Rimeics

Los Tontos Giménez

Hace más o menos ochenta años, un paisano llamado Don Lorenzo fue invitado a una boda en Granada. La ceremonia se celebró en un cármen del Albaicín que tenía capilla, un pozo de mármol, azulejos geométricos y rejas de hierro forjado. No sabemos qué ocurrió en la fiesta, pero quedó tan impresionado que, cuando volvió al pueblo, decidió construir un cármen en “Las Yeguas” una finca de su propiedad próxima a Esparragalejo.

Durante dos años estuvo construyendo un extraño cortijo a orillas del río Aljucén. Presentaba dos torres a los lados de la fachada, un pasillo central que daba a un patio rodeado por una galería acristalada con columnas de mármol. Detrás, otro patio con un pozo excavado que tenía el brocal en bruto a la espera de mármoles y azulejos, jazmines y geranios.

En la zona no había proveedores que pudieran atender sus exigencias, las fraguas no retorcían suficientemente los hierros de las rejas y los azulejos no relucían lo necesario. Paró las obras y fue a Granada de donde trajo un tren cargado de materiales de construcción y artesanos. Por fin, tras casi tres años de faena construyó su propio cármen rodeado de palmeras, buganvillas, de magnolios y naranjos.

Para la inauguración se propuso dar una fiesta, la mejor. Una fiesta para mostrarle a sus amigos el fruto de sus desvelos y, ya puestos, para ver si alguna moza casadera se animaba a desposarlo. Buscaba una mujer con la que abrir las ventanas de “Las Yeguas” para dejar correr el aire fresco en las mañanas de primavera. Porque don Lorenzo era soltero y un poco tímido a la hora de pedir relaciones a las mozas y conjeturaba con que, al verse en medio de aquellos jardines, rodeado de belleza y abundancia, tal vez su timidez se desvanecería o quizás se disimulara entre el azahar, el romero, el espliego y los granados.

Para ello organizó una cena con baile y había contratado una orquesta y las mejores viandas, tortas del Casar, jamones de Montánchez, tencas, bacalao, carnes, guisos, vinos y cerveza fresca, hasta hielo hizo traer de los neveros de Béjar. Pero justo aquella mañana, unas horas antes del festejo, a los treinta y cinco años de edad, don Lorenzo se llevó las manos al pecho, cayó desplomado y antes de que el médico pudiera llegar de Mérida, expiró rodeado por media docena de camareras contratadas para la fiesta, un mozo de cuadras, los guardeses y su mocoso, dos mastines y un gato.

No termina aquí la historia de un extraño y espléndido cármen perdido en la dehesa extremeña que nunca fue inaugurado. Las orillas del Aljucén vieron marchitarse magnolios y cipreses, porque los sobrinos de Don Lorenzo, nada más morir su tío, excitados por la belleza del lugar, en vez de repartir una rica herencia con sensatez y prudencia, comenzaron por discutir, después a disputar, más tarde a reñir y terminaron por pleitear. Fue tan grande la zalagarda que el juez ordenó precintar el cortijo y precintado estuvo mientras los sobrinos de don Lorenzo -los tontos Giménez- se reclamaban en los tribunales cortijo, ganado, aperos, enseres, muebles, vajillas, llegando a pleitear por un orinal de plata, un búcaro antiguo de color verde oliva, un rifle de caza y tres escopetas de dos caños.

Nunca lograron un acuerdo provechoso y los primos se turnaban para reclamar en los tribunales una justicia que no podía satisfacerlos a todos. En pleitos y recursos, en demandas, querellas y sumarios estuvieron durante tantos años que el jardín se marchitó y los tejados se arruinaron por los nidos de los pájaros. El pozo, aquel pozo de mármol blanco que relucía en medio del patio, terminó por cegarse. Las rejas de hierro forjado se oxidaron y ya sólo quedan en pie la estructura, dos torres coronadas por unas tejas vidriadas de color verde, unas pocas palmeras, un limonero desmochado y dos o tres naranjos.

* * *

El mundo de las ideas se divide en religiones, ciencia y sentido común. La religión es literatura que alguien se toma en serio. Tiene poderes balsámicos porque generalmente infunde sentido y propósito a la vida, uséase vana esperanza. La ciencia, descripción descarnada del mundo próxima a la verdad, es lo más desesperanzador que existe. Los científicos generalmente lo son un rato al mes, uséase unas semanas durante toda su vida, porque de lo contrario se suicidarían. Los cientificos creen en tonterías como todo el mundo y a veces hasta en Dios y como todos actúan por sentido común. Y es que no soportamos la verdad. El sentido común es una ciencia torpe basada en modelos estadísticos caseros llamados prejuicios que entreveran un relato que nadie ha escrito y por el que no podemos culpar a nadie. No proporciona esperanza alguna pero sí ténues certezas, y con eso nos conformamos.

Los mestizajes, que los hay, son la ideología y el populismo. La ideología disfraza la religión de ciencia para que cuele. El populismo presenta una religión como sentido común.

Al final todos nos apuntamos a encontrarle un sentido a la vida, parecemos tontos.

* * *

Mi película favorita es Charlize Theron.

* * *

Breve recuento de amistades y emociones.
Por Mortimer Gaussage.

Seiscientos kilómetros parecen mucho, seiscientosmil metros parecen menos. Suenan a terreno urbanizable, lo justo para un polígono pequeño de esos que gustan a Josénez y al Marqués. Y a Emecé, que no se me olvide. Seiscientosmil metros no asustan, en Castilla los ves de un vistazo si eres alto o subido a una mota si bajito. Seiscientos mil metros, bien pocos, merecía más, es lo que recorrí sin fe, como Castro, para ir a la presentación del libro editado por Bremaneur en la Capital del Reino sitio que, menos a los de Toledo y Guadalajara, coge a todos a trasmano. La igualdad real empieza por estos detalles, jodiendo a todos sin hacer distingos, microcomunismos, le diríamos. Sin fe, ya se dijo, pero aclaro que con ilusión, un poco como esos curas jóvenes que llenan las iglesias de guitarras y melodías de los Beatles con letras ingenuas y esperanzadoras. Jesús es tu amigo lalalá, ven acercaté.

Castro Delgado, homenajeado ausente, la sombra de muerte que aparece en la portada del libro, no asistió a su funeral pero seguramente le pitaron los oídos allá donde esté porque de él se habló largo y mal. Pobre hombre, le dijeron, pero en un mano a mano Bremaneur y García-Alix pintaron a un hijo de puta de todos los colores, y rojo. Castro Delgado tiene la cosa de que en su momento, a punto de que lo crujieran como el crujió a tantos, vio la luz. Como Saulo, un día se dio cuenta de que iba por mal camino y salió por patas, incluso un poco campo a través. Es verdad que no son frecuentes las epifanías pero suceden, a ver porqué no. Cuenta Cunqueiro que el beato Raimundo Lulio, bien parecido, casado y follador, persiguió a una doncella hermosa y carirredonda –como todas las catalanas, dice– llegando a entrar en una iglesia a caballo, persiguiéndola. La moza acorralada le dio cita de amor y en ella, a la anochecida en un ameno huerto mallorquín, le enseñó un pecho roído por el cáncer. A partir de ese día a Raimundo se le aparecía constantemente Cristo Crucificado, dándole instrucciones y tal, hasta que vendió todos sus bienes y escribió su Ars Magna. Los fanáticos de cualquier cosa, ya se ve, necesitan emociones fuertes para cambiar el rumbo de su vida y de rebote escribir un libro. O cartas a los corintios.

El libro, el que se presentó en Arranca Thelma, tiene una portada estupenda. El logo comunista aparece en rojo sobre amarillo, invirtiendo la bandera de la URSS, lo cual está bien porque de eso va Castro. A mi el logo comunista siempre me pareció un martillo aporreando un signo de interrogación. Un martillo que aporrea, simbólica y quizá hasta freudianamente, a quienes se permiten cuestionar el dogma. El logo de la hoz y el martillo, con algo de imaginación, serviría para cualquier totalitarismo porque los resume y quintaesencia. Al hereje buscando y con el mazo dando.

Brema y García-Alix hablaron largo y punzante sobre Castro. La verdad es que, si bien se mira, –el comunismo como experimento criminal– pusieron cuatro patas a una mesa, pero es algo que aún siendo sabido pocos dicen en voz alta y casi nadie con tanta profusión de datos y anécdotas. Ciertas evidencias, el Comisario del Pueblo está desnudo y además es un hijoputa, hay que tener cojones para decirlas aún ahora porque inexplicablemente hay quien las niega o, peor, las justifica y le reconoce superioridad moral. Avanzado el asunto en su diálogo se plantearon si, pese a ser Castro un monstruo al menos durante la mitad de su vida, tanto rebuscar en ella igual hasta le habían cogido cariño. Eso un servidor se lo planteó al principio pero cuando ellos mencionaron esa especie de síndrome de Estocolmo ya habían conseguido que me cayera bien incluso a mi, y creo que a la mayoría de los asistentes. Es lo que pasa cuando te cuenta las cosas alguien apasionado que sabe de ellas. Esta edición del libro de Castro, la fetén, es el previo a lo bueno, es decir la promesa del libro sobre Castro que nos tiene preparado Bremaneur.

