Las hembras republicanas

por el Camarada Sergei.

A estas dos las llamaba Sender «las putrefactas». Editaron su novela Los cinco libros de Ariadna y lo hicieron de manera torpe y poco profesional, según él. Lo peor es que la Kent le quiso meter la tijera de manera inquisitorial, como una vulgar censora franquista. Aquella edición, finalmente, salió con erratas y líneas cambiadas. Un desastre.

De otra mujer de la época, ministro anarquista, he leído hace poco un artículo asimismo putrefacto. Viene a decir que si alguien cambia de ideas lo que tiene que hacer es callarse y no criticar la ideología que abandona. La mierda, siempre debajo de la alfombra. Me ha hecho gracia que, con las prisas buscando el enlace, solo he puesto «Federica» y me ha aparecido la bella sobrina del Rey de España. Viva España, viva el Rey.

Vamos con la tercera. La Nelken, la Camarada Amor. Hace unas semanas compré una carta suya en la que habla del asesino de Matías Montero. Cuando fue diputada por Badajoz hizo lo posible por hacerle la vida más placentera en la cárcel a presos como Tello. Se llama a sí misma «viajante de ideales» y dice del pistolero: «poco cultivado, pero artista, con un lirismo que ha vertido a lo largo de una vida románticamente rebelde. Merece ser conocido y estimado».

La más digna fue Clara Campoamor, sin duda.

 

116 comentarios en “Las hembras republicanas

  1. Hombre, estaba yo echando en falta a Lorca, pero ya salió. Como todo el mundo sabe, a Lorca le mató La Derecha, en general, y ningún partido de derechas podrá nunca borrar semejante culpa, aunque no existieran entonces, hagan lo que hagan, y cargarán con esa culpa por los siglos de los siglos. Al menos mientras haya una izquierda que vive de recordarlo.

    Sin embargo, al cura de mi pueblo, para no ir más lejos, y a otros cuántos convecinos, los mataron unos pistoleros que pasaban por allí. Hoy, la historia de José Polo no la conoce casi nadie el el pueblo. El alcalde de entonces, Protasio Montalvo, estuvo escondido muchos años, y su caso tuvo cierta repercusión mediática, los topos del franquismo y todo eso. Si buscas “represaliados por el franquismo”, su caso aparece en los primeros lugares. Pero de los que fueron “represaliados” durante su mandato, no se encuentra nada.

    Mi abuelo, fue nombrado Secretario de la Comunidad que se creó al principio de la guerra, incautando bienes (ganado y tierras, sobre todo) a los pudientes del lugar. Cuando la guerra terminó, se hizo recuento y se devolvió el patrimonio íntegro, no faltaba nada. Mi abuelo pasó por un tribunal y no fue encontrado culpable de ningún delito. Quedó marcado como desafecto, por supuesto, pero eso es otra historia.

    Y recuerda que el alcalde se negó a repartir leche a determinadas familias. Mi abuelo replicó que la leche era para las familias con hijos pequeños, sin distinciones, y así se hizo. Cuando empezaron los “paseos”, mi abuelo estaba desconsolado. Sobre alguno de los “paseados” comentaba que no se podía ser mejor persona.

    Y sin embargo, ha sido la familia del ex-alcalde, nietos y bisnietos sobre todo, la que ha sacado partido de todo esto, copando el PSOE local desde la Transición y presentándose como los legítimos representantes del anti-franquismo por su condición de “represaliados”. ¿Pedir perdón por las atrocidades cometidas, por ellos o en su nombre? Pero hombre, si ellos eran (y siguen siendo) los buenos. Quizás se cometió algún exceso, pero fue por una buena causa.

    Esa es la historia. Sí, apesta el oportunismo. Y la impostura que no cesa.

  2. Buenos días a todos :
    Me encanta este hilo. Y las ilustraciones. Y sus enlaces.
    Desde luego , cuando se ponen a ser “malas”, las chicas son lo pior de lo pior.
    Me hace gracia, porque ayer, con mis marcianitos, que están en la fase de obsesión con Harry Potter, nos obligaron a todos a hacer el quiz, para decidir qué “casa” nos correspondía a cada cual, en Hogwarts. Y a unos les salió Ravenclaw, a otros Hufflepuff, pero a su madre y a mí, ¡ que casualidad ! nos mandaron a Slytherin.
    Yo digo que es porque nosotras reconocíamos como actuamos de verdad, mientras que “los chicos” contestaban lo que había que contestar para salir como buenos en la foto.
    Me voy a mi lunes.

  3. Me encanta , como de costumbre, el comentario de Zeppi. Y les aplaudo con las orejas. A él y a su abuelo.

    Y sí, a García Lorca le asesinaron. Y con eso de que le asesinaran, se le subió a los altares.
    ( No puedo con García Lorca, quitando Bodas de Sangre, Yerma, La casa de Bernarda Alba, y algunas canciones, como la de los cuatro muleros… Me parece efectista, vacío, y más cursi que un guante ).

    También asesinaron a Muñoz Seca, pero claro, a él no le ha santificado nadie, ( aunque sí conozcamos La Venganza de Don Mendo, que se representaba periódicamente en la televisión, y que incluso se hizo en película ), y es que él era “de derechas”. Y ni siquiera tenía el eximiente de ser Gay….

    Ahora sí que me voy de verdad.
    Pido perdón, como siempre
    Ya siento

  4. Discrepo de su criterio, Viejecita. Lorca es uno de los grandes. Su mención continua como símbolo de lo que sea produce una cierta saturación, pero no le resta calidad literaria.

    A mí me pasó con Saint-Exupèry y Le petit prince, parecía que no hubiera otra obra en francés durante la EGB. Como lo de Mafalda y la vaca. Hubiera votado por fusilar al principito de los cojones.

  5. Zeppi :
    Lo mío con Lorca no es criterio, es manía personal.
    Como lo suyo con el principito.
    Que como no fui al colegio hasta muy tarde, estaba demasiado expuesta a los criterios maternos. Y mi madre se pasaba el rato recitando el “verde que te quiero verde , y así “, y acabé odiándolo, ( lo mismo que me ocurría con el arroz con leche, que me obligaban a comer, y que me daba arcadas, y que, muuucho más tarde, descubrieron que soy alérgica a la canela ).
    Pues eso, que , con excepciones, soy alérgica a Lorca, pero también a otros del 27, como Alberti, Salinas,( y a ese, sin excepciones, al menos, sin excepciones que yo conozca )… En cambio sí que me gusta mucho “La nana de la cebolla”, y eso que Miguel Hernandez SÍ que está también en los altares .

  6. Habréis visto que no he hablado de Isidora Ibárruri, alias Dolores Ibárruri, alias La Pasionaria. Es que no era republicana: era una comunista totalitaria y criminal (doble pleonasmo). Yo espero que gracias a la ley socialista de memoria histórica se borre todo vestigio de ella en las calles, plazas y parques de España y que se prohíban los homenajes que se le rinden.

  7. Jajaja.

    “La próxima le explicáis a la del restaurante que los atunes de almadraba en Cádiz, y desde el tiempo del Imperio Romano, JAMÁS se han sacrificado “a golpes” como dice esa engaña-guiris. Se sacan del cerco con un bichero, con especial cuidado de no arañar los lomos, y se cuelgan de la cola y exsanguinan. Desde hace décadas, por acelerar el lance, se sacrifican por buzos con un percutor de aire comprimido. Yo entiendo que esta gente que no había visto un atún en su puta vida tenga que inventar paridas para rejonear a placer a la clientela dándoselas de entendidos, sobre todo en Cataluña, pero que no escupan en donde no pasarían de mocillos de a?macén”.

  8. “El Sueño va sobre el Tiempo
    flotando como un velero.
    Nadie puede abrir semillas
    en el corazón del Sueño.
    (…)

    El Tiempo va sobre el Sueño
    hundido hasta los cabellos.
    Ayer y mañana comen
    oscuras flores de duelo.
    (…)

    Sobre la misma columna,
    abrazados Sueño y Tiempo,
    cruza el gemido del niño
    la lengua rota del viejo.
    (…)

    Y si el Sueño finge muros
    en la llanura del Tiempo,
    el Tiempo le hace creer
    que nace en aquel momento”.

    Estos versos de Lorca que nos trajo ayer Pirate me estremecen. Los utilizó Ricardo Pachón para su “Leyenda del tiempo” donde participaba Camarón de palmero. En mi perfil de whatsapp aparece el primero de estos versos, no veo forma mejor de mostrar mi compromiso con España y con la alta cultura.

  9. Parece que son las pequeñas asociaciones (Impulso Ciudadano) y los partidos políticos sin representación (Vox) quienes denuncian y plantan cara a los payeses racistas.

  10. Perroantonio
    lunes, 27/08/2018 a las 15:03
    «Los pueblos que se inventó Franco»

    Gracias por el video. Mi chico el mayor trae El País los domingos cuando viene al almuerzo familiar, y había leído el artículo pero no sé como se hace para ver los videos.

