La entropía

No a la entropía, sí al amorPor Proxuey.

La entropía, sí. La magnitud termodinámica que mide la parte de la energía que no labura. Eso que, dicho en sus términos circuncisos, pone nombre a la irremediable tendencia del cosmos a hacerse mierda. Tú confías en que tienes una ley física intachable, un principio que gobierna la república del intercambio calorífico. Tú confías en eso, con su incalculable gasto de luz, y luego es para nada. ¿Por qué? Por la entropía. La entropía es molesta e insidiosa como un dolor de cabeza, la entropía es el tormento sordo de los zapatos que te comen los calcetines y de las bombachas que no ajustan, y también es esa incomodidad en el ojo cuando alguien, por error, te clava en la córnea una aguja de hacer calceta de veintitrés centímetros. La entropía es irritante.

Nos preguntamos a menudo cuánto tiempo de nuestras vidas empleamos en desenroscar y enroscar la tapa del bote de Nescafé, atar y desatar cordones, abrochar y desabrochar abrigos, subir y bajar la cremallera de las pretinas, abrir y cerrar los cajones y la puerta del portal. No es que no haya actividades no lineales en nuestras vidas plenas de contenido. Por supuesto. Pero no es el momento de abordar escenarios borrosos: tenemos un algoritmo, pues apliquémoslo. ¿Qué indican las proyecciones algebraicas sobre la letra eme, y no digo más? Que las idas no encajan con las vueltas, que los números bailan, que te pica un brazo y es que te falta algo. ¿Por qué? Porque la entropía nos sisa, nos consume y no deduce. Hay que tapar el bote de gel. Claro. Qué fácil es decirlo, el papel lo aguanta todo. Pero un día dejas abierto el tubo de dentífrico. Un día una brisa que entra por la ventana batiente y agita el visillo de muselina tumba el cartón de leche que se había quedado fuera de la nevera. Y pasa lo que tiene que pasar. La leche se derrama, pero tú no te das cuenta porque también olvidas entrar en la cocina. La cocina es de butano, hace mucho que no revisan las gomas y además sigues fumando. Mejor hagamos una elipsis.

Yo tenía una granja en África al pie de las colinas de Ngong y tenía también un hijo metido en una de esas habitaciones. La última vez que lo vi era aún un niño. Sé que sigue aquí y que a veces se abre camino por algún sitio entre la torre del ordenador, los calcetines sucios, los restos de un accidente aéreo y las cajas vacías de cereales. Lo sé porque él por lo visto va a un instituto, lo sé porque la profesora de matemáticas es conocida de una amiga y ellas me han hablado. No dejo de imaginar el momento de nuestro reencuentro: ¡Hijo mío!, le digo. Hijo mío y tonto como el que más, haz el favor de ordenar esta antropía, esta zahúrda, esta espelunca. De qué vas. Capullo. Memo. Con amor y mucho tacto es mejor, amigas. Es difícil pero da resultado.

Por eso mismo deseo concluir con un mensaje esperanzador, porque la esperanza es difícil pero es lo único que da resultado. Que si armadas de fiera escoba una mañana, una tarde, una noche de insomnio os atrevéis a mirar bajo la cama, quedaréis hechizadas por los aterciopelados ovillos y hasta recios pelotones que el polvo ha tramado; sí, esos que trotan como corderos y te miran con sus ojitos soñadores. Las personas negativas no verán sino polvo e inmundicia. Y sin embargo yo os digo que la Luna y los planetas se forjaron de esa misma mugre, del polvo y la entropía de las casas, pero en mucha más cantidad. Solo hay que esperar un poco todos unidos. Solidaridad, confianza. La Luna no está tan lejos.

—¿Qué está más lejos, la Luna o Londres?
—¿Tú ves Londres desde aquí? A que no. Pues eso.

123 comentarios

  • Adaptaciones 3 de ene de 2014 07:51

    Hostias! ¿Labura, bombachas?
    No me joda, va a ser usted argentina y psiquiatra…

    Y eso vos, ¿por qué lo desís?

    holmesss 3 de ene de 2014 09:57

    Esteeeeee…
    ¿Ha probado con el carbón el día de Reyes?

    Es que no quiero quitarle la ilusión.

    Srta. Bellpuig 3 de ene de 2014 10:11

    ¿La señorita Procuración es la de la derecha o la de la izquierda?

