Mejor tabaco que flores

(DIRTY GÓMEZ, AL SERVICIO DE LOS PODEROSOS)
Por Gómez.

Este texto se presenta como un relato de ficción.

El inspector de servicios me acompañaba, en un coche de la empresa, a una oficina de la Caja de Ahorros. Era mi primer día de trabajo en la empresa, y esa sucursal, mi primer destino. Estaba nervioso como un flan. Por aquella época, se cometían varios atracos diarios en entidades bancarias de la ciudad. Curiosamente, no me preocupaba demasiado el que pudieran dispararme; mi mayor temor era no saber cómo reaccionar si se daba esta situación, o lo que es lo mismo, lo que me traía de cabeza era la posibilidad de quedar como un gilipollas en la emergencia. Habíamos sido sometidos a un duro curso de entrenamiento de una hora y media de duración; pero, sabedor de que quizá no bastara con ese período de formación para convertirme en un profesional competente, decidí transmitirle mi preocupación a mi superior.

—Y si hay un atraco, ¿qué tengo de hacer? –inquirí.
—Pegarle un tiro en la cabeza al atracador –me dijo sin inmutarse.
—¿Así, sin más?
—Hombre, puedes contarle un chiste antes de disparar. Pero no te lo aconsejo.
—¿Y no pasará nada si me lo cargo?
—Qué va a pasar. Tú eres un agente de la autoridad y él un cerdo hijoputa al que nadie echará en falta. El gabinete jurídico de la empresa se encargará de todo. Ya te lo explicaron en el curso, ¿no?

(Como se relató aquí, el día de nuestro ingreso en la empresa nos habían prometido un viaje a Disneylandia como premio por matar a un atracador. Y a Mallorca si “solamente” lo heríamos. Hasta mi novia me había preguntado por la posibilidad, en caso de que fueran dos los delincuentes abatidos, de que pudiera acompañarnos su madre a los Estados Unidos).

—¿Y si algo va mal en el juicio? –pregunté.
—Pues mientras te den por culo tus compañeros de celda podrás consolarte pensando que es mucho mejor que te lleven tabaco a la cárcel que flores al cementerio.

Fue la primera vez que oí de la frase feliz. Luego la escucharía —y yo mismo se la repetiría a algún novato— en numerosas ocasiones a lo largo de los siguientes tres años de mi vida. Pero, en aquel momento, aquel aforismo cargado de sabiduría zen no me tranquilizó en exceso. Me preguntaba si entre volarle a alguien la cabeza de un disparo y pasar varios años entre rejas por ello, no habría una solución intermedia y quizá menos traumática para todos los implicados.

Especialmente, menos traumática para mí.

Llegamos por fin a la oficina. El inspector me presentó al director de la sucursal y se marchó. Al quedarnos solos el director me preguntó en catalán:

—¿Eres legionario?
—No.
—Me han dicho que en tu empresa sois todos legionarios.
—Pues yo no lo soy.
—No tiene nada de malo ser legionario.
—Ya imagino.

Estoy seguro de que aquel chiflado sigue pensando que yo era legionario. Pero al final se fue a su despacho y yo me quedé junto a la puerta, sin saber muy bien qué hacer. Nervioso, veía a todo el mundo que entraba como un atracador despiadado en potencia. Y los que descartaba (mujeres, niños y ancianos principalmente) como posibles ejecutores materiales de un golpe, presentaban todo el aspecto de potenciales cómplices que venían a examinar el terreno.

—”¡Joder!”, pensé al cabo de diez minutos de paranoia, “me parece que no valgo para esto”.

Por suerte, los fines de semana trabajaba en una discoteca. No me pagaban nada mal, así que podría dejar este empleo sin ningún problema. Aquel mismo día, quizá.

Aquel pensamiento me tranquilizó. Al cabo de un rato empecé a relajarme. Bien mirado, si venía algún cabrón armado a arruinarme el día, veríamos quién se llevaba la peor parte…

A media mañana deseaba con todas mis fuerzas que entrara un atracador para poder volarle la cabeza y ganar el viaje prometido. Por fortuna para todos, llegó la hora de cierre sin que sucediera nada.

Al salir, me despedí en voz alta de los tres empleados que trabajaban allí. Ninguno de ellos me contestó. Siguieron a la suyo sin dignarse ni a levantar la cabeza.

Esto sucedió en la calle Sicilia de Barcelona, una fría mañana de enero, hace treinta y seis años ya.

***

Al día siguiente regresé a la misma oficina y me coloqué en mi puesto. Al poco, volvió a acercárseme el director. Estaba seguro de que iba a descolgarse otra vez con la cantinela de la Legión, pero me equivocaba.

—¿Sabes lo que has de hacer en caso de atraco?
—Me han dado unas directrices de actuación bien claras –mentí.
—Pues yo te voy a decir cuál es esa directriz: nada –me dijo en tono seco–. Si nos atracan no se te ocurra ni moverte, que paga el seguro.

Yo todavía no lo sabía, pero para la mayor parte de empleados de bancos en aquellos violentos años, nosotros representábamos la barrera que se alzaba entre dar el dinero de la caja a los facinerosos o que pudiera darse una situación muy peligrosa. Tampoco se les puede culpar por eso, claro. Pero la actitud arrogante de aquel cretino me puso furioso.

—Le voy a dar un consejo –le dije–. Si hay un atraco, tírese al suelo, porque le doy mi palabra de que esto va a parecer OK Corral.

