Los sambenitos de Tui: Una historia de amor (I)

Por José Martínez Ferreira

Tui es una ciudad preciosa a orillas del río Miño a la que únicamente voy en verano y Semana Santa cuando llueve, es decir, cuando no puedo ir a la playa. Antes se llamaba Tuy, pero hace unos años de repente desaparecieron todas las íes griegas de Galicia y tuvo que cambiar de nombre. Mis paseos por esta ciudad siempre incluyen la visita a la catedral de Santa María, que para mí es una de las más bonitas de España por su sobriedad románica y su estilo defensivo, un paseo por el casco viejo y, si hay tiempo, una visita al convento de Santo Domingo para ver su espectacular retablo de la Virgen del Rosario con la representación de la batalla de Lepanto.

Un año en el que para pasear quizá llovía demasiado acabé entrando en el Museo Diocesano. Una entrada casi regalada para ver la típica colección de arte sacro llena de encanto, con piezas fantásticas y otras lamentables. Aunque lo mejor estaba en su primer piso, ya que en su sala principal se exponían los únicos sambenitos que se conservan en España.

El año pasado una amiga estuvo de turismo por la zona y le recomendé que fuera a ver los sambenitos, así que después de comer en O Novo Cabalo Furado, como debe ser, se encaminó hacia el museo, pero estaba cerrado. Busqué en internet y resulta que está de obras ya que la colección de la diócesis se traslada a otro edificio dentro del plan de rehabilitación de la catedral. Así que tendrá que esperar a su reinauguración si quiere verlos. Pero le prometí que escribiría sobre ellos y, un año después, cumplo la promesa.

Los sambenitos de Tui los encontró el archivero Rafael Sánchez Bargiela a comienzos de los años ochenta del siglo pasado durante la limpieza de una vieja dependencia del Archivo Catedralicio. Él mismo contó su hallazgo en el prólogo que escribió para «Los “Sambenitos” del Museo Diocesano de Tui», de Jesús Casás Otero (Museo Diocesano de Tui, 2004):

«En medio de viejos libros litúrgicos, de sacras, de estolas descoloridas y artículos de ornamentación religiosa apareció un rollo de tela, con inequívocas señales de llevar muchos años esperando que alguien reparase en su ostracismo.

Con cuidado y cierta inquietud recuerdo que extendí aquella tela por el suelo, y fueron desvelándose ante mis ojos nombres, fechas, dibujos, aspas de San Andrés, llamas de fuego… que a poco mostraban el panorama de estos sambenitos, descubriendo así un pequeño tesoro oculto entre los restos de aquella “Contaduría” catedralicia. Unas telas que llevaban años, siglos quizás, olvidadas en aquella vieja dependencia sin que nadie repararse en ellas y que constituyen actualmente uno de los más preciados objetos que acoge el Museo tudense».

Los sambenitos los llevaban puestos los expedientados por el Santo Oficio como una especie de poncho, tal y como se ve en algún grabado de Goya, acompañando al capirote. Imagino que acabado el castigo era cuando se escribían en ellos los nombres de los presos y los datos de sus condenas. Posteriormente se colocaban para siempre en las puertas y muros de las iglesias para escarnio eterno de los herejes y sus familias, tal y como se hace, en sentido contrario, cuando se cuelgan para siempre del techo de los pabellones las camisetas de los jugadores buenos de baloncesto.

En Tui se conservan catorce sambenitos en cinco lienzos de lino. En dos de las telas hay dos condenas, otras dos tienen tres y la mayor, cuatro. Todos tienen la fecha del expediente, once son de 1617, dos de 1619 y uno de 1621. Esta distribución deja claro que no son los que portaron realmente los condenados, sino que son posteriores. Con el paso de los años, las telas se estropeaban, así que se hacían de nuevo y se volvían a colgar en la iglesia.

Además de en Tui, en un muro de la iglesia de San Martín de la localidad burgalesa de Coruña del Conde están grabados los «nombres, oficios y delitos de seis condenados por la Inquisición a finales del siglo XV y comienzos del XVI», según la entrada sobre el pueblo castellano de la Wikipedia. No conozco esa iglesia, pero da la impresión de que en ella se conserva otra media docena de sambenitos, o al menos sus rastros. Y es que ya sabemos que en todos los pueblos de España hay algo único en el mundo. En Tui tienen los sambenitos, pero en Coruña del Conde, también. Nada es único.

Los sambenitos tudenses son como los burgaleses, en la parte superior tienen una cruz de San Andrés y en la parte baja los datos del expedientado. Dos de ellos, además, tienen en el centro del aspa los retratos de los condenados, al haber sido sus protagonistas juzgados sin estar presentes o, como se decía técnicamente, en una expresión preciosa, relajados en estatua. Así son los textos que tienen escritos:

María de las Nieves natvu
ral de Tvy y mvjer de Pedro

Correa vecino de dicha civ

dad herege jvdaizante re

conciliada año de 1617

Todos los expedientados de Tui, trece mujeres y un hombre, lo son por judaizantes y fueron denunciados por Isabel Coronel, quien además se acusó a sí misma. La mayoría eran sus propios familiares, ya que delató a Antonia Henríquez, viuda de Duarte Coronel, y a sus dos hijos, Andrés Duarte Coronel y Antonia Saravia, mujer de Tomé Coronel. También a Catalina Coronel y a la esposa de Miguel Coronel, Margarita Méndez Mercader. Y, como si fuera un romance castellano, no sólo lo hizo con Margarita, sino que también denunció a sus cinco hermanas, Isabel, María, Beatriz, Blanca y Catalina Méndez Mercader. La delatora, además de Coronel, era también Mercader, ya que estaba casada con Antonio Paz Mercader. Las otras tres tudenses con sambenito, Antonia Gómez, Isabel Gómez y María de las Nieves, por los nombres parece que no tuvieron nada que ver con la gran redada de coroneles y mercaderes sucedida en Tui a principios del siglo XVII.

El historiador Suso Vila actualiza en su artículo Los conversos en Galicia y Portugal a través de los sambenitos de la Catedral de Tui, publicado en 2016 en la página de la Asociación Galega de Amizade con Israel, la información incluida en su libro «Judíos, Conversos e Inquisición en Tui» (Suso Vila Editor, 2013) sobre el juicio del que resultaron condenados los protagonistas de los sambenitos. En su denuncia, Isabel Coronel se acusa a sí misma y a los demás de «guardar la fiesta del sábado y otras costumbres de raíz judaica». La delatora es condenada a unos años de prisión y a su salida se le retira el hábito, que no obstante se cuelga en la catedral para siempre. Las seis hermanas Méndez Mercader corren peor suerte, ya que son condenadas a cadena perpetua, ¿estarían obligadas a vestir en prisión el infame sambenito? Quienes seguro que no lo llevaron puesto fueron Andrés Duarte y su madre, Antonia Henríquez, ya que nunca fueron detenidos y puestos ante la justicia. Los dos fueron relajados en estatua y sus sambenitos pasaron directamente a colgar de la iglesia.

Y así aguantaron dos siglos, siendo reemplazados cuando se estropeaban, hasta que en 1834 se disolvió el Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición y fueron descolgados. Alguien los guardó, quedando olvidados durante otro siglo y medio para reaparecer hace unos pocos años en el Archivo Catedralicio de Tui. Hoy quizá sean el bien más valioso del Museo Diocesano. Pero antes de todo esto, en 1763, dos de ellos fueron robados por amor.

