Paseando Unter den Linden

Hegelrrr!!!, por PerroantonioPor Fernando García Alonso

(A Gengis Kant, con amor)

Al llegar a la altura de la Universidad Humboldt me vino a la cabeza el libro de Fukuyama en el cual se proclamaba “el fin de la historia”. En él se reflejaba la tesis de Kojève según la cual La fenomenología del espíritu había supuesto el fin de la filosofía. Es decir: desde Humboldt, Hegel había dado carpetazo a cinco mil años de pensamiento. En síntesis venía a decir que tras las revoluciones inglesa, americana y francesa, el hombre se habría liberado de la esclavitud y había alcanzado su total humanización a través de su capacidad de elegir no tanto lo que hacía, como lo que no hacía.

Desde luego, no había leído el libro de Hegel, ni pensaba hacerlo, debido a la oscuridad de su estilo, pero dado que el mucho mas diáfano Isaiah Berlin citaba con frecuencia a Kojève, decidí intentar leer a éste. No imaginaba que las legendarias lecciones sobre Hegel no estuvieran traducidas del francés (hay una obsoleta de J. J. Sebreli, Buenos Aires, 1972), así que cuando supe que la editorial Trotta las había publicado me precipité a comprarlas. La edición es soberbia, como es costumbre en Trotta, y contaba con ayudas públicas del gobierno francés para su publicación y de La Generalitat Valenciana para la traducción. Parece ser que Hegel decía, entre otras muchas cosas, que el Estado es el único ente racional que existe. Los hechos parecían confirmarlo en este caso.

Introducción a la lectura de Hegel reúne las lecciones que Alexandre Kojève impartió sobre La Fenomenología del espíritu (1807) durante los años 1933-1939 en la École Pratique des Hautes Études de París. Varios asistentes a estos cursos se convirtieron después en ilustres representantes de la filosofía y las letras francesas de posguerra (Bataille, Queneau, Hyppolite, Aron, Merleau-Ponty, Caillois o Lacan, entre otros). Kojéve hizo un esfuerzo extraordinario al traducir a un francés comprensible para todos las ideas de Hegel, esfuerzo que es bien comprendido por el traductor español de esta edición, no tanto por el que hace la introducción, un cátedro valenciano por nombre Jiménez Redondo que se distingue por un innecesario barroquismo que traiciona claramente las intenciones del autor.

Queneau fue quien hizo el esfuerzo de compilar en los años 40 el contenido de estos cursos para intentar publicarlos como un libro. Le pidió a Kojève un estudio introductorio, pero éste estaba tan seguro de haber finalizado la historia de las ideas que se negó displicentemente a hacerlo. De hecho Kojève no volvió a escribir un líneas mas y dedicó el resto de su vida a tareas diplomáticas, que según él era lo único que restaba por hacer.

183 comentarios en “Paseando Unter den Linden

  1. El tilo es mi árbol favorito después de la higuera, el chopo, los plátanos de los parques, los manzanos y los perales, y las parras, que no son árboles pero me gustan mucho. Y los olivos.
    Para qué se leerá la gente los libros si en las solapas está más corto y es más o menos.

  2. He pasado por Unter den Linden varias veces, sobre todo para comprar libros en los puestos de segunda mano que hay enfrente de la Universidad Humboldt y para ir a la Biblioteca Nacional, y nunca he visto allí la estatua de Hegel. Debería ser más observador. Sí estuve frente a su tumba, por pura chamba, en el cementerio de la Chausseestr., donde también tienen los restos de Heinrich Mann, Marcuse, Fichte, Brecht y otros alemanotes. En la tumba de Hegel los visitantes depositan piedrecitas y monedas, y a veces dejan un papel debajo con frases del filósofo. En el libro que cité ayer, Años de vértigo, también aparece Hegel y su idea de que la historia es una evolución continua hacia la ilustración y la libertad, y que la guerra es una excelente forma de que las culturas superiores impongan su cultura y su civilización. A mí, personalmente, Hegel me suda la polla.

  3. “esfuerzo que es bien comprendido por el traductor español de esta edición, no tanto por el que hace la introducción, un cátedro valenciano por nombre Jiménez Redondo que se distingue por un innecesario barroquismo que traiciona claramente las intenciones del autor.”


    ¡Son el mismo!

  4. Bremaneur 16 de dic de 2013 09:37
    La filosofía en sí es lo que me la trae pendulona, creo. Me interesa más la batalla dialéctica que puedan tener hoy Gengis Kant y el Marqués.

    Juajuajuá, jua, jua. ¿Y el perro? Ese perro me quiere de sonar.

  5. Gachó, que no te enteras. Estamos hablando de la traducción del libro de Kojève, no del de Hegel. El cátedro de tu pueblo tradujo éste, que no aquél.

  6. Procuro fijarme 16 de dic de 2013 09:24

    Para qué se leerá la gente los libros si en las solapas está más corto y es más o menos.

    ¡Jodó! con Procuración, con bala no, con postas cochineras…

  7. Me encanta el trabajo de ilustración del post. Es lo único que voy a entender de la batalla de hoy.
    Bajo los tilos en bicicleta aquel caluroso verano del 2002…y ese esplendor de Museo de Pérgamo, y esa cerveza rubia de trigo, que es lo único que se decir en alemán,…aisss!

  8. Tú sí que no te enteras.
    ————————
    Procu, tiquismiquis los cojones, que quien la lleva la entiende y esto parece el chiste del cristiano negro.
    —————
    Pero que a mí también me suda la polla, vamos.
    Demasiado tiempo llevo perdido aquí.

  9. Procuro fijarme 16 de dic de 2013 09:51
    Bremaneur 16 de dic de 2013 09:37
    La filosofía en sí es lo que me la trae pendulona, creo. Me interesa más la batalla dialéctica que puedan tener hoy Gengis Kant y el Marqués.

    Juajuajuá, jua, jua. ¿Y el perro? Ese perro me quiere de sonar.

    Si lo de perro va por mí, bien sabe usted que soy individuo muy neutral y muy poco dado a las broncas y a las disputas. Y jamás se me ocurriría azuzar a dos personas humanas con inclinaciones filosóficas para que discutiesen. Yo vivo en mi torre de marfil cultivando mi jardín de pensamientos y florecillas. ¡No a la guerra!

  10. Lo de la página de enlaces como que no lo veo. Es poco ÇhøpSuëy. Salvo que fuera de enlaces a páginas a revistas de humor, licorerías y revistas de pin-ups.

  11. Gachó, no perdamos tiempo aquí. Regresemos que nos están buscando al Jardin zoologique d’acclimatation de représants de peuples des cinq continents.

