52 comentarios en “«Margo’s Waltz», Lloyd Cole (1991)

  1. No puedo decir nada del disco de portada.
    No tenemos red suficiente como para ver vídeos.

    No sabía que el Gugen se fuera a ampliar, pero con sacar las esculturas de Serra a la calle y’a tenían espacio de sobra.
    El arquitecto estará encantado.
    Las compañías de por allí también.
    El arquitecto de obra responsable, perdera unos kilos ejecutando lo que dicten, y todos harán OHHHHH, cuando se inaugure con su aurresku.
    Ayer vimos una colección de edificios que el propietario del Château Lacoste tiene en la extensa propiedad de la bodega.
    Edificios de Tadao Ando, Renzo Piano, Prouve, Nouvel y Gehry.
    Impresionante el paston que ha debido invertir en su colección el propietario Irlandés.
    El edificio más destartalado es el del Gehry.
    Había tres salas de exposición con obra colgada, Don McCullin, un ceramista Japonés y otro que necesitaba invitación.
    El reportero de guerra presentaba en una sala completamente negra una colección de soberbias fotografías en blanco y negro de ruinas griegas. A sus 85 años y después de haber cubierto muchos de los grandes conflictos bélicos de su época, la fuerza de sus fotos está intacta.
    La forma de exponerlas soberbia en esa caja negra con luces color meloso muy bien dirigidas.
    El ceramista japonés jugaba con el blanco mate de la porcelana en objetos de geometría muy simple que pero depurada y bien definida en el edificio de Piano que abre su lateral para contrastar la blancura con una ladera de césped verde.
    Muy bonito.
    Solo los antiguos edificios de la bodega saben bien donde nacieron y para que y conservan intacta la función.
    Lo demás fue un garabato de genio que se plantó en la extensión sin reparar en que el césped es algo que no cuadra bien con la Provence. Que la orientación solar y la sombra es indispensable en temperaturas medias de 30 grados.
    Que el hormigón está bien y sus formas afiladas y tanto cristal son para ámbitos urbanos.
    Y que una bodega hace vino.
    El ejercicio es importante, pero el resultado es más bien megalómano.
    Cada uno hace lo que le viene en gana con su fortuna.
    Lo que más me gustaron son los pequeños edificios en chapa que proyectará Prouvé como una solución al problema de reconstrucción de la France de postguerra, colocados aquí en un potager deliciosamente delineado.
    Cosas de los muertos y la necesidad de una época.

  2. Perroantonio
    martes, 23/07/2019 a las 22:12

    Si bien no soy bilbaino, confío mucho en Foster. Hasta ahora, todas las ampliaciones del Museo de Bellas Artes han sido arquitectónicamente interesantes. Confiamos en que Foster lo haga bien.

    Tampoco soy de Bilbao, pero esta propuesta me parece un tanto extraña.

  3. La vi ayer, Chino. Me sigue pareciendo muy interesante. Es cierto que el Museo perderá el aire íntimo y se convertirá en un gran volumen, pero lo que no tenía sentido es organizar grandes exposiciones y que no hubiera espacio para deambular viendo las obras. En todo caso, entiendo que el negocio pasa por esta otra fórmula y la solución de Foster, con un edificio suspendido sobre los edificios anteriores, me parece respetuosa, inteligente y comprensible desde el punto de vista arquitectónico. Lo que ya me gusta menos es la reforma de la plaza. En todo caso, el proyecto es eso, un proyecto, y habrá cambios. Espero que a mejor.

  4. Aunque JR no se ha enterado, lo cierto es que desde hace años el PNV vizcaíno —perdón por el pleonasmo— pretende ampliar el Guggenheim. La propuesta más seria, y que contaba con la aprobación de la sede central del museo en Nueva York, fue la creación de una subsede en Pedernales (oficialmente Sukarrieta), en la ría de Guernica, en el lugar que ocupa el edificio de las colonias de verano de la BBK. El proyecto se paralizó en 2010 cuando el Gobierno Vasco, entonces dirigido por Patxi López, protegió el edificio de las colonias.

  5. El 29 de julio es la presentación oficial de la propuesta. Espero que también expongan las del resto de participantes para ver qué han planteado.

