Sinatra, de Raúl Núñez

Sinatra: novela urbana. de Raúl Núñez.

» Una noche le llamó la atención un anuncio que encontró en las páginas de una revista. Se trataba de un club de amistades por correspondencia. Por una pequeña suma de dinero le harían llegar cientos de direcciones de gente como él. Podría escribirles por la noche y luego esperar la respuesta. No le pareció mal. Recortó el anuncio, escribió su nombre y dirección, lo metió en un sobre y, al día siguiente, lo echó al buzón. Se sintió un poco mejor.

» Unos días más tarde Sinatra recibió un sobre sin membrete. Lo guardó en el bolsillo de su chaqueta y no lo abrió hasta la noche. Era un folleto con fotos de gente. Pequeñas fotografías de solitarios. Allí estaban. Uno al lado del otro. Si aceptaba hacerse socio podría ser parte de ellos. Y su foto también aparecería en aquel folleto. Se fijó con más detalle en los rostros.

» Gente que quería hablar de sus problemas. Gente que intentaba encontrar una pareja. Gente que necesitaba amor. Gente que, quizás, ya hubiera saltado desde un puente o abierto la llave del gas. Gente que se podía encontrar los domingos en bares desolados. Gente afeitada y pulcra. Gente de largos cabellos y mirada salvaje. Gente que tenía un buen trabajo. Gente que no tenía dinero. Gente que mostraba una sonrisa. Gente que no podía sonreír. Gente que dormía sola. Gente que se emborrachaba. Gente que sólo bebía té. Gente que había sido abandonada. Gente que hacía una última apuesta por la vida. Sinatra se hizo socio.

» Pocos días más tarde recibió, junto a las direcciones, la primera carta.

[…]

» Sr. Antonio Castro:

He visto su fotografía en el folleto que nos hace llegar el club y me ha sorprendido su enorme parecido con Sinatra, el famoso actor y cantante. Por un momento pensé que había sido un error o una broma del club, aunque luego me di cuenta de que es usted más joven que él. Supongo que estará cansado de que todo el mundo le diga lo mismo, pero no lo he podido evitar.
Si me permite, le contaré algo de mi vida.
Tengo 45 años y, desde hace diez, que soy viuda. Mi vida es muy simple y un poco triste. Lo único que me da fuerzas para seguir adelante es mi único hijo, que tiene dieciocho años, pero también me trae muchos problemas que serían un poco largos de explicar. También tengo un gato, que se llama Bolita, al que quiero mucho. Siempre he trabajado en el despacho de una importante empresa, allí tengo muchos compañeros, pero nunca he hecho demasiada amistad con ellos. A veces me cuesta acercarme a la gente y por eso me he hecho socia del club. Cuando salgo de trabajar me siento como perdida. Al llegar a casa enciendo la televisión y la dejo hasta el final, aunque no la mire. A mi hijo lo veo muy poco, ya que no le agrada estar en casa y se pasa el día en la calle, con sus amigos. Desde hace algún tiempo tengo problemas para dormir. Me paso las noches dando vueltas en la cama y pensando tonterías. Muchas veces he tenido que ir a trabajar sin haber podido dormir. He visitado al médico, pero me ha dicho que no tengo nada.
Siento como si me faltara algo.
Me gustaría mucho que usted me contara algo de su vida, ya que me ha parecido, por su expresión, que es usted una persona sensible y bondadosa. Comprendo que, quizás, yo no le resulte una persona muy interesante, pero espero que si nos conocemos un poco más, podamos tener una buena amistad.

Le saluda atte.
Hortensia García vda. de Conejero
PD: Le hago llegar mi fotografía

[…]

» De pronto sintió ganas de responder a la carta que había recibido.

» Se imaginó a aquella mujer en una habitación sencilla y pulcra, sola en su cama de matrimonio, descansando la cabeza en una almohada de blanca tunda, con su gato dormido a sus pies.
Quizás, pensando en él.

» En aquel momento le hubiera gustado estar junto a ella, haciendo un crucigrama, jugando al parchís o tomando una taza de café. Ella no parecía ser gran cosa, pero daba igual.

» Sinatra recordó que en la pequeña cocina de la pensión había una botella entera de coñac de garrafa. Sabía que el alcohol no le sentaba bien, pero no pudo evitarlo. Se levantó, fue hasta la cocina, cogió la botella, un vaso y se sirvió un buen trago. Aquel coñac sabía a demonios. Por un momento llegó a pensar que podía ser salfumán. Pese a todo se sintió mejor y encendió la radio. No demasiado alta. Una locutora de voz aterciopelada hablaba para él. Volvió a sentarse, echó un poco la silla hacia atrás y apoyó los pies en el borde de la mesa. Se dedicó al coñac durante media hora. Por fin, cogió papel y bolígrafo y se puso a escribir.

