Los sambenitos de Tui: Una historia de amor (y II)

Por José Martínez Ferreira.

 

Cuatrocientos años después de que la Inquisición juzgara por herejía a los catorce vecinos de la ciudad de Tui de los que hablamos en la primera parte, podemos admirar los sambenitos que llevaron durante su condena gracias a que se han conservado en los archivos de la catedral. Ojalá que las nuevas leyes de protección de datos del gobierno mundial, que parece que van a obligar a destruir muchos archivos modernos y por las que mis futuros biógrafos no podrán saber nunca que participé en un humillante sorteo de un robot de cocina organizado por un periódico digital, no vayan mucho más atrás en el tiempo y haya que quemar todos los archivos del mundo. Si esto sucede, que sucederá, dejaremos de disfrutar de historias como las que rescataron de ellos Jesús Casás Otero y Suso Vila en sus libros sobre la comunidad judía de Tui.

Gracias a ambas publicaciones conocí las historias que guardaban los sambenitos de Tui, telas que ya conocía del Museo Diocesano. También, por ellos, pude localizar la menorá del siglo XIII que hay grabada en una piedra del claustro de la catedral y fui a conocer los frescos de la iglesia de San Bartolomé de Rebordáns, en los que sale Cristo rodeado de unos judíos prototípicos, ¿posaría algún familiar de los catorce sambenitados de Tui para ellos?

Los sambenitos tudenses son de alrededor de 1620, fecha en la que se juzgó por judaizantes a dos familias de la ciudad, los Coronel y los Mercader. Todos fueron condenados y sus sambenitos colgados de las paredes de la catedral durante siglos para escarnio de sus herederos, que tenía que ver todos los domingos su apellido escrito en la iglesia por culpa del pecado de un familiar que había vivido siglos atrás, sin tener posibilidad alguna de quitarlo. Además, cuando quedaban convertidos, por el humo de las velas, el polvo y el paso del tiempo, en simples colgajos, se volvían a hacer y se ponían de nuevo en su sitio. Parecían eternos, como esos templos japoneses de madera que tienen miles de años en los que, cuando una madera se pudre, la cambian por una nueva y así siempre están para entrar a vivir.

Los sambenitos al final resultaron no ser eternos, ya que en 1834 cerró el Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición y fueron descolgados. Curiosamente, todos los sambenitos de España desaparecieron, menos los de Tui, que fueron enrollados y guardados en alguna dependencia de la catedral hasta que todo el mundo se olvidó de ellos. Siglo y medio después, ordenando el Archivo Catedralicio, reaparecieron, y ahora forman parte de la colección del Museo Diocesano.

Pero antes de ser descolgados y olvidados, en 1763, dos de ellos fueron robados, los de Antonia Henríquez y su hija Antonia Saravia. Estos dos sambenitos nunca fueron recuperados y la justicia, implacable, mandó que se volvieran a hacer y se colgaran de nuevo en la catedral. Quizá se rehicieron con peores materiales o con desgana, ya que ambos comparten la misma tela y son los que están en peor estado de conservación de los catorce que se guardan en Tui.

Gracias al milagro de los archivos, en este caso al Archivo Histórico Nacional, podemos seguir el rastro de un precioso caso de amor a través de los siglos protagonizado por estas dos telas y que parece sacado de alguna narración de Torrente Ballester. La historia se puede leer en el legajo 3726, expediente 173, de su sección de Inquisición, y comienza cuando las autoridades de Tui avisan al Tribunal de Santiago de Compostela de la desaparición de dos sambenitos de la catedral y de que su cabildo no tiene culpa alguna en esa sustracción:

«El cavildo de dicha Yglesia en caussa, que escrivio al tribunal en 13 de Noviembre de 1763 dio parte de que avia pocos dias faltaban dos sambenitos de los que avia puestos sobre las puertas de dicha Yglesia, sin averse podido averiguar quien tuvo este atrevimiento y lo participaban para que el tribunal tomasse la correspondiente providencia, y no se culpasse al cavildo de omito».

La justicia echa a rodar y el fiscal inquisidor encarga a uno de sus subordinados que se desplace a Tui para averiguar lo sucedido. Tiene que averiguar la fecha del robo y los nombres que había escritos en los sambenitos desaparecidos para tratar con ello de identificar a los culpables. Según el expediente del caso se interroga a presbíteros, sacristanes, canónigos, campaneros y demás personal relacionado con la catedral. Pero da la impresión por la documentación conservada de que todo se hace sin mucho interés, que todos saben lo que ha pasado y que les da igual la desaparición de las telas. Son años en los que el Santo Oficio ya está de capa caída y parece que asume el caso por obligación, porque tiene que hacerlo, pero con dejadez.

La desaparición de los sambenitos sucede, según las declaraciones de los testigos, un mes antes de que las autoridades de Tui avisen a sus superiores de lo sucedido. Según un canónigo, unos días antes del robo se le encarga a una persona la limpieza de los sambenitos. Mientras realiza el trabajo, su hijo entra en la iglesia junto a otros dos individuos y, sin tener licencia del deán o del cabildo para ello, copia los textos escritos en alguno de ellos. Según su declaración:

«Un compariente queria casarse sin licencia de sus padres con una señora del valle que se apellidaba Campo, y que no siendo esta de igual calidad, que su compariente por ser descendiente de unos coroneles reputados por judios, pues sus causantes fueron sanbenitados».

El resto de declaraciones va por el mismo camino, el capellán dice haber escuchado que un caballero llamado N. Campo ha merendado con el tesorero de la catedral con el fin de planificar la mejor forma de hacer desaparecer los sambenitos, por su parte otro canónigo declara que las telas se habían quitado por el pleito matrimonial entre N. Pereira y N. Ocampo, y el sacristán afirma que el robo ha sido llevado a cabo por unos vecinos apellidados Campos. El notario de la audiencia identifica claramente los sambenitos desaparecidos, son de dos miembros de la familia Coronel, Antonia Saravia y Antonia Henríquez. ¿Por qué robarían los Campos únicamente esos dos sambenitos si los demás eran casi todos también de sus familiares herejes, los Coronel?

