Salir de noche

barney
Por Álvaro Quintana.

Mucho tiempo he estado sin acostarme temprano — si descontamos la siesta y aquella vez que, tras una sobremesa pródiga en orujo blanco sin etiqueta (Galicia Calidade), me fui dando tumbos a casa a las siete de la tarde, cruzándome con todo el pueblo en fiestas mientras el amigo que me acompañaba, me contaron, hacía de vaquilla en un bar con unas luces de Navidad (era verano) enredadas por el cuerpo — . En aquellos años de mocedad dormir era un formulismo, como modular los latidos del corazón a compases variables o separar los glóbulos rojos de los blancos, que el cuerpo cumplía con el desapego de los ricos que estrellan un coche y dudan acerca de qué modelo hacer que el mayordomo les saque del garaje. La juventud remedia sus propios excesos durmiendo más horas de las requeridas; compensación innecesaria, por otra parte, que lleva a cabo por el mero placer de hacerlo todo en demasía, entregada fatalmente al lujo de gastar.

Desde hace tiempo, sin embargo, han dejado de gustarme las noches — para dormir — . Por las mañanas me despierto cansado, antes de hora, con vestigios de algo que he olvidado, como una herida en la mano hecha al descuido y cuya presencia solo percibimos cuando ya nos ha manchado la ropa. A medida que la tinta del café dibuja con lentitud las líneas del mundo en la rugosa superficie de la mañana, me vienen a la memoria confusas correrías por el pasillo para acabar durmiendo en el sofá, intentos extraviados de ponerme los pantalones al revés o arrojados afanes de desbrozar la ropa del armario para meterme en su interior (del armario; absténganse freudianos). Tengo una agitada vida nocturna de la que no recuerdo nada, y sin salir de casa. En un principio achaqué este sonambulismo rumboso a la pesadez de mis cenas, invariablemente bañadas en las salsas picantes que encuentro en locutorios paquistaníes. Me decreté, por tanto, ayuno nocturno, rigor que solo sirvió para que apareciese un nuevo invitado, el hambre, que no solo hizo que me levantara de noche sino que insistió en sentarse a la mesa conmigo, donde exhibió una bochornosa falta de mesura y, sin ánimo de señalar, de buenas maneras.

Una madrugada de esas en que me había levantado a mirar fijamente la luz de la nevera tratando de descifrar en qué lugar y tiempo me hallaba, oí un ruido y salí alarmado al pasillo. Me encontré a un tipo moreno, de ojos verdeazulados, barba afeitada no muy allá y olor a whiskazo y a puro que sonreía con la mirada feliz y bobalicona de los borrachos. Se parecía a mí de una forma travestida y poco nítida, con esa familiaridad recelosa de los muebles que se cambian de sitio. Nos escrutamos de cerca, con morosidad. El penacho cano de su barba tenía una forma distinta del mío y estaba en el otro lado de la cara; le quedaba mejor, más sergiodalmesco. Andábamos en estos menesteres cuando se nos acercó mi gata, que al ver esa estampa duplicada pegó un brinco y salió disparada por una ventana, lo que nos dio mucha risa a ambos. Al fin, me dije “Estoy dormido”, dejé al intruso con la boca abierta y me acosté de nuevo con tanta premura que se me olvidó ir al baño primero, por lo que dormí con una incómoda presión de caldera a punto de explotar en la vejiga.

A la noche siguiente el fulano regresó, esta vez acompañado. Me asomé al salón y lo vi en el sofá con una morena agitanada encima que se restregaba contra él con el insistente frote de quien le pica algo y no llega a rascarse. Ella me vio parado en la puerta y le dijo “No me importa que mire”, sonrió, le pasó la lengua por la boca y continuó con su culebreo. Yo ya estaba calibrando desde dónde asistiría mejor al espectáculo cuando reparé en la sonrisa de él, tan similar a la mía que me hizo dar un respingo de espeluzne. Le eché una última mirada a la espalda de la flamencona, con los rizos descolgándose con un brillo de betún, y volví a la cama. Ya por la mañana, el salón olía a gallinero en día de calor y el sofá tenía más humedades que una casa vieja. Pensé que, para ser un sueño, mi doble de las escenas de acción me dejaba todo hecho una mierda.

Las noches me pesaban cada vez más durante el día: las campanadas de mi reloj interno sonaban antes que los cuartos. El cansancio y el malhumor me escocían como vinagre en los ojos. Una noche más salí de la cama, no sé si en busca de un ruido real o de uno que estaba en mi cabeza — no menos real pero mucho más inquietante — . Pesqué a mi sosias en la cocina con un Benecol en la mano tras haber dado cuenta de un queso que era la alegría de mis horas. Me cegué. Cogí impulso y lo tumbé de un puñetazo en el morro. El Benecol salpicó el suelo y los armarios. Sentí un dolor ardiente en la muñeca que me enloqueció de rabia. Agarré la plancha que estaba sobre una mesa y pegando un grito la descargué sobre la cara del otro, mi cara. El golpe hizo saltar la sangre como un pisotón en un charco. Un gemido informe y agudo, no muy largo, salió de la boca ensangrentada del otro y me estremeció. Me levanté y me fui a la ducha sin ser consciente de mis movimientos. El agua me quemaba la espalda y el cuello y maldije esa racha de sueños que me dejaban un frío e incontenible temblor en las piernas. Me vestí y cogí la cartera, el móvil y las llaves y al pasar por delante de la cocina vi los pies de alguien tendido en el suelo. Salí a la calle con la sensación de que el aire estaba detenido, en suspenso, y de que mis pasos no me llevaban a ninguna parte. Entré en una cafetería y pedí. No atendía a la cháchara del camarero hasta que me dijo con zumba: “No sé dónde habrás andado para tener esos ojos hinchados”. Yo tampoco lo sabía.

216 comentarios

  • Buenos días.
    Alvaro, yo me había levantado contento, como casi todas las mañanas, muchas veces no sé si es por el cigarrillo que me pide el cuerpo, o por el café, o la ilusión de hacer algo mejor que ayer.
    En realidad es porque ya no tengo sueño, me acosté a las 10 después de ver un reportaje sobre Ho Chi Minh y su Vietnam del norte y sus Vietminh, luego Vietcong.
    En realidad todo es una cuestión de costumbres y hábitos heredados de muchos años de regularidad en el levantarse prontísimo para ver el primer turno, por que no te dejaba dormir el tercer turno y su baja productividad.
    Mi padre me solía decir que más vale muerto que sentado, y yo era de esos. Dormir poco, pero no por salir mucho a la noche, que eso lo dejé apartado a los veintitantos, cuando dejé unos malos hábitos por otros no sé si mucho mejores.
    Pero cuando me afeitaba todas las mañanas, una corriente de optimismo me invadía.
    Estaba seguro de poder lograrlo.
    No lo logré está claro.
    Ahora me afeito una vez por semana, para no hacerle mucho daño a la Reyna, por lo cual sólo me miro al espejo una vez cada siete días.
    Es mejor así.
    No me asusta lo que veo.
    Me gustaría no fumar, pero es tan rico, y mi carácter se agriaba tanto cuando lo dejaba, que ni me lo planteo ya. Me conformo, y me engaño con algo menos hoy.
    Como te decía, me había levantado contento, pero he sentido una profunda arcada al recordar muchas mañanas, en que que no había apretado el pedal de freno, cuando no el de acelerar a fondo.
    Ayer hizo tres años que vivo aquí.
    Ayer hizo tres años que vivo con ella.
    Llevo tres años durmiendo como una momia, boca arriba, casi sin moverme, dejando de existir para no tener actividad durante unas horas.
    Mi única obligación es estar vivo, y tratar de sacar lo mejor que tenga todas las mañanas.
    Ni más ni menos. En eso estamos, y sale o que sale, lo que tenemos.
    Buenos días.
    Bach y Mozart … jodó petaca como estaba la noche ayer…Mon dieu.

  • Buenos días
    ¡ Que gozada de entrada y de primer comentario !
    Y no soy muy de los Simpson, que los he visto tanto !, pero la ilustración está perfecta…

    Y yo también soy de las que me voy a la cama a las 10 de la noche. Y con la digestión ya casi hecha, que cenamos a las 8 . ( Me pongo a hacer la cena , ligera, a las 7 o así, que a mi germanófilo le gusta la comida un poco reposada, y que no queme ).
    Pero, aunque de joven, había noches en que casi no dormía, tenía que estar levantada desde bien temprano, para preparar desayunos de niños pequeños. Y eso cuando yo misma no era “el restaurante”, que los crié a los tres “a mis pechos”, y tenía que adaptar mi sueño a sus necesidades. Y tampoco podía ni oler el alcohol, ni fumar, ni nada…

    Ahora, cuando veo que no me llega el sueño, cosa que, por lo visto, es consustancial con la vejez , y marca de fábrica desde los tiempos de los Neanderthales, me levanto a oscuras, sin meter ruido, y me voy al salón, a volver a revisar todo lo que tuviera para el día siguiente, que lo que me desvela son tonterías como que no se me tiene que olvidar llevarme según qué papeles, vuelvo a asegurar todas las puertas y ventanas, y me pongo a leer, con sólo una lámpara de pié encendida a mi lado, alguno de los libros de tesis que todavía mantengo.
    Y a los diez minutos, me aburro tanto, que me entra de nuevo el sueño, me vuelvo a la cama, y me quedo roque hasta 5 minutos antes de la hora de levantarme.
    Claro que esto son trucos que sólo sirven a viejas…

  • PARAR EL GOLPE. 450 PROFESORES EN DEFENSA DE LA DEMOCRACIA CONSTITUCIONAL.

    En estos momentos graves para nuestro país y para todos aquellos que creemos en la vida civilizada, deseamos alzar nuestra voz en defensa de la democracia española y de la convivencia interna entre nuestros compatriotas de Cataluña y de toda España. Entendemos que una sociedad civilizada en la Europa del siglo XXI sólo puede basarse en el respeto a las normas que nos hemos dado democráticamente, empezando por la Constitución de 1978 (y siguiendo, en lo que a Cataluña respecta, por su Estatuto de Autonomía). Por desgracia, como podemos ver estos días, el Gobierno autonómico y los grupos secesionistas representados en el Parlamento catalán, subvirtiendo las reglas más elementales del constitucionalismo y abusando del poder que las leyes les han conferido, no han dudado en traspasar todos los límites de la legalidad y de la decencia para, apelando al fundamentalismo de un inexistente “derecho a decidir”, dividir a la sociedad catalana e impedir el ejercicio de los derechos de las minorías parlamentarias, poniendo en riesgo la convivencia y la paz civil.

    No es preciso ser especialistas en Derecho Constitucional o en Historia Contemporánea para saber que no hay democracia sin sujeción a la ley y que los nacionalismos del siglo XX llevaron al mundo a dos guerras apocalípticas y hundieron a Europa en la barbarie. Apelando a esas experiencias históricas, entre las que se incluyen las no menos dolorosas por las que atravesó nuestro país en el siglo pasado y sobre todo a la defensa de la democracia que tanto nos costó conquistar, los abajo firmantes, profesores de diversas universidades españolas, hacemos un llamamiento a los catalanes sensatos y a todos los españoles de buena voluntad para que rompan su silencio y no miren con distanciamiento o indiferencia una situación en la que nos jugamos el ser o no ser de la democracia española. En una coyuntura tan delicada como la que atravesamos no es el momento de partidismos ni de cálculos políticos a corto plazo. Es hora de que todos nosotros, en la medida de nuestras posibilidades, nos movilicemos para exigir al Gobierno de España, a todas sus instituciones y partidos democráticos, que actúen con la máxima celeridad, firmeza y determinación para proteger los derechos de todos.

    Por tanto requerimos al Gobierno para que, como poder ejecutivo, haga uso de la fuerza legítima que al Estado le corresponde en exclusiva, de tal manera que las resoluciones judiciales no caigan en el vacío con el consiguiente daño para el Estado de Derecho. Para ello, les pedimos que no duden en recurrir a todos los medios constitucionales sin excepción para salvaguardar las instituciones democráticas y la unidad de nación española consagrada en nuestra Constitución, impidiendo la celebración de un falso “referéndum” ilegítimo e ilegal, poniendo a disposición de la justicia a los responsables de este atropello a la democracia y haciendo que recaiga sobre ellos todo el peso de la ley. En consecuencia, pedimos también a los partidos políticos y a la sociedad civil que respalden una acción estatal absolutamente necesaria para una convivencia pacífica y democrática.

    17 de septiembre de 2017

    Lista de firmantes:

