No me digas

Por Mortimer Gaussage.

Hablar con la gente es una de las experiencias más vacías e inútiles. Yo no la escucho y tengo la certeza de que me pagan con la misma falsa moneda, una fingida y educada atención. Tenemos mucho que decir pero el único asunto que verdaderamente nos importa somos nosotros mismos, cosa que interesa a poca gente, sólo ocasionalmente y durante poco tiempo. Así que hablar resulta ser una coexistencia de monólogos con público, algo ridículo que se agrava hasta la molestia si media el teléfono.

Escuchar a alguien exige una atención agotadora que además nos roba el tiempo y las energías que podríamos estar dedicando a hablarle a alguien de nosotros. La educación se reduce a eso, supongo, aguantarnos recíprocamente soplapolleces sin fin componiendo el gesto adecuado para la ocasión. Hacer sentir bien a alguien que pretende implicarte en su vida de una forma primitiva, absurda y egoísta: contándotela. Perder tu tiempo sin manifestar desagrado.

La comunicación oral es prehistórica y floreció únicamente por el analfabetismo de la especie, pero vencido éste carece de justificación alguna. Nacemos sin hablar ni escribir y desarrollamos una y otra habilidad en poco tiempo. Insistir en la primera siendo capaces de la segunda es un atraso. Quien escribe se ha de plantear de antemano qué va a decir y cómo. Eso reduce mucho la cantidad de palabras inútiles, empezando por sollozos, interjecciones y énfasis y por lo general, aunque no siempre, depura el discurso.

Y lo que es más importante, el público del escritor está elíptico. El escritor no demanda la atención de nadie mientras escribe. Aunque busque la atención de otros para narrarles sus miserias, no los molesta, no la exige. La educación se desplaza del oyente, que practica la paciencia y la resignación, al escritor, que resiste su necesidad urgente de público inmediato y prefiere no molestar. Se encomienda a la benevolencia del lector, no a su educación.

El escritor, ordenando el discurso, asume las dificultades de la comunicación mientras que el hablante, desparramando palabras con urgencia, las desplaza al receptor, mezcladas siempre con sus miserias. Si uno bien se fija usamos el habla como un automatismo más del cuerpo, que de natural sólo produce deshechos, y los descargamos en los demás sin miramiento ni compasión. La mera observación nos permite constatar que para que el humano, cualquiera, produzca algo de mérito, no digo ya interés, se exige siempre un ímprobo esfuerzo. Por el contrario aceptamos al hombre que habla sin más, y nosotros hablamos sin más, sin un plan, sin entrenamiento ni ensayos, confiando en el falso encanto de la espontaneidad.

La civilización dio un paso de gigante al inventar la escritura y alcanzó el cenit de su refinamiento al generalizarse la prensa escrita y el correo postal. La radio y el teléfono vinieron para acabar con siglos de avance social y socializaron la molestia acabando con el aislamiento tan arduamente ganado. En un país civilizado, en una sociedad evolucionada, estaría prohibido hablar con las únicas excepciones de los menores de cinco años y los analfabetos con carnet, que habrían de renovar anualmente. Ese pequeño esfuerzo suplementario que hace falta para decir las cosas escribiéndolas, unido a la desaparición de la principal causa de cinismo e hipocresía, supondría un alza inmediata del nivel intelectual de la población, de su moralidad y su bienestar.

130 comentarios en “No me digas

  1. Por eso me gusta el wasap, porque no hay necesidad de hablar. Aunque tengo un amigo que de vez en cuando me llama o, lo que es peor, me pide que le llame. «Para hablar», dice. Hay que joderse. Y qué tendrá que decirme que no pueda hacerlo con un par de líneas. Tengo otro que de vez en cuando me escribe: «Llámame cuando puedas». Nunca puedo. Primero, porque me parece de muy mala educación que no me explique para qué quiere que le llame, y segundo porque sospecho que es para pedirme algo. De todas formas, yo creo que debería haber momentos de asueto parlante. Las sobremesas, por ejemplo, cuando tras cuatro pacharanes da igual lo que digas, porque no tienes ni idea de lo que hablas y porque no recordarás lo que te cuentan los otros.

    Tengo otro amigo con algún tipo de transtorno que se acuerda con una precisión enfermiza de lo que yo hablo. A veces me sorprende porque me dice, recordando alguna frase mía: «sí, esto lo dijiste aquel día que estábamos en el Morgenrot hablando de Sibelius y tú llevabas los pantalones de pana negros y pasó una morena despampanante y yo escupí la cerveza de la impresión y luego estuvimos dos horas debatiendo si nos había mirado o no».

    10/10, Mortimer.

  2. Muy bueno, Mortimer. Valoro a quien escribe claro porque para ello primero ha tenido que esforzarse en pensar claro, cosa que no todo el mundo hace (tanto por vagueza como por incapacidad). Borrar el ruido de un discurso, además de dar gustirrinín, lo considero de buena educación.

  3. Lo bueno de vivir lejos, es que como hablan en otra lengua se desconecta bastante fácil, y conoces a pocos. Sólo prestas atención si es interesante y si no quieres opinar, con decir que no entiendes bien, vas listo.
    Si tiendes al silencio, con no salir de casa arreglado.
    Mi wachap está abierto y recibo unos cuantos videos y gifs que suelen tener interés y se los comparto a mis contactos, cada vez menos por cierto, según lo que pienso que les podría interesar.
    Es la única manera de comunicarme con mis hijos, y funciona, para ellos y para mí.
    Hablo o hablan, cuando quieren y contestan si les apetece o no.
    Yo contesto siempre, pues la mínima cosa de su vida me interesa. Ellos cada vez más.
    También es la única forma de a los que tienes cariño, sepas que siguen existiendo, que tú te acuerdas y ellos también.
    Desde que se inventó la autoedición, ya escribimos cualquiera, por otra parte.
    A mí por teléfono no me gusta hablar, y escuchar, lo que más me produce, es ganas de hablar para que el otro no pueda meter baza si es poco interesante.
    La pintura o la escultura, son los lugares del silencio, como mirar.

  4. Ser antipático no te hace más inteligente, aunque algunos creen que eso les da un aura intelectual, como de escritor maldito.
    Pongo serios reparos a los que se florean diciendo que no contestan los whatsapps o a los que niegan el valor de la palabra como reparadora de las enfermedades del alma. Me resulta una pose un tanto infantil, algo impropio de una persona madura.
    Chopsuey nos da una magnífica oportunidad para construir relatos que fijados en un post podemos luego utilizar como materia de conversación. Entiendo que ser un buen conversador, y escuchador, es la virtud social por excelencia. Considero que recibir un whatsapp de un amigo es un regalo, recibirlo de una “amiga” supone ver el cielo. Es obvio que hay pesados y putichats, pero veo sencillo librarte de ellos.

  5. A veces se tiene demasiadas cosas en la cabeza, necesitas aligerar dando tu discurso, pero si en esas no te escuchan y te vienen a enseñar algo, pues es fácil que te sientas molesto.
    Si te relajas, conversar está bien, aunque no con cualquiera, hay que seleccionar el tertuliano que te conviene.

  6. Buenos días a todos

    Me encanta, como siempre, el texto de MGaussage, pero , como buena criticona insoportable, tengo un pero:
    ¿ Que hubiera ocurrido si Otelo no hubiera contado sus aventuras, si Desdemona no las hubiera estado oyendo y escuchando con entusiasmo, y si no se lo hubiera dicho ella a Otelo, pidiéndole que no parase, y que contase y contase ?.
    Pues que Desdemona se hubiera casado con algún hijo de amigos de su familia, que Otelo , por falta de audiencia, se hubiera callado, y se hubiera convertido en un solterón misántropo. Que, en aquella época, y sin su labia, no hubiera encontrado una chica joven, guapa, y de buena familia, dispuesta a casarse con “un soldado moro”.

    Y aunque hubiera publicado sus aventis en forma de libro, al cabo de los años, habrían sido solteronas poco apetitosas, o viejas, las que las hubieran leído, y disfrutado…

    Y claro, en ese caso, la historia que cuenta Shakespeare, no hubiera ocurrido nunca. Otelo no habría estrangulado a Desdemona, que ni siquiera la conocería, ni Yago le habría tenido envidia, y Desdemona hubiera acabado de madre de familia haciendo calceta, y aburridísima.
    ¿ Habría sido mejor esto ? ¿Sin el pavoneo de Otelo, sin la envidia de Yago, sin los celos, y sin el uxoricidio final ? Me parece a mí que no.
    Así que, rompo una lanza por la palabra hablada.
    PS :
    Y como de costumbre también, la foto ilustrativa, y su texto, estupendos.

