«Primeras líneas» de Ricardo López Bella

Nos complace presentar un nuevo libro, en formato pdf, para disfrute y solaz de la galaxia en general y de nuestros lectores en particular. Se trata esta vez de Primeras líneas, de nuestro colaborador Ricardo López Bella (Barcelona, 1966), un libro autobiográfico que explica cómo se le han trenzado al autor vida y lecturas. La edición está creada de tal manera que pueda ser leída en esmárfonos, tabletas y ordenadores. Para descargar el libro, gratuito, pueden pulsar sobre la imagen.

175 comentarios en “«Primeras líneas» de Ricardo López Bella

  1. ¡Madre mía! Chøpsüéy sigue sembrando.
    Y qué bellamente editado.

    Gracias.

    Y que salga el autor.
    ¡El autor, el autor!

  2. Un libro sobre el placer de la lectura. Con textos publicados aquí y en Carta de Batalla, y algún inédito. Gracias, Ricky.

    El autor no tiene carné, no sabe ir en bici, no tiene ordenador ni internet en casa y a duras penas maneja su esmárfono. Haré lo posible por haceros llegar sus comentarios.

  3. Perroantonio jueves, 25/01/2018 — 21:56
    Satur, ¿por qué no has retransmitido la Final de Shangai de Danza Deportiva?

    Me falló el estriming, Pedro Antonio. Lo siento, no volverá a ocurrir.

  4. marquesdecubaslibres jueves, 25/01/2018 — 22:57
    Arpad Sterbik acude al rescate. El marqués hace seguimiento mientras Satur sestea.

    Supe la noticia porque por las tardes me meto en la wet de la Federación para ver los vídeos de Viran Morros de Argila (holaaaaaa, qué taaaaaaal, hoy estamos contentooooooos después del partidoooooooo…) y la noticia estaba en primera plana. Pero no lo comenté aquí, haciendo añicos mi odontología profesional. Lo siento, no volverá a ocurrir.

  5. Me gustaría saber si alguien es capaz de adivinar alguno de los títulos de la ilustración de cubierta. Perroan seguro que localiza uno de la estantería derecha.

  6. Qué pasada de entrada. Denle las gracias al autor y dense las gracias a ustedes mismos: la edición es estupenda. 2018 ha empezado fuerte.

  7. Fabuloso. Enhorabuena al autor y gracias a los realizadores.

    Una pregunta: ¿qué libros les parecen físicamente mejor editados en España (diseño de cubierta, tipo de letra y papel, etc.)? En otras palabras, ¿qué editorial les gustaría que publicase un libro suyo? Me mojo y respondo que siempre he tenido debilidad por los libros de Siruela cuando la llevaba el de Alba, con su letra pequeña y su papel amarillento.

  8. Liveright Publishers en inglés, Pre-Textos en español. Son sólo dos ejemplos. Limitarse a los libros en nuestro idioma es mucha limitación, no es posible una comprensión cabal del mundo sin abrirse al menos a las publicaciones en inglés. No me valen las traducciones que como los doblajes de las películas deberían ser una simple muleta.
    La cultura debe ser alta pero también ancha. Ver series dobladas es cultura baja y estrecha. Deberíamos aspirar a más dada nuestra privilegiada educación.

  9. Siruela, sin duda. De las nuevas, Malpaso. De bolsillo: Edhasa, Claridad (los únicos que han publicado en castellano, y de manera majestuosa, la obra completa de Poe) y Muchnik Editores cuando la dirigía la señora JL. Imposible no mencionar en el apartado que más les guste a Bruguera, Aguilar y Seix Barral.

  10. Alvaroquinn viernes, 26/01/2018 — 09:00

    Como he trabajado con el Arcadio, diría por ósmosis y convencimiento que los que mejor paguen. Ahora, como edición, estoy de acuerdo con los dos, Quinn y Josénez. Acantilado es otra joya, y hay nuevas editoriales que son buenísimas: Impedimenta, Libros del Asteroide… De las tradicionales, me gusta mucho Tusquets, a pesar de sus cubiertas, y Galaxia Gutenberg.

  11. Estoy rodeado. Madre, 97 años, está aquejada de gastroenteritis vírica. Un problema a su edad. El tío J. , su hermano menor, 94 añitos y con un historial médico que produce escalofríos -cáncer de vejiga extirpado, cáncer en párpado, recidiva de cáncer de vejiga y nueva extirpación, prótesis de rodilla, cáncer de piel extirpado y las consiguientes quimioterapias- presenta cuadro de sepsis general, insuficiencia renal, neumonía bilateral, insuficiencia respiratoria. Soy el único familiar localizable/disponible. Tío J. ha estado delirando, repetía obsesivamente durante horas:”No molestar, no molestar”. Después de cuatro días de cuidados en una habitación en planta, se ha despertado. Como saben, a partir de ciertas edades los protocolos “desaconsejan” unidades de cuidados intensivos. El pronóstico oscilaba entre fatal y desesperado. Bien, pues se ha despertado y como la oxigenación forzada le ha secado la boca, me ha dicho:

    -Niño, tengo sed. Acércate a la cantina a por una cerveza.

  12. Y puestos a elegir clásicos, a mí me encantaría que me publicara la MacMillan de los años 20. Es la que editaba los libros de Kipling, con aquellas cubiertas de piel roja y grabados al oro. Son prodigiosas y creo que en su día no andarían subidas de precio. Pero lo que más me molaría es publicar una novela negra ambientada en Soria, con bien de criminales abyectos, yonkis y tías buenas, en alguna edición barata con letra desvaída y una cubierta mostrenca. En la novela habría de meter como fuera la mejor frase que he leído nunca: «Hay un hermoso cadáver umbrío más allá. Sentémonos cerca de él».

  13. Emecé viernes, 26/01/2018 — 09:41
    Alguien que me sepa decir dónde encontrar una clínica de desintoxicación de Homeland, silvuplé.

    Si existe, hay que evitarla. Pese a que en las últimas temporadas el Jomelán se convierta en un sainete, tiene muchas virtudes. Desde el punto de vista narraticionativo, los guionistas han conseguido la perfección en las elipsis. Yo creo que he hablado del Jomelán aquí en el magazine con ciencia suficiente, pero no me se lee. Quizá tenga que dedicarle un artículo, como hice con Juego de tronaos.

  14. Yo siempre quise publicar, sin conseguirlo, en Tusquets Editores. En primer lugar, porque la editorial quedaba cerca de mi casa, en la Bonanova (yo vivía en la calle Mandri). A ellos les remití, con poco más de veinte años, el primer relato breve que escribí. Contra todo pronóstico, me enviaron una nota de rechazo personalizada en la que comentaban algunos detalles del cuento. Posteriormente, les envié un volumen de relatos, y me lo devolvieron por mensajero para que me diera tiempo de presentarlo a un certamen que convocaba su editorial. Me consta, porque así me lo dijeron, que una de las desenfadadas cartas de presentación que acompañaba mi manuscrito fue leída por todo el personal de oficina de la editorial. Sin la amabilidad de aquellas tempranas notas de rechazo, es muy posible que lo hubiera dejado correr.

  15. Me sonaba titilan, pero lo he copiado de Google y estaba mal. Aunque me ha dado tiempo a corregirlo, que quedaban cuatro segundos.

    Al límite de la bocina, que diría Héctor Quiroga.

  16. Ximeno de Atalaya viernes, 26/01/2018 — 09:31
    -Niño, tengo sed. Acércate a la cantina a por una cerveza.

    Españoles de verdad.

    ***

    Viejecilla, ¿qué tal el contencioso? Hoy jugamos contra los galos. Las últimas experiencias no nos fueron propicias, pero sabemos que lo importante es el camino. Hoy he leído un artículo impresentable donde el autor ligaba el éxito de nuestro combinado al resurgir del balonmano en suelo patrio. No, chaval, no. La selección cumple y no es necesario que alcance miles de entorchados para que el deporte sobreviva. Hay miles de equipos en España, las federaciones son numerosas y el nivel es muy alto. La culpa la tenéis entre otros los periódicos, nene. De ahí que dé grima ver la elástica patria, llena de parches publicitarios, mientras las de otras escuadras nacionales lucen limpias y orgullosas el nombre de su patria. Irsen a cascarla, melancólicos de los cojones.

