87 comentarios

  • viejecita
    Miércoles, 26/07/2017 a las 03:40

    Y me ha dejado hecha virutas con lo que dice de Hector, que , junto a Antígona, son mis Auténticos Héroes.

    Viejecita, en esa historia todos son héroes, juguetes en manos de los dioses y enfrentados a un destino que no está en sus manos. Pero cada uno recuerda lo que le llama la atención. Y lo de Héctor huyendo de Aquiles alrededor de las murallas de Troya está escrito en el poema, aunque en la famosa película tan deshonroso comportamiento sea atribuido a Paris.

    Y si bien es cierto que Ulises es descrito como astuto y taimado, cercano a un timador (al principio intenta hacerse pasar por loco para no tener que acudir a la llamada de Menelao, lo que bien pensado, tal vez sea un signo de verdadera cordura), también demuestra en multitud de ocasiones su inteligencia, como cuando consigue frenar la desbandada del ejército griego, que no han entendido una estratagema de Agamenón que él había comprendido perfectamente, y su sentido práctico, siempre tratando de minimizar las bajas entre sus soldados.

    Y demuestra su valor cuando se ofrece para luchar en combate singular con Héctor, aunque no resulta favorecido por el sorteo (es Ayax quien resulta elegido para enfrentarse a Héctor; pelean hasta la extenuación y el combate se suspende al anochecer y ambos guerreros intercambian presentes, admirados cada uno del valor y la destreza del otro) .

    Creo que son esas cualidades, más cercanas a los defectos humanos que a las virtudes divinas, lo que me atrae de la figura de Ulises. Y probablemente, el hecho de que yo carezco en gran medida de esas cualidades (astucia, comprensión de las estrategias de otros y adecuación de la suya para obtener el mejor resultado) lo que me llevaba a considerarle el mejor jefe de toda aquélla tropa.

  • Buenos días:
    -Me encanta la monja en éxtasis.
    -Me alegro muchísimo de ver de nuevo a JrG.
    – Zeppi : Se ha olvidado ( y yo anoche en mi insomnio, tampoco me acordé de su nombre) , de Diómedes . Él era mi favorito, y el de mis hijos de pequeños, en la Illiada. Y por el que llorábamos todos a lágrima viva. Ajax era un guerrero extraordinario, un poco como el especie de Mazinger Z de los dibujos animados al que pusieron su nombre. ” Demasié”. Y, ya siento, a Hector le perdono que de entrada huyera de Aquiles, ello demuestra que era hombre mortal , aunque luego aceptase y asumiese su destino como un héroe. También J.C. pedía ” Padre, si es posible, aparta de mí este cáliz”, y sin embargo, llegó hasta el final, y perdonó… Al que no le perdono sus engaños es al astutísimo y falso Ulises. Seguro que tenía planeada alguna trampa para Hector, en su lucha singular contra él. No hubiera ido a las claras.
    Y sí, será un modelo de humano, pero nunca mi modelo

    Hasta luego, cuando tenga un descanso, espero.

  • ¡ Ah ! Y, ¿ Qué “Famosa ” película ? ¿ No sería una con Brad Pitt ? ( Es un actor del que huyo, y no he visto más que poquísimas de sus películas, y esas, casi obligada por quienes eran los demás intérpretes, o por el director) …

  • Álvaroquinn:
    Acabo de meter el libro en mi carrito de Amazon. Para mi próximo pedido. Y en papel, que cada vez me cuesta más leer libros electrónicos, y más aún si son traducciones de libros en idiomas que leo en V.O. .
    Se agradece de verdad el enlace.

  • Zeppi
    Miércoles, 26/07/2017 a las 06:57
    viejecita
    Miércoles, 26/07/2017 a las 03:40

    , y su sentido práctico, siempre tratando de minimizar las bajas entre sus soldados.

    A mí esta frase , me recuerda más bien a algunos ( demasiados) de los políticos actuales. Siempre intentando minimizar los daños para los “suyos”, es decir, para los de su partido, … sin importarles si ello es bueno, o es malo para España. ( Y en los secesionistas, sin importarles tampoco si es bueno para Cataluña, para el País Vasco, para Navarra …).