    Muchas Gracias

  7. Y ahora , les pongo un enlace de los míos

    sobre el encuentro en Sevilla de Obama / Sanchez. Pero va más de Herejía respecto del Calentamiento Global, que de las elecciones que nos vienen.
    Pido perdón por seguir erre que erre
    Ya siento

  8. Espléndido, MGauss. La comunicación escrita es la dieta de los astronautas; no sé cómo es la dieta de los astronautas exactamente, pero estoy segura de que no querríais tener que vivir comiendo eso. Siempre he disfrutado mucho de la conversación insustancial y majadera, mi favorita.

  9. ¡¡¡PEDRO ANTONIO ME HA ESCRITO UN WASAP!!!

    Sos lo dije: Pedro Antonio se derrite con Battitto, Viejecita no tiene plancha, lo más parecido que Zeppit ha visto a una becicleta fue el treciclo de su infancia, Doc es homeópata y Emecién es culet.

  10. Maeztu:

    En agosto del 36, los milicianos llegan preguntando por “un párroco llamado Negrete”; Maeztu contesta altivamente y los bárbaros lo toman por un cura disfrazado; les muestra su carnet de diplomático, pero su nombre no les suena y se lo llevan. “Claridad”, el diario de Largo Caballero, informa de la detención de Maeztu como “perteneciente a una generación de escritores traidores”.

    –Don Víctor, ¿cuándo nos asesinan a usted y a mí? –había dicho, en abril, Maeztu al encontrarse por la calle a Pradera.

    Víctor Pradera, asesinado en San Sebastián el 6 de agosto de 1936.
    Ramiro de Maeztu, asesinado en Madrid el 29 de octubre de 1936.

    Este lunes fui a recoger el cuadro del hermano de Ramiro que me compré el año pasado y tenía enmarcando. Ha quedado de pelos.

  11. Juanfran Satur
    viernes, 05/04/2019 a las 09:21

    Ayer nos embistió por detrás un cochecito que se quedó luego como un pespunte al bies entre el autobús y un camión marca camionazo. Todos ilesos, esperando a la guardia civil y criando un atasco espeluznívoro, cuando entonces me di cuenta de que era la primera vez que estaba situada en cabeza del atasco: ¡VIVA! ¡SOMOS LOS PRIMEROS! ¡ASUCA!

  12. MGaussage jueves, 04/04/2019 a las 18:34

    “el nacionalismo es un problema y el antinacionalismo, el unionismo, la solución. Lo malo es que el unionismo es contraintuitivo y va contra las pulsiones territoriales de la especie.”

    No estoy seguro de que eso sea así exactamente. Yo creo que conviven las dos pulsiones al tiempo.

    De acuerdo en parte. En lo de las pulsiones. Como todos los primates bípedos lampiños, somos primero de la familia, luego de la familia extendida, del barrio, del equipo de fútbol, de la ciudad, de la comarca, de la provincia, y así sucesivamente y así sucesivamente. Es lo que se espera de nosotros y lo que naturalmente nos pide el cuerpo. El nacionalismo no es más que la modesta intelectualización de esta pulsión territorial innata, la misma que tiene el perro que marca su territorio meando unas gotitas. Es cierto que exige el pequeño esfuerzo intelectual de identificar a la patria con tu madre, pero vamos, que no se necesita mucho más: sentimientos.

    Pero el unionismo no es una pulsión. No es sentimental y es contraintuitivo. Tan contraintuitivo como el «ama a tu prójimo como a ti mismo». Cuando el cristianismo se propuso una Iglesia Mundial lo hizo con la pretensión de universalizar las reglas morales. Y como no se conoce nada más poderoso que las pulsiones, cuando trata de fomentar la solidaridad nos pone las imágenes de una madre sufriente con su hijo en brazos en cualquier catástrofe del mundo. Funciona regular, pero en todo caso mucho mejor que hacer ondear la bandera de la Unión Europea con el Himno a la alegría de fondo.

    El nacionalismo es una pulsión, pero el unionismo es frío e intelectual. Exige conocimiento, y análisis de ventajas y desventajas. Es más fácil adherirse a un imperio, que te garantiza lucha, sacrificio, armas y vencer al enemigo, como en el fútbol y los videojuegos, que adherirse a una idea, sujeta a continua negociación y enjuague, que lo más que te ofrece es una pobre recompensa intelectual. El unionismo sólo se convierte en pulsión mediante una guerra.

  13. Os diré también que una hora después estábamos arrancando y ocurrió una cuádruple colisión a babor, pero al final de todo nos fuimos. Lo que importa es poder irse, yo creo.

  14. Respecto del caso del hombre que ayudó a suicidarse a su mujer, que llevaba meses pidiendo la muerte, después de treinta años de sufrir esclerosis múltiple, ( ayer trajeron el caso El Marqués y M.Gaussage ), ha salido una petición en el Change.Org, a la Fiscalía, para que no presenten cargos contra él. Lo cuento, pero no sé como se hace para copiar lo de C. O. en un blog.
    Ya siento.

    Yo he firmado la petición , aunque lo que creo es que se debería cambiar esa ley, y despenalizar el suicidio asistido, sobre todo cuando el que se quería suicidar lo hubiera pedido una y otra vez, y ante notario, o ante testigos ( como en este caso, ante el periodista que lo filmó ).
    Y condenar al marido, y probablemente al testigo, luego cambiar la Ley, y luego ya indultarlos a los dos. Y, mientras tanto, dejarlos a los dos en libertad y sin fianza ( porque , al haberlo hecho todo a las claras y sin esconderse, no habría peligro de fuga ).
    Eso es lo que creo, pero claro, ¿ qué sabré yo ?

  15. Bonnie miércoles, 03/04/2019 a las 07:19
    Ya me he vuelto a enamorar, Perroantonio… Porque esto de Jamiro, es cosa tuya.

    Juli0 jueves, 04/04/2019 a las 20:46
    Cuidado, Bonnie, si no hay que fiarse de las mujeres, como dice el marqués, tampoco de los hombres.

    Joder, Julio, no interrumpas nuestro amor, que es puro y frágil como una flor de primavera.

  16. El juez le ha dejado libre y sin fianza, Viejecita. Lo de cambiar la Ley es innecesario y pura soflama política.
    Media sociedad se queja de que la sedación terminal es un asesinato y la otra media pide despenalizar la eutanasia. Ni unos ni otros tienen razón.

  17. marquesdecubaslibres
    viernes, 05/04/2019 a las 09:52
    El juez le ha dejado libre y sin fianza, Viejecita. Lo de cambiar la Ley es innecesario y pura soflama política.

    Muchas Gracias Marqués. Me alegro mucho.
    Pero lo de cambiar la Ley me sigue pareciendo necesario.
    Recuerdo, hace muuuuuchos años, un señor que denunció a su mujer, por adulterio. Que en aquella época, el adulterio femenino se englobaba en los crímenes contra la propiedad ( del marido), y la llevaron a la cárcel.
    Y él dijo entonces que había puesto la denuncia para que se viera lo injusto y retrógrado de esa Ley, y se cambiara…
    Pues eso.

  18. En estos casos que se mencionan de asistencia al suicidio o eutanasia particularmente me da lo mismo lo que diga la ley.
    Espero no verme en la situación, pero si un día Anne me pidiera que quería morir porque ya no tiene salida, mi vida estaría tan jodida que la ley sería lo que menos me importaría.
    Haría lo que tenía que hacer, lo que me estaba pidiendo y yo queriendo dar indiferentemente de lo que los demás pensaran del asunto.
    Si seguía vivo después de hacerlo, cosa que dudo, pues pagaría el precio, aunque el coste ya estaba descontado con la pesadilla de seguir vivo.
    Muy similar me parece el caso de si alguien cometiera un abuso grave o violación contra mis hijos. El que lo hizo si la ley no lo condenó, puede darse por jodido, yo también pero lo estaría ya de antemano.
    La ley sin embargo es necesaria, para detener a los pusilánimes y a los aprovechados.

  19. marquesdecubaslibres viernes, 05/04/2019 a las 08:31

    Su metamorfosis de Marquesdecubaslibres a Padrecubas me tiene perplejo. ¿Cuantos padrenuestros tenemos que rezar como penitencia?

  20. jrG
    viernes, 05/04/2019 a las 10:10

    Esas manifestaciones parlabaratistas de «haré esto porque lo tengo todo claro no como otros que no tienen huevos» expresan una cantidad de movimiento que no se sabe cuál es la posición porque no ha sucedido como se diga y entonces ya veremos. Heisenberg, macho, tú qué sabes lo que harás, dicho sea con todo mi cariño y el deseo sincero de que nunca tengas que saberlo.

