157 comentarios

  • Somos testigos de muy pocas cosas que suceden en realidad.
    Somos testigos de nuestro entorno directo y de lo que vemos con nuestros propios ojos y en el momento del suceso.
    Somos testigos de lo que queremos contar, de lo que recordamos o queremos recordar.
    Lo demás son indicios, suposiciones, invenciones, relatos, interpretaciones.
    Incluso cuando miramos en directo, es posible no ver, es posible estar sin saber lo que sucede.
    Somos testigos de lo que queremos ser testigos y de lo que podemos ser testigos.
    Ser testigo requiere un conocimiento previo, una cierta sabiduría, de la que no disponemos en todas las ocasiones.
    Es difícil y doloroso, ver lo que en realidad sucede sin pasarlo por los filtros del deseo personal, por el tamiz de la distancia, cuando estás en directo.
    Una cosa es citar lo que en realidad presenciaste en el tiempo del acontecimiento, otra cosa es relatar con un cierto tiempo de distancia, lo que recuerdas pasado por tu interpretación, y otra cosa responder a las preguntas que se te formulen sobre el suceso.
    Visiones distintas de lo mismo, pasadas por la interpretación de un punto de vista no exento, o más bien condicionado por un objetivo concreto y previo.
    El resultado es una elección.
    Y eso sin contar con la falsedad, pequeña, relativa o completa, que deriva en otras variables mucho más complejas y que enmaraña la pesquisa.
    Creo que sí, que hablo de lo que están pensando.

  • Es un círculo amarillo en el que hay una carrera sin final, los escritores van en bicicleta y los biografiados en silla de ruedas. Unos extraterrestres torturan a los escritores con visiones de ataques de ovnis. Quieren escribir, pero no pueden, porque la carrera continúa.

  • Buenasss
    ¡ Maldición ! Creo que reconozco la foto, pero no estoy segura, y lo de los testigos, ya sólo en silueta, y desintegrándose desde abajo, no facilita mi labor detectivesca. En cualquier caso, estoy de acuerdo por esta vez con Su Santidad, en que los que importan son los que viven, y los que escriben, o los que pintan, o esculpen, o esas cosas, no los que cotillean sobre la vida, y sobre la obra que estos dejan.
    Ahora bien : si no fuera por alguno de esos críticos / biógrafos , que sacan a la luz vidas y obras hasta entonces cuasi olvidadas, muchos de esos creadores hubieran permanecido en la noche del anonimato y del olvido.

    Así que, para mí, al menos, los testigos también merecen agradecimiento por esa labor suya de divulgación. Pero, por supuesto, a otro nivel. Que me parece que en estos momentos se les da demasiada coba.

  • Bertrand de Got
    Viernes, 28/07/2017 a las 06:59
    ¡Escritores, no más biografías!

    Suscribo.

    ———-

    La imagen, acompañada de su título, resulta muy potente, señores ilustradores. De entrada, como dice Josénez, a cualquiera que conozca esa cabecera de The Leftovers es lo primero que se le aparece, de hecho la semejanza es tan grande que sólo puede ser eso, una coincidencia. Estas cosas, estas casualidades, estas convergencias, ya sabéis, suceden todo el tiempo. Y sin embargo el paralelismo va más allá. Quien haya visto la serie estará de acuerdo en que cabe interpretarla como una recreación un tanto desquiciada del mito platónico de la caverna. En la imagen los testigos están ausentes o desaparecidos, son en cualquier caso una presencia incierta, de modo que aquello de lo que deben dar fe queda igualmente en suspenso sin su testimonio, en el territorio de la ilusión o de la duda. Qué es entonces lo real, lo visible o lo invisible, las dos cosas o ninguna. Me retiro a meditarlo.

  • S. Viernes, 28/07/2017 a las 01:02
    Aquello que escribía Uriarte en sus diarios: ¿Qué prefiere, que le ponga a usted un poco más de inteligencia en el cerebro, o un poco más de felicidad? Dudaría un momento. Eso me pasaría porque me falta inteligencia.
    Todos entendemos que la opción elegida es más inteligencia. Y no está claro. De alguna manera se llamará esa retórica ambigua.

    Se llama literatura pero creo que la gracia del fragmento es la paradoja. Porque está claro que «todos entendemos» que entre inteligencia y felicidad la única elección inteligente es la felicidad, también el que escribe, y si ha dudado es solo porque le falta inteligencia. Le estaría bien entonces tener un poco más de inteligencia para darse cuenta pero ya habrá gastado el regalo de los dones pidiendo más inteligencia, como un gilipollas.

  • Estoy de acuerdo con Procuro (9’03), en que, la elección inteligente es la felicidad. Pero que esa elección necesita ser hecha desde la inteligencia.
    Por eso, para nuestros hijos y nietos, pedimos a nuestros dioses tutelares que les concedan inteligencia, que la felicidad ya se la buscarán ellos por su cuenta.

  • 24/7
    Me ponen enfermo las vacaciones, en Chopsuey en vez de entradas (aunque sean de Gómez o Alvarito) tenemos estos absurdos collages. Hay huelga de rosquillas asesinos, ayer vi a dos pateando a un Cabify. Satur en la playa, intentando ligar (infructuosamente). Solo el marqués sigue disponible 24/7, los de siempre levantando España.

  • Josénez
    Viernes, 28/07/2017 a las 07:41
    Si le ponemos de fondo la fantástica Let The Mistery Be, de Iris DeMenttenemos en la imagen de hoy un fotograma de la presentación de The Leftovers.

    Suscribo.

    De Got, Dios se va a enfadar con usted con esa música. Ah, si ya está en el infierno.

    ###

    Viejecita, Proc, lo veis claro porque sois muy inteligentes (sin coñas, eh, que aquí hay que explicarlo todo). Durante tiempo utilicé ese fragmento a modo de test de Turing.

    Creo que lo bueno de la paradoja es demostrar algo diciendo lo contrario.

    Hay un capítulo de House muy bueno: un científico muy inteligente toma ciertas drogas (que lo están matando y eso no lo sabe) para rebajar su CI y ser feliz con su mujer.

  • Me too, marquis, 24/7 aunque empiece las vacaciones.
    A mi me jode, pero lo hago.

    Leftovers, sí, pensé también que era coincidencia.

    Interpretación , yo pensé que la elección obvia era felicidad y estupidez, imposible hacerla mas que desde la inteligencia.

  • Ese pierde aceite o esa está ya en reserva y tiene gases de escape. Pictogramas como los del salpicadero del coche y que avisan de riesgos en la ecuación matrimonial. También en las exploraciones se loguean de color yema seca algunos testigos chungos que se obtienen tras una perforación.

