El asesinato de Baroja, 4. El extranjero

errolflynn
Por José Martínez Ferreira.

Al igual que sucedió en España, en el resto del mundo la noticia del asesinato de Pío Baroja nada más comenzar la Guerra Civil ocupó gran e importante espacio en todos los medios de comunicación. Si en el anterior capítulo mostramos algunas reacciones a la muerte violenta del escritor protagonizadas por compatriotas del novelista, en esta cuarta parte vamos a hacerlo con algunos homenajes o hechos realizados por personas de fuera de  nuestras fronteras.

El primer escenario elegido es Londres, allí el club internacional de escritores PEN International publica una dura declaración de protesta por el asesinato firmada por H. G. Wells, a quien también le tocará recibir un mes después la despectiva respuesta a su telegrama en nombre del club en el que preguntaba a las autoridades franquistas por la suerte de García Lorca. “Ignoro lugar hállase D. Federico García Lorca”, fue la despectiva respuesta firmada por el coronel Antonio González Espinosa, Gobernador Militar de Granada en aquellos días. Menos de un año después, el PEN organiza en París un homenaje para celebrar la liberación, en parte gracias a su presión, del escritor húngaro Arthur Koestler, condenado a muerte tras ser apresado por los rebeldes durante la toma de Málaga, acto en el que también son recordados en pancartas y con lecturas de fragmentos de sus obras tanto Lorca como Baroja.

Saltando a Estados Unidos, la reacción más conocida dentro del mundo anglosajón la protagonizan los novelistas John Dos Passos y Ernest Hemingway, quizá detonante del posterior rifirrafe a causa del asesinato en Valencia de José Robles, traductor de Dos Passos, a manos de los estalinistas, en la famosa guerra dentro de la guerra entre facciones comunistas y anarquistas que casi acaba también en Barcelona con George Orwell. Como es bien sabido, Hemingway calificó de forma muy miserable pero muy del Partido el asesinato de Robles como algo “necesario y correcto para la causa”, frase que acabó con su amistad con Dos Passos. Un año antes de la muerte de Robles, quizá el asesinato de Baroja fue el primer asalto de esta pelea, a pesar de la admiración que ambos sentían por el donostiarra. Por el lado de Dos Passos esa admiración venía de largo, ya que quince años antes había publicado un elogioso artículo sobre la obra de Baroja en la revista de crítica literaria The Dial titulado “Baroja Muzzled” (septiembre 1923, pág. 199), por lo que es lógico que se sintiera afectado por la muerte de éste, mientras que por parte de Hemingway la admiración era menos conocida, aunque tras la Guerra superó con creces a la de su colega. En agosto del 36 Dos Passos es portada de la revista Time por la publicación de su novela “El gran dinero” y él mismo pide a última hora añadir en su reportaje un pequeño recuadro titulado Tears for Baroja sobre el horror y el dolor que le ha producido el asesinato de su colega español. Hemingway, quizá herido en su orgullo por esa portada que situaba a su amigo por encima de él en el mundo literario estadounidense, responde al recuadro de Time en una entrevista en la emisora WMAQ de Chicago, declaraciones reproducidas por la periodista Jeanine Delpech en “Ernest Hemingway, romancier de la vie dangereuse” (Nouvelles Littéraires, núm. 755, abril 1937, pág. 9) en las que el novelista dice que “una muerte en una guerra no debe dolernos y menos la de una persona que vive de espaldas a la sociedad, como hacía Baroja. No digo que me alegre de su muerte, pero no voy a perder tiempo en llorarla, como ha hecho algún colega hace poco”, palabras debieron molestar bastante a su amigo Dos Passos.

Mucho menos conocida que la anterior pero más misteriosa y, por el personaje, sorpresiva, es la relación entre Baroja y el actor Errol Flynn. El prólogo a esta novela de espías lo situamos a mediados de los años veinte cuando Ernesto Giménez Caballero entrevista a Baroja en La Gaceta Literaria (“Manías de escritores”, núm. 17, 1 de septiembre de 1927) y éste dice que no le gusta el cine pero que ha visto una película que le ha gustado, “El capitán Blood” (David Smith, 1924), sobre todo por lo que la novela de Rafael Sabatini, de la que es adaptación, tiene que ver con su propia obra. Errol Flynn entra en esta narración en 1935, cuando recién llegado a Hollywood rueda a las órdenes de Michael Curtiz una nueva versión de la novela de Sabatini. Gracias a este papel la fama del actor de Tasmania se extiende por todo el planeta y la revista barcelonesa Films Selectos (núm. 294, junio 1936) publica un reportaje sobre el estreno en España de la película, aunque éste al final, debido a la Guerra, no se producirá hasta 1940. La sorpresa salta en una de las fotos del reportaje, en la que Flynn, con sombrero de pirata, sale sentado encima de la mesa de su despacho leyendo “The Lord of Labraz” (A. A. Knopf, Nueva York, 1926). Rastrear el porqué del libro de Baroja en esa foto es prácticamente imposible, en cambio sí que está documentada la compra a inicios de 1936 por parte del actor de los derechos cinematográficos de “La feria de los discretos”, novela de la que nunca llegó a hacerse un guión aunque sale como proyecto de película en “The Casablanca Man: The Cinema of Michael Curtiz”, la biografía del cineasta escrita por James C. Robertson (Routledge, Nueva York, 1993). ¿Cómo conoció Flynn la obra del donostiarra, la conocía su amigo Curtiz, fue por medio de su esposa, la actriz francesa Lili Damita, asidua veraneante en Biarritz en su juventud, o a través del actor mexicano Gilbert Roland, muy relacionado con España, del que se hizo amigo nada más llegar a California y que meses después fue uno de los protagonistas de “The Last Train from Madrid” (James P. Hogan, 1937), una de las pocas películas hollywoodienses sobre nuestra Guerra? La pasión de Flynn por Baroja alcanza su cénit cuando al estallar la Guerra Civil, tras recaudar fondos en favor de la República junto a otras estrellas de Hollywood, se le encarga venir a España a entregar el millón y medio de dólares conseguido. El actor entra en España el 29 de marzo de 1937 acreditado por William Randolph Hearst como reportero de la revista Photoplay, aunque que se sepa no entrega ningún artículo durante las pocas semanas que permanece en España. Visita Valencia, Barcelona, Albacete y Madrid en compañía de Hermann F. Erben, encargado por la Institución Rockefeller de realizar unos informes sobre la vida de los niños españoles durante la Guerra, quien en realidad es un espía nazi. Al ser un actor conocido, al poco de llegar a España aparece un reportaje sobre su estancia en Madrid en el diario ABC (Madrid, 11 de abril de 1937), en donde además de unas fotos en el frente de la Ciudad Universitaria, el texto menciona una visita del actor a la familia Baroja. Ese día Flynn estuvo con Rafael Caro Raggio, esposo de Carmen Baroja, único del clan que permanece en el Madrid sitiado. Existe una foto de ese momento en los archivos del periódico, imagen que pudo verse en la exposición “Memoria de Pío Baroja” celebrada en 2006 en el antiguo Museo de la Ciudad madrileño. Estuvo en la muestra como ejemplo de la destrucción a los pocos días de su asesinato de la biblioteca del escritor, ya que Flynn y Caro aparecen delante de los restos bombardeados de la casa de Baroja en la calle Juan Álvarez Mendizábal. Tras esa conversación con el editor, sorpresivamente, Flynn intenta cruzar las líneas para ir a Itzea a hablar con Carmen y Ricardo Baroja de la novela de la que ha comprado los derechos y quiere llevar al cine, según él mismo dice en su tan maravillosa como mentirosa autobiografía “My Wicked, Wicked Ways” (G.P. Putnam’s Sons, Nueva York, 1959), pero no le es concedido el permiso y a la semana de serle negado es expulsado de España. ¿Fue ese el verdadero motivo del intento de visita del actor al sector nacional, ver a los Baroja, o era un subterfugio para entregar a Franco el dinero recaudado para la República? No hay constancia de la entrega del dinero ni a las autoridades republicanas ni a las franquistas y eso que en esos días Flynn, por culpa de Erben, es vigilado por los servicios secretos de medio mundo. Queda otro fleco de aquella historia, ya que mientras el actor realiza los trámites para ir a Vera de Bidasoa, su esposa, que se había quedado en Francia, hace lo mismo e intenta cruzar la frontera por Irún, permiso que también le fue denegado. ¿Habían quedado los dos en reunirse en Itzea para ver a la familia Baroja? El viaje a Navarra se frustró, aunque muchos años después el actor sí que tuvo ocasión de charlar con uno de los Baroja supervivientes, Julio Caro Baroja, durante una cena en Washington organizada por la Smithsonian Institution, donde el sobrino de Baroja estuvo trabajando a comienzos de los años cincuenta, según éste cuenta en “Los Baroja”. Y ya como epílogo a la rocambolesca visita de Errol Flynn a España en busca de Baroja queda un último elemento, el anfitrión de esa cena en la que se conocen el actor y Caro Baroja es el folclorista Alan Lomax, quien en 1940 había grabado unas sesiones al músico folk Woody Guthrie, entre las que se registraron dos canciones sobre la Guerra Civil Española, la conocida Jarama Valley en la versión de la Brigada Lincoln y un curioso ejemplo de spoken word llamado Baroja & Lorca, en el que músico de Oklahoma habla rabioso del asesinato de los dos genios españoles asesinados, grabación esta última que permaneció inédita hasta poco antes de la muerte de Guthrie, cuando formó parte de las “Library of Congress Recordings” (Elektra, 1964). Al poco de esta cena, en 1952, Lomax viaja a España invitado por Caro Baroja para grabar canciones tradicionales españolas.

