Esteban Lisa: Esteban Lisa contra Esteban Lisa

Por José Martínez Ferreira.

 

UNO

Persona: Esteban Lisa

Nace en el pueblo toledano de Hinojosa de los Montes en 1895. Adolescente, en 1907 o 1910, emigra a Argentina. No se sabe si viaja solo o con algún familiar. No hay constancia de su llegada en el Centro de Estudios Migratorios Latinoamericanos. Vive con su tío Blas, residente en Buenos Aires, y trabaja en su bar. En algún momento de los años diez comienza a trabajar como cartero en Correos y Telégrafos. Posteriormente, y hasta su jubilación, trabajará de bibliotecario en la misma institución. Se independiza de su familia, hasta que en 1924 llegan sus padres y hermanos desde España y se muda con ellos al barrio de Chacarita. A pesar de trabajar en Correos, según parece, unos clientes del bar de su tío le pagan sus estudios en la Escuela Nacional de Artes y Oficios, donde estudia entre 1920 y 1925 en horario nocturno. Obtiene el título de profesor de dibujo y pintura. Durante años, dará clases particulares de pintura en su casa y en distintas academias en su tiempo libre. Siendo profesor de la Escuela de Adultos de Serrano 900 coincide con la también profesora, además doctora en Filosofía y Letras, Josefa Pierini, con la que se casará unos años más tarde. Los Lisa se mudan a vivir desde Chacarita a Villa Devoto. Es socio de River Plate y aficionado al boxeo. En 1938 contrae matrimonio con Josefa Pierini, la pareja no tendrá hijos. En 1944, antes, durante o después de la fiesta por las bodas de oro de sus padres, rompe con su familia. A mediados de los cuarenta trata a Eva Perón mientras ella vive unos meses en el Palacio Nacional de Correos y Telégrafos. Se jubila en 1955. Comienza a cartearse con su familia en España. En 1969 su esposa se jubila, falleciendo diez años después. Tras morir su esposa, en 1980, Lisa viaja a España. Se aloja en Ciudad Real, en casa del sobrino con el que se carteaba. Junto a él visita El Escorial y la Biblioteca Nacional. Viaja unos días a Bruselas. A su vuelta a España, visita varias veces junto a su sobrino su pueblo natal y la ciudad de Toledo. Regresa a Buenos Aires, ciudad en la que fallece en 1983. Sus restos reposan en el cementerio de la Chacarita. Nunca renunció a su nacionalidad española.

 

DOS

Pintor: Esteban Lisa

A los quince años emigra a Argentina desde su Toledo natal. Tras estudiar entre 1920 y 1925 en Escuela Nacional de Artes y Oficios, se hace profesor de dibujo. Comienza a pintar. En algún momento, por esos años, se supone que conoce a los que dice sus maestros, los pintores Fray Guillermo Butler y Juan del Prete, aunque no haya constancia documental de ello. Destruye toda su obra anterior a 1930. Sus primeros cuadros conservados son algunos paisajes y bodegones poscubistas en tonos oscuros, que pasan a ser abstracciones geométricas constructivistas en los siguientes años. Conoce al pintor abstracto Luis Barragán por medio de su hermano Aniano. Su alumno Alejandro Vainstein pinta en 1939 una serie de cuadros abstractos muy influenciados por su obra. Durante el noviazgo con la profesora Josefa Pierini su obra abstracta pasa de ser bidimensional a tener tres dimensiones. Posteriormente, vuelve a la pintura plana y su obra pierde pintura y gana en colorido, pasando a ser, hasta su muerte, expresionista abstracta y más gestual. En 1944 se enfada con su familia y deja de firmar sus cuadros como E. Lisa y pasa a firmarlos como Lila, el nombre de su perrita, excepto unos relieves figurativos en mármol que hace de políticos argentinos, que sigue firmando con su nombre. Además de firmada, la mayor parte de su obra está fechada. En 1946 coincide con Eva Perón en el Palacio Nacional de Correos y Telégrafos y le regala dos de esos mármoles, un retrato de Perón y otro de ella, estando ambas obras desaparecidas en la actualidad. Esos años titula todos sus cuadros Juego con líneas y colores y a muchos de ellos les pone el subtítulo de Gatito negro, pajarito. Durante casi toda su vida pinta un cuadro al día, sobre cartón tamaño folio. En ocasiones utiliza las dos caras del soporte. Excepto en una exposición colectiva a la que parece que prestó un cuadro en 1939, llamada Exposición de Artes Plásticas y Recitales Artísticos de las Escuelas de Adultos, nunca expone sus obras, unas dos mil, que guarda cuidadosamente en un armario de su casa. Muy rara vez enseña su obra a sus amigos o a sus alumnos. En los años cincuenta, el crítico de arte Mario H. Gradowczyk visita su estudio en varias ocasiones y únicamente en una de ellas consigue que el pintor le enseñe su obra: Abre el armario donde la guarda, le enseña sólo uno de sus pequeños cuadros, lo guarda de nuevo y cierra el armario. No parece tener mucho contacto con la comunidad artística argentina, aunque asiste a las exposiciones de arte que se celebran en Buenos Aires y compra libros y revistas de arte. Escribe algunos textos de teoría del arte. En uno de ellos, su libro Kant, Einstein y Picasso, de 1956, excepcionalmente reproduce dos cuadros y un dibujo suyos. Junto con el cuadro expuesto en 1939, esas tres reproducciones son las únicas imágenes de su obra que se hacen públicas. Deja de pintar en 1978, un año antes de fallecer su esposa. Viaja a España en 1980 y visita El Escorial. Vive en casa de uno de sus sobrinos, al que le pide que le lleve a ver a Toledo el Entierro del señor de Orgaz. No le dice a nadie que es pintor. Fallece en Buenos Aires en 1983. En 1984 sus discípulos Horacio Bestani, Isaac Zylberberg y Francisco Pelegrín crean la Fundación Esteban Lisa, en cuyos locales se celebra en 1987 la primera exposición individual de Esteban Lisa. A partir de ese momento comienza su reconocimiento como uno de los pioneros en la abstracción en el arte español e hispanoamericano.

 

TRES

Escritor: Esteban Lisa

Nace a finales del siglo XIX en un pueblo de Toledo. Emigra muy joven a Buenos Aires. Estudia en la Escuela Nacional de Artes y Oficios y trabaja como bibliotecario en Correos y Telégrafos. Tras jubilarse, funda en 1955 la Escuela de Arte Moderno de Buenos Aires “Las Cuatro Dimensiones”, con retratos de Kant, Einstein y Picasso presidiendo el aula. En 1956 publica el libro Kant, Einstein y Picasso. Ese mismo año crea el Instituto de Investigaciones de la Teoría de la Cosmovisión, que a partir de ese momento editará sus libros. Dicta en el Instituto centenares de conferencias en las que trata de propagar entre sus alumnos su pensamiento pedagógico y humanista. Inicia una relación epistolar con uno de sus sobrinos, residente en Ciudad Real, cartas en las que incluye partes de sus obras sobre la Teoría de la Cosmovisión. Publica libros como Teoría psicofísica cuatridimensional para la percepción universal o La teoría de la cosmovisión y el cosmonauta. Envía ejemplares de todo ellos a distintas instituciones culturales internacionales y a físicos, astronautas, políticos y filósofos de todo el mundo. Si recibe como respuesta una carta de agradecimiento, la publica en el siguiente libro como ejemplo de la importancia de su Teoría de la Cosmovisión en el mundo académico e intelectual internacional. En 1980 viaja a España y se presenta ante su sobrino como escritor. Visita la Biblioteca Nacional para ver sus libros, enviados años antes por él mismo a la institución. Antes de regresar a Buenos Aires, viaja a Bruselas y asiste al IX Congreso Internacional de Cibernética. Fallece en Argentina en 1983.