  • Uno, dentro de su pequeñez, piensa que pasa desapercibido. Le he sacado tanto gusto al anonimato que me proporciona esta “petit ville”, que pensaba que era mejor así.
    No puedo más que pedir disculpas.
    Creía que era mejor ser un espectador, que poner una forma de ver que por otra parte nada tiene de particular, sino que más bien es una elaboración o refrito de lo que a uno le parece lo más adecuado, lo que verdaderamente motiva para escribir tu existencia.
    Uno se siente tan abrumado por esa catarata de conocimientos…que nada se puede añadir, que no queda sitio para las pequeñeces propias, entre algo tan grande.
    Una vez más he fallado…
    Uno ya se ha acostumbrado a perder, incluso le saco cierta satisfacción al asunto, y además una enorme comodidad. La libertad de no tenerte que defender, pues lo das por perdido, al menos en su aspecto exterior, aunque tu tesoro sólo esté dentro, y se pueda ver a través de muchas capas de veladuras más o menos traslúcidas…
    DISCULPENME, sólo los amigos aceptan las cosas tal como son.
    Gracias por considerarme un amigo, yo así les he considerado a todos, incluso cuando no me gustaba nada alguna actuación, y se me hizo imposible recriminar, y corregir nada, porque quién soy yo para ello, si he cometido esos fallos en muchas ocasiones…demasiadas seguramente.
    Como aquél….
    Decíamos ayer…

  • Qué alegría volver a leerle, jrG.
    Álvaro, gracias por la recomendación.
    Muy buena la ilustración de hoy y la del lunes, que no dije nada.

  • “Uno ya se ha acostumbrado a perder, incluso le saca cierta satisfacción al asunto”.

    ¿Hay que pagar royalties o puedo poner esto en mi escudo?

  • Estupendo, JrG, Me alegro muchísimo de su retorno.
    pero supongo que le reprocharán todos los que estaban deseando dicho retorno suyo , ese pedir excusas ¿ humildemente ? ( yo creo que el pedir excusas es orgullo bien puesto ), como me suelen reprochar a mí, que termine con “Ya siento” ( y eso que, en mi caso, SÍ está más que justificado)

    Espero que nos cuente de su Reyna, de sus piedras desaparecidas, de su chico, de su otro chico, de sus viejas motos, y de lo que más le apetezca, y por supuesto sigo erre que erre con lo del catálogo de sus obras.
    Y me voy a la estación, a recoger a mis marcianitos.

  • No, no he terminado con la antología de poesía argentina. Son dociento años, cariños.
    Sí, tengo poeta más favorito del día: Eduardo d’Anna (Rosario, 1947) 💙

    Nada fluye

    Las casas nuevas crecen
    encima del fantasma
    de las otras.

    No es humedad
    lo que a veces brota
    sino la sangre de los recuerdos.

    Si uno se fija con atención
    puede ver el antiguo prostíbulo
    a través de las paredes del banco.

    O la casa masónica
    bailando, aérea, sobre el párking
    o los niños jugando sobre los muertos.

  • Dale

    Mirá si el mar
    estuviera a una cuadra.


    El barrio tendría que ser igual
    todo lo mismo salvo
    que cerca de la carnicería
    de la gente de los chicos

    en bicicleta que andan
    sin que nadie supiera
    estaría el mar.

  • De un texto escolar (2014) sobre escritura:

    «Quien escribe un texto planificado ha de ser consciente de la volatilidad de la memoria a corto plazo de los lectores, especialmente en nuestros días, habida cuenta de la atención dispersa a la que nos conduce la multiplicidad de impactos informativos que recibimos a cada instante».

    Asume, como de pasadilla, el hecho escalofriante de la pérdida en la capacidad de atención, que tiene como consecuencia el enflaquecimiento de la memoria y el deterioro de la comprensión, la ruina de la inteligencia y, en suma, la destrucción de la humanidad. Adapts, quiero mi sección en La decadencia de Occidente.