    Y dejo de inundar. Ya me siento.

  17. Buenos días a todos :

    Ante todo, dar las gracias por el nuevo libro de Ricardo López Bella. Que ya me he descargado a mi mac, y que pienso copiar en uno de esos “llaveritos” USB, y llevarlo a unos amigos a que me lo impriman en papel bueno, para poder leerlo a gusto. Que en el mac, leer libros de tantas páginas ya supone demasiado esfuerzo para mis viejos ojos. Y que, aunque me lo impriman en hojas sueltas, mis encuadernadoras las cosen en cuadernillos con diente de perro, y luego le ponen tapas de piel, y queda estupendamente. Antes, lo de imprimir lo hacía yo misma, pero como eran muchas hojas seguidas, me cargué un par de impresoras, así que ya , lo último largo que imprimí en casa fué ” Los Papeles del Chop Suey”.

    En cuanto a editoriales, me gustan las que publican en papel bueno, con hojas cosidas en cuadernillos, con tinta de la que no tiene ácidos que acaben agujereando el papel, ni acabe manchando los dedos.
    De esas, cada vez hay menos. Y no sólo ocurre aquí en España : que , por ejemplo, no tengo claro que los tomos de “La Pleyade” franceses sigan teniendo las hojas cosidas como antaño. Y que tuve que esperar a las ediciones americanas de los libros de Harry Potter, para irlos comprando a medida que iban saliendo, que las primeras ediciones inglesas, al lado de las americanas eran un desastre. Y yo quería que les acabaran llegando a mis nietos en buen estado.

    Me encanta la edición que hicieron los de Trama, de “Te voy a hacer una autocrítica”, y pagaría de mil amores ediciones así de los autores del Chop Suey. Lo que ocurre es que, al menos por lo que he visto de su catálogo, tienen tendencia a publicar a poetas extranjeros muertos…

    Mientras tanto, y aprovechando que ahora me ha tocado el turno de estar malita a mí, y no voy a salir de casa, me estoy yendo abajo de la página , a Han escrito… a la categoría de Ricardo Lopez Bella, a leer entradas suyas antiguas. He vuelto a disfrutar enormemente con la de Umbral…

    Como siempre, pido mil perdones por haber escrito tanto.
    Ya siento

  18. Hablando de Neruda. Por la muerte del gran Nicanor Parra, estuve leyendo alguna cosa esta semana sobre su amistad con Allen Ginsberg, que decía de Parra que era “el creador de una poesía explosiva, más sofisticada e inteligente que la de Neruda, incluso en la poesía política”.

    Durante una de sus estancias en Chile, Ginsberg se acopló en casa de Parra, que harto al final lo redireccionó a la casa de la maravillosa Stella Díaz. En El Mostrador, narran una buena escena en casa de la poeta:

    No es de sorprender que la larga estancia de Ginsberg sacara a Nicanor de sus casillas. Y es que el padre de la “Beat Generation” era un drogadicto intenso (aunque más bien de carácter “recreativo) y también un promiscuo empedernido. Fue así como el antipoeta, en una visita que hizo con Ginsberg a la casa de Stella Díaz (también poeta), simplemente desapareció y lo dejó ahí, sin saber que en unas semanas el beatnik se encamararía en lo alto de un peral rogando por un “cogollou” de marihuana (escena que terminó con las amenazas de Luis Viveros, marido de Stella, al decir “¡A balazos te voy a bajar huevón!”).

    Años más tarde Ginsberg le dedica esto a Díaz:

    Thank you…! ¡Viva la marihuana! ¡Viva Príapo! / Por favor amo / Por favor amo puedo tocar su mejilla / Por favor amo puedo arrodillarme a sus pies / Por favor amo puedo aflojar sus pantalones azules / Por favor amo puedo mirar su vientre de vello dorado / Por favor amo puedo bajar suavemente sus calzoncillos / Por favor amo puedo tener sus muslos desnudos frente a mis ojos / Por favor puedo sacarme la ropa bajo su silla / Por favor amo puedo besar sus tobillos y su alma.

    Esto no sé si es alta o baja cultura. Es un cutrerío, eso sí. El lodazal de la alta cultura es lo que tiene.

  19. Una cosa más :
    ¿ Por qué las casas de edición buenas, ( como las que enlazan ustedes más arriba ), se dedican a publicar sobre todo traducciones de clásicos extranjeros ?

  20. Satur:
    Tengo que dejar lo imprescindible hecho, y haberme dado un baño calentito, y dejado mi cama hecha, antes de poderme poner con Sus Textos y Su partido de Balonmano. Es posible que ni así, me entere bien, que hoy estoy para poco. Pero si veo que no lo consigo, lo dejaré para mañana, que espero estar ya medio bien para entonces.
    Y muchas gracias por preguntar

  21. Trasteando el otro día en la interné para ver qué había sido de él, me enteré de que el primer editor que me publicó un texto en mi vida había pasado varios años en la cárcel acusado, al parecer, de pertenencia a banda armada. Se trataba de un simpático y cultísimo sujeto cuya editorial estaba especializada en publicar traducciones de textos filosóficos griegos al euskera y cosas por el estilo. Nunca supe muy bien qué pintaba mi relato ahí. Creo que jamás he vuelto a descubrir en nadie tanta pasión y entusiasmo por editar libros.

  22. Bonnie, el Kindle que tengo, ya viejo, no lee PDF, pero creo que los últimos sí, aunque con ciertas limitaciones.
    Te cuento la solución: instalas un programa, gratuito, que se llama Calibre. Verás que tiene doscientas pestañas, tú ni caso. Das a “añadir libros” y ahí buscas el PDF que previamente habrás descargado.
    Posteriormente, marcando el libro en cuestión, vas a “convertir” y pones como formato de salida el “MOBI” que es el natural del Kindle.
    Solo te queda enchufar el e-reader y darle a “enviar al dispositivo”.
    Hay también funciones útiles como “editar metadatos” si quieres cambiar el título o el nombre del autor, si no ha “pasado” bien.
    Yo he podido, así que tú podrás. Y lo mismo convierte de PDF a MOBI que de cualquier otro formato, así que si descargas cualquier cosa por ahí ¡pagando! también te servirá.

  23. viejecita viernes, 26/01/2018 — 10:08
    Una cosa más :
    ¿ Por qué las casas de edición buenas, ( como las que enlazan ustedes más arriba ), se dedican a publicar sobre todo traducciones de clásicos extranjeros ?

    Para no pagar derechos de autor ni gastos de promoción. Valores seguros.

  24. Gómez viernes, 26/01/2018 — 10:21
    Trasteando el otro día en la interné para ver qué había sido de él, me enteré de que el primer editor que me publicó un texto en mi vida…

    ¿La banda armada por antonomasia? ¿Navarro?

  25. Por aquí ha habido una pequeña tormenta en el mundo literario-cultural vasco.

    Xabier Lete, poeta y cantautor, y uno de los nombres de referencia de la cultura vasca de los años 60 y 70 —premiado repetidamente en la pasada década cuando ya se anunciaba su muerte— ha sido acusado de plagiar a Rainer Maria Rilke y a Carles Riba.

    Si buscan en los medios en castellano, no encontrarán nada; otra prueba de la inexistencia de vas(c)os comunicantes entre el euskera y el castellano.

  26. Perroantonio viernes, 26/01/2018 — 10:58
    viejecita viernes, 26/01/2018 — 10:08
    Una cosa más :
    ¿ Por qué las casas de edición buenas, ( como las que enlazan ustedes más arriba ), se dedican a publicar sobre todo traducciones de clásicos extranjeros ?

    Para no pagar derechos de autor ni gastos de promoción. Valores seguros.

