81 comentarios en “«Fiesta», The Pogues

  1. Buenos días a todos:
    ¡ Que raro que no haya aún nada de JrG ! ¿ Habrá ido a recoger el Volvo ? ( perdón, LA Volvo, que para él es chica ).
    Los Pogues, a mí ya no me pillaron. Los enlazaré en cuanto esté levantado mi germanófilo.
    Mientras tanto, me toca dejar todo preparado para los de las alfombras, que seguro que aparecen justo a la hora que dije que no vinieran, mientras recojo a mis marcianitos y a Siobhan, ( su au pair vegana ), en la estación. Y a dejar dos cacharros de arroz blanco, (uno de ellos sin mantequilla ) , y dos de pisto ( uno sin huevo ), reposando… Eso de ser abuela, es una gozada. No te deja quedarte en la cama hasta tarde, ni un día…

  2. Veinticinco años de “Fiesta”

    En 1986 la banda irlandesa The Pogues compuso en España uno de sus hits más conocidos: “Fiesta”. Pocas veces una canción ha estado rodeada de tantas historias: el fin de los Clash, la mudanza de Joe Strummer a nuestro país, el rodaje de una película en Almería… Una serie de hechos, casualidades y circunstancias que quedaron reflejados en los versos de “Fiesta”, que si para muchos eran ininteligibles e impenetrables, en las siguientes líneas los desgranamos.
    Hace veinticinco años, Joe Strummer dejaba los Clash y se refugiaba en España para, entre otras cosas, buscar la pista de Federico García Lorca…

    Pogues: Lorca’s Novena

  3. Creo que he vinculado casi lo mismo que ya trae la entrada, me precipité, aunque el mío está en español, tal vez un poco mejor.

    La película «Directo al Infierno» me parece un tostón, una de esas películas en las que piensas que los actores lo pasaron bien paro el espectador no se entera de nada.

    Mi disco favorito de los Pogues es el tercero, curiosamente el que tuvo menos éxito y no tan buenas críticas, el último con el carismático y alcohólico cantante original. En él está «Lorca’s Novena».

    Tal vez la gente de habla inglesa entiende laguerra civil española a través de las lecturas de Orwel y Heminway.

  4. La canción, como apunta Sífilis, nació del rodaje en Almería de la película Straight to Hell de Alex Cox –el director de Sid & Nancy– y contaba en el reparto con The Pogues, un desnortado Joe Strummer que encarnaba a un imposible pistolero y la no menos imposible Courtney Love, entre otras figuras conocidas como Dennis Hooper o Jim Jarmusch, que no se sabe muy bien qué hacían por allí perpetrando aquello . La cinta se basaba, por lo menos según el folleto informativo que daban en su momento en la entrada del cine Verdi donde la vi, en la leyenda de que quienes iban a rodar a Almería terminaban enloqueciendo por el calor. A mí me pareció un desastre de principio a fin. El vídeo clip de Fiesta, según comentó en el blog de Jabois alguien que participó como figurante en él, se rodó en la muy andaluza localidad costera de El Masnou. O puede que fuera la localidad hermana de Teià. Su director, Alex Cox, curiosamente ha aparecido como actor en dos películas de Alex de la Iglesia.

  5. Claudio Sifilis miércoles, 10/07/2019 a las 09:22

    Mi disco favorito de los Pogues es el tercero, curiosamente el que tuvo menos éxito y no tan buenas críticas, el último con el carismático y alcohólico cantante original.

    Claudio, si tu disco favorito de los Pogues es el tercero, se trata de «If I Should Fall From Grace With God», casualmente el disco de portada. Diría que es el que tuvo más éxito y mejores críticas de público (entre otras cosas porque incluye uno de los mejores villancicos que se han escrito, «Fairytale Of New York»). Estaba producido por Elvis Costello.

    «Lorca’s Novena» está en su quinto álbum de estudio «Hell’s Ditch», que fue producido por Joe Strummer. Supongo que, tras grabar el disco, Shane MacGowan entraría en una clínica de desintoxicación (y en un dentista) porque todas las canciones parecen interpretadas desde dentro de un barril de whisky. En la gira, le sustituyó como cantante Joe Strummer.

  6. No creo que al director de cine Alex Cox se le pueda calificar precisamente de «vaca sagrada». Su fama, si es que la tiene, se debe a dos películas, «Repo Man», protagonizada por Emilio Estévez, y «Sid y Nancy», sobre la vida de Sid Vicius. La primera tiene su gracia (yo la vi en la tele hace unos años; era mala), la segunda es un film de culto por la misma razón que lo sería una película sobre la vida de San Felicísimo, por motivos ajenos al séptimo arte.

  7. Gómez miércoles, 10/07/2019 a las 09:46
    Otra escena del vídeoclip está rodada, según parece, en la terraza de la Pedrera, en un nuevo homenaje a Almería.

    Yo lo interpreto como un homenaje a la Fiesta, que es de lo que tratan el vídeo y la canción. Y la localización me parece muy bien elegida, porque permite rodar las escenas en una falla.

  8. Sí, Perro, toda la razón. Supongo que si el vídeo se rodó en Barcelona fue por motivos puramente logísticos y de costes de producción. Sólo lo señalaba porque a más de un capullo de por aquí ver la Pedrera en un vídeo que dice I am welcome to Almeria debe de ser como si le clavaran una puñaladita en el corazón. Puede parecer descabellado, pero que nadie dude de que es así.