  21. JrG ( 10′ 10 )

    Pues bien, imagínese que es al contrario. Que es usted el que ya no puede aguantar más la vida…
    ¿ Se quejaría ante Anne, y le pediría que le ayudase a morir, a sabiendas de que si ella aceptaba, le supondría como mínimo una condena de cárcel ?
    Y me contesto a mí misma que no, que nunca le iba a hacer semejante canallada, y que iba a aguantar lo que fuera. Por ella.

    Una Ley es necesaria, para proteger de sus herederos y de los aprovechateguis a los enfermos que quisieran seguir vivos hasta el final, pero al mismo tiempo, a no castigar a quienes les ayudasen a morir, cuando ellos así lo pidieran, de forma clara.

    Ya siento

  22. Me ha gustado mucho la reflexión, Mortimer, pero cualquiera se atreve ahora a dirigirle la palabra.

    Hablando de palabra, de conversación, de escritura… El arranque de Lluvia fina, la última novela de Luis Landero, es muy apropiado para el texto de hoy (y me hizo pensar en Proc y en Elizabeth). Es largo para transcribirlo por completo (¡de nada, Marqués!), solo unas líneas:

    Ahora ya sabe con certeza que los relatos no son inocentes, no del todo inocentes. Quizá tampoco lo sean las conversaciones de diario, los descuidos y equívocos verbales o el hablar por hablar.
    (…)
    ¿Qué habrá en Aurora que despierta enseguida la confianza de la gente y las ganas de sincerarse con ella y de contarle fragmentos antológicos de su vida, secretos que acaso el narrador no ha revelado nunca a nadie? Pero a ella sí.

  23. Sí, Proc, por eso iba un poco el tema, por el pequeño revuelo causado por el cambio del nombre del colegio que dices. La ley de la memoria histórica parece que quiera borrar la memoria más que fomentarla.

  24. Lo escrito hoy demuestra fehacientemente la inutilidad del diálogo. Proc repite lo que ya ha puesto Josénez. Viejecita se encalla en promover una norma socialista. Se responde a una reflexion con un argumento “ad hominen”…
    Va a tener razón el amigo Mortimer.

  25. No cuela. Las reflexiones cargadas de reproches también son ad hominem, broda’.

    Las razones para ser o hacerse el antipático o reuhir las conversaciones, pueden ser innumerables. Reducirlas al ansia de darse pote o la inmadurez de sus practicantes es simplificar demasiado. Y eso por no mencionar que concretamente lo de Mortimer es un ejercicio literario.

  26. Qué fallo, no había mirado el enlace. Perdóname, Josénez. Que me diga, pa qué ponéis enlaces, la culpa es vuestra, ¡JOSÉNEZ DIMISIÓN!

  27. marquesdecubaslibres
    viernes, 05/04/2019 a las 11:25
    Viejecita se encalla en promover una norma socialista… Se responde a una reflexion con un argumento “ad hominen”…

    Los socialistas también han hecho cosas buenas.
    Y, ¿ desde cuando no se puede confrontar una teoría, por elevada que fuera, con casos concretos de su aplicación , para ver así si la teoría era viable, y aplicable en todos los casos, o debía ser enmendada ?

    Ya siento

  28. Enseguida me voy, a “no planchar, y no fregar, y no pasar máquinas “, pero antes :
    ¿ Se han fijado ustedes en el “tomate” y la carrera en la media, desde la rodilla, de la chica sentada en la escalera, en la foto de cubierta ?

    No me extraña que esté bastante furiosa, que el tipo, en vez de preguntarle si le duele, si se ha hecho daño, y si se cayó ella sola, o si alguien la empujó, se dedica a contar como no le dejaron votar…
    Como para mandarle a hacer gárgaras en voz alta, y no sólo de pensamiento, y con la boca cerrada como en la foto.

  29. Me debo de explicar muy mal, esta claro.
    Mejor el silencio.
    Yo no pediría algo así. Sin embargo lo daria.
    Pusilánimes y aprovechados son todos esos que se escudan en procedimientos y protocolos para cuestiones espureas. Lo vemos a diario, y ni así vale la ley que también tiene interpretación y resquicio, pues ellos tienen una idea y su excusa al mismo tiempo.
    De eso hablo no de cuántica.

  30. Hablando de palabra, de conversación, de escritura… El arranque de Lluvia fina, la última novela de Luis Landero, es muy apropiado para el texto de hoy (y me hizo pensar en Proc y en Elizabeth).

    No sé qué pensaste, cariño, pero, si es pensar bien, tú piensa todo lo que quieras de mí, que te equivocarás siempre. Ayer en la autotioviva to hell había una chica delante (delante, a un lado, al otro, detrás, otra vez delante: ¡PARA YA DE UNA VEZ, JODER!) muy histérica, que no callaba. En estas situaciones suelo concentrarme herméticamente en una silenciosa combustión interna y ella hacía que me distrajera una y otra vez imaginando que le daba una hostia que la tumbaba.

  31. jrG
    viernes, 05/04/2019 a las 11:59
    Me debo de explicar muy mal, esta claro.
    Mejor el silencio.

    Qué coqueto eres. Te he entendido aproximadamente, pero eres tan categórico que me cuesta resistirme a llevarte la contraria.

  32. Procuro fijarme
    viernes, 05/04/2019 a las 12:04
    No sé qué pensaste, cariño, pero, si es pensar bien, tú piensa todo lo que quieras de mí, que te equivocarás siempre.

    Quise decir que me acordé de ti. Que siempre que descubro palabras nuevas o leo artículos sobre el uso del lenguaje me acuerdo de ti PORQUE TE LLEVO EN MI CORAZÓN.

  33. Gracias por sus comentarios. En realidad está escrito contra mí mismo. Hablo demasiado y sólo me ordeno si escribo. Y aún así muchas veces tampoco pasa. Hay dos clases de verborrea. La primera es diríamos la auténtica. Brillante, exaltada y brutal y se impulsa con la energía que el orador siente bullir en el pecho y se ampara en la educación y pusilanimidad del respetable, que consiente a todo como las putas y las esposas mansas. La buena educación de algunos es la causa de la mala de otros. No los frena. La segunda no es más que una pose imprescindible para sobrevivir en ciertos ambientes; el orador que ve su autoestima carcomida por dudas cada vez mayores, temblores cada día más frecuentes y sudores en momentos de estrés, tiembla ante el horror vacui de un silencio que adivina siempre incómodo y se protege parloteando al precio de despejar dudas y dejar sentado que es tonto. Confieso que caigo en el pecado de hablar mucho y sin fundamento por las dos razones. A veces al mismo tiempo.

  34. Cambiando de tema, he recibido por correo postal mi ejemplar del REFRACTOR del 14 de febrero de 1980 con valor nominal de 400 pesetas.
    Algunos libreros son indispensables en este mundo mundializado e independentista.
    Click.
    Se me va a pasar el atún con tomate.
    Lo leo por la tarde, después de la terapéutica siesta.
    Procuración, mi admiración no decae por que me lleves la contraria.
    La “rotundidad” mía tampoco, como la de todos, cada vez en menos cosas, pero uno ya está hasta arriba de tanto cambio.

  35. Joder que suerte tienes Mortimer.
    Yo cuando escribo todo se me amontona, y si hablando no me entienden, escribiendo no sólo no se me entiende, es que llego a lo contrario que deseo.

  36. Por lo menos piden perdón, no como el estado español, que estuvo venga a asesinar indígenas por la parte de América.

  37. Mortimer escribe con facilidad de forma espléndida; en este caso argumenta pro domo sua, cerrando el círculo. Pero rompo una lanza por la excepción: el juicio oral.
    (Que me diga: esas hablas que disfrutamos al leer a nuestra recopiladora. Otro enfoque, Gaussage)

  38. Me ha gustado mucho lo de Mortimer de hoy y me ha dado que pensar en la atención selectiva: uno escucha lo que quiere oír no solo de los demás, sino de uno mismo. También nos pasa a algunos que, entre todo lo que diga alguien, solo retenemos el detalle más estúpido.

