El árbol partido, 14. El Sota de Copas

Por Claudio Sífilis.

Daniela llevaba una medalla de la Virgen en su cuello que besaba repetidas veces mientras rezaba, pretendiendo así sobrellevar el temor a la vida y la muerte. A Daniela le preocupaba el infierno, un cliente dijo que pecar cuesta dinero, que cada uno paga las facturas de los pecados que comete, que el Diablo nunca invita, que por qué razón iba a pagar dos veces y que por tanto el infierno no existe. Sola en su habitación, se preguntaba dónde estaba ahora su primo Marius, la víctima verdadera del hachazo albanés de unas semanas antes. Daniela pensaba que apenas sabía nada de la relación que tenía su primo Marius con aquella chica albanesa que llegó un mes atrás, causó bastante revuelo entre los clientes, y al día siguiente de la muerte de su primo ya no estaba en el club. Pensaba, no tenía piezas para resolver el asesinato de su primo, que es la historia de amor con final triste número mil.

De repente, una mami llamó a la puerta y dijo que el encargado quería hablar con ella. Salió en zapatillas y pijama y caminó hasta la oficina, allí el encargado la informó que las cosas estaban cambiando en el club, echaría a cualquier chica que causara problemas porque tenía veinte fuera esperando que hubiera plaza.

– Te queda un año de contrato y lo mejor para todos es que después te marches. Eres la más veterana, queremos que haya rotación, los clientes se aburren si ven siempre las mismas caras.
– ¿Quién se aburre de mí? ¡Ninguno! Se van con esas putas por probar, pero todos vuelven. ¡A la puta calle!, ¡me echáis! Eres un hijo de puta – le escupió en la cara. De vuelta a su habitación compró tabaco.

Con la entrada de Rumanía en la Unión Europea, las putas se conseguían sus propios papeles de residencia en España, no necesitaba más tratos con mafiosos rumanos. El dueño del Love Inn pertenecía a un grupo de empresarios de club de alterne en pro de la legalización de la prostitución, y contratos como el de Daniela ya no se llevaban (era un contrato del que sólo tenía copia el empresario, totalmente ilegal, solo servía para engañar o intimidar a las chicas).

No hacía tanto, tal vez dos años, el Dueño del Love Inn, Odón, quería ampliar negocio, y puso sus ojos en el Sota de Copas, club situado junto a una autovía a escasos kilómetros de Madrid. Si se hacía con él tendría un club en cada una de las seis autovías de salida de Madrid. Le preguntó a Marius si conocía a los dueños.

– Sí, conozco a Lorenzo, es todo un personaje.
– Podrías tantearle, a ver si le interesa venderme el negocio.
– No creo, para Lorenzo el Sota de Copas es su vida, no sale de allí. Las putas le quieren mucho, si las invita al parque de atracciones, al zoo, las saca a restaurantes a cenar. Cosas así.

El Sota de Copas era un local de tamaño medio bastante bien cuidado y uno de los sitios de Madrid en los que mejor ambiente había. Lorenzo, el dueño, vivía allí. Según Marius empezó a contarle a Lorenzo las intenciones de Odón, Lorenzo le soltó un escueto: «Que venga a verme el miércoles a la hora del cierre».

El miércoles a las 4.30 a.m., Lorenzo se sorprendió de ver a Paola sentada en la barra (Paola es la chica albanesa de nuestra historia).

– Paola, ¿Qué haces ahí sola? Vente para la suite, que empieza la orgía sin ti.
– Me quieren follar gratis – pensó ella disgustada.

Pero al ver entrar a Marius y Vasile con Odón cambió de opinión y fue a la fiesta. Tenía interés por Marius, un tipo atractivo que se llevaba cantidades inmensas de dinero del club sin hacer nada. Paola fue la última en entrar en la suite, un compatriota albanés enorme estaba en la puerta, había más mujeres que hombres, siete a cinco.

– No jefe, voy a beberme tu champagne, pero no te voy a chupar la polla – oyó gritar a una puta borracha que se quitaba los tacones apoyada en Lorenzo.

Alguna de las chicas nunca había estado en la suite, alrededor de 100m2 en la planta alta de la Sota de Copas. Una cama cuadrada y otra redonda de 3 metros cada una, sofás, una barra americana y un yacusi. Había champagne, vino de Rioja y bandejas de productos ibéricos que servían dos camareras vestidas de Sotas de Copas. Estaba todo muy nuevo y el ambiente era fresco, si no me aburriera la decoración les podría dar más detalles.

A Odón se le veía disgustado. No quería fiestas, pero Lorenzo se reía, le ofreció lo que estaba fumando, y que Horació rechazó:

– No fumo.
– Es tabaco marca Guiñoguiño. ¿entiendes, Tabaco marca Guiñoguiño? – Odón no se reía y Lorenzo hizo una mueca y se puso serio – Relájate y disfruta. Esta fiesta es en tu honor, no creas que hago esto todos los días.
– Esperaba que me recibiera en privado, tengo una importante oferta que hacerle.
– Le he invitado para conocernos, quiero saber quién es usted, quiero que me conozca, si puedo fiarme de usted para hacer un trato de estas características.
– Soy un hombre de negocios que quiere invertir los beneficios que tiene en cinco clubs de Madrid.
– ¿Y cómo es la persona? ¿Qué hace para divertirse?
– No tengo mucho tiempo para divertirme, entre el trabajo y la familia, no me queda tiempo. No soy lo que se dice un tipo juerguista. No bebo alcohol – dijo, rechazando de una de las camareras.
– Una lástima. ¿Y que relación tiene usted con sus empleados y empleadas?
– Ninguna, la profesional.
– No me gusta mucho lo que me dice. Aquí en el Sota de Copas la relación es íntima. Yo nací aquí, en la habitación 213. Mi madre trabajaba aquí, compró el negocio y me lo dejó en herencia. Mi mamá murió de cirrosis, aquí perdí la virginidad siendo casi un niño. No fui bueno en los estudios ni me gustaba ir al colegio, esto es todo lo que conozco, y no lo puedo vender, forma parte de mí, sin esto no soy nada. Estoy casado con una mujer que trabaja aquí, me casé con ella por hacer algo bueno en mi vida. Para ayudarla a ella y a sus hijos, para que pudiera traerlos a España.

Lo que no cuenta Lorenzo es que con su mujer apenas se habla, es una de esas veteranas alcohólicas, la primera que se acerca a los clientes que entran en el club. Con su mal aliento y desagradable aspecto espanta a todos los indecisos, que se van pensando que las prostitutas son seres horribles, y que mejor se buscan una chica formal. Los clientes habituales saben que librarse de ella es fácil, ella no quiere molestar. Es una advertencia viviente para las demás chicas de como acabarán si no tienen cuidado. Sus hijos están al otro lado del Atlántico, hace tiempo que no sabe nada de ellos.

Mientras tanto, Marius, se había quedado solo en un lugar desde el que creía tenerlo todo controlado, individuo dominado por el instinto, tenía un aspecto mucho más agresivo de lo habitual, su físico delgado y musculoso imponía a las chicas acostumbradas a hombres que las doblaban la edad. Paola se acercó a él, le saludó y al no obtener respuesta se quedó en silencio. Le ofreció un cigarro.

– ¿Ya conoces los verdaderos placeres de la carne, Paola querida?
– No sabía que conocías mi nombre, Marius, pero llámame Paola, no me gusta Paola querida.
– Paola, si no nos damos prisa alguien va a entrar en el yacusi antes que nosotros.
– ¿Me das el dinero, Marius?
– Yo no pago por estar con una mujer.
– ¿Qué eres entonces? ¿Un conformista?
– Soy alguien que hace lo que tiene que hacer para sobrevivir.
– ¿Te conformas solo con sobrevivir, Marius querido?

Paola tomó un trago de una copa de vino, se desnudó en un par de movimientos y entró en el yacusi. Marius tardó poco más. No sé dónde terminó la ropa.

– Tú eres una mujer real – dijo dentro del agua al acercarse y agarrarla por la cintura.