» Sra. Hortensia García vda. de Conejero:

He bebido como un cosaco. Veo las letras dobles y tengo miedo de caerme de la silla. Usted pensará que soy un miserable borracho, pero comprenda que si no me tomaba unas copas no le hubiera escrito. Le he cogido miedo a las mujeres. Hace un rato pensé que usted estaba sola en la cama y me hubiera gustado acompañarla. Por favor, no me interprete mal, sólo era para jugar a las cartas o algo así. Estoy seguro de que nunca volverá a contestarme, hasta el papel debe apestar a coñac de garrafa. ¿Qué quiere que haga?.
Si tuviera muchos millones y me sobraran las mujeres no me habría hecho socio del club. Esta semana he jugado una quiniela de 32 apuestas, pero no creo que me toque. Ya veremos.
Yo siempre he sido un tío simpático que se ganaba la vida vendiendo champú y cremas para la cara a domicilio, solía tener amigos y alguna que otra chica con la que podía salir. Me casé y, luego de un año, mi mujer se largó.
Ahora trabajo de portero nocturno en una pensión. Estoy jodido. Es como si una bruja me hubiera hecho tomar una sopa de culebras. Le sonrío a los niños y se asustan. Perdón, Sra. Hortensia, voy a servirme otra copa.
¡Salud!.
Bueno, ¿qué le parece si me invitara usted a cenar a su casa? Igual podríamos pasarlo bien. Digo yo, vamos… Lo que más me gusta es el estofado de ternera, supongo que usted debe cocinar como los dioses.
Me parece que le estoy diciendo demasiadas tonterías, se me ha metido una mosca en el vaso y no puedo sacarla. Vaya trompa. Ahora me vendrá a tocar las narices el último tío que falta por llegar a la pensión. Le diré que se ha perdido la llave y lo mandaré a dormir a una silla de las Ramblas.
Tengo problemas con los calcetines, Sra. Hortensia, aún no he aprendido a coser y cada vez que se me rompe alguno tengo que ir a comprar unos nuevos. Me estoy arruinando. ¿Le parece que habré hecho bien en jugar un 2 fijo en el Salamanca-Betis?

A sus pies

Frank Sinatra

» Sinatra metió el papel en un sobre, le estampó un sello, escribió la dirección y acabó el resto de coñac que había en el vaso. Dejó por unos minutos la pensión a solas, caminó tambaleante por las oscuras aceras de la calle Hospital, consiguió echar la carta en el buzón de la Plaza San Agustín y regresó a su sitio.

97 comentarios en “Sinatra, de Raúl Núñez

  1. LA SOTANA DE DANI ALVES
    El caño que se tragó Alves supone humillación señera que además acabó en gol. Olvidarse de la sotana dentro del área es lo último. Ante el silencio interesado de Satur surgió ayer la afilada péñola de mi cuñado Olmedo, honor y prez de la familia.
    Rule SPAIN.

  2. El extracto de la novela de hoy tiene un regusto modianesco que me gusta bastante.

    ¿Qué tal son los poemas del autor, demasiado bukowskianos o están bien?

  3. La película Sinatras, basada en la obra de Núñez, fue dirigida por mi amigo y mentor PB –con quien, dicho sea de pasada, me encontré por última vez precisamente en las Ramblas cuando me dirigía, en compañía de Mortimer Gaussage, a tomar unos combinados en el legendario Boadas–, un apasionado y conocedor como pocos del barrio Chino y su fauna. Recuerdo, pues, una batería de entrañables anécdotas sobre el autor del libro (todo un personaje, a decir de quienes lo conocieron), el rodaje del filme, Landa, Luis Ciges y Sabina, autor de la música.

  4. MESTER DE JUGLARÍA VS. MESTER DE CLERECÍA

    La épica castellana se diferencia del resto de poesía europea por su realismo. El Cid, sus moros y sus mesnadas, sus lanzas y sus traiciones, son reales; no así los elementos fantásticos que trufan, verbigracia, la Chançon de Ronalde u otras aventuras épicas del continente.

    No obstante, dentro de la épica castellana difieren los poemas que cuentan la verdad y los que tergiversan los hechos por mor de la hagiografía. Así, en el poema de Cid, puro Mester de Juglaría, se cuenta lo sucedido por un testigo de los hechos, mientras que la Crónica de Fernán González -puro Mester de Clerecía-, posterior a los hechos, el autor miente como un bellaco por motivos hagriograficopolíticos.

    El universo es una sucesión amontonada de planos paraleloconvergentes y neocuánticos en los que todo se repite, y si ahora mismo te estás comiendo un plato de lentejas, lo mismo en otro plano estás también comiéndote un plato de lentejas pero con un dinosaurio al lado o con un catedrático de mnemotécnica aplicada tarareando una canción de Rush. Y eso está pasando ahora mismo, que repetimos en este magazine lo sucedido siglos atrás: Mester de Juglaría vs. Mester de Clerecía.

    Mis crónicas balompédicas se ajustan a los hechos, son realistas y verídicas, pues en mi faltriquera mental llevo las anotaciones psicovisuales de lo que veo en la tele y lo transmito con mi arte propio. Y si ayer no croniqué fue porque me falló el canal del partido y me puse a ver The Bridge mientras me apretaba un Talisker.

    La crónica balompédica de Olmedo es, por su evidente factura, propia del Mester de Clerecía, y por ello ha de acudir a la ficción y a la exageración hagiográfica, como cuando dice que las huestes galas eran superiores en número a las merengonas. A no ser que entraran más francos sobre el céspet cuando dejé de visualizacionalizar el contencioso, yo hasta ese momento conté once contra once. Y lo cuento siempre por si Chendo mete de estranjis a algún otro jugador, que siempre se hace la picha un lío. Mira si no lo que pasó con Sheriffchef en aquel grostesco momento -uno de tantos.