  9. MGauss, anoche puse broche final a un día alejandrino releyendo con gusto el primer volumen autobiográfico de Sandor Marai, ¡Tierra, Tierra!.
    Lo recomiendo vivamente otra vez, sobre todo a estudiosos como Brema, y a cualquiera interesado en rusos, comunistas, nazis, Europa y IIGM.
    En otro orden de cosas, el autor explica su vivencia de asociar ciertas ciudades con determinada música, salvo un Budapest que carece para él de banda sonora mental.
    En el caso de Nueva York, la música que le vincula era Rhapsody in blue, de Gershwin.
    Publicado en 1972, uno se pregunta si W.Allen leería ese libro antes de rodar Manhattan, o bien la asociación entre la ciudad y esa pieza es un universal humano.

  10. IDEA VERÍDICA PARA UN RELATO DE CORTÁZAR

    Me sucedió ayer.

    Aprovechando una visita a unos grandes almacenes, me acerqué a la librería para elegir una parte de mis lecturas veraniegas. Tras mucho mirar me decanté al fin por los dos volúmenes de Los cuentos completos de Julio Cortázar, autor que devoré, con una satisfacción que muy pocos escritores de relatos breves me han proporcionado en mi vida, entre los trece y los quince años –aquellos benditos libros de Alianza Editorial– y que tengo bastante arrinconado desde entonces.

    Me dirijo, pues, a la caja, con mis dos libros de Cortázar en la mano. La cola para pagar está bastante concurrida. En estas, veo a un tipo que, en lo que parece una hábil maniobra de distracción, poco a poco está situándose delante de mí en la cola. Como quién no quiere la cosa, avanzo distraídamente un par de pasos para dar a entender que voy delante de él. El hombre se da por aludido y, con amabilidad, me hace un gesto que evidencia que no era su intención colarse. Por mí parte, me encojo de hombros y le sonrío para dejarle claro que tal posibilidad ni siquiera se me había pasado por la cabeza.

    Esperando que llegue mi turno y a falta de mejor distracción, miro de reojo qué se ha comprado el desconocido.

    Lleva dos libros de Julio Cortázar en la mano.

  11. DE LA MOQUETA AL POLÍGONO
    LITTLE ITALY (vii)
    Andaba yo tan tranquilo en Schering donde había empezado a trabajar en 2007 tras conseguir la excedencia, cuando recibí una llamada de Hays, unos “head hunters” pijos del Paseo de la Castellana. Me hicieron una oferta de esas que no se pueden rechazar y acepté entrevistarme con un tal Pasqualone, a la sazón General Manager de Bristol Myers (BMS), una poderosa multinacional americana. La entrevista fue muy bien y me las prometía muy felices cuando me llamó el de Hays para decirme que algo había fallado; estaba pálido pues eso suponía perder su importante “fee”. Al parecer el gringo se había molestado porque acudí a la entrevista sin corbata y ponía como condición para contratarme repetir la entrevista con la soga al cuello. Acepté, claro.
    Frank Pasqualone había nacido en Nueva York, era hijo de italianos emigrados y sus padres no habían querido que aprendiera el idioma materno pues pretendían que fuera un auténtico americano. Era un personaje sacado de una película de Martin Scorsese que había sido enviado a Madrid con una misión muy clara: “limpiar la compañía”. BMS estaba cambiando de modelo a nivel global, de ser una compañía basada en medicamentos en atención primaria donde la clave estaba en “incentivar” la prescripción de los médicos, se pretendía pasar a un modelo basado en medicamentos hospitalarios de elevado valor terapéutico. El plan de Frank era muy sencillo, despediría a todos los directivos y los sustituiría por personas no contaminadas, preferiblemente que no fueran españoles. Él no hablaba ni una palabra de castellano y no pensaba aprenderlo, teníamos la oficina cerca de Cuatro Caminos pero aquello parecía Lower Manhattan. Había implantado un auténtico régimen de terror, con despidos diarios y un Comité de Compliance presidido por una siniestra francesa que revisaba cada actividad de la empresa. El fin era desde luego loable, pero los medios eran puramente chequistas.
    Desconozco lo que es el “invierno nuclear”, pero debe ser algo parecido a tener un jefe sueco. Aparte de Frank en Madrid, mi jefe era un sueco en París, aquello era un auténtico aquelarre que solo mi profundo casticismo me permitía resistir. Pensaba que la pleitesía que exigían los políticos era insuperable, siempre bajo la amenaza del cese fulminante, pero la que se exigía en BMS lo superaba, esta vez frente a la amenaza del despido y perdida de los altísimos sueldos que pagaban. Cuando se anunciaba la visita de algún capo de Nueva York cundía el pánico, pues Frank solía hacer alguna limpieza extra de desafectos. Un día se nos comunicó la llegada del jefe máximo; ante mi sorpresa me dijeron que era Lamberto Andreotti, el hijo de Giulio, aquel masón que gobernaba la industria farmacéutica italiana a medias con el cardenal Angelini. Lamberto era de otra generación, había nacido en 1950, estábamos en 2009 y su condición de homosexual lejos de perjudicarle le daba una ventaja competitiva. Viajaba en el jet privado en compañía de su marido y a todo el mundo le parecía estupendo. Por mi parte sabía que tenía los días contados en aquel ambiente, pero ya me había preocupado de negociar en el contrato la correspondiente claúsula de rescisión.
    Llegó el día, apenas llevaba un año en la compañía, Frank me citó en su despacho un viernes a las 2 . Era como acudir al cadalso, sabías a lo que ibas, solo se pedía una ejecución rápida y sin dolor. Estuvo amable, me dijo que mi posición la veía mas comercial que científica y que no encajaba bien, que lamentablemente no tenía otra posición para mí, en fin, lo que se viene llamando “you are fired”. Al estilo americano me dijo que recogiera mis cosas y que no volviese el lunes. Estaba presente el Director de Recursos Humanos, un peruano bastante tranquilo que me entregó una ristra de papeles para revisar y firmar. Había quedado a comer a las 2 y media con Carlos García Alix en la cercana Taberna de san Mamés y como ya me estaban sonando las tripas les dije que lo dejáramos para el lunes, que tenía prisa y además no había traído el coche cuya devolución me exigían. Frank no lo pilló porque me dirigí en castellano al peruano y éste reaccionó bien, le convenció a Pasqualone para que pudiera volver el lunes.
    Ese fin de semana jugaba el Madrid en el Camp Nou y estaba invitado por mis amigos catalanes. Aproveché para mover mi plan B, siempre hay que tenerlo, y acordé empezar a trabajar en Ferrer de forma inmediata. El equipo de Mou perdió con estrépito pero es bien cierto que “Dios aprieta pero no ahoga”. Cuando el lunes me pasé por BMS para dejar el coche y firmar la papela pasé a despedirme de Frank.

