99 comentarios en “Reyes

  1. Lo del Brexit, cada vez se parece más al Proces de Cataluña.
    Primero, se creen ser mejores y tener prpblemas diferentes al resto de los demás.
    Segundo, engañan a un pueblo ya de por sí proclive a creerse su grandeur, sin contarles lo que puede salir mal.
    Tercero, les dejan votar con muy poca información.
    Cuarto, se apela al diálogo, sabiendo que el de enfrente no puede acceder a sus peticiones de que puedan hacer lo que quieran mientras tienen cobertura de todos.
    Quinto, se erosionan todo lo posible.
    Sexto, no parecen saber qué hacer.
    Suma y sigue. Joder y mirar por la cerradura, ya me lo decía el viejo.

  2. Algunos datos de la economía SocialistoPodemicaIndependentista, son de chiste absoluto.
    Generar más deudas, recaudar más e inventarse economías que crezcan de la manera que sea, para poder subvencionar cosas a las que se maltrata o que son innecesarias cuan do de lo que se trata es de sobrevivir como se pueda.
    Ustedes dirán que luego salen cosas en la política que no son del gusto de muchos melifluos, pero una vez el sistema desprovisto de realidad, ya todo es ficticio.
    Entre todos la mataron, y ella sola morirá.

  3. Buenos días a todos :
    Yo me he alegrado de lo del voto en contra de May en el UK. A ver si hay suerte, si convocan elecciones, y si los que salgan , vuelven a convocar referendum sobre el Brexit, o, directamente pasan de ello. Que todos los británicos que conozco están desesperados, y ninguno lo quiere. Y lo de pensar que La City se fuera a trasladar a Madrid, son ganas de imaginar…

    Ahora, todo eso, y lo de los chalecos amarillos, y lo de Alemania, debería servir para que la U.E. adelgazara su burocracia, y, en cambio, adoptase una política fiscal y ambiental común.

    Sin creerse esos ukases anti CO2, supuestamente apoyados por el 97% de los científicos ( ¡Já! será de los científicos a los que les dejan publicar y no los censuran ), y en contra del bienestar occidental que nos están imponiendo desde la ONU, con su IPCC trucado, y con sus medidas anti gente ( y que favorecen a los mandamases corruptos del “mundo en desarrollo” ). Ahora ya han empezado a meterse contra las desaladoras…

    Y que se centrasen en la lucha contra la malaria, en medidas como diques de contención, en no dar permisos para edificar en cauces de ríos, ni invadir humedales, etc etc. Unas medidas que, además de ser muchísimo más baratas, y de proteger a las personas contra eventuales inundaciones, derrumbes, y así, irían contra la corrupción de los caciques locales que son los que otorgan esas licencias .

    Y, en vista de este post mío tan largo, y tan poco políticamente correcto, lo remato con este enlace, que espero que salga, y que habla justamente del centenario de lo de Rosa Luxemburgo, y de meter miedo…

    Y pido perdón, y me voy corriendo, antes de que me manden al rincón.
    Ya siento

  4. “En VOX van armados y añoran Montejurra la prohibición del aborto y que se pueda fumar en locales públicos. En ningún país moderno y democrático se tolera ese rancio enfoque de la vida. Al final van acabar imponiendo la virginidad en el matrimonio.”
    Esto decía ayer nuestro corresponsal en Milán. Lo de Montejurra a tomar en cuenta, eso añade un montón de votantes.

  5. Las fotos de los «sucesos de Montejurra» del 76 me parecen alucinantes: Señores con gabardina y revólver, otros con garrotes, bigotazos, boinas, ropa paramilitar y pantalones de campana.

  6. Después de leer el artículo de Calaza, encontré esta explicación de la Epigenética por Joël de Rosnay.
    Interesantísimo y esclarecedor.
    Aludo al superior criterio del Marqués para comprenderlo mejor.

  7. Uno de Hugo Padeletti

    A UNA CAJITA ANTIGUA

    japonesa. En laca bermellón
    con guirnalda dorada,
    tu tapa es un espejo de agua en que reflejan
    el pino, la montaña,

    el puente, la cabaña…
    Pero detrás del fondo
    del espejo
    ausculto lo que ocultas,

    lo que no es eso.
    Aunque no guardas nada
    sino el Vacío,
    lo guardas de desaires

    del ojo impío.
    Para mí, que me incluyo
    sin reticencias,
    contienes el secreto

    de la existencia.

  8. Perro, según entiendo los efectos de los que habla el articulo que enlazas son “personales”: el entorno te condiciona también físicamente. El asunto de la epigenética es que esos efectos no sólo te afectan a ti, sino que los transmites a la descendencia, como decía Lamarck.
    Los nietos de quienes pasaron hambre de niños, siguen padeciendo las consecuencias.

    “Among the 1905 birth cohort, those who were grandsons of Överkalix boys who had experienced a “feast” season when they were just pre-puberty—a time when sperm cells are maturing—died on average six years earlier than the grandsons of Överkalix boys who had been exposed to a famine season during the same pre-puberty window, and often of diabetes. When a statistical model controlled for socioeconomic factors, the difference in lifespan became 32 years, all dependent simply on whether a boy’s grandfather had experienced one single season of starvation or gluttony just before puberty. It appeared that Överkalix grandfathers were somehow passing down brief but important childhood experiences to their grandsons. Bygren knew that such a suggestion would be received by some of his peers as scientific treason. DNA sequences are passed down, experiences, after all, are supposed to die with the individual. Still, the longevity findings in Överkalix were so consistent and pronounced that Bygren and two colleagues began submitting them to scientific journals. But it would be over a decade before the report appeared.”

