Domingo y lunes

Por Álvaro Quintana.

El domingo llega con la puntualidad de un desastre. Es un día de una amplitud pegajosa e incómoda, una ropa que queda grande y se mueve siempre un segundo más tarde que uno. Aquel domingo por la mañana me fui a Santander a dar un paseo por la bahía y meterme un rato en la biblioteca, rutina que me permite disfrutar de uno de mis pasatiempos predilectos: mirar a la gente (sin hablar con ella; de esto ya acabo harto a lo largo de la semana). Pasé por una calle fea y sucia donde, curiosamente, me pescó el 11-S, acontecimiento que el gordo de la tienda anunció al grito de «¡LA TERCERA GUERRA MUNDIAL!». Es una calle como atravesada en el diseño de la ciudad para que los marinos recién desembarcados y un tanto prietos de cintura para abajo hallaran mujer. En una de sus entradas tiene un badulaque con la cartelería en cirílico y la parroquia eslava echando una parlada a voces en la puerta, señores de bigotazo con camisas como de atrezo de telefilm y obreros musculosos de mentón imberbe y frente con saliente de canicón. Las mujeres siempre parecen actrices sin peinar.

Decía que entré en esa calle y me fijé en una pareja metida en un coche con las ventanillas a medio bajar — o medio subir, no me paré a preguntarlo — . No habían dado las 10:30 de la mañana. Él le aguantaba la mirada a algo que nadie más veía, parecía asistir a una revelación desplegándose con fuerza irresistible delante de sus ojos, una cicatriz de belleza en las cosas que se abría solo para él. Tenía la boca abierta y aspecto de que aunque se le cayera la baba no lo notaría. En el asiento de al lado la muchacha sostenía una cajita en la mano en la que había extendido con precisión de delineante una raya de coca. Cogió un canutillo y lo acercó a la nariz al tiempo que adelantaba la cabeza como buscando un beso. Pasé al lado del coche y lo dejé atrás, triste en la calle triste como un cuarto con una bombilla que tiembla.

Caramba, pensé, vaya fiesta tienen estos dos. Recordé sin mucho interés la época en que me daban esas horas con una copa en la mano y seguí caminando hasta llegar a las terrazas donde gente con el polo metido por dentro del pantalón aun compra para acompañar el desayuno ese papel de estraza que rodea al sudoku, vulgo prensa. Entré en una cafetería pija a tomar un café y una tostada con aceite. Los camareros iban de uniforme y había alguna abuela de piel muy morena y dientes muy blancos que aun parecía en la estación de los amores. El ajetreo de los camareros aseguraba el sosiego de los clientes, gente que hacía de los nietos un bien anterior a la nación. Había tal serenidad en el aire que daban ganas de pedir una copa y encomendarse a un dios semisalvaje. En vez de eso, desayuné agradecido de que no estuvieran puestas ni la televisión ni la radio añadiendo barullo al barullo. Esa pequeña tranquilidad dominical era lo que salvaría el día. Me acordé de un almacén al lado de la biblioteca a cuyas puertas se reúne un culto misterioso los domingos, custodiada la entrada por dos mujeres guapas de piel brillante y madura y vestido pegado al muslo. Un día me acerco a preguntar, pienso siempre, entusiasmado por cierto brillo de videoclip de música ligera. En cambio los dos satélites que vi en el coche alargaban el sábado hasta romperle las costuras y meterlo de lleno en el domingo, ese tiempo de nadie que o se llena de orden burgués o se pasa durmiendo. Los minutos del día están contados.

El despertador toca a muerto los lunes. Hay que avivar el cuerpo y despertarlo a unas labores que ha sepultado en la pereza, como una pierna rota reencuentra con dolor el trabajo de andar. Una compañera llegó con más sueño que los demás: había ido el sábado a los sanfermines y había vuelto el domingo. Le retumbaba en los oídos la tranquilidad de la oficina. Esta vez el sábado se había alargado hasta el lunes, tiñendo el día de un tono aun más áspero. Fantaseé con un tiempo plano y de un azul suave, una lámina de mar en la que abandonarse hasta morir de sed, o una playa en la que aguardar a que el viento te entierre lanzándote arena con la tenacidad de un animal hambriento. Una fiesta imposible en la pueden verse como en sección las líneas de movimiento del mundo. Conté cuánto me faltaba para las vacaciones y tuve ganas de ser fumador para poder salir a fumar. Un lunes de manual.

Un par de días más tarde estaba a las 7:30 de la mañana en el bar tomando el café y dos fulanos llegaron dando voces. Uno pidió un pacharán y el otro inspeccionó los pinchos de la barra.

—¿Cuál es la especialidad?

El camarero no estaba para hostias. Es alguien para quien todos los días son lunes.

—La especialidad soy yo.

90 comentarios en “Domingo y lunes

  1. La jerga de tuiter como todas las jergas es muy discutible, al final, son los tiempos que tocan, y muchos se deciden por no entrar o más bien por salir.
    En tuiter conocí a Mortimer hace muchos años, y era tan brillante como aquí, pero en cortito.
    En tuiteros sigue Quin, que le da a la tecla en cualquier formato.
    Como en casi todo, calidad existe, pero la basura es mucho más abundante.
    Hoy estoy muy contento, he recibido muy buenas noticias y veo a mis hijos muy de Facebook muy de tuiter, pero felices y orgullosos con sus vidas.
    Es lo que uno quería al final.
    Nada ni remotamente parecido a lo que soñabas para ellos, pero creo que es así mejor.
    Como pasara con este lugar.
    Deberemos ir pensando en que nombre y que formato se le pone.
    Me cuesta mucho pensar en ello, no quería cambios.
    Pero los hijos son así…

  2. una cicatriz de belleza en las cosas que se abría solo para él.

    Me la pido¡¡¡¡
    Es para pintarla.
    El resto también.

  3. Un nombre para un nuevo fanzine podría ser
    “se lo envuelvo para regalo?”
    también funcionaría.
    ” Me lo llevo puesto”

  4. Ya que habláis de la prensa, hablemos del papel de la prensa en España:

    […] y seguí caminando hasta llegar a las terrazas donde gente con el polo metido por dentro del pantalón aun compra para acompañar el desayuno ese papel de estraza que rodea al sudoku, vulgo prensa.

    El papel de la prensa en España no es papel de estraza, porque el papel de estraza es un señor papel; el papel de la prensa es uno conocido como «papel de periódico».

  5. (xxviii)
    Ya se oían los primeros estertores del Régimen, aquello no iba durar para siempre, llegaban iniciativas liberalizadoras en todos los ámbitos. La enseñanza fue uno de ellos, las nuevas técnicas pedagógicas pedían paso y don José Macías fue pionero creando el colegio San José de Campillos cerca de Málaga. Mis padres oyeron hablar de él y pensaron que sería bueno para encauzar mi conducta que hasta el momento había circulado por peligrosos meandros.
    Una tarde gris de octubre de 1971 llegué a Campillos, si el internado del Escorial me pareció triste las barracas de este colegio me recordaron a los campos de concentración que había visto en Hazañas Bélicas. Mi intuición fue buena, el Macías y sus inspectores habían implantado un régimen de terror, al parecer las nuevas técnicas pedagógicas consistían en “la letra con sangre entra”. Entre dos hileras de barracas había un enorme patio donde se pasaba el tiempo de recreo. El Macías, para controlar el ganado, iba en un Vespino de un lado a otro para que no se le escapara ninguna conducta punible. Allí conocí al sevillano Antonio Salgado o al malagueño Marcos Cantarero cuyos atribulados padres habían confiado a este grupo de pedagogos del terror la educación de sus hijos. Marcos era hijo de Manuel Cantarero del Castillo, un hombre que partiendo del Frente de Juventudes había llegado al socialismo. Por entonces acababa de publicar su catecismo de conversión: “Tragedia del socialismo español”, cuya lectura me llevó a votarle en las primeras elecciones democráticas de 1977.
    Comparar los barracones de Campillos con las añoradas cenas en el Jai Alai me empujó a diseñar un operativo que diera escarmiento a los brutales inspectores y a su jefe el Macías . Éste era un hombre corpulento de manos gordezuelas y voz de pito que tenía pocos puntos débiles excepto su inveterada afición al vino y al Vespino. El patio era de arena pero al final había una zona de cemento ideal para extender una mancha de SAE40 donde derrapara y cayera. Monté una pelea simulada con mis colegas Antonio y Marcos al final del patio que en cuanto fue detectada por el Macías enfiló el Vespino hacia allí para impartir justicia. La hostia que se pegó fue de pronóstico, el ciclomotor quedó para el arrastre pero él salió ileso del percance. No obstante montó en cólera al ver la trampa que le habíamos tendido y decretó mi expulsión fulminante.
    Esta vez mi padre no vino a buscarme, regresé en el tren-correo. Me recuerdo asomado a un ventanuco del vagón gritando ¡Vespino libertad!

