78 comentarios en “Pío, pío

  1. Buenos días, al ver el título creía que iba a estar en portada el precioso retrato de Teresa Iturrioz realizado por Javier Aramburu para el disco “Pío, pío” de Single. ¿Es un gorrión el pájaro que besa a Teresa, Perroantonio?

    Pío, pío.

  2. Conocí el Ummagumma a los 14 años, me lo pude comprar (era un doble LP) a los 16 y veo que nos sigue acompañando. Ser un Pinfloi es una forma de estar en el mundo.

  3. El Panchatantra de Walton Ford es un libro de gran formato de tal belleza que cuando lo ves en una libreria quedas paralizado. Sus animales, reales e imaginarios, trastornan la imaginación del lector. No imagino mejor regalo para un niño (y para un adulto).

  4. No sé, Josénez. Yo diría que es la idealización de un pájaro. Hay datos para identificarlo, pero me da que a Javier Aramburu —al contrario que al Walton Ford de hoy— no le preocupa demasiado la exactitud de la representación del animal. Lo que sí es seguro es que, por el plumaje, no es un gorrión. Y teniendo en cuenta la paleta de colores que ha usado, la tonalidad rojiza de la garganta y que Aramburu es de San Sebastián… pues me atrevería a decir que es un petirrojo (eso sí, no realista).

  5. Gracias, Perroantonio.

    Revoloteando el nido destruido,
    un gorrioncillo pecho amarillo
    con sus alitas casi sangrando,
    su pajarita anda buscando.

  6. Tengo el «Panchatantra» de Walton Ford encima de la mesa de la sala. Es un libro tan grande que no cabe en ninguna estantería. Decidí regalármelo hace unos años tras descubrir fascinado quien era el autor del cuadro «Chingado» que entonces ilustraba la cabecera del blog de Bremaneur.

    Conviene aclarar que hay varias ediciones del libro, pero hay que comprárselo directamente a Taschen pues resulta ser un libro muy revalorizado en las librerías (incluso en Amazon). Actualmente Taschen tiene dos ediciones a la venta, una para sibaritas de 50 cm de altura, que cuesta 1500 eurípides, y otra de sólo 31,6 cm, que sospechosamente sólo cuesta 30 eurípides.

  7. Para complicar las cosas, Josénez, ese «gorrioncillo pecho amarillo» de la canción no es exactamente un gorrión.

    Esto de las aves es un lío del copón. Hay más de 18.000 especies y como suele ser habitual en otros campos de la biología, cuando los exploradores llegan a un lugar, dan nombre a las nuevas especies que encuentran por su parecido con las especies de su lugar de origen. Por eso en México hay «gorriones», aunque son pájaros de una subfamilia distinta (spiza americana)*. Es casi imposible aprender nada de esto, porque además, según en qué libro te informes, la taxonomía es diferente. Lo mejor es tirar de Wikipedia, porque actualiza con frecuencia el lío que tienen los taxonomistas.

    Por ejemplo, para encontrar a nuestro gorrión común (passer domesticus), tendremos que buscar dentro del orden de los passeriformes (las aves con forma de pájaro), en el clado passeri de los pájaros que cantan y ahí elegir el suborden passerida y llegar a la familia passeridae. Si embargo, según las últimas clasificaciones, el gorrioncillo pecho amarillo pertenece a la familia cardinalidae, que también es numerosa, y dentro de ella al género spiza.

    Quizá se me entendería mejor si digo que dentro de la familia de los recipientes, podemos encontrar el orden de las vasijas que incluye el clado de las vasijas de vidrio, que entre otras familias incluye a la de los vasos. ¿Qué sencillo, verdad, los vasos?

    En resumidas cuentas, el mundo de las aves da para toda una vida. Yo me conformo con distinguir las que veo a mi alrededor, que son ya unas docenas, y la mayoría de las veces me equivoco, especialmente cuando intento distinguir a los pajarillos por su canto. Vamos, que si a la dificultad de distinguirlos por su apariencia —ojo, dimorfismo sexual notable entre machos y hembras— hay que sumar las sinonimias o los distintos nombres que se usan para hablar del mismo animalillo, o las representaciones gráficas más o menos libres, la cosa se pone francamente complicada.

