143 comentarios en “Rayos-X

  1. Buenos días. Gran película que, como muchos de nuestra quinta, vi por primera vez en aquel maravilloso programa de televisión llamado La Clave. Sobre Milland, no recuerdo a otro actor que encarnara con tanto acierto a personajes torturados.

    ***

    Por si a alguien le apetece,: una cosilla que escribí aquí, pulida, encerada y con una breve introducción.

    https://aberreisions.wordpress.com/2018/02/04/gabo-y-yo/

  2. Me gusta cómo la estética pulp mezcla las versiones melodramáticas y eróticas con naturalidad.

    Todavía mejor que antes la historia, Gómez.

  3. Jenny, vamos a llevarnos bien, tú y yo. Si no te gustó Glosa, prueba con La Grande y luego me cuentas.
    Ya dije que Zama me pareció bien, no le discuto el mérito, de hecho me parece demasiado trabajo escribir de esa forma para semejante resultado. También me pareció que decae un poco de la segunda mitad en adelante, la primera parte, si uno pasa de la página 20 o 30, que fue mi problema inicial, me parece buenísima.
    Insisto en que me gustó, si en algún momento mis comentarios hicieron creer lo contrario debo precisar que lo hice solo por joder, no por demérito de la obra.

  4. SANTA ÁGUEDA

    Ayer no lo comenté, pero en Baracaldo (Vizcaya), patria de mi infancia y juventud, se celebra mucho a Santa Águeda. En realidad en todo el País Vasco. Como cuenta Juaristi, en el artículo que nos trajo ayer Proc, la víspera del 5 de febrero las cuadrillas recorren la ciudad cantando. Al menos hasta los años 80 eran grupos de hombres que portaban, no bordones como dice el maestro, sino gruesos bastones de madera con los que acompasan el canto golpeando el suelo. Es buen momento para que se luzcan coros y orfeones. A los niños nos estaba permitido acompañar como espectadores y respetando un silencio escrupuloso. El canto consiste en un rito de anunciación y de petición; los cantores anuncian que al día siguiente es Santa Águeda, prometen felicidad a la casa delante de cuyo portal cantan y piden una recompensa (normalmente acompañaba al coro un niño con una bolsa recaudando monedas).

    Hoy es muy común ver a grupos mixtos, y la Escuela ha hecho también su trabajo canibalizando y carnavalizando el rito, por lo que no es raro ver a grupos de escolares vestidos de caseros cantando (mal) y recaudando para sus respectivas fiestas.

    Pero en Baracaldo la celebración no acababa las vísperas. El día de Santa Águeda y el fin de semana siguiente era tradición subir caminando hasta la ermita de la santa, que está situada a media ladera del monte Sasiburu, en la margen izquierda del río Cadagua, frente a Castrejana (Bilbao). Allí se celebraba misa, se tomaba chacolí y se compraba un ramo de rosquillas, literalmente una rama de laurel con unas rosquillas recubiertas de una capa blanca hecha con azúcar y clara de huevo. No subo a Santa Águeda, que está a unos 6 km de la casa de mis padres, desde hace 40 años, aunque sé que el camino está ahora asfaltado, pero me gusta pensar que el rito sigue siendo el mismo. En la ermita, claro, está la tradicional imagen de la santa con una bandeja en la que presenta sus pechos cortados. Mis amigos y yo jamás nos quedamos en la romería. Salíamos de casa a las 8 de la mañana con nuestros bocadillos y para las 9 estábamos en Santa Águeda, luego subíamos la pendiente hasta Sasiburu, y aprovechábamos el día completo para hacer monte.

    Les dejo la canción de Santa Águeda (parece que el coro está frente al Ayuntamiento de Plencia).

  5. La vida en prisión no es tan de color de rosa como describía ayer Pirata Jenny. Quien lo dude, no tiene más que leer al ex consejero Josep Rull, quien denunció tras su salida que la comida carcelaria le provocó fuertes gases y tuvo, por si esto fuera poco, que comerse unas hamburguesas quemadas.

  6. La relojería y los autómatas, son la culminación de la mecánica. La ingeniería suprema de lo pequeño, incluso de lo minúsculo. La forma de dar una cierta vida a trozos de metal.
    Un joven Matsuhiro Kikuno demuestra en este video que adjunto, su admiración por las obras antiguas y su última vuelta reduciendo a reloj de pulsera el cambio solar Japonés que se experimenta a lo largo del año.
    Una pieza soberbia realizada únicamente por él mismo.
    El video es largo de 47 minutos.
    Para pasar un rato agradable si los relojes y la mecánica de precisión en miniatura te gusta.

  7. botillero lunes, 05/02/2018 — 11:24
    Memoria histérica.

    AYUNTAMIENTO DE PAJARES DE LA LAGUNA
    C/ Salamanca, 2
    37428 Pajares de la Laguna (Salamanca)
    Tlf. 923 17 20 17
    C.I.F.: P3722600H

    Presidencia del Senado Madrid

    «La primera de todas las fuerzas que dirigen el mundo es la mentira». (Francois Revel).
    «Para hacer cumplir las mentiras del presente, es necesario borrar las verdades del pasado», dejó escrito George Orwell.

    Se ha recibido en este ayuntamiento escrito, cuya copia se adjunta, remitido por esa institución, a instancias de un senador comunista valenciano de Compromis — Podemos en el que se hace referencia al nombre de una calle de este municipio, que dicho senador considera que no debe estar ahí por mor de una ley etc. etc.

    Ante dicho escrito, unas consideraciones de carácter histórico y político:

    1.- Si la Institución del Senado que usted preside no tiene otra cosa mejor que hacer y se dedica a perder el tiempo y los recursos que los ciudadanos se ven obligados e entregar son despilfarrados en asuntos como este, mejor es que esa institución se disuelva y nos devuelvan el dinero a los ciudadanos que lo generamos con gran esfuerzo, que es nuestro, no vuestro.

    2 – Se reclama lo que se reclama en base a una ley aberrante, abyecta ley que va contra el sentido común, cuyo claro fin es manipular le historia, enfrentar a la sociedad española y malgastar recursos públicos, la infame ley de memoria histórica (esa gran mascarada que más bien debería llamarse ley de Mentira Histórica, o ley de Memoria Histérica, o ley de Resentimiento Histórico, etcétera,) depuesta por un tal José Luis Rodríguez el Rojo, individuo indigente mental que padecimos como presidente de gobierno saldo del humo de unas bombas de origen desconocido y que, tras más de siete años de mal gobierno. nos deje una herencia de ruina absoluta y hambre generalizada. (Él si que disfruta de una buena pitanza).

    3.- Como Presidente del Senado se hace usted portavoz, más bien vocero, iría más lejos, mamporrero de un individuo que se dice representar a algo, que mas bien pertenece a una pandilla do, salvo excepciones, vagos y maleantes, violentos y antisistema, delincuentes y matones, proterroristas y antidemócratas. (en caso de duda consultar hemeroteca y/o filmoteca), que van a ir mucho mas allá, sin lugar a dudas.

    4.- Dígale a ese senador podemita que me indique los crímenes que ha cometido el señor cuyo nombre no debe, según él y sus adláteres, llevar la calle. Yo si le puedo dar a conocer a ese senador comunista la larga lista de crímenes y asesinatos, atentados y agresiones, crueldades y atrocidades, destrucciones e incendios, etc., etc., perpetrados por sus violentos y liberticidas correligionarios ideológicos en los años treinta del siglo pasado (que dicho sea de paso, provocaron una guerra civil en España) y posteriores, incluida la etapa de la democracia, y que tienen como aval tanto en España como en otros países del orbe, más de cien millones de seres humanos asesinados en base a esa maravillosa ideología comunista.

    Ya sabe, «Para hacer cumplir las mentiras del presente, es necesario borrar las verdades del pasado».

    Soy consciente de que en España, a día de hoy, ninguna buena acción pasa sin su justo castigo.
    Le deseo lo mejor ya que a mi me ha tocado la peor parte.

    Pajares de la Laguna
    28 de diciembre de 2017

    El Alcalde
    Juan Antonio Benito de Dios

    N.B. 1.- El grave caso del nombre de esa calle está en estudio.
    N.B. 2.- El coste derivado del cambio de nombre es de 155 euros.
    N.B. 3.- Toda esa banda Podemita me da miedo, mucho miedo.
    N.B. 4.- Caute!

  8. Perroantonio lunes, 05/02/2018 — 11:23

    He cometido el error de escuchar el vídeo y ahora me estoy sonando los mocos. Puedes zafarte del sentimentalismo pero la sentimentalidad no tiene enmienda. Sentimentalienda.