  6. Vamos a ver.
    Una cosa sencillita, que no sé si los propietarios admitirían, es que pagemos el coste de alojamiento de este fanzine para un año( personas y’a están dispuestas a ello)
    Se borre el nombre si los propietarios lo tienen registrado o lo quieren guardar para el futuro, o lo quieren enterrar.
    Los propietarios nunca jamas de los jamases querrían volver a entrar por aquí en algún ratillo libre?
    No les podemos guardar su criatura un tiempo para ver si podemos hacer algo?
    Podemos conservar el cuerpo pero bajo otra denominación?
    En un principio se podía hacer una primera entrada y hacerla muy larga, con entradas en comentarios hasta que aparezca un tío con conocimientos.
    En fin pienso en alto…

  7. Montar un blog está chupado, Joserra. Y hasta puedes hacerlo gratis. Mantenerlo con regularidad y con orden es lo complicado. Hay que dar de comer a la fiera a sus horas.

  8. Eso no lo dudo BremA, el trabajo que habéis hecho es una joya que podemos todos apreciar y tener como ejemplo.
    Pero es que a mi me costo hasta poner bien los comentarios o meter un enlace …
    Los jovenzuelos como tú tenéis tecla en el sistema operativo, o tios como Perro q de mi edad posee unos conocimientos de cuAlquier cosa, solo a su alcance.
    A mi el trabajo no me importa y soy capaz de desenvolverme con varias tareas a la vez.
    Estoy tan arruinado que es una enorme ventaja, pues tampoco me disgusta ni aspiro a lo que tuve antes y dejé.
    Pero no tengo ni idea de meterme en las tripas de esto.
    Sería capaz de hacerlo a Roy ring, pero eso está más desfasado que el motor de dos tiempos.
    Como bien sabes, tengo una pagina a medio construir en la que soy incapaz de meter nada por desconocimiento.
    Para todos es sencillisimo, como para mi una perOectiva con dos o tres puntos de fuga.
    Es fácil si sabes de que hablas.
    El problema en este caso es técnico, aunque me temo que también de contenidos, y de personal que no prometa sino que cumpla.
    Esto está muerto.
    Entre todos lo matamos y el solo va a morir.
    Lamentable.
    Ojalá pudiera haberos ayudado o ayudar a quien quiera asumir, pero lo que yo se, y’a no gusta a nadie.
    Me gusta a mi solo, por lo que he podido comprobar.

  9. Un simple vistazo a la red basta para darse cuenta de que el término robaescenas [scene-stealer] se asocia por lo general con aquel secundario que, gracias a su talento, logra superar con su interpretación al actor protagonista. Sin embargo, para la gente del cine el robaescenas sería quien se apropia de algún segmento del filme por medio de trampas, la más clásica de las cuales sería aprovechar un momento en que la tensión narrativa recae en otro actor para realizar un pequeño gesto –un jugueteo con los dedos, una mueca o un movimiento inesperado de la cabeza– que concite la atención del espectador en uno mismo. Michael Caine citaba un truco todavía más sutil, como reducir la velocidad de pronunciación de las líneas de diálogo para que la cámara permanezca más tiempo enfocando al ladrón. Sin embargo, son trucos muy obvios que no están al alcance de los actores de reparto y que, desde luego, no te convierten en el personaje más popular del rodaje. En el cine español tenemos ejemplos de robaescenas legendarios.

  10. Bremaneur jueves, 29/08/2019 a las 20:04
    Eso que algunos llaman «lenguaje de Twitter», como decir «es bien» por «es bueno» o «me gusta» o «está bien», «gal» por «gol», el abuso de «boh» y expresiones similares, y tantas cosas que me dejo en el tintero, conforman un perfecto pijolecto.

    Es algo digno de estudio. A la forma de hablar característica de cada persona lo llamamos «idiolecto» y a la forma particular de escribir «estilo». Idiolecto viene de la raíz griega idio (propio) y el participio del verbo legein (hablar), por lo que habría que traducirlo como «habla propia», no «habla idiota».

    Curiosamente, ese «pijolecto» del que hablas parece estar formado por idiolectos (orales) que a base de repetición (y Twitter es repetición o retweet) se ha convertido en un estilo compartido (escrito). En todas las comunidades cerradas pasa lo mismo (podemos poner el ejemplo del blog de Santi González con los términos cubierta, remeros, sentina o patrón). Pero, curiosamente, puestos a imitar o elaborar estilo compartido, en Twitter lo más habitual es imitar lo bizarro, en lugar de lo exquisito. ¿Por qué? Porque es más gracioso y en medio de la selva de conversaciones breves sólo los textos con gracia llaman la atención.

  11. Perroantonio
    viernes, 30/08/2019 a las 13:41

    Boh, ese comentario tuyo es muy bien, Hulio, pero la repetición termina por aburrir. Y cuando se consolida, por exasperar.

  12. Un par de cosas

    – Sobre la entrada : a mí me encanta cuando es el despertador el que me despierta, y me puedo levantar y ponerme a hacer cosas directamente. Que, cuando no he puesto la alarma, me despierto incluso antes, y tengo que esperar , mirando una y otra vez al reloj, con la sensación de que está lentísimo, hasta que se hace una hora razonable y puedo empezar mi día.

    – Marqués, su amigo Marcos, de aquél colegio malagueño, ¿ es algo de esta chica ?
    A mí me gusta mucho, que aparte de cantar estupendamente, es que tiene sentido del humor. Y si en vez de ser malagueña ( que creo que es ), fuera catalana, me la imaginaría como nieta de La Caballé.

  13. Magrudis, la España del polígono. Lástima que cuando llegue a éste desde la moqueta, Chopsuey ya no existirá.

  14. «imitar lo bizarro»

    ni na ni na ni na PERROANTONIO CONTAMINACIÓN ni na ni na ni na, ¡paso al helicóptero de la RAE!
    NO TÚ NO
    TÚ, NO

  15. Bremaneur
    viernes, 30/08/2019 a las 11:43
    La traducción de El colgajo es lamentable.

    No sólo es la traducción , Bremaneur. Que me lo compré en la edición francesa de Gallimard, cuando se publicó el año pasado, y al principio estaba encantada con el libro, pero a medida que avanzaba me estaba empezando a poner a mil por hora, y decidí dejarlo reposar un tiempo, y sigo con el marcador en la página 297, y ahí está, esperándome desde entonces.
    Y entretanto he leído un montón de libros, de arriba abajo, y si me han gustado de verdad, dos veces seguidas para no perderme nada . Incluso libros de No Ficción, ( los libros de Historia, los de puentes, los de volcanes, los de psiquiatría , no los englobo en el Ensayo , que es lo que descarto de entrada, que ya sé que me va a rebasar ).