Dos ejemplos para terminar de otros homenajes tributados a Baroja durante los meses posteriores a su asesinato. En Francia destacamos la concentración de repulsa ante la Embajada española en París, organizada por Colette y Louis Aragon el sábado 1 de agosto de 1936. Esa tarde está perfectamente reconstruida por Juan Pedro Quiñonero en el capítulo final de “Baroja, surrealismo, terror y transgresión” (Taller de Ediciones Josefina Betancor, Madrid, 1974). A primeras horas de la tarde, decenas de personas se agrupan ante el Hotel Wagram de la avenida Georges V, sede de la Embajada; subida en un banco, Colette toma la palabra y lee una líneas de protesta por la muerte de Baroja. A continuación lo hace Georges Pillement, traductor de Baroja, que habla de su relación de años con el novelista, al que sigue Valery Larbaud, que lee en español el soneto dedicado por Antonio Machado a Baroja, poema casi convertido en icono, ya que también abrirá el número especial de SUR que publica Victoria Ocampo en septiembre de 1936 en Buenos Aires. Tras la lectura de Machado se abre la puerta de la Embajada y sale de ésta Max Aub, que lee una declaración institucional exculpando al Gobierno de la muerte de su colega Pío Baroja. Al acabar, Aub se une a la manifestación, su gesto es ovacionado y para terminar toma la palabra Aragon, que lee en francés algunos pasajes de “Aurora roja” mezclados con fragmentos de su “Ne rêvez plus qu’à l’Espagne”, texto recién publicado en Europe (núm. 167, 1936). La concentración acaba con gritos en favor de la República, tras lo que se disuelve pacíficamente. Entre las imágenes publicadas por la prensa Quiñonero distingue, entre otros, a los pintores Hernando Viñes y José Gutiérrez Solana, este último blanco en muchas ocasiones de la ira de Baroja, pero que aun así quiso estar presente en el homenaje a su compatriota asesinado.

Acabamos con la reacción a la muerte de Baroja en otro de los grandes polos de la cultura mundial en aquellos años, Buenos Aires, donde, a iniciativa del médico rosarino Raúl G. de Paola, antiguo compañero de Baroja de la Facultad de Medicina de San Carlos y amigo del novelista a lo largo de los años, Victoria Ocampo aglutina a varios de los escritores más importantes del país en aquellos momentos en un número especial de SUR (año VI, nº24, septiembre 1936), cuya génesis está analizada al detalle por Raquel Macciuci en su estudio “La Guerra civil española en la revista Sur” editado en el número 15-16 de los Cuadernos del CISH (Universidad Nacional de La Plata, Buenos Aires, 2004). Antes de ese número Ocampo había enviado el 30 de julio una carta al embajador español, Enrique Díez Canedo, en la que expresaba su repulsa por el asesinato de Baroja y su apoyo a la República. Entre otras, acompañan a la firma de la escritora las de Jorge Luis Borges, Eduardo Mallea, Alfonsina Storni y Pedro Henríquez Ureña. Ya en la revista, que viene a ser una especie de extensión literaria de la carta a Díez Canedo, tras su portada gris lo primero que aparece es el ya mentado soneto de Machado dedicado a Baroja. Después del poema del sevillano, además los firmantes arriba mencionados -excepto Borges-, colaboran en este homenaje escritores como el mexicano Alfonso Reyes, que durante la Guerra fue embajador de su país en Argentina, con una bella remembranza de sus momentos con Baroja en el Madrid de los años veinte en los que tacha al novelista asesinado de “hombre honrado, independiente, sobrio y sincero hasta la impertinencia”; Gabriela Mistral, que aporta un poema, posteriormente editado en su libro “Los sonetos de la muerte y otros poemas elegíacos” (Philobiblion, Santiago de Chile, 1952), y una pequeña prosa con recuerdos de sus años en Madrid como cónsul de Chile; Conrado Nalé Roxlo con un emocionante texto titulado “En la muerte de Pío Baroja”; César Tiempo, quien, sin olvidarse en su extenso ensayo del antisemitismo de Baroja, pone el acento en lo social de las novelas del donostiarra; y Roberto Arlt, con un furioso alegato contra Franco en el que, visionario como siempre, destaca cosas en el dictador que el resto del mundo sólo verá décadas después. Cierra el número un texto del organizador del homenaje, de Paola, que trata sobre el Baroja estudiante de medicina. Tras este número monográfico de SUR, vendrán muchos similares en casi todos los países de Hispanoamérica. El mito Baroja empezaba a crearse.

Capítulos anteriores:

Próximo capítulo:

  • El asesinato de Baroja, 5. Los Baroja.

143 comentarios en “El asesinato de Baroja, 4. El extranjero

  1. Señor Martínez Ferreira, su texto es para estudio.
    Necesita de bibliografía para poder ser seguido, pero resulta tan interesante profundizar en él, que no se puede decir nada a la ligera.
    Merece la pena coger a cada uno de los personajes que cita, y recolocarlos en su circunstancia para recordarlos y ver qué época tan densa se relata.
    Y que aquella España tenía mucho fondo y muy interesante, ajena pero implicada en las corrientes del mundo que le era exterior y lejano.
    IMPRESIONANTE.
    Sólo puedo hablar un poco sobre el pintor Gutierrez Solana, que solía frecuentar a uno de los Baroja en sus charlas de café, pero que no era Pío.
    Su pintura sin romper con nada, ni crear nuevos lenguajes, era seca y pesimista, como su entorno. Pero sin embargo cuando daba color, aunque la escena fuera sórdida, traslucía cierta esperanza.
    Una obra en el contexto de un Zuloaga por poner un ejemplo.
    Bueno y si es su cumpleaños … pues que cumplamos todos muchos diciendo cosas por aquí.
    Seguiré buceando en este texto.

  2. Del poeta Enrique Diez Canedo, conocí en Irún a unos familiares suyos.
    Tenía tratos con una hija de esta rama de la familia, cuando teníamos unos 17 años.
    Ella era una jovencita muy particular, de un pelirrojo soberbio, con unos enormes ojos azules y cara salpicada de pecas.
    Carácter dulce pero muy firme. Se convertiría en una gran mujer seguramente.
    Nada sé de ella.

  3. Gracias por el comentario, jrG. De Solana me encanta también su forma de escribir, torpe y desmañada pero brutal en sus descripciones. Es un gran escritor.