    ______
    * NB En realidad, en México también es posible encontrar nuestros gorriones «paser domesticus» debido a la la acción humana, pero esa es otra historia.

  8. El bestiario de Walton Ford – y en otro orden, el descubrimiento de Richard Estes, all´por el siluriano medio -, son dos momentos que siempre recuerdo.
    Gracias por traer al primero.

  9. jrG sábado, 24/02/2018 — 18:05
    Saturio dí algo, tío…
    La noticia más importante en décadas y ahora que ya te quedas para vestir Santas, no dices ni pío¡¡¡

    A mí me la refanfinflacionaliza lo que haga la gente: que se vuelva ebria de sentimentalismo, que se arrejunte con fulana, con mengana, con perengana, con zutana o con robustiana o con todas a la vez. Allá cada cual, y si quieren seguir la Palabra, que dijo: «Dios les grita y ellos se gustan» o «Crecer y multiplicarsen», pues a mí plin.

    Yo sigo ejerciendo mi magisterio en el Ascético de Madrid.

    Y hasta ahora, observarlo bien: ni una palabra sobre el otro, sobre el Aleti. Qué juego lustroso, qué arrebatos, qué penaltyed más bien ejecutado.

  10. Y digo que descubrir la revista FMR, ¡qué lujo!, también fue un momento para recordar. Mi hermano me habló de ella nada mas salir al mercado y la recomendó con argumentos casi dominicales, en todo caso extraños a su habitual defensa de las cosas que componen su particular mundo. Como siempre, acertaba. Tengo muchos números de esa revista en casa y leerla siempre me produce una especial satisfacción.
    Pena que esa excelencia no se edite desde hace tanto tiempo. Todo empeora.

  11. Mi madre dice una cosa preciosa sobre los gorriones o pardales, es un dicho en portugués sobre el aumento de luz en invierno según van pasando los días que le decía su padre:

    De Santa Luzia ao Natal, um salto de pardal, de Natal a Janeiro, um salto de carneiro.

  12. Satur, si sigues en Madrid abandona la búsqueda de la perfección en las recetas antiguas de Escoffier y deja que la modernidad guíe tus pasos.
    Si necesitas orientación (y no es crítica a otras posibilidades que ya has probado sino complemento) acude a los conocimientos a este lado del Henares.
    Chopsuey siempre orienta, siempre abierto en la búsqueda de caminos alternativos a la perfección.

  13. El cuadro incluye varios tipos de martín pescador. El del título es el grande, el Megaceryle alcyon. El seleccionado (sobre el que tenemos que pulsar para ver el cuadro entero) es el Ceyx erithaca. En la fotografía de Wikipedia lo podéis ver llevando de paseo a una rana para que vea mundo. No sé si el martín pescador patrio está en el cuadro. No lo localizo.

    El único pájaro que reconozco es el jilguero. Por cómo vuela, por su piar y por su canto.

    No sé si conocí a Walton Ford por haber visto el Panchatantra en una librería, lo que me llevó a ver una exposición suya en Berlín, o si fue al revés. El caso es que quedé impresionado por los cuadros, que son gigantescos en general, y tiene razón el Marqués: es un regalo estupendo. El libro barato creo que es el que yo tengo, el mamotreto que no cabe en ningún sitio. Merece la pena hacerse con él.

  14. mamotreto

    Del lat. tardío mammothreptus, y este del gr. μαμμόθρεπτος mammóthreptos; literalmente ‘criado por su abuela’, y de ahí ‘gordinflón, abultado’, por la creencia popular de que las abuelas crían niños gordos.

  15. Ostras, qué bueno lo de mamotreto.

    Creo que ya lo he contado alguna vez aquí, pero mis informantes en Irún (JR podrá corroborarlo) me cuentan que allí suelen decir matramullo en lugar de mamotreto.

    Al parecer, en la postguerra, se utilizaron unos enormes bulldozers para nivelar la ciudad nueva de la marca Matra-Müller y de ahí les quedó el palabro. Qué bonita es la lexicografía, ¿eh?

  16. Lo de las abuelas cebadoras es VERDAT. Sus lo dice un abuelo.

    Fueraparte, no se por qué PerroAntoine menoscabô el otro día mi dulzura, no soy todo algodón sino todo algodón de azúcar de feria.

