70 comentarios en “Lanzaroteñas

  1. Muy bonitas las fotos de su viaje, Perroantonio. Y no aparece usted , al menos en primer plano visible, ( o, al menos en estas fotos que nos enseña ) , al contrario de las que se hacen las hormigas turistas, o los perritos marcando territorio.

    Si no fuéramos tan viejos, no me importaría ir a conocer Lanzarote. Pero me estoy quitando un poco la espina de conocer sólo Gran Canaria y Tenerife, a base de ver una y otra vez “Hierro”, la serie nueva con Candela Peña y Grandinetti…

    Y buen lunes y buena semana a todos, antes de que se me pase

  2. Las fotos son buenas, que cada uno saque sus conclusiones, aunque el ojo del que miró ya lo dice todo, y para eso son fotos, que no necesitan palabras.
    Llevo mucho tiempo sin sacar fotos.
    Me molesta cargar con la cámara, y el teléfono no tiene calidad más que para cosas privadas.
    Tampoco llevo cuadernos, voy acompañado por personas, y más que rememorar, me gusta estar.
    Luego la memoria lo trae cuando retornas a tu cueva y ahí es donde sacas el cuaderno.
    Hemos mirado Valencia ciudad el sábado y domingo, incluso fuimos anoche a la playa a ver hogueras y gentes en bañador, cuando nosotros ya poníamos el jersey.
    Quería ver el museo que dedican a la seda los Valencianos, con gran decepción por mi parte, pues dedicaban mucha mayor atención a la restauración del edificio y sus azulejos y suelos que a lo que exponían en sí, que es la distancia en el tiempo en la que Valencia trabajó con la seda, y que ya ha olvidado.
    No así el edificio del marcado de la seda, que sí está impecable y magnífico, como un Wall Street de hilaturas, junto al mercado central también soberbio.
    Su jardín botánico, inmenso y que parece que trabaja la universidad, tampoco salía muy bien parado por su descuidado aspecto, que no sé si era cosa de una momentánea coyuntura o estructural.
    Nos vamos a la Albufera, y a su parador.
    Ya les contaré algo.

  3. DESTIERRO
    Dos pensadores vascos fueron desterrados a Lanzarote por sus ideas heterodoxas. El primero fue Unamuno en 1924 por el general Primo de Rivera, el cual no soportaba las impertinencias del rector salmantino. Don Miguel tenía 59 años cuando fue desposeído de su cátedra y recluido a la fuerza en el islote canario. El segundo fue Perroantonio en 2019 por el presidente Sánchez y el lehendakari Urkullu. En este caso fue autodestierro porque don Josean no soportaba el “tono” de ambos politicastros, entre cínico y beatífico.
    Ambos próceres vascongados tenían cosas en común, un edad parecida, una ideas claras y sobre todo una enorme facundia, no se callaban ni debajo del agua. Unamuno y Perroantonio sufrían escuchando a un prójimo que les irritaba profundamente. Tenían baja tolerancia para la estulticia y reaccionaban enhebrando un discurso sólido y contundente. Ellos habían enterrado a don Quijote y sellado su sepulcro pero para el resto de los españoles aun vagaba por los páramos de la Mancha.
    Don Miguel volvió del destierro y disfrutó de un segundo periodo de protagonismo, pero la llegada de los fascistas se mostró incompatible con su espíritu. Cuentan, es una historia confusa, que salvó la vida del bracete de Carmen Polo de Franco, pero su corazón no resistió mas ignominia y murió enseguida. Don Josean ha vuelto del destierro lanzaroteño y parece que nada habría cambiado excepto que han vuelto los fascistas, el tener que soportar a nacionalistas vascos y fascistas españoles al mismo tiempo le invita un nuevo destierro. Cuentan, es una historia confusa, que anda cogido del bracete de Elizabeth como tabla de salvación, evitando así una indeseable visita a ese sepulcro sellado ya para siempre.

  4. Muy bonito, Marqués, aunque yo poco tengo de exiliado. Un simple turista.

    Por cierto, a Don Miguel lo exiliaron a Fuerteventura, que está muy cerca de Lanzarote y que quizá fuera en el momento un destino menos malo. Estuvimos a punto de visitarla, pero al final optamos por alquilar un coche y recorrer Lanzarote por los lugares que aún nos quedaban por ver. La vida en la isla tuvo que ser durísima hasta la llegada del turismo.

