108 comentarios

  • En esas fechas yo andaba por los 16. Ya fumaba y habíamos pasado a Hemdaia al cine Varietés.
    Con chicas de verdad como mucho manoseos e intercambio de babas.
    Policías grises que nos la traían al pairo pues la historia no iva con nosotros. Nosotros teníamos por delante el mundo y queríamos comérnoslo a bocados y muy rápido.
    Empezábamos a pisar todos los charcos que veíamos y el día duraba 20 horas.
    No recuerdo esa revista.
    Con el nombre recuerdo a la Krystel…que me resulta más excitante ahora que entonces.
    La Bellpuig no ha hecho su crónica de vacaciones.
    Algo deberá hacer la dirección al respecto.

  • Ya estamos en Haro, que se ven las luces…
    Gracias Bonnie, por la aclaración. Pero entonces a lo que en el pueblo llamaban “machos” eran caballos?.

  • Yo creo que se refieren al mulo macho, porque del cruce de la yegua y el burro, te puede salir un macho, mulo, o una hembra, mula.
    Ambos son estériles.

  • Bonnie, mi comentario no pretendía ser un tratado de la etiología de la tuberculosis bovina. Más bien quería relatar algunos contratiempos que acompañan a la sequía.
    En otro orden de cosas y hablando de contratiempos: se obliga a los propietarios de palmeras infectadas de picudo rojo a destruirlas, pero está prohibido quemarlas porque hay riesgo de incendio ¿Cómo se destruye un cilindro de nueve metros de altura y casi dos de diámetro? Hay dos soluciones, la primera, que es inviable por su excesivo costo, consiste en contratar los servicios de una empresa especializada, la cual aísla la palmera en una superbolsa que está tratada con venenos, la sube a un contenedor y la transporta a un centro de eliminación controlada de residuos, cuyas tarifas dependen del peso y/o el volumen del residuo a incinerar (lo que viene siendo quemar, pero con autorización gubernativa). La otra es más barata y consiste en hacerse el despistado, solicitar permiso para quemar rastrojos cuando proceda, arrastrar la palmera hasta el fuego y no dejar que se apague. Un disparate. Otro.

  • Hago extensiva la invitación que hice a Perroantonio a todo el que tenga a bien viajar solo(a) o en compañía de otro(a) por esta apartada orilla. Sólo tiene que comunicarse conmigo por correo electrógeno. No podré durante la última quincena de septiembre por razones de diversa índole.

  • Buenos días a todos:
    Hoy hemos amanecido a 22 grados. Se ve que JrG y su Reyna han traído un poco de frescor desde el Atlántico. ¡ A ver si dura !

    Y espero que Ximeno siga dando noticias de su campo, de los bichos ( salvajes y domesticados ) de su zona, y de cuando empiece de nuevo a llevar agua el Lácara .
    Por favor.

  • Muchas felicidades, Gengis Kant. Cumples años el mismo día que el poeta Philip Larkin.
    Para puros machos, los de la tierra de Gengis; siempre se ha dicho.

  • En San Vicente hay mas bodegas que habitantes y un castillo en lo mas alto. Lo veo un lugar feote, epítome del mal gusto que afecta a los riojanos. La decoración del Toni es la máxima expresión de lo que digo. Otra cosa es que se coma y beba bien y que las riojanas estén muy buenas en general, no confundamos.

  • Lavadero, 7 de la tarde.
    Las mozas y sus madres que llegan de la era donde padre pasa el trillo a la mies.
    Las abuelas están en el lavadero con su tabla, la botella de GIOR y el jabón de sebo apoyadas en la almohadilla las rodillas y cantando una tonada.
    El tío Paco llega con su burrita y unas ciruelas del Juncal, con la azada colgando del hombro, la boinica calada, y el celtas en la boca.
    En la tahona asan un cordero para la cena de los quintos.
    las choperas están recibiendo ya a todos los gorriones que los zagales no han pillado con los cepillos y sus aludas.
    Yo salgo del convento aserradero del tío Damian el de la Plaza de Abajo, de ver a los hombres cortar maderos.
    La yasa baja rala de agua.
    Me gustan más los recuerdos, que la propia estancia de niño.

  • Fender Stratocaster (Para Adaptaciones que amenazó con algo)

    La Stratocaster es una guitarra con carácter. Indiscutiblemente es el icono más representativo del rock y sus admiradores se cuentan por centenares de miles, millones quizás. Fue diseñada por un técnico y por eso como herramienta es casi perfecta. Es fácilmente desmontable, su forma está determinada por su función y es ergonómica, bien equilibrada y barata de construir. Sin embargo como instrumento musical presenta -a mi juicio- algunas dificultades. En primer lugar no es una guitarra que suene sola, hay que conquistarla para hacerla sonar bien. Y no se deja seducir por cualquiera, hacen falta dedos poderosos, manos grandes y una técnica muy depurada.

    Sus ventajas como herramienta son sus principales defectos como instrumento. Algo que se complicó cuando al pequeño taller que construía sencillas guitarras de cuerpo sólido fue comprado por CBS, una discográfica con vocación de controlar todas etapas de la industria. Lo primero que hicieron los ingenieros de CBS fue quitarle un tornillo al mástil. Así se ahorraban el 25% de los tornillos, el tiempo de apretarlo y se facilitaba la labor de desmontaje. Esta facilidad hizo que la rigidez se resintiera. Esa falta de rigidez hizo que su ajuste fuera poco menos que una tortura. Quintarla era laborioso y mantener la afinación un imposible. Por eso las guitarras de esa época prácticamente todas están modificadas. Afortunadamente, cuando comprobaron que nació una industria paralela que proporcionaba las piezas que se necesitaban para reparar las chapuzas de CBS, dieron marcha atrás, pero sólo un poco. Hoy Fender hace guitarras casi artesanales, las “Custom Shop” pero a precios poco competitivos (más de 2.000 €). La mex es sin dudarlo la mejor opción de compra (si uno quiere una Fender). Las montan los mismos mejicanos que en la fábrica de EEUU pero al otro lado de la frontera, lo que supone un importante ahorro.