    ***

    Schultz lunes, 05/02/2018 — 11:14

    La tercera parte es magnífica: «Vicuña Porto entre nosotros y la libertad en cada cual».
    Vamos a llevarnos bien LOS TRES.

  9. GRIZZIE, ESTAMOS CONTIGO
    Partido bronco, ayer en el Metropolitano. La escuadra che salió con la lección aprendida: línea de cuatro atrás tirada con tiralíneas para provocar el fuera de juego de los zagueros colchonetis, y presión constante sobre quien tuviera el esférico. Ocurre que los atlánticos van a joder el césped del feudo rojiblanco, porque tienen unos cojonazos tremendos que los van arrastrando allá donde van. Si fueran de paseo campestre dejarían unos surcos muy apropiados para sembrar berzas. Quienes presionaron fueron ellos, y tan alta batalla dieron que salieron con dos heridos: Esteban Savic y Gordín. ¡Salud, héroes! No había manera de hacer algo con el cuero entre las líneas de la zaga petarda hasta que Ángel Gürtel se cascó un cañardo desde fuera del área que por poco desgaja la red visitante. Golazo. Grizzie se batió el cobre con honra y fue abroncado al final por el respetable por frenar un contraataque. Yo creo que lo hizo bien, no dejando desguarnecidas las filas y apurando los segundos del luminoso, que marcaban con regular parsimonia el deceso del Valencia y la victoria del Glorioso.

    Grizzick se irá este año, probablemente al conjunto culet. Que se joda, porque va a tener que aprender catalán. Pero en suelo colchonista ha dejado muestras de una clase sin igual y las alegrías que nos ha dado las pagaremos con nuestra admiración de por vida. Grizzit, la gente de bien estamos contigo. Honor y gloria, exponente galo de nuestra escuadra eterna.

  10. La tercera parte es magnífica: «Vicuña Porto entre nosotros y la libertad en cada cual».

    Coincido. Pero también percibí ese desequilibrio del que habla Schultz a lo largo de la novela (en mi caso, fue la segunda parte la que me hizo dudar). Creo que es en parte querido, porque Di B. cambia de ritmo de escritura conforme avanza la cosa.

    Por cierto, Glosa es muy buena. También era un poco por provocar y discutir.

  11. ALVARO NADAL, EL DEL PUPITRE DE MI IZQUIERDA.
    El mes de enero transcurría en esa calma tensa para el sector energético que no se sabe hasta cuándo va a durar. El viento y la salud nuclear francesa contenían el precio de la factura eléctrica que desató la caja de los truenos hace solo 12 meses. Sin embargo, y sin el conocimiento de las altas esferas empresariales, la bomba se estaba cocinando en la parte alta del Paseo de la Castellana. De puertas para dentro del apagado y extemporáneo edificio del Ministerio de Energía, y sin hacer ruido, Álvaro Nadal y Daniel Navia experimentaban en el laboratorio de la regulación del universo BOE con el objetivo de embridar más los costes regulados de la factura de la electricidad y el gas.

    El hachazo agitó sobremanera al sector de distribución y transporte del gas, aunque por el momento el “no es no” que practica el PSOE de Pedro Sánchez ha mojado la pólvora que pretendía prender el ministro sin solución de continuidad. Con este frente, Nadal ha levantado en pie de guerra también a los transportadores de gas en la enésima batalla que abre contra todo lo que pende de las decisiones que asume su ministerio. La hiperactividad que emana —y que tiene exhaustos a algunos de sus colaboradores más estrechos— ha terminado por enfrentarle con todos: reguladores, empresas, que le pintan como una especie de ogro soviético agarrado a una hoz y un martillo, e incluso a los miembros de su propio partido.

    El recorte que pretende dar al gas, y que anunció este miércoles en una versión ‘light’ de lo que se filtró en un primer momento, venía acompañado de un golpe a la distribución y transporte eléctrico, algo que el sector ya venían barruntando desde hace meses. Aun así, el frente se extendió al plano nuclear, ya que ahora quiere cargarle el coste de desmantelamiento que asume Enresa a las eléctricas. Una manera de invitarles desde la regulación a que se piensen dos veces esa idea de solicitar el cierre. Sobre todo a la Iberdrola de Ignacio Sánchez Galán, que no ha escondido su intención de clausurar sus plantas atómicas si siguen con el régimen impositivo actual.

    La pelea de cierres no es batalla exclusiva nuclear, también tiene como protagonista destacado al carbón desde hace meses. De nuevo con Galán en el cara a cara público. Sin embargo, el enfrentamiento se puede extender a Borja Prado. El presidente de Endesa ha optado por dejar que sean otros los que lleven la voz cantante de esta polémica y ha preferido acogerse al perfil bajo. Sobre todo después de ver que el ministro miró hacia Italia en busca de responsables con ganas de cerrar centrales de carbón españolas, donde está el cuartel general de Enel y su consejero delegado Francesco Starace.

    Pero a este ministro de Energía no le asustan los pesos pesados. El rejonazo al gas supone meterle el dedo en el ojo a grandes fondos internacionales que han ido haciéndose con los activos del sector: GIP, Goldman Sachs, JP Morgan, Lazard, Allianz…

    No es la primera vez que se las tiene que ver con los custodios internacionales del capital. La pelea que libra contra las renovables es de miles de millones de euros (7.565 millones, en concreto) y la partida no ha hecho más que empezar. Hablando de renovables casi todo son caras largas hacia este ministro. Que se lo pregunte a José Manuel Entrecanales, que mira a cualquier país del mundo en busca de energía verde para Acciona menos a España.

    En el gas no solo se enfrenta con los fondos sino también con las empresas, a sus infinitas luchas suma ahora a Antonio Llardén (Enagás) o a Antonio Brufau (Repsol), al que puede complicar la venta de su 20% de Gas Natural por la que se ha interesado otro fondo: CVC. El ruido regulatorio ya ha puesto en alerta al ‘private equity’ que maneja en España Javier de Jaime.

  12. No está de más recordar, por otra parte, que nadie ha sido más elogioso para con Zama que el propio Saer; de hecho, en la versión que por ahí pulula mayoritariamente es el autor de un prólogo en el que la pone, literalmente, por las nubes.
    Congratulémonos por tanto, hermanas, y dejemos nuestras pequeñeces para otro momento.

  13. ¿Habéis leído algo de Herta Müller? Todo lo que tengo lo llevo conmigo, mi primero. La memoria de los cinco años en un campo de trabajo soviético para alemanes de Rumanía de un chaval que entra con diecisiete. Capítulos cortos de una realidad tan inclemente y empedernida como original y luminosa es la forma de contar que tiene el personaje.
    Cuando le dieron el Nobel a la autora no hice caso, he buscado ahora y hallado una entrevista que le hicieron en 2015, con motivo de la publicación de unos ensayos.

  14. 3. Hay otra desproporcionalidad.

    La desproporción entre el número de mujeres y de hombres presos. Es tan abrumadora (no de 2 a 8, sino de 1 a 12, si nos desprendemos de los decimales de los módulos de tránsito, enfermería y aislamiento que la harían aún mayor) que puede hasta pasar desapercibida si no te fijas en que esa mujer que va hacia el taller de pintura no es una funcionaria -llevaría uniforme- ni una maestra/formadora -llevaría bata blanca-, sino una presa; puede hacerte creer que estás en una cárcel de hombres, en un mundo de hombres, como la Champions o el póker. Sin embargo, Huelva (como Soto, como Granollers, como en realidad la mayoría) no es una cárcel de hombres; es una cárcel, a secas.

    Esa desproporcionalidad no afecta a la composición interna del único módulo de mujeres (la proporción 8:2 se mantiene como una campeona, demostrando que algunas viejas verdades dickensianas se cumplen con la misma rotundidad y constancia que las leyes de Newton; pero no quiero adentrarme en esta selva). El perfil de este “8” es muy similar al de los “8” hombres: condenadas por una sucesión de robos o trapicheos, heroinómanas, mujeres a las que han pillado pasando en el Estrecho, etc. Hay un porcentaje destacado de gitanas, tal vez más evidente que en los módulos de hombres.

    Sin embargo hay un par de datos que me hacen pensar:

    El porcentaje de delitos contra las personas (lesiones, asesinatos, violaciones, abandonos de menores, abusos, etc.) es infinitamente menor que en los módulos de hombres. La mayoría de las presas lo están por delitos contra la propiedad o por tráfico, con frecuencia menudo y a veces no tanto, de drogas.

    Y ¿por qué esa desproporcionalidad entre el número de presos y presas?