Allí se juntó mucho ChopSuey, todos contentos de acompañar ese día a nuestro Bremaneur. Éste, el protagonista, estaba un poco como un crío el día de su comunión. Quiérese decir que vestido para la ocasión –camiseta de PinFloyd, The Wall– y un poco nervioso sin saber bien a qué atender, pero controlando. Es la servidumbre de ser el centro de atención. Que vaya acostumbrándose. El Perro y su señora, según los va uno viendo más veces lo advierte, mantienen un tono: siempre están alegres, lo cual está bien. Y al quite de todo, que no se les  escapa nada. A Olmedo lo acusa Satur de ser merengue y efectivamente lleva uno en la copa. Ese pelo le brilla de un modo irreal y misterioso. Parece un senador por Nevada. Yo, antes de perderlo, también lo tuve blanco durante un rato pero de un blanco sucio. En aquella época teníamos un Westy y mi señora le compraba champú especial para perros de pelo blanco y el can quedaba precioso, así que durante unas semanas lo usé por ver si funcionaba. Tristemente, lo que natura no da la química no presta. Claudio Sífilis se acercó al acto según bajaba del avión y con ganas de fiesta. Meses conviviendo con la morería te afloran las ganas de morapio y verbena. Prometió acabar la historia que tiene pendiente pero un poco como las tías en los bares, ya te llamaré, ya te llamaré. Ojalá a ver si. Los Torretta estaban todos en mi pueblo, emparentando con los Ortega, pero vino la Badolato, de mucho más rancia estirpe italiana. Llegaron a Madrid siguiendo a un Rey desde Nápoles, sitio donde pasan cosas extraordinarias, como en Madrid, así que debieron sentirse a gusto –ellos con la ciudad y la ciudad con ellos– y se quedaron. Lo cierto es que todos los Badolato que conozco me caen muy bien y tiene uno el pálpito de que, esta vez sí, un grano hace granero. jrG llegó más o menos desde donde vivía Asterix, allá arriba y lejos, y más o menos con ese nervio. El irreductible vasco anda reinventándose activamente por todas partes y en todas direcciones, un poco como se expande el universo. De ordinario ocupa todo el espacio disponible pero esta vez lo vi un rato sentado, sería de contento. Josénez parecía un tipo feliz en el escenario de la reciente presentación de su libro. Josénez, si una noche de invierno un gallego, empieza su libro sobre un libro de Baroja en el que éste muere, tramposamente, cuando realmente no murió diciendo “Hace ya dos años que escribo para el fanzine de unos amigos..” El Josénez más hipertextual, calvinista y torrentero, se lo pasa estupendo planeando en el polígono trampas literarias que sólo él, un gallego en Madrid que se lo sabe todo, puede maquinar. Detrás del Marqués, urdiéndolo todo, hay un tal Fernando, un tipo que disfruta viendo disfrutar a sus amigos, un centrocampista que va por el mundo repartiendo juego, dando pases y centrando balones. El viernes el equipo jugó perfectamente dirigido. Holmess, con tres eses, que no se me olvide, vino en AVE y de calentón con una cazadora de motero de Harley. Es un tipo flaco y alto y parece sueco o algo, de tan educado y sonriente y atento a lo que le dices. Holmesss, un tipo reflexivo, parece anotarlo todo, allá en el fondo, para repasarlo después en casa pero tiene uno la sensacion de que le juzga con cariño. Emecé siempre sonríe lo cual hace que hablar con ella sea una delicia y como tiene un sentido del humor estupendo también lo es reír con ella. Esa noche sonrió incluso algo más, lo cual qué bien. Bolaño apareció al postre, como quien dice, ansioso por hablar con todos y enterarse de todo. Como fastidiado por no haber llegado a tiempo de aplaudir al final del acto. Al parecer estuvo jugando al mus o a las siete y media, como Don Mendo. Ha rato que te esperábamos Bolaño amado, por qué estás tan callado. Tipo Material sabe de piedras y más cosas y gasta sombrero a juego, no como los rojos, que vamos a pelo. Terminada la cena marché a casa, cansado y contento, caminando con Gengis, cruzando todo Madrid. Un día, de día, ha de organizarse un mano a mano de Gengis y Josénez, un tour flaneur, errante, en el que vayan improvisando sobre las calles los edificios y los monumentos porque ambos se lo saben todo de toda la ciudad. Preveo dos maillots amarillos. La noche estaba amable, un maravilloso otoño madrileño, y recordé otras parecidas de hace muchos años, paseando con buenos amigos, hablando de lo divino, de lo humano y de sus mixturas. Gengis, creo yo, es un tipo fuerte que se resiste sin violencia. Un sabio de muchas cosas y de la vida. Nos despedimos con un abrazo y me fui caminando por Velázquez, ebrio de amistades.
Coño, qué buen día el viernes 16.

 

130 comentarios en “Rimeics

  1. Sí Mortimer.
    Qué gran día el 16 y su continuación del 17.
    Los que no estaban fueron recordados y los que estaban celebrados, los protagonistas, protagonizaron, y las chicas reinaron.
    Se comió mucho, se bebió no tanto, pero se habló y se escuchó todo interesante.
    El libro, un prefacio para el posterior, la introducción a algo más poderoso.
    Lo del muro de Pink Floyd en el pecho del editor, es una declaración de intenciones.
    Lo bueno de estar tan lejos, es la alegría que da viajarlo para verles.
    Buenos días.
    Nota:
    Viejecita, usted es tan conocida como cualquiera de nosotros, y es un alma que vaga sobre nosotros, aunque algunos sigan descreidos de su corporeidad real.

  2. Sr. Verle, estamos de acuerdo en que John Mayall es blanco, pero es el mejor bluesman blanco. Incluso tutea a los negros.
    Turning Point. Qué discazo¡¡¡
    Marqués y Olmedo estarán conformes con ello…

  3. Ximeno, la señora (o señorita) de ayer le daba bien a las cuerdas.
    Rodeada de negros, eso sí.
    Creo que JM también le gusta a usted.

  4. ¡ Bueníssimos días a todos!

    Esta entrada de hoy es una gozada. Desde la ilustración, hasta el último comentario que he alcanzado a leer.
    Lo de Ximeno, ya me gustaba de antes, y lo de Red Sonia ( aunque a mi Charlize Theron, no me parezca para tanto, sobre todo después de ver sus anuncios para Dior ; eso sí, en la película “The Cider House Rules” se le veía un trasero precioso ).
    Pero el comentario de MGaussage ya es La bomba. Por supuesto, lo voy a imprimir, y a ponerlo junto con todas las fotos de esta y de las demás xuntanzas, a ver si voy reconociendo de verdad a los Nicks.
    Y me ha hecho mucha ilusión lo de que Bremaneur esté preparando un libro justamente sobre Castro Delgado. Espero que con muuuchas fotos. Que con ” Mi Fe sr perdió en Moscú” se queda una con ganas de más. De mucho más.

    Hasta luego, y muchas gracias

  5. A mí la Charly Terón ni fu ni fa, pero he de reconocer que en ese peliculón que te cagas que es Matt Marx está de rechupete con el pelo rapado, los ojos negros como Darling Hannah en Break Runnert y un gancho en lugar de una mano.

  6. He escuchado esta mañana a Casado interpelar a John Fitgerald Sánchez. La respuesta de éste ha sido tan vacua que no daba crédito. Está haciendo bueno a Zetaperro.

    Ahora he oído que un diputado de erc! ha escupido a Borrell.

  7. Ya puede la izquierdosidad ponerse como quiera: John Fitgerald Sánchez ha llegado a ser presidente de una forma asquerosa, pactando con golpistas, racistas, comunistas y sapos escupidores.

  8. Y ahora María el Mar Blanco le ha soltado un chorreo extraordinario a Little Marlaska, que ha respondido como un cabestro ultraviolento, aunque con voz de falsete. Yo flipo con el nivel de la bancada sociata.

  9. Y además va a conseguir que no quede títere con cabeza en nuestro sistema.
    Eso y hacer desaparecer el PSOE como efecto secundario.
    Luego se tendrá que comprar un helicóptero pequeñito o un dron de esos y asesorar a Cuba o a Cataluña.

  10. Bueno Brema, la bancada del PP o la de Podremos algún día, tampoco es que sea manca. Los demás están de adorno y así lo hacen ver.
    Ciudadanos parece estar a otro nivel, no demasiado, tampoco para fiestas desde luego, pero en otro nivel más alto.
    La bancada era sólo para una foto, pero les están pidiendo ya demasiado para lo que pueden dar.

  11. QUIERO SER PRESIDENTA.

    Cuando era pequeña y jugaba al Monopoly con mis primos y mi hermano, yo siempre me pedía ser la propietaria de la banca. En plan Pablo Iglesias, no creía que pudiese haber nada mejor que ser la presidenta de una banca pública y única. Tan buen plan me parecía que dejaba que los demás se hipotecasen comprando y vendiendo inmuebles y calles mientras me relamía pensando en los beneficios que iba a obtener. Hasta encontré nombre para la entidad: SAYABANKSA.

    Me fui haciendo mayor y comprendí que mi sueño era bastante inalcanzable, así que pensé que a lo mejor un día podría ser presidenta del Real Madrid, convirtiéndome así en la nueva Teresa Rivero. Esto todavía no lo he descartado.

    Hoy, después de haber escuchado a Ana Pastor corrigiendo el comportamiento de los diputados, expulsando a Rufián del Parlamento y solicitando que no conste en el diario de sesiones lo de que los miembros del grupo parlamentario de Ciudadanos son unos fascistas, he pensado que quiero ser como ella y que un día me llamen institutriz en un periódico.

