95 comentarios

  • Que alguien me explique cómo el amor puede tratar así al sexo. Qué simbologías putiféricas son esas.

  • Perroantonio
    Domingo, 19/11/2017 a las 22:40
    ¿Por qué era rara la señora un poco rara? Queremos saber

    Pidió agua. El Marqués, indignado, le exigía irónicamente al camarero que le trajera también bicarbonato.

  • Hubo un tiempo, no muy lejano, en que junto al cafelito se servía un vaso de agua del Lozoya. También se ofrecía de gratis, bicarbonato aspirinas y Cebralín.

  • El domingo por la mañana hicimos una visita guiada a Foto Ocasión sita en la Ribera de Curtidores y quizás la tienda de fotografía más importante de España. Su dueño, José Luis Mur, fue portero del Atleti y coincidimos con él el viernes en el Gijón, en el coloquio que había organizado Petón, otro excolchonero. Con la visita al Wanda se cerró el círculo de un fin de semana donde imperó el casticismo más exacerbado.

  • Comimos bajo la advocación de dos santos taurinos, Manolete y don Juan Belmonte, cuyas fotos iluminaban nuestras mentes y guiaban nuestros cubiertos. Mejor compañía, imposible.

    Reseña de Antonio de Obregón sobre Casa Ciriaco.

  • bolaño
    Lunes, 20/11/2017 a las 01:07
    Me han recomendado el serial Peaky Blinders, en netflix también. ¿Alguna opinión?
    Tras El fin… de Aleksievich un poco de ficción para compensar.

    Tengo un buen amigo que habla maravillas de esta serie.
    ¡Buenos días!

  • El 20 de noviembre de 1979 unos fanáticos armados tomaron la Gran Mezquita de La Meca con el objetivo de derrocar a la dinastía Saud del gobierno de Arabia Saudí y, más modestamente, traer el fin del mundo Anticristo mediante. ¿Les suena? Ah, sí, esta película ya la hemos visto.

    En otro orden de cosas, o tal vez no, hoy mi abuelo cumple 90 años, evento que celebró ayer poniéndose ciego a nécoras, tarta y todo lo que los médicos le dicen que es veneno.

  • REALISMO
    Todos recordáis el esquetx de Martes y 13 de las empanadillas, en el que una señora repite una cháchara de forma incansable. Escribo ahora desde un bar castizo de Chamberit, a cuya camarera pediría matrimonio si tuviera huevos (y si no estuviera seguro de que me mandaría a tomar por culo), pero yo quería contar que un señor le ha preguntado a la camarera que el del garaje le ha dicho que ha muerto en España el fiscal de Argentina, pero que él tenía entendido que había muerto el fiscal de España en Argentina. Cuando se lo he aclarado, ha dicho: «Claro, es que el del garaje me ha dicho que era el de Argentina que ha muerto aquí, pero yo tenía entendido que no, que era el de España que ha muerto allí en Argentina, y me ha extrañado porque él me ha dicho que no, que era el de Argentina el que ha muerto aquí, pero yo tenía entendido que era el de aquí que se ha muerto allí, pero claro, es que él me ha dicho que…» No os agobio más, pero se ha tirado así dos años y en mi celebro resonaba el pajaritos por aquí pajaritos por allá. Ni Valle creó el esperpento ni los Martes y 13 crearon nada nuevo. Se limitaron a copiar.

  • Alvaroquinn
    Lunes, 20/11/2017 a las 08:33
    En otro orden de cosas, o tal vez no, hoy mi abuelo cumple 90 años, evento que celebró ayer poniéndose ciego a nécoras, tarta y todo lo que los médicos le dicen que es veneno.

    Bien lo merecen su noventa años. 😉

  • Ángel Chicharro, citado en la crónica que ha puesto Josénez, fue el camarero que nos atendió y confesó llevar 45 años trabajando en la casa.
    Por cierto, qué decir de Josénez, barojiano, taurino, conocedor profundo de Madrid, comprador de arte…aun queda esperanza.
    .

  • Además Mesié Chicharro le dio amablamente a Bremaneur unos sabios consejos gastronómicos para que cuando invite a sus amigos a cenar en su casa estos no salgan huyendo antes del postre.