    Todo el debate sobre el origen cultural/social v. biológico/genético de las diferencias entre sexos me viene a la cabeza. Y estando allí me acuerdo de ustedes.

    Apunte 1: los funcionarios de la cárcel no van armados. Le pregunto al “gestor de formación”, que actúa entre otras cosas de enlace entre la universidad y la cárcel, cómo es posible; qué sucede si uno, o incluso varios, de esos armarios que pululan por allí, decide tomar decisiones curiosas por su cuenta. Raramente lo hacen, contesta, porque saben que acaban en aislamiento, y la sola amenaza de no poder verse con sus conocidos, no poder disfrutar de un permiso, no poder salir al patio común o a “socio”, acumular de una tacada varios negativos que afectarán a su tercer grado, etc. les disuade. ¿Y si aun así lo intentan? No lo hacen, porque en este régimen están tranquilos, tienen una vida ordenada, están bien alimentados, bien dormidos, bien duchados, y pueden prever la duración su estancia. La forma de vida que llevan aquí mitiga mucho la violencia que mostrarían en el exterior. Opto por otra estrategia: ¿qué se hace cuando hay una reyerta o un preso saca los pies del tiesto? Se llama a una veintena de los funcionarios disponibles, que se ponen casco y cogen porra, y se les lleva a neutralizar a la persona. Cada vez, me dice, es más difícil reunir a esos veinte funcionarios varones, porque cada vez hay más funcionarias ¿Sin armas? Sin armas: casco y porra.

  15. Me atrevo a pronosticar que en las próximas elecciones municipales el señor Juan Antonio de Dios no concurrirá en una lista del PP.

  16. Gómez: estupendo escrito.

    Curiosamente, cuando al padre de un amigo fue como invitado a La Clave le obsequiaron de regalo con un reloj artesanal de madera que luego colgó en su casa.

    Procuro: Herta Müller escribe muy bien. Condición que comparte con otras/os rumano-alemanes de los siglos XX y XXI.

  17. Buenos días a todos.
    Estoy en plena recaída de la gripe, y he trabajado muy poco, entre llamadas, y dejar la casa medio decente, pero me doy cuenta perfecta de que eso lo he hecho para darme importancia y hacerme la imprescindible…

    Así que ahora estoy tumbada en mi sofá, leyéndoles a ustedes, y en un descanso tan largo como me apetezca. Y ni siquiera estoy segura de poder bajar mañana a Madrid, que está nevando sin parar. ¡ Qué gozada !

    – Decir que me han encantado los textos de Pirata Jenny de ayer y de hoy. Y que espero que haya más.

    – Que he disfrutado muchísimo con el video musical de lo de Santa Águeda que ha traído Perroantonio. Y que, los coros de hombres me gustan muchísimo más que los de mujeres. Quizás con la excepción de las mujeres búlgaras. Y me fastidia porque yo he estado, de jefa de cuerda, en varios coros. Pero es que no hay color.

    – Y decir también, y ya se lo he escrito en su blog, que también me ha encantado el escrito de Gomez, sobre García Marquez, y sobre la amistad, y eso que, como Cien años de Soledad ya me pilló mayor, y a pesar de haberme sentido obligada a que me gustase, y a leer sus demás libros, nunca fui “forofa” de García Márquez.

    – Y que nunca he podido aguantar a Ray Milland. Siempre me pareció un blandorro. Ya siento

    Hasta luego, espero.

  18. ¿ Nadie va a comentar los premios Goya y sus premiadas?

    Yo tampoco. Esto va por rachas politizadas, si eres negro, emigrante, homosexual o enfermo de sida , las pelis y su autor ganan depende de lo que toque redinvincar.

    Este año toca a las chicas, ¡ Qué bueno y que bien!

    Y no, no es así. ¡ Menuda mierda de pelis premiadas y actoras!

  19. Antes se me ha olvidado decir que

    – Me ha gustado mucho la carta del alcalde de Pajares de la Laguna al presidente del senado. Y que si los de Hazte Oir, o los de Change Org patrocinasen una iniciativa para recoger firmas en solidaridad con él, yo, desde luego, firmaría, e incluso les mandaría un poco de dinero para hacer frente a los gastos.

    – Y que me ha parecido estupendo lo de Claudio Sífilis sobre la energía… La pretendidamente verde y renovable, la nuclear, y toda …
    Porque los aumentos en impuestos, o sea, en costes, como es lógico, las distribuidoras se los pasarán a los usuarios.
    Esos “verdes” lo que quieren es que los viejos , que ya se sabe que siempre tenemos frío, desaparezcamos del mapa, y dejemos de dar la lata con eso de no creernos sus soflamas.
    ¡ Manda Trillos !

  20. Rhumquina lunes, 05/02/2018 — 13:36

    Holmesss lunes, 05/02/2018 — 14:03

    Cartarescu es muy bueno, pero no cuenta porque es solo rumano, no rumano-alemano.
    Tengo que leer a Celan.

  21. No soy bibliófilo, pero tanto tiempo pasado por aquí hace que al final todo lo malo se pegue.
    Siempre vi la biblioteca de mis padres con gratuita condescendencia, y dejé que se perdiera sin apenas mover un dedo. Apenas fue en las últimas purgas que rescaté un par de Simenon, de entre los muchos que tenía mi padre, y unos pocas obras completas de premios Nobel que había editado Aguilar.
    Este fin de semana he disfrutado con las de Churchill, alternando un delicioso ensayo sobre la afición a la pintura con discursos en la cámara y otros escritos sobre la evolución de la guerra en 1943.
    Las reflexiones sobre el efecto en la mente del trabajo con los pinceles y la mirada establecían un diálogo perfecto con Metzinger, el autor del ensayo de la metáfora de los delfines del otro día.

  22. Holmesss, compré por equivocación la Biografía del silencio de Pablo d’Ors (le confundí con el poeta Miguel d’Ors). Es sobre meditación, ejem (aviso además de que el escritor es un cura católico, pero no nos importa porque casi no tenemos prejuicios ni nada). He tardado veinte años en entender el concepto y poco a poco lo voy pillando, dentro de otros treinta estaré preparada para ponerme a practicar como una moto. El libro es cortito, me ha gustado leerlo e igual a ti también te gusta.

  23. Perroantonio lunes, 05/02/2018 — 11:23

    SANTA ÁGUEDA

    En Zaragoza también se la venera, y hacen un postre divino “Tetas de Santa Agueda”como bien recuerda Juaristi, están deliciosas.

    ********

    De la peli de hoy, recuerdo cómo se le acababan poniendo los ojos al protagonista, que cuando eres pequeña, te da mucha impresión la verdad.

  24. Muy embargantes los escritos de Jenny en la cárcel. Va a sonar cínico y seguro que lo es, pero de lo leído se desprende que la cárcel iguala y pacifica. La desproporción que me parece más discutible o imposible de discutir es la que señalas primero, la del precio de los delitos. Cómo se mide eso razonablemente.

  25. Proc, algo conocía de Pablo D’Ors, hay un grupo activo en una iglesia cercana al bar Tomás.
    Ojo a los errores y casualidades, que algunos acaban en caídas de caballo o ingresos monacales.

  26. Vivo cerca de El Dueso y conozco a más de uno que ha estado de inquilino allí, pero siempre he sido algo melindroso a la hora de preguntarles qué tal se está dentro. Mi tío iba a segar hace años y un recluso siempre se le subía al tractor a darle palique; luego descubrió que el tipo estaba allí por haberle limpiado el forro a alguien y ya no le gustó tanto la charla. Un conocido tiene en su casa a la mitad de los perros de la comarca e iba regularmente a la cárcel a recoger las sobras del rancho de los presos. Volvía con varios bidones de paella, croquetas, tortilla y no sé qué más, comida que se preparan los presos y que, aseguro, tiene una pinta mucho más apetecible y salubre que lo que ponen en cualquier restaurante playero o gastrotasca. Además, El Dueso goza de unas envidiables vistas a la playa de Berria y al mar. Horario regular, buena comida, ejercicio y descanso. Decía Luis Goytisolo que era recomendable una estancia en la cárcel, a modo de retiro espiritual, para avivar la vocación literaria (él es un ejemplo de ello). Una tarde de estas me acerco y pregunto a ver cómo tienen lo de la media pensión.

  27. Sí, iguala, bastante, dentro. Pero refleja la desigualdad de fuera. De todas formas, he sacado muchas observaciones y pocas conclusiones (y éstas, con pinzas). Aunque ya se sabe que las observaciones no son exactamente los hechos y que el observador selecciona, a partir de su propia experiencia, capacidad de relación, intensidad de reacción respecto a lo observado, preestructura mental, prejuicios, inteligencia (en el sentido amplio -de inteligir), nivel de empatía y de proyección, etc. ¿Se nota que acabo de terminar con Saer?