  4. Esta entrega me ha parecido especialmente lograda, Josénez. Me ha gustado mucho la visita de Lomax. Y felicidades (también con un pequeño retraso).

    Precisamente me tropecé el otro día con la historia de Flynn y el dinero desaparecido en El rey traidor, la biografía del Duque de Windsor que he empezado a la par que The Crown (trigger warning: serie).

  5. Espléndido, Josénez, una vez más. También coincido con Álvaro en que este capítulo me ha parecido especialmente brillante.
    Si me atreviera le pediría una guía de “El asesinato de Baroja” para dummies (con las correspondientes explicaciones de qué es y que no casi to).

  6. Leí no sé dónde pero al final no lo metí en el texto que Flynn y el Duque de Windsor se reunieron en un hotel de París con Rudolf Hess justo antes de la visita de Flynn a España. No sé si esa reunión sucedió o no. La verdad es que ese viaje de Flynn y su esposa a Europa daría para mil películas. Lili Damita es otro personaje fascinante.

    ¿Alguien sabe si las grabaciones de Lomax en España se pueden conseguir? Imagino que serán rollo Joaquín Díaz.

  7. Hola, Procuro fijarme, en este episodio más o menos sería así:

    La parte de Londres es toda verdad, lo de H.G. Wells y Lorca sucede y el PEN organiza el homenaje a Lorca en París celebrando la liberación de Koestler. La trifulca entre Dos Passos y Hemingway, igual. Los dos eran barojianos, en el entierro de Baroja Hemingway llevó a hombros el ataúd.

    La visita de Flynn a España es más o menos así, solamente que metiendo a Baroja entre medias. Viene a España tras pasar por París a entregar el dinero recaudado, aquí está unas pocas semanas y le hacen el reportaje en ABC. Sale en prensa que le hieren pero es solamente una maniobra publicitaria. Intenta cruzar las líneas, no consigue permiso y al poco abandona España. Su esposa también intenta cruzar la frontera para ir a San Sebastián y el Gobierno de Franco tampoco le da permiso. Él dice en su autobiografía que no venía a entregar el dinero pero en todos los demás lados sí que lo pone. No se sabe dónde fue a parar el dinero.

    La parte parisina está toda inventada. A Baroja sorprendentemente le gustaba Colette, por eso la puse de organizadora de la manifa. Y la parte de Buenos Aires está inventada aunque sí que existe la carta de Victoria Ocampo enviada al Embajador de España firmada por todos los que pongo y muchos más en favor de la República. La frase de Alfonso Reyes es real sólo que la dijo en los años 50, no en el 36.

  8. La ilustración me encanta, me recuerda a los acrílicos de Costus que hay en las paredes de La Vía Láctea con Yul Brynner o Lola Flores, aunque ahora son copias, me parece.

  9. Tienes razón con la ilustración.
    Esos trazos tan limpios, con un color neto y economía de medios, parecen engañosamente simples. Resumir y conseguir ese trazo es algo complejo de verdad.
    En este caso no sé si la imagen es sintetizada o arreglada, pero desde luego es buena.

  10. …y estoy con Procu. Gracias por aclararnos, está tan bien escrito que desentrañar lo cierto de lo inventado, con ese conocimiento tuyo de la historia, está al alcance de muy pocos. Desde luego yo no me encuentro entre ellos, honestamente.

  11. Las imágenes de los COSTUS son menos limpias. Era otra manera de hacer. Normalmente los que conozco que trabajan en esa línea, trabajan desde una foto que proyectan sobre el soporte a pintar, y luego crean el interior de la silueta proyectada.
    Un trabajo interesante, pero que personalmente no me complace.
    Los de la movida los veneraban, seguramente eran muy transgresores en su vida privada.

  12. Las imágenes de Costus son menos limpias, como dices, y mi mirada también tras las copas en La Vía Láctea… Es cierto que no son ni de lejos lo más valioso de la Nueva Figuración Madrileña, además de ser tardíos en el movimiento, si se les puede incluir en él. Fueron venerados porque su casa en la calle de La Palma fue como un refugio para todos los del núcleo duro de La Movida, y debían de ser bastante divertidos.

  13. Alan Lomax?
    En emule había unos cuantos discos, hace 10 años. Antologías por regiones españolas. También Antologías de blues por cárceles americanas. Con los libretos en pdf.
    Seguro que algún pirata se los descargó.

    Así que tu cumple ya pasó, una pena.

  14. Pues a mí esta serie me encanta, pero lo paso fatal con ella en cada entrega. Porque tengo unos datos en la cabeza, que creo que sucedieron así, y luego leo la serie, y pienso que ya tengo el Alzheimer declarado, y que las cosas ocurrieron como las cuenta Josenez . Y tengo que rebuscar, y rebuscar, por todas partes para averiguar lo que ocurrió de verdad . Y es que además estoy llena de libros de autores de los que estos textos hablan : por ejemplo, lo de que a Koelster ( el cero y el infinito es uno de mis libros favoritos de todos los tiempos ), le hubieran apresado, y condenado a muerte en Málaga… ni me sonaba.
    Para una vieja aspergeriana como yo, estos textos son demasiado desorientadores.
    Pero al mismo tiempo, y, en parte, puede que precisamente por ello, los disfruto especialmente.
    Y felicito al autor por su cumpleaños.
    Y doy las gracias al ilustrador, que , por una vez, y supongo que sin que sirva de precedente, ha sacado a Errol Flynn, un icono para “las chicas” , y lo ha sacado guapísimo, y sin esa peluca atroz que le pusieron para hacer de Robin Hood.

    Muchas Gracias, Pues.

  15. Ese de spanish recordings, 8cd, ese debe ser. Tiene folclore español de todas las regiones. Es muy interesante, más interesante que disfrutable. Aunque tiene momentos muy divertidos.

  16. Gracias por el comentario, Viejecita. Koestler viene a España como corresponsal de News Chronicle, primero en la zona nacional, donde llega a entrevistar a Queipo, y más tarde en la zona republicana. Le detienen los italianos al caer Málaga y es encarcelado en Sevilla donde es condenado a muerte. Gracias al Foreign Office y a la campaña del PEN Club es liberado al ser canjeado por la esposa del famoso aviador Carlos Haya.

    Aquí tienes 20 páginas sobre ello, escritas por Miguel Duro Moreno en Isla de Arriarán.

  17. Muchísimas gracias Josenez, 14′ 30 por el enlace. Lo he devorado , y enseguida me voy a poner a buscar el libro de Köelster, el de “Sopitas”, y también, por supuesto, el de Bolín, que lo que sale de esos libros en el enlace me interesa muchísimo.
    Sí que he leído a Brennan , ( en el laberinto español habla elogiosamente del abuelo de mi madre ), pero no recordaba ninguna mención suya a Köelster.
    Y las faltas de concordancia en muchos detalles, entre K y Sir Peter, no me sorprenden gran cosa. Porque “Sopitas” parece el típico inglés, haciendo lo que hace porque es lo que toca, pero sin darse importancia, mientras que K , se creía bastante el ombligo del mundo, y si tenía que cambiar algún detalle para hacer la historia más interesante, o darse a sí mismo mayor protagonismo , lo cambiaría, pienso yo, con la mayor tranquilidad…
    Así que, muchas gracias de nuevo, pues.

  18. A mí no.

    Ana Rosa Quintana ha sido ‘traicionada’ este martes en El programa de Ana Rosa por un micrófono abierto mientras hablaban sobre la agresión a una joven neonazi en Murcia.
    “A mi me parece bien que le hayan partido la cara”, se escuchó decir a la presentadora mientras Joaquín Prat daba paso a un nuevo reportaje sobre un hombre que había sido denunciado hasta en 40 ocasiones.
    Minutos antes, Quintana comentaba que “está muy mal lo que hicieron, pero le han hecho lo que ella hizo muchas veces (…) No es lo mismo que peguen a una persona a la puerta de una discoteca que una guerra entre bandas”.