    Donde nosotros vivimos es donde en realidad fue la Batalla de Brunete. Y, justo al lado, está el pueblo de Villanueva del Pardillo, que quedó arrasado, y fue reconstruido por “Regiones Devastadas “.
    Y , al menos el centro del pueblo es precioso , o lo era, cuando nos vinimos a vivir aquí, con la plaza empedrada y rodeada de arcos, con todas las casas blancas, sus tejados de teja roja, con sus portones de madera maciza verde, dando a patio central de caballerizas, y el hangar para la maquinaria agrícola en cada casa…
    Y las familias que viven en ellas, no las soltarían por nada del mundo, aunque los hijos se hayan construido casas de pisos ( 3 alturas máx ), que les parece más moderno.

  11. erroantonio
    lunes, 27/08/2018 a las 15:03
    «Los pueblos que se inventó Franco»

    Recomiendo la novela de Eduardo Gil Bera Atravesé las Bardenas. Es una narración alegórica sobre un grupo de presos que construye uno de estos pueblos. No hay punto de vista político. La novela es deliciosa y está publicada por Acantilado.

  12. Bremaneur (15’48 )
    He metido el libro en mi carrito de Amazon. Mañana, cuando baje a Madrid , iré a la librería TROA, en Serrano, a encargar el nuevo libro de C. Leal , Abatissa “La gloria de Clonmacnois “, para regalar, que me ha gustao mucho. Si tienen “Atravesé las Bárdenas”, me lo compraré allí. Si no lo tienen, lo pediré a Amazon.
    Muchas gracias

  13. Zeppi
    lunes, 27/08/2018 a las 08:48

    ¿Y? Si el cura de su pueblo está desaparecido en una cuneta y sus familiares quieren darle sepultura, que se les facilite. Lo mismo digo respecto a los asesinados en Paracuellos. Yo no hago ninguna distinción entre desaparecidos de uno u otro bando. Aunque el número de republicanos asesinados aún sin enterrar es, por motivos obvios, muy superior al del número de asesinados sin enterrar del otro bando.

  14. No va por ahí el tema, Jenny. Va del antifranquismo sobrevenido de nietos y bisnietos cuyos abuelos no fueron precisamente ejemplares, y que ni se plantean pedir perdón por los actos de barbarie que cometieron o permitieron aquéllos, pero que se lo reclaman a los demás con una desfachatez notable.

  15. Grandes mujeres fueron Gloria van Aerssen y Carmen Santonja, las «Vainica Doble». Estoy escuchando «Heliotropo», un disco de 1973 que tiene canciones gloriosas, como «Coplas de un iconoclasta enamorado»* o «Habanera del primer amor». Pero he echado unas risas con «Ay, quién fuera a Hawaii» porque me he imaginado a Proc cantándola: el mismo tono y la misma gracia.

    ____
    Hay mucho peligro en eso de parodiar el lenguaje culto. He oído a varias personas decir «se puso como un obelisco» y, por lo que se ve en el título de Spotify, hay gente que cree seriamente que se dice «iconoplasta».

  16. Si tuviéramos que entrar en el apartado culpas y perdones no acabaríamos nunca. La única forma de cerrar esto es permitir que los familiares que lo quieran, fueran quienes fuesen los muertos y perteneciesen al bando que perteneciesen, puedan localizar y enterrar a los suyos. Y fíjese que dejo al margen las expropiaciones de patrimonio después de la guerra (que fueron la caña), las expulsiones de los cuerpos de la Administración y los años de cárcel no siempre justificados. No: simplemente que la gente pueda enterrar a sus muertos. Tan elemental como eso.

  17. A ver, que tampoco va de culpas y perdones, aunque no estaría mal que se lo plantearan, ya que no dejan de marear la perdiz. Va de una desfachatez que a mí personalmente me llama la atención.

    Para estos que digo, el antifranquismo ha sido una inversión muy rentable, y pretenden que lo siga siendo. Les da una coartada moral para perpetuarse en cargos y empleos (me limito al ámbito municipal, aunque creo que es extrapolable a otros ámbitos) que de ninguna manera hubieran obtenido por méritos propios. Otros también lo hacen pero, al menos en mi pueblo, PSOE y UGT se llevan la palma. Como en el pueblo del concejal ese de IU en Asturias. Formar un cuatripartito que echa al PSOE de la alcaldía después de 28 años de gobierno es grave, se ha pactado hasta con el PP. Pero lo que ya no se puede aguantar es sacar a concurso las plazas ocupadas en régimen de interinidad por los afines desde tiempo inmemorial. Con las cosas de comer no se juega, coño.

  18. Federica Montseny, a quien ignoraba conocer, se parece sospechosamente a la Manolo, una profesora de Lengua que tuve en el bachillerato. Fue vista por última vez (por mí) en un instituto de Santander pasado el año 2000, pero podría darse el caso de que siguiese viva. Pasen de la Wikipedia y de La Vanguardia; háganme caso a mí.

  19. Hora entiendo una cosa que leí cuando estuve de Erasmus (entonces se llamaba de otra manera) en Polonia, hace muchos años. Decía algo así como que el gobierno comunista de la posguerra mundial llevó a cabo campañas y políticas antisemitas, lo que tenía mucho mérito en un país en el apenas quedaban judíos.

    Pues esto es parecido, tenemos un gobierno llevando a cabo políticas antifranquistas en un país en el que, digan lo que digan, apenas quedan franquistas.

  20. A mí la desfachatez me entra por un oído y me sale por el otro, Zeppi. Yo no estoy hablando ni de rentabilidades ni de coartadas, y me importa un higo quien las tenga.

    Yo estoy hablando de gente que tiene a sus padres o a sus abuelos en fosas, coño, en fosas, a ver si nos enteramos.

  21. Pirata Jenny
    lunes, 27/08/2018 a las 18:36
    Yo no hago ninguna distinción entre desaparecidos de uno u otro bando

    Ayer la hiciste.

    Por cierto, el cementerio de los mártires de Paracuellos da pena verlo. Tampoco la biblioteca municipal tiene una buena selección de libros sobre las matanzas. Y en
    una librería con la que choqué de casualidad, ni un solo ejemplar del tema.

  22. A propósito de la salvaje agresión de un tarado a una mujer que retiraba basura amarilla de la vía pública junto con su familia, el portavoz del PSC se ha apresurado a condenar la violencia… venga de donde venga.

    ¿De que me suena a mí la coletilla esta?

  23. Holmesss
    lunes, 27/08/2018 a las 21:07

    Va a ser que nos hacemos viejos. Yo también tuve en el whatsapp aquello de “Que la vida iba en serio…

    O eso, o que nos estamos amariconando. Adpsts dirá que lo segundo.

  24. Bremaneur
    lunes, 27/08/2018 a las 21:05

    NO.

    Pirata Jenny
    sábado, 25/08/2018 a las 15:25
    En fin, es inútil. Yo considero que no se puede negar a los hijos de los que no están enterrados (fueran del bando republicano o del golpista) la posibilidad de enterrar a sus padres decentemente.

  25. Parece ser también que, por una vez, el que un hombre rompa el tabique nasal a una mujer de un puñetazo, en lugar de una cobarde agresión machista –que, desde luego, también lo es– pasa a convertirse en una pelea. Es más, para la portavoz podemita Ione Belarra, lo más destacable del caso es que haya gente “que se tome la justicia por su mano”. Pero no lo dice por el agresor, claro, sino por la gente que retira los lazos.

  26. Pirata Jenny
    lunes, 27/08/2018 a las 19:47

    Yo estoy hablando de gente que tiene a sus padres o a sus abuelos en fosas, coño, en fosas, a ver si nos enteramos.

    Creo que eso nunca ha estado en discusión, se hablaba de lo de sacar a Franco de Cuelgamuros y algunos nos preguntábamos qué relación hay entre ambos asuntos. Sigo sin verla, y sigo creyendo que la pose de antifranquismo a estas alturas tiene mucho de impostura.

  27. Perroantonio
    lunes, 27/08/2018 a las 18:47

    💙 Qué guapo eres.
    Me gustaban mucho. Y de los de aquí, que me acuerde ahora, a Josénez.

  28. Adaptaciones
    lunes, 27/08/2018 a las 20:28
    La contaminación también salpica a éste, nuestro fanzine.

    «Joder, Mari Purificación», te iba a responder yo A TI, ADAPTACIONES, LUZ DE VALENCIA. Cinco vueltas más tarde creo que lo he entendido.

  29. Se acaba la veda, inicio mi caída a los infiernos porque hasta la próxima primavera si es calurosa o verano, comenzarán en breve a desaparecer los escotes, los pechotes, los pezones enhiestos, los adivinados, los pechitos perfectos, los no tanto pero ÑAMeables…
    Todos ocultos bajo opacas capas.
    Esnif

  30. Hombre S. un poquico amariconaos si que parece. Cuando os conté que me había llevado al catre a una modelo de cuarenta y tantos en mi último viaje, ni un solo comentario por si las chicas del fanzine se cabreaban.
    Ni una palmadita oye.

  31. Creí que se entendía Procu, contaminación por los memes de los memos peligrosos que diseñan la agenda política.

  32. Adaptaciones
    lunes, 27/08/2018 a las 23:42
    Se acaba la veda, inicio mi caída a los infiernos porque hasta la próxima primavera si es calurosa o verano, comenzarán en breve a desaparecer los escotes, los pechotes, los pezones enhiestos, los adivinados, los pechitos perfectos, los no tanto pero ÑAMeables…
    Todos ocultos bajo opacas capas.
    Esnif

    La Capa Paca.