  • Marqués ( 09’54 )
    Usted seguirá disponible levantando España, pero ahora ya no aparece en el “Quien es Quien”, vecino del que usted llamaba en un post , “tuercebotas “.
    ¡ Menos mal que en “las categorías”, clasificados quienes han escrito en Chop Suey, y por orden estrictamente alfabético, sigue estando su nombre , y pudiéndose entrar a leer sus entradas !
    Y le pido mil veces perdón por haber osado dirigirme a usted.

  • Aparte de para llamarle tonto a S. —porque no lo es, pero todo hay que decírselo— cuando he dicho que «todos entendemos» estaba fingiendo una claridad mental de la que carezco. Pediría inteligencia, lo mismo que también pediría dinero, salud y amor, es decir, los medios a disposición de los que habla Viejectita pensando en sus hijos —una forma de hablar de uno mismo, en realidad— en vez del producto acabado. Por qué. Porque no me fío de qué es lo que genio de la lámpara de las ofertas entiende por felicidad. Mira que si pides más felicidad y te deja como a ese que se ríe y se le cae la baba, angelico. ¿La felicidad que veis a vuestro alrededor siempre os lo parece?

  • schultz Viernes, 28/07/2017 a las 10:12
    Leftowers qué es. Es pregunta.

    Es una serie que te van a alabar estos de aquí, que están poseyidos.

  • De la propuesta de Mgaussage prefiero la emulación a la envidia, como motor de nuestros actos. Salvo escasas excepciones, la personas se hallan disconformes consigo mismas en mayor o menor grado. Como consecuencia, necesitan modelos a los que emular, en la creencia de que si tienen éxito se apagará el fuego.
    Esos modelos atraen precisamente por la buena relación que, aparentemente , mantienen consigo mismos. Por lo tanto no se ventila ahí ninguna cuestión de éxito y reconocimiento social.
    No es casual que el paradigma de las excepciones, sobre cuyo carácter patológico hay unanimidad, sea Napoleón. Y curiosamente aquellos que ya no soportan más la tensión interna de la emulación, cuando se quiebran declaran ser Napoleón.

  • Que me preguntó ayer Procu qué cómo me va la vida.
    Pues no te sé, voy a buscarla con un par de testigos y a ver….que cuenta mi vida 😉

  • Los que están hablando hoy de teoría de conjuntos, sepan que también hay un círculo en el infierno para ellos, para que estén allí hablando SÓLO de teoría de conjuntos.

  • Yo ya la he escrito, Álvaro: se titulará, Sincero y sencillo, en honor a la descripción que hizo de mí una periodista de la revista Época que me entrevistó en una ocasión:

    Sincero y sencillo. Así es A. M, un joven que en tres años ha publicado dos novelas: “Donde empieza el arco iris y la más reciente, “Nostalgia del abismo”, que acaba de aparecer en Muchnick Editores. “De los extranjeros”, dice M., “prefiero Wilde, Poe, Dostoievski o Conrad, entre otros, y respecto a las novedades litearias del mercado no compro ninguna: espero a que se mueran los autores para leerlos.

    La entrevista, por cierto, se titulaba precisamente Leo a los autores después de muertos.

  • No sé si «enemigos del comercio», pero frecuentemente los propios comerciantes se convierten en enemigos de las personas humanas. Un ejemplo. Tengo cámaras de fotos (que total para qué) de distintos fabricantes que han tomado la decisión de «crear», es un decir, su propio estándar para las fotos en crudo, o sea, tal y como las capta el sensor de la cámara antes de aplicar filtros, compresiones y virguerías. Este tipo de formato RAW, es muy útil si quieres retocar la imagen posteriormente, porque permite cosas tan sorprendentes como cambiar la iluminación de la imagen pixel a pixel.

    Pues bien, cada fabricante ha decidido que sus RAW tengan extensiones de archivo o características propias que requieren o bien de un software del propio fabricante o bien de programas como Lightroom que son capaces de manejar todos los formatos. De manera que si ves una foto o la conviertes a JPG con el programa del fabricante, posiblemente el resultado será distinto a si lo haces con otro programa. Lo peor es la cantidad de carpetas con formatos distintos y la dificultad que tienen los visualizadores para interpretarlos correctamente. Al final, lo sensato es «revelar» todo a JPG, lo cual crea archivos duplicados. [Según la wiki, existen en este momento, todos estos formatos de archivo en crudo: .raf (Fuji);.crw .cr2 (Canon);.tif .k25 .kdc .dcs .dcr .drf (Kodak);.mrw (Minolta);.nef .nrw (Nikon);.orf (Olympus);.dng (Adobe);.ptx .pef (Pentax);.arw .srf .sr2 (Sony);.x3f (Sigma);.erf (Epson);.mef .mos (Mamiya);.nef (Nikon Electronic Format);.raw .rw2(Panasonic);.cap .tif .iiq;(Phase One);.r3d (Red);.fff (Imacon);.pxn (Logitech);.bay (Casio)].

    En fin, o sea, que tengo un cristo considerable con las fotos. Todo esto, claro, se resolvería siendo fiel a una marca, que es lo que pretenden los fabricantes, obsesionados por «fidelizar» al cliente.

    Esta práctica de tocar las narices a los consumidores, la hemos visto en prácticas tan obscenas como la de los distintos conectores de los móviles, que nos han llenado la vida de cables incompatibles entre sí. Esto anima el consumo, claro, pero en mi caso también el rencor y el activismo. Hijosdeputa.

  • La ilustración de hoy es magnífica.

    Artículo publicado en El Mundo: «Facebook apaga una inteligencia artificial que había inventado su propio idioma».

    Los responsables del proyecto han tenido que apagar el proceso porque la inteligencia artificial había desarrollado su propio lenguaje, casi imposible de descifrar para los investigadores pero mucho más apto y lógico para la tarea que debía desempeñar.

    El lenguaje parece una corrupción del inglés -el idioma en el que originalmente se programó la inteligencia artificial- pero carente de sentido por la extraña repetición de pronombres y determinantes.

    Al analizar las oraciones, sin embargo, los investigadores descubrieron que en el aparente desorden había una estructura lógica coherente que permitía a la inteligencia artificial negociar entre distintos agentes usando menos palabras o con menor riesgo de equivocación.

    Como dice mi jefe: «qué cosas inventa el hombre blanco».

  • Da la casualidad que justo esta misma semana Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, y Elon Musk,(…)

    Sí, Musk llamó “cortito” a Zuckerberg. Finamente.