    “Si siembras vientos, recoges tempestades. Si vas dando palizas con tus amigos los fines de semana anteriores, te dan de tu propia medicina”, comentó por su parte Joaquín Prat.
    Vaya al minuto 01:27:00 para ver el momento.
    Tras este descuido, la presentadora ha querido explicar lo sucedido. “Yo no opino una cosa fuera y una cosa dentro. Lo que no opino es que me parece que bien que le hayan partido la cara a alguien. Lo que quiero que quede claro es que no quiero que le partan la cara a alguien. Teníamos un debate”.

  19. Viejecita, gracias a usted. Esta misma tarde voy a ponerme a releer “El cero y el infinito”, que lo leí hace años y lo tengo por ahí en casa. Así descanso unos días de los artículos de Bécquer con los que estoy estos días.

  20. Si hubo tortas épicas en Hollywood, éstas fueron las de Joan Crawford.

    En el rodaje de Possessed, parece ser que la actriz y el actor Van Heflin no se llevaban demasiado bien. En una determinada escena, ella debía abofetearlo, y el actor se temía una bofetada espantosa. El día señalado, el el último momento se suspendió el rodaje de la escena por dificultades técnicas.

    Unas horas más tarde, la esposa del actor le llamó para comunicarle que había llegado a su casa un ramo de flores con una tarjeta de Joan Crawford en la que se disculpaba por haberle pegado tan fuerte.

    Aquí, una muestra, sacada de la misma película, de cómo las gastaba la actriz. Se comprende el miedo de Van Heflin.

  21. Tiene razón Jabois. Y me temo (después de comentar ayer sobre el asunto de forma negativa) que también AE, por tener que cobrar esos pequeños peajes en su blog.
    Las cosas en papel están desacreditadas.
    El mundo quiere gratuidad, menos en lo que hacen ellos mismos.
    Ya no se quieren noticias. Sólo titulares que den la razón al pensamiento general.
    La verdad o la objetividad es un coto limitadísimo.
    La gratuidad tiene ese precio.

  22. Jabois me llama «colega». La primera sin mi consentimiento. Eso no me lo dice en la calle.

    Lo de Ana Rosa lo hemos visto muchas veces cuando la eta y sus asesinatos de policías, guardias civiles, militares, camellos, etc.

  23. Imaginen esto al revés: ultraizquierdista apaleado por unos tipos con banderas españolas anticonstitucionales(sic). Se caga la perra. Ni cuando al candidato Rajoy le partieron la cara. Me parto el culo. Pero es lo justo. Ese es mi gozo.

  24. Así que vengo de paso a leer muy por encima lo que ustedes cuentan , así os digo que hay que leer menos prensa, menos telecinco y más documentales de la dos.
    Los animalicos se matan y destrozan sin ningún fin que no sea sobrevivir.

  25. Por cierto muy ghuapo Errlo el señor de las calzas y bien vistosas. Dizquen que tocaba el piano con su tercera pierna en fiestas privadas.
    (Lo escuché en un documental de la dos.)

  26. Claudio Sifilis dice:
    Miércoles, 01/02/2017 a las 18:48

    Claudio la música es insufrible( y auténtica) pero las imágenes son muy buenas. La primera es de Fuenterrabia y luego pasajes….

  27. No tengo ni que decir la nula simpatía que, como a cualquier padre, pueden despertar en mí los skins violentos de cualquier pelaje; pero no deja de parecerme curioso que los medios difundan tu nombre, foto, perfiles de redes sociales, conversaciones privadas y un listado con las iniquidades que has cometido a lo largo de tu vida –incluyendo la satisfacción malsana que experimentabas mientras las cometías– no porque te hayan sorprendido perpetrando otra nueva fechoría, sino por haber sido víctima de una.

  28. S. dice:
    Martes, 31/01/2017 a las 19:17
    Voy a hablar sin tapujos de todo lo que acontece en el mundo judicial… Nadie duda que vivimos en una sociedad formalmente democrática, pero unos pocos, yo creo que cada vez muchos más, dudamos de que efectivamente exista independencia judicial. Y si no existe independencia judicial nuestro Estado de Derecho está seriamente debilitado…
    Alaya, blanco sobre negro sobre uno los tres problemas sistémicos de lo aún llamado España.

    Aquí otra juez independiente no coincidente.

  29. Habrá que ir pensando en crear una zona de descargas en Chopsuey para que los lectores puedan leer de un tirón estas obras inmarcesibles que ustedes están creando (en formato PDF guapo). O creamos una editorial, que también podría ser.

  30. La serie de Josénez sobre Baroja me encanta. La postverdad fetén tiene su aquel que encandila. No me extraña que triunfe. Y felicidades.

    Y un abrazo a Gacho. Esos son muy malos momentos.

  31. Noticia y comentarios:

    “Vázquez Montalbán le quitó a la burguesía el fútbol y la comida”

    HACE 2 HORAS
    avatar
    Edgar Allan

    … Lo de quitarle a la burguesía el fútbol, me parece sencillamente una gilipollez …

    … Lo de echar de menos cuotas de personajes femeninos en la novela negra, pues francamente me deja sin palabras; no sé qué decir. A ver si reunimos firmas para entregar en la SGAE o algo.

    Hay evidencias de vida inteligente entre los lectores del medio, no tanto entre los redactores, con alguna excepción: he leído lo de Jabois y, pese a mirarlo con lupa, no he visto nada que me permita seguir dando la matraca con lo del Lado Oscuro. Y lo anterior sobre Federer y Nadal estaba francamente bien, quizás un poco largo, pero con algunas partes muy buenas. M., tronco, a ver si te aclaras, que me lo pones muy difícil.

    Luego he pinchado en lo de Gabilondo, por pura proximidad física, pero no he aguantado más de 20 segundos de prédica, mi resistencia a experiencias psicotrópicas tiene un límite razonablemente bajo.

  32. Zeppi dice: Miércoles, 01/02/2017 a las 22:53
    ¡No se vayan, aún hay más!

    El pleonasmo «islam-feminismo» me llena de pasmo. Y de cinismo. Si estuviera menos cansada me habría puesto a contar las veces que dice «colonial», la mot clef. Qué alegremente se sufre colonizada en pleno occidente, oyes, adonde su familia llegó refugiada.

  33. En el «listado de denominaciones comerciales de especies pesqueras y de acuicultura admitidas en España» (BOE, nº 61, 12 de marzo de 2015), el Thunnus albacares o Amarilla, es en el País Vasco errolflín (sec. III, pág. 23237). Hay que leer más el BOE, que es un cachondeo.

  34. bolaño dice:
    Miércoles, 01/02/2017 a las 20:29

    Aquí otra juez independiente no coincidente.

    Bolaño, me parece que son asuntos distintos.

    A no ser que fueras abogado, tertuliano, o procesado, era imposible seguir el caso de los ERE. Tse decía no entender muchas decisiones de Ayala.

  35. Procuro fijarme dice:
    Miércoles, 01/02/2017 a las 23:46
    Traigo a Campos Cristian, me ha hecho gracia: «Los muchos padres de Trump».

    Me hace gracia su capacidad de indignación y sus análisis a partir de sus experiencias personales. Qué tío, empieza por Hitch y termina en el Gollum.

  36. Arturo Pérez-Reverte “Ojo con los abuelos”, en XLSemanal de esta semana:

    “… Ahora, al leer la última parte de las Memorias de Koestler, pues allí menciona nombres reales, he sabido al fin quiénes eran los infelices republicanos, el político y su secretario, sus amigos de cárcel condenados a muerte por los franquistas. Él mismo revela el nombre del Tísico: «Fue ejecutado tres días después de que me soltaran. Se llamaba García Atadell y había sido líder de un grupo de vigilantes de Madrid». El nombre, debo confesarlo, me saltó a la cara como un disparo. Para ser exacto, como los disparos en la nuca, torturas, robos y violaciones, que el Tísico amigo de Koestler, o sea, Agapito García Atadell, tristemente célebre en los anales de la Guerra Civil, y su secretario Byron -de nombre real Luis Ortuño-, ejecutados tres días después de la puesta en libertad del escritor, habían estado practicando con entusiasmo durante la época en la que García Atadell ejerció como -eufemismo delicioso- «líder de vigilantes en Madrid». Todo eso, claro, no lo cuenta Koestler porque lo ignoraba… “

  37. Vía Arcadi:

    (6) Finally, I want to highlight a story that many people haven’t noticed. On Wednesday, Reuters reported (in great detail) how 19.5% of Rosneft, Russia’s state oil company, has been sold to parties unknown. This was done through a dizzying array of shell companies, so that the most that can be said with certainty now is that the money “paying” for it was originally loaned out to the shell layers by VTB (the government’s official bank), even though it’s highly unclear who, if anyone, would be paying that loan back; and the recipients have been traced as far as some Cayman Islands shell companies.