    Sacarle a una Stratocaster un sonido claro requiere buena técnica y una digitación perfecta. Mantener la nota (sustain) sólo puede hacerse a costa de endurecer hasta que aparezcan callos en la yema de los dedos y cada glisado (estiramiento) es una aventura en la que se ven comprometidos a la vez la fuerza y el oído del guitarrista. Por eso le pusieron la palanquita del trémolo. La configuración de sus fonocaptores (S-S-S tres pastillas de bobinado simple) hace que su interior parezca una granja de grillos eléctricos, algo tan irritante que también ha dado lugar al nacimiento de otra novedosa industria: la cinta de cobre autoadhesiva, utilizada para tratar de aislar los ruidos de baja frecuencia, chirridos y chasquidos que se producen en sus entrañas.

    No es guitarra de enchufar y ponerse a tocar. Hay que elegir un amplificador que la sepa llevar y la comprenda y esto requiere más técnica, más tiempo y sobre todo mucho más dinero. Además es caprichosa, insolente y descarada, es decir, que no te ayuda cuando se produce un fallo en la interpretación, lo muestra con descarnada naturalidad y por ello resulta ser bastante traidora en los pasajes íntimos. Aún así su carisma es indiscutible, su presencia insoslayable y su trascendencia inopinable. Es La Guitarra Eléctrica en el imaginario colectivo.

    Mi relación con la Strato es de amor-odio, su nacimiento fue una consecuencia de la evolución y sin embargo hoy se ha convertido en el punto de anclaje en el que se apoya todo el conservadurismo guitarrístico actual. Hay guitarras con mejor diseño, mejor construidas, más versátiles, más polivalentes pero no son Fender, no tienen en la pala un logo legendario que aporte esos gramos de autoconfianza que todos necesitamos.

  • La decoración del Toni es espantosa, en efecto. Ahora bien, la crema de patatas a la riojana es para matar por ella.
    El pueblo no tiene gran cosa, pero entre el castillo y el Ebro se cubre sobradamente el expediente.
    Amen de las bodegas y los alrededores (Santa María de la Piscina como ejemplo) pues queda un lugar muy agradable.

  • Viejecita
    Miércoles, 09/08/2017 a las 13:13

    Pues sí.

    La idea de una ventaja empresarial en la política de diversidad se basa en dos asunciones contradictorias entre sí:

    Los sexos y razas humanas tienen exactamente la misma psicología, con la misma distribución de características. Por tanto, cualquier desigualdad en contratación y promoción tiene que venir de un sexismo y racismo sistémico.
    Los sexos y razas humanas tienen mentes y perspectivas tan diferentes, que las empresas deben incrementar la diversidad para ser competitivas. So pena de tener miras más cortas debidas al pensamiento de grupo.

    ¿Se entiende el problema? O semos iguales, o semos diferentes. Si somos iguales, la diversidad no puede cambiar nada — desde el punto de vista del éxito empresarial. Y si somos diferentes, entonces puedes apostar que aparecerán diferencias notables en las colas de las distribuciones de las características de cada grupo. Y en distintas actividades habrá naturalmente diferentes porcentajes. En este caso, forzar artificialmente la igualdad sólo puede ir en detrimento de la eficacia.

  • Observar los meandros del Ebro desde la cima del Toloño es experiencia inolvidable. Si a tu lado una persona que te ama te va indicando cuál es cada pueblo, allí San Vicente, allí Briones, e incluso te localiza las bodegas, mira Muga en la entrada de Haro, aquélla es Puelles. Y siempre el mismo comentario, esto lo joden los de Bilbao, sin acordarse que ella era mucho de insistir que era del mismo.

  • No hace sol y qué. Llueve y hace frío, y qué. Pero por lo menos las pulgas asturianas (las pulguines) y las montañesas (las pulgucas) no tienen tan malas pulgas como las australianas (las little sharks). Una cosa es por la otra en la economía de la Creación.

  • la más siniestra de todas la de que entre los propios trabajadores se reprochen los privilegios, como cuando a muchos les parece más insulto el sueldo de un estibador que el de ellos mismos.

    Qué va. Mi cuñado y un amigo son estibadores, gruistas. También tengo amigos funcionarios. Cuando estalló la crisis las cenas en la pandilla eran muy divertidas. En el fondo lo que jodía era la pasta que ganaban unos y la seguridad de los otros.

  • Perroantonio
    Miércoles, 09/08/2017 a las 16:10
    S. Miércoles, 09/08/2017 a las 13:26

    Yo no me disculpo por traerlo: es un crack.
    Sí, aunque meta la pata con la mafia de los estibadores.

    Si solo fuera con eso …

  • Las cenas en la pandilla eran muy divertidas, hasta que dos se pelearon porque uno se había liado con la mujer del otro y desde entonces se acabaron las convocatorias.

    Pero en el fondo, lo que jodía no era la pasta que ganaban unos y la seguridad de los otros, sino el ventajismo oportunista de ambos. O de los de la baja laboral permanente, y en muchos casos fraudulenta, que también los había. Lo que jode son los aprovechateguis, que en cualquier circunstancia solo miran por lo suyo. Y el que venga detrás, que arrée.

  • S., no sé lo que hacen los gruístas. Pero sí se cómo funciona algún puerto y algunas asociaciones de transportistas. Sí, creo que la palabra mafia es bastante descriptiva. Lo que ganen no me importa, no soy envidioso.

  • Coincido, Zeppi, en lo insoportable que es escuchar a los aprovechados presumiendo de aprovecharse. Si al menos disimularan… pero qué va, no sólo se enorgullecen del morro que le echan, sino que además intentan convencerte de que sus acciones son formas de rebelarse contra un sistema que los explota. Y luego se quejan de que hacemos chistes con ellos…

  • Rajoy debe hacer con la seguridad del Prat lo mismo que hizo Reagan con el control aéreo.
    El Estado sirve para cosas como ésta.

