La literatura y los secretos

«Sé que se ha organizado en Nueva York una exposi­ción de cartas de amor, firmada por hombres ilustres. Se ve allí a Benjamín Franklin pedir al cielo que le diera alas de pájaro para posarse sobre la ventana de su amada. Edgard Poe confiesa que se dedica al whisky para consolarse de un mal incurable de su mujer. Nelson hace el ridículo haciéndole unas declaraciones tipo estudiantil a lady Hamilton. El gran lírico Keats invita a desear que se le hubiera dado un puntapié en salva sea la parte, por las idioteces en que incurre es­cribiéndole a una novia frívola y coqueta que le cupo en suerte. Da espanto vivir en tiempos tan impúdicos, en que se entrega a la curiosidad maligna de la gente cosas que debería mantenerse en el más estricto secre­to, como que hasta en muchas ocasiones pueden dis­minuir el respeto que ciertos hombres merecen. Los hombres superiores tenemos derecho, también a ser dé­biles, pequeños o abyectos en ocasiones; tenemos de­recho, como cualquier hortera, a estremecernos de placer y emporcarnos de vicio con la prostituta que por cinco pesos nos hace conocer el paraíso de las perversiones; pero eso no debe publicarse, ¡nadie debe saberlo!»

Alberto Hidalgo. Diario de mi sentimiento.

101 comentarios en “La literatura y los secretos

  1. Los hombres (las mujeres imagino que también, yo sólo soy hombre y no acabo de saber lo que les pasa a la mayoría) se parecen al pan.
    Son crujientes por fuera y luego tienen en el interior una miga a veces muy densa y otras llena de agujeros.
    Unas veces está más o menos cocida.
    Con el paso del tiempo se va endureciendo, según las harinas de las que esté amasado, y del cuidado y dedicación que su panadero puso en ello.
    Agua, harina y calor.
    Publicar las propias cartas de amor es querer vender, venderse, tratar de parecer común porque crees ser superior. Es una suerte de suicido no consumado.
    Publicar el amor, es otra cosa. Nunca en voz propia, sino como definición de experiencia anónima.
    Publicar cartas de agradecimiento al mundo por parte de un microbio político, es querer trascender de lo inane.
    Darse una importancia que no corresponde.
    El agradecimiento, como la bondad o la solidaridad, es privado. A lo sumo alguien puede opinar o agradecerlo, nunca uno mismo.
    Sólo el observador externo debería glosar esas cosas de alguien.
    Hacerlo con voz propia, contar los logros, darse pábulo y además teñirlo de interés altruista, es un comercio perverso, rechazable, indigno.
    Es el mundo del marketing permanente, donde para sacar la cabeza uno hace lo “que haga falta”.
    Grosero, impúdico, irrelevante, intrascendente, hortera.
    Tengan un buen día.

  2. Pues llega un poco tarde el caballero. Las primeras cartas de Poe fueron publicadas en diversas selecciones justo después de su muerte. La primera edición propiamente dicha de su correspondencia cuenta ya con más de cien años. Además, más allá del eterno debate acerca de la incuestionable inmoralidad de publicar correspondencia privada, no podemos obviar la importancia literaria de algunas de estas colecciones (no es el caso, ciertamente, de la de Poe). Por citar dos ejemplos señeros: los que muy probablemente constituyan los mejores apuntes sobre literatura que se han escrito jamás están incluidos en la muy extensa colección de cartas de amor que Flaubert escribió a su amante, la también escritora Louise Colet. Del mismo modo, otra carta de amor, ésta escrita desde la cárcel al causante de su ruina, es una de las mejores obras de Oscar Wilde, De produndis.

  3. SOCIEDADES CERRADAS
    Hay personas que tienen aspiraciones espirituales, no se conforman por pasar por este mundo atendiendo solo los aspectos mundanos.
    Desde los tiempos de Platón se considera que la sociedad debe ser regida por los dioses o por sus epígonos terrenales.
    La colisión de ambas cosas nos lleva a la existencia de líderes como Sánchez o Torra, con vocación de redentores, ingenieros del alma, con un proyecto espiritual que quieren hacer colectivo. Todo esto es propio de comunidades tribales, en que el grupo lo es todo.