  12. HUSTON, TENEMOS UN PROBLEMA
    Venga, vale, va, lo cuento.

    El caso es que en la librería «Arranca Thelma», y sin yo saberlo, el ponente Sergio Campos me tenía reservado un papel de altísima y vital importancia, un trabajo de especialista que no se podía dejar en manos inexpertas dado las habilidades técnicas y artísticas y la preparación psicológica que requiere la manipulación del dispositivo: mi papel era pulsar el botón rojo REC de una cámara Nikon dispuesta para grabar la presentación.

    Cuando digo dispuesta quiero decir que ya estaba todo hecho: la cámara puesta en su trípode, el trípode dispuesto en altura, tomadas la distancia y el encuadre de la escena, ajustada la iluminación… Sólo faltaba el dedo de un genio que supiera cuándo apretar el botón REC. Las instrucciones de Sergio fueron precisas: «Cuando empecemos a hablar pulsas el botón. Cada archivo de grabación dura 30 minutos, así que tendrás que volver a pulsar el botón REC para iniciar una nueva grabación. Si se acaba la batería, usa este cable para cargarla de nuevo».

    Como los astronautas, habría que haber hecho pruebas durante los meses anteriores en condiciones de microgravedad y previendo distintos «escenarios» de crisis. Tal vez habría que haber previsto que el auxiliar de cámara fuera un poco tonto, no sé.

    El caso es que a los 30 minutos exactos, que coincidieron más o menos con el precalentamiento de la audiencia que hizo Carlos García-Alix, y con una coordinación precisa, se cerró automáticamente el primer archivo, se consumió la batería y se apagó la cámara. Haciendo gala de mi conocida sangre fría y mi preparación para reaccionar a las adversidades, sin pestañear desenrollé el cable y lo inserté en la cámara y en la toma de corriente. Pulsé el botón de encendido y… nada. Los siguientes quince minutos, mientras Sergio Campos comenzaba a hablar de sus trabajos de investigación, de sus viajes a México y de sus encuentros y descubrimientos, yo me mantuve firme en mi puesto, dispuesto a pulsar el botón REC en cuanto la batería diera señales de disponer de la mínima carga. Todos mis intentos fueron vanos. Era evidente que nadie más que yo tenía las habilidades necesarias para pulsar el botón REC y sin embargo ahí estaba, fracasando estrepitosamente en mi tarea. «Si al menos hubiera una batería de repuesto», me dije a mí mismo. Y esta idea fue germinando durante varios segundos hasta estallar en mi conciencia «¡oh, pero si yo tengo una batería de repuesto!». «De repuesto, sí, pero no para esta cámara, tarugo», me contesté a mí mismo, no sé si en forma de diálogo platónico o escolástico; bueno, pensándolo bien quizá fuera un monólogo. El caso es que estiré la mano para comprobar si en la faltriquera que suelo llevar colgando del cinturón llevaba, como siempre, una batería de repuesto y hete aquí que reparé en que no solo la llevaba sino que también portaba la correspondiente tarjeta de memoria SD suplementaria. «¿Suplementaria de qué», se preguntarán el agudo lector y la atenta lectora. Suplementarias de la cámara de fotos que siempre va conmigo.

    Y fue así, queridos niños, cuando fui consciente de que llevaba más de 15 minutos perdidos de grabación cuando podría haber sustituido la cámara desde el primer momento. Como estaba en primera fila y a la vista de todos no procedí a golpearme contra la pared con los cuernos, que hubiera sido lo normal en estos casos, ni a inmolarme arrojándome por la ventana, básicamente porque estábamos en una planta baja. Eso sí, tras colocar mi cámara en el trípode procedí a pulsar el botón REC y cumplí la tarea encomendada. Mal pero la cumplí.

    (Se lo tenías que haber encargado a Satur, macho).

  13. INTRAHISTORIA DE UNA GRABACIÓN HISTÓRICA
    Todo comenzó en San Francisco hace un par de años. Tuve un problema con la batería de la cámara y decidí comprar otra en una tienda de Beach Street. La memoria me falló cuando preparé la charla y no recordaba si el problema estaba en la antigua batería o en el cargador. De haber sido en el cargador, tendría dos baterías en perfecto estado para grabar. A la hora de buscar aquella segunda batería, se me ocurrió que lo mejor era no grabar nada, o en todo caso grabar solamente al maestro Carlos, porque yo iba a soltar un rollo del copón. Decidí entonces abortar la búsqueda de la segunda batería y encontrar a la persona adecuada a la que encomendar la misión de registrar audiovisualmente el aquelarre anticomunista. Una consulta con las bases dio como resultado la elección de Perroantonio.

    Tras la introducción de Carlos, que calculé de una media hora, la batería habría expirado. Lo del cable fue un golpe bajo: sirve para recargar la batería, pero no permite grabar mientras está cargando. Las bases no habína previsto que Perroan echara mano ni de su ingenio ni de su tecnológica previsión.

    Ahora tengo que editar el vídeo. Llevé la cámara a casa, pero no tenía ranura para introducir la tarjeta, por lo que al día siguiente compré un aparatico para conectar la tarjeta, ya que el aparatico que tenía hasta ahora para ello había desaparecido. Ya con el aparatico en casa, al día siguiente, constaté que me había olvidado la tarjeta, pero a cambio constaté que mi primera impresión había sido falsa: el ordenador tiene ranura para introducir la tarjeta. Al tercer día resucitaré. El Manual del perfecto gilipollas dice que tengo que coordinar ordenador y tarjeta, pues ambos son necesarios para editar el vídeo. En el capítulo 2 se recomienda devolver un aparatico para tarjetas que es absolutamente innecesario.

  14. Es lo que tiene no disponer de primeras marcas…
    La gente está de letras son así…luego con encomendarse a Dios o la autocrítica todo arreglado…
    Razón tienes Marqués, pero que te hagan caso y’a es otra…
    Irreparable el daño del low cost.

  15. jrG miércoles, 21/11/2018 a las 07:34

    JR, escuche y cuelgue aquí (luego hablamos), algo de los de esta lista:
    Robert Johnson
    B. B. King
    Albert King
    Freddie King
    John Lee Hooker
    Muddy Waters
    Big Joe Turner
    Willie Dixon
    Professor Longhair
    Big Bill Broonzy
    Lightnin’ Hopkins
    Howlin’ Wolf
    Elmore James
    Little Walter
    Memphis Minnie
    Charley Patton
    Bessie Smith
    Otis Spann
    T-Bone Walker
    Sonny Boy Williamson I
    Sonny Boy Williamson II
    etc.

  16. Ya he enlazado muchos, aunque algunos de según qué momentos de su carrera…
    Algunos nombres de fuera de esa lista también.
    En mi tumblr puede escuchar mucho blues, aquí a usted a mi y a dos más nos gusta.

  17. Para la repetición contraten a un profesional, hombre…
    Para las tomas que estén los ponentes, que nosotros ya esperamos en la taberna de al lado, o una más cercano, por cambiar…

  18. Ana Pastor ha mandado retirar las palabras «fascista» y «golpista» del diario de sesiones de hoy. Según El País, «la presidenta afirma que la razón para retirar las palabras es que se leerán en el futuro y se verá que hay insultos, falta de respeto a la presidencia y actitudes “impresentables”».

    Pues por eso mismo deberían permanecer. Para que en el futuro quede claro cómo actúan los golpistas escupidores.

  19. Acabo de volver del pueblo de un recado para mi germanófilo y

    ¡ Veo que lo del video era de Verdad ! ( aunque le falten 15 minutos ) Así que ahora toca esperar.
    ¡¡¡ Bravo por España y por Alemania !!! ¡¡¡ GRACIAS !!!

  20. Una delicia las entradas de hoy, ¡bravo! Morimos de envidia los que no pudimos acudir.

    Esta mañana me ha dicho un okupa, no sé si gitano pero sin duda tartaja, que necesita poner internet en casa porque «ti-tiene cuatro niños y les ha-hace falta para estudiar». Me comenta otro vecino que ha comprado pintura y tiene a los churumbeles pintando el chalé de rosa.

  21. Quinn, podía usted escribir un relato de patadas voladoras entre furibundos anarquistas y los estudiantes de ingeniería chinorris que visitaron el frente en 1937 y dejaron esta firma en el libro de oro del Comisariado de Propaganda de la Generalidad de Cataluña:

    Les forces antifeixistes espanyoles i xineses s’uneixen en la lluita per la independència, la llibertat, la democràcia i la pau del món sencer! Presentem al nostre germà de lluita heroica espanyol i català els nostres sentiments més afectes i les nostres salutacions més fraternals.
    24.10.37
    Els representants de la delegació xinesa: Zi Dong, Chen Zhi Tian, Wang Zhi Lun, Jing Lin, Lu Zong Hua, Yang Han Xing.

    Sacado del Bulletí de l’Arxiu Nacional de Catalunya (núm. 44, junio 2016).

