75 comentarios en “Jesus Saves

  1. Promesas de un futuro mejor, asentadas en un pasado que desaparece de forma uniformemente acelerada y no por donde suponíamos.
    Ese parece ser el lenguaje de este fabricante de collages, que es habitual en las imágenes de tumblr.

  2. Hay un antes y un después en mi vida tras ir con Satur a ver la expo de Pin Floi. El mozo se presentó en el Ifema disfrazado de turista alemán, con sus pantalones cortos y sus sandalias con calcetines color camel. Para no escuchar las canciones del grupo homenajeado iba con mis auriculares del chino a todo trapo con un recopilatorio de Sonido Caño Roto. Solamente me los quitaba cuando Satur me daba un codazo para hacer un comentario sobre algún aspecto curioso de la muestra, comentario que siempre era como los «es como un toro» del de Ubrique, pero sustituyendo al animal por El Gran Capitán que se quiere ir a jugar a China por la patilla para enjugar sus deudas con la Botina; tipo: «Mira, Josele, en este afoto Gilmour tiene el pelo como el camero en la final de Lisboa», «¿sabías que Syd Barrett tiene un hermano que se llama René, como el camero?», «el otro día me dijo mi portera que el camero tiene tatuado en la axila izquierda el triangulito de la portada de The Dark Side of the Moon», y así. Como pillaba cerca, al salir le llevé en mi patinete eléctrico a La Moraleja para que viera la nueva mansión del camero y su chorba. Meó en la puerta. Qué contento estaba.

  3. Buenos días :
    Ayer estuvieron todos , hasta la noche, así que tengo la casa hecha un cristo, y encima me esperan cantidad de llamadas de trabajo, así que no creo que vaya a tener muchos más descansos.
    La foto de portada, que conocía ya en parte, me ha gustado mucho, así que me he metido en el enlace, y me he encontrado en un sitio genial, con “cienes y cienes” de preciosas fotos trucadas. No he podidi verlas todas, que me han llamado para la primera pejiguera, así que, al final de la jornada volveré. Pero, de momento, y hasta que las vea todas :
    – De quien es ese sitio ?
    -Mucha señora estupenda con fondo de cielo estrellado , o encima de algún planeta. Y sí, las señoras jóvenes y guapas serán la sal de la tierra, pero nosotras también tenemos nuestro corazoncito, y espero encontrar luego más fotos de las que les gustan a las chicas ; con señores guapos y jóvenes ayudando a cuidar niños, contándoles cuentos, jugando con ellos a indios y vaqueros, y así. Puede que las haya y que no me haya dado tiempo a llegar a ellas .
    Pido perdón por soltar marujadas. Pero las dejo.
    Ya siento

  4. LOS DIARIOS DE IGNACIO CARRIÓN
    He conseguido terminar las 1000 páginas que constituyen la entrega de los Diarios de Carrión que llegan hasta 2001. Fue una recomendación (y obsequio) de Brema cuyas prescripciones sigo con devoción. Posteriormente se han publicado tres tomos mas que de momento he pospuesto.
    El género diarístico tiene aquí un curioso subgénero, el que lo cuenta todo dando nombres e implicando a su familia. Esta es la gracia de estos Diarios en los que se cuentan disparates de su vida privada, empezando por reconocer que aunque la tenía muy pequeña estaba obsesionado por follar (¿quién no?). Ignacio Carrión fue periodista de gran éxito y escritor sin público, pese a que llegó a ganar el Premio Nadal. Una de sus novelas de corte autobiográfico llevó a que su mujer y sus hijos le retirasen el saludo. Afortunadamente su madre ya había fallecido por lo que el episodio del incesto tuvo menor repercusión.
    Lo mas divertido son sin duda sus acervas críticas a personajes con los que convivió en su vida periodística. Su víctima fundamental el Luis María Ansón pero la lista de damnificados es extensa: Cela, Ceberio, Polanco, Estefanía, Pedro J y Agatha, Pérez-Reverte, Cebrián, Umbral, Vargas-Llosa, Gabo…un largo etcétera en el que no deja títere con cabeza. Su gran amiga fue Carmen Balcells de la que también se burla con saña. Carrión era un hombre desequilibrado, no lo digo yo, él lo repite una y otra vez.
    Me costaría hacer algo parecido. No me siento cómodo diciendo todo lo que pienso de los demás y menos en público. He follado mucho en mi entorno laboral en el que he tratado con gente muy conocida pero desde luego no pienso contar nada por escrito. En privado sí gusto contar algunas cosillas, pero siempre convirtiéndolas en una anécdota agradable para animar una conversación.