Valió la pena decírselo sólo por ver su cara de asombro. Se disponía a replicarme, cuando añadí:
—Así hacemos las cosas en la Legión.

No replicó y volvió a su despacho a grandes zancadas.

Al cabo de una media hora apareció el inspector de mi empresa, el mismo que me había traído el día anterior.

—Recoge tus cosas –me dijo–. Nos vamos.

Cogí mi bolsa y me reuní con él en la puerta. Mientras íbamos hacia el coche, me informó de lo que sucedía:

—El director dice que eres un desequilibrado y que no te quiere aquí.

La historia de mi vida. Y eso que la había comenzado hacía relativamente poco tiempo.

—¿Y qué pasa ahora? –pregunté, viéndome ya en la calle.
—Te llevaré a otra sucursal.

Al arrancar el coche me preguntó qué le había dicho al director para cabrearlo de esa manera. Se lo expliqué. Mi jefe, por primera vez, me miró con respeto.

—Bien dicho, joder. A ver si esos capullos van a creerse que somos sus esclavos.
—Sí –asentí.
—¿Por qué zona vives?
—Por la plaza Bonanova.
—Te voy a dejar en una oficina justo al lado de tu casa. Es muy tranquila y son buena gente. Yo trabajé allí.
—Gracias.

Mi segundo día en la empresa e iba escalando peldaños, y eso que todavía no había matado a nadie. Disneylandia estaba más cerca.

***

Los atracos en bancos constituían, por aquel entonces, el deporte nacional. Llegué a trabajar en una oficina en la que se perpetraron seis atracos en el mismo año. Ostentaba el récord de la entidad. El director de la oficina, un simpático mastodonte que jugaba de pilier en un equipo de rugby de primera división, me señaló entre risas, una pared en la que había estampadas las huellas de varias manos.

—Parece el Teatro Chino de Hollywood –le dije, sin tener ni idea de qué significaba aquel mural.
—Acababan de pintar la oficina cuando entró aquel tipo y ordenó a todo el mundo ponerse contra la pared. Estas son las manos que dejaron los clientes al apoyarse en ella.

Pero el cuadro más siniestro que me encontré fue una oficina donde presté servicio al día siguiente de que un compañero mío le descerrajase cinco disparos a un atracador. Lo primero que vi fue la moqueta todavía llena de sangre –mucha, mucha sangre– y el agujero del disparo de advertencia bien visible en el techo. Los empleados, todavía en estado de shock, bebían de una botella de tila de tamaño familiar. Pasé toda la mañana junto a la puerta de entrada y sin apartar demasiado la mano del revólver por si algún miembro de la familia del atracador decidía venir a presentar sus respetos.

—¡Me has matado, me has matado! –me contaron que mascullaba el solitario delincuente cuando se lo llevaron agonizando los servicios de urgencias.

Ahí supimos que lo de los viajes a Disneylandia era un farol. Mickey Mouse y Goofy deberían esperar.

100 comentarios en “Mejor tabaco que flores

  1. Me entero que el doctor presidente (espero que por muy poco tiempo) tiene ya una galería de pintoras en La Moncloa.
    Que alguien de la tropa haga un reportaje, por favor.

  2. Muy bueno, Gómez. Me he reído mucho con lo de «Si hay un atraco, tírese al suelo, porque le doy mi palabra de que esto va a parecer OK Corral» y como decimos en la Legión. De aquellos años de muchos atracos, aquí dice que en 1984 se produjeron 6.239.

    Esta semana una vecina —que es una chica que está embarazada de ocho meses— se ha encontrado al salir del ascensor a dos tipos abriendo la puerta de su casa, de hecho, ya la habían abierto y se disponían a entrar. Eran las doce del ángelus, era la plena luz del día, y ella tuvo el valor de espantarlos a gritos y correrlos luego escaleras abajo. Mi vecino de enfrente, un señor viudo muy simpático y al que aprecio mucho, nos ha dejado advertidos de que si le entran a él con él dentro les meterá un tiro y él se va a la cárcel pero ellos al cementerio. Esta mañana han dicho en la radio que han detenido a tres miembros de una banda organizada e itinerante, ha sido la guardia civil y no mi vecino, que tiene ochenta y pico años y a lo mejor no debería tener en casa esa escopeta.

  3. Buenos días a todos:
    He disfrutado como una enana con el relato de Gomez. Como de costumbre.
    Y, desde luego, si las cosas se ponen feas, como sugiere JrG, ¡ A mi la Legión !
    Que en los desfiles militares de mi infancia y juventud, ellos no necesitaban de tanques, ni de carros de combate, ni de uniformes llenos de colorines, ni de falditas escocesas, ni de penachos con plumas. Con verlos a ellos, desfilando a toda marcha, sobraba. Sólo les hacían un poco de sombra los de caballería con sus caballos relucientes.
    Pero por mi culpa, La Legión perdió a un Caballero Legionario, así que no sé si yo, a pesar de ser tan viejecita, les parecería bien , y puede que me pidieran que fuera a pedir protección a Segurinez…

  4. marquesdecubaslibres
    jueves, 18/04/2019 a las 19:44
    LA ESPAÑA VERTEBRADA
    La lectura del librito permite constatar que Santi Abascal es un hombre de una tremenda simpleza intelectual.
    Las consecuencias de esta lectura son terribles para mí: no votaré. Me siento incapaz de dar apoyo a cualquiera de los botarates que se presenta. Ya siento.

    ¡ Pues sí, pues Vaya !

  5. Procuro fijarme viernes, 19/04/2019 a las 09:09
    De aquellos años de muchos atracos, aquí dice que en 1984 se produjeron 6.239.

