El asesinato de Baroja, 6. El asesino

borraja
Por José Martínez Ferreira.

Desde que en julio de 1936 fuera asesinado Pío Baroja hasta que se supo el nombre del culpable pasaron más de veinticinco años, durante todo ese tiempo la historia oficial ocultó lo que verdaderamente había sucedido mostrando el crimen como un accidente fortuito en un control de carretera, tal y como decía la nota de prensa emitida por el General Mola en Burgos transcrita en el segundo episodio de este trabajo. En 1962 la historia se reescribe con la entrevista que concede el requeté Julio Anguita, presente, según él, en los hechos, a César González-Ruano, en la que identifica a su compañero Juan Mendizábal como autor material del crimen. Hasta dónde es real lo que contó Anguita al ABC nunca se sabrá pero su relato se ha tomado como cierto desde su publicación. ¿Quién fue Juan Mendizábal? Su nombre aparecía en varios lugares pero no fue hasta que José-Carlos Mainer publica su reportaje “Baroja y su asesino” (El País Semanal, 17 de julio, 2005), donde se recogen y ordenan todos los datos conocidos hasta ese momento de la vida de Mendizábal, cuando empezamos a conocerle de verdad. Todavía queda mucho por saber de su biografía ya que varios años de su vida siguen en total oscuridad. En este episodio de “El asesinato de Baroja” intentaremos resumir, añadiendo descubrimientos posteriores al artículo de Mainer, lo que se sabe de aquel joven navarro que acabó con la vida de Pío Baroja de un disparo en la cabeza.

Juan Mendizábal Muruzábal nace en Pamplona el 31 de enero de 1915. Su padre, Juan Mendizábal, es médico en Pamplona, su ciudad natal, mientras que su madre, Estrella Muruzábal, nacida en Leiza, es pianista aficionada, siendo una de las fundadoras en 1918 de la agrupación “Los Amigos del Arte” y durante varios años colaboradora de la Orquesta Santa Cecilia. Juan comienza sus estudios en el elitista Colegio de los Capuchinos de Lecároz junto a sus dos hermanos, Pedro y José María, y en 1934, siguiendo la tradición familiar, se matricula en la Universidad de Zaragoza para estudiar medicina. Al acabar el curso de 1936 Juan regresa a Pamplona. Sus padres y hermanos están de vacaciones en Biarritz y allí se quedarán durante toda la Guerra, según la documentación aportada por Mainer en su artículo.

Nada más producirse la sublevación militar del 18 de julio comienzan a organizarse y armarse en Pamplona los requetés y Mendizábal se alista el día 22 en la columna mixta de requetés y militares al mando del coronel Joaquín Ortiz de Zárate. La columna tiene como principal misión ocupar los montes cercanos a Oyarzun tras unirse a los requetés al mando de Alfonso Beorlegui, que ocupan Vera de Bidasoa. La columna sale de Pamplona a las 4 de la tarde del mismo día 22 en cuarenta camiones requisados, pasan por Almandoz donde Mendizábal ve a Baroja asomado a un balcón y siguen hasta Narvarte, lugar en el que se produce la muerte de Baroja, tal y como se relata en el primer capítulo de la serie.

Su paso por la Guerra Civil se puede seguir a través de distintos relatos. Tras abandonar Navarra por la orden de Mola de desviar varios vehículos de la Columna Ortiz de Zárate a Zaragoza para que él y sus compañeros desaparezcan del escenario del crimen que han cometido, el requeté se instala en la capital aragonesa, ciudad que conoce perfectamente por sus estudios y en la que campa a sus anchas, al decir de Anguita. Por el esclarecedor “Fusilados en Zaragoza, 1936-1939: tres años de asistencia espiritual a los reos” (Mira Editores, Zaragoza, 2003), diarios del capuchino navarro Gumersindo de Estella recopilados por Tarsicio Azcona y José Ángel Echevarría, podemos situar a Mendizábal en primera línea de la represión contra los republicanos. Cuenta Estella que “entre los fogonazos he distinguido al hijo de Estrella, a quien tantas veces vi jugar en casa cuando venía con su madre a tocar con Emiliana, nos hemos mirado y reconocido pero no nos hemos hablado. Qué dolor ver a aquel niño que tuve en mi regazo convertido en un ejecutor, Dios le perdone”. La madre de Mendizábal había sido compañera de conservatorio de la pianista Emiliana de Zubeldía, hermana de Gumersindo de Estella, y ambas se veían cada vez que la concertista volvía a Pamplona de sus giras por el extranjero. La anotación transcrita del capuchino pertenece al día 7 de octubre de 1936, día en el que, entre otros, son asesinados en la tapia del cementerio zaragozano de Torrero los hermanos Augusto y José María Muniesa Belenguer, profesores ambos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Zaragoza. El primero de ellos, Augusto, que años antes había sido concejal del Ayuntamiento de Zaragoza en representación del Partido Republicano Radical Socialista, en enero de ese mismo año había expedientado a Mendizábal tras una violenta discusión entre ambos en la clase de Histología y Anatomía Patológica, en la que, según la documentación que se conserva en los archivos de la Universidad, Mendizábal amenazó de muerte al profesor, debido a lo cual fue apartado de las clases durante dos semanas, según cuenta Luis G. Martínez del Campo en “Depurar y ahorrar. La purga del profesorado universitario en Zaragoza (1936-1945)” (ROLDE – Revista de Cultura Aragonesa, núm. 132, pág. 4-15, Zaragoza, 2010) –PDF-, quien adjudica a Mendizábal personalmente el asesinato de los profesores. Gumersindo de Estella cita dos veces más a Mendizábal en sus diarios como participante activo en sacas de presos republicanos.

