Sin manos

Ser mujer era difícil incluso cuando las cosas marchaban bien, pues se consideraba que la condición de mujer era casi patológica. Existía la creencia, más o menos universal, de que las mujeres, una vez alcanzada la pubertad, enfermaban o estaban casi permanentemente al borde de caer enfermas. […] La dolorosa ironía es que las mujeres solían encontrarse mal debido a que las consideraciones del decoro les negaban los cuidados médicos adecuados. En 1856, cuando una joven ama de casa de Boston, de origen respetable, le confesó entre lágrimas a su médico que a veces se descubría pensando sin querer en hombres distintos a su esposo, el médico le ordenó una serie de rigurosas medidas de emergencia, entre las que había baños fríos y enemas, la eliminación de cualquier tipo de estímulo, incluyendo las comidas picantes y la lectura de novelas frívolas, y el fregado concienzudo de la vagina con bórax. Se decía que las novelas de carácter frívolo fomentaban pensamientos morbosos y predisponían a la histeria nerviosa. Tal y como un autor resumió muy seriamente: «La excitación que produce en los órganos corporales de las jóvenes la lectura de novelas románticas tiende a generar su desarrollo prematuro, y la niña se convierte físicamente en mujer meses o incluso años antes de lo que debería». […]

Las exploraciones superficiales eran lo máximo que un médico podía permitirse acercarse en lo que a los asuntos reproductivos de las mujeres se refiere. Y las consecuencias podían ser gravísimas, pues los médicos no podían llevar a cabo exámenes ginecológicos. In extremis, y solo en casos muy excepcionales, podían llegar a tantear por debajo de una sábana en una habitación en penumbra. Pero en la mayoría de ocasiones, las mujeres que presentaban algún problema médico localizado en la zona que se extiende desde el cuello hasta las rodillas tenían que limitarse a señalar en un muñeco, y completamente ruborizadas, la zona afectada.

La inevitable consecuencia de todo esto era que la ignorancia de la anatomía y la fisiología femenina entre los médicos era casi medieval. Los anales de la medicina muestran el mejor ejemplo de candidez profesional en el celebrado caso de Mary Toft, una criadora de conejos analfabeta de Godalming, Surrey, que durante varias semanas del otoño de 1726 logró convencer a las autoridades médicas, incluyendo a dos médicos de la casa real, de que estaba dando a luz conejos. La noticia fue una auténtica sensación nacional. Varios médicos asistieron a los partos, y se mostraron de lo más asombrados. Solo cuando otro médico real, un alemán llamado Cyriacus Ahlers, investigó con más atención el tema, dictaminó que todo había sido una patraña de Toft, que confesó por fin el engaño. Fue encarcelada durante un breve tiempo acusada de fraude pero enseguida volvió a su casa en Godalming y, a partir de ahí, nadie volvió a saber de ella.

La comprensión de la anatomía y la fisiología femeninas estaban aún a años luz. En una fecha tan avanzada como 1878, el British Medical Journal publicó una briosa y extensa misiva preguntándose si el contacto de la mano de una mujer con la menstruación podía estropear un jamón. Judith Flanders destaca que un médico fue inhabilitado del ejercicio de su profesión por destacar por escrito que un cambio en la coloración de la zona que rodea la vagina poco después de la concepción era un indicador útil de embarazo. La conclusión era totalmente válida; pero el problema era que solo podía llegarse a ella mediante la observación directa. El médico en cuestión nunca pudo volver a ejercer. Mientras, en Estados Unidos, James Platt White, un respetado ginecólogo, era expulsado de la American Medical Association por permitir que sus alumnos observaran a una mujer dando a luz (con el permiso de la interesada).

En contraposición, las actividades de un cirujano llamado Isaac Baker Brown se convirtieron en hechos de lo más extraordinario. En una época en la que los médicos normalmente no se acercaban más que a un par de palmos de la zona reproductiva del cuerpo de una mujer, y que de haberse acercado más habrían tenido muy poca idea de lo que podían encontrar allí, Baker Brown se convirtió en un cirujano ginecológico pionero. Por desgracia, sus motivaciones eran ideas gravemente perturbadas. En particular, estaba convencido de que casi todas las enfermedades femeninas eran el resultado de «la excitación periférica del nervio púdico centrado en el clítoris». Dicho sin rodeos, creía que las mujeres se masturbaban y que esa era la causa de la locura, la epilepsia, la catalepsia, la histeria, el insomnio y muchos otros trastornos nerviosos. La solución consistía en extirpar quirúrgicamente el clítoris y, con ello, acabar con cualquier posibilidad de díscola excitación. Tenía además la convicción de que los ovarios eran nocivos y que era mejor extirparlos. Hasta la fecha, nadie había intentado extirpar unos ovarios, por lo que se trataba de una operación excepcionalmente delicada y arriesgada. Las primeras tres pacientes de Baker Brown murieron en la mesa de operaciones. Sin dejarse desanimar por ello, realizó una cuarta operación experimental con su hermana. Sobrevivió.

Cuando se descubrió que llevaba años extirpando clítoris sin el permiso o el conocimiento previo de las mujeres intervenidas, la reacción de la comunidad médica fue rápida y furibunda. En 1867, Baker Brown fue expulsado de la Obstetrical Society of London, hecho que dio por terminada la posibilidad de que siguiera ejerciendo. En el lado positivo, hay que decir que los médicos aceptaron por fin que había llegado el momento de prestar atención científica a las partes íntimas de las pacientes. Irónicamente, pues, pese a ser un médico pésimo y un ser humano terrible, Baker Brown hizo más que nadie para elevar a los estándares modernos el estudio y la práctica de la medicina femenina.

En casa. Una breve historia de la vida privada. Bill Bryson. RBA.

154 comentarios en “Sin manos

  1. La ciencia, la cultura, la civilización, han avanzado pese a las religiones.
    Le hubiera costado mucho menos…que pena para todos.
    Otras religiones de más peso específico, o mucho más contundentes en sus medios, como las lenguas, permanecen, sean buenas o no, creíbles o no.
    Todos luchadores del despropósito.

  2. Proc, creo que es Boadella quien dice que los nacionalistas no adoctrinan, sino que doman. Lo primero que nos enseñaban, al menos en el instituto, era la diglosia.

    Sobre la sentencia del Constitucional, qué decir. También estableció que multar a los negocios por no usar el catalán era constitucional. Lo que llevó -creo que fue por ese motivo- a Aurelio Arteta a escribir un artículo fundamental sobre la diferencia entre «constitucional» y «democrático». La Constitución necesita una reforma que no aceptarán los nacionalistas. Pero, lamentablemente, tampoco la aceptará la izquierda que gasta este país: ni comunistas ni socialistas.

  3. Señoritas, señoritos, se hace saber el plan de publicaciones de nuestro benemérito fanzine para los próximos viernes:

    – Con motivo de la conmemoración del 23-F, presentaremos el libro La línea imaginaria, del señorito Mortimer Gaussage.

    – El 2 de marzo, el señorito Álvaro Quinn nos deleitará con una semblanza biográfica de la poderosa cantante María Jiménez. Auguro que habrá quienes se vuelvan locos poniendo vídeos. Tengan paciencia con los entusiastas.

    – El 9 de marzo, el señorito Claudio Sífilis (ya podría haberse apellidado Resfriado, o Un Simple Resfriado, pero allá cada cual con sus herencias) continuará la magnífica saga de El árbol partido, con su 14ª entrega.

    – El señorito Chino Cudeiro ha preparado, para el día 16 de marzo, un documentadísimo texto titulado El misterioso caso del japonés ingrávido. No puedo adelantarles nada, solamente que trata del misterioso caso de un japonés ingrávido.