    Fíjate si había atracos que yo he tenido dos compañeros de clase (uno en FP y otro en BUP) atracadores.

  6. Quintana, imagino que estará vacacionando por ahí, o viendo procesiones, o mirando cosas raras de esas suyas, quizás venga a leer y licuando sus sesos como un Quijote caballerizo.
    Bañándose no, que hasta el 40 de mayo, ya se sabe.
    Procu igual sí, que es mujer brava y norteña, y preparada con los autobuses, marca autobusazo.
    Yo hoy voy a comer con porrón.
    Porrón pon pon pon, porropo, porronpompero, porrón.
    Viva Cantabria, y sus cantababro..s.

  7. Mi idea inicial era votar a Ciudadanos pero cada vez alimento mas la sospecha de que pactará con los socialistas, lo cual no se lo reprocho, tienen muchos argumentos para ello. Luego he vivido el momento Vox que tras la lectura del susodicho libro ha quedado totalmente descartado.
    Me quedaba la salida natural, votar al PP, y lo hubiera hecho caso de seguir Rajoy. Casado y Cayetana, sobre todo ella, no me parecen mal pero el fichaje de Suárez Illana me ha hecho ver la realidad, en el PP se refugian muchos tontos. Como última opción podría votar al PSOE como recomienda The Economist, aunque no tengo es estómago de votar a Sánchez. No queda otra opción pues que la abstención.

  8. Buenos y sacros días. Gracias. Procuro, bien mirado, todo aquello era un marrón de cojones, que por suerte dejé con bastante celeridad. De pronto toda tu vida, en cuestión de segundos se convertía en lo más parecido a una novela hardboiled. Por aquel entonces comencé a pensar precisamente en escribir algún día una novela cuyo tema de fondo fuera un descomunal atraco. Como tenía amigos en ambos bandos de la ley, mi corazón estaba un tanto dividido al respecto. Tenía hasta la frase inicial del libro, frase que, honestamente, todavía hoy no sé si era mía o la había oído en alguna parte: “Si escuchas el disparo es que todavía estás vivo”. Me parecía un buen arranque; pero cuando diez o quince años más tarde escribí la novela por fin, descarté la fracesita que había tenido todo ese tiempo en mente.

    ***
    Por cierto, ¡qué rematadamente buenos eran estos tipos!

  9. Marqués :
    Ayer, en La Argos, Atalanta puso un enlace que explicaba que Casado seguía los consejos de Pizarro. Aunque, lógicamente, después de como le trató el PP tras la reelección de Zapatero, ( a pesar de que se demostró claramente la razón que había tenido en el debate contra Solbes ), lógicamente, pues, de momento, al menos, ” Pizarro shall not leave his day job “, y seguirá desde fuera.
    Me gustaría saber si va a pasar algo parecido con Pedro Corral. Porque con sólo esos dos, ya añadirían una buena cantidad de peso específico al PP. Que esos guapitos jovencitos y fotogénicos, no me inspiran mucha confianza.

    Y sí, parece que Sanchez con sus mariachis va a ganar estas elecciones. Pero no creo que si le votásemos todos a él, para evitar a los secesionistas aprovechateguis , consiguiéramos que no pactase con ellos. ¡ Porca Miseria !
    Y, según Teo Uriarte, ahora ganará él, y a la próxima ganará VOX, y acabaremos de nuevo matándonos entre españoles

  10. Estupendo lo de Gómez, como siempre. Esas andanzas siempre me recuerdan las películas buenas de Ritchie, es decir Snatch, Lock&Stock y Rockandrolla.
    Pronto, dicen, saldrá la película del atraco al banco central de Barcelona en el 81. YA hubo una anterior, creo, que no vi. Ese fue el auténtico atraco. Trescientos rehenes, la supuesta anexión con los del 23F, un túnel a las alcantarillas que salió mal, atracadores abatidos por francotiradores y los geos entrando a tiros.

  11. Estupendo y divertido Gómez, como siempre.
    Hoy es el trigésimo quinto aniversario del nacimiento de Don Álvaro Quinn, por el que no pasa el tiempo. ¡Felicidades pues!

  12. Joder, Mortimer, cuando lo del atraco al Banco Central yo pasaba por ahí camino de las Ramblas con un amiguete (ayer cené con él, precisamente) en un permiso de la mili y vimos, desde donde permitía el cordón policial, cómo se desarrollaba la cosa. De ahí nació la idea de la que hablaba antes: una especie de bandoleros que dan un palo que se escapa con mucho a sus auténticas posibilidades. Yo mismo trabajé durante unos años en el Monte de Piedad, que estaba justo al lado del Banco Central, y la sola idea de pensar que vas a poder escapar de la plaza Cataluña después de una acción así, es un puro disparate.

  13. Cuando leía hace un rato la entrada de Gómez, me han venido las dos novelas que he leído suyas.
    Pero todas sus anécdotas noveladas dan para una serie.
    Y’a no sé si para treintañaros, pero para cincuentones si, que sí.
    Bueno y veo que para las chavalas también.
    Lo que es tener pegada!

  14. Procuro fijarme
    viernes, 19/04/2019 a las 12:22

    No sé si visteis Cien años de perdón, está bien.

    Yo no la he visto, pero con el escritor de la película (y mejor guionista actual de nuestro cine), JG, pasé unas cuantas jornadas trabajando en ese guion sobre atracadores y un golpe disparatado que se me ocurrió a mí cuando presencié el del Banco Central. Está feo que lo diga, pero escribimos juntos algunos diálogos memorables en el Majestic, cierto que bastante influenciados, los diálogos, por los cócteles de Boadas.