    Why is this interesting? Because the much-maligned Steele Dossier (the one with the golden showers in it) included the statement that Putin had offered Trump 19% of Rosneft if he became president and removed sanctions. The reason this is so interesting is that the dossier said this in July, and the sale didn’t happen until early December. And 19.5% sounds an awful lot like “19% plus a brokerage commission.”

    Conclusive? No. But it raises some very interesting questions for journalists to investigate.

  38. Es meritorio ir a una guerra a ver qué pasa .
    Tiene mucho mérito contarla en otros idiomas.
    Incluso te puedes posicionar y tomar partido.
    Pero lo que cuenta es lo que cuenta. Y lo que cuenta en la historia es que el contador, tiene alguien que podría sacarle del apuro, mientras que el contado ahí se queda a su suerte.
    Es solo el personaje de una historia escrita por el contador.
    Meritorio, insuficiente al final.
    Contadores al salón, personajes al paredón.
    Y claro no era literatura ni arte, era la vida de los otros.

  39. Buenos días S. y a todos en general.
    Lo que trato de decir, después de haber buceado un poco en el texto y leer las declaraciones de Sopitas y su compañero, es que esto de contar las guerras de los otros y posicionarse y opinar … que está muy bien y que tiene mucho mérito sin duda.
    Pero que lo que cuentas no sé si sirve más allá que para que se pueda recordar lo que el que escribe recuerda. Para bien de la historia y para el suyo propio.
    Que lo desolador es que el que escribe por mucho mérito que tenga se salva de las consecuencias, mientras que los personajes mueren de verdad.
    No acuso ni ataco, es que me parece una mierda como se escribe las historia con la sangre de los otros.

  40. Gómez, hace una típica mañana gris en este pueblo.
    Chispea y sopla un ligero viento del este.
    Todo es completamente gris y plano, sin vida.
    Solo destaca el forro naranja de mi parka coreana.
    El café en este sitio está bien y la calefacción de la terraza hace muy agradable la estancia.
    Comienzo la segunda parte de “Nostalgia” y me apetece decirle que estoy contento con mi alma.
    Que pese a todo, soy capaz de dar color al fondo más negro y más plano que me pongan.
    Y que el humor que pretende desdramatizar la vacuidad de una vida solo sirve si tienes un alma aunque esta no sea espiritual.
    Llamémoslo un fondo un proyecto o una ilusión.
    La vida es estupefaciente por si sola.
    Un abrazo.
    Que bien me hacen sentir sus novelas.

  41. Celebro que mi historia de amor le haga pasar un buen rato, JrG. Fue escrita bajo unas circunstancias tan felices que todavía hoy me parece un sueño.

  42. SOBREVIVIR A LA CICLOGÈNESIS EXPLOSIVA GALLEGA

    Gracias por preguntar. Yo y mis tres gatos estamos refugiados en un viejo armario de roble ¿ flota el roble? ¿ Me cambio a uno de ikea? escribo estas lineas a vuela teclado, seguiré informando.

  43. A mí también me han gustado siempre los Carvalhos porque simpatizo con el personaje, de buen diente, borracho, fumador de puros y chingón. Hace poco vi la serie en RTVE con Eusebio Poncela y, aunque no es para tirar cohetes, tiene algún episodio memorable. Ya hace tiempo que lo interrumpí, pero solía leer más o menos cada año Los mares del sur (el mejor Carvalho) y Quinteto de Buenos Aires, una novela tan apestosamente sentimental que me fascinaba y me revolvía el estómago a la vez. No sé qué tal habrán envejecido los textos de Montalbán, pero sospecho que nada bien.

  44. En una información sobre Trump (de un medio cualquiera, de un día cualquiera):

    “El empresario neoyorquino le hizo saber a Turnbull …”.

    Me imagino a Turnbull exclamando, indignado: “¡Haga el favor de pasarme con el Presidente!”.

  45. Es que me ha recordado a lo de Campos (Campos el bueno, Brema es el feo y el malo, que mola más) de ayer sobre la incapacidad de algunos para mencionar determinados conceptos en la misma frase, sean “terrorismo” e “islamista” o “Trump” y “Presidente”.

    Muchos siguen en la fase de negación, algunos se han instalado permanentemente en ella.

  46. Me tiene frito lo de Radio Garden que tanto les gusta a algunos.
    Cada vez que pretendo escuchar una emisora tengo que estar un rato viendo como el mundo gira nello spazio sensa fine, con ruido de fondo; si abandono la pestaña, se pierde la sintonía con frecuencia.
    Si alguien es tan amable, que suministre unas instrucciones para dummies, ahí Proc ya rompió el fuego.
    Ya puestos, también una lista de emisoras de clásica ( desde 1450 hasta 1950 ) 24h/24h; tal vez también jazz y blues. Se busca su website y marchando.
    Graciasmil.

  47. Perroantonio dice:
    Jueves, 02/02/2017 a las 15:46
    A ver, nenazas, he aquí un tipo duro.

    Últimamente, me divierten más los comentarios que las noticias:

    345 HACE 16 MINUTOS
    Pedro Diaz
    Luisjosé Permar

    Será algún iluminado español quien convenza a esa peña cortacuellos que lo que hacen y quieren imponer está mal? Usted y yo lo veremos desde el sofá con una cervecita al lado.

  48. En riguroso directo desde el Pais de la Loire, la crónica política diaria de jrG.
    Aquí ahora ya estamos muy entretenidos con el asunto de Penelope Fillon.
    Le están cortando la hierba debajo de los pies, con un asunto que no es de importancia ninguna, pero que como el partido Socialista no tiene nada que hacer en las presidenciales, ni aunque se tenga que retirar Fillon, le han pasado este dosier desde su anterior propio departamento de economía a Macron, que está haciendo un gran uso de su poder.
    A Fillon y al centro derecha, le ha caído una pelota que en otras circunstancias, no hubiera cabido ni en las páginas de esquelas de un diario amarillo.
    Pero en este momento el efecto es TREMENDO.
    Qué poder tiene la información convenientemente usada…

  49. Esperen que salgo un rato del armario solo para decir que nos merecemos a los escritores que vienen por aquí.
    Si muero o sobrevivo, que tal cosa nos da igual a los gallegos, dejo mis deudas y terruños a Chopsuey para financiar los desmayos fingidos del marqués con la loca de Jabois en tierras del norte. Al señor que espera llamada de Estocolmo un bolso a juego con mis manolos del chino.

    A Procu un autobús lleno de gentes curiosas con sus cosas para ella sola.

  50. JRG, dígales a los periodistas franceses que a ver si aprenden un poquito de rigor y objetividad de sus colegas españoles. Y eso que sus expresiones son moderadas, seguro que se están mordiendo la lengua para no decir barbaridades. ¿Alguien revisa y da el visto bueno a los titulares?

    Titulares:

    Trump abre un nuevo frente con Australia tras colgar al primer ministro.

    El decreto de Trump contra los musulmanes pone en alerta las mezquitas de Estados Unidos.

    Donald Trump abre una guerra política sin precedentes al imponer sus cargos.

    Comentarios:

    Escali
    01/02/2017 22:54 horas
    Bueno, bueno, estoy horrorizado. Trump quiere imponer sus cargos, en vez de preguntarle a George Soros a quién tiene que poner. ¡Por Dios, a donde vamos a llegar, por Dios!.