    Fernando Savater Universidad Complutense de Madrid).
    Ángel Viñas (Universidad Complutense de Madrid).
    Juan José Solozábal Echevarria (Universidad Autónoma de Madrid)
    Juan Pablo Fusi (Universidad Complutense de Madrid)
    Fernando García de Cortazar (Universidad de Deusto).
    Gabriel Tortella (Universidad de Alcalá).
    Félix Ovejero (Universidad de Barcelona).
    Francesc de Carreras Serra (Universidad Autónoma de Barcelona).
    Jon Juaristi (Universidad de Alcalá).
    Carmen Iglesias (Universidad Rey Juan Carlos).
    José Luis Villacañas Berlanga (Universidad Complutense de Madrid)
    Joaquín Varela Suanzes-Carpegna (Universidad de Oviedo).
    Javier Fernández Sebastián (Universidad del País Vasco-UPV/EHU)
    Javier Tajadura Tejada (Universidad del País Vasco-UPV/EHU)
    Ricardo Miralles Palencia (Universidad del País Vasco-UPV/EHU)
    Josu de Miguel (Universidad Autónoma de Barcelona)
    Juan Olabarría Agra (Universidad del País Vasco-UPV/EHU)
    Iñaki Iriarte López (Universidad del País Vasco-UPV/EHU).
    Fernando Vadillo (Universidad del País Vasco-UPV/EHU)
    Esteban Arlucea (Universidad del País Vasco-UPV/EHU)
    Rafael Lasaga (Universidad del País Vasco-UPV/EHU)
    Francisco Doñate Oliver (Universidad del País Vasco-UPV/EHU)
    Emilio Lamo de Espinosa (Universidad Complutense de Madrid).
    Antonio Torres del Moral (UNED).
    Ángel Sánchez Navarro (Universidad Complutense de Madrid).
    Francisco Sosa Wagner (Universidad de León).
    Mercedes Fuertes (Universidad de León).
    Francisco Laporta (Universidad Autónoma de Madrid).
    Alfonso Ruiz Miguel (Universidad Autónoma de Barcelona).
    Manuel Atienza (Universidad de Alicante).
    Antonio López Pina (Universidad Complutense de Madrid).
    Reyes Mate (CSIC).
    Javier García Roca (Universidad Complutense de Madrid).
    Vicente Garrido Mayol (Universidad de Valencia).
    Jordi Canal (EHESS, París).
    José Manuel Azcona (Universidad Rey Juan Carlos)
    José Luis de la Granja Sáinz (Universidad del País Vasco-UPV/EHU)
    Rafael Simón Marín (Universidad del País Vasco-UPV/EHU)
    Edurne Uriarte (Universidad Rey Juan Carlos).
    Jesús Alfaro (Universidad Autónoma de Madrid).
    Juan Carlos Pereira (Universidad Complutense de Madrid)
    Mariano Jiménez López (Universidad del País Vasco/EHU).
    Alberto Reig Tapia (Universidad Rovira i Virgili, Tarragona)
    María José Villaverde (Universidad Complutense de Madrid)
    Juan Francisco Fuentes Aragonés (Universidad Complutense de Madrid)
    Rafael Quirosa-Cheyrouze y Muñoz (Universidad de Almería)
    José María Rosales (Universidad de Málaga).
    Juan Miguel Gómez Espino (Universidad Pablo Olavide de Sevilla).
    Eduardo Ferrer Albelda (Universidad de Sevilla).
    José Tudela Aranda (Universidad de Zaragoza).
    Susana del Río Villar (Universidad del País Vasco/EHU).
    Javier Huerta Calvo (Universidad Complutense de Madrid).
    José Torné – Dombidau y Jiménez (Universidad de Granada).
    Jesús Martínez Martínez (Universidad Castilla – La Mancha).
    Luis Sánchez Pérez (UNED).
    David Gutiérrez Díaz del Campo (Universidad Castilla – La Mancha).
    Sixto González Villora (Universidad Castilla – La Mancha).
    Estanislao Arana García (Universidad de Granada).
    Rafael Calduch Cervera (Universidad Complutense de Madrid)
    Javier Ponce Marrero (Universidad de Las Palmas)
    Enrique Gil Calvo (Universidad Complutense de Madrid).
    Manuel Montero (Universidad del País Vasco-UPV/EHU)
    Ignacio Fernández Sarasola (Universidad de Oviedo).
    Álvaro de Diego (UDIMA).
    Carlos Larrínaga (Universidad de Granada).
    Isabel Sánchez de Movellán (UDIMA).
    Manuel Contreras (Universidad de Zaragoza).
    Carlos Gregorio Hernández (Universidad San Pablo- CEU).
    Alfonso Bullón de Mendoza (Universidad San Pablo – CEU).
    Ricardo Díaz Martín (UDIMA).
    Fernando Manero (Universidad de Valladolid).
    Manuel Torres Aguilar (Universidad de Córdoba)
    Pedro José Chacón Delgado (Universidad del País Vasco UPV-EHU)
    José Miguel Delgado Idarreta (Universidad de La Rioja)
    José Miguel Fernández Urbina (Universidad del País Vasco-UPV/EHU)
    José Miguel Pérez (Universidad de Las Palmas de Gran Canaria)
    Javier Ruipérez (Universidad de La Coruña)
    Antonio López Castillo (Universidad Autónoma de Madrid)
    Julián Chaves (Universidad de Cáceres)
    Antonio Fonfría (Universidad Complutense de Madrid)
    José Luís Neila Hernández (Universidad Autónoma de Madrid)
    Aránzazu Pérez Moriones (Universidad del País Vasco UPV-EHU)
    Luis Gordillo (Universidad de Deusto)
    Antonio Bar (Universidad de Valencia)
    Javier López Rodríguez (Universidad Pública de Navarra, UPNA)
    Emma Pérez-Chacón Espino (Universidad de Las Palmas de Gran Canaria)
    Pedro Betancor León (Universidad de Las Palmas de Gran Canaria)
    Luis Castells Arteche (Universidad del País Vasco-UPV/EHU)
    José Moya Otero (Universidad de Las Palmas de Gran Canaria)
    Manuel Hierro (Independent scholar UPV-UHU).
    Isabel Giménez (Universidad Autónoma de Madrid).
    Jesús Astigarraga (Universidad de Zaragoza)
    Pedro Álvarez de Miranda (Universidad Autónoma de Madrid)
    Javier Vergara (UNED)
    Ignacio González García (Universidad de Murcia)
    Manuel Toscano Méndez (Universidad de Málaga)
    Paloma de la Nuez (Universidad Rey Juan Carlos)
    Manuel Arias Maldonado (Universidad de Málaga)
    Ignacio Olábarri Gortázar (Universidad de Navarra)
    Fernando del Rey Reguillo (Universidad Complutense de Madrid)
    Javier Usoz Otal (Universidad de Zaragoza)
    Enrique Bocardo Crespo (Universidad de Sevilla)
    Manuel Alberca Serrano (Universidad de Málaga)
    Juan Mari Sánchez Prieto (Universidad Pública de Navarra)
    Manuel E. Ramírez Sánchez (Universidad de Las Palmas de Gran Canaria)
    Carlos Vidal (UNED)
    Luis Jimena (Universidad de Valencia)
    José Manuel Cabra Apalategui (Universidad de Málaga)
    Beatriz Tomás (Universitat Jaume I, Castellón)
    Pilar Folguera Crespo (Universidad Autónoma de Madrid)
    Donato Fernández Navarrete (Universidad Autónoma de Madrid)
    Francisco Quintana Navarro (Universidad de Las Palmas de Gran Canaria)
    Javier Larreina Martínez (Universidad del País Vasco UPV-EHU)
    Raquel Torres Jiménez (Universidad de Castilla-La Mancha)
    Antonio Moreno Juste (Universidad Complutense de Madrid)
    Félix Luengo Teixidor (Universidad del País Vasco UPV-EHU)
    Ascensión Martínez Riaza (Universidad Complutense de Madrid)
    Monserrat Huguet (Universidad Carlos III de Madrid)
    Germán Teruel (Universidad de Murcia)
    Antonio Rivera Blanco (Universidad del País Vasco UPV-EHU)
    Guillermo Pérez Sarrión (Universidad de Zaragoza)
    Miguel Martorell Linares (Universidad Complutense de Madrid)
    Cristina Ruiz Bugedo (Universidad Pública de Navarra)
    Enrique Berzal de la Rosa (Universidad de Valladolid)
    Pablo de Lora (Universidad Autónoma de Madrid)
    Mariano Esteban de Vega (Universidad de Salamanca)
    Ramón Vargas Machuca (Universidad Autónoma de Madrid)
    Miguel Bilbao (Universidad del País Vasco UPV-EHU)
    Juan Carlos Gavara (Universidad Autónoma de Barcelona)
    Hipólito de la Torre (UNED).
    Álvaro Soto Carmona (Universidad Autónoma de Madrid).
    Ángeles Lario (UNED).
    Xavier Coller (Universidad pablo Olavide).
    Julio Carabaña (Universidad Complutense de Madrid).
    Manuel González Portilla (Universidad del País Vasco).
    Vicente Suárez Grimón (Universidad Las Palmas de Gran Canaria).
    José Antonio Parejo Fernández (Universidad de Sevilla).
    Fernando Molina (Universidad del País Vasco).
    Onofre Contreras Jordán (Universidad de Castilla- La Mancha).
    Pedro A. Martínez Lillo (Universidad Autónoma de Madrid).
    Octavio Ruiz – Manjón (Universidad Complutense de Madrid).
    Rosario Reparaz Abaitua (Universidad de Navarra).
    Miguel Saralegui (Universidad Diego Portales, Chile).
    Manuel Fondevila (Universidad Internacional de La Rioja).
    José Antonio Pérez (Universidad del País Vasco).
    Juan Pimentel (CSIC).
    Antonio Hermosa Andújar (Universidad de Sevilla)
    Loles González – Ripoll (CSIC).
    Nicolás Antonio Campos Plaza (Universidad de Murcia)
    Marco Antonio Santamaría Álvarez (Universidad de Salamanca).
    Tomás de Domingo (Universidad Miguel Hernández).
    Remedios Morán Martín (UNED).
    José Luis Miguez (Universidad de Vigo).
    Eduardo Butragueño Cerviño (Universidad de Barcelona).
    Francisco de Luis Martín (Universidad de Salamanca).
    Manuel Redero San Román (Universidad de Salamanca).
    Félix Pillet Capdepón (Universidad Castilla – Mancha).
    Ignacio Tirado (Universidad Autónoma de Madrid).
    María de los Ángeles Egido León (UNED).
    Marcela García Sebastiani (Universidad Complutense de Madrid).
    Fernando Simón (Universidad de Navarra).
    Santiago Roura (Universidad de Coruña).
    Javier Varela Tortajada (UNED).
    Juan Doral (Universidad Pública de Navarra).
    Liborio Hierro Sánchez – Pescador (Universidad Autónoma de Madrid).
    Enrique Moradiellos (Universidad de Extremadura).
    Francisco J. Díaz Revorio (Universidad Castilla – La Mancha).
    Juan E. Gelabert (Universidad de Cantabria)
    Virginia Ripoll Delebourse (Universidad de Vigo).
    Enrique Belda (Universidad Castilla – La Mancha).
    Iñaki Viar Echevarría (Universidad del País Vasco).
    Ángel Ramón Valle Calzado (Universidad Castilla – La Mancha).
    Guillermo Pérez Sánchez (Universidad de Valladolid).
    Francisco Rodríguez Oquendo (Universidad Complutense de Madrid).
    Ricardo Martin de la Guardia (Universidad de Valladolid).
    Abdón Mateos (UNED).
    Manuel Peña Díaz (Universidad de Córdoba).
    Luis Arranz Notario (Universidad Complutense de Madrid).
    Francisco Estévez Regidor (Universidad de Málaga).
    Joaquín Saúl García Marchante (Universidad Castilla – La Mancha).
    Miguel González San Martín (UNED).
    Antonio Molina Flores (Universidad de Sevilla).
    Calos Forcadell Álvarez (Universidad de Zaragoza).
    Antonia Rey Reguillo (Universidad de Valencia).
    Juan Andrés Blanco Rodríguez (Universidad de Salamanca).
    Jesús Ferreiro Aparicio (Universidad del país Vasco).
    Juan Avilés Farré (UNED).
    Susana Aguilar Fernández (Universidad Complutense de Madrid).
    Jesús M. de Miguel (Universidad de Barcelona).
    José Antonio Calvo Sánchez (Universidad del país Vasco).
    Felipe Serrano Pérez (Universidad del país Vasco).
    Fernando Durán López (Universidad de Cádiz).
    Juan José Laborda Martín (Universidad Rey Juan Carlos).
    Victoria Tur Viñes (Universidad de Alicante).
    Rodolfo Gutiérrez (Universidad de Oviedo).
    Isidro Sepúlveda (UNED).
    Ángeles González Fernández (Universidad de Sevilla).
    Julio Gil Pecharromán (UNED).
    Marisol Esteban (Universidad del País vasco).
    Adela Alija Garabito (Universidad de Nebrija).
    Jorge López Lloret (Universidad de Sevilla).
    Ángel García – Sanz Marcotegui (Universidad Pública de Navarra).
    Blanca María Prósper (Universidad de Salamanca).
    Olga Salido Cortés (Universidad Complutense de Madrid).
    José Ignacio Martínez Churiaque (Universidad del País Vasco).
    Ana Claro Guerrero Latorre (UNED).
    María Jesús Cava (Universidad de Deusto).
    Roberto Blanco Valdés (Universidad de Santiago de Compostela).
    Luis Miguel González de la Garza (UNED).
    Luis Delgado Rincón (Universidad de Burgos).
    Pilar Calvo caballero (Universidad de Valladolid).
    Pilar Mirat (Universidad Complutense de Madrid).
    Juan E. Felíu (Universidad de Castilla – La Mancha).
    Salvador Rus Rufino (Universidad de León).
    Lucía Rivas Lara (UNED).
    Carmen Puerta Gil (Universidad del País Vasco).
    Esaú Alarcón (Universidad Abat Oliba – CEU).
    Pedro Serna (Universidad de A Coruña).
    Inés Fernández Fernández (ICADE).
    María teresa Compte Grau (Universidad Pontificia de salamanca).
    María J. García cabrera (ISTIC, Tenerife).
    Agustín Serrano de Haro (CSIC)
    Elena Beltrán (Universidad Autónoma de Madrid).
    Tomás Aliste Santos (Universidad Internacional de La Rioja).
    Ramón Rodríguez (Universidad Complutense de Madrid).
    Mikel Iriondo (Universidad del País Vasco).
    María Isabel Álvarez Velez (ICADE).
    Alfonso Martínez – Echevarría (Universidad CEU – San Pablo).
    Marta Irurozqui (CSIC)
    Clara Eugenia Núñez (UNED).
    Víctor Peralta Ruiz (CSIC).
    Yolanda Arencibia Santana (Universidad Las Palmas de Gran Canaria).
    Vicente González (Universidad de León).
    José Manuel Nieto Soria (Universidad Complutense de Madrid).
    Andrés Galera Gómez (CSIC).
    David Hernández de la Fuente (UNED).
    Nicolás Díaz Chico (Universidad Las Palmas de Gran Canaria)
    Albero Bernabé pajares (Universidad Complutense de Madrid).
    Humberto Rodríguez Solla (Universidad de Oviedo).
    Rosa María Pardo Sanz (UNED).
    Rafael Lara (Universidad Pública de Navarra).
    Javier Peña (Universidad de Valladolid).
    María Ángeles Pulgar (Universidad de León).
    Ramón Zurro (Universidad de Valladolid).
    Carmen Alemán (UNED).
    Francisco Hernández (Universidad Las Palmas de Gran Canaria)
    Jorge Urosa (Universidad Rey Juan Carlos).
    José Ramón Polo (Universidad de Málaga).
    José Vicente Castell (Hospital Universitario La Fe, Valencia).
    María Paz de Hoz (Universidad de Salamanca).
    Félix ortega (Universidad Complutense de Madrid).
    José Vicente Castells (Catedrático Bioquímica Faculta de Medicina de Valencia)
    Miguel Herrero de Jaúregui (Universidad Complutense de Madrid).
    Rafael Sánchez Mantero (Universidad de Sevilla).
    Fernando Sánchez Marroyo (Universidad de Extremadura).
    Mikel Azurmendi (Universidad del País Vasco/EHU).
    C. Álvarez Millán (UNED).
    Javier Bonilla Zamora (Universidad Complutense de Madrid).
    Isabel Pérez – Villanueva Tovar (UNED).
    Ana Belén Casares (Universidad de León).
    Pedro Barruso (Universidad de Alcalá de Henares).
    Emilio Martínez Gutiérrez (Universidad Complutense de Madrid).
    Luis Ribot (UNED y Real Academia de la Historia).
    Emiliano Fernández de Pinedo (Universidad del País Vasco/EHU).
    José Ignacio Fortea Pérez (Universidad de Cantabria).
    Santiago de pablo Contreras (Universidad del País Vasco/EHU).
    César Almuiña (Universidad de Valladolid).
    Enrique Arnaldo (Universidad Rey Juan Carlos).
    Carlos Sánchez de Pazos (Universidad Rey Juan Carlos).
    Ibor Fernández (Universidad Complutense de Madrid).
    Salvador Pérez (UNED).
    Francisco Rodríguez Jiménez (Universidad de Salamanca).
    Agustín González Enciso (Universidad de Navarra).
    Fernando Calvo García (Universidad de Zaragoza).
    Nicolás Ortega Cantero (Universidad Autónoma de Madrid).
    Antonio Marquina Barrio (Universidad Complutense de Madrid).
    Félix Martínez Llorente (Universidad de Valladolid).
    Jesús Quijano (Universidad de Valladolid).
    Jorge del Palacio (Universidad Rey Juan Carlos).
    Carlos Martínez Gorriarán (Universidad del País Vasco/EHU).
    Ignacio Peiró Martín (Universidad de Zaragoza).
    Josefina Cuesta Bustillo (Universidad de Salamanca).
    Pedro Tenorio (UNED).
    Victoria Roca Pérez (Universidad de Alicante).
    Antonio Niño (UNED).
    Antonio Barnes Vázquez (Universidad Castilla- La Mancha).
    Santiago González Gómez (Universidad de Salamanca).
    Ramón Ramos Torre (Universidad Complutense de Madrid).
    Juan Franco Pueyo (Universidad Pública de Navarra).
    Roberto Villa García (Universidad Rey Juan Carlos).
    Iván Igartua Ugarte (Universidad del País Vasco/EHU).
    Juan Sisinio Pérez Garzón (Universidad de Castilla- La Mancha).
    Alfonso Lazo Díaz (Universidad de Sevilla).
    Laura María Branciforte (Universidad Carlos III de Madrid).
    Roberto Muñoz Bolaños (UNED).
    Francisco E. Puerta Seguido (Universidad de Castilla- La Mancha).
    Alfonso J. García Figueroa (Universidad de Castilla- La Mancha).
    Juan Gay Armenteros (Universidad de Granada).
    Gerardo López Sastre (Universidad de Castilla- La Mancha).
    Javier Bermudez Sánchez (Universidad Autónoma de Madrid).
    Santiago Sastre (Universidad de Castilla- La Mancha).
    Carmen Juanatey (Universidad de Alicante).
    Alfonso García Figueroa (Universidad de Castilla- La Mancha).
    Andrés Recalde Castells (Universidad Autónoma de Madrid).
    María Luisa Palazón.(Universidad de Granada)
    Macario Alemany (Universidad de Alicante).
    Elia Marzal Lletano (ESADE).
    Rafael García Arenas (Universidad Autónoma de Barcelona).
    Gonzalo Quintero (Universidad Rovira i Virgili).
    Julio Iglesias de Ussel (Universidad Complutense de Madrid).
    Federico de Montalvo (ICADE).
    Bárbara de la Vega (Universidad Carlos III de Madrid).
    Demetrio Castro (Universidad Pública de Navarra).
    Hector Álvarez (Universidad Pablo Olavide).
    Susana Rodriguez Escancio (Universidad de León).
    Donato Fernández Navarrete (Universidad Autónoma de Madrid).
    Luis Carlos Navarro (Universidad de Almería).
    Jesús Cruz (Universidad de Delaware).
    Germán Rueda (Universidad de Cantabria).
    Antonio Santos (Universidad de Cantabria).
    Sevi Rodríguez Mora (Universidad de Edimburgo).
    F. Javier González Martín (Universidad de Alcalá de Henares).
    Juan Ignacio Gorospe (Universidad San Pablo – CEU).
    Julio Antonio Yanes (Universidad de La Laguna).
    Javier guillamón (Universidad de Murcia).
    Miguel Grijalba (UNED).
    Tomás Quintana (Universidad de León).
    Ángel Marina García- Tuñón ( Universidad de Valladolid).
    Antonio Cidoncha (Universidad Autónoma de Madrid).
    José Antonio Gómez Yáñez (Universidad Carlos III de Madrid).
    Miguel García-Baró (Universidad Pontificia de Comillas).
    Javier Morillas (Universidad San Pablo – CEU).
    Alicia Alted Vigil (UNED).
    Eugenio Torres Villanueva (Universidad Complutense de Madrid).
    Germán Rueda Hernanz (Universidad de Cantabria).
    José Miguel Fernández Dols (Universidad Autónoma de Madrid).
    Luis Palacios Bañuelos (Universidad Rey Juan Carlos).
    María José Castañeda Ordóñez (Universidad Rey Juan Carlos).
    Manuel Álvarez Tardío (Universidad Rey Juan Carlos).
    Jaime M. de Berenguer de Santiago (Universidad Autónoma de Barcelona).
    José L. Rodriguez Jiménez (Universidad Rey Juan Carlos).
    María Ángeles Pérez Samper (Universidad de Barcelona).
    Rafael Leonisio (Universidad del País Vasco/EHU).
    Fernando García Sanz (CSIC).
    Luis de la Corte Ibañez (Universidad Autónoma de Madrid).
    Carlos J. Pardo Abad (Universidad Autónoma de Barcelona).
    Inés Monteira Arias (UNED).
    José M. Sánchez Sánchez (Universidad de León).
    Zenón Jiménez- Ridruejo (Universidad de Valladolid).
    José J. Jiménez Sánchez (Universidad de Granada).
    Leonardo Caruana de las Cagigas (Universidad de Granada).
    Antonio Robles Martín- Laborda (Universidad Carlos III de Madrid).
    Alfonso Laso Díaz (Universidad de Sevilla).
    Concha Langa Nuño (Universidad de Sevilla).
    José J. Ruiz Ibañez (Universidad de Murcia).
    Rafael Barquín (UNED).
    Agustín Hernández Bastida (Universidad de Granada).
    Asier Urruela Mora (Universidad de Zaragoza).
    Pablo Pérez López (Universidad de Navarra).
    Juan Esteban Rodriguez Garrido (Universidad Pontificia de Comillas).
    Xavier Gil (Universitat de Barcelona).
    Leonardo Prados de la Escosura (Universidad Carlos III de Madrid).
    María Luisa Martínez de Salinas (Universidad de Valladolid).
    María José Castañeda (Universidad Rey Juan Carlos).
    Luis Palacios (Universidad Rey Juan Carlos).
    Oscar Vergara (Universidad de A Coruña).
    Antonio M. Gil Corral (Universidad de Granada).
    Gonzalo Pasamar (Universidad de Zaragoza).
    Antonio Ramos Santana (Universidad de Cádiz).
    Aurea Suñol Lucea (Universidad Pompeu Fabra).
    José Antonio Cecchini Estrada (Universidad de Oviedo).
    Juan M. Aréchaga Martínez (Universidad del País Vasco/EHU).
    Juan L. De La Cruz (Universidad del País Vasco/EHU).
    David A. Sánchez – Hernández (Universidad Politécnica de Cartagena).
    David Reyero García (Universidad Complutense de Madrid).
    Mónica Puente Regidor (Universidad Complutense de Madrid).
    Blanca Buldain Jaca (UNED).
    José Luis Hernández Marco (Universidad del País Vasco/EHU).
    Ana Rallo (Universidad del País Vasco/EHU).
    Jesús Moya (Universidad del País Vasco/EHU).
    Donato Gómez Díaz (Universidad de Almería).
    José – Domingo Rodríguez (Universidad Complutense de Madrid).
    José Torres Guerra (Universidad de Navarra).
    Fernando Gil Cantero (Universidad Complutense de Madrid).
    Ramiro Pérez de la Blanca (Universidad de Granada).
    Paloma Aguilar Ros (Universidad de Granada).
    Cristina García Fernández (Universidad Complutense de Madrid).
    Julio López – Davalillo Larrea (UNED).
    Juan Alonso Hierro (Universidad Complutense de Madrid).
    Luis Escauriaza (Universidad del País Vasco/EHU).
    Juan J.R. Villarías – Robles (CSIC).
    Felipe Colavidas (Universidad Politécnica de Madrid).
    Agustín Guimera (CSIC).
    Cesar Nombela (Universidad Complutense de Madrid).
    José Luis Orellá (Universidad San Pablo – CEU).
    Dionisio Fernández de Gatta (Universidad de Salamanca).
    Ignacio Ruiz Rodríguez (Universidad Rey Juan Carlos)
    Salvador Rodríguez Artacho (UNED).
    Luis Eugenio Tagore (Universidad San Pablo – CEU).
    Mariano Teijeira (Universidad Carlos III de Madrid).
    Esther López (UDIMA).
    María Saavedra (Universidad San Pablo – CEU).
    Mercedes Navarro (Universidad de Murcia).
    Guillermo Gortazar (UNED).
    Francisco Miranda (Universidad Pública de Navarra).
    Carlos Garrido (Universidad de Zaragoza).
    Eva Saenz Royo (Universidad de Zaragoza).
    María Jesús Diez garretas (Universidad de Valladolid).
    Jesús Varela (Universidad de Valladolid).
    Ramón Maruri (Universidad de Cantabria).
    Amparo Serrano de Haro Soriano (UNED).
    José – Vidal Pelaz López (Universidad de Valladolid).
    Juan Andrés Blanco Rodríguez (Universidad de Salamanca).
    Jesús Timoteo (Universidad Complutense de Madrid).
    José Manuel Sánchez Ron (Universidad Autónoma de Madrid).
    José Ignacio Martínez Churiaque (Universidad del País Vasco/EHU).
    María Concepción Burgos (UDIMA).
    Noemí Dans Rodríguez (Universidad Complutense de Madrid).
    Pedro Andrés Porras (Universidad Complutense de Madrid).
    Braulio Díaz Sampedro (Universidad Complutense de Madrid).

  • Alvaro, me ha gustado mucho. El comienzo me quiere sonar, por cierto.

    Fueraparte me gustaría comentaros que hoy, al salir del médico sumando mentalmente colesteroles, he tropezado con un cartelito que anunciaba unos “talleres” de contenido tan diverso que me he creído obligado a sacarle una foto para ahora transcribiros algunos:

    -Taller de repostería.
    -Taller de autoestima.
    -Taller de cocina mediterránea.
    -Taller de bolillos.
    -Taller de costura.
    -Taller cultura con ojos de mujer.
    -Taller de espiritualidad.
    -Taller de pintxos. (sic)

    Bolillos no sé qué serán, lo demás me ha parecido absolutamente entrañable. He intentado imaginar a una persona humana que acuda a todos, comiendo pasteles o pintxos para aumentar su autoestima o cosiendo manteles, eso sí, con ojos de mujer.
    Voy a dejarlo aquí que me veo venir.

  • El siguiente paso al taller es el “centro de interpretación”, que nunca he sabido qué es pero me gustaría trabajar en alguno que haya en Suiza. En el “Centro de Interpretación del Fuera de Juego de la FIFA” o algo similar, y vivir como un noble arruinado entre las ruinas de mi inteligencia.