  5. GRATIS TOTAL
    El sueño de un buen catalán es ese momento en que se lo encuentra todo pagado. He acariciado ese nirvana este fin de semana, y me ha salido un pareado sin haberlo preparado.
    El sábado constaté, ya saliendo de Atocha, que no llevaba mi cartera. Los carteristas de Sants, ya se sabe.
    Anulé mis tarjetas y he funcionado dos días por la capital sin exhibir papel ni plástico, aunque applepay ha estado bastante ocupado.
    Esta mañana un ciudadano de Badalona me ha localizado para informar que su anciana madre había encontrado el sábado mi cartera en el tren, al bajar en Atocha. En breve la recuperaré, y con ella mejorará mi fe en las personas: he de presentar mis excusas a los honestos carteristas de Sants.
    Ayer, en el Retiro, un kiosko daba sombra a la banda que se marcaba castizos pasodobles. Poco antes, en el barrio de Salamanca pasé junto a un portal con una placa que anunciaba Encuadernaciones : aquí viene Viejecita, deduje.
    Antes había hallado posada, maravilla para nobles, hidalgos y embajadores, como decimos aquí por la cara.
    Cuando regresé al archivo de cortesía había ampliado el círculo familiar y contraído deudas impagables, pero que se llevan con alegría.

  6. ARQUITECTOS DE MIERDA
    ¿Para qué sirve la arquitectura? Es una pregunta capital que está contenida dentro de otra pregunta, ¿para qué sirve el arte?, que a su vez está incluida en otra pregunta de orden superior, ¿para qué vivimos? Hay que hacerse alguna vez en la vida estas preguntas y responderlas con cierta sinceridad para saber si somos gente a las que merece la pena tratar.

    En los últimos meses me han asaltado varias veces noticias sobre este edificio, la torre Tao Zhu Yin Yuan de Taiwan, un edificio que come CO2, otra de esas estafas contemporáneas*. Se trata, nada más y mada menos, que de un edificio sostenible inspirado y diseñado por y para la naturaleza, ¡jódete lorito!, de Vincent Callebaut Arquitectos, destacados por esconder entre el follaje la fealdad de sus propuestas.

    Aunque había echado alguna ojeada no había prestado demasiada atención hasta que hoy he hecho clic en varios enlaces y he llegado a esta página en donde se dice que «se calcula que las plantas absorberán 130 toneladas de dióxido de carbono al año, lo que según el arquitecto equivale a 27 coches». Pero lo interesante, para mí, es otra cosa: la distribución. Fíjense bien en la celda de la sirvienta (maid room), del mismo tamaño que el vestidor (walk-in closet) y también sin ventana.

    Hace unos meses, en un reportaje de televisión, ví cómo las criadas de Hong Kong, mayormente filipinas, se reunían debajo de un puente, juntaban unos cartones con los que hacían una especie de minirecintos en donde quedaban con sus amigas, otras criadas; era su tarde libre y se sentaban allí a hacer un té y comer algún dulce. No podían pasar toda la tarde sentadas en un centro comercial, decían. Supongo que en este edificio de Taiwan habrán previsto una sala, no sé, quizá en la zona subterránea de aparcamientos o bajo el helipuerto de la azotea, para que las criadas puedan reunirse a respirar algo.

    ¿Para qué sirve la arquitectura?
    _______
    * En este edificio, el CO2 se lo comerán los arbustos supervivientes a la primera limpia que harán sus inquilinos.

    Otros son aún más audaces. Recuerdo cómo me comieron la oreja en una empresa cementera con un hormigón que «comía» C02 y que se tragaría no sé cuantos miles de toneladas de CO2 al año, idea absurda que, supongo, pretendía contrarrestar el dato crudamente científico de que la producción de cemento implica necesariamente, sí o sí, la generación de enormes cantidades de C02. El arquitecto Moneo, que construyó en San Sebastián la Iglesia de Iesu, fabricada con este cemento milagroso, llegó a repetir esta tontería en una presentación, aunque luego añadió un escéptico, «bueno, al menos eso me han dicho».

  7. El Pocero bueno y el Pocero malo.
    El colesterol bueno y el colesterol malo.
    El CO2 bueno y el CO2 malo.

    Y así.

  8. Josénez
    lunes, 03/06/2019 a las 12:08
    El Pocero bueno y el Pocero malo.
    El colesterol bueno y el colesterol malo.
    El CO2 bueno y el CO2 malo.

    Las mujeres buenas y las que valen la pena.

  9. El propietario de mi anterior compañía, un ecologista furibundo, quería construir un edificio nuevo para el Centro de Investigación. Encargó el proyecto a un estudio norteamericano especializado en “arquitectura orgánica”. Estábamos en plena crisis y yo sabía que había fondos públicos para nuevos centros de investigación que no conseguían asignarse por falta de candidatos. La combinación ecología/ investigación excitaba los mas nobles sentimientos, por lo que nos adjudicaron sin dificultad un préstamo blando de 12 M de euros.
    El edificio nunca se llegó a levantar, la crisis se lo llevó todo por delante.