    Sí, amigos. El Mester de Clerecía, la mentira, la hipérbolet, la hagiografía, es eminentemente merengue, mientras el Mester de Juglaría, con su alegría trovadoresca y trashumante, es eminentemente del Aleti. Los grandes mitos españoles son del Aleti: el Cid, el Quijote… Solamente, quizá, Don Juan sea merengue, con esas ganas que tiene siempre de ganar y ganar y ganar. De ahí que además sea desdichado.

  5. Gómez miércoles, 07/03/2018 — 09:49

    Me encantaría ver la peli. Trataré de conseguirla. De Núñez he leído también La rubia del bar, de la que asimismo hubo película. Son novelas típicas de los 80, barriobajeras y tristes pese a sus conatos humorísticos. Muy superiores, por cierto, a la basurilla que se escribe hoy en día.

    De vez en cuando compro revistas viejas y aparecen esos anuncios de amistad por correspondencia. Hasta en una revista polaca que compré hace poco. A veces me dan ganas de escribir a todos, por si alguien aún vive y le da por contestar. Si así fuera, daría para un libro curioso.

  6. Josénez miércoles, 07/03/2018 — 09:40
    ¿Qué tal son los poemas del autor, demasiado bukowskianos o están bien?

    No los he leído.

  7. Satur, no es ya que los de Carlomagno no fueran más, es que en realidad los francos acabaron siendo menos. El amigo Olmedo escribe muy bien, todo hay que decirlo.

  8. schultz miércoles, 07/03/2018 — 10:37
    Satur, no es ya que los de Carlomagno no fueran más, es que en realidad los francos acabaron siendo menos. El amigo Olmedo escribe muy bien, todo hay que decirlo.

    ¡Y ojalá escriba más a menudo, porque es un deleite!

    Yo solo señalo las diferencias de poetizar. El Mester de Satur y el Mester de Olmedo son compatibles, pero el lector ha de saber a qué atenerse.

  9. Muy bueno el texto, muy bueno Olmedo y muy buena la contextualitización de los mesteres de Clerecía (Real Madrid) y Jugaría (Atlético). Oh Dios, qué buen vassallo, Satur, si oviesse buen señor.

  10. ¿Y QUIÉN PAGA TODO ESTO?
    Asistimos con cierto asombro a las reivindicaciones económicas de diferentes colectivos:
    -Los jubilados que exigen aumento de las pensiones en paridad con el IPC.
    -Las mujeres que exigen equiparación salarial con los hombres donde pueda no haberla.
    -La Policía Nacional y la Guardia Civil que exigen equiparación salarial con los Cuerpos de Seguridad autonómicos.
    Esas tres reivindicaciones parecen sensatas, el problema es cómo se pagan y que si se decide hacerlo la lista de agraviados es infinita. Daré un solo ejemplo, el sueldo del personal sanitario de del Sistema Público de Salud que no solo no está equiparado entre Comunidades sino que es escandalosamente bajo. Un médico adjunto de un hospital, un especialista en lo que sea, cobra menos que un jubilado de gama alta.
    Algunos insensatos piensan que esto se soluciona acabando con Rajoy, mucho me temo que no.

  11. Marqués, deje claro el escalafón familiar, que se le sube a las barbas.

    Sobre el tema pensiones, lo que me extraña es lo de los treintañeros que están trabajando y manteniendo con sus cotizaciones las pensiones de los jubilados, intuyendo (por no decir que sabiendo) que cuando les llegue el turno por detrás no habrá nadie. Quicir, me extraña que esa gente no se rebele y diga hasta aquí.
    No sé yo si el colectivo jubilar se da cuenta de este pequeño detalle.

  12. De este tipo de novelas se dice que convierten en personajes las ciudades donde transcurren, es decir, que tienen una presencia esencial y que sin ellas los personajes no serían los mismos o no se comportarían igual. Me gustan mucho las ciudades con presencia, sobre todo en las pelis. Me fascinan las pelis que transcurren en Los Ángeles o Nueva Yorked, y mucho más las que tienen lugar en lugares estrambóticos como Wiskonsing, Oklajomar o Alaobama, y lo que yo me pregunto es por qué no tenemos thrillers siniestros ambientados en Cuenca o en Jaén, asesinos en serie en Lugo o bandas callejeras en Medina de Rioseco. Nuestro cine chanaría más. Bueno: chanaría.

  13. Bueno, está todo ese cine negro de los sesenta que se desarrolla en Barcelona y que tiene bastante de la ciudad como personaje, creo yo, al igual que las primeras pelis de Bigas Luna o la asombrosa «Fata Morgana» de Aranda. De esa Barcelona totalmente irreconocible que tanto echáis de menos los que la vivisteis. Quizá el Madrid del cine quinqui y el almodovariano no hayan desaparecido tanto como los otros.

    De fuera de la dictadura madrileño-barcelonesa poco hay. Me quedaría con el Salamanca de «Nueve cartas a Berta», que creo que está muy bien tratada.

  14. Josénez miércoles, 07/03/2018 — 14:55
    De fuera de la dictadura madrileño-barcelonesa poco hay. Me quedaría con el Salamanca de «Nueve cartas a Berta», que creo que está muy bien tratada.