  • marquesdecubaslibres Lunes, 20/11/2017 a las 08:23
    Con la visita al Wanda se cerró el círculo de un fin de semana donde imperó el casticismo más exacerbado.

    Eso está bien. Ante todo, castos.

  • Conocí a Lorenzo Lotto por la magnífica ilustración de la portada de Bomarzo, de Mújica Laínez que editó Seix Barral.
    El cuadro, “Retrato de un gentilhombre en su estudio”, exquisito, que Mújica aprovechó para mostrarnos a Orsini, ignoro con que fundamento, es una maravilla y la novela un escándalo. Buenísima.
    Cuentan las crónicas que en su momento, cuando se quiso estrenar la ópera de Alberto Ginastera, sobre libreto del propio Mújica, la Junta Militar Argentina, o sus censores, la prohibieron por obscenidad, lo que provocó el comentario de Mújica de que lo obsceno, por lo visto, era la música, ya que la novela, años atrás, no había tenido el menor impedimento.
    Es uno de mis libros favoritos, de esos cuatro o cinco o diecinueve que te llevarías a una isla desierta.
    También se cuenta que con motivo de algún premio que compartía con Rayuela, Cortázar propuso una edición conjunta, con los probables títulos de Boyuela o Ramarzo.
    No sé si es cierto ni que pudo opinar Mújica al respecto.
    Dos apellidos vascos, ahora que caigo. Lo mismo aventuro una tesis que diga que los mejores escritores vascos son argentinos.

  • Ayer me pude tomar unas cañas con los ya conocidos Bremaneur y el Marqués al lado del rastro, que como siempre bullía de cazadores de gangas perdidos en medio de una marabunta de desorientados haciendo bulto. Pude conocer a Josénez, a Gengis Kant y a la señora rara, Elena, en el sentido de infrecuente y para bien, rareza que comparten los otros dos. Me encantó volver a ver a los primeros y conocer a los segundos y es que para un diletante de casi todo, como yo, nada más estimulante que una conversación frívola sobre asuntos de enjundia con gente inteligente. En una terraza, al sol de esta primavera que va ya para un año, los dejé con algo de pena, pero es que nada más lejos que La Coruña.

  • Schultz, creo que fue Sabato el que dijo que los vascos no habían dado ningún escritor interesante. No sé si lo decía él en un ensayo o algún personaje de sus novelas, hace poco rebusqué entre sus libros y no encontré la cita, que la quería para una cosa que estaba escribiendo. Quizá no fuera ni Sabato y fuera Marechal u otro por el estilo.

    Como está a la orden del día inventar citas, aquí te cedo ésta.

  • Qué bueno. Pues sí, sería Georgie, que no se callaba ni debajo del agua.

    Hablando de Borges, me gustaría que alguna institución organizara en Madrid una exposición de Norah Borges. O tendremos que organizarla nosotros.

  • Perroantonio
    Lunes, 20/11/2017 a las 12:17
    ¡Proc, Quinn, que se os ve el plumero!

    Hay otra especie invasora, la uña de gato, que por su vivo colorido gusta mucho a los paseantes, lo que hace que estos riñan a los voluntarios que se dedican a arrancarlas. Que por qué se meten con la pobre planta.

  • ¿Un poco rara? Qué decepción. Yo de señora quiero ser rara entera.
    Fue un placer conocer a MGaussage y al Marqués y volver a ver a los que ya conocía.
    Bonito y soleado domingo en el que disfruté gracias a la compañía de todos ellos y por volver a Casa Ciriaco.¡Qué callos! ¡Qué agua!

  • Sobre los vascos, me gustaría que me lo aclarárais: ¿se han pasado la vida ordeñando o se han pasado la vida recogiendo nueces?

    Sobre los negros, Kapucisnki escribió esto otro:

    Al contrario que el hombre despojado de ropa, el hombre vestido piensa. La persona desnuda puede cometer cualquier locura. Los que crearon grandes obras siempre fueron vestidos. En Sumeria y en Mesopotamia, en Samarkanda y en Bagdad, a pesar del calor infernal, la gente siempre ha ido vestida. Se crearon allí grandes civilizaciones, desconocidas en Australia o en el ecuador africano, donde la gente iba desnuda al sol.