  10. Josénez
    lunes, 03/06/2019 a las 08:01
    Hay un antes y un después en mi vida tras ir con Satur a ver la expo de Pin Floi. El mozo se presentó en el Ifema disfrazado de turista alemán,

    TROLEROOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

  11. Con los esmárfonos omnipresentes, los documentos en la nube, el networking basado en blockchain, la IA basada en Big data y las máquinas de tabaco en los bares ya no interlocutamos con la personas humanas. Yo antes iba al estanco y hablaba con la estanquera. Ahora le meto fichas a una máquina que parece el monolito de 2001 que suma y resta sin contar con los dedos y es una voz grabada la que me da las gracias. Como cuando le pongo veinte euros de 95 a la moto. Desde que he aprendido a no contestarles de nada a esos maquinillos sin alma noto que interlocuto menos. En promedio diario, claro.

  12. Si hay un filme al que se pueda considerar “de culto” sobre la velocidad y las carreras de coches callejeras como forma de entender la vida, éste sería Two-Lane Blacktop [Carretera asfaltada en dos direcciones]. Rodada íntegramente en la Ruta 66 con un presupuesto ínfimo, esta extraña película que es otra de las grandes joyas olvidadas del cine de los setenta: un maravilloso, desconcertante y obsesivo viaje a ninguna parte.

  13. ¿Para qué sirve la arquitectura?

    Esta película la he vivido. En la torre Tao esa es de esperar que la constructora cambie las plantas por hierba artificial para ahorrar agua de riego cuya acometida no estará en el proyecto del estudio de arquitectura, así como los costes en aislamiento, que apuesto tampoco se ha tenido en cuenta.

  14. MGaussage
    lunes, 03/06/2019 a las 16:48

    A mí me gustaba aquel chiste tan viejo:

    –Mamá, mamá, en el colegio me llaman cegatón.
    –Su tabaco, gracias.

  15. Hablando de gases, dentro de la tierra, debajo de la corteza, hay gas, el flujo piroclástico es una mezcla de gases a alta temperatura que llega después de las cenizas y antes de la lava.
    Dentro video.

  16. Para qué sirve la arquitectura. La biblioteca del Cervantes de Berlín lleva dos años cerrada, por malentendidos administrativos. Va a reubicarse en dos plantas del mismo edificio y he tenido la oportunidad de ver trabajar a los arquitectos en vivo y en directo. Me ha parecido alucinante la manera de obviar los comentarios y las propuestas del personal de la biblioteca, que es quien sabe cómo funciona y qué necesitan ellos y los lectores. Es difícil listar la cantidad de errores que han cometido, alguno verdaderamente cómico. Luego está el hecho de que el estudio de arquitectura es el mismo que ha acondicionado como vivienda el barracón de un antiguo campo de concentración. Yo lo he flipado mogollón, así en general.

  17. Claudio Sifilis lunes, 03/06/2019 a las 18:39
    Hablando de gases, dentro de la tierra, debajo de la corteza, hay gas, el flujo piroclástico es una mezcla de gases a alta temperatura que llega después de las cenizas y antes de la lava.

    Les tengo mucho respeto a los volcanes desde que vi un documental apasionante dedicado Maurice y Katia Kraff.

    Por cierto, muchas de las secuencias del vídeo que has puesto están rodadas por el equipo de Maurice y Katia Kraff, incluida la del flujo piroclástico que acabó con ellos. Es esa secuencia en la que se ve correr a un hombre delante de una furgoneta. Murieron los dos y otros cuarenta periodistas.

  18. Un aparejador con quien trabajé y que se encargaba de resolver las pifias de grandes estrellas de la arquitectura me decía que un arquitecto es un tipo que cree que la ropa se seca y plancha sola. Vamos que no pensaban al diseñar una vivienda que hubiera que tender la ropa o reservar un sitio para una secadora (con la correspondiente salida de aire) o que hubiera un lugar para plancharla.

  19. “La vida hay que vivirla que es para lo único que vale”

    No sé si lo escuché en un enlace de aquí mismo al magnífico locutor de Les Luthiers.

  20. Werner Herzog también tiene filmado un documental recomendabla sobre volcanes&vulcanólogos, marca de la casa.

  21. Adaptaciones
    domingo, 02/06/2019 a las 08:42
    A mis compañeras jóvenes no soy capaz de explicarles de modo que lo entiendan que las mujeres de mi generación eran fuertes y libres, para ellas el sexo era tan festivo y libre como para mí.
    Estas jóvenes padecen de adanismo.

