103 comentarios en “Mano poderosa

  1. ¡ Caray !
    Ya estoy en mi primer descanso de lunes, y todavía no veo que nadie haya venido a escribir. Ni siquiera el madrugador JrG.
    ¿ Estarán preparándose para el Apocalipsis ?

  2. He leído unas importantes declaraciones de Susú: «Es importante no perder».

    Susú, gran filósofo deportivo, mejor persona.

  3. Con lo que me ha costado darme cuenta de quien era Susú, quien era el Roberto Ford Rojo, y así, en los comentarios de Satur, ahora me tengo que hacer a la idea de que el “Saturese” se me vaya a olvidar, por falta de práctica lectora. ¡ Buaaaa !

    Y buenos días a todos, que antes se me ha olvidado.
    Me vuelvo a mi lunes

  4. He pasado el fin de semana redactando un currículum, cosa que no hacía desde hace unos veinte años y una cover letter, en prevención de lo que parece inevitable.
    Lo pongo para daros penica.

  5. TO WHOM IT MAY CONCERN
    Adaptaciones es un profesional como la copa de un pino, que ha demostrado elevadas dotes de organización y competencia.
    Su capacidad de gestionar exitosamente los inevitables momentos de tensión que se producen en una organización resulta prodigiosa.
    La Compañía que se haga con sus servicios no tardará en encontrar motivos de alegría en su Cuenta de Explotación, alegría que se percibirá de inmediato en la sección femenina de sus recursos humanos.
    Firmado en chpsuet, a tantos de tantos de la prórroga.

  6. CHARLIE HEBDO Y CHOPSUEY
    El mundo editorial está anquilosado, véase el ejemplo del importante libro de Phillippe Lançon. Lo está escribiendo en 2017 en los momentos que se producen los atentados de las Ramblas y Cambrils (hace referencia a ello), publica el libro en Francia en 2018 y a España nos llega en 2019. El “Sumisión” de Houellebecq que se publicó en 2015, justo cuando se produjo el atentado contra Hebdo, juega un papel rector en el libro de Lançon. La lectura en 2019 queda desfasada, en este año se ha publicado “Serotonina”, y se han producido un montón de hechos que sin duda hubieran influido en la redacción de “El colgajo”. Los tiempos de redacción, edición y lanzamiento son propios del siglo XX, hoy hubiéramos querido otra dimensión temporal mas acorde con las posibilidades técnicas actuales.
    Lançon es un hombre anticuado, insiste en la importancia de ser de izquierdas, en la alta cultura y en su piso polvoriento. Escribe de una forma enrevesada, premiosa, en la que sobran la mitad de las palabras. También tiene un concepto romántico de Charlie Hebdo, una revista que se desangra económicamente pero en la que sigue trabajando consciente de que hace una labor social relevante que no hace ninguna otra publicación (crítica a los poderosos, a los fanatismos, etc.)
    Mis conclusiones apresuradas, lo compré ayer y casi lo terminé, es que es un libro de lectura obligada, necesaria para saber dónde estamos y quiénes somos. Tendría mucho interés conocer su pensamiento en los últimos dos años, los que han pasado desde que escribió el libro. Su lectura aviva el contraste entre los que defendieron su publicación a muerte, literalmente, y los que se rajan a las primeras de cambio.

  7. Me sumo al laudatio de Holmess.

    Sobre el cierre, qué voy a decir. Da pena, pero se comprende. Si no hay alternativa, abrazos y besos para todos. Queda el tuiter, pero la verdad es que no vale gran cosa, he estado a punto de borrarme cada día de este mes. El formato no da más de sí, pero por lo menos ves a los amigos de tanto en cuanto.

  8. Ánimo, Adapts.

    Mano, 36 acepciones y un ciento de locuciones, algunas polisémicas; es una de las entradas más largas del diccionario, la palabra mano podría tener un diccionario para ella solita. Todavía me acuerdo de cuando oía «si a mano viene» y creía que decían «si amá [‘mamá’] no viene».
    En alguna parte he leído, oído o imaginado que Chillida, un joven dibujante muy sobresaliente, decidió pasarse a la mano izquierda porque ser tan diestro con la diestra le robaba la libertad y el beneficio de la reflexión que la torpeza de la otra le regalaba.

  9. Me traen un paquete, abro la puerta y entra corriendo un crío de menos de dos años.
    «¿Es tuyo?», le he preguntado al chaval, por si no era de nadie para quedármelo yo. Pero sí, el niño era suyo; estaba haciendo el hombre un Bescansa en el Congreso, sin teles ni fotógrafos.

  10. LA MANO

    Procuro fijarme
    lunes, 02/09/2019 a las 14:26

    Lo conté, creo. Tuve un brigada en los GOE que cuando metía una galleta a un soldado –cosa que hacía con harta frecuencia– apelaba a un presunto artículo del código militar que facultaba al mando a sofocar una insubordinación con “el medio que tuviera más a mano“.

    “Y ¿qué medio tengo más a mano que la mano?”, decía, justo antes de estampar la suya sin contemplaciones en la cara del soldado.

  11. —Después de un año he descubierto que eres gilipollas.
    —¿Tardas un año en descubrirlo y el gilipollas soy yo?

    No estoy de acuerdo, pero lo acabo de leer y me ha hecho mucha gracia.

  12. Supongo que os ha sorprendido la imagen de la Mano Poderosa y que ya habéis saciado vuestra curiosidad. Si es así, podéis ignorar estos comentarios.

    1. A lo primero que remite esta Mano Poderosa es a nuestra propia mano, aunque propone una lectura muy diferente a la de la quiromancia. Aquí unas manos.

    2. No he encontrado referencia en los diccionarios de símbolos a esta Mano Poderosa. (Aprovecho para apuntar que casi nunca me sirven los diccionarios de símbolos y que jamás he encontrado uno realmente bueno; quizá no exista).

    3. Al parecer se trata de una representación sincrética en donde se mezcla el culto cristiano con motivos paganos. La iconografía de las manos en sus distintas posiciones está muy extendida, y la más compleja parece ser la budista.