  5. Hombre, si aquí a Baroja lo mataron los requetés, bien podría haberse equivocado Unamuno de isla.

  6. Me pasa aquí como con mis hijos cuando eran pequeños. Les contaba cuentos en la cama basados en las aventuras de mi niñez y al día siguiente llamaban a su abuela para comprobar los datos.

  7. Viejecita, recuerdo haber leído en el períódico hace unos años una noticia sobre una curiosa exposición. Alguien había encontrado, no sé si en el Rastro, unas cajas con cientos de fotografías de viajes. El motivo era siempre el mismo: fotos de una mujer que posaba sonriente en los lugares de visita obligada de medio mundo. En las fotos no aparecía nadie más, por lo que es fácil suponer que eran las fotos de vacaciones de una pareja sin hijos en las que el fotógrafo era el hombre* (aunque no había ninguna foto suya). Las fotos abarcaban décadas y se podía ir viendo envejecer a la mujer en ellas, siempre guapa y elegante. Supongo que al final, tras el fallecimiento de ambos, sin hijos, alguien se desharía de todas sus pertenencias y las fotos acabaron en el Rastro.
    Pues bien, yo tengo centenares, miles de fotos de mi amada esposa, pero tampoco es cosa de castigar a las masas. Como decía Woody Allen, para el amante la amada es el ser más maravilloso del mundo mientras que para un extraño suele ser indistinguible de cualquier variedad de arenque.
    _________
    * No se me escapa que la pareja podría haber sido del mismo sexo, una amante o una amiga, lo que no sería nada extraño. En nuestro viaje a Lanzarote coincidimos en un par de visitas con una pareja de lesbianas, muy jóvenes y entrañables, que parecían sacadas de una película de Almodóvar. Me recordaron a mis alumnas de educación compensatoria: todo les parecía sorprendente y admirable, como que en su hotel sirvieran mojitos de barril.

    También coincidimos con otra pareja, ya mayores, en donde la fotógrafa era ella, una mujer altísima. Llevaba un camarón de Canon y sacaba cientos de fotografías a su marido que posaba siempre obediente y sonriente. Teníamos que haber aprovechado para sacarnos mutuamente alguna foto para que así quedara constancia de nuestro paso por el mundo.

  8. Ya lo siento, Marqués, pero recuerdo el dato porque acudí, hace ya bastantes años, a la presentación de la edición «De Fuerteventura a París» que sacó la Sociedad El Sitio de Bilbao. Es que por aquí algunos le profesan auténtica devoción a Don Miguel. Yo soy más de Blas de Otero, las cosas como son.

  9. Ayer se torearon los de Dolores Aguirre en Ventas, que fueron muy complicados de torear. Lo más curioso de la tarde, que pasó sin noticias sobresalientes, fue que en la parte baja del tendido del 10 estaba un señor asiático vestido completamente de amarillo pollo, era calvo y con barba de chivo. Era Fumanchú. A veces se ponía un gorro azul. Le rodeaban dos señoras que estuvieron toda la corrida abanicándole con unos abanicos grandes. A su lado un joven miraba la corrida. Fumanchú se levantaba entre todo y toro a estirar las piernas, como suele hacer todo el mundo, pero al terminar la corrida se lo llevaron en silla de ruedas, que empujaba el joven. Entre los toros, que eran unas buenas alimañas a la antigua, y el chino viendo la corrida con sus tres sirvientes, daba la impresión de estar en 1924, cuando Unamuno tomaba el sol en pelotas durante su destierro canario.

  10. Para entender Lanzarote, lo mejor es acercarse primero a Google Maps para ver lo que hicieron con la isla las erupciones volcánicas de los siglos XVII y XVIII, y especialmente las ocurridas entre 1730-1736 en Timanfaya, que arrasaron varias poblaciones y cubrieron de lava una cuarta parte de su superficie. Impresiona pasar junto a los cráteres y sorprende la dureza de la lava solidificada.