109 comentarios en “Los sambenitos de Tui: Una historia de amor (I)

  1. Muy buena Josénez.
    Todos llevamos un Sanbenito.
    Un día matas un perro, y “mataperros”, te compras una guitarra y “jipi”, ahorras con los binoculares chinos y te llaman cutre, no eres nacionalista ni de izuqierdas luego eres “facha”, no te gustan los espectáculos de pirotecnia y eres un Pinfloy.
    Ahora ya te los calzan en la red de redes de internet, para la posteridad de hoy mismo y lo bueno es que se sepultan entre una millonada extrema de datos por minuto. pero siempre algún explorador ocasional, o profesional, saca algo.
    También es cierto que ahora existen los “borradores” a sueldo, expertos en dulcificar historias de incontinencias pasadas o pasajeras, lo cual no evita que las meteduras de pata irreflexivas u oportunas, sean constantes e incruentas.
    Buen relato y muy esclarecedor para nosotros los ignorantes observadores.
    Buenos días a la parroquia.
    Algunos amores matan.

  2. Muy chula la entrada, amo todos los pueblos que fueron ciudades.

    Tui -Tuy. No me gusta ese cambio de Tuy por Tui.
    No me gusta el cambio de Yruela por Hiruela.
    Y me pregunto si Yruela tiene alguna relación con el nombre Fruela.

    Tuy y la Coruña de Conde, dos “pueblos” que valdrá sin duda la pena visitar, y no sé si alguno no tendrá categoría de ciudad.

    El título de Conde de la Coruña lo lleva una rama de los Mendoza que eran dueños de las tierras que poblaron mis antepasados en Guadalajara. Pensé que mis antepasados mandaban sus impuestos para La Coruña (Galicia).
    Luego descubrí que los Mendoza eran de Álava, y pensé que los impuestos se irían a Alava.
    Otro día descubrí que esa Coruña (del Conde) estaba en Burgos y deduje que esos impuestos irían a Burgos .
    Pero no, eso de condes de La Coruña era solo palabrería, ya que vivían en Guadalajara. Y que luego se mudaron a Madrid, a pedirle al rey puestos de virreyes, más tarde de embajadores o simples funcionarios.

    El primer conde de Coruña y vizconde de Torija fue Lorenzo Suarez de Figueroa, hijo de Iñigo Lopez de Mendoza, primer marques de Santillana. Caso con Isabel de Borbon en 1452. Su sucesor fue su hijo Bernardino Suarez de Mendoza, que fallece en 1534. A Bernardino debia sucederle su hijo Lorenzo Suarez de Mendoza pero muere joven y sin hijos, y le sucede su otro hijo Alonso Suarez de Mendoza, tercer conde.
    Este Alonso Suarez se caso en 1513 con Juana Ximenez de Cisneros, una sobrina del cardenal Cisneros, siendo este padrino de la boda. Cisneros fundo la universidad de Alcalá de Henares, y los condes de Coruña y vizcondes de Torija serian patronos del Colegio de San Ildefonso de la universidad de Alcalá desde que en 1534 Alonso aceptara serlo. Por su alianza con Cisneros, Alonso no tuvo buenas relaciones con el tercer duque del Infantado. Participo en diversas campañas contra Francia, y en la de Tunez, reinando Carlos V. A su muerte tenia una renta entre diez y quince mil ducados anuales, pero dejo unas deudas de 150000 ducados.
    Hacia 1530 Alonso hizo un “Paso Honroso” o torneo de caballeros a la usanza medieval, en la estrecha garganta que es vigilada por Torija y su castillo. El conde y sus caballeros desafiaban a luchar a los caballeros que pretendieran pasar por el paso. Imagino que los campesinos mirarian los torneos galantes que alli hubo.
    La verdad es que esta familia vivio, generalmente, a la vera de los duques del Infantado, junto a ellos y su corte ducal. No residieron en Torija ni menos en Coruña del Conde (Burgos) sino en Guadalajara, cerca de la iglesia de San Nicolás, en la llamada calle mayor, a escasos 200 metros del palacio de los duques del Infantado. Cuando estos se mudaron a Madrid a inicios del siglo XVII, los Suarez de Figueroa y Mendoza se mudaron también.

    Hablo de memoria, y mi memoria no es muy buena, Felipe II hizo unas relaciones topográficas para enterarse de todos los pueblos a los que podía cobrar impuestos y una desamortización por la que los nobles dejaban de cobrar impuestos y se lo quedaba todo él. A cambio, los nobles recibían grandes puestos en la corte. Los Mendoza, grandes de España.
    Disculpen los errores de mi memoria y entendimiento, les comento esto, por que tiempo atrás me pareció muy interesante. Tal vez ya se lo conté.

  3. Añadir que en la Puebla de Valles (Guadalajara) hay una finca llamada El Palacio, en la que un Mendoza que había sido Virrey de Méjico se construyó su palacio al volver de Méjico.
    De ese palacio no queda ni una piedra, al menos, cuando estuve allí no vi restos de nada.
    Me imagino a un Mendoza, harto de intrigas y virreinatos, retirándose de todo en la Puebla de Valles, y que tal vez pueda ser antepasado mío.
    Como Los Pazos de Ulloa de Emilia Pardo Bazán, pero en Guadalajara, unos siglos antes. Cuando era más joven lamentaba que no hubiera un escritor alcarreño que dejara constancia. Hoy día, celebro poder imaginar como fue gracias a Emilia Pardo Bazán.

  4. Buenos días a todos :
    Llevo desde las 7’30, luchando contra los becarios de unión fenosa gas natural , desesperada, por la cantidad de pifias que me están haciendo últimamente ( les recomiendo que si pueden, los que estén con ellos cambien sus contratos a otras compañías ), y ya estaba furibunda.
    Pero, en un descanso, he venido, he leído la entrada de Josenez, y los comentarios de Claudio Sífilis, que he disfrutado muchísimo, y me han cambiado el chip.
    Y he decidido volver a ver la serie Isabel, entera, ( la tengo en DVD), para empaparme de nuevo en todos esos Mendoza…
    Y, otra cosa :
    El tío Josenez viajero de la ilustración es el de Los Fragel, ¿ No ? Una serie que recuerdo con verdadero cariño de cuando mis hijos eran pequeños…

    Así que
    ¡ Muchas Gracias !

  5. Vi el vídeo de ayer de Mónica Oltra explicando la diferencia entre el Corredor Central y el Corredor Mediterráneo. Ciertamente es risible, pero me hubiera gustado ver el contexto completo. Seguro que le cayeron una o varias preguntas gilipollescas sobre el tema y la pájara intentó tirar de ironía; algo para lo que, obviamente, no está dotada.

  6. Que alguien, si la jefa Bellpuig no está disponible, corrija el Sanbenito de mi primer comentario por el preceptivo SAMBENITO, o ya no podré evitar el mismo, de metefaltasortográficas, a mi numerosa indumentaria expiatoria.

