El juramento

Por Fernando García.

Ha pasado suficiente tiempo para que pueda referir aquello que ocurrió hacia 2003. Por fin se iba a cumplir un sueño largamente anhelado, juraría mi cargo como miembro del Gobierno del Reino de España presidido por José María Aznar, hijo de Manuel Aznar, insigne periodista e historiador. Cierto que había hecho la carrera del chusquero: a los 28 años me hice funcionario de carrera (con el número uno en el concurso-oposición), a los 30 fui Jefe de Servicio, a los 32 Consejero Técnico, a los 34 Subdirector General y por fin, a los 48, Director General. Había llegado mi hora.

La toma de posesión tendría lugar en el Salón de los Retratos del Ministerio. El Portero Mayor me preguntó si deseaba jurar o prometer mi cargo. Jurar, le contesté un tanto airado mientras rondaba por mi cabeza un avieso, aunque justificado plan. Con la connivencia de una amiguita que tenía en Protocolo, urdí cambiar el preceptivo texto constitucional por un ejemplar del Quijote, de forma que juraría mi cargo sobre él y sobre la Biblia imaginando que nadie se iba a percatar del cambiazo.

El día de autos el Salón estaba a rebosar, para el sector farmacéutico mi nombramiento tenía un cierto interés. Cuando llegó el momento del juramento utilicé la fórmula que se me antojaba más justa y que había largamente pergeñado:

«Juro en Dios y en nuestro Ángel Custodio, servir perpetua y lealmente a España, bajo el Imperio y Forma de su Tradición viva; en su Catolicidad que encarna el Pontífice de Roma; en su continuidad representada por el Caudillo, Salvador de nuestro pueblo».

Como lo dije como voz firme pero atropellada por los nervios, a nadie le pareció extraña. En este tipo de actos se presta poca atención a los discursos y más a cotillear quién acudió. Recibí los correspondientes abrazos de los interesados, observé alguna mirada torva de los envidiosos y poco más.

Cuando a los dos días recibí una llamada nerviosa de mi jefe intuí que algo había ocurrido. Al parecer un miserable había remitido al Arzobispado de Madrid una grabación de mi juramento que había sido calificado por esa alta instancia de «irreverente». Mi jefe, el hombre, no entendía por qué y yo le expliqué que quizás fue por la referencia al Ángel Custodio. «¿Ése no será uno del PSOE?», me interrogó algo mosqueado. Fui sincero con él, le expliqué que había utilizado una vieja fórmula que había sido creada en su momento por Eugenio d’Ors en la Salamanca imperial. No pareció pillarlo por lo que le aclaré: «Fue cosa de un catalán». «Que no se repita», me advirtió todavía algo confuso.

Han pasado muchos años de aquel episodio, no me arrepiento de lo que hice, pues el tiempo me ha dado la razón. El Quijote es inmortal, sigue habiendo un solo Dios y aquella Constitución abrió una espita por la que se nos escapa España. A los 52 años abandoné la función pública harto de la miseria de la política y me refugié en el sector privado sin imaginar los trabajos que me tenía reservado el Ángel Custodio. Ni en mis peores pesadillas pude imaginarme un exilio en la ciudad traidora. Ahora ya solo espero la llamada del Altísimo para descansar de una vez.

224 comentarios en “El juramento

  1. Buenos días a todos :

    ¡ Qué gozada de texto, y de foto de cabecera !
    ¡¡¡ BRAVO !!!

    Y estupendo el fondo. A ver si dura por lo menos tanto, o mejor un poco más, que el cuello de la camisa de Dalí.

  2. ¿Ustedes acabarían la Sagrada Familia de Barcelona? Yo sí. ¿Y les parece un edificio estético o el pegote más horrendo de la ciudad y habría que demolerlo, como desea una buena amiga mía?

    ¿El poeta este de línea clara Miguel d’Ors es familiar de Eugenio d’Ors, el del juramento salmantino? A ese juramento salmantino Baroja respondió “Lo que sea costumbre”, respuesta que seguramente fuera lo más rebelde y arrojado que podía decirse en ese tremendo acto celebrado en enero de 1938:

    Un juramento oscuro, por Miguel Sánchez Ostiz.

  3. Josenez ( 09′ 05 )

    He leído el estupendo artículo, pero no consigo ver la foto. Me sale un signo de interrogación. y luego un aviso de “Not Found “.
    ¿ Me ocurrirá sólo a mí, por bruta ? ¿ Habrá otro camino para encontrar la foto ?
    ¿ Será una foto inventada para el artículo ?

  4. Qué anécdota divertida.
    Hay dos tipos de personas, los que rezan a su Angel custodio lo de “ángel de la guarda dulce compañía, no me dejes solo ni de noche ni de día..” y los que se van al “cuatro esquinitas tiene mi cama y cuatro angelitos que me la guardan..”
    Lo de los cuatro angelitos es para gente pudiente, que puede permitirse pagar el extra de tres empleados más.

  5. Viejecita, la foto sería esta, me parece. No sé si podrán subirla los maridos de la señora Bellpuig. Baroja sería el último por la derecha:

    Juramento.

    El personaje que aparece, brazo en alto, de frac (?) y con la cabeza gacha, a la derecha, bajo las puntillas de algún magistrado que no sale en la foto, aunque sí lo hagan D’Ors, Eijo Garay, el general Gómez-Jordana, Carrero Blanco, Juan Aparicio, José María Pemán (creo)… No me había fijado: es Pío Baroja.

  6. El pensamiento nacional-católico estaba bien pergeñado. Había lumbreras detrás como don Pedro Sáinz o EGC. Hoy suele ser motivo de befa, más por ignorancia que por otra cosa. Los que somos de “derechas de toda la vida” como Viejecita y yo quizás lo comprendamos mejor. Supongo que el ser título nos ayuda.

  7. «Fue cosa de un catalán». «Que no se repita», me advirtió todavía algo confuso.

    M E P A R T O

    Josénez, gracias por traer ese texto. No lo recordaba… Como tampoco la foto. Aquí, ampliada.

  8. «Lo que nunca supo -hasta hace poco- Susana Frouchtmann, autora de El hombre de las checas (Espasa, en la calle el martes 13 de febrero), era que ese hombre, precisamente él, algo había tenido que ver con su confortable infancia y juventud. Descubrió que era el marido de la institutriz que durante 30 años se había sentado a la mesa con los Frouchtmann y había cuidado de sus cuatro hijas (Mita, Ana, Susana y Herminia, ya fallecida), nacidas en una familia de la burguesía catalana, descendientes de judíos y de un eminente cirujano, el doctor Manuel Corachán».