    Jumate
    02/02/2017 08:23 horas
    Los Republicanos tienen la Casa Blanca y el control de las dos cámaras, Congreso y Senado. Va a ser muy difícil que impongan los demócratas candidatos. Sería inimaginable que con 4 años por delante, Obama, teniendo control de las dos cámaras no pusiera a sus candidatos. Lo que pasa es que contra Trump vale todo. No me canso de decirlo, con la de tonterías que dice este hombre no hay ninguna necesidad de inventarse nada para criticarle. Esta absurda campaña de la prensa en atacarle por absolutamente todo lo que hace solo va a conseguir el efecto contrario. Dentro de cuatro años arrasará en las urnas porque por malo que pueda ser va a ser mil veces mejor que las expectativas que de él nos venden.

  51. Buenas tardes a todos:
    Acabo de volver de Madrid , que hoy me tocaba trabajo presencial, me he hecho la cama ( que como salgo muy temprano, tengo que hacerla a la vuelta), he comido un bocado, y he venido corriendo a leerles ( ¡ Es que tengo un vicio !… ).

    Sólo quiero decir que me ha encantado el tipo duro del enlace de Perroantonio de las 15′ 46. Y que a mí también me encantan Eastwood ( casi todas sus películas, que, “Banderas de nuestros padres” , me aburrió ), y las películas y las series que recomendaba. Y que, por ejemplo, en “salvar al Soldado Ryan”, aparte de Edward Burns , que me encanta, en cualquier papel que interprete, por su manera de hablar, mi favorito, con diferencia era justamente el francotirador, el interpretado por Barry Pepper.
    Y que muchas gracias

  52. Ahí la Crawford hizo daño … le contarían los segundos en la esquina.
    Qué poderío de mujer, por favor….
    Tiene alguna imagen con un crochet, o uppercut???
    Qué boxeo tan elegante, y como maneja la guardia de sus contrarias.
    Su representante era Don King, no?

  53. De Carvalho sólo leí hace muchos años una novela cuyo título y trama no recuerdo. Sólo un detalle se me quedó grabado: el protagonista usa libros para encender la chimenea al llegar casa, antes de ponerse un whisky. Quizá es una costumbre del personaje y se repite en todas las de la serie, lo desconozco. El caso es que en su día me pareció una especie de herejía, un postureo inaceptable, eso de quemar libros, que me hizo al personaje algo repugnante. Los libros, pensaba yo, se respetan todos, siempre. Mi abuela, si veía un trozo de pan tirado en la calle, lo recogía y lo dejaba en un alféizar, como aún hacemos algunos cuando encontramos un guante o una bufanda. Ese respeto le tenía yo a los libros, el que mi abuela profesaba a los mendrugos de pan. El caso es que desde entonces y de vez en cuando me reposiciono moralmente en este asunto de los libros y la escena no me parece tan descabellada. Ahora ya quemo sin dolor ni remordimiento códigos viejos y repertorios de legislación mal encuadernados, si bien ha de mediar justa causa, a saber, la necesidad de espacio. Deduzco de ello que envejezco en una dirección para mí insospechada.

  54. Viejecita, me están dejando sólo para el turno de mañanas….
    Esto no puede seguir así, el Marqués haciendo películas, y luego no nos las pone ni sale a presentar ni nada…
    Tareixa hundiéndose como el Titanic, y haciendo testamento.
    El Perro sacandonos Seals de esos.
    Procuro a sus cosas en los autobuses.
    Esto no va bien.
    Es cosa de Fillon, y de Trump. Casi seguro.

  55. Y Alvaro ahí todo el día sin ponerse algo bueno, nos largo un texto de esos largos (que bueno si era..) y hala a lo suyo….
    Menos mal que Gómez con sus retransmisiones de boxeo femenino, y Zeppi con su crónica del otro lado, salvan el tenderete.
    Malmalmal …

  56. No sabía que Aragon, hijo de Arathorn II, nieto de Arador y trigesimonoveno descendiente directo por línea paterna de Isildur, hubiese leído “Aurora Roja” en el Hotel Wagram de la avenida Georges V, sede de la Embajada.
    ¡¡Qué cosas!!

  57. Alguien tiene que hacer algo…
    Las cifras de audiencia, el número de comentarios, la intención de hojear, y los resultados de los otros blogs son claros.
    La Bellpuig no es responsable.
    Los otros sí.
    Seguro que nos están vendiendo al WP o alguno de esos medios demócratas o españoles…

  58. Tiene razón jrg, mal que me pese Brema … se agradecería una crónica de las suyas.
    Me estoy peleando aquí con la Heidi Hetzer y Vd. en Los Angeles …?

  59. Pues avise Mgaussge cuando llegué la galerna a la plaza principal, que aquí ya será una marejadilla y salgo a barrer la sal.
    ¡ Qué sustos dan los majaderos de los del tiempo de la Xunta! Ni ola de frío, ni olas principales dignas de ver…

    Ya salgo, ya a mirar si los pollos y gallinas necesitan flotadores. Es por el riachuelo Lagares que inunda mucho. Voy a ver.

  60. Una extinta revista online (ahora ya offline) me pidió una colaboración y les mandé esto sobre las Prosas apátridas, de Julio Ramón Ribeyro. La rescato y se la dedico a JrG. Guest star: Tallón y su blog, que tanto disfruté.

    UN PACÍFICO DEMENTE

    Un hombre moreno y enjuto, seguramente extranjero, de aspecto un tanto desaliñado pero pulcro, recorre las calles de París de regreso a casa. Sus ojos oscuros y cansados parecen endurecerse con un brillo repentino al cruzarse con otros peatones: un improbable gordo corriendo detrás de no se sabe qué; una pareja de una fealdad grotesca y fascinante, como un esperpento a dúo; un niño con la energía de su juventud que observa e imita los gestos comunes y, siguiéndole con paso distraído, la madre joven y hermosa, vestida como tantas pero con un rostro único y memorable que, sin embargo, se confundirá con el resto de imágenes y reflexiones que bullen en la cabeza del extranjero. Si acaso perdurará como apunte en un cuaderno de tapas gastadas olvidado en un estante, pues el extranjero que clava en la gente una mirada con la fijeza de un propósito, como el carnicero que no aparta la vista del punto donde hundirá la hoja, es escritor.

    Los libros, los gestos, los tragos y las mujeres ocupan los apuntes que Julio Ramón Ribeyro reunió en Prosas apátridas. Unos escritos teñidos por la bilis negra de un escritor enfermo que registra implacablemente los comportamientos vanos, las ocasiones desaprovechadas, la obra malograda. Se demora con voluptuosidad en la descripción del fracaso. Los libros se amontonan en las estanterías, demasiados para ser leídos, demasiado exigentes para empezar uno hoy. Nuestra atención dura lo que un pájaro posado en una rama que con un ligero ruido huye a otra. Así, la disciplina cede el paso a la dispersión. La belleza de una cara no resiste un examen atento: una simple carcajada saca a la superficie el tirante poso de animalidad. Las ganas de escribir y la camaradería se encuentran en el fondo de la botella, junto a tipos ya agotados de sí mismos y putas que parecen el reflejo de hombres como ellos. Ya en casa observa las travesuras de su hijo y su seguro aprendizaje de las complejidades del juego, dejando atrás la inconsciencia del impulso. Más tarde inicia la liturgia de la literatura: se sirve una bebida, pone en el tocadiscos una pieza barroca, lee unas páginas, piensa en lo que ha visto ese día.

    Poco amigo de citar por citar (no como esos escritores latinoamericanos que, con prurito provinciano, abarrotan la página con listas interminables de nombres célebres para demostrar que los conocen), Ribeyro invoca sin embargo el nombre de Baudelaire y no sin motivo. En las Prosas apátridas encontramos la misma atención a los paisajes y los especímenes de París, la misma fascinación y repugnancia por el artificio que rige las relaciones, la misma exigencia en el trabajo de las palabras. Leído hoy, este libro parece un precedente de la concisión y variedad de algunos blogs y a menudo me ha traído a la cabeza los textos de uno de los mejores escritores de nuestro país: Juan Tallón. Las prosas de Ribeyro tienen una dispersión sólo aparente pues, como aquel hombre que quiso dibujar el mundo y, a fuerza de detalles, acabó dibujando su rostro, hay una serie de preocupaciones que nunca se van: el contraste entre naturaleza y sociedad, la habitación de la rutina, la bebida y la sensualidad de la noche, el arduo esfuerzo de la escritura y la disciplina de la lucidez.