  7. En Arabia el viernes se libra. Así que descansando y con nostalgia veo que han escavado en la finca del palacio. De virrey dicen que lo fue del Perú o de Filipinas…

    El palacio fue construido en el siglo XVI por Alonso del Moral, según atestigua su escudo (robado hace unos años), coincidente con el de su lápida de la iglesia. Su estado ruinoso y la maleza impedían vislumbrar su pasada grandeza.
    Aunque no hay constancia, se supone que el virrey del Perú entre 1.671 y 1.674, D. Melchor de Liñán y Liguero, Conde de Puebla de Valles pasó por él. Probablemente de ahí venga el nombre de “Palacio del virrey”, aunque la tradición dice que fue construido por un virrey de Filipinas.
    Unas obras recientes para recuperar unas tinajas han dejado al descubierto, además de la bodega árabe y el patio del palacio.

    Pero eso de Conde de Puebla de Valles suena a cachondeo. No sé.

  8. Aquella entrada prometida y solo un año después cumplida… ¡con otra promesa regresa!
    Muy buena, Josénez.

  9. Los impuestos no se los quedaba el Rey, se los quedaba el Reino. Parece lo mismo pero no lo es.

    Mientras no le parezca lo mismo al rey.
    O a Godoy.
    O al Conde Duque.
    O a Pedro Sánchez.

  10. Claudio Sifilis
    viernes, 10/08/2018 a las 08:20
    Y me pregunto si Yruela tiene alguna relación con el nombre Fruela.

    Yruela es eruela, diminutivo de era. La fonética popular vuelve así dipotongo el hiato de la secuencia «l[a e]ruela», es muy corriente en la toponimia castellana.

  11. Porque al final, algunos gobernantes, no digo reyes, a los que no les llega con los impuestos, piden un crédito y siguen con sus chaladuras.

    Dicho esto.
    Estoy descansando.
    La corrección de Perroantonio queda aceptada en un mundo ideal. O en su aproximación, la Europa actual, como eso de los gases ideales…

  12. “Pero antes de todo esto, en 1763, dos de ellos fueron robados por amor “.

    Y esa historia del robo por amor de 1763, ¿ va a aparecer pronto ? Que como ahora sólo hay contribuciones de los “blogueros” los viernes, y hay unas cuantas series en cola, unas también ya empezadas, las otras sólo anunciadas, supongo que tendremos que esperar…

  13. Larga vida a Chopsuey.

    El rey ha muerto, viva el rey.
    El rey a muerto, larga vida al rey.

    Con tal lema se pretendía evitar la peligrosa situación política que se plantea en un interregno, además de servir como última ocasión de vitorear al rey fallecido y primera ocasión de hacerlo con el nuevo rey, con lo que ello conlleva de significado político: la expresión de la fidelidad de los súbditos al rey y (especialmente en el contexto de la sociedad feudal) la renovación automática de los lazos del vasallaje.
    El significado más trascendente de tal expresión es la continuidad de la institución monárquica más allá de las personas que la encarnan, teorizada de forma más profunda en conceptos como el denominado doble cuerpo del rey.

  14. Convite

    Caros amigos,

    No próximo dia 11 de Agosto (sábado), a partir das 20h30, o Alentejo Sculpture Park abre as portas ao Festival Internacional de Cinema Periferias, na Quinta do Barrieiro, para uma sessão dupla de cinema que não deve perder.

    Visionaremos, em primeiro lugar, no âmbito do projecto “Entre Diálogos” (OPP – 2017), um breve filme sobre Garcia de Orta, médico e naturalista do século XVI, nascido em Castelo de Vide, a quem será dedicada a instalação “Herbário” no nosso Parque de Esculturas, http://www.alentejosculpturepark.com/

    Logo de seguida, será exibido um documentário sobre uma das grandes obras da pintura universal, o Jardim das Delícias Terrenas, de Jerónimo Bosch, https://www.youtube.com/watch?v=P0AHodcVwgY
    Para nos introduzir no enigmático universo deste pintor holandês contaremos com a presença de Carmen Escardó Zaldo, doutorada em História de Arte e gestora cultural na Fundação Amigos do Museu do Prado.

    Boas razões para nos visitar e desfrutar de uma noite de cultura e
    convívio.

    Hum, si me animo, les mantendré informados.

  15. La catedral de Tuy/i mola y la historia de los sambenitos contada por Josenez aún más. A ver si nos enteramos de cuándo abre de nuevo ese museo y nos acercamos a beber vino del Rosal y ya luego, debidamente adobados, rendimos visita. Sé que aún quedan picotas en algúnos pueblos y, como los sambenitos, no he visto ninguna en directo. En casa las picotas son cerezas gordas y sin rabo, cerezas eunucas, cosa que no sé si es general de todo el reino o se circunscribe a este rincón. Sé por casualidad que el primer viaje al extranjero de dos, dos nada menos, presidentes de los EEUU fue a Galicia, a Ferrol y Coruña más en concreto. John Adams fue enviado por el recién nombrado Washington a Europa a pedir ayuda. Iba a Francia pero el barco, el Navy/i Force One suponemos, se le estropeó y tuvo que bajar en Ferrol. John Adams fue el segundo presidente y lo acompañaba su hijo John Quincy/i Adams, que fue el sexto. De Ferrol a Coruña y de ahí a Francia en carromato. Dejó mucho escrito de esos días en Galicia y, al parecer, la descripción detallada de cómo a los reos de muerte se les mataba como hicieron en su día los romanos. Metían al reo en un saco con una serpiente, un gallo, un mono y un perro y lo tiraban al
    Tíbet, uséase la poena cullei de los parricidas. Lo que ocurre es que el tipo en Coruña ya estaba muerto matado de menos crueldad, lo metían en un barril en vez de un saco, los bichos iban dibujados por el exterior y en vez de río se usaba el Atlántico. En Galicia nunca ha habido monos, que yo sepa, pero artistas que te pinten uno de oídas los hay a mazo aún hoy. Lo que no dice el segundo presidente de los EEUU es si le ponían o no sambenito. No sé si Adams padre y Adams hijo oasaron, en su viaje a Francia, por Coruña del Conde, que podría ser. Ir a París es simplemente coger el camino de Santiago de vuelta y pasa por la del Conde.

  16. S. viernes, 10/08/2018 a las 13:09

    JAJAJA, como Jimi Hendrix. Pobrecillo, no es para reírse; y el de la foto, un miserable, tiene toda la razón.

  17. No me vale como corrección para un “mundo ideal”, Claudio. Felipe II, que yo recuerde, gobernaba un imperio europeo y ultramarino. Vamos, que tenía un administracion un poco más desarrollada que el reyezuelo de los tebeos de Conan. Una administración con miles de funcionarios y un sistema impositivo en desarrollo que como ya habían empezado a hacer los Reyes Católicos pretendía acabar con los vestigios del sistema feudal. Resumirlo diciendo que Felipe II quitaba los impuestos a los nobles y se los quedaba él viene a ser un resumen un tanto pedestre, por decirlo suavemente.

  18. Vale. Si tomas como ejemplo de noble al Alonso Suarez de Mendoza que dije antes, que tenía una renta entre diez y quince mil ducados anuales, pero dejo unas deudas de 150.000 ducados, se concluye que la medida de Felipe II fue beneficiosa, como dices. Beneficiosa organizativamente para el Imperio.