  9. Acojonante, acabo de ver que hay una canción dedicada a Alphonse Laurencic. El grupo, Fucking Werewolf; el álbum, Why Do You Love Me Satan?.

  10. Pocas veces he visto hacer el saludo fascista con más desgana. Incluso el representante de Dios muestra sólo cuatro dedos, como hacen los “indepes”.

  11. Muchísimas gracias por la foto, Josenez y Bremaneur

    marquesdecubaslibres viernes, 16/02/2018 — 10:09
    Los que somos de “derechas de toda la vida” como Viejecita y yo quizás lo comprendamos mejor. Supongo que el ser título nos ayuda.

    Que conste que yo ni “soy título”, ni tengo un solo título académico de ninguna clase, que me casé a media carrera, y lo dejé, entonces, como se hacía en mis tiempos.
    Y que a nuestras familias respectivas, mi germanófilo y yo les parecíamos unos rojos peligrosos, de jóvenes…

  12. Ayer, salseando en la televisión, ví u fragmento de película ambientada en la Francia colonizadora de la actual zona de Nueva Orleans, en la que a los “voluntarios” les ponían un lacito amarillo, como a los sediciosos estos.
    Será una premonición de lo que les espera?

  13. RIZOMA
    En mi niñez leía las crónicas deportivas de Miguel Ors y de don Pedro Escartín. Su hijo fue alumno mío en Medicina, luego brillante médico que falleció en un desgraciado accidente. Su viuda se casó mas tarde con un librero de viejo de la calle León, muy querido por todos. Fui amante de la íntima amiga de la viuda, una mujer excepcional que fue “musa de la movida” retratada incluso por los Costus. Cuando cerramos aquel apasionado capítulo me hizo un regalo excepcional: la novela “Laura o la soledad sin remedio” (edición de 1942) de Baroja, aquél que no quiso levantar el brazo en Salamanca pero que juró a regañadientes la soflama de Eugeni D’Ors, luego conocido como “Génius”.

  14. Como demuestra el caso Oxfam de Haití o el relato del torturador psicópata que ha traído Brema, en los períodos de guerra o de desastre, cuando desaparece el órden y el control, llega la hora estelar de los asesinos, que decía Pavel Kohout. Porque están ahí, están entre nosotros y pueden ser gente amable y divertida. Sólo es preciso que pueda darse la ocasión, que desaparezca el Estado o que un tonto pueda comprar un Colt AR-15 por menos de 800 euros.

  15. Viejecita, los que somos título nos reconocemos sin necesidad de explicaciones. Conmigo es inútil que disimule, hay comportamientos que se maman desde la cuna.

  16. ¿Vistió también usted chaqué en su juramento, señor Marqués, como nuestro querido Baroja?

    La desgana, como dice Botillero, tristeza o vergüenza de casi todos en la foto es espectacular, la verdad. Ni volverá a reír la primavera ni gaitas. Claro que todavía era el año 38.

  17. bremaneur viernes, 16/02/2018 — 12:46
    En la foto no reconozco ni a Pemán ni a d’Ors. Y tengo algunas pequeñas dudas sobre Baroja.

    ¿Lo veis? Ya os lo decía yo ayer, todo es mentira.

  18. Brema, ¿Pemán sería el del sombrero en la mano y d’Ors el siguiente a su derecha? Tampoco lo tengo yo muy claro.

  19. bremaneur viernes, 16/02/2018 — 12:46
    En la foto no reconozco ni a Pemán ni a d’Ors. Y tengo algunas pequeñas dudas sobre Baroja.

    Me pasa lo mismo, pero creo que Sánchez-Ostiz dice más o menos, esto:

  20. Perroantonio ( 13’53)
    No puede ser. Que Carrero Blanco era marino, no militar, y además se le reconoce muy bien el la foto, entre los dos de uniforme caqui.

  21. Ya puestos, tampoco se me parece el vigués Leopoldo Eijo Garay al de otras fotos, como esta en el Cementerio del Este a la derecha de d’Ors, con chaqueta blanca… Y Manuel Machado detrás de ambos.

    20 de agosto de 1939.

  22. Mescojono con la entrada y con la afoto de PerroAntoine.

    Fueraparte ¿nadie hará un solo comentario de los preciosos dientes de perla de nuestros risueños compañeros de la ilustración?

  23. Para los que siguen el culebrón Adapts en el laboro.

    Acabo de envidar a la grande y lo siguiente será un órdago.

    Yo Claudio, Juego de Tronos, fruslerías.

    Ya les contaré si me prejubilan o como acaba la cosa.

  24. Adaptaciones :
    Acabo de encender una velita a mis dioses tutelares para que le salgan bien su envite y su órdago.
    Y se me ha adelantado usted en lo de los “dientes blancos” de los personajes del fondo. Y no tienen mellas de pura chiripa, ( ayuda lo de los dientes pequeños y separados, que se acumulan menos los restos de comida ).
    La verdad es que a mí, ver cuadros con personajes jóvenes, de dientes amarillentos , me consuela bastante.

  25. Gengis Kant viernes, 16/02/2018 — 02:19

    Gengis Kant viernes, 16/02/2018 — 02:45

    Adoro a Gengis y cuando viene a explicarse le adoro más todavía, esto es un imposible gramatical vencido. Hay un libro que tengo a medias que en cierto modo recoge el maltrecho guante de la causa final aristotélica porque habla del componente ausente y de los fenómenos que bautiza como entencionales: «fenómenos intrínsecamente incompletos en el sentido de estar en relación con, constituidos por, u organizados para conseguir algo no intrínseco. Esto incluye función, información, sentido, referncia, representación, agencia, propósito, sensitividad y valor».
    Terrence W. Deacon (2013 [2011], Naturaleza incompleta. Cómo la mente emergió de la materia.

    He leído antes que el asesino de Florida tiene diecinueve años y es huérfano de sus padres adoptivos. Gracias a Dios no soy la madre de ninguno de los asesinados y por eso puedo permitirme el lujo de dolerme también por él e incluso pensar que él, siendo él, podría fácilmente haber sido otro, porque disparar contra sus compañeros no estaba en su naturaleza. No está en la nuestra resignarnos a que las cosas pasen.

  26. Suscribo lo que dice Perroantonio de que lo que cuenta el Marqués sólo puede ser cierto.
    Lo contrario, sería una novela magnífica.
    Que no digo yo que el Marqués no dé para eso y para más.Ojo¡
    Jurar sobre el Quijote.
    Eso es clase y Españolidad.