    En el norte de la isla hay un enorme campo de lava producido por la erupción del Volcán de La Corona, sólo que 20.000 años antes. Al contrario que en Timanfaya donde la lava es demasiado joven, aquí está siendo conquistada por los líquenes, que cubren su superficie con una costra verdosa y permiten la vida de insectos y aves. En Timanfaya apenas se ven aves adentrándose en los campos de lava, pero en el norte pude ver y fotografiar palomas, cernícalos y un alcaudón real que nos estuvo siguiendo durante un buen rato mientras investigábamos el malpaís.

  11. LA VERA DE PLASENCIA
    Viajamos desde el Zulo hasta Valverde de la Vera atravesando el Parque Nacional de Cabañeros hasta llegar al pie de la Sierra de Gredos. Son 250 kms de carreteras solitarias y preñadas de curvas y vaivenes que invitan a disfrutar conduciendo. Teníamos una fiesta en casa de Trooper cuyo predio es lindante con la Vera, ya en la provincia de Ávila. De hecho salimos de Ciudad Real y atravesamos Badajoz, Toledo y Cáceres antes de llegar la destino final en Ávila.
    Nos hospedamos en Valverde en un hotel situado en la Plaza de la Picota, un impresionante monumento que data del siglo XVI y que pretendía indicar su independencia jurídica respecto del obispado de Plasencia. El pueblo está invadido por jipis trasnochados incluidos los que manejan el hotel como si fuese una comuna fabiana. Cenamos en casa de Trooper de forma morigerada, apenas unas patatas revolconas con huevos fritos y tocino, unos caracoles picantes y tuétano a la brasa. Como la recena fue a las 2 llegamos al hotel sobre las 3 un tanto alegres y cansados. Naturalmente los jipis se habían acostado y no abrían la puerta, por lo que temerosos de tener que dormir a la sombra de la Picota me dediqué a golpear con saña un gran aldabón que encontré en una puerta aledaña. Aquello resonaba como las calderas de Pedro Botero agitadas por el Chepito Areas o como el estruendo de los batanes que hizo pensar a Don Quijote que llegaba un ejército de gigantes. Ni por ésas. Por fin ante las blasfemias de los vecinos colindantes el jipi se levantó y nos abrió la cancela.
    ¿Cómo fue su estancia? Me pregunta Booking.com

  12. Qué bonito. La purga de Iosif Pedroantonin, eliminándome de las fotos de nuestras vacaciones juntos.

    playa

  13. Juanfran Satur lunes, 24/06/2019 a las 13:12
    Qué bonito. La purga de Iosif Pedroantonin, eliminándome de las fotos de nuestras vacaciones juntos.

    ¡Luchamos por tías!

  14. Satur ( 13’12 )
    ¿ De cuantas semanas está usted embarazado en esa foto ? ¿ Va a ser niño o niña ? Ya le queda poco. Le deseo que sea un rato corto, como se decía en mis tiempos. Y espero que nos ponga una foto, sin pixelar, de lo que venga, cuando venga.

  15. No me respondas, que era una bobada, Perroantonio. Cuando Alicia se pregunta si los gatos comen murciélagos y mientras cae por el agujero le da tiempo a preguntarse también si comen gatos los murciélagos. Es que hay ornitónimos como cernícalo y gerifalte que son poco conocidos en su acepción histórica y propia, y se usan más figuradamente.

    Dimiten Toni Roldán y Nart.

  16. viejecita
    lunes, 24/06/2019 a las 13:31
    Satur ( 13’12 )

    Puedo denunciarla por este comentario. Todo el mundo sabe que los ataques contra los LGTBi son castigados duramente, pero pocos saben que la G es de Gordos.

  17. Satur ( 16’24 )

    ¿ Gordo ? Hombre no. Que si Scwarthenegger puede, ( en Junior), y a nadie se le ocurre que esté gordo, ¿ por qué no va a poder usted estar de seis o siete meses ?
    En cualquier caso, si me columpié con lo del embarazo, le pido perdón.
    Ya siento.

  18. Proc, yo apostaría a que es un cernícalo vulgar, si es que los cernícalos pueden ser vulgares, pero no me atrevo a decir si es macho o hembra, porque no intimamos. La primera vez en que me fijé que los cernícalos tenían ese bonito color pardo anaranjado fue hace un par de meses en San Sebastián y gracias a los prismáticos. Normalmente siempre los veía desde abajo y a contraluz, así que me sorprendió el plumaje.