    Yo pienso así, Felipe II le quitó su renta al Conde de la Coruña que la malgastaría, para administrar el imperio, o para sus intrigas contra la duquesa de Éboli, o para construir el Escorial.
    No es que me parezca mal. Es lo que ocurrió. En otros países la edad media todavía siguió muchos años más.
    Yo tengo corazón anarquista y aunque entienda las decisiones por bien del Imperio, siempre me expresaré con tono que puede parecer despectivo al orgulloso del pasado español.
    Y no es que yo no esté algo orgulloso en el fondo, es que lo miro con ojos rebeldes. Y me provoca indiferencia.
    ¿Qué es mejor, que un noble malgaste dinero, o que se junte todo el dinero que malgastan los nobles para mandar al Duque de Alba a Flandes a matar protestantes?
    Imagino que, para los campesinos de las relaciones topográficas a los que venían a visitar para averiguar qué se podía sacar de sus pueblos, la respuesta sería la indiferencia.

  19. –¿Qué son los pigmeos? –preguntó finalmente Douglas.
    –Una especie de cerdos –dijo Guillermo.
    –Yo lo sé –dijo el enciclopédico Enrique–. Son personas mayores pero que tienen el tamaño de niños. […]
    –¡Hombre! Apuesto a que también hay pigmeos en Inglaterra y estoy seguro de que los descubriré. Al menos voy a intentarlo.
    –Podría ser peligroso –le advirtió Douglas–, porque podrían ser salvajes.
    –Yo también puedo ser salvaje, si ellos lo son.

    ¡Maravilloso Guillermo!

  20. Claudio Sifilis
    viernes, 10/08/2018 a las 15:46

    Yo tengo corazón anarquista y aunque entienda las decisiones por bien del Imperio, siempre me expresaré con tono que puede parecer despectivo al orgulloso del pasado español.

    Me pasa lo mismo. No sé a qué demonios esperan para exhumar los restos de ese fascistorro del Escorial y tirarlos por ahí.

  21. Ayer no pude leer ningún libro en todo el día, que estaba demasiado reventada. Pero esta tarde, he terminado “Lincoln in the Bardo”, que he leído en tres sentadas grandes, tal como recomendaba Pirata. Y me ha encantado, y eso que es un libro bastante raro, y que a partir de un momento dado, ( y no pienso explicar por qué, que he visto que soy la única a la que le gusta que le destripen los relatos, las películas, y los partidos de futbol, antes de meterse en ellos ), a partir de ese momento dado, no paraba de comerme las uñas ni de arrancarme padrastros, de los nerrrviosss.
    Y he ido corriendo a leer la ” Gettisburgh Address”, que tenía bastante olvidada. Y la he releído con ojos nuevos.
    Que siempre fui mucho más Fan de Jefferson que de Lincoln.
    Así que
    ¡ Muchas gracias Pirata !

  22. Gómez, me has hecho reír.
    Yo a Franco le dejaría donde está, lo único que permitiría a los no conformes es bailar sobre su tumba delante de los franquistas.

    En el colegio un profesor de gramática nos daba una hora semanal en la que cada uno llevabamos el libro que nos daba la gana y leíamos en silencio.
    Yo llevé uno de Guillermo el Travieso el primer día y no podía dejar de soltar carcajadas mientras todos estaban en silencio. El profesor y los demás niños se volvían hacia mí y me miraban con desaprobación.
    No acabé aquel libro. A partir de la semana seguiente llevé otro libro que me aburría mucho y tampoco acabé. Me pasaba las horas de lectura silenciosa mirando al techo.

    Procu, Arabia es muy anacrónica, la edad media en el siglo XXI. Pero yo no soy anacrónico, no entiendo de qué vas llamándome cosas raras. Ya no te ajunto.

  23. Procuro fijarme
    viernes, 10/08/2018 a las 16:58
    Otra vez…

    A) Yo también te quiero.

    B) Es que cuando Schultz preguntaba ¿Te ha gustado? Y tú contestabas, Mucho. ¿A ti?, creí que hablabais de otra cosa. Siempre veo esa pregunta y esa respuesta en otro contexto.

    C) Yo estaba con el Mundial, hombre.

  24. En los aledaños del estadio olímpico de Berlín. Ha remitido el tiempo tropical. El ambiente es delicioso, tranquilo y bello como la esposa perfecta. Me dopo con garimbas (cinco pavos la birra) y haut docks cargados de chile. Cómo me gustan los perrillos cálidos. A la espera de comenzar la sesión vespertina, creo que me tomaré la tercera garimba y el segundo haut dock en mi asiento. La última vez que estuve aquí fue para ver a Reyes Weathers en 2014, cuando vino con el Muro.

    A Errejé Aserejé seguro que le gusta el deporte sin espectáculo circense y se lo pone en la cadena musical donde resuenan los jadeos (ajjjj, ajjjj) y el roce de las pantalonetas (friii, friiii) y el rebotar de los tacos sobre el tartán (plac, plac, plac).

    Cada uno goza del Sport como le place.

  25. Claudio Sifilis
    viernes, 10/08/2018 a las 17:0
    En el colegio un profesor de gramática nos daba una hora semanal en la que cada uno llevabamos el libro que nos daba la gana y leíamos en silencio.
    Yo llevé uno de Guillermo el Travieso el primer día y no podía dejar de soltar carcajadas mientras todos estaban en silencio.

    Creo que ya lo he contado. En 3º de EGB, en los salesianos, yo tenía un profesor –cura, vascongado y pelotari, para más señas– que organizaba peleas de gordos en clase. Sin eufemismos: se trataba de peleas de gordos y las denominaba así: peleas de gordos. “Si os portáis bien, esta tarde haremos una pelea de gordos”, decía, y todos –menos los gordos, supongo– aullábamos de satisfacción anticipando el aroma de la sangre. Cuando llegaba la hora del combate, nos apresurábamos a formar un círculo con los pupitres y, cual circo romano, los alumnos de peso equilibrado jaleábamos hasta enronquecer a los obesos gladiadores que se daban de lo lindo. Me imagino lo que pasaría hoy si a un profesor se le pasara por la cabeza organizar en horario escolar –o incluso fuera de él– una actividad semejante. Con todo, era un profesor duro pero ecuánime; cuando en clase se montaba un follón general, y le resultaba imposible identificar con certeza a los verdaderos culpables, optaba por la vía salomónica: nos ponía de pie a todos y nos pegaba una muy equitativa hostia a cada uno. Fue el mejor profesor que tuve en la infancia.

  26. A mí el deporte me gusta en la tele, Saturio.
    El tour para la siesta, sobre todo en etapas de montaña, el atletismo en televisión, y la gimnasia también.
    La F1 es magnífica si no puedo coger el sueño, y para ver en directo sólo coches viejos.
    En cambio lo de las garimbas y HDocks martins, si que me da un poco de envidia.
    Será por la hora.
    Pongo la tele para ver si te veo saludando o algo.

  27. No voy a subirme al asiento para sacármela, no sea que me vea mi madre por la tele.

    Primera serie de vallas, victoria de un tudesco. La segunda, victoria del español. Emociona el rugido del coliseo.

    Me he visto gritando VAMOS y he recordado que es el grito del tuiterismo morinyista. Qué grima. Ya solo me falta decir eso de «Arriba España (hijos de puta)». A partir de ahora gritaré «ahí, ahí» o «olé tus cojones». Ya siento.

