Mc Loma investiga (Capítulo 342: El misterio del roscón de Reyes)

El roscón de Reyes(Resumen de lo publicado: tras la detención de la mujer que asesinó a Lord Mortadelo Tisdale-Burton mientras éste bailaba la conga en una recepción del cuerpo diplomático, Ricardo Mc Loma se encuentra presente cuando un empleado de Fecsa Endesa es encontrado muerto en la biblioteca de la residencia de verano de la condesa de Saint-Laury durante la celebración de un concurso de cerdos de carreras. Tras su investigación, el musculoso detective llega a la conclusión de que el autor de los asesinatos no es otro que Sir Nicolau Newman, un miembro de la nobleza británica un tanto retrasado. Éste, tras arrancar de Mc Loma la promesa de que se le permitirá cumplir íntegramente su condena en Port Aventura, confiesa haber matado al empleado de la compañía eléctrica como venganza por haberle tomado erróneamente la lectura del contador de la luz de su castillo de Kent. Sin embargo, momentos antes de su traslado al Yard, Madelaine, la criada de la condesa y cómplice en el crimen, se las ingenia para introducir una dosis casi mortífera de veronal en una de las peladillas que Mc Loma siempre lleva consigo para prevenir el pie de atleta. Aprovechando la confusión, Sir Nicolau huye de la mansión a lomos de uno de los cerdos de carreras de la condesa, un magnífico ejemplar de raza Wessex Saddleback, llamado Agamenón, que está muy descontento con el trato que recibe en aquella casa. Una vez a salvo, Sir Nicolau deja a Agamenón durmiendo en la habitación del hotel para embarcarse en un velero que zarpa esa misma noche con destino a España. Apenas tres días más tarde se reúne con la baronesa en la pastelería de Vilafranca del Penedés que ella regenta desde que llegara al país. Pero un recuperado Mc Loma recibe un chivatazo anónimo del ex subinspector Caspolini, quien, resentido con la baronesa por haberlo arrojado por la borda al océano a los veinte minutos de zarpar en un vapor tras la fuga de presidio de la convicta, revela el paradero de la mujer y su amante a cambio de inmunidad absoluta y dos entradas para un concierto de José Feliciano. Mc Loma y el inspector Walden se apresuran a alquilar un globo aerostático en una compañía de alquiler de globos aerostáticos y ponen rumbo a Vilafranca, donde los dos servidores de la ley esperan detener a la pareja de fugitivos, o, en caso de no ser esto posible, por lo menos comprar un brazo de gitano de trufa.)

***

Un tiempo gélido y deprimente recibió a los detectives en cuanto se apearon de su globo Expósito de la Tempestad en la terminal de Castelldefels la mañana del cinco de enero. Un taxi los esperaba en la misma puerta del recinto, y los dos hombres se apresuraron a montar en él y darle al conductor la dirección de la pastelería que regentaba la baronesa Clarise Jolie Laurent, ahora convertida en Fulgencia Riudellons. Todos los intentos del taxista por entablar conversación acerca del ascenso a regional preferente del Manlleu en la temporada 73-74, fueron recibidos con un silencio no exento de hastío por parte de Mc Loma, que miraba por la ventanilla del vehículo el deprimente paisaje nevado que se extendía ante sus ojos, por completo ensimismado, mientras Walden dormitaba a su lado.

—Y Gervasio —iba explicando el conductor— le pasó el esférico a Pegueroles II; éste centró muy templado con la zurda para que la peinara con suavidad Antolín, y Torregrossa, incorporándose desde la medular como falso nueve…
Plus vite, plus vite! —lo interrumpió de súbito, por medio de unos pavorosos gritos, Mc Loma—. ¡Acelere, por el amor de Dios! Plus vite!
—¿Qué sucede, Mc Loma? —inquirió, despertando de su letargo, un sorprendido Walden.

Al responder al inspector, el pálido rostro de Mc Loma adquirió una expresión fúnebre que su compañero y fiel amigo no recordaba haberle visto jamás a lo largo de los once días que hacía que se conocían.

—Hemos de enviar un cable a Scotland Yard… Immédiatement!
—Pero, ¿qué ha ocurrido?
—Algo horrible, mon ami Walden —dijo Mc Loma. Y luego añadió—. Lo confieso; tengo miedo, tengo mucho miedo.
—¿Un crimen?
—Peor aún.
—¿Dos crímenes?
—Creo que me dejé la llave del gas de mi apartamento abierta cuando salí de Londres. ¿Tiene usted idea de cuánto puede costarme la factura?

