El árbol partido 19. La escena de Malasaña

Texto e ilustración de Claudio Sífilis.

 

Retomo la escritura con un interludio en el año 2018, unos doce años después del tiempo de El Árbol Partido, rememorando una tarde reciente en la que quedé con mi amigo Alejandro. Somos amigos desde hace muchos años, y no porque hayamos hecho nada el uno por el otro, sino porque hemos gastado muchos ratos ociosos juntos. Nos reencontramos y no nos contamos casi nada de cómo nos va la vida.

—¿Qué te parece este bar?
—Para tomar una cerveza vale pero si quieres tener novia no vengas a sitios como éste.

No le contesté. Era un bar recién traspasado a una pareja joven que lo reabrió sin hacer reforma, el hombre atendía y su mujer cocinaba, aunque en esos momentos estaban de conversación tensa hablando de las facturas, rostros de preocupación en el teatro del mundo real. Mi colega me hablaba de discos y de conciertos, me reprochó que yo hubiera puesto en mi Facebook a aquel grunge que se ahogó.

—No me gusta, ni él ni su padre.
—¿Jeff Buckley? Pues cantaba muy bien. Se ahogó cruzando a nado el Mississippi, como Randy California. Se creen que el Mississippi es como el Sorbe. Yo cruzo a nado el pantano de mi pueblo pero no se me ocurriría intentar cruzar a nado el Mississippi.
—Se creen que el Mississippi es el Jiloca.
—De Tim Buckley me gusta la canción de la sirena, las demás parecen iguales.

Mi amigo hizo gesto de desaprobación. Aquel día había un concierto en la sala Funhouse, local malasañero desubicado cerca de la plaza que yo llamo del Ola, Vi, Deme el dinero, truco mental para recordar una plaza tranquila y ajardinada en la que misteriosamente nunca vi maleantes, en ese barrio madrileño que se inunda constantemente de pijos. Estaban anunciados los Swingin’ Neckbreakers, pero el único componente original que se presentó fue Tom Jorgensen, cantante y guitarra, que actuó acompañado de músicos locales de Malasaña. El más conocido era el teclados de los Imposibles. Los Imposibles fueron una banda de los noventa de las llamadas sesenteras, que vestían al estilo malasañero, como Keith West, Twink o Syd Barret treinta años después de que estos marcaran tendencia en Londres. Los Swingin’ Neckbreakers tienen un disco de garaje, grabado hace 25 años, llamado “Live for Buzz”, que no lo pueden superar ni ellos mismos.

Al terminar el concierto, apareció primero el tío de los Imposibles a saludarnos, después vino Carla, que estaba con un maromo nuevo. Cuando se fue conversé con Alejandro:

—Carla, pues precisamente quería escribir una retrospectiva sobre las Disparidades, pero que no me acuerdo de los años 90.
—¿Dejas de escribir de rumanos?
—No, bueno, por unos episodios quiero escribir de Malasaña. Tú tocabas la batería con Las Disparidades. Me podrías contar alguna anécdota. Si no me equivoco empezasteis en los 90, pero no me acuerdo de nada, no sé si es que estaba siempre borracho.
—Íbamos siempre puestos.
—Sólo tomábamos algún pedacito de tripi de vez en cuando.
—Más bien medio tripi todos los fines de semana. ¡Qué te voy a contar! Yo toqué la batería con Disparidades 5 años. Ensayábamos mucho y dimos algunos conciertos por Madrid, de esos conciertos a los que vas a ver a los amigos, hablar y beber, pero no a escuchar música. Cuando murió Adolf nos rendimos, pensé que sin Adolf no había grupo, luego me enteré de que volvían a tocar, sin mí, no contaron conmigo. En la nueva formación eran todas chicas, después grabaron un CD, yo lo tengo, no sé si alguna vez lo he escuchado entero, no me gustan los CDs. Para entonces mi mujer ya me había dado mi segundo hijo y no teníamos tiempo libre para Malasaña, sólo para trabajar y cuidar niños.
—Un CD, hoy día si no está en youtube es como si no existiera, si no está en vinilo no interesa. Adolf murió ahogado mientras dormía ¿no? Porque esnifaba y era asmático.
—Le dio un ataque al corazón en la cama, era un camello, nos pasaba droga y se ponía más que nadie. Me parecía muy buen guitarrista. ¿Vamos al Nueva Visión?
—Eso te iba a decir.

Mi amigo y yo no hablamos más de las Disparidades, pero yo sí quiero escribir una anécdota. En 1996, Alejandro y Violeta (cantante de Disparidades), estuvieron en el primer concierto en España de los Cosmic Psychos. Los Cosmic Psychos eran una banda australiana que la crítica siempre emparentó con Motorhead, y en cuanto a sonido puede ser, pero en la temática de las canciones hay que cambiar la Iglesia de Satán por el Pub del Pueblo, las motos por el tractor, las peleas urbanas por el trabajo en el campo y las marimachos poseídas por las finas señoritas de ciudad. Unos desconocidos comparados con Motorhead, pero es lo que tiene Malasaña, puedes ver un grupo excepcional en un concierto al que van 100 personas.

Este concierto malasañero tampoco fue en Malasaña. El barrio, escarmentado tras el cierre del Agapo, daba sus conciertos en salas correctamente insonorizadas, ésta estaba situada allí donde Atocha se cruza con Carretas, que hay un teatro, territorio de bacaladeros, de buen rollo y sin peleas, pastillas de amor y música sin pies ni cabeza. Aquel concierto lo presenciaron los Pleasure Fuckers al completo. Mike Sobieski gritaba eso de: ¡Vamos a la trampa! Y eso de: ¡Yo regreso a la ciudad! Y eso de: ¡Pub! Y eso de: ¡Elle, sabes que tengo un presentimiento, que tú vas a cocinar mi alimento! Y es que hay que demostrar que se ha llegado al acontecimiento más cool de Madrid con conocimiento y no por despiste.

También daba vueltas por allí Josele de los Enemigos con un colocón muy considerable, y dos veces se chocaba con Violeta; la primera vez se quedó parado a metro y medio con cara de terror, como si fuera imposible evitar una sangrienta colisión, pero lo logró y pasó a su lado pidiendo disculpas y sin rozarla; la segunda vez saludó y la estuvo contando algo que ella no oyó, como si fueran amigos de toda la vida. Luego se fue.