    – Volvemos a presentar un nuevo libro, esta vez El espíritu de la lamprea, de don Fernando García. Será el día 23 de marzo y me temo que ese día tendrán que venir bien comidos para que la lectura del libro y los comentarios que suscite no les abra el apetito. Alguien dirá «Mac Donald’s», qué se apuestan.

    – El 30 de marzo, el señorito Funes nos obsequiará con una recopilación de citas que ha titulado El infierno NO son los otros.

  4. Joder Mortimer, has dejado de fumar, has escrito un libro, tienes moto …
    Estás completo del todo¡¡¡¡
    Deseando leer esa línea roja.

  5. La proclamación de la república catalana no fue un acto simbólico, en palabras del primer impulsor del prusés, Artur “el Astuto” Mas, sino un acto simbólico-estético. Segundos después admitía en la misma cadena de radio lo que toda persona con dedos dedos de frente sabía ya de sobras, esto es, que esa declaración “pudo ser [léase “fue”] un engaño para quedar bien posicionado ante la opinión pública”. Y lo dice así, sin vaselina ni margarina ni nada. La cara que se le habrá quedado a más de uno.

  6. Hola, decir que seguramente habéis visto «Sin manos» y habéis quitado las manos del teclado y estáis moviendo el ratón con los pies y los más avezados estáis tratando de teclear algo con las narices.

    SI PODÉIS LEER ESTO POR FAVOR SEGUIR LAS INSTRUCCIONES: SEGUIR UTILIZANDO LAS MANOS Y ESCRIBIR ALGO, EL TÍTULO NO ES UNA ORDEN, ES SOBRE UNA COSA QUE HA TRAÍDO EL PEDRO ANTONIO SOBRE LAS CHICAS Y LO CAFRES QUE ERAN LOS HUMANOS AHORA Y SIEMPRE EN RESPECTIVE A LAS CHICAS. REPITO: USAR LAS MANOS. CON LAS CHICAS TAMBIÉN PERO SIEMPRE QUE ELLAS DEN CON EL SENTIMIENTO.

  7. Buenos días a todos :
    Dentro de un ratito me voy a pelearme con los médicos para que me dejen en paz, pero antes :

    – Decir que me han encantado el texto de entrada y la ilustración. Y que parecería , por su lectura, que ya, lo de anatemizar la sexualidad femenina estuviera superado. Y que no. Que ya he dicho alguna vez que conozco la mitad de los “loqueros” de España. Y que me encontré con varios casos de chicas, incapacitadas e ingresadas por sus familias ( y, en al menos uno de los casos, era una persona de valía, que escribía regularmente artículos en las revistas de la época, como Triunfo ), chicas que habían tenido algún hijo e incluso varios, con una misma pareja, o con varias, pero que no querían casarse, pero que sí querían a sus hijos… ( En aquella época todavía no había venido a España La Píldora ).
    O sea, que si les gustaba aquello, es que estaban locas de atar.
    Y a las familias, les parecía que lo de que estuvieran locas era una mancha mucho menor para el honor de la familia que el que fueran “unas frescas salidas”
    Claro que yo soy vieja, pero nací en el Siglo XX.

    – Y que el programa de entradas para el futuro próximo que ha puesto la Señorita Bellpuig, tiene una pinta colosal.
    Y que espero que el Chop Suey publique todos esos libros En Papel. Y que haya , en el buzón de Bellpuig, un botón amarillo, de “Donar”, como el que hay abajo, en lo de ” Dame un Leuro Payo”, pero distinto, con otro color, o así, para poder encargar los diferentes libros y pagarlos usando el PayPal.
    Y si ese sistema no le place, que ponga unos números de cuenta para poder hacer transferencias de las cantidades correspondientes a cada libro, y a cuantos ejemplares quisiéramos recibir de cada uno de ellos.

    Por Favor, Y Gracias

  8. Rakitic: “Parecía balonmano, defendían con ocho dentro del área”

    Otro cachondo; el Barça de fúrbol lleva años jugando al balonmano, pasando el balón de lado a lado y vuelta y vale y venga y otra vez; benficiándose, eso sí, de no exista “pasivo”.

  9. El tal Sanz me parece un poco gilipichis, por no decir algo que escandalice. Comparar lo de Iturgaiz con lo de esta senadora es de lerdos, igual que tratar de humillarla dando el presupuesto de las reformas. Pues las reformas me parecen baratas, giliflautas. ¿Te crees que vivimos en un país tercermundista incapaz de reformar sus instituciones para que todo el mundo pueda acceder a su trabajo? Con gentes como el tal Sanz parece que sí, que somos un país tercermundista.

  10. Satur

    miércoles, 21/02/2018 — 12:07

    REPITO: USAR LAS MANOS. CON LAS CHICAS TAMBIÉN PERO SIEMPRE QUE ELLAS DEN CON EL SENTIMIENTO.

    LAS CHICAS TAMBIÉN TENEMOS MANOS. Y TAMBIÉN LAS USAMOS.

  11. Ayer me acordé del gran Ramón Mendoza, quien muy molesto por aquella eliminación en semifinales de la Copa de Europa con el PSV Eindhoven, dijo que al Madrid lo había eliminado un equipo de pueblo. Eso es el Chelsea, un equipo de pueblo, y repleto de saldos españoles: Pedrito, Cesc, el jugador más sobrevalorado de la historia, el otro que tiene nombre de pelotari, aquel que echó el Madrid porque se creía Pelé…

  12. Buenas tardes:
    Estoy de vuelta y ¡ he ganado !. El urólogo me ha dado un volante para que me haga, cuando a mí me parezca, un análisis y si todo es normal, no necesito ni siquiera llevárselo.
    Mi pobre germanófilo, se ha quedado un poco frustrado, que quería que nos dieran un diagnóstico a fondo, pero se ha tenido que conformar, puesto que a mí, no me interesaba nada, una vez que ya no tenía dolores. Y además, para la próxima, ya sé qué antibiótico tomar.

    Así que estoy más contenta que unas pascuas. Incluso voy a coser un poco. Y a seguir leyendo un libro estupendérrimo sobre Josep Renau, que me han regalado, y que esta temporada estaba demasiado cachifundida para disfrutar de verdad.
    Y que meteré “Hysteria”, en mi carrito de Amazon, que tiene una pinta estupenda.

    Y que lo del título “Sin Manos ”
    Me recuerda al niño aquél que acababa de estrenar la bicicleta que le habían traído los reyes y :
    – ¡ Mira mamá, como monto !
    – ¡ Mira mamá, sin manos !
    ——————
    -¡ Miwa mamá, fin fienfes !

  13. Hasta dónde entiendo, los urólogos hacen estudio de cosas de hombres.

    A ver si está confusa y tiene pene pequeño o clítoris.

  14. Rectifico. Sí, los del Barza son unos cabr%&$nes. Y unos ladrones. Tengo, por fin, las pruebas. Messit y Niesta entraron el otro día en la ferretería del camero de Camas y mientras uno le preguntaba por unos roscachapas de sesenta y unos racores locos para tubo de cobre, el otro se hacía con herramienta por un valor incalculable. Lo inmoral no es tanto el robo como esa jactancia que se demuestra en la foto, esa alegría por haber jodido a un pobre empleado que apenas sabe farfullar «tenemoh unoz tuboh dazero zinozidane que zon coza fina».

    messiniesta

  15. El fútbol, es un coñazo enorme.
    Si no lo digo, no hago la digestión de las alcachofas fritas con jamón.
    La fórmula uno también, y todos los deportes de motor y ruedas y balones y pelotas.
    Donde esté el remo de banco móvil ,que se quite el sudar y correr tanto con ruedas o tras esféricos y melones .
    El remonte se salva, pero ya no dejan fumar en el frontón.