  15. ¡ Muchas Felicidades Alvaroquinn !
    Otro que cumple en abril. Y encima Rata. ( alguno más hay aquí ). Así escribe el tío.A pesar de ser tan joven.

    Procuro (12’22 ) ¡ Que se le ve el plumero ! Que, de “Cien años de perdón” , lo que está bien no , muy bien, es Tossar. ( seguramente tendría que haber escrito “el que está bien en vez que Lo , pero es que quería resaltar que no hablaba de su actuación, que también, sino de él como aliciente de la película )
    ,

  16. Me gusta el Gómez de hoy. Cada vez soporto menos las ficciones centradas en los delincuentes.

    MGaussage
    viernes, 19/04/2019 a las 11:34
    Pronto, dicen, saldrá la película del atraco al banco central de Barcelona en el 81.

    Uno de los atracadores consiguió escapar. Un día de 1988 ese hijo de la gran puta asesinó al padre de un amigo mío que lo reconoció en una terraza de Vilanova. Mi amigo había dejado el colegio ese año, o el anterior. Me impresionó mucho ver su foto en el periódico, cuando nos la enseñó un profesor.

  17. jrG viernes, 19/04/2019 a las 10:10
    Procu igual sí, que es mujer brava y norteña, y preparada con los autobuses, marca autobusazo.

    Todavía no me he atrevido ni a quitarme los calcetines. Era yo muy aguerrida, pero me estoy desaguirriendo. (Esto es el Desaguirre o la descólera, rediós).

  18. viejecita
    viernes, 19/04/2019 a las 12:48
    Procuro (12’22 ) ¡ Que se le ve el plumero ! Que, de “Cien años de perdón” , lo que está bien no , muy bien, es Tossar.

    ¿ES UN ME LO PIDO? VALE, JUEGO
    Me gusta más Coronado como de aquí a Lima, Viejecita.

  19. Bremaneur
    viernes, 19/04/2019 a las 13:06
    Me impresionó mucho ver su foto en el periódico, cuando nos la enseñó un profesor.

    Es impresionante.

  20. Nunca dejan de sorprenderme las historias de Gómez ni la fauna con la que se ha encontrado. Divertidísimo relato.

    Gracias a todos, desde que ha comenzado el día he debido de engordar cuarto y mitad de quinn, y aún me queda la cena. Pirata, Mina es el mejor regalo posible, muchas gracias. De vuelta le mando algo que me ha chiflado: la virgen en la religiosidad popular andaluza.

    Que disfrute el porrón, JrG. No las tenía todas conmigo de que fuera a llegar de una pieza, pero le diré a la chica de Correos que buen trabajo.

    En USA los atracos de bancos son como las parrilladas un fin de semana. Esta historia me gustó mucho.

  21. Procuro ( 16’10 )
    Coincidimos hace años con Tossar, Marta Etura, y Javier Bardem, en un avión a Nueva York. Y Bardem resultaba un hortera maleducado, pero Tossar era como para cortar el hipo. Y ha envejecido muy bien.
    En cambio, Coronado, cada vez me parece más afectado y más cursi.
    Como decían de Mía Farrow cuando empezó en Peyton Place, su espesa melena le hace de talento. Mia Farrow se cortó el pelo al 1, en vista de ello, y se casó con Frank Sinatra . Pero a Coronado, ni me lo imagino afeitándose la cabeza para demostrar nada .

    No todos los señores atractivos aguantan quedarse calvos, y menos desde tan jóvenes, pero los que lo aguantan, esos son los más guapos y los más atractivos de todos.
    Por lo menos, a mí me lo parecen.
    Ya siento

  22. Alvaroquinn
    viernes, 19/04/2019 a las 16:26

    Jajaja, qué genios estos sevillanos, son de echar de comer aparte. Voy por la virgen de la Hiniesta y sus fornidos costaleros. Maravilloso.

  23. Hoy ha estado el Dr. Sánchez en San Sebastián. He pasado junto a la mini carpa en donde ha dado el mitin. Me ha parecido que convocaba a menos gente que el par de andinos que estaban en ese momento en el Paseo de la Concha tocando ‘El cóndor pasa’.

  24. Trato de abstraerme de la Semana Santa y eso que me gustan las iglesias, la escultura religiosa y hasta esas procesiones hindúes de Sevilla. Pero ha sido poner el telediario y toparme con una necia quejándose de la lluvia: “Ya sé que Dios lo quiere así, pero es una pena que llueva”. Luego, en La 2, hay una misa en el Coliseo y el Papa advierte de los peligros del Maligno. Qué sopazas.

  25. Les traigo una primicia de 1890. Si se fían algo de mí, descárguenselo e imprímanlo, porque van a disfrutarlo como chinos. Está plagado de temas variopintos y fascinantes, de anécdotas fastuosas de otros tiempos y es un monumento a nuestra lengua. (qué lengua tenemos, señores, qué belleza, qué potra tenemos).