    (Paréntesis de detalles que no quiero olvidar, antes de seguir)

    1. Peculio es la cantidad de dinero que los familiares de los presos ingresan en las cuentas de éstos, hasta un máximo de 80 euros al mes, para su gasto en el economato de la cárcel. Hay quien no recibe nada, bien por incapacidad bien por abandono de la familia, quien recibe el máximo, y quien lo acrecienta por vías que no conozco pero que no es difícil imaginar.

    2. Entre los módulos hay un par de ellos “de respeto”, y uno de “máximo respeto”. Las normas de convivencia son más estrictas, pero la estancia en uno de ellos tiene ventajas. En los módulos de respeto se altera ligeramente la proporción 8:2; hay más “2” que quieren ingresar en ellos, y que lo logran, que “8”. Más luego, porque dos de los alumnos de esta semana procedían precisamente del módulo “de máximo”; lo que no deja de tener cierta gracia, teniendo en cuenta que estaban allí por asesinato.

    3. El trato entre presos y funcionarios es siempre de usted, a pesar de que muchos de ellos llevan juntos varios años, a veces tantos como quince, y de que algunos terminarán teniendo algo más que una relación de amistad cuando el preso cruce la frontera que ahora lo separa del funcionario. Además, los funcionarios, ya se trate de vigilantes, maestros o coordinadores de talleres, llevan tratamiento de don/doña. No a la inversa: los internos suelen ser conocidos y llamados por los funcionarios por el apellido.

    4. Estamos en la galaxia Andalucía. Al final del pasillo de “socio” veo una puerta doble de madera coronada en la parte superior y en los laterales por una vidriera (también hecha por los presos, como todo lo que se ve: escaños de madera, puzles y copias al óleo de cuadros clásicos, lámparas colgantes, ganchillos, macetas de fantasía, sillones y tapicerías, murales, centros de flores). Hay gente que entra y que sale de esa sala. Me asomo discretamente por un lateral. Una veintena de personas (presos y dos funcionarios) discute muy animadamente. Cuelgan fotografías que parecen de excursiones camperas, carteles con andas y encapuchados, imágenes bordadas de vírgenes y cristos, cirios de distinto tamaño, palios y bambalinas en miniatura, farolillos, incensarios. Los presos que pueden pedir permiso participan todos los años en la peregrinación al Rocío. Así que las fotos que parecen de giras camperas son las de los presos de Huelva y las demás provincias andaluzas reunidos en algún punto del recorrido, unidos por su común condición de presos, andaluces y peregrinos.

    5. Es obvio, pero había olvidado precisarlo: no hay acceso a internet. Sí televisión y radio, para quienes pueden permitírselo, en la celda. No tan obvio: las duchas no son colectivas; cada celda, que tiene una superficie de unos 9-10 metros cuadrados (según me explicó un interno dando pasos a un lado y otro para hacer el cálculo) tiene, separada por un pequeño tabique, una ducha. Ésta es una de las grandes reivindicaciones: la ducha se apaga cada 15 segundos y hay que volver a accionarla para seguir el aseo. Como las celdas no cuentan con ningún sistema de calefacción en Huelva (cosa que los funcionarios consideran minucia porque “aquí solo hace frío un mes al año”, pero de la que los presos se quejan con amargura -“mire los sabañones, señorita”), este dato de la intermitencia del agua caliente tiene alguna importancia.

    6. Horarios. Los presos pasan 17 horas en celda y 7 fuera. Las 7 de “libertad” se reparten del modo previsible: alimentación, patio, actividades (quienes las practican), teléfono (media hora a la semana) y, cuando se requiere, burocracia (la burocracia del cuerpo, a veces: enfermería; la burocracia propia de la situación: entrevistas con la jueza de VP, escritos a Instituciones Penitenciarias, al abogado). Una vez en semana, vis a vis. Vi un bebé que había sido engendrado en uno de ellos. Pero también hay quien no recibe visita alguna: todos los presos extranjeros, y algunos españoles. Las otras 17 horas cada uno las pasa como puede, pero parece común dedicar cuantas más horas aguante el cuerpo a dormir. Los horarios son tempranos: a las dos y media ya se ha almorzado y la puerta de la celda se cierra, y a las nueve y media ya se ha cenado y la puerta vuelve a cerrarse hasta el toque de alborada, a las ocho del siguiente día. Hay quien ya en ese momento se asea y se echa a dormir, aunque se haya calzado una siesta que no se la salta un gitano. Hay quien estudia o ve la televisión. Hay quien conversa con alguien que está en el módulo de enfrente, a doscientos metros de distancia, dibujando letras en el aire a una gran velocidad (asistí a una representación, no pillé una sílaba –y a un enconado debate sobre por qué debían usarse mayúsculas para evitar la confusión a la que induce la caligrafía cursiva de cada hijo de Adán).

  28. Finalizaba nuestro viaje por La Mancha, y después de comprar el queso, los ajos y toda la pesca, paramos a comprar también algún postre de la región.

    Como guía y experto conocedor de la zona, ella me preguntó por algún dulce típico.

    —Cagarrutas de santo Tomás —le dije sin pensar.

    Por unos instantes pensé que iba a pedirlos. Pero me conocía demasiado. Todavía hoy sigo pensando que es un nombre magnífico para unos dulces.

  29. ¿Por qué siempre que hace frío o mucho calor, curiosamente en calendario que es de normal tener frío o calor los meses, siempre es noticia?

    Para mí, que nos despistan de otras cosas. Algo está pasando en el mundo, aparte que llueva, nieve o los ríos vayan a sus cauces

    Seguro algo pasa

  30. No frecuento ascensores, donde se habla del tiempo y parece que algunos hacen carrera en televisión.

    Ya no den tanto susto, hace frío, sí.

  31. Ayer le recomendé a un amigo la lectura del Special Report del Economist titulado “The future of war”. Como es de pago le sugerí que pinchara el link que había puesto en Chopsuey
    Me hizo gracia que me comentara que nadie había mostrado el mínimo interés por ese artículo y que no entendía para que escribía en un sitio en que no me hacían caso. Le contesté que si bien me hacían poco caso sí me hacían alguno y en cualquier caso bastante mas que ahí afuera.

  32. Juraría que se me ha borrado un comentario. Igual he sido yo mismo sin darme cuenta, que tampoco me extrañaría.

  33. (Apuntaciones catalanas). En un previsible giro de los acontecimientos, encontré la mayor cantidad de mamarrachos reunida en torno a los libros. En ̶S̶a̶n̶t̶ ̶A̶n̶t̶o̶n̶i̶ San Antonio escuché por primera vez en directo la expresión «fábrica de independentistas»; un tipo afirmaba que el Gobierno quiere meter a todos los catalanes en la cárcel; otro palomo le soltaba una soflama sobre los poderosos a un librero que ponía cara de aguantar el temporal. Me dan ganas de ojear las viejas revistas porno pero me da vergüenza, aunque no me conoce nadie.

    En el metro hay mucha gente guapa. Siempre me sorprende cuando pasa eso en el transporte público.

    La juventud europea se homologa. Unos chavales alemanes a mi lado tienen el aire agitanado sin nobleza de unos italianos. Por suerte, gritan menos.

    Dos señoronas en la barra, teñidas a lo museo de arte moderno y en ropa de andar por casa, beben champán (o cava) y charlan muy animadamente. Aunque pongo la oreja, no me entero de la conversación y solo escucho la palabra «fascista»; no me queda claro si se lo llaman a alguien o es algo que les han dedicado a ellas.

    En un restaurante moderno de los que te ponen platos de duralex, pedimos la tabla de quesos catalanes. Están ordenados del más suave al más fuerte. Pruebo el último, un queso azul, y me atraviesa las papilas un sabor hondo, salvajemente natural, telúrica y profundamente cántabro que me trae ante los sentidos el olor del aire los días antes de que llueva. Sabe a abono.

  34. 4. La memoria y la identidad.

    Parece un título elegido por un intelectual para un ensayo, pero no: esto es lo que más tiempo me ha consumido. Y lo tengo que dividir porque me viene demasiado grande. ¿Se engañan ellos a sí mismos, me engañan, nos engañamos todos en general sobre nosotros mismos (tal vez se pueda rebajar el verbo: ¿justificamos?, ¿rebajamos?, ¿dulcificamos?), o realmente somos otros, fueron otros quienes hicieron un mal? Y si fueran/fuéramos otros, ¿qué les/nos toca pagar por lo que hicieron ellos?