Por entonces Alejandro había jugado la baza de ir de amigo con Violeta y le estaba saliendo mal, salido y borracho, la tiraba los tejos y la acariciaba:

—No te tires a la piscina que no hay agua. Para mí tú no tienes polla. No porque me grabes casettes, me avises de los conciertos o me digas quien es quien en Malasaña, me voy a liar contigo.

Al terminar el concierto la fiesta continuó en el mismo sitio y los psicópatas cósmicos australianos se mezclaron con la basca para beber. Aquella noche fue la primera vez que Violeta se escapó con un músico y se acostó con él. Alejandro se sintió como un cornudo, mirara para donde mirara parecía que todos hacían por no mirarle, sabedores de lo que estaba ocurriendo. Así que Violeta se tiró un músico reputado aquella noche pero ¿quién? No lo diré, no soy un cotilla.

De los bares clásicos de la Malasaña de los 90 que en 2018 todavía no han cerrado, el Nueva Visión es el que más nos gusta, el más auténtico. El Tupperware, el Louie Louie o la Vaca Austera han cambiado. Hace siglos que cerraron el Agapo, la Iguana, el Ramonas, el Soul Club, el Doble Cero, el Malandro y el Flamingo. Me dejo alguno. Los pubs cierran porque trabajar la noche es jodido y los que los gestionan se buscan otro oficio.

Eran más de las doce pero todavía no había mucha gente en el Nueva Visión. Se llena como a la 1.30, suelen llegar tías interesantes a esa hora. Este sitio dice ser club de fans de los Ramones y suenan cada poco, también punk inglés y más música para sibaritas. El dueño, el Johnny, que nos conoce, nos invitó a unos chupitos de pacharán y charlamos un poco. Para nosotros es un tipo entrañable, con un cierto parecido a Rocky Balboa, más alto, es fuerte aunque no entrena, un punkrocker con el pelo largo. Tiene cincuenta y tantos y tiene anécdotas desde tiempos de la Movida, lo atestiguan algunas fotos que hay por el bar, por ejemplo una del Johnny con Eduardo Benavente y la pinchadiscos del Rock Ola.

Si habéis leído Historias del Kronen, sabed que eso de colgarse de un puente es una cosa que el Johnny hacía con sus colegas jugándose unas birras. Se colgaban encima de una zona de césped, no de la carretera, y eran punkrockers, no pijos. Al Johnny no le gustó que el Mañas lo pusiera como lo hizo en su novela y cuando volvió al pub le echó: “Conque la idea era tuya, ¿eh? Que te pires. Que no tío, ¡que saques ideas tuyas!”. El julai del Mañas no ha vuelto por el Nueva Visión; sí se le ha visto alguna vez por la Vía Láctea.

A mí la Vía me gusta, pero Alejandro dice que ya no le mola. El Johnny dice que no puede entrar porque se acuerda de Kike Túrmix y del Sheriff que siempre estaba en la puerta, ese tipo que te saludaba al pasar y que debía ser majo porque mucha gente se acuerda de él. Al contrario que el Sheriff, que siempre estaba en la Vía, Túrmix no paraba de moverse. Tanto, que una vez que los Pleasure Fuckers tenían que actuar en una ciudad sueca, con la sala llena, el responsable llamó a Túrmix y esto es lo que le contestó: “¿Suecia? No podemos, estamos en Austria, tocamos aquí esta noche”.

Yo recuerdo haber visto a Pleasure Fuckers en el Trylobite de mi calle, una noche de Reyes Magos, tocando tres horas y versionando a MC5, Undertones, Pagans, etc. Fue una fiesta, con muy buen rollo entre el público y el grupo. Lo de los Pleasure Fuckers fueron casi once años seguidos de borrachera y conciertos, recorrieron Europa y los USA, creyeron plantar una semilla que no sé si germinó. Túrmix fue también el fundador del sello Safety Pin Records. Editó a grupos anglosajones y españoles, aunque con los discos sólo ganó números rojos, siempre se quejó de la distribución, que si pagan cuando quieren o que no pagan. Túrmix fue también periodista de prensa musical y promotor de conciertos. Las giras de grupos extranjeros siempre le funcionaron mejor. En ocasiones invirtió en discos de bandas que cuando tenían que salir de gira se negaron, a un grupo le llegó a tener una gira montada en Holanda y no fueron porque no les apetecía. Otros, que consiguió que la prensa dijera que eran la mejor banda española del momento, se dedicaron a joderse y se separaron. Decía que el estar en la carretera es lo que hace un grupo. Le desesperaba que muchos grupos se conformaran con tener un disco muy bonito que ni siquiera estaba en la tiendas.

Esos grupos que no quisieron salir a la carretera recuerdan a las bandas de garaje americanas de los 60, que grababan un single o dos, tocaban en un par de fiestas y cuando terminaban el instituto abandonaban la música. Pero aunque Túrmix coleccionaba esos singles de garaje, para él, el rock and roll tenía que ser el modo de vida, si necesitabas otro trabajo para sobrevivir, que todos los músicos de Malasaña lo necesitan, tenía que ser compatible con las giras. De complexión muy obesa y amante de los excesos habituales de la vida nocturna, primero tuvo un serio aviso cardiovascular del que salió con un marcapasos, un año después se encontró mal y los médicos primero creyeron que tenía una hernia, poco después descubrieron que se trataba de un cáncer de hígado. En la Vía Láctea hubo una reunión de gente que quería ayudarle incluso económicamente, una colecta, porque no tenía dinero para tratamientos especiales. Pero el cáncer fue fulminante. Murió en 2006.

Otra sala de conciertos conocida de Malasaña es la Maravillas. La Maravillas no era un antro punkrock ni garajero, estaban más bien por el sonido Manchester y el BritPop anglosajón, con algo de grunge y el rock alternativo americano. Una curiosidad de este local es que la gente se sentaba en la pista de baile como si estuvieran de picnic tomando copas y bailaban fuera de ella. Lo recuerdo porque es donde está hecha la foto de la portada del CD de las Disparidades.