  • Los letrados de sala tendrán un criterio mucho más afinado que el mío, pero después de ver la declaración del PRESIDENTE DEL GOBIERNO de nuestro país, a las preguntas de acusación y defensa, me gustaría saber si se puede hacer una querella ante tamaño despropósito.
    Constatar la escasísima solidez de los argumentos, la debilísima preparación del caso y preguntas y la poca capacidad oratoria de los letrados.
    Parecía un careo ante el director del instituto sobre un caso de robo de folios…
    Decepcionante.
    Como también es decepcionante que si los hechos son ciertos, el control de una organización como el PP esté en manos así y sin demasiada vigilancia.
    Lo único favorable, es que esto se puede realizar y que se ha realizado, demostrando con ello que existe un procedimiento legal posible.

  • A Dios se le puede adorar de muchas formas. La más elegante, venida directamente de París, es la de las Adoratrices, orden a la que pertenece sin ningún género de dudas la señorita de la foto.

  • Que a mí me ha parecido un topicazo la afoto de hoy ¿se puede decir, no?

    No iba a decirl nada, pero si la alaban…

    Ya siento.

  • La Justicia se ha pegado un tiro en el pie televisando el interrogatorio. Lo mejor, con diferencia, los centrales del equipo local: el abogado de Bárcenas, Rajoy, fiscalía.

    Sabíamos todos quién estaba en la fundación y mantenimiento del GAL. Todos sabemos que no se pagan 5 millones de euros por un estudio económico sobre el bolívar. Y por todos es conocido el nivel de esteroides en sangre del PP. Los españoles convivimos muy bien con la mentira.

  • En mis tiempos las monjas administraban sus tierras como cualquier señor feudal. Monjes y monjas participanan juntos en coros, procesiones y compartían muchos actos de la vida cotidiana. No era lo normal, pero algunos monasterios eran compartidos por hombres y mujeres. Como ellas no podían decir misa, al menos convivían con un capellán. La clausura rigurosa vino después.

  • “Viejecita
    Miércoles, 26/07/2017 a las 09:17
    Álvaroquinn:
    Acabo de meter el libro en mi carrito de Amazon. Para mi próximo pedido”

    A mí me parece que Viejecita no debería comprar por sistema todos los libros que se comentan en Chopsuey incluyendo además todas las novelas de Gómez. Uno piensa que nos está “vacilando” como se decía antes.

  • marquesdecubaslibres
    Miércoles, 26/07/2017 a las 19:01
    A mí me parece que Viejecita no debería comprar por sistema todos los libros que se comentan en Chopsuey incluyendo además todas las novelas de Gómez.

    No me compro todos, sólo los que me apetecen. Y si no me gustan, los regalo sin terminarlos.
    Y es que yo ni viajo, ni me compro toilettes, ni voy a cenar por ahí, ni nada. Me gasto el dinero en libros, DVDs, y CDs. Y, como tengo tiempo de sobra, los leo, los veo, los escucho…
    Y si encontrase esas novelas de Gomez que aparecen en el Quienes Somos, estaría más contenta que unas pascuas, que sólo con los títulos ya hacen volar la imaginación.
    Viciosa que es una.

  • Reconozco que en ignorancia he pensado que los posts de Gengis de las 12:09 y 12:16 eran enteramente una broma, pero aún así, porque el término me ha provocado curiosidad y porque efectivamente me parecía recordar haberle leído a él mismo citarlas alguna vez, he buscado en Google y sí, la orden de las Adoratrices Esclavas del Santísimo Sacramento y de la Caridad existe, como sin duda la señorita Bellpuig y probablemente muchos de ustedes ya sabrían. Leo en su página web que su misión es “un apostolado comprometido en favor de la mujer, víctima de una sociedad que la esclaviza”, y que la llevan a cabo “al ritmo del adorar y liberar continuamente”, cosa esta última que parece extraída directamente de un diálogo de Almodóvar. Por frases de este tipo y porque la jerga católica tan dura me aturde, he seguido pensando mientras leía la presentación de su fundadora, de su historia y de su misión que esa web es algún tipo de broma o fake, pero no: también salen en la Wiki, han recibido premios y se han visto envueltas en alguna polémica. Dios santo.

  • Me han mirado raro las dos últimas veces que he regalado libros de segunda mano, como diciendo “Esta mierda está usada”. Se conoce que hay que inventar los libros nuevos que parezcan usados. Están descatalogados solo aparentemente. Gozan de un cuidado desgaste en las esquinas y en el lomo. Subrayados en el interior en tonos a elegir. Les faltan varias páginas de cortesía. Huelen a humedad de castillo de Luis II de Baviera.