  17. Holmesss lunes, 26/02/2018 — 12:44

    La imagen que ha traído también me ha recordado a ésta otra, que ocupaba la portada de un número de FMR y era incluso más hermosa que el mosaico original

    ¡Qué buena esa portada! Tengo una foto de ese mosaico que, si no recuerdo mal, está enmarcado en el rellano de la escalera del primer piso de los Museos Capitalinos de Roma. Le hice varias fotos, pero entre la perspectiva forzada y en que me empeñé en sacar la foto sin el marco (en lugar de recortarlo a posteriori) tengo todas las fotos cortadas y mal dimensionadas. ¡Agggghhh!

  18. Perroantonio lunes, 26/02/2018 — 14:47

    Eso os pasa por empeñaros en sacar fotos «culturales» y «turísticas» en vez de fotografiar titis con déficit de vestuario. Como en ARCO. A ver, cuántos cuadros de titis mostrando sus propiedades carnales hay, a ver. Eso es lo que yo digo: a ver.

  19. Si se me ocurriera sacar una foto a una titi mostrando sus propiedades carnales recibiría automáticamente una hostia de tamaño familiar, Satur. Como mucho a una estatua, y siempre que no esté demasiado buena.

  20. Sugiero distinguir entre:

    Pink Floyd I: el de Syd Barrett. El genuino.
    Pink Floyd II: el de Roger Watters y David Gilmour. El de la entrada de hoy.
    Pink Floyd III: el de Waters. The Wall y tal.
    Pink Floyd IV: el de Gilmour. El del Marooned que nos coloca ahora JrG.

    No se puede mezclar todo, los pinflois debemos saber distinguir.

  21. No conocía la anécdota Perroantonio.
    Tampoco me suena nada que Matra fabricara máquinas de obras públicas con el nombre de Muller.
    Pero es interesante, las hablas de cada lugar tienen esas cosas.

  22. El acuarelista que se ha traído en la entrada es magnífico.
    Juega con los gigantismos, pero con una ejecución impecable.
    Vi una vez en casa de alguien el librazo de animales y es una preciosidad pero muy poco manejable.
    Pintando, dibujando y grabando animales y fauna y lo que hiciera falta después de Albretch Dürer sólo el Punto y aparte.

  23. Buenas tardes a todos.
    Preciosa cubierta, sobre todo, viéndola entera. Muchas Gracias.

    Tengo algunas preguntas para los que poseen el libro de PanchaTantra de Walton Ford :

    ¿ Es sólo una colección de ilustraciones hechas por W.F, ? ¿ Van los textos de los cuentos del Panchatranta junto con las ilustraciones ? ¿ Y en qué idioma ? ( no leo sánscrito ), ¿Hay una ilustración para cada cuento , o son ilustraciones para sólo algunos de los cuentos ? ¿ Hace falta comprarse los cuentos por un lado, y las ilustraciones por otro ?
    Puede que esté explicado en lo de Taschen, pero a mí me gustaría encargarlo en Amazon, para no tener que volver a dar mis datos, y ahí no lo explican de forma que una cuadriculada como yo se entere.

    Por Favor, y Gracias

  24. Euros, dólares, maravedises, doblones, sestercios..
    Todo es dinero.
    El rey ha muerto, viva el rey.
    Entender PF, es entender que una banda no es una persona.
    Es entender que se puede tener una esencia, un saber hacer, unos talentos sumados.
    Y Marqués claro. Claro que sí.
    Pero con Bethowen, con Baroja, o con Cervantes pasa igual, o con Goya o Soulages o Stael… tienen etapas de creación distintas, que en PF va con quien quiere mandar o quien está más templado o tiene algo que decir en ese momento. Unos son líderes y otros un gran equipo.

  25. La etimología de mamotreto es genial. Me suena que Rabelais mete algo jugoso sobre esto en Gargantúa y Pantagruel, pero ahora no puedo consultarlo. Solo he encontrado un fragmento en Google Books y una entrada de un blog de un tal Eduardo Allende en la que se menciona el asunto.

  26. El sábado, Cristiano Ronaldo, al celebrar uno de sus goles, se llevó a Benzema a un ricón y pidió al Bernabéu aplausos para el francés, que le había asistido en el tanto. Como ya hiciera Arbeloa hace unos años, en otro momento malo de Karim. A mí todo eso me parece un poco moñas, pero bien está que el capitán del equipo ejerza de capitán del equipo y compañero.