    Hoy parece que ponen rancho del bueno para comer

  12. Que nadie vea en mis palabras desprecio por nadie en particular. Soy un hombre muy básico, prácticamente primitivo; primario, en cualquier caso. Carezco de imaginación espacial y soy obtuso con los conceptos abstractos. Inculto, tengo la inteligencia suficiente como para manejarme con los cuatro conocimientos que, de forma azarosa, se me quedaron en la cabeza durante mis estudios. Así, en la selectividad pude sacar un ocho en las pruebas de filosofía, en un examen que merecería una entrada en ÇhøpSuëy. Desordenado en las lecturas, sordo para la música y punk para el arte, siento, eso sí, una gran curiosidad por todo. Sabedor de que seré incapaz de entender los conceptos hegelianos y las interpretaciones de Kojève, estoy más pendiente de los mecanismos dialécticos que manejen Gengis y el Marqués. Quizá me sean útiles para protestar cuando un alemán se me cuele en la panadería.

  13. Bremaneur 16 de dic de 2013 09:30
    He pasado por Unter den Linden varias veces, sobre todo para comprar libros en los puestos de segunda mano que hay enfrente de la Universidad Humboldt y para ir a la Biblioteca Nacional, y nunca he visto allí la estatua de Hegel.

    El busto de Hegel no está exactamente en Unter den Linden, sino en la calle paralela, Dorotheenstraße, detrás de la Universidad, en la esquina de una plaza que da nombre a una calle llamada, apropiadamente, Hegelplatz. Si usas Google Maps y Street View podrás ver a unos chinos pasando por delante de la estatua.

  14. Neus Soldevila intentó un autorretrato de esposa mártir y madre corajuda pero se le acabaron viendo las costuras y los queridos y se le acabaron viendo dos dedos de raíz negra debajo del rubio de bote y aquel ojo que tenía medio cabrón, el derecho, artero y berrueco, como de lumi que te echa el beleño en el gin-fizz para que amanezcas pelao.
    MARTÍN OLMOS. La Magnani que no pudo ser.

  15. La estatua de Hegel no está en Unter den Linden, sino en la calle de atrás en la llamada Hegelplatz (http://bilder.bild.de/fotos-skaliert/bueste-32347999-qf-30380488/2,w%3D583,c%3D0.bild.jpg) Respecto a la introducción de Kojeve es tan buena como controvertida. Durante mucho tiempo se contrapuso a la de Jean Hyppolite (http://de.scribd.com/doc/56422602/Jean-Hyppolite-Genesis-y-estructura-de-la-Fenomenologia-del-Espiritu-de-Hegel). Últimamente, e incidiendo en la condición del libro como autobiografía de la conciencia (‘Ciencia de la experiencia de la conciencia’ era su título original), está la siguiente lección de Félix Duque (http://www.youtube.com/watch?v=68xYjvKNuxE), que en dos horas soluciona el trámite con brillantez. Su libro “La era de la crítica” (http://www.akal.com/libros/Historia-de-la-FilosofIa-Moderna/9788446008958) le dedica también 600pp.

  16. Adaptasiones, Albiac no dice nada de los Ciutadanos. Alors?
    Lo de IU me vale bien, la crítica a UPyD es solo a una persona. ¿Es que no hay más? Y ¿qué es lo peor de todo, el masoquismo estólido o que medren?
    Muchos interrogantes y poca chicha de análisis. Una breve pieza declamatoria de descalificaciones que espera contar con el estólido masoquismo de aquellos a los que califica así.
    (Compáremelo con el artículo de Savater, enga).

  17. Proc, upeidé es El Partido de Rosa Díez. No me parece mal lo que dice Albiac. Por cierto, la intervención de Fernando Savater en el último congreso de El Partido de Rosa Díez ha sido eliminada de su web. En esa intervención sostenía que había que unirse a Ciudadanos. Lo único que echo de menos del artículo de Albiac es un par de frases sobre el diputado tuitero. El guapo no, el otro.

  18. Oiga que yo ni leo lo que enlazo casi, que estoy trabajando y era por enredar.
    Soy asín
    Lo de Savater lo tengo en una App de w8 que se llama lista de lectura y que debería llamarse “paluego”.

    De todos modos un poco más en serio, sí sólo habla de una persona, pero esa es la cuestión, UPyD transmite esa sospecha desde el día uno.

    A mi santa le digo que vote a UPyD cuando duda, pero yo dudo de mi recomendación.

  19. Me pide la Dirección que anuncie a bombo y platillo que a partir del próximo viernes y en una periodicidad periódica, Martin Holmes, más conocido en España como Martín Olmos, comenzará a publicar en ÇhøpSuëy Fanzine On The Rocks el pulp SERENATA DE PLOMO.

    Yo no digo nada, pero así a lo tonto tenemos tres folletines en marcha y he oído rumores de más. Esto va a acabar pareciéndose a la Editorial Bruguera de los años 60.

  20. Señor, qué prisas. El miércoles estrenamos a una joven autora, ¡ay no!, estrenamos la obra de una joven autora, Clairette Semisec: Una oveja descarriada.

  21. Bellpuig 16 de dic de 2013 13:20
    Me pide la Dirección que anuncie a bombo y platillo que a partir del próximo viernes y en una periodicidad periódica, Martin Holmes, más conocido en España como Martín Olmos, comenzará a publicar en ÇhøpSuëy Fanzine On The Rocks el pulp SERENATA DE PLOMO.

    Bellpuig, como no controle los copyderechos aquí van a quedar menos olmosss que en la Gran Bretaña, y no por plaga sino por plomo siciliano.

  22. RAREZAS.

    “Papá, yo antes no entendía por qué éramos del Atleti, y ahora me siento rara, rara, rara”.

    Una llamada de número desconocido en que un hombre se presenta como Guardia Civil. Pero se ha hecho la picha un lío y ha terminado dándome el nombre de quién había encargado la llamada y preguntándome por no sé qué servicios secretos. Cuando me he hartado de reír le he colgado, que uno tiene familia que mantener. Qué bien descrito hace unos días por AT este tipo de clown paranoide que no acepta que se le haya caído la máscara: almorranas

    Así que ya ve, Marqués, no está solo, compartimos, entre otras muchas cosas, un psicópata.

  23. Marqués, que usted haya tenido la idea de escribir una entrada que es posible que sólo me interese a mí es algo que le agradezco, y más al saber que le ha guiado el amor a mi persona. Por mi parte, debo retirar la acusación de que su referencia a la nueva traducción al español del libro de A. Kojève era pura vanidad en un blog que usted mismo considera que no es el adecuado para estos menesteres.

    Su mención no ha sido vana del todo, ha dejado un efecto en el mundo: acabo de comprar el libro. Sólo me queda desear que no tenga la necesidad de cagarme en sus muertos si compruebo que las diferencias con el que tengo no mejoran mucho la comprensión, cosa que no descarto dado que al fin y al cabo son traducciones de una lengua, el francés, próxima a la muestra.

    Antes de entrar en materia, conviene dejar claro a la patulea que nos está observando que Kojève no fue, o no fue sólo, el típico filósofo inútil que nos inunda con una jerga disparatada. Ni mucho menos. Resulta que, según la Wikipedia , de la que no consta en ningún sitio que fuera editada en Leipzig el año 1763, fue, en calidad de alto funcionario del ministerio francés de economía, uno de los encargados de poner las bases del Mercado Común, misión a la que dedicó buena parte de su vida. También fue capaz de robarle horas al sueño para consagrarse, como es obligatorio en Francia, a toda suerte de actividades libertinas. Y aún le quedó tiempo para ser -se cree que durante unos treinta años- espía soviético. Alguien así no puede decir muchas tonterías.

