116 comentarios

  • CARTA A UN JOVEN RSCRITOR (APR)
    Esto no es una carta para un joven escritor sino una guía básica para saber quién eres. No es necesario un seguimiento tenor literal, pero sí manejarlo como Hoja de Ruta evitando lecturas desordenadas del estilo del Kindle de Viejecita u obsesiones con autores interesantes pero extrínsecos. Nótese el escaso valor atribuido a la novela negra o a las series de tv.
    https://www.zendalibros.com/carta-joven-escritor/

  • ¡ Vaya por los dioses !
    Ya trajo ayer S. el enlace al Perez Reverte, y ya dije que me había gustado, y critiqué alguna cosa ( que, a lo que me gusta, si no lo critico, me da algo )

    Pero es que:
    – Mis lecturas, en Kindle o en papel , se podrían considerar desordenadas, en el caso de que yo hubiera hecho esas lecturas con afán de “culturizarme”, o de llegar a saber escribir bien, y dedicarme a ello.
    Pero NO ES ASÍ. No tengo ninguna pretensión literaria, y leo con el orden que me apetece. Por puro vicio y disfrute. Y cuando recomiendo un libro, una película, o una música a alguien, no es con ningún afán de establecer un canon, sino simplemente, porque me gusta compartir lo que me ha hecho disfrutar. A mí. Porque, a estas alturas de mi vida, sé perfectamente quien soy, y a lo que me llevo dedicando, y haciéndolo bien, los últimos 35 años de esa mi vida. Y estoy conforme.
    Y creo que tengo derecho a disfrutar con todo lo que pueda.

    – Así que, me parece que el Marqués la ha tomado conmigo , ( está venga a nombrarme en sus comentarios recientes ), sin verdadera justificación, puesto que no le he discutido nunca su elegido papel de maestro de pensar, y de establecedor de cánones.
    Simplemente, he dicho que disfruto muchísimo con los textos de Gomez. Y que me gustaría que publicase más libros, y , en especial esa autobiografía que nos tiene prometida… Y mejor pronto que tarde, que a mí ya me va quedando poco tiempo.

    Y me vuelvo a mi lunes, no sin antes decir que anoche no resistí la tentación, y que cuando se marcharon todos, y pude recoger un poco la cocina, me puse con Rumpole. Y que : ¡ Gracias Zeppi !.

    Y esta vez no digo Ya siento, porque no siento en absoluto haber escrito lo que he escrito. Que, por mal que lo haya hecho, creo que se me entiende.

    Hasta luego, espero

  • Está muy bien eso de Pérez Reverte, gracias, Marqués.

    Lo que no me gustó nada es la película protagonista de la entrada de hoy, es de esas pocas basuras que hace Eastwood de vez en cuando.

  • Oh, claro, se puede leer para disfrutar pero seguir sin saber donde se tiene la mano derecha. Valga un ejemplo, si no se es capaz de ordenar temporalmente las tres Revoluciones democráticas, la Gloriosa, la Sangrienta y la Americana y entenderlas, eres un analfabeto funcional, un tertuliano que habla al buen tuntún.

  • Recordaba ayer que hace unos años, creo que fue en El Mundo, se equivocaron al escribir el título de la película Mientras nieva sobre los cedros, si bien es de justicia reconocer que, gracias a la errata, el nuevo título superaba con creces el original: Mientras nieva sobre los cerdos.

  • Amistades procelosas

    La cooperación y la empatía han sido los pilares en los que se ha sustentado nuestra supervivencia como especie y para armar tales pilares se ha magnificado la función de la amistad, se la ha adornado con un entramado de heroicidades y extravagancias tan inverosímil como el decorado de una película de ciencia ficción de serie B. En ese sentido, las citas de los hombres sabios respecto a la amistad, cuando no caen en el cinismo, tienen un regusto que va del cursi al acaramelado, pasando por el morboso y el excesivamente apasionado. Estamos de acuerdo, la cooperación nos hace más fuertes, pero no hace falta tanto exordio exagerado.

    Entre nosotros no parece ya necesario adornar la amistad con atributos grandilocuentes pero vanos. La experiencia nos dice que existe una trama de intereses comunes, de gustos y de ideas/ideales que pueden desembocar en una cierta afinidad y que esta afinidad predispone a la benevolencia para con el amigo y no para con un tercero.

    La amistad no es una alegría casual con causa en el exterior, no es un hallazgo; más bien es el resultado de un acuerdo trabado en unas expectativas generales con aplicación práctica en nuestros intereses particulares. Nos hacemos amigos sólo de aquellos que nos proporcionan algún beneficio ya sea este agrado o utilidad.

    Se quejaba el marqués de equilibrismo, tibieza y equidistancia porque no hemos sabido responder según sus expectativas a los insultos que ha recibido. Acepto el reproche. Reconozco no haber terciado por cobardía, por nadar y guardar la ropa, por no ponerme en riesgo y por no sufrir las consecuencias de una agria polémica. Lo que uno espera de un amigo son atenciones, consuelos, mentiras piadosas -sólo si están bien armadas- y que nos permita reconocer en él nuestros propios valores. Si además es capaz de inmolarse por nosotros, entonces no es un amigo, es un héroe o un mártir.

    Decía un tal Shakespeare que “mucha amistad es simulación; mucho amor es locura”. Quizás no sea el mejor momento para mostrar arrepentimiento por no haber logrado fingir santidad o locura. Sobre todo porque -manoseando a O. Wilde- considero que, marqués, es usted un máncer calavera e insolente, descarado, lenguaraz, quijotesco, golfo y cínico, amén de un caprichoso mimado del que sólo puedo decir en su favor que gusto considerarlo mi amigo.

  • Josénez Lunes, 24/07/2017 a las 08:49
    Lo que no me gustó nada es la película protagonista de la entrada de hoy, es de esas pocas basuras que hace Eastwood de vez en cuando.