    Con lo cual, creo yo que no tiene toda la culpa el traductor, si el libro le ha decepcionado al final.

    Y buenos días a todos, que antes se me ha pasado, y he quedado como un cochero.
    Ya siento

  16. jrG viernes, 30/08/2019 a las 12:27
    Vamos a ver.
    Una cosa sencillita, que no sé si los propietarios admitirían, es que pagemos el coste de alojamiento de este fanzine para un año( personas y’a están dispuestas a ello)
    Se borre el nombre si los propietarios lo tienen registrado o lo quieren guardar para el futuro, o lo quieren enterrar.

    La opción está descartada. Los comentarios de Chopsuey se cerrarán en

    Cuando caduque la vigencia del alojamiento, el blog se cerrará. Ya tenemos una copia de seguridad operativa para que se puedan seguir consultando los contenidos.

    Los propietarios nunca jamas de los jamases querrían volver a entrar por aquí en algún ratillo libre?

    Por aquí, no, por allí. Los propietarios lo que queremos es ser tropa en otro sitio o site http://, comentar libremente o no aparecer en semanas, según transcurran nuestras vidas y nos estimulen las entradas y los comentarios.
    Lo que ya no podemos, porque no tenemos tiempo, es estar provocando o animando el cotarro cuando decae la conversación, controlando a quien le han desaparecido los comentarios porque no ha escrito bien su nombre, corrigiendo textos, haciendo ilustraciones, modificando el diseño y, en general, esas pequeñas cosas que obligan a estar, si no ocupados, al menos atentos.

    Ya lo hemos dicho, es cuestión de TIEMPO y DISPONIBILIDAD: ahora no tenemos ninguna de las dos cosas, hasta el punto que nuestros blogs respectivos también están desde hace tiempo en stand by.

    No les podemos guardar su criatura un tiempo para ver si podemos hacer algo?

    No. Ya sabemos que lo que se hará lo harán otras personas con otros criterios, otros gustos y otro estilo. Así que mejor empezar desde el primer momento haciendo algo distinto.

    Podemos conservar el cuerpo pero bajo otra denominación?

    Si «conservar el cuerpo» (corpore insepulto) quiere decir la plantilla que usamos en Chopsuey (y en perroantonio.com), no habría problema; aunque ya no está disponible en la web de su autor, siempre os podríamos pasar una copia operativa. Pero no es buena idea. Es mejor empezar con un diseño adaptado a los nuevos tiempos, aunque sea provisional y luego se mejore.

    Pero todo esto es empezar la casa por el tejado. Lo importante es encontrar
    a) a alguien que dirija el proyecto
    b) a alguien que administre la máquina

    Sin estos primeros pasos (liderazgo y administración), es inútil abordar temas de importancia subsidiaria, como nombre, diseño, reglas del juego, gastos (que son menores que una suscripción anual a Netflix, salvo el sueldo de la Bellpuig, que es lo que a nosotros nos ha resultado verdaderamente oneroso) o en qué plataforma o servidor alojar el blog.

    Naturalmente, si alguien se lanza, puede contar con nuestro asesoramiento… en función de horarios y disponibilidad.

  17. Marqués
    ( 14′ 11) ¿ Hay alguien que merezca la pena al que usted no conozca ?

    ( 14′ 15 )- “Lástima que cuando llegue a éste desde la moqueta, Chopsuey ya no existirá.”
    A eso lo llamo yo, remover el cuchillo en el fondo de la herida.

  18. Procuro fijarme viernes, 30/08/2019 a las 14:29
    «imitar lo bizarro»

    ni na ni na ni na PERROANTONIO CONTAMINACIÓN ni na ni na ni na, ¡paso al helicóptero de la RAE!
    NO TÚ NO
    TÚ, NO

    Batalla perdida, Proc. Adáptate antes de que la RAE incorpore el significado «raro» para bizarro. Al fin y al cabo era un italianismo que no usaba ni dios. Al menos ahora lo usan todos los que ven porno en internet, que son legión.

  19. Gracias a ustedes, ha sido un placer estar aquí.

    Nos seguiremos leyendo. La blogosfera y alrededores son más pequeños de lo que parece, y más si nos buscamos.

  20. viejecita
    viernes, 30/08/2019 a las 14:29
    Bremaneur
    viernes, 30/08/2019 a las 11:43
    La traducción de El colgajo es lamentable.
    No sólo es la traducción ,

    No se hable más: lo dejo en la 338.

  21. En el mes de agosto de 2012, Don Santiago Gonzalez dejó su blog, La Argos, al mando de tres capitanes sustitutos ; Don Lindo, Don Artanis, y Don Navarth.
    Y dedicaron las cubiertas del mes a hablar de cine. En concreto, de “Mis malos de Cine”. Aquello fue una gozada, y se prolongó en varias cubiertas durante el mes de septiembre. ( Don Santiago interrumpió sus vacaciones dos o tres veces para comentar películas él también, y se añadieron algunos argonautas más , como Benjamingrullo… ).
    El caso es que, en agosto del año siguiente, se volvió a repetir el experimento.
    Y ahora, si uno va a La Argos, a la derecha, en el Archivo, se encuentran esas cubiertas, y los posts de los Argonautas, con toda felicidad. Y hay “remeros” que se han muerto, o que se han marchado de la Argos, pero sus textos allí siguen. Nunca se han ido, y yo, al menos, cuando estoy triste, o cansada, y cuando los politicastros me hacen desconfiar del futuro, me voy a La Argos, pincho el Archivo, en los Malos de Cine, y así, y voy leyendo desde lo más antiguo hasta el final de cada serie, y vuelvo a leer sus textos, inolvidables, y es como si estuvieran vivos, o como si no se hubieran marchado, y ello me reconforta muchísimo.

    Comprendo que todo se acabe. Que las personas envejezcan, o enfermen y se mueran, que algunos pasen página, pero sus escritos deberían permanecer fácilmente accesibles.
    Esa sí que me parece a mí Memoria Histórica que merece ser conservada. Y esos textos , por buenos que sean, mejoran en su contexto, y con los comentarios apreciativos o críticos, o despectivos incluso, de los demás. Por ello me parecen importantes incluso los trolls…

    Bueno, me callo, que ya sé que no soy quien.

    Ya siento

  22. Gracias Perroantonio por tus aclaraciones.
    Hasta yo las he podido entender.
    Una vez conocida la fecha de defunción, el final de la novela, esta pierde mucho interés.
    No me quedo a los fuegos artificiales y el besuqueo final.
    Brindo por todos vosotros y todos ustedes.
    Suerte y que lo pasen bien.
    No me gustan estos momentos.
    Pero si tenemos que irnos, pues nos vamos.

  23. MENCIONES
    Hace muchos muchos años escribí una fabulita en la que el protagonista, tras una vida consagrada a desentrañar un mensaje críptico oculto en unos antiguos pergaminos, obtenía como recompensa a sus desvelos unas líneas en una enciclopedia. Pues bien, como autor descatalogado acabo de enterarme que la monumental Historia sinóptica de la literatura española, publicada en 2004, tuvo la gentileza de dedicarme una línea, concretamente para señalar que mi primera novela se publicó en 1998 y fue bien recibida. Sea.

  24. Pues yo me retiraré si no logramos tener otro reservado.

    Y, como no uso Twitter ni Facebook ni Instagram, pero me gustaría saber de vez en cuando de ustedes (y conocer a mi vecina Viejecita, que tan buenos ratos me ha dado), y no es cosa de intercambiar números y direcciones de correo por aquí, a ver si uno de estos días abro una sala temporal de chat en discord o en rocketchat y podemos intercambiar datos con alguna privacidad.