  4. Buenos días a todos
    De joven, cuando leía todo, me compré el diario de Kafka, que sacó Max Brod ( o así, que ya los nombres los escribo siempre mal ), y me sentí fatal. como si hubiera estado espiando tras una cerradura. Y lo desterré. Y tampoco he sido capaz de disfrutar nunca de las correspondencias privadas, por mucho que admirara a los autores de la correspondencia. Y eso que, cuando yo era joven, esos volúmenes de correspondencia, solían estar editados cuidadosamente para quitar cotilleos y cosas demasiado personales.
    Pero ahora vivimos en una “época de porteras”, ( y pido mil perdones a las porteras, entre las que conozco a auténticas señoras ).
    Porque, por ejemplo, la hija de Camus ha publicado recientemente la correspondencia privada entre su padre y María Casares, (su amante ), con todos aquellos “pneus”, el último de los cuales estaba enviado a la salida del viaje en que se mató con su coche, y en el que le decía que le esperase para ir a cenar, y que la hora dependería de la carretera…
    O la hija de Benoite Groult, publicando el diario de los veraneos de su madre en Escocia. Con toda clase de detalles privados. Y eso que la madre , que era bastante exhibicionista,( desde su primer libro, “journal à quatre mains”, que escribió a medias con su hermana Flora, que era mucho más púdica ), siempre tuvo presente, y se lo hizo saber a su hija, que ese diario lo escribía para ser publicado después de su muerte. Que lo que contaba en ese diario no le afectaba solo a ella.

    Me da grima esa afición de ahora, a enseñar el trasero de los mejores. Como si no tuviésemos trasero todos. Y como si el tener un trasero fuera a rebajar a esos mejores a la altura de los demás.
    ¡¡¡ Puafff !!!

    Ya siento

  5. El único libro de cartas que he disfrutado ha sido el que publico Leonard Eulen « Cartas a una princesa de Alemania sobre diversos temas de física y filosofía »
    Tampoco el género epistolar es de los que me guste.
    Este sin embargo me parece recomendable.

  6. Yo compro cartas en los mercadillos. Y las leo, como leo todo lo que puedo de correspondencias o diarios. A mí me gustaría que se contara todo. Así me siento menos solo.

    ***

    Carta de Sender a Maurín. En estas líneas le habla de su novela Luna de perros: «No puedo negar que hay un poco de autobiografía ahí, pero no la parte bellaca ni tampoco el desenlace […] Es que la literatura de ahora es un poco desvergonzada (todo el mundo escribe sus porquerías privadas)».

    En aquella época, por cierto, Sender se escribía con Henry Miller, prototipo de escritor desvergonzado.

  7. OPEN SOCIETY
    Soros y Rajoy son dos líderes que han entendido el mensaje de Popper. Ambos promueven una sociedad en la que prevalezca la iniciativa individual.
    Rajoy ha ejercido un liderazgo tecnocrático, sin ideología. Los más ignorantes critican precisamente esto, cuando dejando el discurso político al Rey y aplicando un 155 suave dio un golpe maestro. Ahí don Federico yerra en su acerva crítica.
    Entender el mundo amerita estudio, leer de forma eficiente y liberarse de la joroba del dromedario.

  8. Me preguntó una vez un amigo qué habían parecido Las cartas a Felice de Kafka. Mi respuesta fue breve pero sincera:

    Kafkianas.

    De lo más kafkiano de Kafka, quise decir.

  9. En la sociedades abiertas el peso del poder judicial es grande para así balancear los desvaríos políticos. EEUU, y en parte España, son magníficos ejemplos.
    Trabajé con la ministra Villalobos que era una gran ignorante. Me daba instrucciones absurdas y yo le respondía que la “norma” no lo permitía. Me respondía iracunda pero la instrucción no se cumplía.

  10. Obviamente, arriba quise escribir De profundis. (Y, ya puestos, añadamos el Epistola in carcere et vinculis) La mierda de escribir con móvil.

  11. De diarios y cartas, mi favorito sin ninguna duda fue el glorioso Diario de Nacho Canut, dictado por teléfono que publicó Genís Segarra -en aquellos años en Astrud y hoy en Hidrogenesse- de 2002 a 2004 con sus conversaciones telefónicas con Canut. Creo que ahora no puede leerse, pero merecería incluso una edición en papel.

  12. ON THE ROAD AGAIN
    Voy otra vez en el AVE que conecta Madrid con Barcelona. Me he dado un paseo por los vagones y nadie lleva un puto lazo amarillo. La razón es obvia, en este horario sólo viajamos individuos currantes preocupados por nuestros problemas terrenales. Y si tenemos alguna preocupación espiritual, no es mi caso, se mantiene en el ámbito privado.

