76 comentarios en “«Hey Joe»

  1. Excelente reflexión la que hizo anoche Pirate sobre el delito y el pecado. El adulterio, la homosexualidad, la prostitución, han estado siempre moviéndose entre el delito y el pecado en diferentes coordenadas de tiempo y espacio. Los nuevos clérigos abren el melon del vientre de alquiler o el acoso sexual, quieren que ambos sean no ya pecado sino también delito.

  2. Buenos días a todos :
    Tengo que hacer tiempo hasta que me abran el banco y las tiendas en Majadahonda, así que voy a aprovechar y a seguir con lo de John Berger de la BBC, que ayer sólo me dio tiempo a ver el primero, y me pareció estupendo.

    Y sí, estoy de acuerdo con Pirata, en lo del ” pecado “, que hemos pasado de los del Padre Ripalda, a los de “la moral progre, de la gente”, y que serán modas, que espero que pasen, pero que mientras tanto hacen la faena con castigo de los medios, por “pecados” que, en su día se consideraban veniales.

    Y que, en vista del añadido a la fiesta de Marqués del que avisó él mismo ayer, les enlazo este Y.T. , espero.
    Que , aunque soy más vieja que ustedes, y tengo más discos de Donna Fargo, de Patsy Cline, etc , también a mí me parece estupenda Bonnie Tyler. Y esa canción, en concreto.
    Espero haberla enlazado bien.
    Que

  3. Dani Alves explicaba que todos los entrenadores le ponían de titular, pero que no lo hacían por guapo sino porque curraba mucho.
    Cuando era profesor de universidad, alto cargo en el Ministerio o directivo en una empresa, siempre había un grupito de “pecadoras” que pedían guerra. No lo hacían por guapo sino porque me lo curraba.

  4. Viajar en avión es una especie de tortura que debemos soportar para llegar a sitios distantes.
    Nos lo hacen pagar.
    No en metálico, pero si en oprobios.
    Obviando lo dicho, me dispongo a hacer los preparativos para el desplazamiento.
    Hora de embarque 5,30 a.m.
    Distancia al aeropuerto 45 mn.
    Anticipación de embarque 1 hora.
    Momento de salir de casa, 3,45 a.m.
    Alarma para levantarse 2,45 am.
    Borro todo.
    Tenemos un V70 con 1,90 metros de largo y 1,20 de ancho. Disponemos de unos bonitos colchones de 80.
    Transformamos el Volvo en dos plazas, con cama de matrimonio, y después de cenar, nos iremos al parking del aeropuerto y dormiremos con sábanas colchón y edredón allí mismo.
    Ni un paso atrás!!!
    Deseando verles otra vez y saludarles en sus habitats.
    No estoy para Hey Joe, aunque todas las versiones presentadas las conozca y sean muy buenas.
    Pongo a Cash, y a JJ Cale…
    Madrid mon amour!!!!!!!

  5. MATAR AL PADRE

    No hace mucho, un familiar que tiene una hija de corta edad me contaba que, al escuchar las conversaciones que su hija sostenía en voz alta consigo misma mientras jugaba con sus muñecas, había advertido que en sus juegos la niña se presentaba invariablemente como una huerfanita cuyo padre acababa de morir. Más allá de la evidente tendencia al drama lacrimógeno que la niña denotaba en sus juegos, a mi pariente le preocupaba esa recurrente inclinación que mostraba por matar a su padre a las primeras de cambio. Le dije que no se preocupara demasiado, y recordé una ocasión en que llevé a mi hija, que a la sazón tendría la edad de la suya, a ver la reposición de una de las películas clásicas de princesas de Disney, creo que La bella durmiente. A la salida del cine, mi entusiasmada retoña empezó a adjudicar los papeles de la película a personas reales de su entorno, de suerte que ella misma, por supuesto, era la princesa; un primita, la mejor amiga de la princesa; un niño de su clase sería el encargado de encarnar al príncipe… Y así. Secretamente convencido de que yo podría bordar el personaje de rey y padre de la princesa, se me ocurrió preguntarle a Su Alteza:

    –¿Y yo quién soy?
    La repuesta bien pudo haberla pronunciado una princesa de la vida real.
    Tú no sales –me dijo sin pensarlo.

    Y siguió con el reparto de papeles.

  6. Coincido, la reflexión de Jenny es estupenda y podríamos reunir decenas de pruebas para refrendar esa pretensión de convertir en delito el pecado. Ayer mismo, y por no salir de Ombligolandia, la Asociación de Comparsas de Bilbao llamaban a la «autodefentsa» con el lema «No queremos babosos que nos piropeen ni marichulos que nos acosen».

    Por cierto, qué acertada autodefinición: comparsas.

  7. Aclaro. Hay una diferencia abismal entre acoso y violación, y los piropos. Con estos ojitos que la Evolución me ha dado, he visto montarle un pollo a un muchacho por ceder el paso en una puerta. Si llegados a esos extremos hay gente incapaz de distinguir la cortesía de la agresión, es que la Educación está fallando mucho.