    ¡Cierto! Qué gran película. ¿Has visto las de Julio Diamante ambientadas en Madrid? Menudas joyas. Recuerdo la Sevilla de Grupo 7… y poco más. El cine rural, si acaso: Tasio, de Montxo Armendáriz, y ese ambiente asfixiante del País Vasco de los 80 en 27 horas, rodada en San Sebastián. La Almería de Las cartas de Alou…

  15. “De tipología inversionista”, anuncia un fulano refiriéndose a un apartamento de 70 metros cuadrados en la Cava Baja. Y pide por la cosa 615.000 euros. ¡Olé!

    Definitivamente, la peña ha perdido el contacto con la nave nodriza.

  16. El cine policíaco barcelonés que, a mi juicio, marcó realmente la diferencia, fue el de los años cincuenta y primeros sesenta. Comenzando por la emblemática Apartado de correos 1001 de Julio Salvador, sobresalen títulos como Distrito quinto, Camino cortado o A tiro limpio. Nombres como Iquino o Producciones Balcázar representaron una nota de luz en la oscuridad general de la época.

  17. Godzilla en Zaragoza, esa sí que es una buena idea. Un jotero exalcohólico y desauciadho salvaría la ciudad de la amenaza del monstruo. El jotero iría con cachirulo como Barman va con caperuza negra y Supermaned con capa. Y la chica sería una choni que con el shock de la aventura se hace secretaria de dirección, o algo igual de apasionante, abandonando los after hours y dejándose crecer las cejas. Un poco de imaginación, hostias ya.

  18. Josénez miércoles, 07/03/2018 — 14:55
    De esa Barcelona totalmente irreconocible que tanto echáis de menos los que la vivisteis.

    Yo no la echo de menos. Era todavía más sucia que ahora, olía a pis más que ahora, los parques estaban llenos de cheringas de yonquis, te atracaban más que ahora y los cebollos daban igualmente la matraca como los zombis: en català! gñeeeeeee! som sis milions! gñeeeeeeeee!

  19. Yo no estoy de acuerdo del todo con Bremaneur. Siempre he pensado que la etapa de la Barcelona preolímpica (1987-1992), una vez pasada la locura yonqui de los primeros ochenta, fue verdaderamente positiva. Barcelona era, tal y como yo lo veo, una ciudad divertida, optimista y abierta donde los nacionalistas se dedicaban a lo suyo, esto es, al cobro inexorable del 3% de cada piedra que movía (y se movían muchísimas). Cuesta creer que, a la vuelta de dos décadas, esa urbe ilusionada e ilusionante que esperaba los Juegos se convertiría en el grotesco esperpento de pujoles, colaus, cuperos, lazos amarillos y puigdemones que es ahora.

  20. También es cierto que yo no la viví hasta más tarde. Yo vivía en Badalona, y como dice Pérez Andújar, que era de San Adrián, estábamos más cerca de Madrid que de Barcelona, por las lecturas y la música.

  21. Me ha gustado la carrera a ver quien se suicida primero entre Sylvia Plath y Anne Sexton que ha traído Quintana.
    De la entrada de hoy, como lamento que en el New York en que me encuentro no está de moda el coñac. “New York New York, I’m drinking Manhatans” Que cantaba Tom Waits.
    Y de mujeres jóvenes que se mueren, cuatro actrices porno en poco tiempo.

  22. Buenas tardes ;

    – Decir que me ha gustado mucho la crónica madridista de Lola Mento traída por Olmedo. Que incluso me ha apetecido ver el partido en diferido, y eso que tengo un montón de trabajo y de lectura acumulada en espera. Si Lola Mento empieza a escribir esas crónicas en rivalidad con las de Satur, Rajoy se acabará quitando del Marca y se vendrá al Chop Suey, mucho más divertido.

    – Y que el texto de hoy, también me ha gustado, mucho. Y que como no conocía a Raúl Nuñez, ( ni recuerdo haber visto las películas que se hicieron de sus libros ), me he ido al Amazon. Primero al español, y luego al de USA, y NADA. Todos los títulos agotados, y para alguno que se podía encontrar, era de esos de segunda mano, ¡ y costaba cerca de 900 dólares !.
    Así que, a no ser que los reediten, tendré que aguantarme las ganas de leerlos.

    Son ustedes un poquito Sádicos

  23. Ayer vimos la película “100 años de perdón”.
    Mis hijos nos la pusieron en casa.
    Pues me pareció una buena producción, y el guión era muy sólido (cierto que ficcionando un poco una historia ya real).
    El Tosar, lo hace bien, y Coronado está a muy buen nivel con papelito corto.
    Si el cine patrio hiciera más cosas así, sin copiarse a sí mismo, y sin ser tan de izquierdas, podían hacer buen cine.

  24. Por cierto, perdonenme tanto Quinn, por no agradecerle ese magnífico regalo de Lomax, y no felicitar a Procu (que creo me lo agradecerá más).
    El deber genético me ha tenido ocupado.