  • Ximeno de Atalaya
    Miércoles, 09/08/2017 a las 10:49

    Va por delante que tanto Ximeno como yo sabemos que no hay polémica posible, es una cuestión de gustos, pero respondo a su aseveración de que estaba superada. Sï pero no. (Sí tecnicamente y por los pelos)

    Fender Stratocaster (Para Adaptaciones que amenazó con algo)
    La Stratocaster es una guitarra con carácter. Indiscutiblemente es el icono más representativo del rock y sus admiradores se cuentan por centenares de miles, millones quizás. Fue diseñada por un técnico y por eso como herramienta es casi perfecta. Es fácilmente desmontable, su forma está determinada por su función y es ergonómica, bien equilibrada y barata de construir.

    Hasta aquí bien, es de esperar que un instrumento sea ergonómico, pero por alguna razón el resto de guitarras no tienen un biselado que se adapte al abdomen del que la toca, como sí tiene la Strato.

    Sin embargo como instrumento musical presenta -a mi juicio- algunas dificultades. En primer lugar no es una guitarra que suene sola, hay que conquistarla para hacerla sonar bien.

    Perfecto pues, las que suena solas para los que no saben tocar. NO parece demerito del instrumento.

    Y no se deja seducir por cualquiera, hacen falta dedos poderosos, manos grandes y una técnica muy depurada.

    Discutible lo de los dedos poderosos y las manos grandes, precisamente una de las razones por la que echaba de menos la Strato es por la mayor comodidad, incluso diria que facilidad de tocar sobre su diapasón curvado, la mayoría de las guitarras lo tienen plano y personalmente me resulta más incomodo.

    Sus ventajas como herramienta son sus principales defectos como instrumento. Algo que se complicó cuando al pequeño taller que construía sencillas guitarras de cuerpo sólido fue comprado por CBS, una discográfica con vocación de controlar todas etapas de la industria. Lo primero que hicieron los ingenieros de CBS fue quitarle un tornillo al mástil. Así se ahorraban el 25% de los tornillos, el tiempo de apretarlo y se facilitaba la labor de desmontaje. Esta facilidad hizo que la rigidez se resintiera. Esa falta de rigidez hizo que su ajuste fuera poco menos que una tortura. Quintarla era laborioso y mantener la afinación un imposible. Por eso las guitarras de esa época prácticamente todas están modificadas. Afortunadamente, cuando comprobaron que nació una industria paralela que proporcionaba las piezas que se necesitaban para reparar las chapuzas de CBS, dieron marcha atrás, pero sólo un poco.

    Sí a todo, mis recuerdos provienen de Stratos pre-CBS y ellos son los que me han motivado a la compra. Afortunadamente hoy en día parece que son de nuevo de alta calidad.

    Hoy Fender hace guitarras casi artesanales, las “Custom Shop” pero a precios poco competitivos (más de 2.000 €). La mex es sin dudarlo la mejor opción de compra (si uno quiere una Fender). Las montan los mismos mejicanos que en la fábrica de EEUU pero al otro lado de la frontera, lo que supone un importante ahorro.

    De acuerdo de nuevo, además la Strato mex actual parece, tras probarla unos días, tan buena como las que yo toqué a finales de los 70 e inicios de los 80 y me parece además desproporcionado el salto a los precios American, pese a haber leído sobre sus diferencias.

    Sacarle a una Stratocaster un sonido claro requiere buena técnica y una digitación perfecta.

    Es justo al reves suena tan clara que por eso se requiere buena técnica, no esconde lo que haces, por lo tanto una vez más no es demérito del instrumento.

    Mantener la nota (sustain) sólo puede hacerse a costa de endurecer hasta que aparezcan callos en la yema de los dedos

    ya los tenía conseguidos con esfuerzo y con otras guitarras

    y cada glisado (estiramiento) es una aventura en la que se ven comprometidos a la vez la fuerza y el oído del guitarrista.

    ¡¡sagerao!! Pongale unas cuerdas 0,9 en vez de las 0,10 ¡¡hombre, hombre!!

    Por eso le pusieron la palanquita del trémolo.

    No sólo, la palanca del trémolo, que una vez más no tienen la mayoría de guitarras, permite algo más que glisados a una o dos cuerdas, permite un trémolo real aplicado a todo un acorde.

    La configuración de sus fonocaptores (S-S-S tres pastillas de bobinado simple) hace que su interior parezca una granja de grillos eléctricos, algo tan irritante que también ha dado lugar al nacimiento de otra novedosa industria: la cinta de cobre autoadhesiva, utilizada para tratar de aislar los ruidos de baja frecuencia, chirridos y chasquidos que se producen en sus entrañas.

    Era así hace treinta años, no es así en el ejemplar que he mercado. Pero ese era el precio que se pagaba por ese sonido cristalino.

    No es guitarra de enchufar y ponerse a tocar. Hay que elegir un amplificador que la sepa llevar y la comprenda y esto requiere más técnica, más tiempo y sobre todo mucho más dinero. Además es caprichosa, insolente y descarada, es decir, que no te ayuda cuando se produce un fallo en la interpretación, lo muestra con descarnada naturalidad y por ello resulta ser bastante traidora en los pasajes íntimos.

    Ya comentado antes te muestra desnudo como músico.

    Aún así su carisma es indiscutible, su presencia insoslayable y su trascendencia inopinable. Es La Guitarra Eléctrica en el imaginario colectivo.
    Mi relación con la Strato es de amor-odio, su nacimiento fue una consecuencia de la evolución y sin embargo hoy se ha convertido en el punto de anclaje en el que se apoya todo el conservadurismo guitarrístico actual.

    Todo no, la otra mitad del conservadurismo se apoya en el otro mito y sonido, la Gibson Les Paul. Fuera de estas dos no ha habido mucha innovación excepto en técnicas de construcción. Es un sector conservador todo él.

    Hay guitarras con mejor diseño, mejor construidas, más versátiles, más polivalentes

    esto tambien es discutible, sin necesidad de apoyarse en el amplificador, el hecho de tener tres pastillas con cinco posiciones totales y dos selectores de tono permiten sacarle desde sonidos redondos jazzísticos hasta rock and roll berreate, y además en las posiciones dos y cuatro aparece el sonido Strato con ese yonosequé inimitable.

    pero no son Fender, no tienen en la pala un logo legendario que aporte esos gramos de autoconfianza que todos necesitamos.

