Consejos para no estar desinformado

rotativos
Por Chino Cudeiro.

Este texto podría haberse titulado Instrucciones para estar informado, pero ni una instrucción es lo mismo que un consejo ni estar informado equivale a no estar desinformado. Este texto podría haber sido muchas cosas que no es. Como no tengo muy claro lo que es, prefiero destacar lo que no es: no es un manual según la novena acepción que recoge la RAE, ya que no «compendia lo más sustancial de la materia», pero se acerca a la undécima acepción, ya que es algo así como un «libro o cuaderno que sirve para hacer apuntamientos» (evidentemente, tampoco es un libro ni un cuaderno). Podría haber sido un decálogo, pero considerar que los consejos siguientes son «básicos para el desarrollo de cualquier actividad» me parece como que demasiado.

Espero que esta introducción sirva de aviso: la cosa no mejora a partir de aquí. A continuación van una serie de consejos para no estar desinformado. Pueden hacer como con las almorranas, sufrirlos en silencio, o como con el champú, aplicarlos y repetirlos si lo desean. Lo que nueve de cada diez expertos recomiendan es completarlos con los suyos propios y venir aquí a contarlo. Se admiten mofas y befas siempre que estén debidamente justificadas y dirigidas a los editores de esta casa. A mí no me miren, yo pasaba por aquí.

1. El orden de los factores sí altera el producto

Cuando los periódicos solo se editaban en papel, el lector estaba sujeto al orden (o desorden) que eligiera cada cabecera. Vale, podía leer primero unas secciones y después otras, pero el orden sugerido por el periódico era el que era y supongo que la mayoría de los lectores lo aceptaban resignados o ni siquiera se lo planteaban. Para muestra digital:

EL PAÍS
Internacional · Opinión · España · Economía · Ciencia · Tecnología · Cultura · Gente · Estilo · Deportes · Televisión · Vídeo

EL MUNDO
España · Opinión · Economía · Internacional · Deportes · Sociedad · Cultura · Tv · Ciencia y Salud · Tecnología · Más

En mi opinión, el orden de lectura de las noticias sí importa. No se puede aspirar a entender el conflicto coreano si no se sabe en qué condiciones se ha licitado la concesión del servicio municipal de limpieza de Parla (siempre escribo suponiendo un receptor que vive en Parla). El orden que sigo yo es el siguiente:

  • Locales
  • Nacionales
  • Internacionales
  • Secciones*

– Economía
– Ciencia
– Tecnología

Hay quien defiende que es preferible leer primero las noticias internacionales para terminar en las locales ya que no se pueden entender las segundas sin conocer las primeras. Que si lo global afecta a lo local y tal. Yo creo que tiene más sentido comenzar digiriendo las noticias más cercanas, de menor alcance, para ir ampliando progresivamente el cerco, asimilar el contexto e ir encajando cada pieza en su sitio.

* Las secciones no generalistas van a gusto del consumidor. Ver el punto 6.

2. Evitar la opinión

Lo mejor de este punto es proclamarlo allá donde vayas para dártelas de espíritu libre e independiente. La realidad es que para el lector es difícil decantar la opinión de la información, principalmente por el tiempo que lleva meter el escalpelo en un texto bien trabado. Por tanto, ya que leer opinión es inevitable, al menos habrá que elegirla con cuidado.

Cada cual tiene sus opinadores de cabecera y ahí no me voy a meter para que no llegue la sangre al teclado. Eso sí, para evitar el sesgo de confirmación lo ideal es leer a periodistas contrastados con los que no estemos de acuerdo. En la frase anterior he colado alevosamente el adjetivo «contrastados». ¿Quiénes son periodistas contrastados? Me temo que no tengo una respuesta a esto. Lo que yo hago es leer a aquellos individuos loados grandemente por personas con criterio que piensan distinto que yo. ¿Y quiénes son personas con criterio? Miren, vale ya de preguntas. Una buena forma de tamizar firmas es leerlos cuando escriban sobre un tema que el lector conozca en profundidad. Para ello es importante que el lector conozca como mínimo un tema en profundidad.

3. Leer variado

Ojear portadas es una actividad de riesgo que suele resultar reveladora. Mi nutricionista me ha recomendado leer siempre equilibrado: ¿que me meto en infoLibre?, pues a continuación voy a Libertad Digital; ¿que por algún casual tengo un mal día y me da por abrir el Marca?, pues después de vomitar y darme una ducha pues voy y entro a El Mundo Deportivo. Y después me vuelvo a duchar.

Leer variado es más sencillo (y, sobretodo, más barato) desde la llegada de internet. Gracias a páginas como Kiosko.net podemos acceder a las principales cabeceras nacionales e internaciones ordenadas y jerarquizadas según el lugar de publicación (continente, país y región) y la temática (prensa general, deportiva, económica, etc.).

Sin embargo, el principal problema que tiene Kiosko.net es que solo recoge publicaciones en papel. Me temo que no hay (o yo no la conozco) una página similar que ordene y jerarquice las páginas de noticias en internet, así que aquí van a tener que picar tecla y hacerse ustedes un listado con las que suelen visitar. Recomiendo huir de las aplicaciones de lectura de prensa que sugieren noticias en función de algoritmos escritos por inteligencia artificial o informáticos vírgenes (como si fueran cosas distintas), ya que no suelen funcionar bien. Las aplicaciones, digo. Mi vida va lo suficientemente bien como para no saber qué tal funcionan los informáticos vírgenes.

4. Leer prensa extranjera

La perspectiva, además de… eso, de perspectiva, da mucha perspectiva. Es más que recomendable visitar la prensa extranjera de vez en cuando. Aquí nos enfrentamos inevitablemente a la barrera del idioma, franqueable mediante páginas de traducción (la mejor que conozco es DeepL). Si no se fían de los intermediarios, periódicos como The New York Times o la BBC publican algunas noticias en español.

Además de las mencionadas anteriormente, una buena forma de hacerse un corpus fiable es consultar qué páginas rondan cada año los premios Pulitzer u otros galardones similares. Sitios como ProPublica, por poner un ejemplo, son poco conocidos en España y publican artículos muy interesantes.

5. Fijarse en dónde están firmadas las crónicas

Evelyn Waugh trata este y otros asuntos en ¡Noticia bomba!, novela estupenda relacionada con el periodismo. Entiendo que no se le puede pedir al corresponsal o al enviado especial, que suele ser un autónomo que va allí bajo su cuenta y riesgo, que esté siempre en el lugar de los hechos, pero a veces se dan situaciones esperpénticas.

Conviene analizar las crónicas —especialmente las de guerra— en función del número de kilómetros que disten entre el suceso en cuestión y el lugar desde el que firme el periodista. La calidad no va necesariamente en relación directa (o inversa, según), simplemente es una condición de contorno más a la hora de valorar la credibilidad del texto.

6. Leer publicaciones especializadas

No nos engañemos: hay ciertos temas que la prensa generalista no puede tratar en detalle. Una pista nos la da ese cajón de sastre en el que se han convertido muchas secciones que, bajo el nombre de «Ciencia», cobijan desde «Las cinco mejores maneras para tener unos abdominales sin salir de casa» hasta «Cómo preparar cerveza sin salir de casa». Hay alguien con demasiado interés en que no salgamos de casa.

La mejor manera de informarse sobre numerosos temas es consultar publicaciones especializadas. A continuación van unos ejemplos:

Solo he añadido un par de enlaces de cada una, pero aquí cada cual puede perder invertir el tiempo que quiera (por ejemplo, a veces se aprende más sobre economía con la columna de Alex en The Telegraph o sobre seguridad informática con el blog de Bruce Schneier que leyendo según qué artículos).

7. Leer a la policía

El último consejo es cuestionarlo todo. Los errores de bulto o engaños burdos suelen cantar sin necesidad de ayuda, pero hay manipulaciones sutiles que los redactores y editores cuelan consciente y supongo que también inconscientemente.

Páginas como Malaprensa se encargan de destacar «errores y chapuzas de la prensa española: números equivocados, gráficos incorrectos, fallos lógicos, conceptos erróneos, mala interpretación de estadísticas o datos científicos». Cuidado con qué sitio visitamos, eso sí, porque hay demasiadas páginas que se encargan y vanaglorian de ello.

En resumen

Siguiendo estos consejos uno puede llegar a conocer sucintamente los eventos consuetudinarios que acontecen en las rúas. Por mucho tiempo que le dediquemos, que en mi caso suele ser bastante si se tiene en cuenta que nadie me paga por ello (de media, unas tres horas al día), veo difícil llegar a estar plenamente informado sobre algo, pero veo obligatorio intentarlo. Es una tarea que no se consigue a corto plazo, cierto, pero es una tarea necesaria.

172 comentarios

  • Brillante y fresco.
    Gracias Chino.
    La ilustración de lo mejorcito.
    Muchos empiezan un diario por las esquelas o esperan al final del informativo para la meteorología.
    La prensa extranjera muchas veces lleva a no comprender nada y en ocasiones parece que lees a un señor de Marte.
    En mis temas de interés, como economía, industria, ciencia y arte, pues he ido desarrollando trucos que me resulta difícil explicar aquí, dadas mis enormes limitaciones, pero normalmente suelo coger algún dato que chirría y otro que no, y los compruebo. Luego elijo y voy cruzándolo en el tiempo con otros artículos para forjar opinión y o fondo cultural.
    Mi memoria da muy poco de si, así que solo conservo algunos datos o pequeñas referencias.
    Lo de criterios contrastados, si, pero con reservas.
    La información no deja de ser opinión por qué no es ciencia y aunque lo fuera también tiene sus grados de intuición.
    Prefiero no estar informado de muchas cosas para no desinformarme, y’a que no tengo casi ningún interés en comprender el mundo por los ojos de otros.
    Aquí y’a es invierno, de 6 grados a esta hora. Comienza la temporada de calefacción.
    Bonjour.

