Kumato habla

Kumato69
Por Takeshi Kumato.

En agosto de 2017 el honorable fanzine Çhøpsuëy publicó los últimos haikus que este humilde traductor ha vertido a la venerable lengua castellana. Los haikus aparecieron sin glosa, enmarcados en unas horribles ilustraciones difíciles de describir sin recurrir a los insultos. ¿Acaso el ilustrador fue incapaz de apreciar las bellas estampas japonesas que le envié? ¿Por qué utilizó con escarnio la imagen de un actor americano que fingía ser japonés? ¿Por qué el majestuoso monte Fuji parecía un suflé? ¿Por qué todas las entradas tuvieron la misma ilustración? ¿Por qué la combinación de colores era tan horrenda? ¿Es el ilustrador estrábico? ¿Sufre de daltonismo? ¿Algún tipo de retraso? Son muchas las preguntas que me gustaría hacerle mientras poso suave pero firmemente mis manos alrededor de su cuello, pero he sido educado en las virtudes de la tolerancia, la mansedumbre y la humildad y no saldrán de mi boca sino palabras de agradecimiento a la excelsa labor de ilustración de este ser discapacitado para el cromatismo y la geometría. Gracias, muchas gracias.

Miro al cielo, veo pasar las nubes y la calma vuelve a asentarse en mi acalorado corazón. ¿Se perdieron los folios con comentarios que acompañaban a los haikus? ¿Volaron las notas biográficas? ¿Yacen acaso en el mismo vertedero que las 24 láminas japonesas que envié para ilustrar cada haiku? Preguntas que se llevará mansamente el viento como lleva a los gansos que cruzan el cielo de Kyūshū.

Han sido muchos [dos] los lectores que me han pedido aclaraciones por esta colección de versos del venerable maestro Mematsako Sakuda. Corresponden a un viaje que realizó por España en el verano de 1982. Aunque se ha dicho que el maestro aprovechó el Año Santo Jacobeo para peregrinar a Santiago no hay ningún haiku que hable de este destino y sí de Barcelona y de Sevilla, de campos y de playas. Se ha sugerido que el peregrinaje del maestro a Santiago es pura invención y que realmente llegó en un paquete turístico de diez días y ocho noches que incluía vuelo de ida y vuelta desde Tokio, viajes en autobús (autopullman de lujo) y hoteles con visitas a Madrid, Toledo, Sevilla, Salamanca y Barcelona. Sea o no cierto, este humilde traductor prefiere dar por válida esta explicación y con ella in mente, como dicen en el Vaticano, tratará de comentar nuevamente estos versos.

Aunque los generosos editores del renombrado fanzine Çhøpsuëy tuvieron la gentileza de desordenar los haikus siguiendo algún criterio que nadie logrará jamás comprender, no es equivocado pensar que el maestro los escribió con un orden cronológico y tal vez geográfico. ¿Pero quién soy yo, humilde traductor y único especialista internacionalmente reconocido en la obra del maestro Sakuda, para enmendar la edición canónica del muy reputado —mil veces reputado— fanzine Çhøpsuëy? La hormiga no debe luchar contra el elefante. Ordenen entonces, oh nobles lectores, estas notas como lo crean conveniente porque este humilde traductor se limitará a seguir la excelsa edición del una vez más reputado fanzine Çhøpsuëy.

Desde el ciruelo
llega un olor dulzón
como a ciruela.

Aunque no es demasiado conocido, el maestro Mematsako Sakuda sufría de anosmia. Era incapaz distinguir el delicado aroma de unos pétalos de rosa de la ventosidad de un buey de Kobe. Aún así, se empeña en introducir olores en sus delicados haikus. Lástima que no haya sido capaz de captar el penetrante aroma del ciruelo.

El viejo tejo
erguido entre las hayas
parece un dios.

En el último número de la revista Sake & Wasabi que acaban de regalarme en Mercadona, el ignorante filólogo Makoto Origami ha comentado que tanto  este haiku como el anterior le parecen, utilizo sus torpes palabras, «preñados de orgullo sexual varonil». Oh, ohhhhh… dinos, oh necio Origami, cómo puede estar el orgullo sexual varonil «preñado». ¿Por qué las mentes enfermizas ven sexualidad en todas partes? ¿Acaso un ciruelo no puede ser un simple ciruelo, unos melones solamente unos melones, un higo un higo y un tejo erguido solo un tejo erguido?

Luz del oeste.
La ciudad es arena
bañada en oro.

¿Está describiendo el maestro Sakuda la vista de Salamanca desde el Tormes al atardecer?

¡Qué gran pesebre
la Sagrada Familia
de Barcelona!

Es conocido que el maestro Sakuda quedó sorprendido por el templo de la Sagrada Familia de Barcelona pues guardaba en su escritorio una postal a todo color. A todo color desvaído. Cuánta pena invade mi corazón al pensar que el maestro no pudo contemplar el avance de las obras ni admirar tampoco el Palacio de la Bella Durmiente en Disneyland París. De su devoción por Gaudí no queda obra escrita, pero sí un pequeño macetero que había recubierto con pedazos de ladrillo y cerámica rota, y que el maestro llamaba «mi pequeño Parque Güell».

Museos, cuevas,
catedrales, castillos…
mieles y moscas.

En este haiku se advierte una velada crítica al deambular turístico. Uno imagina al sensible y venerable maestro encerrado en el autobús con otros cincuenta compatriotas, a 40 grados de temperatura por las carreteras castellanas de los los años 80, parando a las puertas de un castillo o una catedral para visitarla en quince minutos y entiende su desazón.

El peregrino
bajo el sol de Castilla
se caga en Dios.

¡Qué decir ante este exabrupto del maestro tan alejado de la sensibilidad zen! ¿Sería cierto que hizo al menos una etapa del Camino de Santiago y pudo saborear la experiencia mística de atravesar los campos de Castilla un mediodía de agosto? A este humilde traductor le escandaliza que el maestro llegara a expresar de forma tan robusta la relación que algunos cristianos de España mantienen con su dios.

¿Una mamada?
me dijo y dije no
a una ensaimada.