  • Perroantonio ( 09′ 47 )
    Ayer leí en La Argos lo de esta iniciativa, y había poquísimos firmantes.
    Me encanta ver hoy cuantos han firmado, muchos de ellos conocidísimos. Y veo que han firmado varios , desde universidades extranjeras. Se agradece.
    Y también me ha encantado ver la cantidad de firmantes de las universidades vascas y navarras, ¡ Olé por ellos !
    Y se agradece todavía más, a los poquísimos valientes, que han osado desafiar a su dictadura secesionista local, y han firmado desde sus puestos en la Universidad de Barcelona, la Pompeu i Fabra…, poniendo su carrera académica en riesgo por ello. ¡ Qué bárbaros ! Me quito el sombrero ante ellos.

  • Cómo sabes que el Quinn correcto eres tú y no el tío que hay en tu cocina, ¡Cómo lo sabremos los demás! Por lo menos limpia la cocina y tira a ese tío en alguna parte, que nos está molestando.

    ***

    Bolillos, Schultz.

  • Perroantonio
    Miércoles, 20/09/2017 a las 09:47

    Y el gobierno ahora con este escrito se viene arriba, y los secesionistas no se achantan, al ver los tres o cuatros tanques que le quedan a la Brunete de las fuerzas de paz que tenemos, y obtienen unos misiles desde Afganistán…mientras la OTAN no ve delitos de sangre…

  • Ah, ESOS BOLILLOS.
    Sabéis mucho, aquí, de bolillos.
    Yo primero he leído bollos (estaba en ayunas) y luego bolsillos (iba sin gafas).

  • A este país lleno de políticos pero ayuno de estadistas lo van a salvar los funcionarios, aunque quizá no todos por las razones correctas, sino únicamente por seguir siéndolo. Me conformo y hasta me alegro.

  • Es una de mis heroínas personales: la única directora de instituto que, en un alarde de valor y entereza difícil de cuantificar fuera de Cataluña, se negó a entregar las llaves a los sediciosos para que se votara en el butireferéndum del 9N. En el plano personal fue, además, mi profesora de lengua y literatura en mi último año de BUP y su primer año de docencia, cosa de la que me siento orgulloso.

  • jrG Miércoles, 20/09/2017 a las 10:37

    Y el gobierno ahora con este escrito se viene arriba, y los secesionistas no se achantan, al ver los tres o cuatros tanques que le quedan a la Brunete de las fuerzas de paz que tenemos, y obtienen unos misiles desde Afganistán…mientras la OTAN no ve delitos de sangre…

    Sí. Afortunadamente queda la alternativa de encender una vela de olor, cantar «Imagine» y sentarse haciendo la postura del loto mirando la puesta del sol.

  • MGaussage
    Miércoles, 20/09/2017 a las 11:12

    Los políticos también son funcionarios, pero ahora mismo ningún funcionario tiene claro quién es el más fuerte, y ninguno quiere adjudicarle al parlamento y al gobierno nacional su dimensión y a la hora de la verdad todos mienten.
    No Morgan, sólo los políticos podían, pero no quieren, sus maquinitas de calcular lo hacen imposible.
    Y si se consigue algo parecido a parar esto, será peor. Ya se han roto muchos cristales, y eso que estos tipos de la política son capaces de transformar la entropía si es necesario, pero el valor de la ley dejó de ser un commodity hace años…
    El gobierno debe seguir haciendo lo que está haciendo, no se puede hacer más, sin meterse en un charco mucho mayor.
    Desaconsejo las detenciones previas, y los registros espectaculares, siendo mucho mejor la NO FINANCIACION.
    La gente no debe votar NO, lo que debe es no votar, ningunear esa “opción” no haciendo caso.
    Debe presionar y pedir a EUROPA, para que hablen CLARO sobre cualquier posibilidad de secesión en territorio ESPAÑOL. EUROPA se juega tanto o más que España en este asunto, aunque todos estén con sus cálculos particulares.
    Cataluña, como El País Vasco o Andalucía son regiones con identidad, OK y con competencias para manejar sus territorios, nada más, pero ESPAÑOLAS.
    El sistema competencial y de financiador se deberá revisar y se deberá respetar en todas las autonomías, pero sin ideología ninguna.
    Sin embargo entre todos la matamos pero se va a morir más sola que la una.

  • Perroantonio
    Miércoles, 20/09/2017 a las 11:33

    Muy bien Perro, te apuntas a llevar uno de los tanques?
    Defenderás a los Catalcong, otro paralelo 17?
    No me jodas¡

  • EN RESUMEN
    Las televisiones privadas publicitan a Colau, Carmena e Iglesias. Éste dice, tras las detenciones, que España tiene «presos políticos». Bildu, que las detenciones son «acciones armadas». Hay gente que canta «La Estaca». Los trabajadores de la sede de CCOO de Vía Layetana dejan de trabajar y se echan a la calle con banderas. Podemos leer estos días numerosos artículos de una sensatez esperanzadora; tanto, como el hecho de ver firmar el mismo manifiesto a Juaristi y a Viñas. El PSOE sigue de perfil y Ciudadanos atontao.

  • jrG Miércoles, 20/09/2017 a las 11:38 Editar
    Los políticos también son funcionarios,

    ¿Y eso desde cuando? Para acceder al funcionariado hay que pasar una oposición. Una cosa es que haya funcionarios que acceden a la política (y acceden porque la política les ofrece grandes incentivos, y no me refiero precisamente a satisfacciones personales) pero es posible que no lleguen al 50% de los cargos de representación política. De ahí que a algunos se les busquen «salidas» cuando pierden el cargo tras las elecciones.

  • No JRG, yo confiaré en que, como ocurrió con ETA, haya gente dispuesta a hacer el trabajo por el que cobran un sueldo. Desconfío minuciosamente de quienes proclaman que «la negociación es la solución». Yo no soy pacifista.

  • Perro, lo siento pero me canso. Sólo lees lo que te interesa para tu argumento. Pareces a Podemos o los Secesiosos.
    Sólo quieres llevar razón, y eres muy bueno en eso.
    Queremos lo mismo, pero tú además quieres ganar.
    GANA¡

  • Desconfío de los que piden negociaciones con gente irracional, pero desconfío y me aterran los tiros, que siempre pagan los ciudadanos de a pie quieran o no quieran.

  • Yo no soy pacifista tampoco, pero soy muy pacífico y tengo cierta cultura, y conozco algo la historia y sus historias y como terminan.

  • Gómez Miércoles, 20/09/2017 a las 11:39
    Perro, la crítica literaria es, debería ser, más que una disciplina, un arte.

    No. El problema es precisamente ese, que los llamados críticos se saltan frecuentemente la disciplina, la ciencia, para refugiarse en el comentario adornado. Es evidente que críticos como T. S. Elliot, Nabokov o Borges pueden permitirse el lujo de hacer de su crítica arte, pero eso es algo que no está al alcance de cualquiera.

  • Abogo también por una amplia y franca negociación con los jerarcas sediciosos: negociar en cuántos plazos pagan las multas que se deriven, en su caso, de los delitos que cometan, y si las van a hacer frente con efectivo, talón o tarjeta.

    Para el resto de posibles negociaciones, acudo una vez más a Shopenhauer y su contra principia negantem non est disputandum.

  • A ver, macho (JRG), que aquí el único que ha hablado de sacar los tanques has sido tú. El manifiesto lo único que pretende es legitimar al gobierno a que utilice los recursos que le concede la Constitución, algo que son incapaces de hacer, por ejemplo, los señores diputados que redactan las leyes. El Gobierno tiene legitimidad para actuar como está actuando y debería tenerla, aunque sus señorías no se la reconozcan, para responder proporcionadamente, como hasta ahora está haciendo, a quienes pretenden dar un golpe de estado.

    Por cierto, la cantinela de que como no eres un genio de la escritura vas a perder la discusión ya las has gastado en 50 ocasiones anteriores. Usa otra. La captatio benevolentiae acaba siendo percibida como ventajismo cuando se abusa de ella.

  • Curiosamente, los radicales separatistas vascos recurrieron a la violencia y al terror, pero llegado el momento, el lehendakari se mantuvo dentro de la legalidad: llevó al Parlamento su plan, fue debatido y votado, y desestimado.

    Por el contrario, los radicales separatistas catalinos se han mantenido siempre más o menos al borde de esa línea, pero llegado el momento, sus instituciones y el propio president se han pasado la legalidad por el forro.

  • Desde la mediocridad que me es tan cara, me ha gustado mucho la reflexión de Mortimer, a las 11:12. También son funcionarios los profesores: héroes o interesados.
    Lo que está claro es que asistimos a un despliegue del Estado de derecho novedoso (la amenaza es original), interesante y, por mediático, muy pedagógico.

  • Toda la basca que está frente a las sedes, ¿es que no curra, u qué? Decir asimismo que muy bien la Guardia Civil, que rodeados de vociferantes está metiendo a los detenidos en los coches sin problemas. Y finalmente denunciar que el Real Madriz llevaba la bandera de España en su elástica hasta la llegada de Floripondio Pérez, y que no debe caer en saco roto esta denuncia del proindependentismo y procomunismo de Floripondio.

  • Otra posibilidad, para mantener la llama olímpica y evitar los procesos (genuinos) sería que Puigdemont y Cía. acabaran pidiendo asilo político, ante el avasallamiento autoritario del Estado, pero dónde.

  • Muy bien Perro, he aprendido mucho contigo, aún sin usar cantinelas.
    Pero los manifiestos son una chorrada en comparación con los verdaderos actores de todo esto que son los políticos, y tenemos una nación con una mayoría pírrica, y tenemos una oposición formada por gentes antisistema, unos socialistas con despiste y algún otro nacionalista que debe callar para sacar el diente en otro momento.
    Eso es lo que tenemos como Nación y todos mirando para abajo.
    Y los otros pidiendo que se haga lo que sus representantes no pueden ni defender. Y si por casualidad uno de los detenidos pilla un resfriado se hablará de malos tratos, de abuso de poder, de antidemocracia, como se ha visto hasta ahora y se seguirá viendo.
    A medida que nos acercamos al momento crucial, en el que los secesionistas se han metido en un jaleo mayúsculo, que sólo va a pagar Cataluña y por ende España, la pelota se vendrá contra el que ha hecho cumplir la ley y que deberá ser magnánimo se arrepientan o no.
    A eso me refiero Perro. Sin cantinelas.
    Unos queremos la ley, y otros quieren ganar.
    En muchas ocasiones tú, parece que quieres ganar, no convencer ni aplicar la ley.

  • Gracias a todos por sus comentarios.

    Hoy tenemos un día entretenido con la oleada de detenciones a golpistas de distinto rango. Me parece que por la vía del monopolio de la violencia no tienen ni media hostia; en cambio, el daño que han hecho en la educación y la convivencia va a ser más laborioso de arreglar. Dentro de este último apartado se inscriben justamente los manifiestos y otras iniciativas necesarias para que la resonante y mema propaganda nacionalista no sea lo único que se escuche.

  • Un periodista vecino del putopueblodemierda dice en la Sexta que con medidas policiales no se acaba esto. Pero es que son medidas judiciales.

  • Vamos a ver, Gaussage ha dado en el clavo del asunto. Van a ser los funcionarios del Estado (desde los jueces, abogados, notarios y letrados a los policías, pasando por los universitarios, los profesores y los empleados de Correos o los del INEM) los que van a proteger el funcionamiento del Estado. Y lo van a hacer porque están acostumbrados a cumplir las leyes y seguir los procedimientos.

    No te entiendo JRG cuando me dices eso de que «parece que quiero ganar y no aplicar la ley». No sé, francamente, de dónde lo sacas. ¿Algún ejemplo? ¿O es sólo una impresión? Porque yo he sido toda mi vida un moderadísimo defensor del estado democrático (aquí explica Arias Maldonado qué entiendo yo por un estado democrático, para que no haya dudas). ¿Qué pasa, que no retuerzo la gramática y no aparento humildad franciscana?

  • Han cantado el gordo. Los detenidos hoy han sido acusados, también, de sedición. De 10 a 15 años.

    ——-

    Discrepo de Álvaro y su último comentario. La educación, cuando deriva en adoctrinamiento, tiene una influencia pasajera. Una mayoría de los chavales adoctrinados pronto se rebelarán. En este país más de dos y tres generaciones estudiaron Formación del Espíritu Nacional, hicieron la comunión, estuvieron en la OJE y tenían religión en la Universidad y míralos ahora.
    El adoctrinamiento es pasajero por definición.

  • JRG, no entiendo su desasosiego. Perroantonio quiere ganar aplicando la ley. Como yo, y como muchos otros. Sin dramatismos. Que cumplir la ley sea la norma y no la excepción.

  • Respecto del adoctrinamiento en la enseñanza a los niños, y a los jóvenes, y desde mi propia larguísima experiencia :
    Dura lo que dura entre “los pares “. O sea, entre los compañeros de colegio, de barrio, de pandilla , etc, tanto si son “progres laicos” como si son “ultra religiosos “.

    En cuanto empiezan a vivir su propia vida, y a tener sus propias responsabilidades, esos lavados de cerebro dejan de tener efecto, y cada cual piensa por sí mismo. Por bruto y por “ultra” que sea.

    Eso sí, los que, para sobrevivir, se tienen que amoldar al ambiente que les rodea, y disimular, esos pobres, para no reconocer que esas ideas que proclaman les son ajenas e impuestas, que entonces se despreciarían a sí mismos por cobardes aborregados, son los que más gritan las consignas…

  • Los que iban a quemar contenedores organizan sentadas, arrojan claveles y piden no caer en provocaciones. TV3 anuncia que un barco con mil polis ha atracado en el puerto. Los cebollos están cagats.

  • Perro la humildad sólo se tiene, cuando la quieres aparentar, sale mal.
    La nota de revista de libros, ya la tengo en el correo, pero no me refería a él, me refería a tí.
    Y no creo que serán los funcionarios los que mantengan el tipo. Sólo la guardia civil cumple las órdenes que se le dan en estos últimos años, y cobrando mal además, los que dan las órdenes son los únicos que salvan la situación, igual que son los que manipulan a las gentes.
    La ley se ejerce desde otros ámbitos que los políticos, pero no lo tenemos bien separado, porque aquí el que debe decidir es un gobierno, y según con qué mayorías cuente.
    Por lo tanto insisto en que los manifiestos, las voces y todo eso sirven de poquísimo.
    Son los políticos los que han sido votados para este asunto, para representarnos y defendernos. Los políticos piden lo que las gentes les quiere reclamar y por ello les votan. Ningún político les dice que es imposible, les dice que así no, que cuidado, que esto tal y esto cual.
    Tú hablas de aplicar la ley.
    Se está aplicando.
    Esto nada tiene que ver con un BREXIT. No se parece en nada. Allí lo que se decidía es salirse de un club, no de una nación. No se conseguía un territorio, ni se perdía, sólo era la participación en una alianza.
    Cataluña no pertenece a un club, y lo que se plantea es una apropiación indebida de un territorio que no es suyo, con unas reglas que se han inventado exprofeso y que han ido machaconamente recalcando en sus ciudadanos, con poca efectividad de la ley que nunca ha funcionado por motivos que van con la propia política.
    Yo quisiera cuanto antes unas elecciones, porque que un gobierno en este momento y con una parte significativa de la cámara de representantes abiertamente en contra o mirando al suelo o a su propio tenderete, hace imposible que algo se pueda solucionar.
    Este manifiesto de profesores, al menos está bien redactado y sin ningún signo político, cosa que muchos de los que se han escrito vienen tintados de estupideces y politiquerío.
    Si me decís que en Chopsuey saquemos un manifiesto por la constitución Española y por la ley lo firmo ahora mismo. Que si Rajoy lo está haciendo bien o mal, o lo podía haber hecho mejor, ni me meto. Está haciendo lo que puede, y los tribunales y la Guardia Civil están haciendo su trabajo con presteza y como una situación así requiere.
    Que si va a servir de algo, te diré que creo que no. Si algo es difícil en esta vida es cambiarle la opinión a un juramentado o a alguien que cree que la tiene, y este no es país para medias tintas ni para cambios de opinión.
    Dicho lo anterior y si alguien lo lee, creo que España es una nación magnífica, creo que su nivel de libertades es inigualable en Europa, creo que el ciudadano está muy bien defendido por las instituciones y creo que los ciudadanos son los responsables de lo que tenemos.
    No trataré de convencerte de nada Perro, pero sí me gustaría que convencieras a mucha gente con tus argumentos y no fuera necesario un tribunal ni la Guardia Civil para dirimir estas cosas, que como bien sabes es la única manera de que nadie salga bien.
    Que tengamos mucha suerte. Que la vamos a necesitar aunque la ley nos dé la razón e incluso la fuerza.

  • El Superintendente Trapero ya cocina la segunda paella mientras sudoroso blasfema, aquí hay un pollo que no se lo salta ni Dembelé.

  • Parece muy lógico que si, siendo político autonómico, cobras más que el presidente de Gobierno o sus ministros, te creas superior. Digamos que refrenda tu superioridad moral adquirida por adscripción a un «pueblo» o a una clase social. Esta es una de las cosas que debería corregirse inmediatamente. La gente respeta más a sus nóminas que a la ley.

  • El barco seguramente está vacío y servirá de alojamiento a las UIP -un policía nacional que conozco sale pasado mañana hacia allá sin fecha de vuelta- y ha sido alquilado a una compañía italiana. Los genoveses siempre proporcionaron navíos a Castilla, desde antes de Lepanto y mucho después.

  • Perroantonio
    Miércoles, 20/09/2017 a las 09:47
    PARAR EL GOLPE. 450 PROFESORES EN DEFENSA DE LA DEMOCRACIA CONSTITUCIONAL.

    Joder, así por encima me salen cuatro de Cataluña.

  • Si me hubieran encargado el protocolo para la detención de cebollos, en lugar del “queda usted arrestado; tiene derecho a blablablá”, yo exigiría un «¡SENTABAJO, PERRO!»

  • Qué bien organizada está la sociedad perroflauta catalana. Cuando detuvieron a Rodrigo Rato, las señoras del barrio de Salamanca no salieron a la calle esgrimiendo sus abrigos de visón.

  • Los jerarcas y subvencionados de medio pelo, de los nervios. Esta noche fijo que se ponen a reventar todos los puticlubs de Cataluña.

  • Estoy de acuerdo con Quinn. ¿Puede un alemán dejar de sentirse alemán? ¿Y un norteamericano permanecer sentado cuando suena el himno en cualquier partido de escolares? Si, claro que pueden; yo una vez vi a dos negros que no se levantaron. En cualquier caso, una minoría de las minorías. El adoctrinamiento nacionalista no se te va en la adolescencia.

  • Gómez
    Miércoles, 20/09/2017 a las 15:52
    Los jerarcas y subvencionados de medio pelo, de los nervios. Esta noche fijo que se ponen a reventar todos los puticlubs de Cataluña.

    Como Puigdemont no envíe pronto los datos de las nóminas a Montoro este mes no cobran. Que tengan cuidado con la visa que llega el cargo el 1-O y lo mismo no hay pasta en la cuenta.

  • Fornicadell ha dicho ahora que ante la represión, sonrisa y votos. Pablo Iglesias, que debe de estar examinando con lupa la forma de actuar de las fuerzas de seguridad del Estado, debe de estar tirándose de los pelos. La sonrisa era para embaucar bobos -debe de pensar-, lo que toca ahora es provocar y liarla parda…

  • Soy recien llegada a estos lares, la verdad ando un poco despistada, pero tras leer unos días ÇHØPSUËY pensé darme un tiempo y ser prudente, estas personas (cabezas muy bien amuebladas) que debaten y sin duda nos enriquecen a todos, es decir, observa y silencio absoluto, insisto les considero a todos ustedes, muy por encima de la media en sus aportaciones sobre los diferentes temas tratados.

