El infierno NO son los otros

Una recopilación de Funes.

(I) «There’s someone in my head and it’s not me». Pink Floyd. Brain Damage. The dark side of the moon, 1973.

(II) «Detesto mi propia cara, pero sigo pintándola sólo porque no dispongo de otras personas a quienes pintar». Francis Bacon, cita extraída del artículo «Corporis fabrica», de Gabriel Albiac. ABCD nº 892. 07/03/2009.

(III) «Odio ser la misma persona todos los días». Benjamin Black (John Banville). Entrevista de Javier Martínez en elmundo.es, 17/03/2017.

(IV) «Cuesta acostumbrarse a los otros, pero cuesta más acostumbrarse a uno mismo». Samuel Butler, encontrado en Café Arcadia, blog de José Luis García Martín.

(V) «¡Estoy harto de Francisco Ayala!» Francisco Ayala. Hay Festival Alhambra, 4 de Abril de 2008.

(VI) «El “adversario” está en todas partes, dentro de ti mismo». Fernando García, Fake Peer-Reviews Chopsuey 09/11/15.

(VII) «Nunca estamos completamente solos, por desgracia; siempre estamos con nosotros mismos». Marguerite Yourcenar. Alexis o el Tratado del inútil combate. 1929

(VIII) «También yo estoy terriblemente hastiado de todo, y principalmente de mí mismo». Carta de Gustave Flaubert a Iván Turgueniev, hacia 1880, extraída, de los 3 volúmenes de Correspondencias de Flaubert (Galimard, París), por Javier Marías, quien la cita en su artículo “Divertidos como viejos”, El País, marzo de 1992.

(IX) «— A veces me miro en el espejo y creo que veo a otra persona… No soy yo, es otra persona dentro de mí… conmigo». Niki Sanders. Héroes. Tim Kring, 2006.

(X) «Mira, cuando lees la historia de Raskolnikov, siempre que no seas un lector chismoso sino un buen lector, puedes interiorizar a ese Raskolnikov, introducirlo en tus sótanos, en tus oscuros laberintos, tras las rejas y en la mazmorra, para que se encuentre allí con tus monstruos más vergonzosos y abominables y podrás compararlos con los de Dostoievski; los monstruos de la vida cotidiana no los podrás comparar nunca con nada pues tú nunca se los mostrarás a ningún ser humano, ni siquiera en voz baja, en la cama, al oído de quien se acuesta contigo por las noches…» Una historia de amor y oscuridad. Amos Oz, 2006.

(XI) «- ¿Qué haces con esa pistola apuntando a tu cabeza? // – Nuestra cabeza, Tyler, nuestra cabeza»El Club de la Lucha. David Fincher, 1999.

(XII) «Estar solo es estar con uno mismo, es siempre ser dos, decía Valery». De Moraes, Literatura de la piedad. César Antonio Molina, ABCD, 27/12/2008.

(XIII) «No soy complicada en absoluto. No soy más que el conjunto de muchas personas diferentes, pero todas ellas muy sencillas». F. Scott Fitgerald. Suave es la noche. 1933.

(XIV) «En cada ciudadano cubano hay un agente de Fidel Castro, y en Reinaldo Arenas, aunque no te lo creas, también». Reinaldo Arenas a J.J. Armas Marcelo. ABCD, 22/08/08.

(XV) «Hay veces en las que me despierto y pienso: “¡Dios mío! Ojalá no fuera hoy Freddie Mercury”». Freddie Mercury. Su vida contada por él mismo. 2006.

(XVI) «Créeme: lo que es preciso es que hagas cuanto esté en tu mano para dejar de ser tú mismo». Ignacio Vidal Foch. Es mucho mejor no ser uno mismo. El Mundo Papel 8/11/15.

(XVII) «El gran demonio está en mí. Soy o mi mejor amigo o mi peor enemigo». Whitney Houston, en una entrevista a la ABC en 2002.

(XVIII) «Cuando (…) leí en Blaise Pascal que “el yo es odioso”, me resultó una evidencia familiar». Gabriel Albiac.. Silenciosas banderas. ABC, 1/10/2017.

(XIX) «Todos tenemos un Berlusconi dentro. Yo no tengo miedo de Berlusconi, sino del Belusconi que llevo dentro». Roberto D’Agostino. El País Domingo, 1/11/2009.

(XX) «Nada le es más desagradable a un hombre que tomar el camino que conduce a sí mismo». Herman Hesse. Demian, 1919.

(XXI) «Difícilmente habrá alguien que pueda soportarse a sí mismo». Marco Aurelio. Pensamientos para mí mismo, h. 180 d. C.

(XXII) «El carácter del hombre es su demonio». Heráclito

145 comentarios en “El infierno NO son los otros

  1. El infierno no sólo son los otros, podiamos añadir para matizar, ya que los problemas en muchos casos surgen de nuestra propia carne y de cómo vemos, miramos y observamos.

    Leía en un artículo del diario, las tres preguntas que se hacía un buen hombre antes de dormir:
    Qué he hecho bien?
    Qué he hecho mal?
    Qué podía haber hecho mejor?.
    El buen hombre decía que para consolarse se hacía una cuarta.
    Qué podía haber hecho peor?.

    Una respuesta a esas preguntas de nada más levantarse sería:
    He visto
    No he mirado suficiente
    Observar más.
    Cerrar los ojos.

    Equilibrando así para que el infierno salga o al menos baje temperatura.
    Heráclito lo clavaba.

    Muy buena la recopilación de citas.

  2. Estoy convencido de la tesis de Funes pero, al mismo tiempo, de la contraria: no hay como vivir en un sitio turístico en Semana Santa o verano para darse cuenta.

    Un detalle: la correspondencia reunida de los escritores franceses suele ser kilométrica, por lo que me ha extrañado que solo haya tres volúmenes de la de Flaubert. Lo he consultado y son cinco más uno de índices.

  3. La frase de Heráclito («Ethos antrophos daimon») suele decirse más como «el carácter del hombre es su destino»; demonio es una traducción populista del daimon griego, Funes.

    Converso con el hombre que siempre va conmigo…

  4. No voy a dejar de hablarle sólo porque no me esté escuchando. Me gusta escucharme. Es uno de mis mayores placeres. A menudo mantengo largas conversaciones conmigo mismo, y soy tan inteligente que a veces no entiendo ni una palabra de lo que digo.
    (Oscar Wilde en conversación)

    ***

    -¿Quieres unirte a nosotros? –me preguntó recientemente un conocido al encontrarme solo después de medianoche en un café casi desierto.

    -No, no quiero –dije yo.

    (Franz Kafka, citado por Salinger)

    ***
    La felicidad de estar con la gente.
    (Franz Kafka, citado por Salinger)

    ***

    Pensé que encontraría trabajo en una gasolinera poniendo a los coches aceite y gasolina. Pero la verdad es que no me importaba qué clase de trabajo fuera con tal de que nadie me conociera y yo no conociera a nadie. Lo que haría sería hacerme pasar por sordomudo y así no tendría que hablar. Si querían decirme algo, tendrían que escribirlo en un papelito y enseñármelo. Al final se hartarían y ya no tendría que hablar el resto de mi vida. Pensarían que era un pobre hombre y me dejarían en paz. Yo les llenaría los depósitos de gasolina, ellos me pagarían, y con el dinero me construiría una cabaña en algún sitio y pasaría allí el resto de mi vida. La levantaría cerca del bosque, pero no entre los árboles, porque quería ver el sol todo el tiempo. Me haría la comida, y luego, si me daba la gana de casarme, conocería a una chica guapísima que sería también sordomuda y nos casaríamos. Vendría a vivir a la cabaña conmigo y si quería decirme algo tendría que escribirlo como todo el mundo
    (J.D. Salinger, El guardián entre el centeno)

  5. Buenos días a todos :

    Me ha encantado la recopilación de citas hecha por Funes.

    En mi opinión, eso de considerar lo malo que hay en uno mismo, y dar la razón a los que nos echan la culpa de lo que nos pasa, en vez de echársela directamente a los otros, es algo como muy de viejos.