    Item más, Ronaldo renunció a tirar un penalty en favor del francés, que anda necesitado de alegrías futbolísiticas. Luego, en el vestuario, cuentan en Marca, el resto de la plantilla le tomaba el pelo al portugués:

    – Otro día me dejarás tirarlo a mi, ¿eh?
    – Tranquilos, habrá para todos – Jejeje, ¡grande, Ronaldo!

  27. «Marx y Juan Carlos Rodríguez». Qué bueno.

    La verdad es que Adrede estuvo poniendo al descubierto el inconsciente ideológico del sujeto libre que sustenta la explotación capitalista y analizando como nadie los discursos que se presentan como los más íntimos de ese sujeto libre, los poéticos y los literarios, mostrando su radical historicidad para todos nosotros. Siempre se lo agradeceré.

  28. Aquí todos sabéis de pájaros, pero nadie de peces. A mí me parece que los peces del cuadro son sardinas. Quizá sardinas del Mmississippitt. Misisipaet boqueronis.

  29. viejecita lunes, 26/02/2018 — 16:46

    Tengo algunas preguntas para los que poseen el libro de PanchaTantra de Walton Ford :

    ¿ Es sólo una colección de ilustraciones hechas por W.F, ?

    No son exactamente ilustraciones. Son reproducciones de cuadros de gran tamaño (algunos verdaderamente grandes) mayormente coloreados a la acuarela. El libro es una colección de 40 cuadros agrupados bajo ese título, Pancha Tantra.

    ¿ Van los textos de los cuentos del Panchatranta junto con las ilustraciones ? ¿ Y en qué idioma ? ( no leo sánscrito ), ¿Hay una ilustración para cada cuento , o son ilustraciones para sólo algunos de los cuentos ? ¿ Hace falta comprarse los cuentos por un lado, y las ilustraciones por otro ?

    No. Aunque supongo que el libro ilustra algunos de los relatos del Pancha Tantra, no es un libro de cuentos con ilustraciones sino sobre la obra de Walton Ford. Mi edición (la del mono) incluye un estudio introductorio y un comentario de cada uno de la cuadros. La edición es trilingüe, inglés, francés y alemán.

    Puede que esté explicado en lo de Taschen, pero a mí me gustaría encargarlo en Amazon, para no tener que volver a dar mis datos, y ahí no lo explican de forma que una cuadriculada como yo se entere.

    Por Favor, y Gracias

    En Amazon venden dos ediciones distintas, la que tiene un mono en portada (alrededor de 50 euros) es la que he comentado anteriormente. La que tiene un gorila (alrededor de 40 euros) no la he visto, pero parece ser idéntica, salvo la portada y el tamaño, que es algo menor. Esto dicen en la página de Taschen:

    Walton Ford. Pancha Tantra
    Walton Ford, Bill Buford
    Tapa dura, 23,6 x 31,6 cm, 304 páginas

    ISBN 978-3-8365-5908-9
    Edición plurilingüe: alemán, francés, inglés

    Me extraña la diferencia de precio entre Amazon y Taschen, pero supongo que tendrá que ver con los gastos de envío.

  30. Me entero ahora de la detención de un sospechoso por el asesinato del pantano de Susqueda. Es deprimente el nivel de los comentarios que acompañan a la noticia, que pueden resumirse así: “A ver ahora los putos progresistas/buenistas/podemitas qué dicen sobre la prisión permanente revisable”. Haciendo política penal y penitenciaria con los huevos, claro que sí.