    Acercándome un poco más a la materia propuesta por usted, entiendo que ésta no es tanto la de hacerles saber a los españoles que por fin tienen a su disposición una edición del libro de Kojève a la altura de sus exigencias hermenéuticas, como saber si la historia -según Hegel, Kojève y Fukuyama- ha terminado. No me siento capacitado para acometer una tarea tan gigantesca como ésa, pero sí de poner en algún aprieto a los que piensan, y somos todos, que hay que estar un poco zumbado para decir en público, con el micrófono abierto, que ha terminado. Pero esto, un poco más tarde.

  24. Aprovechando que a las 12:31, se había quedado extraviado un comentario de kehre que a continuación reproduzco, vuelvo a avisarles de que sean moderados en el uso de enlaces, porque el filtro de spam tiene mucho carácter. Usen los botones.

    kehre 16 de dic de 2013 12:31

    La estatua de Hegel no está en Unter den Linden, sino en la calle de atrás en la llamada Hegelplatz. Respecto a la introducción de Kojeve es tan buena como controvertida. Durante mucho tiempo se contrapuso a la de Jean Hyppolite. Últimamente, e incidiendo en la condición del libro como autobiografía de la conciencia (‘Ciencia de la experiencia de la conciencia’ era su título original), está la siguiente lección de Félix Duque, que en dos horas soluciona el trámite con brillantez. Su libro “La era de la crítica” le dedica también 600pp.

  25. Con el fin de que no se derrame demasiado la discusión propongo que nos ciñamos a escudriñar la afirmación de que la historia, una vez cumplido su deber, no volverá a trabajar jamás, y que dejemos de lado si esa culminación se ha dio con la llegada al mundo del estado prusiano, y de su profeta, Hegel, o con la de la democracia capitalista. Y, puestos a admitir ese achicamiento del campo de juego, limitémonos a divagar entre hoy y mañana en torno a la sospecha, compartida por todos nosotros, de que la tesis de que la historia se acabó tiene toda la pinta de ser una insensatez. Puede que lo sea, pero algo habrá que decir sobre los motivos variados por los que se piensa tan mal de esa tesis. ¿Les parece bien?

    – Sííí.

  26. Adapts, soy de producción o de abasto, rama sanidad, aunque me adapto a todo.
    He tocado varios palos desde que empecé.

  27. En los países del primer mundo, el Fin de la Historia suele acontecer todos los viernes a las 15:30, más o menos. Es entonces cuando cesa (o entra en fase de stand by) la Lucha de Clases, sólo interrumpida por algunos festejos como el 1 de mayo, aunque cada vez menos. Como he comentado en Facebook para difundir la grácil reseña de hoy: “El fin de la Filosofía, el fin de la Historia, el fin de semana… grandes preocupaciones de los humanos propiamente dichos”.

  28. Adaptaciones 16 de dic de 2013 15:07
    Con Brema podemos montar algún fiestorro en el que los demás no sepan de que hablamos.

    Como hacen los filósofos vamos.

    Y también sugerir a Procu que remate la espléndida faena que ha iniciado con un par de poemas, en plan estocada. Yo pediré a la presidenta que le otorgue cuatro orejas y dos rabos.

  29. Fiel a mi máxima metodológica de empezar diciendo obviedades, y terminar, siempre que sea posible, de la misma manera, empezaré diciendo que la muerte de la historia implica la de todas aquellas cosas menores que fueron surgiendo a lo largo de la misma, como la religión, el arte, la filosofía. Como el pez grande se come al chico, cada una de ellas se comió a la anterior, así la filosofía, al arte, hasta que al final el Espíritu, hecho ya un Absoluto, dio buena cuenta de todas ellas.

    Lo anterior prohíbe a los hegelianos lamentar, por ejemplo, que el arte haya muerto. Murió porque su propia evolución obligó a que la filosofía lo hiciera cosa suya. Lo mismo le sucedió a la filosofía, incorporada felizmente a la conciencia total que, gracias a Hegel, ha llegado a tener el Espíritu de su propio Devenir. Se ve bien que la muerte del arte no es la muerte de una forma de entender el arte, superada por otra forma, sino de todo el arte; igual de bien se ve que la muerte de la filosofía no es la muerte de una determinada filosofía a manos de otra, sino que esa muerte consiste en su propia autosalvación. A esta autoinmolación literalmente apoteósica, no hace justicia la idea de que fue Nietzsche, el antihegeliano por excelencia, el que la mató. No hacía falta la llegada de ningún asesino.

    ¿Y qué decir de la muerte nada menos que de la historia? Que nada ajeno a ella la mató, sino que, una vez que ella lo dio todo de sí, no hay más que pedir.

  30. holmesss 16 de dic de 2013 13:37
    Bellpuig 16 de dic de 2013 13:20
    Me pide la Dirección que anuncie a bombo y platillo que a partir del próximo viernes y en una periodicidad periódica, Martin Holmes, más conocido en España como Martín Olmos, comenzará a publicar en ÇhøpSuëy Fanzine On The Rocks el pulp SERENATA DE PLOMO.

    Bellpuig, como no controle los copyderechos aquí van a quedar menos olmosss que en la Gran Bretaña, y no por plaga sino por plomo siciliano.

    Querido señorito Homelesss, Holmes más grandes han caído.

  31. Adapts, lo que ocurre es que la nueva vet no pet le tiene distraído.
    O no es usted el primero que ha felicitado el certero primer comentario de doña Proc? Que yo sólo he abundado en ello, sin asignar los rabos ni nada…

  32. Bellpuig 16 de dic de 2013 16:49

    Querido señorito Homelesss, Holmes más grandes han caído.
    Number of partners[edit]
    In 1981, he began to claim that he had had intercourse with 10,000 women

    Echen cuentas.
    Bellpuig, 10000 y ni una más.

  33. Gengis Kant 16 de dic de 2013 15:58 Editar Eliminar Spam
    Fiel a mi máxima metodológica de empezar diciendo obviedades, y terminar, siempre que sea posible, de la misma manera, empezaré diciendo que la muerte de la historia implica la de todas aquellas cosas menores que fueron surgiendo a lo largo de la misma, como la religión, el arte, la filosofía.

    Empezamos mal. Como integrante de la patulea que asiste a este duelo dialéctico y habiendo ya aclarado a las 11:04 que no me mueve el gusto por la sangre sino el espectáculo de la belleza de dos mentes enfrentadas tête à tête (qué disgusto cuando descubrí que esta expresión no significaba teta a teta), creo estar en la obligación de estrechar el campo dialéctico para que no se vayan ustedes por los cerros de über alles.