    No. Eso que llamas “mi generación” era tu círculo, tu ambiente, tu contexto y tu querencia, las mujeres que tu radar detectaba y en cuyo radar aparecías. Las demás, sencillamente, no existían o eran sólo parte del remoto paisaje de fondo. Pero claro que existían. Mujeres así, como las contrarias, las hubo entonces, antes, después, ahora y siempre. Cada vez creo menos en la “identidad generacional” y más, por así decirlo, en la afinidad personal.

    viejecita
    domingo, 02/06/2019 a las 10:37
    jrG
    domingo, 02/06/2019 a las 10:08
    Vino, mujeres y música
    Y algo para picar.

    Lo de las mujeres, a mí no me pone nada .

    Si no existiera usted, habría que inventarla. Por cierto, para mí también es pecado mortal el hielo en cualquier licor de calidad, y de hecho ya tengo tal costumbre que lo rechazo incluso en los mediocres y hasta en los de garrafa si se tercia. Y más por cierto, el parking del Hipercor de Pozuelo lo guardo en mi corazoncito, allí me han pasado cosas muy buenas. En un puñetero parking, sí. Qué razón tenía Anais Nin (esta no era de tu generación, Adapts). Supongo que esa misma idea se ha expresado ya de mil modos distintos, pero tal como la traía Holmesss (“Life expands or shrinks in proportion to one’s courage”), a mí me ha recordado a Jesús de la Rosa: “Cómo cambia el sentido de las cosas, cómo la puerta es ancha o estrecha según tu forma de ser”.

    Josénez, se dejó usted a los Parish (los del Price) o los Boetticher entre los habitantes ilustres del cementerio inglés, en el que no sólo, todo sea dicho, hay ingleses. Es una delicia el lugar, qué cierto. Como el texto de Alvaro.

  22. Yo soy tan ingenuo que pensé que los arquitectos, al pensar en poner mesas al lado de unos macroventanales en un espacio sin aire acondicionado, medirían horas de luz y calcularían la incidencia del sol en áreas de trabajo donde un día de verano puedes alcanzar los 40º en tu puesto.

  23. Bremaneur, no sabía que Espinar había echado mano también la dichosa frase. Yo se la leí o escuché a otro grande, Otegi, completita además, con el trozo que tú te dejaste anoche: “somos los hijos de quienes perdieron la Guerra Civil”. No somos nada, pero hay que ser muy hijo de puta, en los dos casos.

    No conoce a mi estanquera, Gaussage. Si fuera el caso, no hablaría con máquinas. Yo, de hecho, creo que sigo fumando por ella. Qué vicio.

  24. Albert, tanta razón tienes que pensé en añadir un “al menos las que conocí” pero quedaba menos rotundo y no sentaba cátedra.

    Aquí no puede uno ni construirse recuerdos cagontõ.

  25. Aunque pensándolo mejor sí que creo que era general o generacional. En la época de instituto, donde los perfiles son más de aluvión que en la universidad, la gran mayoría eran así, no sólo aquellas que formaban parte de mis círculos.
    La excepción llamativa era la mojigata.

  26. Tú lo has dicho, en el instituto. En el colegio, todavía más libres y curiosos, y así hasta llegar a la guardería. A mí no me parece que las cosas ahora sean distintas. El peso real, a ras de suelo, del feminismo y otros “ismos” de clausura es muy poco, por mucho ruido que hagan. Prestamos, o mejor, nos obligan a prestar, demasiada atención a todo eso. Y en cualquier caso, las devotas (y devotos) son idénticas, cortadas por el mismo patrón, a las que antes se entregaban en cuerpo y alma a cualquier otro evangelio que las salvara de sí mismas y del mundo.

  27. La arquitectura.
    Para no citar a arquitectos y teóricos, y llevarlo sólo por un camino de simple reflexión personal.
    El clima, la luz, el espacio, la función, el color, la escala, el entorno, la tradición, el ordenamiento y su capacidad de crecer, la coherencia…
    Estos serían a mi juicio los puntos de vista para crear edificios.
    En la mayoría de los casos un buen técnico, con una mínima concepción del equilibrio entre los parámetros, podrá resolver aceptablemente bien la construcción de una casa, un edifico de viviendas o una fábrica.
    El oficio de arquitecto sale como sale debido a la mezcla que se hace de arte con técnica. A un desequilibrio entre la forma y la función, y lo que la sociedad demanda de ello, o más bien de lo que los promotores y los representantes de la sociedad quieren.
    Los edificios no son otra cosa que máquinas que deben funcionar y con un número de recursos adecuados.
    La belleza saldrá de resolver bien esa ecuación.
    La historia es prolija en ejemplos del adorno, del gigantismo, del símbolo, y de la ordenación de la ciudad según criterios que no solían ser precisamente los descritos de la función.
    La arquitectura es un reflejo de vanidad de los arquitectos y sus clientes.
    La idea previa y el llevarla a toda costa a cabo, preponderando el efecto del sentimiento o el estético o su impacto visual, es lo que destruye el equilibrio.
    Un arquitecto no es un escultor, es un técnico que resolviendo con honestidad un cuaderno de necesidades en equilibrio consigue una máquina bella para resolver una necesidad.
    Como un diseñador, como un ingeniero, como un cocinero o un fontanero.
    Pero las sociedades y sus representantes quieren otras cosas que eso, y sale lo que sale.
    Buenos días.

