en la España actual y que refleja, con preocupación y un punto de pesimismo, la deriva que van tomando los acontecimientos desde una mirada crítica e independiente, con una defensa permanente de las víctimas del terrorismo, de la España constitucional y de la libertad.

    Administrar un blog debe ser una ardua y complicada tarea que deben lidiar cada día los directores de Chopsuey y el propio SG en la Argos. Los lectores y usuarios no debemos sino agradecer su desinteresada dedicación y paciencia.

  • Lo que quería decir, Comerciante de Ultramarinos , es que, si uno busca en este momento un refugio respecto de la realidad, La Argos no le va a servir como tal refugio, que, justamente, la Nave está muy pendiente de la tristemente incierta realidad política, económica, y moral que tenemos en estos momentos en España.

    Y, por supuesto, el decir esto no suponía que no agradeciera a Santiago Gonzalez, ni a los Administradores del Chop Suey su dedicación y paciencia con todos .
    Ya siento

  • A ver cómo lo digo.

    No todo el mundo tiene la misma forma de estar en el mundo. Unos son más florentinos, otros más venecianos, unos son una flor y otros la cagan cada vez que abren el pico, y hay unos cuantos que cada vez que nos mordemos la lengua nos envenenamos. Dicho esto, lo que se espera de todos nosotros es una cosa muy difícil: tener criterio y sentido del humor; ser graciosos; no dar la chapa con moralinas; escribir bien; soportar las bromas pesadas; tener criterio político; saber de arte, cine, literatura, poesía persa y vulcanología submarina; aguantar las críticas inmerecidas y los merecidísimos halagos empalagosos, críticas que ofenderán a unos y halagos que molestarán a otros… En fin, no me enrollo, lo que se pide es inteligencia, prudencia y elegancia. No se puede ser sublime sin interrupción, pero hay que intentarlo. Piensen lo divertido que serían unos Papeles de Çhøpsuëy con los comentarios borrados por la Srta. Bellpuig por insultantes. ¿Lo que nos íbamos a reír, eh? «Verba volant scripta manent». Que quede sólo lo mejor.

  • jrG
    Lunes, 17/07/2017 a las 17:08
    Penoso.

    JRG, si no recuerdo mal, fue a usted mismo a quien el Marqués contestó no hace mucho, cuando usted se sorprendió de verlo aparecer a las pocas horas de haber anunciado su despedida definitiva, que hacer tal cosa es una vieja y respetada costumbre de esta casa. Le aseguro que él no es ni mucho menos quien la ha practicado con más frecuencia y convicción. De hecho, yo diría que ya está de vuelta.

    Perro, gracias por traer eso de Horrach. No tenía ni idea, y a pesar de todo lo visto ya, me quedo a cuadros. Estas cosas dan buena medida de la cantidad de basura que Podemos ha logrado introducir con éxito en los más variados rincones, y también de la desgracia que Sánchez supone para todos. La señora que preside Baleares fue, es, uno de sus más sólidos apoyos. Me refiero exclusivamente a la multa. Si el concejal cree que Horrach ha dicho sobre él cosas que no debía, hace bien en querellarse a título personal. Espero que tenga ocasión de comprobar que los tribunales no son twitter.

    El artículo de Redondo Terreros es estupendo para variar, pero me quedo con esto: “Son varias las razones que han llevado a los distintos grupos políticos a oponerse a recordar a Miguel Ángel Blanco. Los primeros son los concejales socialistas, de aquí y de allá, que se han negado a participar en los actos institucionales en su recuerdo (…) Las razones de este grupo podríamos abarcarlas bajo el epígrafe de ignorancia y sectarismo, y esa mezcla siempre produce, aun sin quererlo los protagonistas, un resultado inmoral”. ¿Aun sin quererlo? ¿Eso qué significa exactamente tratándose de cargos públicos? Está bien que exhiba lealtad hacia su partido, pero tanta condescendencia no puede ser saludable.