115 comentarios en “El árbol partido 19. La escena de Malasaña

  1. El viaje.
    Algunos viajes…
    Algunos pasados, por puramente descarnados, son pesadillas.
    Cementerios llenos de muertos vivientes, y muertos muertos.
    Pasaron por allí, viajaron y se marcharon definitivamente dejando unas horas de exceso, quizás algunos retazos de talento, incluso mucho talento.
    Pero ya no están para regarlo.
    Sólo pueden contar algo los que siguen vivos y consiguieron construir algo sobre ilusiones, lo demás también es real, pero sólo por acumulación o por amargura.
    La ilustración no puede ser más explicativa, y algunos detalles son hasta preciosistas.
    Eduardo Benavente es de los que duró poco, quedaron Ana Curra que sigue haciendo cosas y también recuerdo a Rafa el del bajo, que tocó creo recordar en Negativo.
    Seguía teniendo el aspecto de un Cure cuando ponía discos en el Tanit de San Sebastian.
    Poco se podía hablar con él, y sólo se le veían unos ojitos detrás de sus gruesas gafas y su rostro moreno de neón.
    La música que ponía era muy buena, eso sí que es cierto.

  2. A mí también me gustaba el Tupperware y La Vía.. Hace tiempo, mucho, que ya no voy por allí (por esos bares quiero decirí) … Pero,.. en esa lista ¡Falta el Penta!

  3. Anoche rompí esa barrera que me pongo ante los autores contemporáneos. El rechazo debe de venir de cuando ojeé los libros de Mañas y de Loriga, que en teoría iban a explicar mi generación, y por lo tanto a explicarme. En realidad no explicaban nada y la decepción me llevó a protegerme de los contemporáneos. Pero hace tiempo que siento curiosidad por Houellebecq, aunque no sé bien el motivo, y hace unos años me compré El mapa y el territorio porque estaba a 1,58 € en Amazon, con gastos de envío incluidos. Es el que comencé a leer anoche y a disfrutarlo desde las primeras páginas. Llevo sesenta y sigo entusiasmado. Me uno así a Schultz y a Albert, que la han ponderado repetidamente aquí, y me opongo de momento a Holmesss, que la puso a caldo. Espero que la novela no decaiga.

  4. El Agapo era alucinante, la música estaba tan alta que era imposible entenderse con nadie, «música» que era solamente de grupos de punkrock y garage por lo que dentro te daba la impresión de estar metido en un motor de un F-18 . Nunca reconocí una sola canción de las que sonaban.

    Claudio, ¿cómo se llamaba el bar especializado en vodka que había enfrente de la Vaca que llevaba un tipo mayor que se llamaba Tomás? Tenía como unos flanes o gelatinas de vodka que eran una bomba atómica.

    Antes de perderse por esos antros por los que íbamos Claudio, Bonnie y yo, como La Vía, el Loui. el Cutre Inglés y el Malandro, solía cenar con los colegas un «lomito andino» en el Mesón Andino, que todavía sigue abierto, aunque ya no está su camarero Josito, que tenía una voz como la de Gracita Morales. También solíamos caer por el Chamizo a tomar un pollo al ajillo con unas cervezas, local que ya cerró y donde cenaban todo tipo de roqueros y maleantes, es decir, nosotros.

    Malasaña está mitificada y creo que con razón. Tengo algún buen amigo entre los grupos de power-pop australiano que venía de vez en cuando a tocar en el barrio y todos lo tenían en un altar. No conocían nada igual en el mundo. Esto no sé si es del todo cierto, sí que hay un par de calles muy roqueras en Melbourne y en otras ciudades, pero encontrarte con un barrio con quince bares casi puerta con puerta que por aquellos años abrían hasta las mil de la madrugada en los que solamente se escuchaban guitarrazos era muy raro.

  5. Buenos días a todos :
    He disfrutado con la entrada y la ilustración de hoy, aunque para mí, que en aquella época estaba encerrada en casa, haciendo mi imitación de la madre de familia tradicional y responsable, y que ni siquiera he dado una caladita a un porro en toda mi vida, me hayan resultado tan de “Ciencia Ficción” como los relatos de Jack Vance. Relatos que me encantan, por cierto.
    Muchas gracias, pues.

    Hasta luego, espero

  6. La gente que escucha rock siempre critica lo que no es auténtico. Qué es auténtico y qué no lo es genera discusiones un tanto mojigatas. James Brown era auténtico, Michael Jackson no; los Rolling Stones sí, los Beatles no; etc. No ibamos al Penta, creo que entré una vez, pero no estoy seguro.
    Prefiero a Eskorbuto o Parálisis Permenente antes que a Pleasure Fuckers, pero Kike Turmix realmente se esforzó y tuvo más reconocimiento fuera de España. Los suecos le hicieron un documental muy respetuoso. En Madrid siempre les veíamos de teloneros, les pedíamos que acabaran para que empezara lo bueno. Cantaban en inglés, cosa que a mí me parecía que les hacía perder la gracia de ser de aquí, pero gracias a eso tuvieron su momento de fama en Escandinavia.

  7. Cuenta Pepe García Domínguez que ha recibido toda la propaganda electoral en su domicilio de Barcelona. Solamente dos sobres venían sin logo y sin indicación de su contenido: los de PP y Vox. España, tierra de libertad.

  8. Bremaneur
    viernes, 26/04/2019 a las 08:03

    Se dice que los propietarios de un barco conocen dos momentos de felicidad máxima: el día que lo estrenan, y el día que lo venden.
    Un anónimo vendedor en Amazon abrió un Champagne Veuve Clicqot 1928 el día que le compraron El mapa y el territorio; por si las moscas, le dio un mapa adicional al transportista, no fuera el caso de que se perdiera y le llegara de vuelta.

  9. Holmesss, el Champagne de 1928, dudo que estuviera en muy buenas condiciones en un domicilio particular.
    No debemos dejar que los vinos se hagan viejos.
    Bebamos antes de ello.