Esta es la historia, casi ciento cincuenta años después del juicio a los Coronel, una chica de Tui apellidada Campos quiere casarse con un chico apellidado Pereira, quien no tiene permiso paterno para contraer matrimonio. Ella es familia lejana de los Coronel, quienes fueron condenados por el Santo Oficio a prisión por sus prácticas judaizantes y cuyos sambenitos todavía cuelgan de los muros de la catedral. Avergonzada por ello, no se les ocurre otra cosa a ella y a sus familiares que robar dos de los sambenitos de sus ancestros para así tratar de evitar la vergüenza y el posible rechazo de la familia del novio cuando este les pida permiso para casarse.

El caso, que leyendo el expediente conservado parece claro, queda en nada. Nadie es acusado del robo y solamente se ordena la reposición de los sambenitos de Antonia Saravia y Antonia Henríquez en su sitio en la catedral, junto a los de sus compañeros de condena. Lo único que nos queda por hacer es rebuscar en el archivo en el que se encuentren las actas matrimoniales conservadas de esos años y rezar para que en un golpe de suerte demos con la de los novios Campos y Pereira. Necesito saber si al final comieron perdices. Ojalá que sí.

105 comentarios en “Los sambenitos de Tui: Una historia de amor (y II)

  1. No hará falta el Gobierno mundial Josénez, los locales ya tienden.

    Me encanta comprobar como al final el amorl o sea el sexo lo mueve todo.

  2. Lo del amor es un final feliz para una historia macabra. El final del Tuy Hall of Shame, con las camisetas colgadas del techo. Amor que es sexo, como dice Adapts, que a su vez no es más que hormonas. Uséase, alabado sea Dios, que nature vence a nurture, una vez más.

  3. Preciosa historia, Josenez.
    Si yo hubiera sido la chica Campos, o el chico Pereira, hubiera guardado los dos sambenitos originales, y los hubiera conservado como oro en paño para que sus nietos y tataranietos se enorgullecieran de su hazaña.
    Que espero que se casaran, y que algún descendiente suyo los tenga escondidos en lugar seguro, y secreto para todos excepto para él, y para el siguiente depositario familiar de esos secretos.

    Y buenos días a todos

  4. Se me ha ocurrido que como aquí, en Chopsuey, hay Campos y también Pereiras —sostiene Bolaño—, estos benitos… ¡son nuestros agüelos!
    Con ganas de más, Josénez.

  5. Holmesss
    viernes, 28/09/2018 a las 10:22
    No alcanzo a comprender que el autor sea madridista.

    Qué gran elogio. Lo comparto.

    Hoy a Jotaerre se le han pegado las sábanas.

  6. Gracias Holmesss, ser madridista es lo único digno que me queda. Mañana tengo el día más castizo posible:

    12:30 concierto de jotas-bluegrass de Los Hermanos Cubero.
    18:00 novillada de la Feria de Otoño.
    20:45 Real Madrid-Aleti.

    Bergamín estaría orgulloso de mí. No sé si bajar por la mañana en pijama a por churros para empezar con honor el día.

  7. Acaban de sacar un disco alucinante, muy triste porque falleció la esposa de uno de ellos y entonces el disco está íntegramente dedicado a ella. Directo y confesional hasta poner los pelos de punta. Además, por primera vez añaden algún intrumento a guitarra y mandolina, como el violín y el contrabajo.

  8. Josénez, me avisan que ya está disponible el disco de Ferreiro con las canciones de Golpes Bajos. Cena recalentada se llama. Sé que está desando escucharlo.

    ***

    Hoy a la mañana Errejón ha dejado KO a Arcadi. Su soberbia (la de Errejón, en este caso es necesaria la aclaración) le hizo añadir un comentario final que a Espada le sonó a campana.

  9. Juanfran Satur
    viernes, 28/09/2018 a las 10:26

    OJITO¡¡¡
    Servidor acudió puntualmente a la cita vespertina con mis ganas de decir algo rotundo.
    En esta ocasión o bien , la Bellpuig estaba a sus cosas, o el bot engardo de sus tareas programadoras estaba en huelga como los de Ryanair.
    Enfrascado como estoy, desde ayer, en el plan de viabilidad de un negocio que sin duda me proporcionará esos dineros que los cuadros no acaban de darme, y en espera de terminar la segunda parte de mi película de dibujos animados, que ya adelantó Sifilis en exclusiva mundial, hablaba con mi hijo el mayor ( que está frente a casa de Mortimer pescando) sobre las 18 toneladas de chicharros que han cogido esta noche y que se iban a venderlas a Gijón en unas horas.
    Como soy un fiel creyente en el capitalismo, y en las poderosas leyes naturales de la oferta y la demanda, trabajo junto con la Cámara de Comercio local en la promoción de la ingesta de pipas saladas en el departamento 49, como punto de partida para una actuación global en toda Francia.
    Además tenemos ya avanzados con el sindicato de agricultores Francés la recogida gratuita de todos los girasoles en barbecho de agricultores en problemas, para montar una rentable planta de pipas saladas y producción de aceite.
    Mantengo todavía algún contacto en Bruselas, para ver como encajar alguna subvención ecológica por mi desinteresada labor de ayuda al campesinado.