  31. Recibí ayer varios pedidos en casa.
    Comprar por internet es ya mi medio habitual.
    Libros, material de pintar, bebida, café…cosas de las que ya tienes referencia y repites, de cosas nuevas, primero se miran y tocan, y luego ya vuelves a hacerlo desde casa.
    Hablar con la familia, con los hijos, con el contable, con el banco…
    Pedir mesa, reservar entradas, contratar hotel o vuelos, mandarle fotos al representante.
    El sábado llegan mis hijos (los dos).
    En cuatro años será la segunda vez que suben, y también la segunda vez que van a ver a mi mujer.
    Para mí y para ellos es importante.
    Ya les anuncié que me casaba un día antes de proponérselo a la interesada.
    Ahora llegan como confirmación de que aceptan mi vida y de que le aceptan a ella.
    Nunca les consulté, pero su opinión me pesaba mucho, no para decidir, si para confirmar.
    Estaba de su parte, pero mi vida era mi vida.
    Ellos estaban de la mía, pero estaban en medio.
    No puedo ocultar que tengo cierto respeto por la situación y he preparado con mucho cuidado su visita.
    Ellos me conocieron como un tipo poderoso, incluso algo tiránico, pero dando mucha cuerda.
    Ahora ya sólo me verán como una persona, su padre.
    La avalancha de recuerdos, es monumental, me tiene sometido a un cierto nivel de ansiedad.
    Año importante este 18.
    Grandes proyectos, bonitas realidades, veamos cómo lo gestionamos.
    Ahora mis hijos, en abril exposición en mi pueblo, en julio boda…Chopsuey.
    Alta y baja.
    Pink Floyd de todas las ramas.
    Alea jacta est¡¡¡

  32. Perroantonio lunes, 26/02/2018 — 23:04

    Pues debe existir alguna edición de coleccionista, (también de Taschen) porque la que yo ví en librería, tenía un precio de 1.400 napos o algo más.

  33. Juli0 lunes, 26/02/2018 — 19:29
    Adrede, qué pájaro.

    «Para empezar, dada aún la cercanía de una desaparición que, por muy innatural que se diga, no arregla nada sino, antes bien, todo lo contrario bajo esta especie de orfandad y duelo infinito en que poco per poco se ha ido convirtiendo el mundo en sí mismo, ensayaremos lo que T. E. Lawrence ya denominaba «a stingless form of speech», refiriéndose con ello a una variedad no urticante del discurso donde, al menos en principio, todo estaría permitido (desde el insulto más amigable hasta la obscenidad y la blasfemia más homoerótica) muy propia de un «nosotros» en camada de la verdadera igualdad cuyo solo mecanismo de defensa tiende siempre a devolvérsela, como un resorte, a esa desigualdad que se nos trasparenta impuesta, como realidad o estado de las cosas, desde lo más inmemorable de un siempre a posteriori».

    Como dicen Los Suaves, hay cosas que solo se pueden decir en silencio, y yo callándome os las digo.

  34. La igualdad es para pocas cosas.
    Quien desea que el resto sea igual a uno mismo?
    Vano deseo.
    Igualar no es natural, es sólo comunismo.
    Ejercer la ley con igualdad, es otra cosa.
    Valorar el talento y el esfuerzo bien dirigido, por encima de todo, es otra cosa.

  35. Lleva toda la mañana sin funcionar el internet, asunto que de primeras siempre supongo que me impedirá trabajar y de consecuencia me eleva el estrés y la preocupación. Lo cierto y verdad es que, como el teléfono, la conexión al mundo distrae del trabajo más que ayuda. El teléfono, esta cosa negra que descansa, es un decir, a mi lado sobre la mesa, es el extremo de un cable que conecta directamente con las preocupaciones de gente y más gente que se regodea en ellas y disfruta, descansa y se alivia comunicándomelas a mi. No es por nada pero al teléfono, rostro visible, avatar colectivo de toda esa gente, le tengo un algo de tirria mala, de odio a la piedra que te hace tropezar una y otra vez. El internet pues más o menos igual de lo mismo. Qué sería de mis mañanas sin las distracciones del spam, que llega en remesas de tres o cuatro, invitándome a viajar a Nápoles, visitar exposiciones al MAC de Gas Natural Fenosa, contratar un seguro con alarma para casa o descargar una app para hacer negocio con bitcoins, un puente hacia la jubilación. Estar desconectado del mundo, como un anacoreta digital, tiene su aquel. Por poner un ejemplo, uno piensa ¿Existe la palabra anacoresis? y como no hay internet esa tontería no se consulta y tira uno adelante sin más, a pecho descubierto, como un legionario. En un mundo como el mío, en el que vivimos del precedente, el antecedente, la cita y el argumento de autoridad, vivir sin la conexión a estos es vivir en el alambre, en el caminito estrecho de la intuición y el equilibrio. Al final, y a lo que íbamos, que es mucho más productiva una mañana sin conexión, incluso para los que vivimos del alambre, que otra conectada, lo cual es contraintuitivo pero sensato. El teléfono no suena y el mundo, con sus requerimientos, sus pompas, sus vanidades y placeres y honores y promesas y delicias y molestias, queda allá en otro lugar lejano y olvidado y uno se dedica a lo que tiene que dedicarse y el tiempo luce que te cagas y en media hora haces lo de dos.