    😮

    JOSÉNEZ DIMISIÓN

  • Sí, sé que tiene muchos seguidores esa película pero a mí me parece un telefilme de Antena 3 de después de comer. Eastwood hace a veces esas cosas, como “El intercambio”, “Un mundo perfecto” o también “Invictus”. No he visto “Más allá de la vida” pero el nombre en español también es para las sobremesas de Antena 3.

  • Tenía pensado no decir ni una palabra más sobre el particular porque considero que no es bueno, especialmente para el afectado, alentar de ninguna manera lo que ha derivado claramente en una psicosis. Sin embargo, ya que estamos, puedo garantizarles que no deberían torturarse por no haber intervenido ante los gravísimos insultos que le dediqué el otro día a su amigo. Les garantizo que insultos ha habido por las dos partes, y de todos los colores, desde hace no pocos años. (También he decir, pero no voy a entrar en eso, que ni siquiera considero que fuera un insulto) En este y otros blogs. Venga, el primero que tengo a mano. Para compensar:

    marquesdecubaslibres dice:
    Martes, 30/12/2014 a las 19:02

    Viendo la estadística descriptiva de 2014 queda claro quién tira del pelotón y quién chupa rueda ( y en algún caso también pollas).

    Ni siquiera voy a insistir en que yo fui el primer insultado, y durante meses, hace ya unos cuantos años, ni nada por el estilo. A estas alturas, me da absolutamente igual. Lo que me pasa es que no tengo tendencia ni al lloriqueo, ni a pedir ayuda a la gente, ni a inmiscuir a los demás en mis problemas. Ya saben, uno se lava la cara, se venda lo que haya que vendarse y se va a su casa a recuperarse de las hostias hasta que se curan. Pero no me quejo de la actitud contraria, que conste. Me da igual también. No hay más que leer –y reconozco que no sin cierta tristeza– a una persona que me dedica nueve de cada diez comentarios — en los últimos tiempos la cifra ha subido hasta alcanzar un desconcertante cien por cien– y escribiendo durante varios días continuos mensajes en los que anuncia como un demente que se va, que se ha ido, que ya casi, que nunca más va a volver, etcétera, para darse cuenta de que nos encontramos frente a un problema de índole psiquiátrica.

    Dicho lo cual, y si no entendí mal, la poco velada sugerencia que se lanzó el otro día no fue tanto que se posicionaran ante mis graves insultos como ante los bodrios que yo escribo:

    marquesdecubaslibres
    Lunes, 17/07/2017 a las 14:34

    A ver, resumiendo, o bien:
    -los lectores de Chopsuey están encantados con los bodrios de Gómez, incansable repitiendo las mismas chorradas hasta la extenuación.
    O bien:
    -los que opinan como yo prefieren, por caridad, mantener un prudente silencio.
    En ambos casos: me niego a ser cómplice de esta calamidad y me despido de ustedes. Si quieren algo de mí sepan que me refugiaré donde el “pochas”.
    Hasta siempre.

    Muchos tuvieron la amabilidad de posicionarse ante los bodrios que yo escribo, cosa que se les agradezco. Sin excepción.

    Esto es todo por mi parte. Espero que sea la último que tenga que escribir sobre esta locura. Yo sí digo que no me voy a ir del blog hasta que me echen. Nada me estimula tanto a quedarme en un sitio como que haya personas empeñadas en que no lo haga. Aunque lo mejor sobre irse de un blog se lo escuché decir a Perroantonio:

    –¿Irse…? ¿Adónde?

    Gracias.

  • Gómez insiste en mi “locura”, ahora se refina y la llama”psicosis”. También insiste en que todos mis escritos están dedicados a él.
    Ambas afirmaciones delatan una disociación cognitiva que le hace percibir una realidad distorsionada. Es obvio que raramente mis escritos se refieren a él y más obvio aún que no es un gran escritor como pretende sino un plúmbeo juntaletras.

  • Esa serie de la que hablabais, la de la criada, la basada en la novela de Atwood, solo he visto dos capítulos. Sí, el personaje es rotundo y la historia tiene buena pinta. También es cierto que el amor necesita más que un breve escarceo de dos capítulos. Pero de momento me he pasado a la cuarta de House of Cards y la séptima de Juego de Tronos. No hay color.

  • Estoy absolutamente de acuerdo con Josénez. Me parece que la interpretación de Eastwood es, como siempre, sobresaliente, pero la película me pareció flojísima.

  • Yo estoy con Proc.

    ###

    Ciertos debates son inútiles. El que gira en torno a la amistad, o la adolescencia, por ejemplo.

  • Josénez Lunes, 24/07/2017 a las 08:49
    Lo que no me gustó nada es la película protagonista de la entrada de hoy, es de esas pocas basuras que hace Eastwood de vez en cuando.

    Hola, Josele. Quién te ha coaccionado para que digas esta barbaridad. Adiós, Josele.

  • Ximeno, sus “Amistades procelosas ” me lo enmarcó.
    Me gustan todos ustedes mucho.
    Gómez, mucho mucho..
    Nivelazo.

  • Vivir sin amigos es posible, basta con intentarlo; pero sin enemigos, solo está al alcance de los buenos asesinos, a los malos los atrapan antes de conseguir sus objetivos.
    Es tarea inútil -por desmesurada- hacer un catálogo de las razones reales o imaginarias por la que el odiador justifica su rencor. Todas son válidas y confirman, prueban y demuestran.
    Ahora bien cuando el tósigo le ha envenenado da igual lo que haga el odiado: Si ofrece la mano le acusarán de hipócrita, si la retira, de engolado. Si ofrece un armisticio le acusarán de cobarde, si mantiene una respetuosa distancia, de solemne o de fatuo y si se permite una muestra de humor, le llamarán payaso.

  • Quien no sufra disonancia cognitiva que lance la primera aseveración.
    Grados y áreas.

    ((Me acaban de joder la tarde libre con una comida de trabajo. CagüentÖ))
    Mira GacHÖ.

  • Disonancia cognitiva es cuando quieres engañar al médico presumiendo de vida sana y además te lo crees tú o cómo.