    4. Como la representación proviene de México es lógico pensar que el origen de la representación está en España, donde al menos hay dos manos mágicas:
    – La higa, un amuleto de origen europeo con forma de mano cerrada en donde sobresale el pulgar entre los dedos índice y corazón. Conjura el mal de ojo. Entre sus distintos nombres también se la conoce como «mano poderosa». Ha tenido mucha vinculación con el Camino de Santiago y se sigue fabricando y vendiendo, al menos en Santiago de Compostela. En mi casa ha sido muy común (yo sigo haciéndolo) un juego infantil que consiste en hacer creer a los niños pequeños que les quitas la nariz y la tienes guardado en el puño, y les muestras la higa.
    – La mano de Fátima, con las mismas propiedades, pero mucho más extendida que la higa.

    5. La imagen de la Mano Poderosa (aquí hay más) representa a la familia terrestre de Jesús (aunque aparece parte de la extraterrestre representada por Dios Padre). Esa familia son sus padres, María y José, y sus abuelos maternos, es decir, los padres de María, Ana y Joaquín. A los abuelos paternos que les den puesto que la condición de judío de Jesús se transmite por vía materna. La paterna es pues innecesaria y, en este caso, doblemente innecesaria, puesto que P.P., el pater putativus, tuvo poca vela en el entierro pese a portar la vara florecida que anunciaba su recuperado vigor sexual («Saldrá una vara del tronco de Isaí, y un vástago retoñará de sus raíces», Isaías 11, 1).

    6. La mano llegada y sangrante da noticia del sacrificio final y el cáliz remite a la eucaristía. ¿Pero qué hacen siete corderos, siete, abrevando del cáliz? Dicen los expertos que remite al Apocalipsis de San Juan, aunque que yo sepa en ningún lugar aparecen siete corderos, sino siete sellos, siete trompetas y siete copas, aununciadoras de sendas catástrofes apocalípticas. Si el Cordero es la representación de Cristo, ¿por qué hay siete? ¿Y por qué abrevan su propia sangre?

    En fin, es impresionante el cacao místico que generan las doctrinas. Afortunadamente hay gente ordenada que intenta estabular todo este conocimiento desperdigado. De esta manera he llegado a una interesantísima Wiki de Teología en donde he descubierto que existe una rama de la Teología dedicada al estudio de San José llamada Josefología y que también hay una corriente cismática, el Antifranciscatismo, que considera que el Papa Francisco es hereje.

    Oremus.

  13. Gómez, creo que no hace falta decirlo, pero puedes usar con total libertad las imágenes de Chopsuey en la republicación en Aberration’s Blog de tus relatos en Chopsuey.

  14. No se hacen ustedes una idea de lo mucho que odio el cambio a este mundo digital y cuanto echo de menos el analógico.

    Influye incluso en la concepción del mundo que tienen las personas y su relación con el otro, mucho más de lo que se pueda pensar, de hecho esta reflexión no se la he leído a nadie, la flexibilidad ha desaparecido.

  15. Gracias a todos por vuestros ánimos, pero soy viejo y sobrecualificąo contra esto no es fácil luchar.

  16. Adapts, el viejo Buckowski, que falleció en 1994, ya anticipó este impacto en un poema.

    now it’s computers and more computers
    and soon everybody will have one,
    3-year-olds will have computers
    and everybody will know everything
    about everybody else
    long before they meet them.
    nobody will want to meet anybody
    else ever again
    and everybody will be
    a recluse
    like I am now.

    hoy todo son ordenadores y más ordenadores
    y pronto todo el mundo tendrá uno,
    los niños de tres años tendrán ordenadores
    y todo el mundo conocerá todo
    lo relacionado con los demás
    mucho antes de que lleguen a conocerse
    y por eso nadie querrá conocerse.
    Nadie querrá conocer a nadie
    nunca jamás
    y todos serán
    unos solitarios
    como lo soy yo hoy.

  17. Muy perspicaz Gómez, por las fechas en que debió escribirlo, y exacto respecto a la actualidad.
    Bien es verdad que ahora al releerme me he dado cuenta de que no me he explicado, no me refería a esto pese a haberme referido al “otro”, sino a una especie de cuadrículación, 0 o 1, blanco o negro del pensamiento que diluye la tolerancia Ia flexibilidad, creo que no es un fenómeno producido sólo por la manada y el gregarismo que exacerban las redes, sino por una especie de interiorización del manejo de las máquinas en el día a día, al picar tal tecla las opciones siempre son limitadas, no hay un continuo analógico sobre el que puedas elegir o diseñar.

  18. “Al Tuerkas le molesta que Wajda sea anticomunista, y que no se haya tomado más deportivamente el asesinato de su padre por los soviéticos en el bosque de Katyn. Es lo que tienen los polacos, que como son católicos y anticomunistas, carecen de sentido del humor. Por eso, en opinión del Tuerkas, Wajda incurre en un error narrativo garrafal, que es la equivalencia y equidistancia entre nazis y soviéticos.”

    Jajajajajajaaaajajjjjjaa

  19. He aprovechado para leer los comentarios. De allí me echaban al segundo día. Mucho empalago.
    No sé dónde emigrar, cãgūen.

  20. Anglos y Sajones, que se podría esperar, pueblos germánicos ahí a lo bruto. Con lo apañä que era Britania antes.

  21. He de decir que en la puta vida hubiera imaginado la existencia de una mano con muñequines en los Deos, relacionada con la religión católica. Esto y cienes de sorpresas pasadas y futuras se las debemos al Chopsuey y se perderán en el espacio-tiempo de la Interneē. CABBRONES. GRACIAS.

  22. No sabéis lo que estáis haciendo, es una bajonazo temporal, hombre, hombre, ¡Aguantad!

    Sois realmente el único reducto para la alta, la baja cultura y el ingenio de una generación que creía en la la luz y entendía la discusión como vitaminas de la inteligencia. Después de Chopsuey, nada.
    Y así será en verdad.

    Hola Ximeno, hola Gómez, yo también me pongo cursi una o dos veces.

  23. Medina del Campo buenas tetas de Lérida, me lo acaba de explicar la camarera, ella, yo no preguntē ni dije ni pío.

  24. Suscribo. (Lo de las tetas, no; lo de arriba a las once menos veinte iban a dar)

    Supongo que os ha sorprendido la imagen de la Mano Poderosa y que ya habéis saciado vuestra curiosidad. Si es así, podéis ignorar estos comentarios.

    Casi me ahogo de risa.
    Y qué locura lo de la mano.

  25. A mí me interesaba más que me explicaras por qué las camareras me dicen cosas.

    Que es de Lérida y yo no le pregunté sí lo suscribes ¿U qué?