    O sea, que de la misma manera que la idea del “fin de la filosofía” no significa que se acabe con la Filosofía, sino con una concepción de la filosofía como explicación absoluta de todo lo que hay, el “fin de la Historia” tampoco significa que se acabe la Historia, sino que se acaba una concepción de la historia entendida como proceso dialéctico entre dos ideologías dominantes, toda vez que se ha demostrado que sólo hay una ideología que domina et impera. Ya sabemos que usted lo sabe, pro no nos gustan las trampas. Porque si de lo que se trata es de frivolizar, mejor expliquen lo del fin de semana.

    Que somos un público exigente.

  34. Bonnie 16 de dic de 2013 10:13
    Me encanta el trabajo de ilustración del post.

    Está claro, Bonnie, que es usted una persona de gran sensibilidad artística e incluso animal y que, si obviamos el hecho de que últimamente me la imagino con una motosierra limitando el crecimiento demográfico de la cabaña porcina, es usted un primor.

  35. No los envalentones, Pedro Antonio, que se lanzan con el ser, el coser y el paraser, y sobre todo con el noser, y nos enredan. A mí me parece muy bien que se acabe la Historia, porque si en tercero de BUP no nos daba tiempo a terminar el programa imagínense a nuestros tataranietos, teniendo que estudiar doscientos años más de materia. Que sí Zapatero y tal. Uf, el horror.

  36. Perroantonio es un muchacho sensible y está muy impresionado con la entrada de ayer, pero bien que calla cuando le atan con longanizas.

  37. No sigue los pasos de Hegel quien dice que la historia ha terminado porque no ve qué otra cosa puede surgir aún que merezca la pena ser tenida en cuenta. Hegel creyó -esto sí que es fuerte- haber demostrado la necesidad de que no surgiera nada digno de ser tenido en cuenta. Su confianza en haber demostrado eso se basaba en su idea de que lo real es racional y lo racional real. Bastaba conocer la verdadera lógica -no la formal de toda la vida, sino la que da cuenta real del mundo, la dialéctica hegeliana- para captar el mundo completo, con todos sus detalles, como algo necesario.

    La lógica hegeliana no consiste en un conjunto de reglas que debemos respetar si queremos que nuestros razonamientos sean formalmente válidos, válidos en lo que concierne a su forma lógica, pero que por sí solas no nos ofrecen la garantía de que los enunciados formalmente correctos sean verdaderos. Una lógica como ésta sólo nos revela -eso sí, sin ninguna ayuda- la verdad de algunos enunciados, como los tautológicos, o la falsedad de otros, como los contradictorios. La hegeliana, por el contrario, da cuenta de la necesidad con que ha ocurrido todo. Téngase en cuenta que, según el pensador alemán, el mundo es completamente racional, o sea, necesario, y la necesidad lógica es completamente real. Una vez más, y bien fuerte: lo real es racional y lo racional es real.

    En vez de unas reglas presidiendo cómoda y descansadamente lo que hacen los hombres con su razón, la dialéctica es la lógica en marcha, el movimiento en espiral que va trazando la razón empujada por su propias y provisionales tesis. Se puede decir que ‘lógica’ es una manera de llamar a la historia del mundo, como ‘historia’ es una manera de llamar a la lógica del mundo. ¿Por qué? Lo saben muy bien: porque lo real es racional y lo racional es real.

    Con estas premisas, era natural que Hegel pensara que el propio despliegue de esa lógica real fuera la demostración del porqué de las cosas; y también fue natural que pensara que había demostrado el porqué de que la historia hubiera terminado en el mismo instante y lugar en el que lo había hecho esa lógica: en Berlín. ¿Dónde mejor?

  38. Para mí el asunto central consiste en que vayamos avanzando y no discutamos como si partiéramos de cero. A continuación van una serie de afirmaciones que creo son ya apodícticas. El proceso de liberación del hombre tiene una serie de hitos que no admiten marcha atrás, si bien hay que admitir que no son el fin de nada, sino el comienzo de una nueva era:
    1. Las tres grandes revoluciones democráticas
    2. La caida de los regímenes totalitarios comunistas.
    3. La muerte del capitalismo financiero (on going)
    4. La desaparición de la simetría en la poesía, en la pintura y en la música.
    5. La muerte de disciplinas como la filosofía, la estética o la crítica literaria.

    Creo que Hegel es el gigante del pensamiento capaz de intuir todo esto y las lecciones de Kojéve son capaces de explicarlo para (algunos de) los mortales.

  39. ¿Volvemos a cero si digo que a partir del punto 3 no veo relación con la liberación del hombre?
    En caso afirmativo vayamos al primer comentario del día.

  40. – Perro: De la misma manera que la idea del “fin de la filosofía” no significa que se acabe con la Filosofía, sino con una concepción de la filosofía como explicación absoluta de todo lo que hay, el “fin de la Historia” tampoco significa que se acabe la Historia, sino que se acaba una concepción de la historia entendida como proceso dialéctico entre dos ideologías dominantes, toda vez que se ha demostrado que sólo hay una ideología que domina et impera.

    – Gengis: Para Hegel sí significa eso, y creo que debería significar lo mismo para cualquiera que no quiera ir más allá de la letra. Pero, como no hay obligación de ser hegeliano ni de quedarse quieto al pie e la letra, usted está en su derecho de entender como fin de la historia el fin de la lucha de clases. Yo se lo admito, y de paso le pregunto si cree que el capitalismo ha ganado definitivamente al comunismo.

  41. holmesss 16 de dic de 2013 17:57 ¿Volvemos a cero si digo que a partir del punto 3 no veo relación con la liberación del hombre?

    ***

    Qué alivio, Holm. Pensaba ya que era la única que definitivamente no entendía un cazzo.

  42. Marqués, reconozco que conmigo no hay manera de avanzar nada, pero es que no podemos admitir, sin más, esa definición de la historia como proceso de liberación del hombre. Los marxistas más viriles, a los que parecía una mariconada el ideal de desalienación del Marx de los Manuscritos filosóficos, preferían una lectura deshumanizada, esto es, sin sujeto -piense en el estructuralismo de Althusser- del Marx de El capital. Recuerdo un coloquio en la facultad en el que intervenían, además de otros, el socialista Antonio García Santesmases y Gabrial Albiac:

    – AGS: Yo, que a fuer de marxista, soy humanista…

    – GA: Yo, que no soy humanista sino comunista…

  43. A ver señores, pongan un poco de buena voluntad. El hombre se ha ido deshaciendo de una pesada carga, de la “joroba del dromedario”. Hoy no creemos ni en Dios ni en la monarquía. Tampoco en el socialismo de Estado ni en el capitalismo “financiero”. Menos todavía en las locuras de Rosseau, el buen salvaje y tal, ni en la obra de arte total wagneriana. Sabemos que no existen las “razas” ni hay superioridad alguna del hombre sobre la mujer. Aceptamos la poesía sin métrica, la música sin tonalidad y la figuración abstracta. Algunos incluso piensan que el universo es un holograma, pero todos aceptamos que el tiempo es una dimensión que se curva a a la velocidad de la luz. No me digan que no se sienten ligeros de equipaje, quizás no sea el fin de la filosofía pero se parece bastante.

