De lo que acontesció a Ximeno de Atalaya et a su afixado el 5 de Enero de face algunos annos

Por Ximeno de Atalaya.

Como sabeden vuesas merçedes mi sobrino caro et afixado, posede una grande abilidat cual es atinar con las más apuestas palabras para nos dezir los fechos que acontescen en su menguada pero probechosa vida. Et quiera Dios por la su merçed et por la su piedat, que no tornese la su cumplida fabla en el fárrago desordenado de su tío et padrino.

El día quinto del mes de enero del año del Señor de dos mil e dieçytantos tuvo el rapaz grande ocasión para facer muestra de la su presteça e así lo fizo a fe mía et a la de mis amigos, parientes et deudos.

Los fechos que a vuesas merçedes relato e a los que me remito acontescieron en una pequenha villa que ameritó famas bien merescidas a cuenta de un retablo de las maravillas regentado por un enano bravío et belicoso et de infausta memoria que abate estuvo de costalarme.

Las nieblas e brumas que aquella alborada se obrieran paso desde el Guadiana no fazieron buen pressagio a fe mía. Brumas que estovieron brumando por todo el día.

Acontesció que el Regidor de la villa quiso merescer loas et albricias et alabanças et conpuso una proçesión con unos falsos Reyes Magos venidos de falsos reynos, montados en falsos camellos dizque mechanicos. Et fízolo a sabiendas de haber sido descomulgado por sus muchos pecados, e por cima de todos ellos, por trocar los días feriados que sanctifican las fiestas santas por los de paganas carnestolendas y otras albriçias mesmamente desaventuradas.

Et no contento con ello fizo enmascarar tres carruajes para que naide olvidarse podiera de su passió Carnivalera et olvidando que para Dios et para el alma non aprovechan las obras que el omne faze sin pessar a cual entención son fechas. Et como non le paresció sufiçiente animó a menestrales et senhores a ser partícipes de las sus fechorías et les fizo exhortos, súplicas et amonestaçiones. Con aquestas malas artes conseguiese que algunos fizieran lo que fazer non querían et aquellas visperas del quinto dia de diciembre prestaronse para el cortejo circa de un par de dozenas de carretones et una galera que oviera en la suya historia melliores tempos. Et unos fuessen tirados por bueyes, otros por mulas et otros, que parescieran bestias del averno o ingenios del maligno, ça portaban en sus costales rugientes calderas fumeantes et non preciçavan d´otras bestias que las xalaran.

Fuese açogado por su mala fortuna, fuese castigo divino por tamanna consexa de desvaríos, acontescio que el mástil de la galera tronchóse en dos pedaços. Todas las cosas nasçen pequenhas et dandoles tempo, cresçen y el yerro nasce del yerro y siempre torna en yerro, así el palacio de los falsos magos tornóse en cárcel para ellos pues quedóse maltravesado el artificio en el que fuesen montados et la su máquina, intoxigata por el esforço, perdió fuelle et tosiendo fumos corrompidos et estrepitos agonicos travóse en una angosta calle de la que no sabieron desemprisionarlo. Artífices et mecanicos fizieron sus saberes pero la caldera non fumaba et toda completa la comitiva quedose varada. Fasta que fuese de tiempo que lo pudiesen remediar, tío et sobrino partimos a fazer unos mandados que el padre de mi afixado habíanos encomendado. Prestos a cumplir sus deseos dirigimos nossos pasos al zoco de Maese Severiano que es un abaçero cuyas merchandías son a toda prueva, non como las que trassiega ese chinés que se faze llamar Wen Biao, nombre que non es christiano, et que fue el que me fizo suministro de un fermoso “chandal bolivariano” et qui osa mercar martillos de un solo uso et por tan escigua manera complía con su menester.

Merqué una sacadera que bien oviesse-nos servir para sacar de las aguas a un pez ballena de tamaño terciado. Tenía un mástil de fresno bien curado et coronado de una rede de cánnamo trençado en un malliado tan prieto que solo las aguas más finas de los veneros de melior pureça se escurrieran. Además merqué un sayón de lana que era de su color y estaba tan ençerado que teníase en pie como un gato pues unieronse urdimbre y tegumento fasta fazer un lienzo mas recio que la armadura de un cavallero. Mas ca non podemos ser guardados de todas las tachas, mientras tornamos de vuelta, mis pecadores oxos detuvieronse en una mercadería fabulosa regentada por un ome de faz gualda, con oxos angostos como ferida de daga. Paresciome el mesmo Wen Biao, su hemano gemelo, o su vivo retrato. Hollamos ammos, tio et sobrino, los umbrales de aquellos baçares repletos de bagatelas de ignota radiz, de mala ralea et de mal recabdo, pero mercables a cambio de miseros sueldos. Presos de nuestras flaqueças mercamos un exótico atuendo intitulado “Disfraz de Entomólogo” compuesto por un tocado aparescido a un yelmo mal forxado, una vara de tres palmos con una rede tan flaca que paresciome fecha de telar de morgañas. Completabase el atuendo con una lente aquexada de turbideçes et otros dapños.

Vestidos dambos con las merchandías et armados et pertrechados con nossos regüellos prestos a correr aventuras et desfacer entuertos, partimos en pos de la comitiva que perduraba enbargada entre callejas y plazuelas. Et yendo amos de la mano fuymos cobardemente atacados por una horda de desonrados que portaban sacas de peladillas y confites que nos arroxaron con assaz atino, a fe mía, el metieren nos muchos miedos a ser con dulçes escalabrados. Et fuymos como anima que lleva al diablo et aperçibidos de los peligros de la contienda, proteximos nossos corpos con enproviçadas coraças et con los regüellos en ristre et sorteando periglos et guloçinas fizimos captura de los proyiestiles que nos fueran arroxados. Armados daquesta guissa començamos nossa escaramuça et endereçamos a los reales palacios, et los sus desfensores, que vieron que al sitio non habían más de un cavallero y medio, dambos cuasi desarmados et alongados de los sus cavallos, bolbieron a sus asuntos e dispreçiaron el fecho de estar siendo sitiados. Aprovechamos la ocasión de que los centinelas estaban axenos a miedos et espantos et con grandes avorozes fizimos requisa de non menos de una arroba de confites, caramelo más, caramelo menos.

Adiesso las archas et faltriqueras quedaran colmadas de botin fizimos un merescido descanso et seyendo hacia casa bien cevados de confites, do la bruma non parava, et el frío non cesaba, acontesció que una mula relaxó el mesmísimo culo e fizo deposición de un buen pugnado de fumeantes cagarros. Et el infante al ver los fumos dixo:

—Quema
—No quema –respondile–. Esos fumos que vedes son vapores quentes, mas no queman. Et el infante quando esto oyó lanzóse raudo en pos de uno de aquellos fumantes moxones. Muy espantado porque fuera a tomar una inmundicia gritéle:
—¡No se prende!
—No quema –fuese su respuesta que compannó hundiendo la suya cabeça entre los suyos hombros.
—No quema, mas no se prende.
—¿Et pod qué? –respondiome.
—Porque es caca.
—¿Caca?

Los omes deximos a los infantes que es “caca” quasi todo. Ca quasi todo lo que prenden arriman-lo a la su boca et de aquesta manera queremos fazer que non “chuperretearen” nada que falto de fixiene podiera facerles enfermar.

—Devedes entendet que hay dos clases de “caca”, las que como aquesta salen del culo, e otras que así son nominadas por ser porquería et non por salir de los corpo del ome o del animal. Parescióme que el impuber aprendio la lesción pues repuso:

—¿No ze prende?
—¡Non! Recien acabo de relataros que esa “caca” es una “caca” de veritat, recien surxida del culo et tales “cacas” non se prenden nunca xamás. Mas cierto es que non faltan otras cacas que manque podieren ser prendidas, nunca se habrán de catar. Et esto es así ca las cacas de pureça et de veritat son “cacas” de merda et nunca las devieres de con las tus manos palpar ni de con los tuyos piedes follar.

Et desque las gentes et mi afixado escucharon aquesta sabiduría un rapazuelo quedóse fixo mirando el escriemento de una acémila que farta de esperas non trovó mellior diversión que alzar el su rabo, ladeallo et soltar una ristra de pedos nunçios de sus albaquías.

Sepan vuesas merçedes que hay diverxas classes de párvulos danninos si nos atennemos a sus desbaríos. Sean primero citados los dessmemoriados, que non son periculosos ca su vida passa entre despistes, olvidos et descuidados. Despues son los atravessados que buscan alguna guisa para facer sus desaguisados. Et luego son los aendemoniados que no precisan guardarsse ca con su solo respirar, el aire se envilece et naide pode se guarescer de sus fiechorías ca çierto es que fasta el tempo se apurre si non es sobrado para sus maldades.

Sabedes que yo ya non só mancebo, que desde que fui nasçido fasta agora me curtí en muy crudeles contiendas et quando digo que aquel garçón mas que aendemoniado era un diabolo que asustaba al mesmo Satán, digo verdad. Et jubguen vuesas merçedes el merescimiento del malhadado puberto, el cual prendió un cagaxón fumante, llevólo a su nariz et ca non plazió del odor conpuso un mueca de asco et lanzóme la inmundicia con sañudo coraxe. Et yo que lo vide venir, pues cognosco el cariz de tal su mirada assesina, dispuse mi cuerpo para la esquiba de tan sucio mensaxe et gradesco a nuestro señor Dios que el xovençuelo fallara por unas micas.

Mas el trono del falso Gaspar no estaba muy alongado, e quedó suçio et enmerdado, al igual que el su soberano. El autor de tamaño desaguisado paresció encontrar regocixo en su acto et, agora con dambas manos, fizo muestra de su habilidad arroxando a la carroza real cumplida media doçena de bonnigas. El probe rey Melchor fue aspergado de feces por el su cuerpo como peregrino en crudel penitentia, e Baltassar adivinando las possibles consecuenças, gratias a la su condiçon de Mago, arremangóse la túnica e dexando ver unas flacas et obscuríssimas pernas fizo una abdicaçiòn de urgençia et fuyó del carruagem agora doblemente averiado.

Lexos de enmendar su malhadada conducta, el mançebo agarró un otro moxón e fizo blanco en un fámulo que muy encoraxado et tras signarse del signo de la sancta cruz, baxó de su fabitáculo e devolvió el agravio. Et como quiera que mulas, ovexas, burrancos et bueyes dieron en entretener las sus esperas de las mesmas sucias maneras que las acémilas, non faltaban destritus de todos los tamannios. Et fuese por el poco tino de los tiradores, fuese por el poco seso, al instante acorrieron sin atisbo de dubdas varios, que digo varios, muchos et por demás demasiados christianos viexos et nuevos et senniores et menestrales, quienes ya feridos de pestilençia no obstaron a fundir las suyas manos en el estiércol et lanzarse pedradas de merdas a punnados. Et faziendo esto los presentes fueranse omes o mullieres, ricos o probes entre todos ellos texiose una behetría de bonnigas que dexaba menguado al mesmissimo muladar veçinal. Et ca la contienda no obiesse final aproçimado, et como semper melior es que non vos metades en cosa que lo ayades todo aventurar, e por aver paz et assosiego a nossas belicosas animas desoyimos, et para proteger nossos corpos fuyimos, et inspirados por el buen entendimiento del Rey Baltassar, fuyimos espantados, si bien nossotros non debimos fazer renunçia a trono alguno.