La narración pasa ahora a Manuel Sánchez Forcada, quien nombra en varias ocasiones a Mendizábal en su “Diario de campaña de un requeté pamplonés (1936-1939)” (Príncipe de Viana, núm. 230, pág. 641-681, Pamplona, 2003) –PDF-. Por ese diario sabemos, entre otras cosas, que Mendizábal torea unas vaquillas en Benavent el día de San Fermín de 1938, “el Comandante da orden de que la valla de la plaza esté acordonada por los requetés, pero sin fusil. Juan se lleva las mayores ovaciones, el toro le hace rodar por el suelo varias veces; pasamos un gran día”. Un mes más tarde, el 12 de agosto, tras una fugaz visita a Zaragoza, Mendizábal está de nuevo en la provincia de Lérida y a cinco kilómetros de donde había toreado, en La Portell, a orillas del Noguera Ribagorzana, se produce un “ataque con más intensidad debido a lo cerca que estamos de ellos, la artillería y la aviación no pueden actuar; nuevamente muchas bajas, muere Martín”. Días después, el 18 de agosto, aparece en El Pensamiento Navarro la esquela de Martín Aldaya Zabalza, requeté del Tercio del Rey, muerto a los 26 años, quien casi con toda seguridad es el Martín presente en la muerte de Baroja.

Según Anguita al final de la Guerra Mendizábal y él están en Barcelona. Aquí terminan los datos de primera mano de Anguita sobre Mendizábal, diciendo que se queda en la capital catalana mientras él se vuelve a su casa en Puente de la Reina. No se han encontrado todavía datos seguros sobre esos años de la vida en Cataluña de Mendizábal, seguramente participó en distintas operaciones represivas a la vez que se movió en terrenos cercanos al contrabando y a la extorsión. Así al menos se apunta en la sección El estraperlo de “El primer franquismo en Manresa en un clic (1939-1959)” de la página memoria.cat de la Associació Memòria i Història de Manresa, en la que se le identifica como Juan Navarro, personaje citado en varias ocasiones por la Guardia Civil y del que hay constancia de su breve paso por prisión.

Tras esos años oscuros en la Barcelona de la posguerra Mendizábal vuelve a aparecer en 1945 acompañando al SS-Hauptsturmführer Miguel Ezquerra como uno más de los españoles reclutados por éste para defender a Alemania ante la inminente caída de Berlín en manos de los Aliados. Ezquerra y Mendizábal se conocían del Frente de Aragón, donde ambos habían luchado en la Guerra Civil, tal y como cuenta el oscense en “Berlín, a vida o muerte” (Acervo, Barcelona, 1975), “salido de no sé dónde apareció una mañana un viejo compañero de trinchera y frascas, el navarro loco Mendizábal. Combatimos codo con codo hasta que todo terminó”. Sin saberse ni cuándo pasa la frontera hacia Francia ni cómo llega a la Alemania nazi, o si participa en alguna batalla anterior dentro de la División Charlemagne, Mendizábal se acopla desde el primer momento en la Einheit Ezquerra junto a restos de la División Azul y otros voluntarios españoles de la Waffen-SS. Hitler se suicida el 30 de abril en su búnker pero Ezquerra y los suyos siguen peleando hasta que, brazos en alto, al amanecer del 2 de mayo de 1945, se rinden a los soldados soviéticos. “Aunque había amanecido, todo estaba todavía muy oscuro por el humo de la batalla. Salimos con las manos en alto y a Juan casi lo matan allí mismo porque las bajó un momento para encenderse su último cigarro. ‘Rusos, hijos de puta’, murmuraba sin parar con el pitillo entre los dientes mientras nos llevaban no sabíamos dónde”.

Los prisioneros son enviados a distintos campos de prisioneros en la URSS, aunque Ezquerra logra escapar en Polonia y volver a España. En un primer momento Mendizábal va al campo de prisioneros de Makarino, donde trabaja bajo cero pasando grandes penurias. José Ruano Ferrer, divisionario caído prisionero en Krasny Bor, lo cita en “José Ruano Ferrer, 11 años en el gulag” (Revista Aportes, vol. 29, núm. 84, pp. 7-78, Madrid, 2014) –PDF-, extenso artículo de Héctor Alonso en el que recoge entrevistas y fragmentos del diario de Ruano, como el compañero con el que le roba la comida a un perro: “No lo pensamos ni un momento; enarbolando los picos nos fuimos derechos al perro, dispuestos, pasase lo que pasase, a arrebatarle la lata de condumio. El animal, al vernos llegar en actitud amenazadora, defensivo alzó la cabeza enseñando los afilados dientes; pero Mendizábal le pegó rápido un fuerte golpe con el pico”. Tiempo después Mendizábal es trasladado al campo de Cherepovets, lugar donde pasa el resto de sus años en prisión y donde al parecer hace valer sus estudios de medicina, ya que Julián Fuster Ribó, médico en el campo de prisioneros de Kengir, lo nombra en una de las cartas a su hermana transcritas por Luiza Iordache en “En el gulag. Españoles republicanos en los campos de concentración de Stalin” (RBA, Barcelona, 2014), “me dijeron que había un médico navarro llamado Mendizábal en Cherepovets y a través de la Cruz Roja pude escribirle, hace poco recibí su respuesta”. No se conservan esas cartas entre ambos médicos. Desde principios de los años cincuenta se empiezan a hacer gestiones en España para repatriar a sus presos en la Unión Soviética, pero no es hasta después de la muerte de Stalin cuando comienza esta liberación, llegando el primer barco con presos españoles el día 2 de abril de 1954 al puerto de Barcelona.