  • Siento llegar tan tarde para censurar. Con lo que a mí me gusta… Sobre la disputa, no hay mucho que decir, así que me gustaría retomar el tema propuesto por el Marqués: «Lo que planteo es que escribir de forma manierista sobre asuntos sin interés es aburrido». Dejando de lado lo del manierismo, he descubierto que los asuntos sin interés me interesan mucho. Quienes hemos tenido una vida muy aburrida y sin sobresaltos, la típica del que se levanta a las seis para ir a currar, regresa a comer, vuelve a marcharse y vuelve para cenar e irse a dormir, y así todos los días, valoramos mucho Blade Runner, pero también a José María de Pereda. Lo que nos gusta es que nos cuenten cosas que no hemos vivido, y como no hemos vivido nada, todo nos lo tragamos. Voy a poner un ejemplo: Stella Blagoeva. Fue una comunista búlgara. Su padre, uno de los fundadores del partido en su país. Su madre, una activista feminista. Tres hermanos, dos chicos y una chica. Los chicos murieron, uno en la Gran Guerra, el otro a manos de la policía tras el atentado terrorista en la catedral de Sveta Nedelia. El marido de Stella murió también a manos de la policía tras ese atentado. Stella terminó trabajando en la sección de cuadros de la Komintern: recogía, estudiaba y clasificaba las «autobiografías» que todo exiliado en la URSS tenía que escribir narrando su vida como miembro del partido en su país. Lo sabía todo de todos. A partir de ahí, su vida se resume en un listado de puestos que terminaron haciéndola embajadora de su país en la URSS y en Mongolia. Será todo muy interesante, porque parece el epítome de la azarosa vida de un revolucionario pero en el fondo es un coñazo. Te cuentan así la vida de cualquiera, y terminas durmiéndote al segundo «y entonces…» Pero saquemos el microscopio, amigos. Y veamos a Blagoeva desde el costumbrismo, desde la intrahistoria:

    Suena el teléfono. ¿Será una equivocación?… Tomo el auricular y oigo hablar en español. Es una voz ronca de mujer, constantemente interrumpida por una tos honda. […] —Perdone un momento, camarada Luis — me dice —. Descuelga el auricular y comienza a hablar a gritos y a toser y toser. Mientras tanto observo cuanto me rodea: dos retratos, dos cajas fuertes, varios armarios llenos de carpetas con papeles y humo, mucho humo. Estoy en el despacho de la camarada Blagoeva, responsable del sector latino de la Sección de Cuadros de la Internacional Comunista.
    Ella, mientras tanto, habla, fuma y tose. Yo espero. […] Me mira y la miro. A pesar de su aspecto horrible, esta mujer me es simpática. […] Avanzo rápido. Blagoeva me sigue mientras fuma y tose. Me detengo ante la entrada. Blagoeva llega con su fatiga y su tos. Se detiene, toma aliento y llama. Han sido unos golpes delicados, rítmicos como su tos, pero respetuosos. […] Blagoeva, mientras tanto, traduce, fuma y tose. Yo escucho. […] Un piso, dos, tres… Un centinela… Ya estoy en el patio… Respiro con fuerza; Blagoeva tose sin limitaciones. Hemos vuelto a la normalidad. […] Y la he visto perderse en el pasillo como una sombra a la que diera vida su vieja tos y el humo de un cigarro. […] Blagoeva se ha quedado pensativa. Un buen funcionario siempre que oye algo, debe quedarse un momento pensativo.

    La entrada de una enciclopedia reducida a humo y tos. A mí me parece fascinante. Algunos literatos han llegado a esos extremos: Léautaud, por ejemplo. Y los cineastas: Rohmer. Seguro que la película que vio el Marqués era Cuento de verano, de Rohmer. A mí me pareció fascinante, porque el espectáculo de lo cotidiano lo es.

  • Al hilo del comentario de Brema, hay una frase que yo diría que se la leí a Arcadi pero no estoy seguro. Ni siquiera sé si era como la cito (de memoria): “Hace falta una gran inteligencia para fijarse en lo evidente”. ¿Les suena?

  • La Emilia

    Summer is shorter than any one—
    Life is shorter than Summer—
    Seventy Years is spent as quick
    As an only Dollar—

    […]

  • Tranquilo el gallinero…
    Soy fiel a mi Reyna pero cumpliré con los designios de buen caballero español ante el abandono en que queda la patria…
    La nobleza siempre advenediza nos decepciona una vez más…
    (…y eso que no cumplo ni uno solo de los requisitos que marca el tratado constitucional del fanzine…)
    Eso sí, soy compasivo y no escribiré entradas.