116 comentarios en “Esteban Lisa: Esteban Lisa contra Esteban Lisa

  1. Don Mórtimer, en la comarca del pueblo de mis padres hay una conservera de grelos llamada A Rosaleira que tenía tiempo ha una publicidad en la que decían «Lo reconozco, no eran espinacas, eran grelos». Así que habría un cuarto jinete del apocalipsis, el jinete trucho, que serían las espinacas.

    Hace unos años las bodegas Terras Gauda, también de la comarca, compraron A Rosaleira, casa fundada en 1940.

  2. marquesdecubaslibres
    viernes, 19/10/2018 a las 00:13
    Propongo discapacitar legalmente a los votantes del PP.

    A sus votantes no sé, pero a alguno de sus portavoces, completamente de acuerdo. Estoy oyendo a uno por la radio y es para no creerlo. Susanita se estará frotando las manos.

  3. He empezado a leer creyendo que se presentaba un caso de homonimia y ha resultado polisemia. Muy bueno, Josénez.

  4. Gracias, Procuro F. Me atrae de Lisa esa doble vida rara, en su faceta pictórica es huraño e íntimo, no muestra ni comparte su obra con nadie, aunque sí enseña a otros. En cambio, en su faceta de escritor, es lo contrario, y hace algo tan lamentable como enviar sus autoediciones a bibliotecas y personalidades de todo el mundo -Reagan tenía alguno de sus libros, parece ser- y publicar todo orgulloso las respuestas burocráticas de agradecimiento que le devolvían. Justo al revés de lo que tenía que haber hecho, al ser un pintor magnífico y -por los títulos desbarrantes de sus libros- un teórico y escritor mediocre. Y además ambas facetas las tiene casi totalmente estancas, él se considera escritor y lo de pintar parece una afición, no las mezcla.

  5. Vidas tripolares y conexión a tierra.
    Interesante el personaje Josénez y con su trilogía, para un bestseller múltiple y Planeta.

  6. Buscando libros y tal me he dado de bruces con un título insuperable: “Olvídate de la lotería y deja que te toque yo”.
    Así reza la sinopsis, o como se diga:

    “Cuando Daniela vuelve a casa tras su primera visita a la clínica de inseminación artificial y encuentra a su marido en la cama con la cajera del supermercado, su mundo se derrumba y decide poner punto y final a su matrimonio”.

  7. schultz
    viernes, 19/10/2018 a las 11:01

    Todo iba estupendo, genial, hasta lo de “decide poner fin a su matrimonio.”
    Qué banal, esa resolución. Hasta ahí llega cualquiera. Debería haber decidido destruir el universo, escribir un libro, ejercer de superheroína contra el heteropatriarcado o poner un kiosko donde coger puntos a las medias. Algo excesivo y sobrecogedor. Algo a la altura del título y la afrenta.

  8. EL RASTRO
    Ayer solo hubo una pequeña, si bien alta, representación de Chopsuey en el acto, acudimos mi cuñao y yo. Gracias a la hospitalidad de José Luis Mur disfrutamos en Fotocasión de una presentación entrañable y divertida a cargo del autor (Trapiello) y sus invitados (Carlos García Alix y Javier Gomá). Éste último, que resulta ser además de Bilbao, es un finolis de cuidao que no pegaba nada en Curtidores. “Soy mas de Rastrillo que de Rastro”, aclaró. No hacia falta, su vitola de pijín y su incontenible verborrea prometían diversión. Lo cierto es que se curró la presentación e hizo una excelente semblanza del libro. Ello junto a la conocida amenidad de Andrés y Carlos, procuró un buen rato de entretenimiento y alta cultura.
    Comentario aparte lo merece el “vino español”, el mejor al que he asistido en mucho tiempo. Se trataba de un excelente Bierzo acompañado de lacón. Con una navaja barbera un propio iba cortando del bloque de lacón industrial una rodajas que te entregaba en mano. Sublime. Luego lo complementamos con unas copas en el Pavón de la calle Embajadores.
    No se puede pedir mas, Madrid me mata.

  9. Buenos días a todos
    Antes he ido a ver la pintura de Esteban Lisa, que no conocía de nada, y que con esta entrada de Josenez, daba una sensación estupenda, y quería ver lo más posible.

    Me he metido en el sitio que decía San Google, y, en vez de ver pinturas, lo que me ha salido es una alerta de que mi seguridad corría peligro, que tenía malware, y que me habían metido tres virus, y que tenía x minutos para arreglarlo…
    He mandado la alerta al correo no deseado, y me he ido corriendo del internet.
    Ahora parece que me dejan en paz, pero, por si las flais, evitaré San Google, y sólo iré a los enlaces puestos por ustedes, que son de confianza.
    Así que, me he quedado con las ganas de ver la pintura de E. Lisa.
    ¡ Qué faena !
    Sobre todo, porque sé de sobra que la culpa es mía.

  10. Viejecita en el enlace de cabecera entre en Lisa, no en Fundacion.
    Luego pinche en obra pictórica.
    Encontrara en sus últimos años de obra a algo similar a un Kandynski.
    La paleta primera es notable.

  11. “TEORIA DE LA COSMOVISIÓN Y LOS VUELOS INTERPLANETARIOS”
    La armonía invisible de la imponderabilidad cósmica y de la constitución sensible del astronauta.
    Contribución a las investigaciones espaciales del futuro.
    Editado por el INSTITUTO DE INVESTIGACIONES DE LA TEORIA DE LA COSMOVISIÓN.

    El Esteban Lisa era un pirado de libro. Aquí hay mucho de esto, emigrantes que se volvían locos, especialmente entre los que se fueron a Alemania y a la Suiza alemana en los 60-70.

  12. «La constitución sensible del astronauta», me descojono. Lo mejor era que le mandaba esos libros suyos a políticos, astronautas y físicos, además de a bibliotecas. Y tras setenta años fuera de su parís, va y lo único que se le ocurre al llegar es coger otro avión e ir a Bruselas a un congreso de cibernética a dar la murga sobre su teoría de la cosmovisión. Joer, da penica.

    De este tipo de zumbados -los cuadros poscubistas del principio son notables, como sabiamente dice jrG- soy muy fan del Xul Solar, me encantaría tener alguna de sus obras tan de Klee. Quizá se conocieran Lisa y Xul Solar en Buenos Aires y de ese encuentro salieran los libros alucinados de Lisa.

    Valdano es el hijo de Lisa y Solar.

  13. Muchas gracias JrG. En cuanto termine con mis tareas de viernes, voy a verlo.
    Que lo de decirme que me recordará a Kandinsky, me anima a arriesgarme a que me invadan

  14. Lo de que el Supremo se “replantee” la sentencia de ayer sobre las hipotecas me parece de pasmo. Declara la nulidad de un reglamento por contrario a la ley que desarrolla. De ahí no hay vuelta atrás. No en un país serio.

  15. Lo del Supremo es un duro golpe para los que invocamos al imperio de la ley en cualquier conversación sobre los dislates de estos años.

  16. MGaussage
    viernes, 19/10/2018 a las 13:56
    “TEORIA DE LA COSMOVISIÓN Y LOS VUELOS INTERPLANETARIOS

    No se riáis tanto, mi admirado Sloterdijk también es rumboso titulando capítulos:
    EN UN ESPACIO AUTOOPERATIVO CURVADO. NUEVOS SERES HUMANOS ENTRE LA ANESTESIA Y LA BIOPOLITICA.