    Que, los jóvenes, para poder salir a flote, necesitan estar seguros de sí mismos, y echar las culpas de todo a ” Los Otros”, ( sobre todo a los otros que puedan significar alguna traba para ellos, como sus padres, sus jefes, sus profesores, sus inspectores de Hacienda, sus gobernantes …).
    Y es cuando tienen su vida por detrás, y tiempo para analizarla, y ganas de hacerlo, cuando se dan cuenta de que su infierno han sido ellos mismos.

    Pero si intentan explicar esto a los que les van a suceder, se encuentran con un muro. Como el que ellos construyeron en su juventud , para librarse de sus viejos.

    ¡ Qué se le va a hacer !

  6. Sartre, el autor de la frase, sí que fue el infierno para algunos. Entre ellos, para Céline, a quien, como recordaba la viuda de éste en su libro de recuerdos, tras pedirle ayuda para representar Las moscas durante la ocupación alemana, hizo todo lo que estuvo en su mano –acusaciones falsas incluidas– para que lo ejecutaran una vez concluida la contienda. Cuenta también Lucette Destouches que su esposo y el actor Michel Simon solían referirse a Sartre con el apelativo de payaso malvado [méchant pitre].

  7. Mi preferida es la de Heráclito. Inevitablemente terminamos siendo del modo en que actuamos, puesto que nos habituamos a actuar de ese modo.

    ————————

    De nada, Marqués. Sí, la foto es del estadio que parece un hospital.

    ————————

    T&T, busqué el restaurante que me recomendó. Hasta lo encontré. Pero estaba cerrado, así que no puedo contarle más.

    ————————

    Oporto me ha gustado mucho. De vacaciones siempre gustan las ciudades (menos Londres), pero creo que no me importaría ser una Sara Carbonero durante unos años.

    ————————

    ¿Cuándo quedamos en el HZ?

  8. Funes acierta al seleccionar un grupo de insignes pensadores, desde Roger Waters al marqués, que coinciden en que nuestro problema no son los otros, sino un extraño yo que habita en nuestra cabeza. Ello nos lleva a encontrar un nuevo culpable, un ladrón interior que secuestra nuestro albedrío.
    Tal ladrón no es más que una conformación psicológica heredada que nos arrastra a extraños comportamientos. Basta con rememorar nuestro pasado para encontrar conductas que hoy repudiamos y que nos resultan ajenas a nuestro verdadero yo. Así somos capaces de reescribir nuestro pasado como si el protagonista fuera otro que no conocemos cuya biografía modelamos desde nuestra perspectiva actual.
    Basta la lectura de autobiografías o de biografías dictadas, para hallar mentirosa hagiografía que nos informa de la intrínseca maldad de esa larva de lamprea que nos corroe cada día. Somos sin ser, vivimos en la mentira y en un autoengaño que nos arrastra al insondable abismo de nuestra fútil existencia.

  9. He empezado la biografía de Camus que ha escrito V Talese.
    De su infancia poco he sabido que no esté en El primer hombre, y trae algún error de la traductora como para matarla: sitúa al padre luchando en un regimiento de la X armada, por armée.
    Pero espero ansioso el relato de sus conflictos con el amigo de Gómez, Sartre. Me imagino que girarán en torno a los celos que el sapiforme estrábico tendría del galante argelino, un personaje que siempre me ha fascinado.

  10. Por asociación, ayer visité la recomendable exposición de Miserachs en La pedrera.
    Este personaje, también fascinante, creo que por la mirada brillante y el atisbo de sonrisa permanente que hacen pensar en una excepción de lo común, que son los tipos que trae Funes: parecía llevarse bien consigo mismo.
    Sus hijas Mar y Arena ( como el mar de la playa a las arenas, Proc) hacen un buen trabajo con su legado.
    Y un paseo por la Pedrera y exploración del patio interior de manzana siempre es recomendable, chavales.

  11. Si no le gusta esa biografía de Camus, Holmes, le recomiendo la magníficamente documentada –aunque algo tediosa– que escribió Olivier Todd y publicó Tusquets en nuestro país.

  12. Pues yo he estado en el Hipercor de Pozuelo, haciendo acopio de víveres, y como no había casi nadie, he aprovechado , una vez hecha la compra, para ir a la librería de E.C.I. Y tenían ” Laura… ” , el libro de Baroja , y me lo he comprado. ( También me he comprado el de Fedeguico, pero eso, supongo que debería avergonzarme de haberlo hecho, aunque no me avergüenzo).

    Y me compré “En Nombre de Franco”, que me encantó, en cuanto salió a la venta, He tenido que releerlo hace poco, porque no tenía ni idea del autor, ni de su colaborador ( los nombres se me olvidan enseguida, en cuanto no los frecuento a díario ). Y claro, el ver quienes eran los dos, y reconocerlos, ha sido un aliciente añadido al libro.
    Y no me cabe en la cabeza que su publicación haya podido molestar a la familia Sanz Briz.

  13. Marqués (14′ 31 ) .

    Sí, pero sigo sin que me quepa en la cabeza. De hecho, la recomendación para comprar el libro, que acababa de salir, me llegó desde una de las hijas de Sanz Briz, que era amiga de mi hermana…
    Supongo que esa reacción de enfado sería un puro paripé, por si las flais.
    Pero hace ya tiempo, y yo ya estoy muy gagá, así que lo puedo recordar todo al revés… No sería extraño en mí.

    Ya siento

  14. ELOGIO DE LA VANIDAD
    Si se repasan los siete pecados capitales se observará con sorpresa que la vanidad no está incluida entre ellos. La vanidad lejos de ser un pecado es la principal fuerza que mueve el mundo. Nótese que algunos de estos pecados, tales como la lujuria, la gula y la avaricia, también contribuyen a agilizar la dinámica humana. Los restantes, soberbia, ira, envidia y sobre todo la pereza, actúan como freno la progreso. La vanidad, sin ser pecado, estimula a los hombres para sus grandes creaciones. Cierto que a veces puede obnubilar la mente, pero es el precio que hay que pagar por el avance de la humanidad ¿No les resulta maravilloso que el hombre prefiera el reconocimiento de sus semejantes a cualquier riqueza? A mí me parece el rasgo evolutivo mas importante. Todos los grandes hombres, todos, han sido vanidosos.

  15. jrG viernes, 30/03/2018 — 08:14
    El infierno no sólo son los otros, podiamos añadir para matizar, ya que los problemas en muchos casos surgen de nuestra propia carne y de cómo vemos, miramos y observamos.

    El infierno son nosotros.

  16. Yo tengo todos los pecados capitales, y a ellos añado la vanidad. Todo en dosis pequeñas claro. Es cierto que a veces nos desbocamos, y un día repetimos paella y otro nos da por hacer verdaderas guarradas en la cama… estamos encendidos, nos puede la pasión, el vicio, la guarrería, el desquiciamiento, y sin que podamos contenernos llega un momento álgido y dices «vamos a hacerlo con la luz encendida». Pero vamos, en general e incluso en el pecado: comedimiento.

  17. Señorita Bellpuig

    Ya sé que estudió usted en las Esclavas de la Purísima Administración, pero :

    ¿ Pondría usted un buzón de correos donde poder mandarle unos chocolatitos, o un perfume, en reconocimiento y agradecimiento a sus desvelos ?
    ( Siempre en tamaño pequeño, no se preocupe, que ni a los del Pravda se les ocurriría acusarla por recibirlos )

  18. Buena precisión Perro.
    El infierno son nosotros.

    Pues yo me estoy metiendo en vena un soberbio resumen de las temporadas gloriosas de los grupo B.

    La vanidad, como la pimienta y el picante, nada más que añadir.

  19. Contaba Mick Jagger que cuando rodaban Fitzcarraldo, para tener contentos a los indígenas del lugar, en no recuerdo qué selva, les llevaban todo tipo de artilugios y abalorios.
    Bueno, decía Mick, pues de entre todos aquellos chismes, lo que siempre preferían eran los espejos.
    Vanitas vanitatum, omnia vanitas.

  20. «Toda España celebra hoy la Pasión de Cristo», dice la locutora.