  13. Anteriormente las amantes me enviaban largas cartas de amor. Yo nunca les contestaba, pues este tipo de literatura amorosa se me antoja que menoscaba la virilidad. Con el paso del tiempo escriben menos cartas largas y más mensajes cortos. Ahora lo mejor, claro, es la iconografía, videos muy muy calientes que hacen más llevaderas las ausencias.

  14. He venido andando desde Sants a la calle “Tuset street” y no he visto un solo lazo amarillo. Ni uno. Es obvio que esta zona es antagónica con Tractoria, pero no deja de ser curioso.

  15. Pues yo en París me crucé con uno. Y casi cada día paso por delante de un piso que tiene en la ventana una bandera independentista.

  16. A estas horas los portadores de lazos amarillos, están en sus funciones funcionariales, o en el frenopático con el síndrome postvacacional y prefervorosico.

  17. Una vez hojeé los diarios de Thomas Mann. Anotaba desde las pajas que se hacía de noche y cómo había dormido hasta los detalles de qué desayunaba y cuánto y cómo cagaba. Me pareció la gran obra de un obseso de sí mismo, usando grande sólo en el sentido de extensa.

  18. Gómez
    miércoles, 05/09/2018 a las 13:29
    Por cierto, Viejecita, celebro que le haya llegado el libro por fin y que lo encuentre divertido.

    Divertido, no, divertidérrimo. Esta mañana me lo he llevado a la estación, para volver a leerlo mientras esperaba para recoger a mis marcianitos, y no me ha importado nada la espera, que estaba aguantando la carcajada. Y me han preguntado unos chicos qué era lo que leía, les he enseñado un poquito, y se han quedado muertos de envidia…

  19. ¡Hasta la papelera siempre!
    ¡Únete a la revolución de la limpieza!

    Esto se puede leer en las calles de Valencia en valenciano, es publicidad municipal.
    Y otras muchas de éste jaez.

    No me digan que no son majos y ocurrentes los gobernantes comunisto-catalanistas separatistas (callan por tacticismo)

  20. «Da espanto vivir en tiempos tan impúdicos, en que se entrega a la curiosidad maligna de la gente cosas que debería mantenerse en el más estricto secreto, como que hasta en muchas ocasiones pueden disminuir el respeto que ciertos hombres merecen».

    La curiosidad nunca es maligna, al contrario. Será maligna la gente, una poca de gente, esa gente que le das una Biblia y te mata de un bibliazo certero, TOMA.

  21. En Santa María de Trastévere había ya no sé si una cesta o la peana de Cristo bendito o de la santísima Virgen, que rebosaba de papelitos doblados. Leí unos cuantos; gente que contaba cuitas, pedía milagros o agradecía favores, y remitía con sus nombres y apellidos. No eran para mí y creo que una parte importante de la conmoción resultante venía de que esos mensajes eran privados.

  22. He visto en tres periódicos sendas cifras distintas. Los antidisturbios enviados a Cataluña son 500, 600 y un millar. Ni sumando los guarismos: me parecen poquísimos.

  23. Por otro lado, y en otro comentario que le he visto, reírse de Vox es muy divertido —y gratis—, pero sin su denuncia sobre el butifarrendum del 1 de octubre el panorama habría sido otro.

  24. – Buenas tardes nos dé el Señor.
    Ahora todos a coro:
    – Y parte en su Gloria, amén.
    Una vez saludado como Dios manda y la Iglesia nos enseña, quisiera disculparme por no haber contestado en tiempo y forma a las felicitaciones por mi reciente abuelazgo, pero he estado un tanto alejado del fanzine on the rocks en agosto y ayer que leí lo que pude, contesté en un número atrasado, así que reitero mi agradecimiento a Satur, Proc y todas aquellas personas humanas que se hayan interesado en estas páginas por el feliz alumbramiento de mi hija Lucía, que me convierte utomáticamente, como el chiste, en el abuelo de Gonzalo, que tal es su gracia, aunque a uno le haga poca gracia llegar a edad tan temprana a este estado provecto.
    Gracias a JrG también por traernos a Canned Heat, uno de mis grupos preferidos de siempre, a los que todavía pude ver hace unos 5 años en la sala Caracol de Madrid, con Fito de la Parra hecho un chaval, espectacular en la batería y cantando (aunque es imposible emular la voz de El Oso) y Harvey Mandel pletórico a la guitarra. No comparto, sin en cambio, su comentario sobre Los Secretos, los moñas eran Mamá, y aún así me encantaban.