  • Kleenex Wood hizo un gran trabajo con Millón doblas baby, la historia de una obsesión que termina mal, porque siempre puede aparecer un malandrín que termine de un plumazo vil y navajero con el trabajo y el empeño de años. Como una vez, que en el discopuf vi a una rubia tremenda y estuve dos horas preparándome mentalmente para entrarla, y cuando me decidí se fue con un guaperas que la invitó a un yintoñi. No solo las actuaciones son soberbias, sino que narrativamente es perfecta, y la historia de amistad entre el viejales y la choni es maravillosa. El cálculo de las emociones, perfecto. Yo estoy enamorado de ese flim.

  • Me reconozco en la fotografía de hoy. Yo machacando mi corazón, cuando es él quien me machaca y domina cuando le da el parraque.

  • Yo no tengo amigos. Al menos, no tengo amigos, ni amigas, de esos de hasta la tumba, y para todo.
    Sí tengo amigos y amigas DE ( del trabajo, amigos clientes, amigos proveedores, amigos de Blogs de internet, amigos de mandar protestas a donde toque, etc etc ) En compartimentos estanco.
    Con mi contrario, mis hijos, y mis hermanos, me basta para satisfacer tanto lo de amigos de los totales , como, de vez en cuando , lo de enemigos odiados.
    Y no pretendo que nadie me tenga ni confianza, ni lealtad ciegas. Y acepto las críticas que se me hagan ( aunque, por supuesto, no tengan razón ; ¡ a quien se le ocurre meterse con mis espárragos blancos sin saber siquiera que ahora no es época, y no hay más que de bote, de lata, o venidos de donde Judas perdió la bufanda ! ).

    Y en cuanto a la película de portada : Me encantó la historia, pero es que
    No me gusta el boxeo. Ni siquiera me gustó demasiado ver a De Niro, a Paul Newman, o a Russell Crowe boxeando, y, ¡ mira que las películas en que lo hacían eran buenas!. Y si encima, la que boxea es una chica, pues peor.
    La excepción, por supuesto, es Rocky, que me encanta. Todavía no he conseguido ver la última en DVD, pero en cuanto me aparezca en el Amazon, cae.

  • Los liberales no deberíamos ser tan quisquillosos con los entes colectivos. Hay que ser muy ciego para no ver que existen: donde hay gente reunida hay una reunión de gente. Además, plantean menos problemas de lo que imaginamos. Lo único que hace falta es entenderlos bien.

    ¿Que ellos dicen que tienen voluntad? Pues claro que la tienen.

    ¿Cómo podemos conocerla? ¿De qué modo se manifiesta? Conocerla es la cosa más sencilla del mundo. En las tiranías basta con saber qué opina el tirano, en las democracias hay que preguntar a más gente.

    ¿No estamos ante una ‘voluntad’ en un sentido metafórico de la palabra? No, de metáfora nada.

    ¿Pero no es preciso, para entender la noción jurídica de voluntad colectiva, acudir a la noción sicológica de voluntad individual? No si es verdad que lo más claro sirve para entender lo más oscuro. La noción sicológica de voluntad es tan oscura como la otra.

  • La explicación del dolor referido no se conoce. Una teoría es que las fibras nerviosas desde la víscera y el dermatoma ascienden en el sistema nervioso central a lo largo de una vía común y que la corteza cerebral es incapaz de distinguir entre los sitios de origen. Otra teoría es que, en condiciones normales, la víscera no da origen a estímulos dolorosos, mientras que el área cutánea recibe repetidamente estímulos nocivos. Dado que ambas fibras aferentes entran en la médula espinal en el mismo segmento, el encéfalo interpreta la información como proveniente de la piel en lugar de la víscera.

  • Sobre la existencia de los jarrones chinos:

    No hay cosa más entretenida en este mundo que echar leña al fuego. Sin embargo, a veces no queda más remedio que buscar la paz, poner de acuerdo a los contrarios. Es lo que me propongo hacer en la guerra entre los colectivistas y los individualistas. ¿Cómo? Dando la razón a los dos bandos.

    La primera providencia que se debe tomar es la de olvidarse de radicalismos: el radicalismo es la vía más rápida al error. Son radicales los que sólo llaman individual a una cosa si creen que es indivisible. Para ellos usted no es un individuo. Ningún hombre lo es. No hay hombre que no pueda ser dividido una, dos, muchísimas veces. La prueba de ello la dio Jack, afirman.

    Con esa idea tan exagerada de individuo no hay modo de dar con ninguno. Una mota de polvo no puede serlo. Ahora imagínese usted una partícula muchísimo más pequeña que esa mota… Más pequeña aún, hombre: no sea tímido. Basta con que piense usted a continuación que existe, o puede existir, la herramienta capaz de dividir esa partícula minúscula, aunque usted lo desconozca todo de esa máquina, para que esa partícula no sea un individuo, según la idea que tienen de lo individual los individualistas intransigentes.

    Sólo quedan dos posibilidades: que los individuos sean puntos materiales, físicos, o que sean puntos inmateriales, metafísicos. Ambas soluciones presentan problemas. El más importante tiene que ver con la forma de componer el mundo con esos puntos. A base de puntos inmateriales, por muchos que juntes, no puedes formar ni la partícula más pequeña. La razón es que nada inmaterial puede ser un componente de las cosas materiales. Con los otros sí puedes, pero la idea de un punto material, una cosa que no es exactamente lo mismo que un punto matemático, es muy problemática; tan problemática como lo es la idea de que el concepto matemático de infinito es -que no digo que no, pero tampoco que sí- algo más que una de esas ideas a las que son muy aficionados los matemáticos que no ciñen su trabajo a lo que, además de no ser contradictorio, es imaginable.

    Lo más sensato, como apunté al principio, es olvidarse de ese concepto implacable de individuo, y distinguir entre la cosa individual y la cosa indivisible. Una cosa es individual si, aun teniendo partes, sus partes no se parecen en nada a la cosa (salvo en que son cosas). Podemos distribuir al conjunto formado por todos los hombres en naciones, pero esas naciones siguen siendo conjuntos de hombres. Sin embargo los trozos de un hombre no son hombres. Eso quiere decir que la especie humana no es individual -en la jerga filosófica es un universal- cosa que sí son los hombres.

