Ucronía

giler
Por Satur.

Castellguindat de la Rabassada, 2037. Jordi Rataflutis i Babot ha hecho un descubrimiento formidable que va a poner su vida en peligro. Hace veinte años, en el Referendum del Uno-Cero, Xavier García Albiol, líder del PP de Cataluña, al ver cómo los Mozos de Escuadra lloraban y no cumplían con su labor, se acercó hasta la comandancia, pilló al Mayor Trapero por los cataplines y le conminó a cumplir con las órdenes judiciales. Tan fuerte apretó que Trapero se enamoró, y ambos fueron cantando jotas y arengando a las masas hasta el Palacio de la Generalidad, donde armados con unas tijeras le hicieron un corte de pelo normalmente humano a Puigdemort. Las fotografías de Puigdemort con un pelo normal «incendiaron las redes». Sin aquella pinta de fantoche, Puigdemort semejaba un dependiente de ferretería de barrio. Su halo mítico desapareció, los Mozos cumplieron con su trabajo, las enfebrecidas masas se amansaron y regresaron los tractores a arar el campo y a dejarse de tonterías. Albiol, en las inmediatas elecciones catalanas y convertido en un héroe, se alzó con el poder apoyado por Ciudadanos. La dirigente de este partido, Inés Arrimadas, se divorció de su marido nacionalista para matrimoniar con un lucense llamado Satur, que le convenció para que tramitara una ley para sustituir el himno de Cataluña, los Segadores, por una jota aragonesa. Así se hizo y pareció que en España, por fin, volveríamos a tener años de felicidad, abundancia, paz y ley. Pero con el tiempo, García Albiol hizo un inesperado giro ultranacionalista y se empeñó en declarar la independencia de Cataluña y organizar un referendum atendiendo a sus hechos diferenciales. ¿Qué había ocurrido? Millones de analistas políticos del mundo entero publicaban sesudos artículos explicando aquella deriva: extrañas alianzas, hambre de poder, sibilinas intervenciones extranjeras, la secular tozudez española… Pero, en Castellguindat de la Rabassada, Jordi Rataflutis i Babot ha hecho un descubrimiento formidable y peligroso. Lleva dos años trabajando en el Departamento de Estudios Nacionales Catalanes sobre los Hechos Diferenciales Nacionales Catalanes y Departamentales, perteneciente a la Consejería de Deportes. Armado con un potente microscopio tuneado de un Quimicefa que le regalaron los reyes cuarenta años atrás, Jordi Rataflutis i Babot se dedica al estudio químico-antropológico de los calçots. Ha descubierto que los calçots tienen una toxina microinvisible que por sí sola no es peligrosa. Comer un par de calçots no es malo, pero una ingesta numerosa durante años y aun meses provoca graves daños cerebrales: una obsesión compulsiva por hacerse socio del Barça, desórdenes del córtex sinodial donde se ubican los sentimientos de solidaridad, aumento de la imagen de ser diferente y superior a sus semejantes… todo aquello que conforma a un ultranacionalista. Jordi Rataflutis i Babot sabe que su hallazgo es mortal. Hundiría a las grandes empresas comerciales de calçots; ridiculizaría al actual gobierno secesionista de Albiol, invitado como nuevo presidente de la Generalidad a numerosas calçotadas por todo lo largo y ancho de la Comunidad Autónoma, y los servicios secretos catalanes tendrían en el punto de mira a Jordi Rataflutis i Babot para liquidarlo. ¿Qué hacer? Un fulgurante destello de la intuición le ha hecho pensar en Satur. Satur fue el primero en hacer uso de la nueva ley de 2036 de matrimonio bígamo y ahora convive con sus dos mujeres, Inés Arrimadas y Rita Maestre. Su religión le impide comer calçots y ha logrado que sus dos esposas abandonen la política, y Jordi Rataflutis i Babot recuerda la influencia que ejerció para cambiar los Segadores por aquella jota tan bonita, «Resplandecen tus piernas en las Ramblas, Pilarica», y el hecho de convivir en pareja con hembras tan dispares desde el punto de vista político. Sí, Satur, Inés y Rita son los únicos que pueden aconsejar convenientemente a Jordi Rataflutis i Babot. Entre los cuatro pueden parar la nueva deriva separatista. Se abre una nueva era en España. Cuatro héroes se disponen a salvarla.

[Con mucho cariño para todos los citados, excepto para Trapero y Puigdemort. Ilustración plagiada de un número del fanzine La Tarde y creada por G. del C.]

« »

© 2018 ÇHØPSUËY FANZINË ØN THË RØCKS. Tema de Anders Norén.

↓