  25. Perroantonio
    miércoles, 05/09/2018 a las 20:57
    Los Secretos siempre tuvieron mala prensa entre las (s)hordas rockeras. Pero el tiempo ha ido a colocando a todos en su sitio

    Y el premio al cabronazo del milenio goes to…

  26. Me siento consternado con la posibilidad de que el “estriptease emocional” de Amaia Montero, no sea el éxito que deseaba.
    Que no pueda ensayar lo suficiente para hacer conciertos como se debe.
    Que en Sudamérica la respeten más.
    Que nos amenace con dejar la música.
    Para dejar la música, lo primero que se debe dar es haber hecho música en algún momento, cosa que no es el caso.
    El único músico que me merecía algún respeto en Guipúzcoa, y tampoco es que hiciera ninguna aportación fundamental ni mucho menos, fue Poch Gasca, un auténtico freak.
    También recuerdo la marcianidad de Puskarra y de la Orquesta Mondragón y su histrionico, también repugnante en muchos aspectos, Javier Gurruchaga.
    Me he negado a ver esos minutos extra que les ha dado por publicar a estas alturas sobre la caída de la torre 1.
    No salgo de mi asombro con dirigentes de países, de regiones y de barrios, que no piensan ir al talego por sus ideas, pero que ceden la soberanía al pueblo, para que tome la Bastida, ya si eso, y luego les page el coche oficial y la pensión.
    Que la electricidad sea un bien público y subvencionado, como en Venezuela, que tampoco es un país en quiebra, ya que los países no quiebran y las deudas no son importantes, si no debes pagarlas en cinco años.
    Olmedo, yo no le felicité la abuelidad, aunque envidia si que me da, ya que lo que no supe hacer como padre tendría oportunidad de hacerlo como abuelo. Veremos que deciden mis hijos, aunque visto lo visto, no se que les podría yo enseñar a los que les toque el futuro.
    Pues que tengan un buen día.

  27. Gomez, la Montero es la moza esa de Irún que hace gorgoritos, solloza y hace desnudos emocionales de alto interés artístico con maneras de diva desde su Porsche Cayenne, mientras se pasea por El Paseo de Colon, llorando la incomprensión a falta de talento.
    Como Torra y la troupe.

  28. Yo a quien conocía es a Sole de Presuntos Implicados antes de existir el grupo.
    La yeclana la llamabamos, venía a menudo a nuestros ensayos a aprender, a veces con su hermano. Siempre quiero creer que de ahí la onda “jazzy” del grupo

  29. Olmedo, muchas felicidades. En mi caso se espera una circunstancia similar en el curso de los próximos cuarenta y cinco días y la verdad es que todavía no me acabo de hacer a la idea.
    En otro orden de cosas, Los Secretos serían moñas o no, su música sí, sin duda alguna. Difícil será encontrar un grupo de cierta trayectoria que no haya incurrido en moñería en algún momento, por otra parte.

  30. Cambia la vida Olmedo, cuatro años ha en mi caso.
    Depende del uso de la herramienta abuelos que hagan los padres, con mayor o menor intensidad.

  31. Marqués, Olmedo, Adapts, Juli0, JRG y perdon si “me se” olvida alguno, este tipo es el nuevo cantante multi instrumentista de Camel. Es ciego y no ha podido ver que no es así como se toca la guitarra, pero hace una versión de Genesis realmente notable.

  32. No me entusiasman las hornadas (exceptuando a los Siniestro y al cantante de Glutamato, que es del Aleti), pero mucho menos los babosos (ou yeahhh, qué profundos somooooos, ring ring ring, voy a cantar una canción para ligaaaaar con mis ojeraaaasss, ring ring ring, no me se levanta porque voy ciego de caballoooo pero soy guayyyyy, ring ring ring).

  33. Satur, a mí me flipaba mucho la morenita de Bananarama, además de tener media docena de singles indispensables, como I Heard a Rumour o Love in the First Degree. Obras maestras del arroyo.

  34. Josénez
    jueves, 06/09/2018 a las 10:19
    Satur, a mí me flipaba mucho la morenita de Bananarama,

    Es que estaba como para quedarse ciego.