  22. «Madrid es una ciudad de tristes despertares.
    Se ha hecho mucha literatura, comenzando por Baroja, de los traperos con sus pequeños carros, de los obreros con su tarterilla y el cigarro en la boca, de las tabernas con su café y su aguardiente, de las putas y serenos en retirada, de los mendigos acostados entre papeles y pena, de los señoritos haciendo el amor a la Cibeles… pero, solo literatura, una literatura de colorido, pero terriblemente superficial.
    Porque en ese madrugar de silencio y hielo, de una ciudad entre la noche y el día no hay más que mala leche y miseria.
    Los traperos maldicen mientras hurgan en los montones de basura, sus burros se ensucian sin respeto para las ordenanzas municipales, los obreros se mean en donde no se puede orinar de día, prostitutas y señoritos vomitan sus borracheras ante los pórticos de las iglesias o ante las estatuas de los mejores o peores hombres de nuestra historia, les perros ladran a la gente, los taberneros falsifican café y aguardiente, los bebedores procuran marcharse sin pagar, les serenos blasfeman en voz baja de un contar de calderilla solamente, los mendigos dejan sus piojos y mal olor en los quicios de los portales de las casas de lujo…
    Madrid cuando se despierta huele a mala leche y orines, a miseria y golfería.
    Es una ciudad de tristes despertares.
    Castro abandonó la casa de los Macías y se hundió entre aquellas callejuelas de gentes que muchos días no tenían ni qué cagar, de gentes en entrañable convivencia con piojos, ratas y gatos famélicos. Caminaba sin mirar porque todo aquello lo tenía bien mirado.
    Entró en el Metro.
    Olía a humedad.
    Los vagones estaban fríos y la gente bostezaba y tosía».
    ECD. Hombres made in Moscú.

  23. Ya veo que siguen dándole vueltas al comunismo y sus desengaños. Cuando estuve de estudiante en Polonia, años ha, me contaron un chiste que lo resumía bastante bien:

    1980. En un concurso canino en París coinciden en la misma jaula un perro inglés, un perro polaco y un perro ruso.
    El perro inglés dice:
    -Yo, cuando mis amos no me dan carne para comer, me pongo a ladrar.
    El perro polaco pregunta:
    -¿Qué es carne?
    Y el perro ruso añade:
    -¿Y qué es ladrar?

    Mi fe se perdió en Gdansk (circa 1983).

  24. Bremaneur (16’16 )
    Sólo he encontrado “Hombres made in Moscú” de segunda mano. Si usted no lo reedita, tendré que resignarme y visitar la librería Gulliver, a ver si lo tienen, o me lo consiguen.

    Y en mi juventud, todavía había en Madrid traperos con sus carros tirados por una mula, y vaquerías en locales que ahora son tiendas de ropa y así, con dos o tres vacas, donde vendían leche “fresca recién ordeñada ” ( Já), y serenos que espiaban a los novios, y a los que llamábamos cruzando palmas. ¡ Qué vieja soy !

  25. JIM KERR
    En los 80 era seguidor de Simple Minds, me hacía gracia que Jim Kerr fuese pareja de mi adorada Chrissie Hynde, después de que ésta hubiese devorado a otro de mis viejos ídolos, Ray Davis (Kinks).
    Anoche me sorprendió verlos en directo, es un decir, en la 2. En el mismo programa donde vi al maduro Bumbury un talludo Kerr desgranaba sus temas de siempre. Me dio un poco pena el darme cuenta que se parecía a Abelardo Linares, otro ídolo, éste actual.
    Abomino de mis gustos juveniles y me refugio, como penitencia, en la Missa Glagolitica de otro ídolo actual, Leos Janácek.

  26. Bremaneur
    miércoles, 21/11/2018 a las 19:39
    Primera parte, doña Vie.

    ¡ Qué Gozada !
    Lo he metido en Favoritos, para volver a verlo mañana, pasado, al otro…
    Gracias Gracias Gracias.

  27. Ayer no me sentí con fuerzas para contarlo porque la herida era todavía muy reciente, pero aunque el resentimiento atenaza mi raciocinio y mis dedos artríticos, haciendo un ejercicio de autosugestión y fuerza interior, sólo al alcance de los senadores de Wisconsin (Connecticut) – Antes de que alguien se ponga estupendo aclarando que son estados independientes, me adelanto para indicar que se trata de una licencia literaria para conseguir una mayor rotundidad expresiva- he decidido escribirlo para desahogar mi ánimo alicaído tras semejante afrenta a mi inveterada elegancia, con la que he enseñoreado los salones de mayor alcurnia a lo largo, incluso ancho me atrevería a decir, de todo el Orbe.
    No concibo cómo se pudo otorgar el premio The best a la elegancia a JrG, que acudió a ocasión tan señalada con un atuendo de lo más sencillito, cuando yo llevaba un corpiño color melón piel de sapo, con mangas ranglan que menguaban en la sisa y el cuello fruncido con un pespunte de hilo azul lapislázuli, además de unos pantalones evassé color canela en rama (es como la canela molida, pero un poco más oscuro) con bodoques en el dobladillo, rematando el conjunto con un tocado a modo de gorro frigio, de punto bobo muy apretadito, con unas airosas plumas de scolopax rusticola (vulgo chocha perdiz)
    No dirán ustedes que no iba elegante, pues la Emecé ni caso.

  28. Mi querido Olmedo.
    Me senté cerca de madame Olmedo (una de las chicas más guapas del festejo) y usted se puso a mi lado, al ver que yo venía solo y de incógnito al evento (muy a mi pesar).
    Bien es cierto que un senador, de estado importante para la Unión,con una presencia tan importante, proyectaba una sombra densa sobre un pequeño artista de provincias del Imperio Romano.
    Pero el secreto fué una cosa de pelos.
    El champú que me recomienda mi coiffeur, el ínclito Christophe, de muy primera marca, es lo que hace la diferencia.
    La blancura de oxido de titanio que produce, da un brillo nacarado a mi testa, inigualable, cosa que está vedada a un senador, que sí que estaba muy adecuadamente vestido, entre informal y arreglao, para asunto de gentes de letras, pero que aún en sombra oscura, conseguía iluminar el entorno.
    También es cierto, y todo se debe decir, que mi percha de malnutrido, generó en el instinto maternal de la jueza, una ternura que no pudo evitar, y la muchacha, muy joven, se compadeció de mí.

  29. Pero el vídeo no tiene efectos especiales ni nada…
    Y sólo salen CGA y el Brema, y encima callado.
    Esta película no se va a vender.

  30. La aparición de Ramón Calderón en el Real Madrid fue saludada por algún cronista como la de un senador de Massachusetts de aliento kennediano que derrotaba a la oligarquía con la pureza de un caballero sin espada de los que habitan en las películas de Capra.

    El honor del presidente, David Gistau, El Mundo, 15 de enero de 2009.

    El periodista que bautizó así al Presidente del Real Madrid fue Raúl del Pozo. Ya sea de Nevada, de Connecticut o de Massachusetts, el amigo Olmedo gasta mucha mayor prestancia que el palentino. Faltaría más.

  31. Que Quincy Jones era uno de los importantes en la música lo sabía, que era tan importante no. El documental Quincy en Netflix, dos horas, es muy interesante.

  32. A LOS ARBITRISTAS
    Es práctica habitual de blogueros y tertulianos ofrecer fórmulas para salvar España. El otro día Perroantonio nos daba un decálogo de soluciones que comparto pero que considero un brindis al sol. Cojamos el asunto de los políticos, hoy se airea que la generación actual es la peor desde los tiempos de la Transición. No puedo estar mas de acuerdo, pero ¿qué se gana con hacerse el listo denunciándolo?
    Hay que tener suficiente madurez y hombría de bien para reconocer un hecho, los políticos actuales somos nosotros mismos, al igual que esos empresarios cerdos y tal que denunciaba Bremaneur. Pensar que los “malos” son los otros es infantil e irresponsable. He vivido varios cambios en la Administración o en la empresa privada y los nuevos siempre afirman que los anteriores eran “incapaces y/o corruptos”, afirmación que les endosarán a ellos los siguientes.
    ¿Qué se puede hacer pues? Lo primero huir de la querulancia y reconocer lo que ya tenemos, que es bastante. Hay que viajar para saberlo y desde luego no es lo que se refleja en ese bastardo producto que es el telediario. Lo segundo y los mas importante, participar desde dentro en instituciones y empresas para intentar cambiarlas. Eso implica huir de la comodidad y ser valiente para enfrentarte a la miseria diaria. No recomiendo enfrentarse en plan embestida, un modelo muy nuestro (“yo digo lo que pienso porque soy muy sincero y muy honrao”), sino tejer una trama de afectos a la que vayas convenciendo que las cosas se pueden hacer de otra manera. Esto implica estar ya temprano en el polígono y tener una vida social activa, es decir, hay que ser un “hombre de acción” en todos los terrenos, mover el muñeco en la dirección correcta con unos hilos que se mueven desde la penumbra.
    El mundo es el Retablo de Maese Pedro, el pueblo de los Cantores de Nüremberg, nuestros mayores nos lo han explicado. Creo que Chopsuey juega su modesto papel en el proscenio, mucha gente nos lee en silencio y toma nota. Aconsejo escuchar con atención el discurso de CGA en el vídeo, dice cosas que nadie se atreve, escuchen con atención. Es uno de esos muchos sabios que trabajan en silencio y que algunos tratamos de darles un mayor protagonismo.

  33. Olmedo
    miércoles, 21/11/2018 a las 22:30
    No dirán ustedes que no iba elegante, pues la Emecé ni caso.

    ÚLTIMA HORA

    Por un error humano que nuestros auditores de House water watch cooper (no comprendemos cómo el Marqués no lo ha detectado, por cierto) cometieron en la gala de los premios «The Best Çhøpsuëy 2018», no se entregó el correspondiente a la categoría «The Best Pelazo».