  6. Se equivoca David Gistau el menos en dos cosas en esta divertida columna: El jovencito Frankestein. Una de ellas es importante. El PNV no lleva atornillada a la cabeza la boina del carlismo. Ese papel, en toda su dimensión social y cultural, lo ha heredado Bildu. Del otro carlismo, el franquista, apenas quedan las raspas.

  7. Chino Cudeiro miércoles, 24/07/2019 a las 10:13
    El 29 de julio es la presentación oficial de la propuesta. Espero que también expongan las del resto de participantes para ver qué han planteado.

    Chino, en la página que usted mismo ha enlazado, al final, debajo de las infografías del proyecto ganador, se da cuenta de todo ello y, concretamente, de que «el concurso concluirá con la exposición del proyecto ganador y de los cinco finalistas en la sala BBK del Museo de Bellas Artes de Bilbao».

  8. Yo voy a presentar mi candidatura a eso de agrandar el museo de Bilbao. He hecho una maqueta con mi Exín Castillos que me ha quedado que te cagas. Ya sé que no voy a ganar, pero al menos se hablará de mí en los círculos culturales de la comarca. Lo que más me mola es el lema con el que pretendo publicitar mi apuesta arquitectónica, aunque tengo una duda sobre la sonoridad lírica del eslógan:

    – Museo de Bellas Artes de Bilbao… ¡mucho mejor que el Prao!
    – Museo de Bellas Artes de Bilbado… ¡mucho mejor que el Prado!

  9. DE LA MOQUETA AL POLÍGONO
    VUELTA AL ORDEN (xxi)
    Vivimos años tumultuosos, dictaduras y revoluciones, la Transición, la liberación sexual, el arte como rama política. Aquello nos convirtió en marxistas, drogadictos, aficionados al rock, a la poesía sin rima, a la música atonal y a la pintura abstracta. Éramos “modernos” frente al “Mundo de ayer” al que mirábamos con el mismo asombro que vivió Zweig la transición del XIX al XX. Cuando fuimos alcanzando cierta madurez emocional nos dimos cuenta de que todo aquello era un inmenso error y quisimos hacer una vuelta al orden. La desintegración de la URSS y la caída del Muro, la barbarie de Mao y Polpot, la broma de los hermanos Castro, el terrorismo de las Brigadas rojas o de Eta, nos hizo liberales. Fue el primer paso y el mas importante.
    Este giro copernicano en nuestras ideas, fruto de la experiencia pero también del estudio, nos hizo revisar nuestros gustos y costumbres. No abominamos del abstracto pero lo valoramos en su justa medida, casi nada frente a los grandes maestros. Éramos víctimas de una baja cultura que creíamos elitista y no era mas que basura. La mayoría de la música rock lo era, admitíamos el valor contracultural que tuvo pero el paso del tiempo hizo estragos en nuestros ídolos. Verles hoy todavía arrastrase por los escenarios con un público geriátrico es un espectáculo deprimente, una especie de “Inserso rockero”. Nos alejamos del cine europeo de autor y vimos en el cine americano clásico la referencia. Un día leímos un soneto de Lope, no por obligación en el colegio, sino como devoción y quedamos postrados ante la literatura clásica española, descubrimos a Verdi y a Wagner, a Schubert y Schumann, nos caímos del caballo. Tuvimos acceso a la alta cultura.
    Sin embargo, nuestro turbio pasado nos dejó un poso maravilloso, una antena para detectar pringados, opusinos, marxistas crónicos, miserables y autoritarios como los que han ido apareciendo en los capítulos precedentes y seguirán ilustrándonos en los posteriores. He sido funcionario alto cargo o directivo de una empresa, pero nunca entregué la cuchara, no me plegué frente a las insensateces de los ministros socialista o peperos, cierto que unos campeones frente a lo que vino después. Claro que tuve que torear con la mano izquierda, pero nunca he renunciado a ser diferente a “ellos”. Ellos son los cobardes, los melifluos, los arribistas, los querulantes , los enequéticos, los que se mueven por un catecismo, los que nunca ha estudiado mas que libros de texto, los que no se emocionan con el flamenco o con los toros, los que vuelan muy bajo, los calculadores, los que no se enamoran o lo hacen en silencio ominoso, los que no beben vino o si lo beben no saben lo que beben, los que visten como curas, los que creen en Dios, los que no respetan a la Virgen de la Macarena.