  • Mi experiencia, claramente sesgada, es que para acudir a un juicio a la gente le resulta más fácil encontrar dos amigos dispuestos a mentir que dos testigos de los hechos dispuestos a decir la verdad caiga quien caiga. Esto, siendo claramente absurdo, ocurre constantemente. Yo lo achacaba a alguna suerte de tara de nosotros, los habitantes de la gallaecia, que vosotros, el resto del mundo, no compartíais. Ganivet, que se quejaba de lo mismo, afirma que se debe a la inveterada costumbre de juzgar que arrastramos los españoles. El testigo en España, dice, juzga a quien le solicita su testimonio y si es hallado inocente le concede dicha merced hasta más allá de la verdad. A saber.

  • Morgan, creo que es mucho mejor por ello, que no existan los juicios con jurado al estilo americano…Aquí uno ya está juzgado, antes de tener pruebas o en su caso su manipulación.

  • Pues a mí la ilustración me recuerda a la foto de la boda de mis padres.
    Mi madre se casó de negro, y no conozco de nada a los que están al lado…
    No veo más misterios en ello.
    Eso sí, mi mama no se teñia rubio platino, y llevó mantilla negra, por el luto de la muerte de alguien muy cercano (puede que su madre)…no prestaba yo mucha atención a esos detalles en aquellos años.

  • Me parece una excelente política, Gómez. Si tuviese un poco de constancia, leería solo a los moralistas franceses para aprender el arte de la síntesis matizada, a Góngora para la respiración y la metáfora, a Clarín para pintar todo un microcosmos de relaciones, a Flaubert para desmenuzar las trampas de los tópicos, a Bernal Díaz del Castillo para coger la marcha épica de unos soldados entrando como un escalpelo en el corazón de un mundo desconocido. En lugar de eso, leo Twitter y artículos sobre las famosas que están más buenas. Ay.

  • Chino Cudeiro
    Viernes, 28/07/2017 a las 11:40

    Pero eso más o menos ya lo hacemos todos sin algoritmos, en casa, y más si tienes hijos jóvenes.
    Saturio es el ejemplo aquí. Le sigue de cerca Procu y el idioma de Tareixa.

  • Alvaroquinn
    Viernes, 28/07/2017 a las 12:19

    Por alusiones … no me toques los cojones…
    Leer o ver los cuadros de alguien muerto, es aprovecharse de la imposibilidad de defensa. Y sobre todo es no colaborar con el autor que realizó el esfuerzo.
    Vamos daos los que hacemos cosas con ese planteamiento.

  • MGAUSSAGE Viernes, 28/07/2017 a las 12:01

    Sin tener experiencia en juicios, he tenido ocasión de comprobar cómo gente se ofrecía como testigo falso. Yo lo atribuyo claramente a la pereza: mentir es tan funcional como decir la verdad y menos trabajoso.

    Por cierto, que noto esto también en mucha gente, particularmente entre niños y personas de edad avanzada. Te mienten descaradamente casi con plena consciencia de que tú sabes que te están mintiendo, pero sabiendo también que tu cortesía evitará la disputa. Suelen ser mentiras sin demasiada importancia, pero la costumbre acaba llevando a mucha gente a mentir sobre cosas importantes.

  • jrG
    Viernes, 28/07/2017 a las 12:23

    Pero precisamente en ese «más o menos» y en ese «sin algoritmos» veo yo la diferencia. ¿Existen los idiomas puros, creados y evolucionados única y exclusivamente por personas que conocen y comprenden sus axiomas? Lo ignoro, pero mi cerebro me susurra que no (tampoco es que haga siempre caso a los susurros de mi cerebro, porque ahora mismo me acaba de gritar que me salga del puto jardín lingüístico en el que me he metido yo solito y del que conozco entre cero y menos tres). La RAE debería premiar a Satur y a Proc con sendas menciones honoríficas, ahí sí que estamos de acuerdo.

  • Yo hago como Gómez, prácticamente no leo a autores vivos, menos a los de ÇHØPSUËY y alguno otro suelto como Pynchon, Joulebec, Modiano o De Cuenca.

    Y también al igual que Alvaroquinn, me informo de la vida a través del infernal tuiter y veo las fotos de las pechugonas y macizas que él pone.

    Alvaroquinn, ¿qué dice Díaz del Castillo de La Malinche, que estaba buena o que se la benefició Cortés únicamente porque servía de traductora con la peñuqui mexica?

  • Testigos son ustedes y el resto de España de los muy españoles que un gallego no gasta en palabras ociosas. Y yo tampoco, porque muchas hectáreas de mi sangre son vasca y de O hache negativo.

    Que el día que proteste por algo….

  • mención honorífica
    1. f. Distinción o recompensa de menos importancia que el premio y el accésit.

    Vaya con la mierda de definición negativa que da la RAE. Para degradarla aun más podrían cambiarla por «distinción sin valor alguno, similar a la que se le otorga al alguien cuando te cruzas con él y lleva paraguas y te deja la parte pegada a la fachada y así tú, que no lo llevas, te mojas un poco menos, aunque algo sí porque algo sí que te salpica, no te creas». Elevo la petición para Satur y Proc a premio o accésit.

  • Josénez
    Viernes, 28/07/2017 a las 12:52

    En Santander hay un establecimiento que se llama La Malinche y que tiene un mural en el que se representa a la susodicha, muy maciza ella (hasta aquí llega la información, a continuación va la opinión). Pero lo importante no es el mural en sí, sino la historia que esconde: siempre he sospechado que el dueño utilizó la jeta de la que por aquel entonces era su novia como «inspiración». Ya no lo es, pero el tío sigue viéndola por tabique interpuesto durante todo el día de todos los días. De ser cierta mi sospecha, cuánto bonito sería.

  • Perro, contrariamente a lo que dices creo que decir la verdad es mucho menos fatigoso que mentir; empieza uno a mentir y tiene que ir creando pequeños subcerebros en los que almacenar esas mentiras que ha dicho, así como a quién las ha dicho.
    Tiene que establecer también unos sensores que le adviertan, a nada que surge un tema relacionado, que en tal asunto mintió a tal persona.
    Es complicadísimo, agotador, y eso a nivel neuronal, te quiero un cuento en cuanto a la cuestión puramente física, es decir, escondido de papeleo vario, eliminación de rastros electrónico/telefónicos eta abar.
    Decir siempre la verdad es mucho más simple, lo que ocurre, al hilo de la dicotomía inteligencia/felicidad, es que al creernos inteligentes, o al menos más inteligentes que a la persona concreta que estamos engañando, intentamos corregir lo mal hecho mintiendo sobre ello.
    Quiero decir que a un tonto es más fácil pillarle, pero como ninguno nos creemos tontos …
    Planteo por tanto la hipótesis de que el tonto feliz tiende a mentir poco, ahora bien, ¿es tonto por feliz? ¿es feliz porque no tiene que mentir? ¿es todo junto o es todo al revés?
    Aprovecho para cagarme en la Tesorería Territorial de la Seguridad Social, en su sistema informático y en su puta madre.