    4.1. Jonathan y Raquel (no son sus nombres, pero el de él es también esos nombres extranjeros que se popularizaron en los noventa, y el de ella es también un nombre bíblico) se examinan de primer y último año de psicología. Los datos desnudos: J. tiene 27 años y R. 41. Pero no los 27 y 41 que ves en la calle. Me acordaba al mirarlos de un reportaje que vi hace unos meses en filmin sobre alpinistas, un documental que se abría con las fotos de los montañeros antes y después de la escalada. Era muy llamativo el cambio: por descontado, el cambio físico, la tez arrugada y oscura, los labios cortados, la piel caída de la cara revelando las (a)simetrías de la calavera, pero sobre todo el cambio en la mirada, y un cierto retardo al responder como de quien considera que quien pregunta no sabe, o bien como quien no sabe responder a lo que le preguntan.

  35. 4.2. Más datos. J. y R. tienen varias cosas en común, además de los estudios de psicología. Ambos son inquietos e inteligentes, especialmente inteligentes; se encuentran (no hace falta que lo proclamen, basta verlos moverse con el resto de los internos y en su trato con los funcionarios) limitados en sus relaciones allí; están en la cárcel por una condena por asesinato (la condena dictada, porque aquí empiezan sus versiones); están en el módulo de “máximo respeto”; y tienen “sed de fuera” que no colma la televisión, los retrievers, las actividades en “socio”, el trajín con los abogados, los familiares (ambos son visitados semanalmente por sus familias; R. tiene un muchacho adolescente) o los estudios universitarios. R. tiene una condena de ciento y pico años por terrorismo (Grapo) y J. una de 18 años por asesinato. R. lleva doce años en la cárcel (no todos en Huelva) y J. arrastra ya siete (acaba de ser trasladado hace unos meses desde otra cárcel andaluza).

  36. 4.3. Acaban los exámenes de la jornada de mañana pero J. y R. no quieren salir de “socio”. Intentan seguir allí con cualquier excusa y al final la excusa es, cuando termino de sellar, enviar, rellenar el calendario de la tarde, hablar con el “gestor de formación” (un hombre al borde de la jubilación, bien plantado, hasta guapo, que ha encontrado alimento para su vanidad en esa minúscula relación de poder; pero tampoco quiero meterme en esta selva), al final la excusa es, cómo no, fumar un cigarrillo en el patio.

    “Don Pedro”, dice R., cantarina, risueña, encantadora de serpientes, incluso flirteando discretamente a la vez con el jovencito y con el vigilante -al que además lleva muchos años de ventaja aquí-, “que la profesora nos quiere hacer unas preguntas en el patio”. Don Pedro, mucho más joven que ella y que yo, entiende y pasa la mano. Salimos al patio. Ella no fuma, J. se lía un cigarrillo. Viene la pregunta que nadie quiere hacer (el gestor de formación me ha confesado, de camino al módulo de aislamiento a examinar al preso de la kale borroka, que jamás mira los expedientes ni pregunta nada a nadie, y entiendo por qué; al fin y al cabo, yo me voy en tres días y él seguirá viéndoles la cara de lunes a viernes). ¿Qué pasó, cómo llegaron ustedes aquí? Hay una risa un poco nerviosa pero muy breve, y la primera versión.

  37. 4.4. Acabo de escribir “una risa un poco nerviosa” y no puedo editar, y tal vez fuera más bien una risa “conscientemente irónica”. O sea, una risa que pretendía transmitir (tal vez no conscientemente) lo injusto, o al menos lo absurdo, de la situación en la que se encontraban, en la que nos encontrábamos, en la que nos conocíamos.

    Toma ella primero la palabra y me cuenta que siendo muy joven, 17 años, se enamoró perdidamente de un hombre seis años mayor que ella que ya estaba en los Grapo. Y aquello le llevó, seis años después, a participar en un intento de robo de un furgón con destino al banco central de una capital de provincia. A participar en la logística, aclara, nunca en “el acto en sí”. Ni creo ni descreo y miro a J., que dice estar allí por matar en un arrebato a un cura que abusaba de él. Ni creo ni descreo tampoco, pero en ese momento don Pedro les llama a capítulo y nos retiramos, ellos al comedor y yo a lo mío.

  38. Marqués, leí el artículo de The Economist el día que lo enlazó, pero no he entrado a comentarlo porque he tenido un fin de semana muy ajetreado. Me gustó, aunque recuerdo que me llamaron la atención tres cosas.

    La primera, que pasa de puntillas sobre la guerra cibernética. No creo que le descubra a nadie la pólvora mojada si digo que cada vez es un factor más relevante en la geopolítica internacional (y, en mi opinión, pronto también en la política nacional).

    La segunda, que adoptan un horizonte de 20 años para identificar las tendencias a largo plazo «with some confidence». 20 años a contar desde el año 2018 equivalen como a 473 años o así a contar desde cualquier año del siglo XX. Me intriga saber cómo han estimado esa cifra, la verdad, porque la veo un tanto optimista.

    La tercera —y última— es casi de estilo, pero aun así me gustaría señalarla: a lo largo del artículo se deslizan varias frases que revelan, de una forma difícil de adjetivar, que el articulista forma parte del West y que no sé si deberían haber pasado el corte (o si deberían haberlo pasado así). Un recuento no exhaustivo:

    And it will not speculate about the clear and present danger of war breaking out over North Korea’s nuclear weapons, which with luck can be contained.

    In particular, both Russia and China now seem unwilling to accept the international dominance of America that has been a fact of life in the 20 years since the end of the cold war.

    In the past decade, both China and Russia have spent heavily on a wide range of military capabilities to counter America’s capacity to project power on behalf of threatened or bullied allies.

    Si cambiamos Corea del Norte, Rusia y China y traducimos el artículo a coreano, ruso y chino, me juego un huevo de otro a que el público del East le daría validez.

    El Mundo publicó hace un par de semanas un artículo titulado «Un Armagedón nuclear por error» en el que repasan, a raíz de la falsa alerta nuclear activada por error en Hawaii, otros casos similares. Por lo visto nos hemos salvado por la bocina demasiadas veces.

  39. Ooolioliolí, ooooliolioliolá, es la huelga ferminista, es la huelga ferministaaaaaaaaa

    VIVAN LAS MUJERES!!!!!
    VIVA SAN FERMÍN!!!!!

  40. Autobombo:

    No es que me haya preñado a mí mismo, es que en el número tres de la revista taurina El Monosabio han publicado un texto mío sobre la novela “El torero Caracho” de Ramón Gómez de la Serna. Es un análisis de la imagen que da Ramón de los picadores, justo en el momento en el que se le ponían los petos a los caballos.

    En los mejores quioscos y librerías, oigan.

    Buenos días.

  41. Josénez martes, 06/02/2018 — 07:52

    Honra ustez este lugar con sus teclas.
    Me ha alegrado el día oiga¡¡¡
    Felicidades¡¡¡ y ahora mismo lo leo (aunque estoy manchando tela mientras veo nevar).
    Por cierto que la palabra Monosabio, es un regalo de la tauromaquia.
    No obstante requiramos la presencia de nuestra iluminadora la seña Procuración para dar las últimas pinceladas a esta fiesta de hoy.

  42. Pues esa revista es para comprar, lo único que no se puede hacer de forma virtual.
    O yo soy torpe de cojones, que también.
    Por el momento sin poder leerlo.
    Miro en las librerías que adjuntan, para intentar suscribirme.

  43. MADRID
    Ayer pedí un cafelito con leche y me pusieron un churro de pincho.

    Josénez, no se ve su artículo en un Android. Mire de ver si lo puede apañar. Gracias.

  44. Perroantonio lunes, 05/02/2018 — 22:54

    Edificante, constructivo, lleno de una selecta estética y depurada ética.
    Un ejemplo para las generaciones y para la historia.
    Documento imprescindible.
    VIVA SAN FERMIN¡¡¡¡

  45. Josénez martes, 06/02/2018 — 08:33

    Como estoy a tomar por culo de Madrid, para comprarlas, les he escrito una carta a los editores para ver si me pueden suscribir…
    Sino pues pongan un afoto o algo…

  46. El peor actor del mundo –y lo mismo vale para las damas– puede conseguir un premio cinematográfico si hace de:

    -Retrasado.
    -Yonqui.
    -Alcohólico.
    -Autista.
    -Hombre con el rostro desfigurado por un terrible accidente.
    -Loco.
    -Asesino loco.

    A Cary Grant jamás le concedieron un Oscar –el honorífico no cuenta–. Su talento estaba muy por encima de muchos otros que sí fueron premiados, pero tenía un gran problema: siempre hacía de Cary Grant, esto es, un tipo atractivo y con clase.