    Me ha gustado la entrada del día por Alvaro Quintana e incluso he pensado en compartir alguna experiencia de mis excesos nocturnos – desconozco si pudieran ser interesantes para los lectores –

    Cuando he vuelto a entrar he comprobado con cierto desasosiego el cambio efectuado respecto al inicio de la entrada del día, entiendo perfectamente que los temas pueden derivar y llegar al Corral de la Pacheca. No obstante, insisto, he leído con cierta incredulidad la falta de respeto, el insulto gratuito e innecesario y mal gusto hacía lo ocurrido en Cataluña. Las intervenciones destilan un aire de desprecio a todo lo catalán, en un mal momento y considero desacertadas por parte de ustedes.

    Catalana, de un barrio obrero de BCN ‘Sant Andreu’ NO SOY INDEPENDENTISTA, tampoco me interesan los muros ni banderas, pero he vivido en la llamada democracia únicamente bajo los gobiernos de derechas con independencia de sus siglas. España tiene aproximadamente 47 M de habitantes y en estos momentos tenemos un gobierno alegido por 8 M de ciudadanos, mediante elecciones y por tanto con legitimidad para gobernar, me guste o no lo acepto, antes de estos amigos de lo ajeno hubieron otros y antes otros durante 40 largos años.

    No quiero extenderme, pero he escuchado por radio a la Gabriel (CUP – anti sistema – no es santo de mi devoción) haciendo una llamada a la calma y serenidad a los ciudadanos, mientras en el lado oscuro tenemos al Presidente del gobierno del país diciendo “Nos van a obligar a llegar donde no queremos llegar” “No me agrada pero la ley se tiene que cumplir”

    Lo que ocurre en Cataluña no es baladí, y crítico de forma negativa respecto a lo ocurrido en el Parlament los días 6 y 7 de septiembre, no me gusto en absoluto lo ocurrido, sentí vergüenza ajena al verlo, pero en ningún caso justifica el uso de la fuerza tan desproporcionada por parte de un gobierno que en nombre de la CE no respeta los derechos fundamentales de los ciudadanos. Precisamente este gobierno es el menos indicado para dar lecciones de legalidad.

    Queda claro que perdemos todos, no habrán vencedores ni vencidos, si bien los actores principales tienen los mismos argumentos que utilizan cuando se llevan a cabo elecciones en todo el territorio nacional, es decir, todos ganan.

    Era tan sencillo como dejar hacer, sabemos que lo que se pensaba hacer no tendría el reconocimiento internacional y al estar falta de las mínimas garantías no tenía validez ¿me pregunto era necesario tanta violencia? Es obvio que el Sr. Rajoy no conoce a los catalanes y diría que tampoco tiene ganas de hacerlo, en caso contrario desde el 2010 ha tenido tiempo para ello. La Generalitat también tiene su responsabilidad manipulando los sentimientos de los catalanes, y a su vez ambas partes han conseguido cementar las alfombras llenas de corrupción.

    Para finalizar no tengo muy claro la sorpresa por parte de algunos, estamos donde estaba previsto estar por ambos actores de este episodio que produce enorme vergüenza, mi solidaridad con las personas que respetan la CE lejos de la violencia, y por supuesto no coincido en el adoctrinamiento que he leído por ahí. Alguno es posible… pero por favor todo un pueblo NO.

    La comunidad internacional ya conoce al Sr. Rajoy, pero seguro deben estar tan atónitos como algunos estamos.

    Todo esto le pasará factura en las próximas elecciones, hay que recordar que gobiernan con 134 diputados. Amén.

    Decía Orwell que el odio y la mentira provenian de la gente que no estaba peleando, lo suscribo. Amén.

  • Señora Mar, si se refiere a uno muy largo, yo he leído hasta donde pone “no quiero extenderme”. Me ha parecido muy bonito aunque un poco duro.

  • Gómez
    Miércoles, 20/09/2017 a las 19:53

    Excelente Gómez, gracias por su atención en la lectura mínima hasta el párrafo indicado. Saludos

  • MGAUSSAGE
    Miércoles, 20/09/2017 a las 20:35
    Sí se adoctrina a todo un pueblo. La IIGM empezó por ahí.

    Tengo que reconocer que ahí tiene toda la razón, la historia no es mi fuerte, pero hablo por lo que conozco y es posible que una pequeña parte estén aducidos, quizá, quizá quizá.
    Y quizá ya estemos en ello, y no me refiero al tema catalán, me refiero a la GM

  • Siempre he sido nocturna y excesiva, todavía siento una pequeña añoranza a la vez que clavo los pies en el suelo para no perder la perpestiva, recuerdo con agrado la época de la zona Rambla Cataluña hacía el puerto de BCN, es decir, las conocidas Ramblas, son tiempos que antes o después hay que vivir, en mi caso lo hice antes y me alegro. Tema zanjado.

    Finalizada la etapa me traslade a vivir a la zona noble y todo cambio, todavía no tengo claro si para mejor… pero cambio y mucho, no me costo integrame y cubrí otros tiempos necesarios de aprendizaje y diversión, continuando eso sí los excesos.

    Desde hace unos años y tras una larga reflexión pensé que se trataba de una batalla absurda que no aportaba nada, comencé a madrugar 06:00 horas, gimnasio diario y nada de fiestas.

    Ahora tras todos los avatares mencionados la última salida fue a un Monasterio, me gusta pasar los fines de semana (viernes-lunes) practicando meditación, estuve hace poco en el norte y tengo previsto para noviembre otra salida en iguales condiciones, meditación…

    Eso sí, nunca rechazo un buen concierto de Morrison en el Palau o Liceo.

  • Mar
    Miércoles, 20/09/2017 a las 19:53

    Comentarios como éste son la tónica habitual en Barcelona. Personas que se declaran no independentistas, pero que se derriten defendiéndoles de quienes éstos les han señalado como enemigos. Se rebozan en las charcas de su «oasis moral» encantados de haberse conocido y escandalizados de que alguien, catalán por cierto, diga «puta Cataluña». A los comentarios razonados, ni puto caso. Para qué, ¿para terminar poniéndose del lado de un gobierno del PP? Qué asco, mejor no. Por gente así me permito dudar de lo que ha aseverado Gaussage. Lo que hizo el franquismo fue adoctrinar a unos muertos de hambre cuya mayoría no creía que Franco fuera la panacea, porque fuera de Franco no había nada peor. En Cataluña -he mamado el percal desde que era un moco que no levantaba un palmo del suelo- el adoctrinamiento se ha hecho a unas gentes acomodadas que iban a vivir aún mejor si agachaban la testuz. El adoctrinamiento ha logrado, además, y gracias también a la izquierda española, a hacerles pensar que fuera de lo malo -el enanito Pujol, los cafres de erc!, etc.- hay algo peor. Tienen un enemigo común y lo seguirá habiendo durante muchos años. Los cuperos, esquerranos y pedecatos lo llaman -nos llaman- «charnego», «españolazo», etc. Sus tontos útiles lo llaman PP, Estado, Gobierno Español, España.

  • ESCÁNDALO EN SAN MAMETS
    Un tanto aturdido por las noticias de índole nacional, pensé al ver tanto color rojo y blanco en las gradas que jugábamos en el Metropolitano, y por unos segundos he pensado: qué espanto de campo, qué poca gente, ¿fue un espejismo lo ocurrido el fin de semana? Hasta que me he dado cuenta de que jugábamos en la Ermita de San Mamets. Pues nada, que el Bilbao ha jugado a dar balonazos y que un árbitro antiespañol ha decretado un penalti que no ha visto nadie. Menos mal que San Oblat ha estado al loro y ha parado el chut de Garlorimastoligorrikoitz Ardurits. Guarismos que si se restan unos a otros dan cero, y que si no lo hacen también, ya sea sumándose o multiplicándose, campean en el electrónico de la Ermita.

  • Hoy en Bilbao se han manifestado los proetarras a favor de la sedición catalana. Ha hecho más Correa por la democracia marcándole al Bilbao que cualquier equidistante. Y eso que el réferi antiespañol ha dejado sin señalar un penal a Geekman y le ha anulado un gol por un más que dudoso orsay. Por cierto, que una vez en París fui al Museo de Orsay pensando que era de balompié y resulta que estaba lleno de cuadros. Parecía la casa de mi tía Socorro.

  • Buenas, he llegado a casa con el ojo bueno bizco y el de cristal en la mano y entonces me he sentado a ver a Rajoy en la medida de mis posibilidades. Me ha parecido muy bien todo menos que se tape las canas con esa colonia La Carmela, es lo único que tengo por reprocharle en este momento.

  • En pocos minutos de discurso Rajoy ha usado dos veces la expresión “la gente”, Potemos, una vez “parlamén”, y dos veces al menos, estoy en un bar y oigo regular, “cheneralitá”. Un hombre de Estado, sin duda:toda una vida amorrado al Estado y sus tentáculos.

  • Está por ver que la reacción del estado vaya a empeorar la situación. No se trata más que la afirmación de gente que incumple la ley, es decir, y por ser respetuoso, de presuntos delincuentes. Afirmaciones así, promesas de un mal futuro no amparado por la ley, son amenazas. Todos los delincuentes amenazan, por ejemplo los secuestradores -si intentas el rescate va a ser peor- o los violadores -si te resistes es peor-. Nunca es peor imponer la ley. Y si por la fuerza legítima no es posible imponerla -las guerras se pierden, los delincuentes escapan- al menos se intentó. Cualquier otra cosa es dejar al asocial, al sociópata, la fijación de las normas de convivencia.

  • Este párrafo lo dice todo:

    No quiero extenderme, pero he escuchado por radio a la Gabriel (CUP – anti sistema – no es santo de mi devoción) haciendo una llamada a la calma y serenidad a los ciudadanos, mientras en el lado oscuro tenemos al Presidente del gobierno del país diciendo “Nos van a obligar a llegar donde no queremos llegar” “No me agrada pero la ley se tiene que cumplir”

    Stupidity has no limits.

  • “Los jerarcas y subvencionados de medio pelo, de los nervios. Esta noche fijo que se ponen a reventar todos los puticlubs de Cataluña.”

    Joder, por fin alguien que entiende la vida.

  • Mar, cariño ¿me deja que le diga cariño? dice usted:

    “…respecto a lo ocurrido en el Parlament los días 6 y 7 de septiembre, no me gusto en absoluto lo ocurrido, sentí vergüenza ajena al verlo, pero en ningún caso justifica el uso de la fuerza tan desproporcionada por parte de un gobierno que en nombre de la CE no respeta los derechos fundamentales de los ciudadanos…”

    Y resulta ser que no es cierta la parte contratante de la segunda parte. No sé si me explico. El gobierno no ha hecho ningún uso de la fuerza. Ha sido la justicia quien ha hecho uso de la fuerza esa que le parece a usted tan desproporcionada. No se si conoce que cualquier actuación de la justicia puede ser recurrida. Es un poco incómodo atenerse a la verdad de los hechos, pero aquí tenemos por costumbre estimar las aportaciones en función de su valor (excepto las filias y fobias que todos conocemos). Retire usted esa falsedad y siga con lo que le guste. Opinar es gratis pero mentir, no.

  • bremaneur
    Miércoles, 20/09/2017 a las 21:00

    Mi comentario no es la tónica habitual de BCN, respeto su reflexión pero no la comparto. Sorprende que me diga que mi discurso es una especie de borrador que utilizan cualquier catalán.

    He comentado que la Generalitat manipula los sentimientos de los catalanes desde siempre, también que me avergüenzo del comportamiento del Parlament de Catalunya.

    He comentado y repito que no entiendo de nacionalidades, ni de muros, tampoco banderas, no me encontrará en la calle defiendo lo indefendible, nadie me limpia el cerebro. Detesto los fanatismos y a sus adeptos. Y como no puede ser de otra forma respeto la ley y la legalidad vigente, sin la cual la convivencia no sería posible, otra cosa es que me gusten las reglas del juego.

    Mi intervención se trata de una cuestión de RESPETO hacía una parte de un pueblo, equivocados o no, tendrán un peaje que deduzco pagarán de buen grado, por cierto si usted es catalán debe estar tan harto como yo del tema, pero no podemos huir de la realidad, se vive y se finaliza opinando desde la libertad de cada quien.

    La solución pasa por no imponer mis ideas a los demás y no admitir que me impongan las suyas.

  • Mar, es difícil entrar nueva en una conversación que ya está empezada. No te tomes las críticas a tus comentarios como algo personal, o tomátelas como quieras, pero persevera. Estos cafres son muy inteligentes y graciosos, y en este antro funcionan máximos comunes divisores variables (YEPAAAH, que me escoño) sobre un chorro de asuntos estúpidos tan peregrinos como curiosos. Más a menudo de lo que imaginas te encontrarás feliz por venir y los demás porque vienes.

  • Ximeno de Atalaya
    Miércoles, 20/09/2017 a las 22:13

    Hasta la fecha únicamente le permito llamarme cariño a Joue ‘gato’ pero hace días que no habla, tendré que llevarle al veterinario.

    Le pido disculpas, para manifestarle mi buena voluntad respecto a decir que miento, pero me tengo absolutamente prohibido hablar de justicia a partir de las 22:00 horas. Puede usted considerar lo que mejor se ajuste a su buen criterio, que sin duda merece.

  • Procuro fijarme
    Miércoles, 20/09/2017 a las 22:24

    Gracias, pero EP es la habitación acolchada, lo mejor es alejarse.

    Tomo nota del comentario, de nuevo gracias.

  • No seais ingenuos, coño, Mar se la ha inventado Satur. Es imposible que exista un personaje asì, epìtome de todos los lugares comunes.
    Se està riendo de su propia caricatura, como el Marqués.

  • Follan d’Eiro
    Miércoles, 20/09/2017 a las 22:37

    “Se está riendo de su propia caricatura” Me hace dudar de que exista, ayy

    Bona nit a tothom

  • Hace un rato, en Barsalona, hemos tenido una cacerolada que imagino responde a una suerte de protesta, algo parecido al grito de Guruceta, Guruceta, de la culerada en el Campo Nuevo cuando el trencilla no robaba lo bastante, esto es, antes del Villarato. La única consecuencia de tamaño estruendo de aluminio ha sido el maullar de gatos y el ladrar de perros, sin que parezca, al menos de momento, que deba intervenir la fuerza pública a las órdenes del Instructor número 13 del partido judicial.

  • Acabo de soportar una cacerolada en el vecindario. Lo que tiene uno que aguantar en el duro exilio. Apiádense de mí, apenas me consuelan las migajas de amor que recibo de unas bellísimas catalanas.

  • Si alguien tiene contacto con el alto mando, que le indique que los tanques han de tener cuidado con la zona de la Abacería, que hay un bar que hace esquina con un vermú muy rico.

  • Tanto chef mediático, tanta experimentacion y refinamiento culinario para acabar con caceroladas. Proporcionar cultura al pueblo es echar esferificaciones de margaritas al tocino ibérico.

  • Pues sí, Procuro fijarme (22:24) es buen editorial el de El País, tanto que hasta causa sorpresa, al igual que el editorial de ayer. Y también lo es la declaración institucional de Rajoy.

    Cuando un día otro golpe de estado o la alianza de partidos populistas de extrema izquierda, independentistas y nacionalistas acabe con este insólito periodo democrático en la historia de España que ha traído la Constitución del 78 y llegara una nueva dictadura, tan habituales en nuestra historia, algunos recordarán con pesar y nostalgia que hubo un tiempo en el que España trató de formar parte de la Europa y del mundo civilizado, que se define y caracteriza por el cumplimiento y el respeto de la leyes democráticamente aprobadas.

    Un fragmento de su intervención:

    “Las leyes no son una imposición arbitraria de un poder ajeno a la gente, en absoluto. Las leyes son el instrumento que nos hemos dado para convivir en libertad y para administrar nuestras discrepancias de manera pacífica y justa. Por eso, nadie puede pretender situarse por encima de ellas. Y por eso la desobediencia a la ley por parte de un poder público es todo lo contrario a la democracia. Significa una imposición, una injusticia, un acto contra los derechos de la gente y un ataque a la raíz de la convivencia. Como señalaron recientemente todas las asociaciones judiciales de España, la desobediencia que desprecia las normas jurídicas que protegen la disidencia es un acto totalitario”

    http://www.lamoncloa.gob.es/presidente/actividades/Paginas/2017/200917declaracioninstituc.aspx

  • Retiro lo de cariño entonces y le pido perdón por mi atrevimiento. También le pido otra cosa, que me explique el resto de su respuesta. No descarto que me haga falta un curso de comprensión lectora, pero no acierto a entender por qué se disculpa ¿Porque su religión no le permite hablar de justicia a según que hora?

  • La otra noche estuve releyendo “Quintacolumnismo”, la selección de artículos de Arcadi Espada. El primero, más editorial que columna, se titula Jordi Puyol, nuevo redactor jefe de Cataluña. Lo escribió el 12-I-1990.

    Leerlo estos días es todo un ejercicio de melancolía. Escribo a treinta y seis horas, ya, del tremendo ultimátum lanzado por Duran Lleida a Felipe González para que concrete el giro autonómico, la única carrera por etapas del calendario ciclista que no acaba nunca. “Los plazos son cortos; quizá tan solo de horas”, había afirmado Duran. A partir de ahí, el mundo entró en suspenso. […] Treinta y seis horas, ya. ¿Por qué caya Felipe? Tic tac, 2-VI-1994.

    La parte optimista está en que me dio por ir buscando, con progresiva e hipnótica fascinación, lo que escribían otras plumas en las mismas fechas. Digo optimista porque, parece ser, España lleva rota desde el 15% de Felipe González. Y aquí estamos. Otra cosa es cómo estemos.

    ***

    En algo llevan razón los nacionalistas: no tenemos remedio. Entrevista a García Margallo.

    -¿Qué va a hacer el PNV con los presupuestos?

    _No creo que estén por meterse en una aventura a la catalana. Otra cosa es que el apoyo nos cueste más caro. Eso es muy de la negociación política.

    -Más caro económicamente no creo, ¿maaasss?

    _Buf. Aquí no suele haber límites. Sí.

    Si no fuera por la cobardía, las conveniencias sociales, y el hábito arraigado de la hipocresía, dan ganas de decir (como esos enfermos con un cáncer terminal): Que se acabe ya el sufrimiento y se vaya todo a la puta mierda.

    ***

    Estoy con dos de vuestras recomendaciones: American crime story, y La Voz del Amo.

  • Me tiene muy preocupada que algunos aficionados entiendan que el toreo al natural es el que se hace con la muleta en la mano izquierda. Esa no es la definición correcta, como cualquier talmudista que haya estudiado concienzudamente el Cossío sabe de sobra. Y hasta aquí, mi opinión sobre el problema catalán.

    Por lo demás, hoy es el primer día del nuevo año judío. Shaná tová, amigos.

  • « Longtemps, je me suis couché de bonne heure »
    Que dirìan Adrede y Jabuis, los penùltimo proustianos, después de mì.

  • “Sobrevivió a siete matrimonios. Se ha muerto LaMotta, con 95 años.”

    Con 100, hay que hacerle justicia.
    Pero màs mérito tengo yo, que sobrevivì a siete ruinas.