    Aquí Ximeno es malvado conmigo, porque él sabe que por mis manos ya pasaron Fender, Les Paul, SG, Gretch, Ibanez, Ovation y ya no sé que más. Las toqué todas en su momento y no necesitaba el gramo de autoconfianza por qué quedé vacunado, sino esa comodidad del mástil y diapasón de la Strato. Encima me he reencontrado con su sonido y filïz.

  • Perroantonio
    Miércoles, 09/08/2017 a las 19:27

    Los gruistas se encargan de colocar la carga y sacarla de las bodegas del barco, con las grúas, de ahí su nombre. Es un trabajo delicado, por lo que me explican.

    Tú no eres envidioso, tampoco yo, pero es cierto lo que dice Jabois: a la mayoría le parece más insulto lo que gana un estibador que la miseria del sueldo propio. Es así, por desgracia.

    Las técnicas mafiosas que yo conozco de los estibadores (habrá otras que desconozca) no difieren mucho de las que pueden utilizar los médicos, por ejemplo. ¿Por qué? Porque pueden. Así es la vida. Ya os decía –con el ejemplo de los oculistas y los cirujanos norteamericanos- que ni creo en la bondad individual ni en la de los gremios. Es el sistema de controles el que debe funcionar.

  • Zeppi Miércoles, 09/08/2017 a las 17:19
    Las cenas en la pandilla eran muy divertidas, hasta que dos se pelearon porque uno se había liado con la mujer del otro y desde entonces se acabaron las convocatorias.
    Pero en el fondo, lo que jodía no era la pasta que ganaban unos y la seguridad de los otros, sino el ventajismo oportunista de ambos. O de los de la baja laboral permanente, y en muchos casos fraudulenta, que también los había. Lo que jode son los aprovechateguis, que en cualquier circunstancia solo miran por lo suyo. Y el que venga detrás, que arree.

    Vaya amigos que tienes o tenías, Zeppi.

  • Otro momento en el que quedé patidifundido fue la primera vez que trasteé con un piano eléctrico Fender Rhodes, otra innovación.
    Fender y sus sonidos.

  • S.
    Miércoles, 09/08/2017 a las 21:29
    Es el sistema de controles el que debe funcionar.

    Pues eso es de lo que estamos hablando. De que si alguien quiere ser estibador, pueda intentarlo, cumpliendo las condiciones que se exijan para serlo. Pero que esas condiciones no las decida el gremio arbitrariamente, como sucede ahora. Y menos utilizando métodos mafiosos.

  • Procuro fijarme
    Miércoles, 09/08/2017 a las 22:46

    Vaya amigos que tienes o tenías, Zeppi.

    No lo sabes tú bien Proc, menudas joyitas (yo incluido). Pero los amigos no se eligen, tienes que apechugar con los que te han tocado.

  • Para Proc, con cariño:

    Los que escriben «haber» en lugar de «a ver» deberían «hirviendo» cómo solucionan ese problema…

    SERÁN JUZGADOS POR EL TRIBUNAL DE “LA HAIGA”

  • En realidad no, de lo que hablábamos era de esto:

    la más siniestra de todas la de que entre los propios trabajadores se reprochen los privilegios, como cuando a muchos les parece más insulto el sueldo de un estibador que el de ellos mismos.

    Yo digo que es cierto. El sueldo de los estibadores, de los mineros, la seguridad (el privilegio) de esos vagos llamados funcionarios… Estoy cansado de oírlo. Luego vienen los porqués, como los nacionalistas catalanes con los andaluces.

    Sé cómo entraron mi cuñado y mi amigo. ¿Cuáles son los métodos mafiosos para entrar en la estiba? Los desconozco. Y lo digo en serio.

  • S. el problema no son los salarios, ni los privilegios, si han sido obtenidos legítimamente y si no se actúa de forma delictiva (no ya solo legalmente, sino también moralmente) para conseguirlos y/o mantenerlos. Los métodos mafiosos de la estiba, y de la minería, en los casos que he podido conocer, consisten en no dejar entrar a cualquiera que cumpla unas condiciones estipuladas y blindar la entrada para amigos y familiares decidiendo ellos quién entra y quién no, en la mejor tradición hereditaria (e ilegal), de los gremios. Las huelgas salvajes basadas en el abuso de posición dominante también forman parte de esos métodos mafioso que usted dice desconocer.

  • El problema de la seguridad (el privilegio) de esos vagos llamados funcionarios … es más complejo y daría para muchos comentarios. Empiezo por lo que tengo más a mano: aquí en USA, no existe el concepto de funcionario vitalicio. Los trabajadores públicos firman contratos de 5 años, con revisión a mitad de periodo. Si no pasan la revisión, pierden el puesto y el estatus de funcionario. Si la pasan, a los 5 años deben volver a optar a la plaza, en competición con otros. La experiencia es un mérito que suma puntos, pero no es garantía de renovación. Se estimula la constante puesta al día y la adecuación al puesto, y se pretende (no siempre se consigue) que los “privilegiados” durante ese tiempo sean los mejores. Comparado con el sistema español, donde un puesto de funcionario es para toda la vida, desincentivando toda motivación para mejorar, o simplemente para hacer bien su trabajo, yo le veo muchas ventajas.

    Dejo para otra ocasión el tema de los accesos fraudulentos y la cantidad de “puertas traseras” que permiten llegar a funcionarios a gentes que nunca han pasado una oposición. O el tema del número de funcionarios que realmente se necesitan para que los servicios públicos funcionen. Ciñéndome de nuevo a casos que conozco, los ayuntamientos y los sindicatos (muchas veces en connivencia) son máquinas de crear puestos de funcionario absolutamente innecesarios y discrecionales (p’a los amigos, vaya). No conozco lo que ocurre en estamentos superiores (diputaciones, comunidades autónomas …) pero me temo que es como para salir corriendo. La mala imagen de los funcionarios tiene muchas y variadas razones, no todas ni mayoritariamente fruto de la envidia.

    Su turno.

  • Zeppi y AE SI!!!.
    Adapts y Ximeno, uno empieza a saber de guitarras con vosotros, no sólo de escucharlas.
    Adapts con su elección de himno … DIMISION.