  44. En vista de a que dedican el tiempo sólo puedo suponer que creen que no se van a morir.

    Yo sin en cambio he hecho un sincero esfuerzo por leer y entender, pero tengo aquí a mi señora dándome la brasa con los conflictos de fechas de nuestra citas navideñas, mientras me hace ver que todo es por culpa mía o en su defecto de mi familia.

  45. Visto así, marqués, más que ligero de equipaje uno siente náuseas. Ese desdén por Camus no vendrá parejo a querencias sartrianas?

  46. Siento disentir de las tesis sobre el fin de la lo.que.sea. El hombre es un bicho capaz de sustituir unas idololatrías por otras convencido de que ha acabado con La idolatría. Es el sino de una especie que, sustitución tras sustitución, demuestra siempre su necesidad de creer en lo Absoluto. Dios por el Partido, la Confesión por el Psicoanálisis o el Comunismo por el Libre Mercado, el Capitalismo por el Ecologismo, nada se salva de sus mayúsculas. Ni siquiera el Nihilismo.

    Lo interesante no es debatir sobre la última sustitución, sino sobre el por qué de tantas sustituciones.

  47. marquesdecubaslibres 16 de dic de 2013 17:51
    4. La desaparición de la simetría en la poesía

    ¡La desaparición de la simetría en la poesía! ¡Hostias! Y yo, sin enterarme, sigo escribiendo poesía simétrica. Ay.

  48. Gengis Kant 16 de dic de 2013 18:00 Editar Eliminar Spam

    Pero, como no hay obligación de ser hegeliano ni de quedarse quieto al pie e la letra, usted está en su derecho de entender como fin de la historia el fin de la lucha de clases. Yo se lo admito, y de paso le pregunto si cree que el capitalismo ha ganado definitivamente al comunismo.

    Yo lo que diga Fukuyama. Que tampoco me voy a poner a corregir a los que piensan mejor que yo.

  49. marquesdecubaslibres 16 de dic de 2013 19:34

    …pero todos aceptamos que el tiempo es una dimensión que se curva a a la velocidad de la luz.

    Ah, no, por ahí no paso. Lo de la poesía asimétrica vale, pero lo del tiempo curvándose a la velocidad de la luz me parece un exceso. Como sigamos en este plan escribo una oda. Simétrica.

  50. – Marqués: El proceso de liberación del hombre tiene una serie de hitos […] que no son el fin de nada, sino el comienzo de una nueva era.

    – Gengis: O sea, que usted está en contra de la idea de que la historia ha terminado. Yo había creído que la apoyaba.

  51. ¿Es aquí pimpam donde ciszás los debates tundatunda?

    Estoy con Pirata (21: 44) en su afirmación de apertura de párrafo.
    Pirata, ¿el Absoluto? O define Absoluto o dice quién es ese señor («el hombre»).
    Estoy con Holmesss (22: 03). Buscamos cosas, respuestas, satisfacción, sentido, apaciguamiento. (Como Holmesss, 17: 12; Holmesss, eso es mucho karma que purgar, que lo sepa).

  52. No sé por qué motivo el marqués se siente incomprendido por la mayoría de los que han intervenido en la discusión, pero a mí me parece que están de acuerdo. Prácticamente todos ustedes dan por buena la premisa, indemostrable, de que el tiempo en el que se desarrolla la historia humana es una línea abierta. Ese prejuicio les inclina a ver como obvio que a una construcción humana le seguira otra, a ésta otra y así tan indefinidamente como es indefinida la línea temporal elegida por ustedes.

    Si no fuera por esa protocreencia, nadie tendría esa seguridad disfrutada por la mayoría de ustedes de que unos valores a los que él mismo no sólo no tiene nada que objetar sino que no admite que nadie pueda tener nada que objetar, vayan no sólo a ser abandonados sino que será bueno que lo sean. Eso es muy raro.

  53. Estoy con Gómez (21:28), segundos antes de que, desesperado, confesara ante los mossos que fue el cómplice de Oswald.

  54. Gengis:

    Si no fuera por esa protocreencia, nadie tendría esa seguridad disfrutada por la mayoría de ustedes de que unos valores a los que él mismo no sólo no tiene nada que objetar sino que no admite que nadie pueda tener nada que objetar, vayan no sólo a ser abandonados sino que será bueno que lo sean. Eso es muy raro.

    Gengis, hay tal cúmulo de negaciones consecutivas que no sé qué es lo que se afirma. Espero que no sea la independencia de Cataluña.

  55. Si la gente creyera en lo Absoluto, no cambiaría de creencia, tal como durante milenios no estuvo dispuesta a cambiar por las buenas. Lo que se ve ahora es cómo una necesidad de Absoluto, seguramente inconsciente, lleva a la gente de crencia en creencia. Y tan contenta.

  56. Procu, he querido decir que la creencia de que el tiempo en el que situamos la historia tiene forma de línea indefinida es lo único que puede oponerse a la idea, tan natural, de que nuestros valores son inmejorables.

    Por más que lo intento, abuso de las cadenas de negaciones. Seguiré intentándolo.

  57. La conciencia moral tiene una forma de ser que impide que concluyamos, por inducción a partir de los sucesivos cambios morales que se han dado, que se darán más.

  58. Insisto: la creencia de que es bueno el cambio moral implica el reconocimiento de que nuestra conciencia moral está equivocada, pero esa creencia es incompatible con la experiencai que tiene cada uno de su conciencia moral.

    Mi comentario no afecta al que, aun estando convencido de que cambia, no considera ni bueno ni malo que cambie la conciencia moral.

    Y menos aún, es evidente, al que no cree que cambie.

  59. El problema del segundo es peor, ya que se contradice al pensar que su conciencia moral no es ni mejor ni peor que otras. Por lo menos tendrá que considerarla mejor que la opuesta.

  60. El que no cree que cambia la conciencia moral tendrá que explicar por qué la humanidad no ha sido siempre socialdemócrata.

  61. Gengis, le sigo con atención. Pero, en esto del cambio y la conciencia moral, ¿no se puede elegir que algo cambia y algo permanece? (Un siesnoés, unas medias tintas, una tibieza).

  62. Concluiría, si concluir no fuera una temeridad, que todas las tesis sobre las grandes mudanzas históricas tienen inconvenientes.

  63. Procu, si dividimos el contenido de la conciencia moral en dos partes, la esencial y la accidental, el hecho de sólo cambiara la segunda dejaría intacta la permanencia de esa conciencia moral, definidamente previamente por su parte esencial. En tal caaso no nos encontraríamos ante un sí pero sino ante un sí. Si la que cambiara fuese la primera, no quedaría nada de esa conciencia, ni siquiera la parte accidental, que nunca puede darse sola, como sabe usted muy bien que le ocurre a cualquier accidente. En este caso, en vez de un sí pero no, tendríamos un no.