    En algún lugar leí cosa parecida hablando las diferencias de peso y salud al nacer de los bebés nietos de los niños que se quedaron en la ciudad durante los bombardeos de Londres durante la IIGM y los que fueron evacuados al campo.

  9. Quizá la epigenética sirva para explicar por qué en Alemania abundan los psicópatas, los apóstoles, los zumbaos y los hijos de puta. Entre otras cosas, es el país europeo con mayor número de asesinos en serie.

  10. Hoy sabemos gracias al avance de la ciencia:
    Darwin+Marx= Lyssenko
    Darwin+Lamarck= epigenética
    Darwin+Rabelais= Pinker
    Lamarck+Pinker+Paterson= “una tercera de ABC”

  11. Echemos bien las cuentas, señor marquésdecubaslibres:

    Darwin+Rabelais= Pinker
    Lamarck+Pinker+Paterson= “una tercera de ABC”

    de donde:
    Darwin+Rabelais+Lamarck+Paterson+Calaza= Nostradamus= “una tercera de ABC”
    Hay que dar todos los pasos para llegar a la demostracion, incluso los partidarios de Montejurra deben hacerlo.

  12. Callum Paterson es un joven balompedista escocés nacido en Londres (átame una mosca al rabo), juega como lateral derecho y su actual escuadra es el Cardiff City de la Premien Leaguert de Inglaterra.​

  13. Lo de Montejurra fue total. Una pelea a palos, y algún tiro, entre requetés carlistas franquistas y unos neocarlistas comunistas. Estos sufrieron dos bajas y le echaron la culpa a Fraga.
    Sueño con acudir a Montserrat con un grupo debidamente artillado de Vox para reventar un aquelarre neocarlista-tractorista. Si hubiera bajas le echariamos la culpa a Marlaskita.

  14. La política tetuda de dientes chuecos poetiza: «Ustedes son un Gobierno franquicia, son el Gobierno de los ricos, son un Gobierno de corbatas grandes sobre corazones pequeños. Por eso no le vamos a votar la investidura». Se lo han puesto a huevo a Juammamo Reno: «Yo no me puedo comprar una casa de 600.000 euros». ¡Gracias, Koleta Borroka!

  15. CONTRAPROPAGANDA
    En mi última estancia en España vi en un quiosco el último ejemplar de la revista Mongolia. Federico García Lorca tiroteado y un titular relativo a la reaparición de la ultraderecha. Pretendidamente gracioso, repugnante y efectivo. Una publicación semejante es lo que necesitamos los anticomunistas y los antinacionalistas para echarnos unas risas.

  16. Susana Díaz y el socialismo andaluz han reaccionado, poco más o menos, igual que reaccionó en su momento la Convergencia de Mas al ser desplazada por primera vez de la Generalidad por el Tripartito, a saber: como si unos forasteros los hubieran echado de su propia casa. Lo que más me llamó la atención entonces es que no se trataba de ninguna pose o sobreactuación de cara a sus bases, sino que el sentimiento de agravio era real y, por así decirlo, honesto.

  17. Debo recordarle, marquésdecubaslibres, la vieja sabiduria del Refranero : Quien a hierro mata a hierro muere. Y también: Quien siembra vientos, cosecha tempestades.
    No hagamos gracietas con cosas que nos remontan a tiempos, espero, felizmente superados.

  18. Contrapropaganda sí, pero también contrainformación* (hoy conocida como fake news).
    *Abstenerse Juanfran, que está casado con la verdad.

  19. marquesdecubaslibres
    miércoles, 16/01/2019 a las 15:27
    hoja parroquial

    Me gusta como título de una revista humorística de contrapropaganda.

  20. En las municipales de Albacete, Cristianoviejo vota al PP, en las Europeas a Ciudadanos y en las generales al PSOE. ¿Me equivoco?

  21. Juanfran, el voto, uno de los grandes logros de la democracia pero no solamante, es secreto.
    Digamos que me identifico con proyectos politicos respetuosos del ser humano -especialmente los que gozan de menos proteccion, como mujeres e inmigrantes, yo lo soy- y todos los seres vivos pertenecientes al reino vegetal o animal.
    No soy un intelectual, como muchos de vosotros, pero tengo cierta cultura y soy observador. Lo que observo es que el mundo no ha conocido gobierno mejor que el de la socialdemocracia Sueca, al menos antes.
    Trabajé en un gran hotel en Suecia, el dueño era millonario, comia todos los dias con los trabajadores del hotel y las habitaciones en las que dormiamos eran iguales para todos. Incluso, el dueño, tenia el mismo automovil, o de nivel parecido, que los empleados. La diferencia estaba en las vacaciones. Yo, por ejemplo, las pasaba en Celanova y él en Bahamas. Esa fue su perdicion. Trajo una señora de aquellas tierras que debia ser de origen esclavo y se vengaba con los trabajadores blancos. El resto es largo de contar pero esa fue la perdicion del dueño del hotel. No es que fuera buena persona, no le hacia falta, era civico. La educacion que habia recibido en Suecia, gracias a la socialdemocracia, hacia innecesario, en él y otras personas, que fuera bueno para comportarse correctamente con los trabajadores.
    Espero entiendan por qué no me gustan Montejurra ni tirar papeles al suelo.

  22. Bremaneur
    miércoles, 16/01/2019 a las 15:08
    CONTRAPROPAGANDA
    En mi última estancia en España vi en un quiosco el último ejemplar de la revista Mongolia. Federico García Lorca tiroteado y un titular relativo a la reaparición de la ultraderecha. Pretendidamente gracioso, repugnante y efectivo. Una publicación semejante es lo que necesitamos los anticomunistas y los antinacionalistas para echarnos unas risas.