    Veamos ahora qué le ocurre a un jarrón chino. Como es sabido, la definición de jarrón chino, aquello que lo distingue del resto de las cosas que hay en el universo es: una cosa que siempre se rompe. Tarde o temprano se rompe. Según la definición extremista de individuo, a un jarrón chino le estaría negada de raíz, por su misma definición, la posibilidad de ser una cosa individual. Pero es mejor pensar que lo es. ¿Por qué lo es? Porque las piezas que tenemos que recoger cuando se rompe no lo son. No son jarroncitos chinos.

    El lector habrá advertido que las cosas individuales, tal como aquí se le pide que las entienda, van de la mano de las universales. Ser una cosa individual consiste en ser una cosa de una determinada especie. Esto no quiere decir que sean lo mismo lo universal y lo individual. Quiere decir que son realidades complementarias. Las especies son especies de cosas y las cosas son cosas de una determinada especie.

    Para afirmar que son la misma cosa hay que dar un paso más, y eso es lo que voy a hacer.

    Un concepto tiene dos caras: una es el conjunto de notas que forman parte de su definición; la otra, el conjunto de cosas que caen bajo esa definición. Al primero se le solía llamar la comprensión del concepto; al segundo, su extensión. Según la conocida definición de hombre -bípedo implume- las notas de bípedo y de implume son la comprensión de hombre, y los hombres de carne y hueso, la extensión. A la comprensión de hombre le corresponde el colectivo de los hombres.

    ¿Qué relación hay entre ese colectivo y sus miembros particulares, entre la humanidad y los hombres? Algunos piensan que la misma que entre el día y la noche: muy mala. Donde está uno no puede estar el otro. A la universalidad del ente colectivo le repugna la individualidad del otro y a la individualidad de éste le repugna la universalidad de aquél. Hay que elegir, te apremian: o colectivista o individualista.

    Las dos cosas, respondo. El lenguaje colectivista y el individualista son dos formas de referirse a la misma cosa, como nos referimos al mismo planeta cuando decimos ‘estrella matutina’ y ‘estrella vespertina’. Se dice que ambas expresiones son idénticas porque, en el caso de que sea verdadero un enunciado del que forme parte una de ellas, también lo será el enunciado que resulte de sustituir ésa por la otra, salvo que -la salvedad es muy importante- la expresión se refiera a sí misma (como cuando decimos que ‘noche’ empieza por ‘n’) o venga acompañada de alguna fórmula reduplicativa (del tipo: ‘en tanto que”. ‘en cuanto tal’…). Eso quiere decir que, excepto que haya un empeño especial en distinguir ambas expresiones, son idénticas salva veritate.

    Llevado al terreno que nos interesa, ese principio de identidad nos permite dar la razón a los individualistas y a los colectivistas -a no ser que se obstinen en enfrentarse mediante la afirmación de que el todo es mayor que la parte- haciéndoles ver que, se pongan colectivistas o individualistas, hablan de lo mismo. Diciendo cosas distintas dicen lo mismo.

  • Todo lo que acabo de decir lleva a pensar que, en principio, buscan lo mismo quienes se preocupan por el bien de la humanidad y quienes, sin ninguna preocupación por la humanidad, una entelequia a su juicio, buscan el bien de los hombres de carne y hueso. Lo mismo pasa con España y los españoles. En principio, siempre que alguien no quiera hacer trampa, ella y ellos tienen idénticos intereses, como son idénticos los de Cataluña y los de los catalanes. En principio.

  • En fin, voy a tener que subir un poquito el nivel. Obligada te veas, Eladia Isabel.
    REVISTA DE PRENSA
    Estaba leyendo el periódico, o sea, pasando páginas a todo meter, cuando ha salido esta foto de Iceta por una entrevista que viene y he frenado en seco. Un buen rato me he tirado brownoideamente agitada como la mosca dentro de la botella de las dudas: ¿Se tendría que sacar el niqui? Al final he resuelto así:

    HAIKU DEL NIQUI DE ICETA
    Iceta, tú
    estás mejor por fuera
    la camiseta.

  • Prot, Iceta es geek, y los geeks saben más de estilo que nosotros, los legitimistas heteropatriarcales monosetsuales.

  • Juanfran Satur Lunes, 24/07/2017 a las 16:14

    Entonces me callo. Con todas las vueltas que le he dado. Pierde tú el tiempo preocupándote por la actualidad. Para qué, para nada.

  • Proc
    no te calles
    no
    ******
    Una relectura de la entrada de hoy: el mejor fado de Amália, ése que NO voy a poner.

  • Gengis Kant
    Lunes, 24/07/2017 a las 13:55
    Qué imagen más fuerte. De las mejores entradas en la historia del blog.

    MüchÂx GräcîAX, gENgish kÂñT.

  • Estoy con el Marqués, hay que tener un canon y saber distinguir entre lo que son lecturas básicas y lo que solo puede aspirar a ser mero entretenimiento. Dicho discernimiento solo se consigue con la edad y la experiencia, y hay que constatar que muchos no llegan a alcanzarlo.

    Hablamos de literatura, pero lo mismo es aplicable a otros campos.

  • Bonnie
    Lunes, 24/07/2017 a las 15:17

    Me reconozco en la fotografía de hoy. Yo machacando mi corazón, cuando es él quien me machaca y domina cuando le da el parraque.

    Bonnie, aquí tiene a otra rubia experta en machacarse el corazón y que se le rompa en mil pedazos (como de mil -marcos- es el billete de la ilustración de Brät). ¡Todo está en los videos!