  • Esto es y’a una republica matriarcal y vicepresidenta la Bellpuig…
    Y a mí me ha pillado con estos riñones….
    A mí la legión!!!!

  • Joder Adapts… si nos ponemos muy exigentes vamos a tener que pedir una subvención a la dirección o hacernos de Podemos… y estos te van a decir que sea un torneo de Ajedrez o asin…

  • Para financiarme voy a montar una carnicería ecológica. Carnes sin sacrificios ni nada.
    Solo con muertes naturales.
    Bonnie necesito acreditaciones…

  • S.
    Martes, 18/07/2017 a las 00:25
    Eso, iros, iros todos con el Marqués. Ya me quedo yo aquí con las chicas.

    Anda, cómo se reparte esto. Señoras, soy un pimpollo. No digo na y lo digo to.

  • Bonnie, en Portugal muerte natural sería muerte a temperatura ambiente.

    A los cerdos nos encantan los besos, no solemos morir por sobredosis de ellos.

  • Bonnie a un credo lo matariamos con respeto, con cariño… vamos de una cuchillada en la carótida pero por un cirujano doctorado y con música adecuada. La cuchillería japonesa y’a si eso…
    Y en un entorno digno, indemnizando a los parientes directos.

  • También como opción bio vegana, los podíamos matar de aburrimiento en el senado, aunque esto y’a me parece más cruel…o en una asamblea electoral de podemos.

  • Tengo que enmarcar esta serigrafía de Pagola. Debajo pondré una escultura que vi el fin de semana pasado en un mercadillo (y con la que quiero hacerme, pese al precio): un cerdo de bronce con una pata atada a un poste. Lo que queremos los cerdos es que nos desaten, que nos saquen del corral para poder ser fieles a nuestra cérdica naturaleza, que es la de trotar y hozar mirando con estos ojos nuestros, desconfiados y como de culpables un poco cínicos, y comer bellotas y buscar trufas y hacer otras cosas que no puedo decir, y digo esto arrimando el hocico al suelo, avergonzado, con estos ojos míos, desconfiados y como de culpable un poco cínico.

  • Yo soy un credo verde y muy cincuenton.
    Y además un poco canibal.
    El mejor cerdo es el cerdo cojo.
    Yo quiero irme a Huerva …
    Volver a mis raíces cochinas.
    Y comer tortillas de trufa, y jamón de hembras y beber manzanillas…

  • Hablando de cerdos, en las memorias de ”Saint-Simon en España” (Universidad de Alicante, 2009), de un banquete en Lerma durante las negociaciones sobre el matrimonio entre la hija de Felipe V y el futuro Luis XV comenta esto:

    La cena fue a la española, pero una olla excelente y un extraordinario vino de La Mancha nos compensaron del resto de manjares a los que estábamos poco habituados. El vino y el aceite que los señores elaboran para su consumo son admirables y subrayan la desidia pública, pues de iguales materias primas se hacen otros cuyo mero olor no es posible soportar. Se sirvieron también unos jamones rojizos, muy raros incluso en España, que sólo se preparan en las casas del duque del Arco y de otros dos señores, los cuales jamones proceden de cerdos a los que encierran en unos como corrales de reducidas dimensiones en terrenos abundantes en arbustos que son un herbidero de culebras, las cuales constituyen el solo alimento de tales cerdos. El perfume de estos jamones es admirable, y su sabor tan sobresaliente y estimulante que sorprende, pues no cabe manjar tan exquisito.

    ¿A alguien le suena eso de cerdos alimentados con culebras? Quiero probar un jamón de esos. Por otro lado resulta curioso que en una zona tan de vino como Burgos cenaran con vino de La Mancha.

  • Procuro fijarme
    Martes, 18/07/2017 a las 01:12

    Hombre, si se quedan S. y Quinn sí comparto. Un rato estoy con uno y otro con el otro. Como en el chiste de los romanos.