    Sí, hombre, mongolios todos. Pues no.

  23. No es que fuera buena persona, no le hacia falta, era civico.

    AMÉN. (Lo que estarás sufriendo para quitar las tildes, Cris).

  24. En la estopa de Montejurra ya estaba metiendo cizaña aquel Floren Aoiz que fuera portavoz de mesa nacional de HB, y sólo tenía diez años. Obviamente andaba de romería con los carlistas rogelios, vaya oxímoron. Tras aquello tuvo claro que la senda a seguir era la del odio a España.

  25. Hoy he tenido un extraño sueño que se desarrollaba casi íntegramente en el metro de Bruselas. Su desenlace acontecía en una estación cuyo nombre, ya despierto, me ha parecido destacable: Joie de vivre.

  26. No tengo el vídeo, mala suerte, pero he visto un penalti de un angoleño en el mundial de balonmano que es la leche. A ver si Satur lo trae por aquí.

  27. La verdad es que lo de Lago tiene buena pinta, aunque la diferenciación entre el narrador clásico y el difícil deja muchas cosas en el medio, claro.
    Y sin olvidar, por supuesto, que uno puede disfrutar con cualquiera de los dos.

  28. Es acojonante, el angoleño.

    Continuando con lo de Lago que ha traído Cubaslibres copio el “plan de lectura” propuesto por el autor. Para ponerse al día con la novela yanqui y tal:

    Tiempo estimado de lectura: de tres a cinco años.

    La caída de la Casa Usher — Edgar Allan Poe (1839)
    Cuentos de lo grotesco y lo arabesco — Edgar Allan Poe (1940)
    Hombres representativos — Ralph Waldo Emerson (1850)
    La letra escarlata — Nathaniel Hawthorne (1850)
    Moby Dick — Herman Melville (1851)
    Walden, o la vida en los bosques — Heniy David Thoreau (1854)
    Hojas de hierba — Walt Whitman (1855)
    DaisyMiller — Henry James (1879)
    Retrato de una dama — Henry James (1881)
    Las aventuras de Huckleberry Finn — Mark Twain (1884)
    La ascensión de Silas Lapham — William Dean Howells (1885)
    Las bostonianas — Henry James (1886)
    Poemas — Emily Dickinson (1890)
    Maggie, una chica de la calle — Stephen Crane (1893)
    El despertar — Kate Chopin (1899)
    Nuestra hermana Carrie — Theodore Dreiser (1900)
    La voz de la ciudad — 0. Henry (1908)
    Antología de Spoon Rivcr — Edgar Lee Masters (1915)
    Wincsburg, Ohio — Sherwood Anderson (1919)
    La edad, de la inocencia. — Edith Warton (1920)
    Babbitt — Sinclair Lewis (1922)
    Manhattan Transfer — John Dos Passos (1925)
    Una tragedia americana — Theodore Dreiser (1925)
    El gran Gatsby — Francis Scott Fiizgerald (1925)
    El puente — Hart Crane (1926)
    El ruido y la furia — William Faulkner (1929)
    Adiós a las amas — Ernest Flemingway (1929)
    El halcón maltes — Dashiell Flammett (1930)
    El camino del tabaco — Erskine Galdwell (1932)
    Autobiografía de Atice B. Toldas — Gertrude Stein (1933)
    Miss Lonelyhearts — Nathanael West (1933)
    Trópico de Cáncer — Henry Miller (1934)
    Llámalo sueño — Heniy Roth (1934)
    El sueño eterno — Raymond Chandler (1939)
    Las uvas de la ira — John Steinbeck (1939)
    El corazón es un cazador solitario — Carson McCullers (1940)
    Una cortina de follaje — Eudora Welty (1941)
    Chico negro — Richard Wright (1945)
    La lotería — Shirley Jackson (1948)
    Los desnudos ríos muertos — Norman Mailer (1948)
    La familia Moskal — Isaac Bashevis Singer (1950)
    La balada del café triste — Carson McCullers (1951)
    El guardián entre el centeno — J. D. Salinger (1951)
    El hombre invisible — Ralph Ellison (1952)
    El viejo y el mar — Ernest Hemingway (1952)
    Sangre sabia — Flannery O’Connor (1952)
    Ve y dilo en la montaña — James Baldwin (1953)
    Las aventuras de Augie March — Saul Bellow (1953)
    La radio enorme y otras historias — John Cheever (1953)
    Los reconocimientos — William Gaddis (1955)
    Lolita — Vladimir Nabokov (1955)
    En el camino — Jack Kerouac (1957)
    Desayuno en Tiffany’s — Truman Capote (1958)
    El almuerzo desnudo — William S. Burroughs (1959)
    Goodbye, Columbus — Philip Roth (1959)
    El plantador de tabaco — John Barth (1960)
    Matar a un ruiseñor — Harper Lee (1960)
    Trampa 22 — Joseph Heller (1961)
    El cinéfilo — Walker Percy (1961)
    Vía revolucionaria — Richard Yates (1961)
    Alguien voló sobre el nido del cuco — Ken Kesey (1962)
    Pálido fuego — Vladimir Nabokov (1962)
    La campana de cristal — Sylvia Plath (1963)
    V. — Thomas Pynchon (1963)
    A sangre fría — Truman Capote (1966)
    La subasta del lote 4,9 — Thomas Pynchon (1966)
    Blancanieves — Donald Barthelme (1967)
    Las confesiones de Nat Tumer — William Styron (1967)
    El mal de Portnoy — Philip Roth (1969)
    Matadero Cinco — KurtVonnegut (1969)
    El libro de Daniel — E. L. Doctorow (1971)
    El arco iris de gravedad — Thomas Pynchon (1973)
    Ragtime — E. L. Doctorow (1975)
    La mujer guerrera — Maxine Hong Kingston (1976)
    Ceremony — Leslie Marmon Silko (1977)
    Ensayos — E. B. White (1977)
    El mundo según Garp — John Irving (1978)
    El álbum blanco — Joan Didion (1979)
    La Canción del Verdugo — Norman Mailer (1979)
    Debes recordar esto — Joyce Carol Oates (1980)
    La conjura de los necios — John Kennedy Toole (1980)
    Conejo es rico — John Updike (1981)
    Crónicas de motel — Sam Shepard (1982)
    El color púrpura — Alice Walker (1982)
    Catedral — Raymond Carver (1983)
    Tallo de hierro — William Kennedy (1983)
    Neuromante — William Gibson (1984)
    Luces de neón — Jay Mclnerney (1984)
    Lincoln — Gore Vidal (1984)
    Ruido de fondo — Don DeLillo (1985)
    Menos que cero — Bret Easton Ellis (1985)
    El periodista deportivo — Richard Ford (1986)
    Trilogía de Nueva York — Paul Auster (1987)
    Beloved — Toni Morrison (1987)
    La amante de Wittgenstein — David Markson (1988)
    Los reyes del mambo tocan canciones de amor — Oscar Hijuelos (1989)
    Las cosas que llevaban los hombres que lucharon — Tim O’Brien (1989)
    El club de la buena suerte — Amy Tan (1989)
    American Psycho — Bret Easton Ellis (1991)
    Hijo de Jesús — Denis Johnson (1992)
    Todos los hermosos caballos — Cormac McCarthy (1992)
    Clockers — Richard Price (1992)
    Heredarás la tierra — Jane Smiley (1922)
    Atando cabos — Annie Proulx (1993)
    El blues de la reserva — ShermanAlexie (1995)
    En lengua materna — Chang-rae Lee (1995)
    Galatea 2.2 — Richard Powers (1995)
    Qué fue de los Mulvaney — Joyce Carol Oates (1996)
    La broma infinita — David Foster Wallace (1996)
    Submundo — Don DeLillo (1997)
    Mason y Dixon — Thomas Pynchon (1997)
    Las asombrosas aventuras de Kavalier yClay — Michael Ghabon (2000)
    La casa de hojas — Mark Z. Danielewski (2000)
    Una historia conmovedora, asombrosa y genial — Dave Eggers (2000)
    Las correcciones — Jonathan Franzen (2001)
    Middlesex — Jeffrey Eugenides (2002)
    Gilead — Marilynne Robinson (2004)
    Europa Central — William T. Vollmann (2005)
    La carretera — Gormac McGarthy (2006)
    La maravillosa vida breve de Oscar Wao — Junot Díaz (2007)
    Que el vasto mundo siga girando — Colum McCann (2009)
    Ciudad abierta — Teju Colé (2011)
    Canadá — Richard Ford (2012)
    La yegua — Mary Gaitskill (2015)
    Hotels of North America — Rick Moody (2015)
    El ferrocarril subterráneo — Colson Whitehead (2016)
    Lincoln en el Bardo — George Saunders (2017)