  • Buenos días a todos:
    Sólo tengo un primer descanso de lunes, cortísimo, para decir que me han gustado mucho, el hilo, y la ilustración, pero :
    Que estoy abonada, y leo prensa extranjera, ( El NYT, Time, Der Spiegel, The Guardian…), y que, en mi opinión, están tan “vendidos”, o con el cerebro colectivo tan lavado como la prensa de España.
    En algunos casos, me he dado de baja, pero en otros, como el NYT, a pesar de tener a Krugman ( que me pone de los nerrrrvios ) , como gurú infalible, no lo he hecho porque también estoy abonada a su Book Review, y no quiero que me borren de eso al mismo tiempo.
    Der Spiegel se atreve a disentir en algunas cosas, pero en otros temas, van como borregos al matadero.

    Así que, lo que me encantaría, es que Chino Cudeiro nos hiciera un apéndice con Prensa Extranjera de verdad libre e independiente. O que nos diga, a qué ideologías pertenece cada periódico o revista , para poder tener una visión equilibrada.

    Muchas gracias, y
    Perdón por la lata.

  • Mis cinco fuentes habituales de información son El País, El Mundo, The Economist, RdL y Chopsuey.
    Tampoco más pero tampoco menos.

  • marquesdecubaslibres
    Lunes, 18/09/2017 a las 09:31
    Mis cinco fuentes habituales de información son El País, El Mundo, The Economist, RdL y Chopsuey.

    A mí, The Economist no me deja leer nada más que los encabezamientos de los artículos. ¿ De verdad compensa estar suscrita, a una persona tan brutita como yo, y que seguramente se iba a enterar de la misa la mitad ?

    En cuanto a El País, y El Mundo, los leo, pero me parecen demasiado “partisanos”. Y FJLS, que me hace gracia, también me parece obcecado contra Rajoy. De P.J, no me fío, y de Anson, menos aún.
    ¿ Quien queda en el panorama patrio ? ¡ Como se echa de menos a La Codorniz !

  • Considero ofensivo que el señor chino no haya citado a Chopsuey.
    Ayer, por ejemplo, en la iluminadora entrevista de Escohotado se dirimieron dos asuntos de capital importancia: el valor literario de Poe y Bob Dylan. Denostó al primero y alabó al segundo, lo cual coincide con mi apreciación aunque choca frontalmente con la de algún otro estimado contertulio.

  • PREGUNTAS ABSURDAS
    Mi hija, que tiene mucho glamour, fue ayer a la Pasarela Cibeles. En la puerta le preguntaron: “Disculpe, ¿es usted famosa?”.

  • Gracias, Chino Escudero, por ser guía y faro de desinformados. Yo me desayuno con don Federico y con ChotSuey. No es necesario más.

    Respecto a Poet vs. Dylant, decir que he leído a Poe con gusto y con provecho, y que estoy tratando de captar la calidad de las letras de Dylant, pero en los 687 intentos que llevo hasta ahora, me duermo siempre a los tres segundos de canción. ¡Pero sigo intentándolo!

    Gracias, adiós.

  • Yo sigo insistiendo que para poesías cantadas prefiero a Lou Reed.
    Y Bob Dylan pues que bien gracias, como cantarín y cara de mala uva.
    Asín semos los snobes.
    El artículo tenía miga marqués, gracias.
    Y coincido en que el Chopsuey es mi única fuente contrastada de información taurina y de series de televisión que no veo.
    De balonmano tampoco está mal.
    Más hedonismo y menos catalogne, que se queden con su cava y se lo beban ellos solitos.
    Gerona era bonito, pero para este asunto como que me voy a Córcega o a Cádiz o Huerva…
    Y luego a Madriz que no es tan cosmopolita pero hablan en cristiano y sus museos son mejores.

  • Mis fuentes de información son la sección Comarcas del Faro de Vigo, Chopsuey, Tele Mariñas, Ars Magazine y la sección de cultura del ABC, donde hoy viene un interesante artículo sobre la fabulosa Teresa Wilms.

    Bremaneur, ¿es esta Teresa Wilms la que dejó su perro durante un viaje que iba a hacer a Pedro Luis de Gálvez y el poeta se lo comió en plan Carpanta? Me suena esa historia, creo que eran estos dos los protagonistas, aunque a lo mejor fueron Sawa y cualquier otra aristócrata.

  • viejecita
    Lunes, 18/09/2017 a las 09:13

    Así que, lo que me encantaría, es que Chino Cudeiro nos hiciera un apéndice con Prensa Extranjera de verdad libre e independiente. O que nos diga, a qué ideologías pertenece cada periódico o revista , para poder tener una visión equilibrada.

    A mí también me gustaría querer y poder hacerlo, pero no me veo en el papel de oráculo, la verdad. El enfoque del texto es más interactivo, del estilo «elige tu propia aventura».

  • ¡ Como están ustedes de salidos desde por la mañana !

    A mí hay una cosa que me intriga / fastidia :

    ¿ Por qué todos los críticos conceden esa superioridad a los poetas y a la poesía respecto de la prosa ? ¿ Aunque esa prosa sea mucho más lírica, o mucho más heróica y sublime que gran parte de la poesía escrita sobre un tema determinado ? ¿ Y en todas partes ?
    ¿ ¡ Por qué, Por qué ! ?

  • Como siempre he acertado los dos:

    El perro era de la pintora holandesa Bettina Giacometti y el que se lo comió fue el poeta bohemio Rafael Lasso de la Vega.

    Viene aquí bien contado por David Álvarez en la Unfollow Magazine: “El poeta español que se comió un perro“. La biografía de Lasso es bastante alucinante.

  • Por mucho tiempo que le dediquemos, que en mi caso suele ser bastante si se tiene en cuenta que nadie me paga por ello (de media, unas tres horas al día), veo difícil llegar a estar plenamente informado sobre algo, pero veo obligatorio intentarlo. Es una tarea que no se consigue a corto plazo, cierto, pero es una tarea necesaria.

    JODÓ PETACA

    Chino, tu pieza me ha dejado de una pieza.
    Pero si eres el milénico de la cuadrilla, hombre. Bueno, y Quinn. Qué poca consideración con los conceptos. No tenéis vergüenza.

  • Procuro fijarme
    Lunes, 18/09/2017 a las 10:48

    Entiendo y comparto tu sorpresa con mi pieza, aunque no sepa el porqué. PUTOS PORQUÉS.

  • Josénez, no conocía la historia. Ni esa revista de «contenidos culturales». O sea, un contenedor.

    Chino, gracias por los consejos. Hay temas a los que habría que dar una vueltas. La jerarquía de las noticias es fundamental, y los portalitos de noticias se la han cargado. Mal asunto.

    El Mundo está fichando a primeras figuras para sus columnas de opinión: García Domínguez, Arias Maldonado, Rafa Latorre… Si lo comparamos con El País, lo de este periódico da vergüenza ajena. Véase si no el plantel de hoy: Jordi (Des)Gracia jugando a meterse con el PP, Almudena Grandes jugando a meterse con el PP y Sergio del Molino enfatizando sobre no sé qué. Qué dolor.

    Por otro lado, el Arcadio publica en su blog cada miércoles una lista titulada «Lo que hay que leer». Allí descubrí esta página: Aeon.

    Un granito de arena a los consejos: yo utilizo Instapaper para guardar noticias que no puedo leer en el momento.

  • Chino Cudeiro
    Lunes, 18/09/2017 a las 10:57
    Entiendo y comparto tu sorpresa con mi pieza, aunque no sepa el porqué. PUTOS PORQUÉS.

    Porque admirable.
    Luego te cuento cómo me esformo yo PARA CONTRASTAR EXPERIENCIAS, que ahora me da la risa.

  • Está muy bien la reflexión sobre qué leer, aunque sea, como aclara, un construye tu propia aventura. Algunas cosas me las anoto desde ya ya para hacer más fácil lo de localizar y entender los periódicos. Recuerdo que la época de mi vida en la que me consideraba informado fue la universitaria, bendita inocencia. En el colegio mayor estaban suscritos al ABC, a Él País, El Mundo y el Ya y me los leía todos. Leer sobre el mismo asunto por cuatro manos tan distintas te daba la impresión, correcta a mi entender, de que a los periodistas no hay por donde cogerlos y que el mundo es un caos en el que los humanos intentamos poner un cierto orden, sin mucho éxito. La mayoría de las veces sólo contribuimos a aumentar la entropía. Eso sí, informado estaba.
    Uno echa de menos la mención a las esquelas. Cierto es que en la prensa internacional no existen y en la nacional apenas una o dos a la semana, hay que conformarse con las necrológicas. No obstante en la prensa local las esquelas, y más desde la desaparición de las páginas de contactos, la cartelera y los horarios de las misas, te mantienen en contacto con la comunidad. Las esquelas tienen interés en una primera edad porque te enteras de que se van muriendo los clásicos locales; el tipo del ultramarinos de toda la vida, el cura del asilo o ese armadanzas que anda metido en todo desde siempre y es abuelo de un amigo o conocido. Ese tipo que se metió en el club de golf, el club de yates, el casino, organizó en tiempos el rally de autos clásicos, presidió lo de Amigos de la Ópera y así toda la vida. Luego empiezan a morir los padres de los amigos, vienen luego los amigos que palman prematuros del corazón o un cancer cabrón, luego algún hijo de un amigo de accidente de tráfico, después llegan los amigos que se van en la edad de irse y ahí empieza, de verdad, la sensación de que somos mortales. ¡Ese chico era de de mi edad! -exclamamos con estupor-. Las esquelas, creo yo, nos susurran al oído eres mortal, eres mortal, como el esclavo susurraba a César, mientras desayunamos cada mañana churros fríos en una cafetería. Sé humilde, te dicen, porque eres polvo y papel para reciclar. Uséase que te mantienen adecuadamente informado no sólo de qué pasa alrededor sino de quién eres.

  • marquesdecubaslibres
    Lunes, 18/09/2017 a las 09:44

    En mi defensa me gustaría decir que me he limitado a recomendar únicamente medios de noticias. Catalogar a Çhøpsuëy como un simple medio de noticias sería pecar a la baja. De hecho, catalogarlo más allá de fanzine resulta hasta temerario. Çhøpsuëy no es información, pero informa; Çhøpsuëy no es opinión, pero opina; Çhøpsuëy no es entretenimiento, pero entretiene.