  • De acuerdo con todo Schultz, y especialmente con lo de la Tesorería.

    Quería decir (y he dicho mal) que para determinados aspectos de la vida burocrática, mentir es tan funcional como decir la verdad y, muchas veces, se obtienen resultados más rápidos. Que luego puedan resultar ruinosos (por ejemplo, mentir en un curriculum) es un riesgo que mucha gente prefiere asumir.

    Dicho esto, aclaro que yo jamás miento, salvo en Chopsuey y en las redes sociales, donde lo más conveniente es mentir en cantidades industriales, dada la abundancia de julays.

  • Mentir, adornar, decorar, sobreactuar…
    En esto, menos es más. Sin duda ninguna.
    En Herce se decía mucho que para ir y volver mejor no ir.
    Claro que la calidad del género es fundamental.

  • Si quieres predecir cómo se comportará una sociedad solo tienes que observar sus incentivos. Mentir en España no acarrea consecuencias.

  • Si hay que adjetivar, la posverdad es una mentira impura y blanda. Tautologías aparte (las mentiras son impuras por definición, no pueden ser puras por mucho que repitamos la frase hecha), la posverdad está asociada a un armazón lógico endeble: basta con remitirse a la información basada en los hechos, y no en la opinión, para saber si lo que se dice es cierto o falso.

  • S. Viernes, 28/07/2017 a las 13:49

    Si quieres predecir cómo se comportará una sociedad solo tienes que observar sus incentivos. Mentir en España no acarrea consecuencias.

    ¿Hay países en dónde sí?

  • Los hechos no mienten, quiero decir que debe juzgarse a alguien por su conducta no por su discurso que sorprendentemente el interfecto siempre considera intachable.
    Intento crear un nuevo género de autobiografía en el cual junto al relato de los hechos el autor se condene moralmente.

  • S. va de moralista, Perroan condena a los fabricantes de cámaras fotográficas y Schultz a una benemérita institución.
    ¿y ustedes qué? ¿Lo hacen todo bien bajo estricta honradez?
    Ya está bien…

  • Perroantonio
    Viernes, 28/07/2017 a las 14:19
    ¿Hay países en dónde sí?

    Claro, al menos históricamente. Consecuencias. Eso de la superioridad moral de los protestantes siempre me pareció un cuento para viejas.

  • jrG
    Viernes, 28/07/2017 a las 12:11
    -Cariño, dime algo con amor…
    -AMORtiguador

    ***
    -Cariño, dime algo con amor…
    -AMORFOOOO!!
    **”
    Hoy he empezado mis vacaciones. Como sé que al Marqués le interesa, diré que hasta el 28 de agosto no vuelvo a trabajar. Retomo el Feisbuk para poner fotos y seáis testigos de mi periplo vacacional.

  • Funcionarios en vacaciones agosteñas, no digo ya 24/7 sino echar un ratillo de vez en cuando. Nada, egque agosto es sagrao.

  • Este año he tomado sólo dos días de vacaciones, entre los bank holydays y los week-ends tengo suficiente.
    Este viernes es el primero, he juntado así tres días en el Zulo a solas con Daddy para dedicarnos al reposo y a la dieta líquida.
    El otro era el viernes 18 de agosto para el tema del Pinflois 2017 por si todavía lo hago.

  • jrG
    Viernes, 28/07/2017 a las 12:30
    Por alusiones … no me toques los cojones…
    Leer o ver los cuadros de alguien muerto, es aprovecharse de la imposibilidad de defensa. Y sobre todo es no colaborar con el autor que realizó el esfuerzo.
    Vamos daos los que hacemos cosas con ese planteamiento.

    JrG, la literatura como yo la entiendo es una labor de rapiña: se procura coger lo que a uno le conviene de los mejores. Lo de la “imposibilidad de defensa” da algo de risa considerando que, a poco ojo que uno tenga eligiendo maestros, habrá que escalar picos escarpadísimos para llegar a adquirir algo aprovechable: las grandes obras no se dejan robar, hay que entrar en ellas rompiéndose brazos, piernas y, más a menudo, abriéndose la cabeza.

    No sé cómo se gana dinero con el arte. Nadie va a pagar un duro por lo que escribo yo ni exijo que se me lea o se me retribuya por mis ocupaciones de ratos muertos. El que quiera vender su trabajo tendrá que desarrollar talentos de viajante o rezar por que vuelva la benemérita institución del mecenazgo (uno de mis sueños de toda la vida). En cualquier caso, de nada de esto hablaba yo en mi comentario sino de la necesidad de ejercitarse en la excelencia merced a la compañía severa y solo a ratos hospitalaria de los maestros antiguos, así que no sé dónde ve usted las “alusiones”.

  • Lo de la envidia. Podría haber otra palabra pero no la encuentro. El asunto es que los animales que vivimos en grupo tenemos bastante claro que la jerarquía es importante y dependiendo de dónde estés te irá mejor o peor. De cuál es nuestro estatus depende comer mejor, tener mejor salud, más amigos que te ayuden y apoyen, vivir más y la posibilidad de elegir mejor pareja. Como el estatus no es inmutable y últimamente ha dejado de ser estable y ha pasado a ser fluido, estamos siempre mirando a los demás, valorándolos, valorándonos y reaccionando. No se me ocurre otra palabra más que envidia. Para mantenerte o mejorar de estatus hay dos estrategias no excluyentes: la emulación, esforzándote en mejorar, y la desvalorización, jodiendo al vecino. Que éste empeore, que baje el nivel, me sitúa mejor. En algún lugar de leído a Savater diciendo que la envidia es el fundamento de la democracia por conducirnos hacia el ideal de iguales derechos para todos. Hablaba incluso de que habría que considerarla una virtud. Lo he buscado pero no lo encuentro. Entiendo que la entiende como yo, es decir, a falta de mejor palabra y refiriéndose al deseo y no a las acciones que de él deriven. A estos efectos la avaricia, la mentira y demás serían instrumentales.

  • “A Sylvie, porque es cierto que uno escribe para que le quieran más”.

    Esta es la dedicatoria de La vida exagerada de Martín Romaña y en ella está el secreto de casi todo. Quien dice escribir dice todo lo otro que hacemos en la vida y ese más vale tanto para más personas como más intensamente.