  12. Sí, mi disco favorito de Pogues es entonces el quinto, hell’s dich.
    Y de Alex Cox a mí solo me gustó Repo Man, aunque no principalmente por la banda sonora, es un oficio interesante, ese de recuperar coches cuyos dueños no pagan la mensualidad. Ya solo descubrir que ese oficio existía hizo que la peli valiera la pena.

  13. Holmesss
    miércoles, 10/07/2019 a las 11:11

    Publicado en 1972, uno se pregunta si W.Allen leería ese libro antes de rodar Manhattan, o bien la asociación entre la ciudad y esa pieza es un universal humano.

    Es muy posible que la asociación venga dada porque Gershwin, como el propio Allen, era un judío neoyorquino de Brooklyn y la obra fue compuesta y estrenada en NY.

    Sobre Gershwin: uno de los párrafos que más me impactó de las poco edificantes memorias de Lilliam Hellman que comenté el otro día fue cuando narraba que en un reunión en la casa del músico, en Hollywood, éste bajó a cenar en bata y, tal como acostumbraba, fue hacia el piano y comenzó a tocar. De pronto, los invitados notaron que había pulsado mal las notas de Un americano en París. Hellman se acercó al piano pero Gershwin había dejado de tocar “y se miraba las manos como si las viera por primera vez”. Una semana más tarde fallecía de un tumor cerebral.

  14. DE LA MOQUETA AL POLÍGONO
    LITTLE SPAIN (vii)
    Después de vivir “Little Italy” en Cuatro Caminos pensé en crear mi propia “Little Spain” en Barcelona. Anita, otra becaria de Ferrer, había sustituido en mi corazón a Letizia y nos distraíamos visitando sitios donde la españolidad fuera su bandera. Había tantos que decidimos hacer un blog para referenciarlos en un mapa Google con su correspondiente reseña. Con la ayuda técnica de Verónica Puertollano creamos el blog “Little Spain”. Arcadi Espada se hacía eco de él en su rincón de El Mundo.

    “Un querido amigo, que pide no ser identificado por razones obvias, me anuncia la aparición de su blog. Pincho y quedo deslumbrado. Little Spain. ¡Y con Casa Pepe abriendo plaza! Yo creo que este es un momento decisivo en la historia (seamos modestos: en la reciente historia) de Cataluña. Es la asunción definitiva de un estado de cosas. Dentro de mucho se dirá para identificar este ahora y este lugar: de cuando España pasó a ser Little Spain.
    Es probable que algún cenizo melancólico entienda esto como una derrota. Quia!: sólo es el irónico ejercicio de realismo que precede a toda insurgencia. Y una higiénica guía, por lo demás (así apunta), para los que no tienen otro remedio que seguir viviendo en Cataluña”.

    Me sorprendió el éxito del blog, en Ferrer se leía escondidas, corría la voz de que yo era el anónimo autor. Todo ello junto a mi amistad con las becarias alimentaba un odio atroz hacia “ese madrileño españolazo y facha”. La guinda fue cuando Joan de Segarra se hizo eco del blog en La Vanguardia y le dedicó un domingo una página completa a todo color con su correspondiente versión en catalán. Decían, y esto era lo que mas me gustó, que era lo mas gracioso que habían visto desde la desaparición de Tito B Diagonal. Tuve la impresión de que a Arcadi esto le dio celos, aun así lo contó en El Mundo. El texto de La Vanguardia era el siguiente:

    “Hará un par o tres de meses les hablaba de mi tertulia de los domingos, de un grupo de amigos –Juan Marsé, Enrique Vila-matas, Javier Coma, John Wilkinson, Valentí Puig y un servidor– que solemos reunirnos al mediodía para tomar unas copas y charlar durante un par de horas de fútbol, de política, de literatura, de viejas películas, de periodismo, de mujeres… Empezamos reuniéndonos en el Sandor, pero acabamos desertando y nos trasladamos a la terraza del José Luis, donde las copas nos salen algo más baratas, las tapas de chistorra y morcilla de Burgos son excelentes –las tapas del Sandor dejan bastante que desear– y el servicio es muy eficiente y agradable.
    La terraza del José Luis es más chiquita y recoleta que la del Sandor, pero tiene la ventaja de que las mesas no están colocadas de cara a la pared, con lo que uno no se siente castigado, como ocurre en la terraza de la plaza Macià (antes Calvo Sotelo) y donde las bicicletas te rozan la espalda. No es el Bagatela de mi juventud, en los años cincuenta, en los que la terraza era más grande, pero si uno sorbe un traguito de whisky y cierra los ojos, aún puede ver a la guapa hija del capitán general Martín Alonso y el torero Chamaco platicando castamente en la mesa de al lado, y al estupendo Peter Salisachs salir de su casa y cruzar la terraza ante las miradas codiciosas de las muchachas (cosa que, afortunadamente, todavía ocurre sin necesidad de recurrir al whisky y cerrar los ojos, sólo que Peter, con el pelo cano, sigue tan estupendo como siempre y las muchachas ya son abuelas).
    Hace un par de domingos, Enrique Vila-matas me dijo que había salido en el blog de un periodista del diario Ara, en el que este le describía tomando el aperitivo en la terraza de un local de la Little Spain, es decir, en la terraza del José Luis ¿Little Spain? No sabía yo que entre cierto mundillo periodístico, próximo al soberanismo y al independentismo, circulase una expresión semejante, la cual me recuerda a aquella de zona nacional que, después de la guerra, algunos catalanistas utilizaban para referirse al Sandor y al vecindario de Calvo Sotelo; aquellos mismos catalanistas que se resistían a llamar a El Corte Inglés por su nombre y utilizaban el de El Tall Britànic. A fin de cuentas, me dije, el José Luis tiene un origen madrileño, concretamente en la calle Serrano, un barrio que los republicanos de la capital conocían precisamente como la zona nacional, así que no es de extrañar que los soberanistas e independentistas de hoy en día hayan bautizado la terraza de la calle Tuset como un pequeño reducto españolista, como seguramente debe ocurrir con otros locales de semejantes características.
    Pero, al día siguiente, el mismo Enrique me sacó de dudas al descubrirme un blog –littlespain. tumblr.com– escrito por un “querido amigo” del periodista Arcadi Espada, el cual “pide no ser identificado por razones obvias”. Así pues, eso de la Little Spain no tiene, al parecer, ningún origen independentista, sino que es, al decir de Espada, “una higiénica guía para los (españoles) que no tienen más remedio que seguir viviendo en Cataluña” (con eñe).
    Lo curioso es que en la “higiénica guía” del “no identificado amigo” del periodista Espada no figura el José Luis, pero el resto de la lista no tiene desperdicio. Empezando por el Sandor, donde “el servicio es hosco y las vituallas cuarteleras, pero todavía es posible sentarse en la terraza al solete con un Dry Martini y regodearse con el ambiente pijo de la zona, pleno de resabios españolistas”. Y finaliza: “Comentario aparte merecen las gachís que por allí se pasean, porque ya se sabe que las de derechas están más buenas”. Vamos, que ni el mismísimo Tito B. Diagonal lo superaría. Y luego el bloguero se pone chulesco y nos lleva a Casa Pepe, en “la plaza de la Buenanueva” (sic). “Acodado en la barra, ordeno la comanda: una manzanilla de Sanlúcar y unas aceitunas de Gordales. El camarero, natural de Grazalema, me lo sirve sin pestañear, aunque afea el gesto al ofrecerme para acompañar pan con tomate. No contesto la afrenta y cogiendo la copa por la base engallo la postura y con aire jaquetón hago un brindis al sol. Estoy en la España profunda, la de mis entretelas, en mitad de esa traidora ciudad”.
    El torero José Tomás, “emperador del Paralelo”, es el “mesías de nuestra Little Spain, epígono de todos los héroes que de España han sido”, y el tamudazo, tamu-da-zo, “se ha convertido en el santo y seña de los españoles que vivimos en Barcelona” (“Raúl Tamudo –dice el bloguero– es un menudo jugador que en el Español se hartó de meter goles, pero ninguno como aquel que le dio la liga al ‘Madrit’ en detrimento del Barça”). Los cofrades de la Little Spain frecuentan también el Via Veneto, un local que les recuerda “arcaicos establecimientos madrileños”, como el Zalacaín o el Jockey, donde aparte del señor Monje, “el resto del personal es español hasta las trancas” y “donde las señoras de la alta burguesía hablan el castellano porque lo consideran de buen tono”.
    ¿ Little Spain? Para Little Spain el cordero al chilindrón que cocinaba mi madre, hija de Olot, en nuestro piso de la plaza de la Bonanova, y que nada tenía que envidiar a la bécasse sur canapé que cocinaba mi padre, mejor cocinero que poeta, según la opinión de ciertas damas de la alta burguesía barcelonesa. Un cordero al chilindrón que mi madre aprendió a preparar de una cocinera que tuvimos de Burgos, una moza comunista –rezaba a la Virgen de la Bonanova para que sus camaradas italianos ganasen las elecciones– que se casó con el hijo de un amigo de Pepe, el Pepe (a.c.s.) de Casa Pepe (a la sazón en Balmes), que años más tarde me llevó, junto a otros amigos y clientes, en autocar a Haro, a celebrar una fiesta en la bodega de los Muga y, de regreso, en un tugurio de Logroño, un tanto alegres, acabamos cantando aquello de Som i serem gent catalana, tant si es…”.