***

Pero al llegar a su destino descubrieron que sí se había cometido un crimen. Varias dotaciones de mossos d’esquadra revoloteaban a lo largo y ancho de la pastelería de la baronesa. En el centro del obrador, tendido bocabajo, yacía Sir Nicolau Newman, con un cuchillo cebollero japonés de 35 centímetros de hoja clavado en su espalda. A su lado, había desparramados aquí y allá varios roscones de reyes que, al parecer, el difunto había arrastrado en su caída cuando fue herido de muerte.

C’est terrible —masculló Mc Loma al ver la dantesca escena.
—Y que lo diga —afirmó el caporal de la policía autonómica—, una verdadera lástima. Además son roscones caseros: la receta tradicional, con su fruta confitada y sin ningún tipo de aditivos.
—Me refería a Monsieur le cadavre.
—Ah, sí, sí. Horrible. Tenemos a todos los sospechosos en la habitación contigua —dijo el policía autonómico, calándose hasta las orejas esa barretina que Walden había tomado por un gorro de Santa Claus—. Le estábamos esperando a usted para iniciar los interrogatorios.
—¿Se sabe ya la causa de la muerte? —preguntó Mc Loma.

El caporal miró el cuchillo cebollero. Luego a Mc Loma. Y otra vez el cuchillo.

—Cáncer de próstata.

Sin embargo, Mc Loma no le prestaba ya ninguna atención. Sus ojos perfectamente entrenados habían captado ya en el suelo una pista que le había pasado por alto a los veintisiete policías que habían inspeccionado la escena del crimen antes que él, esto es, un haba de plástico de las que se colocan en el interior de los roscones.

El mejor detective del mundo no necesitaba mucho más que eso para resolver el caso.

(continuará)

68 comentarios en “Mc Loma investiga (Capítulo 342: El misterio del roscón de Reyes)

  1. Salut, ciudadanos de pega.
    ¿Ya ha abdicado el rey?

    Vivo sin vivir en mí a la espera del desenlace, rumiando la clave del haba de plástico.

  2. A ver si Mc Loma también puede desentrañar porqué se incluyen frutas escarchadas en la receta del roscón de reyes que todo el mundo quita cuando se lo va a comer..el mundo y yo en un vilo!

  3. En estos entrañables días en los que nos reencontramos con nuestros seres queridos, suelo reflexionar mucho sobre las ventajas de la reproducción por esporas y la conveniencia de pedir asilo en Cabo Verde, en alguna de las islas de Barlovento.

  4. Yo a McLoma me lo imagino con tripita cervecera y montado en velocípedo. Por cierto, que nunca he sabido lo que es una peladilla ni lo he consultado en el Diccionario. Tampoco voy a hacerlo ahora, que hay que respetar las tradiciones.

  5. Y yo llevo mucho rato pensando sobre «cumplir íntegramente condena en Port Aventura». Los pros, sus contras. Pues llevo así prácticamente todo lo que llevamos de feliz año nuevo. Por cierto, feliz año nuevo.

  6. Bonnie 1 de ene de 2014 10:53

    A ver si Mc Loma también puede desentrañar porqué se incluyen frutas escarchadas en la receta del roscón de reyes que todo el mundo quita cuando se lo va a comer..el mundo y yo en un vilo!

    Iba a dejarlo correr. Por las fechas. Pero no me puedo callar. Mire, Bonnie, habemos personas en el mundo que no concebimos un roscón sin las frutas. Y a esas personas no nos van a silenciar y no nos van a amordazar.

  7. Ayer no cometí un solo exceso, más bien incurrí en todo tipo de defectos, pero hoy me he levantado con una especie de resaca atroz. Yo creo que es como uno de esos embarazos imaginarios que tienen los animales, una resaca histérica.

  8. Aisss Procuro, no se enfade,..es usted la primera persona que conozco (en el virtual modo) que se confiesa, asi abiertamente, amante de las frutas del Roscón.
    Yo siempre he visto cómo se quitan y se dejan ahí solateras, para luego tirarlas a la basura…ni el perro las quiere.

  9. Gracias por las peladillas, Proc.

    Yo tengo una resaca real. Quiero decir, auténtica, no monárquica. Debida, probablemente, al cava de San Sadurní de las pelotas.

  10. El cava con pelotas es de lo peor, las pelotas son indigestas.

    Había en la tele una pareja hablando en la cama y ella dijo «hace dos meses que nos conocemos…», y mi madre exclamó desolada: «Dos meses y ya se han acostado juntos. ¿Y qué van a hacer luego? Se van a aburrir». Con luego se refería a los cincuenta años siguientes. Después mi sobrina me preguntó qué significa diligencia, un poco más tarde qué significa disidente. Mi sobrina es licenciada en algo. Yo he dejado los tripis, las personas son mejor.