  • SOLO LEO AUTORES MUERTOS.
    Sus herederos se lo agradecerán mucho…
    Espere a que muera y cómprele un cuadro a un más chante, estará muy contento…

  • Mortimer, para distinguir solemos hablar de la mala envidia, o envidia a secas, como el sufrimiento y rencor producido al contemplar el bien ajeno, y de la buena envidia cuando nos referimos al deseo de emulación de los actos, empresas y hazañas ajenas, sentimiento que parte de la admiración. Es verdad que el deseo de emulación cuando se reprime o fracasa puede convertirse en envidia pura y dura, pero al deseo de emular lo que parece admirable no le veo ningún perjuicio.

  • Perro, pertenecemos a muchos grupos al tiempo. La familia, ex alumnos del colegio, la plantilla del trabajo, la pandilla de amigos, la comunidad de propietarios, el de coleccionistas de sellos, el club de tenis, los empadronados en el ayuntamiento, los ciudadanos de España. En cada uno tenemos un estatus y en cada uno admiramos y nos admiran y en cada uno hay reglas que separan lo permitido (legal o moralmente) de lo inaceptable. Esa frontera, que cambia de grupo en grupo, separa la envidia mala de la buena. Es emulación, si eres boxeador, desear mejorar en el ranking partiendole la cara a otro; causarle mucho mal. Eso en el club de golf es inaceptable y conseguir ventaja a golpes es envidia mala y no emulación.

    Gracias por el link de Savater!

  • JrG, querido, a la vista de su extrema sensibilidad casi me da miedo responderle e iniciar una descarnada polémica. Así que no lo haré, ni siquiera apelando al sagrado derecho de una persona a gastar –o no hacerlo– su dinero en lo que le dé la gana. Si considera que lo que le dije a aquella periodista de la revista Época es muy feo y condenable, retiro de inmediato mis palabras y pido perdón a todos aquellos autores, vivos o muertos, a los que haya podido ofender con ellas. Me equivoqué. No volverá a pasar.

  • Savater y su lenguaje florentino está pasado de moda, desde que le dio por la Ética para Amador ingresó en el grupo de los cursis que él mismo tanto criticaba. Lo de la envidia como virtud democrática es un malabar dialéctico sin enjundia ninguna.
    Decía mi jefe que en las reuniones se dicen o cosas inteligentes o tonterías, y que las primeras son siempre repetitivas.

  • También, ya que estamos, se puede interpretar –sin necesidad de rasgarse las vestiduras ni mensajes apocalípticos– como lo que era, una inocente boutade de sobremesa en la que vendría a decir (supongo) que un amplio porcentaje de la literatura que consumía por aquel entonces, por puras cuestiones de gusto o afinidad, estaba escrita por autores del siglo XIX o de la primera mitad del XX. Sin más.

  • Quizás yo esté enfermo como alguno gusta apuntar, o quizás sea el único que reconoce su depravación moral. Lo cierto es que desde muy niño lo que me movía era la pasión por las mujeres y por las cosas que me parecían bellas (las motocicletas principalmente). Cuando ahora repaso mi vida solo encuentro placer en recordar a ellas, las que han pasado y los rescoldos que aún quedan.

  • Marqués, no reconozco el título de benemérita sino a la Guardia Civil. La tesorería de la SS es un nido de ladrones, la cueva de Alí Babá.

  • Girón de Velasco, a la sazón ministro de Trabajo, quiso dar protección social a los trabajadores mediante la creación de un fondo a pagar parte por el empresario y parte por el trabajador con el cual se financiara su asistencia sanitaria.
    De este noble embrión deriva la tal Tesorería que usted pretende denostar con el aplauso de Perroantonio. Está es la “caja común” de los españoles, no imagino más alto designio y por eso la quise equiparar a nuestra querida Guardia Civil. Cierto que usteded los del “cupo” lo ven de otra manera.

  • Respondí a la celada del Marqués expresando en público lo grande que la tiene el hermano de la Ronalda, no fuera a ser envenenado. Entre los comensales, mayoría Atlántica (Brema, el de los chistes, una fan de Kid Towers y este su seguro servidor).

  • Admiradora de ése hombre
    Jueves, 27/07/2017 a las 10:20
    EL COLOR DE LA PASIÓN
    Blanco, rojiblanco y blaugrana. Barcelona, Madrid y Berlín. Libros. Historia. Amistad viril. Risas. Mi versión de la cena en “A Gaudir”.
    Un placer conocerte, querido Satur, aunque te presentaras en pijama😉

    Decir que el placer fue corresponsable y que no entiendo el «aunque». Yo devoro la Noche en pijama porque estoy henchido de esperanzas y en el momento menos pensado una fogosa ahorra los trámites prenupciales y tras mi primera y primorosa sonrisa terminamos en la habitación de un hotel descorchando una Sidra el Gaitero.

  • Gómez
    Viernes, 28/07/2017 a las 17:21

    Gómez, creo que confundes mi sensibilidad para captar, con mi sentido del humor, y con mi posición ante los hechos.
    Normalmente ya sólo me queda por mirar a artistas muertos. Más por pereza que por otra cosa de tener que mirar mucho para poder ver algo.
    Suelo eludir confrontación por la misma razón, me da mucha pereza explicarme escribiendo. No es lo mío.
    De lecturas, lo que hago es repetir buenas anteriores para ver cómo las interpreto ahora. En ocasiones suena la flauta. Con la música igual.
    De nada tengo que perdonarle, pues comparto mucho de lo que dices y de lo que dice Alvaro, en este asunto.
    Puse mi texto como una señal de alarma, nada más…
    Quizás debo retirar lo de Por alusiones, no me toques los cojones, que era más bien un chiste malo tomando un comentario del García…

  • Mortimer:
    Uno pinta para que le quieran más, o para que le quieran algo?
    No lo puedo decir en mi caso, igual para quererme mejor yo mismo sí.
    Si los demás te quieren más y con ello te dan de comer, no lo desprecio desde luego.

  • Os saltáis la envidia más común, camaradas. La que se siente por aquello que con certeza jamás se tendrá o se perdió sin remedio. No implica necesariamente la desvalorización del envidiado ni cabe, por imposible, el deseo de emulación, de hecho a menudo se siente por un hijo, incluso por uno mismo. Liviana, en alguna medida doliente y autocompasiva, inofensiva (pobre de aquel a quien se le manifieste de otro modo), tan íntima y común que no tiene ninguna función social y por ello quizá poco interés, pero puestos a hacer catálogo o definir lo indefinible, yo también juego.

  • Con la Tesorería pasa lo mismo que con el Mercadona, la Farmacia o la Casa de Castilla-La Mancha, que depende del paisanaje que pace en sus establos. Quien confunde el Establo con las bestias difícilmente entenderá las conversaciones o cualquier otra cosa, Marqués.

  • Me cuesta creer que la mayoría de empleados y dirigentes de la Tesorería sea una pandilla de ladrones como,digamos, la directiva del Barça.