    Sobre vascos y además negros, no existen, y ahí está Iñaki Williams si no me creen.

  • Soy, desde la adolescencia, devoto lector de Cortázar, tanto en su faceta de cuentista —en la que es uno de los más grandes— como la de ensayista, traductor y biógrafo de E. A. Poe. Otra cosa son sus novelas. Creo que Rayuela es la novela más soporífera que he logrado terminar jamás. (62 Modelo para armar sería la más soporífera que no logré terminar nunca a pesar de que lo intenté varias veces) De hecho, y a esto iba, lo único que recuerdo vagamente de ella es un “diálogo típico de españoles” que tenía cierta gracia.

    (Lo he encontrado:
    Diálogo típico de españoles (Rayuela, Julio Cortázar)
    López.—Yo he vivido un año entero en Madrid Verá usted, era en 1925, y…
    Pérez.—¿En Madrid? Pues precisamente le decía yo ayer al doctor García…
    López.—De 1925 a 1926, en que fui profesor de literatura de la Universidad.
    Pérez.—Le decía yo: «Hombre, todo el que haya vivido en Madrid sabe lo que es eso.»
    López.—Una cátedra especialmente creada para mí para que pudiera dictar mis cursos de Literatura.
    Pérez.—Exacto, exacto. Pues ayer mismo le decía yo al doctor García, que es muy amigo mío…
    López.—Y claro, cuando se ha vivido allí más de un año, uno sabe muy bien que el nivel de los estudios deja mucho que desear.
    Pérez.—Es un hijo de Paco García, que fue ministro de comercio, y criaba toros.
    López.—Una vergüenza, créame usted, una verdadera vergüenza.
    Pérez.—Sí, hombre, ni qué hablar. Pues este doctor García…
    )

  • Gómez, yo sí conseguí acabar 62, Modelo para armar (era cortita, hombre).
    Recuerdo dos cosas, a saber: la primera, que nada más comprarla (en El Corte Inglés), tendría yo 18 o 19, le quité el plástico, tiré el ticket a la papelera y salí por la puerta leyéndola, momento en el que me agarró un guarda jurado pensando que la había robado (¡una novela!), lo que motivó que una mamá joven me señalara mientras cuchicheaba algo a su hijo señalándome (esto me hizo sentirme importante); la segunda cosa que recuerdo es que uno de los protagonistas (sudamericanos en ¿París?) se quejaba amargamente ante un amigo de que la francesita que a la sazón cortejaba, cuando la pillaba recién salida de la coiffeur, no quería follar sino de una manera determinada. “On va faire a la Duc d’Aumale”, decía la muchacha.
    No doy más detalles por ser usted hombre de mundo.

  • Ya, Schultz. Lo de 62 es curioso en mi caso, porque a esa edad, los quince o así, tenía una especie de absurdo sentido del deber como lector que me obligaba a terminar cualquier libro que comenzaba, por poco que me gustara. Por aquella época, por poner un ejemplo, leí casi de una sentada algunas novelas de Faulkner no precisamente ligeras. 62 fue el primer libro que se me atragantó por completo. Es más, no creo que ninguna de las veces que intenté leerlo consiguiera pasar de la página cinco. A saber la razón.

  • A mí me pasaba hasta hace “poco”. Me daba como vergüenza no acabar un libro. Ya no, gracias a Dios. Mi recuerdo de 62 es muy lejano, creo que solo recuerdo aquéllo que he puesto del Duque, ya se ve en qué me fijaba por aquel entonces.

  • Satur, que te perdiste sin querer queriendo. Te aseguro que no te abandonamos y al hablar de Sara Montiel nos acordamos de ti.

  • GRITO PORQUE AQUÍ EN MADRIZ HAY QUE GRITAR PARA QUE TE SE ESCUCHE, PARA QUE NO TE PASE LO QUE EN EL DIALOGO QUE HA TRAÍDO GÓMEZ.