    PS: La palabra anacoresis existe.

  36. Perroantonio martes, 27/02/2018 — 12:33

    Mea culpa¡
    Estoy a otras cosas…
    Entre este libro de 50 cmts, el atlas versión King Size y lo que no has contado, tu residencia será a prueba de bombardeos.

  37. El libro de Depero es bastante espectacular. Lo tenían destripado en la expo que le dedicó en 2015 la Fundación Juan March.

    Editaron una versión especial del catálogo de la exposición con las mismas tuercas del Depero Futurista. Aún lo tienen en la fundación a 200 leandras y sin la ferretería a 20.

  38. Buenos días a todos :
    Quisiera dar las gracias a Perroantonio y a Bremaneur.

    Y decir que me apetecen todas las versiones del libro de Walton Ford, y también el de las fotografías de la URSS hasta 1942…

    Voy a estudiar mis opciones durante un par de días y me decidiré.
    Y entonces , al mismo tiempo me encargaré los cuentos completos para leerlos al mismo tiempo: Los del Panchatantra y los del Hitopadeza, que me gustan mucho los cuentos tradicionales, y tengo alguno suelto, no todos ellos, adaptado para niños.
    No me gustan esas adaptaciones para niños que hacen ahora, que me parecen un timo. Que la gracia es que las madrastras sean malas, que los padres tengan envidia de sus hijos, etc etc … Y tengo en mis estantes, al alcance de todos, el libro de Bettelheim donde dice que esos cuentos terribles son estupendos para los niños, que subliman los miedos que tienen, y cuentan como el bien vence al final, si uno lucha .
    Probablemente me compre la versión del gorila, de los de Walton Ford, porque parece la más manejable, y porque si directamente son reproducciones de cuadros inmensos, está claro que ninguno de ellos va a ser fiel de verdad a los originales, así que, que al menos sea lo más cómoda y barata posible.

    Muchísimas Gracias, pues.

  39. Fue él quien liberó de la cárcel, en 2012, a centenares de islamistas integristas para permitirles reunirse con los elementos en formación del ISIS. Incluso armó a esos grupos en contra de las fuerzas democráticas laicas que habían desatado la revolución civil contra su poder. Y después pasó a la represión, poniendo al mundo entre la espada y la pared: “Tenéis que elegir: los integristas terroristas o yo”.

  40. jrG martes, 27/02/2018 — 09:56
    Año importante este 18.
    Grandes proyectos, bonitas realidades, veamos cómo lo gestionamos.
    Ahora mis hijos, en abril exposición en mi pueblo, en julio boda… Chopsuey.

    Pero, pero… ¿no estás casado?
    Pues NO PUEDES BESAR A LA NOVIA.

    Más vale boda mala que entierro bueno.
    Casaréis y amansaréis.
    No te cases de romería, que te pesará al otro día.
    Cásate, Juan, y las piedras se te volverán pan.

    VIVAN LOS NOVIOS

  41. Proc, una pregunta mnemotécnica: el sustantivo de «refocilar», ¿sería «refocile», «refocilación» o «refocilancia»? Gracias.

  42. Emediez_K73 martes, 27/02/2018 — 17:04
    ¿Tú en qué piensas, Satur, además de en cromos futboleros?

    Yo solo pienso en vosotros y en que llevéis una vida tal que, en el postrer suspiro, suponga la llave de la entrada al Reino de los Cielos. Basta con ser antimorinyista, anticomunista, hacer el bien, no emborracharsen y no pensar «tanto» en el yacimiento y la refocilancia y en las «bajas pasiones».

  43. Satur martes, 27/02/2018 — 16:59
    Proc, una pregunta mnemotécnica: el sustantivo de «refocilar», ¿sería «refocile», «refocilación» o «refocilancia»? Gracias.