    Nota:
    No aclara la edición del ejemplar, que imagino del S.18

  27. Saturio, usted nunca ha aclarado detalles de su profesión (o a mí no me consta).
    Tengo una hipótesis, pero no lo puedo decir por seguridad nacional.

  28. jrG viernes, 16/02/2018 — 16:27
    Suscribo lo que dice Perroantonio de que lo que cuenta el Marqués sólo puede ser cierto.

    Yeeeepaaa, no nos pasemos de frenada. Yo he dicho que creo que está «basado en hechos reales», no que sea cierto, es decir, verdad.

  29. Que fué DG con Aznar es cierto.
    Que juró el cargo, es cierto.
    Me creo que jurara sobre el Quijote ( si bien esto puede ser algo novelado)
    Ya tenemos verdad suficiente para soportar el relato.

  30. Acabo de encontrarme con esta noticia de un tuit humorístico y dialectológico del líder Antonio Baños imitando a los andaluces con una gracia que no se puede aguantar, qué gracia tiene el payo. Precisamente hoy me he encontrado con unos ejemplos del Atlas Lingüístico y Etnográfico de Andalucía, tal que estos: Cuando los rayos de sol iluminan las nubes y tiñen de rojo el cielo, en algunos puntos de Jaén dicen «cielo ensangrentado»; «vaca desollada», en un punto de Sevilla; «vaca colorada», en Félix, provincia de Almeria.
    El tópico de la inmensa riqueza verbal de las hablas andaluzas es una verdad rigurosamente exacta, por si a alguno de ustedes os cabía la duda todavía.

  31. He empezado a leer el último Premio Anagrama de Ensayo y es tan de letras, en el peor sentido de la expresión, que me avergüenza ser de letras. También me parece muy universitario, de nuevo en el aspecto más ratonero del término: es una charla de cafetería de facultad entre dos personas que estudian lo mismo, van a las mismas clases y se quejan de lo mismo. Y llevo treinta páginas.

  32. jrG viernes, 16/02/2018 — 16:34
    Saturio, usted nunca ha aclarado detalles de su profesión (o a mí no me consta).

    Lo he dicho cienes de veces porque a mí no me se caen los arillos: soy contable en una funeraria.

  33. Tengo una foto del momento de mi juramento pero no la he remitido para que el lector pueda imaginar a su aire lo acontecido. Bonnie conoce bien el Salón de los Retratos del cual, por cierto, llegué a descolgar el de un ministro preconstitucional que me caía fatal pues su gabinete de abogados defendía a los piratas del biobac. Un día tuvimos un debate en la COPE en el programa de Luis Herrero y a poco llegamos a las manos.
    Por cierto, la foto de mi juramento no es muy diferente de la que hoy hemos glosado. Los mismos perros con otros collares.

  34. HOLO-DRAMA
    Año 2042. Satur, ya jubilado de su empleo en la Funeraria Cerezo, se ha vuelto a su Lugo natal y para entretener la espera de la Inevitable ha formado un grupo músico-vocal de nombre Los Suevos, que él pretende de rock macho (su primer disco, que nadie quiere grabarles ni pagando, se llamará Hasta los suevos), pero que en realidad incurre en música llorona y sentimental (¡jevimental!, corrige airado Satur), que sólo canta a las decepciones amorosas, en general, y a la que él tuvo con Emecé, en particular. A la vejez y ya canoso, Satur se ha dejado greñas y abandonado la higiene personal, porque se ha hecho microanimalista y dice que lavarse es perpetrar genocidio de gérmenes, bacterias y ácaros. Además, se pasa la mayor parte del tiempo contemplando un holograma que le robó a Alvaroquinn en una xuntanza y que Emecé había grabado para su marido. La clave de acceso para reproducir el holograma es Emediez_K73, y Satur se la ha tatuado en la palma de la mano. Dicen los que lo han visto, que cada vez que lo activa, Satur repite lo mismo: “Miala ahí, toa contoneante y vestida de blanco. ¡Del Madrid tenía que ser!”.

    (Los Suaves – No llegaste a mí)

  35. Juli0, lo de Saturio y su empleo sólo es una tapadera.
    Ni él ni yo podemos hablar del asunto.
    Los dos lo sabemos, eso sí.
    Si él no habla yo tampoco.

  36. Álvaro se queja Vd. pero es que se las va buscando. A quién se le ocurre ponerse a leer sobre el “sujeto precario” y menos el de el “mundo en red”.

    Un libro, pues, con vocación de época, un ensayo sobre el sujeto precario en los trabajos culturales, creativos y académicos contemporáneos en el marco de la agenda neoliberal y el mundo en red.

  37. HABLA BAROJA (CIRCA 1950)
    El judaísmo ha sido una de las enfermedades más graves de Europa. Todos los absolutismos vienen de allí. El Mesías de los judíos actuales es el comunismo. En la Inquisición española influyeron los judíos conversos…el espíritu jesuítico es una variación del espíritu judaico…Torquemada, era de origen judío…Marx es un profeta judío, como los de la Biblia. El judío es tímido, cuando está solo; pero unido a los suyos resulta terrible. Se asegura que en Rusia han levantado una estatua a Judas

  38. Alvaroquinn viernes, 16/02/2018 — 17:58

    He empezado a leer…

    Quinn, si sólo por la pinta no hay quien lo compre. Y si se entera uno del jurado, menos.

  39. Hay algo mil veces peor que el tuit del Antonio Baños ese burlándose del acento andaluz, y es una batería de tuits del Antonio Baños ese justificando su tuit en el que se burla del acento andaluz. Es evidente que a los cuperos no les ha abandonado sólo el Rexona, sino también el más elemental sentido común.

    Antonio Baños
    ‏ @antoniobanos_
    8 hhace 8 horas

    O escribiré tresparsent, pantumaca, pruses, nazi, supremacista, excluyente, tractoriano, payés, cateto, provinciano o golpista que como catalán, seguro que hará mucha gracia al público en general y no generaré ningún escándalo en los medios progresistas.
    Venga, a seguir bien.😘
    171 respuestas 580 retweets 1.958 Me gusta
    Antonio Baños
    ‏ @antoniobanos_
    8 hhace 8 horas

    En la España del cliché. En la España de la barra libre contra el indepe, del A por ellos parece que lo mio ha sido tremendo. Pues vale. A partir de ahora haré tuits poniendo acho o piho que como nieto de murcianos supongo que tengo derecho para destacar la lucha contra el AVE
    33 respuestas 180 retweets 512 Me gusta
    Antonio Baños
    ‏ @antoniobanos_
    8 hhace 8 horas