  26. A mí los camareros también me hablan. Me dicen:
    —Sí.
    O también:
    —Pequeño o grande.
    Y más cosas que ahora mismo no me acuerdo.

  27. Dime qué estoy güenooo, como hace Emcuadrado con Bral Pit.

    Necesito coba, mucha coba, por las futuras entrevistas y eso. Para reafirmarme.

  28. VALE, VENGA

    Tienes las carnes más prietas que los tornillos de un submarino.

    Quién fuera baldosa para verte la cosa.

    Dime cómo te llamas y te pido para los Reyes.

  29. Para los uno o ninguno que les pueda interesar o les sirva de escarmiento.

    Avisé, no hagáis esta inversión, no hay mercado.
    Adapts dando por culo, no alineado, no sonríe y no aplaude.

    Inversión hecha, no se vende, como advertí.

    Adapts insiste, por lo menos modificad la línea de productos. En xxxx no se puede vender sin ensayos previos y a ser posible publicables.

    Adapts cenizo.

    Adapts y su equipo no están a la altura.

    Adapts es el problema. Mi equipo lógicamente se preocupa por su culo y está alineado.

    O sea.

    La última, no estás implicado. ¿Comoooooooooorrrrrrr?

    ¿Once horas si en oficina o catorce cuando viajo?

    Fin.

    Esto en el funcionariado no pasa. O sea si pasa, no tiene las mismas consecuencias quīcir.

  30. ¡Ostras, acabo de caer! Siete es el número de la perfección, los 7 corderos son el total de los corderos, es decir el rebaño de fieles que comulga.

    No sé si os habéis fijado, pero en esta representación de la Mano Poderosa que he enlazado anteriormente aparecen algunos de los principales símbolos de la iconografía cristiana: la columna a la que fue atado y en donde fue flagelado Cristo y la cuerda que ató sus manos, el gallo que representa la Resurrección, el cáliz de la última cena (el santo grial), la lanza con la que Longinos hirió el costado de Cristo y la lanza con la esponja empapada de vinagre, la escalera con la que se realizó el desprendimiento y, en el suelo, los famosos clavos de Cristo.

  31. Mano poderosa Perro, Brema, Bellpuig, es la vuestra.
    La mano que pulsó las teclas, en algún momento de hace años, para crear este sitio.
    Este magnífico e irrepetible sitio.
    Muchos hemos salido de nuestro anonimato blogero, y hemos echado los dientes aquí.
    Ha sido tanta la repercusión que al menos yo, no sé como aceptarlo, si bien la evidencia hará el resto.
    Esto no debería morir. En el recuerdo permanecerá, al menos en el de los que participamos casi con vehemencia, sin pensar en que pudiera ser leído por otros.
    Discutir de forma más o menos seria y más o menos deportiva. Tomárselo más o menos en serio y más o menos en broma, algunos muy poco en broma, pues el sentido del humor es más fácil hacia fuera que hacia dentro.
    Pero todos mostrábamos un perfil definido, diría que real, de forma que terminamos juntándonos, que entrábamos en la conversación de aquí y de la intimidad de cada cual.
    Los motivos del cierre no son discutibles, diría que ni opinables.
    Son los que son y punto.
    El trabajo de los creadores de abrir este garito es inmenso, de calidad, fascinante y opresivo seguramente.
    Sólo los que han tenido responsabilidades muy altas, como los que estamos de paso por aquí, podemos apreciar semejante labor, tan ingrata la mayoría de las veces.
    No pido pasos atrás, las decisiones están tomadas por gentes muy respetables, maduras, y con una dotación intelectual superior a la media antigua (de la moderna ya poco se puede decir).
    Pero esto no puede desaparecer, el mundo no sé, pero nosotros lo necesitamos.
    Es lo único que queda en un horizonte muy sombrío.
    Es seguro que sabremos adaptarnos, yo por ejemplo me doy por jodido y me sumergiré en mi cueva a seguir haciendo cosas que me permitan seguir vivo y viviendo, pero les voy a echar tan en falta…
    Durante algún tiempo pensaré en que diría la Procu, o el Adpats, o cómo me rebatiría el Perro hasta dejar por tierra mi argumento, en como celebrará Saturio el gol del Atleti, o algún comentario del Gomez o de Ximeno el rural.
    Yo les escribiré cartas a los más cercanos, pero los otros, se irán difuminando en el recuerdo, hasta perder el rostro…la memoria es así.
    No sé, lanzo un último SOS.
    Déjennos ayudarles.
    Ayudémonos.
    Yo ya no puedo ser líder de nada. Me toco quemarlo durante muchos años y no quiero repetir, no sé ya cómo hacerlo. Sólo se llevar mi vida y de esta manera.
    Pero aquí todos ustedes lo son sin quererlo seguramente.
    Esto no puede ni debe morir.
    Ni se lo merece el sitio y muchísimo menos los creadores, aunque no puedan, aunque les parezca que el final es la mejor forma.
    Una cosa se muere porque no funciona, pero esto funciona.
    Cierro el pico.

  32. EL AUTOENGAÑO DE ADAPTS
    Los lamentos de Adapts me resultan patéticos, me recuerdan a esos futbolistas que cuando pierden se quejan de la dureza del adversario y de la complicidad del árbitro. Lo que nos cuenta le pasa a todo el mundo y en todas las empresas, él no es ninguna excepción mas allá de los conflictos que pueda crear su peculiar personalidad. Les transcribo unos párrafos de uno de los nuevos capítulos de “De la moqueta al polígono”, lo que cuento es la enésima historia disparatada que se vive en una empresa. Esto vale para unas memorias con trasfondo cómico, no tiene sentido como queja del día a día.