¡Oh, que gracioso malentendido! ¡Riamos con la gracia del maestro! ¡Ja! ¡Ja! Casi podemos ver al venerable Sakuda, 1,50 metros de estatura, callejeando en grupo junto a otros turistas nipones por el barrio gótico de Barcelona y siendo interpelado por una vendedora de dulces. Las dificultades del idioma, el equívoco cultural, quizá la belleza de la pastelera y, tal vez, el deseo sexual reprimido del maestro, le llevaron a malinterpretar la oferta. Oh, porque ¿quién puede decir no a una ensaimada?

Desde la mar
va lavando la lluvia
nuestras miradas.

¡Qué profundos y melancólicos versos del maestro! Tal vez arrepentido de sus deseos lujuriosos o de las miradas que ha dejado resbalar sobre las paseantes, las bañistas, las pasteleras, sus escotes, sus cinturas, sus torneadas y sedosas nalgas… y hasta por las estatuas, encuentra que la lluvia enfría sus deseos y lava su conciencia. ¡Qué difícil nos resulta comprender estas bajas pasiones!

Dos negros cuervos
descienden a la playa,
y me sonríen.

Enigmático haiku. ¿Son los cuervos un aviso siniestro? ¿Recuerdan acaso al poeta que no debe regodearse en los placeres carnales, que es mortal? ¿Es la sonrisa de los cuervos un aviso de complicidad, un «ya tú sabes» que dirían en Chile? No podemos dejar de sentir el escalofrío que debió recorrer la breve columna vertebral del maestro.

Oliendo presas
el tiburón pasea
entre toallas.

No es la primera vez que el maestro Sakuda utiliza una imagen grotesca y poco elevada. ¿Cómo es posible que una persona tan sensible cayera en estos trazos de brochas gordas? ¿Vio el maestro películas españolas o italianas en los viajes de autobús y cayó contaminado por una estética tan lejana a la sensibilidad oriental?

Como gorriones
ahuyenta la galerna
a los bañistas.

Pido disculpas y me inclino ante la memoria del maestro porque he traicionado sus palabras. Él dice gaviotas porque en Japón no hay gorriones. Pero este humilde traductor conoce a los dedillos las tradiciones de España y sabe que cuando se pronuncia la palabra «gaviota» todo el mundo responde a coro «¡como tú de idiota!», lo que estropearía la lectura del haiku: «Como gaviotas (¡como tú de idiotas!) / ahuyenta la galerna / a los bañistas». Ya ocurre con una famosa canción pop «Cien gaviotas (¡como tú de idiotas!) /dónde irán». El primer deber del traductor es entender la idiocinscrasia cultural y no traicionar el espíritu del autor. A esta noble tarea he consagrado mi vida.

Sol que declina
sobre la blanca arena
de las postales.

Podríamos entender estos versos como una ironía sobre el turismo. Pero quizá sea la prueba de que el maestro Sakuda sí estuvo en Galicia. O al menos que se compró una postal de las playas gallegas. Porque este humilde traductor ha comprobado que sólo hay arenas blancas orientadas al sol poniente en Galicia. Así de sutil es nuestro oficio.

Huele a jazmín
en Sevilla y a bosta
de toros muertos.

Ya adelantó este humilde traductor en su primera glosa que el maestro Sakuda padecía anosmia. Y sin embargo sorprende cómo el maestro supera su discapacidad y finge percibir los olores. ¿Le preguntaría a alguien? Si dice que Sevilla huele a jazmín y a caca de toro es porque… ¿visitó la Plaza de Toros de la Real Maestranza? ¿Acaso contempló una corrida? De toros. ¿Quizá está criticando la tauromaquia? ¿Y por qué olvidó otros olores como el perfume de azahar o el pescadito frito? «¿A qué huele?», habrá preguntado al ver como arrugaban la nariz las dulces japonesas al pasar junto a las calesas que pasean a los turistas. «A poesía, maestro».

Trazan estelas
de aire las golondrinas
con sus siseos.

Cañamonean
en las lindes del campo
los perdigones.

¡Oh! No puedo sino inclinarme para besar el suelo que ha pisado el maestro con sus pequeños pies. En estas leves estampas sus palabras elevan el vuelo, no como torpes perdices, sino cual gráciles golondrinas. La Naturaleza, aunque cruel, fue generosa. Le privó de narices, pero abrió bien sus ojos.

Día tras día
pescada y liberada
la misma carpa.

Las carpas o koi de vivos colores son frecuentes en las estampas japonesas. Simbolizan la perseverancia, pues cuenta la leyenda que tras intentarlo durante cien años, sólo una carpa logró saltar la catarata y llegar a la fuente del río, en donde se convirtió en dragón. El maestro da un giro a la leyenda y en lugar de perseverancia nos habla de paciencia. Igual que un triste koi se siente el maestro en manos del destino. Los viajes en autobús empujan a estas melancolías.

Deshace el mirlo
con su pico amarillo
la gusanera.

Por el barbecho
traza un arco una liebre
que corta un galgo.

Nuevas estampas naturales. En la segunda llama la atención el apunte geométrico, que revela que el maestro tenía conocimientos matemáticos, al menos de la escuela primaria. A este humilde admirador le sorprende la fría sensibilidad del maestro que reduce el cruel acto de la caza a un apunte balístico. Tal vez la dura estepa castellana estuviera endureciendo su sensible corazón.

Torpes gambones
se escaldan en las aguas
del balneario.

La admiración no debe nublar nuestro juicio: este es uno de los haikus menos logrados del maestro Sakuda. Podemos compartir su cansancio turístico y hasta entender la imagen del grupo nipón hervido en el «caldarium», pero la comparación de las pieles rosáceas de los bañistas con las gambas es muy infantil. El necio Makoto Origami, que apenas conoce la obra de Mematsako Sakuda por las traducciones de este humilde admirador del maestro, dice en Sake & Wasabi que los «gambones» son las piernas de los bañistas, porque «gamba» es «pierna» en italiano. Como dicen en Pontedeume, «ay, Señor, llévame pronto».

Suena una música
ligera y una risa
entre las rocas.

Qué tristes roces
en las habitaciones
de los hoteles.