    Cuando lo ofensivo deberia ser la prisión de Bodalo (con el que he tenido el honor de compartir mitines) Que al SAT le crujan a multas o las crueles burlas a Altamirano y la ANA y no que me meta con una Caja y con el cachondeito sobre la prisión y el exilio indepe
    32 respuestas 72 retweets 242 Me gusta
    Antonio Baños
    ‏ @antoniobanos_
    8 hhace 8 horas

    Total, que entiendo que mi bromita acabe en La Sexta no tiene mucho que ver con que arsa y pisha sean ofensivos sinó con quien es el emisor. De hecho, con otro tópico que es el del catalán indepe que menosprecia a los andaluces. Cap novedad
    66 respuestas 179 retweets 594 Me gusta
    Antonio Baños
    ‏ @antoniobanos_
    8 hhace 8 horas

    A no ser que, según parece, el chiste lo haga un catalán poniéndose una nariz de payaso, o con un personaje d radio o burlándose del rey o se llame Rubianes, que tendrá muchos números de ser denunciado. Victimismo? No. Es lo que hay y lo sabemos. Unos hacen odio, los otros humor
    15 respuestas 85 retweets 279 Me gusta
    Antonio Baños
    ‏ @antoniobanos_
    8 hhace 8 horas

    O las quejas con el acento andaluz de la serie La Peste. Por no hablar del mítico manchego de muchachada o el tío de la vara
    Pero parece que no. El tópico más ozoriano es la norma de la españa de hoy. Ni bueno ni malo. Es sociología
    Lo fastidioso es que en esa juerga del tópico
    12 respuestas 39 retweets 132 Me gusta
    Antonio Baños
    ‏ @antoniobanos_
    8 hhace 8 horas

    Bien, cap problema. Si yo fuese un español novato creería que está muy penalizado socialmente hacer humor con los “tópicos regionales”
    Es decir, los faralaes de martes y trece, los chistes de Arévalo, la serie Allá abajo, los anuncios de gulas, Cuerpo de élite, los 8 apellidos…
    11 respuestas 62 retweets 203 Me gusta
    Antonio Baños
    ‏ @antoniobanos_
    8 hhace 8 horas

    O funcionarios de polícia cantan el a por ellos o las chirigotas se llenan de parodias catalanas, los medios españoles reaccionarían a diario escandalizados por el uso de tópicos sobre los catalanes
    12 respuestas 51 retweets 171 Me gusta
    Antonio Baños
    ‏ @antoniobanos_
    8 hhace 8 horas

    Si pongo acento gallego en un chiste de gallegos insulto también. Ergo, si académicos, periodistas y columnistas escriben prucés para burlarse de procés o llaman nazis, fenicios, enfermos a los cat. O el Roto publica su catalanofobia. O TVE traduce valiente por violento
    13 respuestas 86 retweets 259 Me gusta
    Antonio Baños
    ‏ @antoniobanos_
    8 hhace 8 horas

    El tema es si hago una transcripción fonética y burlona de lo que imagino que dirían unos señoritos de gomina, camisa a rayas y pantalón color teja, estoy insultando a Andalucía. El el tópico ofende?
    De ser así, si me burlo de Messi y utilizo che boludo y pibe ofendo a Argentina
    19 respuestas 53 retweets 181 Me gusta
    Antonio Baños
    ‏ @antoniobanos_
    8 hhace 8 horas

    Pues sí El tuit era una BURLA.Y de quién me burlaba? Pues de los organizadores del “el embrollo catalán” Obvio. Frente a la banalización de un tema que significa dolor y humillación para muchos opté por lo banal. Frente al tópico del “embrollo”, el de los señoritos tomando finos
    72 respuestas 128 retweets 451 Me gusta
    Antonio Baños
    ‏ @antoniobanos_
    8 hhace 8 horas

    Hola! La que se lió ayer, eh? Me dicen que he sido topic. Ole. Ay, perdón. La próxima vez, por favor que no sea jueves porque curro hasta tarde y no me he enteré.
    El caso. Me dicen que he ofendido a todo el pueblo andaluz en bloque por uso jocoso del acento Pues venga. ABRO HILO
    164 respuestas 211 retweets 608 Me gusta

  40. Pues yo en el NJ y en el blog de Jabois me he descojonado del acento andaluz hasta caerme de la silla. No por el acento en sí, obviamente, sino para zaherir a querulantes y enequéticos que merecían un severo correctivo verbal. Nos ha jodido… Me descojono del acento de Ágreda y de mi acento catalán de extrarradio y no voy a poder reírme del andaluz. Otra cosa es que Baños sea un petimetre y un mamarracho, pero para decirlo no hay que recurrir a la indignación y al victimismo.

  41. Jotaele, se valora tu silencio en respective a mi oficio.

    Juli0 en la onda, me parto con tu comentario aunque me traigas recuerdos dolorosos, pero no te perdono que hayas puesto una tan mala de Los Suevos. Te la cambio por Miénteme.

    ¡Miénteme!
    Dime que me quieres.
    Ahora frecuentas las noches,
    te lo haces con todos: hombres y mujeres.
    Por eso miénteme,
    dime que me quieres.
    La tierra será un paraíso
    cuando llegue el día en que por fin me dejes.

    ¡Miénteme!
    Dime que me quieres,
    como un sueño olvidado,
    atado al pasado, eso es lo que eres.
    La vida te va apuntando
    los pecados en secreto.
    No se lo digas a nadie:
    ella de noche se lo hace en el metro.

    ¡Miénteme!
    Me estás volviendo loco,
    me dices: te quiero por lo que eres.
    Pero eso dura poco.
    Por eso miénteme,
    engáñame con la verdad, la razón.
    Así te pierdes por la boca
    pero te salvas por el corazón.

    ¡Miénteme!
    Ahora ya no quiero ni verte.
    Olvidarte es creer en la vida,
    olvidarte es ganarle a la muerte.
    La vida te va apuntando
    los pecados en secreto.
    No se lo digas a nadie:
    ahora de noche
    hace la calle en el metro.

  42. Se me ha ocurrido una entrada genial, y es hacer un top less con las diez mejores canciones de Los Suevos. ¿A que os requetechana la idea?

  43. Gómez viernes, 16/02/2018 — 21:02
    A mí, como he dicho, me parece infinitamente más ridícula la justificación del tuit que el tuit.

    Totalmente de acuerdo. Por cierto, al Baños este le han defendido mucho quienes ahora andan revueltos por «lo de Cataluña». Mi admirado García Domínguez entre ellos.

  44. Sr. Verle y Mortimer, pues sí, me está bien empleado.

    Juli0, eres un fenómeno.

    Por cierto, Naturaleza incompleta, el libro que cita Proc más arriba, me gustó mucho. No entendí nada.