  10. LECTURAS (PROPIAS) DEL MARQUÉS
    “A bottle of good claret after dinner does a digger in the red coals no harm, otherwise than as it has a tendency to throw him out of work. Mr. Lorry had been idle a long time, and had just poured out his last glassful of wine with as complete an appearance of satisfaction as is ever to be found in an elderly gentleman of a fresh complexion who has got to end of a bottle”
    Tale of to cities. Charles Dickens

  11. Pues no los conocía ( a los Hermanos Cubero ), y ¡ mira que tengo discos de jotas y de bluegrass . ( Lo que tiene ser tan vieja, y que los jóvenes se hayan ido de casa hace ya años de años ).
    Así que me he ido al You Tube, y he estado viendo los videos de ellos que había. Y luego, como me han gustado mucho , a pesar del pelo largo de ¿ Enrique ?, he ido al Amazon, y me he comprado los dos CDs que tenían de ellos. Pero, pregunto ¿ no hay BR o DVDs ?

    Me agobia un poco lo de la terraza del Thyssen, que es gratis, y estará abarrotado, y yo no resisto quieta de pié…
    Según consiga dormir esta noche, si me veo con fuerzas por la mañana, puede que vaya al concierto. Pero lo dudo, que, el otro día , en Majadahonda, en lo del Duo Dinámico, y a pesar de haberme podido sentar a ratos en la hierba hasta que empezó a llover , ( que luego, con la hierba mojada, ya había que estar de pié ), acabé hecha polvo.

    En cualquier caso , les agradezco mucho los videos y la información. Que los voy a disfrutar

  12. Recibo un ejemplar de “Mi fe se perdió en Moscú” (edición de Sergio Campos Cacho). En su última página dice que se acabó de imprimir el 1 de octubre de 2018. Sorprende la rapidez del envío por parte de Renacimiento teniendo en cuenta, además, que Brema todavía no lo ha recibido.
    Nunca me he sentido tan importante.

  13. Qué bueno, Josénez, qué gusto leerle. Si no comieron perdices, con el pequeño homenaje usted se las sirve en bandeja. Bien por ellos.

    Lo de Ferreiro y Golpes Bajos. Ya me tenéis despistado, no sé si es de verdad de la buena o pura coña eso de que estáis deseando catarlo. El sábado pasado me hicieron escuchar el disco entero a traición. Novoa sigue tocando igual de bien o mejor y el disco en general no suena mal si uno acaba de bajar del árbol, de acuerdo, pero sólo me pareció aceptable, más o menos, Fiesta de los maniquíes; probablemente porque es en la que menos voz hay, la menos “Coppini”; os lo cuento a vosotros y de paso me desahogo, porque quien me lo enseñó (un Mercader, por cierto, no me consta que tenga ancestros judíos ni gallegos, pero cualquiera sabe) lo hizo con tanto entusiasmo que me puso imposible decirle lo que de verdad pensaba, que hubiera resumido en aquella lacónica y ya famosa crítica: “¿Por qué?”.

  14. A este lado no ha llegado el ejemplar de “Mi fe se perdió en Moscú”.
    Se ve que la paquetería funciona mejor en España.
    Mi fe nunca existió.
    Tenía algunas convicciones en el esfuerzo, incluso ideales.
    Sigo esforzándome, pero sin motivo.
    Sólo por costumbre, por que me sigue pareciendo lo adecuado. Porque se encuentra cierta satisfacción en ello, porque retarse no está mal.
    Sonny Boy Williamson II ( no confundir con SBW 1) ya lo decía en su canción.
    Mantengamos este negocio en secreto Nena…

  15. Me gusta el diseño de esta página.

    Estoy muy contento porque he conocido a una niña hindú y ya me ha invitado a su país. Me dice que le sorprende muchísimo la familiaridad con la que nos dirigimos unos a otros: en el colegio todo el mundo llama a los profesores por su nombre y les saluda con un simple «Hola». En la India no puedes dirigirte a nadie directamente por su nombre de pila; ello delata una grosera falta de modales. Hay muchas fórmulas que gradúan el respeto con el que dirigirse a familiares, autoridades, extraños, etc. Ni siquiera marido y mujer se llaman el uno al otro tan solo por el nombre.

    Me dice además que en la cabeza de un indio no cabe una película sin canciones.

  16. Buenos días a todos :
    No voy a poder bajar a Madrid al concierto del Thyssen, así que, me he tomado la mañana con calma, y he estado leyendo el texto enlazado por Álvaroquinn. De pe a pa.
    Y me ha gustado mucho, aunque , algunas cosas no me convenzan :

    – Como echar la culpa al hombre pecador del Calentamiento Global, cuando todavía no se conocen del todo las razones del Cambio Climático ( que ese, no lo niega ni un solo científico ), que se está viendo la influencia de la actividad solar, y del aumento o disminución de las manchas solares, sobre el calentamiento o enfríamiento de nuestra atmósfera, y cuando, precisamente, un número considerable de científicos serios, especialistas en el clima, lo que están avisando es la llegada de un nuevo enfríamiento global, una nueva edad del hielo, que esa sí que podría ser muy dura, especialmente para los viejos, los jubilados…

    – Y me ha hecho mucha gracia lo de que los microorganismos ( bacterias y virus ), empujen a los que los padecen a diseminarlos. Me ha recordado la película “Moonstruck”, que cuando Cher iba a la ópera, en concreto a una representación de La Boheme, con Nicholas Cage, le decía , y aunque pongo comillas, la cita, de mala memoria, es aproximada : ” Ella sabe que se está muriendo, que no debería ni hablar, y sigue cantando…”.

    – A Bárbara Tuchman y su “distant mirror” , la leí de joven, y lo recuerdo, pero no la suelo releer , aunque no he tirado el libro, a pesar de que ya , en mi biblioteca , como ensayo y no ficción en plan monográfico, sólo mantengo los de psiquiatría, los de volcanes, y los de puentes.
    En cambio, a Jared Diamond, no le he leído, así que voy a buscar a ver que tiene en formato Kindle, a ver si me gusta como escribe.