    Yo, en eso, estoy con Javier Marías. Que decía que si el que heredaba un hotel, o una panadería, lo heredaba de verdad, y que eran suyos hasta que los vendieran, no veía por qué tenían que caducar los derechos de autor a los 50 años de la muerte del autor.
    Y lo mismo ocurre con el Arte.
    Que el que hubiera cambiado cuadros por pinceles y colores, a Van Gogh, a Modigliani, se acababa forrando con su inversión, y a los hijos, sobrinos y nietos del autor, no les daban un céntimo.
    Los derechos de Autor no deberían caducar NUNCA. Y cuando no se encontrase un heredero legal, se deberían pagar los derechos a un fondo para el mantenimiento de bibliotecas de museos, etc…

    Yo he estado intentando comprar algún libro, editado en mayo del 2017, y que me gustó mucho, para regalar, y me dicen que ya está descatalogado. En menos de un año.
    Así que, suelo hacer lo que hacía la hija de Garp ( en el libro de John Irving) : pasarme por librerías, encargar los libros, y esperar…( eso sí diciendo que iba a pasarme por La Casa del Libro, por La Fnac, para buscarlos allí también ). De esa forma, la hija de Garp se aseguraba que los libros de su padre se pudieran conseguir siempre.
    Pero yo suelo volver por esas librerías, a preguntar por “mis” libros, y nada, a mí no me hacen caso…

  27. Creo que sí, Perro, pero no estoy seguro. En los recortes de prensa pone unas siglas que no sé muy bien lo que son. Un editor cojonudo, en cualquier caso.

  28. Muchas felicidades a Ricardo López Bella y a ÇhøpSuëy Ediciones por este bonito libro. Echo de menos a Bella por aquí. Vuelve, Bella. No te duermas en la obra de los laureles.

    bremaneur viernes, 26/01/2018 — 07:51
    Me gustaría saber si alguien es capaz de adivinar alguno de los títulos de la ilustración de cubierta.

    Títulos, no; pero los lomos en negro con rojo podrían ser de una colección para quiosco de obras de autores de novelas negras, de Orbis o RBA, que tenían varias en cada tomo. Y a su derecha…, o sea, a mi derecha… AL LAO, unas novelas de Simenon en la editorial Luis de Caralt.

  29. Gracias por el regalo del libro a López Bella y a esos chalados que se empeñan, contra natura, en hacer real el lema que leí en cierto blog: “Hay cosas que no se hacen por dinero”.

  30. LA ESPAÑA DESCONCHADA

    Un vasto terreno industrial en un desmonte con la carretera embarrada, naves vacías desvalijadas por los gitanos con minuciosidad, como la cáscara de un langostino rechupeteada una y otra vez, una casa en ruinas en la que la antigua dueña gustaba de prender hogueras hasta que prendió la propia casa, otra casa más pequeña en un alto desde el que se ve un monte de eucaliptos, la extensión de una fábrica arrasada y un viejo transformador que parece un palacio de ratas. Me desasosiega este escenario y, seguramente porque he visto demasiadas películas y series, pienso que mal se me tiene que dar para que no me salga escribir un True Detective umbrío y con cielo color anchoa, con orgías a la luz de la hoguera con un radiocasette a pilas, una pelea de drogotas (me encanta esta palabra) y una chica huyendo por el monte descalza hasta dar con la caseta vacía de Protección Civil y morir asesinada en la puerta. Estos guiones se escriben solos, ya tienen varios tópicos detrás en los que sostenerse. ¿Alguien me puede poner en contacto con un magnate del cine?

  31. Caralt era espléndida, en efecto. Gómez, ¿no sabrás dónde habrá quedado su archivo?

    Proc, has acertado. Toda esa balda es Simenon.

  32. Sobre una novela editada por Caralt escribí una de las dos paparruchadas que salieron en La biblioteca fantasma. La novela era “Mientras llueve en la frontera“, de Ángel Ruiz Ayúcar. Hace un par de años conseguí por fin “Fuxidos”, de Juan Noya, y en su primera edición, la de Casuz (Caracas, 1976). Dos de los libros-fetiche de mi padre.

  33. Pues no, Brema. Sólo puedo decirte que una vez, a finales de los noventa, me presenté en la editorial para ver si me vendían un maravilloso libro que había heredado de mi padre, La enciclopedia del crimen de Colin Wilson, y se me ocurrió prestarle a un baboso al que perdí la pista sin que me lo hubiera devuelto. Me atendió una señora de cierta edad, amabilísima y con una enorme clase. Estuvimos charlando de libros durante un buen rato. Resultó que no les quedaba ningún ejemplar de la enciclopedia en su fondo editorial, pero me regaló, a pesar de mi insistencia en pagarlos, unos cuantos libros. La editorial cerró para siempre poco después. Sé que su local es hoy una clínica dental porque el local contiguo lo ocupa mi administrador de fincas.

  34. CONSEJOS PARA LEER EL LIBRO EN FORMATO PDF

    Señoritas, señoritos, aunque el libro está en formato PDF, que tiene sus limitaciones, verán que se lee bastante bien tanto en las tabletas como en los teléfonos móviles listos, y tanto desde Drive como descargándolo en el dispositivo y abriéndolo. Respecto a los e-readers o libros electrónicos, la gran mayoría abre el formato PDF y el tamaño está pensado para que sea perfectamente legible en ellos.

    Pero si lo van a leer ustedes en el ordenador mi consejo es que utilicen el Adobe Acrobat Reader y el modo de lectura en pantalla completa, al que pueden acceder desde el menú Ver – Modo pantalla completa o pulsando la combinación de teclas Ctrl+L.

  35. Bari viernes, 26/01/2018 — 16:11
    A partir de la página 83 de López Bella me he quedado en blanco: ¿algún problema técnico?

    Señorito Bari. El libro está alojado en Drive y cuando ustedes lo abren están accediendo a la versión en la nube. Para que no tengan problemas con la gestión de memoria, lo más adecuado es que lo descarguen en sus dispositivos usando la opción situada en el ángulo superior derecho (la flecha hacia abajo). De este modo no necesitarán estar conectados para leer el libro.

  36. Todavía estoy pestañeando, Chino. Haz un poco de avogadro de la diabólica organización, surfista avogadro: ¿Crees que puede justificarse la diferencia en los premios por alguna razón solo accidentalmente concomitante con la del sexo?

  37. Supongo que las pruebas no son igual de exigentes y se premia en proporción a la dificultad. ¿Por qué no lo dicen? Pero no lo sé y además estoy en una cabina telefónica y no puedo escribir ni razonar. ¡MATILDEEE!

  38. En la tele ha dicho un mozo, a la sazón participante masculino, que en la categoría femenina se reparten premios desde la primera ronda, mientras que en la masculina no, que hay más eliminatorias y, por tanto, menor probabilidad de alcanzar las rondas en las que se rasca dinero, que por otro lado no sé cuáles son. Otro participante masculino ha sugerido que el problema se acabaría si participaran mezclados ellos y ellas, y que ojalá ganase alguna de ellas.

    La organización parece que justifica la diferencia de premios por la falta de patrocinadores (es decir, de interés) para la prueba femenina y porque ellas pagan menor cuota de inscripción.

    Creo que la liebre la ha levantado Sí Se Puede Laredo. He coincido con Carmen García, portavoz de SSPL, en un par de reuniones en el ayuntamiento que en principio parecían inofensivas pero que al final resultaron apoteósicas. Me pareció la única portavoz normal.

  39. Qué duda cabe, diría Arsenio Iglesias, el sabio de Arteixo: nadie defenderá más y mejor la institución de la herencia que el joven Marías.

  40. Esta frase es histórica: “Es intolerable que en el siglo XXI en un deporte como el surf donde todos se meten a la misma hora en el agua, pasando el mismo frío y haciendo el mismo esfuerzo, haya discriminación en los premios”.

  41. Gómez

    viernes, 26/01/2018 — 17:13

    Esta frase es histórica: “Es intolerable que en el siglo XXI en un deporte como el surf donde todos se meten a la misma hora en el agua, pasando el mismo frío y haciendo el mismo esfuerzo, sin hacer la digestión ni nada, haya discriminación en los premios”.

    Así ya habría sido insuperable.

  42. schultz viernes, 26/01/2018
    Bonnie

    Gracias Schultz, creo que sí se lee el PDF, pero de todas formas si no se lee, haré lo que usted me dice.