    (-> Christina Rosenvinge – Mil pedazos)

  • viejecita
    Lunes, 24/07/2017 a las 10:42
    Zeppi :
    Cuando hablaba de “Élites” en la Illiada, no pensaba en Aquiles ( que me parece demasiado blandorro para ser élite de nada. Y que, además, al ser hijo de diosa, y por enchufe, iba a acabar en el Olimpo, así que no me vale ).
    En quien pensaba era en Hector.
    Que, aceptaba su destino, arrastrado su cuerpo tras el carro de Aquiles, justamente, y, lo que es todavía más duro, el destino de su mujer y de su hijo . Eso es para mí un héroe. Eso es ser élite. El tener grabado en la mente lo de “Nobleza Obliga”.
    Y Odiseo me sigue pareciendo un trepa muy listo pero de octava.

    Viejecita, es posible (y no lo digo en broma) que hayamos leído versiones distintas de la Ilíada.

    En la que yo recuerdo, Héctor rehuía la lucha en campo abierto, al menos cuando sabía que Aquiles se hallaba entre el enemigo. Evita enfrentarse con Aquiles incluso cuando éste ha intentado dar con él. Por el contrario, cuando Aquiles está ausente, aprovecha para producir grandes bajas entre los griegos. Tras las victorias, Héctor siempre se retira a la ciudad antes de un nuevo contraataque de los griegos.

    Héctor desempeña su papel más brillante en el ataque a las naves griegas. Zeus ordena a los dioses y diosas que dejen en manos de Héctor la victoria mientras Aquiles no participe en la lucha. Cuando la situación de los griegos es desesperada, Patroclo, autorizado por Aquiles, corre en ayuda de los griegos; pero muere a manos de Héctor, quién lo despoja de sus armas y ultraja el cadáver, pese a los esfuerzos de los griegos.

    La muerte de Patroclo provoca la ira de Aquiles y este retorna a la lucha. Mientras el ejército troyano se retira al interior de la ciudad, Héctor se queda él último. Su padre y su madre le exhortan a ponerse a salvo dentro de la muralla, pero él no atiende a sus ruegos y aguarda a Aquiles.

    Pero al acercarse éste, siente miedo y emprende la fuga. Por tres veces, los dos adversarios dan la vuelta en torno a la ciudad, uno en persecución del otro. Cuando Héctor acepta el combate y se enfrenta con Aquiles, comprende que ha llegado su hora. En el momento de morir, Héctor suplica a Aquiles que entregue su cadáver a Príamo. Aquiles se niega en venganza por Patroclo. Entonces Héctor, con la clarividencia de los moribundos, le predice su muerte a manos de su hermano Paris.

    Eso es lo que yo recuerdo de Héctor, y que hace que no sea mi “personaje bíblico favorito” como dijo aquél. Merece mis respetos, pero a cada cuál lo suyo.

    La parte que relata los funerales de Patroclo y las exequias y competiciones en su honor es muy ilustrativa. Pone de manifiesto las diferencias de criterio entre “la élite” (Menelao, Agamenón, Aquiles), solo preocupados por su gloria y la posteridad, y los “comandantes” (Ulises, Ayax) que son los que de verdad dan la cara y tienen que bregar con el día a día. Los comentarios de éstos sobre las capacidades y motivaciones de sus jefes no tienen desperdicio. Se cuenta cómo Ulises intentó convencer a Héctor para que los troyanos entregasen a Helena por las buenas, evitando así una guerra que preveía larga. Y muchas otras cosas que demuestran su carácter práctico y justo. Lo de “un trepa muy listo pero de octava”, no cuadra con lo que se cuenta en el libro.

  • Procurito, responder al desastre ecológico del hundimiento del polo del sr. Iceta entre los pliegues continentales del pantalón con un haiku de irreprochable factura, conociendo la afición del mencionado por los mismos es de una brillantez rayana en la genialidad. Pero hacerlo además con un sentido del humor en el que el candor se confunde con el tino y la depravación, con la cordialidad, sólo puede ser obra de Abraxas la diosa del bien y del mal. Procurito ¡Qué miedo me das!

  • Procuro fijarme
    Lunes, 24/07/2017 a las 16:14

    HAIKU DE LA PANZA DE ICETA

    Nieves del Fuji
    y almendros de naciones
    con mucho pan.

    JAJAJAJA. Acercando la poesía a las masas, como debe ser.

  • Procuro fijarme Lunes, 24/07/2017 a las 16:11

    HAIKU DEL NIQUI DE ICETA
    Iceta, tú
    estás mejor por fuera
    la camiseta.

    La culpa es de Proc, que conste. Ella me ha obligado. Si se hace viral, la culpa es suya. Por cierto, que ya han quitado la foto de la web y no sé por qué.

  • Vale, me he perdido un poco. El marqués no se va, Gomez da sus explicaciones sobre el asunto, Ximeno hace una reflexión sobre la amistad en referencia a uno de los comentarios del marqués, Zeppi apoya al marqués sobre el tema de la “alta” literatura, Satur cuenta sobre el día que le quité a una chica, Viejecita dice que no tiene amigos (cosa que me inquieta, espero que por lo menos los amigos “de” los considere buenos), Proc recita poemas que emocionan a Ximeno, Jrg sigue sin volver a escribir y Perroantonio sigue siendo Perroantonio. En toda esta historia, ¿qué pinta el de asuntos internos? ¿Y el perro qué intentó saltar el iceberg?

    ¡Exijo una explicación!

    La historia se complica. Espero que todo éste caos no desemboque en una pérdida irreparable en Chopsuey.

  • Tipotrueno
    Por supuesto que considero buenos, a los amigos “de”.
    Y esos “de ” son partes importantes de mi vida. Aunque no toda mi vida.
    Pero sé que fuera de ese “de”, probablemente no tengamos nada en común.

    Buenas noches a todos.
    Hasta mañana a la tarde, espero.

  • A todos los que, cuando me hablan de alguien que está desnudo, me explican que así lo parió su madre, debería responderles que no soy tan idiota como creen; pero prefiero rogarles que me digan si, al nacer, estamos tan desnudos como cuando nos quitamos ahora la ropa.

  • Lo escribió Kurt Vonnegut en Slapstick or Lonesome No More:

    El amor está donde uno lo encuentra. Creo que es estúpido ir a buscarlo y pienso que a menudo puede ser venenoso.
    Ojalá la gente que convencionalmente debe amarse se dijera en medio de una pelea: Por favor, un poco menos de amor y un poco más de simple decencia.