  10. Bremaneur ( 08’03)
    Por Favor, cuando haya terminado el libro “El mapa y el territorio “, ¿ diría usted si le ha gustado hasta el final ?
    Que me fío mchísimo de sus opiniones respecto de los libros, que, y le pido perdón por lo que voy a decirle ahora, es usted de los del “esnobismo inverso”, y no pone usted a nadie bien porque esté en el Olimpo, ni le importa si el autor, o el libro, es “vestido”, o no lo es. Más bien al contrario.
    Y que tengo manía a Houillebecq ( seguro que lo he escrito mal ), desde sus primeros libros, y ese no lo he leído, y he visto que está para mi Kindle, y en V.O., ( no creo que le vaya a dejar nunca a M.H, un espacio en mi biblioteca, pero en el Kindle, todavía tengo sitio.)
    Así que, espero su reseña final del libro.

    Por Favor, y Gracias por adelantado.

  11. Los locales me suenan. Seguramente estuve en más de uno. Los detalles no los recuerdo porque eran bastante iguales e íbamos siempre bastante que nos daba igual. Además del Cutre Inglés que dice Josénez recuerdo el Escueto.

  12. El mapa y el territorio, la botella y el contenido, la etiqueta y la huella que en ella dejaron las uñas de Greta Garbo al sentirse despechada por una mirada involuntariamente fría, imputable a un estornudo contenido, y que habría de llevar al suicidio a su protagonista.

  13. Holmesss menudo día poético que tiene hoy…
    La Garbo se murió de enfermedad, por no beberse esa botella.
    El rosé me parece inferior al dorado.
    KRUG mejor que VC.

  14. Josénez
    viernes, 26/04/2019 a las 10:32
    Bremaneur, esnob inverso.

    Me ha encantado, pero yo pondría snob nverso.

    La virulencia de Holmesss contra el libro de Houellebecq me sorprende tanto como ver en Gaussage un titán de la Movida.

  15. Pues eso de «esnobismo inverso» de Viejecita me ha parecido un bonito elogio. Aunque parece ser que la etimología se discute, la tradición dice que snob es abreviatura de «sine nobilitate», sin nobleza, por lo que deduzco que el esnobismo inverso revelaría una nobleza auténtica, no sujeta a las modas ni al capricho.

  16. Contaba Errol Flynn que en una ocasión llegó una hora tarde a su fiesta de aniversario. Su mujer, la actriz francesa Lili Damita, había organizado una celebración en la que había unas cincuenta personas. Acababa de unirse al grupo cuando escuchó la voz de su mujer a sus espaldas:

    –Feliz aniversario, cariño.

    En ese instante impactó sobre su cabeza una botella de champán Veuve Cliquot.

    “Siempre francesa, mi mujer”, reflexionaría con posterioridad Flynn, “: era una buena cosecha”.

  17. Endogamia, enchufismo familiar, absentismo juvenil y malas actitudes: así quebró Fagor. Un informe de la Universidad del País Vasco concluye que el reclutamiento masivo de hijos de los socios de la cooperativa con “poca capacitación” y “falta de compromiso” aceleró su caída

  18. LLA GGAZZETTA DELLO SATTURR
    La pasada jornada intersemanal de balompié ha sido un resumen perfecto de lo que ha sido la temporada. Un Barza que gana con desgana y plúmbeo juego, un Aleti arrollador, divertido, pundonoroso y luchador, y un gang de Floripondio apático, indiferente, indolente, dejado, descuidado, desidioso, abúlico, desganado, hastiado, inapetente, cansado, desanimado, fastidiado, harto, pesado, cargante, inoportuno, latoso, molesto, lento, torpe, remiso, pesado, soporífero, adormecedor, interminable, tedioso, desesperante, cargante, apoltronado, repantigado, perezoso, gandul, vago, comodón, haragán, poltrón, sedentario, dejado, apático, aplatanado, desidioso, ocioso, flojo, tardo y calmoso, pero tope chulesco.

  19. Muy buena reseña, Gómez.

    Todavía no tengo claro si Flynn fue espía nazi o yanqui en nuestra Guerra Civil. Si se reunió con Hitler o no, si en París lo hizo con el Duque de Edimburgo, qué coño hizo con los del IRA en Londres, si se quedó con el millón de dólares que recaudaron los de la ceja para la República o a quién se lo entregó, si le hirieron de verdad en España o fue un montaje del estudio (esto sí, fue un montaje), por qué no dejaron a Lili Damita entrar en España y por qué le echaron con cajas destempladas los rojos y los azules. Da para ochenta telenovelas la historia.

  20. Ayer, con motivo de subsanar un error de gestión en la empresa inmobiliaria de mi hermana (que en algunas cuestiones se ahoga en un vaso de agua), tuve ocasión de comer con tres de mis hermanas (las otras dos son las que viven fuera, una en USA y otra en Australia). El hecho de que otro de los hermanos se presenta a las municipales, en una lista y en un puesto sin ninguna opción de salir elegido, y la cercanía de las elecciones generales, dieron pie a una animada conversación sobre política, el voto y sus motivaciones.

    Yo expuse mi tendencia a decidir el voto más por razones generales que particulares, tratando de evitar en lo posible el ruido de fondo de las campañas y los argumentos de última hora. Cada vez más tengo la sensación de que la izquierda ha asumido la posición, los métodos y la retórica de los curas que tuve ocasión de conocer a fondo durante mi infancia y adolescencia: defiende su pensamiento como si fuera un dogma, lanza anatemas a diario y se dedica a demonizar y a amenazar con las penas del infierno. Intenta reprimir las conductas que no le gustan y se mete en asuntos que conciernen a la intimidad de cada persona. Para esta izquierda no hay debate posible, descalifica a todo aquél que no comulga con sus dogmas. No tiene pensamiento, tiene doctrina. Y me genera un rechazo instintivo.

    No me fue difícil encontrar ejemplos en los que se basan mis impresiones. Está claro que se pueden encontrar ejemplos de lo mismo en otras tendencias políticas, pero cada uno las valora en función de su trayectoria vital, educación y conocimientos.

    Mis hermanas fueron muy receptivas a mis argumentos, cierto es que los expuse con brillantez en el fondo y en la forma, y salvo una de ellas, votante de PACMA o algún grupúsculo marginal parecido, creo que las otras dos lo tendrán en cuenta a la hora de emitir su voto.