¿Podemos suponer que el maestro tuvo una aventura amorosa durante su viaje? Es posible, pero dudoso. Aunque este humilde siervo reverencia hasta el suelo que ha pisado el maestro, ni aun sometido a tortura afirmaría que era un hombre atractivo. Conservamos una foto suya junto a un buzón postal y resulta difícil distinguirlos. La naturaleza esconde a veces a los espíritus sensibles bajo las formas más caprichosas. Por eso este obediente admirador tiende a pensar que el maestro se dedicaba tal vez a espiar a los amantes y a poner la oreja en los tabiques. Dicho sea con el mayor de los respetos.

Nadie ambiciona
esas flores de plástico
del camposanto.

¿Ya visitaban los turistas los cementerios en los años 80? ¿O quizá el maestro quiso ver uno de esos pequeños cementerios de los pueblos costeros? El lector percibe aquí la angustia del maestro ante el insondable vacío de la muerte y se pregunta si toda una vida no vale más que el homenaje de unas flores de plástico. Ay, «seat transit gloria mundi», que dicen en Martorell.

Bajo las aguas
en los huesos se prenden
coral y anémonas.

Este haiku nos reafirma en la idea de que el maestro visitó un cementerio costero. Quizá las lápidas le hicieron recordar los naufragios de sus lejanas islas. Afirma Origami que el maestro simplemente está plagiando a Shakespeare cuando dice «son de coral sus huesos / y ya en perlas trocáronse sus ojos». ¡Oh, qué lengua viperina!

¿Será la muerte
un silencio sin pájaros
y un cielo gris?

Se han llenado mis ojos de lágrimas al leer este último haiku. No porque haya sentido la tristeza del maestro imaginando la muerte, sino porque he recordado mi oscuro y minúsculo apartamento de Sinjuku. Así de vigorosa es la fuerza de la poesía que con una sola imagen sacude nuestras vidas.

Hasta aquí estas humildes glosas al gran aunque pequeño maestro de Hokkaidō. He consagrado mi vida al estudio y difusión de su obra y espero poder presentar en el futuro a los lectores de este reputado fanzine nuevas traducciones de sus haikus. Como dicen en Aizarnazabal, «¡hasta la vista, viejo!».

128 comentarios

  • El lenguaje se malversa.
    Una vez le dijeron a Morgan aquí, “nadie ha dicho nunca tan poco con tanto”.
    En ese caso era una necedad, o una broma, no se apreciar las sutilezas humanas y por eso prefiero la técnica que es más abordable.
    Si yo hubiera podido rebobinar, sólo me hubiera gustado hacerlo algo mejor, pero es que entonces no sabía que lo hacía mal.
    Pero rebobinar no se puede, así que trataremos de hacerlo mejor, pero con mucho menos.
    Buenos días.
    Espero que Viejecita siga entera después de la fiesta, y me duele las renuncias de los técnicos. No acaban de ver que ese orden estricto permite comprender mejor lo humano.

  • ¡Glande Kumato y glande Sakuda!, ¡se os saluda! Sakuda, métolo y medio de glande, no me lo puedo creer. “Homble glande, glande glande; homble pequeño, todo glande” (Popular).

  • Ya Lorca se adelantó a la pronunciación nipona del maestro Sakuda al cambiar la palabra peregrino por pelegrino:

    Hacia Roma caminan
    dos pelegrinos,
    a que los case el Papa,
    mamita,
    porque son primos,
    niña bonita,
    porque son primos,
    niña.

    Su poema del Camino de Santiago es más soez que el de Lorca aunque denota su conocimiento -polvo, sudor y hierro- del olvidado de los Machado.

  • Se habla poco del referéndum kurdo de independencia sobre cuya autodeterminación Puigdemont votó en contra aunque le dijo a Évole que la apoyaba. Pues bien, ya se celebró pese a la oposición de Turquía e Irak. La primera consecuencia es que el Kurdistán ha perdido el 40% de su territorio en Irak tras una rápida acción militar del ejército iraquí.

  • El Abenomics, tras las elecciones, coge alas. Después de haber estado en Japón y constatar como Tokio se parece a LA 2019 de Scott, los tópicos sobre los japoneses me suenan a chistes de baturros.
    Pasemos página de una vez.

  • Preregrino, qué hallazgo rebosante de significados.
    Voy a desempolvar la mochila y las botas.
    Me he reído un buen rato.

  • Los haikus siempre me han parecido una broma muy bien montada. Uséase que los del maestro Kumato, que se prodiga poco en el ChopSuey, serían los canónicos. Al leerlos mi cabeza, culturalmente desamueblada, de inmediato se coloca en un cruce de caminos poéticos que no descarto sea simplemente un cruce de cables. Si uno mira de frente el caracoleante y umbroso camino de los haikus deja a su espalda el de la insensata poesía dadaísta (1), a su derecha a Rubén Darío y sus cosas cursis (2) y a la izquierda las pintadas, breves y urgentes, de los wateres de instituto (3). También puede ser al revés, que el haiku no sea una fusión sino que todo lo otro sea resultado de su descomposición; es la diferencia entre la bomba de uranio y la de hidrógeno.

    ——-

    (1) Era de noche ayer

    pero los anuncios luminosos cantan

    los árboles se estiran

    ——-

    (2) Los abates

    refieren aventuras

    a las rubias marquesas.

    ——–

    (3) Mil millones de moscas

    No pueden equivocarse

    Come mierda.

  • Sensei Kumato, siga ejerciendo durante muchos años de faro para los faltos de sensibilidad poética. Como para no aficionarse.

  • Chino Cudeiro
    Lunes, 23/10/2017 a las 10:49
    Sensei Kumato, siga ejerciendo durante muchos años de faro

    De falo.
    (Sí, es un día de esos: él, muy cabrón; tú, muy gilipollas).

  • Por si te interesa, Follan d’Eiro: «Tamaño de las ciudades y crecimiento económico», publicado en Politikon por Roger Senserrich. Básicamente es una reseña breve del artículo «Big or small cities: On city size and economic growth», que, todo sea dicho, aún no he leído.

    Me sorprende la afirmación alegre de que «El País Vasco sería perfectamente viable como estado independiente, si atendemos a su tejido urbano. Cataluña, con Barcelona (y su área metropolitana) como centro urbano dominante, sólo es viable dentro de España o la Unión Europea». ¿Por qué los unos sí pero los otros no?