  47. Se recuerda a la concurrencia que hoy martes 6 de febrero, a las 19:30, en la Librería Cámara (c/ Euskalduna, 6. BILBAO), Alex Oviedo presentará el libro Breve relación de vidas extraordinarias de Martín Olmos, adelantado en entregas quincenales a los lectores Chopsuey.es. En la faena dará unos pases el maestro, asistido por el editor del libro Julián Lacalle, de Pepitas de calabaza, y actuará de monosabio este que sucribe, Perroantonio, a quien se ha encargado la faena de leer uno de los capítulos del libro, aunque expurgado de latinajos para no espantar al personal. Por los alrededores también hay bares.

  48. Bravo, Josénez, entre Pirata y tú nos hacéis leer sobre toros a los legos.

    Perro, estoy mirando la previsión del tiempo a ver si me acerco. Se hará lo que se pueda.

  49. Os deseo a todos una tarde gloriosa y que deis muchas vueltas a la librería. (Pero no cortéis los miembros a las personas; se puede agitar un pañuelo en la mano en vez de).

  50. ROGUE STATES
    España pertenece a la OTAN, los lectores de The Economist somos mayoritariamente provenientes de países pertenecientes a esta organización. Conozco bien la otra perspectiva, la euroasiática, no en vano Arturo Marian era amigo y traductor de Duguin, conspicuo asesor geopolítico de Putin.
    En informe confirma la idea pinkeriana de que nunca han habido menos guerras que ahora, si bien matiza que la casi desaparición de guerras interestados ha sido sustituida por una masiva aparición de guerras civiles. Reaparecen nuevas estrategias como:
    -Contrainformación, hoy conocida como guerra cibernética (fake news).
    -Interferencias militares para que la OTAN tenga dificultades prácticas de intervención (Rusia en Siria).
    -Rogue States, como Corea del norte, Irán, Venezuela.
    Estos Rogues States (de difícil traduccion) gustan interferir en las políticas de otros países con actuaciones que buscan la desestabilización del orden internacional comandado por EEUU. Nótese que en Cataluña han actuado los rusos con estrategias de desinformación y la República ha sido jaleada por Maduro. La OTAN ve con muy malos ojos la deriva catalana, el eje Alemania-Francia-España es hoy muy relevante y la posición geoestratégica de la península es clave militarmente.
    Es impensable que se permita la creación de un Rogue State en Cataluña. Los que lo intentan muestran una gran ignorancia sobre como está el tapete geopolítico en la actualidad.

  51. El toreo ahora es underground, como el heavy. No se habla del heavy en los medios de comunicación, pero si actúa cualquier grupo raro se reúnen seis mil heavies y van al concierto, sin que por ningún lado se le haya hecho publicidad al evento.

    Es alta y baja cultura a la vez. En los pueblos de España en muchos casos la única atracción o acto cultural que hay en todo el año es en las fiestas patronales cuando hay toros. La misa, el baile regional y los toros. Que las Misiones Pedagógicas fueron muy divertidas y fructíferas, pero la gente quiere toros.

  52. Josénez, pregúntales a los de El Monosabio si les interesa un artículo sobre la vaquilla del Grand Prix. Hasta ahí llega mi ciencia.

  53. marquesdecubaslibres comentó en Rayos-X.

    Me parece muy interesante y acertado este comentario Marqués.
    Pero el verdadero problema de este planeta nuestro no son sus guerras, pocas o muchas o quien cree que manda, que no sea lo que la economía dicte.
    El problema es la superpoblación.
    Las guerras son capaces de eliminar un país incluso varios. Matar a varios millones de personas, reconfigurar el statu-quo y renovar la civilización.
    Pero es que al mundo que habitamos le sobran más de 2.000 millones de individuos para que esto se pudiera sujetar.
    Esa creo yo es la clave. SOBRAMOS demasiados (es que me incluyo sin dudarlo) para que esto pueda sujetarse.
    Nuestra capacidad de crecer, en cualquier circunstancia, hace palidecer a las bacterias y los insectos.
    No quiero añadir nada más por ahora, pero si poner este tema sobre el tapete.

  54. Perroantonio usted a darlo todo, y a hacer amigos, como en este fanzine.
    Verá como luego no nos traen ni un escrito, o nos los mandan el sabio de Estremena o el príncipe de Waterloo.
    Y no se olvide de saludar…hombre¡

  55. Josénez, si el grupo es raro y no se ha hecho publicidad, van seis mil, pero si es uno ya consagrado y se promociona…En julio actúa Iron Maiden en el Metropolitano y ya llevan cuarenta mil entradas vendidas.

  56. Los toros, las procesiones y la matanza del cerdo en casa son la esencia de lo español. Se podrían añadir hacerse el propio vino, generalmente malo, y el destilar algún licor de alta graduación con 70º y riegos de ceguera. Por tal razón todas esas cosas están mal vistas por los que sienten desprecio o malquerencia y, donde les alcanza, prohibidas.

  57. Alucino con que tanta gente vaya a ver a Iron Maiden, la verdad. Los escuchaba hace siglos. El otro día también Metallica llenaron el Palacio de los Deportes. Pero es que tocan cosas como Mago de Oz o Lisabö y te juntan a 5 000 personas en dos horas. Mientras, los grupos indies de los que se habla todo el rato y tienen espacio a diario en Radio 3 y a ratos en TVE 2 y dominicales, te llenan el Siroco si tienen suerte (menos en los festivales veraniegos, pero eso no es música).

  58. marquesdecubaslibres

    martes, 06/02/2018 — 11:30

    ROGUE STATES

    -Contrainformación, hoy conocida como guerra cibernética (fake news).

    Las noticias falsas son solo una ramificación de la guerra cibernética, pero no son el todo. El título de este artículo del New York Times lo resume bastante bien: «Before the Gunfire, Cyberattacks».

  59. Josénez martes, 06/02/2018 — 12:07

    Hombre, Josele, me vas a comparar a Lisabö (qué buenos son, por cierto) con los hipsters castratti esos que os gustan a Juli9 y a ti.

  60. Quinn, Gómez, Mortimer y resto de personas o personalidades que pululan por el fanzine y están bendecidas por Aglaya: los de Getxo han convocado un concurso de novela corta como homenaje a Ramiro Pinilla.

    La extensión del relato será de entre 75 y 110 páginas y el plazo de participación finalizará el 23 de abril. (…) Los galardones previstos serán de peso, con 6.000 euros para los escritos en cada idioma, más otros mil en concepto de edición para publicar la obra.

  61. Sí, sí que son buenos los cabrones de Lisabö.

    La verdad es que el mundo indie es grotesco. Nos creemos el centro del mundo y somos cuatro gatos. Radio 3 hablando de grandes lanzamientos y resulta que es un single del que se editan 200 copias. Me encanta.

    Una vez en El Sol viendo a un grupo, que en realidad era una chica, que creo que únicamente sacó un single bajo el nombre de “Pequeñas Cosas Furiosas”, la tía se ponía nerviosa y tuvo que empezar varias veces algunas de las canciones, creo que cantadas, como las de Penelope Trip, en un idioma inventado (ya sabemos que el indie de los 90, antes de cantar en español, prefería balbucear). Éramos como cuarenta viendo el concierto y unos detrás de mí ante las equivocaciones decían “no soporto el amateurismo”. Me dieron ganas de darme la vuelta y decirles algo a esas pobres almas cándidas.

  62. jrG martes, 06/02/2018 — 11:56

    Perroantonio usted a darlo todo, y a hacer amigos, como en este fanzine.

    ¡Dejaré bien alto el pabellón de mi legendaria misantropía!

  63. Cómo y cuánto se aprende aquí: acabo de ver, por primera vez, un grupo llamado Lisabö y antes de echar un vistazo al youtube, me he dicho, estos con este nombre serán suecos, o finlandeses. Pues no, son de aquí arriba. Eso sí, de sus letras me entero igual que si fuesen suecos o finlandeses.

  64. Botiflero, yo los descubrí en un puesto de novedades de la biblioteca consistorial de mi pueblo. Me engancharon desde el principio. Hay que decir que tampoco se les entiende mucho a los grupos similares que cantan en hispano, ya sean de trash metal, de death black metal o de trash death dark metal.

  65. Saturio, me ha dado tiempo a un par de canciones y me ha rejuvenecido, porque lo veo como el grunge que me enganchó, sólo un poco, hace veinte años. Pero ya pasó ese sarampión. Aunque si me regalas una entrada para un concierto, pues voy.