    Perdonen que lo cite en extenso, pero es que es una gozada:

    “Porque amaestrar un halcón era, por los infinitos cuidados que exigía, obra de tanta paciencia como sería la de enseñar á dos caracoles á tirar al florete. Para prevenir la nostalgia de los halcones, aconsejan muy formales las obras de cetrería «pintarles en la muda árboles y verdor con que deleiten la vista;» y para acostumbrarlos á la vida del campo, «bañarlos y hartarlos de sol.» Ni aun de noche permitían el descanso, porque debían «tenerse velas encendidas mientras dormían, velarles el sueño, y llamarlos á la mano algunas veces durante la noche.» Y no bastando con que el halconero se quebrase los cascos haciéndose pintor escenógrafo, atravesando con sus pájaros trochas y escampados, y robando el sueño á sus ojos, todavía le era necesario descender á la última humillación, «observando con alguna frecuencia las tulliduras de sus halcones para prevenir cualquier alteración de su preciosa salud. Caso éste bien frecuente, porque aquellas aves, á las que cuando anidan en libertad en cornisas de torres ó en hendiduras de las rocas no parte un rayo, apenas sometidas á los cuidados y mimos del hombre, se llenaban de tantos alifafes, que exigían en el cazador dotes de experto médico, de hábil cirujano y de escrupuloso farmacéutico, si había de aplicarles con éxito las mil y una reglas de las patologías y farmacopeas que á semejantes obras acompañan.

    Cosa que tanto costaba criar y conservar, natural era que valiese mucho, y, en efecto, ya las leyes Ripuarias tasaban el halcón amaestrado en un valor equivalente al de doce bueyes, y al de cuatro cuando no lo estaba, y otra de Luis el Pío le exceptuaba, juntamente con la espada, del embargo del acreedor.

    «Un señor, dice Vitrian W, aficionado al vuelo, dará de un neblí preciado mil y dos mil ducados, como el del Conde de Medellin, que dio dos mil ovejas, porque aquel falcon gentil de tan veloces alas, le trae del cielo prisioneras otras mil raleas de aves altaneras: la cuerva, la garza, lechuza, milano, y tal vez el cuervo carnicero y el águila real.»

    Los mercaderes que en el siglo xv traían halcones de Noruega ó de Alemania, vendían en Colonia y en París el neblí pollo altanero en 40 francos de oro, en 6o el garcero, y en mayor cantidad el que había pasado ya el peligro de la muda. Por un girifalte que presentó un villano al Conde de Feria, dio éste 100 escudos, y hasta 500 valió el neblí de Flandes del Conde de Orgaz, que compró en su almoneda el Duque de Medinaceli. Los Reyes, como los Señores, gastaban fuertes sumas para el sostenimiento de halcones y cazadores, llegando en 1616 á 40.000 ducados lo que anualmente se pagaba en Palacio para más de 140 hombres, entre monteros y halconeros, y para otros cien criados, correos, músicos, etc”.

    Y no sigo con las páginas dedicadas a la cetrería porque es todo de este nivel de no cerrar la boca.

  26. Ahí va otro botón de muestra, que es el capítulo dedicado a la Carta burlesca de Godoy (siglo XV).

    GODOY
    la hizo por ciertos capones y gallinas que los hombres buenos de la barca de Fuentedueña le presentaron, y enviáronla á su Señor el Conde de Osorno, sobre una cuestion que ovieron un dia de una confadria.

    MUY INTRÍNSECO SEÑOR.
    Vuestro diverso vasallo, Juan Fernandez Callejón, ocupador del servicio de Dios, é nigligente de toda buena concordia, beso vuestras inorantes manos, y me encomiendo en vuestra alta arismética. A la cual plega saber que los vuestros muy imposibles vasallos déla Barca de Fuente dueña han habido entre sí una tan grande digistion, que les duró desde la mañana hasta la noche. E bien fuera esto, mas quedaron tan geométricos, que si vuestra
    ignorancia no socorre con alguna zizaña, pienso que todos serán remunerados. Por ende, á vuestra homeçida persona soplico les quiera dar permisión sobre permisión, de tal manera que Dios sea ofensado, y ellos queden bien vituperados, que desde abernunçio acá un hecho tan gramático no ha conteçido en estas partes. Nuestro Señor acreçiente vuestra idolátrica persona con mayor superfluidad de vuestro matermático logar, la Barca de Fuentedueña.

    Se titula Sales españolas (y lleva por subtítulo Agudezas del ingenio nacional), y las recogió en dos tomos un tal Paz y Meliá del que no conocía ni la existencia. ¿Será conocidísimo y yo he tardado casi (X) años en toparme con ello?

    Lo pueden descargar completo (490 páginas de gozo ininterrumpido) aquí.

  27. Carta del bachiller de Arcadia (que no es otro que Diego Hurtado de Mendoza) al Capitán Salazar. Fragmento:

    “Y pues vuestra merced, señor, no sois agora de los soldados viejos, digo, como las espadas del Cornadillo, ¿para qué queréis decir ostaría, si os entenderán mejor por mesón? ¿Para qué estrada, si es más claro camino? ¿Para qué decís forraje, si es mejor decir paja? ¿Para qué fosso, si se puede decir cava? ¿Para qué lanzas y no hombres de armas, emboscada y no celada, corredores y no adalides, designo y no consideración, marchar y no caminar, esguazo y no vado, indignación en lugar de destruición, centinelas y no velas y escuchas, y otras mil de esta calidad, las cuales, pues á mí, siendo vuestro amigo parecen mal , qué harán á quien no lo es? Mal gozo vea yo de una espectativa que tengo en Granada, en que tengo puesta tanta esperanza casi como vos en vuestro libro, si no me han amotinado tanto los vocablos que digo, y otros que por el amistad dejo de decir, que no he estado en dos dedos de entrar en la conjura y decir mal de vos y de vuestro libro, que fuera otro que palabras. Y porque sepáis que tengo razón y que no me muevo sin fundamento, deciros hé lo que pasa”.