  25. Ayer soñé, y en medio del sueño (estaba yo sacando balas de heno de un doblado y llevándolas al fondo de una piscina quién sabe con qué propósito), apareció ¡Proc! Nos tratábamos como viejas amigas, y yo le pedía consejo sobre cuántas balas y cómo colocarlas, a lo que ella respondía con su habitual ironía, de modo que yo no terminaba de entender qué me aconsejaba finalmente. En esas estábamos (ella tan ufana y yo tan desconcertada) cuando dejé la bala en el suelo y le dije: oye, ¿tú sabes cómo se llama Adapts? Es que se va a cerrar esto (o sea, esto) y no sé ni cómo se llama.

    ¿Cómo es posible que lleve tratando años con un nick y vaya a desaparecer como si se lo hubiera tragado la tierra? Me apena mucho dejar de saber de algunos de ustedes para siempre. Puta nostalgia.

    N.b.: S., yo también le quiero, y tiene usted correo de servidora que aún no ha leído.

  26. Gómez
    viernes, 30/08/2019 a las 16:45
    Yo me voy a ir al blog de Belaborda, el vate.

    Joder, cómo no se nos había ocurrido.

  27. Solución de emergencia.

    La solución más fácil para lo del intercambio de teléfonos o correos es, pienso, una tinychat.

    Para quienes no conozcan su funcionamiento, es más simple que el mecanismo de un chupete: cualquiera puede crear de modo inmediato una sala, simplemente pulsando, arriba a la derecha, “Instant room”. El sistema asignará automáticamente a esa sala una URL del tipo https://tinychat.com/room/g3a6st (siendo g3a6st el nombre aleatorio de la sala).

    Quien la crea, aparece allí con el nombre que le parezca. Quien es invitado a ella (la invitación consiste simplemente en pasar a alguien el enlace en cuestión – https://tinychat.com/room/g3a6st), entra pinchando el enlace y figura en principio como “guest-xxxx” (xxxx son también números aleatorios asignados por el sistema). Si pincha en ese “guest-xxxx”, tendrá la opción de ponerse el nick que quiera (“change nickname”). Preferiblemente, uno que se reconozca.

    Por supuesto, esto no garantiza que cualquiera que pase por aquí pinche en el enlace y se haga pasar por Napoleón Bonaparte. Pero no soy muy de paranoias, y espero de quien pasa por aquí de vez en cuando que sea alguien razonable. También se podría montar una sala estrictamente privada, pero para lo que se me ha ocurrido (intercambiar contactos para no perderlo definitivamente) creo que basta y sobra.

    Una vez abandonada la sala creada hoy, desaparece, y al día siguiente, si alguien no hubiera podido estar presente, podría crear una nueva y volver a invitar a los demás.

    No sé cuántos de ustedes estarán despiertos, pero yo leo hasta la madrugada, así que dejo abierta por unas horas esta sala: https://tinychat.com/room/mvsg39

  28. Pirata Jenny
    viernes, 30/08/2019 a las 23:01

    Te comento.

    a) Las balas. En vez de balas podemos hacer cócteles molotov o cócteles de otra cosa que se nos ocurra, por ejemplo, de vino con casera y pipermín.

    b) Cómo se llama Adapts. Adapts se llama Vicente o Ausias March, que es como se llaman los valencianos.

    c)

    N.b.: S., yo y esa también le quiero, queremos

    Yo vengo aquí como Homer al bar de Moe, quítale a Homer el bar de Moe. Estoy en la fase de negación, que es la única fase de la vida que domino, pero me entreno pensando que todavía nos queda un mes, eso es como cien años para una mosca.

  29. Buenos días a todos :

    Anoche estuvimos viendo “El Multimillonario”, la última de Marilyn” que nos faltaba, y sería por la depresión, pero me pareció mala, mala ( la recordaba como estupenda), así que decidí dedicarme a dormir todas las horas que pudiera ( que lo de las curas de sueño es uno de los remedios tradicionales contra la depresión ), y acabo de abrir el ojo.

    Y ayer conseguí que el Aberrations blog me avisara cuando hubiera novedades , a base de toda clase de trucos para engañar al WordPress , y esta mañana veo que hay un nuevo texto.

    No estoy en FB, ni en twt, ni en linkedin, ni en instagram, ni en watsap, ni nada, y tengo un móvil , un Nokia, casi tan carca y tan antiguo como yo , que cuando se me rompa, tendré que volver a encargarme el mismo a Italia, o a donde lo sigan teniendo, como tuve que hacer el año pasado, que aquí en España ya no los hay. Y ese móvil lo llevo siempre encima, que es un instrumento de trabajo, y sólo lo uso para eso, para el trabajo, y para llamadas cortísimas de la familia. Y ni siquiera tengo agenda, para evitar problemas en el caso de que me lo volvieran a robar.

    Por lo cual , digo :
    Alguno de ustedes tiene mi buzón de correo electrónico, pero no todos. Y me encantaría poder conocer in res a todos ustedes, pero ya estoy muy vieja para esas xuntanzas que hacen , que siempre son a la tarde, o lejos de donde vivo.
    Y desde luego, tanto Pirata Jenny, como Procuro, estarían entre las personas con las que me encantaría estar en contacto.
    Así que, les pongo mi nombre, y mi buzón de correo electrónico, por si a alguno de ustedes le pudiera apetecer seguir en contacto con esta viejecita metepatas, que “lee pero que no discurre y no aprende” (las críticas no me disgustan, al contrario ).

    Hasta luego, espero.

  30. Querida Viejecita: es usted lo mejor del blog. El texto que he colgado en Aberration’s es uno de los primeros que publiqué en esta casa. Como no tengo copia física de ninguno de ellos, voy a llevarme los que me gusten y luego espero que desaparezcan junto con el blog. Acabo de colgar el primero, y al leerlo he experimentado esa sensación de ajenidad que a uno le asalta tantas veces cuando se encuentra con sucesos o personas del pasado. Ha sido una agradable sorpresa, el reencuentro, pues la verdad, y está feo decirlo, algunas de aquellas delirantes ficciones cómicas sin pretensiones me quedaron realmente divertidas. Fue mi pequeño homenaje a aquellas maravillosas novelas de Hércules Poirot que devoré, una por una, en mi infancia. Voy a confesar algo que jamás he dicho a nadie; cuando en 1975 leí la ultima novela de la serie, titulada Telón, en la que el detective belga fallecía tras resolver el caso más intrincado de su carrera, pasé varios días deprimido. Ni yo mismo me explicaba el porqué, pero no podía evitarlo. Supongo que yo era un niño extraño, mas lo cierto es que la muerte de aquel personaje imaginario que me había acompañado casi desde que tenía uso de razón me afectó casi tanto casi como perder a un amigo de la vida real. Las propiedades mágicas de la ficción… Jamás, después de aquel día, he vuelto a leer o releer ninguna de ellas. Pas de tout!