  • La foto de la monja y sus hábitos me ha recordado mucho a una mula del Rocío que conocí hace más de 5 años. Bien pasados de cerveza y fino habíamos alquilado con unos amigos una charret que durante toda la noche nos llevó de casa en casa por la aldea atestada de gente. La mula se paraba en los cruces de las calles, miraba a un lado y a otro, y seguía su paso sorteando caballos y romeros. Se conocía incluso las casas de los rocieros más populares. Llévanos a la del Ponce y allí nos paraba un rato. Ahora llévanos a la del Suárez y allí nos aparcaba. Acércanos a la ermita y allí poníamos una vela mientras la mula nos aguardaba fuera. Tenía una expresión clavada a la de la monja y ha sido lo más listo que he conocido todos estos años en El Rocío.

  • JAJAJA. Habría que oír a la mula contar esa historia.

    Álvaro, uno solo empieza a apreciar los libros usados cuando uno mismo está muy usado. Es hipótesis.

  • 1) Una página de poesía en la que dedican hoy a Machado un recuerdo y dos frases. Esta es la segunda:
    «Machado fue un poeta de la generación del 98 que en palabras de Luis García Montero: “Los últimos días de Machado simbolizan la derrota de la República en la Guerra Civil española”».
    2) Leo un artículo de Cercas en EP, que habla de la humillación de Cataluña durante el franquismo.
    3) Leo los comentarios de la página de Chopsuey de agosto de 2014 que ha enlazado Perroantonio y me veo de nuevo contando cómo desplumaba mi tía Mari a los conejos.

    ESTO ES INSOPORTABLE

  • Gracias Quinn, tiene buena pinta el libro. Me vendrá bien para una relectura moderna del clásico. No creo que modifique mi impresión sobre Ulises, las ideas que se fijan en la infancia son difíciles de cambiar, pero nunca se sabe.

  • Albert, ¿también a usted le suena blasfemo ese afrancesamiento de la palabra ‘adoradoras’? Parece como si hubieran convertido la entrega a Dios en un gesto coqueto.

  • Procuro fijarme
    Miércoles, 26/07/2017 a las 23:01

    Álvaro, uno solo empieza a apreciar los libros usados cuando uno mismo está muy usado. Es hipótesis.

    Esto me ha recordado a un amigo que cuando estaba de fiesta borracho hasta las patas gritaba: “¡Chicas, usadme, que soy un chico fácil!”.

  • Alvaro, me has recordado una anécdota…
    Cuando se estrenó BATMAN la primera, en España, unos amigos se habían comprado un contenedor de 70 pies cubicos en los USA con merchandising del asunto.
    Nos regalaron a los amigos, una camiseta negra con el logotipo en amarillo, para ir calentando el ambiente. tendríamos unos 30 años por entonces.
    Una noche, en Madrid, bien calentitos todo el grupo, uno de mis amigotes, se acercaba a toda hembra que veía, proponiendoles lo siguiente:
    Soy el representante de BATMAN, quereis echarle un polvito????
    Imaginen la escena…un BATMAN borracho de no más de 60 kgs y 1,70 de altura…
    Ni que decir tiene que el éxito fue nulo…
    El marketing tiene su técnica, y un médico borracho recién colocado no es el mejor ayudante…
    Mis amigos negociantes, conocieron su primera ruina, pues aquí el BATMAN no cuajó como en los USA.
    En algún lado seguirá esa camiseta…

  • Procuro fijarme: En Amazon si se elige la opción del “ebook Kindle” aparece “Enviar una muestra gratuita”, con las páginas iniciales y el primer capítulo ó parte; es un envío automático si se solicita con un simple click y permite hacerse una idea de lo que uno va a encontrar. Este parece un libro muy recomendable, por lo leído en la muestra: más adelante llegará la ocasión de comprarlo.