  • MGAUSSAGE
    Lunes, 18/09/2017 a las 11:27

    Qué bueno.

    Lo de las esquelas sí que es un caso aparte. Vi a mi abuela consultarlas a diario y ahora veo a mi padre haciendo lo mismo. No lo entendí en su día y sigo sin entenderlo. Supongo que con la edad van cambiando las prioridades.

  • Comienza la temporada de calefacción. Por supuesto la caldera no funciona. S.p.m.
    Al menos el cielo está azul.
    Otro jersey y los calcetines de campaña, y unas alubitas rojas para comer serán el principio del estado de emergencia, mientras en esta semana (si tenemos suerte) rogamos para que venga el arreglador de estas cosas…

  • Chino Cudeiro
    Lunes, 18/09/2017 a las 11:48
    Vi a mi abuela consultarlas a diario y ahora veo a mi padre haciendo lo mismo.

    Mi padre, 81, lee las esquelas y dice casi todos los días “Este chico era de mi edad.” Ahora también le avisan por mail o por whatsapp que ha muerto alguien de su orla, que hay muchos por el mundo adelante y no publican en la prensa local. Creo que por ahí vamos a andar todos.

    Esto, Chino, me parece que es muy conveniente que sea destacado y repetido.

    Eso sí, para evitar el sesgo de confirmación lo ideal es leer a periodistas contrastados con los que no estemos de acuerdo.

  • Las grapas del ABC deberían recibir el Premio Princesa de Asturias de la Concordia por su labor en favor de la sociedad española en los últimos cien años.

  • Por cierto, informados, me encuentro en un documento un gráfico con inventos y fechas asociadas:

    1779 Hiladora
    1825 Ferrocarriles
    1835 Telégrafo
    1840 Correo
    1855 Acero
    1876 Teléfono

    etc. hasta Internet

    En 1788 leo: “Buques”. Me voy al original y efectivamente dice: “1788 – Ships”. ¿Alguien sabe a qué se pueden estar refiriendo? Porque no parece que los barcos, así en general, se inventaran en el XVIII. ¿Algún tipo de embarcación que supusiera un adelanto tecnológico particular respecto al pasado? ¿La aplicación de algún artilugio nuevo a la navegación?

  • Pirata Jenny
    Lunes, 18/09/2017 a las 13:05
    En 1788 leo: “Buques”. Me voy al original y efectivamente dice: “1788 – Ships”.

    A lo mejor es una errata y son sheeps, ovejas. Pero me suena que ya había cuando Alfonso X.

  • Estupendas reglas para la dirección del espíritu en el prado sin segar de la prensa, Chino. No sé cómo lo harán otros milénicos, servidor abandonó hace bastante la prensa en papel y me cuesta horrores leer un periódico. Escucho la radio de pascuas a ramos, sobre todo a FJL por sus raptos de humor y su surtido de anécdotas, aunque acabo harto de su soniquete bilioso y paranoico. Hace mucho que dejé de ser constante con los columnistas, los leo en días alternos y, sobre todo, cuando me los encuentro en tuíter, mi principal vía de acercarme a los asuntos que refleja, creo, mi jerarquía de intereses (a saber: chistes malos, saberes remotos y desnudos más o menos parciales) en lugar de la que establezca determinado medio, si lo hiciere. Picoteo en buena parte de la prensa internacional en asuntos de ciencia, religión, Oriente Medio, terrorismo, literatura, cine y varietés. Me temo que me da igual la actualidad y me distraigo con los asuntos más peregrinos, lo que habrán podido comprobar gracias a los enlaces que suelo traer. Leo con gran interés lo que se escribe en este fanzine y lo sigo día a día, algo que no me pasaba desde hace mucho. Uso (o usaba, me estoy quitando) Pocket para guardar enlaces que no puedo leer en el momento, aunque he comprobado que sólo sirve para almacenar metralla que se quedará ahí indefinidamente, pinchándome la mala conciencia de vez en cuando con una oscura exigencia de atención. Me apunto el Instapaper ese, de perdidos al río.

  • Excelente entrada, Chino. Yo soy de los usa aplicación (Feedly), me resulta más cómodo y no es de las que ordena respeto a tus gustos como otras, está es fiel a la fecha de publicación, todo muy ordenado. Voy añadiendo revistas, periódicos, blogs y por supuesto Chopsuey por lo que no doy abasto y acabo eliminando muchas que luego vuelvo a añadir. El sinsentido de la acumulación.

  • Chino Cudeiro
    Lunes, 18/09/2017 a las 10:35
    viejecita
    Lunes, 18/09/2017 a las 09:13

    A mí también me gustaría querer y poder hacerlo, pero no me veo en el papel de oráculo, la verdad. El enfoque del texto es más interactivo, del estilo «elige tu propia aventura».

    Estaría bien, pero es que yo los veo a todos muy iguales en sus ideologías y en su ñoñería. Y leo los artículos que se recomiendan en Chop Suey ( con la excepción de los de Jabois, que no me gusta ). Incluso leo los de Trapiello . Y, aunque ahora no pueda ni entrar a leer, también voy a los enlaces que recomienden en La Argos.
    Y frecuento algunos blogs, como Plaza Moyúa, Desde el Exilio, WUWT, el blog de Judith Curry, Climate Scepticism, etc etc. Pero mis “progres” me dicen que eso de los blogs no vale, que voy a “los que dicen lo que quiero que digan “, y que eso es hacer trampa.

    Así que, ya no sé donde leer para tener información equilibrada. ¡ Qué desastre el mío !

  • Jamás leo las esquelas y haré todo lo posible para no leerlas jamás, lo cual tiene mérito si tenemos en cuenta que vivo en Guipúzcoa y que El Diario Vasco, el periódico provincial, es probablemente el medio impreso que más páginas de esquelas publica en la galaxia o en el Universo, no sé.

    Y no leo las esquelas porque no quiero saber quién se ha muerto y odio ir a los funerales, especialmente a los religiosos. En justa correspondencia, espero que cuando la palme no se entere ni Dios.

  • Perroantonio
    Lunes, 18/09/2017 a las 13:35
    En justa correspondencia, espero que cuando la palme no se entere ni Dios.

    Dios ha muerto, que lo dijo Federico Nike. Pero en cualquier caso, es algo que puede ocurrir. Si el villano Puigdemort hace honor a su nombre y, cabreado porque no le damos la independencia, se inmola en la central nuclear de Tarragona y Trumpet se asusta e inicia hostilidades contra Corea, y el Ping Wan Meau de allí ataca Japón con un misil y se inicia un holocausto nuclear mientras a ti te pica una cucaracha cuando vas mirando pájaros y te inocula su ADN superresistente a las irradiaciones de neptunita, resulta que todos morimos menos tú y las cucarachas. Si existe la probabilidad de que un mono con una máquina de escribir puede teclear el Quijote, ¿no va a poder pasar esto?

  • He sido, creo, aún mas freak de la información que Chino. Sigo aún suscrito a unos cuantos agregadores de noticias y a decenas de blogs, aunque he creado una rutina para que todas las notificaciones vayan directamente a la papelera. Y afortunadamente, cuando llegan épocas como esta del referéndum catalán, el ruido se vuelve tan insoportable que empiezo a cerrar suscripciones a paladas.

    Lo cual que me lleva a la pregunta que me hice (y respondí) no hace demasiado tiempo: ¿merece la pena estar «bien» informado? Bueno, es una forma de «entertainment» tan legítima como otra cualquiera y, además, luce mucho en las conversaciones. Pero la relación entre esfuerzo y beneficio obtenido es más bien escasa. Podrás ganar todas las partidas de Trivial Pursuit, es cierto, pero poco más.

  • Empiezo a notar una epidemia de blogs de WordPress a los que no puedo acceder y que devuelven este mensaje:

    Conexión segura fallida
    La conexión a xxx.wordpress.com fue interrumpida mientras la página se cargaba.
    La página que está intentando ver no se puede mostrar porque la autenticidad de los datos recibidos no ha podido ser verificada.
    Contacte con los propietarios del sitio web para informarles de este problema.

    Espero que la Srta. Bellpuig o, en su defecto el servidor que nos aloja, hayan hecho los deberes y actualizado los certificados de seguridad correspondientes. Sigo sin poder acceder al blog de Santiago González.

  • Yo me pongo de mala hostia por todo el tiempo que pierdo en estar informado. Mejor lo empleaba en follar. No sé, es sólo una opinión.

    ¿Por qué queréis entrar en el blog de Santiago González?

  • Eso, en follar. Y, entre polvo y polvo, 217 libros de divulgación científica y The Economist desde su aparición.

  • Ryanair, esa aerolínea, cancela vuelos esta semana para mejorar su puntualidad.
    En compensación rebaja de tres a dos los vuelos necesarios para conseguir la medalla al sufrimiento del pasajero y reduce a 14.000 los sorteos por trayecto para mejorar el descanso.

  • T&T, tengo un amigo que está boquerón total pero que quiere ir a Berlín en octubre.
    Gracias a Ryanair y al piso franco de Brema podrá cumplir su deseo.
    Sigan criticando a los emprendedores y hagan oposiciones a la función pública.

  • Viejecita, acaba de salir el IV tomo de “Los enemigos del comercio”, me parece el mas interesante, le recomiendo que lo adquiera con urgencia.

  • De todas formas, no había viajado con Ryanair hasta este año, y les estoy muy agradecido. Al parecer, ya no tratan al pasajero como cabeza de ganado.

  • Bremaneur
    Lunes, 18/09/2017 a las 15:40
    Viene con Iberia.

    Eso sí, más barato que con Ryanair. Gracias a Ryanair, imagino.

  • En unas semanas me planto en Sevilla por dos perras gracias a Volotea, cruzando la península en lo que consigo doblar correctamente un periódico. Así que necesito que me recomienden sitios de turisteo, bebercio y comida al alcance de un bolsillo cosido, ustedes que se lo han recorrido todo. Si hay porrones, mejor. Y a principios de octubre andaré por Madrid, por si alguien quiere quedar a tomarse un vermú o partirme la cara. No se queden con las ganas.