  17. En “poco” tiempo ha habido sentencias contradictorias de distintas salas del Supremo, que por serlo (contradictorias) dejaban a la jurisprudencia en pelotas.
    Ahora lo decidirá el Pleno y con un poco de suerte durará más de una semana.

  18. Buenísimo, Josénez. Me ha encantado la presentación holista de las vidas de ese señor. Manejan ustedes unas referencias que son como ciencia ficción para mí.

  19. He probado los grelos de los que habla, Josénez, y también mirabeles del terreno. Muy bien presentada la vida trivergente de este Esteban.
    Madrid me mata, qué memento del momento, marqués.
    Supongo que el TS acotará, en su caso, el alcance, pero las oscilaciones hoy en bolsa tienen un rango del 10%.

  20. Pues lo he intentado, JrG, y nada. Pincho en obra pictórica, y sólo me aparecen dos cuadros, y en tamaño pequeño. Y venga a mandarme hacia atrás, hacia La Fundación.
    Se ve que como no estoy dada de alta en Tumbler ni nada, no le caigo bien a la página, y me echa.
    Y si encima me mete a hackers, apaga y vámonos. Así que, no lo intento más. ¡ Estos tiempos modernos !

    El día pasado, un fulano que quería venderme una máquina, que no era para nada lo que yo necesitaba, me decía, ( con algo de disimulo, pero entendiéndosele todo ), que yo ya estaba caducada, y que me adaptase a la actualidad.
    Le contesté , muy educadamente, que era él el que tenía que adaptarse a mis exigencias, puesto que yo estaba dispuesta a pagar el precio necesario para satisfacerlas . Mis necesidades, no las de mi vecina. Y que, puestos a adaptarme, tenía masas de máquinas muchísimo más baratas, para elegir, en Amazon, y que me las mandan en el día, y si no me van , se las mando de vuelta y me devuelven el dinero.
    Y encima, me preguntan mi opinión sobre lo que me han mandado, y otros posibles compradores me mandan correos con sus propias dudas… Y veo que no soy tan rara.

  21. En vista de que hoy van ustedes de Alta Cultura, les copio un poema, que es uno de mis romances favoritos, y que me solía saber de memoria. ( ya, de memoria, ni el número de teléfono de casa ). Y que espero que alguien lo disfrute, además de yo.

    EL CONDE SISEBUTO (Joaquín Abatí Díaz)
    A cuatro leguas de Pinto
    y a treinta de Marmolejo,
    existe un castillo viejo
    que edificó Chindasvinto.

    Perteneció a un gran señor
    algo feudal y algo bruto;
    se llamaba Sisebuto,
    y su esposa, Leonor,

    y Cunegunda, su hermana,
    y su madre, Berenguela,
    y una prima de su abuela
    atendía por Mariana.

    Y su cuñado, Vitelio,
    y Cleopatra, su tía,
    y su nieta, Rosalía,
    y el hijo mayor, Rogelio.

    Era una noche de invierno,
    noche cruda y tenebrosa,
    noche sombría, espantosa,
    noche atroz, noche de infierno,

    noche fría, noche helada,
    noche triste, noche oscura,
    noche llena de amargura,
    noche infausta, noche airada.

    En un gótico salón
    dormitaba Sisebuto,
    y un lebrel seco y enjuto
    roncaba en el portalón.

    Con quejido lastimero
    el viento fuera silbaba,
    e imponente se escuchaba
    el ruido del aguacero.

    Cabalgando en un corcel
    de color verde botella,
    raudo como una centella
    llega al castillo un doncel.

    Empapada trae la ropa
    por efecto de las aguas,
    ¡como no lleva paraguas
    viene el pobre hecho una sopa!

    Salta el foso, llega al muro,
    la poterna está cerrada.
    -¡Me ha dado mico mi amada!
    -exclama-. ¡Vaya un apuro!

    De pronto, algo que resbala
    siente sobre su cabeza,
    extiende el brazo, y tropieza
    ¡con la cuerda de una escala!

    -¡Ah!… -dice con fiero acento.
    -¡Ah!.. -vuelve a decir gozoso.
    -¡Ah!.. -repite venturoso.
    -¡Ah!.. -otra vez, y así, hasta ciento.

    Trepa que trepa que trepa,
    sube que sube que sube,
    en brazos cae de un querube,
    la hija del conde, la Pepa.

    En lujoso camarín
    introduce a su adorado,
    y al notar que está mojado
    le seca bien con serrín.

    -Lisardo … mi bien, mi anhelo,
    único ser que yo adoro,
    el de los cabellos de oro,
    el de la nariz de cielo,

    ¿qué sientes, di, dueño mío?,
    ¿no sientes nada a mi lado?,
    ¿que sientes, Lisardo amado?
    Y él responde: -Siento frío.

    -¿Frío has dicho? Eso me espanta.
    ¿Frío has dicho? eso me inquieta.
    No llevarás camiseta
    ¿verdad?… pues toma esa manta.

    -Ahora hablemos del cariño
    que nuestras almas disloca.
    Yo te amo como una loca.
    -Yo te adoro como un niño.

    -Mi pasión raya en locura,
    si no me quieres, me mato
    . -La mía es un arrebato,
    si me olvidas, me hago cura.

    -¿Cura tú? ¡Por Dios bendito!
    No repitas esas frases,
    ¡en jamás de los jamases!
    ¡Pues estaría bonito!

    Hija soy de Sisebuto
    desde mi más tierna infancia,
    y aunque es mucha mi arrogancia,
    y aunque es un padre muy bruto,

    y aunque temo sus furores,
    y aunque sé a lo que me expongo,
    huyamos… ¡vamos al Congo!
    a ocultar nuestros amores.

    -Bien dicho, bien has hablado
    , huyamos aunque se enojen,
    y si algún día nos cogen,
    ¡qué nos quiten lo bailado!

    En esto, un ronco ladrido
    retumba potente y fiero.
    -¿Oyes? -dice el caballero-,
    es el perro que me ha olido.

    Se abre una puerta excusada
    y, cual terrible huracán,
    entra un hombre…, luego un can…
    luego nadie…, luego nada…

    -¡Hija infame! -ruge el conde.
    ¿Qué haces con este señor?
    ¿Dónde has dejado mi honor?
    ¿Dónde? ¿Dónde? ¿Dónde? ¿Dónde?

    Y tú, cobarde villano,
    antipático, repara
    cómo señalo tu cara
    con los dedos de mi mano.

    Después, sacando un puñal,
    de un solo golpe certero
    le enterró el cortante acero
    junto a la espina dorsal.

    El joven, naturalmente,
    se murió como un conejo.
    Ella frunció el entrecejo
    y enloqueció de repente.

    También quedó el conde loco
    de resultas del espanto,
    y el perro… no llegó a tanto,
    pero le faltó muy poco.

    Desde aquel día de horror
    nada se volvió a saber
    del conde, de su mujer,
    la llamada Leonor,

    de Cunegunda su hermana,
    de su madre Berenguela,
    de la prima de su abuela
    que atendía por Mariana,

    de su cuñado Vitelio,
    de Cleopatra su tía,
    de su nieta Rosalía
    ni de su chico Rogelio.

    Y aquí acaba la leyenda
    verídica, interesante,
    romántica, fulminante,
    estremecedora, horrenda,

    que de aquel castillo viejo
    entenebrece el recinto,
    a cuatro leguas de Pinto
    y a treinta de Marmolejo

  22. Holmesss
    viernes, 19/10/2018 a las 09:28
    Zeppi
    viernes, 19/10/2018 a las 09:16

    Divorciarse de Casado.