  64. Holmesss, lo más curioso que he hecho en una comisaría, a eso de los deciséis, fue comerme unos cuantos gramos de costo que los maderos habían pasado por alto en su registro previo, mientras esperaba a que me tomaran declaración.

    Declaración que resultó espectacular a todas luces.

  65. Sigo:

    la conciencia moral -la de verdad- es una cosa tan radical que no admite que nada de ella pueda desaparecer. Esto no ocurre con el resto de las cosas, que sólo cambian -es una cosa curiosa- si algo de ellas no lo hace. De no ser así habría que decir de una determinada cosa que ha desaparecido y ha sido sustituida por otra muy parecida.

  66. Si no dividimos, todo pasa a formar parte de la esencia de la cosa. Seres de esta naturaleza sólo pueden durar un instante porque, en el momento en el que se produzca el mínimo cambio en ellos, y puede que fuera de ellos también, ya no existen.

  67. Desde que la filosofía dejó de tener validez como intento de explicar el universo, se han quedado ustedes en una cosa como burocrática y romancera, dándole vueltas a las ideas, o sea al lenguaje.

    El entrelazamiento cuántico ¡conio! áteme usted esa mosca.

  68. Cuando digo instante, siempre fiel a mi máxima metodológica, digo instante, y no un tiempo muy, pero que muy pequeño. En el tiempo más pequeño que se nos ocurra imaginar sucede una infinidad de cosas. Un ser instantántaneo es un ser al que no le sucede nada; para mí que ni siquiera le sucede la existencia.

  69. Como no madruga pero yo sí, ya hemos llegado a ese punto de desencuentro macro.
    Mañana leeré lo que escriba, que lo suyo tiene el agravante de la nocturnidad ¡recollons!

  70. Adapts, ¿usted también pimpampún quiere tundatunda debatir?
    ***
    No me podía creer que el abad de Montserrat hubiera dicho ayer en su homilía que «El año que viene seremos consultados sobre nuestra identidad como pueblo de Dios». Pero lo ha dicho, viene en el periódico.
    Y sin haber tomado productos de la drogadicción, como Gómez en comisaría.

  71. Lo propio de todo razonamiento correcto es que su final esté previsto por alguien, pero a uno le gustaría que ése sólo fuera Dios. Yo también me conformo con que sea usted

  72. O haces como Hegel, y dices que la historia se acabó, y punto, o, por culpa de la falta de huevos que te lleva a decir que, bueno…, en realidad lo que se acabó fue una fase de la misma pero que ya ha comenzado otra, te metes en un pantano en el que nadie se pone de acuerdo sobre qué debe entenderse por la fase Tal o por la Cual, único modo de saber cuándo empezó y cuando terminó cada una. Es lo que ocurre con el período moderno, cuyo origen y final unos colocan a finales del XVII, con el arranque de la Ilustración, y a finales del XX, con la llegada de la postmodernidad, y otros, poniendo el comienzo en el Renacimiento, piensan que la postmodernidad forma parte de la modernidad.

    Aunque, bien pensado, igual de complicado es definir el fin de la historia. ¿Cómo se sabe que se está más allá de ella? ¿Porque nada cambia o porque no cambia nada importante? ¿Y qué es lo importante? Y ya está liada.

  73. Gengis, vaya por delante que sus centrifugados (© Procuración) me hacen ver a menudo destellos o incluso caminos que le agradezco, cuando habla usted de cosas mundanas como los catalanomaguforeferendums.

    Lo que me chirria no de usted sino de todos los pensadores en general es que se han enredado en el pecado original bíblico, que recordará usted que en mi opinión es el lenguaje y en esa cosa barriobajera que es explicar al hombre y sus cositas, como la historia por ejemplo.

    Quiero decir que los únicos esfuerzos dignos que un ser humano debería permitirse son, ganarse el pan, follar y procrear, y entender el universo.

    Cuando entendamos el universo entenderemos al hombre, va de suyo, y para eso deberían dejar de enredar con el pecaminoso lenguaje y dedicarse a las matemáticas. Como esto ya lo hacen los físicos, se han quedado ustedes para consultorios como el de la Srta. BelliPús, de las cosas mundanas.

  74. Yo soy muy imitatriz, y si por ejemplo leo un libro de Simenon, inmediatamente me pongo a escribir una novela similar, pero que transcurre en Orense y no en París, y tiene como protagonista a un detective que se llama Repolho y no Maigret. Porque una cosa es imitar y otra salvaguardarse distancialmente de la propia experiencia. Si la novela transcurriera en París, o incluso si transcurriese allí, me pondría a describir Nostre Damm y lo que vería el lector avezado es la Catedral de Orense. A lo que voy: que me ha interesado mucho esto de Hegen (¿Nina Hegen es descendiente del emérito filósofo con cara de pocos amigos?) y he decidido también escribir un libro de filosofía que se intitule El final de to’l copón

  75. EL FINAL DE TO’L COPÓN. CAPÍTULO I. EL SER SÍ QUE NADA.

    Las relaciones entre la existencia subliminalmente sensorial y los conceptos preinspeccionados por la tautología del Ser abocan -y esto puede parecer fútil decirlo pero es necesario para la comprensión de las 2.165 páginas que vienen- abocan, decía, en la confrontación de la incongruencia con su contrario. La confrontación, como sistema alpistemológico y no como irsen por los cerros de Úbeda, se generatriza en implosiones factuales que dan como lugar el transcurso histórico, que es lo que sucede en la actualidad, lo que sucedió en el pasado y lo que suceda en el futuro, a modo de trinidad laica. Ya no sé continuar. Voy a seguir pensando y luego ya si eso termino el capítulo.

  76. “..si obviamos el hecho de que últimamente me la imagino con una motosierra..”

    Aiss Perroantuán, ¿qué come que adivina?. Tengo una batallita con motosierra incluida, pero la dejaré para otro post más acorde.

  77. Me llega un ejemplar del fanzine Radiante porvenir, donde tengo el honor de publicar un texto titulado Diablos en el limbo. Creo que voy a pasar una tarde más que agradable leyendo el resto de colaboraciones. Alguna se presenta muy divertida. Junto al fanzine viene un CD con punk y underground rusos. Chana.

  78. Resulta interesante observar la noble reacción de gengis al comprender que no me movía otra intención que avivar el debate y mantener el alma despierta.

    Sorprende, por otra parte, la lengua viperina de procuro (jaleada por algún groupie) insinuando que baso mis comentarios en la simple lectura de las solapas de los libros. Tal miseria moral no merece réplica alguna.

    Por su parte gachó metió la gamba en sus primeros comentarios al confundir el traductor de Hegel con el traductor de Kojève y la imagino rumiando sus vergüenzas.

    Me pregunto el porqué de la agresividad intelectual de ellas, cuando ha quedado claro que no tienen nada que demostrar pues se les reconoce no ya la igualdad, sino una manifiesta superioridad en algunos campos del intelecto.