  • Buenos días.
    Yo pensaba que una de las cosas más difíciles que uno que tenía que resolver para sus necesidades básicas, era elegir entre un largo mostrador de yogures.
    Pero ayer se fundió una de las bombillas halógenas de casa, y la Reyna con buen criterio me dijo que como yo soy ingeniero que me encargara del asunto.
    Saqué pecho y dije; Sin problemas.
    Mi formación me permite distinguir entre los tipos de bombillas halogenas y sus variedades de conexión, aunque yo fuera mecánico.
    Incluso ya me he familiarizado con la tecnología de los leds, y pensé en sorprender y tratar de ahorrar algún pavo con el asunto.
    Me vestí y me fuí directo al MR.BRICO. Una cadena de esas tipo Leroy Merlin que son un santuario de herramientas y pinturas y cosas de reparar.
    La estantería, vamos, el pasillo de lámparas era el más largo del local.
    Una vez que localicé la subsección de “Bombillas Halogenas” y dentro de ella la de bombillas con inserto doble giratorio, pensé que ya tenía resuelto el asunto.
    Pero esa sección se dividía en halógenas clásicas y leds.
    Como ya mencioné antes, en un alarde de modernidad y ecología, además del ahorro familiar, me decidí por la de leds.
    Pero esta todavía encerraba más divisiones.
    Luz cálida o fría, intensidades, colores y marcas.
    Me dije venga de PHILIPS, a lo seguro, luz cálida que te ves mejor cara las pocas veces que te miras al espejo.
    Me dejé llevar después del tiempo que llevaba con el asunto, y en ausencia de is gafas, que no consideré necesario llevar, me acerqué a unas con su envase de un color cálido.
    Estaba exultante, y casi me voy dando saltos al tener la pieza entre mis manos. Dos patadas y el asunto estaría resuelto y mi reyna orgullosa de tener un ingeniero en plantilla.
    Llegué a toda prisa a casa, tomé unos alicates de punta larga del taller y me subí a la habitación siniestrada.
    Con dominio de la situación solté con elegancia el circlis que sujeta la bombilla, giré el cuarto de vuelta para sacar la lámpara “en pane” y saqué no sin grandes dificultades, de esos malditos envoltorios termoconformados, la flamante bombillas nueva de leds.
    Cuarto de vuelta, introducción del circlis, y ZAS. Colocada.
    Me precipito al interruptor, para la prueba final, y de pronto y ante mi estupor la luz que surge es roja, pero dos segundos después pasa el azul para convertirse en verde y luego amarillo.
    Pensé en Ximeno y que igual tenía razón con lo de LSD.
    Ahora la habitación parecía un puticlub, o no sé, el STUDIO 54.
    La habitación es el water, que creo que no lo he mencionado.
    Cuando la Reyna llegó, no dije nada. esperé a esta mañana para que pudiera ver nuestro nuevo baño, en sus necesidades matinales.
    Estaba abajo, preparando el desayuno, cuando he oído la carcajada…
    Esta lámpara es genial¡¡¡¡
    Al final hasta he puesto música para la ducha de hoy.
    Cómo es esta vida…

  • Yo me descojono cuando dicen “yo no era independentista pero ahora voy a votar sí”, y miras el perfil y ves cuatrocientas esteladas, treinta fora de aquí, colons y fotos de Puigdemont, Junqueras, Karmele, Lluis Llach…

  • Jota, qué bueno lo del váter psicodélico. Voy a copiarte.

    «envoltorios termoconformados». Esto me la ha puesto pina.

  • ANIMADVERSION.
    Ayer MAR, que es una mujer a la que tengo cariño desde hace tiempo, hablaba de respeto por los Catalanes.
    Yo por los Catalanes pues no tengo ningún respeto, tampoco por los vascos, ni por los Corsos. Incluso siento animadversión.
    Como unidad, o conjunto, los Catalanes no pueden merecer ningún respeto, habida cuenta que como conjunto se han declarado en rebeldía, de forma activa unos y de forma pasiva otros, en una rebeldía además bastante grosera, sin ningún sentido estético, ni formal, ni equilibrado.
    Merecen respeto las personas. Incluso las personas equivocadas, o las personas diferentes o los adversarios, que juegan con las reglas. Pero sólo en el plano de individuos.
    Como individuo que soy, juego con las reglas, y en muchas ocasiones de esta vida incluso he decidido no defenderme, sólo por ver hasta dónde se es capaz de llegar por ganar un poco más.
    Y como soy un ingenuo, siempre he pensado que los demás acatarían esas mismas reglas.
    Pero dentro de mi ingenuidad lo que siento es un miedo atroz a la venganza que produce el odio que en la mayoría de los seres humanos se alberga.
    Por eso, porque yo no albergo ese odio, y no disfruto nada con la venganza, tengo un miedo atroz. Es miedo a algo que desconozco.
    Sin embargo el perder, lo tengo tan asumido que no me produce ningún dolor, más allá de molestias pasajeras.
    Uno sólo anhela la paz, algo de equilibrio.
    No soy un hombre de estado, ni valgo para mandar, ni siquiera sé pedir. además no tengo soluciones ciertas.
    Suena de fondo Most of the time (Bob Dylan)

  • Oigan, oigan, ¿y el color de nenitas nenuco que se ha puesto el combinado merengue en su elástica, qué? Quién mueve los oscuros hilos que nos impiden hablar de ello.

  • jrG
    Jueves, 21/09/2017 a las 09:19
    de forma activa unos y de forma pasiva otros,

    No creo que haya que culpar a los catalanes que no se han echado a la calle a protestar por cómo su gobierno regional está haciendo el canelo. Me convenció ayer Ignacio Vidal-Folch, cuando dijo que lo único que tenían que hacer era esperar que el Estado hiciera sus deberes. Y lo está haciendo. Policía Nacional, Guardia Urbana, los Mozos -aunque parece que en menor medida- y sobre todo los jueces y la Guardia Civil están haciendo su trabajo. A mí me la pone como las lanzas del cuadro de Velázquez ver cómo la Guardia Civil sale de los edificios donde han detenido a los esquerranos, impertérrita ante la muchedumbre sudorosa y masoquista, que está deseando que zumben las porras.

  • Brema, no me refiero a la pasividad contra la grosería de los descamisados estos.
    Me refiero a esa pasividad que ha llevado a las mayorías nacionalistas a este esperpento, por no mostrarse en contra de tantas tropelías en el tiempo, por el mientras a mí me va bien, yo me callo como un muerto y sólo hablo en la intimidad.
    En Cataluña, en lo Vasco, en la política en general.
    Ojalá esta demostración de unión sirva para poner de una vez por todas las cosas en su sitio. Sólo deseo estar equivocado en mis temores.
    No trato de llevar la contraria. No quiero tener razón.
    Desde hace tiempo me dí por jodido en cuanto a que la ley impere, y que los que más vocean y lloran y se tiran de los pelos salgan ganando.
    Puede que parezca un derrotista, pero sólo soy un hombre que se cansó.
    Que llegó a lo más profundo del hastío, y que sólo quería seguir vivo y explorando y que se sentía más sólo que la una.

  • Albert
    Jueves, 21/09/2017 a las 01:44
    Yo quiero un póster de eso. Cuando me lo merezca, me lo regaláis.

    Está hecho a toda prisa y esa es toda la imagen que tenemos. Of course, podéis usarla como queráis.

  • Cuando he leído –leído, no escuchado– algunos de esos incomprensibles textos de Dylan a los que muchos consideran poemas, me viene a la mente la frase de Coleridge: “La poesía es ciertamente algo más que buen sentido, pero de todos modos tiene que ser buen sentido, del mismo modo que un palacio es más que una casa, pero por lo menos debe de ser una casa”.

  • jrG
    Jueves, 21/09/2017 a las 09:40
    Brema, no me refiero a la pasividad contra la grosería de los descamisados estos.
    Me refiero a esa pasividad que ha llevado a las mayorías nacionalistas a este esperpento

    Estoy de acuerdo, pero en Cataluña era muy difícil alzar la voz cuando no había un solo partido que convirtiera el grito en política. Hasta la llegada de Ciudadanos. Y ahora, más de lo mismo, porque C’s, con la arrimadita al frente, se va a diluir como un azucarillo. En cualquier caso, el problema en Cataluña se ha mantenido y extendido no por el silencio de una parte, sino por la compañía y el apoyo callado de la mayoría. Los adversativos. Los «yo no soy indepe, pero».

  • A nadie se le escapa que el prusecks ha corrido en paralelo a la hegemonía culet sobre los terrenos de juego en los coliseos europeos. Por ello, parar el prusecks debe ir en paralelepípedo con el freno que se ha de hacer al combinado culet, más asimismo la imperiosidad de victorias que requieren los conjuntos de la capital de nuestra patria. Pulutant, no se entiende que el conjunto armero se dejara encajar seis tantos, elevando el guarismo goleador de Messit al guarismo goleador de todo el Madriz, y que el Madriz pierda como lo hizo ayer ante el Metis, llegando al esperpento al posicionalizar doce hombres sobre el céspet. Los álbitros les apoyan, pero al parecer siguen teniendo sentido del ridículo. Sólo el Atlántico de Madrid defiende en estos momentos la democracia.

  • Brema es lo mismo que con los Vascos…que si miedo, que si para trabajar aquí se debe saber vasco, que todo tiene su sufijo o prefijo Euskal-…
    O en la política patria o en el mundo, parece que ser Republicano, o de derechas, o conservador es contrario a los tiempos, como si ser progresista de izquierda es mejor que ser conservador, o conservador que progresa.

  • En el “fumbol” lo que sobra es el dinero. Como a la mayoría de los deportes. El más claro el mundo de la F1, y los rallyes.
    Los “clus” deberían tener un presupuesto máximo según la división en la que jueguen.
    El balonmano lo hace mejor Satur.

  • Adaptaciones
    Jueves, 21/09/2017 a las 09:54
    ¿Y Aldeans, donde está Aldeans?

    El típico cobardón que está en su casa, histérico perdido, a la espera de lo que ocurra.

  • Se reirán, pero para mí el primer síntoma de lo que se avecinaba fue cuando, a mediados de los ochenta, los humoristas Tip y Coll fueron expulsados –y subrayo: expulsados– de Barcelona, sin que nadie moviera ni un dedo, por pedir en un programa de radio que los oyentes les formularan las preguntas en castellano.

    La segunda, y todavía más grave, fue cuando el honorable Jordi Pujol en persona obligó al diseñador Mariscal a disculparse públicamente en TV3 y publicar un autoflagelo en el diario Avui por unos comentarios desafortunados sobre los catalanes que había hecho, al parecer sobrado de alcohol, durante una cena en un restaurante de Valencia. La única voz que se alzó contra aquella barbaridad fue la de Jordi Solé Tura. No hay ni que decir que no se le hizo el menor caso.

  • jrG
    Jueves, 21/09/2017 a las 09:19

    Hola jrG,
    Muy agradecida por el aprecio manifestado, pero la sugerencia de este club me hace dudar. Esto es un piscina llena de pirañas, preciosas y de colores, pero pirañas. Ya sé que pensarán si hay pirañas de colores, puedo manifestar que en el lugar que resido SI.
    Intentaré resistir y comprar un buen diccionario ÇHØPSUËY de segunda mano, tengo que esperar la nómina y no sé si llegará este mes, sabes que trabajo para la Generalitat esa que quizá no pague y bla-bla-bla.
    Enhorabuena por tus logros caseros.

  • MAR, el riesgo es lo que tiene…
    Entenderás que no son pirañas. O que quizás tú también lo eres.
    Cobrarás, Montoro lo ha prometido.
    Además tú eres abogado y economista, además de inteligente, sabrás qué hacer.
    Beso muy grande.

  • Declaración sobre la falta de fundamentación en el Derecho Internacional del referéndum de independencia que se pretende celebrar en Cataluña
    Ante los errores en la invocación del Derecho Internacional para dotar de fundamento jurídico a la ley del referéndum de autodeterminación, los miembros de la Asociación Española de Profesores de Derecho Internacional y Relaciones Internacionales (AEPDIRI) abajo firmantes consideran que es su obligación cívica formular la siguiente declaración:

    1. Según la doctrina de las Naciones Unidas y la jurisprudencia internacional, las normas del Derecho Internacional General relativas al derecho de autodeterminación de los pueblos sólo contemplan un derecho a la independencia en el caso de los pueblos de los territorios coloniales o sometidos a subyugación, dominación o explotación extranjeras.

    2. A la luz de la práctica internacional, no puede excluirse un derecho de separación del Estado a comunidades territoriales cuya identidad étnica, religiosa, lingüística o cultural es perseguida reiteradamente por las instituciones centrales y sus agentes periféricos, o cuyos miembros son objeto de discriminación grave y sistemática en el ejercicio de sus derechos civiles y políticos, de forma que se produzcan violaciones generalizadas de los derechos humanos fundamentales de los individuos y de los pueblos.

    3. Nada en los Pactos Internacionales de 1966, en ningún otro tratado sobre derechos humanos, ni en la jurisprudencia internacional apunta a la consagración de un derecho de las comunidades territoriales infraestatales a pronunciarse sobre la independencia y separación del Estado.

    4. Las normas generales del Derecho Internacional no prohíben que los Estados soberanos, atendiendo al principio de autoorganización, dispongan en sus propios ordenamientos jurídicos supuestos y procedimientos de separación de sus comunidades territoriales. La inmensa mayoría, lejos de hacerlo, proclaman la unidad e integridad territorial como principios básicos de su orden constitucional.

    5. La Unión Europea respeta y protege la identidad nacional y la estructura constitucional y de autogobierno de sus Estados. Además, el Derecho de la Unión exige de éstos que respeten y hagan respetar el Estado de Derecho, de modo que todos los poderes públicos se sometan a la Constitución, a las leyes y a su aplicación por los tribunales.

    6. Como Cataluña no es una entidad que disfrute de un derecho de separación del Estado reconocido por el Derecho internacional, el derecho de libre determinación no puede constituir el fundamento jurídico para consultar a los ciudadanos sobre su independencia, como pretende el referéndum previsto en la Ley 19/2017 del Parlament, actualmente suspendida por el Tribunal Constitucional.