  45. DULCE CASTIGO

    Llueve, noche, silencio y frío.
    Y escucho los pasos de las luces por el cielo.

    Cae la tarde y también cae el siglo,
    caen los clavos de cien cruces…
    son recuerdos.

    Con cada historia que termina
    se muere una canción, un secreto perdido.

    Y yo vivo al borde de un sueño,
    al borde del sueño del río del olvido.

    Perdóname por no dejarte,
    por quererte y haberte querido…
    Amor, invento del diablo.
    Querer, burla del destino.
    ¡Dulce castigo!

    Perdóname por no dejarte,
    por quererte y haberte querido…
    Amor, invento del diablo.
    Querer, burla del destino.
    ¡Dulce castigo!

    Grande como un sueño grande
    y frío como el infierno vacío.
    Así fue mi vida contigo.
    Así fue aquel loco camino sin sentido.

    Hay cosas que solo se dicen con silencio
    y yo callándome te las digo.
    Mujer, ¿tú que sabes lo que es el querer?
    Si ignoras que el hombre es un pobre solitario herido.

    Perdóname por no dejarte,
    por quererte y haberte querido.
    Amor, invento del diablo.
    Querer, burla del destino.
    ¡Dulce castigo!

  46. VIAJANDO AL FIN DE LA NOCHE

    Conduciendo, son las seis,
    la botella entre los pies,
    las penas viajan en coche,
    tormento del amanecer,
    la luna empieza a caer,
    y el sol asesina la noche.

    Hoy con sangre escribiré
    que una maldita mujer
    fue la causa de mi ruina
    y, nunca, nunca olvidaré
    que hace tiempo otra mujer
    sin piedad me dio la vida.

    Para soportar mi condena
    y descansar mis penas
    ¿Quién me presta un corazón?

    Asfalto, empieza a llover
    caen lagrimas en el arcén
    y el cielo escupe reproches.
    Maldiciendo no sé a quien,
    voy como Cristo sin fe
    viajando al fin de la noche.

    Soy una vía sin tren,
    una monja en un burdel,
    una botella vacía.
    Soy como un vaso al revés,
    como Caín sin Abel,
    una batalla perdida.

    ¿Un paraíso en la tierra?
    La verdad es que un alma en pena
    vive mejor que yo.

    Los faros ya no dejan ver,
    la aguja señalando cien,
    las venas cargadas de noche.
    La máquina muere de sed.
    Motor, beber y correr.
    Alguien morirá esta noche.

    Nunca un libro escribiré,
    jamás un arbol plantaré
    ni a un hijo daré la vida.
    Siempre es tarde y esta vez
    será la ultima vez
    hermana muerte querida.

    Para soportar mi condena,
    y para descansar mis penas,
    ¿quién me presta un corazón?

  47. MALDITA SEA MI SUERTE

    Maldita sea mi suerte,
    maldita esta historia sin fin,
    mezcla de vida y de muerte
    que me ha tocado sufrir.

    Maldita sea para siempre
    la estrella bajo la que nací.
    Que al infierno se la lleven
    que nunca más salga de allí.

    No hay pena que no me ronde,
    me parte hasta un rayo de sol
    Mis ilusiones se esconden
    lo que veis… es lo que soy.

    Maldito el año del cerdo,
    enero desgraciado mes
    de aquel perdido invierno
    triste día veintitrés.

    Y que en las listas del tiempo
    no se olviden esta vez
    de borrar aquel momento.
    Horas: las malditas seis.

    No hay pena que no me ronde,
    me parte hasta un rayo de sol
    Mis ilusiones se esconden
    lo que veis… es lo que soy.

    Antes de irme para siempre,
    os diré que hasta hoy
    no fui loco ni cuerdo.
    Lo que ves… es lo que soy.

  48. ESE DÍA PIENSA EN MÍ

    El día que se acabe el tiempo,
    cuando el sol se apague para mí.
    El día de la eterna noche sin sueños,
    cuando por fin deje de sufrir.
    El día en que de madrugada la dama
    me visite al fin…

    Ese día piensa en mí.
    Descansaré en paz, amigo.
    Calla, no llores por mí.
    He escogido mi camino.

    El día sin luz anterior a mi entierro,
    cuando las moscas se posen en mí.
    El día en que nadie cierre mis ojos
    y que ni una lágrima corra por mí.
    El día que veas que mi mirada
    no se fija en ti…

    Ese día piensa en mí.
    Descansaré en paz, amigo.
    Calla, no llores por mí.
    He escogido mi camino.

    Ese día piensa en mí.
    Descansaré en paz, amigo.
    Calla, no llores por mí.
    He escogido mi camino.

    El día en que se acaben los recuerdos,
    cuando la muerte me encuentre por fin.
    El día en que llega el gran desengaño,
    cuando la vida se burla de ti.
    El día en que sepa que no soy nada
    y nada hay para mí.

    Ese día piensa en mí.
    Descansaré en paz, amigo.
    Calla, no llores por mí.
    He escogido mi camino.

  49. PARIS LATINO

    Qué bueno, qué rico, qué lindo
    Paris latino
    Qué bueno, qué rico, qué lindo
    Paris latino
    Bandolero rock,
    Bandolero choc,
    Bandolero rock,
    Bandolero choc,
    Joséphine blanche, robe rouge et noire
    Danse avec le reflet du miroir
    Arrivé direct from Mexico Don Diego de las Vegas
    Z comme Zorro
    Ca se bouscule dans les couloirs,
    Les poseurs, les voyeurs,
    Tous ceux qui aiment s’faire voir
    Tout le monde est là,
    Même ceux qu’on attend pas la playmate du mois,
    Miss Cha Cha Cha

    Oh Miss Cha Cha Cha
    Miss Cha Cha Cha
    Miss Cha Cha Cha
    Que linda esta
    Au milieu de tout ça, il y a nous, il y a moi
    Et [don’t forget me, I’m doctor B… ]
    Verre sur verre de Cuba libre
    [Don’t forget me, I’m doctor B… ]
    Verre sur verre de Cuba libre
    [Doctor B… that’s me]

    Yes
    Yes show
    You don’t stop
    Come on come on,
    Let’s see rock rock

    Joséphine blanche, robe rouge et noire
    Amoureuse folle du reflet dans le miroir
    Reparti direct to Mexico Don Diego de la Vegas
    Sa cape son bandeau
    Plus personne dans les couloirs, les poseurs,
    Les voyeurs sont allés se faire voir
    Odeur de tabac, de cendriers froids
    Les parfums
    Sucrés de Miss Cha Cha Cha