    Podrían haber empezado por ahí. Elegir a un personaje que suscita enormes dudas sobre sus títulos académicos, aparte de la pinta de no haber dado un palo al agua en su vida, no dice mucho de la militancia del PP. Puede explicarse algo por el estado de shock tras la inesperada pérdida del gobierno. Pero no me parece la figura adecuada para recuperarlo. Casi nunca la oposición gana unas elecciones, las suele perder el partido del gobierno por sus errores. Pero hay que estar preparado para aprovecharlos, lo que, en mi opinión, no es el caso de Casado.

  23. No viene a cuento, pero me ha hecho gracia:

    En las calles de Venezuela comienzan a oirse comentarios así: “Este Gobierno de Maduro es un desastre. Nos quiere convertir en la España Americana”.

    Que no decaiga el sentido del humor.

  24. viejecita viernes, 19/10/2018 a las 16:56

    “… Y que espero que alguien lo disfrute, además de yo”.

    Viejecita, mis padres (cuando eran novios) participaron con su instituto en la representación teatral del romance, y en casa siempre se quedó la copla:
    “Trepa que trepa que trepa,
    sube que sube que sube,
    en brazos cae de un querube,
    la hija del conde, la Pepa”.

  25. Rhumquina
    viernes, 19/10/2018 a las 19:37

    “Trepa que trepa que trepa,
    sube que sube que sube,
    en brazos cae de un querube,
    la hija del conde, la Pepa”.

    Qué maravilla, joder, qué maravilla, gracias por esto Rhumquina.

    Voy a intentar acordarme de una cosa que recitaba mi abuela. Creo que ni mi hermana ni ninguno de mis primos puede acordarse, porque fue de esas cosas de las que mi abuela dejó de hablar a partir de los (sus) sesenta.

  26. Me ha caído muy bien Sandel, a ver si pillo unas conferencias que tiene en Filmin. El Rey ha terminado hablando de la Constitución: «democracia y libertad», ha dicho, y le han aplaudido mucho. CLARO, COMO ES EL REY. La negra de Amref Health Africa, la más reina de todas las que había hoy en el teatro. Leticia se está nikolekidmanizando peligrosamente. Esto es todo desde el teatro Campoamor, devolvemos la conexión.

  27. Procuro fijarme
    viernes, 19/10/2018 a las 23:19
    Por qué no están ni Fred Vargas ni Juan Carlos.

    Vargas estaba enferma. Juan Carlos estaría de parranda.

  28. Ya que ninguno de ustedes se atreve a decirlo, aquí estoy yo para romper ese silencio cómplice y dar la voz de alarma: ¡Hay que frenar la lógica del dominio! ¡Urge desmontar el discurso del odio que sitúa el ocho por debajo del diez.

  29. Pongamos que uno tiene mucho interés en ver “Leon the Pig Farmer”, una comedia británica del año 92 que hace chanza del kosherismo (asunto de máxima actualidad mundial), interpretada por perfectos desconocidos, que debió recaudar en su día 350 libras esterlinas en taquilla. Sólo hay dos centenares de personas en el mundo (198 judíos, 1 antropólogo y 1 dietista) interesados en ella. Yo estoy dispuesta a pagar por ella; lo estoy, de verdad. QUIERO pagar la entrada por ese ejemplar que está pudriéndose de hongos en ese sótano en una caja con 200 ejemplares más que nadie leerá nunca. Pónganme un enlace a paypal y les saco uno de esos ejemplares del sótano, ¡alatul! Pero resulta que como es un bicho extraño de distribución aún más extraña me piden 271 (sic) euros por ella, casi tanto como lo que recaudó en su día en sala. Vamos, chicos, que quiero ver Leon the Pig Farmer, no Apocalypse Now ni American Beauty ni nada que pueda seguir rentando un centavo; Leon, etc., cuyo director estaría deseando que alguien más -que cualquiera- la viera. Hagan un poder. PUES NO.

    Y como este caso dramático que les expongo hay muchos otros. Así que como alguien me eche en cara que pirateo la liamos pero gorda.

    Vengo a decir: no se confunda mercado con eficiencia, ni derechos de propiedad intelectual con visas, porque muchas veces las gallinas que entran no coinciden ni por asomo con las que salen.

  30. Bueno, ya está. No se pueden poner puertas al campo, tarde o temprano se encuentra. Si alguien tiene curiosidad, después de cerrar doscientas ventanas de una tía que no piensa más que en follar, y en concreto en follar contigo, hoy mismo, a sólo 1,5 kilómetros de tu casa, pueden verla aquí.

    Le tenía ganas a esta comedia. A ver qué onda.

  31. Por favor Pirata
    Cuente usted lo que le ha parecido la película.Y si la recomienda de verdad, yo también intentaré comprarla. Que sólo con Janet Suzman, que he visto que trabaja en ella, me apetece ya. Y, por cierto : Jean Vadim , el director, ¿ es algo de Roger Vadim ?

    Para mí, es una cuestión de principios, Nunca veo una película si no me dejan pagar por ella. ¡ Carca que es una !. Y es que, encima, estoy de acuerdo con Marías en que los derechos de autor no deberían caducar, que es injusto que se pueda heredar una panadería, pero no los derechos de autor por cualquier transacción que se haga, con Las Meninas, o por cualquier publicación que se haga de los libros de Barrie, por poner un ejemplo, ( que lo de que el Hospital de niños de Great Ormond str. pierda lo que le llegaba gracias a Peter Pan) , es injusto.
    Eso sí, a medida que vayan pasando los años y las generaciones, el Estado debería ir aumentando su parte en la recaudación, pero que las casas de edición deberían seguir pagando el mismo canon que pagan a los autores actuales, que si no, estos últimos son los perjudicados.
    Y lo mismo para salas de subasta, películas, música…
    Mil perdones pido, por dar la lata
    Ya siento

  32. Gengis Kant sábado, 20/10/2018 a las 01:48
    Ya que ninguno de ustedes se atreve a decirlo, aquí estoy yo para romper ese silencio cómplice y dar la voz de alarma: ¡Hay que frenar la lógica del dominio! ¡Urge desmontar el discurso del odio que sitúa el ocho por debajo del diez.

    ¡Eso, eso! ¡Acaba con esos fascistas!

  33. Procuro, el koruño siempre fue un juego, más o menos como ahora, que lo han “recuperado” un par de humoristas. Nadie hablaba así más que por hacer el tonto el día que salías y habías venido. Nadie le decía ja a su novia ni puril a su padre ni bata a su madre. Aunque un amigo bautizó Chukel a su perro, que por ahí anda, cojeando de viejo. Achuquelado, se usaba por encerrado o escondido.
    He pensado que el uso era el mismo que enchupinado, que era lo que hacían los de ETA después de los atentados, pero solo la encuentro en webs sudamericanas y parece que la usan por muy arreglado.
    Joder las palabras.

    Letizia repeinada y con el pelo húmedo = lambida pola cuxa.

  34. Da igual Quïnn, algo hicieron, por lo menos tratar fría y distantemente a los padres.

    Ya no me acordaba de esta murga informativa.
    Bien que sea El País quién lo publica.