  • Esto está más desierto que un colegio en Agosto.
    Y el marqués, mucho 24-7, pero será de otras semanas.
    Ni Viejecita, ni Procu… un erial es esto.
    Voy a preparar a las chicas un marmitako…

  • Marquésdecubaslibres (09/08/2017 a las 23:43): un artículo documentado y bien escrito, pero “olvidó” decir que Neymar y el trío famoso del Barsa perdieron todo este año contra el Madrid.

  • Por un lado, Frank D. Carranza y su equipo vasco, incluidos el capitán Nemesio Aguirre y los tenientes Fernández Bacaicoa y Juanana; por otro, la Segunda Guerra Mundial.

    Hasta ahora se creía que la orden del desembarco en Guadalcanal fue “Sagarra eragintza zazpi” (la ‘operación Manzana’ empieza a las siete). Dos investigadores vascos revelan que la historia fue una invención. Su hipótesis: creen que detrás estaban un espía norteamericano y el PNV.

    «La gran mentira del euskera… en la II Guerra Mundial». ¿Pero cómo no hay película de esto?

  • No elegí el himno, el nos eligió a nosotros, la cansiôn se llama Chøpsüéy.
    Pensé además que le gustaría a Brema.

  • Ortega y Gasset son una pareja de mastines que cumplían su cometido de guarda y vigilancia con diligencia. Su impresionante aspecto, debido a su porte majestuoso y su enorme cabeza con no menos enormes mandíbulas, se ha visto comprometido por los años, nueve años son muchos para un mastín que vive a la intemperie. Para colmo de males, Gasset, el macho, no ha llevado bien el cambio de pelaje correspondiente al cambio de estación y mantuvo mechones del manto invernal hasta que se lo cepillamos a principios de mayo. El calor no les sienta bien a estos perros que acompañaban al ganado en las rutas de la transhumancia y veraneaban en la sierra de Ávila. Está enflaquecido e inapetente y no levanta cabeza. Túbal -un bodeguero jerezano que mantiene a raya a ratones, culebras y otros visitantes indeseados- ha intentado sodomizarlo en varias ocasiones. Habrán ustedes escuchado eso de “más maricón que un palomo cojo”. Bueno, pues sepan que no es cuestión de mariconería, sino más bien de dominancia. Cuando un animal nota que el que hasta ese momento era el dominante no puede defenderse intenta establecer su nueva posición social mediante el acoso sexual. Es así de simple. Habrá que sacrificar a los mastines y hacerse de una nueva pareja.

  • El artículo ilustra como el fichaje de Neymar tiene menos riesgo económico que los de Zidane y Figo por el Madrid. Fue Floren el primero que atisbó el fútbol como negocio global con sus “galáticos” y acertó tanto en terminos económico como deportivos, número uno actual en ambas categorías.
    Sin embargo el Atleti siendo el 2 en lo deportivo sólo es el 14 en lo económico. El proyecto Wanda es muy ambicioso, a ver qué pasa.

  • Chino Cudeiro
    Jueves, 10/08/2017 a las 12:37

    Por un lado, Frank D. Carranza y su equipo vasco, incluidos el capitán Nemesio Aguirre y los tenientes Fernández Bacaicoa y Juanana; por otro, la Segunda Guerra Mundial.

    Hasta ahora se creía que la orden del desembarco en Guadalcanal fue “Sagarra eragintza zazpi” (la ‘operación Manzana’ empieza a las siete). Dos investigadores vascos revelan que la historia fue una invención. Su hipótesis: creen que detrás estaban un espía norteamericano y el PNV.

    «La gran mentira del euskera… en la II Guerra Mundial». ¿Pero cómo no hay película de esto?

    ¿Ni siquiera un “ahí va la hostia”?

    La historia es buenísima.

  • Buenas tardes a todos : Primero he bajado a Madrid, y luego, a la vuelta, he tenido que buscar una excusa ( un encargo que no necesitaba hacer ), para llevar a mi contrario a Majadahonda, así que estoy más que cansada, y voy a intentar dar una cabezadita… En casa, decían que las siestas después de comer, eran plata pura, pero las de antes, oro…
    Cuando duerma un poco, y coma algo, vendré de nuevo, y les daré la pelmada, pero quería decir :
    En relación con el enlace a Arcadi Espada que ha puesto Zeppi (a las 05’08) , que el artículo de Espada está bien, pero que en el hilo de Plaza Moyúa, ( el blog de Plazaeme ) cuyo enlace les puse ayer, (a las 13’31) , hay mucha más chicha, y sigue la discusión sobre el tema. Y que se lo vuelvo a recomendar.
    Hasta luego, espero

  • Zeppi Jueves, 10/08/2017 a las 03:02

    La verdad es que no sé de dónde viene que el vínculo del funcionario con el Estado en España solo acabe con la mismísima muerte, como también ignoro el origen de la inmensa fortuna de mi familia. Ambas cosas eran así cuando llegué y estoy convencida de que las dos podrían cambiar, a mejor e incluso a peor. ¿La gente trabaja bien solo cuando sabe que le pueden echar? Vaya, vaya, con la naturaleza humana. Lo que dices del examen y reexamen sistemático de quienes ocupan los puestos de la función pública (desde el primer cónsul en Washington al último conserje de la biblioteca) me ha parecido sobre todo muy estimulante de la propia función pública en su nivel de metafunción: evaluación permanente y, por tanto, muchas comisiones y agencias de evaluación, y comisiones y agencias de evaluación para evaluar a las comisiones y agencias de evaluación que serán evaluadas por otras comisiones evaluadoras, evaluadas a su vez, a su vez… a su vez… Ah, el siempre vivificante Aleph burocrático.

  • Sin entrar en detalles, el argumento de las agencias y comisiones de evaluación, aquí al menos, no existe. El funcionario pasa más o menos la misma prueba que cuando entró (actualizada) y es evaluado por el mismo “tribunal”. No hay sobrecarga burocrática. Y lo de la reevaluación sistemática del personal no solo está asumido, sino que es considerado una fuente de progreso, personal y colectivo.