  28. Saturio no sale en la televisión. Algo debe estar pasando en Berlín.
    Ni fuegos artificiales ni señoritas animando, ni nada.
    Seguro que se ha pirado el Saturio, a algún local de alterne, o los vestuarios de las mozas y deja empantanada la retransmisión.
    Dimisión¡¡¡¡

  29. Francia es el continente negro. Los apellidos ya no son Badou, o Haliday, ahora ya son Ngomu.
    España también quiere, nombres curiosos se ven.
    Saturio que ahora están las chicas, dí algo…
    Corren mucho las zagalas.
    Será Saturio proponiendoles plan para después.
    -A qué hora terminas maja…?

  30. Estamos haciendo la ola, Aserejé. Todavía no he intercambiacionalizado comentarios con las mozas de mis alrededores. Y eso que hay una con un tatuaje en la espalda que es una flecha que le señala el culo. Hay mucha punkit suelta por ahí.

  31. Las peleas de gordos, en Japón le dicen sumo y si no que Holmess pregunte a alguien y me corrija, es una de esas cosas por las que Viejecita y yo esperamos esas memorias. Bueno, al menos yo.

  32. Al tal Adams aquí no le hemos hecho estatua. Aquí a un cualquiera que va de paso no le hacemos estatuas. Lo invitamos a cenar o a unas cervezas y va que se mata.

  33. Gómez
    viernes, 10/08/2018 a las 18:38

    Ecuánime por los cojones, Gómez. Si hubiera sido ecuánime unos días hubiera propuesto peleas de gordos, otras de flacos y otras de curas salesianos. Y entonces ustedes, los gordos y los flacos, los torpes y los inteligentes, los tímidos y los rompelapana, los bajitos y los altos, hubieran hecho un círculo de pupitres para jalearle a él y a sus colegas mientras se zurraban.

  34. VINOS RICOS PARA POBRES
    Tras media hora de repasarme como un sabueso el lineal de vinos del Carrefour encuentro algo sublime a precio humano: 9 euros.
    Se trata de Trajinero, un vino de Málaga Virgen que lo califican de “oloroso seco”. En realidad es un PX que ha estado cinco años en bota haciendo crianza oxidativa. Es un escándalo de aromas que me estoy apretando con un manchego curado de km 0.
    España irrepetible.

  35. Carrefour es un inmigrante francés.
    Soy anacronista.
    Es el reino el que se quedaba los impuestos, no es rey.
    Siempre me porté bien y no me premiaron nunca con una pelea de gordos.

  36. MGaussage
    viernes, 10/08/2018 a las 21:28
    Las peleas de gordos, en Japón le dicen sumo y si no que Holmess pregunte a alguien y me corrija, es una de esas cosas por las que Viejecita y yo esperamos esas memorias. Bueno, al menos yo.

    Desde luego, yo también espero esas memorias. Por todo. Porque lo de los baños “comunales” al atardecer, también tiene miga…

  37. Agárrate a Junior que vienen curvas¡
    Era el slogan de la marca de amortiguadores Junior, que salía en televisión en los años 70.
    Don Basilio, profesor de gimnasia, y muy mazado, también daba matemáticas en el colegio de La Salle San Marcial.
    No organizaba peleas de gordos, pero hacía competiciones en el frontón con los buenos, que jugaban contra él.
    El colegio era recogido, cerrado en torno al patio central de asfalto, que contaba con dos porterías de fútbol, dos canastas de baloncesto, un campo de minibasquet, los urinarios, el cine y el frontón.
    Todo en no más de 3000 metros cuadrados, donde en los recreos jugaban niños desde 8 años hasta los 16.
    El patio no era rectangular ni mucho menos, y era más ancho que largo.
    En cada portería había 6 o 7 porteros, pero sólo un gran partido, el de los mayores.
    Pues bien, Don Basilio, también solía jugar con algún equipo. Normalmente el de los mejores, claro está.
    Yo nunca estuve en ninguno de esos equipos, para ser exactos no estuve en ninguno, yo no era de los malos, era de los inútiles totales, los invisibles.
    Dos o tres hablábamos de motos, y alguna vez hasta traíamos una revista para verla.
    Pues Don Basilio tiró un chute fuerte, y el balón llegó hasta donde estábamos mi compañero y yo viendo unas revistas en las escaleras que daban a los de bachiller, que era sitio tranquilo, y daba la sombra del balcón del despacho del jefe de estudios.
    Para quedar bién, cogí el balón con la mano y apunté para darle una patada.
    La patada fué lo suficientemente torpe como para colgar el balón en el balcón del jefe de estudios, Hermano Juan Manuel.
    El precio por colgar el balón, eran 5 pesetas para buenas obras.
    Se acercó Don Basilio a mí, y yo ya había empezado a deponerme encima.
    Me cogió de la patilla y tiró hasta que no podía ponerme más de puntillas:
    – Agárrate a Junio que vienen curvas. Ya le puedes pedir a tu madre las 5 pesetas y me las traes esta tarde.
    Ese junio conseguí aprobar gimnasia, no sin antes dejarme los proto testículos en el potro.
    Desde ahí el deporte sólo en televisión, y no mucho.

    Gómez, unas memorias suyas resérveme.
    Buenos días Viejecita que hoy está primera.
    Bonjour tout le monde.

  38. JrG, una pregunta sobre tus ojos, tus ojos que son la patria del relámpago y la lágrima: ¿las gafas que a lo mejor no te vas a hacer serían las primeras de tu vida?

  39. Les pongo un enlace en inglés, al WUWT, sobre el famoso calentamiento global, y las mentiras que nos están intentando hacer tragar para que les soltemos alegremente nuestro dinero.

    Y me da la sensación de que a ninguno de ustedes le importa el tema, como me importa a mí, así que, les pido mil perdones pero no lo quito
    Ya siento

  40. Gracias Adaptaciones,
    me siento mucho menos como un perro verde gracias a usted.
    ¿ Vió usted en su día, este video de Lindzen ( San lindzen para mi ) ?

  41. Pues se va a reír cuando sepa que según algunos estamos entrando en un mínimo de Maunder, de letargo solar, que se asocia con la última mini edad de hielo y que algunos cifran su inicio para 2020. Ahora mismo llevamos cuarenta y cinco días sin una sola mancha solar. Sigo esta historia para ver si se confirma o es una chifladura más, pero me da que no.

    Ya les instruiré respecto al perfecto ajuar prepper.

    Gracias por el video, no lo había visto.

  42. ¡ Caramba ! ¡ Yo también estaba pendiente de lo de las manchas solares, y de lo de la nueva futura mini edad del hielo !

  43. Claudio, hay diferencias objetivas entre pagar el impuesto al Reino (o al Estado) o pagar al señor «natural», feudal o a Pablo Escobar. La prueba es que, cuando a la gente se le permite elegir, elige al que le da más y mejores garantías y a quien reduce la discreccionalidad. Cuando a finales de la Edad Media se empiezan a fundar las Villas Reales no sujetas a la gobernación de los señoríos, la gente se desplaza masivamente a ellas buscando emancipación, es decir, seguridad, libertad, trabajo asalariado y la posibilidad de llegar a ser alguien por sí mismo. En los lugares en donde se mantiene el feudalismo, se prohíbe que las personas viajen o puedan enajenarse de la tierra (algo que han mantenido los comunistas contemporáneos). Decir que a los habitantes de cualquier población les daría igual pagar al Señor, al Monasterio o al Rey es una gran simpleza. De hecho ocurría todo lo contrario, las poblaciones hacían todo lo posible por reclamar la protección real y por hacerse con «fueros» que regularan su «contrato» con la Corona.