  21. Del último de Houellebecq, Serotonina, me quedo con este párrafo al final de la historia:

    «Diez años era demasiado, mis sufrimientos morales alcanzarían mucho antes un grado insoportable y directamente letal, pero bueno, no me veía dejando una herencia (a quién, por otra parte, ¿al Estado?; la perspectiva me producía un desagrado supremo), o sea que tendría que aumentar el ritmo de mis gastos, era peor que mezquino, era francamente miserable, pero la perspectiva de morir con dinero en mi cuenta me resultaba intolerable. Podría haberme mostrado generoso, pero ¿con quién? ¿Los paralíticos, los sin techo, los emigrantes, los ciegos? No les iba a soltar mi pasta a los rumanos, ¿no? Yo había recibido poco y tenía pocas ganas de dar; la bondad no se había desarrollado en mi interior, el proceso psicológico no se había producido, al contrario, el conjunto de los seres humanos me era cada vez más indiferente, por no hablar de los casos de hostilidad pura y dura. Había intentado aproximarme a algunos de ellos (y sobre todo a algunas, porque en principio me atraían más, pero ya he hablado de eso), en fin, creo que había hecho un número normal de tentativas, un número corriente, dentro del promedio, pero por distintas razones (que también he mencionado ya) nada se había concretado, nada me había inducido a creer que había para mí un lugar donde vivir, ni un entorno, ni un motivo.»

  22. El marido de Lili Damita, herido, ABC, 4 de abril de 1937.

    Aquí viene la noticia original de un periódico inglés, en la que dice que fue herido en la cabeza en un intercambio de fuego de ametralladora en el frente de la Ciudad Universitaria. Vamos, que no se hizo nada y le caería, como dices, un cacho cemento de un balcón. Me encanta que el ABC no diga su nombre y le llame «el marido de Lili Damita», cosa que dice mucho de la fama que tenía la ahora olvidada actriz. Muy poco heteropatriarcal el titular, también.

  23. Acabo de volver del Hipercor, de hacer acopio de víveres por si el domingo se arma, y se tiene que quedar toda la familia en casa indefinidamente… Y he venido a descansar un rato, antes de ponerme a hacer zafarrancho de limpieza en la cocina. Y:

    Perroantonio
    viernes, 26/04/2019 a las 11:22
    Pues eso de «esnobismo inverso» de Viejecita me ha parecido un bonito elogio. Aunque parece ser que la etimología se discute, la tradición dice que snob es abreviatura de «sine nobilitate», sin nobleza, por lo que deduzco que el esnobismo inverso revelaría una nobleza auténtica, no sujeta a las modas ni al capricho.

    En efecto, desde mi punto de vista es un elogio. Y grande. Y denota justamente lo que señala Perroantonio al final.
    Y, cuando escribo en español, escribo esnobismo, igual que escribo Lérida y no Lleida, Nueva York, y no New York, o Florencia y no Firenze. Antigua que es una. Y, a mis años, tengo derecho a ser antigua.

    Y lo de “snob nverso” , que reclamaba Bremaneur, pues n verso, n prosa, n lo que le dé la gana, siempre que eso de snob signifique lo del criterio propio e independiente de los ukases de la moda, de la cultura, o de lo políticamente correcto. Como señala Perroantonio.

  24. Josénez
    viernes, 26/04/2019 a las 11:54
    La autobiografía de Errol Flynn es de los mejores libros del siglo XX

    Yo soy muy de regalarla.

  25. Juanfran Satur
    viernes, 26/04/2019 a las 14:57
    A mí no me has regalado ninguna, Boli Parque.

    Cuando te vuelva a conocer, Saturl.

  26. Kike Turmix es el Falstaff de Malasaña, pero prefiero el original.
    Aviso, Gómez y Holm me están tocando los huevos con sus comentarios. Les reto a que vayan el domingo a San Antoni para ajustar cuentas. Allí estaré con mi batón blue.

  27. Acudiré, me subiré a una caja y leeré en voz alta unos párrafos de Josep Pla, para que algunos aprendan la dulzura de la española lengua catalana.

  28. Decir que es el episodio 19, no el 18. Al igual que el 20, que ya he enviado, han sido caprichos que me ha apetecido escribir, y que antes no iban.
    Hice el propósito hace 8 meses de acabar la serie más o menos por ahora. Lo cierto es que en este tiempo no he escrito nada de los 10 episodios que tendría que haber escrito, el trabajo, los viajes y otras circunstancias no consideradas me han hecho relegarlo. También un cierto bloqueo.
    He terminado mi etapa árabe, y estoy en Madrid viendo qué hacer con mi tiempo. No me propongo nada ni prometo nada sobre El árbol partido, aunque es cierto que me gustaría acabarlo.

  29. —¿Dejas de escribir de rumanos?
    —No, bueno, por unos episodios quiero escribir de Malasaña.

    Como cuando en la segunda parte del Quijote hablan de la primera.

    ¿Estás contento de haber vuelto, Claudio?

  30. Sí, el trabajo lo terminanmos en febrero y estaba hasta los cojones. Dos años y medio en Arabia han sido suficientes, ya tengo mi aventura. Deseo no volver, pero ya veremos qué sale.

  31. Dos años y medio en Arabia es casi mil y una noches, aunque, para noches, las de Malasaña. Siempre me ha llamado la atención el nombre, ya sé que es una casualidad, pero tiene algo de nomen omen.

  32. Claudio Sifilis
    viernes, 26/04/2019 a las 19:53
    Decir que es el episodio 19, no el 18

    Lo acojonante es que todavía hay quien piensa que la Bellpuig es la dueña del cotarro, la que domina el rollo técnico, el pilar que sustenta el chiringuito, el andamio que lo luce, etc.

  33. Lo acojonante es que todavía hay quien piensa que la Bellpuig es la dueña del cotarro, la que domina el rollo técnico, el pilar que sustenta el chiringuito, el andamio que lo luce, etc.

    Yo estaba convencido. Es la única persona sensata de esta publicación, y sobre todo la que menos “larga”.
    Pero es así, o no es así? Aclárase Brema.