Et gratias sean dadas a la Santissima Trinidad que, cubridos nossos cuerpos con el manto encerado, de la fediente porfía fuimos salvifiçados, Luego que el pleyto asemexaba un conçillio de carabaxos peloteros embriagados, et gradescidos por no ser mançillados, tornamos a nuestros cuarteles con la entención bien cumplida, et riyentes et divertidos al recordar los lances de los vezinos que repartieronse pringues asemexando a la “tomatina de Bunnol”. Empero justo es recognoscer que fizieron algunos cambios, en la color, por poner un exiemplo. Et en llegados al hogar de sus mayores, la su madre dizía intrigada por nossos regocixos:

—¿D´onde venides malandrines tan complaçidos e risuennos?

Et atcaesció que mi caro afijado, sin que oviesse espera, fabló desta guisa:

—De la Cagalbata de los Reyes Magos.

P.D.

El zagal que non sabió la ventura que nos fue regalada, mas reyía solaçado por la grande algarabía y las divertidas correrías que ovimos de correr con todas nossas forças para tener mellor cauçion de nostro sino, ça como dixo Cromwell: “Confiad en Dios, mas tened seca la pólvora”. Mas, en su viveça fizo adivinançia de que su padrino algo hubo que ver en aquella fediente xarana, ça cuando le hubieron preguntado ¿Qué quieres que te traigan los Reyes Magos? Respondió parco:

—Tío Timeno.

135 comentarios en “De lo que acontesció a Ximeno de Atalaya et a su afixado el 5 de Enero de face algunos annos

  1. ¡ Qué Gozada de Regalo de Reyes !
    ¡ Yo también me pediría un Tío Timeno si oviese ocasión.!

    Muchas gracias Ximeno por la historia.
    Y Gracias Doña Marta, Don Bremaneur, Don Perroantonio, por ponerla, cambiando de ese modo el orden establecido.

  2. Viendo la noticia de ayer, posterior a una pequeña conexión con la cabalgata de Carmena, uno piensa que casi es mejor que los niños se enteren por el Rey negro.
    Es que además no le falta razón.
    El estado no son los Reyes, los Reyes no existen sobre todo si eres republicano o Vasco, que ahí se les mezclan todas las cosas de la magia en el mismo supermercado, el Santa, el Carbonero y los de Oriente.
    Claro que los niños son pequeños, pero nada tontos y si muy egoistones y si se les da hueco pues piden a todos.
    Y claro, en algún momento, y más cuando se presentan de nuevo las vacas flacas, teníamos que ir deshaciendo el engaño, y por otro lado demostrar a los enanos, que efectivamente los únicos que hacen magia son los padres.
    Los padres pagan les guste o no la versión oficial de las cosas, soportan las navidades para que ellos tengan su minuto de magia, y la economía facturo el 30 o 40% del año en unas semanas, para que además tampoco queden demasiado contentos, más que deslumbrados por el enorme flash de unos regalos en un momento dado.
    Pues al final, creo que el Rey negro, ha hecho un gran favor a los papases de Andoaín, y a muchos del territorio vascongado y también al Catalán y de otras nacionalidades Hispanas.
    De momento deberán pedir sus regalos al Carbonero que es el mago oficial, o directamente a sus padres que de esta forma podrán explicarles lo jodidas que están las cosas para veleidades y que escriban sus cartas a Ajuria Enea.
    Y se irán acostumbrando a votar a gentes de verdad universal cierta que les den regalos y no se los quiten.
    Está bien esto de cargarse los secretos mejor guardados de los últimos cientos de años.
    Es mejor que el azúcar refinado de los salvadores

  3. JrG (09’19 )
    ¿ Donde salen esas noticias de las que usted habla? Que no sé donde buscarlas.
    Que ayer , cuando se fueron todos, y recogí la cocina, estuvimos viendo por enésima vez “The Big Chill” ( aquí reencuentro ), cuyos diálogos ya nos sabemos de memoria, con lo que disfrutamos mucho más, y luego nos fuimos directamente a dormir, sin echar una sola “luqueada” a los periódicos.
    Y, esta mañana, mientras se van haciendo, despacito, unas alubias blancas con confit de pato que ya perfuman toda la casa, he ido a buscar esas noticias sobre la cabalgata, Carmena, y Baltasar, y no las encuentro…
    Seguiré buscando, por si las flais, pero, conociendo mi brutez, y que en el google me están empezando a hacer “luz de gas”, ya me gustaría saber donde mirar.
    Por Favor y Gracias

  4. Viejecita, la cabalgata la vi unos minutos en el canal internacional de TVE. Lo del Rey negro lo he encontrado en El Confidencial, pero lo adelantó ayer Procuro.
    Comeré algo parecido hoy, que nos sobró de hace unos días, pero en puré, que estoy con la boca para tirar.

  5. Viejecita yo me estuve viendo y mi mujer durmiendo, todas las películas de que disponía Netflix sobre el antes el durante y el después del crack económico de 2007.
    La niña nos ha conectado un mes gratis a esta plataforma, y la estoy explorando.
    La verdad es que con lo visto hasta el momento se que no voy a renovar, no le veo la gracia, y muchos de los títulos los he conseguido ver en tv no de pago suplementario.
    Las series están bien si te las puedes ver del tirón, pero se hacen demasiado largas, y prefiero las películas de dos o incluso tres horas.
    La que se me ha agarrado ha sido la de Roma.
    Me gusta el blanco y negro, y me gusta el ritmo lento que tienen los primeros 15 minutos que es lo que he visto, pero todavía no he continuado.
    La quiero terminar antes del día 20, ya que aquí ha sido muy elogiada, pero una película lenta o un texto largo, con dolores en la boca y con un aliento de mina de sal, no son muy compatibles.

  6. Yo puedo leer al entretenido Ximeno; ahora, ver Roma eso sí que no. Alta o baja cultura. Lo que haga falta, siempre que no sea un coñazo. Coñazos no.

  7. Pirata Jenny
    domingo, 06/01/2019 a las 02:21

    Le estaba respondiendo a S. sobre la locura que decía que dijo Coetzee o diría y, como luego puso un poema de Ángel González, me vi muy ocurrente porque me acordé del Nada grave de ese libro que es póstumo, último poema y último verso de su vida. Total, que luego me entretuve con el libro, qué libro más tristísimo a las dos de la mañana. Y así fue como me castigó Dios por querer hacerme la graciosa.

  8. Brema es usted tremendo y muy valiente.
    Y un lince para los negocios.
    La poesía nos mata.
    De verdad le va a dejar atender el tenderete al Marqués?
    En gastos de representación le va a arreglar el balance, eso sí.
    Maravilloso ser antinacionalista catalán y Soriano de vocación, para montar un despacho de libros de viejo en Barcelona, desde Berlín.
    Eso sí que es magia.
    Si quiere le monto una sucursal aquí de” La Bibliotheque Fantôme”…

  9. Hombre, La Biblioteca Fantomas podría ser la sucursal cinematográfica y comiquera de La Biblioteca Fantasma, más centrada en la historia de la II República y la Guerra Civil.

  10. JrG, supongo que querrá decir «gastos de alta representación institucional»
    Me he hecho un tratamiento en el pelo con unos tónicos especiales y me ha salido una onda en el flequillo al estilo de Ramón. Entiendo que ello dará mayor valor a mi presencia comandando la gestión de la batea.

  11. Buenísimo, Ximeno. Abunda en mi idea de que lo mejor para los niños es hacer lanzamiento con ellos al pie de un estercolero.

  12. Héctor Yánover, librero argentino, cuenta en sus memorias que uno le preguntó: ¿Tienen, de Lenin, Materialismo y empiriocretinismo? También de otro que preguntó por unos Cuentos completos, y al preguntarle que de quién, respondió: Pero cómo, ¿hay muchos con el mismo título? Y una vez echó a un subalterno porque le propuso un cartel para aumentar las ventas: «Hasta la bruta de tu madre puede leer un libro».

  13. Muchas gracias JrG , y Procuro ( a cuyo enlace de anoche no había ido, que de noche sólo vengo cuando tengo insomnio, y le pido perdón por ello ).
    El caso es que esto del Rey Negro en Andoain, me ha recordado a un dicho de Jaimito, de mi infancia :
    – Dí, Jaimito :¿ Como se llaman los tres reyes Magos ?
    – No son tres, que son cuatro
    – ¿ cuatro ?
    – Sí, seño ; son Melchor, Gaspar, Vaasaltar, y Secayó.

    En mi infancia todos los niños estábamos fascinados, a la par que aterrorizados con La Guardia Mora… Y los asociábamos con Baltasar, ( que, en la leyenda, no lo era , pero le llamábamos El Rey Moro )
    Ahora, los manteros , que sí son negros, están por todas partes, pero ni van a caballo, ni llevan esos uniformes tan chocantes.
    Así que supongo que si los niños identifican a Baltasar con los manteros, lo que diga desde un balcón, les impresionará mucho menos, y, por la cuenta que les trae, ( que una vez que no creen en los Reyes, se les termina el chollo de pedirlo TODO ), no le darán crédito.

  14. Un buen cartel para anunciar la librería en BCN (President Josep Tarradellas) sería “Libros en Español” NO ROBAMOS.

  15. Me parece muy bien la apertura al diálogo interterritorial y a la normalización de las actividades culturales entre los pueblos que habéis conseguido con este artículo de Ximènes escrito en catalán.

  16. Por cierto, cuantos empleos va a generar la librería?
    Necesitará un asesor fiscal?
    Un portavoz de asuntos Franceses?
    Será prescriptivo el Catalán y su cartel traducido a todas las lenguas humanas de España y Cataluña?
    La seguridad será a cargo de los Mozos, o privada?