    Corría 2012, llevaba poco mas de dos años trabajando en Ferrer y viviendo en Barcelona, a fe mía que nunca lo había pasado mejor.

  15. Buenas tardes a todos :

    Eso de que los nietos crezcan, por un lado da pena, pero por el otro es una maravilla: Mis marcianitos han devorado ( carne empanada, salchichas Braywurts, pisto , arroz blanco, repitiendo de todo, y tripitiendo de naranja en rodajas con helado ) después de toda la mañana en la piscina. Y luego, les he puesto una película de Marvel “Capitán América, el soldado de invierno ” que les había dejado su tío Jaime, y al cabo de media hora han dicho que las patadas estaban bien , pero que la película no les estaba gustando, así que la he quitado, y aquí están, cada uno en una butaca, enfrascados en sus respectivos tomos de “Superhumor”, encantados de la vida, y sin que se oiga una mosca.

    Y yo he aprovechado para leerme fascinada los dos nuevos episodios de “DE LA MOQUETA AL POLÍGONO”, y el de Gomez de los libros de Cortazar y la cola ( me juego algo a que el tipo no se quería colar, sino comentar sobre Cortazar, en vista de que se había encontrado con otro Fan . Y lo digo, porque yo también soy forofa, y tengo grandes conversaciones con desconocidos, sobre todo respcto de los relatos… y nunca me he colado en mi vida, ni he dejado a nadie que se me colase en ningún sitio )
    El caso es que he disfrutado muchísimo.
    Gracias

  16. Sí, Viejecita, de hecho uno de los finales que barajo para el hipotético cuento de Cortázar sería que los dos desconocidos cuyas vidas se entrecruzan en una caja del Corte Inglés, con sus respectivos libros de Cortázar en la mano, terminan compartiendo carroza el Día del Orgullo.

  17. A propósito del Orgullo, y comoquiera que hoy me he levantado “inundante” y autobiográfico, ahí va otro sucedido:

    Esta mañana he ido a realizar cierta gestión en una de las plantas superiores de un edificio oficial. Al terminar mi gestión, y en vista de que el ascensor no llegaba ni a la de tres, le he preguntado a las recepcionistas que tenía justo a mi espalda si una determinada puerta era la de las escaleras.

    –No, eso es un armario –me ha dicho una de ellas.
    –Vaya, salgo de uno y me meto en otro –he dicho.

    Las escaleras estaban justo al lado. Tres pisos más abajo he reparado en que me había dejado un papel en la oficina. He vuelto a subir y, al llegar a la planta, todavía había tres chicas tronchándose a cuenta del armario.

  18. viejecita
    miércoles, 10/07/2019 a las 16:29
    salchichas Braywurts,

    ¡Madre mía! PONGAMOS UN POCO DE ATENCIÓN Y CUIDADO AL ESCRIBIR. Se dice «Bratwurst».

    Atención a estas imágenes: Hedor Milikitao venía muy contento al club de Floripondio Babá hasta que se ha enterado que le presentaba Alvarito Arbelol, el Carnicerito Charro.

  19. Gomez ( 16’45)–
    “Vaya, salgo de uno y me meto en otro –he dicho.”

    ¡ !que envidia más grandísima !
    Se ve que tiene costumbre de escribir diálogos impactantes.
    A mí, una cosa así, se me hubiera ocurrido a la noche, cuando en pleno ataque de insomnio estuviera ensayando posibles contestaciones brillantes que no se me hubieran pasado por la cabeza en el momento oportuno.
    A ver si hacen pronto la película que estaban preparando usted y su amigo, que como él se le parezca, será una película genial ( a no ser que alguna “vaca sagrada” se empeñe en adaptarla a su gusto ).

  20. No me choca nada haber escrito mal lo de las salchichas, Satur ; Como no tenga los nombres delante para copiarlos . me ocurre de todas todas. Y a veces, ni copiándolos.
    Ya siento

  21. Ornitólogos de la casa, veo a una pareja de rapaces con mucha actividad en el Barranco de la Barraca, con la suerte de que al estar alto los veo muchas veces al nivel de la terraza.
    Son marrón tirando a ocre y dorados, quizás algo más grandes que un halcón.
    No sé me ocurren más detalles.
    ¿Ideas?
    Me encantaría saber qué son.
    ¿Sus faltan datos?

  22. Eso te iba a decir, Adps, por la coloración, cernícalos, aunque son algo más pequeños que un halcón. Los cernícalos no siempre están cerniendo. Normalmente vuelan hasta avistar una presa en el suelo y entonces ciernen sobre ella hasta que la tienen en un lugar en donde se puedan lanzar.

    Parker contó que una pareja de cernícalos se habían asentado en un tejado frente a la ventana de su trabajo. Últimamente se les ve bastante en zonas urbanas. Cuando estuve en Lanzarote tuve oportunidad de fotografiar a este cernícalo. La foto no es buena, pero es que mi cámara no da para más.