  28. Más que nada, porque ayer también yo estuve a punto de flamencarle la cara a alguien de un rotundo mofo o arremulgarle un buen acario en el tripolio.

    LA INMISCUSIÓN TERRUPTA

    Como no le melga nada que la contradigan, la señora Fifa se acerca a la Tota y ahí nomás le flamenca la cara de un rotundo mofo. Pero la Tota no es inane y de vuelta le arremulga tal acario en pleno tripolio que se lo ladea hasta el copo.
    – ¡Asquerosa! – brama la señora Fifa, tratando de sonsonarse el ayelmado tripolio que ademenos es de satén rosa. Revoleando una mazoca más bien prolapsa, contracarga a la crimea y consigue marivorearle un suño a la Tota que se desporrona en diagonía y por un momento horadra el raire con sus abrocojantes bocinomias. Por segunda vez se le arrumba un mofo sin merma a
    flamencarle las mecochas, pero nadie le ha desmunido el encuadre a la Tota sin tener que alanchufarse su contragofia, y así pasa que la señora Fifa contrae una plica de miercolamas a media resma y cuatro peticuras de esas que no te dan tiempo al vocifugio, y en eso están arremulgándose de ida y de vuelta cuando se ve precivenir al doctor Feta que se inmoluye inclótumo entre las
    gladiofantas.
    – ¡Payahás, payahás! – crona el elegantiorum, sujetirando de las desmecrenzas empebufantes. No ha terminado de halar cuando ya le están manocrujiendo el fano, las colotas, el rijo enjuto y las nalcunias, mofo que arriba y suño al medio y dos miercolanas que para qué.
    – ¿Te das cuenta? – sinterrunge la señora Fifa.
    – ¡El muy cornaputo! – vociflama la Tota.
    Y ahí nomás se recompalmean y fraternulian como si no se hubieran estado polichantando más de cuatro cafotos en plena tetamancia; son así las tofitas y y las fitotas, mejor es no terruptarlas porque te desmunen el persiglotio y sequedan tan plopas.

    (Julio Cortázar)

  29. jrG martes, 04/06/2019 a las 06:17
    La arquitectura.
    Para no citar a arquitectos y teóricos, y llevarlo sólo por un camino de simple reflexión personal.
    El clima, la luz, el espacio, la función, el color, la escala, el entorno, la tradición, el ordenamiento y su capacidad de crecer, la coherencia…
    Estos serían a mi juicio los puntos de vista para crear edificios.

    Pues empezamos mal. Muy mal.

  30. Perroantonio
    martes, 04/06/2019 a las 09:55
    jrG martes, 04/06/2019 a las 06:17
    La arquitectura.
    Para no citar a arquitectos y teóricos, y llevarlo sólo por un camino de simple reflexión personal.
    El clima, la luz, el espacio, la función, el color, la escala, el entorno, la tradición, el ordenamiento y su capacidad de crecer, la coherencia…
    Estos serían a mi juicio los puntos de vista para crear edificios.

    Pues empezamos mal. Muy mal.

    Anteayer una arquitecta me decía lo que le pregunta a un colega, cuando se lo presentan:
    -Dime, ¿qué edificio te emociona?

  31. Ese Gistau merece haber sido escrito por alguien de Chopsuey. La referencia a los Pinfloi es sublime.

  32. LA MÚSICA DE LOS NÚMEROS PRIMOS
    En la cultura china los números pares son femeninos y los impares masculinos. Además los impares que no son primos, como el 15, se consideran afeminados.
    Enfrente de mi cama tengo un gran cuadro de una moto con el número 3, confirmación de mi recia virilidad sin mácula de afeminamiento. El 3 es primo.
    En un lateral de la habitación hay una foto vintage de otra moto, en este caso con el número 33. Caigo en que este número es impar pero no es primo, lo cual puede indicar cierto menoscabo de masculinidad que me preocupa.
    Meditando sobre el significado de estos números me siento como Pierre de Fermat. Afortunadamente recuerdo como en el Zulo hay una vieja foto mía en blanco y negro donde llevo una camiseta con el número 51, camiseta que había sido de Elvira. El 51 es impar y primo, lo que me consuela. A la foto le falta un trozo en una esquina. Recuerdo con estupor como la recortó un colega para hacerse el filtro de un porro.