  17. Me cuentan que en Nochevieja un fulano que conozco, MA, de pasado turbulento ya presuntamente corregido por la vida familiar y la ausencia de alterne, se pasó un poco dándole al frasco y se lo encontró la Guardia Civil, a altas horas de la madrugada, haciendo ceros con el coche en un aparcamiento al lado de la playa. Le dieron el alto pero MA, con fundadas sospechas de que si lo pescaban iba a empezar el año rascándose el bolsillo y tal vez durmiendo en el calabozo, se dio a la fuga. Hay que precisar que este hombre es un experto en estas lides, pues ya le habían quitado dos veces el carné anteriormente. Salío pues a todo trapo con los picoletos detrás y se puso a zigzaguear por serpenteantes calles y flamantes rotondas, dándose el despiste de que se metió en dirección prohibida sin querer, o a lo mejor queriendo, que no han llegado a tanto mis pesquisas. En una curva peligrosa, como la de las chicas que salen a ver quién hay por ahí, parece que se le fue la mano al girar, cosa normal teniendo en cuenta que esa calle tiene menos luces que Pdr Snchz saliendo a mear de noche, y que además MA iba un poco tostado del hígado, no vio la batería de coches aparcados y se fue a estampar contra el más nuevo, comprado hacía seis meses por una orgullosa madre a su hijo. Ambos coches quedaron como las latas de cocacola cuando les das un pisotón. La Guardia Civil llegó al lugar de autos (badum tss) y se puso a guardiacivilear. MA dio una tasa de alcohol de 1,17, no es por presumir (varios de los que me contaban la historia sacaron a relucir otras alcoholemias suyas no poco escandalosas, con multas y retiradas de carné varias, pero sin llegar a esos extremos) y suponemos que será la tercera vez que le quiten la licencia. En el pueblo ya circulan memes con su cara, lo que me sigue dando mucha risa. Otro día contaré la historia de su padre, borracho de competición, a quien su mujer mandó un sicario, amante de ella a la sazón, para que le descerrajase varios tiros. El tipo lo hizo cuando el padre de MA estaba en la cama y no le acertó ninguno, no sabemos si por incompetencia o porque el otro borracho esquivó las balas. Cosas veredes…

  18. Velhote et santho padroeiro Ximeno,se calhar exiemplo das mais porreiras palabrinhas lidas nestle bloh, arroba d’brigados.

  19. Que fermosísima hestoria, Ximeno. Por momentos se parece uno de los naufragios de Gulliver o de los conquistadores de la Nueva España, el relato un poco distante de las costumbres absurdas de gentes extrañas.

  20. Acabo de volver a ver Ciudadano Kane y, al igual que me sucedió la primera vez, creo que mejor línea de diálogo de la película, en esta caso escrita por Mankiewicz y no por Welles, es la de Bernstein hablando con el periodista. El propio Welles afirmó en una ocasión que ésta era la escena favorita de todas sus películas.

    Un día, allá por 1896, cruzaba en el transbordador camino de Jersey. Había otro transbordador que atracaba y… una chica esperaba para desembarcar. Tenía puesto un vestido blanco… Sólo la vi durante un segundo… Pero apostaría a que desde entonces no ha pasado un solo mes en el que no haya pensado en esa muchacha.

  21. Merienda familiar con Cola Cao y roscón. Aviso que el Cola Cao es catalán y exijo chocolate de Villajoyosa como alternativa. Alguien mira la etiqueta del Cola Cao y según reza proviene de Valencia. Indago, es otra de las empresas que salió de Cataluña por el procés.

  22. Solo siento odio para 2019, espero que se lie parda en el 2019, guerra en el Kurdistan, en Ucrania y en Venezuela, salida brexit sin acuerdo, que se extingan las ballenas, las abejas y las tortugas, que suba 8m el nivel del mar, que mueran los ricos atragantados en plástico y para los pobres de rebrote turbulento de sida, que la liga la gane el Atleti y la champions el Liverpool, ¿Qué mas? O también el Atleti. Solo malos deseos. Que las mujeres que no tengan enfermedades contagiosas se nieguen a follar, castracción para los violadores y los puteros, para todos los hombres en realidad, inflacciones del 100%, corralitos, uso de armas químicas y nucleares, ¿Qué mas? que en Cataluña siga el 155, nuevos descubrimientos de corrupción en el PP y que Pablo Iglesias se compre un yate y lo atraque en Mallorca, que le atraquen en su chalet unos inmigrantes…

  23. Pues ya es el 2019 de verdad.
    Lo que más me jode de que tumblr y susarañas y bots no dejen publicar cosas porno es su falta de eficiencia.
    Los programadores se han inventado un castrador de imágenes que no es muy bueno.
    Pero el mensaje de porqué es lo peor.
    Nunca he puesto ninguna imagen ni ligeramente pornografica, y pocas veces algo erotico, pues no viene a cuento de los temas que forman mi imaginario.
    Pero algunos que si lo hacían eran muy buenos y los han anulado casi por completo.
    Tumblr es una empresa privada y ha creado su terreno de juego, nada se puede reprochar, solo constatar la realidad.
    El mundo según Disney.
    Buenos días.

  24. Extraordinaria la ilustración. Muchísimas gracias. Extiendo mis agradecimientos a los lectores por sus amables parabienes y prometo esmerarme en lo sucesivo para llegar a merecer que Viejecita me acoja entre los merecedores de impresión. Pido perdón a todos los españoles por este baldón en mi expediente.

  25. Me ha costado leer y entender el Chopsuey de Reyes, pero no le culpo a usted, Don Ximeno, el traductor de gugle tampoco lo traducía, ¿Ha pensado enviarlo a Trapiello para que escriba la versión para rubias?

  26. Ximeno de Atalaya
    lunes, 07/01/2019 a las 09:53
    y prometo esmerarme en lo sucesivo para llegar a merecer que Viejecita me acoja entre los merecedores de impresión.

    Pues esta viejecita tiene su entrada de Reyes de usted , impresa, y guardada entre otros tesoros ( aunque se le haya pasado decirlo, y aunque, las entradas “de cabecera” se encuentren con toda felicidad – no así los posts de los “diversos fanzinerosos” comentando esas entradas, u otros temas, a lo largo de la permanencia en portada de dichas entradas de cabecera- ).

    Y ya sé que es prácticamente imposible que en categorías se pudieran buscar los posts de “no de cabecera” de los distintos Nicks que aquí vienen a escribir, y por eso es por lo que imprimo y guardo los que me parecen inmarcesibles.
    Porque , a no ser que una sea Procuro, que ya me gustaría saber como lo hace, lo de encontrar comentarios de esos, de meses o de años atrás me parece una tarea titánica.

    Me vuelvo a mi lunes
    Hasta luego, espero

  27. Ximeno, es usté un fenómeno. Lo de la abdicación de urgencia ha estado a punto de llevarme al otro barrio por atragantamiento con napolitana de chocolate.

  28. He aquí la “traductio lliteral” que requerides, palabra por palabra y sin quitar ni poner una mísera coma, bella dama.

    (Sean vuesos deseos luçes de mis afanes)

    << Como saben ustedes tengo un sobrino amado -en quien tengo complacencia (que decía Yahvé y no voy yo a ser menos)- que tiene la habilidad de elegir unos términos concisos y rotundos a la hora de describir los acontecimientos que se asoman a su corta vida. No como su tío que tiene propensión al fárrago. El pasado 5 de Enero tuve ocasión de llevarlo a presenciar un acontecimiento que su verbo precoz denominó con escrupulosa exactitud.

    Los hechos a que me refiero sucedieron en una pequeña villa que ganó cierta fama por la fallida proyección de una película en un cine de verano regentado por un enano belicoso de infausta memoria. El presupuesto dedicado a cultivar la ilusión de unos niños cada día menos inocentes no era abundante. Sólo la niebla, pertinaz en los inviernos de esta antigua villa, contribuía desinteresadamente a aportar algo de misterio y fantasía a un desfile que nació mal y habría de terminar rematadamente.

    Los munícipes, para ayudar a la financiación del acontecimiento, invitaron a las pocas industrias locales para que contribuyeran en la medida de sus posibilidades. El propio Ayuntamiento cedió para la ocasión tres tractores que tuvieron tiempos mejores. El primero de ellos se dedicaba al transporte de enseres en la romería de mayo, el segundo a la retirada de los restos de la poda de los árboles y el tercero, una plataforma enorme donada por el Regimiento de Ingenieros, se usaba para el transporte de excavadoras y otra maquinaria pesada. De la representación de las industrias locales cabe destacar por su esplendor una camioneta de reparto de gas butano disfrazada de trirreme y un camión de refrescos muy apañado.

    Las torpes manos de unos artesanos inhábiles y presumo que poco motivados, junto a unos restos de atrezo y otros materiales de deshecho, hicieron lo que pudieron para maquillar los pocos vehículos que portaban en sus cajas unos escenarios más cicateros que modestos. También resultaron insólitos hasta el esperpento pues se permitió a las empresas patrocinadoras cometer todo tipo de excesos a la hora de exhibir sus poderes.

    Quizás aquellos camiones no eran los vehículos más adecuados para circular al paso de los peatones, quizás se coló algún vehículo cascado, el caso es que cuando había transcurrido una media hora del extraordinario espectáculo de luz y color que esperábamos, uno de los vehículos, atosigado por el esfuerzo, perdió fuelle y tosiendo humo y estrépitos, se paró. Fueron pasando los minutos y la situación no parecía tener solución. La Comitiva Real estaba atrapada en una calle muy estrecha, cuya circulación normalmente discurre en sentido contrario. Este hecho le impedía salir del atolladero sin una profunda revisión del Plan General de Ordenación Urbana que incluyera el trazado de una nueva vía y una plaza con viales accesorios que permitieran maniobrar mínimamente a grúas, vehículos de apoyo y mecánicos.

    Para aliviar la espera había que hacer algo y nosotros aprovechamos para acercarnos a Comercial Domíguez, un establecimiento local que ofrece artículos —todos ellos— de calidad contrastada, no como los que mercadea el señor Wen Biao, mi proveedor oficial de chándales bolivarianos, que vende martillos de un solo uso. El padre de la criatura me había encargado que le comprara una sacadera y un capote de hule, que necesitaba para ir al lucio.

    Compré una sacadera que hubiera permitido extraer de las profundidades abisales un ictiosauro de buen tamaño. El mástil era de fresno y portaba una red de cáñamo trenzado en una malla tan apretada que uno dudaba que de allí pudiera escurrirse el agua. El capote era de color verde y se sostenía de pie. Como era un poco menos rígido que el traje del Hombre de Hojalata, decidí que me ahorraría muchos esfuerzos si, en vez de volverlo a plegar, lo llevaba puesto. De vuelta acudimos a completar nuestra impedimenta al establecimiento de un pariente cercano del Sr. Wen Biao, de quien parece ser el reflejo en un espejo. Allí mercamos una equipación de urgencia de entomólogo. Consistía en un salacot enano, un cazamariposas cuya red debía estar tejida con alas de hada, pues era brillante a la vez que traslúcida y ligera hasta extremos inverosímiles. Se completaba con una lupa de plástico aquejada de cataratas y un chaleco de cazador parecido a los que gustan usar los corresponsales de guerra. Coloqué a mi ahijado el salacot a modo de casco, el chaleco como sobretodo y armados con el cazamariposas y la sacadera nos dirigimos en pos de aventuras.