  31. y (xxix)
    Después del incidente de Campillos mi movilidad se vio muy limitada, mis padres estaban ya muy escarmentados conmigo. A mi abuela le dio pena verme aquellas largas tardes, tristes y tediosas, sin salir de casa y me llevó a Fermín en la calle Aduana para comprarme unos trastos de torear. Sabía que me gustaba hacer toreo de salón en el probador de mi madre haciendo posturas que se vieran reflejadas en los dos espejos. Ella me ponía coplas de Miguel de Molina en el tocadiscos y ahora con una muleta de verdad con su estaquilla en una mano y con el estoque de mentira en la otra, toreaba al natural. Decía que le recordaba a Cagancho que era un torero gitano con mucho pellizco, a mí me hacía gracia porque conocía mucho a su nieto Joaquín con el que jugaba en un equipo de fútbol-playa en Benidorm.
    Una noche, poco después, había una fiesta en casa de Pedro en la que había muchos invitados famosos, entre ellos el ganadero Atanasio Fernández que era diputado en las Cortes. Nosotros estábamos en la zona de la cocina un tanto achispados cuando aparecieron por allí algunos invitados buscando bebidas. Pedro le dijo a alguien que yo sabía torear y para reírse de mí me pidieron una demostración. Como llevaba conmigo la muleta pegué cuatro pases y rematé por alto. Ante la sorpresa de todos don Atanasio me dijo. “Eso está muy bien toreado chaval, ¿Te atreves a matar un novillo?”
    El sábado siguiente nos presentamos en la finca salmantina del ganadero, donde había una pequeña plaza-tentadero. Cuando reclamamos que cumpliera su promesa el ganadero se arrepintió de sus palabras pero ante nuestra insistencia me dejó torear un eral anovillado con las puntas intactas. Les pedí un estoque de verdad pero me advirtieron que no le podía matar, solo torear. Enrabietado por el engaño salté al ruedo dispuesto a armar el taco. Le pegué primero unos derechazos pero el eral al pasar me golpeaba con el lomo y me derribaba. Vi risas en el tendido donde había una docena de curiosos, lo que me enrabietó aun mas. En la siguiente serie me eché la muleta a la izquierda y cargué tanto la suerte que el eral me fue directo al cuerpo y me derribó aparatosamente. Se quedó mirándome en el suelo ante la rechifla del público, solo recuerdo que el animal olía muy mal. Me recogieron unas almas caritativas y se dieron cuenta que tenía una cornada en el triángulo de Scarpa que sangraba profusamente. Se les quitaron las risas y les entró el acojone, afortunadamente la arteria femoral estaba intacta y solo había una contusión en la vena. En aquel momento decidí que sería torero.

  32. Discutíamos hace unos días acerca de la influencia de la actividad humana sobre el medio ambiente. Durante el debate parecían existir dos posiciones que sin estar enfrentadas aparentaban estarlo. Voy a tratar de justificar una posición -la mía (¡qué casualidad!)- de la que no quedé satisfecho porque no supe explicarme, o porque imaginé que conocían la realidad de nuestro día a día. Nunca hay que ahorrar información al lector y suponer que éste sabe lo que nosotros, es mucho suponer. Algo que me dispongo a corregir en este momento.

    Vivo en una parte del mundo en la que el hombre humano ha convertido en los últimos 65 años 260.000 hectáreas de secarral en un ¿vergel? ¿jardín? No lo sé, pero piensen en un microclima en el que sea posible que el 31 de agosto de 2019 en Alange, justo en el centro de Extremadura, a las 7:45 haya un 78% de humedad estando a más de 200 km. de la costa. Además tengamos plátanos -o quizás sean bananas- en el jardín y el punto de rocío esté en 17º C. Es decir, hay días que, en pleno verano, gotitas de rocío salpican las mañanas.

    He mencionado la costa, hablemos de costas. Aquí se ha construido una red de grandes embalses con tres propósitos: Domeñar unos ríos cuyas avenidas provocaban grandes catástrofes, poner en riego un montón de hectáreas y obtener energía hidroeléctrica. Esos lagos son de un tamaño tal que Badajoz es la provincia con más kilómetros de costa de España, costa lacustre obviamente. Además se han construido 12 grandes plantas fotovoltaicas, una eólica y hay proyectos para la construcción de varias decenas más. Esto ha permitido que la producción de energía sostenible y/o renovable en la comunidad sea ya mayor a la consumida. Es decir, Extremadura hoy exporta energía renovable. Si además contamos la energía nuclear que, como sabemos tiene un impacto de generación de CO2 nulo, sin entrar a valorar los riegos que pueda suponer, podemos señalar que la energía generada en nuestra comunidad es suficiente para satisfacer la demanda de ocho comunidades autónomas. Que tampoco es una mala cifra.

    Si hablamos de masa forestal, la cosa cambia. Cambia a nuestro favor, claro, porque en nuestros bosques crecen, viven, se desarrollan y mueren 630.000.000 de árboles. La dehesa (está ustedes invitados a visitar una) es un sistema ecológicamente sostenible que se basa en la poda sistemática de arbustos para convertirlos en árboles, en la poda sistemática de los árboles para ajustar su porte a la carga máxima de masa vegetal del terreno y en la selección del ganado (oveja merina, cerdo ibérico y vaca retinta fundamentalmente) con una función: Aprovechar el pasto que crece entre los árboles en invierno. Con ello se consigue que en verano, temporada de incendios, no haya combustible por ahí tirado. El resultado en términos medioambientales es que los extremeños cabemos prácticamente a 600 árboles por habitante cuando la media nacional apenas llega a 160. Además tenemos 1.300.000 Ha. protegidas lo que significa que aportamos el 23% del total del país, y para terminar, gracias -o por culpa- de nuestro escaso desarrollo industrial nuestras emisiones de CO2 por Km2 son las menores de España y una de las menores de Europa.

    Con estos datos cualquiera podría considerar Extremadura una región altamente capacitada para la fijación del carbono, si no fuera porque posiblemente se trate de una experiencia poco significativa, dicho de otro modo “una falacia obesa y taimada” o el subproducto inoportuno de un dolor de cabeza. (Es la forma -un poco bruta, ya lo sé- que tengo de decirle a Procurito que yo también la quiero).

    Vivo a diario la experiencia del cambio que ha producido la actividad humana en el medio ambiente que frecuento. Algunos hemos hecho lo posible por conservar como sostenible desde el punto de vista de la ecología nuestro patrimonio por razones difíciles de explicar económicamente. Sólo un romanticismo trasnochado justifica semejante disparate empresarial. Disparate que se ve reforzado por el tratamiento feroz de la administración ¿Hemos obtenido alguna ventaja a cambio de nuestro compromiso con la sostenibilidad? ¿Mayor esperanza de vida, quizá? ¿Mejores indicadores de algún parámetro relacionado con el desarrollo, los servicios, la sanidad, la educación… algo, repito, por poco que sea, que justifique de alguna manera una actuación tan comprometida con el bienestar climático de nuestro planeta? ¿Algo que nos reconozcan nuestros compatriotas? ¿Quizás tengamos una reputación envidiable al menos? Noo… es más, parece como si a algunos nos quisieran hacer pasar por adalides de un presunto neonegacionismo climático, o al menos renegados de cierto planetarismo verdeazulado irrefutabilizado por una niña sueca.

    Por todo ello -parafraseando a Perroantonio- puedo decir con cierta preocupación, no exenta de irrelevancia que:

    Yo no tengo duda ninguna de que el ser humano influye en el clima. Me basta salir o entrar en Extremadura para comprobarlo.

  33. Extraordinario el Fernandito de fin de fiesta.
    Sólo una corrección de estilo si me es permitido

    había una fiesta en casa de Pedro en la que había muchos invitados famosos…

    Cambien en sus mentes el primer había que es un “sobrero” por un mejor armado “se celebró”.

  34. Ximeno, estás pormenorizando un particular de la razón que Perroantonio propuso con el famoso caso «lo ven mis ojos»: LO VEN TUS OJOS, PRIMO. Aunque tú no contemplas el infierno de las ciudades, sino los vergeles y las mil gracias que el hombre extremeño pasa hoy por sus sotos derramando, acusas en tu haber la universalidad de la experiencia del poder transformador del hombre.
    Te encocora que te cueste un huevo de tu propia cartera, NORMAL. Pero esos López son otros López, al menos desde el punto de vista del tema de conversación.
    Ximeno, yo también te quiero y además no soy rencorosa. Ya casi nunca me acuerdo de que el 25 de octubre de 2016 no me saludaste, por poner solo un ejemplo. No como otras personas como tú, rencoroso, más que rencoroso.

    Había estos días un artículo de John Müller que tiene relación, aunque el tuyo me ha gustado bastante.