  • Qué puñeteras vergüenzas me hacéis pasar, partiéndome la caja yo solito mirando mi telefonino rodeado de un montón de desconocidos. No vuelvo a leeros en un sitio público.

    Una actriz obsesiva para un personaje obsesivo. Hillary Swank sufrió un muy serio problema de salud a consecuencia de las heridas provocadas por el régimen y el entrenamiento intensivos a los que sometió para ganar el músculo que exhibe su Maggie. Intentó curarse sola, y únicamente cuando empeoró acudió a un médico que le advirtió de que aquello podía costarle no sólo el papel sino la vida. Siguió adelante sin contárselo a nadie de la producción diciéndose a sí misma y al médico que “Maggie hubiera hecho lo mismo”. Lo reveló después de ganar su segundo Oscar por ese papel (Morgan Freeman también por el suyo, por cierto), y no me cabe ninguna duda de que fue así. Tampoco de que los encargados de la promoción habrían aprovechado esa imagen que sirve hoy aquí como entrada si se les hubiera ocurrido a ellos.

  • Adaptaciones
    Lunes, 24/07/2017 a las 22:44
    ¿Es la misma razón por la que tenéis y amáis perros?

    Amigos no sé. La amistad, todo se acaba. Algunos tienen la suerte de morir engañados, en la creencia feliz, dormidos con la paz de un buen animal. Pero eso es solo porque la muerte ha llegado antes que la traición.

    Y perros tenemos porque si les damos cariño, comida, techo, creerán que somos Dios. Mientras que si a tu gato le das afecto, techo y cama, llegará a la conclusión de que “él” es Dios. Sí, puede que de vez en cuando comparta contigo las vísceras calientes de un conejo, pero es lo mismo que haría un Zeus o un Jehová de buen humor.

    Por eso tenemos perros, por ateísmo.

  • No me parece mucho pedir que brindemos culto como españoles a la saga Galdós-Baroja-Valle-Cela-Umbral, así como a sus antecesores que escribieron el Guzmán de Alfarache y el Quijote.
    Tampoco estaría de más que nos olvidásemos de tanto escritor menor y tanto cineasta mediocre. Como no quiero ser excluyente he visto una película está tarde de las buenas recientes españolas, he buscado una con muchos premios: “Que Dios nos perdone”.
    Debo estar transtornado como aquí alguno proclama ( y Gachó me recuerda por el privado), porque siento un profundo rechazo estético y moral por este tipo de obras que tanto gustan al parecer. Me pasa como con ciertos vinos, que se me atragantan.

  • No, Marqués, solo es un hombre de su tiempo. Como Rajoy. Y ahora solo queda aceptarlo. No puede volver atrás, ni rehacer el camino. Es demasiado tarde para todo.

  • Habría jurado que me gusta mucho Que Dios nos perdone hasta hace un momento. Después de meditarlo un largo rato a la luz del inestimable canon del Marqués, llego a la conclusión de que, efectivamente, comparada con el Quijote no es tan buena.

  • ¿Dónde anda Pirata? Espero que me esté siendo fiel. El fin de semana me acordé de ella. He visto como un pobre animal, enloquecido y ciego por las bolas de fuego que llevaba en los cuernos se mataba al envestir el poste al que estaba atado. Y en el mismo sitio, hace una semana, unos miles de antropomorfos bajo los efectos de una malaria social, como analfabetos que todavía no se han enterado de que están delirando, gritaban descontrolados: ¡¡ESTO ES CULTURA, CULTURA!!

  • Quería hacer una gracia pero no sé si me ha salido. Teístas de de te y teistas de dios. No se si se están bien las tildes.

  • Juanfran Satur
    Lunes, 24/07/2017 a las 14:29
    Kleenex Wood hizo un gran trabajo con Millón doblas baby,

    Se supera.

  • Me parece interesante el artículo de Pérez Reverte en el que aconseja como escribir y qué leer para hacerlo bien. Es una voz de autoridad y por ello han de ser consideradas sus recomendaciones.
    Yo añadiría, sin duda, algunas series de televisión que son novelas de diez capítulos como la primera y la tercera temporada de Fargo. Magníficas.
    El buen relato puede serlo en papel y en televisión

  • No te preocupes, Adapts, que yo no voy de vacaciones y además soy una persona muy desgraciada. 😀
    Estoy leyendo los diarios de Ricardo Piglia, o sea, Los diarios de Emilio Renzi, una obra diferente pero que contiene la sustancia de aquellos cuadernos que ha seguido escribiendo toda su vida desde que los empezó, muy jovencito. Al final del primer tomo, hay dos páginas sobre la escritura del yo («Quién dice yo»), los géneros donde «el yo es todo el espectáculo», aunque «por el solo hecho de escribir, el autor prueba que no se habla solamente a sí mismo».
    Lo que quería poner es esta otra parte de la reflexión:

    […] detrás del tono y el ritmo de una voz, detrás de una referencia circunstancial al dinero o a la literatura, detrás de la narración de un acontecimiento político, es posible entrever no solo el espesor, el clima, las ilusiones de una época sino también el nivel de conciencia (de sí mismo y del mundo) que tiene el que habla, el modo en que la realidad ha sido vivida, interiorizada y recordada por hombres concretos, en una circunstancia concreta.

    La conciencia, que dice la ciencia que es un puto chisporroteo.

  • EL FIN DE UNA ÉPOCA
    Cuando yo era un chaval había en Madrid apenas media docena de restaurantes donde comer bien. Cortés, Horcher, el Club 31, Zalacaín, la Nikolasa, Lúculo…a estos locales solo acudían los ricos. Mientras tanto la cocina francesa estaba preñada de lujosos locales estrellados. En esto llego Jose Mari y puso Arzac en aquel destartalado chalet en las afueras de San Sebastián. Sustituímos las pesadas salsas por aceite e inventamos la “nueva cocina vasca” a partir de la cual creció la burbuja actual que ya ha estallado. Como la inmobiliaria en el 2007.