El agua y las sales marinas hicieron bien de lubricante a las entradas y salidas del miembro en la vagina, así, sin condón. Del agua nacen las criaturas de este mundo y al agua son arrojadas a follar, lo que se aguante. Paola, a sus tiernos 17 años, se manejaba mejor que Marius buscando posiciones en el yacusi, lo que resultó extrañamente excitante para Marius. Tras esto Marius se acordó de que en su ropa tenía un cachivache, salió del agua a por él, volvió y sacó cocaína. Le ofreció a Paola que tras dudar unos momentos tomó.

– ¿Te gusta?
– Sí, está bien.

Era la primera vez que ella tomaba droga. Al ver los vapores de placer saliendo de su cara, Marius rompió a reír de felicidad en largas carcajadas. Él tomó un poco y flotó en el agua. Ella le acariciaba con un brazo y con el otro fumaba mirándole.

Mientras Lorenzo también estaba tomando coca, rodeado por dos chicas, una de ellas le tenía aferrado por la entrepierna. Odón observaba las escenas mientras pensaba una nueva estrategia, este comportamiento del dueño del club le parecía una oportunidad. Fingió disgusto por no haber podido negociar y se marchó con Vasile, se despidió cordialmente:

– Siento que no hayamos podido llegar a un acuerdo. Le informo que tengo una alternativa, ya he visto una finca al otro lado de la autovía, y construiré mi local allí, nos haremos la competencia.
– No es problema, hay mucho vicio, hay negocio para los dos.

Odón cogió la bolsa de viaje que llevaba en las manos y poniéndolo de cara a Lorenzo la abrió, está repleto de billetes de 50 euros.

– Es tu última oportunidad de llegar a un acuerdo por las buenas. Traigo este dinero sólo para dejarlo de señal.

Lorenzo escupió sobre el dinero. Odón cerró la bolsa y miró a Marius, que no le hizo caso. Lorenzo hizo gesto al albanés de la puerta. Una de las chicas pidió a gritos al señor que no se marchara y salía corriendo detrás de él, pero otra más sensata la agarró por el brazo y la retuvo, empezaron a discutir. Odón y Vasile bajaron las escaleras con el albanés, en la salida había otro gigante más, y en el parking enfrente del club otro, allí le esperaba su coche con su conductor. Marchó.

En el Sota de Copas Lorenzo pasó a ocupar el centro de la cama redonda con dos mujeres. Hicieron sesentainueves, trenecitos, meteisacas, sudaron y se drogaron. Cuando se cansaron, las putas fueron y Lorenzo se quedó tumbado agotado. Marius y Paola estaban en la cama cuadrada, algunas chicas estaban en el sofá, bebiendo, fumando, drogándose y hablando, sobre todo hablando. Lorenzo cogió una baraja nueva que tenía en la mesilla, barajó y tiró diez cartas en la cama. Las miró, supersticioso, no le gustó lo que vio. Estaba la sota de copas y el rey también, pero también había un as de espadas y un caballo de espadas. Miró a Paola y Marius que estaban follando otra vez y volvió a sacar cartas. La sota y caballo de espadas salieron esta vez, rodeando al as de copas. Se recostó en la cama con un solo pensamiento, traición.

Durante un año Lorenzo no tuvo noticias de Odón, pero vio construirse un club de alterne enfrente del suyo y sufrió el acoso de Odón a través de Fomento y de la Policía, que provocaron redadas constantes en el Sota de Copas. La penúltima redada en la Sota de Copas no sorprendió a nadie, las chicas iban cantando en las furgonetas de la policía, las metieron a todas en la misma celda. A Paola no le gustaban las canciones. Le decía al policía que la encerraran en una celda ella sola, que si seguía oyéndolas las iba a pegar, y ellas eran catorce y ella solo una.

Y entre cantos pasó la noche y el día. La sorpresa estuvo al atardecer, la policía las dejó en el local de enfrente del Sota de Copas. La pasma se fue sin dar más explicaciones, allí estaba Marius y el encargado del nuevo club invitándolas a entrar, diciendo que el Sota de Copas estaba cerrado por la policía. Tras una serie de discusiones entre ellas, algunas las chicas decidieron entrar. Otras pidieron taxi al Sota de Copas, se marcharon con la advertencia de que habría nuevas redadas. Volvieron las que tenían cosas de valor en sus armarios, las que tenían deudas con el dueño se quedaron a empezar de nuevo.

Paola no entró, se quedó con Marius, si las miradas mataran, Marius hubiera muerto en ese momento. Todavía no, esto es más largo que una meada cuesta abajo.

Una semana después en la Sota de Copas hubo una nueva redada, para entonces las chicas habían hecho las maletas, y subieron a las furgonetas de la policía con sus cosas. La policía tuvo que traer una furgoneta más para las maletas de las prostitutas. Las señoritas entraron en la misma celda que la otra vez, el mismo policía abrió la puerta, buscó con la mirada a Paola, recordando la noche en la que pedía una celda para ella sola. Disgustado al no verla, le pellizcó el culo a una cualquiera que pasaba por su lado, la cual se revolvió y le soltó una bofetada y empezó a gritar no sé qué cosas de respeto. La noche en la cárcel fue esta vez un velatorio, no hubo cánticos. Al día siguiente la mudanza de un club al otro fue completada.

103 comentarios en “El árbol partido, 14. El Sota de Copas

  1. Me encanta la entrada de Hoy, Claudio Sífilis. Pero no cuenta más que el principio de la historia. Espero más capítulos, y cuanto antes, para saber de Paola, de Lorenzo, de Daniela, de Odón, y, por supuesto, el final de Marius.

    Mi madre me contaba que cuando era pequeña , las películas las ponían en el cine, pero por entregas, y que esperaban a los siguientes episodios como al Santo Advenimiento. Pues , aunque sepa que a Marius le van a matar, a mí al menos me pasa lo mismo con esta historia.

    ¡ Más, Por Favor !

    Y buenos días a todos, que se me olvidaba

  2. Y, por cierto, me encanta el fondo con La Santa Compaña.
    Supongo que será una imagen de ” El Séptimo Sello ” , ¿ no ?

  3. Esto es genial:

    Estaba todo muy nuevo y el ambiente era fresco, si no me aburriera la decoración les podría dar más detalles.

  4. La policía tuvo que traer una furgoneta más para las maletas de las prostitutas.

    Esto no me lo he creído.

    Gracias por otro capítulo del árbol partido del conocimiento, Claudio.

  5. Ha estado en algunas redadas en locales nocturnos, y siempre resultaban interesantes. La más aparatosa en la que me vi envuelto, se produjo en un mítico Templo de las Fantasías Animadas de Ayer y Hoy llamado Boira, y como curiosidad cabe destacar que las autoridades, ante lo numeroso de la parroquia del local, decidieron llevarla a cabo en autocar. Se trataba de un enorme autocar pintado con los colores de la Policía Nacional, esto es, de marrón. Se nos llevaron a comisaría a decenas de clientes. El piso del vehículo quedó pronto cubierto de papelitos de plata, papelinas, alguna que otra jeringa y hasta libritos de papel de fumar. En cuanto la gente se deshizo de sus “cargas” el ambiente se convirtió en relajado, festivo, casi de excursión escolar. Yo me comí por si las moscas unas hierbecillas silvestres que me habían regalado, y me subió el globo justo cuando me tocó declarar. Por supuesto me hice pasar por retardado o autista funcional, papel que solía bordar en estos casos: “No sé nada, no tomo nada, no conozco a nadie y no tengo ni idea de qué estoy haciendo aquí. Pensé que había un concierto de Loquillo, y me gusta mucho cómo canta”.

    Me gustaba terminar con un entrañable:

    –¿Cree que necesito un abogado?

    Nunca lo necesitaba .