    Lo he sacado de aquí

  29. Gómez, no recuerdo esa estación de metro en Bruselas pero no niego que exista. Lo que sí recuerdo, además trabajé allí, es una cervecería que se llama La Mort Subite (precisamente, À la Mort Subite)

  30. La estación, hasta donde se me alcanza, la he inventado en el sueño, Cristiano (lo he comprobado en la web al despertar). No soy muy cervecero, pero creo que existe una marca de cerveza belga llamada La Mort Subite.

  31. Una marca de cerveza y un establecimiento, en efecto. Una cerveza rara, con cereza, kriek, personalmente no me gusta nada, estoy por decir que de todas las cervezas belgas que conozco es la que menos me gusta.

  32. La lista no está mal, podríamos llamarla canónica, al menos en los del siglo pasado.
    Echo en falta Los Reconocimientos, una ausencia incomprensible. Por lo demás, de tal o cual autor escogería tal o cual otra cosa, cuestión de gustos.
    Hay otra lista, más corta y llevadera, no la he puesto porque doy por supuesto que estamos entre personas de cierto rigor intelectual.

  33. Estoy con Gómez, demasiados errores ortográficos mosqueantes. Así a simple vista.
    Heniy David Thoreau
    Wincsburg, Ohio
    Francis Scott Fiizgerald
    Erskine Galdwell
    Autobiografía de Atice B. Toldas
    Heniy Roth