  25. Distinguido amigo Satur:
    Muy bueno su intento de desvirtuar la incontestable victoria vikinga sobre la gran esperanza del frentepopulismo rojiblancococulet (si se me permite el palabro, tan largo como aclaratorio de la conjunción bastarda de intereses antirealmatritenses) que no era otra que el Paris Sanyerman, grandemente loado como equipo invencible hasta su enfrentamiento con el dodecacampeón, con disquisiciones medievales, no por doctas menos erradas.
    El placer que produce su lectura, sin embargo, supera con creces lo huero de su contenido, ya que, mecido por la pluma fácil del autor (dicho sea en el sentido estrictamente literario, que no quisiera yo sembrar ninguna duda sobre su hombría y contrastada virilidad, sobradamente conocida por las mujeres que han disfrutado de sus atenciones) se goza de una lección de literatura épica, que pretende restar veracidad a la crónica que hizo Lola Mento sobre la contienda, pese a que cualquiera que la haya visto, concluirá que no fue sino un fidedigno reflejo de lo ocurrido sobre el mullido céspede parisino, incluso me atrevería a decir que podría considerarse un acta notarial levantada sobre lo acaecido en la noche de ayer.
    La supremacía numérica del conjunto galo debe considerarse en términos relativos de renta per futbólista. El desorbitado presupuesto del equipo galoqatarí que te ví, hace que los futbolistas alineados al comienzo del partido, si bien aparentemente eran 11, sumaban muchos más si tenemos en cuentas sus valores económicos y supuestamente futbolísticos (hasta ayer) incluso con la ausencia de Neymar, al que desde esta humilde tribuna quisiera desearle una pronta recuperación, así como ofrecerle el testimonio de mi más alta consideración.
    Por lo demás, bien de salud y agradecido a los comentarios laudatorios de los chopsueyadictos, en especial a los de mi hermano político, el marqués, también conocido en los ambientes delictivos como el hábil.

  26. La expulsión de Verrati ayer es un ejemplo de a lo que me refería el otro día, cuando expuse que en ocasiones los árbitros son muy condescendientes en rodilla ajena e intransigentes con un exabrupto dirigido a su persona.

    Dejar al PSG con 10 en un partido como ese, retransmitido a medio mundo, con espectadores en la grada que habrán pagado 100 o 200€, fue cargarse el espectáculo, y todo por … ¿qué pasó, le llamó hijoputa? ¿le protestó airadamente? ¿le silbó o le dirigió piropos inadecuados de índole sexual?

    Entiendo que al arbitro hay que respetarle, pero muchas veces dejan pasar sin castigo entradas malintencionadas y/o peligrosas, pérdidas de tiempo descaradas, fingimientos y exageraciones, que sí suponen o pueden suponer una alteración del desarrollo del juego. La protesta de Verrati ayer no suponía ningún menoscabo al partido, al equipo rival, al resultado.

    Creo que sería mucho mejor haber dejado constancia en el acta y que un comité de competición sancionara al jugador, al término del encuentro, con los partidos de suspensión y/o multa ejemplarizantes que se estimen procedentes.

    Con 11, no debo ser el único en suponer que tampoco se hubiera clasificado el Pesegé, pero se habría mantenido la tensión… a veces en fútbol, un gol tonto te mete en el partido y pone nervioso al rival.

  27. El que faltaba al final, el italiano, prefirió pegarse un tiro en la caseta, lejos de los ojos de las cámaras, que formar parte del campo de cadáveres que ya había a sus pies. Le honra que lo hiciera en su propia cabeza y no segando alguna pierna ajena, que era el camino que llevaba. Descansen todos en paz.

  28. JrG, te he echado de menos, creía que te estabas casando a escondidas y sin nuestro consentimiento. Gracias por no felicitarme, y a Castrofortino y Josénez, que les agradecí por dentro pero se me olvidó decirles.
    Como hablabais del protagonismo de las ciudades, me he acordado de Salto al vacío (1995), la primera de Daniel Calparsoro, en la que participan Baracaldo, Erandio y Sestao, y sale Najwa Nimri jovencita e irreconocible.

  29. Pequeño muestreo en el círculo íntimo, amigas y familia:

    Blancas:
    -Empleada CA Madrid. Sí a la huelga y participación activa en convocatorias y manifestaciones.
    -Empleada Ayuntamiento de Madrid. Sí a la huelga pero se queda descansando en casa.
    -Cinco más en el sector privado. Todas no a la huelga.

    Negras:
    -Estudiante. Conoce perfectamente la asociación esa de Afroféminas que trajo anoche Procu pero echa pestes de ella (de la asociación, no de Procu). Sí a la huelga y participación activa en convocatorias y manifestaciones.
    -En paro. Ni había oído hablar de las Afroféminas y pasa completamente de ellas. No a la huelga.

    Es lo que hay.

  30. Leo sin mucha emoción Querido Miguel, de Natalia Ginzburg, hasta que llego a un fragmento en el que una mujer se levanta el domingo por la mañana y, mientras toma un té, hojea el periódico del día anterior. Me ha costado realizar el sencillo cálculo para identificar el día en que sucedieron esas noticias. Hace mucho que no leo periódicos en papel y me descoloca ese desajuste entre el periódico y la inmediatez. Leer el periódico de ayer es como coger las Época y las Triunfo de 2004 en la consulta del dentista o buscar la biografía de un escritor en la Enciclopeia Salvat que consultaba cuando iba al colegio. La tinta del periódico recién impreso sale amarilla como la foto de boda de mis abuelos.

    Angélica, el personaje que se levanta ese domingo como yo me levanté otros domingos y leí un periódico atrasado tomando café en lugar de té y con la espalda mojada de la ducha, se ata las botas y piensa que ya no quiere a su marido, ni él a ella. No me extraña que se ponga melancólica leyendo datos y nombres remotos como genealogías de antiguos imperios mediterráneos.