  6. Una vez en León, entre a un local así. Muy parecido al descrito.
    Ambiente familiar y señoras ya de cierta edad y generosidad de carnes.
    Les debí llamar el instinto materno, pues yo tendría unos 22 años y estaba en León para trabajarme a unos clientes de allí.
    me quedé sólo y bastante tocado después de cenar y el paseo previo por el barrio Húmedo.
    Cuando cogí el taxi al hotel, al llegar a la puerta, me dió muy pocas ganas de subirme a la habitación, y le pedí al taxista que me llevara a algún local con ambiente.
    El no comprendió bien mi pregunta y me llevó al Atomium.
    Entré sabiendo donde me metía.
    Las tres chicas-madres, quedaron contentas con la botella de Delapierre a 5000,-
    Me sobaron bien y luego me pidieron un taxi, cuando llegaron los habituales.
    Creo que me salvaron de la quema.

  7. Sífilis inventa hoy una leyenda urbana, o quién sabe, tal vez este cuento se lo han contado y él sólo lo ha escrito. ¿Quién puede creerlo?
    A la policía le honra el ser servidores de la ley y el orden, como a mí el ser siervo de Dios.
    Aprovecho para pedir a los jóvenes que entren en el seminario, la voluntad de Dios es que haya más vocaciones.

  8. XUNTANZAS
    La otra noche salimos Holm y yo a cenar con nuestras chicas al Gresca, el local favorito del Gordo. Hubo diferentes anécdotas en la larga velada que terminamos en su casa las cuales no voy a referir. Cumplo así con la tradición de no contar nada sobre las xuntanzas.
    Chopsuey aburre a las ovejas.

  9. El pasado domingo, nos fuimos los hijos y sus progenitores a dar un paseo provinciano por París.
    Nos decidimos por el TGV, contra ir en coche.
    No obstante, un pobre hombre, decidió suicidarse en la estación anterior a Angers, compartiendo su infortunio con unos cientos de viajeros. Unos con alegrías y proyectos y otros ya en su final.
    El día era lamentable en lo climatológico y nuestra hora de salida terríblemente temprana para nuestra bella durmiente, lo que nos ofrecía una garantía de un París sin congestión.
    Todos lo conocían, pero recurrimos a los clásicos, subida a la Tour, bateau mouche, y Atelier Brancusi.
    Entrar a museos con este día era una tarea desagradable y nada recomendable.
    Vimos los preparativos mastodónticos de la semana de la moda que comenzaba el lunes.
    Comimos en un “bistrot” de barrio, al que se saca a lo que va quedando de los padres, a comer el domingo, para que paguen la comida de toda la familia y parezca que están acompañados y bien cuidados.
    El sitio era delicioso, y la pitanza de primera.
    Los padres muy deteriorados, pero prestos a aguantar y no ceder sus posesiones.
    Después de comidos, y ahora ya sin lluvia, pero con un fino viento que congelaba el espíritu, y despabilaba de la modorra, nos fuimos a que la niña viera los escaparates que se deben ver, y los chicos nos fuimos a ver una concentración de clásicos.
    La madre no tuvo más remedio que acompañar a su niña (a regañadientes).
    Bonita jornada y tren de regreso con siesta reparadora, después de volver a pagar el billete, por un descuido de horarios.

  10. Los estudios sociológicos y políticos nos muestran como en España hay dos items en los que se destaca muy positivamente: la descentralización del Estado y la situación de las mujeres. Son estudios hechos recientemente y por organismos internacionales.
    ¿Por qué la sociedad se muestra ciega ante tan contundentes hechos? ¿Por qué los políticos compran toda esta mercancía averiada del feminismo y el nacionalismo radical? ¿ Hasta dónde puede llegar la estupidez humana? ¿Es Arcadi Espada el único hombre lúcido que no se traga toda esta papilla populista?

  11. Georgetown sitúa a España como el quinto país con más bienestar para las mujeres.
    Se trata del Índice Global de Paz y Seguridad de las Mujeres, elaborado por el Instituto de Georgetown para las Mujeres, Paz y Seguridad y el Instituto de Seguridad y el Instituto de Investigación de la Paz de Oslo. El estudio compara 11 indicadores relacionados con la inclusión, la justicia y la seguridad y analizan desde los años de escolarización, la inclusión financiera, el empleo femenino, el uso de móviles o la violencia en el seno de la pareja.

    Otros trabajos que analizan sitúan a España en peor situación en indicadores de género. Según la ONU, España ocupa el 15º puesto en el índice de desigualdad de género con datos de 2016, los últimos disponibles. El Foro de Davos constata en su último reporte sobre brecha de género que España ha perdido 17 puestos en la clasificación mundial, pasando del puesto 11 en 2006 al 29 en 2018. y el Instituto Europeo de la Igualdad de Género (EIGE, por su siglas en inglés), Españsa supera el promedio de la Europa de los 28 (EU-28) pero su puntuación global es de 53, sobre 100, por la situación del empleo o la brecha salarial.

    El reporte del instituto de la Universidad de Georgertown utiliza indicadores más genéricos para situar a España en la quinta posición de la clasificación general, con una puntuación de 0.860 puntos sobre 1. El listado lo encabeza Islandia, el país cuyas mujeres protagonizaron una movilización histórica que ha servido de inspiración para las españolas ya en 1975. Le siguen Noruega, Suiza y Eslovenia. Y a la cola están Siria, Afganistán, Yemen o Paquistán.

    En educación, por ejemplo, se miden los años de escolarización de las mujeres de más de 25 años. España tiene 9,9 años frente a los 14 de la mejor situada (Alemania) y por encima de la media de 6,8 y en línea con la media de los países desarrollados (9,9).

    Este último trabajo se alinea con otros previos en el análisis del mercado de trabajo. La situación laboral de las mujeres españolas –con un 44,7% de empleadas de más de 25 años entre 2011 y 2016, recoge el informe- sitúa al país por debajo de la media global del 50,3%, de la media de los países desarrollados (52%) y por detrás de Islandia (77), Suecia (68%) o Portugal (50.8), entre otras.

    En representación parlamentaria (medida también con datos de 2016), España está en un 38,6% de mujeres, según el informe, pese a que la Ley de igualdad aprobada en 2007 instaba a la paridad en y un mínimo del 40%. Eso la sitúa por detrás de Islandia, Noruega, Holanda o Bélgica, entre otras. Aunque también muy por delante de la media (20,4%) y de otros países desarrollados como Estados Unidos (19,4%).

    Casi una de cada tres mujeres en el mundo ha sufrido violencia en el hogar. El índice del estudio de Georgetown compara el porcentaje de mujeres que han experimentado en sus vidas violencia física o sexual cometida por su pareja. En España es del 13%, según el informe, frente a una media del 30,3% que en el grupo de países desarrollados baja al 25,2%. No se adentra en otro fenómeno como es el acoso sexual, del que existen pocos datos. Según una encuesta reciente de Metroscopia para EL PAÍS, una de cada tres españolas se ha sentido acosada sexualmente.

    El informe de la Universidad estadounidense subraya también un alta percepción de la seguridad entre las mujeres a partir de los 15 años de edad. El porcentaje de mujeres que se sienten “seguras caminando solas por la noche en la ciudad o área en la que viven” es del 80,3%. La media del informe es del 60,5% y del 67,3% en los países desarrollados. España está, no obstante, por detrás del 96,8% de mujeres que se sienten seguras en Singapur, con la media más alta. Y por detrás también de Noruega (81,2%), Somalia (85,9%) o Emiratos Árabes Unidos (86,1%). Al otro lado, está por delante de Reino Unido (72%), Portugal (69%) o Estados Unidos.

  12. Ayer vi niñas de apenas 20 años con pancartas que denunciaban el heteropatriarcado y el capitalismo como “asesinos”. Iban pintarrajeadas y puño en alto preferían gritos y hacían gestos obscenos.
    Una lectura sosegada de la historia muestra como el heteropatriarcado y el capitalismo han permitido alcanzar las mayores cotas de bienestar conocidas.
    Tiendo a pensar que textos para adultos como la entrada de hoy pueden alimentar la creencia de que vivimos en el infierno. En los buenos tiempos hubiera sido calificado como “disolvente” y justamente prohibido. Apelo a la probidad de la srta Bellpuig para que ejerza de contrapeso moderador y se limiten los textos de esta bajísima catadura moral.