  • Madrid os sienta bien, los vascos han cambiado mucho de Unamuno a esta parte y los catalanes resisten ahora y siempre al invasor. De buen lunes, como quien no quiere la cosa, estáis sembrando perlas. Empezando por la ilustración, por la elección del cuadro de Lotto. Qué gran web tiene el MET, dicho sea de paso. Y siguiendo por el bendito “Realismo” de Satur de las 8:35. Todo está ya inventado y copiado, efectivamente, pero hay modos y modos. Por cierto, sé quién es esa camarera. Hay muchos bares en Chamberí, es muy grande Chamberí, pero no puede ser otra. Yo también hubiera querido casarme con ella. Igual hasta lo hice o hay planes de boda o sólo lo soñé, algo me quiere sonar.

  • Borges sí que dijo en alguna parte que los españoles no hablábamos muy correctamente el castellano pero lo compensábamos gritando mucho.

  • Elena

    Lunes, 20/11/2017 a las 12:58

    ¿Un poco rara? Qué decepción. Yo de señora quiero ser rara entera.
    Fue un placer conocer a MGaussage y al Marqués y volver a ver a los que ya conocía.
    Bonito y soleado domingo en el que disfruté gracias a la compañía de todos ellos y por volver a Casa Ciriaco. ¡Qué callos! ¡Qué agua!

    ¡Elena! ¿¡Ya no estás cansada!?

  • LA GAZZETTA DELLO SSATTUR.

    Os recomiendo fervorosamente que dejéis de ver balompié en la tele y vayáis a verlo al campo. Es una experiencia increíble. Tras recoger las entradas en taquilla, te alejan de la muchedumbre, te meten en un ascensor y entras en un pasillo gigantesco lleno de barras de bar y señoritas con bandejas llenas de copas de champánez y bocadillos y canapiets. Tras tomar las copas de cortesía y llenar los bolsillos con canapiets, todo cortesía del Aleti en este caso -si vais al campo del Rayo o al Santiago Bremaneur todo correrá a cargo de Ruiz Mateos y Floripondio-, te meten en un lujoso habitáculo con más viandas y bebidas y sillas con vistas a los aledaños interiores del coliseo; un balconcito te permite visionalizar el contencioso cómodamente en tu butaca. El único inconveniente es que al parecer puede entrar cualquiera y aquello estaba concurrido y lleno de orientales y subsaharianos, lo cual no me importaría (no soy racista, tengo amigos vascos), pero es que eran todos merengones. Tras el contencioso, bajas a los vestuarios y puedes fotografiarte con todos los jugadores. Bueno, con todos no, porque nos prohibieron expresamente fotografiarnos con los merengues. Nos lo dijeron después de que pasara el camero de Camas, a quien un amigo pidió foto. El camero de Camas dijo campechanamente: «Noztamoz comopa zacanno afotoz», mientras se palpaba las napias. Yo me compadecí por la herida de su nariz, porque le habían esmorritao, así que le di un consejo secreto para cortar la blenorragia, que seguramente olvidaron los médicos: «¡Camero, ponte agua fría en la nuca!» No sé si me escuchó. Iba con Floripondio, que caminaba con floripondioso garbo y que tenía cara de circunstancias (sus circunstancias floripondiales habituales) y con dos centurias de policías nacionales escoltándoles.

    La gente debe de estar muy cansada de sacarse fotos con los jugadores, porque allí solamente estábamos nosotros. Vi con emoción el tránsito del huerfaniforme Modric y los demás merengues, entre ellos al ultraviolento Lucas Ásquez, que tiene un pedazo de perolo que te cagas, más gordo que el del Gremanel. También pasó el archiconocido hermano de la Ronalda. Procuré no mirarle mucho, no fuera que se cayera al suelo y comenzara a retorcerse y a bracear como un sapo triparriba. Luego llegaron los del Aleti y nos fotografiamos con varios de ellos. Estoy especialmente orgulloso de mi fotografía con el gran Esteban Savic, fino baluarte defensivo de la mejor zaga de la liga española.