  50. El 18 de febrero de 1945, en el Meadowbrook Ballroom en Cedar Groove, New Jersey, la orquesta de Woody Herman grabó en directo su versión de “Red Top”. Woody Herman dirigía y tocaba el clarinete solista; el resto de la orquesta la formaban Ray Wetzel, trompeta solista; Saul “Sonny” Berman, Walter “Pete” Candoli, Carl “Bama” Warwick, Charles Frankhauser, trompetas; Willar P. “Bill” Harris, Ralph Pfeffner, Ed Kiefer, trombones; Sam Marowitz, saxo solista; John La Porta, saxo; Joseph E. Filipelli (“Flip” Phillips) and Pete Mondello, saxo tenor; Skippy DeSair, saxo barítono; Margie Hyams, vibráfono; Ralph Burns, piano; Billy Bauer, guitarra; Greig Stewart “Chubby” Jackson, bajo y Dave Tough, a la batería. Lo recuerdo perfectamente porque aquella noche, sobre las 21:45 PM, Erle P. Matthis se enzarzó con Jackson McKenzie en la barra porque le habló a su mujer y pensó que estaba intentando flirtear con ella. A resultas de la pelea, nunca boxees con un boxeador, aunque en el ring sea un fracasado, Erle perdió un ojo y con él su trabajo de conductor del metro y empezó a beber más de la cuenta. Ocho o nueve meses más tarde su mujer lo dejó llevándose a los niños y luego de dar tumbos por la costa este, como empleado precario en trabajos culturales, creativos y académicos contemporáneos en el marco de la agenda neoliberal y el mundo en red. Desesperado y enfermo a mediados del 47 marchó a Seattle a casa de su hermano Edward. Él no sabía que Edward, a la vuelta de la IIGM, con otros tres compañeros marines de 23th regimiento con los que había estado en Iwo Jima, se dedicaba a atracar sucursales del North Pacific Consolidated Bank; pensaba que era perito agrimensor y se movía por todo el estado de Washington con esas cajas en las que llevan los teodolitos midiendo terrenos para empresas madereras. La misma noche en la que llegó a la casa de su hermano, en la Avenida Morgan con la 38, ente Fairmount Park y Gatewood, la policía la asaltó para detener a la banda y durante el tiroteo una esquirla de madera lo dejó sin vista del otro ojo. Ciego, sin dinero para pagar la fianza o una defensa, con el síndrome de abstinencia, se suicidó en la penitenciaría federal de la Isla McNeill colgándose con una cuerda hecha de retales de las sábanas. Era el 18 de febrero de 1948, habían pasado tres años exactos desde que la orquesta de Woody Herman, “The Band that Plays the Blues”, grabara el “Red Top”, y pronto se cumplirán 70 años de la muerte de Erle P. Matthis. Todo muy triste. Nos queda el consuelo de que la canción es buena.

    https://m.youtube.com/watch?feature=youtu.be&v=Fmer6LgPvoo

  51. Al pájaro este del Baños supongo que lo defendieron porque la noche de las elecciones del 27-S de 2015 fue el único lider independentista que tuvo el valor de verbalizar lo evidente, esto es, que los secesionistas habían perdido el plebiscito que habían planteado en las urnas y que con una minoría de votos se descartaba, por tanto, la declaración unilateral de independencia. Huelga recordar, sin embargo, la velocidad con que se comió sus propias palabras cuando él y sus compis antisistema comprobaron los réditos que podía reportarles su permanente chantaje a los partidos independentistas en el poder.

  52. Procu, muchas gracias por su amabilidad. La idea de una naturaleza incompleta, o sea, de una naturaleza esencialmente semiológica porque los seres remiten a otros seres, parece revivir algo de la episteme premoderna, que concebía diversas clases de similitudo entre los seres: la convenientia, la analogia, la sympathia. En la naturaleza reinaba una fuerza semiótica salvaje: la semejanza comportaba un contacto físico, el signo era un imán para lo significado. Fue la edad de la magia.

  53. Buenos días a todos

    He esperado a esta mañana, para intentar estar bien despierta, procurar no pasarme , y que no pensara nadie que “me había picado “.
    No sé si lo conseguiré, pero allá va:

    Yo, para mi desgracia, y la de los que me rodean, soy bastante plana y literal. Y no suelo mentir, al menos a sabiendas, que me cuesta demasiado trabajo. Puede que las cosas que cuento fueran ligeramente distintas para un observador externo : las cuento como las recuerdo, o como me las contaron a mí.

    No me avergüenzo nada de mi familia de dinosaurios.
    Y cuento, con ocasión y sin ella, como a uno de mis bisabuelos , en el 36, cuando le iban a “dar el paseo”, le reconocieron los de la FAI, y le pusieron protección, ( se acabaron muriendo, él y su mujer, de catarro, pero en realidad, de hambre, en el Madrid del 37, pero eso es otra historia ), y no volvieron a intentar tocarles un pelo ni a él, ni a su mujer, ni a sus dos hijas.

    También he contado que mi padre estuvo como artillero con la División Azul , ante Leningrado. Y lo he dicho incluso ante Pirata, que me contestó que me comprendía, a pesar de todo.

    Y he contado también como fusilaron al abuelo de mi contrario, en el Fuerte de Guadalupe, donde se fue a entregar a cambio de su hijo y de su yerno, y como el responsable del fuerte, soltó a estos después de fusilatle a él, ( a pesar de las presiones para que los fusilara a los tres ), porque había dado su palabra.

    O sea, que hay Señores en todas partes.

    Pero Yo no tengo un solo título, ni honorífico, ( aunque sí lleven títulos de esos algunos de mis parientes ), ni académico ( aparte, claro, del de bachiller, que nunca fui a recoger ).
    Y si se han molestado en mirar mi nombre y mis apellidos en el google, o en el ABC, verán como esto que digo es cierto.
    Y, por si las flais, vuelvo a firmar con mi nombre completo.

    María Maestre Urbina.

    Dicho esto, y con la mayor ecuanimidad, me voy a mi cerro de plancha de los sábados.
    Espero que este post mío no les moleste, pero si molesta, comprenderé que se me expulse del Chop Suey.

    Hasta luego,espero

  54. jrG sábado, 17/02/2018 — 08:21
    El cuadro de portada me tiene pegado a la pantalla.
    Si los directores son tan amables me gustaría poderlo ver completo.

    Buenos días, JR. El cuadro de la portada (Tres hombres y una mujer con un gato) está atribuido a Giovanni Paolo Lomazzo, un pintor manierista de escasa producción (quedó ciego muy pronto).

    Aquí tiene un enlace para mirarlo detenidamente (con zoom).