  • Angus era una amiga de la pandilla que con 17 años se metió a monja de clausura. Nunca supe en que orden de monjas se metió pero estuvo por varios conventos de España. Nos contó esto cuando se salió, tendría entonces como 24 años, estábamos los demás acabando en la universidad. Tenía buen nombre, Angustias, para haber llegado a Sor, pero no hizo carrera religiosa. Aunque a sus compañeras novicias, sobre todo por el norte, les resultaba raro y se confundían al llamarla. Augusta, Hermana Agobio, incluso Asturias nos contaba que le llamaron alguna vez. Ahora trabaja como geóloga en una mina de León.

  • UNA CELADA
    Aprovechando la presencia de Satur en Barcelona, y con la disculpa de invitarle a cenar, le tendí una astuta celada. Le llevé al restaurante “A Gaudir” cuyo dueño es un portugués fanático del hermano de la Ronalda que le dio el correspondiente recital cantando las hazañas de nuestro adorado CR7. Para que no se aburriera también invité a un amigo gallego de esos que no para de contar chistes. Creo que le dimos la noche y espero que le sirva de escarmiento a sus fanáticas opiniones.

  • EL COLOR DE LA PASIÓN
    Blanco, rojiblanco y blaugrana. Barcelona, Madrid y Berlín. Libros. Historia. Amistad viril. Risas. Mi versión de la cena en “A Gaudir”.
    Un placer conocerte, querido Satur, aunque te presentaras en pijama😉

  • Estoy hasta los chinchulines de problemas ajenos y añoro el mar, sintagma cursi pero reconocible y efectivo. Chinchulines, siendo tripas, deberían ser cojones, la verdad, que hay palabras que evocan claramente una cosa y sorpresivamente significan otra. Falsos amigos les dicen si el tropiezo es por saltar de idioma en idioma pero no tienen nombre si es dentro del mismo que, para el caso, es este que es el mío. Es suposición que seguramente ocurra en todos, pero no me consta con la certeza necesaria para jurarlo. Es usted un inconsútil, le dije una vez a un tipo que estaba detrás de un mostrador y a poco tenemos un lío de cojones, chinchulines si nos dejamos llevar por la evocadora eufonía del plural. En ciertos casos tan poderosas son las apariencias que ni el diccionario nos convence de algunos significados y el tipo, confrontado a su ignorancia, perseveraba e su intento de desahogarse a hostias. Cimborrio, por poner otro ejemplo, evoca claramente un carajo vigoroso y solemne, un carajo respetable y levemente amenazante, ni engurruñado ni enhiesto sino en ese estado intermedio de alerta al que los americanos dicen oreón. Se podría decir perfectamente que el cimborrio de Isauro Puga, a quien decían Maese Pérez el organista, causaba asombro a quienes lo descubrían por vez primera y una extraña mezcla de envidia y orgullo a sus compañeros y amigos, aún conscientes de las molestias de toda índole que ocasionaba dicha impedimenta.
    La ilustración de la monja me gusta porque, siendo distinta, evoca recuerdos de otras. Las monjas son muy iguales, casi totalmente, y con eso hay que contar. Distinguir a una monja de otra es una asignatura cuatrimestral, pero llave, en el Seminario de Mondoñedo, o al menos eso contaba Cunqueiro. A mi de cierto no me consta pero me cuadra. La de la entrada me recuerda a la que dibujaba Manara para ilustrar las cartas de Mariana de Alcoforado, la monja portuguesa que se puso verraca con un oficial francés y derramó su pasión en cinco cartas amorosas en las que no dice ni una sola vez ni turgente ni violáceo. Sólo por eso, por esa bendita omisión, se han convertido en referente erótico. Si escribes turgente, violáceo, enhiesto o ebúrneo es literatura erótica mala, esto es así aunque Bloom, que ya ha opinado sobre casi todo, guarde silencio sobre el particular y aún no se haya pronunciado. Hay que evitar los lugares comunes siendo éstos no los que todos transitamos, sino los infrecuentes muy visitados por turistas poseídos por la lírica. Por ponerlo a las claras es menester huir del marco incomparable de belleza sin igual. A mi leer turgente y violáceo en la misma frase, en ocasiones en la misma página, sólo me trae recuerdos de una berenjena. Y es que yo, de caer, tiendo a hacerlo del lado que no es y a estas alturas ya no voy a pedir disculpas. Aún se discute si la monja existió pero eso es lo de menos porque, si fue el caso, lo cierto es que hoy ya no existe. Eso a los curiosos y a los historiadores les resulta interesante, si sí o si no, pero para el poseedor de un espíritu práctico lo relevante son las cinco cartas ayunas de los cuatro estigmas de la literatura erótica.
    Manara también puso en imágenes otro texto, El Arte del Azote, quizás pensando en mejorarlo pero en vano. Manara dibuja unas mozas estupendas, de piernas largas y bocas lascivas, pero todas iguales unas a otras. Sé tú mismo es un consejo que se da mucho sin calibrar el aburrimiento al que aboca a los demás. Un tipo, siendo él mismo, es sólo él mismo y, claro, acaba repitiéndose. Se nota mucho que Manara es él mismo desde hace mucho, casi desde siempre, lo cual no le quita ni le pone y quizá hasta es mérito, pero lo hace cansino. Digamos que todas las muchachas que ha dibujado Manara son la misma muchacha, ya vestida de monja o bailarina, de adolescente o madura, todas siempre ponen la misma cara, como Steven Seagal o la Luna. Es por otro lado inevitable que, a partir de cierta edad, todo nos recuerda a todo, lo cual en una primera y apresurada valoración nos pone el ego oreón; cuánto he visto, cuánto he leído, piensa uno. La contrapartida, claro está que la hay, es que nada sorprende ya y tiene uno que aprender a vivir en un mundo donde las emociones son pequeños detalles y leves matices.
    Estoy hasta los cojones de los problemas de la gente, que llama por teléfono o te alcanza por mail, y echo de menos el mar, que por estas épocas se adorna de mozas en trajes de baño escuetos e inconsútiles. Me consuela que ya sólo me queda lo que queda de hoy y mañana.