    A todo esto. Resulta que va y voy y va que voy a ver El país del agua, la película con Jeremías Irons basada en la novelaza homófoba de Graham Swift (altamente recomendable), y me quedo flipando con la prota joven. Flipando en plan flipando, no sé si me explico, y no solo porque salga enseñando las domingas. Su cara me sonaba mucho, demasiado. Hasta que se ha hecho la luz.

  35. En su momento asistí a conciertos de Bob Marley, Rolling Stones, Bowie, Ramones, Ian Dury, Frank Zappa, The Police, The Clash, Iggy Pop, Presuntos Implicados (en las Pedroñeras), Lou Reed, Queen, Supertramp, Dr. Feelgood (unas mil veces), Dylan, etcétera. Algunos de ellos los vi, como suele decirse, puesto hasta las trancas. Sin embargo, en el único que estuve a punto de desmayarme y de morirme (no necesariamente por este orden) fue, hace unos pocos años, uno de los Backstreet Boys al que hube de asistir como acompañante oficial de mi retoña, y en el que sólo había bebido agua.

  36. Recomiendo quitar del encabezado lo de “alta” y dejarlo simplemente en “baja cultura”, estamos tocando fondo.

  37. “El periodismo musical consiste en gente que no sabe escribir entrevistando a gente que no sabe hablar para gente que no sabe leer…!!!”. Frank Zappa

  38. Schultz, dichosos los ojos. La última vez que pasaste por aquí diciendo que no te gustaba Ordesa eras un chaval y ahora mira, casi abuelo.

  39. A mí, de aquellos moños y tirabuzones que decís, los únicos que de verdad me gustaban entonces eran Golpes Bajos.

  40. No lo he escuchado, pero imagino que será una de las peores noticias musicales del año: Iván Ferreiro saca estos días un disco de versiones de Golpes Bajos, con las 19 canciones que grabaron.

    Miedo me da.

  41. ESCÁNDALO EN LA SELECCIÓN

    Prueba de mi imparcialidad es este artículo que me apena escribir. El mundo sabe de mis acertadas críticas al camero de Camas y de mi aprecio por el hosco Luis Manrique, azote del morinyismo. Pues bien, lo que le ha hecho este a aquel es algo inadmisible en plena democracia, y mucho menos en plena democracia socialista.

    Se ha hablado mucho de la revolución que Luis Manrique ha hecho en el combinado nacional: la eliminación en el equipo de gala de Hago Raspas o Jorge Resurrección ha sido algo que clamaba al cielo. No tanto la de Locas Váquez, que era de por sí natural. Pero el mundo entero, al menos el mundo entendido en temas balompédicos, se preguntaba —nos preguntábamos— por qué el Zumalacámero seguía siendo integrante del conjunto patrio.

    Hasta hoy.

    Pues hoy hemos sabido esto. Fuentes de toda solvencia me han narrado lo acontecido en la Escaped Room. Situados los jugadores en un habitáculo, se les sometía a un acertijo que les permitía salir para adentrarse en otro espacio, donde habían de resolver ciertos enigmas hasta la salida final. Y todos han ido saliendo mal que bien, menos el zumalacámero. Rezaba así su pregunta: «Oro parece, plata no es, el que no lo adivine tonto es». ¡LA PATATA!, ha dicho el de Camas en primer lugar. DGA se iba por una puerta, Busquers por otra… y seguía el camero arrascándose la cocorota: ¡ER COSHINIYO! Salían Caballos y Albiol… y seguía el mayor acumulador de cartulinas rojas de la historia de la liga: ¡ER MELÓNG! Continuaba el éxodo de integrantes del combinado hispano. Salían Cabrajarl y Thiago mientras el camero parecía buscar petróleo en su cráneo, y era tan fuerte el fruncido de su entrecejo que parecía petrificado en gesto de pasmo y papanatismo: ¡LAJACITUNAS REYENAH DANSHOA!

    Hasta que se ha quedado solo.

    Dos horas después, sabedor Floripondio de la situación tras chivatazo de Cabrajarl, este mismo ha acudido de nuevo a la habitación para soplarle al Camero la respuesta. Y por fin ha salido a la calle, donde ha tenido duras palabras con Luis Manrique, pues la jugarreta estaba clara: dejarlo allí encerrado hasta el final de sus días.