  33. Arquitectura. Casos reales que me ha tocado vivir:
    Casa de campo (en la que se supone que van a disfrutar largas temporadas niños pequeños): Escalera interior sin barandilla, agujero en el suelo de una terraza (de 1,5 por 1,5 metros) para que pase la luz de la luna en la noche (en medio del campo), dormitorios sin paredes.
    Negativa a incluir bidet en el proyecto del baño principal por ser un elemento reaccionario (el promotor tuvo que cambiar de arquitecto, porque el susodicho se negó a modificar un milímetro su propuesta)
    Demandas millonarias del Estado contra Moneo por la (inhabitable) residencia del embajador de España en Washington DC. Habitaciones minúsculas en un edificio inmenso. Fríos siberianos y goteras niagarescas…
    Contestación ante quejas por alguno de estos casos: “…no entendéis la poesía de la arquitectura…”

  34. I HAD A FARM IN AFRICA
    Tuve una casa que en su día encargué a un buen arquitecto. Me escuchó lo suficiente para regalarme mi lugar en el mundo, que ahora es motivo de mi dosis cotidiana de nostalgia.
    He estado tentado de habitar otra vivienda del mismo arquitecto, pero hay decisiones para las que me tomo unos años.
    Hay que felicitar a los buenos arquitectos tanto como censuramos a los malos, porque su trabajo afecta al núcleo de nuestro bienestar.

  35. VER Y SER VISTO
    Acudí a comer hace un par de días a Numa Pompilio, restaurante fashion -pertenece a la cadena de El Paraguas, que además de atascar permanentemente la calle Jorge Juan de Madrid, está tocada por la varita de la moda y en la que la pomada del Foro se rifa las reservas-. El local tiene una decoración recargada y barroca, pero mantiene una terraza jardín interior, agradable y fresca (todavía) en la que multitud de acebos (traídos de Londres), dan un toque campestre.
    Mis acompañantes se retrasaron, lo que me permitió, aplicando el método Moretti -que tanto gusta al marqués-, disfrutar de un buen rato observando al paisanaje. Degustaba una manzanilla “Las Botas” (manzanilla apartada, reza la etiqueta. Apartada no por mala como los mansos, sino por todo lo contrario, lo que equivaldría a seleccionada entre las mejores) y me distraía con el trasiego de famoseo luciendo modelos de pasarela: Algún hombre de negocios orondo y ruidoso, financieros de renombre, periodistas famosos, altos cargos de la Administración (irrepetible el panamá con que uno iba tocado), ninguna americana sin pañuelo de seda en el bolsillo del pecho, alguna modelo de tres o cuatro metros de alzada (sin exagerar) con minifalda imposible…todos parecían felices y animados.
    Las copas de vino (Stroll, no Riedel, ay!), tienen una pequeña marca, casi invisible, para que el servicio ajuste la dosis a servir (las antiguas copas de coñá o anís tenían una raya roja. Esto es más fino y discreto) y todas las mesas estaban cojas, lo que daba trabajo extra al equipo de sala.
    De la comida, ni me acuerdo. ¿A quién le importa?
    Estamos en Madrid

  36. Lo de los números primos que cuenta el Marqués me ha recordado a esto que leí hace tiempo en El curioso incidente del perro a medianoche:

    «Los números primos son lo que queda después de eliminar todas las pautas. Yo creo que los números primos son como la vida. Son muy lógicos pero no hay manera de averiguar cómo funcionan, ni siquiera aunque pasaras todo el tiempo pensando en ellos».

  37. Si en la milenaria cultura china los números son masculinos o femeninos en la no tan vieja cultura gallega los cánceres son macho ou femia. Los malos son femia, por alguna razón que desconozco y nunca me atreví a preguntar.
    -Atopáronlle un cáncer a Manoli, a do panadeiro.
    -¿Macho ou femia?
    -Femia
    -¡Ay! ¡Meu Deus! ¡É tan moza!

  38. Perroantonio
    martes, 04/06/2019 a las 13:24
    ¡Vaya por Dios! ¡Saaaaatuuuur!

    ¡QUE PAGUE! ¡¡Y A LA PUTA CALLE!!

  39. Trooper
    martes, 04/06/2019 a las 11:05
    Arquitectura. Casos reales que me ha tocado vivir:

    Desternillante. Yo conocí a un arquitecto que pensando en la planta baja de una biblioteca, un verdadero zulo, dijo con cara de iluminado: «y aquí, DENSIDAD». Que no, hijueputa, que no, que una biblioteca tiene que ser un espacio claro y diáfano, como decía Eugenio de Oros cuando estuvo al cargo de las catalanas, un espacio «plaent a l’ull».

  40. Los arquitectos, especialmente los orgánicos, se guían por la serie de Fibonacci en que cada número es la suma de los dos anteriores: 2, 3, 5, 8,13, 21…
    Las estructuras fractales existen en la naturaleza, en el arte y en el cuerpo humano y todas ellas están regidas por las relaciones entre dos números consecutivos de la serie de Fibonacci y si bien su correspondencia con las matemáticas de Mandelbrot no es exacta, suponen una excelente aplicación práctica.
    Los números primos, los números triangulares de Gauss, la serie de Fibonacci, ordenan este mundo aparentemente cáotico. Otra cosa es que el público en general no lo aprecie y se queje por la ausencia de un bidet.