    El rango funcionarial socialmente más respetado es probablemente el de Full Professor, profesor titular universitario. Pero eso no garantiza el puesto, solo significa que el titular PUEDE dar clase en una Universidad. Pero tiene que encontrar una universidad que quiera contratarle. Y en ese caso, firmará un contrato de 5 cinco años con reevaluación a los 3. Y ya puede ser todo un premio Nobel , que como no pase el filtro que la universidad establece para su renovación, ya puede buscarse otro sitio.

    Sigo diciendo que, comparado con nuestro sistema, yo le veo muchas ventajas.

  • En España también hay que acreditarse ante una (ANECA) y dos (la autonómica) agencias para que el sujeto pueda dar clase en la universidad. Después cada universidad convoca sus plazas, que pueden ser de contratado o de funcionario.

    ¿Y a los policías y a los chupatintas de los juzgados también les vigilan así de estrechamente? Dices que no hay sobrecarga burocrática, será porque la labor de vigilancia no está adecuadamente vigilada.

  • Decir que Florentino (que por otra parte me cae bien, por muchos motivos) acertó es cosa de falta de memoria o de estar gagá.
    Solo recordar dos datos:

    Florentino echó a Makelele y desde ahí todo fue cuesta abajo. Esa una y gorda.

    Pero fue peor, siguiendo los consejos de ese que ahora es consejero, el tal Raul, que renunciaron a Etoo, que era suyo y estaba en el Mallorcar y se lo vendieron al Barcelona. Resultado: cinco ligas regaladas al “enemigo”.

    No hay que decir más.

  • Creo que también hay diferencias similares entre cómo se ejerce la profesión de ingeniero en España y en EE. UU. (al menos, la de ingeniero civil). Aquí, para firmar proyectos basta con tener competencias en el asunto (las concede el título oficial) y estar colegiado (previo paso por caja); allí, creo que, una vez licenciado (o graduado), es necesario pasar un periodo de prueba de ¿5? años en una empresa privada, a lo que posteriormente hay que añadir exámenes cada cierto tiempo para certificar que estás al día en el asunto.

    La organización a la americana está bien y está mal, como todo. Por un lado, protege la calidad de la profesión, lo que deriva en buena praxis y «garantiza» que los salarios sean potentes (creo recordar que el salario medio del ingeniero civil en EE. UU. en 2015 rondó los 80.000 $/año; mejor no busco el de aquí). Por otro, ese sistema funciona porque allí están mucho más especializados que aquí. Aquí es más común la figura del «ingeniero para todo», y como se sabe que el que mucho abarca ya tal.

  • Para S. y Zeppi.

    A mí nunca me molestó lo que gana un estibador o un dentista. De mano.

    Salvo que defrauden. Que sabemos que lo hacen.

    ¿Cómo lo hacen? En el caso de los dentistas está claro: ¿Te entregan facturas? Pues eso. Para qué decir más. Eso y el Panamera.
    Con los estibadores, durante años tuve que sufrirles en las cargas y descargas en el puerto. Eran expertos en dejar un par de horas perdidas para después de las cinco (hora de finalizacion de su jornada en mi puerto) y en cobrar en negro solo por decir sí a trabajar las horas extras (que también se les pagaba). Y eran cantidades tremendas. Lo que me hace gracia es que la patronal diga que esta por querer acabar con esto, cuando ellos, al ser negro, tambien sacaban su tajada de armadores extranjeros. Pero hay que mantener el postureo.

    Cambiando de tema. Ayer vi lo más surrealista que he visto hasta ahora en nuestra Sanidad. Esperaba el turno de mi madre en el médico de cabecera, pedido con cita previa. Eran las tres. Y aún quedabamos ocho. En estas salió el médico y dijo que había acabado su horario, que pidieramos cita para mañana. Y se fue. No haré más comentario.

  • Procuro fijarme
    Jueves, 10/08/2017 a las 15:08

    ¿Y a los policías y a los chupatintas de los juzgados también les vigilan así de estrechamente? Dices que no hay sobrecarga burocrática, será porque la labor de vigilancia no está adecuadamente vigilada.

    Sí, también. Y no es vigilancia estrecha, es una reevaluación periódica que aquí es asumida como normal por todo el mundo. Claro que si el hecho de ser evaluado se considera vigilancia estrecha … Una prueba estándar para comprobar periódicamente que uno está capacitado y ver si hay otros más capacitados, hasta dónde vamos a llegar.

  • Lo de la evaluación continua también se hace en la empresa privada en USA, y también sirve para reevaluarte los emolumentos.

    Al crio que tengo en Panamá, cuando fichó por un departamento de la ONU, antes de contratarle llamaron a pedir informes a todas las empresas de Europa en las que había trabajado.

    Y para S., no quiero olvidarme de decirle que es más fácil que salga el sol en Asturias a que alguien entre a trabajar en un ayuntamiento gobernado por socialistas sin enchufe. Vaya tela.

  • Chino Cudeiro
    Jueves, 10/08/2017 a las 15:25
    Creo que también hay diferencias similares entre cómo se ejerce la profesión de ingeniero en España y en EE. UU. (al menos, la de ingeniero civil). Aquí, para firmar proyectos basta con tener competencias en el asunto (las concede el título oficial) y estar colegiado (previo paso por caja); allí, creo que, una vez licenciado (o graduado), es necesario pasar un periodo de prueba de ¿5? años en una empresa privada, a lo que posteriormente hay que añadir exámenes cada cierto tiempo para certificar que estás al día en el asunto.

    Así es. Y la especialización llega a tal punto que es difícil encontrar un ingeniero que pueda firmar el proyecto completo de una autopista, o un puente. Hay especialistas en pilares, en sistemas de asfaltado … pero para el conjunto, normalmente se recurre a un consorcio, unas organizaciones que tienen reconocida una especie de firma colectiva para proyectos grandes.

    En cuanto a los salarios, y esto no tiene nada que ver con la discusión, todo es relativo. Con 80.000 $/año se viviría holgadamente en Kentucky, se pasaría necesidad en New York, y se viviría modestamente en Austin.

  • Los análisis de Kenzo son mucho más rigurosos que los del Economist, que al parecer no sabían lo de Makelele.