    Ya, ya, YA me callo. Descargadlo.

  28. La última, os lo juro.

    En la contestación del capitán Salazar a la carta de su amigo el bachiller de Arcadia. Se la devuelve:

    “Todo lo demás que oponen á mi libro es tan bajo y tan poco importante, que no hay secretario español que no supiese responder á ello suficientemente; aunque vos, señor Bachiller, por no haber pasado del Bucarejo, os parecerá muy terrible cosa tomaros con tantos. Y ansí, considerando vuestra persona y otras de vuestro grado y letras, digo que me maravillo de aquel dotorejo de Aristóteles que en un libro que compuso De Animalibus, que vos debéis tener metido en la cabeza, afirmó que en Francia no había asnos, siendo tan gran mentira, pues vemos que en París se hacen cada año tantos bachilleres. Y con tanto, quedo deseando ver alguna obra vuestra, por emplear mi ingenio en defenderla y alabarla como vos habéis hecho á la mía, que siempre os lo agradecerá éste vuestro buen amigo EL CAPITÁN SALAZAR”.

  29. un tal Paz y Meliá del que no conocía ni la existencia

    NI YO
    Y HOY MISMO he leído un fragmento de esa carta porque la cita Menéndez Pidal (HLE, II, p. 804):
    «La italianización de la lengua militar se denuncia en la Carta satírica de don Diego Hurtado de Mendoza contra cierta Crónica de Pedro de Salazar sobre la campaña de Carlos en el Elba (1547); censurando al cronista los «vocablos italianos inusitados y remotos», le increpa: «¿para qué queréis decir ostaría, si os entenderán mejor por mesón? ¿Para qué estrada si es más claro camino? […]».
    Y sigue la carta. En nota menciona que Paz y Meliá publica la carta en Sales españolas (1890, I, p. 65), «padeciendo una equivocación al afirmar que se editó en Nápoles, 1548; su error procede de mala inteligencia de lo que dice Castro en la BAE […].

    VAYA TELA LA CASUALIDAD

  30. El porrón, que aunque invento en tierras de Cataluña, es más Español que las Saetas y además no es amarillo sino transparente, es como hacer migas, o comérselas.
    Es el invento de la economía de medios y la amistad, pero sin compartir las higienes propias.
    Una especie de “amigos, amigos, pero el burro fuera de las lindes”.
    Como cuando entorno a unas migas, lo único personal es la cuchara de cada cual.
    El diseño tiene mucha profundidad, y no se llegaría a la primera para su optimización.
    El ángulo que describen la prolongación de llenado con el pitorro, no es baladí.
    De la misma forma que el volúmen cónico esférico permite insertar con elegancia el cono del pitorro.
    Esto permite que el contenido no se escape de forma involuntaria y sólo con la inclinación adecuada se deje hacer efecto a la gravedad en forma de fino chorro con el que es más fácil acertar a cierta distancia.
    Un buen invento con algunos defectos, que no quiero ser grosero y mencionar.
    Menos mal que a ningún diseñador se le ha ocurrido mejorarlo o deconstruirlo.
    Pues en estas estaba cuando mi cuñado me ha enviado una grabación de una Saeta que cantaba ayer un devoto en Málaga.
    Sin necesidad de la escena característica, las cortas frases, una vez que les eliminas los contenidos puramente religiosos, cobran un sentido diferente.
    Es admiración unida a talento. Una música churriguera, en el término del maestro, con multitud de recodos y giros a la manera de callejuelas medievales.
    Supongo que existirán tratados sobre el asunto, que si alguno de los doctos compañeros conoce, me gustaría explorar.
    Pues que tengan un buen sábado que además es Santo.

  31. , llegando en 1616 á 40.000 ducados lo que anualmente se pagaba en Palacio para más de 140 hombres, entre monteros y halconeros, y para otros cien criados, correos, músicos, etc”.

    Los innumerables familiares nobles que pueblan Emiratos y reinos arabes, siguen muy aficionados, y gastan fortunas en ello.
    En Dubai, conocí a un cetrero Español, que trabajaba para un primo del emir cuidando sus halcones.
    Su salario en España era de ministro, y sus condiciones de vida inmejorables.
    Me hablaba con detalle de cómo se cuidaba su alimentación y de las características de los alojamientos de estas aves, así como de las impedimentas de los alados, con costes de silla de montar de Hermés.
    Con los camellos y caballos, tres cuartos de lo mismo.
    Distracciones de petrodólares.

  32. Procuro fijarme
    sábado, 20/04/2019 a las 01:50

    Qué carambola, Proc, increíble. Yo he llegado a las Sales de manera completamente azarosa y a través de un artículo sobre historia del XVI que no tiene ninguna relación con la lengua, pero que cita las Sales porque en éstas se cita a su vez en algún momento al tipo sobre el que trata el artículo, el doctor Constantino (Ponce) de la Fuente.

    El lunes las enviaré a Apapel (que funcionan de maravilla) para que me las impriman enteras, porque me tienen completamente enganchada.

  33. El lunes las enviaré a Apapel (que funcionan de maravilla) para que me las impriman enteras, porque me tienen completamente enganchada.