    La señorita Procuración es la que sacaba la foto a sus señoras madres, querida Señorita.

  • Procu, sus entradas tienen la virtud de ponerme de buen humor, cosa que siempre es de agradecer.

    Gracias, pues.

  • Oh, querida Proxy yo también tenía un hijo, era pequeño, dúctil, suave que se diría era todo de algodón. Pero por culpa de la entropía esa (sospecho) ahora se ha instalado en casa un jayán que a veces me saluda y otras me pide de comer.

  • ¡¡¡AAhhhhhhh!!! ¡Así que se trataba de eso!
    Nunca fui muy buena en física, pero tal y como me lo ha explicado la seño Procu, lo he entendido a la primera.

  • Una vez miré debajo de mi cama. Sentí un olor nauseabundo y al tirar de escoba, allí estaba la razón: Un ramillete de ratoncillos momificados como regalo de amor.
    Mi gato, que es un romántico.

  • Bonnie 3 de ene de 2014 11:01

    Mi gato, que es un romántico.

    Que usté, siendo viti, tenga gato, la convierte a mis ojos en algo más que una mujer interesante.

    A ver si no nos pilla ni la Bella Tare ni su @locorobello.

  • Doña Procuración, no puede hablarle así a la Srta. Bellpuig. Es una mujer sensible (y me va a gastar todos los clinecs).

  • Me hallo en la biblioteca del Centro de Estudios Políticos y Constitucionales que dirige con mano férrea Javier Conde. Tengo frente a mí los 7 tomos de las Obras Escogidas de Juan José Linz publicadas por este mismo Centro. Afirmo que su lectura (escogida) es fundamental para poder entender España. Es admirable esta biblioteca situada en un magnífico edificio, junto al antiguo Senado, en la madrileñísima Plaza de la Marina Española.

  • No se moleste, señorito Bremaneur, una bien sabe que aquí no se la quiere. Pregunta una inocentemente, creyendo que la foto era autobiográfica, y sólo consigue malas palabras.

    Se quejan de sus hijos, pero estas jóvenes hace tiempo que perdieron los modales. Aunque también es verdad que no todas han podido recibir una educación en el Colegio de las Esclavas de la Purísima.

  • Desde que no escriben los de ciencias y el Marqués se despista en las bibliotecas esto es un caos y se cuelan logaritmos por algoritmos sin que nadie levante una ceja. Dicho sea con cariño.

  • “Nos preguntamos a menudo cuánto tiempo de nuestras vidas empleamos en desenroscar y enroscar la tapa del bote de Nescafé, atar y desatar cordones, abrochar y desabrochar abrigos, subir y bajar la cremallera de las pretinas, abrir y cerrar los cajones y la puerta del portal”

    Y a emparejar calcetines. Pues no, YO YA NO. Ahora los compro todos diferentes. ¡Se acabó, hombre, ya!

  • Taxonomía nickera.

    Los de ciencias atascados y deslumbrados por su concreción, como un conejo ante las luces, en tuister_666.

    Los demás por todas partes, incluyendo este bló.

  • He corregido lo del algoritmo, no vaya a ser que por un quítame allá esas pajas no le vayan a llamar a la Srta. Procuración de la Academia.

  • Haga como mejor le parezca, Señorita. Pero, naturalmente, yo me refería al hecho de que la cantidad de entropía de un sistema es proporcional al logaritmo natural del número de microestados posibles. A eso es a lo que esta autora ha diáfanamente aludido. Pero una ya está muy bregada en la incomprensión (en la general y en la específica; en la básica y en la ampliada). Ad astra per aspera.

  • Yo tampoco quiero señalar ni meter agujas de calceta en ojos ajenos; que lo mío es más meter la de ganchillo. Pero Proxy es una resabida y anda muy crecida ella desde que se sabe muy deseada que hasta le contesta y todo a la Bella señorita Puig.

    ¡Y tengoooo yo unas envidias tan poco sanas!

    Ya está, tenía que decirlo. (Marcho a una biblioteca que parece ser que allí hay ambiente o a Londres que me queda más cerca)

  • “Te vas a estrellar por áspera”. Así es como traducimos las azafatas el dicho latino ‘ad astra per aspera’. Es latín vulgar.