  • Hablando de Girón, ¿ no fue ese hombre el que tras la guerra dio cuartel al abuelo del tío de la coleta? Estará contento con él Tertsch. Veo al del ABC como al Butano con Pablo Porta: Girón, Gironcito, Gironcete.

  • Tuve una experiencia profesional con la Tesorería cuando aún era joven e inocente que me dejó marcado para siempre. Un asunto que bien explicado podría ser paradigma del saqueo disfrazado de despacho laboralista, de la mentira de los grandes despachos, la pérdida de la inocencia y el abuso de derecho, todo en uno.
    Y que ya se podría contar pues los principales protagonistas están muertos o retirados y las responsabilidades prescritas.
    Igual me animo un día, ya digo que fue asunto altamente instructivo, aunque probablemente fuera del gremio pudiera resultar coñazo.

  • Querido Satur,

    “El amor, como ciego que es, impide a los amantes ver las divertidas tonterías que cometen”, decía Shakespeare.

    Si lo que descorchas es champagne en vez de sidra, ¡un brindis por tu pijama!

  • Durante la bajamar veo gente meneándose en la orilla de la playa. Culos blancos, negros o con los cachetes color salmonete como bailando el hulahop con un cubo o una botellita de agua en la mano. Como todo, tiene su técnica. La clave no está en la cadera o en mover el trasero, sino en el talón. Se hinca en la arena mojada y se abanica despacio con el resto de la jaba formando un charquito hasta que asoma la coquina. El mejor momento es un par de horas antes de la bajamar y un rato mientras comienza a subir. Las más grandes están justo en la zona de conchenas donde las olas ya sólo cubren los pinreles. No ha sido este julio un buen mes de coquinas, hoy por ejemplo solo un puñado para echar al arroz. Tampoco de cachas, en general feorras.

  • Para nada creo en la moralidad de los individuos o las sociedades. Se trata solo de comprobar hasta dónde afecta la degradación. No hay escepticismo, ni pesimismo, ni insatisfacción, sino realismo. Los americanos, que todo lo estudian hasta las migajas, lo saben bien. Demos, por ejemplo, los incentivos adecuados a los cirujanos de un hospital para realizar apendicetomías. En un porcentual mucho más elevado que en otros centros los cirujanos quitarán apéndices. O, reduzcan un 70% los honorarios en la operación de cataratas. Los oftalmólogos redescubrirán algún oscuro e inseguro procedimiento de cirugía correctora de pequeños defectos de la visión. Que esté insuficientemente estudiado no importará. El mercado ha visto un nicho y el mercado –que es sabio- lo cubrirá. Primero los incentivos de los cirujanos y los oftalmólogos, luego vendrá la justificación. ¿Moralista? No, simplemente nado en tierra firma.

  • Bonnie
    Viernes, 28/07/2017 a las 15:18
    jrG
    Viernes, 28/07/2017 a las 12:11
    -Cariño, dime algo con amor…
    -AMORtiguador
    ***
    -Cariño, dime algo con amor…
    -AMORFOOOO!!

    Cariño, dime algo con AMOR…
    -AMORTIZADA.

  • schultz
    Viernes, 28/07/2017 a las 22:35

    Si la escribes, adjunto una anécdota que creo será parecida, pero mucho menos técnica y muy contundente…

  • Argantonio
    Viernes, 28/07/2017 a las 23:48

    No sé Argantonio, pero me ha venido a la cabeza la tonada de la Garota de Ipanema … mira que coisa mais linda, mas llena de graça …
    Ahhhhhhhhhh, garotas, playa, movimiento….

  • Alvaro, no se puede vivir del amor.
    Tampoco del ARTE.
    Pero es un complemento alimenticio perfecto, mejor que la cerveza…o adelgazas.

  • Argantonio, aquí no se puede hacer eso espontáneamente. En la playa, nadie; y donde está permitido se necesita licencia para mariscar. No sé si es igual en toda la Cantabric Coast, si la normativa es regional o solo pasa en este pueblo.
    A mí me parece bien, he vivido los años sin prohibición y he visto cosas que no creeríais. Hay que proteger a la gente de sí misma, la gente somos voraces hasta extremos vanguardistas muy experimentales. Una cuadrilla de jubilados cogiendo lapas en las rocas te deja en un par de horas la zona reluciente como los huesos de los camellos que te encuentras cuando paseas por el desierto.

  • 25 ANYS
    Samaranch era un facha corrupto que se hizo ayudar por directivos del Madrid, así se consiguió (chapeau). Pujol ordenó a los deportistas catalanes que no se les ocurriera sacar la senyera. Terra Lliure quiso emular a ETA, el acoso policial fue tal que muchos huyeron. Puigdemont, uno de los más cobardes, desapareció. Hubo doping de Estado al estilo RDA, con Eufemiano a los mandos. Peñalver, nuestro superhombre, era violado sistemáticamente por su entrenador.
    Joder, solo se salvaron Fermín y Kiko Narváez.

  • Por aquí Procuro está también prohibido el marisqueo sin licencia de la donax trunculus…pero hay mucho espontáneo que sigue cogiedo coquinas de las de toda la vida mientras pasea y mira. Oigaaa pataaata oiiiga. Esos jubilados seguro que son de por aquí.

  • Hoy, aquí, sol MARAVILLOSOL y grandes olas ARREBATADOLAS. Álvaro y Chino, que os habréis bañado cerca, ¿a vosotros os han devuelto la braga náutica? Había bandera amarilla y la pobre chavala de la Cruz Roja andaba frenética por la orilla con las aletas colgando por si acaso y dando pitidos para que la gente no se meta con flotadores y tablas.

  • Por mi zona no se ven muchos caballeros con braga náutica. Yo, de hecho, les tengo dicho a mis amigos y familiares que si alguna vez me ven llevando una, llamen a un médico.

  • Proc, hoy el agua estaba fabulosa y he ido a la hora en que la gente ya había desalojado la playa para irse a comer, así que mi ojo experto en evitar bragas náuticas y localizar bikinis de fantasía ha estado en modo ahorro de energía.

  • ¿Y qué se hizo en la Transición? Es que estoy en la playa, más concretamente en esa sinécdoque que es el chiringuito, y me da pereza leer.

  • Se han cumplido 25 años de la muerte de Manolo Montoliú en el albero de la Maestranza. Maestro de oro y de plata, hombre cabal, una estatua frente a la plaza de toros de Valencia, su tierra natal, le inmortaliza. Habiendo sido profanada por unos miserables, la concejal de Compromís elude su responsabilidad de restaurarla y devolverla su dignidad.
    Mientras tanto los españoles siguen en la playa, o en el chiringuito con las chanclas.