  16. Si en el 1726 la tal Mary Toft decía que se sacaba conejos del coño dando pussy por liebre a la peña más espabilada, doscientos años más tarde, useáse en 1926, Serge Voronoff, médico francés, trasplantaba a los varones más preclaros de Europa y América cojones de mono para recuperar la virilidad y la juventud. Voronoff veía lo que Schopi nos decía aquí el otro día, que los peludos son unas bestias, que el hombre y el oso, cuanto más mono más hermoso, y que a las mujeres eso les va y detrás de ellas vamos todos cueste lo que cueste. Costaba un huevo y la yema del otro, si eso te lo hacía Voronoff. Tenía una granja de monos en Italia, dónde si no, y un hospital especializado en el asunto de los transplantes en Argelia. Si el pollo ya tenía pasta por la bragueta, useáse por razón de matrimonio, el asunto de devolver la virilidad a los mansos, la juventud a los añosos y el ansia a los desganados, que es cosa que siempre se ha pagado bien, terminó de forrarle el bolsillo. La gloria y la pasta tienen ciclos que, de ordinario, no coinciden, y así le ocurrió a Voronoff. Se descubrió que lo de los monos no funcionaba y murió con pena, como todo el mundo, sin gloria, como casi todos, pero con pasta, que lo que se da no se quita. En sus libros, que también se vendían bien, ponía fotos de niños tontos indicando el antes y el después de la operación. Antes parecían tontos, después el hermano pequeño de FJL el día de la comunión. Esta cosa elaborada de la foto, como lo de sacarse conejos de bajo el refajo diciéndo que del entresijo, daba muy buenos resultados, como pasa con el Jes-Xtender ahora, casi cien años después de Voronoff y trescientos de Toft.

  17. A mí lo que me molestó del señor penedemetal fue que comenzara a dictar sentencias a los que nos lanzábamos al ruedo –juzgando con descarnada severidad y sin demasiada dirección, a mi modesto entender– sin decir antes “buenas tardes” y, cuando menos, poner sobre el tapete sus propios méritos literarios antes de comenzar a repartir mandobles a diestra y siniestra. Recuerdo que, en mi caso particular, me llamó no poco la atención el que me dijera que “esperaba mucho de mí”, nota de aliento que habría agradecido inmediatamente a un familiar, amigo, conocido, saludado o crítico significado, pero que viniendo de un absoluto desconocido me pareció un tanto fuera de lugar. Por supuesto, por mi parte todo está más que olvidado. La verdad es que me supo mal que no regresara por aquí.

  18. A mí, a estas alturas, si alguien me dice “espero mucho de tí” le mento inmediatamente a su progenitora.
    Eso está bien para tu madre, o no sé, para tu profesor de física o tu representante.
    El único que espera algo de mí, soy yo.

  19. ¿Penedemetal? Quién es ESE HOMBRE. Queremos que VUELVA. Penedemetal, si nos lees, pronúnciate o ponte en contacto conmigo en el 00491376522.

  20. De los riñones se suele ocupar el nefrólogo, más que el urólogo.

    Pues en el hospital de La Zarzuela, el Servicio se llama De Urología. Y no sólo abarca el riñón. Y hay pacientes de ambos sexos.

  21. PRESENTE DE LA MAMADA

    «Pero en Bizkaia, y en el resto de los territorios del país del euskera, conviven otras muchas lenguas maternas [aquella que una persona aprende en su entorno familiar y que usa habitualmente para comunicarse]. Solamente en Bizkaia, hasta doscientas formas distintas de hablar, de compartir ideas y sueños, de expresar sentimientos…».

    Las otras lenguas maternas son el tigriña, el chino, el español, el urdu…

  22. La andrología (subespecialidad de la urología) es la ciencia de la testosterona, lo que puse entre paréntesis más el pene.

  23. PEDRO Y MIGUEL
    Reivindico el amor sincero que unió a Pedrito Rico y Miguel de Mairena que a la muerte de su amor decidió hormonarse y convertirse en la muy bella Carmen de Mairena.
    Pedro fue un crooner de excepción, Ángel de España que paseó su palmito por toda Hispanoamérica. Algunos no olvidamos su excepcional arte y su amor tanto a la Patria como a su Elda natal. A veces la mariconería es admirable.

  24. Desde tiempos inmemoriales, una parte sustancial de las conversaciones más interesantes y enriquecedoras del día las mantengo, en el gimnasio, con el grupillo que al final siempre acaban formando los asiduos. Todavía me recuerdo discutiendo sobre la última pelea de Tyson de la madrugada anterior, la injusticia cometida con Ben Johnson en un mundo donde todos los atletas iban dopados o discutiendo cuántos segundos le duraría Jackie Chan, fuera de la ficción, al glorioso Benny Urquidez.

    La cosa continúa en la actualidad. Desde la última puchdemonada hasta cuáles son los mejores documentales sobre la mafia. Hoy mismo, analizando las virtudes y defectos de las tres películas de la saga Los mercenarios, uno de ellos, que ha vivido muchos años en Sudamérica, ha destacado la tercera como la mejor de todas. Yo estaba de acuerdo.

    –La última plomantización es genial –ha dicho.
    –La última ¿qué?
    –Plo-man-ti-za-ción –ha repetido–. Intercambio de plomo.

    Me ha parecido una palabra genial. Además de ponerse uno en forma, siempre se aprende algo.

  25. ¡Joder, Perro, por unos segundos pensé que hablabas de Thomas Henry, el maravilloso ilustrador de los libros de Guillermo Brown!

  26. Gómez miércoles, 21/02/2018 — 23:45
    ¡Joder, Perro, por unos segundos pensé que hablabas de Thomas Henry, el maravilloso ilustrador de los libros de Guillermo Brown!

    #williambrown

    Una publicación compartida de Bremaneur (@bremaneur76) el

  27. Dicen que el arte ha de ser transgresor, que todo el arte ha de ser siempre transgresor, y se quedan tan anchos. Aparte de que no es cierto esa chorrada sólo sirve para amparar bajo el paraguas del arte lo que es mierda. A veces literalmente, como demostró Manzoni enlatándola como un conservero de A Pobra mejillones. Dicho lo anterior, si a efectos dialécticos aceptásemos como cierto la identidad propuesta arte-transgresión, y esa regla la aplicásemos a la obra del artista Santiago Sierra retirada de ARCO, resultaría que lo único transgresor, lo único que es arte de ese montaje es el título. Todo lo demás es banal, no dice nada por sí mismo y resulta imposible hallar en ello el mensaje que transmite el título. Lo material es banal, mera disculpa para ponerle el título transgresor, ese sí plenamente artístico. De hecho el mismo título puesto a otras fotos, a otros cuadros, a otras cosas, produciría el mismo efecto.
    Ergo, la retirada de las fotografías no es censura, porque no eran expresión artística. El título es la obra y el título no estaba puesto ni puede retirarse ni censurarse.

    Viva el arte transgresor, tanto que se reduce a un título, a la posibilidad de que exista mierda en el interior de una lata, a la firma falsa en un urinario.

    Dicho lo anterior ¿Por qué lo quitaron?

  28. MGaussage jueves, 22/02/2018 — 09:45
    Dicho lo anterior ¿Por qué lo quitaron?

    Porque es transgresor. La retirada es una obra de arte. Una performance.

  29. EL MAL GUSTO
    Pareciera que tener mal gusto implica cierta superioridad moral, una suerte de valentía para hacer evidente lo que ofende. Hay una parte de verdad, la libertad de expresión suele llevar aparejada una creatividad que puede ser muy útil tanto en el campo del arte como en el de los negocios. Decir a los demás lo que no quieren oír es de mal gusto, pero a veces resulta necesario. Sin embargo, deslizase por esta pendiente puede llevar a la práctica de la ofensa por la ofensa y esto ha llegado hoy en día a ser habitual.
    Ya expliqué en su momento que renuncié a mis abonos en el Bernabéu y en las Ventas por no poder soportar los exabruptos de los energúmenos que me rodeaban. Así mismo prometí no volver el Nou Camp a causa de la berrea de los independentistas. Ahora hasta dudo en asistir a ARCO por no encontrarme con imbecilidades como la de los presos políticos. Pues quédese usted en la cama, me recomienda mi barman. Pues sí, no sería la primara vez que decido encamarme una temporada.