  10. Es verdad, Perro, eso no lo había leído. En El Correo entrevistan a Luis María Uriarte, arquitecto coautor de la propuesta ganadora. Destacan como titular que «”Zugaza tiene una larga lista de puntualizaciones” sobre la ampliación del Museo de Bellas Artes», así que, efectivamente, seguro que habrá cambios.

  11. El único defecto que le veo a Zugaza es que le gustan demasiado los focos. Y su mierda posmoderna de querer exponer a Picasso en el Prado. Que en el fondo es el mismo problema.

  12. Buena entrada la de Gomez en el Aberrations.
    La del Marqués es un colofón más que un capítulo.
    Deseando leer los setentaytantos restantes.
    Con cosas así, uno solo puede leer y dejar las teclas a los que tienen cosas novelables.
    Menudo nivel!

  13. Me gusta tanto ese edificio que no acabo de verlo. La pregunta es si es necesario, que supongo que depende de qué cosa quieras, claro.
    En principio, no soy partidario.

  14. El Ayuntamiento de Bilbao ha promovido varios concursos de ideas para rehabilitar pequeños espacios urbanos degradados. Hace años, en una de las últimas ediciones, incluyeron, para sorpresa del personal (o mía, al menos: no me parece una zona ni pequeña ni especialmente degradada), la explanada SO del edificio del Museo de Bellas Artes, frente a la cafetería.

    En la memoria de necesidades explicaban que la solución debía armonizar el encuentro entre el parque y el museo mediante un elemento que potenciara la semántica del lugar, frase que escribo de memoria y sin ironía pero que seguramente fuera peor. El caso es que hubo unos cachondos que tiraron por la calle del medio y, en lugar de plantear estructuras amorfas o atentados similares contra las reglas elementales del buen gusto, propusieron colocar un pedestal para que la gente se subiera a hacer sus performances. No ganaron, pero quedaron finalistas. Yo les voté solo por el título de la propuesta: «¡Mamá, quiero ser artista!»

  15. Hace unos 3 años salí a correr bordeando la ría (dirección hacia San Mamés, orilla contraria) y llegué a un barrio inmundo que me sorprendió por la relativa cercanía del centro. Me di la vuelta.

  16. BANDERAS DE NUESTROS PADRES
    Los que vivimos la transición veíamos en la TV monocanal las intervenciones de los partidos políticos de cara a las primeras elecciones. Salía Suárez y los de un lado y los del otro, le llamaban traidor; salía Felipe y los que decían que era bueno, decían que el malo era Guerra. Los que decían que era malo, decían que el bueno era Guerra; salía Fraga -cabreado- y nadie se quedaba a gusto; salía Tierno y nadie se fiaba o de su apariencia o de lo que decía; salían unos falangistas acrátas y antisistema y la abuela decía que esos eran los buenos…y así.
    A lo largo de los años, el personal puso en el gobierno a UCD, al PSOE y al PP y se hizo realidad lo de que “a este país no lo reconoce ni la madre que lo parió”, gracias a iniciativas como los Pactos de la Moncloa y a la generosidad europea (hasta el 2% del PIB unos cuantos años. Al fin y al cabo la Europa de la posguerra, la que creó el Estado del Bienestar es obra del pacto de la democracia cristiana y la socialdemocracia y a la generosidad del Plan Marshall)
    El PP y el PSOE nunca pactaron (El PSOE siempre vio el pecado original del franquismo enfrente y al PP le espantaba el laicismo y los coqueteos federalizantes de los otros), pero aplicaron políticas liberalizadoras de corte socialdemócrata, Fueron cediendo cacho y alimentando a los de la cosa territorial (cuanto más pedían más pillaban)
    Llegó la crisis, casi nos echan de Europa y ni así se pusieron de acuerdo los partidos de la centralidad (como dicen ahora Felipe y Aznar). En el río revuelto, se dispararon los extremos y los nacionalismos hasta la que hoy tenemos montada.
    Habrá investidura por encima del juego de sombras y florete de estos días y nos parece que esto va a petar y que se va a organizar tremendo cafarnaum…como les parecía a nuestros padres entonces

  17. Hace muchos años, una tienda de artículos y ropa de segunda mano de Barcelona que se llamaba Babia decidió renovarse e iniciar una nueva época. Una de las primeras medidas fue organizar un concurso de ideas para decidir un nuevo nombre del establecimiento. Un amiguete mío ganó el segundo premio del concurso. El nombre que eligió fue: “Babia”.