  • Alvaro, para viajar así, yo siempre elijo quedarme en casa.
    Si sube a mi casa prometo no darle dos bofetones y no cobrarle por la cama.
    Porrón no va a tener, pero los vasos (vascos y de sidra fina)se los llenaré bien arriba.
    No tengo discos de Bob Dylan, si eso los traes puestos.

  • Perroantonio
    Sábado, 16/09/2017 a las 21:32

    ¿Pero le produce tristeza hoy o hace cinco años, cuando se publicó este artículo que es de David Jiménez, el que fuera director de El Mundo?

    Tiene usted toda la razón, Perroantonio, a pesar de que leo con frecuencia Expansión, en este caso creí en la fidedignidad de mi fuente y sencillamente no lo comprobé.

    http://davidjimenezblog.com/2012/07/25/el-articulo-que-crei-haber-escrito/

  • S.
    Lunes, 18/09/2017 a las 15:57

    He leído ese artículo, y la verdad es que tienen fácil ganar la batalla mediática los que mienten y se ponen en el sitio de los buenos y oprimidos por el poder.
    Una cosa es hacer lo que se debe hacer, y otra chulear con romper barajas que saben que no pueden, pero en las que los manipuladores ganan siempre.

  • marquesdecubaslibres
    Lunes, 18/09/2017 a las 15:33
    Viejecita, acaba de salir el IV tomo de “Los enemigos del comercio”, me parece el mas interesante, le recomiendo que lo adquiera con urgencia.

    No lo tienen todavía en Amazon.
    Seguiré al tanto
    Muchas gracias

  • S.
    Lunes, 18/09/2017 a las 14:43
    Yo me pongo de mala hostia por todo el tiempo que pierdo en estar informado. Mejor lo empleaba en follar. No sé, es sólo una opinión.

    Estupenda idea que recojo con agrado S. a ver si arranco y consigo cambiar la adicción de estar informado por lo segundo. Gracias querida

  • jrG
    Lunes, 18/09/2017 a las 10:24
    Más hedonismo y menos catalogne, que se queden con su cava y se lo beban ellos solitos.
    Gerona era bonito, pero para este asunto como que me voy a Córcega o a Cádiz o Huerva…
    Y luego a Madriz que no es tan cosmopolita pero hablan en cristiano y sus museos son mejores

    Excelente reflexión jrG sobre el ‘sur-este’ del país “catalogne” menudo artazgo de su cava y la parte alta de costa brava, estoy totalmente de acuerdo contigo que no hay nada mejor que Andalucía (Spain) y para finalizar, la mayoría sabemos que culturalmente Madriz es insuperable, BCN tiene algunas pinceladas interesantes… si bien su oferta cultural se queda en una simple voluntad. Lo único que no me ha quedado claro es que hablan en cristiano, quiero decir en la capital del reino, si te refieres al español también estoy muy de acuerdo contigo, sencillamente por una cuestión numérica, en Cataluña son una minoría respecto al resto de este gran país. Un abrazo siempre.

    Todo mi respeto para el pueblo catalán, es una humilde opinión sin otra finalidad. Un saludo para Cataluña-Andalucía.

  • Marqués, no critico que Ryanair sea la aerolínea que mas haya hecho por popularizar el viaje en avión y permitírselo a quienes apalean pocos euros en cuenta corriente o a aquellos que quieren pagar barato por un viaje. Yo mismo he hecho hace dos meses un vuelo con ellos Atenas-Roma para pasar un fin de semana en vez de regresar a Madrid y volverme el lunes a Atenas nuevamente. Y fue satisfactorio,..excepto el tráfico de la la autovía entre el aeropuerto de Ciampino y el centro de la ciudad. Claro que de eso no tiene la culpa Ryanair. Si vuelas con otras compañías a Fiumicino al menos tienes alternativa con un tren y evitas la caótica circulación romana. Bienvenida sea.
    Ahora bien, viajar con ellos es insufrible desde el embarque hasta la llegada, muy especialmente la manía de venderte en el vuelo desde cigarrillos electrónicos a billetes de autobús, falso o verdadero duty free o papeletas para una rifa.
    En todo caso, volar con Ryanair solo es verdaderamente barato (y competitivo, por tanto, frente a otras aerolíneas) si sabes con mucha anticipación tus fechas disponibles.
    Avise a su amigo que pida al bueno de Brema que le vaya a recoger porque Berlin-Schönefeld está a 20 km de la ciudad y si está boquerón le convendrá.

  • Berlin-Schönefeld es ahora mismo el aeropuerto de referencia, T&T, hasta que abran el nuevo, que lleva no sé cuántos años de retraso, y que queda todavía más lejos.

  • Jrg, yo también soy muy aficionado a quedarme en casa, sobre todo cuando no me queda más remedio, pero otras veces me da por salir a dar una vuelta con el solo fin de encontrar lances nuevos y sabrosas anécdotas con las que sorprenderles. Si, como dijo Homero, los dioses crearon a los seres humanos para tener entretenimiento y algo que ver, una suerte de Gran Hermano con mejor iluminación (sin llegar a HBO), uno se mueve para poner negro sobre blanco ese movimiento y, si se da, hacerlo bien. Y por hacer otra cosa distinta, no vaya a ser que me pierda algo por estar en casa (que no creo). Y acepto su invitación con mucho gusto y le dejo con Verdi de agradecimiento.

  • Desde Schönefeld al centro, si no se llega más tarde de las once de la noche, el billete de tren (20 min. de viaje) cuesta 3,80 €.

  • Mar, querida mía, se que eres Caralana y expatriada.
    No sé apreciar las coñas.
    No acabo de saber si lo dices en serio o con cola.
    Barcelona tenía para mí algo más que pinceladas interesantes, pero me ha pasado como con Londres, empalagan.
    Con el país Vasco me ha pasado lo mismo, hasta y’a venirme aquí arriba.

  • marquesdecubaslibres
    Lunes, 18/09/2017 a las 16:50
    Pirate, Dylan es Dios, lo diga Escohotado o el puto marqués.

    Agradecida, con tu permiso me lo llevo para acompañar la tarde. Papeles y música.

  • Si, conozco bien el nuevo aeropuerto y también todos los líos legales que lo rodean con esa desviación presupuestaria que tiene. Estuve en el mes de marzo visitándolo para intentar un par de licitaciones.

    Por cierto, me gustó mucho la cervecería que existe en el exterior de Schönefeld camino de la estación del tren.

  • JrG
    Lunes, 18/09/2017 a las 16:54
    Mar, querida mía, se que eres Caralana y expatriada.
    No sé apreciar las coñas.
    No acabo de saber si lo dices en serio o con cola.
    Barcelona tenía para mí algo más que pinceladas interesantes, pero me ha pasado como con Londres, empalagan.
    Con el país Vasco me ha pasado lo mismo, hasta y’a venirme aquí arriba.

    Es cierto, nací en Catalunya, pero no reconozco fronteras, banderas, ni lo siguiente que dicen ahora, los muros y las líneas separatistas no significan nada.
    Todo era una pequeña broma, veo que no la detectaste querido, por cierto donde vivo también estoy con la calefacción a tope. Abrazote

  • Dios como madre, sólo tenemos uno.
    El Camarón.
    Los protestantes tiene también a John Mayall.
    Yo como ateo a los dos.

  • marquesdecubaslibres
    Lunes, 18/09/2017 a las 17:01
    Mar, guapa, el tuteo déjalo para debajo de las sábanas.

    Mis sinceras disculpas, la prensa de hoy lunes me estreso en demasía.
    Ahora veo el avatar y realmente he quedado favorecida… gracias por el cumplido.
    Saludos caballero

  • Aunque con frío me alegra saber que estas bien como para escribir en este fanzine, y me alegra que pases por aquí a ver a los amigos.

  • Thomson & Thompson
    Lunes, 18/09/2017 a las 17:08

    Teniendo Zaragoza, o Cuenca, o Soria … hala venga a gastar en aviones y sitios raros…
    Pa islas Las Canarias, o las Cies.

  • jrG
    Lunes, 18/09/2017 a las 17:12
    Mar tienes que poner tu foto…verás Adapts que contento se pone.

    No sé poner la imagen, soy muy parca para algunas/muchas cosas.

  • Mar yo te lo explicaría, pero lo haría mal.
    La Bellpuig, si sigue con su labor de docencia altruista, te lo explica.
    El perro si lo pillas con buen día también sabe de estas cosas.

  • El mundo, para los ricos, nunca ha sido muy grande. Para los pobres lo han hecho más pequeño Ryanair y competidores. Mis respetos y reconocimiento. La CE lleva toda la vida subvencionando vacas y cultivos, que no le niego yo al asunto su importancia, pero a los ciudadanos de a pié, hoy de aeropuerto low-cost, eso se la pela mucho. Hay dos o tres cosas que han hecho más “Europa” que el resto de reglamentos y regulaciones, a saber: el euro, el espacio schengen, las compañías low-cost, el erasmus y ahora, recientemente, la eliminación del abuso del roaming. Hoy puedes tener 25 años, un trabajo y una novia polaca que trabaja en Dublín. A quién coño se le ocurriría que sería frecuente tal cosa que era propia de artistas de cine y nobles centroeuropeos asilados en Suiza. Por otra parte hay más abuso en los aeropuertos que en los aviones, aunque viaje uno como los que iban a Francia a la vendimia. Me duele verme, cada vez, llegando con mi maletita con ruedas para empezar a caminar en un humillante zigzag entre cintas de colores, como un buey manso arando al bustrófedon, sólo para que a continuación me desnuden y revisen de arriba abajo en busca de una botella de agua de más de 100ml. Ocasionalmente salta alguna alarma, los que me conocen y han visto mi cara de sospechoso pensarán que está plenamente justificado, y me pasan a una revisión más a fondo en busca de, imagino, residuos de drogas, explosivos o armas biológicas frotándome un papel húmedo por las manos. Un día alguien se habrá rascado el culo y el papelito detector señalará que transporta una infección mortal y la habremos liado. Yo procuro llegar siempre con la muda limpia, como cuando voy al médico, pero nunca estás libre de peligro. Los ganaderos y veterinarios, largamente subvencionados por muchos años, deberían proponer a los gerifaltes de la UE algún método, adaptado de granjas y mataderos, para mover rápido y sin provocar estrés a todas esas almas en pena que peregrinan por los aeropuertos. Ellos saben cómo se hace eso y es algo que nos deben.