  34. Buenos días a todos :
    Hoy no pienso hablar de partidos políticos, ni de votos, que ya me he explicado más que de sobra.
    Pero sí quería hablar de escritores y de sus libros :
    Que, por ejemplo, Sanchez Dragó, con el que todos se metían en “Encuentros con las Letras” porque se definía a sí mismo como escritor, sin haber publicado una letra, me dejó epustuflada con su Gárgoris y Habidis ( y, por supuesto, también dejó boquiabiertos a sus compañeros de programa, incluso a mi añorada Ester Benitez, que tenía muchísima malaidea, y que no se callaba ni debajo del agua ). Y estuve durante años comprando y leyendo todo lo que publicaba. Pero que ahora, intenta epatar a los burgueses, y hacerse el escandaloso, aunque ya no cuele.

    Me ocurrió algo parecido con Simon Raven. Que tomé prestado “Places where they sing”, de la biblioteca del British, y no paré hasta conseguir la serie entera de novelas “Alms for Oblivion”, y luego me compraba todo lo que publicase. Y no sólo sus libros, sino los guiones de series como “Amor en clima frío ” etc.
    Yo era una fan total suya.
    Pero, a un momento dado, empezó a escribir escenas de sexo, del tipo de las que estaban en todos sus libros, pero que se notaba a la legua que el tema ya no le afectaba, y que lo que estaba haciendo era copiarse ( sin ganas), a sí mismo, para darle a la maquinita del dinero.
    Yo, en aquella época me atrevía a todo, y escribía a “mis escritores”, y, a veces me contestaban y todo. Así que después de leer uno de sus libros de la serie “First born of Egypt”, le escribí, diciéndole que hiciera como Dirk Bogarde, y escribiera sobre el jardín de su casa, sobre vinos, sobre viajes, sobre el envejecimiento… que sus fans le seguiríamos fieles, a donde nos llevase, pero que se notaba demasiado que lo del sexo ya no le importaba, y que, si quería ponerlo, lo pusiera en plan nostálgico.
    Me contestó a vuelta de correo
    ” que qué me había creído, que los lectores a lo único que teníamos derecho era a hacer alabanzas “

    Y sí, seguramente tenía razón. Que hay que aceptar la decadencia de “Nuestros Escritores”, de nuestros músicos, de nuestros directores de cine, cuando se van volviendo gagá. Que los hay, que, como Saura, se ponen a hacer documentales sobre folklore, clásicos, dejando atrás su época de “enfant terrible”, y mejoran incluso, pero son pocos. Y el hecho de que estos pocos existan, no obvia que los que ahora resulten ridículos ( habiendo recibido un Premio Nobel y todo ), no se merezcan nuestra admiración y respeto por lo que hicieron cuando tenían ” La fuerza de la edad”.

    Pido perdón por haber escrito tanto, sabiendo que yo misma no soy capaz ni de escribir una entrada, y que encima cada día estoy más gagá.
    Ya siento

  35. En el blog Txirlo, de Al, he encontrado esto

    Ya me gustaría saber lo que piensa el “vigilante de Segurinez”, de los relatos de Gomez. O, ¿ eso ocurre sólo en Andalucía ?. Porque a nuestro héroe, le daban una pistola desde el primer día. Aunque se trataba de vigilar bancos, y en Barcelona…

  36. Querida Viejecita, me empiezan a asustar esas curiosas referencias a lo que escribo que enlaza usted. Pero, ya que estamos, responderé por primera y última vez: sí, era así. En esos años el primer día te daban la pipa, y daba igual que prestaras servicio en un banco, un burdel o una fiesta infantil. Y sí, también en Andalucía.

  37. La legislación sobre seguridad privada cambió en 1992, después de unos años en que aquello parecía el Lejano Oeste. Aún recuerdo el pasmo de ver a uno de los mayores macarras de mi época infantil, uno de los matones de lo que llamábamos la «Banda de Róntegui», con uniforme de guardia jurado y pistolón. La legislación se hizo aún más restrictiva en 2014.

    Yo a los vigilantes jurados les tengo mucho más respeto (aka miedo) que a los policías, que al menos pasan períodos de formación en las academias policiales y exámenes psicológicos. Salvo a Gómez, que es un osito.

  38. Uy, Viejecita, creo que me he hecho un lío con el enlace. A usted le responderé absolutamente siempre. Faltaría más. La respuesta a lo que pregunta es exactamente la que ha dicho Perroantuán más arriba. Siempre a su disposición, querida.

  39. Perroantonio
    sábado, 27/04/2019 a las 13:46
    Votar o no votar, he ahí el dilema.

    Así es. Yo me he unido ya a la gran fiesta de la democracia, aunque en Soria pintemos poco. Somos la provincia, fuera de Ceuta y Melilla, que menos diputados tiene: dos. Tradicionalmente se han repartido uno cada uno PP y PSOE. Votar a Podemos o C’s es como hacerlo en blanco, aunque parece que este año pueda haber sorpresas y el PSOE se lleve los dos. Me río cuando se oye eso de que un voto de un soriano vale por cinco de un madrileño.

  40. Me parece que nunca me he saltado unas elecciones por pequeñas que fueran, yo voto siempre. La cosa es que, a pesar de mi asiduidad o a favor de la fuerza de la correlación entre ignorancia y afición, no tengo ni puta idea de la ley d’Hondt. Entonces, hoy me he encontrado esto y no sé si es verdad, creía que de un modo u otro era una cuestión de porcentajes:

    «Solo obtendrán senadores los partidos que queden primero y segundo en su circunscripción. El partido que saque más votos tendrá 3 senadores y el segundo con más votos tendrá uno. El tercero, cuarto o quinto no tienen ninguna opción. En Cantabria solo el PP y el PSOE obtendrán senadores. Si votas a partidos sin opciones tu voto al Senado no valdrá para nada».

  41. Procuro, los senadores no se eligen en lista, como la experiencia le ha enseñado, sino nominalmente, con un máximo de 3 en cada papeleta, lo que permite las florituras 1+1+1 (tripenes) que describe Viejita, en vez de votar a una sola sigla, por lo que no necesariamente se sigue la conclusión que cita.
    Ayer estuve en mi partida de mus. Uno de mis compañeros tiene un hijo de 26 que ni siquiera habla (casi se ahogó en una piscina cuando niño y a duras penas ha sobrevivido) pero ha sido llamado (por vez primera) a votar. Me agradó especialmente que los padres pensaran que la reforma que lo permite es una mamarrachada.