    Así que, sólo me queda dar las gracias a Alvaroquinn . Y pedir perdón por haber escrito tanto.
    Ya siento

  17. A ver si me aclaro: por un lado, cuando era fiscal, a la Lola le contaron que Villaresco tenía un puti para chantajear gente y a ella le pareció dabuten y no lo denunció, y además ha mentido sobre su relación con el poli; por otro lado, el astronauta ha mentido sobre algo que al parecer no era ilegal. Pero tenemos que hacer como que no nos interesa mucho o que tampoco es para tanto o que no pasa nada porque no son la pepé, ¿no? Es eso, ¿no?

  18. Estoy leyendo unas cosas de unos comunistas que echaron a uno por maricón. Veo que los comunistas eran muy beatos: se escandalizaron cuando la Dolores se cepillaba al yogurín Antón, y les pareció horrible que un hembrón como Pilar Boves dejara al aguerrido Girón para irse con un menistro comunista. La cosa sigue igual. El otro día, el bebé probeta del Gulag, al ser acorralado intelectualdialécticamente por Arcadit Spade, se puso la sotana y le echó un sermón después de descalificarlo abdóminem. Un fenómeno, el Milhouse de Malasaña,, el exgigolot de la actual señora de Guedán.

  19. Sigo pensando en las conversaciones grabadas como algo imposible en una novela. Hay que escribirlo muy bien para hacerlo verosímil. Me fascina el personaje femenino. Es evidente que cuando llegó a casa escurrió las bragas y llenó dos baldes. Pasó una tarde fabulosa entre malotes que exudaban testosterona y olían a colonias caras y a gotica en el calzoncillo. Un almizcle poderoso. Queda por saber si ella y el novio durmieron después la mona o si fruto de la excitación Balta se vio obligado a tragar una pirula azul para jugar a la zambomba, ejerciendo Lola de mano (izquierda).

  20. Pues he ido a Amazon, para buscar el libro de Jared Diamond, y me he dado cuenta de que tenía “Collapse”, y en papel, en casa, entre los libros recomendados por alguno de ustedes, que me han traído hace poco, pero que todavía no he empezado ( tengo una temporada dura, y ya, para la tarde, estoy para el tinte, y leo poco, que nos ponemos a ver películas antiguas ). Así que, dejaré “Guns Germs and Steel” , para encargarlo más tarde si me gusta como está escrito Collapse..
    Gracias de todos modos.

  21. Vaya con el filósofo Bernat, para una vez que le dan cancha en la prensa española y sale marcando pechitos. Con estos legionarios aspiran a la independencia. No obstante, el filósofo ya avisa en Twitter que se ha puesto gordito. El meu país és taaannn petit…

  22. Van a poner a Franco, o lo poco que de él queda, en la Almudena, en pleno centro metro Ópera, como la momia de Lenin, para que así todos los turistas que ni sabían de su existencia puedan hacer cola para verlo.

  23. Adaptaciones : esos tests que ponen en internet, son una pura engañifa. Los de reconocer obras de Arte, personajes, capitales de países… Que te ponen 4 respuestas posibles, y las verdadera se distinguen de las otras como un dedo vendado en una mano.
    Supongo que los ponen para que pensemos que nos consideran cultos e inteligentes, y así , les hagamos caso cuando nos empapuzan sus mentiras interesadas, o sus productos esponsorizados…

  24. Es el chiste de Woody Allen: “Hice un curso de lectura rápida y leí Guerra y paz en veinte minutos. Va sobre Rusia”.

  25. Adaptaciones : A mí también me ha dicho lo de que era imposible al superar lo de las 700 palabras.
    Pero el truco con el que nos engañan depende de las palabras que utilicen. Que hay palabras que las deduce inmediatamente incluso mi viejo zapatófono, y hay otras que se llevan ellas solas el minuto para entenderlas.
    Ya siento

  26. Una vez hice un TEST en el teléfono. Se titulaba «¿Sabe cuándo se va a morir?». «¿Fuma?», preguntaba él. «Por supuesto que no», respondía yo. Me salió una muerte muy lejana y un resultado plenamente satisfactorio, esa es la verdad. No obstante, como consecuencia del citado estudio-TEST, penetró en mi teléfono un espantomegalovirus que me descargaba sin parar juegos que eran de pagar, de pagar yo. Desde entonces no me fío tanto de la ciencia.

  27. No deja de tener su gracia –y no poca justicia poética– escuchar a Garzón, el juez inhabilitado por realizar grabaciones ilegales, berreando en los medios porque le han realizado a él unas grabaciones ilegales.

  28. Hoy tenemos carreras de trotones en Cholet.
    Esta mañana hemos ido de paseo por primera vez al hipódromo, y hemos visto las cuadras y los caballos.
    Había unos cuantos entrenando en la pista.
    Viene a ser como un Indianápolis pero en más pequeño y de tierra.
    La verdad que unas buenas carreras de dirt-track me resultarían mucho más atractivas que ver caballos vivos que comen hierba.
    Viendo a los pobres bichos tirando de esos ridículos carritos a un paso contenido, nada natural, tan artificial como la marcha atlética de los humanos o la corrección política en el hablar.
    Era la primera vez que acudía, e imagino que será la última, al menos para ver caballos.
    Si fuera Deauville, o Ascot, donde ver ver el paisaje femenino y sus estravangancias, aún, pero aquí nada era atractivo, aparte de la localización.
    Los caballos, que sean de vapor.

  29. Acabo de recibir el libro de Maryann Burk Carver, Así fueron las cosas. Para quienes no lo sepan, Maryann fue la primera esposa del escritor Raymond Carver, y protagonizó además, bajo diferentes nombres, la mayor parte de los relatos breves del autor.

