Sesenta y nueve: seis, nueve

Por Gómez. Los siguientes relatos se presentan como una ficción y están dedicados a Marco Polo. SESENTA Y NUEVE: SEIS, NUEVE… Fue el verano del 90. Acababa de regresar de trabajar en la costa y decidí cambiar las...

Seguir leyendo

El ángel

Por Gómez. MARRUECOS Aquella camarera era una preciosa chica cuyo cerebro, por así decirlo, funcionaba a otra velocidad que el del resto de los mortales. La llamábamos Hilary en honor de un personaje de la serie El Príncipe...

Seguir leyendo

Born to be wild

Por Gómez. Se trataba de un local por donde, además del público “convencional”, de tanto en tanto se dejaban caer miembros de diversos clubs de motoristas. Algunos eran tipos bastante peligrosos, y para evitar peleas entre...

Seguir leyendo

Willkommen

Por Gómez. Una vez me pidieron en un late night de la televisión autonómica que relatara alguna anécdota que me hubiera sucedido en mi trabajo como portero de discoteca. La pregunta me cogió por sorpresa, y la única para...

Seguir leyendo

Caracoles

Por Gómez. Los fines de semana no se les veía por ninguna parte; pero aparecían puntuales, como caracoles tras la lluvia, los días que no había nadie. Los recuerdo a casi todos, y eso que fueron muchos a lo largo de aquellos...

Seguir leyendo

Follar como una perra

Por Gómez. Sucedió hace no demasiados años. Sonó mi teléfono móvil. —¿Alfredo? —dice una voz femenina. —Sí. —¿Ni siquiera las llaves? —me grita a bocajarro—. ¿Ni tan siquiera podías devolverme las llaves de...

Seguir leyendo

Coche viejo

Por Gómez. Fue mi primer coche, un Fiat 124 Sport 1600 de quinta o sexta mano que se caía –literalmente– a pedazos; en ocasiones me quedaba con la palanca de cambio en la mano, cada maniobra de aparcamiento equivalía a...

Seguir leyendo

Zapatos nuevos

Por Gómez. Las evoco, no sé bien por qué, principalmente con falda, calcetines y zapatos nuevos. Tímidas y apocadas. Bonitas. Las evoco apoyadas en la barandilla de los autos de choque de una feria de mi barrio, en nuestro...

Seguir leyendo

Lo único que necesitas

Por Gómez. POLOS DE LIMÓN No sólo hablaba dormida, sino que, en los primeros estados del sueño, era capaz de mantener una conversación coherente y fluida durante un buen rato, esto es, de narrar lo que estaba “viviendo”...

Seguir leyendo

El exterminador

Por Gómez. Su cerebro se retuerce como un sapo. (Jim Morrison) B. y yo cambiábamos impresiones en mi biblio­teca. Nos hallábamos casi a oscuras, pues el tenue fulgor que propagaba el quinqué de petróleo apenas atenuaba la...

Seguir leyendo