    Nos hemos puesto ya en contacto con el congresista por Pensilvania para pedirle disculpas. Si mañana acude a la repetición de la gala le haremos entrega del premio.

    Lo sentimos mucho. No volverá a ocurrir.

  34. Esto es clarisimamente un tongo, propio de políticos y senadores.
    Estamos buenos!!!
    Ni esta casa se libra…
    Dimito de mi premio. Esto no tiene fundamento ninguno.

  35. Bravo por las últimas entradas de Álvaro, Argantonio y Schultz (¡vivan los Rolin!). ¿Çhøpsuëy vuelve a más de un texto por semana?

    Y bravísimo por la presentación del libro de bremaneur. En Madrid no paráis de hacer cosas y organizar saraos, qué tíos. Los del norte podíamos quedar un día e ir a un mitin de Revilla o algo.

  36. marquesdecubaslibres
    jueves, 22/11/2018 a las 10:53

    Relacionado con esto: «How Political Opinions Change», de Scientific American:

    A clever experiment shows it’s surprisingly easy to change someone’s political views, revealing how flexible we are.

    (…)

    The experiment relies on a phenomenon known as choice blindness. Choice blindness was discovered in 2005 by a team of Swedish researchers. They presented participants with two photos of faces and asked participants to choose the photo they thought was more attractive, and then handed participants that photo. Using a clever trick inspired by stage magic, when participants received the photo it had been switched to the person not chosen by the participant—the less attractive photo. Remarkably, most participants accepted this card as their own choice and then proceeded to give arguments for why they had chosen that face in the first place. This revealed a striking mismatch between our choices and our ability to rationalize outcomes. This same finding has since been replicated in various domains including taste for jam, financial decisions, and eye-witness testimony.

  37. marquesdecubaslibres jueves, 22/11/2018 a las 10:53
    A LOS ARBITRISTAS
    Es práctica habitual de blogueros y tertulianos ofrecer fórmulas para salvar España. El otro día Perroantonio nos daba un decálogo de soluciones que comparto pero que considero un brindis al sol.

    Un decálogo de seis propuestas, concretamente. O sea, un sexálogo.

    No pretendía yo brindar al sol, sino más bien al contrario: iluminar sobre la enormidad de las tareas pendientes para «cambiar el modelo productivo». No puede haber cambio de modelo sin un cambio social profundo que implique cambios traumáticos. Si el personal se rasga las vestiduras porque les cierran una calle al tráfico rodado y organiza huelgas gilipollescas cada vez que se hace un cambio cosmético en el modelo educativo, como para ponerse a hacer reformas en profundidad.

    En todo caso confío en que esos líderes de opinión que nos leen tomen nota de algunas de las tareas pendientes. Puse seis, pero si le doy unas vueltas seguro que me sale una centena de sesenta puntos.

  38. Perroantonio
    jueves, 22/11/2018 a las 12:43
    Si el personal se rasga las vestiduras porque les cierran una calle al tráfico rodado

    ¡Cuanta razón, Pedro Antonio! Ahí vemos a la cabeza a la derechona madrileña, para la cual cualquier iniciativa que tome Rita se convierte en un error de dimensiones cósmicas. Yo anduve por la Gran Vía, ahora ancha, y es una gozada, parece avenida de una gran ciudad, no como antes, que parecía la acera del Broncks llena de bares con barra americana y Pit Shows.

  39. ANUNCIOS CLASIFICADOS
    Eh, vendo tres entradas para el concierto de Rosendo el jueves 20 en el WifiCenter de Madrid. Pasarlo…

  40. Rita peatonaliza el Centro y Karmensky cierra los túneles. Entre amabas consiguen en buen caos circulatorio. Pero claro, Rita es/está (la) buena y Karmensky es la mala, la nueva Pasionaria.

  41. Bremaneur: Buenas tardes. Cuando repose adecuadamente después de las presentaciones del libro, y a propósito de los viajeros guerracivilistas a la URSS, le pediría que, si le es viable, me suministrase la información o indicios que pueda sobre Luis Lacasa Navarro y Manuel Sánchez Arcas en el exilio. Entiendo que con la cantidad de documentos que ha y está manejando, y es una de las personas más bien informada al respecto, algún dato de interés sobre ellos, si los conoce, no tendría ud. inconveniente en hacermelos llegar.
    Agradecido, espero sus noticias.

  42. Tipo Material
    jueves, 22/11/2018 a las 13:12

    No sé mucho más de ellos que lo que pueda encontrarse en la red y lo que dice Castro de Sánchez Arcas. Seguro que hay más información en el libro que acaba de sacar Matilde Eiroa sobre los españoles tras el telón de acero. Creo que una de las hijas de Sánchez Arcas tuvo cierto éxito como cantante en la Alemania comunista.

  43. Perroantonio
    jueves, 22/11/2018 a las 13:14
    Soy muy partidario de cerrar los centros de las ciudades al tráfico. ¿Se puede saber para qué tenéis piernas?

    El cierre ha de incluir medidas para encauzar el tráfico que antes pasaba por el centro. Rita es buena por limpiar el centro, Karmenski es mala por no buscar alternativa circunvalacional.

  44. A mí me parece que si hay gente en misa rezando es bueno que vaya Rita y se saque los pechos. También es muy bueno que si hay cuatro nostálgicos del Régimen dando vivas a Franco vayan unas pechugonas a enseñarles las tetas. Mejor todavía es la lección que dió EP publicando la foto de una vieja (facha) dando una bofetada a una de las que llevaba las tetas democráticamente al aire.

  45. marquesdecubaslibres
    jueves, 22/11/2018 a las 13:31
    A mí me parece que si hay gente en misa rezando es bueno que vaya Rita y se saque los pechos.

    Ojalá se los hubiera sacado. Pero no lo hizo. Se subió el jersey y mostró el sujetador (negro). Iba de revolucionaria terrible y no es más que una monjita.

  46. Tipo Material, por temas laborables voy de vez en cuando al Edificio Rockefeller (1932), de Lacasa y Arcas, sede del CSIC en la calle de Serrano, y una amable bibliotecaria de uno de los centros que habitan en el edificio me mostró la última vez las instalaciones, ya que sabe que me gusta la arquitectura de esa época. Además, como postre, me llevó a ver el bar de Fisac del Instituto de Óptica Daza de Valdés (1948), que según me dijo no se puede visitar normalmente, y que leo que está inspirado en la obra de Gunnar Asplund. Paredes curvas, blancas y arpillera en el techo. Muy bonito todo, parece que van a entrar en el bar Pedro Mármol y Pablo Picapiedra a tomarse un vermú. Para la próxima me prometió ver un patio también de Fisac, creo recordar, en la trasera de la iglesia del mismo complejo.

  47. Bremaneur jueves, 22/11/2018 a las 13:15

    Bremaneur: Vale gracias, es que parece que Lacasa sí se quedó en Moscú y Sánchez Arcas no duró tanto.
    Consultaré el libro que cita.

    Josénez jueves, 22/11/2018 a las 13:41

    Josénez: De acuerdo. Sí y hay una tesis localizada. Gracias.

  48. De la ficha de la Fundación Miguel Fisac:

    The most evident expression of this attitude was reflected in the small bar in the Instituto de Optica which provided a relaxing place where the research personnel could talk. Starting with rectangular premises, Fisac designed an enfolding space with curved whitewashed walls and also a curved ceiling covered with plaited hazel shafts, which anticipated a style that nobody had used before in Spain, and which in the following decade, the Fifties, became widespread. The long and curved armchairs, the tables and stools made of ash wood with its natural colour, the bar with a worktop like a plane wing, the nasal shaped fireplace, the lamps giving indirect light made of enamelled panels or the use of natural plants configure an atmosphere with great formal unity that brings together the legacies of modernism and surrealism, and filters them through the sieve of the rural world to create a new style, which is warm, luminous and carefree, and which the architect would develop in many of his subsequent works, especially those located in agricultural settings.

  49. Juanfran Satur jueves, 22/11/2018 a las 13:16
    El cierre ha de incluir medidas para encauzar el tráfico que antes pasaba por el centro. Rita es buena por limpiar el centro, Karmenski es mala por no buscar alternativa circunvalacional.

    No estoy muy seguro de que la cosa funcione exactamente así, que hayan sido Rita o Carmena quienes hayan planteado el cierre. Seguro que el tema venía trabajándose desde hace tiempo en el departamento correspondiente. Quiero decir que los gobiernos son contingentes, pero los trabajadores de la Administración son fijos y suelen ser ellos los que trabajan en los proyectos. Seguro que no fue Ruiz-Gallardón quien diseñó los túneles.

    Dicho esto, también estoy seguro de que los responsables de tráfico habrán previsto medidas de circulación alternativas, lo que ocurre es que pasará un tiempo antes de que se acostumbren los conductores. Pero se acostumbrarán.

    Todos, absolutamente todos los casos que conozco de cierre de tráfico rodado contaron con la oposición frontal vecinal en un primer momento, por el cierre al tráfico y por la reducción de plazas de aparcamiento. Pero los resultados son siempre extraordinarios. Qué pronto se nos ha olvidado cuando los coches aparcaban en cualquier lugar disponible, fueran las aceras o el interior de las plazas mayores. Los coches nos echaron de la ciudad; ya va siendo hora que echemos de la ciudad a los coches.

  50. Chino Cudeiro
    jueves, 22/11/2018 a las 12:24

    Si en una de esas que pares por aquí quieres organizar una cuchipanda, avisa. Conozco un sitio de porrones en Maliaño que haría las delicias de JrG.