    “El nuevo CEO era economista y desconocía los aspectos técnicos del negocio, pero era un verdadero hacha en Finanzas y Recursos Humanos (RRHH). En los meses anteriores gustaba reunir a toda la compañía para mostrarles una cuenta de resultados catastrófica que era lógica consecuencia de la desastrosa gestión de los “otros” y de los “anteriores”. La consecuencia natural de ello es que se necesitaba a alguien como él que embridara los gastos y redujera el personal y los activos superfluos. No se podía negar la evidencia, esto era necesario pero le faltaba la otra parte de la ecuación, cómo mantener los ingresos a medio plazo. En esto andaba pez, pero ya aparecerían los pelotas de turno dándole soluciones mágicas que él, en su ignorancia, compraría sin rechistar. Este modelo se repite en muchas empresas, lo había visto ya en otras familiares catalanas, y la consecuencia final es si no la desaparición de la empresa, su conversión en un negocio pequeño e insignificante.
    Pero en lo que este hombre destacaba y mucho era en RRHH, término que él rechazaba por que prefería hablar de “personas”. El primer impacto que tuve ya me dejó turulato, cuando me explicó que tenía un Máster en Felicidad. Su estrategia era hacer felices a los trabajadores, los que quedaran, para así mejorar la eficiencia de la empresa. La fórmula me pareció brillante, incluso pensé que podría ser incluso un programa político, hacer felices a los ciudadanos. Por lo tanto quedé muy atento a sus estrategias para hacernos felices”.

    Un apunte sobre el “welfare state” que aquí tanto gusta y que Adapts rechaza (aquí coincido con él) y puede explicar los conflictos laborales en nuestras empresas. Imaginemos un trabajador cualificado que gana 70.000 euros al año, puede ser Adapts o no. El coste para la empresa es de 7.000 euros mensuales de los que el trabajador percibe solo 4.000. Los 3.000 restantes se van para pagar el IRPF y los costes asociados al paro y a las pensiones, que aun así nos dicen son insostenibles. Imaginemos que esos 3.000 euros se reparten en 1.000 para el Estado benefactor, otros 1.000 de ahorro para la empresa y 1.000 mas de ingresos al mes del trabajador. Igual sería mas eficiente.

    Las reflexiones del marqués en Chopsuey iluminan a aquellos que nunca han trabajado como empresarios ni han tenido responsabilidades como empleados cualificados en el sector privado, es decir, políticos, funcionarios e intelectuales. También para querulantes y enequéticos en general.

  33. EPÍLOGO
    Estaba quemando mi juventud entre motos, vino y toros, Iba huyendo hacia ninguna parte. Empecé Medicina en la Complutense, elegí esta carrera porque era la Facultad mas cercana a mi casa en Fernández de los Ríos donde la convivencia con mis padres se me antojaba insoportable. Mostraba mi inconformidad con el destino mediante actos absurdos como entrar en clase con una moto de trial (una Sherpa 250), organizar carreras con una Bultaco Junior de 74 cc o con el 600 de mi abuela. De este tenía tal dominio que tomaba las curvas en dos ruedas ante el regocijo de mis amigotes.
    Un día observé como llegaba a la Facultad un Dyane 6 color butano nuevecito, de él se bajó una chica con el pelo negro muy largo y unos vaqueros que realzaban un maravilloso culo que iba adornado con dos mariquitas bordadas. Pregunté a mis colegas si la conocían. “Sí, claro, es Elvira, pero olvídate porque es inaccesible”. Me explicaron que solo se hablaba con un grupo de “modernos” de pelo largo y que además vivía en la calle Ayala y sus padres tenían muchas fincas. Estando en clase sentí un impulso irrefrenable y me acerqué a ella: “Hola, soy el peor alumno de la clase de Anatomía”. Me miró con cara de asco y se dio la vuelta. Mis amigos me chivaron que le contó a sus amigos melenudos que se había dirigido a ella “ese tío tan chulo y asqueroso de la moto”. Lo volví a intentar: “Hola, ¿te apetece dar una vuelta en el 600 de mi abuela?” Ante mi asombro aceptó.
    Invité también a Marcos Cantarero, el de Campillos, y a Juan Chozas que estaba en Derecho. Nos subimos los cuatro, me vino el recuerdo de cuando de niño ya manejaba el 600 color butano de Don Ángel, del mismo color que el Dyane 6 de Elvira. Una extraña excitación recorrió mi cabeza, con el peso de los cuatro el coche andaba menos que un galápago pero en las curvas me empleaba fondo, segunda a tope y volantazo para ponerlo en dos ruedas. Hubo de nuevo un problema “técnico”, como antaño, y volcamos aparatosamente. La “pelotilla” quedó en la cuneta apoyada en el techo, con las cuatro ruedas hacia arriba. Salimos del coche a duras penas, le dimos la vuelta y nos subimos de nuevo. Decidimos ir a Princesa a tomar unas cañas.
    Mientras nos tomábamos unas patatas bravas en Manolo observé como un chichón estaba creciendo en la frente de Elvira. En ese momento no fui capaz de imaginar que pasaríamos el resto de nuestra vida juntos.

  34. El marqués padece quizás de mala memoria debido a su edat, dado que llevo años explicando mis andanzas entre psiquiatras y nuevos curas, o sea psicólogos, y diciendo que uso el Chopsuey como terapia.
    Fueraparte falta que cite una sola vez en que yo haya dicho que lo mío sea excepcional. Más bien he explicado o se debería haber entendido que es lo habitual en la privada.

  35. Por fin alguien lo ha dicho, Chopsuey es una terapia.
    Cerrar Chopsuey es como quitarle la leche materna un niño.

  36. No lo veo como una terapia. El mundo exterior es hostil, pocos los amigos, muchas las ocupaciones y las copas a precios imposibles. ÇhøpSüey es un reducto donde se puede tertuliar con gente estupenda, gratis y a cualquier hora. Se ha creado espontáneamente un filtro que ha impedido hablar de la última politiquería de moda y de otras futilidades varias. Aquí no han estado prohibidos los neosacerdotes de la superopinión del supertodo, pero lo hubiesen llevado crudo de haber venido a hacer su apostolado. El precio a pagar, quizá, ha sido que la conversación ya no resultaba tan tumultuosa como al principio. Por eso, es bueno que ÇhøpSüey se incinere para que resurja un nuevo Ave Joao Félix.