    Season of mists and mellow fruitfulness
    Close bosom-friend of the maturing sun
    Conspiring with him how to load and bless
    With fruit the vines that round the thatch-eaves run; […]

    SOLUCIÓN: el cabrón del otoño en Logroño.

  33. Hombre, Adapst, aquí hay piezas literarias muy buenas, no vamos a aplaudir a todas.

    Muy valiente te veo yo a ti escribiendo detrás de una pantalla a 500 km de ellas, héroe.

  34. Si vuestra Santa conoce el fanzine ya es otra cosa más arriesgada sí. Hacer la ola acaba mal fijo.

    Fueraparte se taolvidao que nunca miento. Aquí.

  35. Adaptaciones
    lunes, 27/08/2018 a las 23:53

    Lo que he entendido al final es contaminación del ambiente de bronca desquiciada. La temo y la odio, pero también me doy cuenta de que la discusión es un tesoro aquí.

  36. Adaptaciones, no presentaste la encuesta de satisfacción por tus servicios. No podemos darte el certificado de calidad.

  37. Zeppi
    lunes, 27/08/2018 a las 21:55

    Creo que eso nunca ha estado en discusión.

    Qué va, jamás. Si todo ha sido un paseo de rosas. Vamos, Zeppi, por favor, no me joda.

    ¿Por qué se cree que el PSOE, pudiendo haber solucionado ya este asunto en varias legislaturas en que ha gobernado en mayoría, lo utiliza ahora para sacar una puntita de ventaja electoral, igual que ha hecho siempre con el sonajero del concordato con la IC? Muy fácil: porque sigue sin resolverse. Cada vez el partido está disputado, sacan a su 9 (la misma estrategia que utiliza el PP en su terreno, meneando sentimientos con el antinacionalismo, etc.). Los partidos políticos juegan siempre la baza sentimental; de ahí la gran bronca por el control de las asociaciones de víctimas, y de ahí el protagonismo hipertrofiado y los fichajes políticos de sus representantes (sean Pilar Majón o María del Mar Blanco).

    Por supuesto, cuando llegan al poder, agurgurbay. El PP acerca presos al PV, y el PSOE recorta la asignación presupuestaria a la Ley de MH, y aquí paz y después gloria.

    Entretanto, en los últimos 40 años habrá muerto el 70% de los hijos de los que siguen en las cunetas.

  38. Fueraparte se taolvidao que nunca miento. Aquí.

    Lo que se mehaolvidao fue que lo contaras. Pensé que ahora estabas bromeando.

    Venga, pongámonos duros. Poesía.

    Para lucirla por la calle, hermosa.
    Y para convivir, la razonable
    belleza que Lucrecio aconsejaba.
    Pero para la cama más bien fea.

    La hermosa y casi hermosa se te tienden
    en el lecho y esperan muy seguras
    el rápido homenaje que merecen.
    Mas son algo pasivas. Y con límites.

    La chica más bien fea, sin embargo,
    agradece el haber sido elegida
    entre otras de más bellas. Participa
    con mayor entusiasmo en el amor.

    La oscuridad ambiente la sitúa
    en plano de igualdad ante la estética.
    Y un ciego guía a un ciego, mas los dos
    -los cuerpos- hallan juntos sus caminos.

    Y deja hacer y accede de buen grado
    a cuanto la requiera aquel momento.
    Para pasarlo bien en una cama
    escoged una chica más bien fea.

  39. Ella me dio el cuchillo y dijo: «Clávalo
    en el segundo espacio intercostal».

    «¿Cuál es?», le pregunté. Se abrió la blusa
    y señaló, risueña, un punto: «Aquí».

    Algo debía de haber en aquel viaje
    que lo hizo diferente. Más intenso.

    Se veían más cosas. Ascendíamos
    a inéditos sonidos y colores.

    No había confusión. Hasta el detalle
    más ínfimo nos era comprensible. Sugerí: «¿Por qué no con barbitúricos?»
    «Es lento», me objetó. «Ya lo he probado.

    Y el lavado de estómago es horrible.
    Como un trauma mental, pero en lo físico»

    Sustituí su dedo por el mío
    y apoyé allí el cuchillo suavemente.

    Y lo empujé de súbito. No fuera
    que cambiara de idea si iba lento.

  40. Mi placer te creó. Cuando naciste
    te destiné ya un hombre. El apropiado
    para que él y tú fuerais muy felices.

    Modelé tu figura como un barro
    precioso, tiernamente, con esmero.
    Y forjé tus costumbres con cuidado
    artesanal, aislándote del medio.

    Vigilé cada día tu sonrisa.
    Te enseñé a sonreírme dulcemente.
    Y aprendiste muy bien. Te felicito.
    Nos hemos merecido ambos el premio.

    El premio es este goce tuyo y mío.
    El placer que me das, yo lo sentía
    cuando estaba, en tu madre, elaborándote.

    Fonollosa.

  41. ALERTA CUIDAO
    El segundo de Fonollosa es perturbador por polisémico de incesto. Considera el poeta que el amor tiene de eso angustioso y que del canibalismo ya nos hemos hinchado a hablar.

  42. LA COSA ESTÁ MEJOR QUE NUNCA
    Arcadi Espada

    Estos días me preguntan mucho:- ¿No cree que la situación se está complicando? Hombre, hombre, complicando. Todo lo contrario. La situación está mejorando a ojos vistas. Complicada estaba la madrugada del 21 de mayo de 1981 cuando Pere Bascompte Carbonell ató a un árbol a Federico Jiménez Losantos, le pegó un tiro en la rodilla y se largó dejando que fluyera la sangre. La situación ha mejorado mucho. En aquel entonces Bascompte era miembro fundador de una organización terrorista y hoy es militante de Esquerra Republicana de Catalunya, un partido español legal y parlamentario. Entonces el odio nacionalista desovaba a tiros: hoy apenas alcanza para tuits a la manera de Quim Monzó. La propia situación de Monzó ha mejorado. Hace años había la incómoda obligación, más o menos generalizada (Pericay&Toutain al margen), de considerarlo un gran escritor. Hoy es reconocido, por fin, como el tuitero que siempre fue. Sin embargo, la principal mejora es otra. Cuando le pegaron el tiro a FJL habría alguno, aunque no lo recuerdo, que diría condenamos la violencia venga de donde venga. Pero lo que sí sé de cierto es que nadie salió a la calle en Cataluña ni en el resto de España para protestar contra aquel crimen. La pierna de FJL curó más o menos plenamente y el único que acabó saliendo a la calle fue él. Camino para siempre de Madrid. Era realmente complicado, aquel tiempo. Ni una manifestación, ni concentraciones alrededor del árbol del tiroteado, ni una protesta pública. Un silencio muy cómplice y complicado. El silencio ha durado cuatro décadas. Mueve a la condescendencia irónica, en la más calmada de las reacciones, que a uno le pregunten si la situación se está complicando, y que lo hagan no a partir de las innumerables y sostenidas ofensas ejercidas por el nacionalismo sobre la convivencia civil, sino cuando las ofensas reciben por primera vez una respuesta más o menos colectiva. Una respuesta, por cierto, en lo que atañe a los lazos amarillos, de civilizada mesura, aunque algunos maestrillos equidistantes pidan las sales cuando los demócratas catalanes quitan los lazos o los pervierten sin remedio convirtiéndolos en una bandera española. En efecto, los lazos deben quitarse. Cuando alguien escribe en un muro una ofensa, tipo Puta Espanya, la réplica correcta no es escribir debajo que España es un gran país. La réplica es pasar un trapo. La higiene mínima que el nacionalismo merece desde hace décadas.

  43. Quim Monzó. En el Instituto, los profesores de [formación del espíritu] catalán nos lo vendieron como un genio. Creo que nos dieron a leer L’illa de Mayans, un librito de Quaderns Crema que todavía ronda por mi casa. Era un truño efectista, un auténtico timo. Hice saber mi opinión, fundada entonces no tanto por el saber acumulado como por el uso de una herramienta muy simple: la comparación. En literatura española, fuera de los clásicos, leíamos a quienes estaban a punto de serlo: Mendoza y su Misterio de la cripta embrujada, por ejemplo. Estábamos rodeados de Borges, Baroja, Martín Santos, etc., y los racistas nos mandaban a Monzó y un Flanagan de Andreu Martí y Jaume Ribera. Solo acertaron una vez: cuando nos dieron a leer Molta birra i carn picada, de Klaus-Peter Wolf, una cosilla para adolescentes que adolecía de la fatuidad de los escritores en catalán.

    Por otro lado, Monzó aparecía en un programa de la tele exudando chistecillos entre sus lorzas y entre sus muecas nerviosas. A mí me causó una penosa impresión un día que me asomé por TV3 (yo apenas veía la TV3, yo siempre he sido un hombre de costumbres sanas), pero mis compañeros de instituto veían en él y en el Mikimoto un «humor inteligente» que se contraponía al de Morancos o El Dúo Sacapuntas. Lo que no sabían mis compañeros es que ese humor estaba ayuno de la «inspired satire» que le recomendaba Ramón J. Sender a Faulker: «If you can exert influence in the American literary atmosphere it would be a good thing to encourage inspired satire. When America satirizes herself bloodily (but with the comprehension given only by love […]) the rest of the world will love America». La sátira de los Monzó y los Mikimotos siempre iba dirigida contra el contrario, nunca hacia ellos mismos. El manido recurso del humor andaluz, por el contrario, tenía ese arsenal de azagayas con las que se zaherían las supuestas esencias del terruño, algo incomprensible para un xenófobo que estaba a punto de reventar la crisálida de la que habría de salir el racista hodierno.