  41. Tengo un hermana arquitecta, a la que quiero mucho, pero tengo claro que, de hacerle algún encargo, sería una obra de propósito artístico, nunca una casa para vivir.

  42. Que Gorburu era zETAperro es algo que sabemos desde 2011. ¿Qué novedades hay?

    Llevo unas semanas despistadísimo, ya disculparéis.

  43. Buenas tardes a todos ;

    – Ante todo, dar las gracias a Albert ( lunes 22’53 ).

    – a Clauidio Sífilis ( lunes 18’39 ), por el video del volcán. Que yo me compro todos los libros y videos que puedo sobre puentes , y sobre volcanes, y ese no lo tenía. Y me ha encantado.

    – Sobre el Cortazar que trajo Gomez : Hay quienes escriben con palabras y nombres inventados por ellos, y a pesar de la dificultad de entenderlos, le dejan a una fascinada ( en otro estilo, a mí me suele ocurrir con las crónicas deportivas de Satur ), y hay quienes , por mucho que intenten simplificar, quitar adjetivos, e ir al grano, le dejan a una dormida, ( con suerte ), o con ganas de estampar el libro, y a su autor, contra la pared. Y no pienso poner ni medio ejemplo de esto, que bastante se meten conmigo por mi baja cultura.

    – Sobre los arquitectos : para mí, los mejores son los ingenieros de caminos. Que son los que de verdad se fijan en la función, en los materiales, y en el clima del lugar. ( por eso me gustan tanto los puentes )
    Un amigo de Bilbao me decía que a Moneo se le ocurrió hacer allí una pasarela peatonal , preciosa, toda de cristal, que relucía con el sol. Pero que en cuanto caían cuatro gotas, ( y era en Bilbao ) , y más aún si helaba, era peligrosísima y la gente se resbalaba y corría el riesgo de caerse de la pasarela y matarse. Puede que fuera una historia a malaidea , pero desde luego, me mandó fotos de la pasarela, y existe.

  44. Coincido con viejecita. De la construcción los puentes.
    Y añado que de la moda los zapatos. De esos dos asuntos los imaginativos sin control huyen porque no hay campo para delirios.

  45. marquesdecubaslibres martes, 04/06/2019 a las 14:00
    Los arquitectos, especialmente los orgánicos, se guían por la serie de Fibonacci en que cada número es la suma de los dos anteriores: 2, 3, 5, 8,13, 21…

    ¡Ahora lo entiendo! ¡Esta es la serie de multiplicación del presupuesto inicial y del incremento del tiempo de ejecución de las obras!

  46. Viejecita, ¿la pasarela que dice de Bilbao no es de un INGENIERO como Calatrava? La sección bilbaina del fanzine sabrá más, que yo únicamente he estado un par de veces en la ciudad, pero que yo sepa lo único de Moneo allí es la biblioteca de Deusto, donde he estado en alguna reunión y que es bastante chula. El mismo ingeniero que, por cierto, hizo otro puente en Venecia al que también han tenido que ponerle antideslizante para que no se mate la gente.

    Que no le quito culpas a Moneo, eh, aunque me encanta, que ya Trooper ha comentado su hazaña en Washington, a la que se puede añadir la del Moderna Museet de Estocolmo, que se le pudrió y tuvieron que cerrarlo un par de años, aunque al final fue exculpado… Al igual que en la capital yanqui.

  47. Josénez (18’32 ).
    Pues seguro que tiene usted razón.
    Ya siento.
    Es que le tengo manía a Moneo, que hizo ese mamotreto donde estaba el Kursaal, donde he visto muchísimas películas, que era el que quedaba más cerca de Ategorrieta, y podía uno ir andando. Y a mí, el edificio antiguo me gustaba, y pegaba mucho más con el Victoria Eugenia, o con el hotel Maria Cristina. Y como a Moneo le tengo manía, me viene a la cabeza su nombre para todo.

    Y, cuando pienso en Ingenieros de caminos, no suelo pensar ni admirar a “estrellas” , sino a los que lo son de verdad, como por ejemplo, Carlos Fernandez Casado, o su hijo, Carlos Fernandez Troyano… De ellos sí tengo libros, explicando las vigas de torsión, la flexibilidad ante el viento, etc etc. Y cuando hubo aquella exposición homenaje, tampoco me la perdí. Pues eso

  48. Moneo es un arquitecto extraordinario. También lo es Calatrava, a quien se admira mucho en este nuestro fanzine. Es cierto que sus puentes resbalan y que se pilló un mosqueo monumental cuando la ampliación de su pasarela peatonal en Bilbao (conocida por los horteras del PNV como Zubi Zuri y por la población como el Puente de Calatrava) se la adjudicaron a no sé quien, que hizo un trabajo sobrio, ingenieril, y poco evocador, aunque con la característica, muy bien recibida por las masas peatonales, de que no es resbaladiza.