    Sobre el partido, poco que reseñar. Una primera parte con un claro dominio del esférico por parte del combinado de Zigarrín Zidán. La exhibición deportiva vino de la mano de Juanfran (llamado todo el rato por el amigo J. como «Fran») y de Esteban Savic, los Morros&Guardiola del Aleti en este mach. Portentosos, la floritura la puso Fran al correr tras un esférico que parecía quedar, grácil y limpio, en las botas del hermano de la Ronalda, que apretó los dientes para correr como a cámara lenta, como si fuera una peli de Básquet Kitton, y asimismo para nada porque Fran se lo birló. El resto del contencioso lo pasó el luso iluso haciendo bicicletitas. Es un espectáculo lamentable, os lo juro.

    En la segunda parte arreció el show atlántico, mientras los jugadores merengues, Kroooos incluido, se tiraban al suelo cuando soplaba un poco de aire sobre el céspet. Fue indignante que el trencilla no les mostrara la cartulina amarilla a cuatro o cinco de ellos, como roja debió ser la que mereció Cabrajaaaarrrrl en la primera parte por unas entradas superchungas.

    Mis comentarios, de gran altura moral y extraordinaria precisión técnica, no parecían ser del gusto del Marqués, que atornillado a su butaca contemplaba el contencioso con hierática gravedad, aparentemente imperturbable hasta que el tudesco de la medular merengue lanzó un chut con aviesas intenciones que parecía iba a acariciar el fondo de la meta local. En ese momento, por cada centímetro en el que el cuero avanzaba hacia la meta colchonera, el Marqués avanzaba su fina estampa hacia la barandilla acristalada del palco, llegando al final, cuando Kroooos marró el chut, a abrazarse a ella con derrengada desesperación. Casi se nos cae palco abajo, mach@.

    Como os digo, yo creo que deberíais ver menos choques por la tele e ir al coliseo en persona, porque se lo pasa uno francamente bien y se come y se bebe de maravilla. He de decir, en honor a la verdad y obligado por la amistad, que fui invitado por el Marqués y su amigo J., un prodigio de simpatía y buen humor. Al acudir en tasis al estadio el Marqués solicitó, telefónica y expresamente, que nos recogiera un colchonero, cosa que la empresa cumplió con fidelidad y facilidad, ya que según dijeron «la mayoría lo son». Viva el gremio del tasis, y sobre todo el Marqués y sus amigos.

  • Juanfran Satur
    Lunes, 20/11/2017 a las 18:01
    LA GAZZETTA DELLO SSATTUR.

    Que nos tirábamos nosotros, dice. Lo que hay que leer. La pena es que el Madrid no se creyó que sabe jugar bien y que Zizou tardó demasiado en cambiar al intocable por Marco. En fin, el campeonato es un camino, voy a pensarlo así.

  • Ay, señor, me ha enviado el señorito de Cubaslibres esta foto y he dado un respingo. Qué raro es este hombre cortejando, me he dicho, podría enviar flores. Pero resulta que no, que trata del asunto que hoy nos ocupa, una versión de Alberto García Alix del tema “Venus y Cupido”.

  • Vaya. Una reinterpretación finisecular del asunto. Aquí Cupido (e Eros o el Amor) debe estar encerrado dentro del preservativo por temor a la Venus-Veneris, es decir, la venérea.

  • marquesdecubaslibres Lunes, 20/11/2017 a las 13:00

    Hoy publica El Mundo un artículo del gran Tse. Para mí incomprensible por su densidad.

    Teniendo en cuenta el gran talento taxonómico de Tse y su pericia para abordar los asuntos desde distintos puntos de vista, le vendría bien un pequeño curso (nada, en una semana ventilado) de redacción periodística. De lo contrario corre el riesgo de que le abandonen los lectores al segundo párrafo.

  • «Lo malo no es que Tse te banee; lo malo es que te explique por qué».

    Frase inmortal. De aquellos lodos…

  • BREVE INCURSIÓN EN LOS DEPORTES VASCOS (HERRI KIROLAK).
    HOY: LA ETIMOLOGÍA

    Hallábame yo distraído esta mañana con una lista de antiguos monarcas visigóticos (Bermudo, Ramiro, Ordoño, Alfonso, García, Fruela, Sancho… y sigue con más ramiros, ordoños, garcías, sanchos, bermudos y fernandos) cuando he reparado que entre los nombres de origen germánico se estaban colando algunos vascongados o latinos vasconizados, como Ordoño, García y Sancho. No es para nada extraño, teniendo en cuenta la ajetreada historia del ducado de Vasconia en la alta Edad Media y en como eran las alianzas y relaciones establecidas con los góticos de aqueste lado de los Pirineos.