  44. «Paralelamente, el amigo Arcadi Espada –emulando a Bertie Wooster, el personaje de Wodehouse, y a sus compinches del Club de los Zánganos– se hacía detener por los Mossos d’Esquadra por tunear a la española un enorme lazo amarillo situado en una rotonda de L’Ametlla de Mar. Compadezco a los miembros de la Genestapo que tuvieron que bregar con Arcadi, pues lo imagino perfectamente riéndose en sus narices mientras se echa el tupé hacia atrás y pone esas caras de asombro ante la estupidez humana que tan bien le salen por televisión».

  45. Sigue sin querer entenderlo Pirata, y saliéndose por la tangente. En las discusiones que se han mantenido AQUÍ, en Chopsuey, el tema del entierro digno de los muertos de la guerra nunca ha estado en cuestión. No encontrará usted ninguna mención a ello en mis comentarios. Pero usted a lo suyo ¿Qué tiene que ver el PP con la impostura antifranquista del gobierno, que es lo que yo he mencionado? Que sí, que ya sabemos que todo lo que haga el PSOE siempre estará justificado por que el PP es mucho peor. Pero la discusión no iba de eso. Al menos por mi parte.

  46. Bremaneur
    martes, 28/08/2018 a las 09:11
    … La sátira de los Monzó y los Mikimotos siempre iba dirigida contra el contrario, nunca hacia ellos mismos …

    Es que ese tipo de gente nunca lee a los clásicos:

    “Por último, haría lo último que me quedaba por hacer: irme con los comunistas y presentarles todos los números que ellos calificasen de tan bonitos como anticapitalistas.

    En realidad, ya fui una vez a su encuentro y me entrevisté con
    unos representantes culturales en Erfurt. Me recibieron con bastante pompa en la estación, con gigantescos ramos de flores y en el hotel hubo un acto, seguido de trucha, caviar, granizado y, además, champán a todo pasto. Luego nos preguntaron qué nos gustaría ver de Erfurt. Dije que me gustaría ver el lugar donde Lutero sostuvo su disputa doctoral, y Marie dijo haber oído que en Erfurt existía una Facultad de Teología Católica y que le interesaba lo referente a la vida religiosa. Pusieron rostro huraño, pero no pudieron negarse a complacernos, y todo se volvió desagradable: para los representantes culturales, para los teólogos y para nosotros. Los teólogos debieron imaginar que en cierto modo simpatizábamos con estos idiotas, y ninguno habló a Marie con franqueza, incluso cuando conversó con un profesor sobre cuestiones de fe. Éste debió notar que Marie y yo no estábamos casados. Le preguntó a ella, en presencia de los funcionarios: “¿En realidad usted no será católica?”, y ella se ruborizó y dijo: “Sí, aun cuando viva en pecado, sigo siendo católica.”

    Fue horrible cuando notamos que a los funcionarios tampoco les gustaba que no estuviésemos casados, y cuando regresamos al hotel a tomar café, comenzó uno de los funcionarios a hablar de ello, diciendo que había determinadas formas de anarquía burguesa que él no aprobaba en absoluto.

    Luego me preguntaron qué quería yo interpretar en Leipzig, en Rostock, si no podía representar “El Cardenal”, “Llegada a Bonn” y “Sesiones del consejo de administración” (nunca averiguamos cómo supieron lo del cardenal, pues este número lo había preparado para mí sólo, sólo lo representé ante Marie, y ella
    me había rogado que no lo pusiese en escena, pues los cardenales sólo alcanzaron una vez la palma del martirio).

    Y yo dije que no, que primero debía estudiar aquí un poco las condiciones de vida, pues el sentido de lo cómico consiste en representar al hombre en situaciones de tipo abstracto, de las que se deduzca su propia verdad, no una verdad ajena a él, y en este país no había un Bonn, ni consejos de administración, ni cardenales. Se disgustaron mucho, incluso uno palideció y dijo que ellos lo habían imaginado muy distinto, y dije entonces que yo también.

    Fue horrible. Dije, que podría estudiar un poco y preparar números como “Sesión del Comité” o “El Consejo Cultural se reúne” o “el Congreso del Partido elige su Presidencia” o “Erfurt, la ciudad de las flores”; después de todo, los alrededores de la estación de Erfurt presentaban un aspecto florido, pero aquí intervino el jefe de la comisión diciendo que no podía permitir ninguna propaganda en contra de la clase obrera. Ya no estaba pálido, sino macilento; otros dos tuvieron el valor suficiente para sonreír con ironía.

    Le repliqué que yo no veía en ello ninguna clase de propaganda contra la clase obrera, si yo representaba un número, fácil de preparar, como “El Congreso del Partido elige su Presidencia”, se me trabó la lengua y dije “perdido” en lugar de “partido”, lo que hizo enfurecer al lívido fanático, que dio un golpe sobre la mesa, con tanta fuerza, que la nata sobre los bollos saltó del plato, y dijo: “Nos equivocamos con ustedes, nos equivocamos”, y yo le dije que lo mejor sería que nos marchásemos, y el dijo: “Sí, pueden hacerlo, por favor, en el siguiente tren.”

    Dije aún que al número sobre el Consejo de Administración podría llamarle “Sesiones del Comité”, pues allí sólo se decidía aquello que ya había sido decidido con anterioridad. Perdieron toda su cortesía, abandonaron la salita, y ni siquiera nos pagaron el café. Marie lloraba, yo estuve a punto de abofetear a alguien, y cuando alcanzamos la estación, para regresar con el siguiente tren, no se encontró ni un mozo de equipajes, ni un botones, y tuvimos que llevarnos nuestras maletas en propia mano, una cosa que odio.

    Por fortuna encontramos delante de la estación a uno de los jóvenes teólogos, con los que habló Marie por la mañana. Se ruborizó cuando nos vio, pero quitó de las manos de la llorosa Marie aquella pesada maleta, y Marie no dejó de susurrar sobre él, no fuese que después tuviese él dificultades a causa de nosotros.

    Fue horrible. En total no estuvimos en Erfurt más que seis o
    siete horas, pero ya nos enemistamos con todos: con los teólogos y con los funcionarios. Nos apeamos en Bebra y fuimos a un hotel, Marie lloró toda la noche, por la mañana escribió al teólogo una larga carta, pero nunca supimos si en realidad llegó a sus manos.

    Había creído que reconciliarme con Marie y Züpfner sería lo
    último que haría, pero tener tratos con aquel pálido fanático y
    representar ante ellos El cardenal, sería lo último de lo último.”

    Heinrich Böll – Opiniones de un payaso.

    Disculpen el ladrillo, aquí el texto completo. Si no lo han leído, háganlo, merece la pena.

  47. En la Alemania actual hay una condescendencia con el comunismo que me resulta difícil de comprender. Tengo que pensar sobre ello.

  48. En general, de París llama la atención la gran cantidad de personas que visten como si fueran a ser galanteadas en cualquier momento —en la cola del supermercado, comprando tabaco, mirando discos en una tienda de segunda mano, bajando las escaleras del metro— y el día fuera a terminar luminoso de besos, muscadets y vibraciones carnales en una chaise longue. En Berlín, por el contrario, abunda el tipo que viste como si en cualquier momento fuera a ser reclutado por una fracción del ejército rojo y el día fuera a terminar practicando el tiro al burgués.

  49. El otro día, de tertulia con un amigo, apuntábamos a algo que me gustaría comprender a fondo. Hablamos de la posible influencia de la prosodia que nos rodea. Yo creo que no es lo mismo vivir escuchando a diario el tono teatralmente áspero del idioma alemán que el canoro francés.

  50. En las fosas y en las tumbas no están ni los padres ni las madres ni los abuelos de nadie. En las fosas y en las tumbas hay huesos y restos momificados. Restos humanos, pero no personas. Decir «es que tienen a sus padres en una cuneta» es un recurso narrativo, como cuando a Hamlet se le aparece el espectro de su padre reclamando venganza. Uno puede tener las cenizas de su padre en una urna, pero no tiene a su padre en la urna.

    Los gobiernos, con toda la legitimidad que les otorgamos los votantes, deciden sobre los asuntos prioritarios en función de muchos factores, no siendo el menor la existencia de presupuesto. Los presupuestos los elabora el gobierno, pero los corrigen y los aprueban las Cortes (los partidos). Que el Gobierno de turno haya considerado prioritario sacar los restos del dictador de Cuelgamuros es una simple cuestión de estrategia electoral, un acto de fuerte carga simbólica. Para contrarrestar la incomodidad que esto pudiera provocar, las instrucciones de discusión (el Argumentario, el Catecismo) aconsejan recordar las fosas de la guerra, aunque no exista relación entre ellas y la exhumación de los restos del dictador de la basílica. Bueno, existe una porque la he oído: hay quien pide arrojar los restos del dictador a una cuneta para que el ciclo mágico se cierre, el equilibrio narrativo se restablezca y los biznietos ganen la guerra que perdieron los bisabuelos.