  49. «Ejque la arquitectura también es una creación que juega con los equilibrios de las masas, los colores y…»

    ¡¡HABER ESTUDIAO BELLAS ARTES, QUE NO VALES NI PARA HIPPY!!

  50. ¡ Ufff Perroantonio !
    Yo llegué al Chop Suey más tarde, y su entrada “En la ducha con Calatrava ” No la había visto. He leído la entrada, y los posts. Y luego me he ido a la Wikipedia a ver lo que es Calatrava.
    Y me he encontrado con que es arquitecto, escultor, e “Ingeniero Civil ” ( o sea, perito, nada de Ingeniero de Caminos ) . Lo de Ingeniero Civil es un quiero y no puedo, como lo de llamar Arquitecto de interiores a los decoradores, o Arquitecto Técnico a los Aparejadores. . Y, la verdad, no comprendo que le puedan encargar puentes, o pasos elevados.
    Para esas cosas están los Ingenieros de Caminos.

    Así que, Josénez, la pasarela de Bilbao, sí era de Calatrava en vez de ser de Moneo, pero Calatrava NO es Ingeniero de Caminos. Su mayor título es Arquitecto.
    Ya siento

  51. Viejecita, un ingeniería civil es equivalente a los ingenieros de caminos, canales y puertos y a los ingenieros de obras públicas. Precisamente sus detractores acusan siempre a Calatrava de ser un ingeniero y no un arquitecto.

    Pese a las críticas, ha sido un muy destacado constructor de puentes, aunque también se dedica a construir mamotretos sobredimensionados, eso sí, impresionantes y sobrecogedores que apetece visitar para saber qué se siente en una estación espacial. Yo le admiro y le odio a partes iguales. Contradiction, by Calvin Klein.

  52. En Berlín hay un puente de uno de los hermanos Calatrava y como todo lo suyo es blanco y como todo lo suyo está sucio. Es como un calzoncillo blanco: ni se te ocurra ir a una cita psicosexual con él porque al final se te verá el frenazo.

  53. Ya siento, Perroantonio (23’03 )
    Que si pregunta por los ingenieros civiles a cualquier amigo suyo que sea Ingeniero de Caminos, o busca en San Google , la diferencia entre Ingeniero Civil e Ingeniero de Caminos, le dirán que es una diferencia de grado, como la que hay entre un arquitecto y un aparejador. Que es el nombre glorificado que les dan ahora a los que en mis tiempos se les llamaba peritos . Y que para ser ingeniero superior, hay que seguir a la siguiente fase la de Master, que son otros dos años.
    Lo que me choca, es que en el ayuntamiento de Bilbao, y en los otros proyectos de puentes que le hubieran encargado , los organismos oficiales que se lo hubieran encargado, no le hubieran puesto , de entrada, a un Ingeniero de Caminos de verdad, en su equipo, para estudiar la parte técnica, hacer todos los estudios de materiales, de ambiente, de uso, habidos y por haber, y con números, antes de encargarle nada menos que un puente.

    Ya siento

  54. ESPAÑOLEANDO
    El próximo viernes acudiré a un espectáculo de cornúpetos en la catedral universal del ramo, la Plaza de las Ventas de la capital de España. La ganadería es Alcurrucú y lamento no poder dar nombre de los diestros porque no me acuerdo. Había uno que iba a ejercer el noble arte de Cúchares, pero hace unas semanas se tiró por un puente y no está para fiestas. Me rodearé de grandes expertos, por un lado en la fiesta en sí y por otro en el famoseo del graderío. Quiero que me lleven a ver las alimañas a los corrales para comprobar el estado de los astados, espero que haya una recepción a puertagayuela, deseo beber yintoñis y comer altramuces, decir olé y torero y sacar el kleenex blanco si no soy partidario de la correcta ejecución de la faena. También quiero hablar con el jefe del cotarro para sugerirle que entre tercio y tercio aparezcan unas chicklíders, que me han dicho que no hay chicklíders entre tercio y tercio. Los tercios no son cervezas de 33 centilitros sino como el primer tiempo y el segundo tiempo del balompié, según tengo entendido. Luego dice Josele que nos lleva a Casa Toribio, que está como loco por ir a Casa Toribio.

  55. Emecién, tengo una pregunta, tú que fuiste una vez al espectáculo de cornúpetos con Josele: ¿qué famosos podré ver en las gradas? Me gustaría que acudieran el rey Emérito, Sánchez Dragó y sobre todo ANABEL PANTOJA.

Los comentarios están cerrados.