  • Hola Mar. No haga caso a estos mandriles, que se alborotan.

    Arriba en el menú, en «Ayuda y contacto» tiene instrucciones para crear un avatar que le servirá en esta y en otras páginas. Utilice la misma dirección de correo y contraseña que usa para comentar aquí, porque probablemente WordPress ya le tendrá fichada. Si no lo consigue, envíenos un correo, aunque es posible que la Srta. Bellpuig esté preparando el referéndum y no se entere.

  • Perroantonio
    Lunes, 18/09/2017 a las 19:46
    Hola Mar. No haga caso a estos mandriles, que se alborotan.

    Hola Perroantonio, en efecto la Srta. Bellpuig ha comentado, espero me disculpe la indiscreción… que estaba ocupada con la impresión de papeletas, no obstante con su generosa ayuda he salido adelante.
    Gracias por su amabilidad y oferta de ayuda. También comparto que WordPress me tenía fichada, es decir, ya estaba en su base de datos.

  • Les va a empapelar Doña Bella.
    En una de las fotos del cubil de Escohotado, hay un primer plano de su planta de interior.

  • Pirata Jenny Lunes, 18/09/2017 a las 15:39
    Esta grabación inencontrable de lo que luego fue Desire hará las delicias de los dylanistas.

    Qué casualidad. Precisamente he estado hoy de viaje en coche escuchando ‘Desire’.

  • Hay varias preguntas en el aire.

    ¿Es «superior» la poesía a la prosa?, pregunta Viejecita. Evidentemente, no. Pero tampoco inferior. Podría responder con otra pregunta: ¿es superior un automóvil a un velero? Los dos son medios de transporte, pero sirven para cosas distintas. La poesía es un tipo particular de música hecha con palabras cuyo objetivo es que se disparen las sinestesias. Como ocurre con la música, una nos llega y otra es aborrecible; no por el simple hecho de ser música nos tiene que gustar.

    Hay también gente que confunde la poesía con los poemas, que es algo así como confundir la cerveza con los botellines, cuando la mayor parte de la poesía a la que accedemos vía traducciones son prosas recortadas con forma de versos.

    En todo caso, me parece muy lógico detestar la poesía, noventa y nueve de cada cien poemas son verdaderamente infumables y abundan los poetas sordos. Además, hay un problema extra, aunque se sepa leer, hay que aprender a leer poesía, porque sus herramientas son diferentes a las de la prosa.

    Y aquí llegamos a lo que le pasa a Satur, que se duerme con Dylan lo mismo que la mayoría de la humanidad nos dormimos viendo un partido de balonmano.

    Por lo demás, aunque JRG lo proponga, no conviene comparar las letras de Lou Reed y Bob Dylan. Sí el resultado formal, las canciones, pero no la calidad de las letras.

  • Por regla general me gusta la poesía pero suelo detestar a los poetas. Con muchas excepciones, claro.

    Los buenos letristas de rock me parecen poetas mediocres. Sin excepciones. Dylan y Jim Morrison y sus respectivos libros de poemas serían la mejor prueba de ello; pero si Perroantonio opina lo contrario, estoy dispuesto a retirarlo.

    Ilustrativo y divertido texto el de hoy. Yo era lector de El Caso. No sé si sirve.

  • Buena entrada, Chino Cudeiro, que he leído con interés. En el libro de Cebrían, Primera Página, tras relatar su larga y comprometida actividad católica en los años juveniles, en su etapa posterior de estudios y aprendizaje recuerda como estuvo preparándose en París y Londres. A continuación, después de propinar un severo mandoble al “mediocre” Aznar, pues es conocido que tiene una abierta antipatía personal y política por el expresidente (ambos son hijos de familias importantes del periodismo falangista madrileño de los años cuarenta y cincuenta), he encontrado la siguiente anécdota:

    “…me interesaban mucho los tabloides; nunca he experimentado hacia ellos la repulsión que la sociedad políticamente correcta habitualmente siente. Aun reconociendo y lamentando los excesos y abusos que cometen, que no eran todavía tan obscenos ni frecuentes como en décadas posteriores, realizaban a mi ver un periodismo necesario en nuestras sociedades, y no solo con el ánimo de entretener. Entonces no me sentía capaz de conceptualizar semejante criterio, hasta que muchos años más tarde Carlos Fuentes me relató algo que me ayudaría a comprender esa fascinación. Había estado con Salman Rushdie en su retiro secreto, amenazado como estaba de muerte por los fundamentalistas islámicos, y el escritor indio le había comentado algo así como que la prensa popular era la única que publicaba historias de la vida real. Mientras los diarios llamados «de referencia» nos dedicábamos a reseñar los discursos de los políticos, las ruedas de prensa, los comunicados de las empresas y cosas por el estilo, los tabloides hablaban de crímenes y sangre, de hechos reales que acontecen a las gentes reales, de sus sufrimientos, sus amenazas, sus aspiraciones, sus vergüenzas, sus fracasos y sus éxitos”.

  • He visto “Detroit” el último peliculón de Kathryn Bigelow. Esta mujer sabe dirigir y crear buenas historias. Detroit años 60, una mezcla de violencia racista y música de la Motown. Muy recomendable.
    Chopsuey orienta.

  • Chino yo también agradezco su aportación, si bien como he escrito por aquí alguna vez ya se me han hinchado los pelendengues de que me metan dobladas noticias falsas, hoy en día ya no leo los diarios, solo lo que me asalta en forma de enlaces sugeridos por otros y suele ser opinión.

  • Lo de los vascos con el arito orejero no lo recordaba, me ha dado grimilla.

    Eso es porque son revolucionarios nacionalistas ¿no?

  • Acabo de regresar de París, ida y vuelta con RyanAir y el vuelo ha sido una buena experiencia, a pesar de que, efectivamente, como ha dicho T&T, “es insufrible la manía de venderte en el vuelo desde cigarrillos electrónicos a billetes de autobús, falso o verdadero duty free o papeletas para una rifa”.
    (Lo de papeletas para una rifa es literal)

    Me resultó mucho peor experiencia volar con Vueling.

  • Pero aún peor que el titular es la notica completa.
    Este párrafo
    A ver: “no es la primera vez que tiene líos de faldas (…) había sido visto en un bar con el jugador de cricket Jack McIver…”
    Claro.
    Faldas.
    McIver.

    ¡Escocés!

  • Gracias a todos y a todas, majos ellos y majas ellas, por los parabienes. No lo he dicho antes, pero la ilustración es genial.

  • comerciante de ultramarinos Lunes, 18/09/2017 a las 22:07

    Qué cosas. Probablemente lo que no sabe Cebrián es que está repitiendo un tópico de la literatura popular, aunque dignificado con la referencia a Carlos Fuentes y devuelto como alta cultura. Hay al menos tres personajes de ficción que afirman eso mismo, que la auténtica verdad no la cuentan los periódicos «serios», sino los periodicos canallescos y amarillos, y los autores de cómics (quizá por eso Cebrián ha echado a los periodistas de «El País» y los ha reemplazado por escritores y dibujantes de tebeos):

    – En «Watchmen», tebeo de Alan Moore de 1986 (y película de Zack Snyder de 2009), Rorschard averigua la «verdad» de lo que pasa en el mundo gracias a «The New Statemen» un periódico de conspiraciones.
    – En «Hombres de negro» (Men in black) de 1997, con Tommy Lee Jones y Will Smith, los agentes del MIB rastrean la verdad del universo leyendo tabloides.
    – En «Conspiración» de Richard Donner, de 1997, con Mel Gibson y Julia Roberts de protagonistas, Mel Gibson es un majara obsesionado con las conspiraciones que se entera de la verdad rastreando en los breves, en los tabloides y en las noticas silenciadas.
    – Creo recordar que en «El protegido» (Unbreakable) de M. Night Shyamalan, de 2000, el malo interpretado por Samuel L. Jackson, un tipo afectado por la enfermedad de los huesos de cristal, reconoce a su sosías irrompible leyendo cómics de Marvel.

    Vamos, que después de estos precedentes, parece normal que en 2016, Juan Luis Cebrián descubra vía el novelista Fuentes (¡qué gran metáfora!) que la verdad no la cuenta «El País» (como si no lo supiéramos, Cebri) sino los tabloides que hablan de «los eventos consuetudinarios que acontecen en la rúa».

  • Arcadi.

    Dice Raúl del Pozo, en la columna de al lado:

    “Una parte de la izquierda, entre Barrabás y Mariano, indulta a Barrabás. Acusan al presidente de no saber gestionar la crisis, de haber permitido el pudrimiento. De decretar un estado de excepción encubierto. Emplean 1.000 vocablos para atacar a los que han desafiado la Constitución y 10.000 venablos para denigrar al que la defiende.”