    19 de septiembre de 2017

    Firmas

    – Prof. Carlos Esplugues Mota, Presidente de la AEPDIRI, Catedràtic de Dret Internacional Privat, Universitat de València.
    – Prof.ª Paz Andrés Saenz de Santa María, Catedrática de Derecho Internacional Público, Universidad de Oviedo.
    – Prof. Gregorio Garzón Clariana, Catedràtic de Dret Internacional Públic, Universitat Autònoma de Barcelona.
    – Prof.ª Araceli Mangas Martín, Catedrática de Derecho Internacional Público, Universidad Complutense de Madrid.
    – Prof. Xavier Pons Rafols, Catedràtic de Dret Internacional Públic, Universitat de Barcelona.
    – Prof. Antonio Remiro Brotóns, Catedrático de Derecho Internacional Público, Universidad Autónoma de Madrid.
    – Prof. Alejandro del Valle Gálvez, Catedrático de Derecho Internacional Público, Universidad de Cádiz.
    – Prof. Rafael Arenas García, Catedràtic de Dret Internacional Privat, Universitat Autònoma de Barcelona.
    – Prof.ª Caterina García Segura, Catedràtica de Re​lacions Internacionals, Universitat Pompeu Fabra.
    – Prof. Rafael Casado Raigón, Catedrático de Derecho Internacional Público, Universidad de Córdoba.
    – Prof.ª Carmen Martínez Capdevila, Profesora Titular de Derecho Internacional Público, Universidad Autónoma de Madrid.
    – Prof.ª Montserrat Abad Castelos, Profesora Titular de Derecho Internacional Público, Universidad Carlos III de Madrid.
    – Prof.ª Pilar Jiménez Blanco, Profesora Titular de Derecho Internacional Privado, Universidad de Oviedo.
    – Prof. Enrique J. Martínez Pérez, Profesor de Derecho Internacional Público, Universidad de Valladolid.
    – Prof. Antonio Pastor Palomar, Profesor Titular de Universidad, Universidad Rey Juan Carlos.
    – Prof. Andrés Rodríguez Benot, Catedrático de Derecho Internacional Privado, Universidad Pablo de Olavide.
    – Prof.ª Adela Rey Aneiros, Catedrática de Derecho Internacional Público, Universidad de A Coruña.
    – Prof.ª Helena Torroja Mateu, Profesora Dra. Agregada de Derecho Internacional Público, Universidad de Barcelona.
    – Prof.ª Esther López Barrero, Profesora Titular de Derecho Internacional Público, Universidad a Distancia de Madrid.
    – Prof. Cesáreo Gutiérrez Espada, Catedrático de Derecho Internacional Publico y Relaciones Internacionales, Universidad de Murcia.
    – Prof. F. Jesús Carrera Hernández, Catedrático de Derecho Internacional Público, Universidad de la Rioja.
    – Prof. Ángel Espiniella Menéndez, Profesor Titular de Derecho Internacional Privado, Universidad de Oviedo.
    – Prof. Francisco Jiménez García, Profesor Titular de Derecho Internacional Público, Universidad Rey Juan Carlos.
    – Prof. Julio Jorge Urbina, Profesor Titular de Derecho Internacional Público, Universidad de Santiago de Compostela.
    – Prof. Dr. Jorge Antonio Quindimil López, Profesor, Universidad de A Coruña.
    – Prof. Javier Roldán Barbero, Catedrático de Universidad, Universidad de Granada.
    – Prof. Iván Heredia Cervantes, Profesor Titular de Derecho Internacional Privado, Universidad Autónoma de Madrid.
    – Prof. Javier Morales Hernández, Profesor de Relaciones Internacionales, Universidad Europea de Madrid.
    – Prof.ª Concepción Escobar Hernández, Catedrática de Derecho Internacional Público, Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).
    – Prof. Luis M. Hinojosa Martínez, Catedrático de Derecho Internacional Público, Universidad de Granada.
    – Prof. José Rafael Marín Aís, Profesor Dr. Sustituto Interino, Universidad de Granada.
    – Prof. Carlos Ramón Fernández luesa, Catedrático de Derecho Internacional Público, Universidad Carlos III.
    – Prof.ª Ana Crespo Hernández, Profesora Titular de Derecho Internacional Privado, Universidad Rey Juan Carlos.
    – Prof. Fernando Val Garijo, Profesor Contratado Doctor, UNED.
    – Prof.ª Raquel Regueiro Dubra, Profesora, Universidad Europea de Madrid.
    – Prof. Jesús Verdú Baeza, Profesor Contratado Doctor, Universidad de Cádiz.
    – Prof. Javier A. González Vega, Catedrático de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales, Universidad de Oviedo.
    – Prof.ª Casilda Rueda Fernández, Profª. Dra., Profesora Titular, Universidad de Sevilla.
    – Prof.ª Waldimeiry Correa da Silva, Profesora Adjunta – Contratada Doctora Relaciones Internacionales, Universidad Loyola Andalucía.
    – Prof.ª María Ángeles Sánchez Jiménez, Profesora Titular de Derecho Internacional Privado. Facultad Derecho, Universidad de Murcia.
    – Prof.ª María Dolores Blázquez Peinado, Profesora Titular Derecho Internacional Público, Universitat Jaume I.
    – Prof. Fernando Esteban de la Rosa, Catedrático de Derecho Internacional Privado, Universidad de Granada.
    – Prof. Juan Soroeta Liceras, Profesor Titular de Derecho Internacional Público, Universidad del País Vasco.
    – Prof. Celestino del Arenal Moyúa, Catedrático Emérito de Relaciones Internacionales, Universidad Complutense.
    – Prof. María del Ángel Iglesias Vázquez, Profesor Contratado Doctor, Universidad Internacional de La Rioja.
    – Prof.ª Carmen Pérez González, Profesora Titular de Derecho Internacional Público, Universidad Carlos III de Madrid.
    – D. José Lorenzo Outón, Segunda Jefatura Embajada de España en Jartum/antiguo asesor jurídico en la AJI del MAEC, Embajada de España en Jartum, Sudán.
    – Prof.ª Beatriz Vázquez Rodríguez, Profesora Asociada de Derecho Internacional Público, Universidad de Oviedo.
    – Prof.ª María Teresa Ponte Iglesias, Catedrática de Derecho Internacional Público, Universidade de Santiago Compostela.
    – Prof. Juan Santos Vara, Profesor Titular de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales, Universidad de Salamanca.
    – Prof.ª Julia Ruiloba Alvariño, Profesora Titular de Derecho Intermacional Público y Relaciones Internacionales, Universidad Rey Juan Carlos.
    – Prof. Carlos Javier Moreiro González, Catedrático de Universidad, Universidad Carlos III de Madrid.
    – Prof. Manuel Iglesias Cavicchioli, Profesor Auxiliar de Relaciones Internacionales, Universidad Loyola Andalucía.
    – Prof. Diego Javier Liñán Nogueras, Catedrático de Derecho Internacional Público, Universidad de Granada.
    – Prof.ª Ana Manero Salvador, Profesora Titular de Derecho Internacional Público, Universidad Carlos III de Madrid.
    – Prof. Dr. Luis N. González Alonso, Profesor titular de Derecho Internacional Público, Universidad de Salamanca.
    – Prof. Dr. Víctor M. Sánchez Sánchez, Director del Máster Universitario en Derechos Humanos, Democracia y Globalización, Universitat Oberta de Catalunya.
    – Prof. Romualdo Bermejo García, CU, Universidad de León.
    – Prof. Angel Sánchez Legido, Profesor Titular de Derecho Internacional Público, Universidad de Castilla-La Mancha.
    – Prof. Rafael Zafra Espinosa de los Monteros, Profesor Titular de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales, Universidad de Sevilla.
    – Prof.ª Elisa Pérez Vera, Catedrática Emérita, UNED.
    – Prof. Santiago Álvarez González, Catedrático de Derecho Internacional Privado, Universidad Santiago de Compostela.
    – Prof.ª Dra. Marina Vargas Gómez-Urrutia, Profesora Titular de Derecho Internacional Privado, UNED.
    – Prof. Miguel Arenas Meza, Profesor Contratado Doctor, Universidad de Santiago de Compostela.
    – Prof. Rafael Calduch Torres, Profesor Historia de las Relaciones Internacionales, Universidad Camilo José Cela.
    – Prof. Antonio Sánchez Ortega, Profesor Ayudante Doctor, Universidad de Granada.
    – Prof.ª María Amparo Alcoceba Gallego, Profesora Titular de Univesidad, Universidad Carlos III de Madrid.
    – Prof. Mariano Aznar Gómez, Catedrático de Derecho Internacional Público, Universitat Jaume I.
    – Prof. Ricardo Gosalbo Bono, Antiguo Director. Servicio Jurídico del Consejo de la UE, Professor of Law. Universidad Libre de Bruselas (VUB).
    – Prof. Lucas Andrés Pérez Martín, Profesor Ayundante Doctor de Derecho Internacional Privado, Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.
    – Prof.ª Yolanda Gamarra Chopo, Profesora Titular, Universidad de Zaragoza.
    – Prof. José Manuel Sobrino Heredia, Catedrático de Derecho Internacional Público, Universidad de A Coruña.
    – Prof.ª María Asunción Cebrián Salvat, Profesora en Formación de Derecho Internacional Privado, Universidad de Murcia.
    – Prof.ª María Teresa Ponte Iglesias, Catedrática de Derecho Internacional Público, Universidad de Santiago de Compostela.
    – Prof.ª Isabel Lirola Delgado, Profesora Titular de Derecho Internacional Público. Acreditada a Catedrática de Universidad, Universidad de Santiago de Compostela.
    – Prof.ª Carmen Tirado Robles, Profesora Titular de Derecho Internacional Público, Universidad de Zaragoza.
    – Prof. Santiago Ripol, Catedrático de Derecho Internacional Público, Universidad Pompeu Fabra.
    – Prof.ª Susana Beltrán García, Profesora de Derecho Internacional Público, Universitat Autònoma de Barcelona.
    – Prof.ª Mariola Urrea Corres, Profesora Titular de Derecho Internacional Público, Universidad de La Rioja.
    – Prof.ª Esperanza Orihuela Calatayud, Catedrática de Universidad, Universidad de Murcia.
    – Prof.ª Salomé Adroher Biosca, Profesora Propia Ordinaria de Derecho Internacional Privado, Universidad Pontificia Comillas.
    – Prof. Pablo de Lora Deltoro, Profesor Titular, Universidad Autónoma de Madrid.
    – Prof.ª Mª Angeles Ruiz Colomé, Profesora Titular de Derecho Internacional Público, Universidad Complutense de Madrid.
    – Prof. Manuel Medina Ortega, Profesor Honorífico, Universidad Complutense.
    – Prof. Ignacio Tirado Marti, Profesor Derecho Mercantil, Universidad Autónoma de Madrid.
    – Prof. Carlos Espósito, Catedrático de Derecho Internacional Público, Universidad Autónoma de Madrid.
    – Prof.ª Claudia Jiménez Cortés, Professora Titular de Dret Internacional Públic, Universitat Autònoma de Barcelona.
    – Prof.ª Montserrat Pi LLorens, Professora Titular de Dret Internacional Públic, Universitat Autònoma de Barcelona.
    – Prof.ª Joana Abrisketa Uriarte, Profesora Titular de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales, Universidad de Deusto.
    – Prof.ª Natividad Goñi Urriza, Profesora Titular de Derecho Internacional Privado, Universidad Pública de Navarra.
    – Prof. Francisco Pascual Vives, Profesor de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales, Universidad de Alcalá.
    – Prof. Nicolás Navarro Batista, Profesor Titular de Derecho Internacional Público, Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.
    – Prof. Víctor Carlos Pascual Planchuelo, Profesor Asociado de Derecho Internacional Público, Universidad Complutense de Madrid.
    – Prof. Gustavo Palomares Lerma, Catedrático Europeo y Profesor Titular, Universidad Nacional de Educación a Distancia, UNED.
    – Prof. Francisco Aldecoa, Catedrático de Relaciones Internacionales, Universidad Complutense de Madrid.
    – Prof. Carlos Fernández de Casadevante Romani, Catedrático de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales, Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.
    – D. Santiago Martínez Lage, Diplomático y Abogado, Ex-profesor de la Universidad Complutense.
    – Prof. Iván Miláns del Bosch Portolés, Profesor Titular de Derecho Internacional Privado, Universidad San Pablo CEU.
    – Prof. Enrique Fernández Masiá, Profesor Titular de Derecho Internacional Privado, Universidad de Castilla-La Mancha.
    – Prof.ª Carmen Parra Rodríguez, Profesora Dra. Titular de Derecho Internacional, Universitat Abat Oliba CEU.
    – Prof.ª Eva M. Vázquez Gómez, Profesora Titular de Derecho Internacional Público, Universidad de Córdoba.
    – Prof.ª Pilar Concellón Fernández, Investigadora Predoctoral, Universidad de Oviedo.
    – Prof. Miguel Ángel Acosta Sánchez, Profesor Contratado Doctor, Universidad de Cádiz.
    – Prof. Juan Manuel Bautista Jiménez, Profesor Contratado Doctor Derecho Internacional Público, Universidad de Salamanca.
    – Prof.ª María del Carmen Muñoz Rodriguez, Profesora, Universidad de Jaén.
    – Prof. Fernando Oltra Santa Cruz, Profesor Titular de Derecho Internacional Público, Universidad Nacional de la Matanza, Universidad Católica de Santa Fe.
    – Prof.ª Inmaculada González García, Profesora Titular de Derecho Internacional Público, Universidad de Cádiz.
    – Prof. Alfonso-Luis Calvo Caravaca, Catedrático de Derecho Internacional Privado, Universidad Carlos III de Madrid.
    – Prof. Antonio F. Fernandez Tomas, Catedrático, Universidad Castilla-La Mancha.
    – Prof. Javier Porras Belarra, Profesor Colaborador Doctor de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales, Universidad CEU San Pablo.
    – Prof.ª Fanny Castro-Rial Garrone, Profesora Titular de Derecho Internacional Público, Universidad Nacional de Educacion a Distancia.
    – Prof.ª Ana Salinas de Frías, Catedrática de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales, Universidad de Málaga.
    – Prof.ª Marta Ortega Gómez, Profesora Titular de Derecho Internacional Público – Derecho Comunitario Europeo, Universidad de Barcelona.
    – Prof. Juan Miguel Ortega Terol, Profesor Titular de Universidad, Universidad de Castilla-La Mancha.
    – Prof.ª Cristina González Beilfuss, Catedrática de Derecho Internacional Privado, Universidad de Barcelona.
    – Prof.ª Rossana González González, Profesora Titular de Universidad, Universidad de Granada.
    – Prof.ª Mónica Guzmán Zapater, Catedrática de Universidad, UNED.
    – D. Juan Antonio Yanez-Barnuevo, Embajador de España, Miembro Asociado de AEPDIRI.
    – Prof. J. Daniel Oliva Martínez, Profesor Titular de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales, Universidad Carlos III de Madrid.
    – Prof.ª Blanca Vilà Costa, Catedrática de Derecho Internacional Privado, Universidad Autónoma de Barcelona.
    – Prof.ª María Cervera Vallterra, Profesora de Derecho Internacional Público, Universitat de València.
    – Prof. Daniel Guerra Sesma, Profesor Derecho Internacional Público, Universidad de Sevilla.
    – Prof.ª Mireya Castillo Daudi, Catedrática de Derecho Internacional Publico, Universidad de Valencia.
    – Prof.ª Nila Torres Ugena, Profesora Titular de Derecho Internacional Público, Universidad Complutense.
    – Prof. Daniel González Herrera, Profesor Asociado de Derecho Internacional Público, Universidad de Salamanca.
    – Prof. Pablo Antonio Frernández Sánchez, Catedrático de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales, Universidad de Sevilla.
    – Prof. Valentín Bou Franch, Catedrático de Derecho Internacional Público, Universitat de València.
    – Prof.ª Paloma González Gómez del Miño, Profesora Titular de Universidad de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales, Universidad Complutense de Madrid.
    – Prof.ª Gabriela A. Oanta, Profesora Contratada Doctora de Derecho Internacional Público, Universidade da Coruña.
    – Prof. Antonio Segura Serrano, Profesor Titular de Derecho Internacional Público, Universidad de Granada.
    – D.ª Marta Requejo Isidro, Senior Research Fellow, Max Planck Institute Luxembourg.
    – Prof.ª María Isabel Torres Cazorla, Profesora Titular de Derecho Internacional Público, Universidad de Málaga.
    – Prof.ª Marycruz Arcos Vargas, Profesora Titular, Universidad de Sevilla.
    – Prof. Vicente Garrido Rebolledo, Profesor de Relaciones Internacionales, Universidad Rey Juan Carlos.
    – Prof. Santiago J. Castellà Surribas, Profesor Titular Derecho Internacional Público, Ex-Decano, Ex-Vicerector, Universidad Rovira i Virgili.
    – Prof. José Luis Iglesias Buigues, Catedratic de Dret Internacional Privat, Universitat de València.
    – Prof. Carlos Jiménez Piernas, Catedrático de Universidad, Universidad de Alcalá.
    – Prof.ª Claudia Jiménez Cortés, Professora Titular de Dret Internacional Públic, Universitat Autònoma de Barcelona.
    – Prof.ª Montserrat Pi Llorens, Professora Titular de Dret Internacional Públic, Universitat Autònoma de Barcelona.
    – Prof. Eduardo Vilariño Pintos, Catedrático de Derecho Diplomático y Consular, Universidad Complutense de Madrid.
    – Prof. Miguel Angel Benedicto Solsona, Profesor de Relaciones Internacionales, Universidad Europea de Madrid.
    – Prof. José Luis de Castro Ruano, Profesor Titular de Relaciones Internacionales, Universidad del País Vasco.
    – Prof.ª Natividad Fernandez Sola, Profesora Titular de Derecho Internacional Publico y RR.II., Universidad de Zaragoza.
    – D. Carlos González Villa, Investigador, Universidad de Rijeka.
    – Prof. Jerónimo Maillo González-Orús, Profesor Titular de Derecho Internacional Público y RRII, Universidad CEU San Pablo.
    – D. José Antonio de Yturriaga Barberán, Embajador de España, Profesor de Derecho Diplomático y Consular, Universidad Complutense de Madrid.
    – Prof. José Juste Ruiz, Catedrático de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales (Emérito), Universitat de València.
    – Prof. Juan Manuel Rodríguez Barrigón, Profesor Titular de Derecho Internacional Público, Universidad de Extremadura.
    – Prof. Dámaso Javier Vicente Blanco, Profesor de Derecho Internacional Privado, Universidad de Valladolid.
    – Prof. Carlos Garcia Palacios, Profesor y Miembro Titular, Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales.
    – Prof.ª Alegría Borrás Rodríguez, Catedrática de Derecho Internacional Privado, Profesora Emérita, Universidad de Barcelona.
    – Prof. Maximiliano Bernd Álvarez de Eulate, Catedrático Emérito de Derecho Internacional Público y Catedrático “Jean Monnet”, Universidad de Zaragoza.
    – Prof.ª Isabel Jiménez Heras, Profesora, Universidad de Valencia.
    – Prof. José Javier Pérez Milla, Profesor Titular de Universidad, Universidad de Zaragoza.
    – Prof. Pablo J. Martín Rodríguez, Profesor Titular de Universidad, Universidad de Granada.
    – Prof. Miguel Ángel Benedicto Solsona, Profesor de Relaciones Internacionales, Universidad Europea de Madrid.
    – Prof. María José Merchán Puentes, Profesora Asociada, Universidad de Salamanca.
    – Prof.ª Amelia Díaz Pérez de Madrid, Profesora Contratada Doctora, Universidad de Granada.
    – Prof. Rafael García Pérez, Profesor Titular de Relaciones Internacionales, Universidad de Santiago de Compostela.
    – Prof.ª María José Molina García, Profesora adjunta Derecho Constitucional y Derecho Administrativo, Universidad Europea de Madrid.
    – Prof.ª María José Merchán Puentes, Profesora Asociada, Universidad de Salamanca.
    – Prof. Juan Jorge Piernas López, Profesor Contratado Doctor de Derecho Internacional Público y RRII, Universidad de Murcia.
    – Prof.ª Antonia Durán Ayago, Profesora Contratada Doctora de Derecho Internacional Privado, Universidad de Salamanca.
    – Prof. Juan Miguel Ortega Terol, Profesor Titular de Derecho Internacional Público, Universidad de Castilla-La Mancha.
    – Prof.ª Lidia Santos i Arnau, Profesora Titular de Derecho Internacional Privado ( jubilada), Universidad Autónoma de Barcelona.
    – Prof. Joaquín González Ibáñez, Profesor Derecho Internacional Público, Universidad Alfonso X el Sabio de Madrid.
    – Prof. Castor Miguel Díaz Barrado, Catedrático de Derecho Internacional Público, Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.
    – Prof.ª Mª Dolores Bollo Arocena, Profesora Titular de Derecho Internacional Público, Universidad del País Vasco.
    – Prof.ª Paloma García Picazo, Profesora Titular de Universidad de Relaciones Internacionales, Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).
    – Prof.ª Soledad Torrecuadrada García-Lozano, Profesora Titular de Derecho Internacional Público, Universidad Autónoma de Madrid.
    – Prof. Gattas Abugattas Giadalah, Profesor Ordinario de Derecho Internacional y Relaciones Internacionales, Universidad Pontificia Universidad Católica del Perú.
    – Prof.ª Mónica Herranz Ballesteros, Profesora Titular de Derecho Internacional Privado, UNED.
    – Prof. José Carlos Fernández Rozas, Catedrático de Derecho Internacional Privado, Universidad Complutense de Madrid.
    – Prof.ª Rocío Caro Gándara, Profesora Titular de Derecho Internacional Privado, Universidad de Málaga.
    – Prof. Manuel Cienfuegos Mateo, Profesor Titular de Universidad. Acreditado para Catedrático por la ANECA y la AQU., Universitat Pompeu Fabra.
    – Prof.ª Lorena Sales Pallares, Profesora Contratada Doctora de Derecho Internacional Privado, Universidad de Castilla-La Mancha.
    – Prof. Guillermo Palao Moreno, Catedrático de Derecho Internacional Privado, Universitat de València.
    – Prof. Antoni Blanc Altemir, Catedrático de Derecho Internacional Público, Universitat de Lleida.
    – Prof.ª Carmen Vaquero López, Profesora Contratada Doctora, Universidad de Valladolid.
    – Prof. José Martín y Pérez de Nanclares, Catedrático de Derecho Internacional Público, Universidad de Salamanca.
    – Prof.ª Lorena Sales Pallarés, Profesora Contratada Doctora de Derecho Internacional Privado, Universidad de Castilla-La Mancha.
    – Prof. Rubén Carnerero Castilla, Profesor Contratado de Derecho Internacional Público, Universidad Complutense de Madrid.
    – Prof. Xavier Fernández Pons, Profesor Titular de Derecho Internacional Público, Universitat de Barcelona.
    – D. Omar Rodrigo Rojas Escobar, Abogado especialista en Derecho Internacional Privado y Fiscalidad Internacional, Universitat Pompeu Fabra.
    – Prof. Antonio Pérez Rodríguez, Profesor de Etsab, UPC.
    – Prof.ª Gloria Fernández Arribas, Profesora Contratada Doctora de Derecho Internacional Público, Universidad Pablo de Olavide de Sevilla.
    – Prof. Íñigo Salvador Crespo, Decano de la Facultad de Jurisprudencia, Profesor principal de Derecho Internacional, Universidad Pontificia Universidad Católica del Ecuador.
    – D. Desiderio Miguel Álvarez Márquez, Microbiólogo, Universidad de Navarra.
    – Prof. Enrique Badimón Sanz, Profesor de Derecho Internacional Público y de la Unión Europea, Universidad Católica de Valencia.
    – Prof.ª Irene Blázquez Navarro, Profesora Titular Acreditada de Derecho Internacional Público, Universidad Autónoma de Madrid.
    – Prof. Álvaro Martínez-Echevarría y García de Dueñas, Director del IEB (Instituto de Estudios Bursátiles) Doctor en Derecho, U. Complutense, Universidad Complutense de Madrid.
    – Prof.ª Mar Campins Eritja, Profesora Titular de Derecho Internacional Público, Universitat de Barcelona.
    – Prof. José Antonio Pastor Ridruejo, Catedrático Emérito, Universidad Complutense.
    – Prof. Víctor Luis Gutiérrez Castillo, Profesor Titular de Derecho Internacional Público, Universidad de Jaén.
    – Prof. Jonatán Cruz Ángeles, Profesor Ayudante Doctor, Universidad Loyola (Andalucía).
    – Prof.ª Nuria Pastor Palomar, Profesora de Derecho Internacional Público, UNED.
    – Prof.ª Rosa Riquelme Cortado, Catedrática de Derecho Internacional Público, Universidad de Murcia.
    – Prof. Noe Cornago, Profesor Titular de Relaciones Internacionales, Universidad del País Vasco.
    – Prof.ª Eugenia López-Jacoiste, Profesora Titular de Derecho Internacional Público, Universidad de Navarra.
    – Prof. Carlos Gil Gandia, Profesor Contratado Predoctoral, Universidad de Murcia.
    – Prof. José Antonio Sanahuja, Profesor Titular de Relaciones Internacionales (Acreditado a Catedrático de Universidad), Universidad Complutense de Madrid.
    – D. Manuel Penadés Fons, Lecturer in Internacional Commercial Law, King’s College London.
    – Prof.ª Eva Díez Peralta, Profesora Contratada Doctora (Acreditada Titular Universidad), Universidad de Almería.
    – Prof.ª Jacqueline Hellman, Profesora Contratada Doctora, Universidad Europea.
    – Prof.ª Lucia Millán Moro, Catedrática de Derecho Internacional Público, Universidad Pablo de Olavide de Sevilla.
    – D. Aurelio Pérez Giralda, Embajador de España, MAEC.
    – Prof. Luis Pérez-Prat Durbán, Catedrático de Derecho Internacional Público, Universidad Pablo de Olavide de Sevilla.
    – Prof. Margarita Mulet, Profesora Habilitada Nacional, Universidad Islas Baleares.
    – Prof. Antoni Blanc Altemir, Catedrático de Derecho Internacional Público, Universitat de Lleida.
    – Prof. José Antonio Valles Cavia, Profesor Titular de Escuela Universitaria (I.), Universidad de Cantabria.
    – Prof.ª Leire Moure, Profesora Adjunta, Universidad de Pais Vasco.
    – Prof.ª Irene Vázquez Serrano, Profesora Asociada, Universidad de Murcia.
    – Prof. Jorge Cardona Llorens, Catedrático de Derecho Internacional Público, Universitat de Valencia.
    – Prof. Alfonso Ybarra Bores, Profesor Contratado Doctor de Derecho Internacional Privado, Universidad Pablo de Olavide.
    – Prof.ª Nicole Stoffel Vallotton, Profesora Titular de Derecho Internacional Público, Universidad Complutense de Madrid.
    – Prof. Rafael Grasa, Profesor TU de Relaciones Internacionales, Universidad Autónoma de Barcelona.
    – Prof. David Carrizo Aguado, Profesor Ayudante de Derecho Internacional Privado, Universidad de León.
    – Prof. Federico F. Garau Sobrino, Catedràtic de Dret Internacional Privat, Universitat de les Illes Balears.
    – Prof.ª Carmen Quesada Alcalá, Profesora Titular de Universidad, Universidad Nacional de Educación a Distancia.
    – D. Crístian Oró Martínez, Jurista, Tribunal de Justicia de la Unión Europea.
    – Prof.ª Ruth Abril Stoffels, Profesora Titular, Universidad CEU-Cardenal Herrera.
    – Prof.ª Julia Pulido Gragera, Profesora de Relaciones Internacionales, Universidad Europea de Madrid.
    – D. Jorge Urbiola López de Montenegro, Miembro AEPDIRI.
    – Prof.ª Isabel Antón Juárez, Profesora Contratado Doctora (acr.), Universidad Carlos III de Madrid.
    – D. Sergio R. Carranza Förster, Diplomático y ex profesor de la Universitat de Barcelona, Miembro Asociado de AEPDIRI.
    – Prof.ª Elena Conde Pérez, Profesora Titular de Derecho Internacional Público, Universidad Complutense de Madrid.
    – Prof.ª Claribel de Castro Sánchez, Profesora Contratada Doctora, UNED.
    – Prof. Carlos Teijo, Profesor Contratado Doctor, Universidad de Santiago de Compostela.
    – Prof. Manuel Pérez González, Catedrático Emérito de Derecho Internacional Público, Universidad Complutense de Madrid.
    – Prof. Sixto Sánchez Lorenzo, Catedrático de Derecho Internacional Privado, Universidad de Granada.
    – Prof. Pablo Zapatero, Profesor Contratado Doctor de Derecho Internacional Público, Universidad Carlos III de Madrid.
    – Prof. Pablo Quinzá Redondo, Profesor Ayudante Doctor, Universitat de València.
    – Prof. Jorge Pueyo Losa, Catedrático de Derecho Internacional Público, Universidade de Santiago de Compostela.
    – Prof.ª Rosa Riquelme Cortado, Catedrática de Derecho Internacional Público, Universidad de Valencia.
    – Prof.ª Inmaculada Marrero Rocha, Profesora Titular de Relaciones Internacionales, Universidad de Granada.
    – Prof.ª Teresa Marcos Martin, Profesora Contratada Doctora Interina, UNED.
    – Prof.ª María José Cervell Hortal, Profesora Titular de Derecho Internacional Publico y Relaciones Internacionales, Universidad de Murcia.
    – Prof. Sergio Salinas Alcega, Profesor Titular de Derecho Internacional Público, Universidad de Zaragoza.
    – Prof. Manuel Eduardo Morán García, Profesor Titular de Derecho Internacional Privado, Universidad de Alicante.
    – Prof. Miguel García García-Revillo, Profesor Titular de Derecho Internacional Público, Universidad de Córdoba.
    – Prof. Luis Garau Juaneda, Catedrático de Derecho Internacional Privado, Universidad de las Islas Baleares.
    – Prof.ª Pilar Rodríguez Mateos, Catedrática de Derecho Internacional Privado, Universidad de Oviedo.
    – Prof. Jesús González Giménez, Profesor Contratado Doctor de Derecho Internacional Público, Universidad de Almería.
    – Prof.ª Marta Sobrido Prieto, Profesora Titular de Derecho Internacional Público, Universidad de A Coruña.
    – Prof. Michel Remi Njiki, Profesor Sustituto de Derecho Internacional Público (Acreditado a Contratado Doctor por la AAC), Universidad de Cádiz.
    – Prof.ª Irene Rodríguez Manzano, Profesora Titular de Universidad, Universidad de Santiago de Compostela.
    – Prof.ª Yaelle Cacho Sánchez, Profesora de Derecho Internacional Público, Universidad de Cantabria.
    – Prof.ª Carmen Vaquero López, Profesora de Derecho Internacional Privado, Universidad de Valladolid.
    – Prof.ª Sara Ortiz-Arce Vizcarro, Profesora Asociada de Derecho Internacional Privado, Abogada, Universidad de Valladolid.
    – Prof. Carlos Villán Durán, Codirector del Máster sobre Protección Internacional de los Derechos Humanos de la Universidad de Alcalá, Presidente de la Asociación Española para el Derecho Internacional de los Derechos Humanos, Universidad de Alcalá.
    – Prof.ª Maria Ángeles Rodríguez Vázquez, Profesora Contratada Doctora de Derecho Internacional Privado, Universidad de Sevilla.
    – Prof.ª Ana Gascón Marcén, Profesora Ayudante Doctora de Derecho Internacional Público, Universidad de Zaragoza.
    – Prof.ª Agustina Martinez Rubio, Profa. Dra. Derecho Internacional Privado, Udima.
    – Prof. Eduardo Trillo de Martín-Pinillos, Profesor Asociado de Derecho Internacional Público, UNED.
    – Prof. A. de Miguel Asensio, Catedrático de Derecho Internacional Privado, Universidad Complutense de Madrid.
    – Prof.ª Rosario Ojinaga Ruiz, Profesora Titular de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales, Universidad de Cantabria.
    – Prof.ª Isabel Lázaro González, Profesora Propia Ordinaria, Universidad Pontificia Comillas-ICADE.
    – Prof.ª Soledad Rodriguez Sanchez-Tabernero, Investigadora predoctoral, Área de Derecho Internacional Público y RRII, Universidad de Salamanca.
    – Prof. Javier Diez-Hochleitner, Catedrático de Derecho Internacional Público, Universidad Autónoma de Madrid.
    – Prof. José María Peredo Pombo, Catedrático Comunicación y Política Internacional, Universidad Europea de Madrid.
    – Prof.ª Eimys Ortiz Hernández, Investigadora Postdoctoral, Universitat de Lleida.
    – D.ª Polly Ruth Polak, Doctoranda, Universidad de Salamanca.
    – Prof. Isaías Barreñada Bajo, Profesor asociado de Relaciones Internacionales, Universidad Complutense de Madrid.
    – Prof. Millán Requena Casanova, Profesor Contratado Doctor, Universidad de Alicante.
    – Prof. Oriol Casanovas La Rosa, Catedrático Emérito de Derecho Internacional Público, Universitat Pompeu Fabra.
    – Prof. Juan Manuel de Faramiñán Gilbert, Catedrático Emérito de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales, Universidad de Jaén.
    – Prof. Carmelo Faleh Pérez, Profesor de Derecho internacional público; secretario general de la Asociación Española para el Derecho Internacional de los Derechos Humanos (AEDIDH), Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.
    – Prof. Álvaro Jarillo Aldeanueva, Profesor Contratado Doctor, UNED.
    – Prof.ª Pilar Blanco-Morales Limones, Catedrática de Derecho Internacional Privado, Universidad de Extremadura.
    – Prof. Luis Alfonso García-Corrochano Moyano, Profesor Principal de Derecho Internacional Público, Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas UPC.
    – Prof.ª Belén Sánchez Ramos, Profesora Contratada Doctora de Derecho Internacional Público, Universidad de Vigo.
    – Prof.ª Elena Crespo Navarro, Profesora Titular de Derecho Internacional Público, Universidad Miguel Hernández (Elche).
    – Prof. Maximiliano Bernad y Álvarez de Eulate, Catedrático Emérito de Derecho internacional y Catedrático “Jean Monnet”, Universidad de Zaragoza.