  43. No sé si solo Gurbindo for president porque Arpad también for president. Y el Oscar goes to Nikola Karabatić, y tal.

  44. 9-15 en la medular de la semifinal. Ganan los hispanos a los galos. No es nada, los galos son unos monstruos del balonmano y lograr que el luminoso (gracias, Doc) dé la vuelta y marque un tanteo final de 89-17.

    Pero qué partido más precioso de la escuadra nacional. Concentración como no he visto en mi vida. Qué defensa. Dika Mem solo ha logrado materializar un tanto. Y cuando ha habido penas máximas, le han preguntado a Sterbik: «Arpad, ¿te importaría pararlo?» Y él ha dicho: «Vale». Y así ha atajado los dos primeros. Ha dejado que el esférico besara la red en el tercero por no abusar.

    Por nuestro lado, Solé ha materializado todas las penas máximas. Los hispanos han cuajado una primera parte portentosa. Concentración en defensa y muchas ideas en ataque.

    La profesionalidad no solo está en el 40×20. Yo he programado la lavadora para que terminara justamente cuando diera final la primera parte. Y así ha sido, al segundo. Me considero un hispano más. Muchachos, hacedme sitio.

  45. También creo que a los hispanos les está beneficiando la desastrosa organización del campeonato. Apenas hay gente en las gradas. Teniendo en cuenta que es complicado para nuestros compatriotas seguir a la selección, los hinchas suelen ser férvidos y muchos del otro lado. El silencio en el graderío ayuda a nuestra concentración.

  46. Por cierto: Arpad ha parado el primer penal a un tío que llevaba 10/10 en el campeonato. Y no sé si 11/11 tras haber materializado el primero ante Corrales.

  47. PRONÓSTICO RESERVADO
    Han sido tres contenciosos en cinco jornadas. No tengo fuerzas para hacer una crónica postmach. Perdonarme, amigos, además he llorado de alegría y no tengo chavales de la mopa, como en los partidos de balonmano, y me he resbalado con mis propias lágrimas y me he dañado el ligamentro ulterior del tríceps derecho del occipucio.

  48. A pesar de los comentarios negativos de Satur sobre Corrales (algunos no olvidamos) éste ha estado más que inmenso. Ya anuncié lo de Arpan mientras otros sesteaban. Lo que no me esperaba ha sido lo de Entrerrios al que vi retirarse hace años y no imaginaba que pudiera resucitar.
    El marqués también experto en baja cultura.

  49. Qué generosidad la de este fanzine, y en este caso también la del señor López Bella, cuando algunos somos tan rácanos con él. Muchas gracias a ambos.

  50. marquesdecubaslibres viernes, 26/01/2018 — 19:48

    ¡¡PROTESTO!! ¡¡ÁLBITRO, DOS MINUTOS PARA EL MARQUÉS!!

    Yo soy ecuánime, y cuando Corrales no las huele ni de treinta metros, lo digo, porque yo soy un hombre casado con la verdad. En el contencioso contra los teutones mis alabanzas fueron máximas por el mismo motivo.

    Ni con hunos, ni con hotros. Satur es la TERCERA ESPAÑA, la ESPAÑA de la VERDAD.

  51. Bremaneur

    viernes, 26/01/2018 — 09:56

    Y la mejor e-ditorial es Ganso y Pulpo.

    A mí, barriendo un poco para casa, me gusta mucho la forma de editar de la sevillana Renacimiento, cuyas las portadas de su colección Poesía Universal se dan un aire con ésas. Además, viene a cuento citar la editorial de Bernardo Linares, que frecuentó durante un tiempo el blog de Arcadi, en un día en que reaparece otro de los habituales, Melò, a quien también saludo.

  52. Buenas tardes. Soy nueva comentando, pero hace mucho que soy lectora. Como ha dicho Chino Cudeiro, Valdemar. En especial su edición de bolsillo, El Club Diógenes, cosida . Son detalles que se aprecian.

  53. Cómo que Bernardo, será Abelardo Linares, honor y prez de nuestro mundo editorial. Tanto vídeo no puede ser bueno.

  54. Lo del surf santanderino es muy fácil de entender, ellos son mucho mejores que ellas. Esto es como si una futbolista del Athletic Club, sección femenina, quisiera ganar como Aduriz.

    El balonmano, impresionante. Ya es que los nombres dan miedo, Viran, Gedeón, Gurbindo.
    No tengo ni puta idea de lo que estoy diciendo pero se me antojan patronímicos como visigodos o algo.

  55. schultz viernes, 26/01/2018

    El balonmano, impresionante. Ya es que los nombres dan miedo, Viran, Gedeón, Gurbindo.
    No tengo ni puta idea de lo que estoy diciendo pero se me antojan patronímicos como visigodos o algo.

    ¡Y Demetrio Lozano! No olvidarse de Demetrio Lozano, insigne lateral izquierdo hoy reconvertido en comentarista. Tiene nombre quijotesco.

  56. A mí los sentimientos no me han hecho nunca nada, por lo que sería absurdo que hablara mal de ellos. Lo que sí les pido es que vengan cuando se les llame, ni antes ni después.

    Por ejemplo:

    ¿Que alguien te ama? No te quedes ahí parado, coño, y ámalo tú a él. ¿Que te odia? Pues lo odias. ¿Que te dejan acariciar un montón de monedas de oro? Saca a relucir la codicia, que para eso la tienes. ¿Ves una teta? Mírala con rijo. ¿Eres testigo de un milagro? Ponte de rodillas inmediatamente y adora al autor. ¿Alguien ha sido violado? En estos casos la compasión viene muy bien.

    El problema que ha surgido en los últimos tiempos es que los sentimientos están viniendo sin haber sido llamados. Fijaos, si lo dudáis, en toda esa gente que se compadece de la víctima de una violación antes de que se sepa que lo es.

  57. Con las ganas que hoy tienen muchos de compadecerse -cuantas más veces, mejor- a ver quién se encarga de pedirles que esperen a que suceda algo digno de compasión. Y luego está la lentidud de la justicia.

  58. Empiezas por no mantener en su sitio los sentimientos, sin que se desmanden, bien controlados, que es cómo te pueden ser más útiles cuando los necesitas -la cólera, para el día del combate; el amor, en la cama; el orgullo, cuando recibes el diploma; la liberalidad, en la barra del bar; la magnificencia, si te toca a ti comprarle un nuevo manto a la Virgen…- y terminas siendo uno de esos atolondrados a los que los sentimientos les parecen una cosa emocionante.

  59. Buenos días a todos:

    Ayer a la tarde me puse peor, y no pude ni intentar ver el balonmano que tenía grabado. Pero esta noche he dormido, y esta mañana he podido incluso tomarme mi café con leche sin devolverlo , así que he venido a toda castaña, a leer lo que hubiera de Satur.
    Y de nuevo voy a imprimirlo, y a buscar el partido de balonmano en You Tube, para verlo después del anterior, y con los textos a mi lado para enterarme, que, como ya dije, no he visto un partido de balonmano en mi vida, y si no fuera por los textos de Satur, seguiría tan contenta…

    Y, otra cosa : Respecto de los “cooperantes humanitarios”, al hilo de lo que decían anoche Gengis Kant , y Alvaroquinn :
    No puedo estar más de acuerdo con ustedes. Y eso que yo soy ya lo suficientemente vieja como para tener bien cerca un futuro de persona necesitada de cuidados contínuos. Yo creo que muchos de esos “cooperantes humanitarios”, lo son porque no tienen una formación útil que les permitiera salir adelante en nuestra sociedad occidental. Y el haber estado en África, en Bangla Desh, o así, durante un tiempo, les da puntos en su currucucú vital.

    Mucha de esa ñoñería desaparecería, creo yo, si se enseñara de verdad un oficio a los alumnos desde la ESO, ( o como se llame ahora), y si el trabajar de aprendiz durante un tiempo, en una empresa , o con un autónomo de la fontanería, de la ebanistería, de la electricidad, subiera puntos, en el caso de que la empresa o el profesional autónomo les diera un buen informe. Y que la paga fuera en ese periodo, tan simbólica como la paga de los pasantes en los despachos de abogados, o como la paga de los aprendices en las farmacias.