    Sorteamos unas pocas carrozas a cual más disparatada, pues no es tarea fácil compatibilizar en el mismo entorno espacio-temporal a unas burbujotas doradas freixenéticas, cuyo desorden alimenticio no era precisamente la anorexia, con pastorcillos y pajes, amén de productos fitosanitarios con patas, hamburguesas sonrientes y Bob Esponja. Afortunadamente mi sobrino no estaba en edad de pedir explicaciones para según qué cosas. Poco antes de llegar a la Plataforma Real, que consistía en un angosto palacio compartido por los tres Magos y remolcado por la cabeza tractora, fuimos atacados por unos gnomos que disparaban caramelos con endiablada puntería. Nosotros estábamos ayunos de munición. Puse en el suelo a mi sobrino, lo protegí con el capote acorazado y mientras, con la sacadera haciendo las veces de cazamariposas, aunque por su robustez bien podría denominarse “cazabuitres leonados”, iniciamos una retirada estratégica que nos permitiera coger al vuelo aquellos peligrosos proyectiles sin riesgo a resultar fatalmente lapidados.

    Un Peter Pan reencarnado en niña feroz se empeñó en descalabrarme y un enanito de Blancanieves al que no logré identificar se turnaba con ella en perfecta sincronía a la hora de intentar acaramelizarnos.

    Huimos a la desesperada y conseguimos alejarnos lo suficiente como para que aquellos mortíferos proyectiles se tornaran con la distancia en dulces mariposas con alas de celofán. Cazamos algunas al vuelo y con ellas iniciamos un azucarado contraataque, aunque sabíamos que sería rechazado por oleadas de enemigos, muy numerosos, bien protegidos y con munición de sobra proporcionada por una industria local. Nuestra moral de combate era alta y nuestra estrategia estaba limitada a una serie de escaramuzas de provocación. El enemigo nos superaba en número y estaba extraordinariamente bien pertrechado. No obstante, nuestra disposición para la lucha y el sacrificio era encomiable. Aún así, nuestras acometidas eran rechazadas sistemáticamente por unas descargas cerradas de las que a duras penas nos podíamos guarecer tras aquel telón de acero verde que soportaba sobre mis hombros y la sacadera que, en pocos segundos, se llenaba de proyectiles. Así, arriesgando nuestra integridad física, logramos incautar al enemigo parte de su armamento y no exagero si presumo de haber requisado cuatro kilos y medio de munición, caramelo más, caramelo menos.

    En esas estábamos cuando hizo su aparición un pastor perfectamente equipado para la trashumancia. Uno de los pocos elementos que no distorsionaban en aquel desfile de carnaval. El pastor guiaba un rebaño de ovejas, ayudado por dos mastines de buena talla, un perro ovejero que sabía perfectamente su cometido y un par de burras que portaban los archiperres. Los animales estaban nerviosos por las luces, los incómodos altavoces y los cientos de personas congregadas. Además aquello no avanzaba y los asistentes mostrábamos cierta inquietud a la espera de una solución que no llegaba. Las burras que —al igual que las ovejas— no sabían que a las procesiones se va cagado, tuvieron la desdichada ocurrencia de relajar sus esfínteres, alzar el rabo, ladearlo y aliviarse dejando caer unas heces arriñonadas, tal como corresponde a estos animales. Hacía frío y por ello los excrementos desprendían un espeso vaho, muy notorio por estar iluminado con luces artificiales. Este vaho fue interpretado por mi ahijado como humo, razón por la que señalándolo exclamó:

    —¡Quema!
    —No, no quema —respondí—, es vapor y está caliente pero no quema.
    El niño, al saber que aquello no quemaba, se lanzó a por uno de aquellos humeantes mojones pero se lo impedí a la vez que le advertía:
    —No se coge.
    —No quema —respondió encogiéndose de hombros y mostrando sus manitas mientras trataba de zafarse.
    —Ya, no quema pero no se coge —le dije a la vez que lo sujetaba con firmeza.
    —¿Pod qué?
    —Porque es caca.
    —¿Caca? —Los adultos tenemos la manía de decirles a los niños que es “caca” casi todo lo que llame su atención. Es cierto que su forma habitual de exploración incluye, además de una concienzuda manipulación, una minuciosa cata que suele incluir chuperreteos varios, algo que resultaba imperioso impedir en aquellas circunstancias. Sin embargo, un concepto tan amplio como caca y una generalización tan plena les induce a la confusión y el desasosiego. Por esta razón consideré oportuno hacer una más que pertinente taxonomía al respecto del vaporoso asunto que, gracias a mis reflejos, ocupaba nuestra conversación pero no nuestras manos. Le informé de que había dos grandes tipos de “caca”, las que salen del culo y otras, cuya denominación se justifica por acepción, que, sin perder la condición de porquería no manipulable, no son el subproducto de la digestión. Su origen suele ser diverso y adquieren su asquerosa categoría por razones múltiples y difíciles de entender por un niño de su edad. Mi explicación, contra todo pronóstico, dio el resultado apetecido pues replicó:
    —¿No ze coge?
    —¡No! Te acabo de explicar que esa caca es una caca de verdad, una caca salida del culo y estas cacas no se cogen nunca. Hay otras cacas que, aunque se puedan coger ocasionalmente, nunca se deben llevar a la boca. Pero las cacas de auténtica y genuina mierda ¡no – se – to – can!

    Quizás fuera porque la pronunciación marcando las sílabas con que quise transmitir determinación, confirió solemnidad —como si se tratara de una caca sagrada o algo— el caso es que el asunto no pasó desapercibido a algunos chiquillos que al amor de los caramelos hacía tiempo que escoltaban como nosotros a la carroza real.

    Si nos atenemos a las consecuencias de sus acciones, podemos clasificar a los niños en tres grandes grupos: los revoltosos, los traviesos y los francamente endiablados. Los revoltosos suelen cometer pequeñas travesuras, muchas veces ocasionadas más por la desidia de quienes son sus responsables que por sus inocentes iniciativas. Los traviesos, estos ya saben lo que hacen y buscan la mejor manera de meter la pata sin detenerse en evaluar las consecuencias. Los endiablados tienen un don especial, allá donde aparecen se desencadena una catástrofe. El pasado cuatro de Enero de 2019, en aquel desfile frustrado, estábamos rodeados de niños-diablo.

    Había uno sumamente delgado, con los dientes saltones como una rata topo, pero ágil como un mono, que tenía el pelo primorosamente cortado de la misma forma que fuera muy popular hace ciento cincuenta años entre las tribus iroquesas del Mohawk. Sus ojillos permanecían hundidos tras unas cejas con cicatrices de todas la formas y tamaños —testigos de sus andanzas— y unos brazos tan largos y desproporcionados que casi no tuvo que agacharse para recoger un humeante despojo. Mi sobrino me miró esperando mi reacción. Al fin y al cabo le había reprendido por intentar lo que ante nosotros estaba perpetrando el indígena y por no decepcionarle me vi obligado a increpar al pequeño iroqués salvaje.

    —¡Niño! ¡No! ¡Tira eso!

    El muchacho me miró, olió el mojón, puso cara de asco y volvió a mirarme como si yo hubiera tenido alguna responsabilidad en el asunto. Conozco esa mirada de depredador. Alzó la mano mientras la dirigía hacia atrás para tomar impulso y me lo arrojó con todas sus fuerzas. Por fortuna, su mirada y su gesto lo delataron y apenas tuve tiempo de esquivar por pocos centímetros su asqueroso proyectil. Sin embargo justo detrás de nosotros estaba —paralizada aún— la Carroza Real. Gaspar tuvo suerte, sin embargo no podemos decir lo mismo de un bizarro cocotero enmacetado que fingía ser palmera en el patio del pabellón real. El cocotero, hasta entonces mustio, ajado y marchito, reverdeció de repente y cuando digo reverdeció quiero decir que su color cambió a verde. No un verde cualquiera, no, era un verde apocalíptico, un verde repugnante y asqueroso. Aquello sólo era equiparable a una deposición de la niña del exorcista, tanto por su color, que no desmerecía en absoluto a las regurgitaciones de la criaturita, como por la distancia al suelo, que sólo habría sido posible levitación mediante.

    Gaspar resultó casi ileso pero Melchor sufrió una transformación asombrosa. Sus largos cabellos y luengas barbas blancas se tornaron en un llamativo verde asperjado y su tez pasó del blanco al verde salpicado y de este al amarillo lívido. Acto seguido sufrió un aparatoso caso de alopecia radical pues perdió barbas y pelo cayendo lampiño al suelo entre aturdido y atocinado. Una posterior lluvia de pelotillas negras, fabricadas con esmero por el aparato digestivo de las ovejas, lo dejaron sumido en el desconcierto. Baltasar que adivinó —gracias a su condición de Mago— las posibles consecuencias de su permanencia en el trono, optó por una abdicación de urgencia y arremangando su capa de falso armiño mostró unas piernas negras como tizones y extraordinariamente aptas para la carrera. Acto seguido, haciendo uso de ellas, corrió velozmente y abrióse paso a través de pajes y compromisarios sin tiempo a contemplar las consecuencias políticas de tan precipitada renuncia.

    El niño-rata iroqués se mostró complacido con el resultado y sus cómplices —una cuadrilla de bicharracos que adornaban sus poco iluminadas cabezas con algo parecido a coronas de pelos engominados— se lanzaron como posesos a recoger las deposiciones de burras y ovejas, abundantes, pues ambas especies habían coincidido en la forma de entretener la espera. A continuación organizaron un batalla floral en la que los pequeños insensatos se disputaban municiones y víctimas. Entre ellos primero y, más tarde, con la ayuda de unos pocos espontáneos lograron componer un caos estercóreo calificable de sobresaliente cum laude.

    Al cabo de un rato la batalla campal de caramelos degeneró en una trifulca fecal de dimensiones notables que se autoalimentaba con aquellas víctimas que consideraron oportuno vengar sus baldones metiéndose en faena. El resultado del conflicto degeneró en una versión reducida, pero mucho más pestilente, de la tomatina de Buñol, en la que el color predominante en vez del rojo ardiente era el verde sucio tirando a guarro. Espantados ante tal manifestación de la necedad del ser humano, sobrino y tío seguimos el ejemplo del sabio rey Baltasar y protegidos por el impermeable inquebrantable emprendimos una estratégica y fructífera huída por cuanto a nosotros no nos costó trono alguno. Mientras tanto aquello degeneró en una especie de congreso de escarabajos peloteros borrachos, tal era el zafarrancho de estiércol que habían organizado.

    Cuando llegamos a casa milagrosamente limpios gracias al capote invulnerable aunque sofocados por la carrera y riendo al recordar los lances estercolados, la progenitora de mi ahijado nos preguntó:

    —¿De dónde venís tan divertidos?

    Mi sobrino sonrió y respondió a su madre con una sola frase que resumía con inusitada precisión lo que a mi habría costado un par de entradas del fanzine y media docena de comentarios:

    —De la Cagalbata de los Reyes Magos.

    PD
    El niño no comprendió exactamente el alcance del suceso y se reía solazado por la gran algarabía y las divertidas carreras que hubimos de emprender para asegurarnos nuestra impunidad. No obstante, en su admirable perspicacia intuyó que yo había tenido algo que ver en aquella conmovedora parranda. De hecho cuando le preguntaron ¿Qué quieres que te traigan los Reyes? Respondió con un lacónico y definitivo: Tio Timeno.>> (Por la traducción AGT)

  29. Estoy con Losantos: Vox no es un partido antisistema. Y hay algo que lo diferencia sustancialmente de Podemos y adláteres, algo importante y que tiene que ver con sus votantes, seguidores, secuaces y propagandistas. El culto a la personalidad.