  • Veo que S. y Quinn, ingenuamente, creen haberse repartido el pastel. Son siempre ellas las que eligen, chatos.

    Ayer tarde mi señora llegó muy tarde del curro, tan tarde que la tarde era noche (cuatro tardes van y no he empezado), sorprendiéndonos a un servidor y la hija de ambos en una amable discusión sobre la polémica idos/iros.
    ¿Tú como lo dices, cariño? pregunté amablemente.
    Dudó un momento y respondió, a ver, déjame pensar, ¡idos a la mierda!

  • No conozco personalmente ni al Marqués ni a Gómez. Al primero lo leía ya en los tiempos del blog de Arcadi y desde el principio me enganchó la madurez, el sentido del humor y la vanidad de su personaje llevada con una actitud lúcida, habitualmente razonable y delicada. A Gómez lo leo desde hace algunos meses aquí. Uno del blog (creo que el único al que conozco personalmente) me dijo el verano pasado que tenía que leer a Gómez y a MGaussage. Soy ya fan de ambos. Me gusta la mezcla de potencia y finura en casi todo lo que cuenta Gómez, que parece escrito a pelo y a pulso. Por eso me desconcierta esta peleílla en gente aparentemente con tanta calidad y no sabes bien si creértela. Sé que siempre se producen desajustes donde entran en contacto personajes que quieren decirlo todo a cada instante. Eso es imposible, se acaba diciendo siempre lo mismo y casi a menudo mal. Yo, por ejemplo, creo que vengo al blog (ahora a éste y antes al de Arcadi) cada vez que tengo un presente inestable y un adelante no demasiado claro. Me ayuda, como ponerme a jugar al fútbol con mi hijo pequeño o irnos al cine a ver la Guerra en el Planeta de los Simios y volver imitando el sonido del orangután amigo de César. Me ayuda también a cambiar las estrategias que antes dieron buen resultado pero ahora no lo dan. Y a descolonizarme de tonterías y de manías. Muchas veces paso por el blog fijándome sin fijarme demasiado, con una atención ligera, hasta que una entrada o un comentario la reclama en mayor grado. Y la ley de los rendimientos decrecientes siempre se cumple, a veces un comentario del Marqués empalaga y uno de Gómez empacha, por eso es bueno que aquí se escriba y se especule sobre las cosas cotidianas y sin importancia. Y que este sitio no tenga demasiadas instrucciones de uso está bien. El Marqués y Gómez se parecen en que a menudo se ponen un poco demasiado sabios y lo mejor es que ellos mismos hagan su cura homeopática, ya saben, simila similibus curantur. Que disuelvan sus tonterías y las evacuen donde les apetezca (ocultándose, refugiándose, auscultándose, volviéndose) que yo no pienso ponerme en fila india. Bueno, si acaso en la fila esa nueva con S y con ÁlvaroQ.

  • Pirata, entre los tres nos organizamos si puede ser, como decía Aute.

    ¿Está admitido “Sale” como imperativo del verbo salir? Porque eso sí que es una urgencia social.

  • ¿Sabíais que los cerdos no sudan porque no tienen glándulas sudoríparas y para refrescarse tienen que revolcarse en el barro o agua para liberarse del calor?

    Una vez en un matadero la butina ( cámara de gas) no funcionaba bien porque no habían ajustado la concentración de CO2 bien y estaba más baja de lo estipulado, así que los cerdos quedaban mal aturdidos y cuando se colgaban, se despertaban.. Yo que estaba allí en ese momento, le dije al que los sangraba que usara las pinzas eléctricas para aturdirlos de nuevo y di orden de que pararan la entrada de animales a la butina. El tío que era búlgaro no me hizo ni caso. Los cerdos colgados venga a chillar y patalear. El pavo cogió dos cuchillos y con los movimientos de un samurái, les dejó secos en medio minuto. Claro que de lo que se movían los cochinos, la sangre chorreaba de aquí para allá salpicándonos en una especie de holocausto caníbal.
    Fue mi bautizo en sangre.