  37. MORIR DE SU MUERTE

    Por si sirve de algo, a mediados de los noventa comencé a publicar relatos en lo que a la sazón se conocía un tanto pomposamente como “revista de creación literaria”. El santo varón que la llevaba, crítico musical en una de las más conocidas publicaciones de la época, picaba toda la revista a mano, relato por relato. Un curro demencial. Por supuesto, el único pago a los colaboradores era el de un par de ejemplares gratis. Ahí publiqué el primer cuento de mi vida, de casi cuarenta páginas de extensión, que ocupó más de la mitad de uno de los números. También se organizaron unas animadas tertulias literarias en un bareto de Gracia. Los tertulianos más asiduos pusimos cincuenta talegos por barba y montamos una editorial. Visto retrospectivamente, lo mejor del asunto era que para todos nosotros representó el primer contacto con gente que también escribía, en unos tiempos de muy difícil contacto entre personas con inquietudes y aspiraciones comunes. La verdad es que parecía que aquello iba a durar para siempre; pero, no sé, algunos comenzamos a publicar en otros lados de manera más profesional, otros se desanimaron y el proyecto, por decirlo con aquella maravillosa expresión que reservaban los conquistadores españoles para quienes no fallecían en combate, murió de su muerte. Y estuvo bien que fuera así. El principal legado que pueden dejar proyectos así, pienso, es el de espoleta para los que vienen detrás. Lo mismo valdría para este lugar.

    Acabo de teclear en google y he encontrado en los blogs de La Vanguardia esta mención sobre el lugar del que acabo de hablar por parte del periodista y escritor AC, al que recuerdo de las tertulias como un chaval despierto, unos diez años más joven que nosotros, que a la sazón acababa de terminar la carrera de `periodismo.

    “Como tantas otras personas, me enamoré de Thomas Bernhard a una edad temprana. Yo apenas era el borrador de un proyecto de escritor y acudía a las tertulias que José Boix, director de la revista de creación “El vendedor de pararrayos”, organizaba en un garito del barrio de Gracia. Allí me hablaron por primera vez del austríaco y enseguida corrí a una librería para comprarme su pentalogía autobiográfica. Nunca volví a ser el mismo”.

  38. Podíamos organizar entre todos un número especial de despedida. Yo me comprometo a un “algo”. (Que sometería al criterio de calidad mínimo y necesario sin reparos)

  39. Jenny, ¿qué correo? NO tengo na. ¡¡¡NO ME ENGAÑES!!!!!

    ***

    Siguiendo un comentario de Gómez me encuentro con que Belaborda tiene publicado un libro de sus posts en el NJ, Apuntes, y el blog de Santiago González. Ahí lo dejo.
    Qué tío, Belaborda. En una escala empática del 0 al 10 él daba -8. Al final, en Apuntes, acabé cayéndole medianamente. En parte por opinión interpuesta (Follandeiro) y en parte porque tomé partido por su novia; o algo así.

    ***

    Nos hacemos viejos, y bien está que diría el otro. La alternativa es peor. Una de mis aficiones es perseguir a Perroantonio por la internet mientras él va cerrando blogs. Una vez llegué a uno suyo antes de que lo abriera. El eterno retorno.

    RENOVARSE O MORIR. Por Perroantonio. 13 de octubre, 2013.

    Queridas, queridos. Este blog, salvo que ustedes lo remedien, tiene una fecha de caducidad, el 11 de diciembre de 2013. Es el día anterior al elegido por WordPress Premium para asestarme un sablazo y, por tanto, el momento idóneo para irse con la música a otra parte. He de reducir mis gastos y, sobre todo, reconducir mis energías hacia esfuerzos más productivos. Tengo la convicción de que un blog no temático carece de sentido y ya va siendo hora de asumirlo.

    Como siempre, ocurre que por aquí siguen entrando asiduamente alrededor de 80 personas (aparte de los visitantes ocasionales), sospecho que en muchas ocasiones por la posibilidad de tener una conversación divertida o por hacerse con los enlaces a las novedades de nuestros colegas. El NJ ha sido desde sus orígenes un buen contenedor para dejarse ver, pero quizá haya llegado el momento de recurrir a otros servicios de esfuerzo más distribuido como Facebook, Google+ (Twitter es otra cosa).

    Tanto Facebook como Google+ ofrecen la posibilidad de crear Grupos o Comunidades (que pueden ser privados) y la posibilidad de que cada unos de los participantes incida en sus propias querencias. Con la ventaja de que se pueden establecer conversaciones paralelas y no es necesario un blogmaster.
    La ventaja de Facebook es que está muy concurrido y es fácil ampliar el círculo de relaciones (aparte de que por allí ya están muchos de ustedes). Además, pueden poner fácilmente enlaces con sus noticias favoritas, sus musiquitas, sus fotos con el móvil, las frases filosóficas de su profesor de aromaterapia…
    La ventaja de Google+ es que no hay nadie, es elegante y combina en el mismo entorno todas las herramientas de Google. Tan sólo se necesita una cuenta de Gmail.

    Hay una última posibilidad. Que a alguna o alguno de ustedes le apetezca hacerse con la responsabilidad del chiringuito. O abrir uno nuevo.

    Ustedes dirán.

  40. Pasando canales por la tele antes de irme a entrenar, acabo de aterrizar en un antiguo capítulo de la serie Rex, un policía diferente. Es tan horrenda como la recordaba, la serie, pero me doy cuenta de que el malo, un pederasta asesino que colecciona muñecas, no es otro que el grandísimo Christoph Waltz.

  41. TERAPIA Y ENFERMEDAD
    Es inevitable dudar sobre el efecto de Chopsuey sobre la salud.
    Es terapéutico como vehículo de expresión, es pernicioso por las conductas adictivas que puede generar.
    Los griegos, sabios como eran, crearon el Pharmakos a quien se cargaban los males que acontecían. Una ley de la termodinámica avant la lettre: el malestar ni se crea ni se destruye, sólo se traspasa.
    No es raro que otras acepciones de ese concepto sean remedio y veneno: nada en exceso, que decía aquél.

  42. Buenas tardes a todos :

    – Ante todo ¡ Feliz Cumpleaños Holmess !.
    Todo pasa en septiembre . Lo bueno, lo malo, y lo malísimo .

    – Estupendo el Epílogo del Fernandito. Aunque yo creía que iba a haber algún capítulo más. Y me encantaría poder ver por algún agujero en el telón del tiempo, el “circuito ” de aquellas carreras …
    En mis tiempos, bastantes años antes, las hacíamos rodeando esa esplanada que había entre filosofía y derecho, y apuntábamos tiempos, y donde habíamos hecho cambio de marcha, y si habíamos frenado antes de las curvas, si las habíamos tomado en dos ruedas y acelerando, … Pero debíamos ser mucho menos osados, que no recuerdo ningún vuelco de ninguno de los 600.