    Ese Ordoño, más tarde castellanizado en Ordóñez (como de Lupo > Lope > López, de Pero > Pérez y de *Gomo | Gome > Gómez) provenía de Ortuño que es, al parecer, vasconización de un Fortunio (Fortunir > Fortún > Ortún > Ortuño) y del que dicen que, por el mismo camino, también se deriva el apellido Ortíz.

    Pues bien, el caso es que al reparar en ese Ordoño he llegado hasta Orduña, la ciudad vizcaína enclavada en tierras alavesas y fronteriza con Burgos. Vamos, que ves Orduña y Ordoño y te dices, ignaro, que ahí hay algo más que casualidad. Parece que no, pues el primer nombre recogido de Orduña es Urdunia.

    Una rápida visita a la Wikipedia me ha desanimado profundamente, pues el redactor del artículo remite al lingüista gallego Edelmiro Bascuas, para afirmar que «el topónimo Orduña procedería de un tema hidronímico paleoeuropeo *or-d- / *Ur-d-, derivado de la raíz indoeuropea *er- ‘fluir, moverse’». A mí me empiezan a hablar de paleos y protos y me da el bajón, pese a que el artículo correspondiente de la Wikipedia tiene cosas de mucho interés. Ahí lo he dejado, pero se me ha quedado el asunto «rusmiando», que decía mi abuela materna.

    En el paseo vespertino le pregunto a mi filóloga consorte sobre el tema y como cualquier especialista prudente me envía a la bibliografía, que digo yo que para qué sirve el matrimoño si a la hora de la verdad siempre tengo que recurrir a la biblioteca. También me dice dice que ya consultará con el Reverendo Fishelzohn, porque si hay alguien que puede alumbrarme en este asunto, es él.

    Lo cual que nos despedimos para ir a nuestros asuntos y en esto acontece un deus ex-machina y me topo mismamente con el reverendo paseando a su sabueso y casi sin darle tiempo le pregunto por Orduña. Como cualquier persona que verdaderamente sabe de algo me contesta que no tiene ni idea, que tendría que consultarlo. Le bombardeo con un par de ocurrencias pero, por la cara que me pone, creo que más que errado me considera firmemente herrado. Sin embargo, al despedirse me dice dos cosas de importancia, que en la toponimia vasca se dan con cierta frecuencia topónimos mixtos que mezclan raíz vasca con sufijación latina (como Baquedano, Galdeano, Uzquiano, Arguiñano, Lazcano) y que tenga en cuenta que urde/urdi, con el significado de jabalí y puerco, es tambien una raíz productiva que posiblemente está en el origen de Urduliz, Urdax (Urdazubi), Urdiain, Urdaibai / Urdibai y en unos cuantos apellidos más, como Urdaneta o Urdangarin.

    Vamos, que he vuelto a casa y me he pasado un buen rato dándole a la página. Y a la espera de posterior confirmación o iluminación (y siempre teniendo presentes mis herraduras) de momento sería capaz de apostarme algo a que ese Orduña (Urdunia) tiene algo que ver con los cochinos jabalises, tan frecuentes en la toponimia y en las leyendas paneuropeas de fundación de villas, iglesias, santuarios y monasterios.

  • La historia de siempre:
    Aleti: 21 faltas (pitadas, cometidas, muchas más).
    Madrí: 6 faltas (pitadas, cometidas, alguna menos).
    Eso es el Cholo. Y para enero viene Diego Costa.

    Que después de esto, Savic siguiera en el campo es indiznante. Que continuara Kroos, un milagro.

    Los colchoneros se fueron con solo 6 tarjetas porque los árbitros prefieren mantener un listón bajo con las cartulinas; claro, los tobillos que sufren no son los suyos. Algún día, quizá, a alguno le romperán la nariz de una patada, y el árbitro se hará el sueco.