  31. Lo inexplicable, habiendo vacaciones pagadas, bajas por enfermedad pagadas, permisos de maternidad y paternidad pagados, es que no se paguen los días de huelga. Ninguna de todas esas ausencias viene en la constitución, al menos la última vez que lo miré, y en cambio la huelga sí.
    ¿No es un absurdo, pregunto, que te descuenten dinero por ejercer un derecho que goza de la mayor de las protecciones constitucionales?
    ¿No es esto, en la práctica, lo mismo que cobrar por ejercerlo?
    ¿Aceptaríamos que nos descontaran de la nómina por ejercer el derecho a un juicio justo, por expresar opiniones o sindicarse?
    En fin, que los días de huelga no deberían descontarse del sueldo, para promocionar activamente que todos podamos defender nuestros derechos y exigir otros nuevos del trinque.

  32. Una fémina familiar directo decide hacer huelga de atender a sus padres porque porque. No limpia mierda el día de la hueuerga mujeril.
    Culo, témporas y es lo que hay, que resulta muy triste.
    Apuntaré que es funcionaria.

  33. Qüinn, ando de nuevo de viaje currando finde semana con mi amorl vitirinaria. He estado a un paso de decil-le lo que todos saben.
    No lo he hecho porque sigue sin hacerme caso y no ha comprado el spray de pimienta contra agresores o machos alfa de lomo plateado encantadores like me.

  34. Buenos días.
    Poco se habla aquí, lugar de lectores, escritores y amantes de nuestra lengua, de don Julio Cejador y Frauca.
    Mi hermana me envió hace unos días su inmenso tratado ” La Lengua de Cervantes” Diccionario crítico-etimológico de la lengua castellana de El Ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha.
    El autor, personaje singular que primero se alistó en las filas de los Jesuitas por tratar de encontrar un ambiente para trabajar su erudición en lenguas, para luego salirse al verse atrapado en una disciplina que nada le aportaba.
    Merec la pena el mirarse su biografía, e indispensable leer y consultar esta obra.
    Mi más sentido homenaje y recuerdo para don Julio.

  35. La BNE tiene digitalizadas sus obras, jrG. He ojeado Cabos sueltos: literatura y lingüística y me ha llamado la atención la dedicatoria:

    Á MI QUERIDO DISCÍPULO DON JOSÉ ORTEGA GASSET

    Allá te van dedicados, mi querido Pepe, esos articulejos, que…

  36. Gracias Chino por el enlace. Y muy buena la cita… ahí te van esos articulejos…
    En la entrevista que se inserta al comienzo del libro que antes mencioné, se le pregunta:
    – ¿Qué es para usted el idioma castellano?
    JCF- El castellano encierra en sí tales tesoros de colorido, de vigor, de poesía, que es el que menos necesita de la parte de los escritores, con tal que estos conozcan bien esos tesoros y que sepan sacar de ellos partido.

    Dominaba latín, griego, alemán, francés, inglés, sánscrito…

    Para él, era indispensable la lectura y estudio del Quijote, si se quiere conocer a fondo el castellano.

  37. Gracias, Juliocielo, ya se me ha pasado, snif.
    Cejador tiene fama de dinosaurio estrafalario y poco riguroso, JrG. No le he tratado, pero me es simpático. He echado un vistazo a lo que trae Chino y nunca acabo de maravillarme ante el milagro de la digitalización de fondos, en este caso los de nuestra BN.

  38. Dice Ana Rosa que ella una vez dijo «coñazo». Sale en un vídeo de EP en el que algunas mujeres públicas se hacen una autocrítica por los minimachismos que perpetran, y no cuentan más que superparidas.

    Y el nuevo Amo es…

  39. Un poema de Raúl Nuñez:

    Son las siete de la mañana
    y me lavo la cara.
    Siento algunas gotas resbalar por mi pecho desnudo
    y el agua hace que mi piel se ría.
    Anoche he dormido en paz,
    aunque prefiero no acostarme solo
    porque de noche me gusta hacer el amor
    y porque cuando me despierto
    siempre tengo ganas de acariciar a alguien.
    Mis bigotes están llenos de agua,
    muchas veces se han mojado en alcohol
    han olido a marihuana
    han hurgado vientres de muchachas
    pero ahora sólo hay en ellos agua.
    Son las siete de la mañana
    y no he de decirles nada a los hombres,
    simplemente que me lavo la cara
    y que mis ojos también están limpios.
    No me he levantado temprano para ir a trabajar,
    sólo quiero caminar un rato
    y comprar el periódico en la esquina
    y tomar una taza de café en un bar no demasiado caro.
    Son las siete de la mañana
    y salgo de la calle nada más que para ver el sol.

  40. A mí me maravilla pero a la vez me apabulla. Me maravilla por motivos obvios: podemos leer la obra completa de este señor dinosaurio estrafalario —y la de muchos otros— desde el mismísimo trono, si es que acaso nos da por ahí. Me apabulla también por motivos obvios: nunca seremos capaces de leer (es decir, de asimilar y comprender, no de ojear) una parte representativa de todo lo que se ha publicado hasta ahora.

  41. Procuro fijarme jueves, 08/03/2018 — 10:10

    Yo estoy consultando ahora prensa norteamericana de 1920 y sigo flipando con la cantidad de publicaciones que tenemos a nuestro alcance.

  42. Asistimos a una inflación de publicaciones, el ruido es de tal calibre que la señal es apenas perceptible. Hoy no se lee a Baroja, por decir alguien relevante, pero se leen toneladas de disparates.
    Solo deberíamos publicar aquellos que tenemos ideas fuertes y un estilo reconocible. Hablo en general pero también de Chopsuey.