    Recordemos la aparición de Ahora Madrid. Teníamos a Karmenski hasta en la sopa. Un estudio de la obra gráfica de esos días con la imagen de la vieja comunista revelaría la mitificación —babosa, infantil y kitch (o Kitchi)— de su figura. Manuela por aquí, Manuela por allá… Lo mismo puede decirse del tycoon de Galapagar. El surgimiento de los Podemos generó debates de índole político entre amigos, saludados y conocidos, pero también debates sobre el líder y su buró político, su inteligencia y perspicacia, su capacidad de dirigir a las masas y blablablá.

    En Vox no hay nada de eso. La imagen de un Abascal ecuestre podría parecer extemporánea, aunque a mí me hizo recordar que los etarras le pintaron los caballos en su cuadra. Fuera de eso, no hay nada. Los voxistas debaten sobre ideas, alguna de ellas repugnante —a mi modo de ver—, pero no sienten necesidad alguna de un caudillo, al revés que las hordas podemosas.

  30. Ximeno, la traducción es aún mejor que el original, que considero sensacional.
    Hay una errata mínima, creo que es “archiperres”, no “achiperres”.

  31. Yo soy fiel a los RRMM, porque les escribía cartas de pequeño. La fidelización a ciertas edades funciona de puta madre, te enganchan cuando eres un alma cándida y ahí quedas de por vida. Pasa, dicen, con las drogas. A mí, además de con los RRMM, me ocurrió con la entidad bancaria. Me dieron una hucha molona de plástico ambarino en la que las monedas de peseta tintineaban alegremente al caer y me abrieron una cartilla forrada de una tela azul rasposa con letras doradas, igual, igual que las butacas del salón de actos de colegio, y me pillaron para siempre. De vez en cuando, cada seis u ocho meses, los realitos y las pesetas con la cara de Franco, a quien dios mantenga en el monte, quedaban inmóviles por el llenazo y parecían atrapados en una bola de ámbar como esos mosquitos del mesozoico o del carbonífero que salen en los museos de CCNN. Mis cartas al principio eran farragosas como los testamentos de los austrias pero fueron evolucionando rápidamente a listas encabezado cada ítem con un punto gordo. Se ve que nací con una vertiente literaria que se armoniza mal desde siempre con la otra, la vertiente práctica, que seguramente tiene su origen en el defecto de la vagancia que es el nombre laico del pecado de la pereza.
    La competencia, Papá Noel, por las antedichas razones, nunca acabó de convencerme ni, pese a caer en ocasiones en la ceremonia de regalar en sus fechas, ha conseguido crearme hábito. Papá Noel, creo yo, es mentira. Porque nunca le escribí cartas, más que nada. Pero también por sólidas razones zoológicas. Los renos de Papá Noel, de nombres Rudolph, Dasher, Dancer, Prancer, Vixen, Comet, Cupid, Donner, Blitzen, son todos machos y, como todo el mundo sabe, los renos machos pierden la cornamenta en invierno. Ahí hay tongo. O son hembras, que por los nombres no parece, o es todo una gran mentira.

  32. MGaussage
    lunes, 07/01/2019 a las 11:55

    Siendo yo lego en cosas de juzgado, ahí veo yo un caso claro de Publicidad Engañosa.

  33. Como hoy es fiesta, no he tenido una sola llamada de trabajo, así que sólo me queda el suelo de la cocina, para después de que almuerce mi germanófilo, y tengo un buen rato de descanso, y aprovecho para decir.

    – Ximeno de Atalaya : Después de esta fabulosa entrada, homenaje a “Su Sobrino Caro et Afixado ” , no me pega nada eso que decía usted hace unos meses, hablando de los impuestos “mortis causa”, los de “la plusvalía del muerto”, y así :
    que se pensaba pulir en vida todo su patrimonio , que no compensaba dejar nada a la siguiente generación. No me lo creo. Ya siento. ( Puede que entnces le entendiera mal )
    Que lo que compensa es luchar para que esos impuestos expropiatorios, y, en el caso del de plus valía municipal, dobles ( puesto que la plus valía ya la cobran cada año con las subidas del IBI ) desaparezcan. Y, a los sobrinos caros, se los adopta, y en paz.

    Bremaneur-
    Me ha encantado la reseña sobre Edgar Neville. Y es que además, lo conocí en persona, y era un señor que tenía toda la gracia, y sin reírse nunca de lo que contaba. Recuerdo, ( y eso no sé si se lo escuché a él, o a su hijo “Rafaelito”), como contaba que se lo había llevado al frente, para que le ayudase a cargar la ametralladora, y alguien le dijo que ese no era sitio para su chico, a lo que contestó “no te preocupes, que tengo otro de repuesto …”
    Voy a intentar comprarme el libro reseñado, y todos los demás que encuentre. Muchas gracias, pues.
    En lo que difiero es en lo de “su bonhomía burguesa “. Porque yo al menos, asocio la burguesía con la seriedad, el no reírse de uno mismo, el respeto por las estructuras… A mí, Edgar Neville, me parece cualquier cosa menos burgués.
    Ya siento

  34. Se nota que no habéis empezado a trabajar y no os unís a mis deseos para este 2019.

    De Neville tengo Don Clorato de Potasa que no he leído, qué mal. Y no tengo muchas ganas, el título es horrible, lo compré por ser de Neville.

    De sus pelis he visto 7 u 8. Me quedo con El crimen de la calle Bordadores y Mi calle, las dos candidatas a mejor peli del cine español de todos los tiempos.
    Las de Fernando Fernán Gómez, El malvado carabel y El último caballo me parecen peores. Las actuaciones de Fernando Fernán Gómez de entonces me recuerdan las expresiones de los dibujos de Hergé.

    La de La Torre de los Siete Jorobados me parece sobrevalorada, es única pero falla no sé qué.

    La vida en un hilo sería su tercera mejor película, que tiene un horrible remake con Antonio Banderas.

  35. Bah, es el mundial de balonmano masculino. Carece de interés, no hay cachorras de esas que le gustan a Perroan.

  36. PAÍSES
    Una cosa sorprendente de España es que cualquier gestión mínima de compraventa o alquiler haya de resolverse por teléfono. Entras en una web, pides información o un presupuesto sobre cualquier cosa en veinte sitios y recibes veinte correos con un número de teléfono para que les llames. ¿Tan complicado es mandar un puto mail, macho?
    Hoy iba a mandar un libro por correo a España. Un libro de bolsillo, corrientito. En su sobre acolchado. Pues bien, desde el 1 de enero de este año, en Alemania está prohibido el envío de mercancías en sobres acolchados. Todo tiene que hacerse en sobres de cartón y bajo otro epígrafe, lo que implica un aumento de más de un 300% en la tarifa.

  37. Cómo que no están ni Viran Morros ni Gedeón Guardiola. Qué sindiós es este. Por qué no informa la prensa. Merecemos un gobierno que no nos mienta.

  38. Ayer mi padre me llevó al aeropuerto de Barajas. Atravesamos los páramos sorianos, continuamos por Guadalajara y llegamos a la T4 (viajaba con la benemérita Iberia) en un santiamén. Mi padre estaba nervioso. La gran ciudad le aturde. El hormiguero. Las prisas. El anonimato. Yo lo tranquilizaba: «Que no, padre, que Madrid es un pueblo». Al entrar en la terminal, subimos por una rampa mecánica. Por el otro lado bajaba Josénez. «Qué pasa, Josénez». «¡Eh, hasta luego!». «¿Lo ve, padre?»

  39. Qué bueno oír tu voz, Bremaneur. Me ha encantado.

    Claudio Sifilis
    lunes, 07/01/2019 a las 14:45
    Que se joda el mu[n]do.

    Eso, que se jodan los mudos.

  40. ESPAÑOL PARA EXTRANJEROS

    Esta mañana en las noticias de la radio han conectado con la corresponsal de la Gran Bretaña para que informe del follón de allí y ella ha tomado un micrófono de Esa Isla para que se obre el milagro de que Toda España le oiga decir que los parlamentarios volvían hoy al trabajo «después de dos semanas de receso estival».

    Entonces me he quedado mirando un rato a la cuchara y estoy bastante segura de que no ha sido un mero lapsus.
    POR QUÉ
    Porque hace unos pocos años una estudiante de Letras me dijo que no sabía si estío y verano eran sinónimos porque ella «no había escuchado nunca la palabra estío», tío.
    Subida ahora mismo en este promontorio contemplatorio macizo de insensibilidad, donde enciendo cerillas raspando mis mejillas sin rasurar y apago luego las llamitas con la mirada, OS ANUNCIO QUE a) ella no era una anécdota, ella era una representante; Y QUE b) escuchado por oído lo dicen todos siempre. RIP oír, pues que se joda oír y que lo entierren en estío.

  41. He disfrutado con este nuevo video, Bremaneur. Y se lo he mandado a los amigos a los que les regalé Mi Fe se Perdió en Moscú, y a los que el libro les ha encantado, pero que el video cortito en Arranca Thelma se les había hecho muy corto…

  42. Bremaneur lunes, 07/01/2019 a las 09:48

    Josénez lunes, 07/01/2019 a las 13:44

    Tengo entendido que Neville y Tono solían asistir, antes de la guerra, a la tertulia en el café Zahara en Madrid con artistas de todo peleje y condición. ¿Conocen algo más de ese asunto?
    Gracias.

  43. Muchas gracias por la traducción Don Ximeno, ahora sí que he podido sonreirme y reírme a gusto. Ha sido muy divertida.
    Lo que no pase en Extremadura, no pasa en otros sitios. Doy fe.

  44. Ximeno, qué genialidad. Con su permiso, voy a obviar de momento la “traducción” para paladear todavía un par de veces más de aquí a la noche el original, antes de imprimírmelo en la memoria. Joder qué bueno.

    Viejecita, ¿cómo es eso de que conoció usted personalmente a Neville? No es que pretenda que lo cuente, sólo dejar constancia de que de los muchos logros y fortunas que vienen ustedes aquí relatando, quizás sea esa una de las que más envidio. No tenía ni idea de la existencia de ese libro de cuentos y relatos reunidos. Ni de esa carta a su abuelo, no he leído el libro de Trapiello. Gran artículo, Bremaneur.

  45. Tu cuchara tiene toda la razón, Procu, no es un lapsus, esa corresponsal y esa estudiante creen realmente que “estival” es sinónimo de “vacacional”, también lo he oído así más de una vez.

  46. Pirata Jenny
    domingo, 06/01/2019 a las 02:21
    Y S.: ¿quieres hacerme el santo favor de añadir un apellido a la inicial de tu nombre de pila, aunque sea otra inicial?