    Algún día deberá catalogarse como un subgénero literario en sí mismo en el de las venganzas de ex parejas, subgénero que, supongo, satisface de alguna manera la “necesidad” de los lectores de seguir próximos a nuestros mitos cuando acabamos con los textos. Acabo de reparar en que poseo varios de estos ajustes de cuentas en forma de libro con autores a los que venero de manera especial. El primero, Lo que Varguitas no dijo, está escrito por Julia Urquidi, ex mujer de Mario Vargas Llosa conocida principalmente por haber sido convertida por el autor peruano en personaje de una de las grandes novelas del boom latinoamericano, la divertidísima La Tía Julia y el escribidor. En segundo lugar encuentro Mi verdad de Joyce Maynard, un libro estúpido donde los haya que relata la relación entre la joven y aniñada aspirante a escritora y el huraño cincuentón Salinger. Lo único reseñable de la obra es la memorable frase con que se desembarazó Salinger de Maynard cuando ésta se presentó en su casa un buen día, buscando un final para su libro, tras muchos años de separación:

    “Tu problema, Joyce, es que amas el mundo”.

    El tercero, Oscar Wilde y yo, es obra del lamentable lord Alfred Douglas. Ya dijo el propio Wilde que “siempre es Judas quien escribe la biografía”. Además de un personaje despreciable en sí mismo, en el ámbito literario Bosie fue una de esas personas a los que los dioses castigan con un ego infinitamente superior a su talento, como prueban este libro y todos los malos versos que fue dejando aquí y allá, con mucha más pertinacia que tino, a lo largo de su vida.

    Compitiendo en bilis con cualquiera de los anteriores, un libro no escrito por una pareja, sino por una retoña. (Otro subgénero: hijos cabreados) Margaret Salinger tituló a su particular vendetta El guardián de los sueños, título más que acertado, pues resulta materialmente imposible no caer rendido de sueño a la cuarta página.

    Quizá porque estuvieron juntos hasta el fin, la excepción que confirma la regla sean las memorias de la viuda de Céline, la centenaria Lucette Destouches. Céline secreto se revela una maravilla, un librito tan hermoso como evocador y sincero de una anciana que mira con serenidad hacia un pasado del cual ya se siente parte:

    Cada vez estoy menos presentable y de aquí a poco, como Sarah Bernhardt, tendré al lado mi ataúd. Como sucedía en la Antigüedad, la tumba está ya preparada. […]
    Todo lo que se diga de Céline son pintadas en un muro, pero el edificio se mantiene en pie.
    Para siempre.

  30. Cholet es un aburridísimo paraíso con de todo.
    Hipódromo, aeródromo, circuito de motocross y de cars (2),varios lagos, pista de hielo, rocódromos, museo de arte, 2 fábricas de barcos y de tecnología de telecomunicaciones militares, fábrica gorda de Michelin, millones de vacas, hubo una fábrica de coches deportivos de élite y de tejidos para hacer los mouchoirs de Cholet, además tengo mi atelier yo mismo…
    Esa palabra es una joya que guardaré para las grandes ocasiones.
    Gracias chavala.

  31. Gómez sábado, 29/09/2018 a las 17:25
    Acabo de reparar en que poseo varios de estos ajustes de cuentas en forma de libro con autores a los que venero de manera especial. El primero, Lo que Varguitas no dijo, está escrito por Julia Urquidi, ex mujer de Mario Vargas Llosa conocida principalmente por haber sido convertida por el autor peruano en personaje de una de las grandes novelas del boom latinoamericano, la divertidísima La Tía Julia y el escribidor.

    Cuando se ponga a cantar Patricia Llosa, va a temblar el Misterio.
    Tienes toda la razón, es asqueroso. También tienes razón en que nos gusta.

  32. La vendimia está en su apogeo, en el Zulo hay un perfume a uvas que lo impregna todo. Las moscas se vuelven locas por el aroma dulzón y se agitan sin posarse, zumban sin parar. La temperatura es tibia y no corre una brizna de aire. El alma se serena.
    Suena repetitivo y onírico el “Rubycon” de Tangerine Dream, sonido analógico que procede de un vinilo de 1975. El instante se suspende en la gran mentira de nuestra existencia.

  33. El plan de novillada de Josénez tenía buena pinta, pero he pasado la jornada en dominios de Zeppi, estupendamente.
    Ahora junto al Bernabeu, noto raros escalofríos.
    Mañana la expo del marqués : todo bien.

  34. Gómez sábado, 29/09/2018 a las 17:08
    No deja de tener su gracia –y no poca justicia poética– escuchar a Garzón, el juez inhabilitado por realizar grabaciones ilegales, berreando en los medios porque le han realizado a él unas grabaciones ilegales.

    Especialmente si se tiene en cuenta que en ambos casos manejaba las grabaciones la misma persona.

  35. EMPATE EN EL CIRCO «SANTIAGO BREMANEUR»
    PAYASOS 0 – DOMADORES 0

    Alucinados se habrán quedado los seguidores del combinado merengue, que pensaban que acudían al polideportivo Santiago Bremaneur a visionar un contencioso balompédico, y lo que ha visto ha sido un circo.

    Antes del choque, les han dado unos consoladores plateados a varios jugadores merengues: el huerfaniforme, el obeso Marcelo, el mariscaor de Camas y Tibaldo Cultural. Primeras risas entre el respetable. Ojalá una cámara oculta en los vestuarios. Para colmo, una grotesca pancarta decía no sé qué de que la capital «nos» pertenece. La señora de Guedán se partía la caja en casa, donde estaba tomando un piscolabis con su esposo y le ha enviado unos wasans a Karmenski para explicarle la gracia; la presidenta del soviet madrileño le ha respondido con un emoticono de carcajada.

    Primera mitad de juego. El atlántico más alegre y faldicorto que he visto en mucho tiempo ha sabido tocarla y contrarrestar a un conjunto color caspa que ha jugado a lo que le ha enseñado Julianlo Pez Tegui: el tiqui taca. Sin la maestría culé de hace unos años, pero tiqui taca al fin y al cabo. Juego vistoso aunque bostezante. Extraordinarios los galos Lemar y Grismán; en la zaga, Giménez ha domado a unos tristes arietes caspa que no sabían bien qué hacer, con la notable excepción de Gareth Wallet. Las risas en las gradas han venido gracias a que sobre el verde un grupo de payasos han estado la mar de chistosos. El carasurco de Casemiro, enoooorme gañán, se ha empeñado en lanzar chuts a las nubes y a hacer de derviche giróvago para simular faltas, como otros compañeros suyos. Ha sido espectacular ver a los jugadores merengues imitar a Jordi Alba, el especialista de las películas culets.