  • Zeppi
    Jueves, 10/08/2017 a las 15:37
    Sí, también. Y no es vigilancia estrecha, es una reevaluación periódica que aquí es asumida como normal por todo el mundo. Claro que si el hecho de ser evaluado se considera vigilancia estrecha … Una prueba estándar para comprobar periódicamente que uno está capacitado y ver si hay otros más capacitados, hasta dónde vamos a llegar.

    Una «prueba estándar», claro que sí, eso servirá. Por ejemplo, ¿cuántas pulsaciones tienes, mecanógrafo? Pues aquí ha venido otro mejor y aunque tú hayas desarrollado en tu trabajo unos cuantos valores no mensurables en una prueba estándar (lo son todos los derivados del conocimiento de los problemas específicos del contexto de tu puesto), bastante beneficiosos para la comunidad, ha nacido un nuevo mecanógrafo y es él quien debe ocupar tu maravilloso puesto.

  • En fin, aquí donde me ves, todo el día pintándome las uñas o bien comiéndomelas entre bostezos, soy muy partidaria del control, de la calidad y de los exámenes. Excepto cuando por control se entiende acoso burocrático y precariedad.
    Me he acordado de aquel vídeo de la charla del marqués en la que decía que la gente hace bien su trabajo porque a la gente le gusta hacer bien su trabajo, y eso está en su naturaleza. Pero quién sabe, la gente somos un misterio.

  • Zeppi
    Jueves, 10/08/2017 a las 15:49

    En cuanto a los salarios, y esto no tiene nada que ver con la discusión, todo es relativo. Con 80.000 $/año se viviría holgadamente en Kentucky, se pasaría necesidad en New York, y se viviría modestamente en Austin.

    Cierto, igual que sucede aquí si se cambia Kentucky por Murcia, Nueva York por Madrid y Austin por Oviedo, o así. Lo he traído a modo de ejemplo.

  • Procuro fijarme
    Jueves, 10/08/2017 a las 16:35

    En fin, aquí donde me ves, todo el día pintándome las uñas o bien comiéndomelas entre bostezos, soy muy partidaria del control, de la calidad y de los exámenes. Excepto cuando por control se entiende acoso burocrático y precariedad.
    Me he acordado de aquel vídeo de la charla del marqués en la que decía que la gente hace bien su trabajo porque a la gente le gusta hacer bien su trabajo, y eso está en su naturaleza. Pero quién sabe, la gente somos un misterio.

    Coincido con Proc y con el Marqués: que alguien tenga garantizado un puesto vitalicio no quiere decir que ese alguien no sea eficaz o resolutivo. El funcionario pasota es un lugar común demasiado manido como para tomárselo en serio. No se puede generalizar tan alegremente, por eso acto seguido me contradigo a mí mismo reconociendo que pienso que en general la gente intenta hacer bien su trabajo. Es muy difícil todo esto, oiga.

  • He leído un interesante estudio que dice que la mejor ciudad de España para vivir con bajos ingresos es Ciudad Real y la peor Vitoria. Con ingresos medios o altos la mejor es Madrid que es la cuarta más cara después de Vitoria, San Sebastián y Barcelona.
    A nivel mundial las tres mejores son Melbourne, Houston y Madrid. Barcelona está en el número 19.
    Tómenlo a nivel orientativo, pero yo que vivo a salto de Madrid, Barcelona y Ciudad Real lo veo bastante acertado.

  • Hacer bien tu trabajo y ser apreciado por tus compañeros es una de las mayores satisfacciones que tiene el ser humano. Hay que intentar que el sistema de incentivos y desincentivos no desbarate esto. Lo cierto es con mucha frecuencia el trabajador sufre desincentivos por diversos motivos: los más habituales son el acoso laboral por jefes o compañeros y el bajo sueldo.

  • Proc, no es incompatible hacer bien tu trabajo y tener que superar periódicamente pruebas de calidad. No uses ejemplos como el de las pulsaciones para desacreditar el concepto, en todo caso sería un aspecto más a valorar, con su peso correspondiente en el total de la prueba y conocido de antemano, pues es similar al que ya tuvo que pasar la primera vez.

    En cuanto a los “valores no mensurables en una prueba estándar (lo son todos los derivados del conocimiento de los problemas específicos del contexto de tu puesto), bastante beneficiosos para la comunidad”, están valorados en los puntos extra que da la antigüedad en el puesto. Se puede debatir el peso que debe asignarse a ese factor, pero entiendo que no debe ser el único criterio, que prevalezca sobre todo lo demás.

    La resistencia a la evaluación sistemática y transparente de su trabajo por parte del funcionariado obedece a las razones de mantenimiento de sus privilegios de que se hablaba. Si por control se entiende acoso burocrático y precariedad, está todo dicho. Aquí se hace y no pasa nada.

    COMO SIGAS ASÍN, IRÁS TU TAMBIÉN AL TRIBUNAL DE “LA HAIGA”.

    (yo es que aún me estoy riendo).

  • Kenzo Jueves, 10/08/2017 a las 15:31

    Cambiando de tema. Ayer vi lo más surrealista que he visto hasta ahora en nuestra Sanidad. Esperaba el turno de mi madre en el médico de cabecera, pedido con cita previa. Eran las tres. Y aún quedabamos ocho. En estas salió el médico y dijo que había acabado su horario, que pidieramos cita para mañana. Y se fue. No haré más comentario.

    Me deja de piedra. Ni que no fuera funcionario en uno de esos apasionados monacatos vocacionales 24/7/12, dame más, give me more. 🙁
    Pero es verdad que me sorprende.

  • Chino Cudeiro
    Jueves, 10/08/2017 a las 16:57

    Coincido con Proc y con el Marqués: que alguien tenga garantizado un puesto vitalicio no quiere decir que ese alguien no sea eficaz o resolutivo.

    Cierto. Tampoco asegura que lo sean. Como tampoco quiere decir que no haya otras personas que serían más eficaces o resolutivas. Lo cierto es que la condición vitalicia desincentiva mucho el esfuerzo por mejorar.

    Es muy difícil todo esto, oiga.