  8. Me voy ahora mismo, pero antes :
    Estos son de mis tiempos de maricastaña, y , por tanto, no hay videos de ellos cantando, sólo el disco que da vueltas. Pero la guitarra de Les Paul sigue siendo un referente
    Hasta luego, espero.

    PS : Se quejan ustedes los señores, de lo de los hijos queriendo matar al padre.
    Pregunten a las señoras. Y ya verán como lo de las chicas, sobre todo a partir de los 11 años o así, contra las madres, es muuuucho más duro aún. Y no se arregla hasta que ellas tienen hijas hostiles a su vez…

  9. La primera grabación de Hey Joe, a la manera que la tocan las bandas de garaje.
    The Leaves – Hey Joe.
    Igualita que la versión de Arthur Lee and Love

    Oye, José, a dónde vas? Voy a matar a mi mujer, que ha estado liada con otro hombre.
    Oye, José, a dónde vas? Voy a Méjico huyendo por que he matado a mi mujer.

    Aunque yo, como casi todo el mundo, la primera vez que oí la canción fue la versión de Jimmy Hendrix, tan distinta.

  10. (xiv)
    Pronto supe porqué mis padres se habían cambiado de casa, mi madre iba a montar un taller de costura como el que tenía Alejandra del Dedo en Estrella 3. Mi padre era partidario de que las mujeres trabajaran, había empujado a mi madre a aprender inglés con Miss Mabel y dar clases de mecanografía, pero lo suyo era la costura. Apenas tenía estudios, llegó con 6 años a Madrid en el 36 cuando detuvieron a mi abuelo el socialista y mi abuela se instaló de portera en Estrella 3. Estábamos en 1961, el Caudillo para acallar a los falangistas les había dado mano libre en Trabajo y éstos ya habían introducido sus medidas socializantes tales como la obligación de contratar Seguridad Social a los “productores”. Sin embargo, esta medida pensada para el mundo industrial y de la construcción se aplicaba con manga ancha en los “aprendices” que circulaban sin control por ultramarinos y pequeños talleres de mecánica y costura. Esto permitió a mi madre o a doña Alejandra montar sus pequeños negocios caseros.
    Casi sin casi darme cuenta me vi envuelto entre muestrarios de telas y figurines. Acompañaba a mi madre a encargar cinturones en la calle Hileras, botones en Pontejos o telas en la recién inaugurada Cadena de la calle Serrano esquina a Independencia. La escuchaba hablar con sus amigas de los modistos que mas valoraban tales como Cristóbal Balenciaga o Elio Berhanyer. Fui abandonando el tren eléctrico o la lectura de Hazañas Bélicas y dedicándome al Burda, que era una revista muy gorda donde salían chicas elegantes y guapísimas. Llegaron las Navidades y le pedí a los Reyes una tabla para cortar tela y unas tijeras con su carboncillo. Le confesé a mi madre que había decidido ser modisto como Pertegaz que era el que mas me gustaba. Mi padre estaba escandalizado, este niño decía, en vez de seguir a Gento como los demás lo hacía con Pertegaz “que era mariquita, como todos los modistos”. Me lo prohibieron y los Reyes me trajeron un balón de reglamento. En mi casa el debate del liberalismo y de la mujer en el trabajo había quedado resuelto, pero el de la homosexualidad dejaba heridas abiertas de momento.
    Estaba confuso sobre mi orientación sexual. Después de pasar un periodo muy intenso claramente heterosexual ahora tenía dudas sobre cómo me sentía, de cuales eran mis verdaderas inclinaciones. Mi abuela me dijo que dejara hablar a mi corazón y así lo hice. Pero mi padre decía que no quería maricones en casa y ello me quitaba libertad de decisión. Mi madre me dejaba estar en el probador mientras tomaba medidas a sus clientas, yo hacía que no me fijaba pero me gustaba verlas en sujetador. Como estaba casi siempre tumbado en el suelo empecé a percibir un olorcillo que me gustaba al principio, pero que me llegó a embriagar. Como no me atrevía a preguntar qué olor era ese un día me acerqué a ver a Angelito Horrillo y le pedí orientación. “A qué va a ser tonto, hueles a chocho”.

  11. Associated Press, los que han hecho esa investigación sobre Plácido Domingo. Para que sepamos quien ha sido.

    Si lo han hecho por puritanismo o no, yo no estoy tan convencida. Creo que alguien ha hecho una investigación con resultados no muy emocionantes, pero que por alguna razón que se me escapa ha trascendido. ¿Qué razón? Más que puritanismo, creo que se está intentando implantar que el comportamiento en el trabajo ha de ser totalmente asexual. No solo desde el feminismo. Para ligar, está internet o lo que sea. Es un cambio social.

  12. Red Sonia miércoles, 14/08/2019 a las 12:03
    Más que puritanismo, creo que se está intentando implantar que el comportamiento en el trabajo ha de ser totalmente asexual.

    Sí Red Sonja. Pero sí tú vas al trabajo vestida para matar, no te quejes luego de que aumente la dicha de las fieras.