    Fernández Borbalán, se hizo el sueco… o quizá el noruego: como el inolvidapla Øvrebø, al menos tres manos en el área de los indios pasó por alto.

    Esas 3 manos, más la patada en la napia de Lucas a Ramos, son 4 goles que podría haber recortado Cristiano Ronaldo a Messi.

    En fin, siempre lo he dicho: ¡qué fácil es pitarle a un equipo pequeño! Porque los árbitros saben que al final, normalmente se impone la lógica y la calidad, y los grandes acaban llevándose el partido y se olvidan de lo escamoteado.

    Y estoy de acuerdo: a pesar de lo anterior, el Madrid pudo y debió ganar. Ronaldo no acertó, pero disparó en al menos 3 ocasiones en jugada, además del enorme mérito de superar en dos ocasiones la barrera en sendos libres directos, haciendo intervenir a Oblak. Y de sus botas y de las de Kroos llegó la mejor jugada, en la primera mitad, que el alemán envio fuera por muy poco.

    Sin los goles del portugués, toca sufrir.

    Y así fue; al final, en la mejor jugada del partido, pudo llevarse el Paleti los tres puntos, en un extraordinario zigzag de Fernandito Torres que se la dejó en bandeja a Gameiro, pero este fue un tanto inocente, y el mejor gabacho del partido, Varane, pudo sacarla prácticamente sobre la línea de gol.

  • Ya no quedan nacionalistas de pelo en pecho, con la sangre y la tierra muy calientes. Los nacionalistas que ves ahora se avergüenzan del pelo, de la sangre y de la tierra. Según ellos, la nación es una conciencia, un sentimiento, un pálpito; es, sobre todo, la voluntad de ser nación. Pero les sale el nacionalista hirsuto en cuanto les preguntas quiénes son ésos cuya voluntad precede a la nación y no al revés. La respuesta es fulminante: los miembros de la nación. O sea, que es al revés.

  • Vi el partido en un bar con un amigo de Satur y me confundí de árbitro. Cuando iniciado el partido le hice ver mi error, me tranquilizó: da lo mismo uno que otro, nos robarán igual.

  • El momento más sucio y antideportivo del partido, no reseñado por Satur, fue el pelotazo a Benzemá cuando estaba en el suelo. El jugador del Aleti que lo hizo debió ser expulsado. Hubo bastantes patadas por ambos lados, no me olvido de Carvajal, pero ese pelotazo a traición fue a mi entender subir otro nivel en la suciedad.

  • Josénez
    Martes, 21/11/2017 a las 12:59
    El momento más sucio y antideportivo del partido, no reseñado por Satur, fue el pelotazo a Benzemá cuando estaba en el suelo. El jugador del Aleti que lo hizo debió ser expulsado. Hubo bastantes patadas por ambos lados, no me olvido de Carvajal, pero ese pelotazo a traición fue a mi entender subir otro nivel en la suciedad.

    Menos mal que todavía queda gente de bien en el mundo.

  • ¡Vaya con el artículo que se ha cascado (va sin segundas) Tsevan Rabtan en El Mundo! Ahora me explico que le guste “Music for 18 musicians”, de Steve Reich.

  • El momento más sucio del partido fue cuando Fran y Savic sacaron unos microalfanjes que tenían escondidos bajo los párpados y acuchillaron a traición al hermano de la Ronalda en el hígado. Por eso apenas corrió y Fran le sacó doscientos metros de ventaja cuando disputaron un esférico. Por si fuera poco, cuando no miraba nadie le echaron un puñado de tierra en los ojos al huerfaniforme, como en una peli del oeste, mientras Lucas le pateaba las costillas.

    Mirar a ver, que me parece que los rusos os han jackeado las gafas.

  • Qué buenos jugadores rusos hubo en la Liga hace 20 años. Karpin y Mostovoi eran inmensos. Ahora se dedica toda su población a boicotear desde internet cualquier cosa que hagamos en Occidente y no tienen tiempo para dar patadas a la pelota.

    Karpin luego, al retirarse, se compró medio Vigo. En el pueblo de mis padres hay un colegio gigante abandonado, que fue campo de prisioneros al terminar la Guerra, y también es de él. Hablaban de hacer un hotel pero ahí sigue cada año más podrido.