  66. Chino Cudeiro martes, 06/02/2018 — 12:23

    Gracias, Chino. Alguna vez mando algo a concursos, pero de extensión más modesta. Y con éxito también bastante modesto, laverdá.

    Este nos pilla cerca. Proc nos puede asesorar.

  67. Alvaroquinn

    martes, 06/02/2018 — 12:53

    El diseño del cartel solo mejoraría cambiando la letra a Comic Sans. Es un detalle que le hayan encargado la maquetación a alguien con ambliopía galopante.

  68. Aquí los diyis no ponen ni Raphael ni Rocío Jurado.
    La cultura anglosajona lo enturbia todo.
    Marqués , ponga orden en este pozo.

  69. Imagínense la nueva República de Cataluña. Forzados por la CUP se hace un referendum para decidir si se vuelve a la OTAN. Desde San Petersburgo se perpetra una campaña de contrainformación y un ciberataque contra los sistemas informáticos que controlan el resultado de la votación.
    El resultado de tanta democracia es un crash financiero alentado por los resultados que masivamente muestran un rechazo a entrar en la OTAN. Cataluña se convierte en un nuevo Estado Pirata que se declara paraíso fiscal y cede el puerto de Barcelona como base de submarinos atómicos rusos para tratar de contener la debacle…

  70. No sabía que Metallica había hecho una versión del “Vamos muy bien” de Obús en su concierto en Madrid del otro día.

    Vamos muy bien.

    He visto tres veces en directo a Raphael y es sin duda alguna una experiencia religiosa.

  71. Que Catalunya quiere ser paraíso fiscal es sueño de los republicanos o independentistas, nada nuevo bajo el sol.

    Yo lo veo de venir, señor de Los Páramos. Y el pequeño, ya no sé que llamarle, refugiado en su palacio de invierno dirigiendo una nueva guerra zombi de catalanes descerebrados..

    Sí, que hagan peli y me la resuman, que ya aburre todo esto.

  72. Alvaroquinn martes, 06/02/2018 — 13:41
    Proc, no atesoréis en la tierra.

    💙

    Juli0 martes, 06/02/2018 — 13:58
    Como los ángeles (o lo de esta tabarnesa sí que es internacionalización y no lo del procés).

    (Rosalía – De plata)

    Quinn, Juli0 no te nos lee.

  73. Había un señor operario trepado, escalera mediante, a una palmera lejana y allá que me he ido en pos de la información:

    —Todas esas palmas secas que guardan, qué les pasa a las palmeras.
    —Nada, se ponen así de tocarse.
    —De tocarse…
    —De rozarse y del frío del mar.
    —Entonces, no tienen insectos picudos rojos.
    —No, lo que tienen son nidos de ratas; como bolas grandes, los hacen con las cintas de las palmas.

    Me he quedado casi peor.

  74. En la comarca a la que pertenece el pueblo de mis padres casi todas las palmeras murieron en los últimos dos años por el picudo rojo. El bicho debió de llegar de Portugal cruzando el Miño, porque primero cayeron las palmeras de los chalés costeros desde Viana do Castelo hacia el norte, y luego las de la zona española. Una pena, porque algunas tenían un gran porte, como unas que había en una plaza del casco viejo de Tuy.

    Ahora que ya no quedan casi palmeras y se han pirado los picudos, está toda la comarca preocupada luchando contra los nidos de avispa velutina, que son alucinantes, como este de la foto que sacaron hace poco los del GES del monte Santa Tecla.

  75. No pasa nada, Proc, hacemos memoria. Juli0, aquí somos muy de Rosalía (al menos yo). Estuvo en Córdoba el año pasado apenas unos días antes de que fuese yo y me desquité viéndola en Lejona, vulgo Leioa, concierto que retransmití puntualmente. El otro día, cortesía del siempre vigilante Josénez, escuché este programa en el que se habla de las influencias de la cantante. Veo que sigue de gira y dentro de poco aterriza en Barakaldo.

    Las señoras mayores leen libros y los dinosaurios del rock llenan estadios.

    El cielo amenaza caerse. Me temo que Bilbao tendrá que esperar. Esperamos crónica de la presentación, Perro.

  76. LAS PREGUNTAS DE EDGE (Vía AE)
    Robert Sapolsky, neurocientífico en Stanford: “Dada la naturaleza de la vida, la indiferencia sin propósito del universo y nuestra absoluta falta de libre albedrío, ¿cómo es posible que la mayoría de las personas no estén clínicamente deprimidas?”
    -Mi respuesta:
    Existe un mecanismo neurológico adaptativo marcado por la evolución por el cual los seres humanos en vez de preocuparse por la guerra o por la muerte prestan su atención a OT, a Piqué, a Iron Maiden o a poner muchas lavadoras.

  77. Casi la palmero, Bari.

    El programa que le he puesto a Juli0 para que lo escuchéis todos y sin que falte uno, porque es para vuestro bien y luego paso lista, pero, como sé que no lo vais a oír, esta es la razón por la que ahora os transcribo uno, uno que ya había leído yo y, sin embargo, me he dado cuenta de que no me había dado cuenta o solo una cuenta corriente para clientes distraídos y he despertado, lo cual se debe al hecho de su hermosa voz prosodiosa tanto como al no menos cierto de que la poesía no se gasta nunca:

    EDAD

    Si yo fuera mayor,
    lo cual parece casi imposible,
    amaría los ríos limpios entre las aneas,
    el arco de las truchas,
    las ocas paseando una tras otra por la orilla,
    bobas y solteras como señoritas puritanas,
    la campana sonando lejana en la heredad,
    todo como lo viera alguna vez
    en un paraje nórdico.
    Y allí, bajo el árbol de la vida,
    sentarme a leer un libro hermoso,
    ya leído.

    Pero sí, soy mayor
    y amo aun lo que apenas si recuerdo:
    la madrugada alta y su ginebra,
    la nuca que termina en rizo último
    entre mis dientes,
    despertar con el alba y con el miedo
    de no saber quién duerme entre las sábanas,
    la ola blanca y fría dejándome en el cuerpo
    la escarcha de los christmas,
    su ventura augural del año nuevo.
    Y a la mañana al sol, junto a la barca,
    leer el mismo libro de mis días.

    Pablo García Baena, Los Campos Elíseos (2006).

  78. En aquel partido nos dijeron que podíamos estar jugando contra asesinos. Solo he estado otra vez en una cárcel. Fui a dar una charla. La prisión tenía piscina y un gimnasio apelotante. Se comía de maravilla. Espacios amplios y ajardinados. Teatro. Y una biblioteca estupenda con una bibliotecaria bellísima y encantadora. Me dijo que no todo el mundo aguantaba aquel trabajo. Mi presencia fue un acontecimiento. El hastío debe de ser desolador. Recuerdo a unas muchachas en primera fila, con sus wambas de marca. Pensé que eran funcionarias, pero no. Me enamoré. Uno de los presos me regaló algo que estaba prohibido y lo sigo teniendo en la estantería de mis libros predilectos.

  79. Tan hermoso, el poema, que casi tengo que limpiar los hipos de los mocos.

    Broma aparte, me encanta Baena, mucho.

    Pero muchísimo.

  80. Mi hijo jugaba al fútbol como Fernando Redondo, un poco como Guti sin mariconería, pero me caían tan mal los padres de los otros jugadores y los “directivos” del puto equipo que le desincentivé aprovechando que un gitano, sí, un gitano de otro equipo le rompió los ligamentos de la rodilla a mi ninio.
    Joder, es que me pasa como a Baroja, no soporto a los roedores.

  81. Balthus se está exponiendo en Mapfre en Madrid ahora mismo y el tal JL Pardo que recomienda el melifluo Azúa es un tonto muy tonto.

  82. El heavy de toda la vida, yeah, pero no quita para que el death metal de Taiwan sea la polla. Muy importante, Chthonic tiene tanto éxito que el cantante y su partido político arrasan en votos. La titi que toca el bajo es un sex symbol. Y todavía me gusta más la banda de ayer, los Silent Hell, la cantante de Silent Hell lo peta. Es un amor, si pudiera dejar de amar a Oprah, iría tras ella.

  83. marquesdecubaslibres martes, 06/02/2018 — 16:35

    Fascinante vivir en Madrid.
    Balthus.
    No conozco al pintor recomendado por Azúa, pero ante Balthus poco se puede hacer.
    La mayoría quedamos como aprendices, como mancha telas.
    Sus personajes son como novelas que invitan a imaginar vidas, a contemplar sus posturas dentro de esa nube de color con trazo decidido.
    Ha ido ya a ver esa exposición?