  39. Enlazo con tu comentario, Quinn, porque a mí también me ha hecho pensar la entrada de MGauss y por unas nieblas mentales de estos días relativas a la selección. He visto Muñeca rusa, que es una serie muy floja e iba a decir que la idea es buena, pero Albert observó que de ideas buenas está embaldosado el infierno de los bodrios, no me acuerdo cómo lo dijo, el caso es que es el caso. El caso es que me da pena porque me gustaba el asunto de las repeticiones: despertar para morir una y otra vez, y que eso se convierta en un problema analizable y, por tanto, resoluble. La idea que digo de destacar una cualidad, como quien escarba en un plato incomible o rebusca en la basura, me lleva de nuevo al libro de Alfonso Reyes, La experiencia literaria, un libro viejo que ya había leído hace mil años, cuánto hemos cambiado Alfonso Reyes y yo. En el ensayito sobre las antologías cuenta que a menudo ha solido fantasear sobre la posibilidad de hacer una recopilación de versos sueltos, tomados caprichosamente de aquí y de allá. Aunque él está subrayando lo personal del antologar, a mí me interesa también el mero elegir y la constatación de cuánto puede caber de bueno en lo malo: por qué hay tanta mierda en esta cazuela, visto desde el otro ángulo, se trata de la de sortijas que tiran con la basura. Me acuerdo de una entrevista que le hicieron a Rufus Wainwright, quien en ese momento componía canciones con sonetos de Shakespeare. «Te gustan los sonetos de Shakespeare», le medio preguntaba el periodista muy seguro de acertar, y entonces nuestro Rufus respondió que, bueno, que algunos versos. «Algunos versos» de Shakespeare. HALA TÍO VENGA PRESUMIDO
    Pero le entiendo y además es suficiente.

  40. Procuro fijarme viernes, 05/04/2019 a las 16:30
    El caso es que me da pena porque me gustaba el asunto de las repeticiones: despertar para morir una y otra vez, y que eso se convierta en un problema analizable y, por tanto, resoluble.

    Este tema se ha llevado el cine de varias formas, y me da que casi todas derivan de la magnífica «Memento» de Nolan.

    La última que recuerdo es una de Tom Cruise, «Al filo del mañana». Claro que aquí el eterno renacer sólo tiene como objetivo matar extraterrestres.

  41. Procuro fijarme viernes, 05/04/2019 a las 16:30
    HALA TÍO VENGA PRESUMIDO

    Con tanta chuleria como Rufus, recordaba haber escrito un collage con versos robados a Neruda. Es malo hasta el vómito. Lo cual que qué tonto he sido (y nada desmiente que no siga siéndolo, o sea).

    Pero mirando el lado bueno, resulta que he rescatado un poema que no recordaba y que probablemente fue mi canto del cisne (por si no lo sabéis, el cisne canta como un pato). Tal vez deba incluirlo en mi antología como punto final. Es como sacrificial o así, y además expone de manera retorcida mi vocación de payaso.

    A BORBOTONES
    he cortado las rosas y he cogido
    con los dedos los tallos y he sangrado
    sangre de rosas risas rosas rosas
    que corre por mi brazo mientras río
    y os beso bocas risas rosas rojas
    diosas de besos sangre que es la mía
    que siembro para daros risas diosas

  42. Escribió Cioran, maestro de lo escueto, que el epitafio y el telegrama, géneros ya olvidados, eran escuela de concisión y estilo. Desaparecidos ambos quedan los tuits bien hechos, versión moderna del apotegma, y las dedicatorias en los libros de tirada extremadamente corta. Qué pérdida tan terrible los dos primeros y qué cansado rebuscar entre tanto texto basura en formato electrónico para encontrar esas perlas perdidas. Eso nos lleva a la evidencia de que necesitamos incentivos que contengan la verborrea y animen a la precisión del discurso bien construído. En los telegramas pagas por palabra; apuesto, aunque nunca he encargado ninguna, que en las lápidas por letra labrada, y en los tuits simplemente no cabe más. Por eso sostengo desde hace años que las llamadas telefónicas deberían cortarse exactamente a los 45 segundos. Tiempo suficiente para dar un recado urgente. Y para todo lo demás nos lo pensaríamos mucho antes de llamar. Seguramente serían comunicaciones deliciosas. Breves, brillantes, expresivas, ayunas de muletillas y locuciones fáticas. Eso no ocurriría automáticamente, llevaría unos años, generaría ansiedades, pero valdría la pena. Acabaríamos siendo todos poetas maestros de la expresión porque a la fuerza ahorcan y llamaríamos por teléfono para recitar el poema de Perro, por ejemplo.

  43. TRUFAS PARA TODOS
    Nunca hubo tantas trufas y tan malas. Ayer me apreté unos huevos fritos con trufas en Arce y protesté de forma airada por la ausencia de aromas. Es que este año no ha hecho frío, arguyó Iñaki con escaso convencimiento mientras pidió que me sacaran la pieza origen. Me ralló una generosa ración sobre la pasta con setas que estaba ahora catando. Fue inútil, aquello era trufa poco aromática.
    Parece que el asunto tiene su origen en la proliferación de fincas truferas donde éstas no crecen espontáneamente sino inducidas por implantes subterráneos. Esto ha hecho bajar el precio pero sobre todo la calidad del producto.
    Hay un mundo que ha desaparecido para no volver. Vivimos de sucedáneos.

  44. En el asunto este de la eutanasia mediática, hay quien opina que no ha sido un asunto privado de una entrañable pareja. Que detrás de esto hay todo un lobby muy potente, muy organizado y muy hábil. Que buscaban visibilidad e impacto y que lo han conseguido con creces.

    También hay quien piensa que es mucha casualidad que esto salga en este momento, cuando la fallecida llevaba más de 30 años así. Ahora se ha convertido en un asunto electoral, lo que en la práctica impide ya un debate racional.

    Algunos lo consideran una buena jugada, todo sea porque la ley de eutanasia salga adelante. Y otros se preguntan si no será algo orquestado y piensan que, de ser así, seria un escándalo político su uso, y probablemente un delito.

    Yo opino como el Marqués, que lo de cambiar la Ley es innecesario y pura soflama política.

  45. Perroantonio, es un muy agraciado poema. Y tienes razón sobre Memento, ni me acordaba; me acordaba del eterno retorno de Eliade, del retorno de lo reprimido de Freud y de El día de la marmota.

  46. En la película El código fuente un tipo vive una y otra vez los instantes anteriores a un atentado en un tren. Y en 50 primeras citas un novio intenta cada día enamorar a la amnésica Drew Barrymore. Sachs cuenta un caso clínico idéntico. Un tipo que se despierta siempre el mismo día de su vida a causa de un accidente. Tiene 23 años y acaba de volver de la IIGM.

  47. Supongo, Zeppi, que hay supuestos en que cualquier medida aceptable o aceptada (como la sedación que cita el marqués, cuyo procedimiento he seguido recientemente sobre mi suegra), no resulta de aplicación clara. Verbigratia, mi suegra se moría por la edad, mientras que en casos problemáticos el deterioro se prolonga, sin que la muerte o el final se aventure próximo, e imagino que no son susceptibles de la sedación legal.

  48. A los condenados a muerte en EEUU se les administra una dosis elevada de pentotal, un potente barbitúrico, capaz de acabar con la vida del reo en pocos minutos. Parece ser que fue la misma estrategia que siguió el marido de la enferma que ahora protagoniza los telediarios. En algún periódico han hablado de cianuro pero espero que no sea cierto.
    En la sedación terminal se usa midazolam IV, una benzodiacepina que se puede administrar durante varios días y así modular el tránsito final. Con el midazolam se cometen algunos abusos por aplicarlo con demasiada premura, o sensu contrario, existen reticencias a utilizarlo por los profesionales de Paliativos si ven que existe una esperanza de vida en condiciones razonables en contra de la opinión de la familia y/o el paciente.
    En una sociedad que considera el respeto de la vida como valor supremo no parece lógico legalizar el uso de pentotal para ajusticiar reos o practicar la eutanasia. Leyendo a Simenon somos conscientes de los riesgos de dejar en manos de la familia decisiones sobre la vida de los allegados.
    La ignorancia, los prejuicios ideológicos, el analfabetismo funcional, la disonancia cognitiva, la mala fe, hacen mucho daño. Hago un esfuerzo para no caer en el solipsismo e intentar explicar lo que sé a riesgo de ser ignorado o malentendido.

  49. [0] “Así que hablar resulta ser una coexistencia de monólogos con público, algo ridículo que se agrava hasta la molestia si media el teléfono”.

    Y todavía hay quien se queja de que comunique. O de que no descuelguen.

    (Rose Murphy – Busy Line / Jeff Lynne’s ELO – Telephone Line)

  50. Buenos días a todos
    Me voy corriendo a por víveres, pero antes :
    – Decir que en el video de El Pais que les enlacé ayer, y que estaba hecho en dos días ; el 2 de abril, con la petición de ella, de acabar cuanto antes , y el 3, con el final, ( El País había dejado en negro la parte final para no retransmitir la muerte ) , en la primera fecha, el marido especificaba que ella, cuando todavía podía usar las manos, había comprado Pentobarbital Sódico, a través de internet, y que no estaban seguros de que fuera a funcionar. Y ella asentía a todo y pedía que se hiciera cuanto antes.
    Hasta luego, espero

  51. Marqués, sé que en ciertos paises la administración de morfina y similares en los hospitales la dejan en manos del paciente con grandes dolores o terminal, con un pulsador con el cual se va aplicando pequeñas dosis a voluntad. ¿No sería eso un medio adecuado para que el interesado decida el compromiso entre dolor y consciencia una vez informado de que acorta la vida? ¿O es que ese no es medio adecuado para casos terminales?