  • Entonces vi estas palabras escritas en la pared de baldosas, encima de un lavabo:

    To be is to do – Sócrates
    To do is to be – Jean-Paul Sartre
    Do be do be do – Frank Sinatra

    Kurt Vonnegut (Deadeye Dick)

  • Al salir del Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, cargado de doctrina, me he dado de bruces con el Caripén. Tal tablao, de negra memoria, fue propiedad del Pescaílla. Allí me dieron una paliza de muerte unos gitanos, por un quítame allá esas pajas. Cierto que corría el año 76 y el cadáver del Caudillo aun estaba caliente. No aprendí la lección y recibí una segunda advertencia, esta vez definitiva, en la puerta de Los Canasteros de la calle Barbieri. Algunos ya saben la historia de la mojada en la ingle que me tuvo a las puertas del infierno. Hubieron de pasar 20 años ante de que volviera a las andadas en Casa Patas. Pero esa es otra historia ya conocida que no voy a repetir. Solo digo que en días de borrasca con muchos milibares en negativo como hoy, siento en la ingle como una “puñalá” y en mi alma muscho temor.

  • Una gran amiga me contó una vez que antes de hacer el amor siempre barría debajo de su cama.
    -¿Supersticiones gallegas?, le pregunté.
    No. Es por si viene mi marido. Que mis amantes no crean que soy una guarra, me contestó.

    Feliz 2014 a todos.

  • Me he provisto de material de primera para continuar mi tarea evangelizadora en terreno tan yermo como Chopsuey. Aparte de los 7 tomos de Juan José Linz citados supra, he adquirido dos obritas princeps: Selección de escritos políticos de Edmundo Burke y El pensamiento político de Gonzalo Fernández de la Mora.

  • Mientras tanto, doña Procu, no se deje usted arrastrar al entropicio.

    ( -> Amanda Palmer – Runs In The FamilyWho Killed Amanda Palmer – Video Series: Part 4)

    ((Please, Miss Bellpuig, limpie fije y dé esplendor.))

  • Vi ‘A propósito de Llewyn Devis’. Buena, como todas las de los hermanos Coen, pero monótona y sin ninguna κάθαρσις. Por cierto, Srta. de las Carmelitas (BellaPuig), hace dos días me preguntó usted si quería que me sirviera usted algo, y le dije que sí, que un Behemoth, por favor. Con lo atareada que está se le habrá olvidado, supongo… ??

  • El otro día vi un docu sobre la Faraona, con entrevistas a sus nietas y mucho material añejo. Aparecía el Caripen, entre otros. Mi conclusión fue reafirmarme en que no veo Arte en Lola Flores de ninguna época, y sí en su marido.

  • Con Proxuey la entropía no tiene nada que hacer. Cero absoluto. Es pura energía. Y puro (algo o loga) ritmo. Mucho Pink Martini, pero yo lo que leo ahí arriba es solo rocanrol. (But I like it).

  • Adaptaciones 3 de ene de 2014 13:59
    Taxonomía nickera.

    Los de ciencias atascados y deslumbrados por su concreción, como un conejo ante las luces, en tuister_666.

    Los demás por todas partes, incluyendo este bló.

    10/10

  • Yo también tengo viñas y gatos. No soy enóloga ni rubia peligrosa Adapts mi amor, pero cuiadito si se despista de mis quereres, que le suelto así cómo no quiere la cosa un desorden cósmico con eclipses, las elipses y un problema matemático no resuelto más cuando la lindas hadas por entropía se trasformaron en lobas

    Avisado queda

  • Toooodo el día reflexionando sobre la aportación de Funes vía Madmen.
    ¿Qué desea la mujer? Todo
    ¿Qué desea el hombre? Todas
    Con estos mimbres el matrimonio resulta un pacto asombroso ( y el homosexual entre hombres, directamente incomprensible ) , y ventajoso para una de las partes.

  • Procuro fijarme 3 de ene de 2014 21:12

    Juli0, es usted pr0digi0s0.

    Gracias, doña Procu. Sus entradas siempre me motivan.

    El caso es que siempre he pensado que ustedes las mujeres, más ordenadas, en general, que nosotros, especialmente en la casa, también eran más capaces, valga la paradoja, de sobrellevar, en ese mismo ámbito doméstico, el caos, la anarquía y el desconcierto.

  • El premio fue para el 09 Bonnie. Del 10 se ha embotellado demasiado, para explotar el éxito, aunque a mí me sigue agradando.