  30. En el negocio del arte, como en cualquier ámbito en el que interviene oferta y demanda y que además es demasiado maduro por la propia idiosincrasia del ámbito, prima lo que se pudiera denominar ESPECTACULO.
    Que Joko Ono se ponga chistera a los 100 años, que el cantante aquel además de ponerse las venas como un regadío se disfrazara de cualquier cosa y hablase de suicidios con otra drogadicta, que se ponga en una pared de galería o museo un urinario o una mujer desnuda pintada de azul Klein rebozándose por un lienzo, ya está inventado hace mucho tiempo.
    No se trata de sorprender con el pacífico oficio de pintar o esculpir, o tocar la mandolina, se trata de parecer que es la primera que se hace.
    El silencio, la profesión, la maestría, se ha sustituido por la experimentación como fín.
    Una experimentación obsoleta en la mayoría de los casos antes de efectuarla y en el resto durante el mismo acto.
    La cuestión es que el arte debe ser grande, matérico, sentimental.
    Transgredir lo hacía muy bien Goya, pero es que hace ya mucho de ello, y además lo hacía con unas dotes de oficio que no son necesarias ahora.
    Ni en escultura, ni en pintura ni en fotografía.
    El arte desde mediados de un poco más de los 60, se encuentra empantanado, porque artistas de oficio son pocos.
    Pero sobre todo lo que existe es déficit de demanda y una oferta abrumadora.
    En ese contexto gana el que saca la cabeza, no el mejor.
    Muy parecido a la política.
    El arte no es infinito, los derechos no son infinitos, el dinero no es infinito.
    Y llevamos ya unos cuantos miles de años pintando paredes y telas.
    Cuando un negocio parece bueno, pues salen primos por todas partes, y operación triunfo, y libro Guinnes de los records, y deportes absurdos.
    El arte también está ahí.
    Como la literatura.
    Como el hombre.

  31. Marqués las personas humanas no suscritas a la publicación que ha enlazado, están segregadas de obtener información gratuita.
    Si fuera tan amable de hacer un resumen de qué quiere decir.

  32. Goya transgredía en privado, es decir, no lo hacía, ya que ser transgresor en tu casa -Pinturas Negras- realmente poco tiene de valiente. Cuando le pagaban, ya fueran generales británicos o duquesas madrileñas, no transgredía nada, seguía la moda y la corriente, eso sí, con una calidad muy superior a sus compañeros de generación. Quizá sí fueran transgresores los grabados de las Guerras Peninsulares, como le dicen los ingleses, que esos sí que los vendió en su época.

    Del artista del día, Santiago Sierra, me gustó la obra que presentó en la Bienal de Venecia de 2003, encargada por el transgresor José María Aznar. La obra era únicamente que en la puerta del pabellón de España se exigía el DNI o pasaporte español para poder acceder, con lo que nadie de otra nacionalidad podía entrar. Dentro del pabellón ya no sé si había algo o no, ya que la obra era únicamente no dejar entrar a nadie no español y acreditado como ello, creando bastante polémica ya que ni siquiera jurado o comisarios de la Bienal pudieron entrar al no ser españoles. Era como una parábola de la Europa en la que no dejábamos, según el artista, entrar a inmigrantes. No estando de acuerdo con la tesis de Sierra, en cambio me pareció brillantísima su ejecución de la obra.

  33. JrG, yo lo puedo leer. Imagino que en algún momento me suscribí y es gratuito. En resumen: en una lista de países, ordenada de mejor a peor lugar para ser una mujer trabajadora, España ocupa el puesto 15, por encima de la media y por delante de Alemania, por ejemplo.

  34. Josénez jueves, 22/02/2018 — 10:41

    Recuerdo que hace años, para entrar en el Claustro de San Juan de Duero exigían el DNI español. El día que lo visité, un extranjero se tuvo que quedar fuera.

    A mí estos artistas ultrametafóricos y más evidentes que un Private me tocan mucho los cojones.

  35. Brema: “A mí estos artistas ultrametafóricos y más evidentes que un Private me tocan mucho los cojones.”

    A mí también me los tocan, y no me suele gustar mucho el arte conceptual, me aburre, aunque a veces alguna de sus obras me parezcan brillantes. Quizá el artista de esa corriente que más me guste sea Beuys, del que recuerdo con cariño una exposición en el Reina Sofía en el año 94. Aunque tampoco sé si su obra es conceptual o de cualquier otro ismo, que ahora hay tantos que me pierdo.

  36. En el enlace que he puesto del Economist, según quien lo lea y desde donde hay tres posibilidades:
    -Full equip con todos los gráficos (un servidor)
    -Sólo un gráfico (Brema)
    -Nada (JrG)

  37. Sabías Brema que los PF en el 69, tocaron, improvisando en directo, en el estudio de televisión, para poner música al primer alunizaje del hombre?

  38. Recuerdo que hace años, para entrar en el Claustro de San Juan de Duero exigían el DNI español. El día que lo visité, un extranjero se tuvo que quedar fuera.

    Yo creo que esto pasaba cuando entramos en el euro, que tuvimos que dejar entrar gratis al resto de europeos a los monumentos a los que nosotros entrábamos gratis.

    Un caso similar, que siempre me ha llamado la atención, es nuestra obsesión por pedir el DNI al pagar con tarjeta, algo que ya no se hace mucho tampoco. Recuerdo una vez en la FNAC -o la Aznar, como le llama mi madre- que había un yanqui pagando delante de mí unos discos y la cajera le decía que sin el pasaporte no podía pagar con tarjeta, y el pobre hombre indignado, que dónde se había visto que tuviera él que enseñar su identificación para demostrar que esa tarjeta era suya… Al final le pagó los discos un colega español que iba con el estadounidense.

  39. marquesdecubaslibres jueves, 22/02/2018 — 11:01
    En el enlace que he puesto del Economist, según quien lo lea y desde donde hay tres posibilidades:

    Srta. Bellpuig, tenemos que sortear una suscripción a The Economist. Apunte.

  40. jrG jueves, 22/02/2018 — 11:01
    Sabías Brema que los PF

    No. Gracias por el dato.

    Josénez, para hacer un pago con tarjeta en una tienda española me han llegado a pedir: la firma, el DNI y el número secreto.

    En Alemania, en según con qué sitios y cantidades, a veces vale con la firma, cosa que también me parece absurda. Y una vez el banco me pidió que hiciera una comprobación de firma con un empleado, porque en unos papeles que firmé parece que mi trazo no coincidía con el que tenían ellos registrados. Yo creo que, en general, vivimos en una extraña etapa de primitivismo y que todo esto les será ajeno a nuestros nietos, como para nosotros es que el labriego se mee las manos para curar los callos y para nuestros hijos (cuántos tendré repartidos por el mundo, ay, señor) las cintas de casete.

  41. Josénez jueves, 22/02/2018 — 10:41

    Josénez hombre.
    Goya era un hombre verdaderamente singular, su sola presencia ya era transgresora del ambiente imperante.
    A los transgresores, alguien les paga siempre. Para eso transgreden. Es un buen negocio.
    No debemos ver más que a nuestros pobres políticos expatriados.

  42. Botillero jueves, 22/02/2018 — 11:02
    Saturio jefe de prensa del Barsa. ¡¡¡Saturio dimisión!!!

    No: presidente, socio de honor, secretario general, tesorero, vocal y utillero de la ALACASCALA (Antimorinysteishon Limited Antimerengued Casual Antironalda’sbrother Systems Configurated Antiarbelol League Antifloripondied).