  11. Cena “familiar” en el Zulo. Discusión sobre qué es lo mejor para nuestros hijos, barajamos los tres lugares donde está ubicada la familia: Madrid, Barcelona y (around) Londres. Hay unanimidad, España es un lugar asfixiante con el extra añadido de los nacionalistas. Por nivel educativo, perspectivas profesionales y ambiente social, se decide un éxodo hacia la campiña inglesa. Los que nos quedamos aquí es porque ya hemos perdido el tren. Todo esto teniendo en cuenta las “bondades” del clima y el naturas áspero de los british.

  12. Bellpuig, un café… Bellpuig, póngale unas cursivas a Satur en los galicismos… Bellpuig, ilustre esta entrada y firme con mi nombre… Bellpuig arriba, Bellpuig abajo, Bellpuig para aquí, Bellpuig para allá… Que aquí no se me quiere no es un secreto. Miren si no al Progenitor A bebiéndose el cava que una servidora le regala, ¿y para qué? Para que diga que le emborracha, como si fuera sidra asturiana, sin ni siquiera dar las gracias por el presente que le hice. En fin, menos mal que una es sufrida y que sabe que sin ella esto se iría a… ¿cómo dicen ustedes, los de Castilla? Al garete, eso. Al garete.

    Feliz 2014, queridas lectoras y querido lector.

  13. Sr. Marqués, lo mejor de los británicos es su literatura, su cine y su música. Y todo ello se puede leer, ver y escuchar tranquilamente desde Sabadell.

  14. Y su gastronomía, Perro.

    El pastel de riñones, sin ir más lejos, bien podría incluirse en la lista de armas de destrucción masiva.

  15. Querida Señorita, la felicitación es muy roja y preciosa por este orden. Gracias. Pero aquí falta algo para empezar bien el Porvenir: falta un vidrio y una poesita. ¡Y los voy a poner yo!, ¡porque quiero! La poesita es la «Casa de huéspedes» de Rumí, el sufí de los buenos consejos, y la canción es de Cramberries, por la famiglia.

    This being human is a guesthouse.
    Every morning a new arrival.
    A joy, a depression, a meanness,
    some momentary awareness comes
    as an unexpected visitor.
    Welcome and entertain them all!
    Even if they’re a crowd of sorrows,
    who violently sweep your house
    empty of its furniture,
    still, treat each guest honorably.
    He may be clearing you out
    for some new delight.
    The dark thought, the shame, the malice,
    meet them at the door laughing,
    and invite them in.
    Be greateful for whoever comes,
    because each has been sent
    as a guide from beyond.

    (Traducción del persa de Coleman Braks y John Moyne).

  16. Música y poesía. Gracias, Srta. Prox, ahora espero que a ninguno de los progenitores se les ocurra pedirme que toque el laúd para dar ambiente. O peor, el ukelele.

  17. Estaba absolutamente absorto en la lectura de esta apasionante trama, cuando he estado a punto de sufrir una apoplegía en el momento en el que el detective desvela la causa de la muerte de sir Nicolau:

    “-Cáncer de próstata.”

    Y es que me estaba despachando un polvorón, como forro para el bloody mary que me alivia las resacas y, claro, combinado con una carcajada, esa deliciosa golosina suele ocasionar la muerte por axfisia.

    Pero he sobrevivido.

  18. A mí me leyeron una obra de teatro (soy huérfana) de un largo estándar propio de las de Beckett. De hecho, hay dos personajes y un banco en un parque, de noche, claro.

    Srta. BellPuig –bella, bella!-, porfavor ruego póngame este enlace.

  19. Bella pero fría.

    Le dije que me gustaría hacerle lo mismo que el invierno le hace a los abetos.

    La invité a llevarla en mi moto para ver El Luchador Manco en un autocine de Monistrol.

    La invité también a la inolvidable sesión de Canto de Zéjeles -con amigo invisible y concurso de polvorones incluidos- que se organiza cada nochebuena en mi club de bridge.

    Y luego va y me afea en público que la llame “Perro” sin querer.

    Son todas iguales, coño.

  20. No es la primera vez que me confunden con la Bellpuig. A ella parece que no le gusta, pero a mí es como si me dieran una patada en la zona de San Sadurní.

  21. ¿Qué desea una mujer?, se preguntaba Don Draper, en Mad Men, para alguna campaña publicitaria. Le daba vueltas a la pregunta sin hallar una respuesta satisfactoria. En algún momento se lo pregunta a su Jefe/Socio Sterling:

    – ¿Qué desea una mujer? Lo que tiene otra mujer. Era una buena respuesta, pero no la mejor. Draper perservera hasta que da con la respuesta que andaba buscando:

    – ¿Qué desea una mujer? TODO.