  52. Mortimer, eso ya se usa en España cuando estás ingresado con dolores extremos.
    Tienes un botoncito en la UVI, no siendo terminal, donde administras tus dosis.
    Con la morfina llega un momento que prefieres el dolor que la pérdida de la conciencia.

  53. Yo de momento, me voy a ver el Museo Le Mans, que está para terminar una exposición antológica de la historia de los coches ganadores de las 24 horas.

  54. Según el umbral de dolor que se es capaz de aguantar, la morfina produce un alivio enorme en la primera dosis, pero a cambio la consciencia de perderla y no saber si regresaras, se hace muy angustiosa, sobre todo cuando tu nivel físico en ese instante, no permite mover ni los párpados.
    Se siente un miedo cerval.
    Una prisión desoladora.
    Prefieres el dolor que te indica que estás vivo, si lo que quieres es no morirte en esa.

  55. Los opiáceos y los sedantes benzodiacepínicos, nunca los barbitúricos, tienen resuelto técnicamente el problema del enfermo terminal o con gran sufrimiento. El problema, o la ventaja, es que al subir la dosis de cualquiera de los dos se pierde la conciencia.
    En las escalas de Calidad de Vida entre 0 y 100, 0 es la muerte. Sin embargo hay valores negativos que indican que ciertos estados se consideran peor que la muerte. Esta es la justificación de la eutanasia. Esto hay que balancearlo con el valor sagrado (en sentido cívico) que tiene la vida y el riesgo de que se cometan abusos por influencia indebida de familiares y otros potenciales herederos.
    Buscar el equilibrio es difícil pero hay que huir de las propuestas extremas de la derechona o de los radicales de izquierdas. Nótese que sólo C’s parece haber mantenido una postura racional en este asunto.
    En mi opinión, algo más autorizada que la de X, hay que buscar la solución en el entorno de Paliativos. Tenemos las herramientas farmacológicas y los profesionales mejor preparados. Basta un impulso legal para que en estas Unidades se pueda dar un paso más en algunos pacientes. Todo menos que la gente en casa proceda a ejecuciones extra legales con mal manejo de las soluciones técnicas. Algunos todavía creemos que el Estado y la Ley deben gobernar las decisiones en los casos extremos de la vida sin dar pábulo a la demagogia o a la crasa ignorancia. Quizás sea un fascista, pero no creo que todo el mundo pueda opinar de todo. Solo el estudio y el conocimiento válida las opiniones.

  56. O sea, Marqués, ( 11’01 ), que, el que no tenga una pareja, o un hermano , o un amigo de verdad, médico en activo, y con influencias, ¿ se tiene que morir de todas todas en un hospital ?
    O, terminar en casa, pero sabiendo que, aunque lo haga él sólo sin ayuda, y deje una nota, sus familiares van a tener que aceptar que se lo lleven los del Instituto Anatómico Forense y le hagan la autopsia ?

    Y conste, que sé por experiencia de lo que hablo. Aunque no tenga un solo título que me avale…

  57. “Ejecuciones extralegales” a domicilio. La palabrita extralegales tiene su miga. Ya discutimos en su día sobre estos temas entanatizantes y no logré que me convencieran de que hacen falta nuevos profesionales en el ya amplio arco de las denominaciones profesionales. Lo digo porque un médico no ha de servir para todo. Propongo el plutonólogo para ejecuciones en las que el cliente haya confirmado ante la autoridad competente de forma concluyente su voluntad. Para casos más sujetos a las interpretaciones prefiero el annubista porque como dice el sr. MGaussage, es preferible que estas cosas queden por escrito.

  58. Voime a tomar “Leche de serafines” a la mostra de doçes conventuais de Portalegre. Teniendo en cuenta que según la wikipedia: “Se les conoce como “las flameantes llamas del rayo”, “rayos de fuego del amor” o “llamas ardientes”. Cantan sin cesar la música de las esferas, regulan el movimiento de los cielos y son la vibración primordial del amor.” Se pueden imaginar las delicias que nos esperan a los agraciados que nos apretemos sus leches.

  59. Cuando me toque morirme, lo que yo quisiera es que me dieran una buena dosis de Psilocibina. Para morirme tan contenta, sin angustia, sin importarme el dolor, sin tubos, sin gorigoris, y animando y consolando a los que estuvieran a mi lado. Tal como contaba Michael Pollan.
    Pero no caerá esa breva.

  60. Las Unidades de Paliativos, como no podía ser de otra manera, actúan también en los domicilios. Está todo inventado, sólo falta poner un poco más de atención y no utilizar ejemplos de experiencias personales, las emociones son malas consejeras.
    Nuestro Sistema Público de Salud, como antes el ejército, nos iguala a todos. No hace falta tener “amigos”, basta con ser una persona sensata. Los que hemos trabajado cara al público sabemos que tipo de quincallería moral hay que atender a veces.

  61. Marqués ( 13’54 )

    Este post suyo, me recuerda a una anécdota de mis tiempos jóvenes, que es muy posible que fuera apócrifa :

    – A un chico que le comparaba cosas de Francia, de Italia, de Alemania, que había conocido en sus viajes por Europa, con las que había en España, Fraga le contestó ” Menos viajar, jóven, y más leer los periódicos”

  62. Ximeno de Atalaya
    sábado, 06/04/2019 a las 12:30
    Más trufas para todos. Y con el huevo puesto, oiga.

    Ximeno, esa cosa me ha hecho sentirme una persona muy antigua y como de derechas.
    HUEVOS DE SABORES DIMISIÓN

  63. Un tigre y un conejo se encuentran en la calle:
    —Hola, me llamo Conejito —dice el conejo—. ¿Cómo te llamas tú?
    —Tigrito.
    —¡A mí no mi grites!

    (Con las fotos es mejor aún. Si cabe).

  64. Prefiero que sean los médicos quienes decidan si tienen que sedarme a que lo haga un familiar. Una vez me rompí un ligamento en la playa y mi amada (esa que le cae tan bien a Emecé) propuso sacrificarme para que no sufriera y no le amargara las vacaciones.

  65. Perroantonio
    sábado, 06/04/2019 a las 16:06
    Prefiero que sean los médicos quienes decidan si tienen que sedarme a que lo haga un familiar. Una vez me rompí un ligamento en la playa y mi amada (esa que le cae tan bien a Emecé) propuso sacrificarme para que no sufriera y no le amargara las vacaciones.

    ¿ Le amargó usted las vacaciones ? Me juego algo a que no.
    Que si se las hubiera amargado de verdad, no estaría usted aquí para contarlo.
    Que eso de tener al amado, dependiendo de una, y más en vacaciones, cuando esa dependencia es mucho mayor, no es ninguna tontería. Y una manda, sin látigo, sin gritos, y con guante de terciopelo, y encima se lo agradecen.
    La repanocha.

  66. Ni los médicos, ni los seres queridos, ni el perro que es el mejor amigo del hombre. Yo preferiría tener el botón y elegir si el dolor me compensa o si el miedo vale la pena.

  67. MGaussage
    sábado, 06/04/2019 a las 17:19
    Ni los médicos, ni los seres queridos, ni el perro que es el mejor amigo del hombre. Yo preferiría tener el botón y elegir si el dolor me compensa o si el miedo vale la pena.

    ¡ Toma, y Yo !.

  68. Lo que dijo Zamacois de Unamuno va al hilo de la entrada de Mortimer de ayer:

    “Fue la mentalidad más fuerte de su época, le gustaba hablar, y lo hacía sin tasa… era un libro incerrable”. “De Unamuno cabe decir lo que de Diderot dijo Voltaire: es un hombre que ignora el placer de dialogar”. “En sus réplicas solía pecar de cáustico o de injusto”. “Esta egolatría, este altísimo concepto que tenía de su yo, le incapacitaban para crear tipos que no actuasen y hablasen como él…nunca fue un verdadero novelista”.

    Eduardo Zamacois
    Afirma Gonzalo Santonja. “Dirigió revistas, fundó editoriales, inventó la novela corta de quiosco, fue un narrador de primera, un memorialista necesario, corresponsal de la I Guerra Mundial y de la Guerra incivil española, republicano sin adscripción partidista, exiliado y renovador del género de las conferencias; un pionero de la unión de la palabra y la imagen”.