    Muy mal, Luis Manrique. Si dejaste fuera a Jorge Resurrección y a Hago Raspas (aunque luego se reintegrara este tras la baja del monstruo de Lagarto), haberte atrevido también a dejar fuera al zumalacámero. Pero… ¡ah! El miedo a Floripondio ha podido contigo. Mal, Luisman, mal.

  42. Pero a esos te haces. Peores son los otros. Los madrileñitos y galleguitos de izquierdas que comparan el nacionalismo catalán con un supuesto nacionalismo español. 

    No sé por qué son peores, solo se me ocurre que porque no son catalanes. A ver si no te has curado bien, Cristian Campos.

  43. Porque un lazi, Proc, es eso: un lazi. Sostiene que los que hablamos español somos unas bestias casposas mientras se dedican a soltar sus mantras zombis y a vivir en lazi forever and ever. No hay donde rascar. Los madrileñitos y los galleguitos apoyan el nacionalismo, pero son incapaces de declararlo abiertamente, de ahí que echen sobre la mesa la carta marcada del nacionalismo español. Los lazis son unos cafres; estos otros son algo peor: unos cínicos.

  44. Dos de mis mejores amigos están ahí enmarcados: el lazi y el izquierdoso. Tengo bien estudiado el asunto, y es de una melancolía…

  45. Bremaneur, al leer ese párrafo mi sensibilidad arácnida españolista me ha puesto los pelos de las ocho patas en modo vibratorio. Y me enferma como a la que más la fascinación de la izquierda por los nacionalistas; la izquierda, la de todas partes.

  46. El otro día me enteré de que hay o hubo una Herriko Taberna en Zaragoza, y que se llenaba de zaragozanos punkis, no me jodas. No me parecen peores que los de mi pueblo; los peores mierdas, los de mi pueblo. Sin chovinismo lo digo, que conste.

  47. La diferencia del nacionalismo catalán con el nacionalismo español es el componente racista del primero. No es tanto que se crean una raza superior –que también– como que nos consideren a los españoles una raza inferior. Desde el último pueblerino de tractoria que cuelga un lazo en la entrada del pueblo hasta el mismo presidente de la Generalidad, pasando por Fray Junqueras, cuya apostura física vendría dada por esa proximidad genética de los catalanes con franceses y suizos de la que habló en una ocasión. ¿Tendría futuro en España un político que hubiera escrito artículos de prensa de carácter incuestionablemente xenófobo…? Pues en Cataluña manda uno. ¿Se acuerdan de Heribert Barrera, aquel tipo con aspecto de condenado en Nurembeg que presidió durante años el parlamento catalán y que escribió, entre otros delirios, que el coeficiente intelectual de los negros era inferior al de los blancos…? El racismo más o menos soterrado es la base sobre la que se sustenta desde su nacimiento el catalanismo político. Es así. Siempre ha sido así. Todos los que vivimos aquí y no estamos ciegos lo sabemos. Por poco que los rascas, acaba saliendo. No falla.

  48. Todo el mundo conoce a los Secretos. Escuchar a los Secretos es de gente vulgar.

    Conversación imposible:
    – ¿Qué escuchas?
    – A los Secretos.
    – Uf… dicen que si los escuchas tuvieron una evolución digna.
    – es verdad. Al pricipio eran moñas pero luego molan. Deberías escucharlos.
    – uf. No sigas, te voy a dar otra oportunidad. Dime una película que te guste.
    – Mi favorita es Conan.
    – Vale. Te has salvado por la campana. ¿follamos?

  49. Vamos a ver si subimos el nivel…
    La observación de una sociedad en descomposición le lleva a Platón a inferir que la única solución es un Estado fuerte gobernado por los más valiosos. Hegel recogerá esta idea y califica al Estado como el único ente racional posible. Marx se alimenta por su parte de las tesis de ambos.
    Esta idea persiste en la sociedad, particularmente en izquierdistas y nacionalistas excluyentes que consideran que sólo un gobierno fuerte puede reconducir a una sociedad depravada como la capitalista o la española. En su afán de redimir al pueblo se muestran utilitaristas, sacrificando lo menos por lo más. Unos cuantos millares de muertos o la ruina económica y exclusión de media población se justifican por llegar a la República ideal, sea socialista o catalana. Los muertos de ETA se justificaban de igual forma, era el precio que había que pagar por una Euskadi independiente y socialista

  50. Propongo que España le venda Cataluña a los independentistas catalanes. Los Franceses le vendieron la Luisiana a los Estados Unidos. España ya vendió La Florida.