Mendizábal continúa preso en Rusia todavía unos años más y llega en mayo de 1959 al puerto de Almería en el buque Sergei Ordzhonikidze, último barco que llega a España con repatriados de la URSS. Unos días después de arribar está en Córdoba, en casa de Lorenzo Ocañas Serrano, compañero suyo en la Batalla de Berlín y en las cárceles soviéticas, quien había llegado al puerto de Barcelona repatriado en el Semíramis cinco años antes que Mendizábal. Su estancia en Córdoba está únicamente documentada porque en el accidente de tráfico que le cuesta la vida Mendizábal conduce una motocicleta Lube propiedad de Ocañas. Tras veinte años sin estar en su casa, Mendizábal se dirige a Pamplona cuando al anochecer del 23 de julio de 1959 un coche se le cruza en la carretera a la altura de la localidad burgalesa de Cubo de Bureba, no puede evitar el choque y sale despedido hasta dar contra el muro de un palomar cercano. Fallece en el acto.

Dos días antes del accidente de Mendizábal cenan en San Sebastián Pío Caro Baroja, Manuel Altolaguirre y María Luisa Gómez Mena, donde los dos últimos han ido a presentar en el Festival Internacional de Cine una primera versión del “Cantar de los cantares”, la última película del poeta malagueño. Caro Baroja se había acercado desde Itzea a ver a sus amigos, con quienes había colaborado en México en varias de sus películas. Tal y como recuerda en su libro de recuerdos sobre sus años mexicanos, “El Gachupín: En busca de la juventud perdida” (Pamiela, Pamplona, 1995), Altolaguirre siempre había tenido palabras generosas para su tío Pío, le había horrorizado sobremanera la muerte absurda del novelista porque le hacía revivir las de sus hermanos Luis y Federico a manos de milicianos, el primero de ellos asesinado por un grupo de anarquistas junto al poeta surrealista José María Hinojosa ante la tapia del cementerio de San Rafael de Málaga. Gómez Mena, mecenas artística cubana y segunda esposa de Altolaguirre, había vivido entre Segovia y Madrid en los años veinte y había asistido a alguna representación de El Mirlo Blanco en casa de los Baroja, según anota Carmen Baroja en “Recuerdos de una mujer de la Generación del 98”.

Altolaguirre, quien según Caro Baroja conducía muy mal, vuelve con Gómez Mena a Madrid. Pasado Aranda de Duero se queda dormido al volante, el coche invade el carril contrario y choca con una moto que viene de frente. El Renault Dauphine matriculado en México que conduce da varias vuelta de campana y acaba bocabajo en un trigal. Gómez Mena muere en el acto y su cuerpo es llevado al Ayuntamiento del pueblo mientras que Altolaguirre, herido grave, es trasladado con urgencia a Burgos, donde ingresa en el Hospital de San Juan de Dios, falleciendo a los tres días. Ambos están enterrados juntos en la Sacramental de San Justo de Madrid.

Al igual que sucede con María Luisa Gómez Mena, el cuerpo de Juan Mendizábal es trasladado al Ayuntamiento de Cubo de Bureba. Se hace cargo de él el único familiar directo que queda vivo en su familia, su hermano José María, notario en Pamplona, que lo entierra en el panteón familiar del Cementerio de San José pamplonica, donde desde hace años reposan ya sus padres. El cuerpo de su otro hermano, Pedro, voluntario en la División Azul, descansa en algún lugar de Rusia, donde murió combatiendo. En mayo del año siguiente Juan Mendizábal es homenajeado junto al resto de requetés fallecidos ese año en la reunión anual de carlistas que se celebra en Montejurra. Anguita, que asiste al acto, se entera ahí de la muerte de su compañero. Poco después, ya enfermo, decide contar el secreto que ya únicamente él conoce y a través amigos comunes contacta con César González-Ruano, al que le relata la verdad de lo sucedido aquel 22 de julio de 1936 en el que murió Pío Baroja.