    Tener «corazón anarquista» supongo que exime de procurar el bien común y de reconocer las mejoras. Son las ventajas de carecer de programa y circular siempre a rebufo.

  44. Perroantonio
    sábado, 11/08/2018 a las 17:16
    Hoy en nuestra revista «Templarios & Anarquistas»:
    El deshielo de Groenlandia descubre la Última Thule que buscaron los nazis.

    Conste que Groenlandia se llamó así porque era verde…

  45. viejecita
    sábado, 11/08/2018 a las 17:19
    Conste que Groenlandia se llamó así porque era verde…

    Claro, porque los wikinghos la descubrieron en verano; no iban a salir con los drakkars en invierno para morir de frío en alta mar…

  46. viejecita sábado, 11/08/2018 a las 17:19

    Conste que Groenlandia se llamó así porque era verde…

    No se lo crea todo, Viejecita. Erik El Rojo bautizó así a Groenlandia, Tierra Verde, para atraer colonos. Muchos de ellos llegaron de Islandia, Tierra de Hielo, con la promesa de los verdes pastos, que prácticamente no existían.

    A Groenlandia le dedica un capítulo extraordinario Jared Diamond en «Colapso».

  47. Satur
    Perroantonio

    Pues, ¡ Qué faena !
    ¡ Yo que estaba tan convencida !
    Voy a tener que releerme “Miss Smilla’s sense of snow” a ver si me vuelve a entrar la curiosidad por Groenlandia. Y le daré una oportunidad a “Colapso”.

    Pero voy a seguir siendo hereje respecto del “calentamiento global acoquinante por culpa del hombre pecador”. Que soy demasiado vieja para poder aguantar sin luz y sin calefacción. Y porque llevo demasiados años siguiendo a Lindzen, a Curry…
    Ya siento

  48. Vivimos a hombros de gigantes y parecemos querer olvidarlo. No podemos estar siempre empezando desde cero con soflamas anarquistas, comunistas o anticambio climático. Hay que entender que con el CV de Begoña en una Escuela de Negocios seria se descojonarían. Acabo de quemar mi título de MBA en el IE. Parece que oigo gritar, ahora de verdad, ¡Muera la inteligencia!

  49. A ver, ¿quién niega el cambio climático?
    Da la impresión de que ni siquiera habéis visto el vídeo de Viejita.
    Se asegura que no para de cambiar, se discute la razón políticamente aceptada.

  50. BAÑARSE CON JAPONESES
    Los Ryokan tienen dos zonas de aseo compartido por los huéspedes, una para mujeres y otra para hombres.
    En los que se surten de aguas termales suelen ser espacios amplios, aptos para hasta 8 o 10 usuarios; otros serán más pequeños, pero siempre reproducen un modelo, con una primera zona donde despojarse de la yakuta que has encontrado en tu alcoba y con la que circulas, cenas y eventualmente te acuestas.
    Luego uno pasa a la zona húmeda, provisto tan solo de una minúscula toalla de 2×1 palmos.
    Dos de las cuatro paredes tienen varias duchas de teléfono separadas un metro de la vecina, todas junto a un espejo situado a un metro del suelo, apto para reflejarte cuando te sientes casi en cuclillas sobre el taburete de madera que así te invita.
    Allí has de proceder a un lavado meticuloso igual que hacen tus vecinos, con potentes chorros de agua cristalina a la temperatura que decidas. Jabones y champús acompañan a cada grifo.
    Solo después de este largo preámbulo puedes entrar en la tina o recipiente de aguas, muy caliente, y relajarte solo o en compañía de Satur y tres japoneses más.
    Después, una nueva ducha fría como el hielo dejará tu piel y tus neuronas listas para lo que tenga que venir. Entonces uno comprueba que esa mínima toalla es perfectamente suficiente.
    Dicen que para los locales es una oportunidad de socializarse y hacer unas risas desde los tiempos feudales, ya que el escenario a todos iguala.
    He de decir que mi talante circunspecto y mi desconocimiento del idioma no permitían cumplir con esta parte del rito.

  51. Me voy a la cama a dormir, (si lo consigo, que aquí sigue la calor) , que ya es mi hora, pero antes :

    Gracias Adapts ( 20′ 39 ) es usted un encanto

  52. En el National Geographic de este mes viene un reportaje sobre el sueño, en el que se defiende la revolucionaria tesis de que hay que dormir tus horas, con otras novedades científicas del mismo calibre ful. Entre las ilustraciones, dos páginas de fotos de japoneses dormitando en el metro, la única que tiene algo de particular es la de un joven que se abraza a una columna, estos no saben cómo se duerme en el país ALSA. En el ladillo se nos explica uno de esos originales japonesismos, que es por lo que lo copio y traigo:

    El término japonés inemuri, «dormir estando presente», es una forma característica de sestear en la que la persona se adormila en un lugar no designado para el sueño, como el metro, en una cena o en la oficina. «Como oficialmente no estás durmiendo —dice Brigitte Steger, especialista en Japón de la Universidad de Cambridge—, para que sea socialmente aceptable debes comportarte con propiedad según la situación. Por ejemplo, en una reunión, medio finges estar escuchando o te ocultas tras los papeles». Siempre que uno no tenga fama de holgazán, añade Steger, un poco de inemuri puede ser incluso positivo para la reputación empresarial: demuestra que trabajas hasta la extenuación».

  53. El «cambio climático» —a ver si nos enteramos de una vez— es un señuelo, una estrategia para cambiar a los actores de una economía basada en el petróleo y los combustibles fósiles. Da un poco igual que el señuelo esté urdido sobre una mentira, el asunto es que funcione y que cambiéis de hábitos de consumo, lo que a su vez generará un cambio económico radical. Esto ya lo han decidido quienes tienen la capacidad de decidirlo y más os vale tomar nota y cambiar las bombillas, el automóvil diésel y lo que venga.

    ¿O no es acaso un señuelo la necesidad de hacer turismo, de tomar baños de mar, lo que a su vez a contribuido al desarrollo del parque móvil y las autopistas? La economía —es decir, la civilización contemporánea— se mueve de esta forma, con proyectos ilusionantes, y esta vez toca «salvar» al planeta y a la «Naturaleza». No sé por qué os resistis tanto. ¿Acaso no habéis cambiado gracilmente de televisor por el plasma o el oled, o los electrodomésticos de alto consumo por la nueva clase A ecológica? ¿No compráis productos BIO?

  54. Nunca si puedo evitarlo, esa es la verdat. Tampoco reciclo si no me pagan por hacerlo.
    De facto avisé a mis familiares de la que se nos venía encima al ver venir el apagón analógico.
    Otra cosa distinta es que lo que no puedo evitar lo utilizo. Pero sirva como ejemplo que los ascensores solo los uso para subir, bajar lo hago a pie, aunque sea el piso veinte.
    Unabomber tenía razón, no en lo que decidió hacer claro.