    ***

    Me enlazo.

  18. Voy a matizar mi opinión sobre el Museo de Bellas Artes de Bilbao, para que no nos confundamos. ¿Me parece interesante el proyecto arquitectónico de Foster? Mucho. ¿Quiero que lo hagan? Supongo que es inevitable. Yo preferiría que mi mundo permaneciera inalterado, tal como lo conservo en el recuerdo, y que el Museo fuera como en los años 80, cuando apenas tenía visitantes y era una delicia recorrer sus salas. ¿Pero vas a ir al nuevo Museo? Claro, tengo que ver esa arquitectura. Además la colección del Museo de BBAA de Bilbao es mucho más importante y enjundiosa que la del Guggenheim. Dicho esto, odio los museos o, más exactamente, odio la masificación de los museos y trato de evitarlos.

  19. Estuve hace no mucho en lo de Zuloaga y solo estaban los guardias. El recorrido acaba con unos bodegones de manzanas de los años cuarenta, unos cuadros pequeños y oscuros que te dejan muy mal corazón.

  20. 1984, yo tenía 14 años cuando mi hermano mayor compró el primer disco de Lloyd Cole and the Conmotions y pronto se convirtió en uno de mis discos favoritos. Todavía me gusta mucho.
    Pop-Rock de guitarras con influencias reconocidas de Lou Reed, Tom Verlaine y Mark Bolan que no resultan fáciles de detectar para el oyente y, desde luego, para un chico de 14 años. Lou Reed, Tom Verlaine y Mark Bolan no estaban todavía en casa.
    En ese disco Lloyd Cole era un veinteañero, pero ya un hombre que había convivido un año más o menos con una mujer que le enseñó al parecer mucho, una relación tomentosa de la que trataban las letras del disco. Todas las canciones me gustaban. Por ejemplo:

    I was woken up at four a.m. by your screams and anguished cries
    Your mother was singing in the bathroom, she will never be my child
    Oh baby talks in her sleep so loud
    We’re living four flights up but I swear right now it feels like underground

    El primer guitarrista de Lloyd Cole and the Conmotions murió antes de grabar el segundo disco y, a pesar de tener canciones de gran nivel, el disco se resiente un poco. A mí me gusta casi igual, pero la crítica lo puso bastante por debajo. Su tercer disco nos pareció más aburrido y ya no se compraron más discos de Lloyd Cole en mi casa. Lo cierto es que para un chico de 14 años las historias de Rattlesnakes eran lecciones de la vida.

    Para 1991, cuando salió el disco de la entrada, mi hermano mayor compraba pocos discos y cada vez más comerciales. Estaba a punto de irse de casa y su novia era una mala influencia. Yo compraba los míos propios, estaba muy influenciado por la escena underground de la que Malasaña era escenario. Esto tiene mucho ritmo:
    The Raunch Hands – Blackjack.