    No sé, Jenny, si merece la pena. Ha sido una vez en… ¿cuatro años? Sería como pedir a muchos matrimonios que tomen medidas anticonceptivas. Podría ponerme S. Sostres y al final acabarías llamándome El Gordo. Arriesguémonos, y que sea lo que Dios quiera. Si vienen niños, que vengan.

    ***

    Me escribe una profesora de literatura para decirme que mis “A la noche os leo” son incorrectos. Debería escribir “Por la noche…” Ya estamos, otra como Proc, obligándome a levantarme y mirarlo. Pues va a ser que no: es correcto.

    ***

    Mueren tres montañeros españoles y un guía peruano en el Parque Nacional Huascarán.

  47. Ya estamos, otra como Proc, obligándome a levantarme y mirarlo. Pues va a ser que no: es correcto.

    También se puede decir «en la noche os leo», «con la noche os leo», «según la noche que tenga, os leo» y «qué frío hace de noche».
    Pero yo te obligo a levantarte para ver si he metido la pata yo, que me acuerdo del Cabo de Hornos. Del Cabo de hornos… Del cabo de Hornós.

  48. Pues yo en el Horno tengo una quiché de champiñones.
    Y en la noche os duermo.
    Bien y profundo, dejando de existir.
    Ayer, el que anda con fuego se quema, me conseguí un par de ampollas tamaño pulgar completo.
    Hoy no puedo acceder a mi teléfono pues no tengo esa huella dactilar, como los delincuentes profesionales esos de las películas.
    Mira que uno sabe de estas cosas de sopletes y tal, pero claro, cuando andas con cositas pequeñas y sueldas chapas de menos de un milímetros, te olvidas de que también superan los 500 celsius, aunque no cambien de color, y que eso es algo más que tener fiebre.
    Pues nada, primero lo toqué con el izquierdo y luego con el derecho.
    Colocar una cosa en el aire, con un espacio minúsculo, con un tiempo limitado de tránsito de temperatura, y siendo la última soldadura a efectuar en una pieza que te ha costado hacer especialmente, tiene estas cosas.
    Ves que está terminada, ves que todo va bien, pero en el último momento, cuando baja la temperatura y el caldo de soldadura se va a solidificar, el perrillo que sujetaba cede, y tu lanzas una mano, te quemas y lanzas la otra, antes de que todo se desmorone.
    Se desmorona y además te quemas.
    Trabajas con fuego, y te quemas.
    La terminé antes de que me salieran las ampollas.
    El torero, si se arrima le cae una puntada.
    Buenos días, y buena suerte.

  49. Conseguí ver Roma en el cine; demasiada mierda de perro para mi gusto.

    Y siguiendo la recomendación de schultz he leído Moronga que me ha gustado a pesar de todos esos personajes que se quedan esparcidos por ahí.

    Gracias chopsuey. Saludos

  50. Dimisión del presidente del Banco Mundial, pasados solo unos meses de renovar en el cargo.
    Después de una ampliación de capital de 13.000 millones, parece que es mejor la iniciativa privada para salvar al mundo de la pobreza.
    Fascinante.

  51. Tipo Material
    lunes, 07/01/2019 a las 19:44
    Tengo entendido que Neville y Tono solían asistir, antes de la guerra, a la tertulia en el café Zahara en Madrid con artistas de todo peleje y condición. ¿Conocen algo más de ese asunto?
    Gracias.

    La cosa es que en esos años todos iban a casi todas las tertulias. Neville era asiduo de Pombo y de la Granja del Henar, al lado del Círculo de Bellas Artes, donde también iban sus amigos Lorca y José Antonio, entre otros. También va a la tertulia de Zahara, como dices, que no sé si se hacía en el propio Zahara o en el Miami, que formaba parte de él, ambos de elegante estilo racionalista, como sabrás. En el Zahara se reunían los arquitectos modernos y quizá Neville y Tono iban por su amistad con García Mercadal, que era amigo de todos los humoristas del 27, a lo mejor por vía también de su hermano periodista José García Mercadal, que hizo alguna antología de humorismo tras la guerra. También iba por ahí el maravilloso pintor Díaz Caneja, a quien García Mercadal había hecho su casa racionalista en la calle Zurbano. Aunque antes que los Mercadal quizá el nexo de unión entre humoristas y arquitectos fuera otro arquitecto zaragozano, José Borobio, que hacía monicacos para revistas como Buen Humor y Gutiérrez, en las que colaboraban todos los humoristas del 27, además de trabajar como dibujante en las obras de Mercadal o Bergamín, según leo por ahí. Me suena que Tono hizo un viaje por Europa con un arquitecto, no sé si acompañó a Mercadal a Roma, lo miro esta tarde en casa y te digo.

  52. Coincido con el Marqués en que la versión traducida del relato de Ximeno es buenísima, tanto o más que la versión mediavalizante.

    También coincido en los parabienes a Sergio Campos por la crítica del libro de Edgar Neville, que a partir de ahora me permitirá opinar con criterio sobre el autor sin haberlo leído.

  53. Pero yo te obligo a levantarte para ver si he metido la pata yo, que me acuerdo del Cabo de Hornos. Del Cabo de hornos… Del cabo de Hornós.

    Tuve un profesor de lengua cojo y consecuentemente malhumorado. Soy licenciado en filosofía y letras, a mí no intentes tomarme el pelo, decía tonante. El Engañabaldosas le decíamos porque una pierna, la mala, la tenía como que le colgaba descontrolada y al andar la lanzaba hacia adelante y le hacía un movimiento un poco impredecible, al menos para nosotros, y si parecía que iba a pisar allí siempre lo hacía en las proximidades pero nunca allí. Engañar nos engañaba a nosotros pero como éramos unos listillos teníamos por burlado al empedrado.
    Un día ordenó, subido en la tarima, apoyado en su bastón oscuro y lleno de nudos de madera espino con empuñadura de marfil o quizá hueso labrada con una cabeza de perro, copien en sus libretas. Los ridículos oficiales ingleses de las películas, esos que llevan bigote, bastón de mando y bermudas siempre me han recordado al licenciado en filosofía y letras. Copien en sus libretas. Con una prosodia deliberadamente ambigua y pronunciandolo todo muy rápido nos hizo copiar “El maletero, de Sevilla, de Sevilla las maletas.” Yo, por mi incapacidad para la poesía caí en la prosa y copié en mi libreta “El maletero de Sevilla deshebilla las maletas” que resultó, aquel día, ser la respuesta correcta. Creo yo que por ser la minoritaria y la que le permitió burlarse él de más gente.
    Tenía un R8 blanco y presumía de ponerlo en punto muerto en las cuestas abajo para ahorrar combustible. Llegaba al colegio, que estaba al final de una cuesta, en perfecto silencio, como los coches eléctricos, sólo con el rumor de la rodadura. Hacía mucho más ruido cuando caminaba por los pasillos. Una cadencia como de jazz. Una pisada normal, clac, un bum suave de la cantonera de goma del bastón, un schiis-toc del zapato del engaño, que arrastraba la puntera y dejaba caer el tacón.

  54. La entrada de Ximeno, desde mi punto de vista, es la mejor que hemos tenido hasta ahora (han habido otras muy buenas). Lo digo porque entronca con el espíritu Fanzine, que no es otro que el de Tono, Neville o Ramón.
    En general el tono de las entradas es demasiado serio, con poco sentido del humor y no se compadecen con las ilustraciones que siempre tienen un elemento chusco y cholista.

  55. LOS SIETE JINETES DE LA APOCALIPSIS
    1. El feminismo radical.
    2. El ecologismo radical.
    3. La izquierda radical.
    4. El separatismo radical.
    5. La Sexta.
    6. Los microtontos y las microtontas.
    7. Pedro Sánchez y su Gobierno.

  56. Con esos jinetes ni Apocalipsis ni nada.

    Perroantonio haciendo de oráculo de Venus: Ay corazón por qué no amas.

    Por la gente.

  57. jrG martes, 08/01/2019 a las 06:49
    Dimisión del presidente del Banco Mundial, pasados solo unos meses de renovar en el cargo.
    Después de una ampliación de capital de 13.000 millones, parece que es mejor la iniciativa privada para salvar al mundo de la pobreza.
    Fascinante.

    Que la iniciativa privada no es mejor para salvar el mundo lo sabe cualquiera que tenga ojos y oídos y lea. Aún no se han desvelado las condiciones del contrato del expresidente del Banco Mundial ni a qué se va a dedicar realmente, aunque yo que soy un poco mal pensado podría creer que a explotar desde la iniciativa privada su propio know how: las inversiones del Banco Mundial en los países en desarrollo, que es donde hay necesidad de infraestructuras. Salvar el mundo de la pobreza, sí, con inversión de capital privado, claro, pero con la dirección del Banco Mundial y las Naciones Unidas; un negocio tan humanitario como redondo. La iniciativa privada, sin el apoyo de organizaciones públicas —sean estatales, religiosas y algunas no gubernamentales— se limita a la caridad, algo que no esta mal, pero es ineficaz.

  58. A la Harley electrica, una preciosa máquina que nace tan coja como el Engañabaldosas de Mortimer. Le van a poner ruido artificial para que los moteros puedan seguir haciendo burrum-burrum. Me pasa como a Sífilis, que a veces me gustaría soltar hostias a dos manos a la gente.

  59. Que la iniciativa privada no es mejor para salvar el mundo lo sabe cualquiera que tenga ojos y oídos y lea. Aún no se han desvelado las condiciones del contrato del expresidente del Banco Mundial ni a qué se va a dedicar realmente, aunque yo que soy un poco mal pensado podría creer que a explotar desde la iniciativa privada su propio know how: las inversiones del Banco Mundial en los países en desarrollo, que es donde hay necesidad de infraestructuras. Salvar el mundo de la pobreza, sí, con inversión de capital privado, claro, pero con la dirección del Banco Mundial y las Naciones Unidas; un negocio tan humanitario como redondo. La iniciativa privada, sin el apoyo de organizaciones públicas —sean estatales, religiosas y algunas no gubernamentales— se limita a la caridad, algo que no esta mal, pero es ineficaz.

    No lo podía escribir tan bien como usted Perro.
    Pienso lo mismo.
    Y veo cuanta gente vive (y bastante bien) de esos fondos sin salvar el mundo ni sus pobres.

  60. A la Harley electrica, una preciosa máquina que nace tan coja como el Engañabaldosas de Mortimer. Le van a poner ruido artificial para que los moteros puedan seguir haciendo burrum-burrum. Me pasa como a Sífilis, que a veces me gustaría soltar hostias a dos manos a la gente.

    Demasiado trabajo, inacabable.

  61. Me pregunto por qué no tenemos en España escritores como Houellebecq o Carreré. Quizás JrG nos pueda ilustrar.
    Ambos son capaces de escribir de temas de actualidad de forma amena y original. Leí “Ordesa” y me pareció tediosa. Leo muy poca literatura viva ( de la muerta voy todavía por la B) y por eso me gusta seleccionar bien. Mañana mismo compraré “Serotonina”, por supuesto.