  • Me ha gustado mucho la entrada de Álvaro Quintana.

    Parece que los alegres, pacíficos y bienhumorados manifestantes de ayer en Barcelona no se contentaron con destrozar tres coches de la Guardia Civil – espero rápidas actuaciones judiciales por ello – sino que pudieran haber sustraído un arma del interior de uno – espero aún mas rápida actuación judicial – independientemente de otras responsabilidades a depurar por quién estaba obligado a su custodia así como otras responsabilidades por quienes siendo garantes del orden público se dedicaron a otras actividades distintas a proteger los bienes de terceros frente a los mencionados chicos alegres y desenfadados.

  • La felicidad de nuestro Satur cuando el Real Madrid pierde debería estar protegida por la UNESCO como patrimonio inmaterial.

  • Perroantonio
    Jueves, 21/09/2017 a las 11:05

    Esta, en comparación con la de ayer, me parece que tiene muchos más poder y más sentido. La veo mucho más útil.

  • Con 100, hay que hacerle justicia.
    Pero màs mérito tengo yo, que sobrevivì a siete ruinas.

    Tú llegarás a los 120 y morirás como quería Billy Wilder.
    Justicia, siempre, pero acababa de cumplir 96.

  • jrG Jueves, 21/09/2017 a las 11:26
    Esta, en comparación con la de ayer, me parece que tiene muchos más poder y más sentido. La veo mucho más útil.

    La utilidad de este segundo manifiesto es demostrar que hay catedráticos de Derecho constitucionalistas, nada más. Por lo demás, está superado por los hechos, puesto que los argumentos que aquí se repiten vienen siendo expuestos desde hace años y años y son la doctrina en la que se fundamente el Tribunal Constitucional.

    El manifiesto de ayer era, por el contrario, mucho más útil, pues dando por asumido todo lo que se expresa en el manifiesto de los cátedros de Derecho, pedía al Estado que no se dejara amedrentar por el independentismo e hiciera cumplir la ley.

    Esto no lo digo por ganar ninguna discusión, cosa que va de suyo, sino por afán didáctico: la ley que ha de cumplirse y la exhortación a cumplir la ley. Pedagogía democrática que las almas leves y sensibles percibirán como provocación.

  • Follan d’Eiro
    Jueves, 21/09/2017 a las 02:11

    Descanse en paz.
    A los 96 años ya es hora de irse y disfrutar del merecido descanso que sin duda se lleva. Lo comento por su situación o circunstancias adversas que a lo largo de su vida le acompañaron.
    https://youtu.be/BvIdBi8uUwA

  • ‘Comparecencia de todo el arco parlamentario, con la excepción de PP, PSOE y C’s para denunciar el asalto a las libertades democráticas’, seguiremos conformando.
    De momento, hasta que no se detenga a los vándalos, nos toca pagar tres vehículos policiales y algunas armas reglamentarias.

  • Mar, aquí no hay pirañas. Esto es lo más parecido que va encontrar a un Capítulo de la Cofradía Anacional de los Iluminados Herméticos del Tercer Cuadrante del Alba Dorada, la Única, Verdadera y Reconocida por el Rosacruz de Occidente. Uséase que todos tenemos una edad, una opinión, a veces incluso dos, y la piel curtida. Cada uno dice lo que le parece y defiende su caso como sabe, si le conviene. Nadie le va a garantizar inmunidad ni impunidad, le criticarán los argumentos y le afearán la conducta, pero pocas veces se cae en lo personal. Es gratis entrar y la puerta para salir está siempre abierta. Bienvenida.

  • La verdad Morgan es que leyendo tu argumento, da un gustirriniiiiiiinnnnnnn.
    Eso sí, los colaboradores, comentaristas y escribidores varios, lo tienen jodido para pillar la esencia, si es que la tiene.
    Me vuelvo al pintatorio, que hoy estoy de pintar cabezas ( de mujer Adapts)…

  • NUEVO ESCÁNDALO EN EL SANTIAGO BREMANEUR
    Muchos recordarán cómo, tras perder el combinado de la ahora elástica blanquiazulnenita ante el Atlántico por 4 (cuatro) a 0 (cero), el conjunto entero se fue de fiestuqui por el cumpleaños del hermano de la Ronalda, siendo el afamado y simpático Kevin Roldán el rey de la fiesta al filtrar las fotos del evento. Pues bien, han vuelto todos a las andadas. Ayer, tras la dolorosa derrota ante el Metis, el equipo se fue de picos pardos. Vean cómo Zigarrín Zidán y el hermano de la Ronalda se ponen a rapear y a hacer bitbocks en un momento álgido de la fiesta. Qué poco respeto por la hinchada merengue.

  • MGaussage
    Jueves, 21/09/2017 a las 15:20

    MGaussage, estoy segura que está en lo cierto, era una forma de expresarme quizá un tanto provocadora, retiro la frase y me uno al nombre indicado por usted “Capítulo de la Cofradía Anacional de los Iluminados Herméticos del Tercer Cuadrante del Alba Dorada, la Única, Verdadera y Reconocida por el Rosacruz de Occidente” espero que no sea utilizado a menudo, lo digo por lo breve. Quizá habrá observado que tengo no una, ni dos, ni tres opiniones, y quizá es la libertad que siento tener para ello. Me sorprendió la sorpresa de algunas personas (valga la redundancia).

    Le agradezco que sea tan directo y no existan malas interpretaciones, ayer pase la prueba para poder situarme, y como hasta ahora, llego y marcho siempre en función de las circunstancias adversas que se den, no me gusta molestar ni lo contrario, acepto de buen grado las bromas y por supuesto respeto los argumentos de todas las personas, le agradezco su bienvenida.
    Un cálido saludo.

  • viejecita Jueves, 21/09/2017 a las 16:44

    Convocan a la “España silenciosa” para que hable frente a todos los ayuntamientos la víspera del 1-O

    Lo de la España silenciosa hablando va a ser digno de oírse. Esperemos que no lo haga como Harpo Marx, tocando el arpa.

  • Perroantonio
    Jueves, 21/09/2017 a las 17:06
    Lo de la España silenciosa hablando va a ser digno de oírse. Esperemos que no lo haga como Harpo Marx, tocando el arpa.

    Esta española silenciosa (no tan silenciosa, pero sí inaudible ), no va a ir a hablar, pero sí a cantar .
    Y pienso llevar un montón de fotocopias de la letra del himno, ( la que Juaristi et al hicieron para Denaes ), para dársela a todo el que me la pida, y se anime también a cantarla.
    Y lo he hecho varios años en la Plaza de Cataluña, el 12 de octubre, y en cuanto se corría la voz me venían a pedir…

  • marquesdecubaslibres
    Jueves, 21/09/2017 a las 17:06

    UN INTELECTUAL CATALÁN PIENSA ASÍ (LECTURA MUY INSTRUCTIVA)

    Mientras el dilema sea sumisión o ruptura, el pleito persistirá (por más que la fuerza legalista imponga).

    Veo la ruptura, pero no veo la sumisión. Si quitas la paja sentimental, al final siempre queda lo mismo: «¿qué hay de lo mío?».

  • El pleito sólo encontrará pausa y respiro el día en que las élites españolas del periodismo y la política consulten en el diccionario el significado de la palabra respeto.

    Si se lo aplicaran a sí mismos, otro gallo nos cantara.

  • ÇhøpSuëy ën cifras
    Usuarios en línea: 0
    Visitas hoy: 2.936
    (…)

    Ya me ha pasado otras veces, si estoy en línea (ahora mismo escribiendo el comentario) ¿porqué no figuro como usuario?
    ¿No soy de la Cofradía?
    Bellpuig, ¡queremos saber!

  • Respeto. Tiene huevos que siempre sean los que más abusan los que más se quejan.

    La hoja de ruta de CiU era presionar al gobierno. Lanzaron un envite pensando que el gobierno de turno se plegaría a las exigencias de la Generalidad. Al no funcionarles el chantaje, se marcaron faroles pensando que el gobierno central daría marcha atrás. No funcionó nuevamente. El problema es que ERC y la CUP, le tomaron la palabra a Mas y todo comenzó a radicalizarse. El caldo de cultivo: la manipulación de la historia y de la educación transferida a la Generalidad. La mecha: la ANC, OMNIUM, etc. La llama: las juventudes de la CUP. El combustible: los cientos de miles de adoctrinados en estos 40 años. El procès, ha destruido a CiU, la convivencia en Cataluña, el tradicional seny catalán, el prestigio de Cataluña (sobre todo Barcelona) en el exterior, la confianza del tejido empresarial y las asociaciones de autónomos, las agencias de calificación, etc. En resumen, un desastre para Cataluña para unos políticos que han jugado a ser forajidos y que en su irresponsabilidad, han hecho un daño muy grande a Cataluña, y por extensión al resto de España. La cárcel es poco para lo que se merecen.

  • Cuando llegue el momento de repensar el modelo territorial de España, yo abogaré por parecernos a Francia.

    En Francia es fundamental la educación para mantener la cohesión nacional. Esto es impensable en España, donde la tradición de los reinos de taifa aún pervive. Y esa tradición ha sido abanderada por la izquierda y el nacionalismo más reaccionario. La utilización del ejemplo de Franco es retorcida y peligrosa, como estamos viendo ahora, cuando las orejas del lobo aparecen y la realidad nos muestra su cruda faz. Como Franco llevó al súmmun eso de la unidad de España, pues ir contra eso era/es progresista. Nada más reaccionario. Francia es una nación orgullosa de serlo. Nadie se avergüenza por defender a su nación, a sus símbolos. El sistema de educación es cuestión del Estado, y el Estado establece un solo plan de educación para toda Francia. En España cada partido establece su plan dotándolo de manejos ideológicos que oscurecen el sentido de la instrucción a los menores. Así hay regiones donde se maltrata al idioma español o se interpreta la historia desde un feroz sectarismo falsario. Y todo esto tiene las consecuencias que ahora afloran.

  • Y tanto, empezando por el esmero que sus instituciones ponen en preservar su prestigio. Meses, y no años, tardó el TS canadiense en emitir una sentencia.

    https://scc-csc.lexum.com/scc-csc/scc-csc/en/item/1643/index.do

    La Ley de Claridad canadiense es un ejemplo de la vaguería y la falta de altura intelectual del unionismo español. Cada vez que un nacionalista sacaba Quebec en el debate al otro lado de la mesa había silencio, o la típica perogrullada de siempre: España no es Canadá. Vaya, no nos hubiéramos dado cuenta, crack. Nadie se había tomado la molestia de leerla.

    Cuando el suflé comenzó a subir, ¿cuáles eran los argumentos? El Cupo vasco no se os puede dar porque España no lo aguanta; Cataluña es inviable; el Barça no jugará La Liga. Y así todo, gilipolleces de ese nivel (¿Y la europea?). ¿Cuántos años se les permitió decir que la constitución alemana tasaba la solidaridad entre los Landers; y la matraca de las balanzas fiscales hasta que Ángel de la Fuente y Borrell desmontaron la falacia? En fin.

    https://elpais.com/elpais/2017/09/13/opinion/1505327442_678989.html

  • Zeppi, eso va a ser imposible. Necesitaríamos viajar al pasado. O intentar instaurarlo y esperar cien años, claro.
    Yo tenía esperanzas de que con el tiempo la ecuación patriota=facha desapareciera, pero empieza a parecerme imposible, realmente este es el mayor daño que nos deja el franquismo, ¡ojo! por la falta de raciocinio del que sigue haciendo la igualdad, claro.
    Entre los separatistas y los que no pueden soportar que se les muriera en la cama sin haber hecho nada para evitarlo (alguno por simple cuestión de cronología, claro, son antifranquistas post-Franco), el caso es que a este país no lo quiere nadie, es decir, solo lo queremos tres o cuatro y aún a algunos nos sigue costando no caer en el tópico.
    Es un país a medio hacer, decía un profesor que tuve, y algo de razón llevaba.
    El fenómeno más epatante, para mí, es el del españolito de pura cepa trasplantado a nación reivindicante: en apenas una generación, más nacionalistas que los del caserío (que por cierto les siguen diciendo maketua, por mucho batua que hayan aprendido).
    Un suponer, el Rufián, hijo de jiennense y granadina, que se autodenomina charnego independentista. ¿Dónde puede haber cosa parecida?
    No he estado nunca en Gerona, pero apostaría mi paga de retiro, como dijo aquel sargento del cine, o lo que fuera, que los nacionalistas fetén del lugar, los de los ocho apellidos, vaya, lo desprecian profundamente.
    Ya dejó dicho Arana que nada peor le podría ocurrir al euskera como que lo hablaran los maketos.
    ¡Pobre Sabino!