  • Oh, para variar me he pasado de listo con el algoritmo. Bueno, que se vayan acostumbrando los que no me conocen.

    En mi descargo, Procurofijarme, me cegó el verbo ‘aplicar’.

  • Yo soy fan de la entropía y odio el amor, por lo que he gozado del artículo y soy contrario a la ilustración.

    Srta. Bellpuig, gracias por añadir en los menuses de la derecha un blog&roll donde localizar nuestras webs favoritas.

  • A mí no me vuelva usted loca con logaritmos, algoritmos y ornitorrincos, ¿eh? Que se aprovecha que soy de letras para confundirme, pero sepa usted que de las cosas del mundo voy muy sabida.

    A ver, señores directores, ¿tengo que corregir o no tengo que corregir?

  • 4 de ene de 2014 11:02

    Señor Mercutio, el logaritmo en crema y en loción se aplica; si el logaritmo es en grageas se ingiere y cuando se trata de comprimidos masticables de logaritmo, entonces se chupa.

    Y cuando los logaritmos vienen en supositorios, ¿se fuman?

    ¿Hay logaritmos en supositorio?

  • Y cuando los logaritmos vienen en supositorios, ¿se fuman?

    ¿Hay logaritmos en supositorio?

    Gómez, lo he consultado: hay.
    Los supositorios por lo visto se introducen. Introducción (o exordio) de supositorio (de logaritmo o de lo que sea, vaya).

  • ¿Aquí no viene ningún arquitecto a escribir sus cosas? Es que con los filósofos y lingüistas de la filo lógica esa ya no puedo.

    Se hacen ustedes una pandi… que no me extraña que vuelva loca al mal pagá de Bella. Y una que es artes, wiki, caprichosa y de acupuntura, me cuesta seguirles

    Qué bonito ese blog y roll. Mas falta el mío

  • holmesss 3 de ene de 2014 23:23

    Toooodo el día reflexionando sobre la aportación de Funes vía Madmen.
    ¿Qué desea la mujer? Todo
    ¿Qué desea el hombre? Todas
    Con estos mimbres el matrimonio resulta un pacto asombroso ( y el homosexual entre hombres, directamente incomprensible ) , y ventajoso para una de las partes.

    Holmesss, iba yo a dejarlo correr…
    ¡Iba yo a dejarlo correr!
    Sólo una documentación cuidadosa y exhaustiva puede garantizar el éxito de la investigación, pues cualquier problema se torna insoluble si se equivocan los datos, lo cual constituye un principio metodológico inexcusable. En otras palabras, no a todo.
    ¿Qué quieren las mujeres? Cada una una cosa, como los hombres. En el pueblo de Perro algunos dicen auscalo, que es como a buscarlo y vete a saber.
    Y el heminsoportable artículo argentino que enlacé y que alivió mucho a Adapts, entre otros tópicos psicoanalíticos mencionaba uno muy importante: el deseo no es de la especie sino del individuo. Hay una ética del deseo porque hay una responsabilidad en él, que es siempre del sujeto.

    Y lo que yo quería saber es si sus fotos de moreras son de árboles o de zarzamoreras. La zarzamorera es mi planta favorita, en cambio creo que nunca en mi vida he visto una morera más que una vez que estaba con mi padre en un sitio que podría ser Burgos pero tal vez era La Rioja, Bonnie, y mi padre me la enseñó. Lo que pasa es que me parece que es un recuerdo inventado. Una memoria histórica como otra cualquiera sin verdadera base documental.

  • Es llamativo que una curiosa como usted no haya tenido gusanos de seda. También que prolongue ‘zarzamora’. Pero merece las menciones y las listas.

  • 2014: los hermanos ANSÓN, y la srta Procuro, siguen dándonos la puta chapa. Luis María, en el nuevo cultural de EM, se nos presenta con un grotesco editorial alabando la última deposición de Arturito. Rafael, el hermano tonto, sigue con su Academia de Gastronomía diciendo tonterías pagadas, ahora sobre la paella “auténtica”. En fin, la pesadísima e inundadora con la gracia en el culo sigue dando la brasa. Parece que nada cambia.