    ¿Quien decide quienes son los más valiosos? ¿la sociedad depravada o Platón?
    ¿el único ente racional es el estado? La agricultura, la ganadería, el ejército, la revolución, etc. ¿son por tanto irracionales?
    Me paro, porque todos los caminos llevan a la Comuna.

  51. LOS ARISTOGATOS
    Hay que leer “La República” entre series y hornadas irritantes.
    “Si hay alguien a quien sea lícito faltar a la verdad, serán los gobernantes de la ciudad, que podrán mentir con respecto a sus enemigos o conciudadanos en beneficio de la comunidad…”
    Los gobernantes, Claudio, se eligen entre los aristócratas. Virtud es areté en griego, aristeía es valentía, heroísmo, la virtud por excelencia. El superlativo es áristos, el más fuerte, el más virtuoso, por lo tanto el mejor. En la Genealogía de la moral Nietzsche emparenta lo bueno con lo aristocrático.
    El marqués es un aristócrata del espíritu, las mentiras le son permitidas en beneficio de la masa “inorante”.

  52. Muchas gracias, Shultz, e igualmente. Bonito alias para un aficionado a Charlie Brown como yo, pese a exponerme gravemente a que me llamen moña
    Ximeno, todavía estoy alucinando con el Peterjones, es increíble cómo puede tocar así la guitarra ¡y canta igual que Peter Gabriel! Por cierto, Perroantuan, no escuches el original porque el susodicho toca la flauta travesera.
    Juanfran S, soy el mayor detractor que puede haber del hijo de Amunike, ese cabrón que estuvo casi dos años tocándose los cojones en el Madrí porque lo había fichado el Puticlú, sin embargo, hay que admitir que ha tomado algunas decisiones buenas, no me duelen prendas reconocerlo. Las mejores, sin duda, jubilar al paquete de Coque, que espero que no haga honor a su apellido, y a Jorge Alba, otra gallina descabezada, pero también traer a Marcos Alonso, fino estilista, y a Morata, que las enchufa mejor que Rodrigo y tu Aspas juntos y sin delinquir en cada jugada, como el quinqui de Costa.

  53. Creo que Lenin y Trosky eran aristócratas de acuerdo a los razonamientos de Nietzsche.
    Stalin no creo que se ajuste a esa idea, ni Franco, debe ser que no veo rasgos intelectuales en los militares. No veo tampoco que Hitler fuera un intelectual, solo un político racista que triunfó como político y fracasó como jefe de estado.

    Antes de que se me echen encima por comparar a Franco con Stalin, diré que Stalin estába loco y Franco no. Incluso diría que era mucho más insensible. Pero ambos dos triunfaron como jefes de estado, sin ser intelectuales.

    Veamos la elección del papa, por ejemplo, que claramente está elegido por una minoría selecta. ¿se elige al más intelectual, al más poderoso o al más manejable? ¿al más loco, al más cruel o al más santo?

    Seguro que los caballos de Gil y Gil o de Calígula no serían considerados aristócratas por Nietzsche, pero ya ves que los aristócratas de sus dueños sí lo consideraron. A lo mejor las acepciones de Nietzsche no estubieron tan logradas, era un adulador de la cultura, la alta cultura. La baja cultura apuesto a que no da aristocracia intelectual. No sé, Nietszche es dificil de entender.

  54. Señorita Viejecita ¡Muchas felicidades! Espero no llegar tarde a tirarle de la oreja y darle un besazo. Disfrute de este su día.

  55. Procuro fijarme
    jueves, 06/09/2018 a las 12:03
    Buenos días. Hoy se celebra el día Mundial del Sexo.
    Si te has ido a París, coge paraguas.

    Gracias, Proc. Nunca se te pasa el Día Mundial del Sexo. Cómo lo haces, ¿te avisa el FB aunque ya no esté allí?

    Aún sigo por aquí, de momento. No, no voy a París. ¿A qué, sin ti? Aunque mi viajero ideal es aquel amigo de Camba al que este se encontró en Londres. -¿Y cómo usted por aquí? ¿Qué hace en Londres? -¿Yo? Nada. -¿Y hace tiempo que está usted en Londres? –Tres meses. ¿Y a qué ha venido usted? –A nada. -¿Y qué tal le va? ¿Le están saliendo los planes? –Por ahora sí.