  84. Impresionante reunir 240 cuadros de semejantes artistas.
    Menuda labor la de la Fundación Mapfre.
    Encomiable.
    En cuanto tenga el coche listo, lo estreno bajando allí.

  85. ¿Y qué lleva el presentador? ¿ Una rata muerta o tirabuzón? En tanto me aclare sigo mirando por encima ¿ Dura mucho?

  86. Como ya relaté en otro momento, sólo he he estado la cárcel Modelo en una ocasión, acompañando a dos directores de cine, el mejor guionista español actual y la hija de un conocidísimo poeta catalán ya desaparecido. La propia directora del centro fue nuestra guía. Uno de los lugares que visitamos fueron los talleres de manualidades. En un rincón de la sala, un interno de cierta edad modelaba Cristos de arcilla. Se trataba, en todos los casos, de la misma figura: magníficos Cristos atormentados por el dolor, tallados con singular perfección y en los que se había cuidado hasta el mínimo detalle. Había decenas de ellos esparcidos aquí y allá: encima de su mesa de trabajo y abarrotando los estantes. Montones de Cristos… Nos miramos unos a otros, pensando:

    “¡Cuánto tiempo llevará este paisano aquí!”.

  87. Perdón, Quinn, no pretendía primicia, sólo dejar constancia de lo mucho que me gusta esa barcelonesa, a la que tú viste primero, sin duda.

    +++++

    Procu, malvada, casi no he podido venirme a casa para almorzar, oyendo la entrevista en RNE a Pablo García Baena, que voy a guardar como el oro que era todo en él.

    Nada más que por eso y para la colección que tenemos a medias, ahí van (por ti) tres poemas inéditos de Pablo, leídos en el acto de su investidura como Doctor Honoris Causa por la Universidad de Córdoba, en octubre del año pasado.

    LAS ROSAS
    Mientras puedas y alientes
    oler, vivas, las rosas,
    no injerto literario
    de Ronsand o Jiménez,
    perfectos en su aroma
    de cadáver en libros.
    Pero la tuya, oculta,
    nacida en el abrojo
    de ese huerto deshecho,
    guarda aún en sus pétalos,
    prietos y ásperos labios,
    un beso campesino
    como gota de lluvia.
    Esa sí es tu rosa,
    carnal y libre y breve,
    rosa varia y extinta,
    la oferta de las noches.

    EL VERANO
    Una mujer pasea desnuda por la playa
    solitaria. Amanece.
    Su cabello rojizo, al grana de la aurora
    dora y despierta al paso oleajes dormidos.
    Desde la residencia, en alto mechinal,
    el anciano acogido la acerca y la vigila
    con los viejos gemelos de teatro y de nácar
    – tal vez vieron la Xirgu –
    y algo que ya no siente, le engaña
    en el recuerdo.
    El nuevo día vibra como un violín de luz
    en el pulso de arritmia.
    Hasta para el que mira, encerrado en sus años,
    el verano será el tiempo de la dicha.

    OMBÚ
    A José Javier Rodríguez Alcaide

    Ya es otro verano y otras mañanas claras.
    Vengo a verte
    y mis dedos se van hasta tu tronco
    poderoso y sagrado.
    Por la cúpula verde de tus hojas
    que hace sonora el acunar del viento
    la golondrina pasa.
    ¿Recuerdas? Es un verso ligero de tu amiga
    que te llamara sombra, bella sombra,
    como los campesinos
    de tus dilatadas llanuras natales.
    En los días en que los mares, calmos, rezan,
    ella viene hasta aquí y se arrodilla.
    Te trae ñorbas, su denso
    lenguaje como almíbar,
    y en sus ojos de ahogada
    venillas de coral dibujan para siempre
    tu fronda,
    bella sombra, ombú de Benalmádena.

  88. EL DAÑO QUE HACEN LOS METEORÓLOGOS

    Que subía a buscar pan, una cuesta muy sencilla de primer puerto y me avisa el vecino que está nevando. Y ya bajo yo sobre mis pasos por traje de nieve y esquís, más un chaleco reflectante, un termo con chocolate caliente y una pulsera que active mi posición en Google.

    Falsa alarma, sólo es un fino orballo un poco frío, no más.

  89. Otros tiempos tuvieron dos tipos de cárceles bien distintas: las
    “cárceles secretas” en las que imperaba la absoluta incomunicación del detenido para ablandar su espíritu de resistencia donde sufría, en su aislamiento, la gran incertidumbre de un destino que podía alargarse durante años.
    Estas cárceles secretas solían ser lugares incómodos, insalubres, estrechos, con unas
    durísimas condiciones que se concebían para obligar al reo a una confesión como si de otra
    tortura más se tratase.
    Otra clase de cárceles eran las “Casas de Penitencia” o, lo que es lo mismo, cárceles de cumplimiento de condenas a prisión. Mucho más benignas que las Secretas, en ellas se consumaba la penitencia de privación de libertad impuesta que, por cierto, prácticamente nunca
    llegaban a ser satisfechas en su totalidad.
    Tan sólo la necesidad del Estado de reclutar galeotes para sus empresas militares de ultramar hizo que proliferaran las sentencias de galeras siendo una de las más temidas después de
    la hoguera.

  90. Como protesta a no se qué mujeril , me adhiero a no depilarme en un año, es un coñazo.

    Un hombre que es macho ya sabrá encontrar la cueva entre matojos. Si escribí esto en anteriores capítulos, lo firmo de nuevo.

  91. Una mujer sin depilarse un año, se convierte en un hipster de esos.
    Si a su novio le gusta bien, pero como quiera encontrar pareja, va dada.
    Como un tío que no se duche.

  92. De cárceles también podía contar algo, como visitante, que soy buena y nada hay que reprochar en mi conducta.

    Hoteles para algunos , las cárceles. Pero estoy atada bajo secreto de sumario.

  93. Otro problema, me gusta el olorcillo natural, el sudor normal . Hombres con pelo y que su pene huela.

    Definitivamente soy una hippy. O una hembra cazadora en busca de esa testosterona natural sin disfraz de carísimos perfumes.

  94. Una tía que no se depila y un tío que no se ducha son dos códigos legales distintos, JrG.
    Tareixa, no se lo perdones.

  95. Y soy muy limpia y pongo hasta suavizante de pelo allá en mis pelos de la cueva, mi monte de venus. No entiendo de verdad esa querencia de que un coño sea lampiño.

    ¡Sorpresa! ¡Tenemos pelo y hasta un clítoris!.

  96. Ora en serio, me encantaría estar en la presentación del señor Olmos y su libro y libros. Me queda lejos, y las vacas y bueyes bien hacen su trabajo de abrir caminos, más no llego.

    Mucha suerte. Tan feo que es y qué bien escribe.

  97. Señoras, mi educación de caballero no me permite contestar sus alegaciones con términos que consideraría groseros.
    Pero todo esto es bastante simple.
    No se depilen.
    Incluso habrá parejas que les encante.

  98. Parks: It seems you always see action as reaction, you always explain decisions in terms of the influence of the relative objects, experiences, constituted by our body’s meeting with the world. But doesn’t this seriously diminish us? Who are we, finally? Who am I? Who are you? Just a bundle of reactions?
    Proxys, vida.

  99. Me he tirado toda la tarde hablando de R. y J. y necesito pensar antes de escribir, aunque todo en el fondo viene a lo mismo: si la gente miente, si dice verdades a medias, si dice en verdad lo que pasó, o si ha cambiado tanto que ya no se reconoce (y por lo tanto dice la verdad, una verdad). Es un debate que no tiene fin, porque no hay forma de hacer un experimento de laboratorio y verificar. Y no muy distinto al problema al que se enfrentan los historiadores (y los sociólogos, y los economistas), que finalmente tienen que dar un sentido a partir de un material informe que no son partículas en movimiento. Por no complicarnos aún más la vida pensando que ni siquiera los biólogos de laboratorio pueden observar sin condicionar con su observación el comportamiento de lo que observan. Pero el debate es especialmente grave -serio- en estos casos, porque lo que se juega es la libertad (iba a decir la vida, pero también existe la vida en el cautiverio) de una persona.

    jrG martes, 06/02/2018 — 19:33

    Está usted anticuado. Hace pocos años se despuso poco a poco de moda la depilación. Luego cayeron las ingles brasileñas y ahora lo último es el matojo de Courbet, como cualquier dependiente de El Corte Inglés le podría confirmar. ¿Quién coño quiere acostarse con los tacos ya cumplidos con la juventud? Hay que aceptar que los cumplimos, y que ese mundo ya no es la nuestro (ya lo tuvimos), ni depilados, ni con viagras. Otra cosa es patética.

Los comentarios están cerrados.