  • Sobre lo de la homosexualidad, en términos puramente científicos:
    ¿Por qué la homosexualidad no es una enfermedad y el trastorno bipolar sí?

  • Publicado por SCC Redaccion el Lun, 23/10/2017 – 13:04

    Societat Civil Catalana ha decidido convocar este domingo una manifestación en Passeig de Gràcia (Barcelona), a las 12:00h, a favor de la democracia, la convivencia y el diálogo dentro de la ley.

    Jopé, me va a salir por un pasta, el procés
    Al menos, ya tengo las banderas

  • Leer lo de Kumato todo de seguido, se me hace más largo que ver una peli de Yasujirō Ozu o un rodaje de Akira Kurosawa esperando la luz de los lóstregos para rodar entre lusco y fusco

  • A una, los haikus siempre le han parecido estrofas de una sevillana. Pero bueno, las opiniones de las abadesas de Clonmacnois son muy suyas. Ahí queda el de Funes.
    Para poeta portentoso -y no preciamente por ser faro de nada- el esposo de la abadesa DarErca, que suspendió catorce veces el examen de “grado dós” (no es errata la tilde) y tuvo que emplearse toda la vida como fochlochom, o sea: “poeta que recoge las migajas debajo de la mesa”. El fue el autor de ese poema tan famoso:
    “Caerse de espaldas
    y partirse el rabo,
    puñetera suerte.”
    Desde entonces llaman a esa acción, “la suerte del irlandés”. Consulten uds. los diccionarios y lo verán.
    Al mismísimo O’Donnell -el Conde, no el Primer Ministro de Isabel II- le pasó algo precido: murió por una invasión de insectos del ganado. ¿Quien le mandaría venir a Castilla con la calor y arrimarse a la primera oveja que vio?

  • Buenas tardes :
    Este lunes no he tenido descansos intermedios y acabo de leer todos los Haikus del viejo Sakuda traducidos por el joven Takeshi Kumato, seguidos…
    Bueno ; pues a mí, con los Haikus, me ocurre como con lo de aquél concurso, que el primer premio era una semana en Leningrado, y el segundo premio, dos semanas en Leningrado… Pero no sólo me ocurre con los haikus, sino con toda la poesía, que me cuesta mucho trabajo meterme en ella, a no ser que sea la típica novela escrita en endecasílabos ( como le ocurre al “Golden Gate”, de Vikram Seth, que al cabo de un par de páginas se te olvida que estás leyendo en verso) . O con el teatro antiguo, con el que me pasa lo mismo.
    Así que, espero que el joven Takeshi Kumato siga traduciendo haikus, a poquitos. y, si no los explica demasiado, ni sale el pobre Mickey Rooney , con sus dientes de desayuno con diamantes, en la ilustración, pues casi que mejor.
    Es que yo, a poquitos, y por causa del Chop Suey, me estoy empezando a reconciliar con la poesía ( la del día pasado, la de J.A.White, la que terminaba con el zapatófono, era genial ), pero de una tacada, entro de nuevo en barrena.
    Me ocurre también con las exposiciones . Que me gusta verlas a poquitos, y fijarme en lo que me gusta, y visitar unas pocas obras, y luego irme, y volver otro día, a ver un poco más, y así. Y cuando me topo con esas manadas de señoras, tomando apuntes de lo que dice su guía, y fijándose en lo que se tienen que fijar, salgo por pies, no vaya a conocer a alguna, que quiera que me una a ellas.

    Y muchas gracias a JrG por sus buenos deseos para conmigo. Que la fiesta de cumpleaños de mis marcianitos salió muy bien. Que ningún niño se hizo daño, ( tenía un botiquín preparado para emergencias y no hizo falta ) Que lo pasaron estupendamente los marcianitos, sus amigos, y los padres de sus amigos. Que hizo un día cuasi veraniego, y no entramos dentro de casa, excepto para ir al cuarto de baño, hasta que se hizo de noche. Que ya están queriendo repetir… Y que yo me tomé el primer mojito de mi vida, y que me encantó.

  • Pirata Jenny Domingo, 22/10/2017 a las 23:33

    Aunque creo que sobra algún color postmoderno, se le han olvidado dos fundamentales: azabache y catafalco.

  • Desde el mismo momento que leí Ubik me extrañó que no se hubiera llevado nunca al cine. Me parecía una idea increíblemente cinematográfica. Leo en la wikipedia que en los últimos se han hecho un par de adaptaciones que, según cuentan, no ha visto ni Dios. Incluso citan a un iluminado diciendo no sé qué milongas acerca de que su estructura dramática dificulta el pase al medio cinematográfico.

  • Lo de los gays no me lo creo. Si la hipótesis es que una madre, después de tener muchos hijos varones, de alguna manera influye en los últimos para que sean gays eso me parece insostenible. Lo primero que favorece la evolución es dejar mucha descendencia. Quien deje poca o ninguna, o menos que los demás, acaba extinguiéndose y esos genes desapareciendo. Es decir, que las madres que no hagan gays a sus hijos menores acabarían teniendo más descendencia que las que sí y el gen que les lleva a hacer gays se habría extinguido. Para que eso fuera cierto el tener un sexto hijo gay tendría que suponer una ventaja acojonante para la descendencia de los hermanos, cosa que no creo que ocurra, porque se vería a simple vista.

  • Kumato/Sakuda me hace feliz. Y mi haiku favorito sigue siendo el del olor a ciruela. Esta foto la tomé en Barcelona.

    El sueldo de traductor se ve que no le da.

  • Tiene también tomate. Sin culpa.
    Pokemon quería ir el miércoles pero le han puesto el examen el jueves. Qué trajín de ajendas.

  • AMOR A CATALUÑA
    Para contribuir a la distensión con España hoy me dejado hacer una escalivada y posterior mamada por una bellísima catalana indepe. En estos momentos todo sacrificio es poco.

  • Salut.
    Brema, no te respondí, la otra noche acabé controlándome pero cuando ejerzo soy tan bobo que pago al menos una hora o dos de charla y vinos.