  34. Todos sabemos que cómo nos vestimos no sólo dice mucho de nosotros sino que con ello siempre estamos intentando decir algo de nosotros mismos. Unas veces conscientemente otras no tanto. Ayer Susana Díaz acudió al debate de investidura de Moreno Bonilla vestida de “animal print“. Lo dices así y uno piensa en la Tigresa del Oriente o en la Jackie Brown de Tarantino. Agresividad felina y femenina. En realidad llevaba un vestido con rayas de cebra que todo el mundo sabe que en la sabana son presas, no depredadores. Van en grupo, tienden a escapar y su estrategia de supervivencia es que se joda la última, que es a quien devora el guepardo. Esto daría, creo yo, para un análisis de la investidura y de la legislatura desde un punto de vista psicoanalítico. El meollo del asunto sería saber si la elección del estampado ha sido consciente y deliberado o fruto de una de esas casualidades que según Freud no existen. Se presenta como víctima, cabeza de un rebaño en peligro por los depredadores que vienen, o, inconscientemente, se ve como tal. Yo, que de esto no sé nada, creo que ha sido una mala elección, haya venido mediada por el yo, el superyo o el ello –o el ella–. Revestirse de víctima está de moda, presentarse como el débil mola, pero hay que dar una cierta idea de liderazgo que las cebras, siempre figurantes en las pelis de Disney, son incapaces de transmitir. Por otra parte los depredadores tradicionales, el tigre, el león o el mismo lince autóctono están en peligro de extinción. Uséase que los felinos son fuertes, por algún motivo iconos de la sexualidad femenina y además en peligro de extinción por los cazadores masculinos. De caer en el mal gusto del “animal print” lo adecuado, como mensaje, habría sido el rayado del tigre, las manchas del leopardo o los plumachos que lleva el lince en las orejas. Hoy, en un completo cambio de tercio se ha puesto un bonito qipao floreado. A mi los quipaos siempre me recuerdan A Maggie Cheung en Deseando Amar. Es esta una maravillosa película de Won Kar-wai en la que la soledad de los protagonistas, temporalmente abandonados por sus cónyuges, él desplazado lejos de su esposa, el esposo de ella siempre viajando, los acerca en un maravilloso romance. Los dos comen siempre solos, que es lo más solo que se puede estar. Ambos sospechan que sus cónyuges los están engañando y eso también los acerca pero no degradan lo que sienten teniendo sexo, como los infieles ausentes. Desencuentros mediante la película acaba con él susurrando el nombre de ella en el hueco de un árbol y tapándolo con barro. La Señora Su es el epítome de la soledad y el desencuentro. La Señora Susana también y además está mal aconsejada.

  35. Gómez
    miércoles, 16/01/2019 a las 15:20
    Susana Díaz y el socialismo andaluz han reaccionado, poco más o menos, igual que reaccionó en su momento la Convergencia de Mas al ser desplazada por primera vez de la Generalidad por el Tripartito, a saber: como si unos forasteros los hubieran echado de su propia casa. Lo que más me llamó la atención entonces es que no se trataba de ninguna pose o sobreactuación de cara a sus bases, sino que el sentimiento de agravio era real y, por así decirlo, honesto.

    Partidos Nación. El PNV, el PSOE andaluz, CiU, el PP gallego. Si alguna vez los echan tardan un suspiro en volver. Algunos ni se van, como la CSU en Baviera.

  36. Me gusta este artículo de Zambra. Lectura por omisión. Y, a pesar de todo, la cantidad de escombro escrito que lee uno.

    NO LEER

    Cómo hablar de los libros que no se han leído se titula el ensayo de Pierre Bayard que por estos días se lee o al menos se vende en todo el mundo. No puedo decir mucho más sobre este libro, pues, lamentablemente, no lo he leído, pero el tema me parece, de pronto, familiar.

    En los últimos años he experimentado innumerables veces la felicidad de no leer algunos libros que, si hubiera seguido trabajando como crítico literario, debería haber leído. Alguna vez tuve que comentar, por ejemplo, una pobre novela de Jorge Edwards inspirada en la figura de Joaquín Edwards Bello, de manera que hace unos meses, al saber que el nuevo blanco de Edwards para sus tanteos novelescos era el poeta Enrique Lihn, respiré el largo alivio de no leer La casa de Dostoievsky . Gente con menos suerte que yo leyó la novela y consideró que perjudicaba la memoria de Lihn, por lo que Edwards –alabado de forma casi unánime por su obra anterior– esta vez fue atacado injustamente, pues hasta donde sé su libro no era una biografía sino una novela.

    Los ataques a Edwards fueron tan furiosos que hasta me daban ganas de defenderlo, pero para ello tendría que haber leído las trescientas y tantas páginas del libro. Seguro que varios detractores de Edwards ni siquiera leyeron La casa de Dostoievsky , pero no hay por qué culparlos, pues el padre de esta tradición de no lectores es justamente el propio Edwards, quien hace algunos años presentó Epifanía de una sombra , la obra póstuma de Mauricio Wacquez, diciendo que había llegado solamente a la mitad, pero que sin duda se trataba de una novela espléndida, puesto que Mauricio escribía muy bien. Edwards también presentó Los detectives salvajes confesando, ante un asombrado Roberto Bolaño, que todavía no terminaba de leer la novela, y en la última Feria del Libro de Madrid el damnificado fue nuevamente Bolaño: en el marco de un homenaje, Edwards dijo que había intentado muchas veces leer 2666 y que incluso había comprado varios ejemplares en momentos distintos, así que pensaba organizar una rifa con todos esos libros no leídos.

    Tal vez aquella tarde Edwards quería responder de este modo a la imprudencia que minutos antes yo había cometido en la misma mesa, pues ante la pregunta por la recepción chilena de Bolaño no pude resistirme a recordar la polémica entre Óscar Bustamante y Agustín Squella, que para mí fue un capítulo clave en la historia de la no lectura chilena. La exposición de Squella fue excelente, pero mucho mejor, en cuanto desafío estilístico, había sido la protesta de Bustamante, quien admitía no haber leído 2666 , pero afirmaba que sin duda no era una gran novela. Últimamente se ha sumado a esta tendencia el narrador Marcelo Lillo, afirmando que no le interesa la literatura chilena y declarando a la vez que con su libro de cuentos pretende refrescar la literatura chilena. Es extraño querer refrescar un panorama que se desconoce, aunque estas coqueterías son, de alguna manera, saludables. Yo sí leí el tan correcto libro de Marcelo Lillo, gracias a Rafael Gumucio, quien me lo regaló después de asegurarme que Lillo era un gran cuentista. No lo he leído y no pienso leerlo, me dijo Gumucio, pero es muy bueno, no necesito leerlo para saber que es muy bueno, mejor que Cheever, mejor que Carver, mejor que todos.