    Ver esta publicación en Instagram

    Un cernícalo.

    Una publicación compartida de Josean Blanco (@perroantonio) el

  23. Gracias PerroAntoine, lo de que no se ciernen es que este año no les he visto hacerlo, lo del tamaño sí que están gordos si,, parecen más grandes que un halcón, está esto petado de conejos.

    Aunque ahora que lo pienso va a ser que nunca he visto halcones tan cerca como los veo a ellos.
    Paso buenos ratos mirando la pajarería.

  24. No es nada fácil identificar a las aves, Adps. Se aprende a base de mirar mucho (no está nada mal tener unos prismáticos, porque se distinguen mucho mejor los colores y el plumaje) y apoyándose en una buena guía.

    Si están gordos y cazan conejos, fijo que no son cernícalos. El cernícalo es un animal pequeño, especializado en insectos, lagartijas, musarañas, ratones, murciélagos, pajarillos…

    Si son hermosos y de color rojizo, podrían ser busardos moros, un tipo de rapaz que no es común en España, pero que suele pasar por la zona mediterránea en verano. En el resto de la península el más común es el busardo ratonero —o ratonero a secas— que más que rojizo es marronáceo y es un especialista en roedores, conejos, pequeños mamíferos (cuidado con los chihuahuas) y aves. Por aquí cerca andan varias parejas, que tienen la costumbre de posarse en lo alto de las farolas de la autopista. De vez en cuando entran en el territorio de los cuervos y se monta un cipostio considerable, porque los cuervos les atacan en parejas hasta alejarles.

  25. Por la zona mediterránea tenéis también un halcón peculiar con tonos rojizos y dorados, el halcón de Eleonora. El muy cabrón, cuando caza mucho, es capaz de mantener a sus presas malheridas, pero vivas, para zampárselas más tarde.

  26. Lo de los conejos era suposición, no lo he llegado a ver. Voy a fijarme porque he visto que el busardo moro que dices tiene un ribete negro en la parte exterior de las alas por la parte de abajo.

  27. Ha salido Rocío Monasterio en la tele, me hipnotiza cómo habla. No me refiero a lo que dice sino a la fonación y al control facial. Es capaz de decir Urruchurtu con la boca de Tralalá.

  28. Perroantonio
    miércoles, 10/07/2019 a las 21:52
    Satur, dinos algo del marido de la Shakira

    El actual no merece atención. El siguiente, lo mismo soy yo.

    Adams, mira bien, no vayan a ser golondrinas gordas.

  29. pues resulta que Arcadi Espada tampoco sabe sumar

    “Hay dos grandes diferencias entre la investidura de Rajoy del 29 de octubre de 2016 y la que Sánchez intentará a partir del 22 de julio. La primera es que las elecciones de 2016 dejaron un parlamento sin posibilidad de mayoría limpia. PP y Cs sumaron 170 votos”

  30. marquesdecubaslibres
    miércoles, 10/07/2019 a las 12:37

    … recibí una llamada de Hays, unos “head hunters” pijos del Paseo de la Castellana.

    Desconozco lo que es el “invierno nuclear”, pero debe ser algo parecido a tener un jefe sueco.

    Experiencias en común con el Marqués.

    No sé a quién se le ocurrió convocar el Steering Committee de esta semana en Pamplona (el hecho de que el cliente tenga la sede allí es un factor, pero había otras alternativas). El caso es que hemos pagado una fortuna en vuelos y hoteles para pasar allí dos días en plenos Sanfermines. La oficina estaba prácticamente vacía y los pocos empleados que andaban por allí estaban deseando largarse cuanto antes.

    Los indios están ahora difundiendo por las redes corporativas y sociales sus fotos de cuadrilla sanferminera, que probablemente era su objetivo último. Creo que nunca han visto nada parecido. Ya les voy cogiendo el truco, aunque sus nombres me siguen recordando “La joya de la corona”, excelente serie de la BBC de los años noventa. La ponían al final de “La bola de cristal”, que veíamos Ella y yo los sábados por la mañana.

    Cuando acabó, pusieron otra también muy buena, “La directora”, sobre la directora de una cárcel de hombres británica. Entre los Electroduendes, la Bruja Avería, Amperio Felón, “Los Munster”, “Max Headroom” y otras amenidades, pasábamos unas mañanas muy entretenidas.

  31. Procuro fijarme
    miércoles, 10/07/2019 a las 23:24
    Ha salido Rocío Monasterio en la tele, me hipnotiza cómo habla. No me refiero a lo que dice sino a la fonación y al control facial. Es capaz de decir Urruchurtu con la boca de Tralalá.

    A mí me pasa lo mismo, Procuro (también me da un poco de miedo). Tiene que haber algún papel en el cine de madrastra o ama de llaves o celadora jefe en el que se haya inspirado. Ayer escuché en la radio a Macarena Olona, habla igual que Monasterio. A lo mejor van a clases de fonética y dicción.

    Juanfran Satur
    miércoles, 10/07/2019 a las 16:57
    Atención a estas imágenes: Hedor Milikitao venía muy contento al club de Floripondio Babá hasta que se ha enterado que le presentaba Alvarito Arbelol, el Carnicerito Charro.