  • Me gusta mucho la forma de desarrollar los argumentos que tienes, Perro.
    Me gusta debatir contigo porque lo haces mucho mejor que yo, y con ello me obligas a exigirme más.
    Nunca aprendí tanto, como de los grandes adversarios, que rozaban la línea de enemigos, en el mundo de la empresa.
    Nunca he respetado tanto a alguien, como a un gran adversario.
    Te pone en el sitio, te hace darle algunas vueltas más a tus ideas, y además te da la oportunidad de valorar en su justa medida los argumentos de los otros.
    En el caso que nos atañe, de Lou Reed y Bob Dylan, no puedo más que darte tu parte de razón.
    Bob Dylan y Lou Reed, no deben ser comparados. No quiero poner ejemplos ni musicales ni de literatos o poetas, para no generalizar ni hacer comparaciones desproporcionadas.
    Los artistas toman caminos muy diferentes, según sus formas de entender la vida y la poesía que ello conlleva.
    Unos toman el camino de la supervivencia a toda costa y otros toman caminos que les llevan a su destrucción.
    Unos escriben a borbotones y otros sintetizan hasta dejar todo en unas pocas letras. Unos se explican y otros no.
    Lou Reed toma un camino de pensamiento sintetizado, más como una navaja de afeitar, dando cortes a su realidad, mientras que Bob Dylan da rodeos a un camino mucho más largo, incluso más preciosista, más de fondo.
    Lou corre en 100 metros lisos, Bob en maraton.
    Bob sale de un ambiente rural, mucho más pausado, Lou es un tipo callejero que se introduce en los más oscuro del ser.
    Debo confesar que aunque me gusta mucho Bob Dylan, y le profesé una enorme admiración, y escuché todo lo que había compuesto hasta el Slow Train Coming con veneración, después dejó de interesarme. Me parecía como Escohotado, tipos verdaderamente brillantes, inteligentes y de una profundidad verdadera, indudable. Pero me empezaron a empalagar. Segúramente por el devenir de mi propia vida, por el haber ido viendo cada vez más cosas, y sumirme en baños de realidad que uno no pretendía.
    Por eso cada vez me gustaba más Lou Reed.
    Son incomparables la profusión e incluso la calidad musical de los dos.
    Son grandes, lúcidos y artísticos los dos.
    Pero no se pueden minusvalorar las calidades poéticas de Lou Reed al ser comparadas.
    Hablan en muchos casos casi de lo mismo (o eso es lo que yo he sacado como conclusión desde mi inglés de tractor), sólo que uno le da muchas vueltas y describe con precisión y el otro es un resumen de los visto deteniéndose en minúsculos detalles.
    Saludos a todos y buenos días.

  • Si no se pueden comparar Lou Reed y Bob Dylan, o Manolo Escobar y Juanito Valderrama, me da igual, entonces dejan de existir toda la crítica de arte o literaria, los ensayos, las tesis, etc. Oye, pues no estaría mal.

    Es un poco como cuando te dicen “no puedes opinar sobre Cataluña porque no vives allí”. Bueno, vale, ok, entonces quemamos todos los libros actuales sobre la Revolución Francesa porque nadie la ha vivido y acabamos con los historiadores. Total, qué más da, si ya me entero de lo que pasó jugando al Assassin’s Creed: Unity.

  • Josenez, no parece que entiendas lo que he dicho yo, ni ha dicho el Perro.
    Pero yo tampoco entiendo lo que dices tú.
    Tampoco me he dejado llevar por los críticos profesionales, pues prefiero ver las cosas con mis ojos que con los de otros.
    No se que es el juego Assassin ´s Creed.

  • La métrica difusa

    En la Teoría de las Mediciones se distingue entre la medición, que consiste en la asignación eficaz de los números a las cosas y la metrización que establece las condiciones que rigen la posibilidad y significatividad de tales asignaciones.

    Podríamos asegurar que establecer un sistema de medición que no incluya precisión es una tarea inútil pues no se podrían derivar coscuencias prácticas. Sin precisión el concepto “grande” es subjetivo y muestra sus carencias definitorias frente a un medición precisa.

    Siempre he tenido una dificultad extrema para apreciar, distinguir, asimilar y reconocer esas escalas de bondad entre músicos, poetas y otros artistas en general. Parto de la base de que entiendo que la precisión del concepto “mejor” está determinada por un constructo lógico-matemático cuya potencia se fundamenta en la potencia de la teoría a la que se acoje, o en la que se basa. Como desconozco un sistema que justifique adecuadamente los conceptos estructurados, explícitos y universales por los que se rigen las mediciones, presumo que tales mediciones se fundamentan en la mayor o menor sintonía del sujeto pasivo (espectador, lector, escuchante) con el activo (autor). Si además tenemos en cuenta que la determinación del peso relativo que tienen en la apreciación las circunstancias concretas en las que nos enfrentamos a la obra, me temo que, hasta que no me presenten un modelo de eficacia probada, voy a seguir pensando que cuando escucho que Cohen es mejor que Dylan, lo que dicen en realidad es que en este momento de su vida prefieren uno al otro. O algo así.

    En el romanticismo se convierten en sagrados ciertos oficios y la obra de esmerados artesanos, tales que pintores, escultores y músicos se convierte por “arte de birlibirloque” en Arte. De esta manera la burguesía emergente consigue mitificar una afición a la que le confiere respetabilidad y dignidad y la utiliza como instrumento ideológico para distinguirse de las clases populares. La Alta Cultura -mi afición- tiene un valor superior al vuestro. En lo que constituye algo muy parecido al colmo hoy se utiliza la “alta cocina” para algo parecido. Es pueril la denominación “alta” para tales propósitos.

  • Estoy de acuerdo con Josénez, si bien no es menos cierto que la aproximación mínimamente rigurosa a realidades que nos son ajenas demanda, cuando menos, una labor previa de documentación mayor de la exigible a especialistas de una materia concreta o a los naturales de un determinado territorio en su caso. Siguiendo con el ejemplo de Cataluña: para expresar, como está tan de moda en la actualidad, un juicio defendible sobre lo que piensan “los catalanes” hará falta sustentarlo en algún elemento más que lo leído aquí y allá a nuestro columnista de cabecera o el tertuliano de turno, lo que te contaron en una cena cuatro amiguetes “mamaos” o el panorama que viste aquel verano que veraneaste en Torredembarra.

  • jrG
    Martes, 19/09/2017 a las 07:53 Editar
    Me gusta mucho la forma de desarrollar los argumentos que tienes, Perro.

    PERO QUÉ DICES, SI SE HA METIDO CON EL BALOMANO EXECRANDO DE LOS HECHOS.

    Con el balomano uno no se duerme, eso es como decir que la Sofía Loren en deshabillé te deja frío. Podrás decir: no me gustan las morenas. Pues allá cada cual.

    A MÍ ME PARECE TODO INDIGNANTE. PEDRO ANTONIO DIMISIÓN.

  • «¿Son buenas las obras de Origami? Pues bien, le pregunté al tristemente desaparecido pintor Syd Salomon, que fue un vecino muy amable de Long Island durante muchos veranos, cómo se podía distinguir una buena obra de arte de una mala. Me dio la respuesta más satisfactoria que llegaré a oír jamás: “Mira un millón de obras y no podrás equivocarte”.

    Le transmití esta enseñanza a mi hija Edith, pintora profesional, y a ella también le pareció muy buena. Se le ocurrió que “podría recorrer el Louvre en patines, diciendo ésta sí, ésta no”.

    ¿Qué les parece?»

    Kurt Vonnegut, Un hombre sin patria.

  • Josénez, cuando digo que «no se pueden comparar» no digo que no se puedan comparar (joder, que hasta ahí ya llegábamos, compadre) sino que no sería justo compararlos. Vamos, que no quisiera hacer una escabechina dado que ambos cantantes son santos de mi devoción.

  • Una de las cosas más divertidas que he hecho en mis viajes a lo largo y ancho de este mundo fue jugarme a cara o cruz un examen de literatura en la Universidad, creo recordar que en el quinto y último curso de la carrera (¿o fue en cuarto?). Estas cosas sólo pueden hacerse cuando uno es absolutamente gilipollas, como es mi caso, así que mi recomendación es que no lo hagáis nunca, queridos niñas.

    El examen consistía únicamente en un comentario de textos de un soneto de un autor hispanoamericano, algún imitador de Rubén Darío, supuse, porque no se indicaba de quién era. Lógicamente los docentes necesitan saber que sabes, por lo que es preciso contextualizar al autor, explicar el período histórico, las características que lo adscriben a su estilo, en este caso el movimiento modernista (una excrecencia tardía del romanticismo que en Sudamérica produjo una especie de rococó con frutas y monos y un genio tardío, Rubén Darío), y cómo todo eso está presente en el texto. Y, naturalmente, desplegar todo el aparato y farfolla crítica, con sus correspondientes fuegos de artificio, para demostrar que lo sabes todo de todos los períodos de la Literatura Hispanoamericana, desde el Indio Garcilaso a Jorge Luis Borges.

    Yo así lo hice, claro, pero empezando mi comentario (mi examen de evaluación) afirmando que era uno de los peores poemas que había leído en mi vida. Cabían varias posibilidades, a saber:
    a) que el mal poema estuviera elegido a propósito para ponernos a prueba
    b) que quien hubiera elegido el texto no supiera que aquello fuera un mal poema
    c) que fuera un buen poema y quien no se enterara fuera yo
    d) que la calidad del poema fuera irrelevante para juzgar los conocimientos del alumno

    Quedaba descartada la opción c, puesto que la premisa básica por la que yo circulaba entonces por la vida —ahora tampoco— es que siempre tengo razón; de lo contrario, para qué discutir de nada, o sea. Además me caí de pequeño en una marmita llena de soberbia y de la misma manera que cualquier hooligan del rock o del fútbol te suelta que «a tí lo que te pasa es que no tienes ni puta idea» si se te ocurre decir que tal futbolista es un torpe o que tal canción es un truño, a mí me gusta pensar que, de manera general, el personal no tiene demasiado criterio para juzgar un poema, lo que explica esas expresiones de «¡precioso!» o «¡qué sensibilidad y belleza!» cada vez que alguien perpetra cualquier texto dizque versificado en donde aparece un crepúsculo, se derrama una lágrima o tiembla, pálida, una flor. Ay.

    También quedaba descartada la opción d. ¿Cómo va a ser irrelevante que el alumno no distinga entre la buena y la mala literatura? Podría haber optado por la crítica posmoderna y decir que nada de esto importa y que lo verdaderamente relevante es que el texto «te llegue», como llega un tren o el revisor del gas. Pero en esto he salido premoderno, qué le vamos a hacer, y me gusta salir del cine diciendo «vaya mierda de película» o «qué obra maestra» en donde el personal sólo se atreve a decir «pues a mí me ha gustado» o «la realización, muy buena». En fin, será la testiculina. O la texticulina.