  43. marquesdecubaslibres jueves, 08/03/2018 — 11:35
    Asistimos a una inflación de publicaciones, el ruido es de tal calibre que la señal es apenas perceptible.

    He reducido mi lectura de columnas de opinión a un par de autores. De vez en cuando hago calas en el enemigo catalufo, pero eso es todo. Es tal la cantidad de basura que hacer otra cosa sería contraproducente.

  44. El problema, Bremaneur, es que gracias a internet la palabra “publicar” ha adquirido un significado bastardo. Sin entrar siquiera en la decisiva distinción papel/digital [es decir: me juego mi dinero en editar un libro o no me gasto un duro], antes la diferencia entre inédito y novel era sencilla: o te publicaban otros o te autopublicabas. Entre los primeros, una vez que a un editor le gustaba tu trabajo –es decir, pasabas una durísima criba que superaba un autor entre varios millares– y decidía sacarlo a la venta, hasta podías aspirar a que te pagaran en concepto de anticipo. Entre los segundos, los que se autopublicaban para poder contarle a su novia que eran escritores y eso, había gente que se dejaba una verdadera pasta. Conozco algunos casos realmente divertidos al respecto. Hoy en día, con internet, cualquier esquizofrénico con ínfulas puede jactarse sin pudor de tener varios libros publicados a sus espaldas. Y supongo que de alguna manera es hasta positivo que suceda. Así no se desaniman.

  45. Por supuesto, gracias a Internet también hay gente acojonante que puede salir a la luz. Aquí mismo, en chopsuey, hay unos cuantos que la petarán más pronto que tarde.

  46. Rafa Cagaleira: «La ocurrencia hizo fortuna entre el sector más nostálgico de la afición que, desde entonces, no duda en aplicar la vieja ley franquista de vagos y maleantes al bueno de Karim, como si su fútbol plástico y eficiente tuviese algo de antisocial».

    La ley de vagos y maleantes es republicana.

  47. No más para decir que las mujeres de los pueblos indígenas nos solidarizsamos con la lucha de las mujeres de Europa explotadas por el patriarcado y que por ello durante el día de hoy me sumo a la huelga de comentarios y pido la liberación y el cese de la explotación y la visibilizisación de la señorita Bellpuig, a quien se le constringen sus derechos doblemente, como mujer y también mismamente como indígena catalana. Todas juntas podemos. ¡Abajo el macho!

  48. ERNST BARLACH, VISIONARIO

    En 1928 el escultor Ernst Barlach esculpió una escultura esculpida en madera en la que esculpió al hermano de la Ronalda simulando una lesión. Por primera vez en el mundo y en todos los tiempos, descubrimos el verdadero significado de esta obra que algún despistado llamó «un hombre cantando». Se han escrito muchas biografías sobre Barlach, pero en ninguna aparece esta realidad que revelamos en primicia en nuestro magazine favorito.

    Ronaldo simulando una lesión

  49. Buenas tardes a todos:

    He bajado a Madrid al despacho , y en el barrio, todas “las chicas” estaban trabajando ( bancos, farmacias, mercado de La Paz, mercerías, etc etc ).
    Sí me ha pescado una manifestación de Policías Nacionales, en Génova, pidiendo la equiparación con los autonómicos. Pero en cuanto los conductores se daban cuenta de quienes eran los de la manifestación, esperaban sonrientes a que les dieran paso, y les deseaban suerte, y eso. Nunca había estado en un atasco tan tremendo y tan placentero al mismo tiempo.

    Como diría un progre ; ” Esa es Zona Nacional “.

  50. JrG- Me he ido a su página, a ver si me enteraba de su último Avatar. Y no viene. ¿ De donde lo ha sacado para intentar verlo en grande ? En cambio, en su tumbler sí hay un retrato precioso de encargo y aceptado, de un señor con barba.

  51. Ayer hablaba con unas amigas (¡AYER HABLÉ CON AMIGAS!) de lo bien que sabe encontrar versos buenos en las poesías malas. «Busca, busca, busca…», le dicen a los perrillos. Esto que traigo, lo mismo: Innerarity me cae regular por unas cosas, pero siempre me traba y este titular es amén Jesús.
    «Tratar con gente que no piensa como nosotros impide que nos volvamos locos».

  52. «Tratar con gente que no piensa como nosotros impide que nos volvamos locos».

    Bueno eso depende de lo diferente que piensen…

  53. Chino Cudeiro jueves, 08/03/2018 — 10:57
    Esto de Manuel Toscano igual te gusta, Proc: «Los libros que no he leído».

    Lo he leído al bies, luego me entregaré (y al otro de Toscano sobre intimidad y privacidad que trajiste y acabo de imprimir. Chino Luke, Toscano, ¿NO SERÁ TU PADRE?). Tiene buena pinta, me ha recordado al libro de Bayard.

  54. El día que se eduquen a personas y no a sexos habrá igualdad.

    Desde la familia y la escuela. Me preguntó cuántas de estas mujeres que hoy salen a la calle, siguen poniendo lacitos de colorines a sus niñas, las visten con faldas y les regalan muñecas. Así no vamos a ningures.

    ¡ Por una educación asexual, YA!