  • Bueno, bichos palo, en plan criadora consciente y responsable de mi deseo. Porque he tenido mariquitas, bichos bola y cochorros (escarabajos de San Juan) a montones. Y mi hijo ha metido en casa de contrabando caracoles, gusanos (no de seda sino lombrices de las asquerosas), cortapichas (tijeretas) y arañas (¡aaaaaaaaah!) a patadas. Estos, que me vengan ahora a la mientre.

  • Bonnie 3 de ene de 2014 20:26

    ¿No era una guarra con sus amantes, Rockambolesco?
    ¡Qué fatalidad!
    __________

    Eso mismo me dije para mis adentros, Bonnie.

  • A mí me parece muy bien que un juez de atildada melenita haga un auto manifestando que no ve delito alguno en el aquelarre montado por un grupo de ex terroristas con pendiente. También me parece bien que alguien del ejecutivo diga que a pesar de lo que diga el juez al Gobierno tal asunto le parece “repugnante”. Ya no me parece tan bien que otra miembra del ejecutivo diga que se va pa Panamá para hacer cumplir un contrato a una empresa privada española, sobre todo teniendo en cuenta el éxito de sus gestiones con I.A.G.

  • El Magazine de El Mundo pasa a llamarse Fuera de serie. La primera portada es para Xabi Alonso. Miles de merengazos comienzan a ponerse tiernos…

  • La deriva del EM hace que algunos hayamos vuelto a leer EP. Fátima será fea y hablará mal, pero ahí están los resultados. Cada vez soy mas fan, como era Umbral, de Rajoy. Espero, en primera posición de saludo, que me llame si hay cambio de Gobierno.

  • marquesdecubaslibres 4 de ene de 2014 19:12
    La deriva del EM hace que algunos hayamos vuelto a leer EP.

    Cierto. Como también que seguiré unos cuantos años más sin votar.

  • En esta casa se sabe que después de Hegel reinterpretado por Kojève, y de éste reinterpretado por Fukuyama, no ha lugar para las ideologías. Por tanto católicos, comunistas y nacionalistas solo hacen que el ridículo. Cierto que hoy aquellos son inofensivos, mientras que los nacionalistas no, pues tratan de imponer por la fuerza sus locas creencias.

  • En España los nacionalistas han impuesto sus creencias por la fuerza. Eta, Terra lliure y los anormales gallegos, por ejemplo, con la connivencia de los supuestos partidos democráticos como Pnv, Ciu o Bng. Ahora bien, a día de hoy, no. Bastaría con no retransmitir como borregos (perdón, Clairette) sus puestas en escena.

    El fin de la historia, el fin de las ideologías… y el fin del cine, con David Lynch. Propongo crear aquí dos grupos, uno pro Larsvontrier y otro pro Davidlynch y repartirnos estopa hasta que alguno salga llorando.

  • En la zona de La Rioja en la que vivo sí que hay moreras, Procu, morera blanca, recuerdo de ir con mi padre a coger hojas para los gusanos de seda. Esos proyectos del colegio que te mandan cuidar los gusanos y que te ponen nota por hacer el trabajo. Yo estaba interesadísima en saber cómo era por dentro un gusano. Cogí unas tijeras y lo corté, salió una crema verde fosforita muy chula. Anoté este hallazgo en el trabajo y llamaron a mi madre para que hablara con el profesor.
    ¡Cosas de chiquillas!, dijo mi madre.

  • ¿Acusa usted al BNG de ser un grupo terrorista gallego?

    Ahorita mismo me visto y me voy. Hasta los ovarios y más allá estoy de tontunadas

  • Bonnie, empezaba a asomar leatherface. A mí nunca me pusieron deberes ni nota pero al cole llevábamos las cajas de zapatos con agujeros. Y quien me orientó a la morera fue también padre. Tare, no se vaya, pelee.

  • Uf, va a ser que tampoco. Los alaridos de El Mundo, Abc, etc., y la repugnante satisfacción de El País demuestran que no hay ni un solo medio de comunicación sensato en este país.

  • Vale, de acuerdo, me ha convencido, Srta. Bella Puig.
    Tráigame ese combinado o cocktail, Srta. BellaPuig.

  • * Yo aun estoy esperando a que la Bellipus me conteste una consulta. No es seria.

    * El poster de Brema es la hostia, me he quedado dudando si el descabezado es el amante o el legítimo. Por lo que me toca.