  35. Cuando leí el TIC-TAC y supe que era verdad, la ladilla de superviviente que hay en mi cerebro enseguida buscó una cosa buena, una ventaja cualquiera por pequeña que fuera a la que agarrarse, y la encontró: la eterna desaparición de mis comentarios. Me dio un soplillo de paz.

  36. TOQUE A DEGÜELLO
    Dice mi capitán que en 20 días devuelvo todo lo que tengo, que es del ejército ruso. Mi MIG-21 y todo, por desobedecer órdenes muy claras.
    Me veo solita con mi espada y mi armadura-bikini.
    Si mi capitán cumple su amenaza, les juro que vengo a Chopsuey y deguello al que no se haya buscado blog alternativa.

  37. ¿Nadie va a alabar la extraordinaria ilustración? Ese es el mejor despertador que toca a muerto los lunes. Con sus cruces invertidas a modo de diapasones siniestros que campanillean duelos.

  38. Me he cansado de Sabstopol y estoy en Chinchón, que debería ser capital de algo, de la UE o de Rusia por lo menos. Estoy comiendo una paella que tiene pollo, guisantes, pimiento y mejillones. Perfecta.
    La plaza ya me habían dicho que era bonita, pero es una plaza de toros. Cerveza mahou, vino de la tierra y anís y esta tarde salgo de espontánea.

  39. Ximeno de Atalaya
    sábado, 31/08/2019 a las 13:48

    Muy de acuerdo. Poco hemos agradecido, yo el primero, lo bien ilustrados que han aparecido los textos que hemos mandado. Gracias.

  40. Buenas tardes :
    Ya he terminado con mi sábado y he venido corriendo a leerles, y a decir varias cosas :
    – Gomez, he conseguido engañar al WordPress con uno de sus textos de hoy, pero con el otro, me sigue expulsando, así que, se lo digo aquí : Me han gustado mucho los dos. Y espero que antes de que el Chop Suey desaparezca ( aunque espero que no desaparezca nunca, y le he hecho a San Antonio una oferta que no puede rechazar para que lo consiga ), antes de ello, pues, haya usted copiado y trasladado a Aberrations, Todas sus 50 cubiertas. Aunque no todas le gusten. Por Favor.

    – Ximeno : De lo que nos habla usted es del microclima conseguido gracias al famoso “Plan Badajoz”. Como hay microclimas artificiales en los invernaderos, y los ha habido siempre. Y el propio Lomborg, en sus libros, propone medidas para crear microclimas que hagan la vida más llevadera en las ciudades ( como pintar los tejados de blanco, teñir el asfalto de color claro, plantar árboles grandes en pequeños jardines de manzana, con fuentes, etc etc )
    Pero de lo que se está tratando en el IPCC, y en todas partes , es del Cambio Climático Global, y sobre ese Cambio Climático Global, hay muchas teorías y explicaciones científicas, y muchas dudas.
    Y no digo nada más sobre el tema, porque a mí me afecta personalmente, y comprendo que no soy quien.

    – El Fernandito de hoy me ha hecho especialmente ilusión. Porque él toreó un eral, de los Atanasios, con cornada y todo, ( y me choca que se lo permitieran, porque un toro no se olvida, y si se le ha toreado, aunque fuera de pequeño, se resabia, y va al cuerpo en vez de al trapo. Por eso en el campo, a los toros solo se les mide con las varas… )
    Pues el caso es que yo también he toreado. Pero a una vaquilla, y de Guardiola ( a esas si se las torea, para seleccionar las bravas de verdad, y ponérselas a los toros, y en cambio las mansas engordarlas para carne. Y yo ya tenía casi 25 años. Al principio me pusieron al alimón, pero como no me arrugaba ( siempre fui de las de “antes mártir que confesor” ) me sacaron una para mí sola. Que me miraba con los ojos bizcos, e intentó lanzarme por los aires, sin conseguirlo porque me agarré a sus cuernos… Al final me la tuvieron que quitar entre varios, que estaba la tía intentando aplastarme contra la pared de la placita…
    Un desastre el mío, por supuesto, pero gracias a ello, y a lo que yo había sentido, me leí el Cossío, y lo de los toros de Hemingway, y lo de Sanchez Dragó sobre el tema, y los disfruté muchísimo… Y ya sólo veo toros por televisión, o en el mac, en esos reportajes que ponen de vez en cuando Pirata o Marqués ( que a mi germanófilo no les gustan, y menos aún desde aquellas vaquillas ).

    – Y, por fin : si Bremaneur ha conseguido terminar el libro de Philippe Lançon de una tacada, y dice que es emocionante, habrá que darle una nueva oportunidad. En cuanto termine el de Stephenson, y el de Harry Hole de Jo Nesbo, y el nuevo de Savater que me llega el 17, me pongo con él.

    Bueno, ya les he dado la lata por un buen rato. Me voy a comer algo.Pero luego vuelvo, no se hagan ilusiones.

  41. En realidad lo que me marchita los estambres del alma es la obsesión por las soluciones que -ya sabemos- no funcionan. Esa pulsión irresistible, ese vértigo feraz por lo inútil. Me refiero a las sanciones. ¡Eh! ¡No hagas eso que te multo! No funciona, a ver, más alto que no se oye: NO FUNCIONA ¡NUNCA FUNCIONA! Si una empresa se pasa con su huella de carbono, le pongo una multa que se van a enterar. La empresa hace un cálculo y si le sale a cuenta sigue como si nada, es sancionada, paga la multa y acto seguido “reajusta precios” para “amortiguar en lo posible” sus “nuevos costes” ¿Cuál es el resultado práctico del ejercicio pedagógico de la sanción? Porque las sanciones -no lo olvidemos- son pedagogía pura. Me temo que el resultado sea inflacionario a efectos de las huellas de carbono, porque si se ha de pagar más, se paga -faltaría más- y al pagar más por lo mismo, gastamos más, es decir, consumimos más, empleamos más recursos, esos tan necesarios.

  42. Ejemplar sobre todo por trabajar y cobrar sin pagar impuestos.

    En Chinchón, la plaza engalanada pero para nada, ni novillos si quiera. Me he vuelto a Sebastopol.

  43. … me marchita los estambres del alma…
    … que campanillean duelos…
    … gotitas de rocío que salpican la mañana…

    Tras esas floridas muestras en una sola mañana y contra todo pronóstico nadie me llama cursi, ni nenaza o así, teniéndome que conformar con el idiolecto ese del que hablaba Perroantonio, porque “estilo” no puedo tener al estar reservado a los “escritores”. Están ustedes perdiendo músculo o qué.

  44. Lo siento Adapts, pero no he manejado un blog en mi vida. Sería un desastre. Por no hablar de que paso gran parte del día en un sitio donde no hay antenas. Y sin antenas no hay comunicaciones.

  45. Ximeno de Atalaya
    sábado, 31/08/2019 a las 11:24

    Qué grande, Ximeno. Este post es una de las razones por las que en algún sitio deberían conservarse los archivos de Chopsuey.

  46. Ximeno de Atalaya
    sábado, 31/08/2019 a las 11:24

    Muy bien, Ximeno, veo que el diálogo funciona y que vamos acercando posturas. Ya sólo nos falta un pasito más (tesis > antítesis > síntesis) para que la luz de la verdad brille con todo su resplandor.

    Me alegra saber
    a) que, efectivamente, el ser humano influye en el clima y
    b) que al afirmar lo anterior no me estaba dejando llevar por ninguna falacia lógica, sino por las simples evidencias.

    Pero ahora sí que se me presenta un problema. ¿Puedo decir que el ser humano influye en el clima «para mal», lo que al parecer es alarmista, o sólo puedo decir que influye en el clima para bien?