  • Buenas tardes a todos:
    Acabo de llegar de Madrid ( se me ha dado bien la mañana ) , y he venido a ver qué había pasado.
    Esperaba ver de nuevo al Marqués, y a Gomez, y tan amigos, pero nada… Yo creo que es cosa de La Calor. Dicen que esta noche refresca de verdad. A ver si mañana…
    Pero, Bremaneur decía anoche :
    Quienes hemos tenido una vida muy aburrida y sin sobresaltos, …….valoramos mucho Blade Runner, pero también a José María de Pereda.

    Pues yo he tenido una larga vida llena de sobresaltos. Con muy pocas partes aburridas, ( que había demasiados problemas para poderse aburrir ), y la verdad es que me encantan los relatos de Gomez, aunque no haya fumado nunca un canuto, ni me haya pegado de puñetazos con nadie. Y que también me divierten muchísimo las sentencias del Marqués. Aunque suela coincidir más con sus cánones en música clásica, y folklórica, que en los de Rock, de Techno, o de Literatura.

    Así que espero que no sigan “desaparecidos” ninguno de los dos. Y siento mucho que a alguno le moleste que pida una y otra vez a Gomez que publique más libros nuevos. Igual que me encantaría que Satur publicase una Crestomatía del “Saturese” . O le insisto a JrG, en que haga un catálogo de sus obras con pvp, además de tamaños , y eso que sé que no le gusta vender nada que sea personal, (y, para un artista, personal, lo es todo).

    Me echaron en cara ayer que fuese “palmera” ( con otra palabra, pero no importa, ese era el sentido ), de mis amigos. Diré que vine por Bonnie, que puso el enlace a su entrada de la peluquería, en La Argos ,hace como dos años, y sin conocer a nadie más, y que me quedé fascinada con todos ustedes. Y al único de ustedes del Fanzine que he llegado a conocer , fue a Perroantonio, cinco minutos, en la Feria del Libro, donde no tenía él más remedio que firmarnos “Te voy a hacer una Autocrítica” a todos los que hiciéramos la cola.
    A T&T ya lo conocía de antes, igual que a Bonnie.

    Y que como buena viejecita carca, no estoy de acuerdo con muchos de los puntos de vista de muchísimos de ustedes, pero que ello no me ha impedido disfrutar con sus textos, sus recomendaciones, sobre todo en libros y en películas, y que ahora tengo el Kindle lleno de libros que ni se me habría ocurrido mirar antes de aterrizar aquí.
    Y que sí, seré “palmera”, pero de todos ustedes, cuando algo que escriben me encanta, pero que tampoco me privo de criticar a mis mejores cuando no esté de acuerdo en algo.
    Pues eso
    Pido mil perdones por haber escrito tanto
    Ya siento

  • NOTA ACLARATORIA
    No me gustan la equidistantes ni los tibios de corazón, aunque los respeto. Una vez comprobado en estas últimas 24 horas que este es el ambiente imperante en Chopsuey tengo a bien comunicar:
    1. Mi decisión irrevocable de no volver a participar pese a que ya había enviado una entrada que prometía una interesante polémica. A estos efectos le he rogado a la srta. Bellpuig que no la publique así como que haga desaparecer mi foto y biografía del “Quién es quién?” donde para mi espanto aparezco al lado del ínclito tuercebotas.
    2. Doy por suspendido el Pinflois 2017 cuya organización me estaba suponiendo unos desvelos que no se compadecen con el equidistante trato recibido. Me permito sugerir que lo organice Viejecita en su mansión y les prepare unos espárragos “overboiled”.
    -Reciban un atento saludo.

  • Joder, sin el Marqués y sin Gachó, esto pierde mucho. Señores administradores, admitan la plurinacionalidad de Chopsuey, o algo.

  • ¡ Vaya por los dioses !

    marquesdecubaslibres
    Martes, 18/07/2017 a las 15:34
    ——
    Me permito sugerir que lo organice Viejecita en su mansión y les prepare unos espárragos “overboiled”.

    Será malaidea !!!
    – Vivo en una casa normal, no en una mansión, y desde que se fueron los hijos de casa, dejándonos sólos, y sin ninguna clase de ayuda a los dos viejos, el único “evento” que festejamos aquí fueron nuestras bodas de oro. A las 13 horas, y todos venían desde Madrid, y se volvieron a sus casas a la noche. Y que de eso han pasado ya más de dos años, y ya estamos muy viejos para movidas.
    – Que ya no es temporada de espárragos blancos frescos. No los puedo hacer, ni al dente ni overboiled, que no hay.
    – Que nunca me ofrecí para organizar, ni asistir, a ningún evento.