  13. Pirata Jenny
    miércoles, 14/08/2019 a las 03:53
    DEL DELITO Y EL PECADO.

    Entretanto, y diga lo que diga, ya le han jodido la vida.

    Es que de eso es de lo que se trata. De dejar claro que oponerse a la nueva moral tiene consecuencias. Ya lo dijo Marlaska. Otro ejemplo, han cancelado la cuenta de UTBH en Twitter. Vamos mal.

  14. Red Sonia
    miércoles, 14/08/2019 a las 12:03

    Puritanismo, Red Sonia, en el sentido de mojigatería, de invocación de la pureza, de exceso de escrúpulos morales, no de escandalizarse por tal o cual práctica sexual o tales o cuales expresiones. En este último sentido, es evidente que esta sociedad es de una zafiedad y un exhibicionismo sin límites y muy poco puritana; curiosamente, a esta falta de puritanismo en el sentido convencional, de decoro mínimo en las costumbres y las palabras, le acompaña un puritanismo de Ejército de Salvación asfixiante, petulante, cargado de aires de suficiencia, estrecho de miras. Los soldados de este ejército, muchos de ellos recién incorporados a filas, viven teorizando posturas en una burbuja e imponiendo certezas porque no tienen ni idea de la vida. Olvidan, o simplemente ignoran por juventud, que en la vida hay que tomar muchas decisiones (ninguna de ellas normalmente ideal), y que todas esas decisiones tienen un coste que a veces no nos deja en el mejor lugar. Eso no quiere decir que los hombres tengamos un alma negra, realmente no hay tantas personas que la tengan, pero sí que ahí dentro hay brumas. Es bueno relajarse y aprender a convivir con ellas, con las de uno mismo y con las de los demás.

  15. Juanfran Satur miércoles, 14/08/2019 a las 17:52
    No puedo escuchar las canciones porque no tengo Sportfive.

    Pues es gratis, pisha. Y no tiene vídeos, así la peña se centra en la música y no en la imagen, que activa los prejuicios.

  16. Yo, como Satur, tampoco tengo Spotify.
    Y como se me ha roto mi viejísimo kindle, y no consigo aclararme con el nuevo, he aprovechado la tarde para ver los videos de la BBC4, de John Berger.
    Y los he disfrutado. Sobre todo el primero, con los niños discutiendo de lo que ellos veían en el Caravaggio, si la comida era robada, si el personaje era Jesús, o si era una chica…

    Voy a buscar a ver si encuentro más videos con John Berger, que no lo conocía, y me ha encantado su manera de hablar, tan tranquila, tan relajada, y con ese frenillo tan gracioso…
    Muchas Gracias ¿ Perroantonio ? por poner los enlaces.

  17. Juanfran Satur
    miércoles, 14/08/2019 a las 19:05
    viejecita
    miércoles, 14/08/2019 a las 19:03
    Yo, como Satur, tampoco tengo Spotify.
    ¡¡¡PERO SI ES GRATIS!!!

    También son gratis el FB, y el twt, y no se me pasa por la cabeza darme de alta en ellos. Y ni siquiera tengo móvil inteligente, ni gps, ni nada.

  18. Solo un equipo como el Atleti cifra sus aspiraciones en ganar títulos en la pretemporada. Lo de la Liga y la Champions lo deja para los que no han ganado nada en el mes de julio, ellos con no bajar al “infierno” se conforman.

  19. Baja Cultura.
    Me he leído los insatisfechos de Jimmy Gimenez Arnau, calificado de mal escritor recalcitrante, es un intento de hacer un Graham Greene en Marrakesh. Conoce Marrakesh y la peña que por allí se mueve. A mí me ha valido para entretenerme. Resuelve un crimen con un simple: DESCONOCES EL ARTE DE LA IMPUNIDAD, dicho en boca de un millonario.
    Tengo en casa ‘Yo Jimmy. Mi vida entre los Franco’, y me pregunto si será interesante ‘Las malas compañías’, libro sobre la muerte de los marqueses de Urquijo, y por el que recibió 16 demandas judiciales y 7 querellas criminales.
    Un tipo de la telebasura que me es simpático.

  20. Pues, Red Sonia;
    Yo me compré las ampollas de Revital, porque el famoso Jimmy decía por la radio ( cuando bajo a trabajar a Madrid, voy con Herrera en la mañana, antes en la onda , para enterarme de las noticias ), que le ayudaban y le recargaban las pilas, y pensé que con lo superactivo que es el tío, si esas ampollas le ayudaban, a mí también me podrían ayudar.

    Y NO. Era mentira. No me sirvieron para nada.
    Así que , el tal Jimmy, además de aprovechategui, me parece un tanto mentiroso. Y no pienso leer ni uno solo de sus libros o de sus artículos.
    Ya siento

  21. Lo he seguido poco, pero a mí, y lo digo cariñosamente, el señor Giménez siempre me ha parecido un gilipollas de nota que vive, como las aves carroñeras, a costa de los despojos.