  35. FANZINE MADRID ME MATA
    Corría 1985, uno de mi colegio (Oscar Mariné) junto con Moncho Alpuente tiraban este fanzine que competía con otro llamado “Madriz”. La calle hervía, menuda movie había.
    Hoy Carmena nos ha devuelto aquella ciudad donde a las 7 das una conferencia o te la dan. Esta semana ha sido pletórica, los cines Renoir, el cuartel de Conde Duque, Fotocasión, lugares de consumo de alta y muy castiza cultura. Tomamos una cerveza en el Cangrejero, cenamos en Dantxari, copas en el Pavón. Todo ello acompañados de nuestras chicas con chupa de cuero que ya no fuman porros y ahora llevan bolsos caros. Josénez y Olmedo me han acompañado de forma intermitente.
    De Madrid al cielo.

  36. Alvaroquinn sábado, 20/10/2018 a las 10:10
    No hubo una conspiración de bebés robados.

    ¿No hubo monjas ladronas de niños? Jo, pues aquí hay un caso en el que la realidad no supera a la ficción.

  37. Marqués, aquellos fanzines los promocionaban exitosamente en El País y los comprábamos los chicos de provincias, que hasta éramos capaces de «bajar» a Madrid para ver una película. [Yo en realidad decía y digo «subir a Madrid» o «subir a Vitoria», y siempre que lo digo me lo reprochan gentes que confunden la latitud con la altitud; ¡qué cruz!] Vamos, que algún fanzíne de la La Luna y del Madriz adornaba mi piso de estudiante y en la pared hubo algún póster de Mariné, creo recordar que también uno de Franco con gafas radiactivas. Pero, a lo que íbamos, que aquellos fanzines eran en realidad revistas, lo que me decepcionó mucho en su momento.

  38. Gran entrada, Josénez, me han encantado los textos y descubrir al pintor; todas sus épocas, bien estructuradas en la página, me resultan interesantes.
    Viejecita, he disfrutado como un loco leyendo el romance medieval porque, aunque es la primera vez que lo leo en mi vida, se lo había escuchado a mi tía Rosalí (que en realidad se llamaba Juana) muchas veces, aunque no completo, por lo que he podido comprobar ahora, sólo algunas estrofas; en especial me hacían mucha gracia, además de las del principio, la de esto me espanta, esto me inquieta, no llevarás camiseta, pues toma una manta, que he utilizado en muchas ocasiones como broma ante situaciones complicadas, y la sublime (que nos gusta a todos) de trepa que trepa que trepa, sube que sube que sube, en manos cae de un querube la hija del conde, la Pepa.
    Los nombres son geniales, dignos de Muñoz Seca o Cela, desde Sisebuto el conde a Cunegunda, su hermana, pero yo, como cuñadísimo que soy, me quedo con Vitelio.
    Muy acertadas las crónicas sobre los eventos de ayer de Procuro y del marqués, con la que coincido plenamente, pero que tuvo un borrón en la contracrónica de Satur en la que fui injustamente calificado de “posseur”, que no se que es lo que es, pero suena fatal.

  39. Me han invitado unos amigos a pasar el día en un pueblo de la Costa Brava en el que trabajé y viví de joven. Es el corazón de Tractoria. Observo que en el ayuntamiento están todas las banderas oficiales, pero que la española está convenientemente atada. Empezamos bien.

  40. Ramón le dedicó el libro del Rastro a Azorín. Galaxia lo publicó en 2001, en gran formato, con fotos de Carlos Saura. Lo tengo en mis manos y siento decir que el de Trapiello no resiste la comparación. El problema no está tanto en el texto a pesar de la categoría de Gómez de la Serna, sino en las fotos: en el libro de Trapiello no se ven bien. El formato es demasiado pequeño para el diseño tipográfico elegido. Este diseño, en formato mayor, sí que funcionó en el Madrid-Moscú de Carlos.

  41. ¡ Muchas gracias Olmedo ! Eso de ver que hay gente jóven que disfruta con algunas cosas de viejecísimos, me anima una barbaridad.

    Y buenas tardes a todos, que antes se me ha olvidado.

    Y decir a JrG
    ¡ Suerte, acelere, gane, o, por lo menos, páselo de cine !

  42. Qué hermosos artículos se hacen a veces sosteniendo un pie sobre la cabeza de un alfiler. Es lo que llamamos, para bien y para mal, literatura. Aquí Daniel Gascón se hace una paja con la empatía que, fíjate tú, es el mismo bicho que la compasión («cum padecere», padecer juntamente), aunque hablen idiomas distintos. La «compasión racional» de Bloom sería exactamente lo mismo que una «empatía racional».

    No sé que perra les ha cogido a algunas gentes (especialmente de derechas) con la empatía. Al fin y al cabo fue un palabro que se inventó para llamar a la compasión de otra manera, porque sonaba demasiado cristiano y meapilas.

  43. Pedroantoño, un poco de compasión: un poco de ponnos ese enlace por compasión. Empatía me saca de quicio. Por qué le llaman «empatía» si quieren decir «hazte cargo», si quieren decir «homo sum», si quieren decir «oxitocina».

  44. Pensando en tradiciones literarias y en el discurso repetido, he dado en mi bisabuelo. Mi bisabuelo, que yo tengo ocho, igual que los demás, y no conocí a ninguno, como vosotros. Pero me acuerdo de Miguel, «el barbón»; por qué, por las barbas. Se cayó del carro cuando volvía, borracho, y se mató. Le supongo de chacolí en chacolí, hasta le supongo con Sabino, por la zona, y porque a los hijos les puso nombres sabinianos. Mi abuela, que casi nunca decía nada, contaba a veces: «Mi padre solo me preguntaba si había ido a misa; no me preguntaba si había desayunado».

  45. A mi abuela le oí una vez recitar el Gerineldo: «Gerineldo, Gerineldo, paje del rey más querido,/ quién te tuviera esta noche en mi jardín florecido». A mi madre no le preguntes, mi hermana no se acuerda y yo no me puedo fiar de misma porque nadie puede, NI SIQUIERA YO, hay que joderse. Mi abuela me enseñó algunas cancioncillas indígenas y sentencias populares como esa de «ahora sí que estamos bien, tú preñada y yo en la cárcel». A ella le hacía mucha gracia y a nosotras, más. Mi abuela era muy seca.

  46. Los jones y los cojones. Qué rabia me da (a causa de los genes). Estoy leyendo el de Damasio, El error de Descartes. Ya esta antiguo, OK; lo que hemos avanzado en el mapa geneJAJAJA. Pero el componente experiencial es, POR SUPUESTO, indiscutible.

  47. Procuro fijarme
    sábado, 20/10/2018 a las 16:57

    Eh, eh, que yo conocí a tres bisabuelos hasta que cumplí los 12 años.

    ¿Les he dicho ya que yo he sido del Levante pero toda la vida?

  48. El Gerineldo era probablemente el romance más popular de los que he recogido. Tu versión es más metafórica y elegante, porque la que yo recuerdo empezaba así:
    «Gerineldo, Gerineldo, paje del rey más querido,
    quién te pudiera tener, tres noches a mi albedrío».

  49. Me cuentan que en un colegio de jesuitas de Cataluña preguntaba una madre por la enseñanza en castellano al no verla reflejada en el programa. Los padres S.J. le respondieron que el niño aprendería castellano en el recreo «porque hay mucho sudamericano en el colegio».

    Hemos concluido que los niños vuelven a casa con audio latino, como las series que te descargas por error.