  21. TAIMADOS NIPONES (xxii)
    Viajar a Tokio era una vieja ilusión que se hizo realidad al poco de llegar a Ferrer. Allí había un llamado Director de Internacional que me pidió que le acompañara a una reunión con una compañía japonesa. Nos hospedamos en uno de los mejores hoteles de la ciudad desde cuya ventana parecía verse el decorado de “Blade runner”. Entre los servicios que ofrecían estaba un servicio de masajes que excitó mi imaginación, tras revisar la variada oferta elegí uno en mi propia habitación que respondía a un exótico nombre que no entendí exactamente, pero que dado el precio supuse que sería aplicado por una geisha. Cuando llamaron delicadamente a mi puerta ya estaba preparado con solo el albornoz sobre la desnuda piel. Al abrir apareció una anciana de edad indescifrable que con voz autoritaria me pidió que me tumbara en la cama boca abajo con el albornoz puesto. Ante mi sorpresa se subió encima de mí y empezó a dar saltos sobre mi espalda. Era una mujer muy ligera y a decir verdad la sensación era placentera hasta que la tuve demasiado cerca y un olor como a cera de iglesia me recordó los besos que me daba mi tía Aurelia cuando iba a Logroño por san Mateo. Aquel recuerdo sórdido de mi niñez me revolvió el estómago, con una reverencia le rogué que diera el servicio por terminado. Por si fuera poco, aquella noche hubo un terremoto y mi habitación del piso 20 flexó como un amortiguador Showa.
    Sin embargo lo peor estaba por llegar, la compañía japonesa que visitábamos tenía su sede en la costa norte el país, en una pequeña ciudad llamada Toyama. Mi siniestro acompañante, que respondía al nombre de Carlos de Lecea, desapareció y me dejó solo con los nipones. Me programaron una reunión en su fábrica, en una gran sala una treintena de operarios uniformados se situaron en una grada delante de mí asistido por una traductora japonés-inglés. Tenía la impresión de que me estaban juzgando, recibían la traducción de mis comentarios con grandes aspavientos o de forma hierática, sin que llegara entender el por qué de sus reacciones. Resolví la situación de alguna forma que no comprendí del todo pero que pareció satisfacerles. Todo aquello me recordó a la película de Orson Welles basada en “El Proceso” de Kafka.
    El jefazo de los nipones me invitó a cenar para celebrara el “acuerdo”. Asistimos con una docena de empleados que le mostraban pleitesía, él dirigía la ceremonia gastronómica esta vez sí, servida por bellísimas geishas. Se trataba de hacer una cata de diferentes sakes por origen geográfico y por tipo de arroz, la variedad era impresionante y se servían fríos y en copa de vino. Según avanzaba la cata los comensales se dejaban caer al suelo en muestra de sumisión al jefe que resistía impertérrito la ingesta alcohólica. Observé como todos ellos sudaban copiosamente, incluido el jefe; la humedad en Toyama era elevada. Por mi parte acostumbrado al clima semitropical de Barcelona y a beber vino blanco, sudaba lo justo y asistía encantado a la apertura de la enésima botella. Con su impresionante aspecto de capo yakuza y ya bastante borracho me abrazó emocionado. Le aclaré que era de Madrid, lo que justificaba mi comportamiento.

  22. Hace unos secos 35 en la sombra de la terracota de mi habitación.
    El cielo de ese azul Provenzal en el muro de silencio que crean las. Cigarras.
    Delante una flor de alcachofa casi seca, que aún mantiene cierto vigor que me fascina.
    La acuarela corre del rojo al azul para captar.
    Reloj, ahora si, para las horas.

  23. INFORMACIÓN, NO OPINIÓN
    Este verano me voy a ir a los toros a Güesca, a ver los toros, así aprovecho y veo los toros.

  24. VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM, VOTAREM!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  25. He tenido un par de días paliza, ( aunque haya disfrutado al mismo tiempo ), con contratos, “Artistas”, cierre de temporada, trabajadores de baja en el peor momento, llevando y trayendo a nietos malitos…
    Pero hoy he vuelto a tiempo para ver los últimos discursos en Las Cortes, y la votación fallida de investidura. ( Mordiéndome las uñas, que pensaba que, al final, los de Podemos acabarían votando que sí, y hundiéndome en la miseria ). Pero No.Esta vez, incluso Irene Montero votó telemáticanente abstención. Como los Batasunos.
    Y sólo llegué a los últimos discursos , a partir de Aitor. Y, de todos ellos, mi favorito, el del representante de UPN, tan salado, tan concreto, y con ese acento cerrado. Tengo que averiguar como se llama el Diputado , porque me ha gustado muchísimo.

    Así que, ahora que estoy más tranquila, sabiendo que de aquí a dos meses nos van a dejar en paz, me he dedicado a leerles a ustedes.

    Y, desde luego, he disfrutado con los dos capítulos del libro del Marqués , con la entrada de Gomez en Aberrations, con el post de Trooper “Banderas de Nuestros Padres”, con los cuadernillos de viaje de JrG , y con el “Información , No Opinión ” de Satur de esta mañana, ( qué gracia tiene el tío escribiendo, no me cansaré de decirlo ).
    En cuanto al Guggenheim, y al Museo de Bellas Artes de Bilbao ( que según mi hermano, que tiene una nuera de Las Arenas, y va muchísimo, por dentro es mucho mejor que el Guggenheim, que de este, lo bueno es el continente, no el contenido ), en cuanto a esos dos museos, no puedo opinar, que no he estado dentro de ninguno de los dos. Y pido perdón por mi falta de cultura.