    No sé, mujer, celebrar, lo que se dice celebrar…

    Celebrar, lo que celebramos es el ocio.

    Cómo me gustan las procesiones. Deberían celebrarlas todos los domingos, como la Liga de Fútbol. Y el los mismos sitios, los estadios. Los romanos sabían de esto un huevo.

  21. Perroantonio viernes, 30/03/2018 — 16:33
    Estoy empezando a ver una comedia alemana, algo así como una contradicción entre los términos :

    Es lógico que en un pueblo como el alemán, tradicionalmente atraído por lo oscuro, lo apocalíptico y tenebroso, la comedia no sea el género en el que más han descollado sus directores cinematográficos. Sin embargo, es curioso constatar que dos de los más más perfectos cultivadores de la comedia norteamericana del siglo pasado–en el caso del primero, más que cultivador, inventor de cierto tipo de comedia refinada– fueron alemán uno, y el otro, aunque austriaco, también comenzó su carrera en la UFA: Lubitsch y Billy Wilder, nada más y nada menos.

  22. Coño, y Woody Allen también es judío. Pero lo consideramos cineasta norteamericano, ¿no? Porque si no estamos de acuerdo en eso, ya me pierdo.

  23. El amigo de Perroantonio tiene las ideas claras. Yo también y les hago desde aquí un sombrío pronóstico: antes del verano el Procés tendrá su propio Melitón Manzanas. Ya lo dije, estamos de nuevo en los putos años 30.

  24. La excelsa crítica de cine Lotte Eisner lo atribuia, en su imprescindible texto sobre el expresionismo alemán La pantalla demoniaca, “a la incorporación del “medio judío pequeño burgués que aportó su particular sentido de lo cómico, marcado por una especie de fatalismo propio de gente acostumbrada a sufrir pogroms y persecuciones”. En el caso de Lubitsch, sería este humor, sumado a su formación clásica berlinesa como realizador de dramas históricos “de guardarropía” –tan del gusto de la época en un país que acababa de ver cómo se desvanecían sus sueños imperiales–, lo que posteriormente conformaría la base de su célebre Lubitsch touch.

  25. “Me da igual si estás vivo o muerto, imagina lo que me importa lo que me vas a decir”

    Texto que luzco en mis camisetas personalizadas.

  26. Lo único bueno de los años 30 que menciona Marqués, es que no habíamos nacido.
    Lo único bueno de esta época es que nos pilla talluditos.
    Lo mejor es que probablemente hemos podido vivir los mejores tiempos que ha dado este país.
    La verdadera libertad que ya desapareció y que nuestros hijos no podrán ni atisbar.
    Deberemos ponernoslo en el debe. Aunque yo no me siento demasiado responsable, sí me incluyo, pues no supe o pude mantener mi posición efectiva no sólo teórica.

  27. El infierno –o sus alrededores– es cuando por fin entiendes a las mujeres; aprendes que la tan cacareada felicidad no es otra cosa que la facilidad; prescindes sin ningún problema de todo aquello, personas, lugares o cosas, que no te resulta imprescindible; eres capaz de mandar a la mierda a cualquiera que se lo merezca y de no dedicarle posteriormente ni dos segundos de tu pensamiento; gozas de una comodidad con la que ni siquiera soñabas de joven; prefieres un buen libro a un mal polvo; prefieres un buen polvo a un mal libro… Pero te das cuenta de que eres demasiado viejo como para que toda esa sabiduría y paz existencial te vaya a servir de mucho en el futuro.

  28. Meccanica Verghera ha terminado en manos de Mercedes Benz después de dar cien vueltas, pero los Castiglioni (Cagiva) siguen estando ahí.

  29. Me gustan las anécdotas de folclóricas, Álvaro. Leyendo no hace mucho las memorias de Vizcáíno Casas –¡sí, fui yo!– me encontré con una protagonizada por la madre de la tonadillera Estrellita Castro. Por lo visto, a la mujer le presentaron en un local de fiesta a don Jacinto Benavente, y, sin pensárselo dos veces, le dijo al premio Nobel que un sobrino suyo tenía la misma afición que él
    –¿También escribe teatro? –inquirió el dramaturgo.
    –No. Es mariquita como usted.

  30. JrG ( 11’05 )
    Me encantaba Niky Lauda. ( Y Fangio , aunque ya no competía)
    Cuando volvió, después del accidente, lo llevó Mercedes Milá a su programa de televisión, y se la veía fascinada, intentando acariciarle la cabeza…

    ¡ Que tiempos !

  31. Ayer cenamos en casa de unos amigos una crema de petit points printemp, para llorar.
    Uno no sabía bien si hacer la entrada o dejarlo para el postre.
    Los lardons sustituidos por unas láminas de buen jamón hubieran rematado, pero bien no obstante.
    El Montrachet acompañaba a la perfección.
    El vino para acompañar el salmón en papillote con patatas de Noirmoutier, fué un Haute Medoc 2004.
    A mi juicio y para no resultar grosero con el convidante, que hizo un gran esfuerzo, el vino no estaba redondo del todo, creo que demasiado movido y ligeramente turbio, pero no dejaba de estar vivo.
    El comte de 24 meses de afinación, una gloria.
    Conversación sobre Sartre y Celine, retomando el Chopsuey.
    Yo creo que también lo leen, mal, pero están al tanto.
    Una traducción de la biblia del Marqués y sus lampreas, la juzgo ya indispensable en este país.

  32. les hago desde aquí un sombrío pronóstico: antes del verano el Procés tendrá su propio Melitón Manzanas. Ya lo dije, estamos de nuevo en los putos años 30.

    Comparto su reflexión, Marqués, que ha llegar. Hasta el momento se han conformado con talar cipreses de 25 años en la casa del artista:

    “Formas de ‘demostrar el odio al disidente’. El primer ataque sucedió en 2016, cuando unos desconocidos cortaron los cipreses del jardín de la familia [de 25 años]. La respuesta del atacado consistió en colocar un cartel -como se ve en la imagen- donde llamaba “cobardes” a los agresores. Hace menos de una semana, en el mismo lugar aparecieron cuatro bolsas de basura. “Es la forma que tienen de mostrar el odio que sienten hacia el disidente”, afirma.

    Boadella repara en cómo han cambiado las cosas desde que llegó a la localidad de Girona. “Al llegar aquí, nadie me odiaba, incluso parecían contentos de que un artista medio conocido estuviera aquí, todos me saludaban por la calle, pero ahora, 35 años después, solo unos pocos vecinos me saludan y el 90% de la gente de aquí me odia”.
    En Jafre viven menos de 400 personas”.

    Aquí

  33. ¿Que Falange participe en las manifestaciones de Societat Civil no perjudica a esta entidad?

    Tanto como que se manifiesten exterroristas o terroristas en las manifestaciones de la ANC.

    ¿Qué terroristas?

    Carles Sastre, el señor que le puso una bomba a José María Bultó, al que hizo estallar en mil pedazos, ¿ese no es terrorista? Como estas cosas nunca se las preguntáis. Mira, a los de Falange yo no los vi. Y desde luego, no los conozco. Y desde luego, no estaban en la pancarta. Pero Fredi Bentanachs [fundador de Terra Lliure] sí ha estado llevando una pancarta. ¿Le habéis preguntado a la ANC por qué se manifiesta con flamencos que van con banderas nazis?

  34. Hola, decir que he transferido la sacralidad de mi anticomunismo y antimorinyismo hacia un nuevo frente, que es el de aquellos que agominan del pimiento en los guisos de arroz. Prepararsen hacia una guerra de aniquilación total, bellacazos.