    La semana pasada he visto también —por primera vez en mi vida aunque de forma fugaz y un par de veces— una oropéndola, que ha resultado ser un ave muy chillona, como Oriol.

  19. Las explicaciones de Toni Roldán son de una coherencia abrumadora. ¿No había venido Ciudadanos a roper la dinámica de las izquierdas y las derechas? Pero dicho esto me parecen de una ingenuidad sorprendente: si no se puede mantener unido un grupo de rock de cuatro miembros, ya me dirás cómo poner de acuerdo a miles de militantes si no es por medio del látigo y ofreciendo puestos de trabajo, lo que supone negociar con todo dios (por eso lo llaman política, baby; si no sería lucha libre). Eso supone tener cintura flexible y sacrificar los principios a la estrategia, un juego muy difícil porque a nada que te descuides te abduce el partido político con el que pactas. Claro que si no tienes cintura flexible y te enrocas poniendo los principios por encima de todo y de todos, te ocurre lo que a UPyD, que te conviertes en estatua de sal. En todo caso es muy estimulante que la gente dimita… como paso previo a militar en otra formación.

  20. El momento cumbre de Albert Rivera en la política nacional fue cuando invirtió los papeles –político veterano/político novel– y, tendiéndole falsa y astutamente la mano a Rosa Díez a pesar de su mutua aversión personal, logró que ésta se enrocara en su negativa a ir a ninguna parte con él y cavara su fosa política. Me parece que pronto le van a dar una dosis de su propia medicina.

  21. Schwarthenegger, ( espero haberlo escrito bien esta vez , pero me habré vuelto a equivocar ), el de “Conan”, de “Terminator”… que estaba genial de embarazado. ( Y bizcochable al mismo tiempo, ahora que no me lee nadie ) Y él no es gordo, ni retiene líquidos, es simplemente, macizo.

  22. Perro, no había leído lo tuyo sobre UPyD, que por supuesto suscribo. Hasta hemos utilizado los dos el símil del enroque.

  23. Perro, no sé si has visitado la albufera, pero esto es una biblioteca de pájaros.
    Especialmente bonita me ha parecido la golondrina de mar…

  24. Golondrinas de mar tienes también en tu ciudad natal, JR, o al menos en la bahía de Hendaya. Se nota que te has dedicado a los motores y no has frecuentado Plaiaundi, o sea.

    Claro que también puede ser que en la albufera llamen golondrina de mar a un pajarraco distinto del charrán, que no digo yo que no. Tengo pendientes visitas a la Albufera y al delta del Ebro, aunque dudo que se vean las aves de manera más íntima que la ría de la Rabia, en Oyambre, Cantabria, donde casi puedes tocar a una veintena de especies en un espacio minúsculo.

  25. El mayor espectáculo con golondrinas de mar lo ví en una playa de Cádiz, quizá en el cabo de Trafalgar, no recuerdo bien. Había un banco de peces y decenas de charranes se tiraban en picado al mar para pescar. He visto muchas veces pescar a los charranes, pero nunca tanto y tantos.

  26. El Parador edita un librito precioso con dibujos y algunas características de los principales pájaros para poder observar.
    Te la he guardado.
    Y si, he dedicado demasiado tiempo a ir muy deprisa, y ver el mundo como máquinas de hacer cosas.
    Aquí disfrutarías.

  27. LA ALGUACILA ALGUACILADA

    De la actriz secundaria Ada me ha llamado la atención cómo lloraba el otro día lamentándose de que unos descerebrados la increparon en Sant Jaume por traidora y botiflera y más cositas, olvidando cuando ella misma se labró una posición a base de disfrazarse de abejorra y protagonizar escraches –una vieja maniobra mafiosa de intimidación al rival– en los domicilios familiares de sus rivales políticos, financieros e ideológicos. La crisis de amnesia de la alcaldesa me ha recordado –aunque la falta de agallas de este calandrajo sea poco menos que insuperable– a aquel responsable de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero se llamaba el pollo, que tuvo de la dudosa gallardía de escrachear en plena vía pública a la entonces Presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, quien aguantó con entereza este ejercicio de libertad de la turba; pero que cuando agentes de su policía municipal hicieron lo propio con él (a pesar de que Barbero sí iba protegido con escolta), todavía con el terror en el rostro no vaciló en tachar de “fascistas” a quienes recurrieron a la misma práctica que el político había empleado apenas unos meses antes.