    Claro que esto se presta a abusos en el sentido contrario, con los despachos de abogados teniendo a sus pasantes durante las pasantías sólo para hacer cafés, y abrir puertas, y sin enseñarles nada, y poco menos que pagando por el privilegio de haber estado en según qué despacho, o, con algunas farmacias, con las becarias limpiando el local, llevando recados, y al cabo del periodo permitido, yéndose a la calle, y apareciendo nuevas “becarias”.
    Pero yo creo que esos abusos se podrían controlar con facilidad, y los profesionales podrían ir buscando ayudantes, y enseñándoles el oficio, sin el coste tremendo que les supone ahora el contratar a alguien con su título de F.P. fresquito, y que no supiera nada de la práctica.
    Y conste, que esto lo digo con conocimiento de causa, que por mi trabajo, estoy en contacto con profesionales de muchos de esos gremios, y se desesperan con la gente que les llega de la F.P…

  60. Me voy, que como ya estoy mejor, tengo trabajo acumulado desde el jueves.Sólo decir que anoche, ( a las 8, y en vez de cenar), estuvimos viendo, en el salón, envueltos en nuestros edredones, una película que nos acaba de llegar en DVD, y que no habíamos vuelto a ver desde la época del Betamax, y de cuando íbamos a las salas:
    “Sometimes a Great Notion” ( aquí la llamaron “Casta Invencible” ) , basada en el libro de Ken Kesey, y con Paul Newman, Lee Remick, Henry Fonda… Una película justamente sobre una familia de madereros, que no se deja pisar por la ñoñería buenista de los sindicatos, ni por lo de ” es que si tu cumples con tus contratos nos perjudicas a nosotros…
    Si no la han visto, se la recomiendo.
    Y les aviso por si las flais ;
    En su momento los politicastros la pusieron verde, llamándola fascista. Ahora, supongo que la llamarían ” De los de Trump”,( el peor insulto según los “progres” ), y que “los verdes” se meterían con el trabajo de los madereros.

    Hasta luego, espero

  61. Alvaroquinn

    sábado, 27/01/2018 — 01:32

    Humanitarians of Tinder.

    Tanta bondad junta haría vomitar a una cabra.

    Esta es de traca.

  62. schultz viernes, 26/01/2018 — 21:58

    Lo del surf santanderino es muy fácil de entender, ellos son mucho mejores que ellas.
    Esto es como si una futbolista del Athletic Club, sección femenina, quisiera ganar como Aduriz.

    Esto es como el toro y Gedeón, visigodo. ¡YAVÉ, BAJA POR FAVOR!
    a) Lo del surf santanderino no es santanderino porque si eres de Durango no eres bilbaíno.
    b) Es un premio, no un contrato.
    c) Tú no sabes cómo eran de buenas las que iban a ir porque todavía no habían ido.
    d) El premio de ellas es cinco veces menor porque había cinco veces menos concursantes femeninas. Los hombres se llevan el 87% del dinero porque ellos son el 87% del concursantazgo. Creo que ese era el planteamiento de la organización, la justicia en el reparto del dinero y, como explicó Chino, el incremento de la dificultad con el número de competidores, al margen de lo buenos que estén unos u otros y de las pelotas o bien sean balones de Aduriz.

    La organización ha rectificado a petición del Contristorio.

  63. Buenas Tardes.
    Editores: tiene muy buena pinta la publicación, como estará bien escrito, merecerá la pena su lectura. Enhorabuena.

    Como también en papel preferimos los libros bien editados, al hilo de mejores presentaciones, formato, diseño, etc. me gusta, a parte de Gallo Nero, lo que hace la Editorial Elba y la Mudito & Co de Barcelona.

    Y el surf? Por una imagen inocente de una practicante antes de su equipación en la caseta de una escuela de surf, los tibios y timoratos de Facebook me bloquean unos días, parece. Lamento si a alguna seguidora, o seguidor, le hubiera gustado la publicación porque la han hecho desaparecer (lo acojonante es que estaba publicada en Twitter).

  64. O sea, me parto:

    El director de «Es la Mañana de Federico» ha vendido 570 libros en menos de dos horas, más de lo que venden muchos en toda su vida comercial.

  65. ¿Habéis visto La peste? Me he acordado de Bremaneur, que suele añorar los acentos españoles en el cine español. Pues se conoce que la Gente se ha quejado de esta, que dicen que no se entiende, que dicen que porque hablan en andaluz. He visto unos capítulos y me parece bien, al menos hay un grato despliegue de opulencia ambiental. Sobre el andaluz de algunos personajes sí me he preguntado (que no respondido, porque para eso veo series) si la variante andaluza, que surge en época moderna, la de la serie, estaría entonces tan fraguada como con la pronunciación actual se representa. En todo caso y como simplificación, es una elección legítima y mejor que la uniformadora en perfecto burgalés. Pero, si Paco León no sabe hablar, el pobre, no es por andaluz sino por el síndrome articulatorio jorgesancista que no tiene misericordia con nuestros actores. Este artículo de Alex Grijelmo anota otras cosas de interés.

  66. —Que compitan juntos, pues.
    —Exactamente.
    —Que no se van a comer nada.
    —Ya veremos.
    —Ya veremos.
    —Ya veremos.
    —Ya veremos.
    —[…]
    —[…]
    — ¿Quieres rabas?
    — Bien.

  67. —Por qué se hacen ligas masculinas y femeninas.
    —Otra cosa sería un abuso, ¿no?
    —[…]
    —Quiero decir que es una realidad física. Para una mujer que corre los cien metros en menos de 10 segundos hay noventa que no…
    —[…]
    —[…]
    —[…]
    —Voy volando, dame cinco minutillos.

  68. Me he levantado de la beatífica siesta con el ánimo franciscano. Contemplo los goles del Madriz, que se ve que no puede materializar sus ocasiones si no es tras el lanzamiento de las penas máximas, y pienso en los selectos de Zidane. Hombre, no son un dechado de valores morales que los infantes puedan imitar. La teatralidad del hermano de la Ronalda, la gula del hamburguesero Marcel·lo, las francachelas de Benzemal, la ultraviolencia de Lucas, la farfullante ignorancia y paletería del camero de Camas… Por otro lado, están la nobleza de un Natso, un Cabrajarl, un huerfaniforme Modrid y un Guarreth Ballet. No es moco de pavo. Y pienso en los hermanos infantes, en esos niños que ahora tienen cinco o seis años, y que por obligación social se hacen del conjunto del polideportivo de la Castellana… Y veo que hay esperanza, porque esos ciudadanos españoles no han conocido a Arbelol, el carnicerito charro. Ni sus trapacerías, ni su criminalidad, ni sus desplantes de sectario analfabeto. En España hay futuro… a la larga.

  69. Pues yo he empezado a ver The End of the Fucking Word y chana mazo. Es lo más irreverente que he visto desde Clerks, los capítulos son de veinte minutos y en el segundo he visto la mejor explicación del mundo, que un padre da a su hijo, sobre el sexo.

  70. Jodi Bartness, ése fue el caso que me cambió la vida…

    Sobre las imágenes de una niña haciendo pompas de jabón, feliz, en su jardín, el detective Tabak, que resolvió su asesinato cuando fue encontrada en un callejón con treinta y cuatro puñaladas en su cuerpo, reflexiona frente a la cámara:

    ¿Cómo pasas de que esta niñita nazca, se ponga su primer vestido y baile en el colegio a que acabe junto a la basura…?