    ¿Puedo decir que la intervención humana en Haití y la tala descontrolada de árboles ha provocado que la zona occidental de la isla La Española tenga, por ejemplo, graves problemas con el abastecimiento de agua, algo que no ocurre en la zona oriental de la isla, en la República Dominicana? ¿Puedo decir que en Japón «el aumento en la demanda de madera para la edificación, la construcción de barcos y para combustible llevaron a una rápida deforestación que dio como resultado incendios forestales, inundaciones y erosión del suelo. La respuesta del shōgun, alrededor del 1666, fue implementar una serie de políticas que incluían reducir la cantidad de árboles cortados, incrementar el número de árboles plantados además de que sólo los daimyō y el shōgun podían autorizar el uso de la madera. Para el siglo XVIII Japón desarrolló conocimientos científicos específicos de silvicultura y forestación» (https://es.wikipedia.org/wiki/Período_Edo) que han tenido como resultado no sólo que Japón sea uno de los ejemplos mundiales de gestión de los bosques, lo que influye de manera determinante en su climatología?

    En fin, en nuestro amable debate del otro día ni siquiera me molesté en citar la bibliografía más obvia, el libro tantas veces alabado en este fanzine Colapso, de Jared Diamond, en donde se detallan cuáles son los factores que influyen en el colapso de las sociedades humanas, siendo uno quizá el más grave la deforestación que inmediatamente trae consigo la erosión y salinización de los suelos, con la consiguiente pérdida de fertilidad, escasez de agua y desertización.

    ¿Ha influido en el clima de su entorno la desecación del Mar de Aral? ¿Influye en el clima (no solo en el estado de ánimo) de España los trasvases? ¿Han configurado el clima peninsular, ya desde época romana, la transformación de zonas boscosas en campos de cultivo de cereal? Las respuestas son obvias, supongo.

    Y, finalmente —esta para Adps— si el ser humano puede ser determinante en la configuración de microclimas, que en un momento determinado pueden convertir un desierto en un vergel o viceversa, ¿no es el clima global —entre otras cosas— la suma de microclimas?

    Disfruten de un bonito domingo.

  47. Perroantonio (11’24 )
    Habla usted bien de Japón, respecto a la gestión de bosques.
    Se le ha olvidado, sin embargo , Soria, que lo tenemos mucho más cerca.
    Allí los bosques , su limpieza y mantenimiento , su rentabilización, ( las setas, las podas, el forraje, etc etc ) , son comunales. Y, al menos si no mienten mis amigos sorianos, funcionan perfectamente : se mantienen limpios de maleza , tienen cortafuegos por si hacieran falta, y son rentables.
    Y en Soria, no creo que tengan ningún Shogun.

    Ya siento

  48. Perroantonio
    domingo, 01/09/2019 a las 10:00

    Sea, disfrutemos del domingo, del clima y del diálogo.

    Perroantonio quiere que resplandezca la luz de la verdad porque Perroantonio es un hombre honrado. Yo no puedo aspirar a serlo porque sólo me falta dar un pasito más y como ustedes han podido comprobar no estoy dispuesto a darlo. Perroantonio dice la verdad cuando apunta que estamos acercando posturas y se alegra de ello porque es un hombre honrado. Yo no puedo serlo porque, a pesar de que en ningún momento he discutido que el hombre influye en el clima, he creído ver una minúscula tara en su noble discurso y así lo he expresado. Perroantonio hace observaciones que no son más que evidencias y eso a él le «basta» porque es un hombre honrado. Mis experiencias, en cambio, nunca son «bastantes» porque la evidencia más auténtica, la genuina siempre está de su lado. Y, cuando utilizo exactamente sus mismas palabras para extraer consecuencias opuestas, entonces -sólo entonces- se pregunta si puede decir que el ser humano influye en el clima «para mal», o si sólo puede decir que influye en el clima para bien. Se lo pregunta desconfiado, temeroso y tal vez angustiado porque Perroantonio es un hombre honrado. Él teme, con razón, la respuesta de mi parte porque yo no utilizo las palabras para llegar a acuerdos, sino para imponer mis dictados.
    Perroantonio pide permiso para argumentar una tesis que nunca ha estado en discusión, que el hombre influye y ha influido en el clima, pero pide permiso porque es un hombre honrado. Yo en cambio no respondo a sus preguntas, no cito libros comúnmente aceptados, no acepto la obviedad, ni la lógica porque es de suponer desprecio a la razón.

    Bueno amigos, apreciables amigos, no os excite yo con esta exposición. Yo no soy orador como Perroantonio, sino como todos sabéis, un hombre franco y sencillo, un campesino. Porque no tengo ni talento, ni elocuencia, ni mérito, ni estilo, ni ademanes, ni el poder de la oratoria, que enardece la sangre de los hombres. Hablo llanamente y no os digo sino lo que todos conocéis. Os muestro las heridas y les pido que ellas hablen por mí. Pues si yo fuera Perroantonio inflamaría vuestras almas y levantaría en motín las piedras de Chopsuey. (O algo por el estilo)

  49. Ximeno de Atalaya ( 12′ 38 )
    Bueno amigos, apreciables amigos, no os excite yo con esta exposición. Yo no soy orador como Perroantonio, sino como todos sabéis, un hombre franco y sencillo, un campesino. Porque no tengo ni talento, ni elocuencia, ni mérito, ni estilo, ni ademanes, ni el poder de la oratoria, que enardece la sangre de los hombres. Hablo llanamente y no os digo sino lo que todos conocéis. Os muestro las heridas y les pido que ellas hablen por mí. …

    ¡ Caray ! Pues menos mal que es un campesino sencillo, que si llega a ser orador, ¡ La que hubiera montado !

  50. Me rindo ante Marco Antonio de la Atalaya.

    Y me bajo a ver al Atleti (y a estrenarme en el nuevo Metropolitano). Vais a ver como perdamos o empatemos lo contenta que voy a volver.

  51. Ximeno de Atalaya
    domingo, 01/09/2019 a las 12:38

    Ximeno, si usted se reivindica como paleto no pienso llevarle la contraria. Tampoco voy a reivindicar para mí esa honradez que usted me atribuye sólo para retirármela luego y endosársela a usted mismo: he visto a prestidigitadores mancos más habilidosos. Quédese pues con su franqueza, sencillez, campechanería y esa honradez adquirida de matute. Le hubiera bastado con admitir que se equivocó al endosarme no sé qué falacia lógica con la malvada intención de engañarles a ustedes, inocentes criaturas.

    En fin, qué tristeza comprobar que las virtudes romanas clásicas de la gravitas, dignitas, severitas, firmitas y ¡veritas! ya no se tengan por propias en Emerita Augusta y se reemplacen por los tópicos simplicíssimus de la nobleza baturra. Sic transit gloria mundi, o sea.

  52. Otra de las cosas que nos han enseñado el cine y la televisión es que cuando las fuerzas especiales de la policía rodean una propiedad para realizar un asalto, puedes tener la certeza de que o los malos no se encuentran allí o algo va a salir mal.

  53. Adaptaciones
    domingo, 01/09/2019 a las 13:57
    No sõlo PerroAntoine, algunos más aquí, encajamos en el rojo en el sistema Puzzle Disc.

    He ido a consultar de qué se trata y ya sé lo que es. Es unos test psicológicos que venían en los tebeos de Lily que le comparábamos a Santi el Manco.

  54. Al final no habrá TOQUE A DEGÜELLO en chopsuey. Mi capitán ha valorado los servicios prestados y ha dicho: Que sea la última vez.
    Pero me despido ya, desde mi MIG 21, ya que he encontrado el sustituto perfecto de chopsuey, y es el futbol, y más en concreto el Altlético de Madrid. (Yo hoy lo veré en el bar)
    Hasta siempre.
    Aupa Atleti.