Capítulos anteriores:

Próximo capítulo:

  • El asesinato de Baroja, 7. Las izquierdas

79 comentarios

  • Qué jodio el Josenez, qué cosas cuenta.
    Este “retoque” de la historia tan delicado y sutil, hace que sea una novela muy atractiva. Lugares y personajes ciertos pasados por un ligero sazonado.
    Un buen plato de cuchara.
    Me he puesto este disco de Chalie Haden, que no es el mejor compañero de viaje, pero sí que deja abstraerse en pensamientos, mientras tengo por delante 5 horas de coche para cenar con los chicos y hablar de la vida, la suya sobre todo, que es la que tiene interés.
    Ellos también cuentan su novela, como todos nosotros, pero escuchándoles uno puede hacerse una buena idea de sus anhelos y sus realidades.
    En ese sentido las cosas cada vez van a mejor.
    A nada que papa Estado no lo estropee mucho, esto mejorará.
    Es que no puede hacer otra cosa. La realidad es muy cabezota y no permite aventuras muy fuera del tiesto. Y las plantas crecen en el tiesto, no fuera.
    Luego hablaremos de lo que se puede mejorar, sobre todo en la gestión de nuestras economías y lo que influyen en nuestras vidas. Y de que la ley siga siendo el centro director de todo.
    La constitución y el “encaje territorial” creo que no están tan mal como están.
    Desterrar la posibilidad de secesión para siempre y explicarlo bien a los que no se han enterado. Que la educación valore las cositas propias como quiera, pero sin menosprecios y con la lealtad necesaria a lo que nos da orden y posibilidades.
    Cuando estás vivo se pueden hacer muchas cosas, luego ya no. Lo he oído mucho eso en mi casa, y es aplastante.
    Buenos días y buena suerte.

  • Impresionante, Josénez. Pero le advierto de que está creando un monstruo. A partir de ahora me va a acostar creer todas esas historias auténticas de la Guerra Civil, aunque aporten documentación.

  • Gracias por los comentarios, este episodio ha salido un poco como Forrest Gump, el pobre hombre aparece en todos los fregaos.

    Tras volver de la URSS iba a llevarlo a Argentina y meterlo en el Movimiento Nacionalista Tacuara, que eran muy joseantonianos, y que muriera en el asalto al Policlínico Bancario pero al final decidí que se estrellara contra Altolaguirre, que era más sencillo.

    El rollo tacuara es acojonante, qué colgados. De una entrevista que hicieron en Mundo Israelita en 1962 a sus jefes:

    Llegamos con García Lupo a la casa colonial de la calle Tucumán, donde tiene su sede Tacuara. En la semipenumbra subimos las escaleras que conducen a los altos. Allí nos encontramos, en un corredor, frente a varias puertas herméticamente cerradas. Golpeamos a una de ellas y alguien nos observó por una pequeña mirilla practicada en la puerta. Reconocido mi acompañante, se nos franqueó el acceso a una habitación en la que un calentador de alcohol hacía irrespirable el ambiente. La estancia lucía una mas que franciscana pobreza de medios. Sobre una de las paredes se ubicaba un histórico retrato del abrazo de José de San Martín con Bernardo O’Higgins flanqueado por un retrato de Juan Manuel de Rosas y la efigie de José Antonio Primo de Rivera con un escudo de Falange en el ángulo superior derecho. Un joven rubio, que hablaba castellano con un marcado acento alemán, nos invitó a sentarnos. García Lupo lo hizo sobre un sillón cubierto por un poncho rojo, cuyas gradas estaban compuestas íntegramente por esvásticas negras.

  • El monstruo ya está dentro de mí.
    El colapso circulatorio en el centro de Barcelona ha sido histórico, la Diagonal cortada por las brigadas limpiando la cera que dejaron los de las velas de anoche.
    Este mes hemos ido alternando la toma de las calles unos y otros: ya va siendo hora de encontrarnos en el mismo sitio y hora, y dialogar.

  • Ayer escuché esta anécdota en Radio Clásica y me hizo mucha gracia, paso a referírsela:
    Gioachino Rossini y Giacomo Meyerbeer fueron dos compositores prolíficos que alcanzaron gran fama en su época (principios del XIX), si bien este último resulta hoy menos conocido por el gran público. Fueron en vida grandes amigos, eran casi coetáneos aunque Meyerbeer murió antes y Rossini le dedicó una bellísima canción fúnebre.
    Lo curioso es que un sobrino de Meyerbeer fue a visitar a Rossini tras la muerte de su tío para mostrale la canción fúnebre que el mismo había compuesto. Rossini le pidió que la interpretara y al terminar de escucharle dijo: “Es una lástima que no sea usted el que se haya muerto y su tío el que compusiera la canción fúnebre”.

  • Este cabrón era tocayo del de la desamortización, Juan y Medio, murió violentamente.
    O eres requeté o eres falangista, así que mejor el primer final.
    O no.
    ¿Qué se yo?
    Me voy a ir a Argentina a organizar desde allí el fin del mundo. Porque ingresé en el partido demócrata en USA y éstos no hacen NADA.

  • Bertrand, según la Wikipedia la próxima fecha del fin del mundo es en 2020, dice Jeane Dixon:

    This American psychic claimed that Armageddon would take place in 2020, and Jesus will return to defeat the unholy trinity of the Antichrist, Satan, and the False prophet between 2020 and 2037. She had also previously predicted the world would end on February 4, 1962.

    Así que tienes dos años para preparar el tema. No me parece mucho tiempo pero conociéndote sé que te puede quedar algo bonito.

  • Mr.Got, si estoy a tiempo, haga un fin del mundo sin diálogo.
    Violento pero con poco ruido por favor, y sin avisar ni nada.
    Una cosa como Dios manda.
    Gracias.

  • Ahora se dice que el mundo empezó sin el hombre y que terminará sin él. Nadie cree ni colabora, falta entusiasmo. Alguno pone una fecha, pero nadie hace nada, ni Dios, ni Satán, ni vosotros.