    ***

    -¿Conoce usted Platón? – Ni de nombre.

  56. ¿Es el cumple de Viejecita?

    Felicidades. Aparenta usted diez menos.

    No sé por qué, esta tarde me ha venido a la cabeza aquella entrevista en la que el profesor Gustavo Bueno se reía de aquellos que “se despiden de Montesquieu sin haberlo saludado”.

  57. No sé qué quiso decir Josenez con eso de que Último Resorte son hoy borrosos. Si ya solo el nombre del grupo vale por todos los babosos.
    Eso sí que “Cosas leeredes” y de eso Bolaño no dice nada.
    ¡Último Resorte, os queremos, vuestro disco está en todas listas de éxitos que interesan!
    ¡Que alguien se lo regale a Viejecita! ¡o que se lo regale ella a sí misma!
    Yo no.
    Yo soy más agarrao que un chotis.

  58. ¡ Bonnie, traidora, creía que me había librado !
    En efecto, ya he cumplido un año más, aunque siga reconociendo los mismos 75 añitos que reconocía hace un mes.

    Gracias Bonnie, Gracias Satur, Gracias Gómez. Gracias Claudio Sífilis.
    Me voy al sobre, que estoy en pie desde las seis, y ya no puedo con mi alma.
    Buenas noches a todos

  59. Roues mientras ustedes hacen cultura, alta y menos alta, Viejecita sigue con sus lecturas y sus cumpleaños, aquí en Cholet el Zeppi su ella la mia y yo mismamente nos hemos apretado una cassoulet d’os botellas de cremant, un Saint Marcellin con un Saint Emilion que no sé lo salta el ejército Cosobar.
    La conversación se pueden imaginar.
    Poniendo verdes a todos….

  60. Zeppi ha confesado su profesión.
    Es monitor de esquí.
    Lo de ingeniero era para quitarse importancia.
    El y solo el, es el responsable de los metales olímpicos patrios de Cercedilla, con su método de fractales aplicados a las huevas del slalom gigante.

  61. Pensemos en una feminista cualquiera, una del montón, una cuya aportación a ese movimiento consista en repetir lo que oye. La vicepresidenta del gobierno puede ser un buen ejemplo.

    Ahora supongamos que alguien dotado de la paciencia que se atribuye a los mejores santos logra hacerle comprender, primero, que lo visibilizado en la expresión constitucional ‘los españoles’ no es ni más ni menos que el significado de esa expresión, y segundo, que ese significado acoge en su seno a las mujeres, como viene a demostrarlo el hecho de nadie haya dicho hasta ahora que la Constitución declara que las españolas tienen menos derechos que los españoles.

    Sólo nos queda imaginar que alguien -la vicepresidenta, me apuesto lo que sea- replica que, si no en el significado, es en el significante ‘españoles’ donde se da la diferencia de visibilidad entre las españolas y los españoles, y que eso tiene mucha importancia. Le diremos que se equivoca por partida doble.

    Se equivoca en lo de la diferencia. En la palabra ‘españoles’ no sale peor parada la visión de las españolas, por la sencilla razón de que tampoco se ve a los españoles en la palabra ‘españoles’. Lo único que se puede ver, cuando sale la palabra ‘españoles’, es la palabra ‘españoles’.

    Y se equivoca en lo de la importancia. Sólo la tendría -suponiendo que fuera verdad que en ‘españoles’ se ve peor a las españolas que a los españoles, pero ya sabemos que no lo es- si el significante no tuviera ningún significado; pero que ocurra eso es imposible porque en tal caso el significante no sería un significante. Por fortuna, y esto es lo que importa, ‘españoles’ tiene un significado, y en éste entran los españoles y las españolas.

  62. Para cosas raras, ese franquismo -el de la derecha según la izquierda- que consiste en decir que lo mejor que podemos hacer es olvidar a Franco.

  63. Muchas gracias por sus felicitaciones, a pesar de que yo intente que nadie se entere de los años que voy cumpliendo, que me van cayendo encima como losas.
    Pero mientras siga siendo capaz de leer, y de disfrutar con lo que leo, acepto los años, las arrugas, las caídas, los agujeros de memoria… Que si no, la que estaría en el agujero sería yo, y me perdería demasiadas cosas que no me apetece perderme.

    Gracias pues, a todos
    Y un Abrazo

Los comentarios están cerrados.