    Para mí el fin de la historia, o de la filosofía, significa precisamente esto. No tener que andar discutiendo, o reinvindicando, lo que ya es manifiesto. Por eso no discuto sobre nacionalismos, por ejemplo.

  79. Bonnie 17 de dic de 2013 11:46
    “…si obviamos el hecho de que últimamente me la imagino con una motosierra…”

    Aiss Perroantuán, ¿qué come que adivina?. Tengo una batallita con motosierra incluida, pero la dejaré para otro post más acorde.

    ¿No esperará, my Bonnie, a que alguien escriba una entrada sobre ferreterías? ¿Qué mejor momento que este enfrentamiento para contar una historia con motosierras?

  80. Para mí el fin de la historia, o de la filosofía, significa precisamente esto. No tener que andar discutiendo, o reinvindicando, lo que ya es manifiesto. Por eso no discuto sobre nacionalismos, por ejemplo

    Qué bueno.

    Bonnie, haga caso a Perroantonio. Mañana será un buen día para lucir la motosierra. La oveja díscola lo pide a gritos.

  81. Señoritas lectores, señores lectores:

    Que me dice la Dirección que por qué no se animan ustedes a escribir una postal navideña o felicitación para animar en estas hermosas fechas a nuestros queridos y queridas compañeros y compañeras lectores y lectoras. Que sería bonito a la par que entrañable que en los próximos días, hasta Nochevieja o hasta Reyes, enviaran por medio de ÇhøpSuëy FANZINE ON THE ROCKS algún hermoso mensaje deseando paz y amor. [Yo creo que deberían estar prohibidas las petacas en el lugar de trabajo].

    Por ello, queridas y queridos, he sido conminada [la Dirección ha dicho invitada, pero yo sé de qué me hablo] a escribir la primera postal. Y se la voy a escribir a Tareixa, que la noto muy ocupada comprando percebes y mariscos para Nochebuena. Luego me pongo.

  82. FELICITACIÓN NAVIDEÑA PARA LA SEÑORITA TAREIXA

    Querida Tareixa

    En estos días de fiesta familiar y de paz y amor entre las criaturas, quiero envíarle mis deseos más sinceros de que encuentre por fin ese hombre que le inunde de amor y, si no puede ser, que sean dos. También espero que 2014 le traiga al fin un teclado nuevo y que encuentre todas las tildes, puntos, comas y letras que perdió a lo largo de 2013, aunque no todas a la vez, que no van a poder con ellas los camellos de los Reyes Magos.

    Con mis mejores deseos
    Srta. Bellpuig

    [Nota: El teclado es como el que usa la Srta. Bonnie, pero es tan bonito que me ha parecido que a usted también le gustaría]

  83. Dejaré la batallita para mañana.

    Esta tarde mi jefe me ha sentado en el pupitre de “A pensar”…, y por más que le doy a la tecla “very smart Blonde button” no hay manera.

    Aissssss ¡qué envidia me da la tarde de Bremaneur con su fanzine de rusos y música bolchevique!

  84. Decálogo para pasar indemne la llamada Navidad:

    1. No comer guarrerías.
    2. No cogerse un melocotón.
    3. No enviar Felicitaciones, y menos electrónicas.
    4. No comprar regalos, ni poner Belén, árbol o lucecitas.
    5. No ir a festejos navideños profesionales.
    6. No acudir a celebraciones familiares.
    7. No ir a la misa del Gallo ni cantar el Tamborilero.
    8. No tomar las uvas ni salir en Nochevieja.
    9. No ir a la Cabalgata.
    10. En general, hacer el gilipollas lo menos posible.

  85. Uy, qué hosco. Yo creo que el señor Cubaslibres tiene miedo de que las lectoras le envíen felicitaciones masivas. Tiene miedo a la ternura.

  86. Hosco e híspido con la ñoñería, pero un caballero formal con trato educado (y cariñoso en la intimidad)

  87. Mi mujer se ha empeñado en matar un ternero a medias con su hermano y dos más.

    Imaginen si me considera troglodita, así me llama cariñosamente (espero) troglo, que dado que ella no come carne y nuestros hijos vuelan libres y lejos, me corresponden a mí y a mis mandíbulas cuarenta y cinco kilos de ternera, aproximadamente.

  88. Estoy tan emocionada y es todo tan hermoso y entrañable. El Señor Camarada-Director (II) me ha pedido que transcriba su mensaje de Amor (navideño) y felicidad a la Srta. Gacho. Me he tomado la libertad de hacer algunos cambios menores en cuanto a vocabulario y estilo se refiere. Está el hombre tan ocupado que no atiende a lo que debe, y se le nota su pasado agrario o, como dicen más allá de Lleida, se le ve el pelo de la dehesa.

    FELICITACIÓN PARA LA SEÑORITA GACHO

    Querida Gacho:

    Las muñecas de Famosa se dirigen al Portal para hacer llegar al niño su cariño y su amistad. Y Jesús en el pesebre se ríe porque está alegre, y Jesús en el pesebre se ríe porque está alegre. Nochebuena de amor, Navidad jubilosa, es el mensaje feliz de las muñecas Famosa, así como el de quien esto suscribe. Te deseo lo mejor en estas entrañables fiestas; que quedes ahíta de hombres o de langostinos, y por qué no de ambos, en espera de que me guardes unos cuantos (langostinos) para la paella que prepares en una futura xuntanza, quizá cocinada en un anafe idéntico al que aparece en otro villancico que no me he atrevido a transcribir. Que los Reyes Maños te traigan muchos regalos, incluidos unos cuantos caracteres especiales (como los que aparecen en los tebeos para disfrazar esas palabras feas que tanto te gusta escribir).

    Frohe Weihnachten,

    Bre

  89. “Have a great festive break”
    De esta forma tan sobria, correcta e internacional se puede felicitar las navidades a pie de mail, sin invadir con exaltaciones, efusiones ni mariconadas varias.

  90. Que tengas una buena vida, me propone como felicitación un amigo inteligente, y añade: “¿a qué viene esa manía de contar años?”
    Y es que no nos conoce y no se ha enterado aquí de que se acabó la filosofía, el tiempo, el arte y la historia. Siempre nos quedará París.

  91. Sentirse de un país, según los que se ríen de eso, ¿es una sensación o un sentimiento? Necesito saberlo para una teoría que me estoy pensando.

  92. Cuando alguien, haciendo alarde de mandar a paseo los sentimientos, declara que él es sencillamente español, todos entendemos que se siente muy español.

  93. Gengis Kant 17 de dic de 2013 17:33
    Cuando alguien, haciendo alarde de mandar a paseo los sentimientos, declara que él es sencillamente español, todos entendemos que se siente muy español.

    Puede que sí y puede que no. Lo que sí está claro es que en el imaginario cinematográfico y televisivo eso siempre lo dice un señor con sombrero y bigote, con cara de haber sido de la Falange. En el imaginario de la izquierda clásica es siempre así.

    Pero hay muchas otras formas de ser ciudadano alejadas de la pasión y de las gónadas.