    Viejecita va a alucinar¡¡¡¡

  34. Pues me parece muy bien que la JEC autorice a los señores estos presos y en proceso de juicio a demostrar sus ideales y a lo que están dispuestos, pero sobre todo, desde donde lo tienen que hacer si se sigue persistente en el juego contra la ley.
    Muy explicativo para los que pueden mirar y ver, inútil para ciegos.
    Que trauma ser un ciego, y darte cuenta de lo que están haciendo en tu nombre desde que dejaste de ver claro.
    Tanta soberbia ahora reducida a la nada.
    Tienen, eso sí, los sentimientos y la fé, y una iglesia que vela por ellos y los guía, como en las demás Semanas Santas.

  35. Pirata : Me he descargado lo suyo de “Las Sales”, y, en efecto, como decía JrG, he alucinado con lo de Apapel.
    Muchísimas Gracias
    Y he agradecido muchísimo los extractos que ha puesto, porque gracias a ellos me he podido cerciorar de que , en efecto, iba a poder disfrutar con el libro.
    Y es que, normalmente, suelo comprarme en formato kindle todo lo que usted recomienda y que no conociera todavía, : como lo de Sergei Dovlatov, como lo de Brian Panovitch, como lo de Newton Thornburg, … y no me fallaba nunca.

    Pero, y aunque Simenon nunca fue de “los míos”, como hacía siglos que no leía nada de él, al recomendar usted “La neige était sale”, que no había leído de joven, me lo compré. Y aparqué un momento a Plutarco, y lo leí. Y me dejó hecha auténticas virutas.

    ¡ Eso no se hace ! Hay que avisar. Decir “no apto para viejecitos gagá”. Como nos avisaban en mi juventud, con las películas, que si tenían un 3R, o un 4, ya sabías a lo que te exponías. Ibas de todas maneras, pero ibas preparada. Lo mismo que cuando leías los libros del “Índice”.
    Por eso me gustan a mí tanto las críticas de los norteamericanos. Que avisan “Spoiler”, y luego lo destripan todo…

    Claro que aquí, en el Chop Suey, soy la única a la que le ocurre, y me he llevado algún rapapolvo por aludir al final de algún héroe, sacrificándose por los demás…
    Ya siento

  36. Gracias, Jenny. Me lo he descargado solo por avaricia porque sé que en el ordenador no voy a leerlo. En Iberlibro está, además de en esos de Nueva Delhi que hacen a demanda unas copias ilegibles, en los facsímiles de Maxtor, un poco más caros que lo de Apapel y no sé si mejores.

  37. Para prueba de amor a la democracia a la que la democracia nos somete («I love you most of all because you’re you»), la de ver en la tele los resúmenes de los mítines.

  38. Han caído 36 litros en el Zulo, mansamente, los regueros que delimitan las hileras de plántulas de cebolla están anegados. La cebada brilla con un verde casi eléctrico. Las tejas removidas por los gatos han provocado una gotera tipo 13 Rue del Percebe, con barreño incluido. Hemos comido el viernes santo potaje de bacalao, tenemos reservas de torrijas que degusto con un Canasta, leo a Baroja y escucho a Gerald Moore acompañando a Dieter. Espero con cristiana resignación los comicios agarrándome con insólita fe a un milagro de Santa Cayetana.

  39. Marqués me temo que deberá ser Sta. Cayetana, San Pancracio, o Ste.Reparade, porque los Españoles tienen una empanada acojonante, con el divide las facciones para que nada sea posible y ningune esté contento (aparte del Doctor Presidente)…

  40. La moda de los 80 era un espanto, que se lo digan a Satur, que es el que entiende.
    Yo de pedir un deseo pediría que se los lleven a ellos, en los 80 teníamos menos años, y volver a pasar por todo de nuevo me da una pereza horrible.
    Virgencita, que me quede igual que ahora, bueno si se puede mejorar algo en lo económico, no diría que no, que soy de buen conformar.

  41. Pirata Jenny
    sábado, 20/04/2019 a las 16:43

    Si busca algún péiper en concreto hay formas de descargar buen número de ellos.

  42. Jenny, no sé si te he entendido: en Dialnet puede entrar todo el mundo, pero no siempre están accesibles los artículos. Este no está, pero si te hace falta puedo pedir a través de mi biblioteca una copia en pdf.

    Castrofortino, el enlace no carrula.

  43. Muchas gracias, Proc. Por ahora puedo pasar sin él, porque tengo montañas pendientes sobre este mismo tema.

    Cuando acabe con ellas lo mismo sí te pido el favor, porque es poco lo que hay escrito sobre Zapata, un impresor reformado (erasmista o alumbrado, no sé sabe bien) sevillano que terminó huido de la Inquisición fuera de España y finalmente admitió hacer de topo para Felipe II. Sus delaciones estuvieron a punto de costarle la detención (que hubiera significado la muerte) a Casiodoro de Reina (el de la Reina-Valera). Un prenda de cuidado, vaya.

  44. A mandar, Jenny. La revista consta en el catálogo de mi biblioteca, así que te hago yo misma la copia en pdf (pero eso será ya a primeros de mayo: «vuelva usted mañana»; anda, qué esperabais pues).

  45. Sobre Casidoro de Reina: en 1998, la legendaria editorial Muchnik Editores publicó varios libros de su traducción de la Biblia –conocida como la Biblia del Oso por el logotipo del impresor– bajo el título genérico de La Biblia laica. Para ello, la editora encargó a diversos autores nacionales y extranjeros que prologaran las obras. El resultado fue tan curioso y heterogéneo como Doris Lessing y David Grossman prologando el Eclesiastés y el Éxodo, y Juan Manuel de Prada y Lucía Etxebarria haciendo lo propio con el Génesis y las epístolas de san Pablo a los Corintios respectivamente. El de esta última, pueden creerme, era un disparate antológico.