    Ayer, aproximadamente sobre las 19h, le conté a mi hijo mayor lo que le había pasado a Militao. Sonrió maliciosamente.

    —Ya, te estás riendo así por lo mismo que me río yo. Te estás acordando de Satur.
    —Sí…
    —Pues la verdad es que se lo iba a contar, pero no quiero que lo utilice para mofarse de nosotros en Chopsuey. El caso es que él tampoco me ha dicho nada. Igual es que no quiere que hablemos de que en el Atleti también se marean.

  32. Hombre, Emecién, me vas a comparar un mareo por un esfuerzo de súper héroe tras una agónica carrera para preparar la temporada con el mareo por estar sentao al lado del carnicerito Charro.

  33. Hombre, Satur, me vas a comparar un mareo por un esfuerzo de un jugador de fútbol tras una carrerita de pretemporada con el mareo de Militao después de ganar la Copa América el domingo; volar desde Sao Paulo a Madrid el martes por la mañana; llegar a Madrid a las 5AM del miércoles; pasar el reconocimiento médico; entrar en el Santiago Bernabéu y ver las trece Copas de Europa que ha ganado el club que le acaba de fichar.

  34. Que no, Emecién, que Milikitao se mareó por tener al lado a Arbelol, por miedo a que le metiera una patada por debajo de la mesa si contestaba mal las preguntas de los enviados especiales de los rotativos pagados por Floripondio.

  35. DE LA MOQUETA AL POLÍGONO
    BODY SUSHI (viii)
    Las relaciones con los proveedores han sido siempre motivo de conflicto en el mundo de la empresa como consecuencia de la inevitable colusión entre empleado y proveedor. Los perjudicados pueden ser otros proveedores que no pueden competir en igualdad de condiciones y la propia empresa que paga un sobreprecio por el servicio. La industria farmacéutica mueve fortunas en contrataciones con agencias de viajes que sirven de pantalla para subcontratar servicios como el pago a prescriptores y otras prebendas. Al no haber estado nunca en la parte comercial no he podido participar en estos fregados mas que de forma marginal, pero siempre admiré las habilidades sociales de sus protagonistas.
    Por mi parte me tuve que conformar con la contratación de proveedores en aspectos científicos y técnicos, mucho mas morigerados en sus costumbres y manejando contratos de mucha menor cuantía. No obstante estas relaciones siempre fueron una fuente inagotable de anécdotas chuscas. Una de las mas divertidas fue con un viejo amigo, Xavier, con el cual mi jefe me sugirió que contratara un servicio técnico. Suele ocurrir con frecuencia que las órdenes vienen de muy arriba y el empleado queda con poca capacidad de maniobra, pero en todo caso el proveedor queda agradecido. Xavier quiso homenajearme invitándome a cenar, aunque sabiendo de mi afición a la gastronomía se lo pensó dos veces. Al final se decidió por llevarme a un restaurante japonés regentado por su amigo Yoshi, al que solicitó colaboración para que la velada fuese inolvidable.
    El servicio de sushi y de sashimi fue excepcional, como también la variedad de sakes que disfrutamos incluido algunos “junmai daiginjo” de diferentes regiones del Japón. Este tipo de sake es mi favorito porque no lleva adicción de alcohol y bebido frío en copa de vino supone placer equiparable a los mejores blancos. Pero el numerito estrella, con la connivencia de Yoshi, fue la sesión de “body sushi”. Consiste básicamente en servir el sushi en el cuerpo de una mujer desnuda y supone el máximo refinamiento en la cultura nipona. Sé perfectamente que tanto Xavier como Yoshi pusieron su mejor voluntad pero las que ofrecían su body no eran precisamente geishas japonesas, sino unas simpáticas rumanas. Como desconocía el ritual en su completitud, una vez que terminamos de cenar le pregunté a mi amigo cuál debería ser el correcto proceder. Xavier, hombre práctico, me sugirió: “Fóllate a la tuya, que ya está pagado”.
    El mundo de la empresa exige muchos sacrificios, hay que estar 24/7 al servicio de la causa, el móvil siempre dispuesto a contestar a los caprichos de tu jefe. No obstante a veces tiene su compensaciones en forma de instantes de verdadera amistad y camaradería con la coartada, para la familia o para la novia, de estar en una “cena de trabajo”.

  36. El feminismo siempre se han hecho la picha un lío —con perdón— con los transexuales. Y los transexuales encontraron en el feminismo un nicho ecológico cuyo intrínseco victimismo les convertía también a ellos automáticamente en víctimas… de los machos. Pero como todo en la vida humana, la cosa es mucho más complicada y como decía la primera frase de mi primer libro de griego (de idioma griego, no nos liemos), «Ὸ ἀνδρός Μικροκοσμός εστί»*, o sea, el hombre es un microcosmos.

    El caso es que en el movimiento feminista nunca ha sido homogéneo y en él coexisten corrientes con ideas muy contrapuestas que dan lugar a reivindicaciones muy distintas según el momento. Hubo un tiempo, por ejemplo, en que se pelearon el feminismo de la igualdad (hombres y mujeres son iguales y deben ser iguales en derechos) con el feminismo de la diferencia (hombres y mujeres son distintos y deben tener distintos derechos y obligaciones); ha triunfado el segundo claro, que da acceso al privilegio, aunque el primero se utiliza instrumentalmente como argumento para reclamar, por ejemplo, la igualdad de salarios de las deportistas.