  • Pero te gustaron los diarios o las novelas. Yo había leído dos novelas suyas y cosas sueltas, es bueno sin discusión. Pero le tengo un poco de tirria por un cable pelado que llevo bailando y me produce grandes explosiones cuando tropieza con el cable antiespañolista suyo. La cosa es que he terminado el primer tomo y he cogido el segundo, estoy enganchada.
    Yénifer, la del polígano.

  • Acabo de leer este artículo gracias a una amiga de Facebook (¡ay, qué grandes páginas podríamos escribir sobre la amistad cibernética si nos pusiéramos y nos interesara el tema!). No dice nada nuevo, pero como resumen para quienes no hayáis leído a Norman Cohn, está francamente bien.

    The Cult. Rafael García del Valle. Los orígenes del antisemitismo moderno

  • Las novelas. Los diarios no los he leído, pero me da que también.

    ###

    Cuando tenía 27 años gané un concurso. En el primer premio podías escoger entre un abrigo de visón, un frigorífico, o una cena en Arzak para dos personas. Aunque pueda sonar extraño, no escogí el visón -me favorecía- y mi estómago nunca sufrió transformaciones de índole conceptual.

    No me defraudó, como los boxeadores de talante encajador, 25 años después aún sigue aguantando en la casa de mis padres.

  • Lo que escribió MGaussage en respuesta a Holmesss es una mina. No me refiero a lo de la felicidad, que veo tangencial, sino al núcleo metafórico, eso de las cebras en la manada y al correr hacia dentro o hacia fuera, en la vanguardia, en la retaguardia, en los flancos o al calor del grupo. Ahí está sintetizado casi todo lo que hay que saber sobre las relaciones con el grupo social, la asunción de normas sociales o la rebeldía, la obediencia política y la disidencia, las relaciones con el gusto y el arte… También ahí se explica, según rutas centrífugas, centrípetas, variables u ondulantes, lo que hay que saber de la amistad. Nada es estático, todo fluye, y las propias características, la velocidad de la manada, la orografía, los obstáculos, o el número y cualidad de los depredadores influyen en el comportamiento de cada cebra en el rebaño.

  • Franco se cansó de denunciar el “contubernio judeo-masónico” que trataba de socavar las esencias de la España Imperial, Faro de Occidente de la cristiandad y Unidad de destino en lo Universal.
    Esta retórica, un tanto historicista, no podía ocultar una verdad palmaria: España salió indemne del expansionismo comunista y de las locuras imperialistas del Eje. Luego el abrazo de Ike, sincero entre militares, nos abrió el camino de la libertad tutelada.

  • La avaricia (como decía el de la mano invisible), la envidia (como dice McG), la mentira (como dice JF Revel), son las fuerzas que mueven el mundo. La amistad es pues un constructo irreal para bandearse entre tanta miseria,
    No es siempre así, hay un gen altruista, unos aristócratas del espíritu que nos negamos a restregarnos en el fango. Buscamos compañeros de viaje.
    Creo, por ejemplo, que Brema pertenece a esta noble estirpe. Mi amigo Carlos GAlix también. Arturo, a su estilo, también. Quise narrar todo esto pero el público prefería seguir recreándose en relatos inanes.

  • JrG, te pregunté por qué decías que te ibas y no solo no me has respondido sino que además no has vuelto. Aquí sigo plantada esperando y se me está poniendo una mala hostia…

  • Procu, aunque tú nunca me diriges la palabra te explicaré porque se fue jrG y no vuelve, me lo explicó en un mail. Porque es un aristócrata del espíritu, precisamente de los que estaba hablando ahora.
    Son los pursang de los que hablaba Nietzsche.

  • Con la actual suscripción del Economist tienes acceso a:
    1. Versión en papel que recibes puntualmente.
    2. Versión electrónica válida para PC y móvil. Llega antes que la escrita.
    3. Versión en audio leída en inglés BBC que puedes escuchar mientras lees para mejorar tu inglés que siempre es subóptimo.
    No veo forma de una mejor inversión cultural que ésta.

  • 25 años de la Rebollada. Yo estuve en el Campo Nuevo viendo la final del futbito. Todo lleno de banderas españolas. No estuvo mal.

  • No se dice ensaimada, que se dice juegos ensáimacos. GLUS-GLUS.
    «Golía de maaal». «No se dice golía, que se dice bolía». (Mi hermana de pequeña, corrigiendo a una amiguita, según mi madre).
    Había una sigla, el COJO (Comité Organizador de los Juegos Olímpicos); no triunfó pero sale en los libros.

  • Corren por la red personas tan anodinas y que guardan tantas precauciones por ocultar su rostro que a veces me pregunto si no estarán en el programa de protección de testigos del FBI.

  • Admiradora de ése hombre
    Martes, 25/07/2017 a las 14:36
    Aún quedan hombres. Soberano.

    Admiradoura, perdone que se lo pregunte ¿está ustet güena?

  • A mi el sintagma “aristócratas del espíritu”, vaya esto por delante, me gusta y lo compro. Tras leerlo he pensado un buen rato en aquellas personas a las que conozco bien y que fueran merecedoras de tal y, créanme, me ha sido difícil encontrarlos.
    Luego he pensado en mí por si pudiera aplicármelo pero rápidamente he concluido que quizás, de todos ellos, soy al que peor conozco.

  • Adaptaciones, para tener criterio para admirar a un gran hombre hay que ser una gran mujer, para más detalles pregúntele al marqués 😉

  • Boadella, en su línea.

    Carta al presidente del Gobierno

    … Ha sobrevivido con relativo desgaste a la patología anti PP que afecta una parte sustancial de la ciudadanía española …

  • Mis reiteradas visitas a las diferentes Edades del Hombre me hicieron consciente de la grandeza de haber heredado una forma de estar en el mundo, lejos de mercaderes y prostitutas, cerca de ese Dios imaginario que quiso sacrificarse por todos nosotros. Ya conté que una mañana en la catedral de León, con la tenue luz que se filtraba por las vidrieras y e el sonido de los cóncavos tubos del órgano tuve una visión.
    Esa espiritualidad me acompaña desde entonces y escucho a Joquim Després, a veces a Palestrina o al padre Soler muy dentro de mí cuando hago el amor y me doy a los demás.