    Decía de Baroja (dedicado a los barojianos)

    “Baroja no conoce América, y yo que le estimo, querría persuadirle de que hablar de América o de Europa desde la Puerta del Sol es una temeridad…El mañana es de América…despreciar América, señor Baroja, es tan arbitrario como despreciar a un niño”. “…Pío Baroja, que confunde deplorablemente la ironía con la bilis…”.

    Extraño que esté tan olvidado, y tuvo reconocimiento desde Galdós a Umbral. A los 90 años escribió «Un hombre que se va», dicen unas memorias llenas de lucidez e ingenio.

  69. La Propuesta de MGauss que compra Viejecita no es ninguna tontería, de hecho se aplica en algunos Estados de EEUU. Se le facilita al paciente la solución mortal para que se la administre a sí mismo. Esta práctica, que supone colocar a la AUTONOMÍA como valor supremo va acompañada de la libertad de poseer armas, lo cual hace casi innecesaria la solución mortal para quitarse la vida. La pena de muerte también suele estar presente así como la liberalidad de los médicos para prescribir opiáceos. Nótese que este paquete de medidas es justo el antagónico del que se promueve en Europa donde el valor fundamental de la sociedad es la NO MALEFICENCIA.
    Hay un consenso en la Bioética por el cual los valores “prima facie” son precisamente la No Maleficencia y la Justicia, considerándose de rango menor la Autonomía y la Beneficencia. Esto recoge en síntesis el pensamiento occidental de los últimos 3.000 años. La axiología de los valores ha sido una discusión central desde Aristóteles hasta Rawls pasando por Kant. En La Sociedad Abierta de Popper hay muchas pistas sobre este planteamiento. Baste decir que el comunismo queda condenado al hacer de la Justicia un valor supremo sin respetar la No Maleficencia, mientras que el capitalismo sin contrapeso social queda bajo sospecha al colocar “prima facie” la Autonomía con el único contrapeso de la Beneficencia. Leer a Dickens da pistas muy claras sobre ello.
    Es cierto que lecturas disolventes como Houellebecq pueden cuestionar el modelo europeo, pero en mi opinión deben leerse en clave de humor.

  70. En la película “Fresas Silvestres”, en su sueño / pesadilla, le examinaban al viejo doctor, y le preguntaban cual era el primer deber del médico, y él no sabía contestar. El rata que le examinaba le decía ” El primer deber del médico es pedir perdón “

  71. Mi suegro, que era médico, citaba a alguien que no recuerdo: ‘El médico debe curar y si no aliviar, y si tampoco sembrar de flores el camino de la muerte.” Algunas cosas están claras desde siempre.

  72. Uno ya no sabe muy bien qué decir sobre el amigo Mortimer y ese desbordante talento literario que pide a gritos que escriba de una vez, si no la gran novela americana, sí por lo menos la gallega.

    ***

    Pasaron aquellos tiempos en que te encontrabas con un amigo y te decía.
    –Mi novia me llevó ayer a ver una película francesa a la Filmoteca.
    “¡Qué cabrona!”, pensabas, “con lo buen chaval que es y cómo lo maltrata”.
    –¿Sí? ¿Y de qué iba?
    –No lo sé muy bien. Creo que trataba de un matrimonio de mediana edad, a punto de separarse por sus problemas de comunicación, que no paraban de hablar. Mucho. Ella tocaba el piano y se enamoraba de un saxofonista coreano. Hacia el final, salía un caballo blanco muy bonito que trotaba por un prado durante casi diez minutos, no sé bien por qué… Igual me dormí y me perdí algo entremedio….

    Acabo de ver Première année [Mentes brillantes], la última película de Thomas Lilti, el médico-guionista-director que está arrasando la taquilla francesa, sobre la presión a la que se ven sometidos los ,estudiantes de medicina en su primer año de carrera. Un guion sólido, una dirección eficaz y, por encima de todo, el trabajo de dos actores excepcionales que hacen creíble desde el principio esta acerada reflexión sobre la amistad y las deficiencias del sistema educativo del país vecino. Una agradable sorpresa.

  73. …una agradable sorpresa… aun con sus excesos y un final bastante inverosímil, todo sea dicho. Lo mejor, repito, los actores.

  74. La verdad es que da gusto madrugar y leerles a todos, de todos ustedes aprendo y disfruto.

    Ayer fuimos al museo ABC, a los niños les llamó mucho la atención la colección de desnudos de Pagola. Preguntaban todo el rato por qué el autor dibujaba tantos penes y tantos totos. Yo les dije que los artistas pintores, y los no pintores, siempre han estado fascinados con los cuerpos desnudos y quieren llamar la atención del espectador al pintarlos o retratarlos, y que es justo lo que les pasaba a ellos. No les convencí mucho, y se reían por lo bajini señalando las pinturas y dibujos.
    En la sala también había gente muy seria y que no decía nada mientras veía los dibujos, la expresión era todo el rato la misma, es decir, sin expresión.

  75. Ayer y hoy se celebra en el circuito Bugatti de Le Mans, carrera del campeonato del mundo de Superbikes.
    Legión de motos en las inmediaciones del circuito.
    De forma paralela en el Museo del Circuito una bonita exposición de la historia de las 24 h de automóviles y de sus protagonistas.
    En la entrada un ejemplar de Japauto, que me hablaba del Marqués. Una recopilación de coches ganadores y participantes, no muchos, ya que tampoco tienen mucho sitio, pero algunos excelentes ejemplares.
    Una subasta de coches más o menos de colección, pero la gente se arremolinaba en un R5 GT y en un Peugeot 205 GTI 1,9 que estaban en excelente estado, y que se subastarían por un pico.
    Un 928 azul oscuro, que me recordó a los Parker y su cambio de las dos a las 4 ruedas.
    Me gustó mucho un Peugeot 504 coupé que sólo tenía 60.000 kms. y que mantenía el terciopelo de la tapicería casi intacto. Tenía un grave problema esa tela en los Peugeot, y es que se desintegraba con el tiempo, se convertía en polvo materialmente.
    Enorme exposición cubierta de quincallería, y en el exterior exposición de clásicos y de caravanas y motorhomes antiguos.
    La legión de Ford Mustang, hace pensar en cómo los programas de tv de corte americano junto a los precios no tan absurdos como los europeos, marcan las tendencias.
    Muchos dodoche (2CV) pero de serie segunda, ningún ejemplar serie uno, ni ningún Charlestón, aunque si vimos uno igualito al que conducía Anne cuando comenzó a trabajar. Que miedo tenía que dar mi mujer a tumba abierta bajando cuestas.
    Después vimos los coches que había tenido Georges, y un magnífico ejemplar de Panhard 24 que tenía de recién casado.
    Esta marca y ese modelo coupé en concreto me parecen de un avanzado increible.
    Después los Renault 30, y una Espace de la primera serie de Matra, la cortada a cuchillo.
    Agunos Alfa Fanalone a precios de chiste (incluso diría que al que le ponían el ufano Fanalone, no lo era de verdad sino recreación).
    Un mercedes descapotable al estilo JR Ewing nos hizo cantar eso de “Dallas un univers impitoyable….”
    Un Coca, y ya bajo fuerte lluvia los dos hermanos el padre y yo nos cogimos el Volvo y de retorno.
    Una bonita jornada, con mi familia de aquí, y ellos que se juntaron.
    Les he unido con los coches.
    Que jodido soy, pero que bien lo hemos pasado.

  76. EmeZZé domingo, 07/04/2019 a las 08:57
    A ti también te tengo cariño, Perroantonio.

    Qué bonita página, EmeZZé. ¡Y estoy aprendiendo cómo se llaman los pájaros en catalán! Qué cosas, el chochín se llama cargolet. ¿Sabíais que el chochín construye varios nidos para que elija la hembra? No es simple generosidad, a veces consigue así dos, tres y hasta cuatro hembras.

  77. UN ESTADO SOCIAL
    Me gustaría que saltaran a la prensa casos de pacientes terminales que han sido tratados por el Sistema con profesionalidad, generosidad y humanidad. Igual es que no hay ninguno y vivo en una ficción, aunque mi teoría es que la ficción es lo que nos muestra la prensa.
    También sería interesante conocer las pensiones, ayudas y atención socio sanitaria recibida por la pareja que ha saltado a la prensa quejándose del Sistema por no facilitarles la eutanasia.
    Desde este año en la Mancha todos los pozos llevan de forma obligatoria un contador de gasto de agua, existiendo un límite según las características de la finca. Esto es ecologismo real y ordenación del territorio.
    La aceptación de las leyes parece no ser acorde con la naturaleza humana. Ya lo dije hace mucho, querulantes y enequéticos son el cáncer de la sociedad, siempre debidamente jaleados por los periodistas y los propios políticos.