  55. Muchas gracias JrG. Así, vista la imagen en grande me he enterado. Y me gusta. Y lo he visto en lo de JrG ve por ahí. Yo, en tan pequeño, lo que creía ver era una calavera y una maleta.
    Gracias de nuevo.

  56. Si no tienen nada mejor plan esta tarde-noche, les recomendaría ver la película de Orson Welles “F for Fake”.
    Trata sobre el más famoso falsificador de pinturas que ha dado la historia.
    Elmyr Hory
    Pintó casi tantos Modiglianis, como el propio Modigliani, sólo que él no copiaba, creaba cuadros nuevos que se vendían en galerías reputadas, como originales..
    Un tipo fascinante que se refugió en Ibiza y que terminó sus días suicidándose por miedo.
    Podía venderle un Picasso al mismo autor sin que supiera si era suyo. De hecho le vendió unos cuantos a su mismo marchante.
    Personaje para estudio.

  57. Procuro fijarme

    jueves, 08/03/2018 — 17:18

    Chino Luke, Toscano, ¿NO SERÁ TU PADRE?

    Creo que no, pero a saber. La verdad es que tampoco me importaría: Chino Toscano suena a cachorro mestizo de la mafia china y la italiana.

  58. Srta. Bellpuig:

    Aunque una esté con sus labores, hoy, día de huelga, hemos trabajado para el blog.
    Por si les interesa, y aproveche, adjunto por correo una portada del estilo a las que últimamente está publicando Chopsuey.
    Un cordial saludo.
    Sr. Verle

  59. PEQUEÑAS IDEAS PARA UN MUNDO MEJOR
    Si tienes la suerte de poder tener una asistenta el día antes que vaya haces lo siguente:
    -Coges el “pato” y rocías a base de bien el inodoro. Luego coges la escobilla y zas zas, lo dejas como una patena.

  60. No más para decir que no puedo comentar porque estoy en huelga, pero también para decir al señor Marqués que también le puede refregar los suelos, recoger los platos, quitar los polvos, y planchar y almidonar las camisas para que la asistenta se sienta con más valoración y realización personal.

  61. Alvaroquinn miércoles, 07/03/2018 — 23:37
    Díselo cantando, Adaps.

    ¿Qué pasa, ya no hay pistolas?

    Proc, no mientas. Tú no cumples; años.

  62. Jodía, tienes un pacto con el Hijo de la mañana.

    Buf, yo últimamente cumplo de tres en tres. Si quieres cometer un par de errores nuevos pregúntame a mí.

    Chicas, sigo leyendo en polaco, por vosotras, eh.

    Amo lo bello y lo sublime

    Amo las noches y las rosas

    Y amo vuestras miradas felices

    Que convierto en mariposas

    Me gustaría saber cómo se hace eso y con qué objetivo.

  63. En un programa de la tele invitaron anoche a una persona con aspecto de mujer pero a la que le gustan las cosas que la sociedad considera propias del género masculino: pilotar aviones de combate, jugar al fútbol… En un momento de la entrevista contó que en una aldea africana, donde formó un equipo de fútbol, les dio por pensar erróneamente que era un hombre.

    ¿Erróneamente? Según una versión rigurosa de la teoría de género, ella es un hombre. Es verdad que se siente mujer, y eso de sentirse de este modo o del otro cuenta mucho en algunos ambientes, pero, dado que su comportamiento se ajusta al estereotipo de la masculinidad, es un hombre. Lo es diga lo que diga.

    A la hora de asignarle el género que le corresponde, que se sienta esto o lo otro no puede tener ninguna importancia por la razón que sigue: si la diferencia entre el género masculino y el femenino consistiera en sentirse hombre o mujer, al margen de esas cosas que diferencian a los géneros, como son jugar al billar o a la comba, vestirse de azul o de rosa, rascarse la entrepierna o mirarse las uñas…, el concepto de género sería un concepto vacío, y la teoría de género, una teoría sin contenido, como la teología.

  64. Aunque digan lo contrario, el género del que hablan las feministas tiene mucho que ver con la biología. Un género es un paquete de atributos culturales, eso es cierto; pero es un paquete de atributos culturales que una sociedad asigna a los que tienen unos atributos biológicos. Probad a quitarle al concepto de género manejado por las feministas esa referencia biológica, y os cargaréis lo sustancial y operativo de dicho concepto, pues, desaparecido ese vínculo, dejado el concepto de género a su propia suerte, allí donde pongáis el ojo, allí estará presente algún género: el género de los amigos del salmón, el de los que no van a misa casi nunca, el de los piratas del Caribe, el de los que no miran por donde andan, el de los que no volvieron de la guerra, el de los que no se olvidan de la guerra… y así hasta la náusea.

  65. Cuando algunos hombres, cada vez menos, sacan a relucir el hecho de que mueren más hombres que mujeres a causa de la violencia, las feministas suelen responder que muchos de ellos, a diferencia de las mujeres, se lo buscaron metiéndose en líos. Pero, si meterse en esos líos forma parte del rol que la sociedad heteropatriarcal ha asignado a los hombres, éstos no son los responsables de esos líos en los que se meten, por lo que no puede decirse que se merezcan más que las mujeres morir a causa de la violencia. El heteropatriarcado es el único culpable de las muertes violentas, unas muertes que afectan más a los hombres que a las mujeres. Pero son las mujeres las únicas que dicen que las están matando a todas.

Los comentarios están cerrados.