    Segunda mitad. Ha presionado el combinado capitaneado por el mariscador. Aburrimiento en las gradas: al dominar, no era necesario hacer el payaso. O estamos a setas o estamos a Rolex, decían conspicuos merengues en la tribuna este. O circo o fútbol, insistían. Como la cosa se venía abajo, ha venido el trencilla a animar el cotarro. El colegiado cántabro se ha puesto a pitar faltas absurdas a la escuadra rojiblanca. Risas enlatadas.

    Qué poca vergüenza.

  36. El huerfaniforme, elegido mejor jugador galáctico de todos los espacio-tiempos, no sé si ha tocado tres esféricos. Eso sí, se ha dejado una especie de pelillos como de cable pelao para hacerse una figura más humilde y huerfaniforme, si cabe. Todo con tal de olvidar al antaño aplaudido y hoy detestado hermano de la Ronalda.

  37. Más doloroso que la muerte de un hijo es que tu hijo sea el asesino.

    Solo en el País Vasco se puede poner ese eslógan y provocar empatía en vez de desprecio.

  38. Apretadísima la agenda de eventos en la noche de ayer.
    Como comenté en anterior observación científica, estos gabachos son muy dados a las fiestas de disfraces, que les viene dado, por el frío pelón que les impide hacer carnavales como Dios manda por una parte, y que se aburren como ostras de no poder ir a locales externos donde ver fauna ajena a su habitat, a ponerse moraos de copas.
    Pues bien, ayer teníamos dos eventos ineludibles separados por 60 kmts.
    Inauguración de la casa de mon beauf, y anniversaire de Bertrand.
    Para tan solemne ocasión elegimos el atrezzo adecuado al lema de la primera cuchipanda.
    “Ven como no seas” (en traducción libre por mi parte)
    Anne, gran amante de los gatos, se difrazó de GrosMinet et moi de TiTi ( que en traducción también libre es Piolín).
    Cómo odiaba, y sigo odiando, al puto pájaro ese, casi tanto como al correcaminos pero de este no encontré disfraz.
    También debo decir, que la primera jarana era de disfraces, pero la segunda no, y en esta todo el mundo estaba maqueado de elegante, para impresionarse los unos a los otros.
    Nosotros les impresionamos a todos, y como esta última ya era más de la edad de Anne y en Cholet (la primera era de jovenzuelos menores de 40 años) además de que el champagne era de primeras marcas pues me cogí un moco de primera división.
    Ahora pago mis culpas.
    Nota: por una módica aportación estaría dispuesto a ceder documentación gráfica, ya que ni el comisario Villarejo ni nadie del gobierno del doctor se personó en el evento.
    Se que con ello mi carrera a la mairie de Cholet queda descartada, pero así voy haciendo caja.

  39. «Ahora soy libre,
    todo me parece divertido
    ».

    Lo de hacer monerías para entretener a los niños sí que es contrario a Occidente, y no el Islam. Ayer un capricho de niño («Tírate conmigo por el tobogán») acabó en un culazo estilo Humor amarillo, con viaje al hospital por si las moscas y luego peregrinación por varios chinos de los alrededores de Santander en busca de un flotador en el que sentarse de manera que el rabuco del coxis estuviese en el aire. No hubo daños de gravedad, solo dolor y ridículo. Y no fui yo el del culazo, por si se lo preguntan, sino el que hinchaba de noche el flotador a pulmón mientras pensaba que antes se les daba besos a los chones y patadas a los niños, y las mujeres planchaban los calcetines.

  40. Alvaroquinn
    domingo, 30/09/2018 a las 10:09

    «Ahora soy libre,
    todo me parece divertido».
    … y las mujeres planchaban los calcetines.

    Buenos días a todos.
    – El enlace a mí me da error.
    – sigue habiendo mujeres que planchan los calcetines y los pañuelos ( de hilo), y los calzoncillos. Por supuesto sin apresto… ja,ja.

    PS : Gracias Doña Marta . Que la acabo de ver.

  41. ¡ Vaya por los dioses !
    ¡ Con la poca afición que tengo por la poesía, y me voy a tener que leer a Ajmátova ! A ver si encuentro una traducción que me guste.

  42. Holmesss
    sábado, 29/09/2018 a las 21:36
    El plan de novillada de Josénez tenía buena pinta, pero he pasado la jornada en dominios de Zeppi, estupendamente.

    Holmesss, este finde no estamos en casa, que nos hemos bajado a Málaga, pero otra vez avise y nos vemos.

  43. Juanfran Satur
    sábado, 29/09/2018 a las 11:27
    … Pero tenemos que hacer como que no nos interesa mucho o que tampoco es para tanto o que no pasa nada porque no son la pepé, ¿no? Es eso, ¿no?

    Veo que lo vas pillando. Si te queda alguna duda, S. o Jabois te lo pueden explicar con más detalle.

  44. Buenos días. Una cosa me ha pasado y os la tengo de contar ,porque enlaza con Gómez (17:25) y Quinn (10:09), sobre las relaciones e infiltraciones de la carne y los huesos de los autores mortales en sus vidas de papel. Lo que me ha pasado es este poema de Miguel d’Ors, «Conversación con el otro», el otro que es él asimismo:

    Lo sabemos los dos: somos muy diferentes
    y coincidimos poco en opiniones
    y costumbres: tú, seco, altivo, formalista;
    yo, tímido, inseguro, con la lágrima fácil.
    Tú, miembro diligente
    del Opus Dei; yo, pecador, oveja
    blanca y negra, y un tanto cimarrona,
    del rebaño de Cristo, con muy poco entusiasmo
    por los curas. […]

    Al llegar al Opus Dei he dado un bote que luego no podía bajar del techo ni diciéndome que probablemente se trate de una licencia. Es más, que aunque no sea figura sino dato—trataba yo de apaciguarme para volver al asiento—, su poesía no es mejor ni peor por eso ni por las otras cosas que ni siquiera sé de él, etcétera. (Procuro esforzarme).