  22. (xv)
    El tiempo empezó a pasar muy deprisa, miraba hacia atrás y había visto ya demasiadas cosas. Llegó el verano del 62 y mis padres en vez de enviarme de nuevo al paraíso anglosajón me enviaron a la oscura provincia: Logroño. Con la disculpa de las fiestas de San Mateo me largaban un mes con mis tíos, una familia comandada por la bisabuela Fernanda y la tía Mila, hermana de mi otra abuela. Vivían en la calle de Calvo Sotelo muy cerca del Espolón en un viejo caserón con un gran mirador en chaflán. Vivían de forma espartana, sin televisión, cenando cada noche sopas de ajo cuyo aperitivo era un rosario cuyos misterios rezaba la bisabuela. La contrapartida es que tenían como negocio familiar una juguetería que estaba a mi disposición, pero cuando les hablé de las maquetas Marklin o Fleishmann me dijeron que eso allí no se estilaba. Otra atracción era el tío José, con el que me tocaba dormir, un inventor chiflado que dormía con gorro, orinal y los dedos pulgar e índice pegados por alguna de las colas mágicas que experimentaba. Este tío José, junto con sus hermanas Basilia y Aurelia, componían el trío de tíos solteros que “alegraban” la casa.
    Ante este panorama me iba todos los día a casa de mis otros tíos, donde oficiaba la abuela Esperanza la de Brieva de los Cameros. Allí reinaba el caso mas absoluto, nos dejaban todo el día libres en la calle y aquí tuve mi bautismo con algo que no conocía pero que me entusiasmó: ser un perro callejero. El primer día unos golfillos estaban rayando el flamante Mercedes de mi futuro tío Capra y les hice frente. No rayaron el coche pero me rompieron los incisivos, una mella que todavía muestro con orgullo. Otro día jugando con mi primo Fernando le di un cantazo en la sien y pensé que lo había matado. Fumábamos Celtas, lo del Chester pasó a la historia, y bebíamos zurracapote. Íbamos al viejo campo de las Gaunas para ver entrenar al Logroñés y al Espolón para escuchar a los charlatanes y ver a los Gigantes y Cabezudos. A la hora del rosario aparecía por Calvo Sotelo y mis tíos informaban a mis padres de mi buen comportamiento.
    A primeros de octubre tenía el tren de vuelta a Madrid, pero tomé la decisión de no volver. Una vez que has sido perro callejero te das cuenta de la futilidad de tu vida anterior. Me avergonzaba de mis devaneos con la moda, tenía 7 años, una edad en que un hombre no bromea. Ante esta rebeldía mi padre vino a buscarme y abusando de los privilegios autoritarios que le concedía el Régimen como cabeza de familia, me obligó regresar. En el viaje de vuelta en el tren no nos hablamos.

  23. Barajas Adolfo Suárez, es un buen aeropuerto.
    Por poco más de 20 euros, Iberia nos ha traído con puntualidad à Madrid.
    Saludamos a Viejecita y ahora tomamos el aperitivo en la curva de Cercedilla.
    Que tiempos tan modernos!
    Zeppi pasara a encontrarse con nosotros.
    En bici no creo.
    Me da que está fondón.
    Y’a les contaré.

  24. jrG
    jueves, 15/08/2019 a las 11:44
    Viejecita estaba planchando, que lo sepan.

    Je,je,je…
    ¡ Y luego va y dice que no tiene sentido del humor !

  25. ¡ Fernandito sigue sin tener desperdicio !
    Menos mal que Marqués lo sigue subiendo, a petición del público.
    ¡ Gracias !

  26. Gómez
    jueves, 15/08/2019 a las 09:57
    Más que Revital, Viejecita, Farlopal Plus.

    Y eso, ¿ se vende sin receta ? ¿ Donde ?

  27. ejecita
    jueves, 15/08/2019 a las 12:18
    Gómez
    jueves, 15/08/2019 a las 09:57
    Más que Revital, Viejecita, Farlopal Plus.

    Y eso, ¿ se vende sin receta ? ¿ Donde ?

    No me diga eso, Viejecita. En cierto gimnasio solíamos entrenar a diario, con bastante intensidad, tres o cuatro amigos. Un día se nos acercó un tipo y nos preguntó qué tomábamos para estar tan fuertes
    .
    –Bestiol 500 –le dije sin pensar.

    A partir de entonces el tipo no paraba de taladrarnos para que le vendiéramos una caja de bestiol. Fabricamos hasta productos alternativos: Enormol, Musculín, Animalina forte, etc.

  28. Pues, Gomez,( 12’42), yo quiero una caja de Bestiol 500, otra de Enormol, otra de Musculín, otra de Animalia forte… a ver si me ayudan en mis peleas del trabajo, en las discusiones con mis hijos, a ganar alguna carrera a mis marcianitos, y así.

    Las arrugas no me importan, que hace ya años que me volví invisible, pero lo de tener ganas de tirar la toalla, ( aunque sólo me ocurra de vez en cuando ), eso me molesta cantidad.