  62. Ayer vi “Easy rider”, qué risa, qué mala es. Ver a Phil Spector haciendo de malo tontito es lo peor.
    Cierto que las escenas de las dos motos rodando con música de Hendrix o Byrds tienen un efecto hipnótico para la gente de mi generación.

  63. Easy Rider es lamentable, es verdad. Para mí lo único bueno son las canciones de los Byrds y las pintas que llevan los actores.

    Es curioso, pero el otro gran mito cinematográfico motero, Salvaje, es también totalmente ridículo excepto por las pintas tan geniales de macarras de guardarropía que llevan los actores. Lo más grotesco, la boina XXL de señora que se calza el Marlon.

  64. También recién visionalizo “Perros de paja” y “Serpico”. Ambas han pasado la prueba del tiempo, si bien mi recuerdo era mucho más mítico.

  65. Buenas tardes a todos.
    Hoy he tenido un día de trabajo efectivo y corto, y ya estoy en casa leyéndoles y disfrutando

    Albert
    lunes, 07/01/2019 a las 21:04
    Ximeno, qué genialidad. Con su permiso, voy a obviar de momento la “traducción” para paladear todavía un par de veces más de aquí a la noche el original, antes de imprimírmelo en la memoria. Joder qué bueno.
    Viejecita, ¿cómo es eso de que conoció usted personalmente a Neville?

    Yo también he disfrutado muchísimo con el original. Aunque la traducción sea también estupenda, pero, para mí, le falta la gracia de haber hecho el esfuerzo mental uno mismo.
    Edgar Neville tenía la edad de mi abuela Marichu. Mi madre era admiradora suya, y solía venir a casa alguna vez. Yo era una niña zangolotina, educada a la antigua , o sea, que había que pasar al salón a hacer la reverencia a los convidados, y decirles ¿ Que tal ? Y nunca recuerdo que nos esnobeara a los niños, al contrario. Pero lo conocía muy poco ; sólo como “convidado de casa”. Al que traté mucho más fue a su hijo “Rafaelito”, el verano de mis siete años, en Torremolinos con mi madre, que me había llevado de carabina . Que como era la única niña en todo aquél grupo de gente un tanto especial, me adoptaron, y me llevaban a todas partes, y fue una gozada.

    – JrG: Su “Materia Esférica” se merece la venganza de Vulcano, muerto de envidia, contra usted. Esperemos que Asclepio se porte mejor…
    A ver si en vista de sus dedos maltrechos , vuelve usted a tomar los pinceles, que son menos peligrosos. Y, yo, al menos, echo de menos ver cuadros suyos nuevos.

    Voy a comer algo, que me está entrando el hambre.
    Hasta luego, espero

  66. La falta de testosterona tendrá tres efectos deletéreos:
    1. La repetición de elecciones en Andalucía.
    2. El agotamiento de la legislatura del doctor.
    3. La continuidad de Hernán Solari.

  67. Yo creo que la política de Floripondio es correcta: nada de fichajes estrella. Ni entrenadores caros ni nuevos jugadores. Solo así podrá ahorrar para comprarse el pisito que anhela, corroído por la envidia que le nació al ver el muy glorioso Metropolitano. Todos deberíamos hacer como Floripondio.

  68. Josénez
    martes, 08/01/2019 a las 14:13

    Parece que la Pasionaria se despellejaba las rodillas en las procesiones. También su novio en Rusia, Francisco Antón, era de misa diaria. Lo que hicieron estos pollos era algo que Juaristi calificaría de «transferencia de sacralidad». En los últimos tiempos España se nos está llenando de curas y de monjas. La monja suprema, Karmenski; el sacerdote más siniestro, el tycoon de Galapagar. Detrás de ellos, una horda amorfa e ingente de borregos visionarios dedicados al apostolado y a meterse en la vida privada de la gente.

  69. Yo sigo defendiendo la superioridad del original al de la adaptación, siendo esta también excelente (lo llamaría mejor “adaptación” que “traducción”). Primero, para qué negarlo, por una querencia personal: creo que a la isla desierta esa a la que nos envían en todos los cuestionarios me llevaría sin dudarlo, si sólo pudiera cargar con un libro, Las Siete Partidas, no me canso de leerlo jamás, es una puñetera gozada línea por línea, de modo que este texto me dio con todo lo gordo ya de entrada. Segundo, ya con algún argumento, porque ese lenguaje medievalizante aplicado a un episodio de anteayer se ajusta como un guante a las dos partes del texto: en la primera resulta carnavalesco y como tal, mediante la ironía, se burla de ese desfile de Reyes chusco de alcaldes listillos, camiones averiados y reyes que abdican a la primera; qué mejor para esa burla que disfrazarse también. Y en la segunda, porque también encaja perfectamente, ya sin ironía ni disfraces sino de un modo directo, trovadoresco, con la guerra de cacas, es decir, con los placeres más elementales, la risa más genuina y en definitiva con la alegría de vivir. Esa última escena de tío y sobrino volviendo “risuennos et complaçidos” es impagable. Y sin fisura entre ambas partes. Y más: el “disfraz” está asombrosamente conseguido o eso me parece a mí, resulta natural y a la segunda línea se ha olvidado uno del artificio, nada de apaños, eso está currado, es una auténtica proeza. En fin, ahí queda este comentario de texto de urgencia, pero es que por el entusiasmo, eso me dijeron una vez y desde entonces lo aplico a rajatabla, no hay que pedir perdón jamás.

    Houellebecq se volvió “actual” en sus dos últimas novelas, Sumisión y esta nueva. O eso parece, vaya, no he leído ni, ya lo dije, pienso leer de momento ninguna de las dos pero parece indudable por lo que se comenta. Antes, hasta El mapa y el territorio, el mundo estaba ahí, por supuesto, cómo iba a ser de otro modo, pero no era ni mucho menos lo sustancial. El valor fundamental de Houellebecq, su trascendencia y su originalidad, como la de Marías o Murakami, un poner, estaba en otra parte, mucho más dentro que fuera, por así decirlo. Supongo que en cualquier caso, a pesar de todo, no ha dejado de ser así.

    Viejecita, muchas gracias. La sigo envidiando, ya me gustaría haberle tenido como convidado en casa y la oportunidad de hacerle alguna reverencia, por muy protocolaria que fuera. Yo en su lugar presumiría mucho más, seguro.

  70. Josénez
    martes, 08/01/2019 a las 14:58

    Lo único bueno de Pasionaria es su nombre, que me parece muy brillante.

    Imagino que lo sacaría de una obrita de teatro titulada así y que se publicó a finales del siglo XIX, si no recuerdo mal.

  71. El Houellebecq español tendría que salir de aquí, de hecho Sífilis ha llegado a acercarse en sus relatos. Veo talento de sobra pero falta de decisión, Perroantonio, MGaussage, Olmos, Brema tienen capacidad de sobra. Yo mismo, si no tuviera que entregar mi tiempo al trabajo esclavo y poligonero, pero ellos que no trabajan…

  72. Pues Ya siento, Marqués ( 15’14 )
    Que Houellebecq es el clásico sinfuercitas feo y sin gracia, y se le nota demasiado en sus libros tan retorcidos, y con tanta pose. Yo, con el único que quizás le compararía, es con Umbral, que también era un tanto sinfuercitas pretencioso, y saldría ganando Umbral.

    En cambio, Perroantonio, M Gaussage, Olmos, Brema, a los que sólo he visto en fotos y en videos ( a Perroantonio sí le llegué a conocer en la feria del libro, pero 5 minutos mientras me firmaba Autocríticas y eso no vale ), todos ellos le dan cien mil vueltas en atractivo físico, ( que lo de ser calvo, frente a tener esas melenitas raquíticas de quiero y no puedo es un valor añadido ), y en su manera de escribir . Que cuando ponen una cosa “shocking”, la ponen porque se la pide el cuerpo, o el relato, no por ningún afán de escandalizar ni de epatar a los burgueses.

    Y yo ya, los libros de Houllebecq que tenía, los he regalado, y, con los nuevos, ni me molesto, en cambio, los que tengo de esos autores ut supra, los guardo como tesoros que son. Y hago rogativas para que me dé tiempo a comprar y leerme esa biografía de Castro Delgado antes de cascar.

  73. Mas guapos que Houellebecq sí que son, cosa no muy difícil por otra parte, pero yo no me refería a eso.

  74. marquesdecubaslibres
    martes, 08/01/2019 a las 17:17
    Mas guapos que Houellebecq sí que son, cosa no muy difícil por otra parte, pero yo no me refería a eso.

    Pero, bueno, Marqués :
    ¿ Algún buen escritor o escritora ( para hacerme la moderna ) ha sido feo ? .Yo estuve repasando mis libros y o eran guapísimos, como Cortazar, como Auster, como Camus, como J.Irving, como Chabon, como Mendoza, como M.Drabble, como Georges Sand… o bien realmente atractivos , y ya me he cansado de poner ejemplos.

    A mí sólo se me ocurren George Elliot , Gloria Fuertes, Teresa Chacel, como escritoras reconocidas y feas . Pero es que sus libros también me parecen unos pestiñazos .
    Ya siento

  75. Marqués, la tirada media de una novela en Francia es de 5.000 ejemplares.
    Para el sr. Houellebecq, la primera edición es de 320.000
    Para España han previsto una tirada de 50.000 y para Alemania de 80.000.
    Salió hace 4 días, y el sr. de la librería grande de la Place Travot de Cholet, compró 100 ejmeplares, que ya ha vendido.
    Aquí hablan de que es una anticipación de la revuelta de los “chalecos amarillos”.
    Conecta con la visión de este pueblo Francés. Son así, y el mundo y nuestro país va con algo de retraso, que espero sea mucho, pero tendemos a uniformarnos con este lado, para nuestra desgracia.
    Pongo este link en Francés.

  76. ¿A qué se refiere exactamente, Marqués? Parece usted considerar a Houllebecq únicamente como un provocador con una extraordinaria capacidad intelectual para identificar y desentrañar las cuestiones públicas, colectivas, los problemas de su tiempo. No he leído Sumisión ni desde luego esta última, pero me cuesta creer que, por mucha intención que el autor haya puesto en ello, haya cambiado de registro de un modo tan radical. En la novela anterior a esa, a quien el francés abre en canal es a los individuos. En canal significa exactamente eso, hurgando hasta el límite y sin compasión. Uno de los personajes de la novela es el propio Michel Houllebecq, y es tratado por el narrador de forma -simplificando hasta el máximo- tan inmisericorde como el resto de ellos. Ese es, al menos para mí, el Houllebecq realmente perturbador. No, claro que ninguno de ustedes sería capaz de hacer lo que hace este hombre, al menos, insisto, en lo que yo he leído de él. No desde luego por falta de capacidad intelectual o literaria, sino sencillamente -simplificando de nuevo hasta el límite- porque les falta misantropía, pesimismo, cinismo y hasta locura.