  28. Un placer las fotos, Perro. Los leones de Teguise originales tenían el mismo color anaranjado de los cernícalos (y de los acantilados de Famara), la foto te hubiese quedado aún mejor con ellos. Los guardaron en no sé qué museo y los sustituyeron por estos otros, más estilizados pero también más anodinos.

    Tarde y mal, me descubro una vez más ante Alvaro Quintana, el niño de los petardos.

  29. Como en muchas otras ocasiones, ayer en ejercicio mental, trataba de olvidarme de lo que la humanidad y yo mismo sabe del porqué de las cosas.
    Mi tensión arterial y mi ritmo cardiaco, de por si bajos, rozan lo vegetal en estos cortos periodos de vacaciones.
    Miraba con atención el blanco de las olas de playa y trataba de volver a descubrir el porqué del blanco del rompiente.
    Uno en su ejercicio de olvidar se quitaba los conceptos de tensión superficial de fluidos, de reflexión de La Luz, de aceleraciones, hasta dejar la cabeza vacía de contenidos para poder ver solo el agua empujando al agua y disfrutar solo de mirarlo.
    Ahora la vida nocturna de costa y marismas va dando paso a la diurna.
    Es La Paz en el equilibrio de la naturaleza con grúas y carriers de fondo hacia el norte y circulación al oeste.
    Casi la misma visión desde dentro que desde fuera.

  30. Datos correctos

    Llevaba tiempo sin pasar por el polígono industrial de la.Zona Franca de Barcelona, lugar en el que, como casi todos los barceloneses saben, estuvo enclavada la fábrica Seat desde sus inicios hasta la inauguración en los años 90 –casi veinte años después de la muerte de Franco– de la planta de Martorell. Veo que todas las naves han sido derruidas ya y sólo queda un inmenso solar. Creo que quizá el último servicio que la fábrica rindió a la ciudad fue cuando, ya abandonada, se rodó en sus instalaciones una película de terror protagonizada por Belén Rueda.

  31. “Si de lo que se trata es de cumplir el compromiso electoral, esa estrategia sigue siendo la acertada porque a Cs hace tiempo que lo vota clase media ex PP y no un puñado de selectos editores de sir Isaiah Berlin. Pero Rivera podría haberse ahorrado la desmoralización de la tropa explicándose mejor.”

  32. FE DE RATAS
    Confundí Lanzarote con Fuerteventura, los números irracionales con los imaginarios, puse un “habían” donde era un clamoroso “había”, en el libro de Arturo coloqué el cementerio de Griñón en Toledo en vez de en Madrid, en fin, puse Martorell donde debía decir Zona Franca.
    Todo esto me recuerda a una carta muy romántica que le escribí a una novia. Me contestó escuetamente: “Vagina se escribe con uve”.

  33. Jjjaaaaajajjjajajjjaaaaakkajnnnn

    Conmigo estaba a salvo marquis.
    Últimamente leo con la misma ätenciøn que pien9so. Usea mal.

  34. En lo que a mí respecta, no me llamó la atención el cambiar la zona Franca por Martorell, cosa lógica para cualquiera que no haya vivido aquí entre los años 50 y los 90, sino atribuirle a Franco una decisión que se tomó dos décadas después de su muerte. Sin más.

  35. Albert martes, 25/06/2019 a las 01:55
    Un placer las fotos, Perro. Los leones de Teguise originales tenían el mismo color anaranjado de los cernícalos (y de los acantilados de Famara), la foto te hubiese quedado aún mejor con ellos. Los guardaron en no sé qué museo y los sustituyeron por estos otros, más estilizados pero también más anodinos.

    Los leones originales están allí mismo, a menos de 20 pasos de las réplicas, en la oficina de información turística de Teguise. Los tienen en un patio, detrás de un cristal. Me parecieron graciosos.

  36. He borrado mi cuenta de Academia.edu cansado de recibir mensajes como este:

    Dear Perroantonio,

    An influential paper by Dimitrios Kostopoulos mentions the name “Perroantonio On The Rocks”.