  78. Gomez voy a ver si encuentro esa película.
    Nosotros la estamos viviendo en directo, así como otro matrimonio de amigos.
    Lo que nosotros conocemos es salvaje y creo que innecesario.
    Se sacrifica la ilusión de muchísimos futuros buenos médicos ( no genios).
    En la Catolique de Lille la promoción de este año cuenta con 600 estudiantes. En los examenes de Diciembre quedó reducida a 400 y para el final quedará reducida a 80 que pasarán al segundo curso.
    Entendería que se exigiera una nota mínima de 85 para pasar al siguiente nivel incluso de 90/100.
    Además se puntúa con milésima, 90,875.
    De manera que un 90,874 tira por la borda a un muchacho y cientos de horas de estudio.
    De acuerdo en que nadie quiere un médico con un aprobado rapado, pero no necesitamos sólo genios.
    Además es que Francia tiene un problemón asistencial por falta de facultativos.
    Nuestra niña pasó el primer corte, pero ya prepara el no pasar este año, y profundizar para el siguiente, que ya será la última oportunidad.
    De momento varios kilos menos y muchas lágrimas no están pudiendo con su voluntad de ser médico.

  79. Mis padres en España no necesitaron los paliativos, pero la ayuda que recibimos en las demás necesidades, como centros de día y visita domiciliaria, fué impecable, así como las asistencias y la comunicación con facultativos.
    De hecho a mí madre nos proponían muchas pruebas complejísimas y carísimas, y ante la sorpresa y después felcitación del facultativo, les planteamos que creíamos innecesario someterles a semejante estress, e incluso dolor y pánico, a una persona ya muy mayor, y con no demasiadas ganas de seguir.
    El médico nos decía que no se atrevían a proponer el llevarlos a casa para que mueran en paz, porque mucha gente se sentía ofendida y que creían que no se hacía lo necesario por sus familiares, o que les cargaban a ellos con un peso que no querían, y los dejaban en el hospital casi sin esperanza ninguna, sometidos a tratamientos que no llevarían a ningún sitio.
    Sólo falta a la salida de los hospitales un picapleitos y un periodista de guardia, para recoger pleitos y opiniones (igual ya es así).

  80. marquesdecubaslibres domingo, 07/04/2019 a las 10:35
    UN ESTADO SOCIAL

    Eso no es noticia, Marqués, todos los días muere gente asistida por el sistema sanitario. Por poner un ejemplo, mi padre sufrió un ictus severo a finales de primavera de 2017 y pasó un mes hospitalizado en el sanatorio de Gorliz, cuyas ventanas dan al mar. Dimos grandes paseos en silla de ruedas junto a la playa. Dado su estado era imposible cuidarlo en su casa, donde, entre muchos otros impedimentos, no es factible maniobrar una silla de ruedas. El sistema sanitario y sus ayudas económicas nos permitieron encontrar una residencia céntrica en Baracaldo y mis hermanos y yo acudíamos todos los días, hiciera frío o calor, a sacarle de paseo, por la mañana y por la tarde. Creo que nunca he tratado tanto a mi familia como durante aquellos meses. En diciembre de 2017 una de mis hermanas, mi padre y yo, pillamos una gripe de campeonato de la que mi padre no consiguió salir. Sus últimos días los pasó sedado en la cama de un hospital. En todo momento recibió una asistencia santitaria que yo calificaría de amable y hasta de cariñosa (sólo recuerdo a un médico jóven y estúpido, pero lo achaco a la edad).

  81. Sin ser una maravilla, Jrg, resulta entretenida y, por momentos, emotiva. Los chavales –especialmente Vicent Lacoste– están estupendos. Ignoro hasta qué punto la película se ciñe a la realidad, pero todo parece bastante salvaje.

  82. Padre amaneció amarillento una mañana de diciembre. En menos de un mes falleció a causa de un colangiocarcinoma, tras un par de intentos mediante endoscopia de liberar o hacer un by-pass de vías biliares. No fue posible. Nos lo llevamos a casa y fue asistido por la Unidad de Cuidados Paliativos a domicilio. Sus eficientes profesionales no se limitaron a proporcionar los medicamentos que necesitaba para no verse afectado por los dolores, ni por los insoportables picores inherentes a su enfermedad. Además nos facilitaron una cama articulada, pues sabían que conseguirla en provincias requiere tiempo y no lo había. Nos mantuvieron perfectamente informados de todo el proceso y nos pidieron por favor que los llamáramos -a cualquier hora, por supuesto- si necesitábamos ayuda. Su desempeño profesional fue encomiable. Padre no sólo no sufrió dolor alguno, sino que ni sospechaba que se estuviera muriendo. Justo el día antes de su fallecimiento, estando sentado en su sillón me dijo:

    -Ximeno, no termino de mejorar.
    -Padre -le dije-, tienes 87 años, te han intervenido quirúrgicamente dos veces en diez días y estás sentado en tu sillón charlando conmigo. No sé si yo, que tengo treinta y tantos años menos, sería capaz de aguantar así.

    Sonrió, o hizo lo que pudo para simular una sonrisa. Su aspecto era alarmante por el color cetrino de su piel y tenía la esclerótica ambarina. Esa misma noche falleció.

    Después del sepelio mi hermano y yo desmontamos la cama articulada, contratamos una furgoneta y la llevamos a casa del siguiente.

  83. Entiendo que no es noticia que un paciente reciba un buen trato, pero si debería ser contexto de la noticia para poder valorarla en su justa medida.
    Las exigencias desmesuradas para los estudiantes de Medicina es un invento americano, claro. Aquí lo importó el profesor Segovia de Arana en los años 70. Con el apoyo del Gobierno creó la Autónoma de Medicina en la que instauraron un cruel sistema de selección. He sido profesor allí y lo he vivido. Ya comenté que sus licenciados copan el Top 10 del MIR. Hay que balancear lo bueno y lo malo de estas estrategias. Me imagino que la película de marras se centrará en lo malo.
    Hace unas semanas, preocupado por una fea lesión, fui al dermatólogo. Decidí ir por lo privado a uno que me recomendaron que era Jefe de Servicio de un importante hospital. Cuando entré en la consulta me reconoció como profesor suyo en la Autónoma y me saludó emocionado. Llamó a la enfermera para hacernos una foto y ponerla en el chat de exalumnos… No me cobró, me extirpó el tumor y me apuntó a una cena de exalumnos y exalumnas (continuará).

  84. marquesdecubaslibres
    domingo, 07/04/2019 a las 11:42
    Hace unas semanas, preocupado por una fea lesión, fui al dermatólogo. Decidí ir por lo privado a uno que me recomendaron que era Jefe de Servicio de un importante hospital. Cuando entré en la consulta me reconoció como profesor suyo en la Autónoma y me saludó emocionado. Llamó a la enfermera para hacernos una foto y ponerla en el chat de exalumnos… No me cobró, me extirpó el tumor y me apuntó a una cena de exalumnos y exalumnas (continuará).

    Me está dando la razón, Marqués. ¿ Cree usted, de verdad, que si hubiera ido a su ambulatorio correspondiente, con su lesión, le habrían mandado directamente al especialista, sin pedirle pruebas y más pruebas antes , y sin marearle, y que si el especialista no le hubiera conocido a usted de nada, le hubiera hecho ese recibimiento ? Lo de no cobrarle, es lo usual entre médicos.

    Si uno se ha roto un hueso, o está visiblemente fatal, y va directamente a un hospital de la S.S. , a urgencias, es otra cosa, pero la gente se ha aprendido el truco, y va a urgencias para todo. Y en urgencias están rebasados. Y te tienen horas esperando en los pasillos. Y cuando te llega el turno, te echan un rapapolvo por haber esperado tanto sin protestar.
    Pero es que si uno ve a alguien pegando gritos de dolor en una camilla, ¿ como no va a dejar que pasen antes ? ( aunque luego les vea salir por su propio pie, mientras uno sigue esperando) …

  85. Ayer estuvimos en Tombalobos un pequeño restaurante de Portalegre que ha conseguido fama por sus elaboraciones sencillas y pegadas la terruño. Comenzamos con unos entrantes de cogumelos asados, a la plancha y en revuelto, una delicia, pero, como siempre en Portugal, hay que advertir en cocina que sean discretos con los cohendros (cilantro). A continuación unas galinholas (becadas) no aptas para todos los públicos con unas tostadas de pan alentejano de trigo candeal y de centeno. Bebimos unos tintos de Julián Cuellar que elabora a pocos kilómetros en su finca de Arronches, perfectos para acompañar tan extraordinarias viandas. Durante la sobremesa y acompañando un meia de leite probamos algunos doçes conventuais sin necesidad de guardar cola. Para mí las Tibornas de la Pastelaria Azul de Villaviçosa son insuperables. Por cierto, a ustedes que les gusta viajar, deberían visitar Vila Viçosa y Borba. Esto que podría parecer una pirámide invertida es una de la muchas canteras de mármol que hay en la carretera entre ambas localidades. Portalegre está a 69 km de mi casa y Borba, a 53, Mérida a 60, Évora a… yo les espero aquí.