  42. ¡¡¡ Gomez, ( 14’20 ), Por los dioses !!!
    Soy yo, la que escribo fatal y no hay quien me entienda.
    Tenía que haber dicho algo así:

    Ya me gustaría saber lo que hubiera pensado el “vigilante de Segurinez”, el héroe de los relatos de Gomez, sobre el pobre vigilante que tenía que hacer su trabajo él sólo y desarmado .

    Y, si ahora es así, como cuenta Perroantonio, y los de la seguridad privada lo único que pueden hacer es asustar a base de dar voces, y enfocar con su linterna, a los niñatos que se hubieran metido en plan de correr aventuras,
    o bien llamar a la Guardia Civil, y esconderse mientras estos llegan, cuando los intrusos fueran peligrosos profesionales,
    si es así, y si encima, las cámaras de seguridad no están permitidas en los accesos públicos cercanos, y si, para colmo, a los que les pescan “in fraganti”, (como decía mi abuela), los dejan libres inmediatamente, y a quien castigan es al asaltado que hubiera intentado defender su vida, su familia, y su propiedad…

    Pues, en efecto, estarán castigando a las víctimas. Y habrá que cambiar el sistema.

  43. Gracias, Bolaño. No pienso votar tres penes, elegiré tres veces el mismo pene, aunque me apene. Y coincide que esta mañana he oído en la radio a unos discapacitados intelectuales hablar de las elecciones y me he sentido a gusto y como en casa. Es más, ellos tenían votos muy diferentes entre sí.

  44. La mía y la de mis amigos no es una oposición frontal. Hay grados de discapacidad intelectual, que es el parámetro clave.
    Por otra parte, creo que la distribución de la discapacidad reflejará la distribución de las diferentes inclinaciones políticas, por lo que no me parece que perturbe globalmente cualquier resultado.
    Hace un rato hablaban en la tele de la casa de las 7 chimeneas, donde se fundó el primer liceo femenino de España: una de las participantes era Espinosa de los Monteros, que se revuelve en la tumba, I supose.

  45. No estaba siendo del todo sincera aunque tampoco mentía sobre lo de esta mañana con los subnormales de la radio, Bolaño. Recuerdo que una vez hablamos del tema, que Jenny razonó por extenso sus dudas impecables y que tú dirimiste para mí atinadamente la cuestión, igual que ahora.

  46. Mira que es absurdo denominar un día de elecciones, La Fiesta de la Democracia.
    Es cursi, inadecuado, irreverente, banal, inane, idiota, dirigiste, alienante, (pongan lo que crean oportuno)…
    Vamos que es tremendamente real para ver en qué han convertido elegir gobernantes.
    Es como pinchar like en Eurovision y darle su rato de éxito a alguien a tu costa.
    La venda ya cayoooooooo….

  47. Anoche estuve en el aquelarre del Nou Camp donde padecí una celebración de pésimo gusto. Para colmo tenía de vecino al abogado Pina con sus gafapasta. Menos mal que está noche espero una alegría.

  48. En los últimos años venimos observando las radicalidades de extremistas vascos, catalanes y podemitas. Nos las hemos tenido que tragar porque venían avaladas por los votos que recibían sus respectivos partidos.
    Ahora llega el tiempo de los radicales españoles que hemos encontrado un referente político del que carecíamos. Si hoy conseguimos los votos necesarios, hablo de más de 50 diputados, van a tener que soportarnos en justa correspondencia con el coñazo que les hemos aguantado. No quepa duda, el éxito de Vox ha venido y vendrá propiciado por las provocaciones de esos siniestros personajes que están en boca de todos incluidos sus corifeos del periodismo.

  49. Buenos días :
    Me he levantado rayando el alba, para dejar mi almuerzo familiar encarrilado, y poder ir a votar tempranito.
    Y ya estoy de vuelta. Había muy poca gente, pero he saludado a todos mis viejos amigos de cuando hacía de apoderada de UPyD.
    Y me he dado el gustazo de coger la papeleta blanca de VOX , a la vista de todos, y de poner las X en los tres primeros de la papeleta naranja , a PP, Cs, y VOX.

    Ahora todavía me queda trabajo en la cocina, pero ya es otra cosa, así que volveré, espero, aunque sólo sea a leer.
    Y mantendré los dedos cruzados el día entero, a ver si hay suerte, Mucha suerte, y nos libramos de los secesionistas y sus amigos.
    ¡ Suerte para todos !

  50. Llegará un día, los dioses me lo regalen, en que los colegios electorales tendrán un dispositivo de reconocimiento facial de veletas, indecisos y pirados.
    Usted, ha cambiado su intención de voto tres veces en una semana: a la calle.
    Usted, que vota al más alto porque su marido es un tapón: a la calle.
    Usted, que vota al opuesto porque se parece al que más desprecia, a la calle, al psicoanalista y a pagar los bocatas de la mesa.
    Un reducido número de ciudadanos con una idea clara de lo que Conviene al interés Común pasará el corte, y llevaremos a un esplendor nunca visto al nuevo mascarón de proa de la nave europea.
    Avisados estáis.

  51. La estupenda entrada de Sílfidez me ha evocado épocas bastante etílicas, en las que Malasaña era mi hábitat natural. Era anterior a la que se describe y de los baretos sólo reconozco la Vía y el Penta, pero lo que más me ha llamado la atención ha sido la ilustración, porque refleja muy bien una anécdota del ambiente perroflautista y punky que podía verse en la zona, que me contó el dueño de la peluquería El Traskilón, en la calle Ruiz, un tipo muy hablador que regentaba su salón con simpatía y pofesionalidad y vivía en un piso encima del negocio, con balcón a la citada calle. Llevaba años viviendo allí y había visto escenas increíbles que relataba con amenidad mientras esquilaba las melenas de su abundante parroquia. En una ocasión me contó que había visto por la noche un grupo de punkys, con todos sus abalorios, reposando su colocón sentados en la acera de la calle, con sus espaldas arrimadas a la pared y profusión de litronas a su alrededor. Uno de ellos se levantó a duras penas de su improvisado asiento y en el hueco que dejó entre sus colegas, echó una pota de considerables proporciones ante la impasividad de sus adláteres y acto seguido se volvió a sentar encima de su vómito, como si tal.