    Por contra, fue usted, Marqués, quien ofreció espontáneamente su ZULO para organizar el Pinflois de agosto. ( Al menos, esa sensación me dio a mí, cuando leí aquí su convocatoria ).
    No comprendo que un Ilustrísimo Señor, como Vuecencia, pretenda pasar la patata caliente a una viejecita decrépita como yo.

    Ya siento

  • Hemos quedado unos cuántos para ver “Dunkirk”. Para mi sorpresa, la mayoría no había oído hablar de esa batalla hasta ahora. En la memoria colectiva de los ingleses está fijada como “el milagro de Dunquerque” y muchos analistas militares piensan que el reembarco de gran parte de las tropas sitiadas en Dunquerque fue lo que les permitió ganar la guerra.

    Uno de mis personajes favoritos dice de otro colega: ” One has to make allowances, he was sieged at Dunkirk. As a matter of fact, he runs most of his cases much in the spirit of Dunkirk, as an strategic withdrawal against overwhelming odds”.

  • No lo sienta, Gomez ( 15’46),
    Que su dedicatoria me hizo muchísima ilusión.
    Que sus escritos me encantan
    Y que lo que estoy deseando es que publique usted MÁS libros nuevos. Además de los que nos ponga aquí, por entregas…

  • Total, que la bronca de la Santa del marqués sólo había remitido, pero no acabado.

    ¿Cómo sabe que no nos hemos solidarizado con usted si se había ido?
    ¿Ein?

  • Tras unos días a unos saludables 21 a 27 grados vuelvo al solar patrio y me encuentro con la huída del Marqués y la suspensión del encuentro de agosto en El Zulo manchego. Lo siento pues hacía malabares cuadrando fechas para posponer un viaje y acudir al encuentro que tan generosamente organizaba el bueno de Fernando. Yo iba básicamente por la bebida y tangencialmente por escuchar a los pinkflois y saludar a Satur.
    Otra vez será.
    Eso sí, quisiera tomar partido en la pelea entre el Marqués y Gómez: ¡cabrones, irse a tomar por culo ambos!
    Y no tengo más que añadir.

  • EFECTOS SOBRE EL SUBCONSCIENTE DE LA LECTURA REPETIDA DEL SINTAGMA “ESTOY HASTA LA POYA!!!” EN COLOR AMARILLO.
    The Journal of Incredible Psychology
    Volume 151, 2017 – Issue 5

  • El marqués tiene razón, nada de tibiezas ni equidistancias. Estoy con Gómez (aunque sólo fuera porque él no ha intentado implicarnos a los demás, incluidos los dueños del local, en la disputa).

  • Una vida tranquila, sin sustos ni sorpresas. Os la pongo en la versión de esta chica por compensar un poco, porque a la vista está que andamos faltos y porque parece bastante más dulce que las que hay aquí. Además al final sale un gatito. Me voy a ver al Tomate, le doy recuerdos vuestros.

  • El otro día hablaba de una máxima de mi padre de que se deben tener amigos en cielo e infierno.
    No está mal.
    Como las corruptelas.
    Uno tiene que odiar mucho a su personaje, que termina manchando a su propio creador para darle una muerte tan bellaca.
    Sin tibiezas como recomendaba, me alegro de no conocer al Marqués.
    Tenía curiosidad por el señor que lo encarnaba, pero alguien que cambia así de opinión no sé si es de crédito.
    Para este viaje no hacen falta alforjas.
    Me gusta como escribe Gómez, detesto como trataba al Marqués.
    El uno no sé si es un marqués y el otro no es quien.
    Es el problema del juego de personajes, aunque uno siempre se puede escudar con sus sondeos en que no era la persona sino el figurante.
    No entiendo nada de ese juego.
    Fué divertido mientras duró, pero si alguien sobra o yo por lo menos así lo siento, ese soy yo, pero por lo menos no tengo que intimidar a nadie.
    Espero haberles entretenido si es que me han leído y lo han comprendido, yo no soy capaz de inventar historias, sólo contaba las mías, soy poco inteligente para estos juegos y además lo social tampoco es una de mis cosas preferidas.
    Lo bueno de los prescindibles es que nos arreglamos el roto y el descosido, y nos lamemos las heridas solitos.
    Me voy a mis cosas.
    Au revoir.