  51. Bremaneur martes, 28/08/2018 a las 10:07
    En la Alemania actual hay una condescendencia con el comunismo que me resulta difícil de comprender. Tengo que pensar sobre ello.

    Se enseña en las escuelas, no le dés más vueltas.

  52. Perroantonio
    martes, 28/08/2018 a las 10:29
    Se enseña en las escuelas, no le dés más vueltas.

    Sí, pero lo que se enseña en la escuela, ¿no se corrige más tarde, cuando se disuelven esas amistades y entran otras nuevas, con perspectivas y opiniones distintas?

  53. Bremaneur
    martes, 28/08/2018 a las 10:16

    El otro día, de tertulia con un amigo, apuntábamos a algo que me gustaría comprender a fondo. Hablamos de la posible influencia de la prosodia que nos rodea. Yo creo que no es lo mismo vivir escuchando a diario el tono teatralmente áspero del idioma alemán que el canoro francés.

    Puede ser eso o justo lo contrario: que lo que nos rodee influya en la prosodia.

  54. Bremaneur martes, 28/08/2018 a las 10:37
    Sí, pero lo que se enseña en la escuela, ¿no se corrige más tarde, cuando se disuelven esas amistades y entran otras nuevas, con perspectivas y opiniones distintas?

    Mi teoría es que la maduración personal no se produce hasta los 50, cuando ya has visto mundo y te han dado por la retaguardia tres o cuatro veces, preferentemente con fuego amigo. Hasta que no te cuestionas a los tuyos, no hay nada que hacer. Hay que tener, además, cierto mobiliario intelectual y cierta actitud inquisitiva para que la cosa funcione. Eso tan manido del «espíritu crítico» no deja de ser una milonga equivalente a «criticar»; yo me refiero a cuestionar constantemente al rebaño propio.

  55. Me quedan ocho años para saber quiénes son los míos. De momento voy descartando: ¿Mourinhistas? NO. ¿Comunistas? NO. ¿Rita Maestre? Bueno… ¿Alemanes que se lo toman con calma en la cola del supermercado y no te dejan espacio para embolsar? NO.

  56. Por si sienten curiosidad sobre qué hablamos cuando hablamos de ciberguerra: «Avoiding Coping with Surprise in Great Power Conflicts». Se recogen algunos casos bastante instructivos:

    The U.S. secretary of defense had wondered this past week when the other shoe would drop. Finally, it had, though the U.S. military would be unable to respond effectively for a while.

    The scope and detail of the attack, not to mention its sheer audacity, had earned the grudging respect of the secretary. Years of worry about a possible Chinese “Assassin’s Mace” — a silver bullet super-weapon capable of disabling key parts of the American military — turned out to be focused on the wrong thing.

    The cyber attacks varied. Sailors stationed at the 7th Fleet’ s homeport in Japan awoke one day to find their financial accounts, and those of their dependents, empty. Checking, savings, retirement funds: simply gone. The Marines based on Okinawa were under virtual siege by the populace, whose simmering resentment at their presence had boiled over after a YouTube video posted under the account of a Marine stationed there had gone viral. The video featured a dozen Marines drunkenly gang-raping two teenaged Okinawan girls. The video was vivid, the girls’ cries heart-wrenching the cheers of Marines sickening And all of it fake. The National Security Agency’s initial analysis of the video had uncovered digital fingerprints showing that it was a computer-assisted lie, and could prove that the Marine’s account under which it had been posted was hacked. But the damage had been done.

    There was the commanding officer of Edwards Air Force Base whose Internet browser history had been posted on the squadron’s Facebook page. His command turned on him as a pervert; his weak protestations that he had not visited most of the posted links could not counter his admission that he had, in fact, trafficked some of them. Lies mixed with the truth. Soldiers at Fort Sill were at each other’s throats thanks to a series of text messages that allegedly unearthed an adultery ring on base.

    The variations elsewhere were endless. Marines suddenly owed hundreds of thousands of dollars on credit lines they had never opened; sailors received death threats on their Twitter feeds; spouses and female service members had private pictures of themselves plastered across the Internet; older service members received notifications about cancerous conditions discovered in their latest physical.

    Leadership was not exempt. Under the hashtag # PACOMMUSTGO a dozen women allegedly described harassment by the commander of Pacific command. Editorial writers demanded that, under the administration’s “zero tolerance” policy, he step aside while Congress held hearings.

    There was not an American service member or dependent whose life had not been digitally turned upside down. In response, the secretary had declared “an operational pause,” directing units to stand down until things were sorted out.

    Then, China had made its move, flooding the South China Sea with its conventional forces, enforcing a sea and air identification zone there, and blockading Taiwan. But the secretary could only respond weakly with a few air patrols and diversions of ships already at sea. Word was coming in through back channels that the Taiwanese government, suddenly stripped of its most ardent defender, was already considering capitulation.

  57. Monzó y sus mil veces pesados colegas del Ajoblanco posando de libertarios y “undergrounds” es una de las imágenes más grotescas de la cultura autóctona durante los años de la transición.

  58. bremaneur
    martes, 28/08/2018 a las 11:13
    Me quedan ocho años para saber quiénes son los míos. De momento voy descartando: ¿Mourinhistas? NO.

    — ¡Tun, tun!
    — ¿Quién es?
    — Un morinyista, ya lo ves…
    — ¡Cierra la muralla!
    — ¡Tun, tun!
    — ¿Quién es?
    — Rita Maestre con otras tres…
    — ¡Abre la muralla!
    — ¡Tun, tun!
    — ¿Quién es?
    — López Tegui y me huelen los pies…
    — ¡Cierra la muralla!
    — ¡Tun, tun!
    — ¿Quién es?
    — Karmenshki con lash bragash del revésh…
    — ¡Cierra la muralla!

  59. Gistau:

    “Cuán poderosos han de ser esos salvoconductos culturales para que hayan logrado neutralizar aquello que más escándalo provoca en la sensibilidad social actual: la agresión a una mujer, fracturada delante de sus hijos. Prueben a hacer chistes a costa de una mujer golpeada en la calle por un novio celoso.”

    En estos casos lo que procede es revelar alguna información sobre la víctima, para orientar moralmente al lector (qué gran hallazgo).

  60. Los tuyos, Brema, empiezan con la familia, la cuadrilla, el pueblo y el Pueblo, el equipo, el Partido, la Iglesia, la Patria y así todo. Y por ti, como primera víctima. SI renovamos periódicamente todas las células, ¿cómo no vamos a renovar periódicamente lo que creemos que pensamos?

  61. Perroantonio
    martes, 28/08/2018 a las 10:19
    En las fosas y en las tumbas no están ni los padres ni las madres ni los abuelos de nadie. En las fosas y en las tumbas hay huesos y restos momificados. Restos humanos, pero no personas.

    Claro, qué tonta soy, no había caído en eso. De ahí las típicas conversaciones que tenemos los vivos:

    – ¿Y los restos momificados de tu padre dónde están?
    – En el cementerio de la Almudena.

    o

    – ¿Dónde vas con esas flores?
    – A la tumba donde están los restos momificados de mis abuelos.

    O esos versos confusos que dicen

    Con los primeros lirios
    y las primeras rosas de las huertas,
    en una tarde azul, sube al Espino,
    al alto Espino donde está su tierra
    .

  62. Pirata Jenny
    martes, 28/08/2018 a las 12:27
    O esos versos confusos que dicen

    Por qué confusos. Machado le pedía a su amigo Palacio que llevara flores a la tumba de Leonor, enterrada en el cementerio del Espino (hay que subir, está en el Calaverón). Estuve este verano visitando la tumba, algo descuidada, como casi todas allí. No fue una tarde sino una mañana azul, y no llevaba ni lirios ni rosas, sino una curiosidad tremenda. Me gusta rondar por los cementerios.

  63. Pirata Jenny
    martes, 28/08/2018 a las 12:51
    No has pillado la ironía.

    Pillo muy poco de lo que dices. Un día es una cosa y al siguiente la contraria; unos te hablan de la velocidad y tú les respondes que el tocino… Et caetera, et caetera.

  64. 79 años desde el final de la guerra civil, es el mismo orden de magnitud que el tiempo que ha pasado desde el final de la tercera guerra carlista (142 años), y nadie se acuerda de aquellos muertos.

    en fin, y todo esto quién lo paga.

  65. Bremaneur
    martes, 28/08/2018 a las 13:00

    Te lo explico para que lo entiendas.

    Perro ha explicado que “decir «es que tienen a sus padres en una cuneta» es un recurso narrativo”, cosa que me ha dejado muy tranquila, porque hasta ahora yo no dejaba de darle vueltas a cómo puedo hacer para introducir oxígeno, alimentos y una bota de vino en la tumba de mis abuelos.

    Y yo le he respondido en modo irónico ON que sin duda ésa es la razón por la que los humanos llevamos, desde que se nos conoce paso por la Tierra, enterrando por medio de cientos de rituales complejos y sagrados a nuestros muertos y considerando los lugares en que los dejamos y los visitamos (de ahí la referencia a los versos de Machado) lugares sagrados (campo-santo). Si no lo entiendes así, te lo cuento de otra manera.

  66. ¿De qué me sonará la polémica?