  51. Perroantonio, no se quede usted con medias tintas, no enseñe sólo la patita. Yo creo que habría que prohibir el tabaco, no solamente prohibirlo en un montón de sitios. Igualmente con los vehículos privados, prohibamos también los coches. Si usted dice que es tan beneficioso y extraordinario para las ciudades, y yo le creo, qué no será para el campo, tan delicado él. Antes habría que prohibir los coches en el campo que en la ciudad, donde ya estamos echados a perder y para escuchar el ruido del mar nos asomamos al puente Calero con los ojos cerrados para oir el sonido de la M-30. El ecosistema campestre es más delicado. Prohibamos la circulación en toda Castilla La Vieja. Sería extraordinario.

    El coche particular fue el mayor avance en la libertad individual en el mundo durante el siglo XX. En este nuevo siglo, ahora que tenemos internet, su tiempo ya pasó, porque ya no tenemos necesidad o curiosidad por movernos. Ya no hacen falta coches, que tenemos Windows 10.

  52. He vuelto del trabajo hace un rato, y he vuelto a ver el video de lo de Arranca Thelma , y lo he vuelto a disfrutar como una enana.
    Y Bremaneur estará callado, pero se le ve reírse por lo bajini , ( con lo de la camaradería, por ejemplo ) y se da uno cuenta de que lo está pasando estupendamente.
    Así que, en cuanto termine de ordenar los papeles del día ( que si no lo hago pronto, luego me da una pereza espantosa ), y, hasta que venga la segunda parte, lo veré otra vez, y luego otra…

    Y buenas tardes a todos, antes de que se me olvide.

  53. Josénez jueves, 22/11/2018 a las 14:53
    El coche particular fue el mayor avance en la libertad individual en el mundo durante el siglo XX.

    Sí, claro. Y en el siglo XIX el revólver Colt. Me temo que mezcla usted churras con gasterópodos con concha.

    Para empezar no existe prohibición del automóvil, sino regulación de circulación y estacionamiento en los cascos urbanos de las grandes ciudades. El modelo de una persona=un automóvil es insostenible en los cascos urbanos, y especialmente en aquellos en donde no hay plazas de aparcamiento por imposibilidad física. El centro urbano de una ciudad de 3 millones de habitantes y varios miles de turistas visitando el centro cada día no es transitable. Esto no es una impresión personal ni una ocurrencia, es un caso estudiado en todas las grandes ciudades. Y la conclusión a la que se llega es siempre la misma: hay que restringir el tráfico dentro de la ciudad por motivos que incluyen la salud de las personas y la de los edificios.

    No son medidas que se tomen por una graciosa decisión política. Hace muy pocos años era común encontrar coches estacionados o aparcados encima de las aceras. Cuando se empezaron a rebajar los bordillos para facilitar el paso de las personas con minusvalías, los conductores empezaron a usarlos para acceder con el coche a las aceras: consecuencia, hubo que llenar todas las aceras con bolardos.

    Recuerdo la impresión que me produjo una visita a Trujillo allá por los años 90: toda su hermosa plaza estaba llena de automóviles. Pues así ocurría en todas las ciudades, grandes, medianas y pequeñas. Misteriosamente, cuando se prohibe el tránsito o el estacionamiento, la gente encuentra lugar para dejar el coche en otro lugar y algunos hasta descubren que tienen piernas operativas.

    Si al personal no se le prohíbe, meten el coche en la playa, en el acantilado o lo suben a la cima de la montaña. Yo valoro mucho la libertad, pero cada vez que me encuentro en un camino de montaña con un tipo haciendo conducción deportiva con un quad, una moto o un todoterreno me cago en su puta madre; con mucho respeto y tolerancia, eso que no falte. Me pasa lo mismo cuando las normas de circulación dejan de estar operativas porque hay fútbol, toros o un concierto.

    A ver, yo soy conductor, pero también soy peatón cuando me bajo del coche.

    Joder, que vivís en Madrid, una de las ciudades con mayor red de Metro del mundo. No jodamos, o sea.

  54. Tal vez haya que incluir un Anexo a la Declaración Universal de los Derechos Humanos que recoja
    a) el derecho a circular en vehículo automóvil de combustión por el casco histórico
    b) el derecho a aparcar a no más de 20 metros de la puerta de casa

  55. Perroantonio
    jueves, 22/11/2018 a las 15:55
    Joder, que vivís en Madrid, una de las ciudades con mayor red de Metro del mundo. No jodamos, o sea.

    ¿Y las burguesas de extrarradio qué hacemos cuando quedemos con nuestras amigas para jugar a la brisca en el Café Comercial y no tengamos autobús ni metro ni tren a las tres de la mañana? ¿Nos quedamos también en casa del Marqués?

  56. Yo creo que no conviene generalizar. Según un estudio del CIS (Centro de Investigaciones Satur), el 78% de los coches mal aparcados en el centro de Madrid en los últimos cinco años eran propiedad de merengues, y dentro de ese 78%, ¡¡el 85,4% eran morinyistas!!

    ACOJONANTE

  57. Y, en relación con la sociedad hortera actual :
    Anoche estuvimos viendo el programa de tv5 Monde “La grande Librairie”, que se había grabado al mediodía.
    Era un programa especial en honor de Robert Badinter, que acaba de sacar unlibro sobre su abuela.
    Badinter ya dijo de entrada que había cosas de las que no quería hablar, que eran demasiadp personales, privadas, y dolorosas ( sobre la detención de su padre, su muerte,en el campo de exterminio, etc ).
    Pues bien, el presentador François Busnel, no paró hasta hacerle llorar,contando todo aquello.
    ¡ No hay derecho ! Hay que tener un respeto por los demás. Y más aún cuando se les rinde homenaje. Y no ensañarse en meterlos en el papel de víctimas , ( ni empeñarse en verles el trasero ).

    Estuvo muy bien, en cambio, cuando Badinter contó como su madre, su hermano y él habían vivido en un pueblecito de la zona de Lyon , donde todo el pueblo sabía que estaban escondidos y que eran judíos, y que ni un alma les había molestado ni denunciado, y eso que uno de los “Horribles” de la zona, tenía su sede a 5 km.
    Y que él había vuelto al pueblito , 30 años más tarde, en un acto de homenaje, para decirles a los que viven ahora allí, que sus padres, sus abuelos, y ellos mismos eran “Des gens Bien “. Y que se emocionara hasta las lágrimas contándolo.

    Como se repita un acoso parecido , dejaré de grabar el programa. Y eso que no me suelo perder uno , para estar al corriente de lo que se publica en Francia. Que yo creía que esa clase de cotilleos de portera eran típicos españoles, y me doy cuenta de que no.
    ¡ Porca miseria !

  58. No hay que prohibir los coches, vid. Emecé 16:11, lo que hay que prohibir son los ascensores. Esos son los enemigos de la ciudad. Provocan una densidad insoportable que en la que no cabe el coche ni nada de nada. Donde se sobrepasan un determinado número de alturas en la calle no cabe ni la gente, los locales comerciales siempre los ocupan enormes tiendas y desparecen los tugurios, las fruterías, los zapateros remendones y los kioscos en los que cogen puntos a las medias.
    Sin ascensor no se construye más allá de un tercero, un cuarto con suerte, y la vida ciudadana se desarrolla con todo su esplendor.

  59. “Los españoles tienen derecho a elegir libremente su residencia y a circular por el territorio nacional.”

    La CE, Art. 19, consagra la libertad de circular libremente. No dice, ojo al dato, caminar, pasear, corretear, deambular o flanear. Dice circular, como el código de la circulación.
    Los derechos fundamentales han de regularse por ley orgánica, es decir, mayorías cualificadas en ambas cámaras. Yo creo que Carmena si quiere quitarme el coche necesita una Ley Orgánica, cosa que Perro oculta a la audiencia del ChopSuey.

  60. El de Madrid, me parece el mejor metro de Europa, y sus autobuses urbanos también.
    El tráfico muy civilizado.
    Al menos en festivos.
    Dicho lo cual me quedo en Cholet. No tiene metro, casi no tiene autobuses y no existen las prohibiciones de circular, pero la multa por aparcar mal, o sin papelito de pago son 160 leuros.
    También se debe decir, que los parkings ofrecen la primera media hora gratis.

  61. Estoy por repetir prese en Barcelona; en tal caso me haré fuerte junto al jamón y otras delicias que el otro día pasaban frente a mis ojos mientras yo me extendía en sesudos análisis.
    Tuve suerte de caer a tiempo en sospechar de tanto asentimiento a doble carrillera.

  62. MGaussage
    jueves, 22/11/2018 a las 16:39
    No hay que prohibir los coches, vid. Emecé 16:11, lo que hay que prohibir son los ascensores. Esos son los enemigos de la ciudad. Provocan una densidad insoportable que en la que no cabe el coche ni nada de nada. Donde se sobrepasan un determinado número de alturas en la calle no cabe ni la gente, los locales comerciales siempre los ocupan enormes tiendas y desparecen los tugurios, las fruterías, los zapateros remendones y los kioscos en los que cogen puntos a las medias.
    Sin ascensor no se construye más allá de un tercero, un cuarto con suerte, y la vida ciudadana se desarrolla con todo su esplendor.

    Ese es un tipo de ciudad en extensión, que a los “ecologetas histéricos ” no les gusta nada. Ellos piensan que ” la gente “, debería vivir en grandes torres , todos juntitos, lo menos desparramados posible. Y trabajar a ser posible en su misma torre.