  35. Hay tres arroces que jalonan el placer de vivir en mi experiencialidad vital. Uno, aquel que cociné con aspárragos y vino blanco una tarde de primavera que quedó plasmada en mi recuerdo como los petroglifos de una cueva nerdandenthal. Otro, un arroz con calamares que guisé en honor de una hembra de tronío y que no sé si la gustó mucho el plato porque yo estaba muy metido dentro de muy mí, muy para mis adentros degustando el sabor del mar, de los horizontes lejanos, de los cefalópodos nutricios que condimentan mi vitalidad biográfica. Y otro ha sido el de esta tarde, el arroz con pollo de corral de suave permanencia en el paladar mas textura conseguida con la perfeccionalitud del amor con el que he guisado el plato en mi sartén Woll y… una feliz casualidad. Al sacar el arroz del fuego lo he colocado en una esquina de los fogones, donde antes había hervido el caldo, con tal destino que no había apagado el fuego correspondiente, lo cual que yo pensaba que andaba el arroz reposando y no, que seguía cociéndose a fuego lento cinco minutos, el tiempo justo para haber conseguido la untuosidad que no habría tenido de haberlo rescatado cuando yo creía. NO SÉ SI ME EXPLICO.

  36. Hacía tiempo que no leía algo tan babosamente cursi como el anuncio de la Pasionaria del siglo XXI sobre su maternidad.

  37. El socarrat es un sacrilegio inventado por los valencianos para que la paella sepa a humo de petardos. Hay que acabar con esas prácticas propias de la barbarie folqlórica y el cavernicolismo gastroastronómico.

  38. Será un sacrilegio, pero está delicioso.

    Y lo de los futuros “príncipes de Podemos ” ¿ De donde saca El Mundo que son mellizos ? Que en su muro de FB, lo que dice Montero es que van a ser dos. Pero pueden ser gemelos…
    La diferencia es enorme entre gemelos y mellizos. Espero que los dos saquen la dentadura y la belleza de la madre, que será todo lo cursi y todo lo fanática que quiera, pero que lo de guapa, no hay quien se lo niegue.

    Ahora hace falta competencia, se tendrán que animar : ¿ Arrimadas ?, ¿ Rita Maestre ? ¿ Rovira ?

  39. Satur, yo también he cocinado hoy.
    Al preparar el lecho de patatas, cebollla y tomate para mi lubina me he dado un buen corte en un dedito, que sangraba generosamente.
    Para no perder los tiempos de horneado digamos que no he podido dedicar el tiempo preciso a la hemorragia, y que no todo el rojo de la fuente era del tomate.
    Ha quedado todo muy rico, y negaré haber escrito esto.

  40. Los últimos kilómetros de la N260 antes de llegar a Francia son un bonito paseo de curvas junto al mar y sus borreguitos de tramontana, muy agradable para recorrer en moto.
    Es recomendable dimitir del reciente túnel y acceder a Port Bou por la vieja carretera, obligatoria para mercancías peligrosas.
    No es fácil ser más feo y triste que Port Bou, pueblo de una frontera que ya no es, pero su cementerio ha resultado mejorar al más hermoso que conocía, el de Port Lligat.
    En él hay una pieza de hierro oxidado con el texto grabado de la última carta de W Benjamin, a Adorno, cuyo final conmueve: “No tengo tiempo para escribir a los que quisiera”.
    El memorial consiste en un túnel peatonal que desciende acusadamente hacia el mar, un prodigio de sencillez y sensibilidad. Recuerda el acceso al memorial de Oradour sur Drone, incluso al del 11S en N York, pero su escala unipersonal multiplica su encanto.
    Lo suyo hubiera sido acabar en Colliure, no en la tumba de Machado, lúgubre lugar, sino en la riba que evoca con una sencilla placa que de allí zarparon un grupo de judíos expulsados de esa España de la que, también, somos herederos.
    Pero había que cocinar la lubina, así que media vuelta.

  41. Bremaneur sábado, 31/03/2018 — 14:56
    Hacía tiempo que no leía algo tan babosamente cursi como el anuncio de la Pasionaria del siglo XXI sobre su maternidad.

    Yo la veo superideal, y al padre «el mejor compañero para todos y cada uno de los días que vienen».

    Hace poco tenía una reunión en el trabajo y uno de los convocados escribió al resto para excusar su asistencia. Decía simplemente que no podía ir porque le tocaba cuidar a su hijo; cuidarlo de lo normal, no que el niño estuviera en el hospital y él con sus días de permiso sin sueldo. Creo que es la primera vez que veo una cosa así, y me admiró mucho que fuera un tío el primero que pone esta pica de sus cojones en el Flandes de la «conciliación». También es verdad que somos funcionarios, el riesgo es nulo y en cuanto a tu prestigio, como eres el padre, probablemente aumenta. Antes las Irenes estas agonías las sufríamos en secreto y con cierta vergüenza, y cuando pasaba un imposible poníamos excusas tan modestas como verosímiles, por ejemplo, «me acaba de pillar un ferrocarril de mercancías y me viene mal, pero si tengo que ir voy». E ibas.

  42. Proc, ¿qué puede querer decir (refiriéndose a la servidumbre que acompañaba a Carlos V en el camino a Yuste) “oficiales de [su] boca”? “De su voca y cavalleriza”, dice literalmente. ¿De cocina, tal vez?

  43. Ni idea, Jenny. He mirado en los corpus de la RAE y en el NTLE y no veo nada. En este artículo de la Wiki sobre las «Caballerizas reales», se mencionan unos «oficiales de boca» («Para su asistencia, tenía el competente número de Ayudas de cámara, Enfermeros, Oficiales de boca, Sastres, planchadoras y demás necesarios bajo la inmediata dirección de un Mayordomo»), pero no se definen las funciones del tal oficial, ni siquiera se sabe si la boca es la de los caballos o la de los caballeros.

  44. Pirata ( 16′ 42 ):
    En ” Les Rois Maudits”, y los relatos históricos de época, salen siempre.

    Son de siete categorías :
    El más importante es el mayordomo principal, que tiene bajo sus órdenes al encargado del gobelet ( el vino ), los de las frutas, de la caza, de la cocina en general, de los panes, y de servir la mesa.
    Y cada Señor importante tenía, por lo visto, los suyos propios.
    Y los de las caballerizas son aparte.

  45. Muchas gracias a ambas. He encontrado esto: “Otra dependencia, o conjunto de dependencias, de gran importancia, por su coste y la naturaleza de sus obligaciones, eran los oficios de boca, que se ocupaban de las operaciones de almacenar, preparar y servir los alimentos”.

    O sea, que parece que eran cocineros, pinches y demás. Carlos V llevó unos cuantos a Yuste de entre las 50 personas que conservó en su séquito. Me pregunto dónde se alojaban. Sé que Quijada (su mayordomo), Gaztelú (su secretario) y alguno más se instalaron, muy a su pesar (de ellos), en el propio monasterio, pero los demás vivían fuera y Cuacos era una aldea pequeña y miserable. Qué personaje tan contradictorio y tan interesante era.

  46. Por cierto, no sé si en su día la recomendé aquí, pero La muerte de Luis XIV (con Jean-Pierre Léaud, el niño de Los cuatrocientos golpes, haciendo del Rey Sol) me pareció un peliculón. No sé si estará en Netflix (no está en Filmin), pero sí está donde se encuentra todo …

  47. S. sábado, 31/03/2018 — 17:32

    Genetistas y filólogos, igual para un roto que un descosido.

    «Un estudio genético realizado en España por universidades inglesas y españolas (Fundación Pública Galega de Medicina Xenómica, Grupo de Medicina Xenómica de la Universidade de Santiago y Universidad de Oxford) pone de manifiesto la existencia de la Nación Leonesa».

    Iba a cagarme en Dios pero ya lo hice con esto otro de las diez palabras leonesas más bonitas:

    Un concurso que, según remarca, debe ser entendido como una llamada de atención a las instituciones para que tomen buena nota y pongan en marcha mecanismos que eviten que la muerte de esta lengua.

    Pero qué lengua, sunormal.

  48. Cuando pretendes que todo sepa a pimiento, estás en lo cierto Saturl, hay que poner pimiento.
    No es muy buena idea cuando utilizas otros componentes digamos que de sabores sutiles.

  49. Emecé viernes, 30/03/2018 — 11:23

    T&T, busqué el restaurante que me recomendó. Hasta lo encontré. Pero estaba cerrado, así que no puedo contarle más.

    Vaya, lo siento. No me ha quedado claro si estaba cerrado por vacaciones o el negocio ya no existe. En todo caso, en desagravio por el paseo a ninguna parte y la correspondiente pérdida de tiempo está usted invitada en Madrid.