    A todo esto, el reciente Premio Nobel a Jean-Marie Le Clézio nos ha pillado desprevenidos. Del autor solo he leído El africano , un libro brillante, pero sería impropio opinar, a partir de base tan precaria, si el premio es merecido o no. «¿Quién puta es? No lo conocía ni de nombre», ha escrito en su blog, a propósito, un desconsolado Alberto Fuguet. Más laboriosa que sus colegas parece ser Carla Guelfenbein, quien declaró haber leído a Le Clézio nada menos que por recomendación directa del también premio Nobel J. M. Coetzee, a quien conoció en un encuentro de escritores en Islandia.

    Hace algunos años escribí una reseña poco favorable sobre el primer libro de Carla Guelfenbein, y a la luz de los comentarios actuales sobre El resto es silencio , su novela más reciente, por entonces estaba yo equivocado. Igual es muy tarde para comprobarlo, pues a mí nadie va a quitarme el placer de no leer algunos libros, y la verdad es que yo no volvería a leer una novela de Carla Guelfenbein ni aunque me la recomendara el mismísimo Coetzee.

  37. De esa lista literaria no leí ninguna novela, salvo “El guardián entre el centeno”. Pero leí varias de gangsters, que al parecer es en lo que destacan los escritores estadounidenses, ninguna figura en la lista. Y leí, en español, una que no recuerdo exactamente el título ni el autor pero era algo así como “1348 almas”, un poco triste, y me gustó tanto como la del guardián.
    De los autores/ras españoles/as, actuales quienes más me gustan son Rosa Montero, Terenci Moix y Antonio Gala aunque leí pocas obras suyas.

  38. A ojo pronto, de la lista sólo he leído la mitad, y casi todo en español. De esa mitad leída, si tuviera delante a un joven con prisas, o si tuviera diez horas y no tres años por delante, sólo elegiría una: Las aventuras de Huckleberry Finn.

    Las listas, ya se sabe, son muy entretenidas: siempre sobra alguno o falta alguien. Pero no me explico cómo en una lista no de cien, sino de diez obras de la literatura americana, hay dos tan clamorosas ausencias: Jack London y Thornton Wilder. The call of the wild, Our town y The bridge of San Luis Rey son maravillas, muy superiores a muchas de las listadas. También me jode no ver, en una lista tan generosa donde aparecen autores tan mediocres como Updike, a James Agee (A death in the family, Let us now praise famous men). Pero esto ya es un capricho. O ver a algún poeta (Whitman) pero a ninguno de los grandes dramaturgos (O’Neill, Miller, Mamet). Otro capricho.

  39. Volví a leer 1280 almas hace poco y la disfruté más que la primera vez. Es una gran novela, pero sigo prefiriendo Noche Salvaje.
    Me costó mucho encontrar mi copia de 1280 almas y fue la última novela de Jim Thompson que compré, tanto tiempo esperando para leer su obra maestra y no me pareció tan superior a otras.
    Por alguna razón psicológica me simpatiza más el asesino a sueldo que el sherif, me identifico más con el que se siente incapaz de mover los hilos que con el sherif, que se ve obligado a matar para controlar la situación en su familia y su pueblo. El sherif es mejor, el decide quien debe morir, al asesino a sueldo recibe órdenes, y si las cumple el mundo será peor, los mafiosos se irán de rositas.
    Pero la situación del asesino a sueldo es el final perfecto que uno sueña, morir borracho, liado con dos tías que parece que te quieren y teniendo el poder de que si huyes o fallas, joderás bien a los poderosos.

  40. Por supuesto la mayoría no las he leído.
    De las de la lista, yo me quedo con El Almuerzo Desnudo. Yonki me parece muy buena novela, un poco plana, pero una narracción interesante y ordenada. Leí hace poco que en ese momento Burroughs no era un gran escritor y que fue después del desgraciado día que le pegó “accidentalmente” un tiro a su mujer, que se despertó en él la creatividad artística, aparecieron sus demonios interiores.
    (Las comillas porque Burroughs era un yonki aficionado a las armas y a dispararlas. Así los accidentes son más probables)

  41. Viejecita, me confundió con algún asistente a la conferencia de Sergio Campos. No estuve y bien que lo sentí pero por trabajo me encontraba muy lejos de Madrid.
    De todas maneras, de haber estado, siempre hubiera saludado y, desde luego, habría dado las gracias a Sergio por su trabajo… y por su entregada pasión al club merengue. Nadie hace tan importante a un club como sus odiadores.

  42. Anoto en papelitos lo que necesito comprar en el supermercado, para no olvidarme y tener que volver a ir.
    Esa es toda mi relación con las listas.
    Una lista que me gustaba era la de los Reyes Godos, pero leerla, no memorizarla.
    En cuanto a las listas de libros imprescindibles, pues es una buen a guía de que piensan los otros y con buen criterio lo más seguro, mucho mejor y más fundado que el mío.
    Pero si miro lo que me he leído, encontrarían cosas que jamás leerían y una mezcla de temas, la mayoría técnicos, con poca literatura aparte de la de Cervantes y algunos títulos de “la lista”, y muchos otros que no salen en ella, e incluso que no recuerdo hasta toparme con el libro, abrirlo mirarlo y saber que sí que lo leí.
    Siempre en Castellano, mi Francés da para poder vivir en Francia, leer la prensa y publicaciones de coches antiguos o arte y con mujer que habla magníficamente el Español, mi inglés sirve para saber de qué hablan y leer algo de economía. Imposible leer literatura en otro idioma. Es difícil en Castellano asimilar todas las sutilezas que se encierran en una lengua que es la tuya como para aventurarme a leer en otra lengua, nada entendería.
    Me dan mucha envidia y me produce enorme admiración las gentes que son capaces de hacerlo, y pueden traducir un texto de otro.
    Las que son capaces de recordar todas y cada una de la líneas de lo que leyeron.
    Buenos días tengamos.