  • Anda que no son ustedes exagerados. Tranquilícense, que en peores garitas hemos hecho guardia. Yo, sin ir más lejos, de haber tenido cara a cara a uno que yo se me sé, le hubiera tirado una copa a la cara (su copa, no la mía). Y supongo que viceversa o más allá.

    Lo de la Lagarde hoy recomendando atrasar la edad de jubilación y complementar las pensiones públicas con planes privados (quienes puedan, se entiende) me ha parecido un motivo muy razonable para restablecer la guillotina.

  • ¡ Lo que Faltaba !
    ¡ Ahora, va JrG y dice que él sobra aquí !
    Y, ¿ Que pasa con esa entrada que estaba preparando ?
    Y ¿ Como les vamos a poder seguir a él , a su Reyna, a su pricesa, a su chico… ?. Ya sé que no nos conocemos más que de aquí, pero, a mí, me importan.

    He ido al Quienes somos, y, aunque esta mañana estaba, ahora El Marqués ha desaparecido de allí. Espero que sus textos permanezcan, en lo de Quien ha Escrito, porque si no, es como para desesperarse del internet.
    ¿ Habrá que imprimirlo todo por si acaso ? Y, aunque lo imprimamos, durará la tinta sin palidecer, ni horadar el papel ?
    Me veo utilizando pieles de oveja para copiar mis tesoros…

  • A eso de las 18:10 se ha oscurecido el cielo como si fuera de noche y ha estallado una tormenta épica. En 15 minutos las calles se han llenado de agua y yo me he empapado hasta el alma. Pero no ha durado ni 20 minutos. Dos horas después las calles están secas como si no hubiera caído ni una gota.

    Siempre que llueve, escampa.

  • Gracias a todos por sus amables comentarios sobre mis textos. Si algún día deseo joder a alguno de ustedes, les dedicaré uno.

  • Albert Martes, 18/07/2017 a las 18:08
    Una vida tranquila, sin sustos ni sorpresas. Os la pongo en la versión de esta chica por compensar un poco, porque a la vista está que andamos faltos y porque parece bastante más dulce que las que hay aquí.

    😮

    AHIVALAHOSTIA
    MECAGÜEN LA PUTA

    Albert, no me puedo creer que no te parezcamos dulces.

  • Pirata Jenny
    Martes, 18/07/2017 a las 19:26

    Lo de la Lagarde hoy recomendando atrasar la edad de jubilación y complementar las pensiones públicas con planes privados (quienes puedan, se entiende) me ha parecido un motivo muy razonable para restablecer la guillotina.

    Pues yo solo he leído el titular y no me parece tan descabellado.

  • Podíamos jugar a ponernos títulos, estos son de Harold Robins:
    Los insaciables
    Los ejecutivos
    No amarás a un extraño

  • Perroantonio
    Martes, 18/07/2017 a las 20:27

    He pasado ese tifón una hora antes. Una tormenta negra y estruendosa que ha refrescado el aire y ha sacado los olores que sabéis y las conversaciones. Estábamos en el trabajo cuatro pelagatos haciendo papeles sucios, ha sido un regalo.

  • Un buen texto de Isabel Coixet en El País. Por poner algún pero, la casual asociación de fascistas, Ciudadanos y PP que muchos parecen tener interiorizada.

    En mi clase del cole estaba un hijo del humorista Coll, que siempre que podía, aprovechaba la ocasión para colar alguna gracieta. Por ejemplo, cuando en misa le tocaba leer las plegarias, salía con algo como: “Señor, te pedimos por los pobres, los desgraciados, los miserables, los curas y las monjas …”, mientras los demás hacíamos esfuerzos por no reír a carcajadas.

  • No, Botillero, yo vivo (si a esto se le puede llamar vivir) en Austin, Texas, por razones de trabajo. Mi casa está en un pueblo de la sierra madrileña.