  52. ¡ Qué grima más espantosa, Olmedo ! (12’55)
    Yo que estaba acomplejada por no haber siquiera echado una caladita a un porro, ni haberme emborrachado de verdad, en toda mi larga vida, sólo de pensar en el olor que se le quedaría en la ropa al tipo ese de su anécdota, y a los que estuviesen a sus lados, se me ha pasado totalmente el sentimiento de inferioridad.
    Gracias pues, por lo que me toca.

  53. Hace un rato leía que en el «museo negro» de Scotland Yard tienen caretas de antes de la primera guerra mundial moldeadas sobre la cara de los delincuentes. Entonces se creía que se podía reconocer al delincuente por el careto. Pero a día de hoy, eso del reconocimiento facial no parece viable. Como mucho podrás decir que son hipsters si tienen barba y visten de segunda mano.

    Viejecita, el día dos tocan en el funhouse A GIANT DOG, cuyo tema Ya dormiré cuando esté muerta espero la anime a asistir. Solo espero que la cantante se ponga una minifalda.

    Ahora dicen que Malasaña se ha llenado de hipsters, no sé si esta gente se droga, la wikipedia los define así:

    Hípster es una subcultura de jóvenes bohemios de clase media-alta que se establecen por lo general en las civilizaciones o también en las comunidades que experimentan procesos de gentrificación. Se asocian a tendencias musicales indie y alternativas, a una moda alejada de las corrientes predominantes, basados más en lo independiente (que incluye artículos vintage), a posiciones políticas green, al consumo de alimentos orgánicos, productos artesanales y ropa de segunda mano.

    Yo imagino que como los que cuenta Olmedo, pero que hoy estarán votando con sobriedad.

  54. He ido a votar con los del piso, es la primera vez y quién sabe si la última.
    —¿Tú tienes boli? —Ha dicho uno al salir a la calle.
    —Anda, han puesto puestos. —Ha dicho el otro al pasar por el mercadillo de los domingos, cinco años llevamos de mercadillo los domingos. Es que yo soy la más normal de los tres.
    Les he visto votar en la otra mesa, iban juntos porque se apellidan igual. También han votado lo mismo.
    —Espera, no te vayas sin el carné. —Le han dicho a uno.
    —Espera, el carné. —Le han dicho al otro.
    Aquí hoy hace frío pero brilla el sol. «El sol, el más participativo», ponía en el parte meteorológico de la tele. Ha sido una mañana bonita.

  55. MGaussage
    domingo, 28/04/2019 a las 16:40
    Hoy me he acordado de Procuro al salir del colegio. Posiblemente el detalle de ir juntos y que tus hijos voten distinto es indicio de que los has educado bien.

    A mí me acaba de pasar.

  56. Holmesss domingo, 28/04/2019 a las 11:26
    Llegará un día, los dioses me lo regalen, en que los colegios electorales tendrán un dispositivo de reconocimiento facial de veletas, indecisos y pirados.

    Eso se llama aristocracia y ya está inventado. Tampoco funciona.

  57. Euforia en mi colegio electoral, apenas quedaban papeletas de Vox. Vicente del Bosque, nuestro vecino más insigne, repartía saludos a derecha e izquierda.
    Se intuye un resultado de bloqueo, no suman las tres derechas, no suman las dos izquierdas, no suma PSOE con Ciudadanos. En este contexto todos dirán que han ganado, incluidos ERC y PNV que una vez más tendrán la llave.

  58. Pues gente si que ha ido a votar, sí.
    Así nadie se podrá llamar a lamentos de abstención ni movilización.
    Todos se han movido.
    Y la división por nichitos de opinión ha cumplido su cometido.
    Hasta el último partido y partidillo consigue su representación.
    Muy bien.
    Es lo que somos.
    Pero nadie quiere sumar de verdad.
    Queremos identidades, pero lo demás nos da lo mismo.
    Dame lo mío y déjame en paz.
    Devuélveme las llaves de la moto, y quédate con todo lo demás, que decía la canción.

  59. Estaba intentando vencer la repugnancia, para no abstenerme. He encontrado a Edmundo en la lista de C’s y ha pesado más que los contras. Luego, para el Senado, he puesto al pene de C’s coincidiendo parcialmente con viejecita (que sepa que lo del Impuesto de Sucesiones que aliviará a nuestros herederos no me gusta nada: solo Edmundo ha podido contrarrestarlo).
    By the way, no he coincidido con mi compañera, y eso puede ser mucho más importante, presiento.

  60. Vamos a aceptar que Mariano ha sido un gran estadista, a lo Churchill, si eso, pero para su partido ha sido un fenómeno. Qué tío, y todo por no dimitir y preferir largarse al bar.

  61. Hostiazo histórico de la derecha. La suma de PP+Vox suma 90 escaños. C’s parece haberle quitado más votos al PP que al PSOE.

    El PSOE tiene donde escoger. O un tripartito con Unidas Podemos y ERC (como el desastroso de Cataluña, origen de todos los males actuales) o un bipartito con Ciudadanos, con la condición previa de que Rivera trague un camión de sapos y culebras.

    Va a ser una legislatura divertida.

  62. Los animales seguirán sin representación, al igual que Fachín, el Precario (Apuntez ezperanzadorez, frente al ezpeluzno).

  63. Como penitencia, estoy viendo una de las películas más espantosas de la historia: El sexto día, parece que se titula. Una cosa de clones. Si fuera crítico cinematográfico, sólo necesitaría una línea para mi reseña:

    ¿Cuántos schwarzeneggers hacen falta para cambiar una bombilla?

  64. Pues están bien creciditos los nacionalistas!!!!
    Pues veamos que les da el doctor presidente…
    De momento un protagonismo que no merecen.
    Será interesante ver las siguientes semanas.

Los comentarios están cerrados.