  43. Ya veo todos los gráficos. No había entrado en mi cuenta (creo que se pueden leer tres artículos semanales de forma gratuita).

  44. Hace años conocí a un tipo, encantador, por cierto, que se reía con esa superioridad que se permiten mostrar los que han estudiado bellas artes y se mueven por el mundillo del arte moderno de que en la Casa Museo de Rosalía, en Padrón, la encargada de cuidarla colocaba cada día una rosa fresca sobre su cama. Rosa-Rosalía. ¡Qué horrenda horterada, por Dios! ¡Qué decimonónico!

    Poco después, él empezaba ya a trabajar en el mundillo, me lo encontré a las 9:00 de la mañana por las rúas de Santiago con una bolsa de plástico en la que llevaba una lechuga. Hábilmente interrogado resultó que trabajaba en el recién abierto CGAC (Centro Galego de Arte Contemporánea) en el que tenían una exposición de un italiano llamado Anselmo. Una eminencia del arte póvera. ¿Y la lechuga?

    La lechuga, esa lechuga y no cualquier lechuga, una lechuga elegida especialmente siguiendo unas ciertas reglas, era parte de una escultura. Él era el encargado de poner, cada día por la mañana, una lechuga fresca en un bloque de granito. Lechuga-Anselmo. Hay que joderse, pensé, qué antiguo todo, qué decimonónico.

  45. Mórtimer, imagino que sabe usted la historia del otro Anselmi, Giuseppe, tenor cuyo corazón estuvo un montón de años en el Teatro Real de Madrid hasta que, muy absurdamente, fue trasladado hace treinta años al Museo Nacional del Teatro de Almagro.

    Un corazón para el Teatro Real.

    Ordeno que mi cuerpo (muerto) sea incinerado. Antes de la cremacion será extirpado de mi pecho mi corazón y llevado al Teatro Real de Madrid para que se conserve (tal y como he prometido) en una urna al lado del busto del gran tenor Julián Gayarre.

    También podríamos considerar arte conceptual todo esto del corazón de Anselmi.

  46. Pues yo cuando me muera quiero que me despellejen el ciruelo, que curtan la piel, la tiñan con los colores de la bandera de ESPAÑA y que ondee frente al Santiago Bremaneur. Ya que el Floripondio ha suprimido la bandera de la elástica merengue, que sus seguidores no olviden sus raíces.

  47. El arte es morirte de frío, como dijo aquél.
    Yo esto de ARCO lo consideraría una gansada, si no fuera porque he leído que “la obra” se ha comprado por 96.000 pavos.
    En estos términos, que cabalmente son los que importan, entiendo que el galerista es un genio.
    Salvo que se haya pagado con la caja de resistencia del poble catalá, que igual también.
    En este último caso, sería una estafa, como todo el procés de los cojones, salvo por un detalle.
    Estafa, según el derecho, es engañar a alguien para que efectúe un acto de disposición patrimonial a favor del estafador, que, sin el engaño, no hubiera realizado.
    Uno de los requisitos, el engaño, debe ser de aquella calidad que permita engañar, digamos, a un ciudadano medio, un engaño creíble, vaya.
    Que si vendes a un tipo una parcela en Saturno no hay estafa, en resumen.
    De igual forma y por concluir el razonamiento, es tan burdo el engaño del procés que no cabe sino concluir que se han y se siguen dejado y dejando engañar, pero a gusto.

  48. Veo que no os ha conmovido la historia del ganso Thomas. Pues no lo entiendo, la verdad. Es mucho mejor que la historia del Patito Feo y con más mensaje y más diverso. Que un ganso macho (o sea, un gordo) se enamore de un esbelto cisne negro que, para más inri, es también macho y le sea fiel hasta el punto de seguir con él aun cuando el cisne funde familia propia, es enternecedor.

    No tenéis corazón.

  49. Yo también veo todos los gráficos. Consejo: si se pincha en un país del primer gráfico (el úico que los especifica en el eje horizontal), queda resaltado en amarillo para el resto.

  50. Una vez no me aceptaron un billete de 200 euros en una tienda. No porque fuera un billete de 212 euros o se vieran las figuras de Mortadelo y Filemón marcadas al agua, que no lo pusieron al trasluz siquiera, sino porque no admitían billetes de 200 duros en ese local comercial, el Dia de mi barrio, esto es lo que me dijo la cajera con toda firmeza. Otro día en el mismo ídem tampoco me permitieron pagar con tarjeta porque no llevaba el DNI y solo encontré el carné del gimnasio: no, el carné del gimnasio no te vale, amor. Como el truco del billete de 237 euros ya lo había intentado y sin éxito, tuve que abandonar asimismo la compra. Te imaginas dueña de un bote de kilo y medio de Colacao, una malla de mandarinas y doce litros de lejía con detergente, cuando de pronto has de renunciar a esos proyectos, desembolsar todos los productos, recogerte la cola de la bata de cola entre las piernas y retirarte hasta la puerta de apertura automática lo más airosamente que sepas. Todo ello ante la mirada de reprobación de la muchedumbre que espera su turno para ser humillada en la caja.

  51. No conocía la historia del corazón en el Teatro Real. Se ve que los sicilianos son gente atávica, melancólica y de palabra. El incumplimiento de la obligación de custodiarlo en el Teatro y el envío a Almagro, donde Cagancho, es motivo para que la República Italiana llame al embajador a consultas. Yo lo habría hecho si fuera su Presidente.

  52. Los billetes que les doy a los tenderos, esas personas desconfiadas, en muchas ocasiones los pasan por una máquina que les advierte, cruzo los brazos pa no matarla, cierro los ojos pa no llorar, de la falsa moneda que de mano en mano va y ninguno se la quiere quedar. Los tenderos, esa gente desconfiada, nunca pasan por la máquina de la gitana, vete mujer mala, vete de mi vera, la moneda que a mi me dan. Los tenderos se aplican interesadamente a defender lo suyo, que nadie se la cuele, pero les importa menos, casi nada, que se la cuelen a uno.

  53. Schultz jueves, 22/02/2018 — 11:52
    Estafa, según el derecho, es engañar a alguien para que efectúe un acto de disposición patrimonial a favor del estafador, que, sin el engaño, no hubiera realizado.
    Uno de los requisitos, el engaño, debe ser de aquella calidad que permita engañar, digamos, a un ciudadano medio, un engaño creíble, vaya.
    Que si vendes a un tipo una parcela en Saturno no hay estafa, en resumen.

    ¿Es esa la diferencia entre estafa y timo? Entendiendo el timo como el arte de sacar a la luz y volver a favor del timador la avaricia e inmoralidad del primo.

  54. En el “Sor Juana Inés de la Cruz”, de Octavio Paz se interpreta el proceso de “liberación” de la Nueva España (México) a través de la rebelión de los criollos apoyados en el sincretismo de los jesuitas. Me hace pensar en los hijos de los charnegos, los criollos catalanes, como elemento decisivo en la pretendida liberación de Cataluña.

  55. bremaneur

    jueves, 22/02/2018 — 09:44

    Era un ilustrador maravilloso, Brema, tan inseparable de la obra como el propio Tenniel lo es de Alicia, bajo mi punto de vista. No sé si sabes que a principios de los 70 a algún editor lumbreras se le ocurrió substituir las cubiertas e ilustraciones originales por unos engendros muy a la moda del momento, de suerte que la editorial Molino transformó a los feos, desastrados y mil veces entrañables Proscritos en unos angelicales y pulcros figurines que parecían sacados de un libro de Puck, Torres de Malory o los Hollister. Poseo ambas ediciones, la clásica y ésta de los 70, completas, más una de bolsillo que publicó RBA a principios de siglo en los quioscos y que me regaló una amiga que trabaja allí. Creo que Savater, a quien no he seguido mucho, también es un fan de la serie, ¿no?