  • Buenos dias a todos:

    – Acabo de empezar mi primer descanso del día, y no he encontrado noticias sobre el fuego en Galicia, así que espero que con la lluvia generalizada, se hayan acabado del todo, y que Tareixa ya no llore lágrimas de ceniza. Leí en algún periódico, que los montes y los bosques incendiados no se iban a poder recalificar, así que, si eso es verdad, y en vez de tanto eucaliptus, se reponen castaños, o así, puede que ya haya menos incendios en el futuro.

    – Me ha vuelto a encantar el comentario de portada. Aunque, con Josenez, lo tengo todavía más difícil que con Satur, ( y ya es), para separar a los personajes, de esas sus historias. Porque claro , yo he conocido a muchos Mendizábal, médicos, o marinos, y creía que conocía las historias de los héroes y los anti héroes del relato. Hasta de la División Azul estoy llena de libros, que mi padre era militar, artillero, y estuvo en la primera hornada de voluntarios , y como se murió jovencísimo, sin que hubiéramos conseguido que nos contase nada de todo aquello, quitando un par de chistes y anécdotas graciosas , me compro todo lo que puedo, para intentar enterarme de lo que vivió en Leningrado.
    Así que, me voy a imprimir toda la serie, lo voy a leer todo seguido, como si fuera eso que los anglos llaman una “tall tale”, y luego volveré a mis libros sobre la guerra nuestra, y la GM II, para comparar, y reírme. En este caso tengo una ventaja enorme : no me voy a tener que gastar un céntimo
    Por lo tanto:
    Muchas Gracias. Va a ser un disfrute.

  • Lástima que el asesino sea de Pamplona, con lo que aquí queremos a don Pío… Un editor local está preparando una colección titulada BAROJA & YO, a la que creo que Vd. está invitado, junto con otros grandes autores barojianos. Son mis noticias ciertas o es que este relato me ha confundido….

    Enhorabuena, si es así y también si no lo es, porque el relato de ficción continúa y promete.

  • Yo quiero a un hombre como Josénez, que sea capaz de inventarse la Ilíada en una noche de invierno si se corta la luz. Pero no es fácil. Bravo, gracias.

  • BILINGÜISMO
    Me han pedido ayuda para traducir al catalán un texto en castellano que trata sobre vinos del Marco de Jérez. El texto es técnico y complejo y el pobre traductor anda desesperado. Por ejemplo me pide ayuda para traducir una cita de 1808 que dice: “Se añade una quarta de destilado a cada bota”. Le sugiero que en vez de la traducción de “quarta” busque la equivalencia de “cuartillo” ( o sea medio litro que es la cuarta parte de un azumbre) pero tampoco la encuentra.
    En vista de que todo el texto es así de enrevesado le sugiero que lo deje todo en castellano, que el BILINGÜISMO permitirá al lector entenderlo mejor que en una traducción aberrante.

  • Un video para el Marqués :
    Es de la Consejera de Enseñanza de Cataluña, que, según ella el español, lo domina, aunque, por la falta de costumbre le cueste hablarlo.
    ¿ Bilingüismo ?

  • Excelente restaurante, Bonnie; estuve una vez, hace cuatro años. Si no me falla la memoria, estaba en la misma calle que la Casa Cuartel de la Guardia Civil.

  • La Vieja Bodega de Casalarreina está muy bien pero no necesita galardones de algo tan desacreditado como TripAdvisor. A mí me gusta mucho y siempre que voy a La Rioja lo visito. Pero lo mismo hago con una taberna maravillosa de Logroño que se llama el Soldado de Tudelilla dónde se come una ensalada apoteósica. Imprescindible visita, también.

  • Me sorprende ese sexto puesto, no lo veo ecuánime. Y que conste que soy un entusiasta de él desde hace 15 años. Me alegro mucho en todo caso, ya conté que vi cenar allí a Urkullu en un par de ocasiones.

  • Salut.
    Josenez no puedo dejar de decir lo mucho que me gusta esta serie y a la vez lo incómodo que me siento con esto de la posverdad.

    ¡Tito Adapts levantando España!
    De nuevo en ruta y de nuevo a currar el fin de semana completo.
    Esto no está pagado.

  • Ayer estuve comiendo con dos antiguos colegas de trabajo, y como no podía ser de otra forma, acabamos hablando del tema catalán. Ambos se autodefinen como socialistas y aunque admiten el flagrante incumplimiento de la ley por parte de los separatistas, y el acoso y derribo al que Podemos está sometiendo al sistema parlamentario, ambos son reacios a alinearse con el Gobierno, argumentándolo en la corrupción y otros males que encarna el PP.

    Yo les puse el siguiente ejemplo. El señor feudal es un hideputa que te quita parte de la cosecha y mantiene el derecho de pernada por la fuerza de las armas. Pero cuando vienen los moros, no queda más cojones que hacer de tripas corazón y defender el terreno junto al tirano y frente al invasor. Por que la alternativa es que pasen a cuchillo a todo quisqui.

    Se quedaron pensativos, pero no sé si les convencí. Hay mucha gente para la que “tomar las armas”, aunque sea para defenderse, no entra en su esquema mental. Prefieren pensar que tal vez el moro les respetará vida y hacienda.