  37. PERCEPCIÓN
    No hay una realidad objetiva, hay interpretaciones de la realidad en base a nuestros recuerdos y a nuestras emociones.
    En mi percepción lo relevante es que Franco ordenara que Seat estuviera en Barcelona en los años 50. Que fuera en la Zona Franca o en Martorell es marginal al argumento central.
    En mi percepción de lo mas relevante de Lanzarote es la Bodega El Grifo, visita que considero imprescindible. Es una bodega única en el mundo por antigüedad, terruño y vides. Para Perroantonio no existe.
    En mi percepción las críticas de Arcadi et al a Rivera son disparatadas. Aunque yo sea casi un editor de Isaiah Berlin y un liberal canónico por tradición familiar, he vivido la política lo suficiente para saber que estas delicadezas están fuera de lugar. Precisamente Berlin dedica toda su obra a buscar fórmulas para conciliar percepciones distintas sin tener que recurrir a la violencia. Para ello hay que condicionar los principios a la utilidad, el pensador científico de Weber (ética de las convicciones) frente al pensador político (ética de la responsabilidad), el erizo frente al zorro. Aquí, por ejemplo, Perroantonio y yo tenemos la misma percepción, quizás porque ambos hemos convivido de cerca con políticos.

  38. marquesdecubaslibres martes, 25/06/2019 a las 11:06
    En mi percepción de lo mas relevante de Lanzarote es la Bodega El Grifo, visita que considero imprescindible. Es una bodega única en el mundo por antigüedad, terruño y vides. Para Perroantonio no existe.

    Pues siendo sincero, no recuerdo a qué bodega nos llevaron. Compré una botella de malvasía blanco, pero me la bebí esa misma noche, así que no me acuerdo ni de la etiqueta. Vinos de El Grifo creo que he bebido alguno, pero la botella que recuerdo de este viaje es una de Vulcano seco que nos escanciamos mientras comíamos una vieja en la Cofradía de Pescadores del Puerto del Carmen. Una vieja es un pescado, aclaro. La verdad es que el «mundo del vino» se lo tenemos cedido en exclusiva a un amigo que se hizo socio de un club de esos que le envían botellas a casa y que cada vez que nos tomamos unos potes nos hace una nota de cata del tipo «color rubí, afrutado, retrogusto a bayas rojas con notas de canela». Yo estaba más interesado por el paisaje de cultivo que por las explicaciones del vino, así que no hice ni puto caso y me salí afuera a hacer fotos.

  39. ¿NO SACASTES NINGÚN RETRATO DE SEÑORITAS EN BIKINIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII???????????????????????

  40. Voy a retratar ese arbolito… oh, qué paisaje más evocador, también lo retrataré… ay, qué milano coliverde voladorum más esbelto, cómo voy a rehusar fotografiarlo…

    Pues vale, pues muy bien…

    PERO A TU ALREDEDOR, CIENTOS DE MILES DE PAJARRACAS EN BIKINI EXUDABAN UNA BELLEZA CUYA ENERGÍA SE HA DISIPADO EN EL ÉTER GALÁCTICO EN LUGAR DE ATESORARSE EN NUESTRAS RETINAS, VERDADEROS COFRES DEL TESORO.

    ¡La próxima vez, irsen de vacaciones a Vladivostok!

  41. La foto es muy buena y se pueden ver las vides que crecen en terreno volcánico. Malvasía es, sí, el mas característico.
    “Malvasía blanco” es un pleonasmo. ¡Toma ya!

  42. El Marqués es un maestro de la escritura humorística y un finísimo observador de la realidad cotidiana. Las cosas como son. Lo que pasa es que escribe a toda hostia. Bueno, todo lo hace a toda hostia, me parece. El arte es largo pero la vida es breve, que decía el poeta.

  43. Satur, desde que todas las niñas llevan hot pants he hecho voto de castidad. Ya casi no salgo a la calle, por no pecar de palabra, pensamiento, obra y omisión. Sobe todo de omisión.

  44. ¿Qué son hot pants?

    Pero sean lo que sean Saturl tiene más razón que un santo y PerroAntoine aquí, mareando, cuando la única, exclusiva y absoluta razón es que iba acompañado de su santa.