  50. PADURA
    Me he “apretao” las casi 800 páginas de “El hombre que amaba a los perros”, el novelón que Padura escribió alrededor del asesinato de Trosky. El habanero es buen narrador, circula “palante y patrás” con habilidad y la historia que relata es mas que interesante. He tardado más de la cuenta porque la he ido trufando con el material histórico que poseo sobre el asunto que es tratado con documentada fidelidad. He manejado el libro de Orlov (lo tengo firmado por él), no he encontrado el de Sudaplatov (el que lo tenga que lo devuelva), pero sí los de Conquest, Rayfield y el de Anne Applebaum. Estoy hablando de textos básicos, casi de obligatoria lectura. Que siga habiendo comunistas como Garzón o Iglesias me deja pasmado. Troskos no creo que quede ninguno, igual los de las CUP. El centón de Padura lo recomiendo sin fisuras, sobre todo al que no tenga tiempo de repasar las lecturas básicas que he citado.
    Por aportar algo, considero que hubiera sido interesante profundizar más en la histriónica personalidad de Trosky, un auténtico loco e hideputa que sale medio bien parado en la novela. En palabras del maestro Robert Conquest en The Great Terror (pag. 414, edición de 1990): “Trosky’s vanity was frivolous…if he had come to the power, this concern for his image would no doubt have made him run in a less ruthless, or, rather, a less crudely ruthless, fashion than Stalin but at the time of Civil War he has ordered executions on a greater scale than Stalin or anyone else”.

  51. Y el socarraet amigo Saturl, que no quemado, es parte artística de la paella. Por cierto, para los madrileños, si les plantan una paella con su buen socarraet, se ataca con la cuchara vuelta al revés y empujando con la punta.

  52. El 99,99% de los mellizos, modelo de fraternidad tan de moda hoy en día, son de jeringazo. Eso dice la estadística a ojo que cualquiera puede hacer simplemente saliendo a la calle; los padres tienen la edad de los abuelos. Cuando uno encarga a los médicos que le hagan el trabajo que antes hacíamos los hombres sin necesidad de enseñanzas, ni prácticas, estos van a lo seguro y fecundan óvulos a volquetes, como Granados satisfacía su deseo de putas, y a las madres las marinan en hormonas hasta el punto que les da de llorar un semáforo en rojo. Véase como ejemplo del desparrame hormonal el comunicado que anuncia urbi et orbe, corte y cheka, el próximo futuro natalicio, punto álgido de lo cursi en castellano. Por dichas razones las más de las veces salen l@s chaval@s a pares. Tanto es así que si vas a comprar un carrito de bebé y pides que sea monoplaza tiene sobreprecio, como los coches deportivos. Lo normal es que no lo haya en stock y te lo tengan que hacer de encargo. Este dato, el dato de que incluso el macho alfa necesita auxilio de la ciencia, nos advierte de la inexorable decadencia de la virilidad patria y del acervo genético. Si fuésemos lyssenkianos, o lyssenkoistas, que no lo somos, todo esto nos daría igual porque creeríamos fervientemente que el hombre nuevo se hace, y no nace. Como somos darwinistas duros pensamos que el futuro de la saga dependerá del origen de los genes.

  53. Me parece infantil su juicio sobre Trotski. Como si un otro dijera, pongamos por caso, que Carlos V era un catolicón desquiciado. Estaría fuera de lugar y carecería de todo interés para entender al hombre de mediados del XVI.

    Para ser anticomunista (o antifascista) no hace falta torcer la historia ni caricaturizar a sus protagonistas. Trotski de loco tenía poco, salvo por contagio de la época enloquecida en que vivió. Respecto a su actuación en los 20, nadie que conozca el grado de crueldad generalizada de la guerra civil rusa, con sus cosacos, sus petliura, sus denikin y sus progromos, daría una medalla ni otorgaría ninguna distinción a Trotski. Y esto debería quedar al margen de lo que nos gusten o nos disgusten otras derivadas.

  54. El infierno son esos otros que no nos dan la razón, no nos hacen la rosca, no nos bailan el agua y, en general, tienen lo que nosotros queremos. Por todo eso los perros no suelen ser el infierno.

  55. Fui a ver la tumba de Trotski y el despacho donde fue apiolado. También la cárcel donde penó su asesino. Toda la grandeza del personaje derivó en la tribu de los troskos, otra película de zombis de la Transición. La impresión que me produjeron «los lugares de los hechos» es que Trotski era un pesao.

    El libro de Sudoplatov es complicadito de encontrar. Yo lo tengo escaneado en español y la versión inglesa firmada por su hijo.

    Otro libro interesante sobre el asesinato de Trotski es el de Don Levine.

  56. Otro a quien se cargaron fue a Krivitsky. Me he hecho con un ejemplar de sus memorias dedicado por él. De vez en cuando busco alguno de Orlov dedicado. Rondan los doscientos pavos, demasiado cuando el bolsillo anda rácano.

  57. No conocí a Trotsky así que me tengo de fiar de fachas como Robert Conquest que ya en 1968 empezó a dar la matraca con el estalinismo. Siendo Conquest muy crítico con Koba lo consideraba mucho más inteligente y pragmático que el ucraniano.

  58. Ramón Mercader, el asesino de Trostky, fue condenado a 20 años de cárcel que pagó en el penal de Lecumberri de la Ciudad de México. Años más tarde pasó por allí Álvaro Mutis que nos dejó su “Diario de Lecumberri”. Aprovecho para recordar su portentosa novela “Summa de Maqroll, el Gaviero”.

  59. marquesdecubaslibres domingo, 01/04/2018 — 00:31

    ¿Quién ha llamado facha a Conquest? Conozco un poco su obra (si no me equivoco, Harvest of Sorrow es uno de los libros que pasé a Brema). Llamar facha a Conquest es de un infantilismo podemita y yo cumplo mañana (en realidad me parece que viene siendo hoy) 50 castañas. No son de recibo a estas alturas las bravuconadas. Trotski no fue particularmente cruel si se conoce la época, ni Carlos V era un “facha” trasnochado.

    Cuando yo estaba en todo mi golfo, a los 13-14 años, mi padre me dio un zasca en toda la boca que no he olvidado. Hablábamos de política en la mesa y yo me referí a no sé que personaje de la derecha (no recuerdo quién) tildándole de fascista. Un poco de seriedad o pasamos a otro tema, vino a decirme, el fascismo es un fenómeno muy concreto y x (quien fuera) no es un fascista; lee, piensa y ya volvemos a hablar.

    Entendí lo que estaba diciendo y desde entonces soy muy sensible a ese tipo de manipulaciones de la historia y sus personajes. Quiero decir, está muy bien ser anticomunista o anti el sursum corda, pero es una ordinariez intelectual malinterpretar a Marx o a San Agustín según nos suena el estómago, nos dice la prensa o nos amplifican las redes sociales.

  60. Pirata Jenny domingo, 01/04/2018 — 03:06

    Muchas felicidades, Pirata. Tengo pendiente invitarle a un whiskazo para hablar de crónica negra, del contubernio judeomasónico y de lo que surja.

  61. Tertulia reconfortante. Sibelius, Rautavaara, el ganao del bar, Joseph Roth, Arthur Koestler… Apreciamos las lecciones sobre las cadencias de la música finesa, nuestra fuerte es la discencia. El ganao, pa los ganaderos. Engolamos la voz con el dipsómano de Brody, ponemos en blanco los ojos aunque nos sorprenda que su esposa murió después de él; en nuestro fuero interno nos parece indigno. Disensión con Koestler. Pertenece al «gran linaje de los coléricos» y se le reprocha que lo vea todo blanco o negro. Mas, nos preguntamos: ¿acaso hay grises en el comunismo, que lo veía todo blanco o negro, vivo o muerto, o conmigo o contra mí? Enmienda a la totalidad: ni las experiencias trotsquistas ni las titoístas ni las eurocomunistas gozarán jamás de nuestro respeto. Dadle poder a un comunista, por muy pseudo que sea, y trenzará en sus manos la libertad, como verga de toro, trocándola en bastón con el que medirá los lomos al individuo.