  50. Perro, tú mismo trajiste aquí, sin ir más lejos, el Primates y Filósofos de De Waal donde se habla por extenso del tema, de la empatía (origen y base de la colaboración entre individuos) como un concepto evolutivo puro y duro. En ese mismo sentido se usa en psiquiatría. Darle al concepto a estas alturas una connotación meramente ética o asimilarlo al sentimentalismo, la justicia, la piedad o la compasión es, efectivamente, una paja mental, tan placentera e infecunda como todas. Ya antigua, eso es cierto, casi tanto como la propia palabra, en el terreno religioso o ideológico sí que ha dado frutos y los sigue dando, para desgracia de la inocente palabra, tan mona ella. Esos conceptos están realmente tan ligados a la empatía genuina como al bipedismo o al lenguaje: nada o todo, lo que queramos, pero siempre en la misma medida. Empatía y piernas tenemos todos. Casi todos, Charles Manson y Oscar Pistorius no. Dicho lo cual, a mí también me gusta la literatura y Daniel Gascón.

    Mi versión de Gerineldo es casi idéntica a la de Procu, salvando el final: no “mi jardín florecido” sino “mi jardín más florido”. Y me gusta más la mía, saliese de donde saliese, que no recuerdo. Porque jardines también tenemos todos, y varios: hay que especificar, y en mi versión la dama especifica, nada de “libre albedrío” ni “jardín florecido”, inespecíficos, ambiguos, poéticos: “el más florido”, bien cuantificado y correctamente señalizado, no vaya Gerineldo a perderse en florituras. Bien por ella.

  51. Ni empatía ni pollas, he llegado la conclusión de que el MIEDO es lo que mueve el mundo. La falta de seguridad en uno mismo degenera en conductas disparatadas. Lo veo cada minuto en lo profesional y en lo afectivo, y en Chopsuey por supuesto.

  52. Debe ser que no le hago mucho caso porque mi inconsciente últimamente parece haber desistido de enviarme mensajes simbólicos a través de los sueños.
    Ahora me da instrucciones mostrándole a mi mismo haciendo cosas en situaciones concretas de mi día a día.

    Otro que se da por vencido.

  53. Lo de la aguja en el vinilo y los los aviones de papel. Esos son los saberes que merecen la pena. Todo lo demás es fútil.

  54. Perroantonio y Albert, el Gerineldo que he puesto es el de Menéndez Pidal, que es un abuelito de todos.
    ***

    Alvaroquinn sábado, 20/10/2018 a las 21:26
    Modelos de aviones de papel e instrucciones para construirlos.

    «La papiroflexia es infinita», por Procuro fijarme. (Hace de eso cinco años y la de agua que ha pasado por debajo de los puentes. Qué puentes dices).

  55. Compasión y simpatía son, uno latino y el otro griego, etimológicamente equivalentes. Consentir, en román paladino, con el cual solía el pueblo fablar a su vecino.

  56. Nos complace anunciar que Ryan Gosling ha conseguido perfeccionar hasta el extremo esa imperturbabilidad que le ha hecho famoso. Tanto que en First Man es capaz de transmitirnos con implacable eficacia desde el primer minuto y hasta el instante final la sensación de vacío helado e infinito del espacio interestelar y de ese aburrimiento profundo que imaginamos en los enfermos en coma.

  57. San Agustín, otro listo. Y pensar que este fantasma estaba en mi libro de filosofía de Bachillerato…

    Cada vez estoy más convencido de que para escribir una ‘Historia de la humanidad’ creíble habría que dedicar capítulos paralelos a la historia de las ideas idiotas. ¡Qué digo paralelos!… La historia de la idiotez ha de ser troncal.

  58. Cruza a grandes pasos la calle, como un delincuente huyendo de un delito. José Antonio es jesuita, íntimo amigo de mi padre. Apenas se acerca a la acera, con lágrimas en los ojos, me abraza, me da el pésame. Me explica. –Estaba en el País Vasco. Charlas de reconciliación: etarras, Gobierno vasco, Iglesia vasca. Es complicado.

    Sí, no es descartable que huya de un delito.

    ***

    No me traéis a Latorre. Muy mal, mostrencos.

    ***

    ¿Quién dice que no se ganan el sueldo?

  59. LISTA DE PALABRAS Y EXPRESIONES PROHIBIDAS

    -Empatía.
    -Sinergia.
    -Wéstern crepuscular.
    -Zasca.
    -Espacio de convivencia.
    -Incendiar las redes (salvo si se ha quemado el pc).
    -Líneas rojas.
    -Con la que está cayendo.
    -Implementar.
    -Marco incomparable.
    -Biopic.

  60. Buenos días a todos:
    Estoy en la cocina desde hace una hora, preparando mi invasión dominical, que además hoy festejamos el 8º cumpleaños de mis marcianitos. Tengo un descanso, con las natillas ya enfriándose, y mientras se pone a hervir el agua para el arroz blanco, y para los macarrones, y …
    En vista de que veo que les gustan los romances, les enlazo el del Conde Olinos, sólo que cantado por Nuevo Mester de Juglaría. A mí siempre me ha chocado mucho ese romance, porque el conde Olinos llevaba a su caballo a beber a las orillas del mar ( ¡ Como no fuera el llamado mar de Castilla ! ). Porque si uno se dedica a beber agua de mar, se vuelve locatis. Aunque los caballos siempre han tenido fama de locos. Y precisamente, a los niños áuticos, se les recomienda el contacto cercano con los caballos, para ayudarles a salir de su autismo.
    Me voy, que ya está mi agua hirviendo a borbotones.
    Hasta luego, espero

  61. Gomez :
    Pues a mí, lo de “Con la que está cayendo ” me gusta, que evita aludir a cada una de las cosas que a uno le preocupan. Y no se necesita tomar posición en cada caso específico.
    Y esa frase nos retrataría a personas muy diferentes, y nos empujaría a buscar soluciones en común, dejando lo que nos distinguiera unos de otros, para cuando lo esencial estuviese solucionado.
    Porque uno puede ser escéptico en unos casos, ultraderechista , izquierdista, antidemocrático, en otros ( según conozca mejor la realidad o la teoría en cada asunto ), pero a todos hay cosas , en muchos casos , las mismas, que nos preocupan.
    Como la corrupción, la igualdad ante la Ley, la independencia de los contrapoderes, la libertad y pluralidad de la prensa , etc etc.
    Ya digo, a mí, esa frase me gusta.
    Ya siento

  62. Yo añadiría transversalidad y normalización. E incluso observatorio, no siendo la culpa de los observatorios propiamente dichos, desde luego.

  63. Tiene razón Latorre llamando mostrencos a los políticos coceadores. Sin embargo, sabe muy bien que cuando Susana Cuatroconcinco salta acusándole de atacar a Andalucía, no lo hace porque sea corta de entendederas, sino porque cree que sus votantes sí lo son o que al menos son tan canallas que sabrán darse por ofendidos. Por eso hay que trazar la delgada línea gorda que separa a los mostrencos de los canallas. Son canallas.

    *****
    Mostrenco, por otra parte, es una bonita palabra que tuvo un hijo muy guapo: mustang. Pero lo buscáis, que me voy a andar para ofuscar mis ideas.

  64. Perroantonio
    domingo, 21/10/2018 a las 11:31
    Viejecita, el Reino de Castilla siempre tuvo mar, el Cantábrico. Y con la incorporación de Bardulia en el 1200, mucho mar.

    Eso ya lo sé. Pero el Cantábrico es un mar de agua salada. De esa que no sirve para beberla, a no ser que uno sea una merluza. En cambio, eso que llamaban “El Mar de Castilla”, era un canal de navegación interior, y, por supuesto, de agua dulce… Lo que se me ha olvidado es si existía, y con ese nombre, en tiempos del conde Olinos… ( A lo peor no lo llamaban mar, sino canal de Castilla, y, entonces, el pobre caballo, tendría que beber agua salada…)

  65. Paco Sánchez, Pablo Picasso, Dolóres Ibárruri y Rafael Alberti fueron los únicos españoles que recibieron el Premio Stalin de La Paz entre los Pueblos, luego rebautizado como Premio Lenin de la Paz entre los Pueblos en cuanto se dieron cuenta de que Stalin era malo para la paz entre los pueblos. El caso es que no sabía yo de esta maravilla de galardón ya obsoleto, ni de la presencia de españoles en el elenco, ni quién coño es Paco Sánchez. Aventuro que La Paz se habrá resentido mucho desde que han dejado de repartirlos.