    Y, hablando de Cultura :
    El Marqués dice :

    Un día leímos un soneto de Lope, no por obligación en el colegio, sino como devoción y quedamos postrados ante la literatura clásica española, descubrimos a Verdi y a Wagner, a Schubert y Schumann, nos caímos del caballo. Tuvimos acceso a la alta cultura.

    Desde luego Lope me parece estupendo, y Santa Teresa, y Quevedo, pero, a Góngora no hay quien le aguante. No generalicemos.
    Como tampoco hay quien aguante a Verdi, quitando un par de cosas, como “la donna é móbile “, “la marcha de los esclavos” , y así, que ya son tan conocidos, ( los tocan hasta en las ferias ), que se han convertido en baja cultura. Tan baja como las canciones de Manolo Escobar, o las de La Pantoja.
    Y señalo que de Manolo Escobar, me gustan muchas cosas, y que de La Pantoja, tengo la película “Yo soy Esa”, y que sólo por verla cantando “La niña de la Estación”, ya me compensa.

    Me voy, me voy.
    Pido perdón por haber escrito tanto, pero lo dejo
    Ya siento

  26. Claudio Sifilis
    jueves, 25/07/2019 a las 06:38
    El primer guitarrista de Lloyd Cole and the Conmotions murió antes de grabar el segundo disco y, a pesar de tener canciones de gran nivel, el disco se resiente un poco.

    Es extraño que mi memoria se haya inventado esta historia. Este guitarrista estuvo en los dos primeros discos y luego se dedicò a otras cosas. Frase a eliminar.

  27. “ Escribo además para una persona que me lo ha pedido …” de los diarios de Ignacio Carrión-XXII- del marquesdecubaslibres.

    Pues en fin, que esa persona soy yo y he decidido salir del armario. Lo que empezó como una chanza, un mero divertimento en un sinfín de conversaciones con el marqués parece que, al fin, va a convertirse en un libro. Como seguro imaginan, durísimo mi trabajo con muchassss copas de vino y con consecuencias nefastas para mi salud con las transaminasas alteradas, colesterol disparado y principio de gota.

    Pero fue con la táctica de la gota malaya y la estocada final con un retador : ¿ qué pasa?¿ por qué no te atreves? como conseguí que recogiera el guante y aceptara el desafío.

    Mea culpa, mea culpa, mea maxima culpa, confiteor vobis fratres

    Cuantas historias aún por relatar. Puedo avanzar, sin hacer “spoilers” que algunas de las mejores aún no están negro sobre blanco . He sido testigo y/ o parte implicada en una cantidad no desdeñable de ellas y, si ustedes están de acuerdo, velaré para que no quede nada en el tintero desde la sombra y el anonimato.

    A los que piensen quien me dio vela en este entierro, ya siento cómo diría viejecita pero, “my friends is too late”. El verano se nos antoja repleto de nuevos capítulos .

  28. Lo que sucede es que al Presidente le ha entrado canguelo de la que le toca afrontar y que lo de los viajecitos, y las promesas incumplibles no se va a poder ejecutar.
    Y que si va a morir que sea matando.
    Los problemas del país, los de Europa son demasiado graves como para guarecerse en un techo tan frágil y tener la culpa total del desastre.
    De momento ponemos a los demás como responsables de no tener tanto músculo ni ideas verdaderas, como boca.
    Podría salir algo bueno de esta historia.
    El candidato presidente vencido podía llamar a Ciudadanos.
    El candidato de ciudadanos cerrar un poco la boca y apartarse como Iglesias y que esa mujer fuerte que tienen trabaje con el candidato socialista.
    No pedir casi nada.
    Solo que haga el trabajo que le tocará al candidato socialista, sin obstáculos mayores.
    Solo que tenga que ejecutar lo que va a poder ejecutar de lo prometido y demuestre su falacia haciendo un buen trabajo.
    Y es ahora cuando me despierto…

  29. JrG ( 18’13 )
    ¡ Que siesta tan estupenda !
    Que al final Pedro Sanchez , y Alberto Ribera resultasen hombres de Estado .
    ” Wishful Thinking”, de esos que vienen con la calor…

  30. “Como tampoco hay quien aguante a Verdi”
    Madre mía Viejecita, el problema lo tendrá usted, no Verdi. Hay que ser más prudente cuando se habla de estas cosas, no todo vale.