    ¿De dónde viene el mito de la «cocreta»?

    No lo sé, es una leyenda urbana. A mí me desespera: en todas las conferencias que doy, sin excepción, siempre hay alguien que en el coloquio final me pregunta sobre la dichosa «cocreta», generalmente increpándome. Es falso que la Academia haya reconocido la palabra «cocreta», es una fake news.

  67. Buenassss
    Acabo de llegar de Madrid y veo que sigue habiendo tela marinera con lo del Valle. Les leeré a todos, pero decir, no diré nada más sobre el tema. Ni siquiera sobre los poetas de la generación del 27.

    Sí les digo que en Troa, he comprado “Atravesé las Bárdenas” de Eduardo Gil Bera, que recomendó Bremaneur, y que como ayer terminé “4 3 2 1 ” de Auster ( un libro gordísimo pero estupendo, que he leído en mi kindle, y que voy a esperar a releer cuando me llegue en papel y tapa dura en un par de días) , y este es un libro finito, en cuanto haya recogido un poco, y así, me pongo con él, que tiene la gran facha.

    Y que, los de Hazte Oír me han mandado esto:
    “Este jueves guardias civiles miembros de la Asociación Española de Guardias Civiles van a entregar las firmas en el Ministerio del Interior. Te invito a acompañarles para que se sientan arropados.
    Aquí te dejo los datos de la convocatoria:

    Jueves, 30 de agosto
    11:00h
    Ministerio del Interior (Calle Amador de los Ríos 7) (mapa)”

    La calle Amador de los Ríos es estrechita, pero La Castellana, y la Plaza de Colón están al lado. Espero que haya un gentío y se sientan arropadísimos.

  68. castrofortino
    martes, 28/08/2018 a las 13:03

    De ninguna manera es lo mismo. Pero de ninguna manera.

    Ascensión Mendieta el día de la apertura de la fosa de su padre.

    Hilda Farfante habla de sus padres.

    Aquí tiene a un par de hijas de los asesinados en Santoyo.

    Y así me podría tirar días.

    De los muertos de la tercera guerra carlista, que yo sepa, no quedan familiares directos.

  69. Bremaneur
    martes, 28/08/2018 a las 12:36

    Me gusta rondar por los cementerios.

    A mí también.

    En una ocasión la revista Descobrir Catalunyame encargó un artículo para su sección La descoberta de l’autor, donde, cada semana, un escritor diferente hablaba de un lugar o ruta de Cataluña que le gustara especialmente.

    Yo, bajo el título On sempre és diumenge [Donde siempre es domingo], escogí el cementerio de Montuich, un lugar que frecuento desde tiempos inmemoriales. Mi “descoberta”, traducida del catalán, concluía así:

    “Me permito, pues, animar al lector que desee eludir el tedio de una de esas futboleras, previsibles tardes de domingo, a dejarse caer por el cementerio del sudoeste y recorrerlo, quizá, a la hora en que el arrebol del crepúsculo anticipa las tinieblas en el horizonte. Y puede aprovechar, además, para hacer una visita de cortesía a algún pariente que resida en estos barrios, o simplemente para admirar los dulces estallidos de color que proporciona al visitante la ciudad donde residen nuestros muertos. Les aseguro que comprobarán –además de muchas otras sorpresas, contrastes y diversiones que brinda el lugar– que nadie se puede sentir extranjero en él”.

  70. José Díaz se suicidó en Tiflis en 1942. Su cadáver fue repatriado en 2005 y enterrado en Sevilla con todos los honores tras haber sido nombrado hijo predilecto de la ciudad. Fue el máximo responsable de la represión comunista en la retaguardia, incluida la matanza de Paracuellos, entre otros asesinatos sucedidos antes del inicio de la guerra. Estamos hablando de miles de cadáveres.

  71. “De los muertos de la tercera guerra carlista, que yo sepa, no quedan familiares directos.”

    Los directos se extinguieron como los dinosaurios, sin dejar descendientes, salvo los pájaros. Los que quedan de aquella guerra son parientes por afinidad, como suegros y cuñados, pero no directos. Un misterio, qué duda cabe.

  72. Antes no he puesto el principio de la carta de H.O. y no se entendía bien qué era eso de las firmas que iban a llevar:

    “A través de una campaña lanzada desde HazteOir.org, más de 52.000 personas han apoyado a la Guardia Civil frente a los ataques que sus miembros están sufriendo en nuestras fronteras, especialmente en la de Ceuta.”

    Ya siento

  73. Perroantonio
    martes, 28/08/2018 a las 11:04

    O sea, el tiempo. Incluso en los pórticos de las catedrales construidas para alabar la eternidad hay ángeles con relojes de arena. O por ponerme blandengue y prosaico, es imprescindible cierta actitud que consiste en no estar tan conforme contigo mismo y tus circunstancias que ya no desearías cambiar; estar encantado de haberte conocido. Esto último es frecuente en algunos intelectuales, que cambian su creencia en sistemas totalitarios por las alabanzas a algún tirano de signo contrario. Tampoco se trata de cambiar a tus seres más queridos por otros, ni borrar o sustituir cada uno de los capítulos de tu diario por pasajes más intensos. Más memorables. Basta con cierta honradez intelectual.

    Queridos, siento informaros que si pasasteis el ecuador de los 40, ya habéis dejado atrás la década de la última esperanza.

  74. castrofortino
    martes, 28/08/2018 a las 14:48
    “Contra el fascismo hoy se lucha en Cataluña, no en el Valle de los Caídos. Franco está bien muerto, el fascismo catalán está asquerosamente vivo.”

    Coño, el típico ejemplo de razonamiento inconsistente. ¡Y es catedrático de Filosofía!

    (¿Hay que explicar la inconsistencia, no, verdad?)

  75. No, Jenny, lo que yo decía es que mesarse los cabellos y rasgarse las vestiduras porque tiene una al abuelo en la cuneta es una hipérbole tremendista. Pero la clave la diste muy bien el otro día con el ejemplo de la anciana de 90 años dura como el pedernal que recuerda a su padre. Ella era dura, pero a quien se le caían las pelotas al suelo era a tí. Es lo que tiene el flamenco, que transmite emosión.

  76. S. martes, 28/08/2018 a las 15:23
    O sea, el tiempo.

    ¿No has tenido nunca la sensación, al ver a un viejo amigo de la infancia, que se ha quedado anclado en una etapa anterior, que no se ha desarrollado, que sigue siendo un adolescente porque piensa como un adolescente? Pues bien, el que tú hayas cambiado no es por culpa del tiempo, sino por lo que has vivido (leído, experimentado, visto) durante ese tiempo (y él no). El tiempo es sólo una metáfora. A nadie le hace más listo o más tonto la edad (salvo accidentes) sino lo experimentado. Pero si te empeñas en hablar de tiempo, entonces yo introduzco también el espacio y la velocidad, para compensar.

  77. Sigues insistiendo en nietos y en dramatizaciones. Se ve que no te has molestado en ver los tres testimonios que he enlazado antes (13:35). A ver si ahora te fijas bien en las edades de los que hablan :

    Badajoz.

    Artajona.

    Piedrafita de Babia (León).

    Tablada (Madrid).

    Si quieres te sigo poniendo testimonios de otros tataranietos de los bisnietos.

  78. Perroantonio
    martes, 28/08/2018 a las 15:54
    ¿No has tenido nunca la sensación, al ver a un viejo amigo de la infancia, que se ha quedado anclado en una etapa anterior, que no se ha desarrollado, que sigue siendo un adolescente porque piensa como un adolescente? Pues bien, el que tú hayas cambiado no es por culpa del tiempo, sino por lo que has vivido (leído, experimentado, visto) durante ese tiempo (y él no). El tiempo es sólo una metáfora.

    Claro. Me parece tan evidente que no creí necesario explicar que mi “tiempo” no se refería a los cambios en la tabla del pluviómetro, o entendido como una constante física. De ahí que me sorprendiera tu referencia a los relojes.

    Creo que tú también viste que era una metáfora, pero tenías el momento Perroantonio.

  79. Que sí, Jenny, que ya los he visto. Que hay cientos. Y programas de televisión sobre la guerra civil. ¿Y? ¿A qué viene ahora tu momento fosas? ¿Alguien te ha querido intercambiar la fosa de García Lorca por la tumba de Franco? ¿O has sido tú la que ha asociado los temas y pretendido dar el cambiazo?

    A ver, que yo no dudo del dolor que 50, 60, 70 años después pueda sentir un hijo por el recuerdo de sus padres. De lo que dudo es de tu dolor sobrevenido. Oportunamente sobrevenido al hedor de los acontecimientos. No sé si me explico.

  80. POCA VERGÜENZA

    Pertenezco a una de esas familias que jamás hablaban de la Guerra Civil, pero conozco muchos otros casos. Yo, como siguen haciéndolo ahora cientos de comentaristas, atribuía este silencio al miedo, pero era una explicación que no acababa de convencerme (como tampoco me sirve para explicar el silencio ante los atentados de ETA). Y no me convencía por varios detalles. Pertenecíamos al bando de los «buenos», así que no parecía lógico que en los años 70 y 80, cuando se produjo esa explosión de verbosidad retrospectiva y medio mundo empezó a tener un pasado heroico, mi familia, como tantas otras, decidiera seguir sin hablar del asunto.