  13. Deudas de lecturas tenpranas.

    Releyendo su ensayo titulado Lo que Dante significa para mí, me encuentro con que T. S. Eliot, tras señalar que fue Jules Laforgue el primero que le enseñó cómo expresarse, resumía que su deuda poética para con Baudelaire se debía a media docena de versos de Las flores del mal, y que lo que el francés significaba para él podía resumirse apenas en dos líneas de su poema Les sept viellards:

    Fournillante cité, cité pleine de rêves,–
    Où le spectre en plein jour raccroche le passant…

  14. ¿ Por qué no te callas?

    ¿ De verdad hay que leer esta mierda?. No digo por la entrada sino por el imbécil de turno que llama verduleras a su sexo contrario.

    ¡ váyase de putas a explotar a chicas cómo todos los de su partido!

  15. Cuando mi abuela decía: “niña, no hables como una verdulera” se refería, supongo, a las que se expresan como Tareixa.

  16. ¿Qué dicen los estudios sobre la ultima rubia que vino a probar el asiento de atrás? ¿ Es rubia todavía, se tiñó? ¿ Fue madre o el zapaterismo la llevó al maletero?

  17. marquesdecubaslibres viernes, 09/03/2018 — 09:47 la huelga de verduleras

    Pero sus estridentes ladridos / sólo son señal de que cabalgamos.

  18. ¿Qué dice Georgetown de la seguridad de las mujeres en Somalia? Supongo que alguien a escrito eso para comprobar si alguien le lee.

  19. SOMALIA Y LA TRAJEDIA DEL ESTRECHO DE ADEN.

    La situación en Somalia es la peor en 15 años de conflicto. El recrudecimiento de la violencia es devastador y se ha alcanzado la cifra del millón de desplazados en todo el país. En Etiopía, la crisis alimentaria y el conflicto de Ogadén obligan a miles de personas a abandonar sus hogares. “No tenemos dignidad. Cuando vemos a los militares, temblamos de miedo”, relata una mujer etíope.
    Cerca de 300.000 personas viven actualmente en muy duras condiciones en asentamientos de desplazados esparcidos por Bossaso. Esta ciudad portuaria en Putland es el punto de partida a Yemen. El viaje hasta Bossaso desde el resto de Somalia o desde la vecina Etiopía es largo y peligroso, jalonado por innumerables controles de carreteras, abusos, robos, asaltos e incluso asesinatos.
    Todos son conscientes de los riesgos, pero nadie quiere otra cosa, como relata una mujer somalí. “Me encontré con mucha gente en Bossaso que esperaba para embarcar para Yemen. No quieren regresar a Mogadiscio. Prefieren morir en el mar antes que volver a la guerra”.

  20. Eso para llegar a Yemen, un país que tambié está en guerra, hay hambre y cólera. Pero parece que es una guerra más llevadera.

  21. En España, no parece que a las feministas nada de esto les importe algo, salvo que se les ocurra como utilizarlo. El feminismo es un movimiento político ambicioso que no para a curar a los heridos. Han logrado mucho y quieren más. La huelga es solo una demostración de poder político. Al que le pique, que se rasque.

  22. En España, no parece que a la gente del PP nada de esto les importe algo, salvo que se les ocurra como utilizarlo.

  23. En España y en el mundo en general, la política, como todos los negocios, lo que trata es de maximizar el beneficio, y minimizar los daños.
    Los derechos para unos son una fórmula de aumentar el tamaño del aparato del estado y para otros una oportunidad de capturar más votos.
    No se puede decir que las ideologías no tengan un contenido de estrategia, incluso un fondo idealista, más en la base que en las siguientes capas de la pirámide jerárquica.
    Dividir el mundo en hombres y mujeres para igualarlos, y después separarlos por “sentimientos” de pertenencia a algo, no deja de ser una falacia como otra más.
    Nadie en su sano juicio, puede desear que las mujeres no tengan todos los derechos que corresponden a los seres humanos, ni que tengan más riesgos, pero en esa tarea nos olvidamos de la condición humana, y centramos el discurso sobre todo en los y sobre todo las, que están más protejidas por el sistema, olvidándose de las que están en situaciones mucho más penosas a las que nadie se atreve a mentar.
    La ley en muchos casos ya “desiguala” entre hombres y mujeres, no tengo opinión al respecto más allá de la experiencia propia, que no sirve para teorizar.
    Todo esto que está sucediendo no me parece más que demostración de potencia. No acabo de ver que sea potencia femenina, o sólo femenina.
    Me gusta la palabra CAPATAZ, y la palabra CAPAZ.
    Más bien creo que la naturaleza y la capacidad son las que deben imponerse, no sólo la ley.
    El ejemplo ya es más que palpable.

  24. Teniendo en cuenta que ha sido una huelga organizada por los comunistas con el único fin de desestabilizar el país y que se ampara en un manifiesto escrito esencialmente contra los hombres, si bien de una manera que aúna perturbación mental y analfabetismo, y que todo ello en conjunto es totalitario, y si añadimos las desabridas respuestas recibidas aquí, lo de «huelga de verduleras» me parece hasta un elogio. Y aquí paro y me censuro a mí mismo por mor de la fraternidad universal.

  25. Bueno, llevé a mi hija, que tendría seis siete u ocho años, a merendar a la cafetería de El Corte Inglés. Pedí la carta, discutí alguna de las bondades de las diferentes sugerencias con la camarera y, tras escuchar sus recomendaciones, elegí por fin. Merendamos y, al acabar, pedí la cuenta con un gesto. Cuando ésta llegó, saqué la tarjeta de crédito y pagué.

    Mi hija observaba todas estas operaciones en silencio y, antes de levantarnos para irnos, me dijo con admiración: “Papá, ¡qué bien lo haces todo!”

    Nadie, ni antes ni después, me ha visto jamás con esos ojos.

    Sabía que esta percepción no iba a durar mucho, así que decidí aprovechar esos años.

  26. Buenos días a todos:

    Tengo mi cesto de plancha rebosante esperándome, y también dos kilos de tomates en el fuego para hacer salsa nueva ( que no sé si tengo suficiente para las tres fuentes de macarrones de mañana) , y he estado cortando 4 pollos enormes ( asados en casa el día pasado ) en trozos pequeños para bañarlos en bechamel, y luego, cuando se hayan enfriado, empanarlos, y dejarlos en el frigo para el domingo, y sólo tener que freírlos mañana . ( Macarrones y “pollito Villeroy” , la comida preferida de mis marcianitos ), así que,después de este descanso largo, no se preocupen que no creo que vuelva hasta la tarde.

    El caso es que el jueves vino a cenar mi chico el genio. Y, como buen progre, no paraba de hablar de la huelga de “chicas” y le parecía muy bien. Y decía que no había derecho a que, cuando a una chica entre 20 y 30 años la entrevistaran para un puesto de trabajo, le preguntasen si pensaba quedarse embarazada en un futuro cercano, que, con la precariedad laboral de hoy día, que ni las empresas saben cuanto les puede durar un “chico”, o incluso cuanto va a tardar la propia empresa en desaparecer o en ser absorbida por otra más grande con sus propias prioridades, esa pregunta era injusta.

    Yo le decía que estaba equivocado. Que si una empresa coge a un chico joven, y le forma, y el chico se les va a la competencia , el chico tendrá que avisar con tiempo, y la empresa podrá sustituirlo por otro, y se habrá aprendido la lección, y cuando ese chico nuevo empiece a ser de verdad operativo, se las arreglarán para subirle el sueldo gradualmente, o hacer que se sienta apreciado.
    Mientras que la chica embarazada, tendrá un permiso de maternidad de 6 meses, y a su regreso, y durante un tiempo tirando a largo, trabajará a menor rendimiento. Y la empresa no la podrá sustituir de verdad, que sólo tendrá derecho a buscar a alguien que haga la suplencia. Y que ese alguien estará sólo para la suplencia, y luego se tendrá que volver al paro.
    Francamente, comprendería que las empresas fueran reacias a contratar “chicas” de menos de 40 años, o que intentasen protegerse de las consecuencias de esos embarazos posibles.
    Según mi chico, hay una solución clarísima : La baja forzosa de paternidad, durante un tiempo igual de largo que el de la baja de maternidad.