    Pero a lo que vamos. Parece ser que hay una corriente del feminismo que reclama separar las reivindicaciones LGTBI de las reivindicaciones feministas. Las llaman TERF, algo así como Feministas radicales trans-exclusionistas. Si es que no ganamos para sustos.

    ________
    «Ὸ ἀνδρός Μικροκοσμός εστί» (ho andrós microcosmós estí), el varón es un microcosmos. Ojo, la frase decía «ἀνδρός», varón, no «ἀνθρώπός», ser humano, lo que siempre me ha sonado a falsificación, posiblemente de alguno de aquellos cenutrios conocidos como padres de la Iglesia, inasequibles a cualquier sutileza del pensamiento.

  37. *También es posible que mi libro estuviera escrito por un cura o que yo lo recuerde mal, que al fin y al cabo suspendí la asignatura de griego por falta de afición. Vamos, que pensándolo bien me extraña mucho que no estuviera escrito «Ὸ ἀνθρώπός Μικροκοσμός εστί». Me levantaría a mirarlo, pero creo que ni siquiera me llegué a comprar el libro, me lo prestaron.

  38. Perroantonio
    jueves, 11/07/2019 a las 11:53
    *También es posible que mi libro estuviera escrito por un cura o que yo lo recuerde mal

    Ηθος Ανθρωπῳ Δαιμων, lo que yo te diga.

  39. ¿Microcosmos quiere decir maricomio de viejas?
    Por cierto, ¿alguien se acuerda de en qué disco lo decían («¡Esto es un maricomio de viejas!»)? ¿Era en uno de Elkin y Nelson? No lo encuentro.

  40. ¡Qué fuerte! ¿Desde cuándo un informe policial puede entrar a valorar “la supuesta pretensión de la formación de usar mediáticamente su presencia en el acto”? ¿Qué cojones es esto?

  41. Que casualidad, acabo de ver en el Informativo de Antena 3 un episodio de la no agresión a Ciudadanos: un militante gordo y asturiano del PSOE se baja los pantalones delante de Arrimadas y compañía y es retirado por alguien (parece que lleva una camiseta de Ciudadanos, no consta que sea un policía). El militante ha asegurado a Antena 3 que volvería a enseñar su culo gordo y seboso.

  42. DÍA DEL ORGULLO ROJO
    Marlaska se retrata: “Quien pacta con Vox tiene que responsabilizarse de las consecuencias; es una opinión que hemos consensuado con los comunistas de Podemos, ERC, el partido de Puigdemont, que ahora no me acuerdo cómo se llama, y con el PNV y los de Bildu, que son muy jatorras“.

  43. El informe policial arremete contra Cs por el Orgullo: “Maniobró para catalizar la acción mediática y publicitaria”

    Desde un inicio”, dice el informe que publica este martes el diario ‘El País’ en su versión digital, “la pretensión de que el grupo Ciudadanos cuente con un cordón policial para asistir a una manifestación se interpreta como una maniobra para catalizar la acción mediática y publicitaria del MADO-19”. Esto se califica de “evidente ya que se disponía de una protección de paisano suficiente y adecuada para garantizar la seguridad”.

    Inenarrable. Vamos, que un informe policial que debería limitarse a describir, de la manera más aséptica e imparcial posible, los hechos sucedidos durante la manifestación, entra sin ningún pudor a hacer juicios de intenciones de los que, agredidos físicamente o no, en todo caso sí esta fuera de toda duda que fueron hostigados por la turba, y no al revés. Si la policía ya se manipula hasta estos extremos, apaga y vámonos.

  44. En España las actividades con proyección mediática –léase televisión, política, cine– son un enorme y por ello descontrolado centro de integración de deficientes. Aunque posiblemente hoy haya que llamarlos neurodivergentes. Podrían darse más explicaciones con ejemplos pero bah.

  45. La última entrega de nuestro amigo y vecino, Spider-Man: Lejos de casa, resulta más que refrescante. Un reparto perfecto, un guion interesante y divertido y, por encima de todo, un Tom Holland que vuelve a demostrar ser el mejor Spidey que ha dado la pantalla. Lo peor, quizá el abuso de efectos digitales.

  46. Isa Serra y Rocío Monasterio son las dos mujeres ejemplares que marcan el nuevo destino de España. Diferentes tanto en el físico como en la dicción y sobre todo en las ideas, tienen en común su fuerte personalidad, su profunda dignidad y su entrega al servicio público. Son dos formas de entender el mundo, una es madre multípara que maneja su hogar como estricta gobernanta, la otra una rebelde idealista que practica el poliamor. Sin embargo, ambas caben en mí.

  47. Ni idea, solo sę de cuando aún estaba en lo tuister_666, que ahora hay docenas de denominaciones, hasta hay una para los folla-arboles.

  48. Al pajillero de toda la vida ahora se le llama autosexual.

    (La verdad es que me lo había inventado pero he comprobado que existe)

  49. Y los que vemos un tobillo o un lóbulo orejal y no te digo ya un scooter y nos ponemos burrativos, qué somos.

  50. Pues caracoles creo que es la única cosa que no como de las aceptadas en nuestra cultura.

    Mi santa en cambio hacia competiciones con su familia a ver quién comía más. Contaban las conchas.

Los comentarios están cerrados.