  94. HASTA EN LA SOPA

    Paso la tarde en la biblioteca y me encuentro con Hegel en dos textos: Ortega y Pérez de Ayala.

  95. Perro, podría ser que no, pero siempre es así. Esa españolidad suele salir a relucir en discusiones sobre los separatismos vasco y catalán, mucho más que ante un funcionario que pregunta por la nacionalidad. Y en esas discusiones, donde lo lógico sería declararse españolista o anitiespañolista, con todos los matices que se le quieran aportar a esas palabras, aquella declaración sobre el ser es un cañonazo. Ya sé que es una cosa curiosa; por eso la comento.

  96. Déjenme que muestre mi desconfianza al valor de las críticas al nacionalismo por lo que tiene de sentimentalismo espeso y confuso, algo improcedente en un ámbito donde debería regir la razón y la claridad. A mí me parece que decir que uno se siente catalán y no español es una forma muy clara de decir que quiere la independencia de Cataluña. No es una expresión emotiva sino de la voluntad, y muy clara.

  97. En la crítica al nacionalismo que ve en él una muestra de irracionalidad se suele mezclar la alusión al uso de mitos históricos, lo que implica una acusación de falta de veracidad, con la referencia bastante inocua a lo que tiene de sentimiento.

  98. En una discusión sobre el separatismo español, somos españolistas los que defendemos la idea de que la soberanía, sean cuantas sean las competencias que quiera ceder, la tiene el pueblo español.

  99. Perro, hablo todo el rato pensando en una discusión política. Eso deja fuera la mayoría de los sentidos que en otras circunstancias tiene ‘españolista’.

  100. Quién quiere colaborar con el belén. Todos los chicos, menos tres, se ofrecen voluntarios. La profesora de primaria interpreta que los reticentes no están siendo “cooperativos”. Les baja la nota de lengua (sic) un (1) punto. Bien está. El colegio (público) tiene en el vestíbulo central un abeto de plástico, angelitos voladores, reyes en camellos, una cuna con un muñequito. Un hilo musical vomita un villancico tras otro. Pasemos otro tupido velo. Aunque la escuela sea pública. El viernes, deben ir vestidos de pastores. Uno de los tres chicos le dice a la camarada funcionaria que él no es católico y no ve por qué una actividad presuntamente voluntaria debería convertirse en obligatoria. La camarada funcionaria amenaza con bajarle la nota de plástica (sic). Su argumento final, irrebatible: “Y si no eres católico pues te haces por unos días”.

    En este país queda mucha, pero que mucha tela que cortar. Yo empezaría por recortarles la tela metálica, para abrir boca.

  101. marquesdecubaslibres 17 de dic de 2013 13:07
    Sorprende, por otra parte, la lengua viperina de procuro (jaleada por algún groupie) insinuando que baso mis comentarios en la simple lectura de las solapas de los libros. Tal miseria moral no merece réplica alguna.

    Acepte mis disculpas, marqués. Lamento sinceramente no ser capaz de apreciarle como merece.

  102. Patria, sentimiento y sensación.-

    Los militantes a favor de un lugar, sobre todo sus militares, lo sienten con el sentimiento; los demás notan que son de allí.

  103. Patria, sentimiento y deseo.-

    Se siente con mucha fuerza de un lugar precisamente el que no lo admite como es, sin la deseada independencia.

  104. Yo me quedé dudando si el groupie era yo, Holmess, o ambos.

    Me hacía ilusión. En mis tiempos de músico no diré que tenia ejércitos de groupies, pero mojaba mucho y estaba yo pensando que quizás como groupie podía tener alguna oportunidad.

  105. Tare, me preocupa. No atiende a menciones.

    Estoy por pegar un poema.

    ¡Bella Tare! ¿Tú sabes que lo nuestra perdura aunque me pese, verdad? Que me tienes atado (iba a decir amorrado, pero Pocuración se escandaliza mucho)

  106. ¡Ay! Si durante mis viajes pudiera obtener la medicación que me corresponde en cualquier lugar en el que antes podía hacerlo y ahora no, por pertenecer a otra comunidad autónoma. Que aspiración tan modesta.

  107. La hipertrofia nacionalista de la nación es consustancial a las asignaturas de historia. Una Historia del Pueblo Pacense necesita que Badajoz exista desde la primera hasta la última página del libro, por mucha trashumancia política y humana que se haya dado allí; una Historia del Pueblo Romasino, lo mismo; una Historia de la Patata Tomasa, exactamente igual.

    Algunos creen que esto se supera ampliando los límites de la nación; o sea, entre nosotros con más Europa. Pero una Historia de Europa tendrá un sesgo hiperbólicamente europeísta.

    Es el mismo título de esas historias el que obliga a que su objeto recorra todas las páginas, como si viniera -esto afirmamos que dicen los nacionalistas- de la noche de los tiempos y fuera a continuar hasta no se sabe cuándo. Es así y no puede ser sino así.

    Sería mejor que la escuela no siguiera la estrategia ampliadora, que lleva de Badajoz a España y de España a Europa, y se limitara a recoger cosas de las historia particulares, y particularistas, de los vecinos. ¿Cómo estudian los escolares franceses nuestra Guerra de la Independencia? ¿También con mayúsculas?

  108. Patriotismo: odiar las patrias
    El señor K. no consideraba necesario vivir en un país determinado. Decía:
    -En cualquier parte puedo morirme de hambre.
    Pero un día en que pasaba por una ciudad ocupada por el enemigo del país en que vivía, se topó con un oficial del enemigo, que le obligó a bajar de la acera. Tras hacer lo que se le ordenaba, el señor K. se dio cuenta de que estaba furioso con aquel hombre, y no sólo con aquel hombre, sino que lo estaba mucho más con el país al que pertenecía aquel hombre, hasta el punto que deseaba que un terremoto lo borrase de las superficie de la tierra. “¿Por qué razón -se preguntó el señor K.- me convertí por un instante en un nacionalista? Porque me topé con un nacionalista. Por eso es preciso extirpar la estupidez, pues vuelve estúpidos a quienes se cruzan con ella.”

    (Bertold Brecht)

  109. Pero no es probable que hubiera concluido que lo malo del estúpido capitalista que lucha contra ti es que te obliga a luchar estúpidamente contra él.

  110. ¿O quizá sí? La estupidez del capitalismo haría necesaria la estupidez de la lucha comunista, que desaparecería cuando la sociedad fuese comunista. Puede ser.

  111. Buenos días España. Algunos de tus hijos ya estamos en pie. Haremos una breve tabla de gimnasia, trotaremos unos kilómetros y tras una frugal colación estaremos en nuestro puesto de trabajo con el mejor de los ánimos. Aplicaremos nuestro mejor esfuerzo para que nuestra economía productiva resurja con fuerza. Mientras tanto una pléyade de funcionarios en baja ficticia, rentistas, jubilados y gentes sin trabajo se refocila entre las sábanas. Hoy por tí, mañana, quién sabe, por mí.

Los comentarios están cerrados.