  66. Un término que me da grima:
    “Deber cívico ”
    Porque significa cosas distintas según quien lo use. Sobre todo, si quien lo usa está en el poder.

  67. Quizá el problema sea, a la postre, levantarse de la cama pensando en mi humilde persona. La verdad es que hasta ahora nunca había ejercido el papel de némesis o demonio personal de nadie, pero procuro llevar el cargo con sentido del humor y el mismo espíritu con que Peter Parker afronta su condición de Spiderman, esto es, teniendo siempre presente que un gran poder conlleva una gran responsabilidad. No vaya a ser que en uno de sus ciclícos y aterradores paroxismos de envidia, dolor y rabia nuestro autor novel se quede pajarito y yo tenga que cargar sobre mi conciencia la desaparición del yayoalfa más entrañable de la red

  68. MGaussage
    domingo, 21/10/2018 a las 11:40
    Paco Sánchez, Pablo Picasso, Dolóres Ibárruri y Rafael Alberti fueron los únicos españoles que recibieron el Premio Stalin de La Paz entre los Pueblos

    Ese Paco Sánchez no parece muy de fiar, aparece y desaparece. Como no sea Paco de Lucía, y no consta.

  69. Gómez
    domingo, 21/10/2018 a las 12:31
    Quizá el problema sea, a la postre, levantarse de la cama pensando en mi humilde persona

    Afortunadísimamente, en el Chop Suey, no hay personas humildes.
    Que las personas humildes, ni opinan sobre lo que escriben los demás, ni escriben ellas.
    La humildad, es una porquería de virtud.

  70. He pasado una agradable mañana en compañía del gran Álvaro Quintana, cuyo inmenso talento literario corre parejo a lo agradable de su conversación y esa aura de “buen rollo” que transmite. Incluso no ha faltado un breve instante de tensión con dos amanecidos que, inopinadamente, me han invitado a sentarme en su mesa en la terraza de un bar. De entrada he pensado que se trataba de una manifestación más de mi sino, por el cual desde la misma niñez atraigo como un imán a todo tipo de zumbados y esquizofrénicos con los que me cruzo. Después de rechazar su amable invitación con cierta firmeza, y cuando comenzaba a notar en mi estómago la familiar opresión que precede a la tormenta, ha resultado que realizaban la misma invitación cuantos viandantes pasaban por allí. Al final, pues, todo ha sido alegre, amigable y sin incidentes.

  71. Narraciones imposibles
    Como diría Viejecita, ya tengo casi preparada la comida, así que les voy a explicar el principio del Conde Olinos, que hoy estoy olímpico.

    Se trata de un romance de corte maravilloso en el que ocurren cosas fuera de lo común, como que los amantes se transmuten en árboles o animales. En realidad caben dudas sobre dónde empieza realmente el romance, si en la introducción del conde y el caballo o si el romance propiamente dicho no sería el maravilloso cantar que canta el Conde Olinos, que hace parar a las aves, a los caminantes y a los navegantes, y que la reina confunde con un canto de sirenas.

    Hay un tópico grecolatino y medieval muy utilizado para anunciar hechos fantásticos y narraciones maravillosas, los «impossibilia» o el «mundo al revés». Lo habéis visto en los Viajes de Gulliver, en los cuadros del Bosco, en el camello que ha de pasar por el ojo de la aguja de los Evangelios o en esa canción que cantábamos de niños: «En una noche de enero/ cuando más brillaba el sol/ una manada de cerdos/ volaban de flor en flor».

    Hay varios comienzos del romance del conde Olinos, escojo el primero que me sale en Google:

    «Madrugaba el Conde Olinos,
    mañanita de San Juan,
    a dar agua a su caballo
    a las orillas del mar.
    Mientras el caballo bebe
    canta un hermoso cantar:
    las aves que iban volando
    se paraban a escuchar;
    caminante que camina
    detiene su caminar;
    navegante que navega
    la nave vuelve hacia allá».

    ¿Qué, cómo es eso de madrugar el día de San Juan? ¿Mañanita?… pero si San Juan es la noche maravillosa por excelencia del año. ¿Y dar agua al caballo a la orilla del mar?: «Por el mar corren las liebres,/ por el monte las sardinas». Por lo demás, los efectos del canto en la naturaleza son los mismos que provocaba Orfeo cuando tañía la lira: el mundo y el tiempo se detienen, otro imposible.

    Creo que fue Jon Juaristi, hablándonos de la «tradición oral turulata» el que nos contó aquella versión del conde Olinos (recogida no sé por quién) que comenzaba así: «Madrugaba el Conde Olinos,/ mañanita de San Juan, / a dar agua a su caballo / a las orillas del mar. / Mientras el conde bebía / el caballo echa un cantar». Yo entonces no me di cuenta de que no se trataba tanto de un error del cantor, como de otra vuelta de tuerca al mundo al revés.

  72. Perroantonio
    domingo, 21/10/2018 a las 14:14

    Hasta hace un minuto estaba convencida de que quien cantaba era el caballo. Ahora me doy cuenta de que es el Conde. Qué decepción.

  73. MÁS CABALLOS, ES LA GUERRA:

    “Alejandro, viéndose reprendido por su maestro Aristóteles, siendo un muchacho, porque prestaba excesiva atención a las mujeres, encontró la manera de burlar a su maestro. Acordó con su doncella que lo engañase y ésta se acercó a él con tal ingenio, dándole a entender que lo amaba, y lo puso en tal estado, que él la amó ‘desigualmente’, y le descubrió su amor. Pero ella, siguiendo los consejos de Alejandro, fue dándole largas dulcemente. Aristóteles le ofreció todo cuanto ella le pidiese y le aseguró, además, que haría cualquier cosa por ella. La chica respondió que también ardía en deseos, pero antes de entregarse a él, deseaba una cosa. Él le respondió, lleno de gozo, que le pidiese lo que fuese.

    Señor –le pidió ella-, permitidme que os cabalgue con espuelas como si vos fuerais un caballo y que os ponga frenos y silla de montar, y que os haga cabalgar por la noche, a la luz de las velas, cuando todos estén dormidos, para que no se enteren en palacio”.

    (Libro de las Bienandanzas e Fortunas, Lope García de Salazar)

    Y aquí varias ilustraciones de la noche del bondage, ese otro invento griego notable.

  74. Aristóteles dijo, y es cosa verdadera,
    que el hombre por dos cosas trabaja: la primera,
    por el sustentamiento, y la segunda era
    por conseguir unión con hembra placentera.

    En alguna pintura se le ve mala cara, lo que no quita para que intuyamos que disfruta lo suyo, humildemente.

    humildad
    Del lat. humilĭtas, -ātis.
    1. f. Virtud que consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades y en obrar de acuerdo con este conocimiento.

    ¿Qué le veis de malo a la humildad en esta su 1ª ac.?