  • A mí de las monjas lo que más me gustan son las yemas.
    De MM lo mejor son las historias y para ese viaje no hacen falta líneas. Uno ya se pone bruto solito con los ojos cerrados.

  • Comerciante, muchas gracias. No tengo kindle pero su «parece un libro muy recomendable, por lo leído en la muestra» ha sido definitivo. (Si es que lo estaba deseando).

    ¿JrG, has ido a Nantes a comprar galerías o a venderte a una?

  • Ayer falleció un hombre en la playa, una mujer que nadaba cerca lo vio flotando boca abajo y dio el aviso. Como bajé a bañarme, enseguida se me ha ocurrido que pudo haber estado pasando a unos metros de mí y no darme cuenta, todas las cosas que suceden en un momento a la vez y sin que lo notemos, como en la canción de Vinicius: en este momento hay una boda, un divorcio y un violamiento, hay un hombre rico que se mata, un incesto y una regata porque hoy es sábado y mañana domingo. No me enteré, lo he leído en el periódico y al final de la noticia decía que «se desconoce si la muerte fue por ahogamiento o por parada cardiaca previa». Previa a qué.

  • Argantonio, Mgauss, y Proc, son unos virtuosos. Y como todos los virtuosos son dignos de envidia. ¿Solo envidia, o también admiración? Pues no sé. Siento pasión por los incompetentes. Somos los únicos que siempre trabajamos al límite de nuestras posibilidades.

  • Llueve suavecito y hay una niebla desganada pero la temperatura es estupenda. Como la luna está en creciente será la noche perfecta para que salga la Santa Compaña con camiseta de tirantes y chanclas.

  • He ido a Nantes a ver si la galería GAIA, que es una galería pequeñita en la que exponen casi siempre mujeres, me quiere adoptar.
    Uno ya está muy mayor y muy canso, para andar de galería en galería tocando puertas, y yo lo que quiero, es que una madre me dé de comer alguna vez al día, y me deje hacer mis garabatos tranquilito y cerca de casa.
    Aquí es una dueña, con sus empleadas y yo con mi Reyna…
    Madame, hoy ha tenido que salir con urgencia, y le he dejado a una preciosa empleada camboyana, unos cuadernos y tres esculturas junto con mi teléfono (el de la Reyna, que se entenderán mejor).
    Espero sus comentarios…