  • Gracias, Chino.
    El artículo de Senserrich (tiene escrito buenas cosas respecto a la AV) se limita, en efecto, a reseñar el de Pose.
    En cuánto a la pregunta que te haces (por qué el PV sí; Cataluña, no) está respondida en el de Pose: las ciudades del PV tienen la talla adecuada respecto a su población global, seria por tanto un estado pequeño pero productivamente viable. Por el contrario, Barcelona y su conurbación es demasiado grande para Cataluña, que es relativamente pequeña: actuaría como un lastre para el crecimiento. Pero es perfectamente viable en la escala española (a fortiori en la europea)
    Echo de menos una mención a la ley de Zipf.

  • Tener una hermana funcionaria y por lo tanto sentimental Le aboca a uno a situaciones tan alucinantes como que te restrinja información de tus padres porque no le gustó tu última respuesta.

    Ser funcionario qué poderío.

  • Será algo distinto del funcionarato, Adapts, será tu hermana, ¿es más juvenil que tú?
    Quicir, además de sentimental. ¿Cree que no te ocupas de ellos?

  • A ver si es que no me entero, que lo intento, no enterarme. Los conservadores eran los que creían que las innovaciones eran una pérdida de tiempo y debían prevalecer los valores tradicionales.
    Los progresistas eran los que creían que las innovaciones técnicas debían cambiar nuestra forma de pensar, la ideología y la política.
    Bueno, eso era hace cien años, ahora no hay progresistas sino progres, que lo que creen es que hay que estar a la moda, al sol que más calienta, ser trepa y pelota con los medios de comunicación.
    Los conservadores de ahora piensan que hay que recuperar la familia y los valores tradicionales, ser pelota con los ricos y poderosos.
    O algo así.
    Así que cuando Pinker dice que a los progresistas no les interesa en progreso, pues es verdad. Y a los conservadores tampoco.

  • Luego si que no entiendo qué tiene en contra de los pesimistas. Semos pesimistas, si haces algo va a ser peor. Ya lo veréis, porque algo haremos.

  • He decir que yo en el siglo XIII ayudé ostensiblemente a la formación de las naciones europeas, quemando a los templarios. La gente no es consciente de esto ni me lo agradece.
    Supongo que comprendéis a cuento de qué viene esto. Yo sí soy un verdadero progresista que se interesa por el progreso. Ya lo era en el siglo XIII.

  • Acabo de tener una visión. Mi ejemplar de Ubik lo tiene Claudio Sífilis en su pueblo, y además no lo ha leído, y me lo quitó hace más de 20 años. ¡Chorizo! ¡Coleccionista!

  • Las subvenciones son el invento más perjudicial que nos ha dado el progreso político desde el comienzo de los tiempos.
    El pago de favores y la obtención de los mismos, la ayuda a financiar cosas de escaso interés o de interés meramente clientelar, las bulas, las patentes de Corso, las fundaciones, los partidos políticos, los sindicatos, una parte importante del funcionariado.
    Mucho de lo que tenemos de problemático viene de esa actitud que asume el poder, para vestirse de tolerante y tratar de permanecer, amén de seguir creciendo e invadiendo nuestra intimidad y nuestra capacidad de acción.
    El estado del bienestar ha aportado una seguridad enorme al ciudadano honrado, pero también se ha convertido en un generador de desigualdad y una moneda de cambio, así como en fuente de perversión.
    Divide el espacio económico en dos; los que reciben y los que las pagan.
    Los que las reciben no siempre son acreedores de ellas y los que las pagan no siempre son los que más tienen.
    Favorecer las minorías, no es lo mismo que asumir que existen. La minoría está sobreestimada, como si nos diera vergüenza no hacerle caso, para dar un paso más allá y concederle un título que el propio sistema no debería admitir.
    Tenemos un exagerado culto y predilección por las minorías, que conlleva una complejidad inasumible por el sistema.
    Entre condenar a la minoría y darle título de propiedad, existe mucho espacio, pero poca sensatez.
    Tanto izquierdas como derechas han alimentado el monstruo que ahora es insostenible y muy complejo de eliminar.
    Soluciones?
    Ya me gustaría…
    Pero creo que la eliminación de la subvención, y la adopción de una ley y justicias rigurosas y universales, una educación universal con algún matiz local, y una sanidad eficaz es todo lo que deberíamos pedir al estado y a nuestra Europa financiada con una Hacienda exactamente igual para todos con una pequeña banda de maniobra en el campo de lo práctico de cada situación.
    Para ese viaje no hacen falta tantas alforjas ni ideologías.

  • marquesdecubaslibres Lunes, 23/10/2017 a las 17:21

    Pinker, ´’cientifico’ blando.

    marquesdecubaslibres Lunes, 23/10/2017 a las 21:31

    Decía Nietzsche “En ninguna época se han cotizado más los activos. Por falta de sosiego, nuestra civilización desemboca en una nueva barbarie.”
    Por ello hay que acabar reconociendo que la actitud , y la actuación , de Rajoy, no de su gobierno, va a acabar dando fruto en Cataluña. El mérito será suyo, sin duda. Otros ponen su granito de arena, como vemos aquí.

  • Por motivos que no vienen a cuento (principalmente porque no los recuerdo) me he topado hace poco con el libro Prosas apátridas, de Julio Ramón Ribeyro. Leí hace años la colección de cuentos completos publicada por Alfagüara, que me encantó hasta el punto de no leer nada más de él para conservar el buen regusto. ¿Alguien lo ha leído? En caso afirmativo, que opine, por favor. En caso negativo, que opine también, que será mejor escribir aquí que estar delinquiendo.

  • García Domínguez estuvo 48 horas. Cristian Campos ha estado 12 horas.

    Yo no solía ver TV3. Algo de Els Joves, los partidos de fútbol y balón cesto, el Filiprim a ratos y poco más. Me perdí esos programas de los que todos mis compañeros hablaban. Y me perdí también a los Mikimoto y a los Buenafuente, «humor inteligente» vs. el humor casposo de la televisión española. Así nos ha ido.

  • Chino, tengo ese libro para leer. (Para leer a lo mejor dentro de cincuenta años, es que ahora no me da la vida pero soy optimista con respecto a la sanidad pública).
    Quinn recomendavit. («Hay que joderse con el Quintana», Schultz dixit).