    Real detective es, por derecho propio, una de esas series que merecen ser seguidas. Narrada por los propios detectives que resolvieron aquellos casos de asesinato, asistimos en paralelo a la minuciosa reconstrucción cinematográfica de cómo se desarrollaron las investigaciones. Sin embargo, aun tratándose de unas impecables dramatizaciones que atrapan al espectador, lo que hace elevarse a la serie sobre muchas otras de un registro similar, es comprobar de qué manera afectaron esos crímenes, que en no pocas ocasiones llegaron a convertirse en auténtica obsesión, a las vidas de aquellos encallecidos policías. Desde el preciso momento de contemplar el cadáver por primera vez o comunicar la fatídica noticia a las familias de las víctimas, hasta la propia incapacidad de los agentes de la ley de comprender las motivaciones de los asesinos, advertimos la trascendencia, dificultad y, sobre todo, el alto precio que pagan por desempeñar ese trabajo tantas veces banalizado. De hecho, en casi todos los casos podemos notar en sus caras, en su voz, en sus amargas palabras y reflexiones, el desgaste que les ocasionó a los investigadores esta convivencia cotidiana con el horror.

    Haces promesas a un cuerpo sin vida de que harás todo lo que puedas o morirás en el intento, rememora en uno de los mejores episodios el veterano Texas Ranger Phil Ryan –interpretado de manera soberbia por el siempre grande Michael Madsen– mientras relata el enrevesado asesinato de una joven que le tocó investigar treinta años atrás. Para, después, añadir:

    En nuestro negocio confiamos en Dios. Todos los demás son sospechosos.

    Rodada de manera efectiva y ágil, con buenos actores y una producción de una calidad desacosumbrada para el medio televisivo, el producto realmente funciona; no sólo, repito, como un trepidante thriller al uso más, sino para comprobar, de labios de los propios protagonistas, cómo el viaje a los rincones más abyectos del alma humana nunca sale gratis a ninguno de los implicados. Si, como enseña cualquier manual de guión, una buena historia es aquella en la que, de resultas de las vicisitudes sufridas, los personajes experimentan en el último acto una transformación, con esta serie tenemos a nuestra disposición un ramillete de duras, amargas pero, al fin y al cabo, humanas buenas historias.

    Cuando comencé a trabajar en homicidios había tantos asesinatos que no tenías tiempo ni de pensar en la víctima. […]Lo que aprendí investigando el asesinato de Jodi Bartness creo que me enseñó a ser más compasivo, lo que, básicamente, me hizo mejor persona, mucho mejor inspector, mucho mejor padre. […] Me hizo darme cuenta de que esa víctima es el hijo o la hija de alguien.

  71. ¿Recomiendas La Peste, Proc? Es que no sé a qué incarle el diente. Estaba dudando entre The affair y The Goodwife.

    Me han recomendado la del fin del puto mundo, pero no tengo Netflix. Esperaré a que la traigan los de la biblioteca.

  72. Satur ¡ le odio !

    A la hora de la siesta, he puesto el video del partido de España contra Alemania, con las hojas de sus comentarios al lado para poderlo disfrutar, y me he tenido que ir a San Google a intentar enterarme de las reglas del balonmano, y a pesar de que he ido a no se cuantos sitios, sigo sin saber de verdad cual es el área del portero, y en qué consiste de verdad la zona azul dentro de la línea de los 6 metros, y lo que pueden y no pueden hacer en ella los distintos jugadores.
    De lo de la línea de los 7 metros ( creo), al final me he enterado, pero he tenido que parar el video , que ha llegado mi contrario al salón, y sin el sonido, ya ni flowers. Y hasta el lunes por la tarde, no me podré poner de nuevo, y a base de no enterarme, me perderé la final de mañana…

    Y encima, me voy a IMDB, a buscar “ The end of the fucking world ” , y me encuentro con que no está editada en DVD, y que sólo se puede ver en Netflix. Que sí me pueden mandar el libro BD en que la serie está basada, pero he visto el trailer, y he leído su reseña, y quiero comprar la serie en DVD. ¡ Grrrrrr !

    Y, para colmo Gomez recomienda ” Real Detective “, que es del 2016, con una pinta estupenda, me voy a Amazon, y tampoco está en DVD, que en lo que está es en Amazon Video. Las dos temporadas…

    Y como no pienso abonarme a nada más, que para dos cosas que dejo grabando y veo, ya pago demasiado todos los meses, no me queda otra que esperar, un par de añitos o así, ( unos años que no estoy segura de tener por delante ), para poder comprar en DVD o BR, y verlas . Y no me da la gana de ver las cosas en plan pirata.

    Me siento de lo más frustrada.
    Está claro que no doy la talla ni de lejos. Y que la culpa es mía por ignorante y por cuadriculada.

    ¡ Ya siento !

  73. FOLLARSE A UN MUERTO
    Anoche, por gentileza de un generoso, hicimos una cata vertical de Tinto Valbuena (2004, 2005, 2007).
    Las tres añadas, con pequeñas diferencias, adolecían de los mismos problemas: al inicio aromas a cueva, color muy evolucionado acercándose al teja, muy poca fruta y un final que recordaba al brandy barato.
    No cabe duda que estos vinos habían pasado su mejor momento y que debieron haberse bebido hace 5 años. Una vertical de 3 añadas con los mismos problemas descarta un problema puntual y nos confirma la incapacidad española para hacer verdaderos vinos de guarda. Tenemos mucho que aprender de los franceses, manque nos pese.

  74. UN VINO CON CHALECO
    A la susodicha cata aporté un Mingortiz 2015, nueva creación de los hermanos de Gregorio (bodegas Allende en Briones).
    Pleno de frutos rojos, color sangre de la que brota en la primera puya, nariz plena, un puto vino con chaleco y la viveza e ingenuidad de una Lolita retratada por Balthus.

  75. Chino Cudeiro

    sábado, 27/01/2018 — 19:41
    ¿Recomiendas La Peste, Proc?

    Me parece buena, pero no tiene por qué gustarte, y yo ni siquiera la he terminado. Se me hace un poco tremendita, es el defecto de paladar que le saco.

  76. Chino Cudeiro sábado, 27/01/2018 — 19:41
    ¿Recomiendas La Peste, Proc? Es que no sé a qué incarle el diente. Estaba dudando entre The affair y The Goodwife.

    Si se me permite, La Peste es una serie excelentemente ambientada que requiere subtítulos porque no se entiende nada.
    The Good Wife es muy recomendable al igual que The Affair. Véalas en ese orden. Y no olvide Big Little Lies (8 capítulos) y The Nigth Off. Y todos los capítulos, menos tres (ya los descubrirá) de Black Mirror.
    Chopsuey enseñando el camino de la perfección al margen de los tópicos habituales que aquí se leen y que no excluyen otras manifestaciones de la baja cultura.

  77. Thomson & Thompson sábado, 27/01/2018

    Claro que se le permite, solo faltaba. Big Little Lies y Black Mirror ya las he visto, y me encantaron. Me apunto el resto. Muchas gracias por la opinión.

  78. Lean como los altos funcionarios de carrera viven sin vivir en ellos: El viaje a los infiernos de Mariano y Soraya
    Que un pais sea gobernado por atolondrados a los que se les supone capacidad para analizar escenarios complejos me produce cierta perplejidad; que un mindundi como Puchi les coloque en situaciones tan airadas me indigna.

  79. Siempre me sorprende su optimismo PerroAntoine.
    En mi caso dado que como saben ya no escucho ni veo noticias (ni Fedegüicos) tan solo con las salpicaduras de información que me llegan por aquí y a veces tuister_666 tengo la impresión de que más que una campaña sea un análisis certero.
    Mi falta de información es objetivamente una desventaja para el juicio, pero a lo mejor resulta ser todo lo contrario.

  80. A mí el artículo me parece malo de solemnidad: un grosero batiburrillo de verdades, medias verdades, chismes, y lo que aventuramos como deseos personales del periodista camuflados de análisis político. De entrada, una columna de opinión de un medio serio donde el autor se refiera a los gobernantes con apelativos como “Sorayita”, “la señorita de Valladolid”, “la doña”, “Zoido el torpe”, o “Puchimón” y que descansa, principalmente, más en rumores de patio vecinal que en verdades contrastadas, no merece de entrada más que la indiferencia. Y máxime cuando, al contrario que otros, carece de la mínima gracia a la hora de faltar.

  81. Dicho lo cual, reitero mi opinión de que Soraya y Zoido –especialmente el segundo– deberían haber sido cesados el 2 de octubre de 2017 a las nueve de la mañana.