  • Querido, admirado y nunca bien ponderado amigo Satur:
    Pese a mi respetuoso silencio, provocado por las horas tristes que estamos viviendo, no he dejado de leer los comentarios que se han realizado desde esta elevada tribuna y, muy especialmente, los vertidos por la pluma fácil de tu emérita persona; pero cuando los temas que se tratan son de tanta trascendencia y se pone en discusión la honorabilidad y la valía de las mas altas instituciones de este país, vertiendo iniquidades y arrojando maledicencias de la peor calaña, llega el momento de despegar los labios que han permanecido sellados durante tanto tiempo y proclamar alto y claro la fidelidad a un himno y una bandera que ha reinado durante varios siglos no sólo en el continente europeo sino en el mundo entero.
    La universalidad y versatilidad de la gloriosa institución a la que hago referencia, le permite adoptar en sus uniformes diversos tonos del amplio abanico cromático disponible, para satisfacer hasta el más exigente de los gustos entre todas aquellas personas que vibran con orgullo ante sus épicas gestas.
    De entre todos destaca el blanco, que como bien saben los distinguidos seguidores de éste nuestro pasquín, supone la ausencia total de color, para que éste no sea un óbice, ni siquiera una cortapisa, para la adhesión inquebrantable de gentes de toda raza y condición a nuestra bandera, pero también lucen el negro en las camiseta sus valerosos jugadores, que, como también saben nuestros queridos chopsuéfilos, se obtiene como la suma de todos los colores, para simbolizar con ello la comunión que se produce en todos los rincones del Orbe con los valores que siempre ha representado el Reial Madrit, que no es otra la noble institución a que me refiero.
    Por último quiero declarar mi más enérgica repulsa por el tono inapropiado y jocoso empleado por ti para describir el color fucsia de su segunda equipación, lo que, a la par de delatar un espíritu rústico y poco sensible a la belleza que la naturaleza nos ofrece en sus múltiples variedades de formas y colores (se ve a las claras que en tu infancia no hiciste la colección de cromos de Vida y Color y, claro, eso pasa factura a la larga) desvela una mentalidad poco moderna y opaca a los dictados de la moda, porque es un color de lo mas cul y fachion y a Cristiano le queda muy mono.

  • Si me ponen a votar sobre la secesión de Cataluña, o alguien me pregunta, votaré o contestaré que no. ¿Y el porqué? Porque no me sale de los cojones. Y es que yo llevo mal la coacción, como todos los hombres, así en general. No sé si es una educación patriarcal o las hormonas pero ahí está. La mayoría de los muertos en los bares se producen porque, enfrentados dos idiotas por una tontería absurda, ninguno achanta y se lía parda. Achantar en los bares está muy mal visto. Yo, en la vida y en el trabajo, procuro no caer en eso. Procuro aceptar esas pequeñas coacciones a las que nos van sometiendo conocidos y desconocidos por la paz, la convivencia y la salud mental. Y las poquísimas veces que me dejo provocar me aseguro de ganar. En este caso estoy harto. Lo que me juego es poco comparado con lo que pierdo achantando y prefiero, decidido desde ya, que mi voto, pequeñísima aportación al total, sea plantarme y darme el gusto de que todo explote, de que se líe parda, antes que dar el brazo a torcer.

  • No nos engañemos, en muchos aspectos somos un Estado fallido. Hay amplias zonas del País Vasco, Cataluña y Navarra en las que el Estado no existe. Si ya tenemos dificultades para controlar a los Mossos, qué no sería en el Pais Vasco con décadas de policía, educación, y hacienda propias.

  • Bellpuig, ficha al Caballero de Olmedo para escribir entradas, que casi me hago merengue tras su exposición psicocromática.

  • Sres Satur y Olmedo. El blanco representa a Dios y simboliza pureza, paz y júbilo. El rosa es alivio del rigor penitencial y se usa por la clerecía en las misas de los domingos de gaudete y laetare, que son, para ilustración de paganos y refresco de apóstatas desmemoriados, el tercer domingo de Adviento y el cuarto de Cuaresma, respectivamente. Si su equipo viste la camiseta rosa, fucsia la llaman ahora, en los partidos a celebrar esos precisos domingos estoy seguro de que seguirán contando con la bendición papal. Podéis ir en paz.

  • Imprevistos

    En la ficción siempre ha funcionado: un incidente, una noticia inesperada o una situación aparentemente manejable desatan un desarrollo imprevisible. Véase el caso de Breaking bad, una buena serie que no ha obtenido el éxito que merecía.

    El argumento arranca con un modesto profesor de Química cuya mujer e hijo sufren serios problemas de salud. Al profesor le diagnostican un cáncer incurable y alguien le propone que utilice sus conocimientos químicos para fabricar drogas sintéticas. El profesor piensa que merece la pena el riesgo porque necesita dinero para su familia y él, al fin y al cabo, se va a morir. El profesor Walter White acaba convirtiéndose, después de tremendas peripecias, en el mayor traficante de Nuevo México.

    En la realidad, a veces, las cosas también adquieren un desarrollo imprevisible. Pero el truco no funciona como en la ficción. En la realidad, estos mecanismos narrativos acaban generando disparates. Y no divierten a nadie.

    Hasta donde recuerdo, el lío del Estatut catalán comenzó con una situación fácilmente resolvible: Cataluña tenía un déficit de financiación. Eso era indiscutible para cualquiera que mirara con honestidad las cifras, al margen de que la Generalitat derrochara o no. Se podía haber mejorado la financiación, pero en España las cosas nunca se hacen por la vía sencilla.

    Para obtener más dinero, los partidos catalanes (menos el PP), alentados por el presidente Zapatero, empezaron a redactar un nuevo Estatut. Y ya ven. El Tribunal Constitucional ha pasado tres años en supuesta deliberación y en ese tiempo ha agotado toda su autoridad como institución; los partidos catalanes se han metido en un callejón de difícil salida; y Zapatero no va a salir ya del callejón en su vida. Eso no es todo: un grupo de periódicos se ha tomado el enredo como un casus belli.

    Y no es seguro que la cosa acabe aquí. No se extrañen si dentro de unos capítulos alguno de los protagonistas se ve convertido en el mayor traficante de Nuevo México.

    Enric González 27/11/2009

  • Si les cuentan otra cosa, les están mintiendo.

    Que los independentistas fetén de los que habla Schultz, una minoría casi residual en Cataluña, abominan profundamente de los rufianes de turno es una verdad que no admite ni réplica ni matiz alguno; al fin y al cabo han vivido desde la misma cuna ese desprecio que sentían sus padres y abuelos por los inmigrantes andaluces y murcianos, a los que veían, ni más menos, casi como entes subhumanos. (En los nacionalistas burgueses, digamos, más cosmopolitas y en general más adinerados que sus primos hermanos de provincias, ese desprecio era sustituido por una suerte de soterrado desdén de quien, en la intimidad, se siente superior) Otra cosa es que a medida que el objetivo se la independencia se ha visto posible, unos y otros han comprendido que, por una simple razón aritmética, precisaban de los hijos y nietos de els altres catalans para obtener sus objetivos; éste ha sido su incuestionable acierto táctico. Pero que nadie lo dude: es cierto que la palabra charnego desapareció por completo de la circulación a finales de los setenta; pero el sentimiento que la inspiraba sigue tan vivo hoy como entonces.

  • Señor Olmedo, fascinado por su alegato me permito intervenir excusando mi desconocimiento del balón a pie, para aclarar y dejar y’a redondo del todo que el blanco es la suma de todos los colores y que el negro es la ausencia total. Y que donde este el noble y vigoroso deporte de la petanca que se quiten las patadas…
    Y con esto y un bizcocho hasta mañana a las seis y diez.
    Lo de votar por mis cojones es algo que me apunto Morgan.

  • Perroantonio
    Jueves, 21/09/2017 a las 20:16
    Hay que joderse, me han echado de Facebook. Que escriba con mi nombre y apellidos

    ¿Acaso creéis que el tito Adapts dispara alguna vez sin bala?

    ¿Ein?

    ¿Por qué llevo años llamándolos fascistbuk y tuister_666?

    Ay, ay, ay.

  • S. Jueves, 21/09/2017 a las 20:11
    No nos engañemos, en muchos aspectos somos un Estado fallido. Hay amplias zonas del País Vasco, Cataluña y Navarra en las que el Estado no existe.

    Ruego información sobre las amplias zonas del País Vasco y Navarra donde esto ocurra. Suelo usar mucho el servicio postal, el de carreteras y los estancos, RENFE y la Seguridad Social, y no me gustaría que los Guardias Civiles con los que me cruzo estén trabajando para el enemigo.

  • Funes Jueves, 21/09/2017 a las 20:42

    Perro, además del Facebook, ¿tampoco existe ya funkperro en wordpress? ¿O sí existe, pero estoy vetado?

    Funes, Funkperro está inserto en perroantonio.com. No hay ninguna actualización desde hace más seis meses, pero es que no ha estado el horno para bollos. Un día de estos volveré.

  • Perroantonio, en teoría es un recurso para verificar que eres quien dice ser (solo en teoría). En el tuister_666, instamal, y las paginas del fascistbuk, llegados a un cierto número de seguidores se puede solicitar la verificación de perfil y así conseguir ese check azul tan molón. A catalunya le faltan unos cuantos seguidores más, pero no sé si se lo darán. Tengo leído por algún sitio de la internet que también lo veremos pronto en el Whastapp, el check digo.

  • Perroantonio
    Jueves, 21/09/2017 a las 20:16
    Hay que joderse, me han echado de Facebook. Que escriba con mi nombre y apellidos. Pues os va a aportar contenido gratuito vuestra puta madre.

    Pero te lo ha dicho un imbécil o te lo ha dicho Facebook, en representación de todos los imbéciles. Explícalo un poco, por favor, que estoy flipando.

  • MGaussage
    Jueves, 21/09/2017 a las 20:10

    Si me ponen a votar sobre la secesión de Cataluña, o alguien me pregunta, votaré o contestaré que no. ¿Y el porqué? Porque no me sale de los cojones. Y es que yo llevo mal la coacción, como todos los hombres, así en general.

    A mí también se me hincha mucho un huevo.

  • schultz
    Jueves, 21/09/2017 a las 19:30
    … el caso es que a este país no lo quiere nadie, es decir, solo lo queremos tres o cuatro y aún a algunos nos sigue costando no caer en el tópico.

    Schultz, eso es algo muy particular y habría que ver qué se entiende por “amar a tu país”. Yo solo aspiro, que no es poco, a que se respeten las leyes y los mecanismos de representatividad y de resolución de conflictos que de alguna forma hemos consensuado entre todos. Creo que eso tiene más valor que la tradición y la historia, que están bien para servir de referencia, pero no para condicionar decisiones actuales. Es la condición de ciudadanos la que nos otorga derechos y deberes, y la que regula la forma en que coexisten con los derechos y deberes de los demás.

    El nacionalismo y sus derivadas, derechos históricos … suponen una vuelta atrás hacia conceptos superados, por muy arraigados que estén y por mucho atractivo que tengan para un gran número de personas. Es como si la ciencia tuviera que basarse de nuevo en teorías ya superadas por razones estéticas o históricas (a mí personalmente, la teoría del calórico siempre me ha gustado: el calor es un fluido, o debería serlo).

    Me gusta imaginar situaciones límite en las que unos desconocidos entre sí tienen que cooperar para salvarse de un peligro inminente. Y me gusta elaborar mentalmente argumentos para decidir sobre posibles acciones. Ninguno de esos argumentos mentales pasa por decir “soy español, luego …”.

  • Sí, Tipotrueno, pero ya no me deja publicar como Perroantonio; bueno sí, me han dado un plazo de siete días antes de borrarme la cuenta. El caso es que me interesa mantener el perfil personal de Perroantonio y no crear un página de marca como Chopsuey, que es muy limitada. Por otra parte, publicar con mi nombre municipal para hacerme amigo del vecino, de mi prima o de mis exnovias me interesa tanto como hacer balconing en Roses.

    No pasa nada. Acepto las condiciones de la parte contratante de la primera parte y casi con toda seguridad borraré definitivamente el perfil. Quizá sea para bien o como decía Sabina, «y no perdí una hija / gané un cuarto de baño».

  • Bremaneur, gracias. Ya lo he puesto a circular entre los amigos y sin embargo amigos. En realidad, anoche sólo trataba de agradecerte la carcajada, me devolvió la vida que me había quitado el puto Betis, a veces soy estúpidamente lacónico. No sé si has escuchado la versión de Albert Pla, suena aún más bonita que la original.

    Coño, Perro. Al parecer “Perroantonio” suena menos creíble como nombre que “Etc.” como apellido, que es el que yo tengo puesto en Facebook. Me da igual si me echan, no consigo acostumbrarme al medio, o más bien no tengo nada que decir. Desde hace casi tres años lo he usado únicamente, hace sólo unos días, para reproducir el último post del blog de Crítico Constante.

    Eso es, creo, lo fundamental también aquí, tener algo que decir. Mar, usted lo ha conseguido muy pronto, a mí me costó bastante tiempo y aún me funciona sólo intermitentemente. El otro fundamento es quizá tener algo que aprender, y esta sí es una constante en mi caso, quiero pensar que no soy el único y que no lo tomaréis por falsa modestia. A propósito, creo que es un momento inmejorable para agradecerlo: a todos los pasados y presentes, por contribuir a hacer de mí un hombrecito. No pretendo decir, Mar, que sea también su caso, líbreme Dios, sigo hablando del medio y de mí, en la misma línea de otros que ayer y hoy han aprovechado su admirable arrojo de novata para hacer reflexiones de este tipo.

  • Me encanta tu sentido del humor, Doña Procu.

    Yo en cambio me estoy volviendo cada vez más gruñón y cascarrabias. Acabo de terminar HHhH, que mira que se lee en dos patadas, pero es que Laurent Binet – el autor – se me ha atravesado, y como Binet está por todo el libro, se me ha hecho muy insoportable. Binet escribe un poco como Carriere, pero a este se le perdona, pues él siempre era uno de los protagonistas de la novela.
    Pero por qué coño tiene que aparecer Binet en todas las páginas de un libro que reconstruye el atentado a Heydrich en 1942.

  • Y ahora estoy con Patria, y jopé, qué puto coñazo con eso monólogos sobre el reobozado de la merluza y que si mira y que buena soy yo.

    Joder, al grano hostias, ya; así, claro, llevo tres días y voy por el 9%

  • Sausage, creo que te confundes de elástica y estás pensando en el rosa furcia de hace dos temporadas. Ahora es un color azul que otros dirían es verde y que yo en los 80 vi en una tienda de Barbits. Y todavía tengo pesadillas.

  • S.
    Jueves, 21/09/2017 a las 20:11
    No nos engañemos, en muchos aspectos somos un Estado fallido. Hay amplias zonas del País Vasco, Cataluña y Navarra en las que el Estado no existe. Si ya tenemos dificultades para controlar a los Mossos, qué no sería en el Pais Vasco con décadas de policía, educación, y hacienda propias.
    ***
    Perroantonio
    Jueves, 21/09/2017 a las 21:38
    Ruego información sobre las amplias zonas del País Vasco y Navarra donde esto ocurra. Suelo usar mucho el servicio postal, el de carreteras y los estancos, RENFE y la Seguridad Social, y no me gustaría que los Guardias Civiles con los que me cruzo estén trabajando para el enemigo.

    Sí, hombre. Utilizan Correos y el pasaporte español si se van de vacaciones a Egipto. Hasta aceptan la ayuda de la Guardia Civil en las inundaciones. Es la misma razón por la cual los atuneros vascos arrían la ikurriña cuando necesitan ayuda de la Armada Española en aguas de piratas. Por una razón que cualquiera comprende de inmediato. Ahora, si tú me dices que la fuerza del Estado, la presencia de España, es la misma en Mollerusa, Cervera o Arenys de Munt, que en Solares, Cangas de Onís o Porriño, te creo.

  • Hombre, yo estoy hablando de otra cosa. Que los particulares sientan o no los colores de la camiseta, me trae al pairo. Pero que el ayuntamiento, el consorcio de aguas, la diputación o el Gobierno Vasco se salten la ley, me importa muchísimo. Yo creo que no lo hacen. Por la cuenta que les tiene.

  • Dice la prensa que el juez de Barcelona tuvo que llamar directamente a Trapero (con el altavoz conectado, así el fiscal y la secretaria del juzgado eran testigos) para que de una vez montara el dispositivo policial y la comitiva judicial saliera de la Consejería.

  • No, en el País Vasco de momento no se saltan la ley. Tampoco he dicho eso. Lo que digo es que la fuerza del Estado aún sería menor que en Cataluña para hacerla cumplir.

  • “Hay que joderse, me han echado de Facebook.”
    A otros los echan de casa. A esta vida hay que venir llorados.

  • Gracias, Satur.
    La confusión no es de Sausage sino mía. Pese a lo que he escrito no sé mucho de los colores cul y fachion. Para mi el pistacho es un fruto de seco y el melón una fruta.

  • “A los habitantes de Montana les irrita particularmente que el gobierno federal de Washington D.C., geográfica y psicológicamente remoto, les diga qué tienen que hacer. (Pero no les irrita el dinero del gobierno federal, del que Montana recibe y acepta aproximadamente un dólar y medio por cada dólar que envía a Washington.) Desde el punto de vista de los habitantes de Montana, la mayoría urbana estadounidense que dirige el gobierno federal no comprende en absoluto las condiciones de Montana. Desde el punto de vista de los gestores del gobierno federal, el entorno de Montana es un tesoro que pertenece a todos los estadounidenses, y no está allí únicamente para beneficio de los habitantes de dicho estado.”

    Jared Diamond, Colapso

  • “Tú llegarás a los 120 y morirás como quería Billy Wilder.”
    Qué pocos me quedan.

    Lo peor es que cada año pierdo medio centimetro. Menos de lengua. De algo hay que vivir.

    Dias atràs le di una lectura pausada y muy noctambula, hasta los amaneceres, a Baroja. Pues sì, es muy inteligente, la verdad. No sabia que hubiese sido panadero. Ni conocia el chascarrillo de Rubén (Baroja tiene mucha miga). Ni la réplica de Don Pio (Rubén tiene mucha pluma)

  • Sólo el clero de España tiene el privilegio de vestir de azul y únicamente el día de la Inmaculada, el 8 de diciembre. Simboliza pureza y virginidad. Ite misa est.

  • “Las primeras horas de la guerra de la guerra de 1914

    El verano de 1914 seguiría siendo igualmente inolvidable sin el cataclismo que descendió sobre tierra europea, porque pocas veces he vivido un verano tan exuberante, hermoso y casi diría… veraniego

    … En la víspera de aquel 29 de junio, que la católica Austria celebraba siempre como la festividad de San Pedro y San Pablo, habían llegado muchos clientes de Viena. Ataviada con ropas claras de verano, alegre y despreocupada…

    … Pero luego, aproximadamente al cabo de una semana, de repente empezó a aparecer en los periódicos una serie de escaramuzas, en un crescendo demasiado simultáneo como para ser del todo casual. Se acusaba al gobierno serbio de anuencia con el atentado y se insinuaba con medias palabras que Austria no podía dejar impune el asesinato de su príncipe heredero, al parecer tan querido. Era imposible sustraerse a la impresión de que se estaba preparando algún tipo de acción a través de los periódicos, pero nadie pensaba en la guerra. Ni los bancos ni las empresas ni los particulares cambiaron sus planes. ¿Qué nos importaba aquella eterna disputa con los serbios que, como todos sabíamos, en el fondo había surgido a causa de unos simples tratados comerciales referentes a la exportación de cerdos serbios? Yo había preparado las maletas para mi viaje a Bélgica, a casa de Verhaeren, y tenía mi trabajo bien encaminado: ¿qué tenía que ver el archiduque muerto y enterrado con mi vida? Era un verano espléndido como nunca y prometía serlo todavía más; todos mirábamos el mundo sin inquietud. Recuerdo que en mi último día de estancia en Baden paseé con un amigo por los viñedos y un viejo viñador nos dijo:

    -No hemos tenido un verano parecido desde hacía mucho tiempo. Si sigue así, tendremos una cosecha nunca vista. ¡La gente recordará este verano!

    Aquel viejo con delantal blanco de tonelero no sabía qué verdad tan terrible encerraban sus palabras.” (Stefan Zweig, El mundo de ayer)