  • La otra noche soñé que Gachó y yo estábamos encaramados en la escalera de Jacob y le recitaba al oído “las últimas palabras de Cristo en la Cruz”. Me dijo que el tono de mí voz le recordaba al de Peter Peers.

  • Tengo mucho que decir y muy poco tiempo para decirlo, así que allá voy:

    Zeppi: Ulises es el personaje más rastrero de toda la Ilíada. Queda pendiente la ilustración pormenorizada. STOP. Yo también quiero que vuelva jrG. STOP. S., le soy absolutamente fiel, por usted me he convertido en una especie de Mariana Alcaforado, con la insignificante diferencia de que ni usted es un oficial ni yo una monja. STOP. Aunque los antisemitas lo nieguen (la mayoría de los antisemitas no entienden que lo son, ni por qué lo son), la mayor parte del argumentario que antes se aplicaba a los judíos como individuos o como pueblo se reproduce hoy en el discurso sobre Israel. Unos botones de muestra:

    1. “Algunos países ya habían concedido todos los derechos civiles a los judíos, y faltaba poco para que los países restantes, hostigados por las conspiraciones y seducidos por el dinero, hicieran lo mismo”, se lee en el artículo que ha enlazado Perroantuán. Es un argumento similar al que sostiene que Israel maneja en la sombra la política exterior de Estados Unidos. Dice James Petras en (dónde iba a ser) Rebelión: “Desde el punto de vista de las relaciones entre Estados, la potencia menor regional es la que arranca un tributo al Imperio, un resultado aparentemente único o paradójico. La explicación de esta paradoja se encuentra en el poderoso e influyente papel de los judíos proisraelíes en sectores estratégicos de la economía norteamericana, partidos políticos, el Congreso y el poder Ejecutivo”.

    2. El viejo mito del envenenamiento de pozos, ayer y hoy. De nada sirven rotundos desmentidos, aunque provengan de la propia supuesta fuente de la “noticia”. También es una variante del discurso del rabino que menciona el artículo de García del Valle.

    3. El libelo de sangre, ayer y, en una versión fantástica, por lo imaginativa, hoy.

    Y así hasta el infinito y más allá.

    Abrazos a todos desde el Lemán.

  • Por qué turbáis mi paz mentándome en vano. Hacedlo con fundamento: Albert, hazme un hijo. Albert, toma diez millones de euros a cambio de nada. Albert, en ti se reconoce a un verdadero aristócrata del espíritu.

    Zeppi
    Martes, 25/07/2017 a las 16:51
    Boadella, en su línea.
    Carta al presidente del Gobierno
    … Ha sobrevivido con relativo desgaste a la patología anti PP que afecta una parte sustancial de la ciudadanía española …

    Zeppi, destacar precisamente esa frase del artículo de Boadella… La patología anti PP existe, claro. La patología anti PP se usa con demasiada frecuencia para conjurar cualquier crítica legítima al PP, más claro aún. Da igual, este PP ya está amortizado a ojos de los dioses, que son los que cuentan. Los hombres aún tardarán un tiempo en darse cuenta. Y después el caos.

  • Gacho, creo que puedes volver definitivamente a escena con la tranquilidad de saber que cuentas con un relevo de garantías: JRG lleva camino de convertirse en el nuevo Pepe el Romano del fanzine.

  • Hace 25 años estabamos veraneando en O Grove. ¡Como pasa el tiempo!. Para no coincidir con las fiestas litúrgico-políticas, un día antes, el 24, subimos a Santiago de Compostela. Terminando la visita, estaba comentándoles a mis hijos detalles de la fachada de la Acibechería, cuando salió por la puerta Rouco Valera, solo, camino de su palacio y se encontró de frente con nosotros. Se detuvo nos preguntó quienes éramos y de dónde veníamos y al despedirse nos dió la bendición. Se quedó bastante cortado porque ninguno nos santiguamos aunque yo, cortésmente, le tendí la mano que, algo reticente, estrechó blandamente. No intuí el poder que luego conseguiría aquella persona menuda por no sé qué intereses vaticanos. Es más, por mor de la entrada he pensado ahora el dicho de mi abuela: “Corazón sin trampa: morcilla sin atadero”.

  • Por alusiones:

    Pirata: le digo lo mismo que a Viejecita, es probable que hayamos leído versiones distintas de La Ilíada. En la que yo recuerdo, Ulises no es precisamente un angelito (ninguno lo es) pero es de los pocos que intenta poner algo de cordura entre tanto ego agraviado. Sus decisiones obedecen siempre a un fin práctico, en contraste con las actitudes “trascendentes” de otros protagonistas.

    También es posible que, como en tantas otras cosas, usted y yo hagamos lecturas distintas. Hace mucho que no releo ni La Ilíada ni La Odisea, pero sí recuerdo haber pensado siempre que si tuviera que elegir un jefe entre todos aquéllos héroes, sin duda hubiera elegido a Ulises. Y en segundo lugar, a Ayax.

    Albert, yo no menciono la patología anti-PP para conjurar crítica alguna. Coincido con Boadella en que existe y en que es de hecho una patología, algo que pocos se atreven a decir así de claro. Boadella ya diagnóstico el tema catalán como otra patología social, en lo que también coincido.

  • En pleno ataque de insomnio:
    También a mí me encanta Ajax, y siempre le consideré un héroe de los buenos, Zeppi, pero Odiseo me sigue pareciendo muy listo, y más falso que un billete de tres euros , y no me gusta nada. Y me ha dejado hecha virutas con lo que dice de Hector, que , junto a Antígona, son mis Auténticos Héroes. Yendo a su destino, aunque sin ninguna gana, sabiendo de antemano lo que iban a la muerte , y lo inútil de sus esfuerzos, y que además, tras la muerte, no les esperaba el Olimpo sino las tinieblas.