    A mí me parece eso carísimo para las empresas, para la economía en general, y además, sería meterse en la vida privada de la gente, porque significaría, obligar a los chicos a reconocer esa paternidad, y a estar pendiente de la madre y del bebé durante todo ese tiempo, dejando su carrera profesional en espera… Que justamente en el momento de llegar un hijo nuevo, no es el momento de que los dos, aparquen sus ambiciones laborales…

    Pido perdón por haber escrito tanto, y me voy a mi cocina y mi plancha.
    Ya siento

  27. Si culminas los “durísimos” estudios de Periodismo, pero sigues siendo medio analfabeto, en España existe una buena opción: te proclamas feminista y de izquierdas. Conseguirás así conectar con la masa de verduleras e ignorantes que nos asola.

  28. Bremaneur

    sábado, 10/03/2018 — 08:39

    Teniendo en cuenta que ha sido una huelga organizada por los comunistas con el único fin de desestabilizar el país

    Y no se le olvide el programa oculto, que es el aniquilamiento físico de todos los hombres, el control de la Nasa y la unión de Asia con África a través del Océano Índico.

  29. Mientras Viejecita se entrega a la cocina y al cerro de plancha me pregunto a qué se dedica el germanófilo. Me lo imagino leyendo el Der Spiegel y escuchando a Wagner.
    Espero que alguna de la feministas de guardia presente una denuncia de oficio por maltrato psicológico.

  30. Ilmo Señor Marqués ( 12′ 39 )

    El Spiegel se lo traigo de Madrid el martes, y para el sábado, mi germanófilo ya lo ha leído, y metido en la caja del papel..
    A Wagner le escuchamos los dos, pero de verdad, nunca como música de fondo mientras trabajamos. Y mi germanófilo es el que se ocupa del jardín, de cambiar los aspersores cuando se estropean, ( el circuito de los riegos, y sus válvulas lo ha hecho él desde cero ), y las zapatas de los grifos , etc etc.
    Y hace media casa, aprovechando los días en que está sólo , mientras yo bajo a Madrid a mi despacho.
    Tenemos la división del trabajo organizadísima. Porque a ninguno de los dos nos apetece tener nadie “de fuera” en casa, excepto para las cosas puntuales que se hacen una vez al año, como las podas, los retejados, etc.

    La plancha es algo con lo que disfruto, y lo plancho todo, porque me gusta, y lo de guardar la ropa limpia, planchada, y oliendo bien, me compensa el tener que hacerlo de pié . Y él siempre me está diciendo que no le planche las camisas, que escurridas en una percha, quedan de sobra para él.

    Y cuando estoy cocinando, me molesta muchísimo tener a nadie alrededor “para ayudarme “. Sólo admito a mis marcianitos, porque les hace mucha ilusión poder decir que ellos han hecho la comida, y porque se cansan rápidamente y se van.

    Y, desde que mi germanófilo se jubiló del hospital, el día de su 65 cumpleaños, por las mañanas, entre las 8 y las 13h , que es cuando almuerza, ( y almuerza sólo, en la cocina, por razones de salud) está en su despacho, estudiando sus matemáticas y su física del alma. Y considero que se lo ha ganado…

    Así que, si a alguna feminista progre se le ocurriera meterse con él, habría pinchado en hueso. Y tendría que vérselas conmigo. Y no se lo aconsejo…

  31. Tanto dan aquí la vara sobre Baroja que al final he leído El árbol de la ciencia. A ver qué impresión le deja, sobre todo su final, a otra lectora del blog; yo me reservo, de momento, pero constato que tres de los últimos autores que he leído con gusto son médicos: Chéjov, Céline y Baroja. Es una profesión, que el tercero ejerció menos, que abre una ventana privilegiada a la condición humana. No se enfaden los arquitectos, pero pero.
    Otra cosa es el impacto que esa visión produzca en el observador, que trasladará a su obra.
    Mi resumen es piedad en Chéjov, cinismo en Céline, melancolía en Baroja.

  32. Soy hombre, blanco, occidental y heterosexual. Por ello las nuevas sacerdotes me consideran pecador y carne de hoguera. Me van a tener enfrente, con mi furia por legión y mis cojones por bandera.

  33. Viejecita sábado, 10/03/2018 — 09:41

    A mí me parece eso carísimo para las empresas, para la economía en general, y además, sería meterse en la vida privada de la gente, porque significaría, obligar a los chicos a reconocer esa paternidad, y a estar pendiente de la madre y del bebé durante todo ese tiempo, dejando su carrera profesional en espera… Que justamente en el momento de llegar un hijo nuevo, no es el momento de que los dos, aparquen sus ambiciones laborales…

    El suicidio demográfico.
    Como partidaria del suicidio que soy, no puedo ver nada de malo en el demográfico. A tomar por culo todo, claro que sí. Volviendo al Malestar en la cultura, «el hombre nunca está en casa», esa frase de Freud que no quiere decir que Mariano se pasa las horas muertas en el bar. «El hombre» somos todos, porque, en efecto, la mujer (blanca, occidental, sexual) hace tiempo que tampoco está ya en casa (y ahora me refiero a casa casa, la de ponte las zapatillas), ni se la espere, gracias a Dios. (Gracias a vosotras. Que no, tonto, gracias a Ti. Bueeeno, gracias a tooodos…).
    Por cierto, ayer me acordé de la sayaguesa del Vocabulario de Correas: «Como hombre es mujer y vieja, no hacen caso de hombre». («En Salamanca llevaron una sayaguesa ante el corregidor, y al salir preguntóla otra: “¿Cómo os ha ido?”; ella dijo: “Como hombre era mujer y vieja, no hacen caso de hombre”; con que significó el mal despacho»).

  34. Haciendo click sábado, 10/03/2018 — 14:36

    Gracias, Haciendo click, pero no me lo merezco; me pillas en un momento de pésima conciencia amitomaterteril. El pintor acromatópsico de Sacks es mi sobrina la mayor, que lleva varios meses de baja por depresión en su trabajo de mierda. Te van a echar (de tu trabajo de mierda), le dice mi hermana. Como para animarla. Siempre hemos confiado mucho en ella, en plan bajo cero y para lo cual es indiferente que sea mujer, es que somos así. Si bien hay algo de mujeres porque lo somos y nos preocupa particularmente su cuis, una cría de dos años que vive del aire:

    —Enara, la merienda.
    —Estoy haciendo una cosa.
    —Pero las mujeres sabéis hacer muchas cosas a la vez. Hablar mal de una amiga, hablar mal de otra amiga, hablar mal de otra amiga…
    —Aita, eso es solo una cosa.

  35. Había un coloquio de políticas españolas en la tele:
    «En Aragón no tenemos mayoría en el Parlamento, a pesar de que somos el 51% de la población mundial». 🙂

    VIVAN LAS MAÑAS, LA MITAD DEL MUNDO MÁS UNO

  36. Este artículo se titula «El japonés que ha salvado a 609 personas con la palabra», y habla de un expolicía japonés su-per-plas-ta que va todos los días al acantilado de Tojinbo a calentar los cascos a los suicidas. Normal, según dice el articulista con mucha sandunga, seguramente involuntaria:

    «…en 2016 hubo 22.000 muertes autoinfringidas» 🙂

    STOP INFRACCIONES

  37. Un Miles Davis, explorando ritmos Funk. En esta época su compañera Betty, era la indiscutible reyna del Funk, con su pose sexual y su poderosísima voz.
    Poco después abandonó el mundo para desaparecer en solitario. Muy curiosa la vida de esta mujer. El sr. Quinn, si dejara los botijos, podría explorar su vida para hacer un gran artículo.