  • Disiento cordialmente, Bremaneur. La verdad es que la TV3 de los 80 iba muy por delante de TVE, con una programación realmente inteligente e innovadora. Recuerdo, además de lo que has citado, programas como Sputnik o Arsenal. Tampoco hay que olvidar que vimos todas aquellas grandes series inglesas —Els Joves, Fawlty Towers , L’Escurçó Negre o hasta Los Roper— en la autonómica. El problema vino justo después, cuando, con una visión de futuro que les honra, los nacionalistas decidieron convertir esa televisión en un vehículo exclusivo de adoctrinamiento político, hasta desembocar en los inenarrables niveles de indecencia actuales.

  • Perroantonio
    Lunes, 23/10/2017 a las 23:00

    Qué portada más buena, ni que fuera vuestra.
    Me alegro mucho de la publicación de las Vidas extraordinarias. Hemos sido sus primeros novios.

  • Entre paréntesis: Miquel Calçada ( Miguel Calzada), Mikimoto, es uno de los personajes más siniestros del amplio abanico de apesebrados de primera clase catalanes. Es de recibo decir en su descargo, empero, que de un personaje que ha admitido sin sonrojo haber crecido con un póster de Jordi Pujol en la habitación, tampoco se podía esperar demasiado. En el plano personal, permítaseme recordar aquí que a mediados de los 90 escribí una enfurecida carta a La Vanguardia –de la que suprimeron los párrafos más jugosos y divertidos– a propósito de uno de sus programas y de las opiniones que vertió en él uno de sus invitados. Cosas de la vida, no mucho tiempo después ese invitado –a quien acusé, entre otras cosas, de “rebuznar insensateces”– resultaría ser el presidente del grupo editorial donde publiqué una novela, cosa que, no voy a negarlo, me preocupó un tanto en su momento.

  • Prosas apátridas, con su pesimismo de olor dulzón de puticlub con barra forrada en cuero rojo, es uno de esos libros de los que puedes ir picoteando en salas de espera o en el baño. Y en el baño me he encontrado este poema de Sbarbaro que me ha parecido coincide no poco con lo que nos ha contado Adaps últimamente:

    Quizás un día, hermana, podremos
    retirarnos a la montaña, a una casa
    donde pasar el resto de nuestros días.
    Aunque ya fallecido, allí estará papá.
    Lo veremos moverse por la casa.
    Y entonces entenderá todo el dolor
    que atravesamos cogidos de la mano
    tú, hermana, la vida sin amor
    yo, hermana, la vida sin engaños.

    Como dice Brema: lee, Chino.

  • Funes
    Lunes, 23/10/2017 a las 21:56
    Ya lo habéis comentado por aquí, supongo: el otro día escribió Tsevanrabtan en El Mundo

    Un gran artículo, no lo había leído. Me llama mucho la atención que se publique con seudónimo. En un periódico es chocante, ¿no?

  • Echo de menos a Ese S. A Emece la habéis asustado, no puede ser que se haya hartado de nosotros tan pronto. También echo de menos a Argantonio y a los otros nuevos que vienen pero no vienen, no digo nombres porque vosotros ya os sabéis vuestros nombres.
    PERO POR QUÉ OS PENSÁIS QUE AQUÍ HAY LIBERTAD

  • Esto de que Puigdemont convoque elecciones (PSOE, PNV) qué cocciones es, ¿otra prórroga?
    Plin, plin, plin, zarramacatín, que te vayas a esconder detrás de la puerta de San Miguel.
    Plon, plon, plon, el que no se haya escondido tiempo ha tenido.

  • El último programa que llegué a ver de TV catalana se hacía en los estudios Miramar y lo presentaba don José Luis Barcelona.

  • JrG, me gusta mucho tu castaña, no sabía cómo decírtelo. Me gustan mucho también otras cosas, pero la castaña me dio un golpe. (CLONC).

  • Pues ahora me estoy manufacturando unas hojuelas, me las como y luego las pinto, que lo hago mejor con el estómago lleno.
    No me saldrán como las de mi madre, y no les pongo miel que empalaga mucho, pero me voy a tomar un cafelito con crema por lo menos.
    Qué bonito es el otoño y el Magreb.
    Te invito…

  • Joderrrrrrrrrr…. me voy sólo con mis hojuelas.
    Qué aportación la Bauhaus. La exposición es en Dinamarca?
    En la agenda tengo ir a ver Stael y el museo Soulages, y así recorrerme el sur- este Francés o el nor este Danés.

  • De cara al operativo del próximo 19 de noviembre me comunican que serían recibidos con agrado algunos comentarios en tono positivo de JuanfranSatur sobre alguno de lo siguientes items:
    -Don Floripondio y su alta gestión.
    -Los galardones del hermano de la Ronalda.
    -Las valores humanos del camero de Camas.
    Dado que las gestiones penden de un hilo sugiero se emplee todo lo a fondo que le permita su escaso magín.

  • Mantengo y no la enmiendo, si eres funcionario te sentimentalizas progresivamente. Cosas de tener el pesebre asegurado.

  • Primera Ley de Gómez

    En la cola del cine Verdi aprendí que el acceso frecuente a los mejores materiales artísticos no sólo no suele redundar en un mayor aprovechamiento de la capacidad crítica y el talento personal, sino que muchas veces opera en sentido inversamente proporcional a esa calidad de la que se disfruta. La era digital me ha permitido confirmar esas sospechas apenas entrevistas en la juventud.

  • Bolaño, la verdad es que yo no me ocupo ni siquiera de mí, no me da la vida. Pero soy el hijo al que más ven, otra cosa es que respeto y no intervengo en las decisiones de mi padre respecto a cómo quiere que sea el resto de su vida. Mi hermana, sentimental y de izquierdas, quiere salvarlos, incluso de sí mismos, interviniendo en su vida y su muerte.

  • Don Floripondio es un genio de las finanzas y del tele deporte, el epítome máximo del buen jefe, pues sabe delegar en aquellas áreas donde su sabiduría es roma, verbigracia en el balompié, donde manda con calva de hierro don Zigarrín Ziclán.