    Un amigo mío filólogo decía que Mostovoi se traducía al inglés como Grape Juice I Go.

  • Me gustaría que en este baño que me estoy dando en vuestras lágrimas, me acompañara el equipo femenino de natación sincronizada.

    llorar

  • Me quitáis la novia, me quitáis el Wanda. Lo primero por honrado, lo otro por estar casado con la Verdad.

  • Satur, joer, un hombre es un hormonado de pecho en pelo y no lagrimea nunca.

    Mire usted que me estaba enamorando con sus cosas. ¡ Contengase, por el amor de los machos peludos y sensibles! Si eso nos ponemos con palomitas, pañuelos de tisú a ver una película del oeste dónde el bueno mata al malo, enamora a la rubia buenorra ,viuda y con hijo y marcha cabalgando hacia la puesta de sol silbando.
    O tocando una triste balada con su armónica.

  • Buenas tardes :
    He estado leyendo esta tarde, y disfrutando de los enlaces que puso Perroantonio anoche, a las 21′ 21. Sobre todo de los mapas .

    Me ha hecho gracia que sí estuviesen San Sebastián , y Bayona, con sus nombres antiguos, pero que no apareciesen ni Bilbao, ni Biarritz, ni Arcachon , con lo que presumen , ( al menos, yo, bruta de mí , no los he encontrado ).
    Y no sé vascuence, pero lo de Lapurdi , ¿ no tendrá nada que ver con ipurdi, verdad ?

  • Viejecita, ciertos etimólogos clásicos dicen que Lapurdi, del romano Lapurdum (en francés Labort) sería algo así como «Tierra de ladrones» (de ‘lapur’, ladrón). Creo que trataban de explicar la abundancia de corsarios en Bayona y San Juan de Luz.

  • Perroantonio
    Martes, 21/11/2017 a las 18:52
    ..ciertos etimólogos clásicos..

    ¿Es cierto lo que se dice acerca de que el topónimo Bilbao es el resultado de la exclamación ¡Vil Vaho! de Don Diego López de Haro horrorizado por el olor de la industria que vertía a la ría?

  • Pues ríase, pero más o menos así es como funciona la etimología popular. Sin ir más lejos, una de las hipótesis sobre Bilbao es la raíz *bil y el sufijo *vadum, sobre un supuesto vado para cruzar la ría. Es todo bastante delirante, pero divertido.

  • MGAUSSAGE
    Martes, 21/11/2017 a las 19:29

    ¿Es cierto lo que se dice acerca de que el topónimo Bilbao es el resultado de la exclamación ¡Vil Vaho! de Don Diego López de Haro horrorizado por el olor de la industria que vertía a la ría?

    Qué bonito sería. Los 25 años de éxitos de Bilbao Ría 2000 iban a tener incluso más sentido. Por favor, que alguien edite la entrada de la Wikipedia para mencionar esta posibilidad.

  • Tareixa
    Martes, 21/11/2017 a las 18:22
    Satur, joer, un hombre es un hormonado de pecho en pelo y no lagrimea nunca.

    Pues yo no paro de llorar. Pero claro, no por mariconadas como el Madriz. Ay, que unos quinquis me han sacado la navaja. Eso se dejó de llorar en los ochenta.

  • Cónchales, no resulta fácil seguir a los niños. Intentaré aplicarme. A ver si me lo ponen fácil. Uno es de de la Unión Deportiva Las Palmas, y ahora llora como mujer
    Como hombre
    Como marica
    Como LGTB
    Llora
    Siempre puede uno cambiar al badminton
    Es cosa de ponerse

  • Escuchen a Pedro Sánchez:

    “Respetando la independencia judicial, espero que efectivamente en este proceso [contra el grupo sevillano La Manada] sobre todo y ante todo se respete y se confíe en la víctima”.

    Como ven, el líder socialista no se conforma con reformar la Constitución; también quiere ser inmortalizado, si no como el que mandó incendiar la biblioteca de Alejandría, al menos como el que arrojó a la basura de la historia uno de los principios fundamentales del Derecho Procesal Penal: In dubio pro reo.