    Refocile, refocilación, refocilancia, refociladura, refocilamiento, refocilamen y refocilastro. La nominalización deverbal de nuestra lengua siempre invita en los bares, cari. A TODO. Y si cuando llega a casa le queda un sufijo en el bolsillo lo gasta raspándolo en la escalera.

  44. Sobre la prisión permanente revisable, que anoche citó Jenny el tema. Me he acordado de un artículo que leí la semana pasada y que me gustó especialmente. Os lo voy a pegar ENTERO y me vais a dejar, jar, jar, jar. Es que no está accesible.

    «La prisión permanente revisable: una pena controvertida». El Correo, 16 de febrero de 2018. Por Javier Tajadura Tejada (Profesor de Derecho Constitucional de la UPV-EHU).

    El 17 de noviembre del año pasado falleció Toto Riina, uno de los jefes mafiosos más sanguinarios de la historia de Italia. El capo fue el autor intelectual de los asesinatos de los jueces Falcone y Borsellino y responsable de más de 150 muertes. Conviene recordar las circunstancias de su fallecimiento. Con 87 años cumplidos y un cáncer terminal, pasó sus últimos meses cumpliendo condena, postrado en la cama y, tras unos días en coma, murió en el modulo de presos del Hospital de Parma. Los jueces italianos rechazaron todas las peticiones de los abogados de Riina para que su defendido pasara sus últimos días en libertad. La gravedad de sus crímenes le hizo acreedor de 26 condenas a cadena perpetua. Sí, 26. No es un error. Riina murió cumpliendo esas condenas. Esto es algo que conviene recordar para contextualizar el debate actual existente en España sobre la pena de prisión permanente revisable introducida en nuestro Código Penal en 2015.
    La pena de cadena perpetua figura igualmente en los ordenamientos jurídicos de los principales países de Europa y, concretamente, en los de Alemania, Francia, Reino Unido y Bélgica. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) se ha pronunciado sobre la misma –al enjuiciar la legislación francesa en 2014- y ha dictaminado que se trata de una pena compatible con el sistema europeo de derechos humanos siempre que incluya la posibilidad de revisión. Lo que resultaría contrario al Convenio de Derechos Humanos es que un Estado excluyese la posibilidad de que, pasado un tiempo (en España son 25 años), los jueces pudieran revisar la condena. Esto supondría privar al recluso del “derecho a la esperanza” y la convertiría en una pena “inhumana”.

    En España, como en el resto de países citados, la prisión permanente revisable está prevista, desde la Ley Orgánica 4/2015, para ciertos asesinatos de especial gravedad: asesinatos de menores de 16 años o personas vulnerables, subsiguientes a un delito contra la libertad sexual, asesinatos múltiples o cometidos por miembros de organizaciones criminales. Aunque la norma está recurrida ante el Tribunal Constitucional, cabe prever que el recurso será desestimado. En primer lugar, porque cumple con los requisitos exigidos por el TEDH, ya que es una pena revisable; y, en segundo lugar, porque de la doctrina del Tribunal Constitucional se deduce que la “reinserción” –prevista en el art. 25 de la Constitución- no es la única finalidad de las penas. Estas cumplen otras funciones constitucionalmente legítimas, a saber, la prevención del delito mediante la disuasión, y la retribución del crimen mediante el castigo. En tres años, los jueces españoles solo han impuesto una condena a prisión permanente revisable (a un empresario inmobiliario que asesinó a sus dos hijas de 5 y 9 años).
    Establecido lo anterior, lo que resulta lamentable es el oportunismo con el que se ha planteado, tanto en 2015 como hoy, el debate sobre esta cuestión. El Código Penal no debería ser objeto de reformas improvisadas y alumbradas únicamente al calor de sucesos trágicos. La regulación del “ius puniendi” del Estado debería llevarse a cabo por amplio consenso. Es decir, la duración máxima de las penas privativas de libertad es un asunto que las principales fuerzas políticas deberían consensuar, y deberían hacerlo a la luz del derecho comparado y de la doctrina del TEDH. De hecho, los principales partidos políticos avalaron ya la prisión permanente cuando, en el año 2000, votaron a favor de la autorización para ratificar el Tratado de la Corte Penal Internacional, puesto que ese Tratado recoge expresamente la pena de cadena perpetua. El Tratado no fue recurrido ante el Tribunal Constitucional.
    Ese aparente acuerdo estalló por los aires en 2015, cuando la pena que nos ocupa fue incluida en el Código Penal con los únicos votos del entonces mayoritario Partido Popular. Y en estos días, en un peligroso contexto de estancamiento político y de verdadera parálisis legislativa, no deja de ser asombroso que una de las principales iniciativas del Gobierno consista, precisamente, en ampliar el número de delitos castigados con esta pena. Se trata de una medida que debería acordarse con mayor respaldo técnico y con mayores apoyos parlamentarios.
    El debate está doblemente contaminado: tanto por un peligroso populismo penal como por un ingenuo y no menos peligroso buenismo. Por un lado, se han recogido dos millones de firmas a favor de esta pena y el Gobierno propone extenderla a nuevos delitos para dar satisfacción a estas demandas de “mayor dureza”. Por otro, el PNV ha presentado una proposición para derogar la prisión permanente revisable por ser contraria a la función resocializadora de las penas. Los primeros buscan obtener un rédito electoral y olvidan que no se debe reformar el Código a golpe de suceso. Los segundos prescinden del hecho de que la reinserción no es la única finalidad de la pena y de que, aun siendo un objetivo deseable, no siempre es factible.
    Afortunadamente, España es uno de los países más seguros de Europa. La reforma penal propuesta dista mucho de ser una prioridad. En definitiva, lo más sensato sería dejar las cosas como están.