    Quedan las prosas como pálida señal de la experiencia con mucho esfuerzo ganada y de algunos momentos que, con obstinación infantil, no queremos olvidar. Escribir es el intento de fijar la intensidad de lo vivido y por ello, pese a todo pesimismo, una manera de buscar la felicidad que, como siempre, no dura.

    Marcado al rojo vivo por un mal zodiacal, agobiado por cuentas vencidas e invencibles, privado de toda gracia creadora, sintiendo que de hora en hora caen sobre mí las paletadas de mi propio sepelio, enclaustrado por ello mismo en casa en esta tarde benemérita, me deleito sin embargo en mi encierro y tomo de aquí y de allá el zumo de las cosas, la frase de un libro, la línea de un grabado, la cadencia de una melodía, el aroma de una copa, la silueta de una idea que asoma, refulge y desaparece, diciéndome que no hay nada más duradero que el instante perfecto.

  61. Lola dice:
    Jueves, 02/02/2017 a las 18:32
    Tiene razón jrg, mal que me pese Brema … se agradecería una crónica de las suyas.

    Si es porque le he llamado feo y malo, lo retiro desde ya mismo.

  62. “el protagonista usa libros para encender la chimenea al llegar casa, antes de ponerse un whisky. ”

    No cualquier tipo de libros, los que le recordaban su pasado comunista. Odiaba especialmente a Adorno (y a todos los de la escuela de Frankfurt)

  63. “Marcado al rojo vivo por un mal zodiacal, agobiado por cuentas vencidas e invencibles, privado blablabla …”
    Todo esto, querido amigo, es español muy afrancesado y lamentablemente pulcro. Dos pàginas asì escritas te llevan directamente a la depresiòn, y de ahì al divàn del psiconalista. Para contarlo, al volver a Sudacaland.

  64. Viejecita, me gustabas màs como Pachakusi, o como se diga.
    (Qué oido tienes para la prosa, Francias Luisa, qué oido tienes!)

  65. A ver Bellipüs, un tema menor y mundano pero que me amarga. ¿Qué aviesa intención les lleva a utilizar ese spybot que, cuando leo éste nuestro fanzine, me putea si lo hago desde el listöfono?
    Es la única página que se recarga sola mientras leo, o tiene problemas para cargarse y me sugiere que abra otra pestaña.

    ¿Quë traman? ¿Hacen trabajitos para la Generalitat catalana o la valenciana?

  66. Aquí no vale inundar tanto desde diferentes nicks ¿ Qué Pakachuchiña es la Viejecita y Francisca de Ferrol?
    ¡ Qué disgustos dan, qué disgustos…!
    Y ahora viene la Paloma. Ustedes se aburren mucho o qué.

    Adapts mi amor, ¿usted sigue siendo un hombre? Yo ya no me fio de nada, puñeteros.

  67. No sé de lo que habla, señorito Adaptaciones. El único programa de filtro que usamos es una aplicación de WordPress, Jetpack, que analiza el tráfico de la web y controla el spam, que probablemente nos llega por las páginas que visitan ustedes, porque son todas de alargamiento del pene, pastillas para la erección y jugar al poker on line.

    Quizá el spybot ese lo ha cogido visitando páginas de venta de maquinaria agrícola, de esas en donde las chicas van subidas en una cosechadora.

  68. Una cosechadora sin chica en la publicidad NO es una buena cosechadora.
    Eso lo sabemos todos los del sector.

    Si son ustedes puros será que mi listöfono le ha cogido manía a ésta página.

  69. no más para decir que estoy muy ocupada porque me puse a hacer una tesis de la ayahuasca medicinal y ya no tengo tiempo para leer porque tengo que experimentar los efectos de la ayahuasca todos los días y me quedo no sé cómo decir como si me llegara un trance y ya no puedo leer y mejor que escucho música y veo los colores de todas las hojas pero no más para decir que yo no soy viejecita porque apenas cumplí los ventinueve años

  70. Alvaroquinn dice: Jueves, 02/02/2017 a las 19:51

    UN PACÍFICO DEMENTE

    Alvaroquinn, tú eres una joya, tú eres un rubín.
    Voy a leer a Ribeyro.

  71. Hoy he tenido un sueño espantoso, amigos, de esos que te hunden el día o el año. En el sueño no era todo tan horroroso, pero esta mañana, ante el café, me he dado cuenta de que era una pesadilla porque tenía un pesar enorme. Había alquilado un apartamento minúsculo en el centro de Madrid, con una terraza tan grande como el resto que miraba al palacio de Santa Cruz. Hasta aquí bien, es una vieja fijación de unos meses que viví en Concepción Jerónima, en uno de aquellos pisos de la Seguridad Social – quiénes se habrán quedado con aquellas pequeñas joyas del INSS. Estaban los padres y la hermana conmigo (rebobinados a hace veinte años; más años aún la hermana, que gimoteaba a la mínima). La madre, por supuesto, me recriminaba la elección: para qué quieres tanta vista si no puedes entrar a hacerte un huevo frito en la cocina ésta de mierda, y aquí dónde piensas poner el papel de váter. El padre me ayudaba a desprenderme de toda la porquería que habían dejado los dueños (macetas con plantas muertas, un terrario de saltamontes y langostas milagrosamente vivos, unos casquotes de alguna obra pasada, un somier apoyado en una pared) y de todo lo inservible que yo había llevado en la mudanza y además no cabía en el zulo (corales comprados en ese cabo portugués que es el punto más occidental de la Península, no me acuerdo del nombre; monedas romanas llenas de barro; monederos costrosos; bolsas y bolsas de recortes de periódico; manuales y apuntes obsoletos). Para colmo, en su intento por ayudar, el padre había montado un andamio inestable en la terraza para alcanzar el terrario de los saltamontes, y él mismo se empeñaba en ascender por él con las fuerzas muy justas del desahuciado. Yo miraba con terror y pena y presentimiento. Joder, es que ni de noche podemos descansar.

  72. Pirata, si pensamos que el Armaggedón será una especie de mudanza sin tiempo para una ducha, es natural angustiarse con ese sueño.

  73. Pirate, soñé anoche que volvía a torear en las Ventas. A las 6 y cuarto me di cuenta que la corrida era a las 7 y me había despistado. Salí disparado y me fui vistiendo por el camino, ya en el callejón me entró un miedo cerval. En ese momento apareció mi jefe con unas zapatillas deportivas azules del 45. “Póntelas y al ruedo” me ordenó.

  74. Es un sueño muy bueno, Jenny. Has soñado con tu padre aunque sea para matarlo otra vez, que te quiten lo bailado.

  75. Me hallo estos días desalojando noveluchas, ya veremos si quedan acogidas en el hogar de unos pobres o promovemos la solución final. El caso es que precisamente he tenido en mis manos las siete u ocho de Carvalho que hay por casa, coño, qué coincidencia de hoguera. Pues mientras la mano derecha las sacaba la izquierda las reponía, porque la muy zorra se estaba dando cuenta de lo que hacía la otra. Pa qué no seremos más mancos y decididos.

  76. -¡Es ENORME, cómo me gusta! – exclamó mi mujer.

    Yo iba al volante del coche, pero aún así alcancé a seguir su mirada a través de la ventanilla hasta un perro, efectivamente enorme, al otro lado de la calle.

    Pensé en que era una lástima no haberla grabado, lo hubiera puesto en mi teléfono móvil como tono idenificativo de sus llamadas. Solo sonido, sin perro; que a buen entendedor pocas palabras bastan.