    También cierto. Yo me limito a dar mi opinión, cuando sale el tema, y basándome en la propia experiencia y lo que me ha sido dado ver por esos mundos. Y creo que hay modelos mejores que el nuestro.

  • Funcionarios.

    Tengo un sesgo de confirmación bajo. Qué se le va a hacer. Quiere decirse: con la mayoría de los columnistas a los que sigo habitualmente y la gente que leo en internet no suelo estar de acuerdo. Carezco de ese talento para olfatear en un texto de 200 palabras las 30 que me reafirman en mis ideas sobre el mundo, o hacer flotar una línea sacada de contexto. Ni lo necesito. Así que en esto de los funcionarios os voy a dar un poco de luz. Qué difícil es ser hombre.

    Las profesoras de mi hija en escolar y secundaria, esos trabajadores de Correos, las chicas de la biblioteca municipal, los funcionarios de atención al público en el ayuntamiento; el personal de Tesorería que me informa y ayuda en los trámites con la SS para contratar las asistentas para mi padre; la médico de atención primaria que se va casi siempre a las cuatro y me hacía hueco para que la cría no perdiera clase; los especialistas (neurólogos, reumatólogos) a los que llevo a mis padres; el personal de Medicina Exterior, los trabajadores en los consulados… Paro, por no aburrir. En un 95% de los casos me he encontrado funcionarios españoles amables y eficientes. Estadísticamente es imposible que sea suerte, que yo me encuentre a los buenos y vosotros a los malos.

    Va a ser que soy guapo.

  • marquesdecubaslibres
    Jueves, 10/08/2017 a las 17:11

    Gracias. Solo he encontrado este artículo. Para ser un publirreportaje no está mal (los he leído MUCHO peores), pero se acerca perligrosamente al batiburrillo.

  • Zeppi
    Jueves, 10/08/2017 a las 17:26

    Cierto. Tampoco asegura que lo sean. Como tampoco quiere decir que no haya otras personas que serían más eficaces o resolutivas. Lo cierto es que la condición vitalicia desincentiva mucho el esfuerzo por mejorar.

    También cierto. Yo me limito a dar mi opinión, cuando sale el tema, y basándome en la propia experiencia y lo que me ha sido dado ver por esos mundos. Y creo que hay modelos mejores que el nuestro.

    Hombre, no digo que nuestro sistema sea el óptimo, solo faltaba, principalmente porque sin conocer ni nuestro sistema no estoy como para ponerme estupendo comparándolo con el de otros lugares.

    Tampoco estoy de acuerdo en que la condición vitalicia desincentive el esfuerzo por mejorar. Pienso que no sería mi caso, aunque solo fuera por el orgullo.

    P. D.: Como también hablo desde mi propia experiencia (¿hay alguien que no?), supongo que habré dado con funcionarios que se parecen más a los que menciona S.

  • Kenzo
    Jueves, 10/08/2017 a las 15:31

    Kenzo, llevas razón. No soy un ingenuo. También los que les cae de los capitanes por ahorrar un día de puerto, que no sé si es lo mismo de lo que escribes.

    ¿Has oído hablar de “las peonadas” en quirófano, para reducir las listas de espera? Pues lo mismo. Y no escucharás hablar de mafias ni verás fotos en la prensa de los Mercedes de los cirujanos.

  • Pues a mí, tres palabras que me dan grima :
    Sobaco ( coincido con Procuro )
    Bragas
    Sostén
    Es hoy , a mis chorrocientos años, y cuando voy a comprarme lencería, siempre llevo los modelos, y pido seis iguales ( no suelen seguir existiendo los mismos , pero eso es otra historia ), para no tener que pronunciar las palabrejas esas…
    Y otras dos que no me gustan : bañador ( en vez de traje de baño ), y americana ( en vez de chaqueta ). Pero como esas las dicen mis nietos, me tendré que acostumbrar.

  • S., lo que yo digo sobre el funcionariado español no desmiente en nada sus comentarios o los de Proc, no tiene nada que ver. En el hipotético (y deseable) caso de que todos los funcionarios fueran amables y eficientes, y estuvieran siempre dispuestos a mejorar, no veo en qué les perjudicaría (a ellos, y sobre todo a la sociedad) el ver evaluada periódicamente su capacidad, y ser sustituidos por otros que fueran objetivamente mejores.

  • Así es S., hablamos de lo mismo, el famoso ahorrar un día de puerto, o lo que es lo mismo “un buque gana dinero navegando”.

    De todos modos, tampoco hay que creer que todos los que trabajan en los puertos ganan ese dinero. He conocido palistas de empresas consignatarias trabajando de 12 a 16 horas por menos de 2000 euros al mes y con condiciones penosísimas.

    Procu, lo que sucedió en el ambulatorio nunca lo habia visto. Tampoco tengo mala opinión del personal que trabaja para el estado. Al contrario, además quien no tiene uno o varios familiares. Pero sí que veo que han perdido las referencias del mundo real, sobre todo cuando hablan de sus salarios quejándose. No tienen ni idea de lo que hay ahí fuera.

    Y me pasa como a S., va a ser que soy guapo.

  • Kenzo
    Jueves, 10/08/2017 a las 22:22

    … veo que han perdido las referencias del mundo real, sobre todo cuando hablan de sus salarios quejándose. No tienen ni idea de lo que hay ahí fuera.

    Efectivamente, ese es el motivo principal de su mala imagen.

  • En España cohabitan salarios absurdamente altos con otros absurdamente bajos. Lo razonable sería que yo cobrase la mitad y mi mujer el doble de nuestros actuales salarios.

  • El problema que yo veo a esas “evaluaciones a la capacidad” de los funcionarios españoles es el mismo que observo cuando se plantean soluciones holandesas al mercado laboral español. Obvian lo fundamental: el medio, el ecosistema en que se aplican. (Uno con una tasa de paro técnico y el otro con una de un 30% real, de ahí los sueldos de miseria, según el BE.)

    ¿Sabéis qué ganaba aquel chaval al que Aguirre mandó de turismo político a Cuba? 60.000 euros. En diez años nos quedaríamos sin funcionarios profesionales y los sustituirían por personajillos que solo conocen las Juventudes políticas (palabras de Ana Botella).