  • Por cierto, nadie ha dicho nada sobre las traducciones que dejé ayer por aquí. La traducción será mejor o peor, pero las historias son muy interesantes.

  • Zeppi: un gran texto de Jack London y excelente traducción.
    -“La vida es extraña. He pensado mucho acerca de esto y he reflexionado durante largo tiempo y sin embargo su extrañeza me parece cada día mayor y no menor. ¿Por qué este anhelo por vivir? Es un juego al que ningún hombre puede ganar. Vivir es trabajar duro y sufrir amargamente, hasta que la Vejez se abalanza pesadamente sobre nosotros y lanzamos nuestras manos a las cenizas frías de fuegos apagados. Es duro vivir. Con dolor toma su primer aire el recién nacido, con dolor jadea el viejo su último suspiro, y todos sus días están llenos de problemas y dolor, y sin embargo se acerca a los brazos abiertos de la Muerte tropezando, cayéndose, con la cabeza girada hacia atrás y luchando hasta el final. Y la Muerte es amable. Es tan sólo la Vida y sus cosas las que hacen daño. Y aún así amamos la Vida y odiamos la Muerte. Muy extraño”. Passuk

  • Pokemon está dispuesto a pedir al Parlament una votación para suspender la suspensión. Esta suspensión, en realidad solo es una propuesta de suspensión, que no fue votada por el Parlament.

  • Yo estaría de acuerdo en aceptar la propuesta de diálogo de Pokemon, y enviarle como interlocutor a Groucho Marx, si no hubiera fallecido.

    O a Antonio Ozores.

  • Zeppi Jueves, 19/10/2017 a las 11:41

    Gracias Comerciante. Es muy necesaria una palmadita en el hombro de vez en cuándo para seguir adelante.

    Mimoso.
    [La traducción está muy bien, como la de Rumpole.]

  • Creo que estamos sufriendo uno de esos momentos de hartazgo de la conversación que se producen cuando todo lo contamina el mismo asunto. A mí es una de las cosas que más me hartan del nacionalismo, su cargancia y pesadez extrema. Como un tonto con una carraca.

  • Esto escribía ahora en el Diario de Arcadi, y me gustaría compartirlo también en este cuartel.
    En fin, como no sólo de pan vive el hombre y en los previsibles momentos del llanto y el crujir de dientes no hay nada como (además de, por supuesto, atender a las teorías psicológicas explicativas, ya verificadas) subir la moral de la tropa; abajo les dejo eso que, sin tener mucho que ver con el asunto (aunque algo sí), reforzará, sin duda, ya digo, el buen temple y el humor de la tropa:
    “Correlativamente, el celo de los propios actores, por no apartarse del “tipo” o “arquetipo” con el que, a su juicio, habían conseguido enamorar al público, temiendo cualquier “desviación” que pudiese defraudarlo y entibiar su amor, llegaron a extremos tan grotescos como el de que el director de ‘Lo que el viento se llevó’ tuviese que porfiar y luchar a brazo partido -según lo que se cuenta- con la denominada resistencia de Clark Gable a derramar ante la cámara tan siquiera unas lágrimas en un trance como el de la muerte en accidente de su hijjita de siete u ocho años, logrando al fin, por todo resultado, si no recuerdo mal, que aquel imbécil accediese a taparse la cara con las manos y a levantar no más de dos o tres veces los hombros como quien solloza, seguramente por considerar que el llanto iba en grave detrimente de la “virilidad” que había elegido, al parecer, en rasgo fundamental e irrenunciable del modelo tipológico de hombre con que había conseguido, al parecer, hacerse irresistible al enamoramiento de los espectadores.” R.S.F.

  • Buenos días a todos.

    Pues yo ayer casi no pude ni leer nada , pero hoy sí que me he leído la traducción de la ELLA de Zeppi, la de la niña que estaba sola, y su muñeca, cuento que no conocía, y me ha parecido precioso.
    Muchas gracias

  • Muero de amor, mi amor. De amor muero y muero por amor, amor. Los médicos dicen que es una gripe, pero a mí no me engañan. Agonizo entre dolores extremos. Apenas puedo alzar un brazo señalando la cocina mientras de mis resecos labios, otrora henchidos de vida y amor, amor, surgen los últimos estertores reclamando agua. Como vivo solo, solo con mi amor, amor, tengo que destrozar la estampa levantándome por un vaso, lo que no engañará a la Parca, que ya está afilando la guadaña con sus cadavéricos dientes de los que salen chispas, iluminando mi alcoba, mi tumba, mi catafalco.

    Me viene mal morirme ahora de amor, amor, porque tengo que casarme, salvar España y al glorioso Atlántico de Madrid, que necesita de mi ayuda y mi presencia para levantar de nuevo el vuelo y campear en los coliseos europeos. En noviembre acudiré a Madriz para reforzar la capital con un español de verdad, por si Puigdemort pretende hacer balance de fuerzas. También para unir mi aliento al de miles de colchoneros en su contencioso contra el combinado merengue. Y, finalmente, para casarme contigo, amor, mi prometida, fulgor del corazón, sangre desbocada que despliega los cuerpos cavernosos como el viento hace con las velas de un barco pirata, henchidas y rutilantes, fuerza motriz de la aventura y el deseo.