  45. “Soy un macarra, soy un hortera
    voy a toda hostia por la carretera”
    Este temazo de Ilegales ha sido un elemento rector en mi vida. Efectivamente gusto (de) ir a toda hostia con el amoto y escribiendo en el fanzine. Sin embargo hace tiempo que decidí hacer dos cosas (con) despacio: comer y (creo recordar) follar.

  46. A unos activistas de la Okupa Compostelana sus compañeras de lucha feminista les hicieron una autocrítica. No una autocrítica normal, de andar por casa. Les hicieron una de esas que lo flipas. A hostias los autocriticaron, escupiéndoles entre una y otra. Los activistas de la Okupa Compostelana, algunos al menos, están algo en shock. Como hay muchos testimonios, alguno autoinculpatorio de las mozas empoderadas, el asunto debió de ocurrir de verdad aunque parezca mentira.
    Aquí el relato de los delirantes hechos de la mano de uno de los autocriticados. Primero está la versión en gallego, lengua oficial de la Okupa, pero a continuación aparece traducido al castellano, quizá por lo de la difusión.

  47. Perroantonio
    lunes, 24/06/2019 a las 11:22
    Viejecita, recuerdo haber leído en el períódico hace unos años una noticia sobre una curiosa exposición. Alguien había encontrado, no sé si en el Rastro, unas cajas con cientos de fotografías de viajes. El motivo era siempre el mismo: fotos de una mujer que posaba sonriente en los lugares de visita obligada de medio mundo.

    Me ha recordado esto. El caso de Gunther y Margret.

  48. Hoy he quedado con mi compañero de guion para ir rematando aspectos de nuestra –divertídísima y enloquecidísima, si se me permiten los superlativos y el autobombo– comedia de aventuras. Después de comer hemos empezado a pensar en futuras colaboraciones cuando concluyamos el proyecto. De pronto, ha surgido en la conversación un viejo relato de Carver tremendamente depresivo, titulado Después de los tejanos, cuya acción transcurría en un bingo. Mi amigo y yo hemos empezado entonces a contar historias tristes, a ver cuál se sacaba de la manga la más dramática de todas. Al cabo de un rato hemos convenido en que no estaría mal hacer algo así, titulado precisamente Historias tristes . Se nos han ocurrido algunas con una considerable carga lacrimógena, tanto verídicas como fabuladas, cada una más bestia que la anterior. (Hemos terminado riendo a carcajadas ante las barbaridades que nos venían a la cabeza) Una de las verídicas que le he contado me pasó a mí un verano, de joven, en que trabajé en el bingo más importante de la ciudad. Para mí aquel verano fue una época singularmente divertida –había cerca de cien chicas en la plantilla y aquel lugar era un poco, y lo digo de modo inclusivo y solidario, como trabajar en una pastelería–, pero el bingo en sí era el lugar más sórdido de la tierra. Una tarde, a eso de las ocho o o las nueve o las diez, se me acercó una ancianita que, por lo visto, necesitaba soltar lastre. Me comentó que se había gastado la pensión que acababa de cobrar. Entera. Hasta la última peseta había volado en una de las mesas. “Pero no es eso lo peor”, añadió; “lo terrible es que a las seis tenía que ir a buscar a mi nieto al colegio y ni siquiera me he acordado”. Quizá escribamos ese libro tristísimo, o guion, o lo que sea.

  49. Gomez ( 20’32 )
    ¿ Como se las arregla usted para conseguir que a uno le caigan de cine los personajes de sus historias, ya sean asesinos confesos, locos de atar, o abuelitas ludópatas irresponsables ?

  50. Merecerán la pena esas historias tristes.

    Pero a mí me ha conmovido esa historia que ha traído Mortimer de los compañeros feministos que acuden convocados a una «alerta feminista» y las mozas les apalizan por tener pito y ser aliados objetivos del heteropatriarcado machista dominante sin que ellos levanten un dedo para defenderse. Es tan buena que tiene que ser ficción.

  51. Suena bien lo de las historias tristes. Creo que el sitio más sórdido en el que he estado es un bingo. Es un horror el vicio triste del juego sin glamour.

    Ojalá hubiera yo imaginado la historia de las feministas compostelanas. Ya no pido saber escribirla, sólo con imaginarla ya me conformaba. Creo que daría para una secuela coral y galaica de Faster Pussycat! Kill! Kill! de Russ Meyer.

Los comentarios están cerrados.