  82. SERIES
    A mí me gustaba “Bonanza” y me entusiasma “Law and order”. Son series en la que cada capítulo es una historia cerrada. Sin embargo en las series que aquí se jalean cada capítulo es parte de una historia cerrada que abarca una temporada, llegándose el caso de continuidad del relato con nuevas temporadas.
    ¿Es esto así? ¿No deberían llamarse algo diferente de las “series clásicas? ¿Culebrón o telenovela, son lo mismo que las “nuevas series”? ¿Por qué los grandes directores de cine no hacen estas series, como mucho dirigen algún capítulo suelto? ¿No es cierto que las mejores series (True detective, House of cards…) terminan degenerando a base de estirar el chicle?

  83. Pues los grandes directores no trabajan en series televisivas por la misma razón que un entrenador del Madrid no dirigiría a un equipo de regional preferente, esto es, porque en algunos casos ello le supondría pasar de cobrar de varios millones de dólares a los treinta o cuarenta mil dólares que se paga por un episodio televisivo. El prestigio profesional tampoco es el mismo, claro. Recuerdo una de mis series preferidas de todos los tiempos, Colombo; en cuanto comencé a fijarme en los créditos me di cuenta de que algunos de sus episodios más antiguos habían sido dirigidos por unos desconocidos principiantes llamados Steven Spielberg –tenía 25 años entonces– o Jonathan Demme, entre otros.

  84. Perroantonio, es posible esa campaña pero no escucho a Federico. Y Gómez también tiene parte de razón al señalar la inconveniencia de los diminutivos en los que Procuro también comparte. Jesús Cacho no es periodista que yo siga y no señalaré sus furibundas críticas – coincidentes en parte con Brema – que me parecen fuera de “cacho”, si se me permite el adorno. Solo señalo que es terrible como fracasan los altos funcionarios del Estado cuyo vértice es nuestra vicepresidenta. La ausencia de una vía que nos defienda clara, contundente y certeramente de lo que sucede en Cataluña alrededor de figuras menores de la política me parece un fracaso de las élites de la administración del Estado. Sólo quiero señalar eso.

    Luego está el marqués y su cruzada contra la baja cultura personalizada en las series de televisión norteamericanas e inglesas. Es cierto que el desarrollo de historias transversales a la principal es un mal endémico de casi, repito, casi todas ellas. Pero no todas son así. Por ejemplo, The Good Wife corre sobre una historia que subyace a todos los capítulos pero cada uno de ellos es un caso que se agota al final; True Detective desarrolla una historia en 8 capítulos y su posterior temporada cuenta otra historia que nada tiene que ver; series cortas como The Nigth Off o la espléndida Big Little Lies se acaban en una sola temporada (aunque ésta segunda anuncia continuación con actriz de lujo). No la veré. Finalmente, Black Mirror nos relata una historia distinta en cada capítulo, a veces endiabladamente inquietante, aunque en todas ellas subyace la idea que la evolución tecnologíca no necesariamente trae cosas buenas. Es discutible pero es una visión a tener en cuenta.
    Respecto de series que tienen temporadas sin límite desarrollando historias transversales aconsejo, por ejemplo, dejar Homeland en la temporada en la que se sabe que pasa con su protagonista.

    Las series no excluyen otras fuentes.

  85. Gómez ha explicado perfectamente los problemas del artículo e incluso ha dejado una carga explosiva sobre el continente, con esa alusión a «un medio serio».

    No creo pecar de optimismo, Adps. Comparto la idea general de la falta de ambición política de nuestros actuales gobernantes, que pasarán a la Historia –si pasan– como probos y grisáceos funcionarios (mi ídola es Bañez, a la que pondría como ejemplo de alto funcionario que se gana a pulso sus trienios; me la imagino perfectamente acudiendo a todos y cada uno de los cursos que se impartan en su negociado: «Ofimática e igualdad», «Formación y desempleo sostenible», y acumulando puntos para cuando llegue el momento de canjearlos). Los del Pueblo, que somos muy exigentes, gustamos más de los Políticos y Estadistas con Proyectos Ilusionantes, pero lo cierto es que nos suelen venir mejor los grises y sosos. Yo también confío en que Ciudadanos nos saque de la miseria moral reinante, pero precisamente por eso, porque no soy muy optimista, no me echo en manos de los apocalípticos. Como mucho, de los sarcásticos.

  86. Llevo todo el fin de semana leyendo el expediente de mi abuelo materno que gracias a Brema he podido obtener en el Ministerio del Ejército.
    Estremece su condena a muerte en Juicio Sumarísimo en 1939. Reconforta el informe de un Auditor Militar que manda repetir el juicio y abronca a los anteriores por su falta de rigor a la hora de comprobar los testimonios. Sorprende que en el nuevo juicio se le condene ahora a 3o años a pesar de la presencia de testigos que se desdicen de sus anteriores acusaciones.
    Mi abuela, una madre coraje que era hija de un pelotari navarro de dos metros de estatura (se llamaba Tarazona) y de una mujer filipina, presentó un escrito de defensa cuya lectura emociona (ella se ocupó mucho de mí y mis hermanas pues nuestra madre trabajaba) en el cual acompaña testimonios esclarecedores. Varios años más tarde insiste en una nueva revisión del juicio y consigue reducir la pena de nuevo ahora a 20 años. Estamos a finales de los 40, un periodo oscuro de la historia de España, a mi abuelo le permiten salir de la cárcel para poder morir en su casa. Sobrevivió muchos meses aunque sin que tuviera tiempo de llegar a conocerme.

  87. Iba a poneros otro de Álex Grijelmo de hoy, «El léxico seductor de Podemos», lexicología sencilla y que ya sabemos, pero es que es muy bueno. La cosa es que no está aún en Internet, solo lo hemos leído los que compramos El País. No, yo no compro El País, El País me llega a casa, porque la zorra perderá la cola pero no pierde las costumbres.
    —Por qué sigues suscrito a El País.
    —Y a cuál quieres que me suscriba.

    Os copio una, que todavía no está el pollo:

    Jefe de Estado, no Rey. Iglesias se refiere a Felipe VI como «el jefe del Estado», opción que sería compatible con la de una república. Podemos no suele nombrar aquello con lo que discrepa, salvo si lo hace en términos peyorativos. Y «rey» carece de ese rasgo, así que lo omite. Paradójicamente, se trata del vocablo que usa «la gente» para referirse a Felipe VI.

  88. Michael Shermer, «Solo te creeré si me dices lo que quiero oír». Esto también es lo sabido y resabido, pero merece la pena insistir en el sencillo consejo final:

    Por mi experiencia, aconsejo mantener las emociones al margen; discutir, no criticar (nada de ataques personales y nada de mencionar a Hitler); escuchar con atención e intentar expresar detalladamente la otra postura; mostrar respeto; reconocer que es comprensible que alguien pueda pensar de esa forma; intentar demostrar que, aunque los hechos sean otros de los que se pensaba, esto no significa necesariamente que se altere la visión del mundo.

    Lo reformularía así: Cuidar la interacción [entre personillas humanas] para hacer posible la transacción [de contenidos interesantes]. Lo que se ve amenazado es menos la visión del mundo de uno que uno mismo en esa visión, de ahí la resistencia o la reactividad. Quién no ha cambiado de opinión alguna vez, quién no ha cambiado en su vida a troche y moche, si lo anormal es no cambiar. Ergo, ojo al vehículo.

  89. Cada vez es mayor el número de mujeres que descubren ahora, gracias a las últimas novedades editoriales, que hace años sus jefes las violaron. Estas mujeres deberían pensar que también ellos andan descubriendo estos días, gracias a esas novedades editoriales, que las violaron. Y, ahora unidos los unos y las otras por una común convicción, es el momento de que cuenten todo lo que recuerden de una época en la que, por no haber asistido nadie a ningún cursillo sobre los males del heteropatriarcado, había violadas que no sabían que estaban siendo violadas por violadores que no sabían que las estaban violando.