    Y dejar el campo, para los animales y las plantas, y con el mínimo posible de humanos necesarios para cultivar lo que se permitiese cultivar, y subvenir así a las necesidades alimenticias de las masas encerradas en las torres de las ciudades. Necesidades que los mandamases decidiesen que lo eran de verdad, y no lujo.
    Pero eso de que las ciudades invadan terreno al campo, les parece un pecado contra La Madre Naturaleza. ( Madrastra, más bien )

  63. Toda la razón, M Gaussage (18’27 ).
    A ellos les gustaría mucho eso de que nos alimentásemos con el “Soylent Green” que decía el otro día Perroantonio.
    Y, mientras tanto, ellos viajarían continuamente en sus jets y sus barcos privados, para controlar que los campos, los montes, y las costas estuvieran libres de plebe.

  64. Emecé The Best jueves, 22/11/2018 a las 16:11
    ¿Y las burguesas de extrarradio qué hacemos cuando quedemos con nuestras amigas para jugar a la brisca en el Café Comercial y no tengamos autobús ni metro ni tren a las tres de la mañana? ¿Nos quedamos también en casa del Marqués?

    Lo propio es llamar al palafrenero para que se acerque con la calesa.

  65. Holmesss
    jueves, 22/11/2018 a las 18:14
    Estoy por repetir prese en Barcelona; en tal caso me haré fuerte junto al jamón y otras delicias que el otro día pasaban frente a mis ojos mientras yo me extendía en sesudos análisis.

    En Barcelona me temo que no habrá ambigú. Ho sento molt.

  66. A ver esa segunda parte del vídeo, yo también quiero verlo.

    Llevo once años viviendo fuera de Madrid, ocho en el norte, tres ahora en el sur. El tiempo que viví dentro ni lo menciono, claro, si uno habita el mismo meollo, entonces sencillamente no hay caso. Las muy pocas veces que durante estos once años he metido en el coche en esa almendra central fue siempre por puro capricho: desde hace ese tiempo y aún antes, no digamos ahora, hubo siempre alternativas suficientes para no hacerlo, desde cualquier dirección por la que uno llegue a la ciudad, a cualquier lugar al que se dirija y a cualquier hora. Me parece bien que me quiten definitivamente las ganas o el capricho. Los beneficios de alejar el coche del centro de las ciudades son tan evidentes que no los ve sencillamente quien no los quiere ver. Los argumentos en contra son siempre de los mismos dos tipos: o puro oportunismo político -criticar al alcalde de turno, al que finalmente lo pone en práctica aunque el asunto llevara gestándose o estudiándose ya tiempo atrás, así es- o apelaciones a la libertad individual que a mí me suenan, a estas alturas, como reclamar la libertad para llevar armas o para patear a los gatitos. Si ese plan no sale como debe será porque es demasiado ambicioso o por un mal diseño puramente funcional que en cualquier caso tendrá corrección, no porque la idea sea mala ni perversa ni contraria a ningún derecho individual, ni cargada con ninguna otra ideología que la de hacer más habitables las ciudades. En fin, que firmo lo que dice Perroantonio desde la primera a la última letra. En Europa, incluida Pontevedra. Pontevedra no es Madrid, claro. Pues eso, se trata de que lo vaya siendo. Digo yo.

  67. MGaussage jueves, 22/11/2018 a las 16:47
    “Los españoles tienen derecho a elegir libremente su residencia y a circular por el territorio nacional.”
    La CE, Art. 19, consagra la libertad de circular libremente. No dice, ojo al dato, caminar, pasear, corretear, deambular o flanear. Dice circular, como el código de la circulación.
    Los derechos fundamentales han de regularse por ley orgánica, es decir, mayorías cualificadas en ambas cámaras. Yo creo que Carmena si quiere quitarme el coche necesita una Ley Orgánica, cosa que Perro oculta a la audiencia del ChopSuey.

    Circular sí, pero por los alrededores. Como dice la propia palabra, en círculos. Al centro podéis en modo piernas, que es muy bueno para la salud, como hacemos los de las ciudades verdes, sostenibles y con certificado de calidad. El auto lo podéis dejar en el parking, cargando la batería eléctrica.

    A ver, corazones, que yo soy de Baracaldo y he vivido media vida en el polo químico, cerca de Sefanitro y Cepsa. Y desde que las ciudades están más limpias, en parte porque es mucho más difícil circular por ellas, tengo mucha más alegría de vivir. ¿Me queréis hacer llorar y sufrir?

  68. Viejecita, presume usted de ser conservadora pero luego no la veo muy conservacionista. Hay que conservar las cosas importantes, que no son precisamente las calles de seis carriles de circulación.

    Que la ciudad invada el campo es un imposible, cuando lo invade deja de ser campo. Y cuando las ciudades se descontrolan dejan de ser habitables.

    Me parece que el sentido común nos dice que no estaría mal que quedara alguna zona, no digo ya virgen, sino al menos no asfaltada. Aunque sea para que viva ese oso que les queda en Asturias o el lince que será mañana atropellado en la carretera. Yo a los bichos sólo los veo en los documentales de National Geographic, que los deben de rodar todos en el mismo parque sudafricano porque reconozco a los leones hasta por las caries. Dicen que hay muchos jabalíes alrededor de la casa de Mortimer, pero no sé yo.

  69. jrG jueves, 22/11/2018 a las 08:54

    JR: No le había dicho nada, pero sí le había visto.
    Estupendas viejas glorias que me han acompañado mientras buscaba un libro descatalogado en Internet todo el día.

  70. Hummm, lo que no se dice en ese artículo sobre Jane Birkin es que «Je t’aime… moi non plus» ya la había grabado Gainsbourg con su anterior amante, Brigitte Bardot.

  71. El arquitecto Miguel Fisac era de Daimiel y estamos emparentados con él. Sus obras han marcado de alguna forma la vida familiar. Su remodelacion del castillo de Calatrava la Nueva es junto a la Pagoda de Laboratorios Jorba lo que hemos vivido más de cerca aparte, claro, de los edificios que tiene en el pueblo que es tan feo que los desmerecen.
    La Pagoda la derribó el Ayuntamiento de Tierno, lo cual fue un escándalo internacional. Calatrava la Nueva parece que sólo la visito yo y algún otro despistao. Estamos hablando de hechos que reflejan no ya la baja cultura, sino la incultura. Fisac cargó primero con el estigma de ser del Opus, luego con el de salirse de la Obra y finalmente con el de ser un arquitecto franquista. Igual que se cargaron la Pagoda se quieren cepillar ahora las obras de Juan de Ábalos y la cruz de Cuelgamuros y dentro de poco, instigados por Satur, bombardear las Cibeles con el Camero encaramao. Eso sí, todo peatonicionalizado para que cuando venga Perroantonio dé lecciones de urbanismo

  72. Yo lo que digo es que si quitas la Cibeles tienes un paseo del copón. La Cibeles tapona, frena. Neptuno no, de hecho hace bonito.

    Estoy oyendo a Karmenski diciendo que ella en la oposición, ni de coña. Careto de hormigón, tiene la pava. Careto de hormigón. En cambio, Rita se quedaría en la oposición. No me cabe la menor duda. A ver cuándo se divorcia.

  73. Me dice un compañero que el primer móvil que tuvo se lo regaló una novia harta de que, cada vez que se mamaba, se sacase el zapato y se lo echara a la oreja al grito de «¿Hola, Raffaella?». Ya que iba a hacer la mamarrachada al menos que fuese con un teléfono.

  74. No sé si habéis visto el vídeo de la artista Yolanda Domínguez para la Dirección General de Igualdad y Mujer, Vicepresidencia, Gobierno de Cantabria: Yo soy tu machismo.

    La gente es muy pero que muy buena persona.

  75. La peatonalización también sufre regresiones, como aquella vez que temprano me encontré un coche que se había metido varios metros en la plaza del pueblo y había echado una farola abajo. Mientras las autoridades tomaban nota, el conductor hablaba por teléfono: «Papa, que he vuelto a dar la hostia con el coche…». Si en vez de un amigo con cara de papanatas le hubiese acompañado una novia dormida de copiloto, tendríamos un cuento de Ballard.

  76. Una vez bajé las escaleras que comunican el casco antiguo con la plaza del ayuntamiento viejo en un Renault 6, íbamos unos 7; escaleras, unas 12. Los municipales no nos vieron y seguimos camino muy contentos. Copas, ponle 20. Muy contentos.

  77. Los que no usan el transporte público a diario son muy partidarios de que los demás lo usemos y dejemos el coche en el garage; incluso los hay que te recuerdan que tienes piernas. Ya me gustaría ir caminando al trabajo, pero resulta que vivo a 16 km.

    No me quejo, soy un privilegiado, tengo metro de puerta a puerta, y solo un transbordo. Imagínense los que viven en la sierra o en ciudades dormitorio.

    Y además estoy en cabecera de línea y siempre pillo asiento, y puedo dormitar o leer.

    Dormitar o leer … si no me da por pensar quién habrá estado sentado en mi asiento durante el trayecto anterior, apoyando su cabeza grasienta y casposa donde la estoy apoyando yo ahora. O si no entran niños gritones y llorones, o un testigo de Jehová recordándote que Dios te ama; adolescentes que se empujan, se cuelgan de las barras o se sientan en el suelo. Gente comiendo o bebiendo, el insufrible rapero del metro, la peña hablando por sus móviles sin el menor decoro o poniéndo la música sin auriculares, indigentes, viajeros malolientes, arrimacebolletas y carteristas, y si esa tarde juega el Paleti, indios fuera de su reserva.