  45. Les pongo este enlace, al Español, un periódico que normalmente evito. Es sobre Villarejo, y el regalito que tiene preparado para el regreso del Doctor Sanchez.
    Se lo he fusilasdo a “er tío cascarrabias” en La Argos.

  46. Procuro fijarme domingo, 30/09/2018 a las 12:06

    Es muy posible que el dato sea cierto: «Obtuvo el doctorado en Filosofía y Letras en la Universidad de Navarra, donde trabajó como profesor entre 1969 y 1979».

    En mi paso por la Uni tuve algunas discusiones interesantes con mis maestros por estos asuntos. Como bien sabes, triunfaba allí esa corriente historicista que explicaba la obra basándose casi en exclusiva en la vida, aficiones y militancias del autor. No es que yo estuviera en desacuerdo, pero ya decía Umberto Eco que los lectores se convierten en cierta forma en creadores de la obra al leerla e interpretarla y yo siempre he tenido problemas para querer «entender». Quiero decir que si, por ejemplo, Gil de Biedma se cuida mucho en «Pandémica y celeste» de decir si está comiendo carne o pescado y yo como lector ingenuo –es decir, feliz e indocumentado– leo el poema sin saber de las inclinaciones sexuales del autor, ¿leo mal el poema? ¿No entiendo a Borges si desconozco que manifestó, en cierto momento y contexto, su apoyo al golpe militar en Argentina?

    Es evidente que el conocimiento de las vidas de los autores aporta capas de lectura a los textos, pero a veces destroza la posibilidad de la «obra abierta» y restringe los caminos que podría abrir una lectura desprejuiciada. Yo, la verdad, no soy muy partidario de saber qué marca de calzoncillos usa Coetze o de si su amargura viene dada por experiencias traumáticas o porque se masturbaba en exceso. Me conformo con lo escrito y lo que ha querido contarme.

  47. Procuro fijarme
    domingo, 30/09/2018 a las 12:06

    Tenía razón Richelieu: Dadme seis líneas escritas por la mano del hombre más honrado, encontraré un motivo para colgarlo.

  48. Todo lo malo se pega, y he adquirido un Simenon en las paradas de la feria del libro.
    Ya camino de Atocha he dado un respingo y soltado un improperio frente al Ministerio de Sanidad: lo preside un enorme lazo.
    Hasta el gorro de los lazos, aunque no sea daltónico.

  49. Perroantonio
    domingo, 30/09/2018 a las 14:33

    Tienes razón, Perroantonio, y lo que dices yo también lo pienso con la parte mejor peinada de mi celebro, pero tenía que dar testimonio de lectora del cuerpo de infantería. Porque también suelo pensar que al lector de poesía, más que al de cualquier otro género, le importa el ethos (el ethos, el potos y el ficus: la trinidad de la lírica, está en Aristóteles) de la voz que habla, para poder atribuirle la capacidad de significar que le reclama, el plus de significación que el verso hace posible y que el que lee tiene que poner. Mis argumentos: 1) A nadie le interesa la poesía que haga una máquina, las máquinas no tienen ethos. 2) No es solo que la vida de Ajmátova esté en sus versos, sino que el saberla los hace más valiosos. Ergo, la vida humana (supuesta o conocida) que hay detrás de un poema funciona como garantía semántica.

    Vosotros no tenéis piojos, ¿verdad? Ni moscas en la cocina, ¿verdad?, porque la limpiáis, ¿verdad?

    YA, LOS HUEVOS

  50. Gómez
    domingo, 30/09/2018 a las 14:26

    Gracias, Gómez, no lo conocía. Lo del monologuismo es muy agudo, pero creo que en el Opus consideramos que las únicas conversaciones que valen la pena son las que se dan entre tú y los que nunca serías tú, como Piolín y JrG, y a lo mejor yo y un señor del Opus.

  51. S. domingo, 30/09/2018 a las 16:28

    Que no lo quiero colgar. Es solo que estás en unos tratos de intimidad toda ciega, CUANDO DE PRONTO. Me han gustado muchos poemas y me ha gustado leer ese libro. Ni siquiera creo que sea del Opus, no lo parece, solo cristiano con algunos problemas. Pero a ti te dicen: «Toma, un libro de poesías de un tío del Opus buenísimo», y te pones a ver una serie.

  52. Hay otra posibilidad, Proc, que no sé por qué los críticos y los lectores prefieren ignorar: que el autor mienta. No digo que sea este el caso (lo del Opus y eso), pero sí conozco a escritores de poesía que mienten como bellacos. Escribir es, en el mejor de los casos, impostar; y de ahí para arriba.

  53. Hablando del Opus. Leo en El Mundo:

    Mendes recibió un curioso regalo de uno de los asesores, un libro del fundador del Opus Dei, Josemaría Escrivá de Balaguer, acompañado del siguiente mensaje: «Siempre que tengo un problema y quiero ver la luz, recurro a esta lectura». Cristiano, en cambio, creía que el único todopoderoso que podía librarlo de Hacienda era Florentino Pérez.

    Viendo quien firma la crónica me tomo el párrafo como literatura. Merecería ser cierto.

    ¿Y por qué escribe “Josemaría”?