    – Adaptaciones ( 21′ 09 ) de anoche: “Jajajajaaaaa…..”
    Enlaza usted la penúltima cubierta de La Argos, y dice que echa de menos a “la disidencia”. Pero si va usted a la misma entrada del 1 de septiembre del 2014, verá un montón de comentarios de entonces, y bastantes de ellos, “nada palmeros”.
    Y sí, La Argos ha perdido a muchos de sus comentaristas, algunos de ellos porque se han muerto, otros , por otras razones menos confesables. Y a todos ellos se les echa muchísimo de menos.
    Y ha sido un detalle encomiable, por parte de Santiago Gonzalez, el haber publicado esa cubierta que usted enlaza, diciendo que era una repetición de la que habían hecho a medias, él y Navarth, en la misma fecha, de cinco años antes. Y que esa cubierta antigua estuviese perfectamente accesible, con todos sus comentarios, sólo con buscarla a la derecha en el Archivo.
    Un gesto muy elegante por su parte.

    A ver que han escrito ustedes en este rato larguísimo que he tardado yo en teclear mi post con un dedo…
    Hasta luego, espero

  43. Como nadie ha escrito nada en este rato les enlazo esta música.
    Es para el del cumpleaños, pero también para todos ustedes, que se suele cantar para despedidas , ( de toda clase, y en especial, los anglos, el 31 de diciembre, para decir adiós al año que se va, y dar la bienvenida al nuevo que se estrena ).

  44. S.
    martes, 03/09/2019 a las 14:49
    Jenny, ¿qué correo? NO tengo na. ¡¡¡NO ME ENGAÑES!!!!!

    Enviado el 15 de mayo a las 15:36 en contestación al que me envió usted. Vamos, que a Colón le llegaban antes las cartas de Sevilla a América.

  45. No lo sé y por eso pregunto. ¿La búsqueda de Blanca sería igual de intensa y costosa con cualquier pepe?

  46. Están ustedes muy tranquilos y se acerca el día. Luego vendrán los berrinches y la sustitución de esta sana adicción por otras no tan sanas.

  47. viejecita
    martes, 03/09/2019 a las 16:59
    Como nadie ha escrito nada en este rato les enlazo esta música.

    Muy amable, Viejecita.

    Adaptaciones
    martes, 03/09/2019 a las 18:23
    No lo sé y por eso pregunto. ¿La búsqueda de Blanca sería igual de intensa y costosa con cualquier pepe?

    Y tanto.
    Tres horas de helicóptero clavado sobre la bahía, y el barco de Salvamento Marítimo dibujándola entera.

  48. Leontxo, insigne Irunés.
    Compañero en alguna ocasión con su pífano, en la compañía del Real Unión para el Alarde.

  49. Dentro de un rato nos dejan a los marcianitos hasta el jueves por la noche, que el viernes empiezan el colegio. Y ya hemos tapado la piscina, así que nos quedan el parque con la tirolina, el ping pong, las películas de Harry Potter, y el ajedrez ( que ya le dan palizas a su abuelo ) .

    Anoche estuvimos viendo “La Defensa Luzhin “, a ver si aprendíamos estrategia, pero sólo explicaban de verdad los últimos movimientos. En cambio este video que ha subido Pirata, me parece que se ve muy bien. Y claro, ellos aprenderán más que nosotros.

    Pirata Jenny
    martes, 03/09/2019 a las 18:38
    Siempre le he leído con gusto, pero mira que es jodidamente bueno también contándolas.

    Gracias pues.

  50. Viejita, vengo entrando esporádicamente en lo de SG desde el principio de los tiempos, creo que empezó casi al unísono con Arcadi, o sea que igual lleva quince años.
    En general siempre ha sido un blö que, a fuer de civilizado, personalmente me ha resultado aburrido. Alguna vez he escrito allí, pero vamos que la coña gamberra de verdad y el salirse del guión no me parece a mí que se contemple mucho.
    Y recuerdo los conflictos entre las diferentes facciones de Ciudadanos, creo que usted estaba en una de ellas, en aquella casa. Sea como fuere sólo es mi opinión, pero sí es innegable que apenas hablan de otra cosa que de política.
    No es mi sitio y ya lo siento.

    CABBRONES. GRACIAS. CABBRONES.

  51. Está pasando. Un surfista se engancha con un anzuelo pero la noticia es que un pescador agrede a un surfista con un anzuelo, que pensaba yo que resulta difícil andar ahí con dos dedos sujetándolo para agredir. Pero no, es que se enganchó.
    El pescador está en busca y captura.

    No es El Mundo Today.
    El joven, entrevistado.

    Consecuencia de estar rodeado de una panda de maricas llorones. Todo es una agresión. No existen los accidentes.

  52. Adaptaciones ( 19’52 )
    Yo, donde estaba , y donde por primera vez entré en un blog, y empecé a usar este Nick, fue co UPyD, en el blog de Basta ya. Pero me expulsaron a los dos años, por opinar ( de forma diferente , y decirlo ), sin ser nadie.
    Iba alguna vez al blog antiguo de Santiago Gonzalez, que tenía amigos allí, pero era demasiado de política, y yo había quedado vacunada.
    Pero, justamente, en agosto de 2012, Don Santiago se marchó de vacaciones, dejando a D.Lindo, D.Artanis y D.Navarth como capitanes al mando, y dedicaron todo ese mes a hablar de malos de película. Y fue una gozada. Y es cuando yo me enganché. Y el propio D.Santiago se quedó tan encantado que él mismo interrumpió sus vacaciones para hacer él también alguna incursión cinematográfica.
    Y vuelvo a decir que el hecho de que “Mis malos de Cine” tenga un enlace propio, a pesar de que los capitanes fueran los Oficiales Sustitutos, me parece un gesto muy elegante por su parte.

    Así que, ya ve, allí no todo es política

  53. Brema tiene una opinión sobre lo que diré, pero al final comparas a Rosa con Albert y claro…

    Macuerdo de quién era Albert y más o menos de lo que dije no se en cualos de todos los blös

  54. Gómez
    martes, 03/09/2019 a las 12:57
    MORIR DE SU MUERTE

    Gracias por escribir esto. Estaba pensando cómo expresar la misma opinión. Lo he intentado, pero no me sale así de bien.

  55. Pîrate, Claudio, todos, no sus dejéis arrullar por las dulces mentiras de la muerte, rebelaos, mustios, uníos a mi, CABBRONES, GRACIAS, NO CERRÉIS.