  62. Para Chiquilla Jenny, estas águas de março fechando o verão é a promessa de vida no teu coração.
    (En el minuto dos silban, desaparecen y se queda solo el micro. Cuando vuelven Elis Regina tiene un cigarrillo en la mano. Me chiflan).

  63. S. domingo, 01/04/2018 — 00:28
    La semántica.

    Comentarios:

    498HACE 7 MINUTOS
    Politicamente incorrecto

    Andoni Ferrer
    La sexta es lo mismo, pero en lugar de España, el sparring es el pp

  64. Y dijo Bokonon en su “Decimocuarto Calipso”:

    When I was young,
    I was so gay and mean,
    And I drank and chased the girls
    Just like young St. Augustine.
    Saint Augustine,
    He got to be a saint.
    So, if I get to be one, also,
    Please, Mama, don’t you faint.

  65. “A decir verdad, es agradable que lo primero que encuentre nuestra mano al despertar por la mañana en el dormitorio tapizado en tela de color claro sea un edredón de satén; y es digno de mención que para el primer desayuno, en el salón con terraza de la parte delantera, mientras la brisa de la mañana viene desde el jardín a acariciarnos a través de la puerta cristalera abierta, en lugar del café o té de siempre nos sirvan una taza de chocolate; sí: cada mañana una taza de chocolate de cumpleaños con un buen pedazo de un esponjoso bizcocho incluso aunque no fuera su cumpleaños.”

  66. Otra cosa, antes de ir a por una tartita de cumpleaños, a la pastelería de aquí al lado, que mi germanófilo también cumple años hoy.

    Los nacidos en 1 de abril, son Aries. Pero para el horóscopo chino, ese Aries, queda muy matizado según el año de nacimiento.
    Para la Doble Astrología, los que hoy cumplen 50 años son Aries- Mono, su Kan es Tierra Mayor, y su Ki, Tierra Amarilla.
    Y no creo en los horóscopos diarios , pero en relación con el carácter, y la manera de enfrentar la vida, algo coinciden.

    Me voy corriendo, antes de que nadie me eche la bronca por hacer caso de esas cosas. Y pido perdón de entrada por ello.
    Ya siento

  67. Toda la miseria moral, toda la indigencia intelectual, toda la mala baba, toda la vergüenza y rijosidad, en fin, toda la podredumbre del oficio de chisgarabís que se cuenta en el artículo de Vidal-Foch sobre TV3 puede aplicarse con apenas unos cambios de nombres a ETB, si bien el paso de los socialistas por el Gobierno Vasco depuró los vertidos más fecales. La gran diferencia es que la audiencia de la televisión vasca es irrisoria.

  68. Yo lo que digo es por qué nadie ha hablado aquí de The americans, la serie sobre una pareja de infiltrados de la Kaja B en los Yu Es Ei. Una serie trepidante que va sobre espías, la doble vida, la mentira y el enemigo que todos tenemos dentro (bueno, yo fuera y a la altura de la bragueta).

  69. Es muy difícil retratar el arrobo místico. Se supone que provoca una expresión de agilipollamiento cercana a la del cuelgue por derivados del cáñamo. En todo caso, una expresión poco respetable. Bernini resolvió la papeleta poniendo expresión orgásmica a su Éxtasis de Santa Teresa. Juan de Juanes o no estuvo tan vivo o les tenía manía a los apóstoles, que pese a la acreditada fama de hombres mas bien simplérrimos que les atribuye la Iglesia, aparecen en su Última Cena representados como tontos de baba, dicho sea con todos los respetos.

  70. He leído un librito que venía hace unos domingos con EP (Emilio García García, 2018: Somos nuestra memoria. Recordar y olvidar, Barcelona: EMSE EDAPP, S. L.). Al hablar de la plasticidad del cerebro se refiere a «la proeza memorística de los taxistas de Londres», que os sabréis de memorística, aunque no sé si en todos sus detalles.
    Aprender las calles, sus combinaciones y permutaciones posibles, los edificios principales, las rutas más cortas de las arterias y venas, las cavas y las aortas, exige un esfuerzo de años. Aquellos neurocientíficos del University College de Londres observaron mediante resonancia magnética que la región posterior del hipocampo era más larga en los taxistas rodados que en conductores novatos, mientras que otras áreas del hipocampo eran más pequeñas, lo que sugiere que los años de conducción experta habían causado un cambio físico en sus cerebros. Se les comparó con los conductores de autobús, sometidos a las mismas condiciones de contaminación física y espiritual, y los taxistas ganaron por goleada.

    «[…] los investigadores encontraron que los taxistas, en comparación con los conductores de autobús, presentaban un mayor volumen de materia gris en el área posteromedial de los hipocampos, y menor en la zona anterior. Además, a mayor experiencia como taxista, mayor diferencia. En los test cognitivos, los taxistas reconocían mejor cuáles de una serie de elementos pertenecían a Londres y cuáles no, y estimaban mejor la distancia en línea recta entre dos puntos específicos de la ciudad».

    Hasta aquí recordaba yo, pero hay prórroga y penaltis:

    «A ambos grupos se les evaluó después en una tarea que requería aprendizaje nuevo y que consistía en copiar una figura compleja para reproducirla de memoria después. En esta tarea de aprendizaje nuevo, los taxistas fueron significativamente peores que los conductores de autobús. Así pues, parece que la larga experiencia de los taxistas había creado una representación espacial muy compleja y eficaz de Londres, pero a costa de una reducción de la capacidad de nuevo aprendizaje visoespacial».

    ¿ESTO SE SABÍA?
    ¿Se puede de ello colegir que cuando aprendes unas cosas a nivel taxista experto de Londres te quedas hecho un tonto categoría palotes para cruzar la calle en Ribadesella?
    ¿Merece la pena tanto sacrificio taxista para que luego te humillen los chóferes de autobús con unos garabatos de cosas inventadas que ni siquiera existen en Londres pero que van a salir para tu vergüenza en las revistan científicas?
    ¿Quién maneja tu hipocampo, que a la deriva te lleva?

  71. —Vámonos a Málaga tres días aunque sea; hay avión, si es un suspiro.
    —…
    —…
    —Prefiero ir al Prado.
    —¡A mandar!
    Saqué billetes de aviones a Madrid y hoteles buenos, hoteles mucho mejores que nosotros. Anoto que de los dos viajaturos, yo soy la que está de reputísima madre. Y va el viernes y me acontece un pinzamiento tal que la fascia toracolumbar se me revela en su existencia de una manera inimaginablemente dolorosa. Quién te había dicho que había un concurso, hija de la gran puta, fascia te tenías que llamar. Me pasé las dos primeras horas tirada entre el váter ou salle à bains y el pasillo, dando alarillos. Luego pude reptar hasta la cama. Gracias a las drogas, ya ando por casa y hasta me he duchado, estoy contenta.
    Qué asco te tengo, cuerpo. Gracias, drogas.

  72. El Perro nos hace trampa. Los apóstoles salen que parecen gilipollas porque les han puesto cara de orgasmo femenino. Si el artista les pusiera cara de petite mort masculina parecerían todos el herrero de la fragua de Vulcano o Rafa Nadal devolviendo con un passing shot un potente revés. El arrobo místico es cosa que va por barrios.

  73. Troski es nombre de perro. No hay parque en España en el que, allá por las nueve pe eme, no te encuentres un tipo en pantalón de chandal con un pastor alemán llamado Troski. Si a un eslavo le pones nombre de perro, Zar, Káiser o Vlad, un suponer, ya sabemos que se va a montar una buena. Así qué, creo yo, Troski no era ni malo, ni bueno, ni de su época, como Hitler, que era un chaval más de su barrio, sino que uno y otro fueron víctimas de los nombres que les pusieron sus padres. Esto, que no lo digo yo, que es cosa que repiten los psicoanalistas, tiene su lógica. Si te ponen nombre de perro, muerdes.