  55. Que siga la diversión.

    “Ximeno, si usted se reivindica como paleto no pienso llevarle la contraria. “

    No lo he hecho, me tildé de campesino, que no es lo mismo. Pero salgamos de dudas y vayamos al diccionario.

    campesino,na

    1. adj. Dicho de una persona: Que vive y trabaja de forma habitual en el campo. U. t. c. s.
    2. adj. Perteneciente o relativo al campo. Paisaje campesino.
    3. adj. Propio de la persona campesina. Costumbres campesinas.
    4. adj. Natural de Tierra de Campos, comarca de Castilla y León, en España. U. t. c. s.
    5. adj. Perteneciente o relativo a Tierra de Campos o a los campesinos.
    6. adj. desus. Dicho de la tierra o de un fruto suyo: Silvestre, espontáneo, sin cultivo.

    paleto, ta
    De paleta.

    1. adj. despect. Poco educado y de modales y gustos poco refinados. U. m. c. s.
    2. adj. despect. Dicho de una persona: Rústica y sin habilidad para desenvolverse en ambientes urbanos. U. m. c. s.
    3. adj. despect. Propio o característico de la persona paleta.
    4. m. gamo.

    Es curioso que todas las acepciones de paleto sean despectivas, excepto gamo.

    Insisto, no me he reivindicado como paleto. Ni se me ha pasado por la imaginación semejante despropósito. Pero si le hace ilusión y solo por complacerle estaría dispuesto a hacerlo.

    “Tampoco voy a reivindicar para mí esa honradez que usted me atribuye sólo para retirármela luego y endosársela a usted mismo”

    Cuándo y dónde le he retirado la honradez y sobre todo cómo. La rectitud de ánimo se tiene o no se tiene, no es de quita y pon. No podría apropiarme de su integridad, no sabría hacerlo pues no sé dónde la guarda. Lo digo porque eso de:

    “he visto a prestidigitadores mancos más habilidosos.”

    me ha sonado a acusación de trilero aventajado.

    “Quédese pues con su franqueza, sencillez, campechanería y esa honradez adquirida de matute.”

    Aquí me vuelve a acusar de estafarle la honradez sin pruebas. Claro, no las necesita. A veces se me olvida que a usted le “basta” con sentirlo.

    “Le hubiera bastado con admitir que se equivocó al endosarme no sé qué falacia lógica con la malvada intención de engañarles a ustedes, inocentes criaturas.”

    No le voy a acusar de contar los hechos desde su particular óptica, prefiero pensar que con la emoción de la porfía ha perdido la memoria. Se la refresco.

    En su día dije:

    “En el celebrado texto de ayer de Perroantonio aparecen un par de frases que ponen en solfa toda su exposición.”

    Poner en solfa significa poner música, una música que a mi particular gusto desentona con el resto del texto. A continuación copio las dos frases mencionadas

    Son estas:

    “Yo no tengo duda ninguna de que el ser humano influye en el clima. Me basta salir o entrar en una gran ciudad para comprobarlo.”

    Y doy las razones por las que en mi opinión esa música no aporta nada bueno al resto

    “No tengo duda porque me basta la experiencia propia, es el ejemplo por antonomasia del sesgo cognitivo. Haga usted el favor de retirarlas.”

    No veo por parte alguna acusación de utilizar falacias con aviesas intenciones. Es más, si nos ponemos exquisitos lo que digo literalmente es que el ejemplo por antonomasia del sesgo cognitivo es “no tengo duda porque me basta la experiencia propia”.

    Además acusa de tener poco respeto a la verdad a toda una ciudad cuando dice

    “En fin, qué tristeza comprobar que las virtudes romanas clásicas de la gravitas, dignitas, severitas, firmitas y ¡veritas! ya no se tengan por propias en Emerita Augusta y se reemplacen por los tópicos simplicíssimus de la nobleza baturra. Sic transit gloria mundi, o sea.

    Aunque podría ocurrir que fuera víctima de mi simplicísima simpleza y en realidad se refiera sólo a mí. Prefiero no despejar la duda.

    En resumen,

    1º.- Me tilda de paleto por persona interpuesta. Afortunadamente la persona interpuesta soy yo mismo y me he encontrado dispuesto -en esta ocasión- a testificar en mi favor.

    2º.- Me acusa de tramposo. Supongo que por malversar el más famoso discurso shakespeariano para debatir. Otro lo podía considerar una muestra de respeto. Lo siento, no volverá a suceder (No he podido evitar el guiño “campechano”).

    3º.- La única solución que propone a nuestras discrepancias es la rendición sin condiciones y para ayudarme a tomar la decisión correcta…

    4º.- Me acusa entre otras lindezas de indigno, falsario y -aquí me surgen dudas- no se si de simple en grado máximo o payaso. No descarto una combinación de las dos.

    No sé Perroantonio, a mi me gusta debatir, discutir me pone, no voy a negarlo, refutar me resulta casi orgásmico, pero la vía que escogido, aunque me divierte, dicho sin acritud no creo que nos lleve demasiado lejos. Sin embargo.

  56. Perroantonio
    domingo, 01/09/2019 a las 16:14
    Ayer se dio aviso de que Blanca Fernandez Ochoa estaba desaparecida desde el 25 de agosto. Hoy han encontrado su coche en Cercedilla.

    El viernes 16 de Agosto, justo el día después de que pasaran por aquí Joserra y Anne, coincidimos con Blanca y su madre en casa de mis padres. Hacía tiempo que no nos veíamos y estaba bien de aspecto físico, pero como comentamos Ella y yo después, mostraba una alegría forzada y mucha tristeza interior.

  57. Ayer me fui a ver la de Tarantantino con Emecién, sólo porque pagaba ella. Decir que apoyo las críticas favorables aquí leídas aunque en la mitad de la peli ya sabía cuál iba a ser el final, pero no importa tanto el qué como el cómo. Me reí a tope y me emocioné con la historia de la amistad macho-macho. Me declaro asimismo fan de Brack Pil, pero esto no es nuevo. Además, cada día se parece más a Roberto Ford Rojo.

  58. Juanfran Satur
    domingo, 01/09/2019 a las 18:14
    Ayer me fui a ver la de Tarantantino con Emecién, sólo porque pagaba ella.

    Voy a escribir como si estuviese enfadada porque estoy enfadada por culpa de Sergio Ramos. Procedo.

    Madre mía qué trabajito me costó levantarle de la horizontalidad. Pero yo quería y querré y tiran más dos… PUES ESO.

    Mi análisis de la peli: está muy bien hecha. Un poco deshilachada y sin historia. Es más un momento de varios tipos en Hollywood en 1969. Scorsese la habría bordado, que es su especialidad. Pitt es un gran actor. No hay (mogollón de) destripados como le gusta a Tarantino. Admiro las ganas de entretener de Tarantino, su falta de rollo. Echo de menos un poco de la amoralidad católica de Scorsese. Tarantino es un clásico que quiere entretener, como Hitchcock, eso es el cine. No el rollo del buenismo. Como Alex de la Iglesia aquí. Scorsese igual, pero además es amoral, empieza Uno de los nuestros diciendo el prota “desde que tengo memoria siempre quise ser un gánster”. Es el mejor. La peli es Tarantino está muy bien. Es un fresco del Hollywood de los 70 perfecto. Los personajes de Eastwood, otro genio, son personas rectas y con ética. Los de Scorsese, que en el fondo son iguales, son al revés, es DiCaprio en la del Lobo de Wall Street.

    Voy a seguir enfadada, que empieza la segunda parte.

  59. Yo desde aquí me ofrezco a financiar el fanzine, y hasta a dedicarle gratis unas horas de mi tiempo libre cada mes, si es menester. Si hace falta les envío mi CV.

    Aquí queda mi oferta por escrito, no se corten en pedírmelo.

Los comentarios están cerrados.