  • El oscurecimiento de los cielos de esta tarde que cuentan Perro y Procuro ha sido LA REHOSTIA! Lo he vivido, estoy en el pueblo.

  • “Me se nota el guipucho mucho”.

    Esto es una canción para la próxima comida en la sociedad, éxito seguro.

    Gracias, Proc. Si vienes, te la canto.

  • Adaptaciones
    Martes, 18/07/2017 a las 16:14
    Total, que la bronca de la Santa del marqués sólo había remitido, pero no acabado.

    He aquí a un hombre clarividente. Se diría que, ya en la otra orilla del río, se limita a contemplar con displicencia el espectáculo trágico del ser humano. Una especie de humor negro, que como es natural, habla por experiencia propia, y de todos.

  • Siempre que puedo voy a buscar a mi hija a su trabajo. Es una media hora tranquila, charlando entre semáforo y semáforo. Me va contando sus cosas.
    –Hoy he tenido mi primer enfermo de Huntington. Nunca había visto a ninguno. No es fácil, hay solo 70000 entre Europa y Norteamérica.
    -¿Huntington, enfermedad de Huntington? Ni idea. ¿Y por qué me suena tanto?
    –Jaja, porque la tiene una de las médicas guapas de House. Trece, esa que te gusta tanto.
    –Ahhhh, pero en la serie aún no la desarrolló, ¿no?
    –Correcto, se empieza a los treinta, cuarenta con suerte. Este paciente tiene cuarenta y según el historial ya lleva años.
    -¿Y luego?

    Y luego me habla del lago Maracaibo, y de los efectos, de la desesperanza desde el momento que te la diagnostican. Nos preguntamos qué haríamos. ¿Hijos? No, ninguno de los dos jugaría a una ruleta rusa del 50%.

    La dejo en la fiesta del Carmen, junto a cuatro amigas. Volverá mañana a la mañana. No quiero que sea como yo, no quiero que la juventud la pille demasiado vieja, tanto que no valore lo mejor que tiene. Que deje pasar la juventud sin la certeza de que cada momento será irrepetible, que la experiencia no compensa la sensación de la primera vez. Como si no hubiera un mañana. No, no quiero que sea como yo. Y sin embargo, qué ha de hacer un hijo, sino ser fiel a su cepa.

  • Procuro fijarme
    Martes, 18/07/2017 a las 22:22
    Albert, no me puedo creer que no te parezcamos dulces.

    No sé, Procu. Decís muchísimas palabrotas, os cagáis en cosas, destripáis gorrinos, torturáis espárragos, queréis guillotinar gente, os bañáis como vuestra señora madre os trajo al mundo y sólo dios sabe cuántas cosas más haréis desnudas. Yo creo que todo esto no pasa en el blog de Santiago González. Por ejemplo. Y se llevan muy bien. Pensadlo un poco.

  • Albert :
    Siento contradecirle, pero, al menos desde que yo frecuento el blog de Santiago Gonzalez, las “chicas” no siempre son tan dulces como usted las/nos describe.
    Y hay críticas feroces. Eso sí, no suele haber insultos soeces, porque el blog tiene un filtro, y pone en moderación, no sólo a los Nicks nuevos, o desconocidos, o que estén mal escritos, sino a cualquiera que haya escrito alguna palabra malsonante en algún post. O incluso alguna palabra desterrada, aunque a quien no estuviera enterado de ese destierro, le pareciera que era una palabra inocente. Por muy “de la casa” que sea quien lo hubiera escrito.
    Y si busca usted un poco hacia atrás allí, encontrará ejemplos de lo que le estoy diciendo.
    Y con protagonistas muy principales.

    Mil perdones por llevarle la contraria, sin ser nadie ni allí, ni aquí.

  • No quería decir que el post estuviera mal escrito, con esto:
    o que estén mal escritos,, sino que, al escribir el Nick, uno lo hubiera escrito mal, o desde un ordenador no habitual.
    No el comentario, que a mí, desde luego, nunca me expulsaron ningún texto por mal escrito, y eso que no se puede decir que los dioses me llamaran por el camino de la escritura…