  31. les dejo este enlace, al Y.T. de lo del Congreso de hoy. Es larguísimo, más de 3 horas.
    Pero, a partir del minuto 1h 35, después de la Oramas, que ha dicho que a partir de mañana, estaba dispuesta a hablar de gobernabilidad, pero ha votado que No, sale Carlos García Adanero, de Navarra Suma. Un señor que no conocía de nada, con un acento que cortaba, diciendo las verdades del barquero. Poniendo el comportamiento de Sanchez respecto de Navarra, como muestra de lo poco fiable que es. A mí me ha encantado

  32. marquesdecubaslibres
    jueves, 25/07/2019 a las 19:14
    “Como tampoco hay quien aguante a Verdi”
    Madre mía Viejecita, el problema lo tendrá usted, no Verdi. Hay que ser más prudente cuando se habla de estas cosas, no todo vale.

    Por supuesto Marqués, que el problema lo tengo yo, no Verdi, que estará en el Olimpo de los músicos italianos patrióticos.
    Y lo tengo, porque cuando vuelvo en el coche, reventada del trabajo , lo hago escuchando Radio Clásica. Y, cada vez que ponen a Verdi, que, últimamente hay uno de los programadores que lo pone, y lo pone, y lo vuelve a poner, acabo quitando la radio, ( que sólo tengo programados la mañana de Herrera, en onda media, y Radio Clásica en FM, y a esa hora ya, las noticias de Herrera han terminado ) y mi alternativa es ponerme a cantar, o a razonar en voz alta conmigo misma, para entretenerme.
    Así que, en efecto, el problema lo tengo yo .Y de los del Olimpo, no sólo lo tengo con Verdi, que tampoco aguanto a Bruckner, por ejemplo.
    Ya siento.

  33. Da bienes Fortuna
    que no están escritos:
    cuando pitos flautas,
    cuando flautas pitos.

    ¡Cuán diversas sendas
    Se suelen seguir
    En el repartir
    Honras y haciendas!
    A unos da encomiendas,
    A otros sambenitos.
    Cuando pitos flautas,
    cuando flautas pitos.

    A veces despoja
    De choza y apero
    Al mayor cabrero,
    Y a quien se le antoja;
    La cabra más coja
    Pare dos cabritos.
    Cuando pitos flautas,
    cuando flautas pitos.

    Porque en una aldea
    Un pobre mancebo
    Hurtó sólo un huevo,
    Al sol bambolea,
    Y otro se pasea
    Con cien mil delitos.
    Cuando pitos flautas,
    cuando flautas pitos.

  34. Góngora también tenía su toque gracioso y chechuá, y no era tan rancio cómo se le pintaba:

    Decid qué es aquello tieso
    con dos limones al cabo,
    barbado a guisa de nabo,
    blando y duro como hueso;
    de corajudo y travieso
    lloraba leche sabrosa:
    ¿qué es cosa y cosa?

    ¿Qué es aquello que se lanza
    por las riberas del Júcar?
    Parece caña de azúcar,
    aunque da botes de lanza;
    hiere, sin tomar venganza
    de la parte querellosa;
    ¿qué es cosa y cosa?

    Aquel ojal que está hecho
    junto de Fuenterrabía,
    digáisme, señora mía:
    ¿cómo es ancho siendo estrecho?
    Y ¿por qué, mirando al techo,
    es su fruta más sabrosa?
    ¿qué es cosa y cosa?

    ¿Por qué vuela pico a viento,
    y sin comer hace papo?
    ¿Por qué, cuanto más le atapo,
    más se abre de contento?
    Y, si es tintero de asiento,
    ¿cómo bulle y no reposa?
    ¿qué es cosa y cosa?

  35. No pienso ni intentar defenderme :

    Lo que tengo contra Góngora, es tradición familiar, que no pienso traicionar, y eso que se me han echado rapapolvos a mansalva, con ejemplos de poesías suyas que SÍ me tenían que encantar ( y, en efecto, no tenían mucho que ver con las que siempre detesté , y me gustaban, pero no lo suficiente como para adoptarlo ).
    Procuraré acordarme de no volver a mencionar a Góngora ; Argote, en realidad, que se cambió de apellido para disimular que era judío converso…

    Sólo diré lo habitual en mí.
    Ya siento

Los comentarios están cerrados.