    Aquí otro enlace para descargarlo a alta resolución en su ordenador.

  55. Gracias Perroantonio.
    He estado un par de horas sondeando de quien podía ser y de qué época. Porque estas escenas no son nada corrientes.
    El vestuario me lo enfocaba bastante, pero el pintor era un misterio para mí.
    La paleta de color es nétamente italiana, pero en algún momento pensé casi en que podía ser de Durero por esa manera de pintar los cabellos, pero claro, Durer no pintaba al populacho y menos con esos defectos, además de que si hubiera pintado algo así lo conocería.
    Mirando el magnífico enlace, leo que un cuadro similar de una interesante colección de este tipo de escenas, se encuentra en el Museo de Bellas Artes de Angers, y la semana próxima como tengo que ir al enmarcador me pasaré a verlo.
    Le enviaré imagen.
    El zomm es una locura¡ para estudiar la pincelada y efectos.
    La radiografía hace que “toques” como se elaboró.

  56. marquesdecubaslibres sábado, 17/02/2018 — 10:53
    Viejecita, es usted un encanto, pero es la segunda persona de este blog con menos sentido del humor.

    ¿ Cual es la primera ?

  57. DIRECTOR GENERAL DE PARADORES
    La legislación española, para evitar la excesiva politización de la función pública, exige que tanto subdirectores como directores generales sean funcionarios de carrera. Para estos últimos se contempla la excepción de que pueda ser alguien que no sea funcionario cuando por la complejidad técnica del cargo sea necesario un especialista que no tenga parangón en la Administración. Hecha la ley, hecha la trampa, las mejores canonjías van siempre a parar a no-funcionarios del aparato del partido y sus familiares.
    Una buena sinecura es Director General de Paradores. Lo ha sido mucho tiempo la primera mujer de Rato cuyo hermano fue también colocado en Bankia. Es sólo un ejemplo de los miles. En mi caso fue al revés, al no encontrar uno del partido que pudiera valer para el cargo, tuvieron que recurrir a un probo funcionario que había hecho la carrera del chusquero. Para mas coña yo era entonces Director de la Agencia Española del Medicamento y pretendieron que simultaneara ambos cargos. Me costó trabajo explicar como el procedimiento administrativo no permitía a la misma persona firmar en dos responsabilidades diferentes.

  58. Gengis Kant sábado, 17/02/2018 — 02:22
    La idea de una naturaleza incompleta, o sea, de una naturaleza esencialmente semiológica porque los seres remiten a otros seres, parece revivir algo de la episteme premoderna, que concebía diversas clases de similitudo entre los seres: la convenientia, la analogia, la sympathia. En la naturaleza reinaba una fuerza semiótica salvaje: la semejanza comportaba un contacto físico, el signo era un imán para lo significado. Fue la edad de la magia.

    Espléndido. Magia sería asimismo que yo fuera capaz de hacer un resumen del libro, porque me pasa como a Quinn, es por el agua de los grifos de aquí. El primer capítulo («Nadas y todos») trae como exergo las palabras de Lao Tsu, lo cual que no va a ayudar nada a mostrar que el libro es un sesudo análisis 100tífico, pero no me importa:

    Treinta radios convergen en el centro de una rueda, en torno a un agujero que le permite rodar.
    La arcilla se modela en un recipiente para encerrar un vacío que puede llenarse.
    En los muros se abren puertas y ventanas para permitir el acceso a su protección.
    Aunque solo podemos trabajar con lo que está ahí, el uso viene de lo que no está ahí.

  59. marquesdecubaslibres sábado, 17/02/2018 — 10:53
    Viejecita, es usted un encanto, pero es la segunda persona de este blog con menos sentido del humor.

    viejecita sábado, 17/02/2018 — 10:56
    ¿ Cual es la primera ?

    Jajajaja. ¡Que no haya disputas! ¡Premio ex-aequo!

  60. marquesdecubaslibres sábado, 17/02/2018 — 11:07
    La legislación española, para evitar la excesiva politización de la función pública, exige que tanto subdirectores como directores generales sean funcionarios de carrera.

    Digamos, es este caso acertadamente, la legislación estatal. Las Comunidades Autónomas (¿autónomas de qué? ¡de la legislación estatal!) permiten que los directores generales y los subdirectores no sean funcionarios. Para el resto de los casos están los asesores (¿asesores de qué? ¡de lo que haya que asesorar!).

    Bien es cierto que estos cargos políticos no disfrutan posteriormente de los privilegios que masajean a los funcionarios: aumento de retribuciones por quinquenios por años en determinados cargos, jubilaciones máximas, etcétera.

  61. Procu, ella sola, es más graciosa que todos los demás de este fanzine juntos. Y eso que en esta casa no falta la gracia, con la que mamá Natura ha bendecido cada rincón de ella (de la casa).

  62. Proc, a veces rumiaba cómo hacer un resumen del libro de Deacon. Tenía incluso el título: «Aporía del hambre». El misterio de cómo surge en las cosas la necesidad de otra, cómo nace el deseo con fuerza ciega e irresistible y de dónde viene ese diseño misterioso que ata una función a un objetivo. Sigo rumiando.

  63. Álvaro, no olvides la división tripartita, hoy ampliamente aceptada, entre procesos teleológicos, teleonómicos y teleomáticos.

  64. Ximeno, my friend, acabo de sufrir un ataque de gas y he mercado una Telecaster de baratillo. La mejoraré si es necesario y se presta.
    ¿Cómo va su proyecto portugués?

    (Para todos los demás GAS: Guitar Acquisition Syndrome)

  65. A mí, como siempre, todo me parece bien. Después con un rato de tiempo, les leo otra vez, y así por encima digo a todo que sì.

    Ni me atrevo a discutir nada. Ya, que me visto y marchó. Pero ¿ Quién recoge?

  66. ¡ Qué bonito el artículo de Dª Cayetana Álvarez de Toledo que ha enlazado el Marqués !

    Rajoy debería meterla en el gobierno, como vicepresidenta y heredera futura, y dejarle que nombrase a algunos ministros nuevos, y jubilase a otros.
    En los dos años de legislatura que quedan, se notaría su efecto. Para bien.
    Yo, la única pega que le veo, es que es demasiado señora, demasiado delgada, y que tiene un cuello demasiado largo, pero supongo que eso, los señores se lo perdonarían de corazón.

  67. Pedro Carreño todavía no lee Chopsuey, ha estado tan esdrújulo como siempre. Y Raquel, ay Raquel…
    El contenido grotesco, en la línea habitual, pero con un detalle emocionante: el pintor Darío Villalba como púber patinador en hielo en Cortina d’Ampezzo en 1956.