    Resumiendo, que me lancé a tumba abierta, arriesgandome a ofender al profesor que había escogido el texto, supongo, porque además de ser representativo le gustaba. Creo recordar que hice una crítica exhaustiva, incluido un análisis rítmico, para evidenciar las cacofonías e inconsistencias del texto para acabar rematando que, además, no decía nada que mereciera la pena ser recordado, es decir, que incumplía la primer premisa que debe adornar cualquier texto poético: ser memorable. Probablemente entonces lo diría mucho peor, aunque de forma más vehemente.

    Me salió bien la jugada, pero si me llegan a haber suspendido tampoco habría protestado. Al fin y al cabo sólo estaba marcando el territorio.

  • Un amigo, cada vez que no tenía ni puta idea, empezaba los exámenes “Desde que el mundo es mundo, desde la noche de los tiempos..” y luego se lanzaba a exponer todas las cosas que la pregunta le evocaba y las que sus evocaciones, a su vez, le iban evocando. En filosofía y literatura el truco solía colar. En las asignaturas de contar, sumar y restar, más bien no pero no dejaba de intentarlo. Yo creo que era un optimista; mi mujer que un cantamañanas, sin paliativos, y siempre lo llamó “el vendedor de bragas.” El afecto suele tener influencia en cómo vemos estas cosas. Yo creo que hubiera hecho un gran político, a juzgar por las entrevistas que les oigo a estos, pero se dedicó a otra cosa y hace nada se lo llevó un cancer.

  • En mi mundo si no se tenía ni puta idea no te comías nada.
    Algo de idea se debía tener.
    El bachiller y eso te lo sacabas con un poco de cultura que tuvieras, y mirándote los temas de ciencia.
    Luego me dí cuenta que después de cursar la carrera, lo mejor era ya no tener ni puta idea y cultivar otras artes.
    Cosa que no hice, pero como además solo tenía algo de idea, me fué como me fué.
    Y así seguimos. Con algo de idea, pero con poco gancho.

  • Ximeno de Atalaya Martes, 19/09/2017 a las 09:47
    La métrica difusa

    Ximeno, siendo estudiante me cabreé muy mucho con un profesor del llamado Curso de Adaptación Pedagógica (y así se lo dije en clase con el presumible resultado) que dijo, literalmente, «lo primero que hay que trasmitir al alumno es que el misterio de la poesía no se puede aprehender». ¡Cágate lorito! Cinco años de carrera tirados por la borda. Me parecio un equivalente redicho del «sobre gustos no hay nada escrito», otra soberana soplapollez. Ni aprehender ni aprender.

    Resumiré el estado de la cuestión en mi, ejem, humilde opinión. Como siempre a lo largo de la historia hay dos tipos de poesía, la cantada y la escrita. O mejor dicho, la escrita para ser cantada y la escrita para acabar yaciendo en un libro o similar. La primera es de uso colectivo y no puede separarse del gusto del público, pues de su éxito depende el alimento del cantante, su familia, los músicos y el coro. Tiende a rimar en consonante tal que así «Tú, tú eres el imán y yo soy el metal / Me voy acercando y voy armando el plan» porque su principal objetivo es ser memorable, entendido memorable como «memorizable».

    La segunda puede hacer lo que quiera, desde sextinas hasta poemas visuales sin palabras porque colectivamente es irrelevante, nadie se juega nada con su publicación; exagerando, ni el editor. El poeta puede ganarse la vida como churrero o desbrozador de yerbas de las autopistas —aunque suele ser afición muy cara al profesorado— y si publica puede sentir hondas satisfacciones personales porque, salvo excepciones, rara vez llega a un público que supere los dos o tres centenares de individuos. Esta separación del público y del sustento ha permitido a la poesía volar hasta las más altas cumbres de la exquisitez y la expresión oscura y la ha acercado al Olimpo de la «alta cultura», ese lugar donde se fabrican las esferificaciones de aire que antes llamábamos pompas, y la ha alejado del lector común que con un lógico complejo de culpa dice que «no entiende» de poesía. El objetivo de esta poesía también es ser «memorable», pero no entendiendo memorable como memorizable, entre otras cosas porque es imposible memorizar textos largos sin ritmo y rima, sino recordable por algo, quizá porque ganó el premio Loewe, porque su autora lleva bigote o porque trata del «drama de los refugiados desde la sensibilidad de un poeta que otea la costa encaramado al palo mayor de sus versos».

    Nada de esto es nuevo, claro. Góngora escribía letrillas para ser cantadas y las Soledades en culta latiniparla para epatar a los letraheridos. Lo que pasa es que a Góngora le pagaban unos y otros.

    Pero volviendo al principio, existen herramientas bien contrastadas para juzgar la calidad de los textos literarios. Luego están el «gusto» de la época, la «rebeldía» del artista, la crítica ideológica, la crítica naïf y la crítica de las novias y novios, que es básica en el devenir lírico. Y lo más relevante, que los lectores son tan minoritarios (hay millones y millones, pero no leen lo mismo porque el canon se elabora post mortem) que da exactamente igual lo que se diga. Todos escuchamos simultáneamente a los bardos, pero sólo leemos a los poetas muertos.

  • Gracias por todo lo que comentas Perroantonio, estoy de acuerdo en muchas cosas.

    De la misma manera que cualquier hooligan del rock o del fútbol te suelta que «a tí lo que te pasa es que no tienes ni puta idea» si se te ocurre decir que tal futbolista es un torpe o que tal canción es un truño, a mí me gusta pensar que, de manera general, el personal no tiene demasiado criterio para juzgar un poema.

    Además de en el fútbol y en el rock me suele pasar en las redes sociales esto que cuentas, de las pocas veces que peleo o discrepo, que en los últimos años no soy muy peleonero en la internette, casi siempre me cierran una conversación con el «a tí lo que te pasa es que no tienes ni puta idea» del que hablas. Cuando alguien me dice el “no has entendido nada” a mi argumentación ya dejo de leer, sea cierta mi ignorancia o no lo sea. Casi siempre es lo primero.

  • Hombre, os traigo un día a Fonollosa, os lo presento amigablemente, y no le gusta ni a Dios. Bueno, a Dios sí.

    Fonollosa no pero Gareht Bale sí. Ni puta idea tenéis.

  • Oiga S. que a Fonollosa lo venimos trajinando desde el Nickjounal primitivo. Yo lo descubrí gracias a un artículo de El País a principios de los 90 en una edición prologada por Gimferrer. Fue una auténtica sorpresa. Aunque ya andaba por entonces Luis Alberto de Cuenca haciendo poesía negra, mucho más esteticista, con «La caja de plata».

  • Buenas tardes:
    Decir que he disfrutado enormemente con todos los textos sobre poesía de ayer y de hoy escritos por Perroantonio. En especial, resalto esto

    cada vez que alguien perpetra cualquier texto dizque versificado en donde aparece un crepúsculo, se derrama una lágrima o tiembla, pálida, una flor. Ay. .

    Porque, es justamente eso, lo que me pone de los nervios en “La Poesía “. Y hablo de la poesía en serio, en castellano. Y es por eso que Salinas, me parece cursi, los poemas de García Lorca, los encuentro efectistas y huecos ( su teatro es otra cosa ), y Leopoldito Panero con su Pelícano, que sacaba a relucir con ocasión y sin ella, me producía alipori, y esos versos lloriqueosos, de “los poetas muertos “, no los aguanto.

    En cambio , eso de : “en un fogoso corcel, de color verde botella, raudo como una centella, va cabalgando un doncel… ” , o lo de “Todos iguales para mí seréis: trece, catorce, quince y dieciséis “, o lo de “con cien cañones por banda, viento en popa a toda vela, no surca el mar sino vuela, un velero bergantín”… Esos versos me chiflan.
    Como me gustan los de Llopis, los de Monsieur de Sans Foy, los del Fraile, los de Gulliver… Me gustan tanto como “Los tres mosqueteros”, por poner un sólo libro.
    Pero en los programas literarios de televisión, por ejemplo, y en todas partes, parece que los poetas fueran artistas de primera categoría, y los novelistas, de segunda. Y no veo por qué va a resultar que es más importante , Rimbaud que Dumas, o Byron , que Stevenson.
    Si no se deben comparar, pues bueno. Pero, ¿ Por qué Baudelaire, por encima de Proust ?

    Pero hay libros escritos en prosa, que le hacen a una disfrutar , y reírse , y pararse en algunas frases memorables. Esos libros no sabe una bien lo que son. Pero están aparte. Pasa con algún diccionario malaidea, crítico, pero también con alguna novela ( a mí me ocurre con las de Boris Vian ). Y ya me gustaría ver al valiente que se atreviera a encasillarlas en alguna categoría.

    Me voy a intentar arreglar mi clave de seguridad, a ver si por fin consigo entrar en los sitios donde ahora no me admiten.
    Hasta luego, espero

  • La banda terrorista ETA permitió que algunos radicales asociaran plurinacionalidad a barbarie y por eso las voces más delirantemente contrarias al separatismo catalán, se han apresurado a ligar su talante al de ETA. ETA fue el comodín de la derecha española a lo largo de una transición que termina con el atentado del 11M en varias estaciones madrileñas.

    La basurica que se publica hoy en día y que se propaga en webs como Zerda.

  • S.
    Martes, 19/09/2017 a las 15:03
    El chaval de Eurovisión que os gustaba tanto.

    Que nos gustaba tanto a mí, gracias por el tratamiento. Lo sabía, le he puesto en mis inacabables padrenuestros.
    ***
    La tupida flora de desprecio que trepa alocada y tropical en los dictámenes de Perroantonio acerca de la poesía no me arcanza ni al tobillo del amor que exprofeso por la poesía buena, por la regular y por la asquerosa —pues que a todas voy y en todas me revuelco cuanto puedo—, así como por el que le tengo a él.