  43. Me impresiona el ego que tienen organizaciones como Amnistía Internacional o el Gobierno Vasco, que quieren supervisar el juicio de los procesados por la cosa Catalana.
    Me impresiona ver que es más importante mirar con lupa los derechos de unos delincuentes ( y vean que no pongo presuntos).
    Y que quien los miran se ponen en un papel, en un rol muy superior, al del tribunal de justicia que tiene el armamento legal máximo de un país totalmente democrático y Europeo.
    Bremaneur tiene razón, y le comprendo, pidiendo una publicación que desde el humor contrarreste tanta estulticia y superioridad.
    Pero pienso que eso nos situaría en un plano de superioridad moral que no debería asumir.
    Se puede hacer, pero no para estar en contra.
    Sólo para hacer ver lo cómica que es su superioridad fingida en momentos de derrota o de sus pírricas victorias, asentadas en muchos fracasos y algunos aciertos.

  44. El peor título de la lista: Una historia conmovedora, asombrosa y genial — Dave Eggers (2000)
    A mí si alguien me dice que le gusta ese libro, salgo corriendo.

    «La fuerza y la energía que atraviesan este libro podrían mover un tren.»
    David Sedaris

    Como dijo Quintana hay libros que da placer no leer.

  45. Ya dije que es una lista bastante convencional en lo relativo a obras del siglo XX.
    A las posteriores les falta perspectiva y eso provoca que el crítico se mueva más por gustos personales, por cierta intención de ejercer de descubridor.
    Considero más útil dar diez nombres de autores, quiero decir que casi cualquier cosa de DeLillo es mejor que todo lo que haya podido escribir el amigo Eggers, que cita Sífilis, por decir uno cualquiera.
    En mi humildísima opinión, dejando aparte los Faulkner, Steinbeck, Nabokov y demás dioses del olimpo yanqui, los imprescindibles son Gaddis, Doctorow, Roth, Bellow, DeLillo, Pynchon, Barth … poco más.
    Luego tendríamos a los Franzen, Auster … buenos pero más convencionales.
    Y por supuesto los muy interesantes, y menos conocidos, Denis Johnson, Eugenides, el mismo Michael Chabon …
    Es hablar por hablar, la novela lleva muerta desde que yo recuerde, si queréis uno de moda y todavía poco sobado, apuntad el inglés Tom McCarthy. Buenísimo.

  46. Pues como siguen con lo de las listas , y a pesar de la prohibición del Marqués, digo :
    Eso de las listas, y encima por año de publicación, es para empollones que quieren poner una cruz en cada cosa que han leído. Para presumir de cultos. Es una facha completa. Esa no es manera de leer.
    Se llega a los autores , por una recomendación de alguien del que uno se fíe, y con el que suela coincidir, o por una mención en algún libro que a uno le guste. O por pura curiosidad. Se pregunta cual es el libro mejor, o más fácil de leer de ese autor, y,

    Si a uno no le gusta, se abandona en la mitad, pero no se tira de momento, más que si ve que es una verdadera bazofia, que, a veces para disfrutar ese libro había que haber leído otros antes. ( A mí me ocurrió con Hemingway y con Scott Fitzgerald, que de entrada ni “Por quien tañen las campanas” ni “Suave es la noche” me gustaron pero después de leer lo de los Toros , Great Gatsby, o los cuentos cortos de ambos dos , los volví a leer y ahora me encantan.

    Si a uno le engancha, ese primer libro, le siguen todos los demás del mismo autor. Y luego ya selecciona uno los buenos para leerlos una y otra vez, y los otros , para regalar, o poner en segunda fila.

    Y desde luego, aunque en esa lista ,”SON muchos de los que ESTÁN”, ( pero no todos, que hay verdaderos truños), la verdad es que “Se echa en falta a muchos de los que SON”.

    Y no me meto con la ortografía , que yo misma escribo la mitad de los nombres y los títulos al revés.
    Ya siento

  47. 1. De esa lista he leído nueve y tengo otro en espera: los ensayos de E. B. White, que ha publicado Capitán Swing.

    2. He hecho una buena purga de libros en casa. Me he quitado de encima más de mil títulos y ni siquiera me he quedado con lo esencial.

    3. He leído La novela del buscador de libros, de Juan Bonilla, una crónica de su pasión bibliófila. Sin tener yo su categoría, me sorprende que hayamos coincidido por vías distintas en la pasión por autores muy dispares: Bukowski (de quien dice, creo que con razón, que es literatura juvenil), Papini, Quiñones y Alberto Hidalgo.

  48. No recuerdo la frase exacta, pero fue el recientemente desaparecido William Goldman quien habló del miedo de la mayor parte de los directores cinematográficos actuales a que se descubra que son unos incompetentes.

    “Lo más difícil con los directores extraordinarios es saber qué los hace extraordinarios”, en palabras del novelista y guionista Frederic Raphael.

    Modestamente y si se me permite la nota personal, hasta yo he experimentado esa sensación: me refiero a plantarte, en una de esas desagradables reuniones donde se lanza un proyecto, frente a un tipo que ha leído algún trabajo tuyo y piensa que quizá tú puedas escribir algo que merezca la pena ser rodado. Pronto te das cuenta de que no tiene ni puta idea de lo que desea hacer. Ni siquiera tiene claro lo que quieren que tú hagas, más allá de que tú te saques de la manga algo que él pueda filmar y, en muchos casos, también firmar.