  55. Pues me niego a ponerme gafas bifocales.
    De lejos todo me da igual.
    Solo me pongo las lupas para ver de cerca.
    Un día le diré al perro que me agencie unos binoculares apañados y aquí paz y después gloria.
    Al hilo de Procu, en una ocasión en el metro volviendo de una feria en Milán, estaba tan cansado, y el metro tan petado, que me agarre a los asideros colgantes, metí la mano y me dormí de pie al menos tres paradas.
    Yo creo que deje de estar presente y todo.
    Amanece muy fresco en Saint Michel Chef Chef, voy a buscar unos croissants para el desayuno de mis suegros y nosotros. Las mareas andan muy vivas por aquí .
    Ayer en un paseo por las posiciones de defensa de la zona costera de la rada de Saint Nazaire, Georges me señaló el punto exacto donde descansa el carguero que hundieron los Alemanes con una bomba que se coló por la chimenea.Este barco transportaba unas 4000 personas entre militares inglese y civiles.
    Sir Winston, encendió un puro y para no desmoralizar las tropas ocultó a la historia el suceso.
    Varios mese las playas Saint Michel, recibían sus envíos de la mar.
    Bonjour.

  56. JrG 07′ 53
    Pues me niego a ponerme gafas bifocales.
    De lejos todo me da igual.

    ¿ Tampoco se pone gafas para conducir ? Porque yo tengo 4 pares de gafas diferentes :
    – Un par, de lejos, para conducir cuando no hay sol. O para reconocer a la gente por la calle.
    – Otro par, también de lejos, especial para conducir al amanecer o con el sol bajo, cuando voy hacia el sol.
    – Otro par, para el ordenador.
    – Otro par, para leer libros en papel.
    Me han intentado cambiar a multifocales, pero no hay que lo hagan todo bien. Y con las que hay, me fuerzan la postura ( seré vieja, pero me sigo teniendo bien ), y me mareo.

    La única pega es que tengo que llevar a todas partes como mínimo los dos pares de recambio en el bolso. Pero como llevo un bolso grande, con cartera, destornillador, cinta métrica, bolígrafos varios, rotulador, agenda , teléfono, chequera y un montón de cosas más, para mí no es un gran problema.
    Pero usted irá todo el tiempo con sus cuadernos de apuntes y sus lápices ¿ no?, así que tampoco debería ser un problema para usted…

    Me voy a la cocina, que, aunque los marcianitos y sus padres están en Asturias, sigo teniendo dos turnos de paella.

    Y buenos días a todos antes de que se me olvide

  57. Muy bueno eso de que no tengo programa. No lo tienen los políticos que ocupan puestos importantes, lo voy a tener yo.
    Prefiero pensar que no voy a rebufo; sino que me llevan a rastras (una visión romántica de mí mismo).
    Lo de acusarme de decir simplezas es practicar el arte del que escribió Schopenhauer.

    De hecho ocurría todo lo contrario, las poblaciones hacían todo lo posible por reclamar la protección real y por hacerse con «fueros» que regularan su «contrato» con la Corona.

    Si Santo Tomás se cree esto, yo también.
    En fin, seguro que un Perroantonio de entonces incluiría reclamaciones de esas en su programa.

  58. Claro que sí, hombre. Y como los fueros acabaron convirtiéndose en fuente de desigualdad y privilegio empezaron a ser abolidos a partir del siglo XVI.

    *****
    Es el anarquismo el que no tiene programa. Y con programa me refiero a un proyecto que vaya algo más allá de la destrucción de lo establecido. Eso sí, el anarquismo aporta una nota colorista chiripitifláutica que lo hace divertido y anacrónico. Mientras sólo se dedique a ocupar fábricas abandonadas y a practicar el amor libre, perfecto. Lo malo es cuando actúa.

  59. Yo conduzco cada vez menos.
    Me aburre y me enerva.
    Conduce Anne, que es joven.
    La que va a tener que llevar las gafas y los lápices, también es ella en su bolso maleta.
    Y’a lo decía Mortimer, el que tiene suerte soy yo.

  60. Perroantonio
    domingo, 12/08/2018 a las 10:01

    Es el anarquismo el que no tiene programa. Y con programa me refiero a un proyecto que vaya algo más allá de la destrucción de lo establecido. … Mientras sólo se dedique a ocupar fábricas abandonadas y a practicar el amor libre, perfecto. Lo malo es cuando actúa.

    Ahora me dirán que los anarquistas no actuaron durante nuestra “guerra incivil”. Y, por lo que yo he leído, que puedo haber leído todo lo que no debía , hicieron muchas cosas, como cooperativas agrarias, y así, y funcionaron tan bien, que los socialistas / comunistas les cogieron miedo, y lucharon contra ellos hasta prácticamente exterminarlos…

    Es que, justamente los anarquistas salvaron del paseo al abuelo de mi madre , a su mujer y sus hijas, y les pusieron vigilancia y toda clase de certificaciones en la puerta de su casa, para que nadie les molestara. Y claro, en la familia, les tenemos cariño y agradecimiento…

    Esto lo he dicho ya chorrocientas veces en todas partes, así que pido mil veces perdón por haberlo puesto de nuevo
    Ya siento

  61. Ya en tiempos de Trajano se utilizaban las aguas que manaban de la tierra en la sierra de Alange para lo que quiera que hicieran los romanos con las aguas que manaban de la tierra en la sierra de Alange. Lo que sí puedo confiarles es lo que hoy hacen los romanos y los no romanos con las aguas que siguen manando de la tierra en la sierra de Alange: Aburrirse.

    No se piensen que los dejamos que se avíen con su propia indolencia, que caigan en los amorosos brazos de su particular abulia. Ni mucho menos, les confiaré un secreto: los balnearios se han especializado en El Aburrimiento Inducido como Terapia Definitiva. El propósito no confesado balnearios, estaciones termales, espases y sus derivados no es más que conseguir para sus clientes el Hastío Absoluto Impoluto. Un estado mental capaz de obrar efectos maravillosos en los indolentes y en los estresados (en el nuestro a base del litio que se desprende del venero).

    Quizás les resulte inverosímil que haya personas dispuestas a dejarse sus dineros para algo que cualquiera puede conseguir sin necesidad de ayuda: la sublimación autista del tedio. Pero les aseguro que hay gente pa tó. Hay quien experimenta una transfiguración iniciática después de una semana o dos sumergidos en la rutina de levantarse, desayuno, albornoz, ducha escocesa, baño en agua caliente, baño en agua fría, ducha, almuerzo, siesta, albornoz y vuelta a empezar hasta la cena. Pero además hay agravantes, ya que todo esto se les infringe en unas condiciones realmente inhumanas: aislados por las temperaturas en un lugar más que alejado, remoto, más que despoblado, desierto, de donde no pueden huir sin poner en riesgo su vida. Sin embargo y contra todo pronóstico produce en el ánimo del aficionado un efecto sorprendente: logra confundirlo mentalmente de tal manera que termina por aceptar que una tortura tan refinadamente perversa puede resultarle beneficiosa.

    Pongamos un ejemplo del estado de enajenación al que puede llegarse: Hasta hace poco más de un año los teléfonos móviles no disponían de conexión por falta de cobertura, lo cual irritaba a los aborígenes que debían desplazarse al mirador para intentar una conexión inestable. Sin embargo era celebrado por los bañistas como una muestra más de las excelencias a las que con gusto se sometían.

    Nietzsche sentenció lo siguiente: «Contra el aburrimiento hasta los dioses pelean en vano». Los establecimiento termales se dedican con eficiente profesionalidad a celebrarlo.