    Pero la vida siempre te da una segunda oportunidad, o bueno, quizá no, pero el caso es que por increíble que parezca, en cierta ocasión, con espontaneidad que excluía insinceridad o interés, me dijo, insisto, sin retintín: “Es verdad, tú tenías razón”.

    Saqué el smartphone inmediatamente, suplicando: “Repítelo, repítelo, que lo voy a grabar”. Ella me miró, recelosa, sin decir nada. “Si solo lo quiero para ponerlo en el móvil, será tu tono de llamada…”.

    No logré convencerla.

    Así que, de momento, se queda con la música de Psicosis.

  77. Como no puedo ver la recomendación de Quinn estoy con The Leftovers. Gómez, aquí el fumeteo ya es pornográfico. Eso sí, son de una secta.
    ***
    Ya, ¿pero el Bartleby del Nickjournal no era valenciano?

  78. Me quedan varias semanas de salvajismo juvenil a tope, Funes.
    Mañana es San Blas y he entrado a una confitería cuya puerta he abierto por un impulso de la misma mano izquierda que antes ha devuelto a su sitio las novelas de Carvalho. «Cuántas te pongo». No se me ocurría una cantidad. «¿Medio quilo?», he preguntando a ver si a la pastelera le parecía bien. Nunca me han gustado las rosquillas de San Blas.

  79. Hoy me he encontrado con la competencia. Qué tal, los niños, estás muy moreno, ¿nieve? Resulta que lo han prejubilado: 85 % del sueldo. 58 años. Cabrón de mierda.

  80. S. dice:

    Creo que Funes se refiere a Mannerly (last night I dreamt…).

    Ése, Da Roca. Vendían corales cuando yo compré aquél. Era del tamaño de una tortuga gigante y de un blanco inmaculado, como si lo hubieran rebozado en cal. Se perdió en una mudanza. Debió de ser, por quien me acompañaba, el año 86-87. Luego volví una vez, antes del 92 (también calculo por compañías). En el 94 pasé la nochevieja en un hotel de Cascais (una noche de la que sólo recuerdo que hacía un viento endiablado y un mar bravo y que perdí muchas partidas al backgammon), con intención de ir a la mañana siguiente al cabo, pero no llegué a ir. Tampoco recuerdo por qué, es mi sino. Tengo una memoria de pez. Pero no sé quién decía que ésa era la clave de la felicidad, tener una memoria de mierda.

  81. Alvaroquinn dice:

    Pirata, recién aparecido en mi Twitter.

    ¡Qué maravilla, qué maravilla! Muchas gracias por acordarse de mí, Quinn.

    Respecto a la memoria y la felicidad, esto era lo que vagamente recordaba. Siento ponerlo en francés, pero así es como me llegó de un amigo por correo y no tengo a estas horas fuerzas de traducirlo (la cursiva es mía):

    “Mais dans le plus petit comme dans le plus grand bonheur, il y a toujours quelque chose qui fait que le bonheur est un bonheur : la possibilité d’oublier, ou pour le dire en termes plus savants, la faculté de se sentir pour un temps en dehors de l’histoire. L’homme qui est incapable de s’asseoir au seuil de l’instant en oubliant tous les événements passés, celui qui ne peut pas, sans vertige et sans peur, se dresser un instant tout debout, comme une victoire, ne saura jamais ce qu’est un bonheur, et, ce qui est pire, il ne fera jamais rien pour donner du bonheur aux autres ; imaginez l’exemple extrême : un homme qui serait incapable de rien oublier et qui serait condamné à ne voir partout qu’un devenir ; celui-là ne croirait pas à son propre être, il ne croirait plus en soi, il verrait tout se dissoudre en une infinité de points mouvants et finirait par se perdre dans ce torrent du devenir. Finalement, en vrai disciple d’Héraclite , il n’oserait même plus bouger un doigt. Tout acte exige l’oubli, comme la vie des êtres organiques exige non seulement la lumière, mais aussi l’obscurité. Un homme qui ne voudrait rien voir qu’historiquement serait pareil à celui qu’on forcerait à s’abstenir de sommeil ou à l’animal qui ne devrait vivre que de ruminer et de ruminer sans fin. Donc, il est possible de vivre presque sans souvenir et de vivre heureux, comme le démontre l’animal, mais il est impossible de vivre sans oublier. Ou plus simplement encore, il y a un degré d’insomnie, de rumination, de sens historique qui nuit au vivant et qui finit par le détruire, qu’il s’agisse d’un homme, d’une nation ou d’une civilisation”.

    NIETZSCHE
    Considérations intempestives, II, 1
    tr. fr. G. Bianquis, éd. Aubier-Montaigne

  82. Francisca se ha querido quedar con nosotros con la quema de libros de MVM. Aparte de que quemar un libro en una chimenea puede ser un gran error, como pude comprobar con los hollines que dejé regados por toda casa, no le veo mayor tragedia. Hasta resulta muy romántico y cálido. Aquel libro que arruinó el salón eraLos cipreses creen en Dios. Luego fueron muchos otros, pero ya a la caldera de la calefacción.

    En El País se publicaron varios artículos sobre los libros que quemó Pepe C. y el primero en ir al fuego fue uno de Laín Entralgo. También quemó El Quijote de Espasa, y no tenía miramientos con la temática. En uno de los artículos se menciona la conversación con Charo que le interroga por quemar Maurice:

    “– ¿Es malo?
    “– Es extraordinario.
    “– ¿Por qué lo quemas?
    “– Porque es una chorrada, como todos los libros”.
    El remate de Charo está muy lejos de la ingenua comprensión de Yes: “Cuando te da, te da”.

    Creo que no me he leído más que un par de novelas de Pepe C. y me aburrió soberanamente. Salvo las recetas, que merecían la pena pero que no superaban las de Simone Ortega. Luego hice algo peor: leerme toda su poesía. Ahora, años después, solo recuerdo con agrado un poema suyo que hablaba del barrio Gaudí a la sombra de las muchachas sin flor.

  83. No sé si habiendo entrada nueva , lo tendría que poner allí. Si es así, pido mil perdones.
    – Decir que ya quisiera yo, para un viernes, ser tan joven como Pachakusi ( confieso 75 años ), y escribir la mitad de bien que ella ( cuando escribe ). Y que no soy el doble de ningún nick, que “viejecita ” ha sido el único que he usado, y que lo empecé a usar en el blog de Basta Ya, ( que era ya el de UPyD , en el 2008 ), y que he usado ese mismo nick en varios blogs que he visitado, entre los cuales he sido expulsada de varios, por insoportable, por metepatas, por criticar y por no callarme cuando tocaba ) Y que espero no acabar siendo expulsada del Fanzine. Cruzo los dedos.

    – Que Vazquez Montalbán me resultaba indiferente, aunque solía comprarme, y leer sus novelas, hasta que un día, lo llevó Bernard Pivot a su programa ” Apostrophes”, Y que me dejó fascinada, con la naturalidad con la que hablaba un francés macarrónico, mas bien “frampagnol”, y con un acento que cortaba, pero con la misma velocidad y tranquilidad que si hubiera estado hablando en español.
    Desde ese momento me volví forofa suya, y hasta copié algunas de sus recetas. Y eso que odio el ajo, por el olor que deja en el aliento aunque vaya uno corriendo a lavarse los dientes después…

  84. Magníficos textos sobre “El asesinato de Baroja”. Enhorabuena, Josénez. !!
    Una puntualización a un comentario: Hemingway no cargó con el ataúd de Baroja. Pudo hacerlo pero, ante el ofrecimiento, dijo: “Es demasiado honor para mí. Sus amigos…., sus amigos de siempre…”. Así lo escribió C.J.Cela en un artículo ” Ayer no me lavé las manos”, publicado en su Revista literaria PAPELES DE SON ARMADANS”, Año I, Tomo III, número VIII. Y así también lo afirmaron sus sobrinos Julio y Pío Caro Baroja en varios libros.

  85. Muchas gracias por el comentario y la puntualización, JC. Cela y su revista saldrán en alguno de los restantes episodios.

Los comentarios están cerrados.