    (Creo que la respuesta se la da una mujer, pero no recuerdo exactamente la escena: me quedé con el pecado pero no con el pecador)

  22. Es buena Funes.
    La frase redonda sería posiblemente: Todo, pero ahora no mameluco, que no te enteras y eso es porque no me escuchas.

  23. He encontrado en la carpeta de Spam este enlace. Por lo que se ve, GÓMEZ PRODUCTIONS INCORPORATED ha hecho gestiones con la productora Bar La Cepa Corporation y Torredembarra Studios para llevar a la pantalla las aventuras de Mc Loma.

    MC LOMA INVESTIGA (LA PELÍCULA)
    (Basada en la novela homónima de Rufus W. Richardson)

  24. Bonnie 2 de ene de 2014 11:52
    What women want?
    An excuse to get closer

    An excuse to get to the closet, como leería el buen Satur. Juntas, a poder ser, para vigilarse.

  25. “Virtualmente no existe ningún problema sexual femenino, hormonal, menopaúsico, orgásmico o simplemente falta de interés, que no pueda resolver un nuevo amante”.

    Jajajajajaaja y para llegar a esto ¿tienen que hacer sesudos estudios? Se me pregunta y ya está

    ¡Bah!

    Feliz y orgiástico/orgasmico año nuevo a tod@s ya que nos van a dar tanto via nefano, por lo menos disfrutarlo

  26. Leo en Calderón:

    “Que es necedad, que es locura
    idolatrar hermosura
    antes perdida que hallada”.

    En mi pueblo se dice:

    “Ver y no joder, es echar la picha a perder”.

  27. ¡Ora acabo de entender la teoría de la castración de Freud! ¡¡¡Era eso!!!! La envidia de esa vida de fornicio que tenían los hombres de entonces en comparación con la mujer que se les negaba el derecho al placer hasta que inventaron el histerismo y los primeros consolaores.

    Señor, señor que poco conocen los hombres la sexualidad femenina. (Gómez escriba sobre si tal en su próximo capitulo, un crimen sexual o algo y la mujer según el avieso detective habrá matado por falta de más polvorones o algo)

    Y Gachó ¿qué? Necesito que me den caña, la necesito a ella.

  28. Vengo otra vez con el bombo, en esta ocasión porque lo que cuento les concierne a algunos de ustedes. Y el que avisa no es traidor. Ya tendrán noticias mías. (Creo que he soñado toda la vida con escribir una frase así).

    Muy feliz año para todos, señores. (Esta ya la había escrito otras veces).

    Qué verde era mi blog

  29. Gracias al enlace de Bonnie he podido encontrar el capítulo de MadMen en cuestión, extraer el fragmento que he citado y subirlo a la red.

    Verán que mi funesta memoria lo había empeorado sobremanera: es harto mejor el original, incluso en español:

    http://tinyurl.com/oayjmv9

  30. El artículo de la Tercera Cultura que ha traído Adapts pa la gresca es, con todos los respetos y mi más rendida admiración, una materia marrón blanda y pinchada en un palo. La guinda la pone «Marta Meana, investigadora de la universidad de Nevada», que argumenta «de forma provocadora» en lo de Oprha. Muerta me he quedado.
    Hay un viejo aforismo lacaniano muy conocido que dice que “el deseo del hombre es el deseo del Otro”, lo cual ni sé lo que quiere decir ni me importa. Pero aquí les enlazo un pdf con algo de bibliografía, a ver si se me pasa ya lo de Blue Jasmine.

  31. Procu, es usted una mujer muy deseada. Si no le importa déjeme el sexo para mi.

    ¿Ya se va recuperando? ¿Unas sales o algo?

  32. Tareixa 2 de ene de 2014 23:56

    a) Procu, es usted una mujer muy deseada.
    b) Si no le importa déjeme el sexo para mi.
    c) ¿Ya se va recuperando? ¿Unas sales o algo?

    a) Es un poblema que tengo, sí.
    b) No me importa.
    c) No se me pasa, necesito que Woody Allen haga otra película que me convenga mejor.

  33. He estado leyendo un rato la verborrea argentina esa que nos ha traído Procuro.

    Ha tenido un efecto milagroso porque se me había atascado el medio kilo de carne, también argentina, que me atizé ayer (a la piedra).
    Ahora vengo del excusado.

  34. Perroantuán 2 de ene de 2014 23:28
    Albert ha dicho le quiere hacer una entrevista, Proc. Ahí va a poder vengarse del mundo. O de Albert.

    No se me escaquee usted tan de entrada, Perro, que me desmoraliza. Por lo demás, responder bien es la mejor venganza.

Los comentarios están cerrados.