  62. ¡ Vaya Ximeno !
    Mi madre fue sus últimos veranos al balneario de Las Caldas de Besaya en Cantabria muy cerca de Asturias , y volvía relajadísima.
    A ver si allí también las aguas llevaban Litio…

  63. Al cumplirse un año de la matanza perpetrada en las Ramblas por unos idiotas asesinos, quizá sea el momento de que nuestros columnistas de referencia aparquen por un momento los temas de rabiosa actualidad como Franco o los pies en la mesa de Aznar y dediquen unas líneas al cúmulo de errores (para empezar el confundir, tras una explosión que redujo un chalé a escombros, una fábrica de explosivos caseros con un laboratorio de drogas), agujeros en la investigación, informes falsos o cuando menos erróneos remitidos al juez, descoordinación entre cuerpos policiales, etcétera, de una policía autonómica puesta –como casi todo en Cataluña– al servicio de intereses políticos torticeros. Todavía recuerdo aquellas palabras del portavoz de los Mozos a los pocos días del atentado defendiéndose de las críticas vertidas por los diversos sindicatos policiales tras la chapuza de Alcanar y no permitir que intervinieran en la investigación los Tedax de la GC: “La Guardia Civil no actuó en Alcanar porque ya estábamos listos”, dijo sin ruborizarse, para, a continuación, tratar de suavizar sus palabras con una precisión que, a la vista de los resultados de esa investigación y la precipitada tragedia que se derivó de aquella explosión, las convertía todavía en más ridículas: “No se trató de un no taxativo, un no os queremos, sino de decir: ostras, estamos aquí y nos disponemos a actuar”.

  64. Muchos anarquistas te dirían que hay que ver quien destruye más.
    Sin interés por competir, para mí el anarquismo es un recurso para mis problemas de adaptación y un apoyo moral en mis problemas con la obediencia. Y solo por eso ya he sido captado por la ideología y leo a veces sobre el tema. Sí, es verdad, si lo llevas al extremo, niegas la existencia de la propiedad privada, te unes a los hombres de acción, o más recientemente a lo antisistema y unabomber.
    Yo soy pacífico y pasota.

  65. JUARISTI Y LOS FUERISTAS
    Me ha costado trabajo hincar el diente a Juaristi, Hace 20 años intenté leer “El bucle melancólico” y lo tuve que abandonar por su complejidad. Me pareció un barroquismo el suyo innecesario y exhibicionista.
    Ahora, influenciado por Brema aunque lo había comprado hace un par de años, estoy leyendo la biografía de Unamuno. He vuelto al Bucle en que hay muchos pasajes en común y por fin he conseguido penetrar su sólido estilo. También tengo a medias Los árboles portátiles.
    La aportación de Juaristi al tema vasco me parece ineludible y debiera ser lectura obligada. Me temo que su complejidad limita el número de verdaderos lectores y no creo que estén entre ellos los actuales políticos.

  66. JUARISTI Y LOS FUERISTAS

    Pues yo, hace años me leí “El Bucle Melancólico “, y “Sacra Némesis”, y aunque los terminé, me aburrieron muchísimo. Y el de “Los árboles portátiles” , tampoco me ha entusiasmado. Se ve que, como soy muy ignorante, y poco disciplinada, me rebasan .

    En cambio, sus artículos actuales me encantan, y, gracias a Don Belosticalle, me he puesto a leer su poesía, y a pesar de mi poquísima afición a la poesía seria y en español, me gusta mucho.
    Es muy posible que sea porque es totalmente anti cursi, y llena de pasajes “tongue in cheek ” ( ¿ irónicos, guasones, con un sentido del humor muy especial ? ), no lo sé, pero el caso es que me gustan.

  67. Cuando me contrataron para reescribir el guion de una película ambientada en el País Vasco en los años del plomo, el productor me suministró varios libros de su propia biblioteca para que me documentara: El bucle melancólico, La diáspora vasca de José María Calleja y Eta nació en un seminario, una locura megalómana y abonada a la teoría de la conspiración, escrita y editada por un señor llamado Álvaro Baeza, que de tan disparatada como era se me hizo hasta entretenida. Al final, por supuesto, ninguno de los libros me sirvió de nada.

  68. jrG domingo, 12/08/2018 a las 07:53
    Pues me niego a ponerme gafas bifocales.
    De lejos todo me da igual.
    Solo me pongo las lupas para ver de cerca.

    Ya sabía yo que no tenías más que tonterías. He oído que para usar las gafas progresistas hay que hacer un cursillo y no siempre apruebas. Yo de cerca todavía te enhebro un camello en un pajar y las de lejos me hacen falta, pero solo me las pongo en artículo mortis porque desprecio ese tipo de visión, en general.
    Si te pones gafas de lejos luego ves menos de cerca, es una ley termodinámica. Tú verás.

  69. Ada Colau: «El sielncio era atronador. Lloré muchas veces».

    El sábado, dos días después del atentado, quise pasar otra vez por La Rambla para ver cómo estaba y hablar con los quiosqueros. Quería saber cómo se sentían. Era muy temprano. Despisté un poquito a los escoltas y les pedí que me respetaran y me dejaran caminar sola.

    Que le respetaran, tócate los cojones.

  70. Perroantonio
    domingo, 12/08/2018 a las 18:59
    Viejecita, si las cooperativas agrarias anarquistas fueran tan buenas, todo el campo estaría lleno de cooperativas agrarias anarquistas, ¿no cree?

    Pues no. No creo.
    Que a los dueños de esos campos supongo que no les haría ninguna gracia que se los expropiasen por las bravas.
    Por otra parte, según me dicen amigos de allí, en Soria, el bosque y el monte son comunales , se llevan entre todos, y es la zona de monte más rentable y mejor llevada de España…
    Ahora Bremaneur dirá que no es así, y que él lo conoce de primera mano…

  71. No de por supuesto que no sea sí Don Perro. Acorex en su plan de viabilidad se sacó de la manga una quita de entre el 85 y 95% de la deuda. Lo tomas o lo dejas.
    La mayoría de los acreedores eran los agricultores que entregaban sus productos. Un sin dios. (y sin patria y sin rey).

  72. Y en nuestra guerra incivil, con las tierras expropiadas a Los Alba, esas cooperativas agrarias funcionaron muy bien, a pesar de no tener detrás el colchón de la fortuna de Alba para arreglar los problemas…
    Al menos, eso contaban Hugh Thomas y los demás

  73. Perroantonio
    domingo, 12/08/2018 a las 18:59
    Viejecita, si las cooperativas agrarias anarquistas fueran tan buenas, todo el campo estaría lleno de cooperativas agrarias anarquistas, ¿no cree?

    Ese argumento es trampa. Es como decir que si asesinar fuera reprobable no habría asesinos. O que si tener trabajadores esclavos no fuera bueno, no existiría el trabajo esclavo. O, para que no me reproche la negativa: es como decir que si la democracia fuera tan buena, todos los países serían democráticos.

  74. A ver, que yo sepa y por lo que he visto, el campo está lleno de cooperativas agrícolas (los bosques comunales son otra cosa, Viejecita; pertenecen al común, que es el ayuntamiento o la mancomunidad). Pero coperativas agrícolas anarquistas no he visto. Las podría haber. Bastaría que se juntaran un grupo de anarquistas y montaran una. O dos. No parece tan difícil.

Los comentarios están cerrados.