  38. Pues no sabía quién era, JrG. Sí que tiene un artículo interesante, pero ahora estoy leyendo sobre la misteriosa historia de un cadáver en Australia que me tiene muy entretenido.

    A propósito de la entrada de Claudio, ayer estuve con un amigo que trabajaba repartiendo hielo y le pedí que me recordase una historia que me encanta. En sus numerosos viajes llevando el hielo como el gitano de Cien años de soledad, también repartía a algunos puticlubs. En uno de ellos el dueño le comentaba que vendía botellas de El Coto a precio de Vega Sicilia. Venían los paisanos a tomar el vino con una negra a su lado y les metía 6€ por la copa. Ríete tú de las gastrotascas de moda.

  39. >Bremaneur sábado, 10/03/2018 — 14:52

    Acabo de ver en un balcón de mi calle una sábana que luce este texto con grueso y torpe rotulador:
    SOMOS las NIETAS de la BRUJAS que nunca pudisteis QUEMAR 8/M
    Ya titulaba bien su artículo Cayetana con su “No a la guerra”.

  40. Estoy hojeando “Memorias de un luchador” de Enrique Líster, publicado en 1977 por G. Del Toro (algunos recordarán su librería en Alonso Martínez). Está dedicado con trazo grueso a mi suegro. Recuerdo el momento, estamos en 1977, Líster acababa de regresar a España y se somete a una intervención quirúrgica en la Clinica de La Luz. Le opera el traumatólogo Pepe Palacios, íntimo amigo de mi suegro que también oficia de cirujano en esa clínica. Soy testigo porque en aquella época era estudiante de Medicina y ayudaba a mi suegro. Éste visita a Líster en la habitación libro en mano y le pide una dedicatoria. Es un gran síntoma de reconciliación entre un conspicuo franquista y un comunista legendario como Enrique Lister.
    El libro está muy manoseado y tiene varias anotaciones de Arturo Marian que lo manejó cuando vivía en el Zulo especialmente interesado por su estancia en la URSS donde Líster hizo carrera militar y participó en la Segunda Guerra Mundial. Fue enemigo acérrimo de Carrillo con el cual perdió la batalla política.

    lister

  41. Según mi chico, hay una solución clarísima : La baja forzosa de paternidad, durante un tiempo igual de largo que el de la baja de maternidad.

    A mí me parece eso carísimo para las empresas, para la economía en general, y además, sería meterse en la vida privada de la gente, porque significaría, obligar a los chicos a reconocer esa paternidad, y a estar pendiente de la madre y del bebé durante todo ese tiempo, dejando su carrera profesional en espera.

    Viejecita acaba de aportar la prueba irrebatible de que el feminismo no tiene que ver con los sexos, sino con la ideología.

  42. La huelga 8M en la Universidad de Madrid:

    “Estas dos fotos y sendos videos, provienen de una página personal de face. Una estudiante universitaria.

    Clase de primera hora de la mañana en la facultad de económicas de Somosaguas. En nuestra clase, en concreto, hay más alumnas que alumnos. A esta hora nos daba clase una profesora. Han comenzado a dar golpes en la puerta un grupo de alumnas que estaban haciendo huelga y han conseguido abrirla. Cuando han visto que todas estábamos sentadas intentando dar clase se han puesto a insultarnos y a recriminarnos nuestra falta de apoyo a la causa. Se han encarado contra nuestra profesora y contra algunas de las alumnas de primera fila. Nuestros compañeros al ver la situación se han levantado a ayudar a la profesora que no era capaz de retenerlas. Han empezado a arañar y agredir a alumnas y alumnos, inclusive la profesora. Han tirado bombas fétidas para que fuera más difícil continuar la clase. Cuando hemos conseguido sacarlas del aula se han quedado dando gritos pegadas a la puerta a ritmo de tambor. Hemos acabado la hora de clase y hemos salido al pasillo como es habitual. Ante nuestro asombro hemos encontrado que la puerta de nuestra clase se encontraba pintada con frases como: “aquí hay machos”, “estáis en nuestra lista”, “jodida escoria”, “nos vais a comer el coño”, “machistas a la hoguera”, “esquiroles” etc. Se podía ver también un “puta” que había sido tachado por la falta de coherencia con los principios que recriminaban. ¿Desde cuando el derecho a huelga me impide a mí, estudiante, ir a clase? El alumnado sin poder acceder a las aulas, el profesorado atónito y las paredes de la facultad llenas de pintadas. Sin seguridad y marcados como criminales”.

    (La huelga feminista ha sido solo el comienzo. Ya han anunciado los comunistas de podemos, que ocupan -como es sabido- el espacio político de la extrema izquierda, que van a tomar las calles: los próximos festejos de estudiantes, profes, sanitarios, jubilatas… van a ser sonados. Prepárense, que la precampaña electoral será larga.)

  43. Buenos días a todos.

    Ayer tarde, estuvimos viendo Grand Prix, que después de ver tantos coches de carreras en lo de JrG, me apetecía, ( la película se ha quedado muy anticuada, con esas imágenes repetidas en cuadrícula por ordenador, que entonces eran la novedad, con una banda sonora de Marice Jarre repetitiva y chillona, que no pegaba nada, pero con unos coches gozosos, con un Yves Montand perfecto, como siempre, con Eva Marie Saint todavía atractivísima, y con una Françoise Hardy realmente espectacular ). El caso es que ya no vine, así que :

    – Muchas gracias Haciendo Click. Pero no se crea : mi hija dice que maleduco a mis marcianitos, y que, en cambio, les enseño cosas que están anticuadas, como dejar de jugar, y mirar y escuchar inmediatamente a quienes se dirijan a ellos, no quedarse sentados cuando hay señoras de pié esperándoles, y así.

    -Tiene razón Procuro : Lo de la baja de paternidad obligatoria sería una forma de suicidio social.
    – Y también tiene razón Pirata Jenny : Que como yo lo explicaba, mal, no sería una medida biológica, sino ideológica.

    – Porque yo creo que ni siquiera a las madres se les puede obligar a acogerse a esa baja de maternidad tan larga. Y que si encima se obligase a ello a los padres, sería perjudicar económicamente a la familia de cualquier niño nuevo.
    Porque, justamente entre las nuevas madres, las que estuvieran ya a una cierta altura profesional, se las arreglarían para tener a alguien de confianza en casa, por caro que eso les costase, para cuidar de su bebé, y estar de baja materna lo menos posible. Y no digamos los padres.
    Y así han hecho durante generaciones, las clases sociales altas, en todas partes.

    Y una observación , y esto lo he leído en papeles científicos, aunque como ya estoy muy gagá, no recuerdo en cuales, pero sé que es así por mi propia experiencia, y por la de las chicas recién paridas que he llegado a conocer :
    Cuando una chica acaba de dar a luz, no sé si debido a las hormonas, al instinto maternal, o a qué, “se vuelve tonta”, y pierde interés por ellas , y se le van de la cabeza las cosas que no estuvieran relacionadas con su nuevo bebé, y, en cambio, parece que estuviera conectada por radio o algo, con este último, que se da cuenta de que va a echarse a llorar antes incluso de que lo haga. Y este “estado tonto” dura bastante.
    Se recupera la “inteligencia” al final, pero no se pede tener prisa.

    Una amiga de juventud, cuando decidió casarse y tener hijos muy joven, lo que hizo fue sacarse una oposición fácil, y luego, durante los embarazos y bajas maternales, dedicarse a preparar oposiciones para subir en el escalafón, a base de pedir excedencias. Cuando ya tenía a sus hijas menores en el colegio, se reincorporó al trabajo ( justo antes de que la excedencia se hiciera definitiva ), y lo hizo ya en plan jefaza. Y le costó bastante , que le faltaba práctica , y los que estaban debajo de ella se lo hicieron notar. Pero el puesto era suyo, aprendió sobre la marcha lo que le hiciera falta, y allí estuvo, y siguió subiendo, en el trabajo, hasta que se jubiló.
    Claro que era funcionaria, que en la empresa privada, no creo que hubiera podido utilizar esa estrategia.
    Pero en la privada, habrá que utilizar a las abuelas y abuelos jubilados.