    En verano, con la jornada continuada, sales a las 15:00 o a las 16:00 de trabajar con 35º a la sombra. Cuando llegas al metro estás empapado de sudor y te subes a un vagón a 12º, con un chorro de aire que te da de pleno te pongas donde te pongas. En inverno, a la inversa: al subir al vagon tienes que quedarte como una Femen si no quieres pillar el sarampión. (Ahora se ha puesto de moda que un dia al año la gente va en ropa interior en el vagón, hijosdeputa). Me jode porque yo ni hablo, ni como, ni lloro, ni pido, ni me siento en el suelo, ni grito, ni canto, ni huelo mal. Y visto con guto y decoro. Pero mi respetuosa actitud hacia los demás recibe agresiones injustificadas de las que no puedo evadirme porque estoy atrapado en un vagón lanzado a gran velocidad por un túnel oscuro.

    Pero es güay y super-enrrollado. O sea.
    Bueno cuando hay retrasos, o huelgas, y tienes que hacerte un sitio entre sardinas apretadas en un vagón abarrotado, mola menos. Cuando se para en medio del túnel, sin dar ninguna expliación, o explicación tranquilizante e informativa como “por causas ajenas a Metro, el convoy permanecerá detenido durante un tiempo estimado superior a diez minutos”, la verdad: no mola.

    En realidad, no mola nada. Es un puto asco. No me vendan la moto.

  78. Procuro fijarme
    jueves, 22/11/2018 a las 21:07
    No sé si habéis visto el vídeo de la artista Yolanda Domínguez para la Dirección General de Igualdad y Mujer, Vicepresidencia, Gobierno de Cantabria: Yo soy tu machismo.
    La gente es muy pero que muy buena persona.

    Demasiado buena, sí. No lo había visto. Sí había leído hacía sólo un momento este titular pero no me molesté en ver el vídeo, supuse que algo sí mostraría, por chorra o inane que fuese. Después de verlo ahora, queda claro que lo único que muestra -además de eso, de que la gente es buena- es la subnormalidad profunda de la realizadora Yolanda Domínguez, “experta en comunicación de género”, veo ahí, de Pabló Cantó, que firma ese titular, de Alicia Renedo, directora de Igualdad y Mujer del Gobierno de Cantabria, y de todos y cada uno de los que han pagado y promocionado esa basura altamente contaminante y dañina para la causa que dice defender, porque parece obvio que a los únicos a quienes “mostrará” algo será a otros aún más subnormales y así la bola nunca dejará de crecer y cada hora habrá más expertas de este tipo. Creía que ya lo había visto todo en este terreno. En fin, que me ha gustado.

  79. Hay dos cosas que lo joden todo. Si se habla de dinero que se te note la avaricia. Empiezan los malos rollos y ya no te digo si estamos a repartir una herencia, ahí empieza una guerra civil familiar.
    La otra es que estando al mando se te note el furor de mandar. Todo el mundo se rebota. Se ponen locos. Y es que en general a todo el mundo le jode obedecer y simplemente lo soportamos con resignación. Pero si obedecer no es sólo a efectos puramente organizativos, sino para darle gusto al jefe, para que se cure el gusanillo de vernos dar vueltas, por ahí la peña no pasa.
    Se puede peatonalizar España entera sin que nadie rechiste, siempre que no parezca que disfrutas diciéndole a la gente que es gilipollas, que lo hace todo mal, que ya te voy a poner yo en forma, moderno, ecológico y europeo. Que al final vas a estar supercontento. Y es que yo oigo hablarme así y tiemblo porque pienso que si le dejo acabaría eligiéndome la ropa.

  80. Funes, todos hemos pasado por eso. Igual puedes consolarte en los malos momentos imaginando a cada uno de los grasientos, los testigos de Jehová, los raperos y las sardinas al volante de un coche en tu mismo carril. Molaría aún menos.

  81. Yo me tiré un par de años viajando cuatro horas diarias en el metro. Barcelona, Línea 4, la más chunga. Y tan feliz. Leyendo. Observando el paisanaje. Solo me atracaron una vez. En Madrid son muy señoritos.

  82. Me lo comentó Pagola, que se lo había oído a no sé quién. Si a partir de los 40 viajas en metro es que ya no llegarás a nada en tu vida.

  83. Albert
    jueves, 22/11/2018 a las 22:38
    Demasiado buena, sí. No lo había visto. Sí había leído hacía sólo un momento este titular pero no me molesté en ver el vídeo […]

    «[…] la cámara oculta que muestra que todos tenemos actitudes machistas».
    Me pregunto por qué dice muestra en vez de demuestra, si más demostrado no puede estar. Al de «caranchoa» le metieron una hostia y luego él solito se hizo desaparecer del oficio de yutúber; a está le paga una institución, es decir, usted, caranchoa.

  84. Albert jueves, 22/11/2018 a las 22:52
    puedes consolarte en los malos momentos imaginando a cada uno de los grasientos, los testigos de Jehová, los raperos y las sardinas al volante de un coche en tu mismo carril. Molaría aún menos.

    No, no, soy muy comprensivo y paciente conduciendo. Disfruto en mi coche oliendo solo a mí, eligiendo la música y temperatura que me pete, y sabiendo que el conductor del coche de al lado puede hacer lo mismo. Me joden, eso sí, los que ni en su propio coche puedes evitarles: el reggetón a tope con las ventanillas bajadas, el que tira una colilla, el que toca el claxon, pero es innegable que hay menos roce.

    Eso sí, todo tiene sus pros y sus contras: en coche ni dormito ni leo.

  85. LIMPIEZA DE SANGRE
    Tengo a gala, a estas alturas de la vida, no haber utilizado nunca el transporte público, no haber entrado al Corteinglés y no haberme ni acercado al (Wanda) Metropolitano. También considero un timbre de honor haber vivido más de 8 años en Bcn y no haber dicho ni una sola palabra en catalán.

  86. Funes
    jueves, 22/11/2018 a las 23:42
    García -Alix dice: Soviét
    Siempre pensé que era una palabra llana

    Pero los mexicanos, los venezolanos, los rusos y García-Alix pueden decirla aguda, según la RAE.

  87. No hay que hacer ningún caso a los que denuncian el robo de ideas. Las ideas no son propiedad de nadie. No lo son porque no están en ningún sitio. Ni en el mundo material ni en el síquico, ni en el cerebro ni en la mente.

    La idea que tengo de una ballena no puede estar en el cerebro. El cerebro, como sabe cualquiera que no sea neurólogo, es más pequeño que cualquier ballena, lo que obliga a pensar que, si hay en el cerebro algo que tenga que ver con una ballena, eso no puede ser la idea de una ballena.

    Tampoco está en la mente. Si bien es verdad que en la mente cabe todo, cosa que ya dijo en su momento Heráclito, no forma parte de la idea de ballena que ésta se halle en la mente. Por tanto, no está en ninguna mente.

    Lo que vale para la idea de ballena vale, mutatis mutandis, para cualquier otra.

  88. Observaciones para una correcta inteligencia de la demostración anterior:

    La foto de una ballena cabe en una cartera, aunque ésta sea más pequeña que una ballena, porque una foto es una cosa material (papel, cartulina…) cuyo tamaño puede ser inferior al de la cartera. Pero la idea de una ballena, a diferencia del pedazo de papel en el que se encuentra la imagen de ésta, el cual sirve para más cosas que para mostrar dicha imagen, no tiene otra razón de ser que la de ser la idea de esa ballena. Dicho a lo bestia: la idea de una ballena es una ballena.

    Faltaría a la verdad si les ocultara a ustedes la existencia de individuos completamente convencidos de que las ideas son representaciones mentales. Se imaginan que las ideas tienen dos caras, una objetiva y otra subjetiva, la idea de O (complemento de nombre objetivo) y la idea de S (complemento de nombre subjetivo). Pero el desdoblamiento de una idea la desborda; es otra idea: la idea del desblomamiento de una idea.

    Con esto no quiero decir que las ideas no pueden desdoblarse. De las ideas no debemos decir nada, ni si se desdoblan ni si no se desdoblan; lo único que nos cabe hacer con ellas es tenerlas (y confieso que no sé muy bien qué pinta aquí el verbo tener).

    Si hablamos de ellas con tanta alegría, es porque las concebimos echando mano de una analogía con las cosas, cuando una idea pertenece a otro orden. Nos imaginamos un soporte material, una especie de película ultrafina, cuya sutileza es tanta que sólo vemos la idea impresa en esa cosa. De un soporte de esa clase es legítimo predicar el dónde, el cuándo, el para qué, el de quién y mil cosas igual de periféricas. Pero una idea se agota en su contenido. La idea de una ballena es (la idea de) una ballena.

    Que, al decir que no se puede hablar de las ideas, esté hablando de ellas es algo a lo que no le encuentro mejor explicación que la naturaleza rarísima, puede que ilegítima, de la idea de idea. El mismo Platón ya se dio cuenta de las dificultades que plantea la relación entre las ideas y las cosas que las ejemplifican. De la misma envergadura son las dificultades que plantea, una vez que se admite que las ideas están en la mente, cosa de la que Platón se abstuvo muy razonablemente, la relación entre la idea y la mente en la que está.

Los comentarios están cerrados.