  29. marquesdecubaslibres
    jueves, 15/08/2019 a las 12:31
    sexo a cambio de poder, poder a cambio de sexo

    Muy bueno el Arcadi Espada que nos enlaza.
    Gracias Marqués.

  30. Creo que alguna vez hemos discutido aquí sobre la superioridad de las formas canónicas sobre las libres (del soneto sobre el verso libre, etc.). No sé si llegamos a ponernos de acuerdo, no logro encontrar ese hilo. Hoy, leyendo, me encuentro esto:

    ” (…) Carceri d’invenzione (…). Por sí sola, dijo, una cárcel, o la mera idea de ella, nos llena de desesperación. Y lo mismo sucede con la sola imaginación, porque la ausencia de límites entraña siempre melancolía. Pero pon ambas cosas juntas, como hace Piranesi en su título, y todo se transforma. La imaginación no como libertad sino como restricción. Y al final la sensación de libertad obtenida mediante el acto de encarcelar la imaginación. Una idea sin forma, dijo, es peor que inútil, igual que una forma sin contenido. Solamente cuando ambas concurren puede surgir una obra de valor”.

  31. Si bien no en esos términos, Jenny, hemos hablado alguna vez de la «limitación creativa» como mecanismo de la creatividad. La limitación, real o autoimpuesta, está en la base, por ejemplo, de la gran mayoría de los deportes: jugar a la pelota tocándola sólo con los pies o sólo con las manos o sólo con una raqueta; nadar, pero sólo a estilo mariposa; sostenerse en una tabla sobre el agua, pero usando obligatoriamente un remo; saltar lo más lejos posible dando tres saltos… y todo así. En la creación literaria, lo más obvio es la creación poética siguiendo una forma preestablecida, o improvisando o repentizando versos a partir de un tema dado.

    Las limitaciones reales también son creativas, como la arquitectura de barro o de madera o de hielo o de bambú. O, a falta de instrumentos (o de músicos) en la pandilla, samplear y rapear.

    Es más, pensándolo bien, la carencia y la necesidad son seguramente los principales mecanismos para despertar la imaginación y la creatividad.

  32. Dicho lo cual, decir que el soneto es de nenas y que la poesía macho es la del telesforo manoritmo o cuaderno había. Garcilaso, un afeminado; Quevedo, un graciosete; Gongora, un resentido. ¡Viva Gonzalo de Berza!

  33. Perroantonio
    jueves, 15/08/2019 a las 15:56
    Si bien no en esos términos, Jenny, hemos hablado alguna vez de la «limitación creativa»

    Como el Madriz cuando jugaba Arbelol.

  34. Me gusta vuestra conversación, por lo que provecho la ocasión para poner un soneto de José Watanabe, que, si no pegara, a lo mejor se podría coser o clavar, con un poco de buena voluntad.

    De la poesía

    El niño entró en la sombra de su árbol de extramuros
    donde dejaba diariamente sus quehaceres de intestino.

    Y si otro niño en árbol vecino se acuclillaba
    y se aliviaba
    brotaba entre ambos
    la honrosa complicidad en la depuración
    del buen animal.
    Esta vez, sin embargo,
    una visión suspende al niño, lo fija
    con estupor
    bajo su árbol:
    En medio de una anterior limpieza
    crecía
    una incipiente y trémula plantita.
    Y lo estremeció la imaginación del viaje
    de la pequeña menestra
    a lo largo de su cuerpo, su recorrido indemne,
    incontaminado
    y defendiendo
    en su íntimo y delicado centro
    el embrión vivo.
    Y en la memoria del niño,
    con difícil contento,
    comenzó a elevarse para siempre
    la planta mínima, tu principio, tu verde banderita,
    poesía.

    (De Historia natural, 1994).

  35. bolaño jueves, 15/08/2019 a las 13:56
    Deriva reaccionaria.

    Ya, pues me parece que no voy a poder votar al PP, very sorry.

  36. Por seguir con la limitación creativa, decirle a Josenez que al no estar el en la comida, he podido tomarme un ponche Segoviano, que nos incauto en la última reunión.

  37. Back-Pain

    El dolor de espalda afecta al 90% de la población al menos una vez en la vida. Por desgracia no pertenezco a ese 10% de privilegiados que se sustraen a tan incómoda estadística. Empezó con una parestesia de la cara exterior del muslo izquierdo. Perestesia es como llaman los médicos al hormigueo cuando no hay hormigas a la vista. Pero se fue complicando la cosa y las molestias se convirtieron en un dolor intenso en mitad del glúteo. La natación mejoraba las molestias pero hacía 2.500 metros a diario y desarrollé una especie de intolerancia al cloro que me hacía llorar y moquear. Probamos con electroterapia. Bueno, a mí me funciona el TENS sólo mientras lo llevo puesto y claro crea adicción. Y luego está lo incómodo que es cuando las viejecitas se bajan de la acera para dejar pasar a un tipo al que le salen cables de la barriga.