  56. Venga, Adapts, me uno y pregunto: Perroantuán, ¿por qué no lo dejáis abierto tal cual esté el 29 de septiembre y ya se nos ocurrirá cómo gestionarlo?

    Joder, aún no he visto la última de Tarantino y ya he discutido tres veces de ella.

  57. Ay.
    Cuarenta y pocos, muy morena, vestido blanco ibicenco que lo explica todo, sujetador negro pa que lo sepas, abre el bolso, se pone las gafas y a leer un libro.

    Ayayayayayayyyaaaaaaa6yyyy

  58. Cosas que uno escucha por el mundo.
    Toda la puta vida sin vacaciones y ahora vacaciones forzadas.

    Ahora estoy reconstruido porque me enganchó un tornado.

  59. EmeZZé
    domingo, 01/09/2019 a las 22:05
    BRAD PITT ESTÁ BUENÍSIMO.

    Vale. Sigo pues. Íbamos por la A todavía. Amy Adams, The Master.

    Felicidades, Holmesss. El 3 no está mal, pero nacer el día 1 es más cabal, estiloso y hasta considerado, reconócelo. Me doy por felicitado. Qué haría el mundo sin virgos.

  60. Para Procurito que me estará escuchando.

    ———————–
    Ti, tiro liro, tí ti tíii… Ti, tiro liro, tí ti tíii…
    Suena el teléfono. Lo coge una señora.

    – Diga?… ¿Cómo?…. ¿100 euros? …. ¿Pero cómo 100 euros? Si llevamos menos de un año de alquiler… ¿Cómo nos va a subir el alquiler 100 euros?…. Pero ¿no ve que es una barbaridad? ¡Subir 100 euros! … Espere un momento que se lo voy a decir a mi marido. ¡Miguel, que llama el casero! ¡Dice que nos va a subir 100 euros!

    Miguel, bajando el volumen de la TV pregunta

    -¿Quién?

    La mujer responde:

    – El casero, está al teléfono y dice que nos sube 100 euros.

    – Pues dile que no se moleste, que luego bajo yo a recogerlos.

  61. Albert
    martes, 03/09/2019 a las 21:56
    El 3 no está mal, pero nacer el día 1 es más cabal.

    Totalmente de acuerdo. Aunque reconozca que no es lo mismo nacer a las puertas del otoño que a la entrada de la primavera.

    Adaptaciones
    martes, 03/09/2019 a las 21:47

    Seguro está leyendo el libro del revés.

  62. Albert
    martes, 03/09/2019 a las 22:03

    Adaptaciones
    martes, 03/09/2019 a las 21:14
    Pîrate, Claudio, todos, no sus dejéis arrullar por las dulces mentiras de la muerte, rebelaos

    Estás deseando recitarlo, Adapts. Pues hazlo. Rage, rage…

    Sí y por razones mas allá de lo evidente, pero no me da para acordarme de donde buscarlo.

    Si me vieran ahora mismo sõlo verían a un probre nostálgico .

  63. Brema, fue la ostia y aún estoy pagando las consecuencias. Salí a las 5 de la tarde del pueblodemierda y regresé 13 horas más tarde en un estado lamentable. Vamos, por partes.

    Fui con un amigo y su hija de 9 años. Los tres nos estrenábamos en el Metropolitano, y la niña en un estadio de fútbol.

    Aquello está en casa Dios, entre la M-40 y la A2 y NO hay casas, ni tiendas, ni bares, ni río ni puentes, sino un secarral horadado por rotondas y carreteras, y en medio el estadio, y alrededor de él unos food trucks de mierda que sirven cerveza en vasos de plástico y unos perritos que tú mismo tienes que aderezar en unas máquinas que sueltan chorros de ketchup y de mostaza. Así que no quise enterarme más de la cosa y entramos una hora antes para ver los calentamientos desde nuestras localidades en el fondo sur, grada alta. Grada muy alta. La grada más alta. O sea, a tomar por culo del césped. Para ser franca, yo quería ver, muy en particular y por motivos extrafutbolísticos, cómo calentaba Felipe, pero apenas era capaz de distinguir a ese cuerpo serrano del profe Ortega, que los anduvo mareando allí como si no hubiera un mañana ni un partido que jugar después del calentamiento.

    Nos pasamos toda la previa comentando que sí, que todo estupendo, pero que el Calderón, el Manzanares, las sacramentales al fondo, la Puerta de Toledo, los bares de gallinejas, el tiempo inexorable, qué piensan hacer con el himno, y por qué coño han puesto esta cubierta que no deja ver el cielo, ni que esto fuera Bruselas, etc. En resumen: algo negativos. Pero, ah amigo: hete aquí que el partido comenzó y aquello se veía mucho mejor que en el Calderón, y teníamos a los del fondo sur entonando sus cánticos y nosotros más o menos siguiéndolos y entonces va el Eibar y nos casca un gol, y lo peor es que en ese momento ni siquiera estábamos mirando. Porque esto pasa mucho en el campo: que a poco que te despistes no ves ni los goles, ni te quiero contar los fueras de juego. Animamos a la criatura, le explicamos que el árbitro era un cabrón como todos los que pitan al Atleti pero que había que tener fe en que todo se resolvería, y a la que volvimos a mirar nos habían cascado el segundo y se nos quitaron las ganas de seguir cantando y empezamos a preocuparnos por el bienestar psicológico de la niña. Porque claro, si hay partidos que hacen afición hay partidos que la deshacen, y aquel estreno suyo en el campo del Atleti iba camino de dinamitarla.

  64. Albert
    martes, 03/09/2019 a las 21:56

    Felicidades, Holmesss. El 3 no está mal, pero nacer el día 1 es más cabal, estiloso y hasta considerado, reconócelo. Me doy por felicitado. Qué haría el mundo sin virgos.

    ¡Qué cabrón, y lo dice ahora!
    Un titipuchal de felicidades, Albert.
    MUAC

  65. Ximeno de Atalaya
    martes, 03/09/2019 a las 22:05
    Para Procurito que me estará escuchando.

    Ximeno, me ha hecho mucha gracia; pero no tengo la completa seguridad de que no quieres llamarme gilipollas y estoy ahora mismo como las jibias cuando ponen medio cuerpo del color «pasa una nube» y el otro medio lo dejan en blanco y negro, a juego con las rocas. Prudencia jibia.