  75. Estaba fumando en el balcón y complacida en mirar a un señor mayor con boina que había abajo parado junto a un perrito faldero. El hombre se estaba comiendo un helado de nata muy grande, el perrito ramoneaba por las hierbas y ambos componían una escena apacible y optimista. De pronto, por un inesperado giro de los acontecimientos, el hombre ha sacado con alguna dificultad un plástico de la su faltriquera y se ha puesto a recoger las deyecciones del perrito con la mano libre, aunque era la otra en alto la que componía una estuata de la verdadera y dificilísima Libertad. Por mi parte, he experimentado una gran tensión emotiva y cognitiva. Dos manos, pero solo un individuo. Mejor menos manos, en mi opinión.

  76. Resulta enternecedor observar a aquellos que siempre muerden el anzuelo, tales membrillos hacen avanzar el mundo.

  77. Cómo duele el VAR, tíos, cómo duele. En unos sitios más que en otros, eso sí. Ayer se aplicó con generosidad y desparpajo y todos nos sometimos humildemente -conscientes de nuestras limitaciones humanas, eso es- a su ojo infalible y su infinita sabiduría, pero hoy le pita un penalti al Athletic y los comentaristas se hacen reflexiones existenciales, lo ponen todo en duda y lanzan preguntas al viento. Yo lo entiendo, no deja de ser una especie de conflicto celestial formidable, al fin y al cabo el Athletic es lo más parecido que había hasta ahora a un venerable Dios, cuesta aceptar que haya otro por encima que los juzgue y sancione. Fueraparte, los partidos en el campo del Eibar son muy divertidos, más todavía contra el vecino, yo procuro no perderme ninguno por la tele: en las gradas hay un ambiente más de txoko o de concurso de corte de troncos de que de estadio de fútbol, los linieres van tropezando en sus carreras con el público de la primera fila y los entrenadores rivales siempre acaban dirigiendo a sus muchachos desde el centro del campo porque no les queda sitio en el banquillo ni para ponerse en pie. Y los de Eskozia la Brava, claro. Lo recomiendo.

  78. Procuro fijarme domingo, 21/10/2018 a las 16:30
    humildad
    Del lat. humilĭtas, -ātis.

    1. f. Virtud que consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades y en obrar de acuerdo con este conocimiento.

    ¿Qué le veis de malo a la humildad en esta su 1ª ac.?

    A la definición en sí, como trabajo lexicográfico, nada.

    Conocer las propias limitaciones, más que una virtud es una putada. Si la humanidad en general y los humanos en particular progresan es porque no reconocen sus limitaciones y no actúan en consecuencia, aunque en el camino algunos la palmen. No obstante, acepto que conocer las propias limitaciones es útil, aunque no necesariamente una virtud. Tampoco admito que «obrar de acuerdo con ese conocimiento» sea virtuoso.

    Está bien y es bastante conveniente mostrar cierta mesura en los temas intelectuales, especialmente si eres ignorante, pero la humildad como virtud cristiana, es otra cosa: sumisión, acatamiento, humillación y renuncia. Los apolojetas no lo dicen así, lo adornan, pero practican la humillación física (no vestirse así o asá, no destacar, renunciar a ser agradable a los ojos ajenos, torturarse con ayunos, penalidades o cilicios) y la humillación psicológica. De soberbios, de no humillarse, se ha acusado a todos los que poblaron el Index librorum prohibitorum, que dejó de publicarse hace menos de cincuenta años. La humildad, en fin, la predican mayoritariamente aquellos que son cuestionados en su autoridad y no saben defenderse sin hacer callar a sus oponentes.

  79. La historia semántica de la palabra está ligada al Cristianismo, eso es verdad. Has saltado a las otras acepciones, pero ciertamente no sé si esta definición primera refleja de hecho el uso real o resulta más bien una proposición, cosa poco apropiada para un diccionario. Para salvarla (a la definición) del moralismo, y hasta de la paradoja, habría que entender virtud en el sentido de mera cualidad o característica, no en el de excelencia. Los del Cambridge lo resuelven con más humildad.

    Me gusta la palabra, por ejemplo, aquí:

    Primavera soriana, primavera 
    humilde, como el sueño de un bendito, 
    de un pobre caminante que durmiera 
    de cansancio en un páramo infinito.

  80. Un placer reencontrarse con Gómez y su infinito y tremendamente divertido rosario de anécdotas. Añado que, en efecto, los dos mongolos que teníamos sentados al lado parecían los extras tontos de una peli de chinorris. Con un lazo amarillo podían ser los sobrinos de algún prohombre independentista enchironado.

    Qué angustia cuando el avión va a aterrizar al fin pese a la niebla, ya se ven las casas, ya puede uno casi arrodillarse a besar el suelo, y de repente retoma el vuelo porque la niebla no deja aterrizar y termina uno en Bilbao. Con niebla.

  81. En Bilbao con niebla, valga la redundancia. La he visto llegar esta mañana por el mar. Cuando todavía no se había metido en el pueblo y lucía el sol, estaba muy bonita. Ha venido a esperarte y recibirte, Álvaro, y tú te vas de esta niebla a otra peor, ingrato.

  82. Me gusta la palabra, por ejemplo, aquí:

    Primavera soriana, primavera
    humilde, como el sueño de un bendito,
    de un pobre caminante que durmiera
    de cansancio en un páramo infinito.

    Ahí humildad es sinónimo de pobreza. Quizá Don Antonio echara de menos los geranios y limoneros de su patio de Sevilla. Es bonito el tópico de la humildad castellana, tan relacionada con el paisaje áspero. Esa humildad se ve también en los pintores de bodegones con pan y santos con harapos. Pero a mí lo que me emociona es la adustez y sobriedad. En fin, ancha es Castilla. No puedo evitar ser más partidario del orgullo, qué le vamos a hacer.

  83. Pardiez, la hez de la rojez se envuelve en modernez y cae otra vez con rapidez en la ridiculez. Todo ñoñez, sandez, inmadurez y estolidez. Y de Jerez a Vélez, de Aranjuez a Puentes de García Rodríguez todos aplauden la gilipollez.

  84. El fondo del artículo de Grijelmo sobre la cancioncita de Mecano es prácticamente idéntico al Mostrencos de Latorre que traía anoche S., este a propósito de las palabras de la ex ministra sobre los niños andaluces y los castellanos. Ambos parten de la misma idea: la creciente incapacidad del personal para entender mensajes que trasciendan lo literal; no ya la ironía, vienen a decir ambos, sino incluso el sentido figurado más sobado y elemental. Lo desconcertante es la conclusión de Grijelmo, la última frase de su artículo:

    “Conviene descodificar en cada caso el mensaje para interpretar las palabras en su contexto, en su ambiente, y en relación con los sentimientos conocidos de quien se expresa. De ese modo se comprendería que no se mostraba homofobia alguna en la canción de Mecano. Pero también vale la pena destacar la buena voluntad de la concursante, María, influida a su vez por el contexto y el ambiente que hoy la rodean”.

    Donde uno ve mostrencos (y Perroantonio canallas y Gaussage la hez de la rojez), el otro ve buena voluntad. Latorre es un cronista político, va a degüello, y Grijelmo inserta su artículo dentro de una sección sobre lingüística de marcado carácter didáctico; pero si precisamente de enseñar algo se trata, me pregunto, te pregunto, Alex Grijelmo, si dándole tan generosa absolución a esa concursante mostrenca, canalla o, en el mejor de los casos, carente del menor espíritu crítico o pensamiento propio, le estás enseñando algo útil. “Eres muy tonta, María, pero no es culpa tuya, el mundo te ha hecho así, sigue ciega tu camino”. Demasiada empatía, Alex Grijelmo. Todo esto contando con que esa última frase no se trate de un sutilísimo y feroz sarcasmo que mostrencos de buena voluntad como yo nos hemos tomado literalmente. Parecerlo, no lo parece.

Los comentarios están cerrados.