    Después probamos con interferenciales. Mismo resultado, sólo que no había aparatos portátiles. Los anti-inflamatorios resultaron ser algo eficaces el primer día, luego ya ni eso. Desde hace una semana estoy con magnetoterapia combinada con micro-ondas. Su efecto en mi caso ha sido inapreciable. Los analgésicos no opiáceos tampoco me resuelven las crisis. Así que esta mañana, al verme incapacitado por completo y sin poder levantarme de una banqueta, mi especialista de cabecera ha decidido que si quiero ir a la fiesta del blog sin ambulancia interpuesta debería probar a untarme la espalda con una crema cuyo principio activo es la oleorresina de Capsicum annuum L. (que es lo que pica en los pimientos de Padrón, pero extraído de las variedades más agresivas de las guindillas más picantes). Mi mujer me lo ha aplicado con guantes y me ha advertido que si me pica y me rasco INMEDIATAMENTE he de lavarme las manos porque si me toco ojos o mucosas la sensación de quemazón es muy “llamativa”. Ningún problema, si me pica la espalda y me toco, me lavo. Me dio la crema y me dijo que tenía que moverme…

  38. II

    A eso de las 8 y pico de la mañana nos hemos ido a dar un paseo por la orilla del río, a buen paso y por prescripción facultativa. Al principio lo de buen paso no deja de ser una exageración, porque a cada paso que daba no es que viera las estrellas, veía constelaciones completas e incluso galaxias, pero poco a poco el dolor fue remitiendo a la vez que sentía un agradable calorcito en mi maltrecha espalda.

    Elegantemente vestido con un pantalón “técnico” de color naranja-bolo-de tráfico, una camiseta no menos “técnica” de color blanco y acompañado por mi paciente esposa fui incrementando el ritmo a la par que el dolor remitía. La temperatura a las 9 había llegado los 28ºC y mi organismo inició el proceso de sudoración. Nadie me había avisado de lo que ocurriría a continuación. La ropa técnica deportiva es muy ligera pero su capacidad de absorción de fluidos es escasa. Se mantiene seca mientras puede, pero una vez húmeda se requiere un flujo de aire para que se evapore el sudor que no está a mi alcance. El resultado es fácil de imaginar. Las perlitas de sudor se reúnen para formar gotas y éstas hacen lo propio para formar goterones. Los goterones se deslizan atraídos por la gravedad hacia abajo. Y yo, abajo, lo que se dice abajo y por atrás tengo el culo.

    El culo no está preparado para el contacto con según qué cremas y qué decir del escroto ¿Quién no se ha abrasado el escroto con unas gotas de after shave que resbalaron por los torsos lampiños de nuestros primeros afeitados? Sepan ustedes que el sudor humano disuelve las oleorresinas de Capsicum annuum L. de forma eficaz y en cantidad suficiente como para organizar una buena…

  39. Menos cuentos, Jiménez: has probado los placeres hombresetsuales y nos lo dices en metáfora o cuaderna vía.

  40. Susú arriesga: pide a Pockba y a Nohaymar y ofrece a cambio a Locas Vázquez, Cabrajarrrl y Arbelol como director deportivo. «Quiego comeggg tugggón, me gusta mucho el tuggggón», ha dicho Susú en declaraciones exclusivas a Soup Suey.

  41. III

    Al notar los primeros efectos, un ligero e inoportuno escozor, supuse que se trataba de una almorrana con ganas de marcha, pero el escozor pasó a gran velocidad de ligero a “llamativo”. Yo -inocente- había interpretado llamativo como aparatoso, algo que no llega a exagerado, pero que hace lo posible. Pues no. Sensación de quemazón llamativa significa que quema como si te aplicaran una llama, pero no una llama cualquiera, el ángaro más voraz, la más visible de las almenaras.

    – Cariño, algo no va bien- le dije a mi mujer mientras paraba en seco y me restregaba el pantalón contra el culo con furor desinhibido.
    – Ximeno, por dios, ¿qué estás haciendo? Respondió atónita ante mi desenvuelta espontaneidad.
    – Verás, resulta que noto el culo como si me hubiera sentado en un erizo con fiebre. Con mucha fiebre.
    – ¿Te has tocado la espalda?
    – ¿Yo? Después de lo que me dijiste se me quitaron las ganas- Respondí mientras sentado en un banco, más bien contra un banco, me restregaba con una dedicación tan concienzuda que estaba poniendo en riesgo la integridad del pantalón técnico de color naranja.
    – Déjame ver- Me dijo mientras separaba lo que quedaba del pantalón- ¡Dios mío!

    No hay nada más desasosegante que un médico diciendo ¡Dios mío! cuando se encuentra con algo relacionado con su profesión. Y cuando son las cosas de uno las que provocan tal exclamación es difícil conservar la entereza. No pretendo justificarme, sólo explicar que el sudor se acrecentó, la disolución se aceleró y las consecuencias se exacerbaron hasta límites difíciles de sobrellevar con la discreción pertinente.