  • Morgan, aquí llueve a mala hostia.
    Hoy ya me he puesto otra vez la camiseta de hilo bajo la camisa, que uno anda débil después de la última piedra…
    Aquí ya no sale ni Dios.
    Sólo quedamos nosotros, que nos hemos quedado sin sur, este año.
    Y sin playa como siga el tiempo así…

  • O sea. JrG, que ¿ le ha dejado a esa galería sus dibujos preparatorios de Cholet, del dolor, de por la mañana, de las casas de Cádiz… Y esas esculturas que tenía juntas en el estante bajo ?
    Pues si no le adopta la galería, será porque la dueña es ciega, o porque sólo quiere tener obra de mujeres…
    Déle usted mi correo, y que me mande un catálogo cuando lo tenga dispuesto. Por Favor. Que a ella no le dará apuro…

  • Procuro fijarme: no es necesario disponer de un Kindle si se tiene una tablet o móvil Android. En Google Play hay una versión Kindle excelente, gratis, para Android.

  • Gracias, Chino, es un montón de páginas. Ya lo he pedido y a lo mejor hasta lo leo. 😀
    Comerciante, soy de esas incapaces de leer más de doscientas palabras en el telélfono, pero igualmente agradecida. Mirando por ahí he visto una crítica negativa («biografía fallida») que le acusa de desparramarse en datos y anécdotas irrelevantes, agarrarse a la poesía como autorretato fiel, desdeñar la prosa machadiana y eludir el pensamiento. Seguro que tiene razón. Gibson me cae un poco gordo.

  • Suerte con la madama, JrG. Suena todo mucho a saloon del oeste y tú tocando el piano.
    Una de las monjas que mejor recordamos los que hemos estudiado una asignatura que se llama Latín vulgar, Perroantonio, es la monja Egeria, que escribió en eso del siglo V un diario de viaje muy chulo, la Peregrinatio ad Loca Sancta. Gallega, MGauss.

  • «En Dunkerque, los franceses constituyeron, según cifras, entre el 36,4 % y el 41,4 % de los 338.226 evacuados. De los 848 barcos heteróclitos que participaron en la operación más de 300 eran franceses. De modo que su esperpéntica ausencia en la película de Nolan no hace más que inscribirse en una tan histórica como imperturbable tradición de cara dura británica. “¿Cómo habrán visto la película los franceses?”, se pregunta inteligentemente Hughes. Pues exceptuando un poco de acritud en un artículo de Le Monde, con resignada ironía en general. Los ingleses son los ingleses. Como le decía el escorpión a la rana en el conocido apólogo: “¡Sorry, that’s my nature!”».

    Nolan, Dunkerque y el escorpión: “Sorry, That’s My Nature”
    Jean Palette-Cazajus

  • «Latín vulgar» era una de esas asignaturas a las que me daba por no comparecer y suspender. Luego llegaba la tercera o cuarta convocatoria, hincaba un rato los codos y salía del paso. Cuánto me arrepiento de haber sido tan gilipollas. Con lo que ahora me gustan estas cosas. Siempre llego tarde a mí mismo.

  • Me ha entusiasmado “Frente al espejo” de Terelu Campos y Kike Calleja. Es una conversación íntima entre amigos. Una confesión de Terelu y un repaso vital en un momento crucial.
    La versión Kindle ya está disponible.

  • Siempre se me ha antojado como una de las más sutiles ironías sobre la lengua latina que jamás he leído:

    Contaba Lichtenberg que en una ocasión llevó a Sir Francés Clerke a presencia de un vicerrector llamado Förtsch. Éste recibió a Clerke con una larga perorata en latín realizada “con grandes aires y precisión retórica”. Cuando finalizó, Lichtenberg le dijo al Professor Förtsch:

    –Excelencia, los ingleses no entienden nuestro latín.

  • Debajo de la columna de Huges que ha puesto S., aparece un comentario típico entre la peña periodística: alguien dolido, le acusa de trepa y de olvidarse de los que va dejando atrás. Me llaman mucho la atención estas manifestaciones públicas de rencor. Este odio se masca en los centros de trabajo. No sé quien hablaba el otro día de las virtudes de la envidia como motor de emulación. ¿Y el odio?