    Me voy corriendo a hacer natillas, que si lo dejo mucho más, no les da tiempo a enfriarse para cuando venga la invasión.

    Y pido perdón por el tocho
    Ya siento,

  44. Arcadi Espada escribe como ningún otro periodista en la actualidad. Entresaco una frase de varias de su página en El Mundo: “La izquierda paleocristiana ya no libra batallas a cara descubierta. Es natural, porque las ha perdido todas. Su única posibilidad es ir merodeando como chinches entre las descosturas sociales, tratando de aprovechar su implícita transversalidad sentimental para ganar posiciones”.
    El artículo completo aquí.

  45. Sólo estoy de acuerdo en parte con al amigo Holmes cuando dice que encuentra piedad en Chéjov. El propio Wilde, en una conversación con André Gide que tuvo lugar en Berneval justo después de ser liberado de sus hard labour, señalaba que “lo que hace tan grandes los libros [de los escritores rusos] es la piedad puesta en ellos”. Sin embargo, esa piedad me atrevo a atribuírsela a Dostoievski –una piedad febril, desmesurada y casi siempre ruidosa— mucho más que a cualquiera de sus compatriotas. En efecto, pienso que la piedad, patente en todas sus obras, es el motor de novelas como El idiota, Humillados y ofendidos o, todavía en mayor medida, Recuerdos de la Casa Muerta. Pero no creo que esté tan presente en Chéjov, un autor que se abstiene deliberadamente, no ya de extraer conclusiones acerca de esos brillantes análisis psicológicos que expone en sus relatos, sino incluso de resolver esos relatos. Personalmente, me inclino a pensar que Chéjov se “limitó”, a retratar la vida tal y como es —sin trama y sin final, como le escribió al editor Suvorin–, pero retrató esa existencia y las complicadas relaciones humanas que se tejen en ella con tal maestría, sensibilidad y dominio de sus recursos literarios, que todavía hoy nos sume en la más absoluta perplejidad la solidez de esos personajes trazados apenas en unos líneas, o cómo esas simples y rudimentarias construcciones de sus cuentos funcionaban al cabo como una perfecta maquinaria de relojería e incluso los silencios, lo no expresado y a veces ni siquiera sugerido deliberadamente, adquiría tanta o mayor importancia que lo relatado. Volviendo al principio: cuando dije que sólo estoy de acuerdo solamente en parte con Holmes, me refería a que por fortuna, a poco que escarbemos, podemos hallar en Chéjov todo aquello que busquemos o deseemos encontrar, ya sea la piedad, la asunción de la injusticia, la falta de sinceridad o, sobre todo, esa frágil alma humana que los grandes escritores rusos pintaron con mayor pericia, sensibilidad y talento que los otros.

  46. La película que cia Viejecita, es con diferencia de lo mejor que se ha realizado sobre el mundo de la competición automovilística.
    Las más recientes, sobre Senna y Hunt, son técnicamente muy buenas y su caracterización magnífica, pero en la de Senna, se peca en exceso de topicazos, lejanos al talento y particular personalidad del brasileño, y se critica de forma despiadada a mi juicio a otro gigante que fué Alain Prost.
    Puede influir que en aquellos años, yo era mucho más seguidor del Francés que del Brasileño, pues me resultaba demasiado histrionico, pero en el mundo de la música me pasa igual con Glenn Gould y no dejaba de ser sobrenatural.
    La de Hunt y Senna me parece más ajustada, y en el papel de Lauda, el actor hasta se le parece en lo físico.
    Yo era gran seguidor de Lauda, pero es que en su época estaban la mejor generación de pilotos “modernos”.

  47. Por otra parte la noticia que más ha suscitado la atención en el ojeo de periódicos patrios ha sido la de la investigación del Attosegundo, que quiere liderar Etxenique en el centro vasco de Física avanzada.
    El Attosegundo es una fracción de tiempo de 10 elevado a -18 segundos sería grosso modo como la raíz cuadrada del tiempo de Plank.
    En esa fracción de tiempo los electrones pasan de un sólido a otro.
    Las cualidades de Etxenike, además de jalear lo vasco por el mundo de la ciencia, y atesorar el Principe de Asturias (que me parece magnífico y además avalado por publicaciones de nivel) son esa capacidad política y escénica, para liderar y conseguir financiación. Su cargo de ministro en uno de los Gobiernos Vascos le dió tablas suficientes.
    Lo de poner una foto de Dantzari, para ilustrar el “baile” de los electrones muy rápidos no le ha colado en SCIENCE, pero el artículo sí.
    Que tengan mucho éxito. Por la ciencia de los Vascos que es la Española y Europea.

  48. JRG, he echado un vistazo a la información sobre los investigadores vascos sobre el attosegundo y no me ha quedado muy claro cual es el objetivo. Supongo que es obtener una medida directa de ese intervalo de tiempo, entendiendo por directa el que se consiga midiendo el periodo de algún suceso (oscilación). Si se utiliza una definición distinta de tiempo, por ejemplo, si se calcula el tiempo que tarda la luz en atravesar un núcleo de hidrógeno dividiendo la distancia entre la velocidad, se obtienen tiempos del orden de 10 elevado a -24 segundos. Una buena explicación, aquí (sección 5-3: Short times; escrito en 1961).

    Sea lo que sea, seguro que es interesante. Aunque ya en mis tiempos nos advertía el catedrático (Sr. Puente) que para obtener financiación europea para un proyecto de investigación era casi más importante el nombre que el contenido. En el sentido de que hay temas de moda, y si tu proyecto está en la ola del momento, tiene muchas más probabilidades de ser financiado.

  49. Zeppi domingo, 11/03/2018 — 10:34

    Pienso que ellos tampoco lo saben muy bien.
    Imagino que profundizando en esas medidas de tiempo esperan poder encontrar escalas de medición que les que permitan sincronizar mejor determinados paquetes de información.
    No tengo el conocimiento suficiente como para poder profundizar más en ello.
    Segúramente se trata más de tener operativo un centro de estudios, sacando un poco la cabeza en este mundo, y de paso confirmarle al Gobierno Vasco que han realizado una gran inversión.
    La cuestión es hacer ruido y cobrar mientras tanto, y si de paso se publica algo por ahí y además se le hace el juego a la política, todo rueda.
    Un saludo Zeppi.
    Espero que todo esté saliéndote…

  50. Releo “Madrid de corte a Cheka”(Zambra y revuelo en la cacharrería del Ateneo…) novela hija de la finísima pluma del conde de Foxá. Releo “Madridgrado” de Francisco Camba. La historia parece repetirse, la grosera propaganda de los comunistas prende entre los jóvenes, entre los menos educados, entre aquellos contrariados por el destino. Hay zambra y revuelo en la cacharrería de sus cabecitas de falsos agraviados: mujeres y jubilados, ay, que esos somos todos. Qué gran desatino.

  51. SUPERINTELIGENCIA
    Parece haber una estrecha relación entre la inteligencia animal y el tiempo que las crías permanecen al cuidado de su progenitores. Hay animales que nacen prácticamente completos y operativos como algunos pájaros, peces o hervíboros (cuántas veces habremos visto en los documentales al ñú o la gacela empezar a correr o saltar, apenas recién nacidos para ser capaces de huir de sus depredadores). Por el contrario hay otros que vienen al mundo absolutamente inermes, con los ojos cerrados, sin plumas ni pelo, con unos cerebros aún sin desarrollar. Estas últimas especies acaban desarrollando un tipo de inteligencia superior que acumula el conocimiento innato y el transmitido, incluso el cultural adquirido por la relación con otros congéneres y con el entorno. No hace falta ser un lince para deducir que el caso de crianza e inteligencia acumulada más notable es, entre todas las distintas especies, el de los humanos, cuyas crías son frecuentemente alimentadas y mantenidas por sus progenitores hasta que les caduca el carnet joven o el Interrail, aprueban las oposiciones o pueden pagar la entrada del pisito, lo que bien puede alargarse hasta los 30 o 35 años de edad, bastante más de un tercio de su esperanza de vida.