  • En la línea señalada por Arcadi Espada y Raúl del Pozo, Lluis Bassets confirma en El País que “el último movimiento de los astutos estrategas del procés es un quiebro que convierte el referéndum independentista en movilización contra el PP, el último residuo del franquismo al que hay que echar del poder”.

    Al final, lo que se dilucida, lo que se lleva dilucidando desde el 11M es si la derecha puede concluir un mandato electoral con normalidad democrática y siendo derrotada en las urnas, o si, cuando se comprueba que no es tan fácil, y la derecha, o la parte de la sociedad que vota a la derecha, se resiste a perder, hay que sacarla del poder como sea, provocando circunstancias excepcionales y esperando algún error del Gobierno que permita aprovecharlas.

    El “régimen” del 78 trajo libertades, derechos y posibilidades de desarrollo pero, alás, no garantiza el poder a la izquierda, resulta que la derecha gana las elecciones de vez en cuando y se mantiene en el poder más tiempo de lo esperado. Pues acabemos con eso.

    Yo ya dudo que llegue a ver una alternancia tranquila cuando gobierna la derecha.

    Venga, vamos a volver a discutir sobre qué es la derecha y la izquierda.

  • Eso es pura lujuria et vicio, Proc. Pero ya sabes, y si no deberías, que a mí me pasa lo mismo. Y casi disfruto más con la mala poesía (que al fin y al cabo es la única que a mí me sale bien) que con la buena.

  • Ya sé que aquí se me ignora, quizá por seguir la moda, la moda de ignorarme, que es lo que me ocurre en el mundo en general con la honrosa excepción de los bancos, pero yo voy a lo mío y aquí lo dejo: yo creo que deberíamos establecionalizar un calendario según el cual todos vayamos a una, verbigracia: los lunes hablamos todos en verso; los martes, en inglés; los miércoles, en italiano, y así sucesivamente. Por ejemplo, si hoy fuera lunes:

    Ya sé que aquí se me ignora,
    quizá por seguir la moda,
    desde el señor a la señora,
    en el wáter o en la boda
    y como me cuesta rimar,
    a partir de aquí sigo
    en
    verso libre.
    Yo creo que deberíamos
    establecionalizar un
    calendario
    según el cual todos vayamos a una,
    verbigracia:
    los lunes hablamos todos en verso;
    los martes, en inglés;
    los miércoles, en italiano,
    y así
    su
    ce
    si
    va
    men
    te.

  • No obstante, socialistas, comunistas y republicanos sumarían la mayoría absoluta de los escaños en el Parlament. Pero, llegada la hora de la verdad, la ERC de Heribert Barrera prefirió alinearse con CiU y UCD a fin de hacer presidente a Pujol. El crítico de arte Francesc Vicens, entonces diputado en el Congreso por Esquerra, reconocería en privado que Fomento del Trabajo, la rama catalana de la CEOE, había rescatado al partido independentista de la bancarrota. En su momento se comentó que se inyectaron en las arcas vacías de ERC más de 30 millones de pesetas de la época. La izquierda catalana tardaría más de 20 años en reponerse del golpe. Por su parte, la derecha española, se llamase UCD o PP, pasó en aquel justo instante a hacerse invisible; completamente invisible. Y así hasta hoy.

  • Don Gato, el personaje de dibujos animados de la factoría Hanna-Barbera se caracterizaba por su astucia e inteligencia, su locuacidad y a la vez su habilidad para escaquerse de los problemas que luego debían capear como buenamente pudieran sus amigos Benito, Demóstenes o cualquiera de la pandilla gatuna.

    Don Gato, quiero decir Don Perro, creo deducir de su ejemplar de las 12.44 que en Bilbao han inventado el “metro métrico”. Un instrumento novedoso y bien contrastado/calibrado que le permite al profano hacer una tasación objetiva de la calidad de un texto literario. Me alegra mucho. Más que mucho. Un montón y lamento no poder ser más explicito con la medición de mis alegrías pues no dispongo de los instrumentos necesarios para ello.
    Habría que preguntarse si tal metro métrico permite modificaciones en su software (entiéndase como sinónimo de mecanismo) que lo hagan útil para evaluar otras grandes obras del arte contemporáneo. Sería de gran ayuda para los responsables de los museos. Roman Ondak es un artista conceptual eslovaco (¿artista? ¿conceptual? y puestos a preguntarnos ¿ahora es eslovaco o eslovenio?) que se hizo famoso cuando logró vender a la Tate Gallery una fila no muy numerosa de gente. Realmente y debido a una extraña prohibición que impide el comercio de seres humanos en el Reino Unido lo que vendió fue un papel donde venían escritas las instrucciones para formar una fila de personas ficticia, mejor dicho artificial (Nótese la potencia del término elegido Art-i-ficial, “la que hace arte”). El propósito de la fila en cuestión es realmente provocador: se trata de enfrentar a los viandantes al hecho de la fila en toda su mismidad, ya que la fila, perdón, la “instalación” no se monta ante ventanilla o puerta que la justifiquen. Imaginen la cantidad de dinero público que ahorrarían los países si dispusiéramos si no del “metro métrico”, al menos de las instrucciones para montarlo.

  • Comentarios al artículo que nos enlaza S.

    javierarana
    19/09/2017 11:24
    Cuando pudo ser visible, y fue verdadero azote de CiU, el PP catalán fue silenciado. Lo que se hizo con el señor Vidal-Quadras fue lamentable, fue el primero en denunciar los excesos del pujolismo en la arena política. Sin embargo, la ambición política de Aznar unida a su permisividad en este asunto, convirtieron al PP en una comparsa por muchos años en Cataluña

  • Ximeno de Atalaya Martes, 19/09/2017 a las 17:17

    Don Gato, quiero decir Don Perro, creo deducir de su ejemplar de las 12.44 que en Bilbao han inventado el “metro métrico”

    Qué más yo quisiera, Ximeno, amorl. Pregúntele a Harold Bloom, que sabe mucho de cánones, o a los practicantes profesionales de esa disciplina llamada Crítica Literaria. Se enseña en las universidades, no le digo más. Yo no más dispongo de unos pocos instrumentos, bien es verdad que poco actualizados, por desidia, aunque aún bien afinados. Esto viene siendo algo parecido a la adquisición del gusto musical: se educa a edad temprana, se entrena el oído, se lee mucho (más o menos lo necesario para convertirse en experto en algo, sean ordenadores, pintura o tocar el violín con un serrucho; según lo expertos, unas 10.000 horas, lo que vienen siendo 5 años a jornada completa descontando fines de semana y luego a seguir mejorando), se desarrolla criterio propio y si además la madre Naturaleza no te ha castigado en el reparto de oído y sensibilidad, resulta sencillo. El único problema que le veo es que el resto de la humanidad está equivocada y no piensa como yo, pero ese es un asunto suyo de ellos, o sea. Yo les enseñaría y les entregaría el fuego divino, pero en el Olimpo no me dejan.

  • MGAUSSAGE Martes, 19/09/2017 a las 18:33
    Piotr Leshchenko – Barcelona

    ¡Con letra de Marianovskij! Son estas cosas las que tienen que joder, que te confundan las señas de identidad.

  • Los críticos de arte y los economistas tienen, más o menos, la misma utilidad. Aciertan a posteriori pero no han servido nunca como guía para el futuro. Uséase que no hay una receta para crear una buena obra de arte aunque sí hay criterios para valorar la terminada, aunque sean variados, variables y siempre un poco confusos. Eso no es una tragedia. Con no llamarle ciencia, ni a la una ni a la otra, por carecer de valor predictivo, queda la cosa arreglada.

  • Yo me limito a decir “esto me gusta”, “esto no me gusta”. Aún con esas, a veces, entro en conflicto con alguien por la maldita pregunta del porqué. Intento convencerle/convencerme de mil maneras: técnica, originalidad, textura, colores, expresiones, intenciones, lucho por que se entienda lo que me provoca, uso frases de la talla “es un gran director/músico/escritor” o “ha sido premiada/galardonada, la crítica la avala” y siempre, siempre, llego a la misma fría conclusión. Me gusta porque sí; y punto.

  • Hombre Don Perro, celebro que saque a colación la crítica. Ya sabe el chiste: Apareció un documento. No se entiende lo que dice. Debe ser una crítica de arte.

  • “Digo que a distinguir el arte se aprende, como a catar vinos, entender de toros o flamenco, o degustar ópera. Todo es ponerse”
    Perroantonio
    Llevo años diciéndolo pero no se me escucha.

  • Que si Bach por aquí, que si Bach por allí. Y yo, callada. Anda y cómprate un monte para que te pongas el sanmateo mil veces a ver si pereces.
    Pero me callo.

  • Funes
    Martes, 19/09/2017 a las 22:49
    Es insufrible, Lluis Bach

    Los hermanos Bach.
    Con toda la estaca en las cabezas, por mor de no dejarles cojeando.

  • Qué variaciones ni qué variaciones si es todo lo mismo.
    Abre la ventana, abre la ventana porque me tiro.

  • Procuro fijarme
    Martes, 19/09/2017 a las 16:01

    Que nos gustaba tanto a mí, gracias por el tratamiento.

    No, no, no. Te gustaba mucho a ti, e hiciste que otros se apuntaran. Apechuga con tu culpa, influencer.

  • ¿Por qué os gusta la música con cosas?

    ¿Acaso preferís la poesía con cebolla?

    ¿La pintura con adjunto de texto explicativo?

    ¿Las mujeres con viruela?

    ¿Por qué ¡oh dioses y gentecillas! os empeñåis en mancillar a la mayor de las artes con esas insufribles letras poéticas?

  • ¿Te gusta la música?

    Sí, Raimon, Cohen, Parchís, The Wall de pint flock…

    No, que si te gusta la música.

  • Dylan, que no se me olvide.

    (Lo malo es que mañana tengo una presentación a los socios y no voy a poder jugar hasta por la noche)

  • Qué día de mierda he empezado hoy y menos mal que lo he acabado aquí, riéndome de sus comentarios de la música por metros. A mí también me pone de los nervios Mozart en el kilómetro 2.967, pero entre el 158 y el 284 se sale.