    Nada me ha alegrado más, en estos atribulados tiempos de nacionalismo exacerbado, que el hermano de la Ronalda se haya llevado el máximo galardón del balompié galáctico, por encima de Messit, ya que de alguna manera fortalece España y hace justicia con la Verdad, mi única esposa.

    No hay persona más bondadosa sobre los céspers patrios que el camero de Camas, capitán general no solo del combinado blanco sino también de la muy gloriosa selección patria, ejército de nuestros amores, batallador en mil coliseos mundiales, cuya honra pulimos y cuidamos sus súdbitos, agachada la cerviz en símbolo de sumisión y respeto a ella entera y en especial a su políglota y entregado capitán.

    ¿Sirve así? Lo repetiré palabra por palabra, sílaba a sílaba, hasta la extenuación y entre cántico y cántico del himno merengue, cuantas veces me sea requerido.

    ¡HALA MADRIZ, HALA MADRIZ, HALA MADRIZ!

  • Jotaerre, que Tedasquinn haya desposado a exmi amor no me ha supuesto un duro varapalo, porque yo solo quiero su felicidad. A mí me alegra saberles ahora de luna de miel en Vallekas y estoy seguro de que el banquete de bodas en el bar Pepe fue estupendo, que las cocletas no eran de engrudo, que los calamares no se habían frito donde las patatas, que la tortilla de ídem no serviría para clavar un clavo, que el vermuz no estaría aguado y que la concurrencia rió sanamente y sin proferir procacidades cuando al beber la novia del porrón se le fue el chorro por el canalillo mientras trataba de evitar, con el gesto del espanto disfrazado de alboroto, que el novio, enfebrecido por la coñá, el vermú, la Cruzcampo y el vino de Pitarra, se abalanzara con la lengua fuera en posición de drenaje sobre el escotez de su antaño pibita y ahora «ésta». ¡VIVAN LOS NOVIOS!

  • Bien, Juanfran, pero sin ironías innecesarias que podrían lastrar el resultado de la alta gestión.

  • Entiendo Adapts. No quería molestar, ni con el tuteo. Puede que tengas razón sobre el efecto enzimático del funcionariado, pero ha de existir un humus propenso.
    Pues si que debéis llevaros mal, si tu hermana es así, fueraparte de que no tenga razón en inmiscuirse.
    Que vivan como quieran tu padre y tu madre.

  • Gómez
    Martes, 24/10/2017 a las 13:49 Editar
    Disiento cordialmente, Bremaneur. La verdad es que la TV3 de los 80 iba muy por delante de TVE, con una programación realmente inteligente e innovadora.

    Cierto, las series eran buenas porque eran todas inglesas. Y si no recuerdo mal, las ponían también en Telemadrid. Sputnik también era un buen programa, y había programación infantil excelente, pero rodeando todo ello estaban los mikimotos, el Canut y demás. En cualquier caso, yo la veía muy poco, apenas nada, en comparación con el resto de mis compañeros.

  • Adapts, gracias por la respuesta. Creo que sale más barato que mantener una amante. Y quizá sea más agradecido.

    Un fuerte abrazo.

  • Él creo que ni siquiera se enteró, pero al tal Canut le salvé yo personalmente, en una discoteca de Pedralbes, de que le dieran la de su vida unos ultras el día que el Barça ganó la liga del Depor. Posteriormente se lío una pelea del Oeste a la que se apuntaron a repartir hasta los camareros.

  • bolaño
    Martes, 24/10/2017 a las 17:58
    Entiendo Adapts. No quería molestar

    ¡Por Dios! Ni de coña molestaba.

  • ¿ Está Satur malito ?
    ¿ Estaría con un fiebrón y delirando ?
    Me he quedado asustadísima con su comentario de las 17′ 19.

    Espero que no sea más que una estrategia en vista de ese operativo del 19 de noviembre al que alude el Marqués.
    Pero, por si las flais ; Satur, tome mucho líquido, a ser posible no alcohólico, (pero tampoco agua sola ) , para reponer electrolitos después de la fiebre.

  • viejecita Martes, 24/10/2017 a las 18:24

    Pero, por si las flais ; Satur, tome mucho líquido, a ser posible no alcohólico, (pero tampoco agua sola ) , para reponer electrolitos después de la fiebre.

    Serán electrolitros.

  • La de “Sí Ministro” la ponían en telemadrid (no recordaba el nombre de esta divertidísima serie)
    ¿El enano rojo era también en telemadrid?
    Yo lo que recuerdo bien, es que ponían las mismas series y las mismas películas porque las pagaban juntos. Pero la TV3 empezó por lo menos un año antes y la Telemadrid vino después, era copia, se exigió justicia y cuando empezaron, no se lo esperarían, fue copia.
    Los catalanes la llaman TB3, como lo dirían en suramérica. Es que el catalán tiene mucho de castellano antiguo, o viceversa. Un poquito de si os place.
    Un BMW es un BMB en aquel lado del imperio español. Porque decir BMBB cansa mucho.
    Con esto desvelo que el Purgatorio está en Madrid. Me estoy temiendo una visita del arcángel Uriel, que me tiene manía porque lo eliminamos de la doctrina católica. Yo no fuí, pero le da igual. Es un hortera.

  • A TB3 le ha ido mejor que a Telemadrid.
    ¿Quien decía que esto de los nacionalismos era cosa de negocios especulativos de malvados burgueses?
    El Coleccionista Chorizo, qué memoria tengo.

  • Vaya, me he equivocado juzgando sin conocer. Esta información viene de la tele no nacionalista:

    El director de TV3, Vicent Sanchis, señala en Al Rojo Vivo que es independentista pero advierte de que eso no influye en su trabajo profesional: “¿Eso importa a la hora de ejercer un trabajo digno y honesto? ¿Le pregunta alguien al director de TVE si es unionista o les preguntan si son profesionales y pueden hacer bien su trabajo?”. Dice que se somete a varios controles profesionales y “nunca nadie” le ha preguntado qué piensa: “Intento hacer el trabajo de la mejor manera posible”.