  • Gracias Proc por lo de Egeria. Me he pasado un rato entretenido rebuscando y leyendo sobre la historia de la monja viajera. A mí me encanta Santa Trahamunda, también monja y gallega, que está enterrada en Poio. La pillaron los infieles y se la llevaron a Córdoba al harén del Moro ya sabemos para qué. Como se negó a todas esas cosas de pecadores y a renunciar al único Dios verdadero que era el de la ría de sus mayores la tuvieron presa un montón de años. Un día le pidió a Dios con mucha fuerza que quería ir a las fiestas de su pueblo, que tenía morriña, y milagrosamente apareció en Poio para las de San Juan Bautista. Amén.

  • Santa Trahamunda, patrona de la morriña. Genial.

    Qué es de tu vida, Tareixa. Ayer te vi en 2014 y me gustó verte, pero esta conversación de todo y de nada que no se desvanece en el humo del bar tiene algo de muy terrorífico.

  • Una frase de Cortázar:
    «Si el hombre supiera el valor que tiene la mujer andaría a cuatro patas en su busca».
    Tiene dos interpretaciones sintácticas y, por tanto, semánticas. Como esas figuras en las que puedes ver un jarrón o dos perfiles enfrentados. Pones una coma antes o después de «la mujer» y dices mejor lo que quieres, deshaces la ilusión. Pero en este otro, que también tiene dos sentidos, no cabe coma:
    «Quien canta su mal espanta».
    Lo que me interesa del caso es que, como es una frase hecha, cuesta reparar en la otra interpretación posible (que «su mal» sea complemento directo de «canta» y no de «espanta»).
    Es un ejemplo muy bueno, A QUE SÍ.

  • El período azul de Daumier-Smith es, para mi gusto y con diferencia, el mejor el mejor relato breve que escribió Salinger. Considero incluso –y sé que es una opinión tan particular como discutible– que es lo mejor que escribió jamás. Me resulta difícil concebir un relato narrado con mayor humor, sutileza y sensibilidad, además de regalarnos una delirante e inolvidable galería de personajes –Monsieur y Madame Yoshoto, Bambi Kramer, la hermana Irma, etc.– que coinciden alrededor de la academia Les Amis des Vieux Maîtres de Montreal, personajes armados apenas con unas breves pinceladas en la mayor parte de de los casos. En el relato, ese trasunto de Holden Caulfield a los diecinueve años que lo protagoniza, se enamora de una monja que envía unos dibujos a la academia de arte por correspondencia donde nuestro Jean de Daumier-Smith acaba de incorporarse como profesor. Tras una serie de desafortunadas cartas a la religiosa, éste concluirá:

    Le estoy dando a la hermana Irma la liberad de seguir su propio destino. Todo el mundo es una monja.

    http://www.literatura.us/idiomas/jds_smith.html

  • No me acordaba de ese cuento, Gómez. Salinger tiene unos cuentos muy buenos.
    Me pregunto si a los que cada vez os gusta menos la novela también os pasa con los cuentos. A mí cada vez me gustan más los cuentos.

  • DRIVERS
    El egoísmo (Adam Smith), la mentira (JF Revel), la envidia (McGauss), el odio (Perroantonio), el altruismo (el marqués). Parece obvio que es una mezcla de todo pero yo me quedo con la mano invisible y con los valores positivos que fecundan la amistad, la viril camaradería que gusto practicar, la generosidad con el amigo.

  • Perroantonio
    Jueves, 27/07/2017 a las 21:24

    Aclaro que no soy lector de comentarios en las columnas, no me da el tiempo para todo. Aunque ese estaba tan solitario que no pude evitarlo. Es curioso, lo había interpretado de otra forma. A la manera que contaba Gistau con el recadito de la Vice a Jorge Bustos: No olvides quién te puso ahí.

  • Aquello que escribía Uriarte en sus diarios: ¿Qué prefiere, que le ponga a usted un poco más de inteligencia en el cerebro, o un poco más de felicidad? Dudaría un momento. Eso me pasaría porque me falta inteligencia.

    Todos entendemos que la opción elegida es más inteligencia. Y no está claro. De alguna manera se llamará esa retórica ambigua.