  42. y IV

    Con la cinta de un sombrero panamá, que adquirí en un chino y me costó la no desdeñable -para ser de papel- cantidad de 5€, me entregué a un furioso masaje que lejos de aplacar los ardores anales tuvo el efecto de impregnar de sudor contaminado la zona perianal en su totalidad e interesar de forma considerable el vecino escroto.

    La sensación fue difícil de asimilar, en primer lugar se me llenaron los ojos de lágrimas -hasta aquí la poesía- lo que aconteció después no se puede describir de forma elegante sin recurrir a las veladuras del eufemismo, la perífrasis y la metáfora. Sentía el culo, concretamente el círculo polar antártico como si se hubiera producido el deshielo súbito causado por una erupción volcánica, un anticipo del calentamiento global estratégicamente localizado.

    Serían poco más de las 10 de la mañana y a esa hora la afluencia de público haciendo deporte, paseando a niños y otros animales domésticos era intolerable para un hombre discreto y formal en condiciones normales, pero que estaba sometido una tortura que ni los más conspicuos verdugos de peores intenciones y más bajos instintos han podido imaginar ¿Cómo aliviar un culo encendido? ¡Con agua!

    Dicho y hecho, corrí hacia el Guadiana abriéndome paso entre un bando de gansos que pastaban en la orilla. Al llegar, mientras me disponía a proceder a unas abluciones que calmaran los insoportables ardores que me recomían las entrañas, los gansos, a los que había espantado en mi alocada carrera, se vieron en la obligación de demostrarme quién mandaba allí. Ellos.

    Porfiar con varias docenas de aves acuáticas de unos 10 kg de peso en medio de un río tiene un claro perdedor. No hace falta que lleve un pantalón técnico de color naranja a la altura de las rodillas y trate de frotarse el culo con nenúfares mexicanos. La discreción de un bando de gansos tratando de dejar claro quién manda en sus dominios no es destacable, más bien todo lo contrario. Así que asediado por aquellos enemigos que se lanzaban sobre mí como poseídos, agarré un ganso por el pescuezo y traté de abrirme paso a gansazo limpio pero era inútil, cada vez aparecían más y más gansos. Varios centenares de personas se agolparon para contemplar a un añoso ciudadano semidesnudo en desigual combate contra un bando de gansos enloquecidos. Como era de esperar, llegó la autoridad competente en un quad cargado de pienso para patos. Los bichos al escuchar el ruido del pienso en el cubo consideraron mas urgente llenar el buche que dirimir la supremacía y dejé de ser objeto de su interés. Al llegar a la orilla fui retenido por la patrulla verde hasta que llegó la policía municipal. Intentaron hacer un atestado pero ante la evidencia de mi desasosiego, de mi comportamiento exaltado optaron por llevarme al Hospital más cercano. No para que me limpiaran el culo de sustancias cáusticas, sino para que me viera el psiquiatra. Para cuando llegó el galeno me había restregado mis partes por mi cuenta con una sabanita y todo el gel que pude reunir en las cabinas de triage. Ya más calmado pedí unos polvos de talco o algo similar mientras mi mujer, que llegó un buen rato después, intentaba dar explicaciones a su colega.

  43. El problema de los gansos en el Guadiana. El año pasado hubo que llevar un camión de ellos a no se qué albufera que estaba escasa.

  44. El nenúfar mexicano también es un problema. Aunque no se sabe de ningún nenúfar que haya sustraído el chupete a ningún bebé. No puedo certificar las cualidades astringentes de sus hojas puesto que prácticamente no he tenido tiempo.

  45. Procuro fijarme
    jueves, 15/08/2019 a las 16:57

    (¡No sabe nada CAT!)
    Ese es el problema. Que vuelva Rajoy y lo reconsideramos.

  46. La capsicaina libera sustancia P e histamina, la primera tiene efecto analgésico en nervios periféricos, la segunda efecto vasodilatador. Ambas juntas desencadenan un picor feroz que tiene su máxima expresión en mucosas, mientras que a través de la piel intacta es percibido como una quemazón más leve. La sustancia P se agota y eso pasado un tiempo prudencial alivia el picor.
    Chopsuey deleita e instruye con datos experimentales e inductivo razonamiento.

  47. A principios del siglo XX, a unos editores de Boston se les ocurrió la feliz idea de editar una selección de contribuciones en prosa y en verso de personas no relacionadas con la literatura, de la “gente”, que diría un podemita. El resultado fue un fascinante volumen titulado More Heart Throbs
    , una gran muestra de poesía sentimental acerca de temas eternos. En él he leído la frase del día: “La felicidad es tan valiosa para algunos de nosotros que, cuando se rompe, nos agachamos y recogemos los pedazos”. También he leído este poema, que en el libro figura como anónimo pero en realidad es obra de Elizabeth Barrett Browning, la notable poetisa victoriana de quien un crítico tan feroz como Edgar Poe llegó a decir en la que quizá sea su mejor reseña, que “ha hecho más, en poesía, que cualquier otra mujer, viva o muerta […] y ha superado a todos los poetas contemporáneos de ambos sexos (con una sola excepción)”.