  • Mientras tanto Juan Bautista Jalabert, sobrino del laureado ciclista, cuajó la faena de su vida en la feria de Mont- de -Marsan, patria chica por cierto de nuestro llorado Luis Ocaña.

  • Impresiona como ha cambiado el paisaje de esta playa desde hace casi un año que no venimos. Justo en la desembocadura del Guadiana, las abundantes lluvias de este año han hecho que el agua dulce acelere las corrientes marinas y su impacto en la arena de la playa. Lo que no ha cambiado es su excelente pescado. Hoy anguila al carbón con chanclas en casa de unos amigos en la calle Abubillas. Baba y carne del mar con un sabor que es una mezcla superior de rodaballo y de ese lenguado de derechas tan del gusto del marqués.

  • DADDY
    Estamos él y yo solitos en el Zulo, por eso escribo tanto. Daddy es un Bull Terrier americano de Sttafordshire. No es mío, es de mi hijo, pero como si lo fuera. Es muy fuerte y cariñoso, me lame las piernas todo el tiempo, muy celoso con sus juguetes hasta el punto de tener cuidado con disputárselos. Cuando te lo entrega le gusta que se lo lances lo más lejos posible. Le gusta mucho pasear haciendo largos circuitos en tu enderredor. Es buen nadador y le vuelve loco la alberca, como es tan fornido sube la escalerilla como un humano. No te puedes bañar con él porque tiene tal fuerza que te puede lesionar involuntariamente. No le gustan las ovejas ni los gatos, pero sí jugar con cualquier otro perro.
    Lo más absurdo es que a mí no me gustan los perros y aparte de este tengo que soportar a dos chihuahuas ( Boris y Emiliano) tontísimos. Boris era de Arturo, así que también lo he heredado. Este finde como estaba solo me han aliviado de su presencia.

  • Yo me alzaría, Marqués, que estamos en julio, pero me falta un March que me financie. Ni hidroavión tengo, que voy en un patín.

  • No es el momento de alzarse sino en el de estar de guardia permanente para cuando se den las circunstancias propicias, golpear. Sin amagar, directo al plexo solar como gustaba hacer el “bombardero de Detroit” al que sólo una avispa bailarina le hizo hincar la rodilla. Nosotros solo la hincaremos ante Dios.

  • Alzarse en Junio con la canícula da mucha pereza.
    Ya no existe nada contra lo que alzarse.
    Alzarse no es otra cosa que ponerse de puntillas para parecer más alto.
    Y aquí seguros, seguros, lo que se dice seguros de alguna cosa y del resultado, no estamos ninguno.
    Algunos pueden creer que serían capaces de manejar los problemas que se presenten, pero eso es bueno para quien?
    Lo que tenemos será mediocre, sin duda, incluso mucho.
    Pero los mecanismos funcionan.
    Los mediocres somos nosotros.
    Sólo se alzan las voces de los que no tienen ninguna opción real, o las de los chuloputas.
    Las voces razonables suelen ser muy suaves, no suelen tener ganas de destacar. Son vocecitas que solo quieren lograr el convencimiento por la razón, no por la justicia, que es un término muy elástico que se aleja de la ley, y que cede a los vientos de tendencias.

  • ¡ Que bueno, JrG (7’10 ) !
    Le aplaudo con las orejas, y eso que suelo firmar y dar mis datos en todas las iniciativas concretas que me parezcan justas :
    como para que se devuelva de una vez su patrimonio a Sigena, y al Archivo de Salamanca, como para defender que en todos los sitios y documentos oficiales de toda España, los documentos etc estén en español, además de en la lengua local, como para que la enseñanza vehicular sea principalmente en español, como para protestar por la sentencia, aunque sea sólo en primera instancia y en un juzgado local, contra Hermann Tertsch…
    Pero no para apoyar lo de los autobuses esos, por ejemplo. Ni para quitarles derechos a las parejas gay, ni esas cosas.

    Y buenos días a todos.

  • Bueno ya me voy … que si no no sale nadie…
    Jodidos dormilones ociosos y vacantes ¡¡¡
    Ya ni el marqués…la decadencia…la DECADENCIA.
    Sólo la gente de edad, acostumbrada a otros ritmos se pasa por aquí…
    Viejecita, nos vamos quedando solos…

  • Proc, lo de Santa Marta de Ribarteme se repite en A Pobra do Caramiñal, aunque ahí no van dentro del ataúd, sino sólo cargándolo. La que es espeluznante, y hablo de oídas, es la O Corpiño, en una parroquia de Lalín. Van todos los que se encuentran en la necesidad de “sacarse el meigallo”. Es una de esas cosas de documental etnográfico africano o asiático. Gritos de los poseídos, llantos, insultos, todos de rodillas camino de la iglesia y sangrando, etc. Una catarsis colectiva de embrujados que no quieren entrar en la ermita porque el demonio en ellos se niega y resiste pero que acaban haciéndolo si no es por las buenas, por las malas. Yo la visité un día cualquiera, no el de las curaciones, y aún así había al menos una docena llegando de rodillas.
    Queda por hablar de San Andrés de Teixido y a Virxe da Barca.
    Y un día tengo que contar una procesión estupenda en la que sí estuve, en Combarro.

  • Morgan, cuando tenía unos 30 años, me había salvado de mi grave accidente de moto, había terminado la carrera, era ya gerente de la fábrica y ya tenía mi primer hijo, la señora Dora (mi madre), consiguió convencerme para salir en la procesión de Herce como costalero del Cristo.
    Es cierto que yo ya me había fijado que el cristo no debía pesar mucho, pues lo llevaban entre sólo cuatro mozos, pero el trayecto por las callejuelas de Herce tenía muchas subidas y bajadas por calles angostas.
    Yo accedí por la ilusión y el orgullo que le debía producir por ver a su hijo (hombre de la capital) verle en esa tarea.
    Yo como la cosa era sólo física y poco espiritual, pues accedí encantado y así me reconciliaba con los lugareños, a los que no tenía muchas simpatías.
    La verdad es que minusvaloré largamente tanto el peso como la duración, y acabé hasta el cimborrio o más lejos del asunto. me gustó la banda de tambores marcandonos el ritmo, que sí que ayudaba mucho.
    Incluso cuando me embarqué en el asunto, pensé en que algo especial se sentiría, no sé un fulgor místico, o un pesar por mis innumerables pecados, o algo…
    Pero nada no sentí nada. Sólo un dolor en el hombro derecho y unas ganas de tomarme una cerveza al acabar enormes.
    Los compañeros de costalada, con los que no intercambié ninguna palabra, me miraban con cierto deje de desprecio…y tenían razón yo no creía para nada en eso y no pintaba nada en el asunto.
    Luego ya muchos años después, mi hermana me confesó que madre, había dado un generosísimo óbolo al cura, para que quitaran a uno de costaleros de turno y ponerme a mí.
    Como dice el marqués … corruptelas…

  • Llevo ya tres o cuatro broncas con mi Santa por el mismo motivo. Para ella los libros que acumulo son basura polvorienta y además ha encontrado una buena causa como justificación, un adolescente que cuidó cuando era un bebé, ahora sin recursos y en la casi miseria.
    Taimadamente ha ido regalándole nuestros libros hasta que el volumen desaparecido ha hecho que me diera cuenta.