  52. Tengo diez minutos de descanso antes de terminar de preparar mi primer turno:
    Decir que :
    – Ya sé de donde saqué lo del libro de Bryson, del texto de entrada de “Sin Manos”. Y que muchas gracias, que lo he disfrutado.
    – Dar también las gracias a T&T por enlazar lo de Arcadi Espada, que igual se me hubiera pasado.
    – Y decir a MGaussage, que el video sobre Macedonia con la música de The Knack, me ha rejuvenecido. Que mi serie favorita de detectives fue Monk ( un detective áutico más raro que la calentura. Y que tenía una ayudante que se llamaba Sharona, a la que todos al conocerla le cantaban lo de My Sharona, y eso la ponía de muy mal café…

    Gracias pues a todos.
    Me voy a la cocina

  53. KANT
    Tratar a todos los hombres con la misma consideración y respeto. Éste es el objetivo último de la humanidad. El camino para conseguirlo es mejorar la situación económica de la sociedad, única variable que se correlaciona con un aumento de la cultura. La cultura no es otra cosa que saber ponerte en lugar de los demás.
    Ejemplos (menores) de incultura que indican una falta de consideración al prójimo:
    -Blasfemar en espectáculos públicos.
    -Atravesar las rotondas incorrectamente.
    -Hablar a gritos por el móvil.
    -Realizar huelgas injustificadas por razones imaginarias.
    No olvidemos que la falta de consideración al prójimo es la antesala de la violencia contra él.
    El otro día descubrí a un vecino del pueblo que trasladaba un esportillo de escombros en su coche y lo depositaba arteramente en mi predio. Ante mi indignación se justificó porque era domingo y estaba cerrada la escombrera del pueblo. Si insisto en mi reclamación igual me pega un tiro con la escopeta de caza. Este es el mundo rural, donde ante la falta de educación se abre el abismo de la violencia.

  54. Pues yo he terminado esta semana del ultraverdulerismo leyendo la novela corta El triunfo de la belleza, de Joseph Roth. Teta de monja, cuánta sabiduría en cada página. Ha sido una delicia.

  55. Siempre en tensión, siempre alerta, siempre en lucha o exigiendo alguna nueva conquista: contra el heteropatriarcado; abajo el capital; democracia en las aulas; derecho a decidir; nucleares no; lucha sindical; papeles para todos; nosotras parimos, nosotras decidimos; por el estatuto de autonomía; contra el estatuto de autonomía; independencia ya; desenterremos al dictador de su tumba; no a la guerra; salvemos las ballenas; por la igualdad de los colectivos LTGB, transexuales, bisexuales, intersexuales, pansexuales, omnisexuales, transgéneros, asexuales, poliamorosos y oligosexuales; ​por la memoria histórica; contra el calentamiento global; comercio justo; salvemos las focas, que quedan pocas; libertad para los presos políticos catalanes… Creo que yo necesitaría por lo menos cuatro vidas para abrazar una mínima parte de estas causas, mientras que a diario veo paladines que se entregan en cuerpo y alma a casi todas ellas sin aparente esfuerzo. Si algo me causa estupor desde la adolescencia es comprobar que las personas bendecidas con el gen de la solidaridad no mueren de infarto antes de cumplir los treinta.

  56. Chino Cudeiro domingo, 11/03/2018 — 15:42

    Gracias Chino, es un video muy bueno del NSX versión R. Es el coche en el que a más velocidad he circulado nunca en una carretera abierta. No esa versión del vídeo, sino la de calle.
    El manejo de los piés en el punta tacón, y eso que va con zapatos de calle, es una delicia.
    Esa maniobra, así como frenar con el pié izquierdo, muy propia de los cars y de los coches de rallyes, se hace ahora mucho en los F1 al no tener embrague.
    Si le interesa el tema, le invito a pasar por mi tumblr vistoporahífuera.tumblr.com donde podrá encontrar mi música, coches, motos, arte y arquitectura preferidos, en el que colgarán ya más de 35.000 imágenes.
    Aquí procuro no dar la brasa con un tema que no es de interés amplio.

  57. L.O.V.E a la milanesa

    (Me cuentan unos amigos que se han ido a vivir a Milán)

    Justo frente a la entrada de la Bolsa, en la Piazza degli Affari, nos encontramos con una estatua muy controvertida de Milán, de Maurizzio Cattelan. Su nombre es L.O.V.E. La escultura de la mano se supone que evoca el saludo nazi como gesto paradigmático de los horrores y los errores del pasado siglo, con varios dedos cortados. Al colocarlo frente a La Bolsa, en plena vorágine de la crisis económica, es muy significativo, y da lugar a una segunda interpretación.

  58. ¿QUÉ HACE EL MADRIZ POR ESPAÑA?
    Ya os lo digo: nada. No sólo Floripondio exterminó la bandera española de la elástica, sino que el Barzsça está aniquilando ahora mismo al Madrid De Balón Cesto. Un triple de diecisiete y ni una sola «canasta» en el «tercer cuarto». No al antiespañolismo.

  59. Emediez_K73

    sábado, 10/03/2018 — 21:56

    Buenas noches, Juli23.
    ¿Podría usted novelar la historia de este videoclip?
    Su fiel seguidora.
    Emecé.

    ¡Señora EmediezbarrabajaKaSetentaytres! Yo no novelo, ni invento, ¡notarizo hechos fehacientes! De hecho, ese video familiar es sobre el comienzo de lo suyo con su Álvaro de usted. Él, un chico normal de provincias, un poco yeyé y de vida algo disipada; usted, una chica bien de Madrid, que quería complacerlo en todo y adaptarse por completo a su género de vida, sus hábitos y sus amistades. Y él que le decía que no lo iba a conseguir por más que lo intentara, porque hay cosas para las que hay que nacer. Por ahí ya aparecían, sitomiñancos de ful, unos hiperoxigenados Satur y Efrén resolviendo amigablemente sus diferencias sobre si era al uno o al otro al que le tocaba colocar las pastillas en este o aquel guateque.

    (¿Continuará?)

    (Pulp – Common People)

  60. Yo me he quedado un poco pillado con lo de la dictadura de las zapatillas deportivas de suela blanca. Casi todos los que jugamos a tenis de manera habitual las tenemos (yo utilizo concretamente las Adidas Stan Smith), pero hasta ahora nunca había pensado que el llevarlas pueda obedecer a algún propósito dictatorial.

  61. Hay diferencia entre mirar y ver. Las fashion victims descubrimos hace unos cinco años que, de pronto, todas las zapatillas tenían la suela blanca. Algunos caballaros elegantes tenemos costumbre de calzar deportivas habitualmente, pero no soportamos las suelas blancas. ¿Por qué el cártel de los fabricantes de zapatillas ha decido que sólo pueden fabricarse con la suela blanca (por no hablar de los colorines de ave tropical)?

  62. Curiosa forma de vestir. Recién recibido me compré unos zapatos “picado oxford” negros y no he cambiado de modelo en 40 años.

  63. ¿Qué pensar de esa realidad social almeriense, en la que es posible reunir a unos cientos de personas rodeando un cuartel, batiendo palmas y acompasando el “asesina” para ofrecérselo en bandeja al divertimento y ocio de los espectadores del prime time?

    Y a su lado, impasible, la muerte presenciando la comedia. Esa muerte a la que mañana despediremos con alivio al cerrar el periódico y se quedará a vivir clandestinamente en el corazón de los padres.

  64. Perroantonio domingo, 11/03/2018 — 16:23
    Violencia de género: La Guardia Civil encuentra el cadáver de Gabriel Cruz, el niño desaparecido en Almería.

    ¿Qué demagogia barata es ésta, Perro? ¿De verdad piensas que el asesinato de este niño a manos de esta mujer es un caso de violencia de género? ¿O es que estás opinando sobre las manifestaciones del 8M vicariamente?

Los comentarios están cerrados.