  54. Zeppi
    domingo, 30/09/2018 a las 11:36
    Juanfran Satur
    sábado, 29/09/2018 a las 11:27
    … Pero tenemos que hacer como que no nos interesa mucho o que tampoco es para tanto o que no pasa nada porque no son la pepé, ¿no? Es eso, ¿no?
    Veo que lo vas pillando. Si te queda alguna duda, S. o Jabois te lo pueden explicar con más detalle.

    Qué cachondos, ¡cómo se nota que estáis de vacaciones! ¿Que no se habla de ello, que no interesa, que no pasa nada?

    Aprovecho ya que estáis ahí, ¿de verdad ese Olimpo marciano es tan grande como dicen?

  55. Coño con el de las falacias. “La cúpula policial del PP”, es como decir “los tanques del PSOE”, refiriéndose a los carros de combate del actual Ejército español. Y yo no estoy de vacaciones. Falacia tras falacia.

  56. Pues yo leí hace mucho “Dieu est né en exil” y me gustó mucho. Eran los tiempos de leer literatura francesa, y era un premio Goncourt. No sabía que el autor era del Opus, y no sé si el haberlo sabido hubiera influido en mi valoración, lo supe mucho después, Deo gratias.

  57. Odio los domingos a la tarde. ¿Cuánto costará una chacha? Aunque no sea bilingüe.

    ***

    ¿No estás de vacaciones? Bueno, lo siento. Todo es peor, entonces.

    ***

    Del anterior Ejecutivo, el presidido por Mariano Rajoy, solo íñigo de la Serna y Luis de Guindos solicitaron su pensión como exministros, tal y como contó en su momento Servimedia. De todos modos, el resto de ministros ocupaban un escaño en el Congreso de los Diputados y renunciar a la pensión les permitió seguir en el hemiciclo y cobrar por su labor parlamentaria.

    Esto del enlace de Zeppi me recuerda a Bil (qué será de él) cuando decía que la democracia era un sistema perverso. No doy el target ni por elimimación.

  58. No puedo evitarlo, me enternece la forma en la que S. acude siempre raudo en defensa de … estoo, no sé muy bien de qué, pero de algo.

  59. Procuro fijarme
    domingo, 30/09/2018 a las 16:53
    Porque también suelo pensar que al lector de poesía, más que al de cualquier otro género, le importa el ethos (el ethos, el potos y el ficus: la trinidad de la lírica, está en Aristóteles) de la voz que habla, para poder atribuirle la capacidad de significar que le reclama, el plus de significación que el verso hace posible y que el que lee tiene que poner. Mis argumentos: 1) A nadie le interesa la poesía que haga una máquina, las máquinas no tienen ethos. 2) No es solo que la vida de Ajmátova esté en sus versos, sino que el saberla los hace más valiosos. Ergo, la vida humana (supuesta o conocida) que hay detrás de un poema funciona como garantía semántica.

    Lo que quieres decir, en definitiva -permítame interpretarla, señora- es que al lector de poesía le importa menos la distinción entre autor y narrador, o mejor “voz que habla” por usar tu propia expresión, o autor implícito o cómo se le quiera llamar, en cualquier caso términos menos problemáticos que “narrador” tratándose de pura lírica. Pues no lo sé, daría mis propios calzoncillos, incluso los de Coetzee, por haber sido el buen lector de poesía que nunca fui ni seré. No lo sé y aún así me cuesta aceptarlo, ya ves. A nadie le interesa lo que escribe una máquina, pero hay series e incluso franquicias de bestsellers. La vida de Ajmátova que trae Alvaro y que tú utilizas es un ejemplo extremo, me atrevo a decir que tanto como el de Ana Frank, un poner, de eso que Perroantonio llama “capas de lectura” adicionales; habrá otros ejemplos y personalmente seguiré considerándolos excepciones a la regla: la garantía del plus de significación que corre de cuenta del lector está, debe estar, también en la voz que habla (vida humana real o impostada o ambigua o silenciada, pero vida humana), no en el sujeto que duerme y se levanta, se rasca, se pone calzoncillos o bragas, justifica una dictadura o se afilia al Opus Dei o al Partido Comunista. Todo eso queda, debe quedar, para los biógrafos y los malos críticos. Digo yo.

  60. Ya, Perro, y yo. Si no de qué iba a haber escrito todo eso.

    A ti te voy a contar, Procu, si tengo o no piojos. Para que luego cuando me leas una bella y sutil metáfora sobre la espesura del cabello de mi amada des un salto en el sillón acordándote de mis piojos. Porque lo que yo escribo aquí, estarás de acuerdo, es pura poesía de la experiencia.

  61. Zeppi
    domingo, 30/09/2018 a las 21:26
    S. acude siempre raudo en defensa de … estoo, no sé muy bien de qué, pero de algo

    De Robin Wright e Íñigo Montoya, de Meg Ryan y su orgasmo, de Pavarotti y Passengers cantando Miss Sarajevo, de Proc confundiendo a Ángel González con Fonollosa, de formatear la vida cuando tiene tanta porquería que el sistema se tambalea, se ralentiza, se ahoga; de las vacaciones mentales que a mí me gustaría tener y en las que tú apoyas la cabeza cada día, de arreglar los errores con una equivocación y equivocarme otra vez con otras distintas. De, como me dijo una vez Albert hace ya mucho, cambiar de piel. De hacer algo tan sumamente estúpido por alguien que te obligue a destrozar la autoestima y burlarte de ti hasta perderte el respeto. Y una vez hecho, prepararte para mirarte en el espejo y ver lo que queda. De fijar objetivos, diseñar tácticas, y a la noche siguiente al constatar que no se han cumplido los plazos convencerme que todo será distinto cuando amanezca. De volver a Perú, con mi hija, y vivir tantas experiencias terroríficas como sea posible sin cometer más imprudencias que las estrictamente necesarias para no quedar a mitad de montaña. De besar a Nastassja Kinski en El beso de la pantera. Y, por supuesto, en defensa de la PAZ EN EL MUNDO; faltaría.

Los comentarios están cerrados.