    Y esto nos conduce a otro de los mandamientos sobre el mundo del cine de William Goldman:

    Nadie sabe nada.

    Precisamente así, con una reunión entre Stanley Kubrick y Raphael acerca de un vago proyecto, comienza el muy interesante Eyes Wide Open (Aquí Kubrick), un libro autobiográfico que relata la accidentada historia del guion de la película Eyes Wide Shut. Pero esta notable obra va mucho más allá de narrar las singulares circunstancias en las que se desarrolló esta redacción: a los largo de sus páginas nos sumergiremos en las sadomasoquistas relaciones guionista-director, en el trabajo y la esquizoide personalidad de uno de los personajes más enigmáticos del mundo del cine y, sobre todo, se muestra como una aguda reflexión sobre la escritura cinematográfica.

  49. ¿Hay alguna biografía buena de Huidobro? Donde se cuente bien lo que es verdad de su vida y lo que no, si le secuestró el Sinn Féin o sus contrarios o no, si entró de verdad con los Aliados peleando en Berlín, si adelantó las fechas de publicación de sus primeros libros para ser el primer vanguardista, si se casó por el rito mahometano con la niña de 14 años, si se peleó con todo el mundo o fue amigo de alguien, etc. Me gustaría creerme todas sus historietas increíbles, ¿cuántas veces le partieron la cara?

  50. S.
    jueves, 17/01/2019 a las 14:29
    Me repugna un poco ver a Juan José Cortés chupando cámara en Totalán.

    Por qué.

  51. Puntualización :
    Para mí, la lectura de novela ( y la de poesía, y la de teatro ), es puro placer. Y, no debería añadir méritos a nadie . Sí que añade posibilidades de conversación entre los aficionados. Y convierten el ocio en mucho más placentero, al poder estar sólo para leer. Eso sí, si no se tiene con quien comentar lo que se ha leído, es casi peor que no leer.

    Lo que sí se debe valorar es la lectura y estudio a fondo de manuales de instrucciones, de libros técnicos, de contabilidad, de cálculos de estructuras, de física, de química, de biología, y así, que son los que le preparan a uno para ejercer trabajos de los que mejoran el confort, las carreteras, la saud física… Pero de esas cosas ya se ocupan los que otorgan títulos académicos de mayor o menor grado de dificultad, de excelencia y de especialización.

  52. Gregorio Marañón contando en 1958 una historia que parece sacada del final de «La fiera de mi niña». Escenario, estudio del escultor Julio Antonio, que trabaja en su monumento a Wagner. Madrid, años 10 del siglo pasado:

    Margarita Nelken estaba muy enamorada de Julio Antonio. (…) Yo me acuerdo de verle subido en el andamio, hecho con un armazón de cañaveras. Un día fue allí la Nelken con una pistola -yo creo que de goma- y Julio Antonio se ocultó en el interior de la estatua y ésta se vino abajo.

  53. Los anticapitalistas «proponen iniciar un nuevo proceso “democrático y horizontal”» (al final de esta noticia).

    No podía imaginarme que unos pulgosos fueran a darme la clave para ligar en el discopuf. Qué ganas tengo de orquestar una aproximación maniobrativa en la barra, acercarme a la primera perica que vea que está de toma pan y moja y decirla: «te propongo iniciar un nuevo proceso democrático y horizontal». Y entonces ñaca. Pero segurísimo que ñaca. Por fin.

  54. Llevo todo el día apatrullando por Tractoria. La conozco bien porque como saben llevo treinta y pico años por las carreteras ibéricas. Mi experiencia personal es que ha empeorado mucho, pero mucho, la tontería.
    Desde el total de metros cuadrados de superficies pintarrajeadas o empapeladas hasta la prevalencia de mensajes directamente fascisto-nacionales, tipo «lo que vale es la conciencia de no ser nada sino eres parte de un pueblo» y no se pierdan carteles con montajes fotográficos de buenos catalanes ensangrentados y pulisias malvados.
    Otro cambio notable desde mi experiencia es cuando entras al bar, dices buenas tardes y todo dios al unísono se gira y te examina de arriba abajo. No recuerdo esto antes.
    (Vale decir que yo en Cataluña no hablo valencià ni catalá desde que se pusieron gilipollas)

  55. bremaneur
    jueves, 17/01/2019 a las 14:43

    Por qué.

    No por esta noticia, que desconocía.

    Me cuesta imaginar lo que está pasando esa pareja. En estas tragedias soy partidario de poner los focos en la familia (si lo quieren), en los hechos, y en las autoridades técnicas. El Sr. Cortés, que tiene un gran concepto de sí mismo (Cuando ellos –la familia de Julen- me vieron es que como si hubieran visto un ángel) puede ofrecer consejo y ayuda a la familia discretamente, o como lo ha hecho: buscando cámaras y micrófonos. Yo creo que más que consolar su espíritu buscaba atormentar nuestros ojos.

    ***

    Días atrás, dos ingenieros de minas a los que conozco dudaban que un niño de 2 años y vestido pudiera bajar hasta los 70 metros por un pozo de 20/25 cm. Pero, si estaba, habría que meter en la cárcel a dos tipos. El primero, al que hizo el pozo. Y después, al responsable del dispositivo por no reclamar a la Brigada de Salvamento de Hunosa.

    Ya no sé si es que se pasan notitas entre ellos o es que toda la Escuela de Minas de Oviedo piensa igual.

  56. Viejecita no opina de “Literatura”.
    Sobre lo que opina viejecita, es sobre “la afición” , o “vicio” , según se mire, de, ( o ¿ a ? ), leer novelas y relatos de ficción, por parte de los que no son capaces de escribir nada decente .
    Algo bastante distinto.
    Ya siento

Los comentarios están cerrados.