  74. El infierno.

    Leo y pienso. Leo y observo. A mi lado hay una joven con un bebé de días asistido por la abuela. Es una recién nacida tan plácida que sospecho que no es la primera de esta madre. De pronto, suena su móvil y contesta. Es la policía. Lo sé porque ella va repitiendo en voz alta lo que le están diciendo. Le están diciendo que su niño está en estado crítico. Las manos de la joven tiemblan y la niña casi se le escurre de los brazos. La abuela se hace cargo de la nieta. Todas las que estamos allí las rodeamos.

  75. S. domingo, 01/04/2018 — 17:02

    Ojalá, dice Lazarre, las madres aprendiéramos a amar a los niños de otras mujeres.

    Me resulta un final muy chocante. Supongo que quiere decir «que nos conformáramos con amar a los niños de otras mujeres». Una cosa que te pasa de madre y de padre, precisamente, es que ese instinto se te desborda y te haces madre o padre de todos y de cualquiera. Lo tengo por fenómeno regular, y si no me desmentís.

  76. Hace unos años vi un reportaje de unos tipos que intentaban pasar el examen para taxista en Londres. Discovery Chanel, probablemente. Debía ser una serie, porque también vi otro documental de unos tipos que iban para gondoleros en Venecia.

    Pero me centro. Tener un mapa mental de Londres puede ser muy interesante si lo tienes de fábrica, es decir, si has tenido la suerte de haber nacido con geolocalización y, además, tienes una gran memoria para los nombres absurdos («Lléveme al 21 de Spruce Hills Road, en Walthamstow, please»). De lo contrario te puedes pasar tranquilamente 6 o 7 años memorizando mapas, guías y direcciones de circulación por las calles. Es cierto que te haces con la plaza y tienes el futuro (de taxista) asegurado, pero por la misma sacas Derecho y puedes llegar a concejal. No creo que ningún taxista haya llegado a concejal, ni siquera a ministro.

    Yo vengo con GPS de fábrica, pero tengo la memoria de un chaval de 84 años. Durante varios años, mi trabajo me obligaba a aprenderme el callejero de las ciudades del País Vasco y los nombres de todas las poblaciones, incluidos sus barrios, de manera que si me decías Elejalde (o Elexalde), yo era capaz de recitar media docena de pueblos que tenían un barrio con ese nombre, junto a la iglesia. No sé si se me llegó a desarrollar un mayor volumen de materia gris en el área posteromedial de los hipocampos, pero lo dudo. En cuanto dejé aquél trabajo se desvaneció todo aquel conocimiento, como antes me había ocurrido con la electrónica o la química. Eso sí, sigo teniendo en la cabeza mapas y planos bastante aproximados de todo el paisito, aunque sin el nomenclátor.

    Lo cual que quizá debería haberme hecho taxista, o al menos repartidor de AliExpress.

  77. Los troskos. Si escribo una novela con todos los los troskos con los que he tratado me salen los Episodios Nacionales. Lo mejor que tenían es que desconfiaban de los marxista-leninistas más que de la pasma. Lo peor es que, en cuanto te dabas la vuelta, se hacían nacionalistas o cambiaban de sexo. A veces a la vez.

  78. Recuperamos este mensaje de las mazmorras.

    El Def. Del Lector.
    30/03/2018 a las 3:51 am

    Las intenciones.
    No se puede ser en política como del atléti. No se puede ver a unos paletos totalitarios hasta para una potencial votante de vox, como promesas de “nuestra cantera”. Mirad las ideas de bombero y no cómo sienten nuestros colores, ¡cómo cantan el himno de la URSS!
    Ni borrachos.

  79. Mgaussage domingo, 01/04/2018 — 16:37
    El Perro nos hace trampa. Los apóstoles salen que parecen gilipollas porque les han puesto cara de orgasmo femenino.

    Entonces la trampa la habrá hecho Juan de Juanes.

    Demuéstrenos usted que cuando Rafa Nadal orgasmea no pone cara de Eloísa. Juan de Juanes lo vió claro: los apóstoles en el trance místico pusieron cara de cordero degollado, lo que por otra parte es como muy simbólico.

  80. Cuando trabajé en una agencia de transportes y los esmárfonos eran cosa de Blade Runner, tenía que llamar a diario a un buen puñado de teléfonos para comprar y vender viajes. Tenía una agenda y a veces ni la abría. Me sabía varias docenas de números de memoria. Ahora no recuerdo ni cuánto me mide, macho.

  81. No sé si se me hinchó el hipotálamo, pero sí sé que no se me hincharon las pelotas. Curiosamente, aquel trabajo me gustaba.

  82. Efectivamente hay un documental sobre los taxistas que tiene como título el nombre del examen: The Knowledge. Si apruebas un examen que se llama The Knowledge y lleva cinco o seis años aprobarlo no te conformas con cobrar como un filósofo, que sería lo suyo para un tipo que atesora El Conocimiento, quieres cobrar como un notario o un registrador de la propiedad. Por eso no se pueden coger taxis, se les sube el ego y cuesta más la carrera del aeropuerto al hotel que volar de Helsinki a Málaga. Si echas cuentas y calculas el taxi del aeropuerto al centro, el de vuelta y dos trayectos más por la ciudad, el día que llueve y el que te duelen los pies, hay muchas ciudades en las que te sale más barato comprar un coche de segunda mano para la semana de vacaciones y luego dejarlo tirado en el aeropuerto. Lo sé porque en los aeropuertos te aburres y lo he mirado en segundamano.com, que ahora es Vibbo. Creo. La diferencia está en que uno no planea sus vacaciones como los taxistas su vida, metiéndole seis años, y va a la buena de dios, sin trayectos, sin presupuestos, sin el cerebro hinchado y directo a que lo desplumen.

  83. Perroantonio domingo, 01/04/2018 — 13:48

    También parece que se les fué la mano con el vino, y estaban como para coger una “llorona”.
    Dadas las especiales circunstancias, no se debería descartar…

  84. viejecita domingo, 01/04/2018 — 13:55

    Oído cocina…
    Pero le añado que los puede ver en grande en el tumblr.
    Este va a durar lo que me cueste hacer el siguiente…que salir con cara de chica a Adapts y Saturio les va a llevar a engaño…

  85. Mgaussage domingo, 01/04/2018 — 18:20

    En algún atasco, he tenido la tentación, de apagar el motor, coger las llaves y largarme andando.
    Aquí paz y después gloria.
    o A tomar por culo.

  86. Visité la semana pasada el Museo de Ciencias Naturales y lo primero que uno aprende es que las piedras tienen nombre y los bichos, y en este grupo se incluyen a los homínidos y los humanos, nombre y apellido. También se advierte un enorme desprecio hacia las cosas que no tienen huesos. Las cosas sin huesos, los guisantes o los plátanos, por ejemplo, no salen en el museo que es un museo de huesos mayormente. Tienen esqueletos de todo tipo de pájaros, gatos y gacelas y peces pero no tienen pulpos, calamares o medusas. Tampoco tienen sardinas, mira tú. Yo las busqué un rato, peleándome con hordas de adolescentes haciéndose selfies poniendo caras a los que sus maestras intentaban conducir de sala en sala y aturaban con paciencia benedictina. Debían de estar hambrientos, por la hora que era y el nerviosismo que mostraban. Lo cierto es que esperé hasta que se fueron y con aplicación y calma remiré los anaqueles y expositores a la busca de la sardina y esta no apareció, lo cual me parece imperdonable. Para un pez que reconozco a simple vista resulta ser tan vulgar que no tiene lugar en el museo. También puede ser que, como cuando me envían al Mercadona a buscarlas en aceite, tanto producto en anaquel me confunda. Lo cierto es que los empleados de los museos tienen siempre cara de pocos amigos, como si cobrarán poco por el enorme esfuerzo que hacen o necesitarán ir al baño urgentemente y faltarán horas para el final de su turno. Si en el Mercadona uno pregunta le dicen, le llevan de la mano incluso. Aquí las sardinas, allí el atún. Son gente educada y servicial. También puede ser, por buscarles la disculpa a los museantes, que los unos están para que te lleves las cosas y los otros para que no te las lleves. Quizá con su rictus desincentivan el hurto, quizá ya alguien se llevó las sardinas y el pulpo y están mosca. Ví, eso sí, al pernis aviporus, uséase el abejero europeo, que es ave rapaz estival de áreas boscosas generalmente silenciosa, aunque emite un reclamo parecido a un fliiiu piiiu, claro y ligeramente melancólico. Yo no sé muy bien cómo es un fliiiu piiiu melancólico, y menos uno que lo sea sólo ligeramente, pero para esto están los museos, para coleccionar las cosas extraordinarias de la naturaleza, siempre que tengan hueso. El abejero tiene huesos, por lo menos el europeo. Los minerales, como los llamábamos en el lejano tiempo de la infancia, sólo tiene un nombre, sin apellidos. Tienen, además, nombres ridículos. Allí vi una al lado de la otra a la Fluorita y la Apatita que, nomen, omen, tienen nombre de beatas de pueblo, de viudas camareras de la virgen y planchadoras de albas, amitos y estolas. Al lado el Olivino, cerrando el círculo conceptual, que tiene nombre de sacristán y campanero. Ir a los museos es entretenido y sólo algo más barato que ir al cine pero tiene la enorme ventaja de que se aprenden cosas la mar de entretenidas.