  66. Por lo visto hay un pueblo en Perú que se llama Putumayo. Había pasado una desgracia, pero qué importa, el nombre es genial. Me gustaría que mi pueblo se llamara el PUTU SEPTIEMBRE.

  67. Sigo, que me han distraído.

    Ya lo habrás visto, Brema: la culpa de los dos goles la tuvo Hermoso. Ya lo dije en su día: del Madrid, ni la cantera.

    Pero ni la torpeza de Hermoso, ni el empanamiento de Lemar (si alguna vez tuve dudas de que antes de salir al campo se fuma un chiri, las despejó por completo), ni el desacierto de La Bestia en un mano a mano contra Dmitrovic ni, por decirlo todo, el buen juego del Eibar, que cada vez que subía buscaba la banda derecha para que el canterano del Trampas les regalase otro gol, pudieron con el ánimo del estadio. Porque había algo claro: La Bestia estaba enchufada, y cuando está enchufada nos bastaría un equipo de dos (Diego y Oblak) para ganar la Liga, la Champions y la Intercontinental. La Bestia llegó por la banda derecha en una carrera inmensa perseguido por toda la defensa del Eibar y, colocado que estuvo en paralelo a la portería y pegado ya a la línea de fondo, le puso en las mismísimas botas el balón al Menino, que grácilmente lo empujó a la red. En ese momento, el árbitro pitó el final del primer tiempo y le comunicamos a la niña que íbamos a ganar el partido y que si querría una cocacola para ir celebrándolo. Ella, que es más sosegada que su padre y que yo, lo cual tampoco es mucho decir, nos miró algo escéptica. Seguíamos 1-2.

    Nada más comenzar el segundo tiempo, algunos de los del fondo sur empezamos a gritar: “¡Vitolo!, “¡¡¡Vitolo!!!” como para recordarle al Cholo, que estaba ahí todo pequeñito en la banda como si nos hubiéramos puesto los prismáticos del revés, que se había olvidado de él en el vestuario. Y tengo yo para mí que nos oyó, porque hizo allá por el minuto 60 dos cambios que resultaron ser providenciales: salió Lemar, aún con todo el amarillo de lo que se hubiera fumado, y entro el canario, y salió también el de las Juventudes Hitlerianas, el Llorente, tan fino él y tan pusilánime, y entró el negro Thomas, la raza.

    Para qué decirles del gol que marcó mi Vitolo, nuestro Vitolo, a pase excelso de Lodi. Un gol con el exterior que vale una estatua a los mismísimos pies del estadio. Y para qué decirles de nosotros, gritándonos, abrazándonos y hasta besándonos con extraños. Entonces comenzó el suplicio, que vino a ser la tercera parte del partido que fue.

  68. Gracias, Jenny, visto. ¡No voy a bailarte el agua! Tus cartas tardan casi tanto como las mías cuando te escribo a esos sitios con nombres raros, Asta Regia, Yuste, Pueblomierda. (Ya te contaré.)

    ***

    Felicidades a ambos, chavales. Sé que Albert cumple 25. ¿Y usted, Holmesss? ¿De verdad ha pasado un año; un año completo, con doce meses y sus trescientos o quinientos días? Terminaré en un bar, claro, escuchando himnos tribales. Así están las cosas.

  69. Esta tercera parte, aunque sólo duró 20 minutos, tuvo a su vez varias partes, como todo lo que se hace muy largo. Porque sufrimos como condenados. Téngase en cuenta que el Trampas y el Barca habían empatado, y que 3 puntos valían oro.

    En la primera parte, el Eibar intentó defender el empate no jugando al fútbol, sino por el procedimiento de tardar cinco o seis minutos en mover la bola cada vez que le tocaba sacar de banda o de portería; el árbitro no amonestó por esta descarada y cobarde falta de deportividad a los jugadores de Mendilibar, sino que (según descubrimos luego) se dedicó a ir tomando cumplida nota de los segundos que se perdían para dárnoslos justamente cuando no los necesitábamos; mi amigo no dejó de silbar con todas sus fuerzas encima de mi oído derecho hasta el punto de que dejé de oír los cánticos y los tambores del fondo sur y me parecía estar viendo el partido desde la ventanilla de un submarino en las profundidades oceánicas; yo me fumé medio paquete de cigarrillos en cadena; y la niña miraba al marcador con los dedos cruzados.

    La segunda consistió en el minuto 90 y la protagonizó el negro Thomas, a quien se le ocurrió una idea en el centro del campo y no paró hasta llevarla a cabo, se interpusiese quien se interpusiese entre él y su idea, que no era otra que llevar el balón hasta el fondo de la portería sin ayuda de nadie y contra todo dictado de la razón futbolística. Y allí que se plantó delante de Dimitrovic, rodeado de defensas, centrocampistas y hasta delanteros del Eibar, presas todos ellos de un ataque de histeria colectivo ante el imparable ghanés. Logró por medio de un sombrerito un poco guarrindongo y no pareciera que premeditado, sino un sombrerito de pura raza ghanesa, que la pelota volase por encima de todos ellos pero que volviese a caer a sus pies, y la metió. 3-2 y el campo un delirio.

    Entonces nuestro querido árbitro, ese que no había amonestado a ningún jugador por perder miserablemente el tiempo, dio 7 minutos (SIETE) de descuento y aquello fueron pelotazos a diestro y siniestro, balones volando hasta la cubierta y nervios muchos, para no perder la costumbre de sufrir. Y finalmente, como todo en esta vida, incluso y sobre todo el sufrimiento, acabó. Más interacciones entre extraños y un cansancio físico como si hubiéramos estado nosotros ahí abajo corriendo los kilómetros.

    Al fin resultó ser, contra todo pronóstico, uno de esos partido que hacen afición.

    El medio gol de Costa y medio gol de Joao. El gol de Vitolo. Y el de Thomas. Que Dios los bendiga a todos.

  70. JO, ¡QUÉ CORRIDA!

    He leído aquí a Jenny sobre tantas cosas que no me gustan ni me van a gustar nunca (¡aviones!, ¡toros!, ¡fútbol! ¡Y qué más!) y me he visto verme leerle entregada y con la boca más abierta que la del admirable Lançon.
    Jenny, eres una hipnotizadora de gallinas.
    JENNY DIMISIÓN

Los comentarios están cerrados.