  56. Gómez jueves, 22/02/2018 — 13:30

    Conozco esas ediciones y tengo algún libro de ellas. Agárrate, porque las hay peores. Mi primer sueldo me lo gasté en la colección completa que sacó Espasa, y tengo todo tipo de ediciones. Una vez estuve a punto de comprar una primera edición inglesa. Estaba en Dublín y no tenía dinero, menos mal. Savater es seguidor y divulgador y habla de él en La infancia recuperada. No se tradujo al alemán, que yo sepa. Era un enemigo, un inglés. Qué clase de país no es capaz de traducir Guillermo…

  57. marquesdecubaslibres jueves, 22/02/2018 — 12:51
    Me hace pensar en los hijos de los charnegos, los criollos catalanes, como elemento decisivo en la pretendida liberación de Cataluña.

    Entre ellos hay de todo, nacionalistas y antipuercos, pero hay una masa nada desdeñable de no nacionalistas víctimas de la propaganda independentista. Para ellos, la «derecha» es el enemigo, mucho más que la basura nacionalista. Münzenberg es culpable.

  58. Amigo Schultz , tu impecable comentario sobre el engaño creíble me ha traído a la mente aquel relato de Borges titulado El impostor inverosímil Tom Castro , que seguro conoces, y cuya gracia estribaba en que el negro Bogle presentab unos engaños que, precisamente a causa de su inverosimilitud, acababan siendo creíbles:

    “[La estafa] era de una insensata ingeniosidad. Busco un fácil ejemplo. Si un impostor en 1914 hubiera pretendido hacerse pasar por el Emperador de Alemania, lo primero que habría falsificado serían los bigotes ascendentes, el brazo muerto, el entrecejo autoritario, la capa gris, el ilustre pecho condecorado y el alto yelmo. Bogle era más sutil: hubiera presentado un kaiser lampiño, ajeno de atributos militares y de águilas honrosas y con el brazo izquierdo en un estado de indudable salud”.

  59. Procuro, el diccionario no me lo sé, jurídicamente solo existe la estafa, por tanto un timo sería una estafa.
    Ahora bien, si entiendes por timo un caso en el que el perjudicado también pretendía engañar, entonces es posible que el tribunal no lo considere estafa, son casos que están en el borde.
    Por otra parte, está lo del engaño “bastante”, esto tiene que medirse para cada caso y persona, claro, no se engaña igual a un analfabeto que al director de un banco.
    Yo creo que ya he contado, no recuerdo dónde, que en cierta ocasión defendí a un sujeto al que un banco acusaba de estafa. El hombre había alquilado un pabellón, había constituido una sociedad e inmediatamente fue a un banco, pidió una línea de descuento de letras y se la dieron.
    De vuelta en su oficina, cogió cien letras de cambio y una guía de teléfonos y se puso a rellenar las letras inventando los pagadores y las cantidades. Cuando acabó (es un decir, pasarían quince días) las llevó al banco y éste descontó las letras y le dio la tela, creo que unos quince kilos de entonces.
    A los vencimientos llegaron todas devueltas.
    Yo alegué que el banco se había dejado engañar, cien letras sin aceptar, solo con la firma del librador, dije, era un engaño demasiado burdo para un banco.
    Y el juez me dio la razón, me llamaron de bastantes bancos, en aquel momento, de sus asesorías jurídicas respectivas, pidiéndome la sentencia.
    Fue un momento de gloria que me duró lo que tardó el cliente en darme un talón sin fondos para mis honorarios, claro que le había cobrado una buena parte por adelantado, porque el tipo era simpático pero caradura y tampoco engañaba a nadie.

  60. bremaneur

    jueves, 22/02/2018 — 14:08

    Qué clase de país no es capaz de traducir Guillermo…

    Si no ando equivocado, la República Simbólica de Cataluña.

  61. Gomez ( 13’30 )
    Ese desastre no ocurrió solamente con los “Guillermos “, de los cuales yo todavía pude comprar los originales para mis hijos.
    Porque a los libros de “Antoñita La Fantástica” , de Borita casas, no sólo les han cambiado las ilustraciones y las cubiertas, sino que han “adaptado” el texto a los tiempos “modernos”, y ya Remigia no es la cocinera, ni Nicerata “La Tata “( las dos eran internas, y uniformadas, y vivían en la casa, con la familia ), por no hablar de “las vacaciones” en el Norte, en la antigua casa de la abuela, donde “hablaban raro “, ni de ” La Tía Carol”, que en aquella época parecía muy lanzada, y ahora , más bien sería una especie de catequista…

    Los franceses en eso son mucho más respetuosos, incluso con los libros para niños, y la colección de “Bécassine”, sigue igual, con la Marquise de Grand Air y su château, la familia Quilouch ( todos bizcos), etc etc.

    Claro que en el caso de los franceses, se pasan un poco, y siempre están haciendo propaganda de sus “poetas muertos”, sean buenos, o no lo sean tanto..
    Y no pienso poner ejemplos de “Clásicos, y no tan clásicos, hinchados por encima de su valor , que no me apetece montar ninguna polémica.

    Hasta luego, espero

  62. Gómez jueves, 22/02/2018 — 14:27
    Si no ando equivocado, la República Simbólica de Cataluña.

    En catalán sonaría ridículo.

  63. EL GENIO DE ZIGARRÍN ZIDANET
    Lo he dicho tantas veces que hasta me lo creo: soy un hombre casado con la verdad. De ahí me no me huelan las prendas cuando digo que Zigarrín Zidanet es un genio. Se le critica mucho que sacara a Cebollos cuando restaban pocos segundos para la finalización del contencioso, con un resultado en el luminoso que indicaba unos guarismos incontestables: 3-1. Nadie ha sabido ver lo que de positivo tiene el asunto: Cebollos NO COMETIÓ NI UN SOLO ERROR EN SUS 29 SEGUNDOS DE JUEGO. ¡¡NI UNO!!

  64. Bueno, Viejecita, veo en Amazon varias cubiertas de los libros de Guillermo de editoriales inglesas que no tienen mucho que envidiar a la que ha enlazado Bremaneur. En todas partes cuecen habas, parece.

  65. En una historia de Los siete secretos un chaval le preguntaba a otro por el perro. La respuesta era: «Le está haciendo el amor a la cocinera», cuando quería decir que la estaba cortejando, en una época en que ambas expresiones eran sinónimas.

  66. También hay cambios en los textos. Parece que ya no hay cerveza de gengibre o zumo de zarzaparrilla. Esto ya no me parece tan bien, porque en esos detalles hay magia, mundos desconocidos que avivan la imaginación. Es como si en La isla del tesoro no hubiera guineas sino euros y en lugar de un grog se tomaran un poleomenta.

  67. Una de las primeras cosas que hice al llegar por primera vez a Inglaterra fue buscar una de esas tiendas de golosinas donde los Proscritos compraban las bolas de coco y demás maravillas.

  68. También se hicieron dos series con las historias de Guillermo. De una supe cuando era un canijo: en uno de los Esther y su mundo de cuando una de mis tías leía Esther y su mundo había un póster de un Guillermo rubio y delgado. Y luego he visto éste.

  69. Juro que aluego les leo.

    Mientras tanto para los seguidores del culebrón Adapts en el laboro:

    El todavía director general (los socios aun no han comunicado los cambios) a poco que uno haga una búsqueda de aficionado sobre él en la interné obtiene resultados llamativos; er menda aún no lo había hecho porque mi nobleza me incapacita para acciones evidentes para otros pero de entrada lo primero que encuentras es que el interfecto se ha tomado la molestia de ejercer su derecho europeo de bloquear resultados de búsquedas que le atañan.
    Todos ustedes vosotros seguro que también lo habéis hecho porque hay páginas que dicen cosas malas de vozotros.