  77. Tipo Material, como siempre al hablar de memoria, cambio los personajes. Quien acompaña a un arquitecto a Italia no es Tono, es Antoniorrobles, y el arquitecto no es Mercadal, es su colega Arniches, que también era muy amigo de toda la panda de humoristas. Viajan a Italia en 1923, siete años antes de que abra el Zahara. Disculpe la mezcolanza de nombres.

  78. Josenez, del arquitecto Fernando García Mercadal, dan ganas de hacer una entrada.
    Ese hombre se empapó de todo lo más vanguardista del mundo de su época e incluso los invitó a venir a este lado a dar conferencias.
    Su edificio de La Casa Goya, es un gran desconocido, fuera de los círculos de la arquitectura, en incluso en ellos.

  79. En este lado, de los escritores vivos Españoles, he visto en alguna ocasión obra y carteles de Reverte, poco más.
    De los clásicos tienen secciones, y he visto secciones de Cervantes que no había visto en España.
    También de la generación de expatriados de la guerra tienen dotación suficiente en librerías de cierto nivel.
    Me prodigo muy poco en salir de casa, y mis relaciones sociales están reducidas al máximo.
    Permanezco ajeno a la actualidad tanto Francesa como Española, mucho más ajeno a la Francesa, que me parece más mediocre que la Española.

  80. La verdad es que sí, jrG, el tío viajó y conoció a todos los arquitectos clave del movimiento moderno en los años veinte sin importarle nada sus impedimentos físicos. Y vivía en Marqués de Villamejor, no sabía nada el hombre…

  81. No, claro que ninguno de ustedes sería capaz de hacer lo que hace este hombre, al menos, insisto, en lo que yo he leído de él. No desde luego por falta de capacidad intelectual o literaria, sino sencillamente -simplificando de nuevo hasta el límite- porque les falta misantropía, pesimismo, cinismo y hasta locura.

    Compro su argumento Albert.
    Un Español nunca podrá ser tan oscuro como un Francés ( muy simplificado) porque la luz de España por muy cutre que parezca es un rayo de esperanza y alegría, que Francia no puede dar, más que con opio o con cantidades ingentes de alcohol, y la relación social es casi nula.

  82. Qué serie es esa, Alvaro. Da igual, eres un friki sin remedio.

    Viejecita, le voy a tener que dar la razón y empezar a sacar conclusiones. Por poner tres en línea, yo diría que tanto Chéjov como Carver fueron tíos guapos, ya sentenciará usted. Con Alice Munro me atrevo yo solo: fue -sigue siendo- una mujer extraordinariamente atractiva.

  83. jrG martes, 08/01/2019 a las 19:06

    No es La Casa Goya, es El Rincón de Goya.
    La transformación que le hizo el Regimen, para colegio falangista, era de juzgado de guardia.

  84. Ya no cambio Francia para vivir Perro, aquí está mi hogar.
    Pero puedo hacer un hogar de cualquier sitio.
    España me resulta mucho más cercana que Francia, son 51 contra 5 los años de conocimiento del medio.
    El problema de España son sus muros internos, uno de los motivos de salir de allí.
    También es cierto que mi ámbito no es nada urbano, esto es una pequeña ciudad de provincias a medio camino de todo.

  85. Tipo Material
    martes, 08/01/2019 a las 20:06

    Tiene razón con el nombre, hablaba de memoria y la mía es turbia.
    El edificio es magnífico, ninguna responsabilidad de lo que hagan los regímenes con el.

  86. Jonatan Pie, falso cabreado, soez y políticamente incorrecto, es un personaje humorístico, un periodista que simula una conexión en directo para el telediario y antes o después de su segmento se cisca en la mierda de noticias que ha de dar.
    Lo sigo desde hace unos meses y el de hoy, sobre el abuso del calificativo nazi, me ha gustado. Creo que a Viejecita le caerá bien el bueno de Jonathan.

    Oppression Obsession
    We’ve Reached Peak Nazi
    Free Speech Police

  87. Hablando del Rincón de Goya, qué magníficos cafés cortados con hielo se toman en la terraza que hay en la trasera del edificio.

  88. MGaussage( 20′ 28 )
    En efecto, me ha caído de cine.
    Muchas gracias. Me he estado riendo con ganas. ¿ Donde le puedo seguir ? Porque me parece , por lo que anunciaban en el You Tube, que está en BBC3, que a nosotros no nos llega…

  89. PS :
    Me he suscrito al canal de You Tube de Jonathan Pie. Está lleno de comentarios de personas que están hasta el moño de la ñoñería actual.
    Gracias MGaussage

  90. Hace unos días vi Roma la película de Cuarón que tantas opiniones encontradas ha suscitado. Pues bien, me ha gustado mucho. Está rodada en un impecable blanco y negro con una fotografía magnífica y, desde luego, una dirección artística primorosa mas un empleo de canciones de la época que a mí me ha recordado mis mejores años de juventud. Y ahora vamos al guión.

    Llevar a la pantalla la vida de una criada de familia media desestructurada, nexo imprescindible para mantener a todos los miembros unidos y referencia afectiva de los dos menores lo único que hace es retratar con pericia lo que muchas familias españolas, también españolas, vivieron allá por la misma época. Vale que la película cuenta lo sucedido con mas o menos cercanía a la realidad en la colonia Roma de Ciudad de México pero, siendo pequeño, viví una situación si no exacta al menos parecida en casa de mi abuelo dónde Cleo era Isabel, oriunda de un pueblo de Soria llamado Retortillo, que fue alma de esa casa hasta que murió tras permanecer en la casa más de 60 años. Cuarón cuenta esa vida con cariño, situando en el centro a quien es imprescindible, sostén de la casa desde la economía de gestos excepto cuando está con los pequeños antes de dormir donde recoge la profundidad del afecto.

    Muy buena película aunque no obra maestra, me ha hecho pasar unas excelentes dos horas, ha provocado que buscara información sobre las revueltas estudiantiles contra el gobierno de Echevarria, el papel de las Brigadas Blancas y recordar la matanza de Tlatelolco que leí en la revista Life a la que mi padre estaba suscrito. Pero por encima de todo esto, he recordado a mi querida Isabel.

    Si el cine son emociones a mí me ha gustado mucho Roma.

  91. Viejecita, yo hice como Vd., le di a seguir en Youyube.

    Perro, mientras la revolución de Skynet sea que las máquinas peleen entre ellas y nos dejen a nosotros en paz, peleándonos entre nosotros, la cosa no va tan mal.

  92. ¡ Ha vuelto don T&T !
    ¡¡¡ Bravo !!!

    ( ya le ví, de pasada, entre el público, en el video que trajo Bremaneur el día pasado de la segunda presentación , la de Gefrema, del libro de Enrique Castro )

  93. Es uno de los tipos más interesantes que he conocido jamás. Acabo de leer una entrevista con él en su (medio) retiro del Oriente Medio. En una ocasión, me debía seis mil euros a cuenta del arreglo de un guion. Por aquel entonces la productora comenzaba a atravesar serios problemas económicos y arrastraba, al parecer, deudas multimillonarias. Aprovechando que yo estaba trabajando en un proyecto con un director que, además, formaba parte del consejo de administración de la empresa, le pregunté a éste cómo estaban mis posibilidades de cobrar.

    Me dio unos cuantos nombres, verdaderamente importantes y conocidos del cine español, y me vino a decir algo como que me pusiera a la cola O sea, entre nulas e imposibles posibilidades de cobro.

    Como era el último pago de una larga serie, y conocedor como era de esas dificultades económicas que la prensa se había encargado de airear, me olvidé del asunto y di mi “kilo” por perdido.

    Unos dos o tres años más tarde, una mañana, a primerísima hora, se presentó un mensajero en mi casa con un envío desde Madrid. Me extrañé. Dentro del paquete había un talón por los seis mil euros. Ni siquiera lo acompañaba una nota o factura. Corrí a ingresarlo. Desde luego, no tenía por qué haber hecho aquello, pero lo hizo. La productora cerró poco después y nunca volví a hablar con él. Me he alegrado al saber que sigue en buena forma.

  94. Cambiando de tema: leo en un artículo de El Español cómo hablan de trayectorias militares “similares” para referirse a los generales que se han metido en política en los últimos tiempos, Julio Rodríguez (Podemos) y Fulgencio Coll (Vox). Un simple vistazo a la wikipedia puede dar una idea de esas similitudes entre la carrera del piloto y la del boina verde:

    Condecoraciones.

    Julio Rodríguez:

    Gran Cruz de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo (2000)
    Gran Cruz del Mérito Aeronáutico, con distintivo blanco (2001)

    Fulgencio Coll:

    Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica
    Gran Cruz del Mérito Militar (con distintivo azul)
    Gran Cruz de la Orden de San Hermenegildo
    Placa de la Orden de San Hermenegildo
    Encomienda de la Orden de San Hermenegildo
    Cruz de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo
    Cinco Cruces del Mérito Militar con distintivo blanco.
    Cruz del Mérito Aeronáutico (Distintivo Blanco)
    Cruz de Plata de la Orden del Mérito de la Guardia Civil
    Cruz de la Orden del Mérito de la Guardia Civil (con distintivo blanco)
    Cruz de la Orden al Mérito Policial (con distintivo blanco)
    Medalla OTAN
    Oficial y Caballero de la Legión de Honor
    Medalla de Oro de la Defensa Nacional Francesa
    Cruz de bonce al mérito del Ejército Italiano
    Medalla de Oro del Ejército Polaco
    Medalla de las Naciones Unidas (UNAVEM)
    Medalla Conmemorativa de Polonia Operación Libertad para Irak
    Medalla de Oro de AVMUETE.

    Casi lo mismo, vamos.

  95. Albert
    martes, 08/01/2019 a las 14:55

    No tengo nada que añadir. He disfrutado como una enana la primera versión. Pero el relato de Ximeno tiene algo tan auténtico que admite cualquier traducción.

    :::

    Respecto a Houellebecq y Carrère, en fin. El primero me parece estomagante y mediocre. Un provocador de tres al cuarto sin capacidad para novelar que no llega a la suela del zapato de otros provocadores más finos (y mejores novelistas), como Martin Amis. No perdería una hora leyéndole. Sobre Carrère, al que tengo más respeto, ya he opinado muchas veces de forma indirecta: es un buen artesano, pero la faction como presunta forma de acercarse a la verdad me parece un bluf. A mí denme ficción, pero a paletadas: cerdos hablando, conejos que tienen visiones, niños náufragos en una isla y navieros en busca de aserraderos. Eso sí que es real.

  96. Qué inteligencia desperdiciada, el tipo prometía pero se le dio por matar:

    “Todo lo que pedía de su futura mujer, en anuncios por palabras, era que le diera una familia, y pedía que se abstuvieran de ponerse en contacto con él las mujeres “pobres, que vivan con su madre o no tengan su propio apartamento, las que sean gordas o viejas, las que no puedan encontrar un hombre o sean feministas o lesbianas”.

Los comentarios están cerrados.