    Atribuirlo al miedo es un motivo justificatorio muy eficaz porque descarga la responsabilidad en un sujeto agente contra el que no se puede hacer nada. Además eleva a la categoría de omnímodo e indestructible al agente del miedo, en este caso la Dictadura. Pero una cosa es tener miedo a las represalias y otra callarse hasta el punto de no transmitir tu propia historia a tus hijos, con todas las cautelas que fueran necesarias. Algo falla. No puede ser que buena parte de la población hubiese enmudecido.

    Había otra explicación muy satisfactoria para los que se consideran élite en el sentido marxista del término: el «borreguismo» de las masas. Este espíritu gregario les llevaría a seguir las consignas del régimen y a comportarse como personas ajenas a sus propios intereses. La explicación tiene el problema de que las masas hacían muchas cosas distintas, según el lugar y el momento, y que había masas vociferantes en la Plaza de Oriente o recibiendo a Franco en alguna de sus inauguraciones o yendo al fútbol o secundando una huelga, sin que eso cambiara la decisión de no hablar de la Guerra aunque ésta estuviera presente en los discursos oficiales, en los monumentos, en la iconografía militar o en la enciclopedia escolar Álvarez.

    En la concepción marxista las masas son, simultáneamente, un agente de su propia liberación si se dejan manejar por la élite o vanguardia, que sabe lo que es bueno para ellas, o un conjunto borreguil y reaccionario cuando no obedece a las consignas. En la iconografía mesiánica o totalitaria las masas siempre marchan unidas hacia el ideal siguiendo la luz que emana de un emblema. Son las mismas masas que podemos ver en las representaciones religiosas siguiendo a un profeta (en este caso suelen omitirse los tipos de la porra, que son los que destruyen los templos de los infieles), en los desfiles nacionalsocialistas (a veces portando antorchas), en las marchas fascistas, en los monumentos soviéticos y en los murales chinos. Masas marchando, con la frente levantada y la mirada perdida; como los ratones que siguen al flautista de Hamelin, supongo.

    Pero cuando las masas van a lo suyo, es decir, cuando no obedecen a nuestras consignas sino a los de nuestros enemigos, se convierten en borregos u hormigas, en chusma; qué sabrán ellas lo que les conviene. Lo que diferencia el carácter heroico o animalesco de las masas es sutil, aunque en ambos casos se las considera como estúpidas y manejables. Simplemente en unos casos son útiles y en otro, inútiles. Para los movimientos revolucionarios, las masas útiles son las que le daban miedo a Ortega y Gasset.

    El asunto es que yo no creo demasiado en las masas sino en los intereses, y los individuos se agrupan por interés, bien sea la diversión, el fútbol, el aumento de sueldo o las ganas de matar al amo en el tumulto y quedarse las ganancias.

    ¿Por qué, en la generación de los hijos de los contendientes había tanta gente que no hablaba y en las posteriores hay tanta gente que no calla? Una posibilidad es la vergüenza colectiva. Vergüenza por la que montaron los padres, ni más ni menos que una guerra civil. Hubo decenas de miles de víctimas civiles inocentes en aquel aquelarre, pero también hubo culpables y muchos de aquellos hijos lo sabían o lo intuían y tal vez prefirieron no preguntar para no tener la certeza. Los nietos y biznietos ya no vivieron esa sensación, sino tan sólo el relato vulgarizado con todo el atrezzo ideológico y sentimental correspondiente. Si sienten el dolor es porque no sintieron el dolor.

    Tiendo a creer que con el espíritu de superar esa vergüenza se montó la Transición, que utilizó las metáforas del «borrón y cuenta nueva» y «pasar página». Los hijos de los contendientes, e incluso algunos contendientes, la acogieron con júbilo, como demuestra la enorme participación electoral y el entusiasmo subsiguiente. Quizá los nietos no fueran tan partícipes, pero desde luego los biznietos aborrecen aquel acuerdo porque no puede ser que la película que hemos visto tantas veces en la tele acabara así y ganaran los «malos». Da igual que en estos ya más de 40 años de democracia hayamos vivido uno de los períodos más fructíferos, ricos y libres de nuestra historia colectiva: el cuento acabó mal y tiene que ser reescrito.

  81. S. martes, 28/08/2018 a las 16:46

    Creo que tú también viste que era una metáfora, pero tenías el momento Perroantonio.

    Me pasa como al escorpión de la fábula, que está en mi naturaleza. 🙂

  82. Ningún dolor, ni sobrevenido ni antiguo, ni profundo ni superficial; un ligero cabreo por las reacciones de estos días y un no me sale los mondongos quedarme callada si alguien habla bisnietos y guerras carlistas. Te he dado mi opinión seis o siete veces en los últimos dos días: ni tú ni yo somos nadie para decidir quién quiere enterrar a los suyos y quién prefiere dejarlos donde estén.

    Las posturas respectivas ya han quedado suficientemente aclaradas. Ahora, a lo que diga la mayoría parlamentaria.

    :::

    Ricardo Pachón sobre la muerte del flamenco. Estoy bastante de acuerdo con su tesis. Se acaban los toros y el flamenco. ¡Que vivan los runners!

  83. Brillante Perroan, en mi casa tampoco se decía ni mu sobre la guerra, pese a que había tema infinito para contar.
    Mi padre, ya muy mayor, sí que me contó en privado muchas cosas terribles. Sin embargo, su único interés era que el asunto no se repitiera.
    Mi madre vive, y con sacacorchos he conseguido que me cuente las veces que desde niña visitaba a su padre en la cárcel. Pero no quiere ningún conflicto, menos que toquen a Franco, pese a que fueron sus secuaces los que condenaron a muerte a su padre por ser socialistón.
    He aprendido de mis padres y de mis abuelas, no conocí a mis abuelos, a saber pasar página, a no fomentar falsas tragedias sobrevenidas 80 años más tarde.

  84. Gómez
    martes, 28/08/2018 a las 13:35

    ALEGRA ESOS HUESOS
    También yo he visitado el cementerio de Montjuïc un par de veces últimamente, y suscribo la recomendación de Gómez.
    No lejos de la tumba de Durruti, en la que hace un tiempo encontré unas humildes flores frescas, hay otra presidida por una gran lápida que reza así:

    AQUÍ YACE
    LA ENVOLTURA CORPORAL
    DE
    UN HOMBRE HONRADO
    QUE EN SU ÚLTIMA ENCARNACIÓN TERRENA FUÉ
    JOSE Mª. FERNÁNDEZ-COLAVIDA
    1819-1888
    PRIMER TRADUCTOR Y EDITOR DE LAS OBRAS
    DE KARDEK Y FUNDADOR DE LA “REVISTA DE ESTUDIOS
    PSICOLÓGICOS” DE BARCELONA, Y Á CUYA MEMORIA
    LOS ESPIRITISTAS DE ESPAÑA Y AMÉRICA
    DEDICAN ESTE
    TESTIMONIO DE APRECIO Y GRATITUD
    —-
    HACIA DIOS POR EL AMOR Y POR LA CIENCIA
    PROGRESO DEL ALMA / PROGRESO INFINITO
    FRATERNIDAD ESPIRITUAL / FRATERNIDAD UNIVERSAL
    PLURALIDAD DE MUNDOS Y DE EXISTENCIAS

    Los tipos y tamaños de letra utilizados le otorgan, si cabe, mayor impacto. Por misteriosas razones la palabla PLURALIDAD aparece en una placa añadida sobre la original.

  85. POCA BROMA
    También este verano he visto varias placas conmemorativas en pueblos casi desiertos de la Charente que daban precisa información sobre el proceso de despoblamiento que han soportado.
    Con el antetítulo Morts pour la France aparecían 16 o 20 nombres junto a fechas que iban de 1915 a 1918.
    Debajo, aprovechando como se podía el margen inferior, alguien había podido grabar un par de nombres más, fechados en 1940.
    Y en un caso, ya mediante una pequeña plaquita añadida, otro indicaba fecha y lugar: Indochine 1948.
    Inevitablemente uno lee esos nombres con cierto detenimiento.

  86. No pensaba volver a entrar en el tema, pero el texto de Perroantonio de las 17’15 me ha encantado, y he reconocido muchas cosas en él.

    Porque mi padre nunca habló tampoco de nuestra Guerra, ni de cuando estuvo en Leningrado con la primera remesa de La División Azul . Y yo tenía 12 años cuando se murió, y me he ido enterando ya de mayor, por sus cartas a sus hermanos y a su madre, por sus fotos, y por documentos que me han ido dando la familia, al irme yo convirtiendo en la más vieja, y depositaria de la memoria familiar.

    Y tampoco en el lado de mi germanófilo se hablaba de la Guerra, excepto para alabar al jefe del fuerte de Guadalupe, que cumplió la palabra dada a su abuelo, cuando fue a entregarse para ser fusilado a cambio de su hijo y su yerno, y a estos los dejó libres, a pesar de la oposición del comisario político…
    Y para poner verde a Marañón , que era muy amigo de los padres de mi suegro, y les tranquilizó, que no iba a pasar nada, y retrasaron el viaje a San Sebastián, y los asesinaron a la puerta de su casa.