    Lo segundo que unos se encuentra es que aparece en cuatro procesos judiciales en un enorme pais sudamericano, uno de los demandantes es la hacienda pública de aquel país.

    Un año largo llevo apagando los incendios que genera cada vez que abre la boca, entre tres y cinco merdés diarios.

    La ultima confesión de una compañera es que había soñado que lo descuartizaba y que, superada incluso en el sueño por la responsabilidad, cocinaba sus restos y lo daba en guiso a la familia que protestaba por el sabor.

  70. HE CREADO UN MONSTRUO (O UN NUEVO NICHO ECOLÓGICO)
    Como saben ustedes empecé a alimentar a unos petirrojos que se acercaban a mi balcón. Se debió correr la voz, porque ahora lo visitan habitualmente varios petirrojos, una bandada de gorriones, una pareja de carboneros comunes y, muy ocasionalmente, alguna lavandera y algún colirrojo tizón, aunque estos sólo vienen a ver a qué se debe el alboroto.

    El caso es que este mediodía he descubierto a un nuevo intruso que inicialmente he identificado como un topillo. El cristal de la puerta del balcón actúa como espejo cuando da el sol, así que he podido observarle a placer, sacarle dos docenas de fotos y comprobar que se trataba de un ratoncillo. Ha estado por aquí un par de horas, yendo y viniendo, supongo que visitando también otros balcones, aunque siendo el mío el más florido, arbolado y habitado de la vecindad, se entiende su interés.

    Sin embargo, para qué engañarnos, no soy muy partidario de su presencia. Así que he decidido que había llegado el momento de darle una ducha fría y que el chaparrón lo llevara al piso inferior y al jardín, de donde no debería haber salido. El caso es que me he llevado un susto de cojones. Al ir a salir al balcón he espantado a un cernícalo que estaba fuera de mi vista —y yo de la suya— y que se había apostado sobre una de las sillas esperando que volviera a aparecer el ratoncillo. ¡Joder, esto es la selva!

    Minnie

    Una publicación compartida de Josean Blanco (@perroantonio) el

  71. schultz jueves, 22/02/2018 — 14:25
    Procuro, el diccionario no me lo sé, jurídicamente solo existe la estafa, por tanto un timo sería una estafa.
    Ahora bien, si entiendes por timo un caso en el que el perjudicado también pretendía engañar, entonces es posible que el tribunal no lo considere estafa, son casos que están en el borde.

    Había sentencias que absolvían al timado con ínfulas de timador porque lo suyo se trataba de un delito imposible.

  72. Perroantonio jueves, 22/02/2018 — 16:41

    Necesitas un teckel con urgencia. A ser posible, de pelo duro, que son los más arrojados y los que más mala leche tienen. Te tendría el balcón niquelao.

  73. Hoy he visto dos nuevas joyas en idealista:

    “Vivienda situada a 50 metros del parque de El Retiro, con vistas al mismo…”. Obsérvense las vistas. Y por el módico precio de 100 millones de pesetas.

    La otra joya, que no he conservado, era un “inmueble que necesita actualización”. Léase: había que demolirlo para levantar sobre sus escombros una apariencia de casa. También era una bagatela.

  74. Pirata Jenny jueves, 22/02/2018 — 16:48

    Necesitas un teckel con urgencia. A ser posible, de pelo duro, que son los más arrojados y los que más mala leche tienen.

    ¿De pelo duro para que no se le enrede en las enredaderas?

  75. En casa se usa la locución “la intemerata” con el significado de mucho tiempo, muchas veces, enormemente largo o grande y, en ocasiones, extraño. En todo caso con un matiz de coñazo, aburrimiento, molestia o contrariedad. Intemerata, dice el diccionario, es “no manchada“, “no contaminada” en latín.

    En unos lugares se da la explicación de que es el final del rosario, en otros que el inicio de una oración larga. En todo caso se refiere a la Virgen María y parece que la oración es esta:

    O INTEMERATA et in aeternum benedicta, singularis atque incomparabilis Virgo Dei Genetrix Maria, gratissimum Dei templum, Spiritus Sancti sacrarium, ianua regni caelorum, per quam post Deum totus vivit orbis terrarum. Inclina, Mater misericordiae, aures tuae pietatis indignis supplicationibus meis, et esto mihi miserrimo peccatori pia, et propitia in omnibus auxiliatrix.

    La intemerata“, por cierto, haría un título precioso.

  76. Claro, y en las zarzas cuando te lo lleves al monte. Anda que no ibais a ser felices los dos en los paseos.

    Marqués, madrileños todos, he alucinado viendo el principio de Cerca de la ciudad (Luis de Lucía, 1952), cuando el cura camina desde la plaza de toros hasta el suburbio más allá del puente de Ventas.

  77. Perroantonio

    jueves, 22/02/2018 — 17:07

    ¿Y no sería mejor una pitón? Siempre he querido tener en casa una pitón verbenero.

    Ignoro si sería cierto o no, pero me contaron hace años una historia que llevo reservándome desde entonces para utilizarla en algún relato. Por lo visto, una señora de cierto nivel económico compró –o le regalaron– una serpiente de considerables dimensiones, aunque no recuerdo de qué “modelo” concreto. Ya desde el primer día de convivencia el reptil adquirió la costumbre de colocarse pegada a su dueña cuando ésta se estiraba en la cama, y la mujer, entre enternecida y divertida, se lo comentó al veterinario.

    –Claro –le dijo él–. La está midiendo.

  78. Yo también he escuchado esa historia, Gómez, pero a mí me la contaron con un chico de mi edad. Me la han contado dos o tres veces a lo largo de los años, y, curiosamente, el chico siempre tenía mi edad. Si fuera argentino o un poco aprensivo, me hubiera dado por pensar que igual era yo.

  79. Aunque la última frase, ligeramente modificada, puede servirme para otra historia :

    –Claro –dijo él–. Se la está midiendo.

  80. Construir motores de 12 cilindros ha estado sólo al alcance de algunos grandes fabricantes en la historia y en la actualidad.
    Construirlos a escala con maquinaria elemental sólo está al alcance de un Español. El sr. Patelo.
    Ingeniería y oficio a escala.
    Motor V12.

  81. Las serpientes y todos los bichos en general huelen muy mal. Por eso viven en los campos y montañas y selvas y sitios así.
    Que es donde deben quedarse y no entreteniendo humanos aburridos.
    Los perros también huelen mal, y sueltan pelos y pedos.
    Mi padre siempre tuvo buenos perros de caza ( Setter, Braco, Pointer) y en mi casa de Fuenterrabía incluso yo tenía un Tekel de pelo duro. Un bicho genial con un carácter de todos los demonios.
    Mi hijo pequeño lo bautizó Buzz.
    Nunca conseguimos que nos hiciera caso, y jamás se metió en su casita.
    Su espíritu era de minero, y dejó el jardín como si hubiera pasado una invasión de topos enterrando sus cosas.
    Por las mañanas, a mediodía y al atardecer, si nadie lo sacaba a pasear, clamaba para que se le abriera la puerta y se marchaba a dar un garbeo por los alrededores, que en aquella época no estaban construidos.
    Vivió ocho años, hasta que lo debimos sacrificar, pues mordió a varias visitas con las que tenía confianza.
    Era un perro genial, nada le amedrentaba y ponía firmes a todos los perros que osaran pasar por nuestra calle.
    Mi padre lo adoraba y se lo llevó una vez a una batida de jabalí, donde se hizo el amo de la jauría, y casi lo destripa un viejo bien armado de colmillos.
    Nunca entró a la casa, incluso con las puertas abiertas.