  • La señora Dora, era pequeña … y suave, muy suave… no creo haberla oído levantar la voz, pero qué bigotes¡¡¡
    Muchas cosas las conseguía por aburrimiento, por cansancio del contrario…
    Y además luego siempre protestaba.
    Protestaba por todo, sobre todo por su marido.
    Ayer escuché una frase de una mujer que decía:
    De todos los hombre que no amo, el que prefiero es mi marido.
    Mi padre me decía que mi madre era pequeña, pero bajita…

  • Adapts ;
    El adolescente apadrinado por su Santa ; ¿ Lee sus libros, o los revende para sacarse unos eurillos ? Porque si es esto último, siempre puede usted llegar a un acuerdo con él… Ya sabe de esos de win-win, como le dicen ahora…

  • Señores, lo que dice Espada es de mucho mérito, muchos lo piensan y no se atreven a decirlo.
    Lo de Montoro tiene mucha gracia, parecido lo oigo mucho en Bcn, la puta suerte que tiene el puto Madrí.

  • marquesdecubaslibres
    Sábado, 29/07/2017 a las 19:41

    Qué grandísimo banderillero fue Manolo Montoliú, Marqués. Ayer, precisamente, repasando la faena de 1985 de Chenel en Sevilla, me tuve que poner varias veces los dos pares que puso Montoliú; qué tipo, qué superclase (puede verlos aquí,a partir del 0:56). No se pierda la brega de Martín Recio a lo largo de la faena. Da gusto ver cómo organiza la lidia dándole los capotazos justos al toro.

    Yo estaba estudiando un examen el año en que murió Montoliú. Recuerdo que hacía ya un calor de la madonna en Madrid, que llevaba una semana de encierro con el derecho mercantil a cuestas, intentando colarme entre ese 10% de aprobados que el majadero que lo enseñaba había pronosticado a principios de curso, y que sólo me levantaba de la silla para ver las corridas de la Feria de Sevilla. Por aquella época, J. y yo nos tragábamos todo lo que ocurriera en una plaza. No nos perdíamos ni las novilladas de agosto, salvo que hubiéramos decidido viajar a algún sitio con ocasión de una corrida. Por las noches, mis lecturas eran el Sánchez de Neira y las memorias de César Jalón (“Clarito”). No sé cómo demonios conseguimos pagar entre cuatro trastornados la lápida que hoy tiene Frascuelo en la Sacramental de San Isidro (de cuyo breve texto me acuso). Había, en definitiva, perdido la cabeza. Creo que si aquellos momentos hubiese sido un hombre, habría mandado al carajo el Mercantil y me hubiese hecho matador de toros, o al menos picador. O arenero, o lo que fuera.

    El caso es que Montoliú hizo lo que le habíamos visto tantas veces. Martín Recio le colocó el toro en suerte con un solo capotazo, sin ni siquiera rozarle los pitones, Montoliú se dejó ver, le anduvo despacio hasta colocarse a una distancia de unos tres metros, llamó su atención con la voz y clavó los palos en todo lo alto, asomándose al balcón y sin esos saltos prodigiosos y esos aspavientos a los que nos tienen acostumbrados otros banderilleros que más parecen defensas centrales del Getafe. El toro derrotó una vez sin alcanzarle. Derrotó una segunda vez y le atravesó todo el pecho hasta el corazón. Cuando vi la cara de Montoliú ahí arriba, aún en andas del pitón, supe que no llegaba vivo al callejón.

    Los chavales de Montoliú, que entonces eran unos niños, siguen en la brecha. Uno es picador, como su abuelo, y otro banderillero como su padre. Buenos tipos, además.

  • La epigenética se confunde con el lissenkismo, es absurdo contraponerla a Darwin. Sé de lo que hablo.

    EPICUP® es fruto de la colaboración público-privada entre el Programa de Epigenética y Biología del Cáncer del IDIBELL -liderado por el Dr. Manel Esteller, Director del Programa de Epigenética y Biología del Cáncer del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL), Investigador ICREA y Profesor de la Universidad de Barcelona- y Ferrer Advanced Biotherapeutics, el área de investigación en colaboración de Ferrer.

    Los resultados del estudio “Epigenetic profiling to classify cancer of unknown primary: a multicentre, retrospective analysis” han sido publicados y validados por la prestigiosa revista The Lancet Oncology en su edición de agosto 2016.

  • He ido al rastro de Zaragoza y he regresado con dos bolsas llenas de libros y de revistas de alto contenido anatómico forense. Nabokovs de la editorial Anarrana a 2 leuros y tomos de la obra completa del Nobel italiano Camil.lo Giussepe Chel.la a un leuro. Y ATENTO, ÁLVARO QUÍNNEZ, cuatro Man, entre ellos el de Maribel Verdú y el de Natalia Estrada. Adiós.

  • Aún estando de acuerdo con Montoro, que lo estoy en este caso concreto, la forma de expresarlo es impropia.
    Aunque el muchachito que le interpela, no tenga ni siquiera media bofetada, contestar así no es de recibo.
    Esa contestación estaría bien en la boca o bocaza de un coletas, pero no de un representante de TODOS los Españoles. Alguien que sólo se representa a sí mismo y a tipos similares.
    Me pueden decir que en el parlamento Inglés se sueltan lindezas mucho más gruesas que esa, pero es que me parecen igualmente mal.
    Lo de Arcadi, si lo cuelga alguien svp se lo agradeceré.

  • Me remito a lo dicho con Montoro.
    Esas abejas entonces no podrán se atacadas por las gigantes, con esa coraza.
    Me voy a ver que ponen por ahí de las abejas de la madera.
    Gracias Perro.

  • marquesdecubaslibres
    Domingo, 30/07/2017 a las 15:26
    Lo de Montoro tiene mucha gracia, parecido lo oigo mucho en Bcn, la puta suerte que tiene el puto Madrí

    Lo de Montoro es perfecto: a los putos comunistas de mierda hay que hablarles en su puta jerga de mierda para que comprendan. Lo del Madrid es diferente: no es suerte, sino la dictadura de Florentino.