    * Bella Tare, ¿Qué tal sienta tu propia medicina, ein? (Tanto jovencito, tanto jovencito…)

    * Señá Procu, no se preocupe, el marqués siempre ha sido asín.

    *

    tipomaterial 4 de ene de 2014 19:17

    ya no te retwittea ni Adapt.

    Tipoeme, oiga, que no doy a basto, tengo la lista de lectura y las suscripciones petás. Sigo siendo igual de agradecido, pero cuando lo leo, no antes, es una cuestión de honestidad.

  • MORERAS
    Llevo un rato pensando dónde puedes ver moreras, Proc, y la verdad es que no se me ocurren muchos sitios. Es un árbol que no suele ponerse en las calles porque sus frutos manchan las aceras y pueden estropear la ropa.

    De primeras, recuerdo haber visto al menos una morera en el Jardín Botánico de Barakaldo, el que está junto a las torres de Megapark, en la zona de los frutales. Por cierto, que es un jardín interesante. Los árboles aún no son muy grandes porque apenas lleva abierto unos años, pero hay una gran variedad de especies. Aunque ahora, en invierno, no es el mejor momento para visitarlo.

    Hay unas hermosas moreras en la Plaza Zuloaga de San Sebastián, en la Parte Vieja, en la esquina opuesta al Museo San Telmo. Si usas Google Earth y descargas ahí mismo el muñequito de Street View podrás verlas en primer plano.

    Donde sí recuerdo que hay unos ejemplares gloriosos es en Hendaya, junto al monumento a los caídos en la Gran Guerra, y también ejemplares más pequeños en el paseo que desde allí va bordeando la bahía hasta el puerto deportivo.

  • “¿Qué otra cosa es la vida sino resistir?”. Lo decía mucho mi abuela, pobrecita. Un concejal del BNG también tiró de la frase como toda respuesta cuando le preguntaron por esta gente. Qué cierto, en los mataderos y en los palacios: qué otra cosa es la vida sino resistir. Ahora y siempre al invasor.

  • Marqués, la historia de la mojada en la ingle está muy bien, pero hoy me ha interesado lo que apuntó sobre los milibares en negativo y su influencia en la cicatrices. No le pido que haga una entrada sobre el tema, que veo que ahora está a otras cosas, pero si puede extenderse un poco más sobre el asunto desde su experiencia de médico y apuñalao, yo lo agradecería.

  • Bellpuig me tiene manía. Es verdad que me ha metido en el blog&roll y yo lo agradezco mucho, pero también es verdad que me modera a discreción. Yo creo que le molesta que salga en la foto sin camiseta.

  • Nuestro organismo esta adaptado a una estrecha banda de temperatura y presión atmosférica. Cuando ésta baja con brusquedad los baroreceptores vasculares reaccionan estimulando la liberación de neurotransmisores que actúan sobre la fibra lisa del endotelio vascular que al contraerse logra reequilibrar la presión arterial.

  • Pero esos neurotransmisores tienen también efecto a nivel del sistema nervioso central, por lo que la caída de los milibares causa unos evidentes efectos psicológicos. El mas conocido es aquel que el hombre de campo o de mar convierte en indicador de un cambio de tiempo. Así marinos avezados sienten la borrasca en sus entrañas antes de recibir el aviso de los servicios metereológicos.

  • Otro efecto conocido se produce sobre articulaciones artrósicas o cicatrices profundas, que habiendo estado en silencio se despiertan ante la bajada de presión. Ello se produce porque los efectos de los neurotransmisores se producen en toda nuestra economía. Algunos toreros castigados por las roturas de taleguilla apenas pueden moverse de la cama durante las borrascas que aún sin llegar a la Estaca de Bares se perciben en Alosno.

  • Hace unos días, mientras practicaba mi calistenia matinal, barrunté una desgracia. Sabía que iba pasar algo pero no sabía el qué. Al efectuar un abdominal inferior sentí como una ráfaga de fuego en la zona inguino-escrotal. Me palpé temeroso de haberme roto por dentro, herniado o algo peor, cuando noté como la cicatriz inguinal estaba pétrea, ingurgitada. En una décima de segundo reviví la cara de aquel gitano que con feroz esgrima estuvo a punto de mandarme al infierno. Recapacité y en aquel momento supe que Hércules entraba en ciclogénesis. Miré el barómetro y comprobé que aguja yacía en la zona negativa de los milibares.