  82. Respecto de las serpientes , los ratones y los pájaros.

    Ya les conté que tenemos en casa una víbora enorme que anida bajo la casa, en una galería subterránea de acceso a las bajantes y esas cosas, y que llamé al Seprona , y me dijeron que cuando supiera exactamente donde tiene el nido, les avisara, y ellos la cazarían, y la sacarían ahí al lado, al campo, sin quitarle el veneno ni nada…( que están protegidas y sin el veneno, no tendrían defensas )
    Y que conozco a demasiados corredores de los de ir solos por el campo, como para aceptar que uno de ellos pueda ser mordido por MI víbora.

    Así que, y hasta que consiga saber donde exactamente tiene el nido, para poder cortarles la cabeza a ella y a todas sus crías, les dejo todos los restos de comida cuando veo que nadie se los va a tomar, los sobaos caducados, el pan de molde… en una esquina del jardín de atrás. Y la , o las víboras, los bichos salvajes de la zona , y los pájaros, van todos a comérselos. ( lo que más les gusta son los macarrones y la carne empanada, en cambio las uvas, por ejemplo, no se las comen hasta que el sol las ha secado ).
    Y cada vez que salgo a tender ropa al tendedero, o a lo que sea, salen una bandada de pájaros volando de esa esquina. Y suele haber uno de guardia, que da el aviso cuando saco comida.
    Y que, desde que hay tantos pájaros en el jardín de atrás, no he vuelto a tener ni hormigas ni grillos metidos en mi cocina.

    Me voy a hacer la cena.
    Por si no puedo volver
    ¡ Buenas noches a todos !

  83. Alvaroquinn jueves, 22/02/2018 — 19:09

    Gracias Sr. Quinn.
    La totalidad del mérito es de la modelo, y eso que en este el cuerpo no se ve…

  84. Alvaroquinn jueves, 22/02/2018 — 19:23

    Ya lo decía Ximeno, noble y sabio rural.
    Protejamos las especies y ya se encargarán ellas de desprotejernos a nosotros.

  85. jrG jueves, 22/02/2018 — 18:59

    Acaba usted de definir perfectamente el estándar de la raza: independiente, valiente hasta la temeridad, obstinada, observadora y con una personalidad como yo no he conocido en ninguna otra raza. Los agujeros los hacía, como sabrá, porque los teckel se utilizaban, entre otras cosas, para la caza del tejón; de ahí también la forma de su cuerpo.

    Yo tengo una hembra de pelo corto. No sé cómo describirla. Pongo un ejemplo: es tan testaruda y orgullosa que hay veces en que no hace lo que le digo, aunque esté deseando hacerlo, simplemente por dejar bien claro que ella hace las cosas cuando cuando le parece, ni un minuto antes ni un minuto después. Es una fuente de risas permanente. He tenido muchos tipos de perros, entre ellos varios teckel, pero sólo un braco húngaro (hembra) se les acercó en inteligencia (aunque la braca tenía un carácter infinitamente más dulce).

  86. Tras el parón invernal, regresa el balonmano a las canchas tudescas. Hoy he asistido al contencioso que ha enfrentado a los zorros berlineses contra la escuadra de Leipsique. Victoria local y ánimo enardecido en este vuestro corresponsal especial enviado a la capital teutona por el magazine ÇhopSuck. Ha principiado el choque con algo de frialdad por parte de los de Leipsique y los locales se han enredado en los laureles y han desaprovechado una ventajosa ventaja que les había puesto en ventaja en el marcador, aventajando por cuatro goles de ventaja a los visitantes. Luego, tras una serie de dimes y diretes propios del deporte, se ha llegado a la medular cronológica con el luminoso indicando una igualdad tremenda cuyos guarismos exactos no recuerdo, pero que quizá fueran de 14-14=0.

    Ha desaparecido Nenadic del conjunto berlinés, lo que me parecía una noticia terrorífica, pues era el único baluarte técnicosocial capaz de dotar a un movimiento de muñeca y una visión de juego de una belleza espectáculo-psíquica de gran quilate. Afortunadamente, el croata Mrk Kpljr ha tomado las riendas de Nenadic -ambos jugaron en España con el Varza- y su conjunción sideral con un gigantesco Lindberg (ya recordaréis lo que dije de él durante el uropeo) ha sido gloriosa. El de Požega le ha entregado dos cueros a la remanguillé al dánico que éste no ha desaprovechado, dotando al esférico un efecto con un portentoso giro de muñeca que he alabado a gritos y con aspavientos. Lindberg ha regresado del campeonato continental con mucho ánimo, y creo que es el mejor contencioso que le he visto luciendo la elástica de los zorros berlineses.

    Tres cosas en respective a los aledaños del juego sin entrar precisamente en él: primero, Silvio Jinetevete es clavado al malo de Fargo y de El gran Lewandoski; segundo, los locutores en el pabellón han recordado a Ignacio Plaza, lesionado, y a la «legende» Iker Romero, imagino que por la consecución del campeonato de Europa; y tercero y por último, aunque no por ello menos importante, si acaso lo más importante de la tarde, es que… esperar, que cambio de párrafo.

    Lo más importante de la tarde ha sido el estado de las chickleathers, que han vuelto del parón navideño con varios kilos de más. Tanto es así, que en la segunda parte han debido de recibir un aviso o algo y han salido ataviadas con unos petos que les tapaban las lorzas. Os lo juro. Daba miedo verlas regresar a su esquina (sobre la que está situada mi localidad, por lo que a veces me pierdo algunas jugadas) corriendo y con las boyas botanto boing boing boing de tal manera que yo las quería gritar: ¡cuidado, que os van a salir cardenales en la barbilla!, pero no lo he hecho porque no sé cómo se dice en alemán «que os van a salir», «cardenales» y «barbilla». Cuidado sí, que se dice Achtung. Ojo, que a mí me parece bien que se hayan puesto hasta las cartolas de cochinillo en Navidad. Mientras no lo hayan hecho en Soria y no me hayan avisado de que iban, todo correcto. Yo lo constato porque es un hecho científico que mi particular sentido de la observación me ha hecho observacionalizar de la manera más ingenua posible.

    Oye, que adiós, que a lo mejor me he alargado un poco, ya me voy. Hala, buenas noches.

  87. A Borges le debo mi currículum. No me deja el internet pasar la viñeta

    Resumo , un señor que ante un juez le dice que es un expectante cuando este le pregunta a qué se dedica

  88. Botillero miércoles, 21/02/2018 — 23:49

    Bien traído lo de Ben Johnson, Gómez. Me he acordado, no sé por qué, de Indurain, las bicicletas y tal.

    El ciclismo … o el curling, el pordrido mundo del deporte

  89. Estaba buscando, pero no la encontré, una noticia que me sonaba haber leído sobre una pitón que alguien llevaba en su cohce, y por algún motivo tiene que llevar el coche al taller, y mientras lo están reparando la serpiente se extravía bajo el capot hasta que encuentra la salida y aparece por el tubo de escape, dando un susto de muerte al mecánico.

    ¿Les suena? Tengo un vago recuerdo, pero

  90. Funes viernes, 23/02/2018 — 00:00
    Mira por donde, muchos de vosotros que temíais al veneno de las serpientes podéis estar tranquilos; no lo sabíais pero tenéis en casa el antídoto

    La pomada de las almorranas también es estupenda para las ojeras.

  91. Y otra de serpientes, una boa en este caso.

    MICRORRELATO GANADOR DEL X Concurso de Microrrelatos Digitales de el-mundo.es

    UN REGALO SIN POSTAL, por Impuro

    Hoy en la mañana al despertar junto a mí yacía una serpiente alelada. En las Navidades tengo cumpleaños, y por tanto suelo recibir el doble de regalos. Aunque nunca espere que alguno fuera tan largo en tamaño, pues por la cabeza inerte del reptil a mi lado, reconocí de inmediato a una boa constrictora de algunos metros, por mucho que el grosor de su cuerpo fuera un poco anómalo, quizás a causa de una indigestión. Más no sé. Ni siquiera por qué mi esposa ha desaparecido.

Los comentarios están cerrados.