    Espero tener fuerzas suficientes y no fallecer antes, amor. Ya he avisado al del medio de los Gegé para que podamos vernos. Le cantaré las cuarenta en plena vorágine de venganza, dejando en evidencia su deshonor. Por cierto, que esta serie sea tan espectacular no le quita demérito como persona. Alabóme el canalla por wasap tu último texto, amor, publicado en tu wet page, retándome una vez más con gesto rufianesco y hostil, lo que me ha recordado que me apunté a tu boletín para recibir las novedades que publicas y que no he recibido esta última. Este hecho en apariencia nimio me ha sumido en un terrible desasosiego. Mi amor, qué duros están siendo estos mis últimos días antes de convertirme en un ferranadrianesco «Satur esferificado con esencias de amor servido sobre lecho de amor», amor, con el que los gusanos obtendrán un inolvidable festín.

  • Satur, da la impresión de que tu dama tiene tu alta en su boletín en la carpeta de correo basura o, dado el alto octanaje de su último texto y sabiendo lo bisoño que eres en esto del amor, te ha aplicado el filtro de contenido para adultos.

    Así son las relaciones en este siglo que nos ha tocado vivir.

  • Oh, enamorado Satur, tu carta de amor me ha recordado un poema del olvidado poeta J.A. White, que también dejaba la palabra amor en cada uno de sus inmarcesibles versos con un efecto tal que parecido.

    SECRET LOVE O LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS
    APLICADAS A LAS VIEJAS NECESIDADES

    NO me llames, amor, sabes que esperan
    cualquier señal, amor, que nos hagamos
    para caer, amor, sobre nosotros.
    Utiliza, mi amor, técnicas nuevas:
    aros, amor, con humo de pitillos;
    flores, amor, dejadas sobre el césped;
    versos, amor, en la sección de anuncios.
    Amor, si nos vigilan, que trabajen.
    Deja miguitas en el suelo, amor;
    que me ladre de amor, mi amor, tu perro;
    mándame, amor, palomas mensajeras.
    Oh, mi amor, utiliza los ardides
    que tanto tiempo, amor, costó enseñarte.
    Pero si encuentras el momento, amor,
    háblame, amor, de amor por zapatófono.

  • L’APPUNTAMENTO

    El cielo de Madrid estaba encapotado y no se veía el cielo de Madrid, cosa que espantó a los instagrámers, encantó a los japoneses (como todo) y al resto nos dio igual. Emecé me citó para desayunar en una cafetería a cuya espalda se levantaban las cuatro torres como cuatro dedos de una mano a la que han quitado el pulgar y ya no sirve para batir huevos pero sí para lucir anillones, cosa que, junto a unas uñas largas, es el novamás de la prestancia y el saber estar. Me contó que estaba prometida y, a la vez, entusiasmada. Que ese chico, Satur, parecía una alhaja y que no se explicaba cómo una de esas lagartas con un cartel de COMPRO ORO en las bragas no lo había engatusado aún. Que una noche él y su primo Efrén habían ido con el buga tuneado debajo de su balcón, habían abierto el maletero desde el que se asomaban unos chuguófer como la cabeza de Casco Oscuro, y le habían dedicado una serenata hasta las 6:45 a.m. con los mejores éxitos del Mákina Total 2 y Lo Más Duro 3 que habían hecho derramar un trasvase del Ebro de sus ojos e, incluso más, de los de los vecinos. Corrientes de amor.

    Enfilamos Castellana abajo charlando y charlando y cruzándonos con extranjeros, una maciza a la que el viento levantó la falda para regocijo de todos (el suyo incluido), algún travesti e incluso con un futbolista al que inexplicablemente reconocí. Emecé preguntaba y abría mucho los ojos al preguntar, y pregunta preguntando nos olvidamos de la calle, de los pasos de cebra (no hubo heridos) y solo consiguió distraernos de este arrobamiento la fresca fragancia turruscante de unos torreznos que salía de un bar. Allí sentados me contó que el 155 se le aparecía en sueños con jersey sobre los hombros y calzoncillos a juego con los calcetines; yo le confesé que una vez intenté ligar con una perroflauta que se había hecho unos guantes a partir de unas medias. El reloj se había parado para los dos (y para todos: no tenía pilas). La ración de torreznos era impar y le dejé el último. Vi en sus ojos que el pequeño peón de mi güitreo había llegado al fondo del tablero, transformándose en una reina formidable y ávida de torreznos para siempre. Nos tomamos de las manos y nos miramos a los ojos; a mí se me movió una lentilla y tuve que enredarme en la ojera hasta que la lente volvió a su sitio. Le dije que, con ella, quería verme todo el catálogo de Netflix, ir a los museos provinciales con las exposiciones más chatarreras, comprarme una esterilla en Decathlon y apuntarme a sintodanza. Me juró que aprendería costura y confección por mí, que estudiaría un vídeo de Arguiñano para hacerme berenjenas rellenas, que abandonaría el fútbol para siempre, relegando al combinado merengue al olvido en que yacen los entrenadores de los equipos asiáticos que no llegan al mundial. Y en cuanto al Atleti que casi le hizo renegar de su anterior fe, tan solo quedaría un murmullo, como el ronquido intermitente y flemático de un fumador, ronroneando sa-turrr, sa-turrr, como una falda pantalón en el fondo-muy-fondo del armario que le recuerda una época ya pasada y no poco inquietante.