  45. Satur martes, 27/02/2018 — 17:07

    Yo es que me estoy quitando, como Mortimer de fumar.
    Es por eso.
    Y por lo bien que baila.
    Sola, eso sí, o con otro (eso ya menos), que yo soy torpe de cojones, pero cuidadín con tocar a la chica¡.
    Es que aquí son mucho de bailar y agarraos, con distancia y eso, pero agarraos.
    Los de 40 para arriba son todos buenos, es que si no lo eras no te comías nada.
    Yo por que cocino bien, y me lo perdona todo, y por lo bien que le canto al oído las canciones de María Dolores Pradera.

  46. Satur martes, 27/02/2018
    Yo solo pienso en vosotros y en que llevéis una vida tal que, en el postrer suspiro, suponga la llave de la entrada al Reino de los Cielos. Basta con ser antimorinyista, anticomunista, hacer el bien, no emborracharsen y no pensar «tanto» en el yacimiento y la refocilancia y en las «bajas pasiones».

    ASÍ TE VA.

  47. Ayer se me olvidó decir, a propósito de ese número monográfico de la revista ‘Pensar adrede Abajo’ dedicado a Juan Carlos Rodríguez, que quienquiera que esté interesado en hacerse con un ejemplar en papel, no tiene más que decirlo, pues el mamotreto se presenta pasado mañana jueves en Córdoba, en acto en el que intervendrán, entre otros, su viuda, la cordobesa Ángeles Mora. Me obligarían con ello a asistir a una misa negra comunista (y a soltar diez euros por ejemplar con los que podría mercar dos discos en los cajones de rebajas de El Corte Inglés), lo cual me apetece igual que una mierda. Pero todo sea por nuestro ex camarada granaíno.

    Adrede, ¡presente!

  48. Entrañable el Españoooooolll de Barcelona, especialmente desde que supimos ,gracias a su hinchada, que el hijo de la rubia-ya decían los romamos que maternitas semper certa est-era del negro Wakaso.

  49. Hay cosas en este mundo que da gloria verlas. La que más, la grandeza. Se te ensancha el pecho viendo cómo los ingenieros hacen las cosas a lo grande, sin que les tiemble el pulso cuando toca soterrar un río, eliminar una montaña, inundar un valle, mover un poco un mar. También son extraordinariamente hermosos los viajes de los pueblos germánicos, y lo mismo digo de los eslavos, y de los mongoles ni te cuento: sin reparar en gastos, sin prisas por volver a casa, haciéndose notar allí por donde iban. Y qué decir de esa gente dotada de una naturaleza magnífica, expansiva, generosa, que, lejos de arrugarse ante el reto de la paternidad, sabe cómo sacarle gusto y da por hecho que no podrá conocer a la mayoría de sus hijos.

Los comentarios están cerrados.