  • Existe la amenaza no velada de que cuando llegue Mariano a lomos del 155 supermirafiori por la Diagonal a tomar posesión de la Generalitat en nombre de la soberanía nacional todos los funcionarios independentistas se convertirán en Bartlebys mediterráneos. La amenaza de que todos a una, o sucesivamente, contestarán a cada orden, instrucción o requerimiento con un I would prefer not to, pero en catalán. Eso puede ser un problema si Mariano es tan pusilánime como el jefe del Bartleby original y confía, como aquel, en que el tiempo ya irá arreglando las cosas o en que, como decía mi abuela, todo lo que sube, al final baja. El problema es que el tiempo es muy hipócrita y da la razón a todo el mundo, cosa que en ciertos casos no es suficiente. Ciertamente no en este. A los Bartlebys, que en todas partes los hay, hay que darles puerta cuanto antes, porque que se enchupinan en sus zulos a la vista de todos y cunde el mal ejemplo.

  • Ya podemos confirmarlo. Don Mariano ha estado reservándose hasta el último momento una sorpresa, el nombre del nuevo general al mando de los Mossos, una personalidad catalana conocida por su talante insobornable y un brazo tan firme como su cardado.

  • Bertrand de Got
    Martes, 24/10/2017 a las 19:27
    El director de TV3, Vicent Sanchis, señala en Al Rojo Vivo que es independentista pero advierte de que eso no influye en su trabajo profesional

    Claro, claro. Lo hemos podido comprobar estos días. Qué cachaza tienen.

  • Por fin puedo hablar. Ahora que mi ex prometido Satur ha dado su aquiescencia al desposamiento que tuvo lugar hace una semana (últimamente en mi vida todo pasa de semana en semana, como dijo Soraya el otro día en la entrevista que le hizo Carlos Alsina, «los días se me hacen semanas; las semanas, meses; los meses, años; pero es lo que nos ha tocado vivir»), me siento liberada de mi irresponsable responsabilidad.
    Satur, siento mucho no haber sido capaz de haber esperado más por ti. Pero una tiene una edad, quiere aprovechar la vida esa que pasa tan rápido, queda para tomar unos vermuses, aparecen los torreznos, los ojos verdes de Quinn te hipnotizan y zas: cuando me quise dar cuenta estaba en el bar Pepe bailando Paquito el chocolatero (por cierto, se te ha olvidado mencionar lo delicioso de la ensaladilla rusa). Quinn me hace feliz. Hemos hecho un apaño a lo Paz Padilla y su novio de la adolescencia, ahora marido, y vivimos contentos esta aventura amorosa que ojalá dure toda la vida.

    Quiero que sepas que siempre estarás en mi corazón, Satur. Y que todos los días, camino del trabajo, cuando veo el Wanda desde el atasco a la altura del kilómetro 10 de la M40 dirección Coslada, me acuerdo mucho de ti. También cuando lo veo desde el kilómetro 8 de la M40 dirección mi casa.
    Y, aunque los tiempos no han jugado a nuestro favor, me encantaría que quedásemos con el otro Gegé, incluso con mi Gegé. Incluso si quieres te acompaño a ver El Clásico (si me consigues entrada prometo no celebrar los goles del Madriz).

  • Perroantonio
    Martes, 24/10/2017 a las 18:36

    Serán electrolitros.

    ¡ Que bueno !

    Y a la Señorita Bellpuig le sienta muy bien el uniforme, pero la gorra , ( el kepis , o como se llame ) o el casco en las manifas , le iban a estropear ese peinado glorioso. Así que, mejor estaría sustituyendo a Forcadell…

  • He seguido dándole vueltas a lo de TV3 y creo que si se sigue con los planes del 155 quebrará en un año. El gobierno seguramente ha estudiado ese escenario y ha decidido: Para alante.

  • Emecé
    Martes, 24/10/2017 a las 20:01

    Quiero que sepas que siempre estarás en mi corazón, Satur. Y que todos los días, camino del trabajo, cuando veo el Wanda desde el atasco a la altura del kilómetro 10 de la M40 dirección Coslada, me acuerdo mucho de ti.

    Yo también me acuerdo del señorito Satur cada vez que veo la cabeza del ciervo disecado que puso mi marido sobre la chimenea.

  • Me encanta sus desamores, son telenovelescos. Ora la moza que tenía marido y fue al río ya no quiere saber del mozo que fue al río sabiendo que la moza solo iba a cantar , lavar ropa y orear sábanas blancas.
    Mejor me leo una de Faulkner,

    El ruido y la furia, por ejemplo, que aquí se respeta mucho a Faulkner.
    ¿ O no ?

  • Srta. Bellpuig
    Martes, 24/10/2017 a las 20:50
    Yo también me acuerdo del señorito Satur cada vez que veo la cabeza del ciervo disecado que puso mi marido sobre la chimenea.

    ¿Cuál de ellos?

  • MY RELIGION
    En esa edad mórbida de los 12 años todos sentimos una llamada que nos conforma para el resto de nuestra vida. Parece que muchos sintieron la llamada de la Patria, sea Cataluña, o el Barça, o ambas al tiempo, pero también pudo ser la fiebre blanca o rojiblanca, o quizás la causa comunista o anarquista o fascista o la llamada del Señor.
    Por algún azar yo sentí la llamada de los Beatles cuyas canciones me estremecen como entonces. Recuerdo aquella polémica que generaron cuando dijeron que eran más famosos que Jesucristo. En casa, en el colegio, en la televisión, hubo santa indignación. No lo entendía, claro que eran mas importantes que Jesucristo, ellos eran mi Jesucristo.
    Fui un fanático, aun lo sigo siendo 50 años después cuando lloro al escuchar “My gently guitar”, George Harrison fue siempre mi debilidad. En fin, luego me deslicé hacia Dylan, Cream, Mayall o los Pinflois. Así mi discoteca es el altar donde cada fin de semana les rezo. Absurdo, sí, pero mucho menos que adorar a otros dioses tóxicos que desgarran nuestra convivencia.
    Love beats hate, y yo aprendí a amar escuchando a Lennon&MCartney. Lo sigo haciendo.

  • Me llega por wassap:

    Puigdemont estará mañana firmando declaraciones de independencia en El Corte Inglés, desde las 12 hasta que aparezca la Guardia Civil.

  • ¿no publicaba ya Larra con seudónimo?

    Puchdemón: keep on moving on a fast train

    Oh and you’re so alone can you really make it on your own

    On a fast train going nowhere