  46. Perroantonio
    sábado, 20/04/2019 a las 16:38
    —Pide un deseo y te será concedido.
    —Por favor, llévame a 1980.

    Está ahora mismo Alejo Stivel, el de Tequila, cantando en el parque. ?
    ¡ERA EL GENIO GILIPOLLAS!

  47. Stivell el bueno es este

    Claro que uno se llama Cochevelou (casi de los autos locos) y el otro Stivelberg (si Stivel no va a la montaña, etc)

  48. ¡ Qué bonito corto, Procuro !
    No lo conocía. A mí esas canciones me cogieron ya vieja y fuera de onda.
    Muchas gracias por enlazarlo. y

    ¡ Buen domingo, y final de vacaciones a todos !

  49. A mí Gwendal y los Celtas Cortos me daban dolor de tripas.
    Cualquier tiempo pasado, sucedió antes de hoy, y si bien tiene una cierta belleza romántica, ya nada puede ser igual, sabiendo lo que sabemos.
    Por eso no se puede viajar físicamente en el tiempo, ni maldita la falta que nos hace.
    La cuestión es hoy, y si se puede mañana.
    De lo anterior las cosas son mejores vistas hoy, pero dudo que sin saber y haber pasado por esta ruta, fueran mejores.
    Prefiero hoy, aunque rabie con lo que no me gusta, pero es que entonces también.
    Hoy adelantando fechas, que mi suegra es muy suya, nos comemos el cordero Pascual, y mañana fiesta.
    Suenan campanas todo el tiempo, y las gallinas de Mr.Brochard ponen sus huevos cantando.
    El buen tiempo las tiene alborotadas.

  50. JrG (10’19 )
    “Suenan campanas todo el tiempo, y las gallinas de Mr.Brochard ponen sus huevos cantando.”
    Ya sabemos, ya, como son esas gallinas, y lo bien que cantan, je,je,je.
    Lo que son estupendas, de Monsieur Brochard, son las cerezas…
    No sé poner esa clase de enlaces
    Ya siento.

  51. jrG domingo, 21/04/2019 a las 10:19
    A mí Gwendal y los Celtas Cortos me daban dolor de tripas.

    Y a mí. Alan Stivell era otra cosa, pero no haber empezado. Ahora bien, para dolor dolor, esto que acabo de ver:

    La óptica feminista y el lenguaje inclusivo pasarán a ser criterios de evaluación en los Trabajos de Fin de Grado y Máster.

    La óptica terraplanista y el klingon como criterios de evaluación de los TFG y TFM en la UPV:

    La vicerrectora aclara que “la perspectiva de género no será considerada como mérito, sino un criterio de evaluación como puede ser la claridad expositiva o el uso de fuentes adecuadas; criterios en los que te basas para decir si un trabajo es regular, notable o sobresaliente.

    Y será POR COJONES, que es lo que viene siendo habitual en este tema.

  52. Procuro :
    Le pido perdón, que he subido a La Argos el video nuevo que usted ha enlazado a las 02’06. , sin pedirle permiso antes.
    Eso sí, he dicho que se lo había fusilado a usted, y desde el Chop Suey. ¡ Es que me ha parecido tan bonito, y Dª Atalanta sólo había puesto allí el de fondo negro con la letra !
    Ya siento

  53. Viejecita, por favor, que estaba en el periódico del día, no tiene ninguna importancia. Abrazos.
    Tengo un disgusto y una mala hostia (11: 45) que no puedo ni respirar. A ver si marchándome de casa un rato.

  54. NAUFRAGIOS COTIDIANOS
    Mar de fondo de levante, pero sopla leve tramontana. He abierto al azar Cinc històries del mar, y Pla describe como un paquebote de cuatro palos naufragaba en 1921 frente a las rocas que tengo delante. Después, con sorna inigualable, explica cómo un marino griego naufragó a propósito, poco más al sur, frente al futuro Bulli. Era para cobrar el seguro.
    En la mente, las fotos que aquí trajo Quinn, y los naufragios de M Hernández.

  55. Alvaroquinn
    domingo, 21/04/2019 a las 18:17
    Atención, Pirata: Mina ~ El porompompero (Live ‘78).

    Es única. No se le empodera nada, ningún género. Fly me to the moon. Por cierto, creo que vive en Suiza, no sé dónde pero me parece que en la romanda.

    Muy buena también esa versión de A tu vera de ya no me acuerdo quién.

  56. “Se lo julo, señol agente, no le hemos dispalado. El tipo hizo bloma diciendo “deme todo el dinelo” y nuestlo segulata, Dilty, le soltó un toltazo que el tipo se cayó ledondo. Lo julo. Dilty mismo se lo cuenta cuando vuelva del centlo médico de aquí al lado, que ha ido a pedil ayuda”.

    (Frightened Rabbit – The Woodpile)

  57. a ver si sale

    Pido mil perdones, que me he venido desde Firefox, a intentar de nuevo poner lo del otro día, de Germánico, en Desde el exilio. Es que con el Safari no me deja.
    Y pido perdón, que otra vez dará error, o, puede que ustedes sí lo hubieran podido ver, y esté repetido.
    Ya siento

  58. Perroantonio
    domingo, 21/04/2019 a las 23:12
    Pirata Jenny domingo, 21/04/2019 a las 21:06
    Leído por ahí:

    ¿En una casa de putas?

    Más o menos.

Los comentarios están cerrados.