  86. Hay días largos como años bisiestos y hay años que te levantas en enero y cuando te das cuenta de merendar resulta que están las tiendas cerradas porque es el puente de la Constitución.

    Juaristi, «Videojuegos».

  87. Yoli. (Para la novela del barrio de Salamanca).
    No sé si visteis este vídeo que venía en EP. Yolanda es una de las tres yihadistas que piden volver a España: a ver por qué no, si ellas no han hecho nada más que estar en casa y ser buenas madres y esposas. Dan mucho asco, pero no sé calcular cómo de culpables pueden resultar ante la ley o qué derechos tienen.

  88. Gómez, sus apreciaciones han sido muy precisas.
    Los dos jóvenes hacen bien los papeles, y el tono general, si bien novelado y con un final muy difícil de conseguir, se ajusta punto por punto.
    De hecho mi mujer estudió en esa misma facultad de la película y arrastro problemas similares con más libros que apuntes, eran otros años.
    También fue condenada y no tuvo una tercera oportunidad como en el film, que es lo único que se le podría reprochar por inverosímil a día de hoy.
    Por una parte asegura una calidad maxima de los individuos en los que el Estado invertirá recursos, pero es una criba que se podía solucionar con algo mejor que un orcentaje anual, con una calificación mínima de todos los estudiantes que fueran capaces. Una nota muy exigente y en un máximo de dos oportunidades.
    A mi mujer la ha traído malos recuerdos y le recomendó a su hija no pasar por ello sino estaba muy segura.

  89. Qué buen rato he pasado leyendo sobre este tema tan desagradable. La Szymborska era una sabia: la vida es “distinguir el dolor/ de todo aquello que no lo es”. Y lo cierra con este poema tan conocido de Altolaguirre:

    Era mi dolor tan alto
    que la puerta de la casa
    de donde salí llorando
    me llegaba a la cintura.
    ¡Qué pequeños resultaban
    los hombres que iban conmigo!
    Crecí como una alta llama
    de tela blanca y cabellos.
    Si derribaran mi frente
    los toros bravos saldrían,
    luto en desorden, dementes,
    contra los cuerpos humanos.
    Era mi dolor tan alto
    que miraba al otro mundo
    por encima del ocaso.

  90. Marqués, discrepo de cabo a rabo de su discurso eutanasia/cuidados paliativos.

    Hay gente que, sencillamente, no quiere vivir con cuidados paliativos. No es que quieran vivir con dolor, claro que no quieren, no es que quieran las llagas en la espalda, claro que no las quieren. Es que no quieren vivir esa vida horizontal rodeada de tubos y drenajes, y de agitaciones, nauseas y debilidad. Porque no nos engañemos, cuando el cuerpo se muere, por muy lentamente que lo haga, habrá tal vez drogas que mitiguen el dolor, pero ninguna que acabe con la espantosa sensación de que tu cuerpo ha dejado de brindarte ningún placer y se ha convertido en tu peor enemigo.

    Detrás de este debate no hay una discusión médica, sino un debate metafísico. Y no sé por qué una de las partes en el debate tiene tanto empeño, un empeño totalitario, en hacer prevalecer su particular metafísica sobre la de los demás, en señalarles cuánto y cómo deben vivir, precisamente en ese momento en que la única decisión soberana que pueden tomar es la de echar el telón.

    En algún momento de las Memorias de Adriano, Yourcenar pone en boca de Adriano esto: “Tâchons d’entrer dans la mort les yeux ouverts”. Hay gente que no quiere estar anestesiada y sedada “hasta irse”; gente que quiere entrar en la muerte con los ojos abiertos.

  91. “En las escalas de Calidad de Vida entre 0 y 100, 0 es la muerte. Sin embargo hay valores negativos que indican que ciertos estados se consideran peor que la muerte. Esta es la justificación de la eutanasia. Esto hay que balancearlo con el valor sagrado (en sentido cívico) que tiene la vida y el riesgo de que se cometan abusos por influencia indebida de familiares y otros potenciales herederos.
    Buscar el equilibrio es difícil pero hay que huir de las propuestas extremas de la derechona o de los radicales de izquierdas. Nótese que sólo C’s parece haber mantenido una postura racional en este asunto.
    En mi opiniónhay que buscar la solución en el entorno de Paliativos. Tenemos las herramientas farmacológicas y los profesionales mejor preparados. Basta un impulso legal para que en estas Unidades se pueda dar un paso más en algunos pacientes”.
    Su opinión, Pirate, no discrepa de la mía de cabo a rabo. Reléalo por favor.

  92. Pirata Jenny
    domingo, 07/04/2019 a las 20:09
    no sé por qué una de las partes en el debate tiene tanto empeño, un empeño totalitario, en hacer prevalecer su particular metafísica sobre la de los demás

    Yo también me lo pregunto. Pero apostaría a que no estamos pensando en la misma parte.

  93. Zeppi, la diferencia entre una y otra parte es clara: los primeros no intentan imponer su particular metafísica; se conforman con que los segundos no les impongan la suya. Los segundos no sólo quieren vivir y morir conforme a la suya: insisten en hacerla extensiva a los demás.

    Es muy respetable que haya personas que decidan continuar hasta que Dios se los lleve; igual de respetable es que otros decidan acortar el camino.

    En fin, es un asunto muy viejo en este país, que tiene que ver con su catolicismo ultramontano y antiliberal. Todavía recuerdo cuando tampoco parecía bien que los otros se divorciasen o utilizasen anticonceptivos, a pesar de que nadie les obligaba a ellos a divorciarse ni a utilizarlos.

  94. Tenemos las herramientas farmacológicas y los profesionales mejor preparados. Basta un impulso legal para que en estas Unidades se pueda dar un paso más en algunos pacientes

    .

    ¿Y cuál es ese impulso legal sino una ley de eutanasia, Marqués, con todas las limitaciones y controles que se quieran prever?

  95. No voy a entrar en polémicas. Solo que me llama la atención la facilidad con que una parte (casi siempre la misma), califica de totalitaria la opinión de la contraria y sus intentos, legítimos, de que tenga su reflejo en las leyes, sin pensar ni por un momento que caen precisamente en el comportamiento que critican.

    Tal parece que una parte (casi siempre la misma), se arroga la posesión de la verdad sobre casi cualquier tema, y no cabe una discusión razonada, su particular metafísica es la que debe imponerse, lo contrario es totalitario. Perdone que no compre el argumento.

  96. Pues eso, Pirate, pero sin imposiciones histéricas ni campañas emocionales y soflamas políticas, y con aprovechamiento de la estructura de Paliativos.

  97. No sé en qué sentido piensa que quienes apoyan (apoyamos) la promulgación de una ley sobre la eutanasia nos “arrogamos la posesión de la verdad”.

    ¿Qué verdad? En la defensa de la ley de eutanasia nunca he escuchado un argumento que se plantease en términos de verdad o mentira, de bien o mal, de mejor o peor. Totalitarismo pues cero , puesto que no se pretende imponer nada a nadie, sino despenalizar decisiones que son puramente individuales y evitar que otros te impongan nada menos que seguir viviendo.

    La defensa de la eutanasia es una defensa estrictamente liberal: quien quiera que la solicite, y quien no quiera que no lo haga.

    El problema totalitario es pues de la parte que insiste en que no hagas lo que él no quiere que hagas.

    Dicho a lo bruto: si a usted le diagnostican esclerosis múltiple y quiere usted vivir hasta el final, cada vez más deteriorado y dependiente, con tratamientos y paliativos, no seré yo quien le diga si su vida tiene así sentido o no. Qué sé yo: es su vida y el sentido se lo pone usted. Pero si me la diagnostican a mí, me gustaría que usted tampoco opinase.

    Y sobre todo, me gustaría no verme envuelta (yo o los míos) en un proceso penal por lo que usted opinase.

  98. ¿A qué llama usted imposiciones histéricas, Marqués?

    Ni imposiciones (la ley no existe, y cuando exista será porque lo haya aprobado una mayoría parlamentaria) ni histéricas (joder, que han llovido 20 años desde lo de Sampedro).

    La única imposición que existe es que si yo me quedo tetrapléjica mañana, tendré que pedirle a alguna persona cercana que vaya a la trena porque unos señores a los que no tengo el gusto de conocer han decidido que tengo que sufrir como una perra, sin dolores ni nauseas pero como una perra.

Los comentarios están cerrados.