    OUT IN THE FIELDS WITH GOD

    The little cares that fretted me

    I lost them yesterday,
    Among the fields, above the sea,
    Among the winds at play;
    Among the lowing of the herds,
    The rustling of the trees,
    Among the singing of the birds,
    The humming of the bees.

    The foolish fears of what may pass,

    I cast them all away
    Among the clover-scented grass,
    Among the new-mown hay;
    Among the rustling of the corn,

    Where drowsy poppies nod,
    Where ill thoughts die and good are born,

    Out in the fields with God.

  48. Gómez, sólo habré leído unas 100 veces los «Sonetos del portugués» de Elizabeth Barret Browining y apenas media docena de poemas más, pero juraría que esa no es la «voz» de Barret Browning. Es más, me apostaría un huevo (uno de los míticos huevos de Montano, si es que le queda alguno) que ese poema no es suyo.

  49. Puede ser, Perro. he visto esta atribución por ahí y, desde luego, no conozco tanto su “voz” como para descartarlo o afirmarlo. En cualquier caso, sea de ella o no, es un hermoso poema. o eso me parece.

  50. jrG
    jueves, 15/08/2019 a las 11:42

    Zeppi pasara a encontrarse con nosotros.
    En bici no creo.
    Me da que está fondón.

    Falso. En el lenguaje de la consultoría, que ahora practico asíduamente, ya le he explicado a JRG que lo que pasa es que sus expectativas estaban demasiado altas. Fueraparte, lo hemos pasado bien, ha sido un placer volver a encontrarnos. Y se ha zampado un ponche segoviano de postre como si se lo estuviese disputando al mismísimo Josénez. Se ve que lo tenía clavado, ya se ha sacado la espina.

  51. Decía el marqués:

    “…juntas desencadenan un picor feroz que tiene su máxima expresión…”

    Si para un médico la palabra “llamativo” significa lo que tristemente he tenido ocasión de experimentar, imaginen ustedes -si pueden- el equivalente a “feroz” en el lenguaje de los humanos y se harán una idea aproximada de mis padecimientos.

  52. Ximeno la gente del campo caliente extremoduro es que tenéis el sentimiento a flor de piel.
    Zeppi se nota que está en una consultora de postín, y acudió a la cita en su flamante patinete a pilas en terno de Armani y con su nuevo corte de pelo más acorde con su profesión.
    Pasamos a saludar a la familia de Cercedilla Y besamos a su Santa y santo que estaban allí en su gloria.
    Mientras yo me comía un cordero y Zeppi y Anne el solomillo de un buey ( cada uno) mientras que Ella mucho más comedida se tomaba unos espárragos con Coca-Cola cero.
    Nosotros mucho más de Dallas, nos apretábamos unas Coca-Colas con con todos sus nocivos ingredientes .
    La conversación fue de actualidad. Que si Feynman y’a nos parece un poco retorcido, que si comprendes un límite en matemáticas ya has comprendido que solo vale como herramienta para calcular y que te acercara a la reflexión de para qué sirve tratar de unificar si la distancia siempre será la misma.
    Que no hemos dado respuesta a las interrogantes de los hombres que pensaban en ciencia y que para eso se trabaja en lo abstracto como respuesta.
    Ebrios de cafeína fuimos a bajar la pitanza en un paseo en coche, claro está, que uno no está para gastarse así a lo tonto.

  53. He puesto mi primera cafetera en la cocina de Viejecita, mientras escucho el riego del jardín, y como ella pela un camión de espárragos que le llegó ayer.
    Anoche y’a en casa y ayudados por un refrescante cointreau con hielo, mantuvimos tertulia larga con el señor germanico y el genio de hijo.
    Es un genio enorme además.
    Una ligera colación de sólo 9 platos, con una botella de Pesquera nos predispuso para ver la película de Almodóvar, a petición mia.
    La vimos, no es mala la película, pero lo que destaca es Banderas. Muy buena su actuación.
    Después hicimos el cineforum que acabó con cuestiones más relativas.

  54. Eh ¡ Que conste que lo de los espárragos es inventado por JrG, que ya no es temporada de espárragos blancos frescos que son los que yo pelo, y cuezo , en casa !

    Y ¡¡¡ Pobre Ximeno !!!.

  55. JRG se toma a broma los códigos de la Secta, digo de la consultora, donde trabajo. Hablar en susurros, comer solo ensaladas o vestir tipo Armani son algunas de las normas no escritas, pero de obligado cumplimiento. Sensu stricto, yo no cumplo ninguna: suelo ir en vaqueros, atrayendo miradas desaprobadoras, me río a carcajadas por los pasillos, atrayendo miradas furibundas, y pido carne con frecuencia, atrayendo miradas aún más furibundas. Así nunca llegaré a Socio, que debe ser algo así como el extremo superior de la cadena de mando. Pero EL Cliente (otro ente abstracto) está satisfecho con mi trabajo y eso me mantiene en mi puesto. Por ahora.

Los comentarios están cerrados.