  87. Excelente comentario de Bremaneur (domingo, 26/08/2018 a las 22:10), en la anterior entrada, también excelente de JrG “MIRANDO POR EL RETROVISOR, 5. SIMCA 1200 BREAK, con el que concuerdo, a la vista del desolador panorama que se avecina con el reciente gobierno largo-caballerista, encuadrado en un novedoso Frente Popular 2.0 , de resultados imprevisibles.

    Un gobierno que está haciendo las delicias de sus socios de extrema izquierda e independentistas, solo afanados -de momento- en pillar cacho entre los cientos de nombramientos ya producidos y los que faltan aún mientras el botín y la caja resistan, pues ya saben ustedes que nuestra cultura política (Richard Konetzke), exportada con tanto éxito a America Latina, se asentaba sobre tres pilares esenciales: 1) la ley es para el enemigo, 2) se acata pero no se cumple y 3) no hay salvación fuera del presupuesto.

    En 2009 y hasta mayo de 2010, Zp no se cansaba de repetir en la tv y en los medios, donde aparecía diariamente, que “hay margen para gastar, hay margen para gastar”, que no había crisis, cuando ya había llegado y, por fin, el 10 de mayo de 2010 el cuento de hadas se vino abajo. Ahora parece que vuelta a empezar.

    El texto de Bremaneur:

    “El presidente Sánchez quiere sacar a Franco como movimiento de un plan más amplio. Esto no va de sacar a Franco de Cuelgamuros. No es más que un pequeño capítulo —aunque fundamental— de una novela siniestra que consiste en destruir la democracia española tal y como la hemos entendido desde 1975. El PSOE de Zetaperro y Snchz es el de Largo Caballero y Galarza, ese partido que fue uno de los más criminales durante la guerra civil. El contexto de la exhumación es una ley de «memoria histórica» liberticida, revanchista, enfermiza, analfabeta, repugnante, siniestra, puerca, miserable, sectaria, infecta, podrida, malvada, asquerosa, cloaquil y mierdosa”.

    Lean, lean los nuevos textos en pdf de la futura ley de la memoria histórica, que recuperan el índice de libros prohibidos.

    Aquí el proyecto de ley podemita, ya en marcha. El próximo 5 de octubre contestará el gobierno con su “criterio” :
    http://www.congreso.es/portal/page/portal/Congreso/Congreso/Iniciativas?_piref73_2148295_73_1335437_1335437.next_page=/wc/servidorCGI&CMD=VERLST&BASE=IW12&FMT=INITXDSS.fmt&DOCS=1-1&DOCORDER=FIFO&OPDEF=ADJ&QUERY=%28122%2F000254*.NDOC.%29

    Y aquí el proyecto socialista, hoy en el gobierno:
    http://ctxt.es/es/20180620/Politica/20301/documentos-ctxt-memoria-historica-psoe-propuesta-de-ley-politica-espa%C3%B1a-guerra-civil-dictadura.htm

    Para los socialistas el Código Penal quedará redactado como sigue:
    «Artículo 510 bis.

    5. El juez o tribunal acordará la destrucción, borrado o inutilización de los libros, archivos, documentos, artículos y cualquier clase de soporte objeto del delito a que se refieren los apartados anteriores o por medio de los cuales se hubiera cometido. Cuando el delito se hubiera cometido a través de tecnologías de la información y la comunicación, se acordará la retirada de los contenidos.
    En los casos en los que, a través de un portal de acceso a internet o servicio de la sociedad de la información, se difundan exclusiva o preponderantemente los contenidos a que se refiere el apartado anterior, se ordenará el bloqueo del acceso o la interrupción de la prestación del mismo.»

    Vigilen sus bibliotecas, pues podrán ser denunciados en un próximo futuro. La inseguridad, como escribe Galdós en Fortunata y Jacinta, es la única constante entre los españoles. Y esa inseguridad asoma de nuevo entre nosotros. El periodo de libertad que ha traído la Constitución de 1978 tiene los días contados.

  88. De acuerdo con las muy interesantes reflexiones de Perroantonio: “La explicación tiene el problema de que las masas hacían muchas cosas distintas, según el lugar y el momento…”.

    Les traigo una cita de Claudio Sánchez Albornoz (De mi anecdotario político, Losada, 1972):
    “VIVA EL REY
    Un viejo republicano abulense : don Lucio Sánchez-Albornoz, presencia, perdido entre la multitud, la entrada triunfal en Madrid de don Alfonso XII, el Pacificador [el 14 de enero de 1875]. Al paso del cortejo vitorea estentóreamente al joven soberano un hombre del pueblo situado junto a mi tío abuelo. No puede éste contener su mal humor, da un codazo en el estómago a su vecino y le dice
    -Carajo, ya estoy harto de oírle gritar: ¡Viva el Rey!
    EL agredido física y verbalmente no se irrita y responde a su
    agresor
    No se enfade, señor. ¡Esto no es nada para lo que yo grité el día de la Federal * !

    *(Wikipedia: La Primera República Española fue el régimen político vigente en España desde su proclamación por las Cortes, el 11 de febrero de 1873, hasta el 29 de diciembre de 1874, cuando el pronunciamiento del general Martínez Campos dio comienzo a la restauración de la monarquía borbónica.
    El primer intento republicano en la historia de España fue una experiencia corta, caracterizada por la inestabilidad política. En sus primeros once meses se sucedieron cuatro presidentes del Poder Ejecutivo, todos ellos del Partido Republicano Federal, hasta que el golpe de Estado del general Pavía del 3 de enero de 1874 puso fin a la república federal proclamada en junio de 1873 y dio paso a la instauración de una república unitaria bajo la dictadura del general Serrano, líder del conservador Partido Constitucional. El período estuvo marcado por tres conflictos armados simultáneos: la tercera guerra carlista, la sublevación cantonal y la Guerra de los Diez Años cubana. La Primera República se enmarca dentro del Sexenio Democrático, que comienza con la Revolución de 1868 que dio paso al reinado de Amadeo I de Saboya, al que siguió la república, y termina con el pronunciamiento de Martínez Campos en Sagunto en 1874).

  89. En La mala vida en Madrid se contaba un caso inolvidable: un uranista era tan dado a su vicio que tuvo que ponerse un tapón en el culo para evitar derrames. Así andan estos días los racistas. Cuando supieron que el Rey acudiría a las conmemoraciones del atentado islamista, dejaron claro que se retiraban. Le tienen un miedo atroz y esos días remejieron bien el tapón, no fuera a ser que. Tras la agresión del otro día a una mujer que limpiaba de mierda Barcelona, ha vuelto a ocurrir. Leía estos días mi periódico favorito, elnacional.cat, y andaban todos revueltos aullando que la mujer no había denunciado la agresión, por lo que era evidente que había sido una nimiedad. Les daba igual que el marido hubiese afirmado que no había podido hacerlo todavía porque se encontraba hospitalizada. Ya ha puesto la denuncia, y no ante los mosus sino ante la policía española. Que sea para bien.

  90. No entiendo bien eso de los silencios para evitar que se repitan los dramas. Precisamente, es la actitud profiláctica de la narración la que puede prevenir nuevas tragedias.

    En mi familia se ocultó durante años que mi abuelo había matado a su hermana. Fue accidentalmente cuando ambos eran dos niños. Lo sabía todo el pueblo menos la familia, hasta que un día me tropecé con un labriego loco que me dio el alto y me preguntó mi nación. Acojonante.

  91. Lo que omiten los psicópatas del nacional.cat es que tampoco la denuncia era imprescindible si los mozos.cat hubieran hecho bien su trabajo levantando el pertinente atestado y posteriores diligencias de investigación, pues parece que tenían identificado al agresor. No se olvide que el atestado tiene valor de denuncia, luego la víctima, si quiere, se persona como acusación particular o deja su defensa en manos del fiscal.

    Lo que sería conveniente es que la mujer denunciase a los mozos.cat por su más que evidente, y dolosa, dejación de funciones. Aunque eso lo puede impulsar la fiscalía de oficio.

  92. El relato de la guerra que no faltaba en las casas era una frase: «que no venga otra guerra», «la guerra tenía que venir» o «si hubieras pasado la guerra». Para clamar al cielo por conductas extremas e inadmisibles como hacer dengues delante de un plato de comida y otros alardes semejantes de capricho. Para educarnos contra la negligencia, la imprudencia, la impericia y la inobservancia, principales modalidades de la culpa, según Wikipedia. La mayoría no disponía de una visión general, por simple que fuese, y sus recuerdos particulares solían ser muy calamitosos y nada épicos.
    Contar los sufrimientos es revivirlos.

  93. Perroantonio
    martes, 28/08/2018 a las 17:19
    S. martes, 28/08/2018 a las 16:46
    Creo que tú también viste que era una metáfora, pero tenías el momento Perroantonio.

    Me pasa como al escorpión de la fábula, que está en mi naturaleza. 🙂

    Lo sé. Si no es eso entonces tengo que bajar el nivel. 😏

  94. Muchas gracias, amigo Bolaño, por la conparación. Sobre lo del baldeo o bardeo, yo siempre lo escuché, y lo escuché centenares de veces en mi juventud, con ele. Supongo que se usarán las dos en función de barrios o ciudades. Si pincha en Google “baldeo navaja” lo verá. Un saludo.

Los comentarios están cerrados.