    Emecé y yo nos casamos esta mañana según el rito más bien poco ortodoxo de una secta que todavía no sale en Wikipedia. Los testigos fueron una anciana que pelaba patatas y vestía negro de viuda desde que votó a la Operación Roca obligada por su difunto marido, y Carlos Pumares. En el radiocasette sonaban Tijeritas, Nacho Cano y algunos grupos que ni la SGAE sabe que existen. He empezado a fumar en pipa y a llevar chaleco; Emecé lee la Cuore y se ha puesto un collar de perlas a lo Marge Simpson que le regalé. Vamos a la pistina juntos. Compramos chapata y tostamos lo que sobra al día siguiente. Nos ponemos el pijama al llegar a casa. Somos felices.

    Perdónanos, Satur.

  • ¡ Qué Genial !
    – El poema de ese olvidado poeta que ha traído Perroantonio me ha encantado, y lo del zapatófono del final es la repanocha. Voy a buscar en la wiki a ese olvidado poeta, que me da que cuando hable de flores, de mariposas, del atardecer, y del rocío, va a ser con retranca. A ver si encuentro algún poemario suyo.

    – Y me ha divertido mucho el relato cruel de Alvaroquinn. Pero lo de Perdónanos Satur es de recochineo.

  • ¡ Serán cursis y ñoños los del Ayuntamiento con la propaganda engolada que le hacen a la futura quinta torre ! ( enlace traído por Funes a las 18’13 )

  • Soy muy poliamorosa, amo a toda la humanidad entera. Tengo querencia de matrimoniar con los hombres que amo y amar a mis amantes. Todo en justo equilibrio y sus tiempos.

  • Lo de poliamoroso, le leí a alguien hace un tiempo indeterminado, es una aberración. No se pueden mezclar de modo tan impúdico prefijos griegos con raíces latinas. O multiamoroso o polifilico. En lo demás estoy de acuerdo, sea lo que sea lo demás.

  • Como prometida y novia de mi amor, me retiro sin alboroto de sables, ni duelos de amaneceres.

    El frus frus de mis enaguas alborotadas, obedecen a una rabia ensayada mientras subo a mis aposentos para arañar la fina gasa del mosquitero. Escena también trágica y con luces de crepúsculo.

    Tuyo es, Emecé.

  • Será una aberración, no sé. Amar a hombres y mujeres con conocimiento bíblico,me parece bien. No entiendo la monogamia y sus causantes. Tampoco a quien come carne, celebra los toros y hace pelea de gallos.

  • Leo por encima, lo que cuentan ellos , según canal y cómo que quieren volver a casa, aún no saben qué país, que hogares.

    Pobriños.

  • Amigos gallegos y amada Bella Tare ¿qué se hace con un gallego atípico que no para de hablar y es la irreflexión con piernas?
    Es un fichaje reciente y se me desembrida.

  • EXAMEN DE AMOR
    En cerrada disputa con Satur (14:44) y Peroantonio (17:33), Alvaroquinn (17:34) se proclama ganador. Álvaro, vas un día a Madrid y te casas. No te volvemos a dejar salir de la aldea, aunque si nos traes a Emecé habremos ganado una montañesa.

  • Adaptaciones, mi consejo es que le trates como si fuera una persona valenciana «que no para de hablar y es la irreflexión con piernas».
    Es una solución acientífica y desesperada pero igual funciona.

  • No sé qué pasó. Me aparece mama Tareixa que no es lo mismo que mamá. ¿Estamos tontos o qué? Que tampoco era eso. Voy a tener que dejar de fumar cosas de esas para mis dolores.
    Mañana busco desambrida, que supongo no es lo mismo que desabrida. Sea lo que sea, trata cómo si fuese persona humana y que se tercie lo que acontezca. Adapst mi amor

  • Sí claro, qué fácil, es que vosotras partís de que los gallegos son personas humanas y yo me me malicio que no es así.
    Estoy seguro de que son una subspecie.

  • Procuro fijarme Jueves, 19/10/2017 a las 21:18

    EXAMEN DE AMOR
    En cerrada disputa con Satur (14:44) y Peroantonio (17:33), Alvaroquinn (17:34) se proclama ganador.

    Oiga, señorita, que yo no estoy en la competición. Sólo quería apoyar a Satur, porque me parece batalla desigual que todos se confabulen para levantarle la novia.

    Emecé, no caiga en las redes de Alvaroquinn, Stand By Your Man, Satur.

  • Javier Pérez Royo, en TV3 Cataluña, en abierto: ‘el Fiscal General del Estado es un delincuente’. Ahora. Con un par (de copas, espero por su bien).

  • ÚLTIMOS ESTERTORES
    Multiamar y multiplicarsen. Al otro mundo me llevo la amistad de Pedro Antonio en una mano y en la otra una bolsa de sevicias y traiciones.

  • Minutos después de haber creado la imagen de la parca afilándose la guadaña con los dientes, un amigo que quería despedirse (adiós, mundo cruel; ¿no queda ni una sola enfermera del amor?) ha venido a casa tras haber visitado el museo Käthe Kollwitz. Ha fotografiado este grabado. ¿No es una casualidad acojonante?