  87. ESCUCHAR A PINK FLOYD
    Voy a poner un ejemplo de como me gustaría que presentaran una canción en la radio o aquí en Chopsuey.
    -“Summer’68”, cara B del Lp Atom Heart Mother (1970):
    Estos son Pink Floyd 2., después de la marcha de Barrett y la llegada de Gilmour, pero antes de que Waters (ese Trostky del pop) se volviera loco. Estamos en la época en que tras el Sargento Peppers el objetivo no es publicar singles sino hacer un Lp que suponga el exponente de una obra artística. Es la época dorada del pop-rock, en todo el disco la influencia de los Beatles es tal que esta canción pareciera obra de Lennon&McCartney. Está compuesta por el teclista Richard Wright, un tipo que sabía música y que era apreciado por Gilmour que lo recuperó para PF cuando Waters llegó a echarle del grupo. “Summer’68” se inicia con unos acordes de piano de estilo clásico que van creciendo a lo largo de la canción que tiene diferentes partes con cambios radicales entre ellas, muy Beatles en su estructura. Hay un timbre en los instrumentos muy particular, obra del ingeniero Alan Parsons que oficia aquí más como Phil Spector que como George Martin. Parsons luego grabaría sus propios discos con este sonido.
    No pongo Link por tres motivos: 1. Es fácil de encontrar en la red. 2. No quiero dar por culo con los links. 3., el más importante, siendo el timbre lo más relevante de esta canción, sólo es posible apreciarlo en su verdadera dimensión en un vinilo, preferiblemente en la disco del Zulo.

  88. Marqués, me temo que con una presentación así, sólo lo va a hacer usted.
    Algunos nos dedicamos a escuchar, y hasta compartimos, pero contar todo eso sólo lo haría en directo, y si puedo contar tantas cosas, que no es probable.
    Me conformo con escuchar, y luego ya si eso, pues pregunto o miro…

  89. Procuro fijarme domingo, 01/04/2018 — 17:27

    Me resulta un final muy chocante. Supongo que quiere decir «que nos conformáramos con amar a los niños de otras mujeres». Una cosa que te pasa de madre y de padre, precisamente, es que ese instinto se te desborda y te haces madre o padre de todos y de cualquiera. Lo tengo por fenómeno regular, y si no me desmentís.

    Tienes razón. Yo no había entendido ese final. (Cuídate, El Prado va a seguir ahí.)

    Hacia el final de la cena, era ya tarde, Rodrique, derrengado, se deslizó sobre las rodillas de Hélène. Como el niño pequeño que era, acurrucó la cabeza contra el hombro de su madre y ella le acarició el pelo un largo rato. Le hizo mimos, le tranquilizó: estoy aquí. Después se levantó para llevarle a la cama. Cuando los dos se alejaban por el jardín, Delphine les siguió con la mirada. ¿Qué pensaría? ¿Que a su niña, a la que mimaba y arropaba tan solo cuatro noches antes, ya no la mimaría ni arroparía nunca más? ¿Que ya nunca más se sentaría en la cama para leerle un cuento antes de dormir? ¿Que nunca volvería a ordenar los peluches alrededor de Juliette? Hasta el final de su vida le partirían el corazón los peluches, los móviles, los ritornelos de las cajas de música. ¿Cómo es posible que esta mujer apriete contra ella a su hijo vivo mientras que mi pequeña esta toda fría y no hablará ya nunca ni volverá a moverse? ¿Cómo no odiarles, a ella y a su hijo? ¿Cómo no rezar: Dios, haz un milagro, devuélveme a la mía, llévate al de ella, haz que sea ella la que sufre como yo sufro y que sea yo la que esté triste como ella, con esa tristeza cómoda y colmada que sólo sirve para disfrutar mejor de tu buena suerte?

    Delphine despegó la mirada de las siluetas de Hélène y Rodrigue, que se fundían con la alameda sombría que llevaba a los bungalows. Al cruzarse con la mía sonrió y, hablando de Rodrigue, murmuró: es tan pequeño…

    La distancia era inmensa, el abismo que la separaba de nosotros imposible de colmar, pera había dulzura, ternura en su voz cascada, y esta dulzura y esta ternura me dieron más escalofríos que los pensamientos naturales y horribles que yo acababa de concebir. Retrospectivamente pienso que aquella noche sucedió algo extraordinario. Estábamos al lado de aquel hombre y aquella mujer a los que les había sucedido lo peor que puede sucederte en el mundo, y a nosotros no nos había ocurrido absolutamente nada. Sin embargo, aunque hubiese reservas mentales, y sin duda las había, si hubieran podido cambiarse por nosotros y salvarse ellos sumiéndonos a nosotros en la desgracia, sin duda lo habrían hecho, todo el mundo lo haría, todo el mundo prefiere sus hijos a los de los demás, esto se llama naturaleza humana y está bien que así sea, y no obstante pienso que aquella noche, durante aquella cena, no nos guardaban rencor. No nos detestaban, como yo al principio había creído inevitable. Se alegraban del milagro que acababa de devolver a Ruth la alegría que a ellos se les negaba definitivamente. A Delphine le emocionaba ver a Rodrique acurrucarse en los brazos de su madre.

    Carrère. De vidas ajenas.

  90. Mgaussage

    domingo, 01/04/2018 — 16:47

    Esto, que no lo digo yo, que es cosa que repiten los psicoanalistas, tiene su lógica. Si te ponen nombre de perro, muerdes.

    Cualquiera que haya trabajado con ratas de laboratorio a las que se les enseña a orientarse dentro de un laberinto sabe que si coges, de forma aleatoria, a unas cuantas de ellas y les susurras cariñosamente al oído: confió plenamente en ti, eres mucho más guapa e inteligente que esa estúpida de ahí, estas ratas progresarán dos veces más rápido en el laberinto que las tenidas por estúpidas.

    Bueno, igual no son ratas, y son niños de corta edad.

  91. Pirata, felicidades. Le regalaría un armario lleno de blusas, un cajón desbordante de bombones y un diccionario de polaco/ruso. Me siento incapaz de explicar por qué.

  92. JrG ( 18′ 45 )

    A Adapts y Saturio , el que saliera con cara de coche, o de ensalada, ¿ No les iba a inducir a error sobre su persona ?
    Y voy cada día a su Tumbler, a ver las novedades en grande… Lo que ocurre es que como no estoy de alta, no puedo opinar allí.

  93. Muchas gracias a todos por sus pésames; de verdad que les considero amigos y me dan alegría y consuelo sus felicitaciones.

    Hoy, hablando con mi ex, que cumple en un mes, me ha dicho que los 50 eran la edad de la desinhibición. Lo que faltaba para el duro, le he dicho, que me desinhibiera, si lo que tengo que hacer es callar la boca. Como me conoce desde que éramos zagales, me ha respondido que no calle, si total nadie que me conozca me tomaría demasiado en serio. Lo cual aprovecho para disculparme por lo bocas que soy.

    (Gracias, S., yo no sabría cómo contentarle de tanto que me gusta)

Los comentarios están cerrados.