  90. INFLUENCET

    Lo soy. Soy un influencet, mis opiniones influyen en los comportamientos sociopáticos de la gente, en sus pulsiones culturales y consumistas. Véase el caso de Viejecilla, que por mi condición de influencet se ha introducionalizado en el mundo del balonmano. Y del míster del combinado patrio, que sin duda ha leído mis críticas y correcciones y gracias a ellas estamos en la final. Viejecilla, todos los inicios son duros a la vez que ilusionantes. Que lo primero no arruine lo segundo. Persevere en el estudio del mejor deporte de la galaxia, el más rápido, el más audaz.

  91. marquesdecubaslibres domingo, 28/01/2018 — 12:14
    ¿No es cierto que las mejores series (True detective, House of cards…)

    Ojo cuidao. Ruth detective dura una temporada y tiene el argumento cerrado y atado. La segunda temporada era como «otro libro» que nada tenía que ver con la primera.

    Una cosa: recomendáis productos culturales sin decir por qué. No se vale decir: ver esta serie, o leer este libro. Adjetivarlo un poco, ponerle salsa. No hace falta que escribáis reseñas superpelmacer como las del Gremanel, pero un par de adjetivos que orienten el gusto del lector o consumidor visual son imprescindibles.

    De nada, salaos.

  92. Aquí sólo se habla de balones y en ocasiones de tetas…
    Algunos sacamos las glorias del motor y cosas con ruedas.
    Pero nadie habla de los remos y remeras de aguas planas.
    Demasiada presión en esos balones.

  93. Otra cosa que os quería poner es sobre la prisión permanente revisable y tampoco lo encuentro (Fernando J. Pérez, «Justicia y emociones»). Que no hay que legislar con las emociones y que en España las penas, ay, penas penitas penas, pues que son muy duras:
    «España tuvo en 2016 una tasa de 0,63 homicidios por cada 100.000 habitantes, la segunda más baja de la UE. El Código Penal es, según los expertos, uno de los más duros entre los países democráticos».
    Viene así de opinado y generalizado y has de admitirlo (expertos=¿nueve de cada diez dentistas?; cuáles países democráticos) a falta de otra cosa mejor. Luego pone como ejemplo a dos etarras que no han matado (pero vive Dios que lo intentaron) y tienen cientos de años y a un corrupto marbellí que lleva diez en la trena. Recuerdo una serie de Gengis Kant sobre la pena de muerte que nos llevó al abismo, y en ese caso lo mismo me da que me da lo mismo, porque sobre la pena de muerte tengo convicciones radicales irracionales y absolutas. No en estotro, sin embargo. Creo recordar que el rizadísimo Pinker decía que está demostrado que la dureza de las penas es disuasoria de crímenes y casi lo único que vale para algo, según sus expertos. (Nueve de cada diez dentistas de los del libro de Pinker lo recomiendan).

  94. Encontré el Bentley de mis sueños eróticos.
    Lo dejé pasar, quería demasiado.
    Es por esto que me bajé a Irún el otro día, para restaurar y darle una nueva vida a mi querida V70.
    Un buen tratamiento de renovación y a pasear por esas rutas.
    Volví hasta Burdeos desde Hendaya en el Tgv de la mañana y me esperaba mi dueña en la magnífica estación de Saint Jean. Una sobervía cubierta de acero roblonado, y un recibidor en madera con un plano de la France de muchos metros cuadrados.
    La ciudad es deliciosa, pero después de un paseo de reconocimiento decidimos bajarnos a Arcachon y pasar en el barco a Cap Ferret.
    Queríamos alojarnos en el hotel La Corniche (que no puedo otra cosa que recomendarles, para ver las puestas de sol y amaneceres más intensos de la costa atlántica frente a la entrada de le bassin d´ Arcachon.
    Estaba haciendo una renovación y elegimos la Residence Home Plazza, que era de los pocos abiertos en esta época del año.
    Siempre que pasamos por allí vamos a Chez Pierre (a nuestro juicio el mejor restaurante de marisco de Arcachon).
    En esta ocasión hicimos una cata vertical de ostras.
    Elegimos el tamaño 3, un perfecto equilibrio entre intensidad de sabor, cantidad de carne, y sutileza.
    Las cuatro clase fueron:
    Ostra de Arcachon, Régal, Gillardeau y las de Joël Dupuch.
    Ganaron las de Dupuch. También es cierto que nos gusta más la ostra verdosa que la blanca, pero el señor Dupuch las cuida allí mismo, como a princesas y entiendes el sabor del Atlántico y su color, sin necesidad de poner marcas al láser a las conchas.
    Las Gillardeau, son excelsas, y valen lo que piden, sobre todo por su cantidad de producción que no llega a las de Dupuch, pero también son mucho más caras.
    Las otras dos son ostras excelentes pero juegan en una liga diferente, en la que el tamaño de la carne y la irregularidad pueden estropear la elección.
    Terminamos con un Homard cocido y de aperitivo un tarro de una mayonesa con un pan campagnard que parecía un trozo del cielo, con una textura brillante y untuosa, un equilibrio perfecto de la mostaza y un batido minúsculo.
    La botella de L´Amour (Deutz) sucumbió con delicados desmayos y toda la intensidad de sus burbujas.
    Luego la niebla, el frío, y ya en Cholet.
    Cultura ni alta ni baja. Bien-être, seulement.
    Inversiones rentables.

  95. Ostras, Pedrín.
    Que me diga, hostias.
    Una vez comí una ostra (hostias he tenido bastantes ocasiones); me gustan más de habladas que de ingeridas. Gracias, JrG, disfruto mucho con las narraciones de vuestros gozos.

  96. Satur, tú eres un cielo de influencet pero Viejecita nos detalla unas cosas y luego en su realidad actúa a lo mejor en contradicción si le parece bien, eso ya dependerá del rato o según le dé. Como mujer y como antropóloga te lo comento, cari.

  97. No haga caso de Procuro, Satur
    Aprovecho este ratito en que los niños están embebidos en los “Super Humor” de sus tíos ( sigue habiendo una biblioteca llena de libros infantiles y juveniles en el “cuarto de jugar “), para venir unos segundos…
    Y por supuesto, que es usted un influencer para mí, y voy a seguir imprimiendo sus crónicas, y los videos de los partidos de balonmano hasta que me entere.
    Me cuesta precisamente por lo rápido, pero al mismo tiempo me gusta…Y a terca, me ganan pocos.

  98. Contaba el desaparecido Joey Ramone a propósito de los inicios de su carrera y la percepción que de ellos tenía la gente que, en una ocasión, al presenciar una mujer cómo se bajaban los miembros del grupo de una furgoneta, ésta se dirigió a su mánager y le dijo: “Es muy bonito lo que hace usted cuidando de estos retrasados”.

  99. Esta noche ponen Wind River en La 1. Es del escritor de Comanchería y me la han recomendado tanto que vengo aquí a recomendarla sin haberla visto. Ya dirán.

  100. Chino Cudeiro domingo, 28/01/2018 — 19:18
    Esta noche ponen Wind River en La 1. Es del escritor de Comanchería y me la han recomendado tanto que vengo aquí a recomendarla sin haberla visto. Ya dirán.

    A mí también me vino muy recomendada, Chino; la vi hace un par de días y ni fu ni fa. Conjunto de elementos atractivos (un cadáver en un paisaje inhóspito, un cazador, investigación entre los paletos de la zona, indios con su mirada-de-orgullo-milenario-que-expresa-algo-profundo) que se resuelve en una película fría y sin emoción. Los actores me parecieron terribles, tanto Renner como la Olsen, peor que cuando hacen de superhéroes. Graham Greene hace de indio, como de costumbre. Las escenas de acción la salvan en parte.

    Gómez, me ha picado la curiosidad con Real Detective.

  101. ¡ Enhorabuena Satur !

    Su , ( nuestro ) equipo de balonmano campeón de Europa por primera vez en su historia.
    Lo he seguido como he podido, con apuntes en”directo” de cada jugada en El País.
    Mañana los veo en diferido, y sabiendo el resultado final, que es como me gustan los partidos de futbol, de baloncesto, las novelas policiacas, y, espero que, de aquí a nada, los partidos de balonmano…

Los comentarios están cerrados.