  68. viejecita sábado, 17/02/2018 — 16:18
    Yo, la única pega que le veo, es que es demasiado señora, demasiado delgada, y que tiene un cuello demasiado largo, pero supongo que eso, los señores se lo perdonarían de corazón.

    Sigue escribiendo como una chica, pero eso no está mal cuando el argumento puede sobre la sintasix.

    Yo la he visto en persona y es verdad que tiene el cuello largo, pero no se le nota porque tiene un juanete y la vista se nos va allí a quienes estamos interesados en la anatomía humana.

    Doc, ¿quién es la palentina?

  69. Me ha hablado mi librero de un multipremiado poeta soriano, Fermín Herrero.
    ¿Alguien de uds. tiene referencias? Gracias.

  70. He echado una tripada de cocido lebaniego capaz de explotar un submarino ruso pero me siento ligero cual brazo de Cayetana Álvarez de Toledo porque he borrado todos los artículos que tenía guardados desde hace años en Pocket. Ya solo me falta ordenar ̶l̶a̶ ̶c̶u̶a̶d̶r̶a̶ el trastero que llamo biblioteca para ser una persona de bien. Y afeitarme.

  71. Curioso Qüinn, venía yo también a contar algo parecido.

    Me he arreado para comer quinientos cuarenta gramos de Buey de Wagyu hechos al carbón aquí en casa y tras la preceptiva siesta ya estoy pensando ¿qué hay de cena?

  72. Adaptaciones sábado, 17/02/2018 — 13:03

    Adapts, desde que falleció su madre, Ximeno se ha desconectado.
    Duro golpe para él que estuvo muchos años pendiente de las necesidades y confort de ella.

  73. Regreso del paseo preceptivo para bajar las mogettes con confit y su correspondiente frasquita de Bordeaux.
    Ahora llega el fatídico momento del metano.
    Aislamiento.

  74. Juanfran Satur sábado, 17/02/2018 — 16:31
    Sigue escribiendo como una chica, pero eso no está mal cuando el argumento puede sobre la sintasix.

    ¿En qué consiste escribir «como una chica»?

  75. el pintor Darío Villalba como púber patinador en hielo en Cortina d’Ampezzo en 1956.

    Fijese Marqués que el de San Sebastián, me parecía un mejor fotógrafo que pintor, manipulaba (creo que lo sigue haciendo) las fotografías de una forma muy particular, con muy poco color partiendo de formatos muy Blancos con figuras en poco contraste negro.
    Su enfoque sería de pintor, su técnica de fotógrafo.

  76. Me daba mucho pudor comentarlo, puede que no le guste, pero imaginaba que no contestaría la nota de Adapts, y por eso lo he dicho.
    Ya hace unas semanas.

  77. Procuro fijarme sábado, 17/02/2018 — 19:42
    No sabíamos que había fallecido la madre de Ximeno.
    Mis condolencias y un abrazo, Ximeno.

    Lo mismo digo.

  78. Efectívamente en las fotos, la Alvarez DT tiene cuello de Modigliani, y una caída de ojos para ser pintada.
    En lo de escribir, no sé si lo hace como una chica, pero si es así escribe como una chica muy inteligente, y transparente, cristalina, y sin circunloquios.
    Además comparto lo que dice.
    Esta mujer necesita un retrato de un pintor de prestigio (no de Antonio López pues alguno de los dos no llegará a verlo o terminarlo) pero sí, tiene todos los ingredientes para un gran retrato.

  79. Emediez_K73 sábado, 17/02/2018 — 19:40
    ¿En qué consiste escribir «como una chica»?

    Pues en no escribir como los hombres. Es que hay que decirlo todo.

    Un ejemplo canónico de la escritura chica de Álvarez es el primer párrafo de este artículo. La subjetividad emocionalmente retroactiva fundamentacionalizada en el sujeto femenino como comunión universal, «todas las mujeres la mujer», la reconversión del personaje trágico en una chavala pizpireta que tiene una misión que cumplir, como Puk o como Pepi Calazas Largas, y el detallico de «acomodarse la trenza». Eso es todo, señoría.

  80. Veníamos manteniendo la necesidad de regalarse las tardes de domingo para ir al cine si la película prometía (caso de Three Billboards Outside Ebbing, Missouri) salvo que otra obligue a adelantarse al sábado para disfrutar de dos horas del relato de un cuento increíble con unas prodigiosas interpretaciones todo ello envuelto en una banda sonora en la que domina el acordeón recordándonos la música francesa de los 40 y 50.
    Hablamos de The shape of water esa película tan personal de Guillermo del Toro que es todo un homenaje al cine especialmente al cine mudo reflejado en esos primeros planos de expresividad de los actores, al musical americano, a las grandes big band, en definitiva, al cine con mayúsculas.
    Dije que apostaba por un triunfo de Frances McDormand como Oscar a la mejor actriz; me desdigo, la interpretación de Sally Hawkins en un papel difícil interpretando a una muda, merecen de largo los diez euros de la entrada. Lo ganará. Mención especial a una puesta en escena que recrea el mundo en esos años 50. Personalmente, la escena en un concesionario de Cadillac recreado a la perfección (para aficionados a coches de esa época esta película también es un tesoro) me parece perfecta. También conseguirá todos los premios.

    Nunca he sido partidario del particular mundo de Guillermo del Toro pero reconozco que he salido encantado.

  81. DADAK EL EMBAUCADOR

    Pierre Konrad Dadak, francés descendiente de polacos, era un criminal de poco fuste hasta que un día conoció (su verdadero talento era conocer gente, como se verá) a un antiguo ministro de Defensa de Polonia que lo puso en contacto con Bumar, un gigante conglomerado con las principales empresas polacas de armamento. Dadak al parecer fue contratado como viajante, moviendo el producto por numerosos países de África y Latinoamérica. Rifles, tanques, munición, tengo la artillería pesada que la tiro, señora, todo lo que quisiera un cacique con ganas de montarse un ejército privado, o pidiese un dictadorzuelo ansioso por renovar el equipamiento de su ejército, más viejo que los Países No Alineados, Dadak lo suministraba. Pero primero venía la negociación. Y ahí Dadak pedía generosos anticipos, residencias de lujo, coches de revista, putas a gogó y, en fin, todas esas minucias solo al alcance de gente guapa de L.A. o de príncipes moros que nacieron con un surtidor de petróleo en el jardín. El tren de vida de Dadak subía vertiginosamente al tiempo que conocía a tipos cada vez más importantes. Era normal. Traía en la maleta un producto irresistible pero, al mismo tiempo, peliaguado. Las negociaciones se llevaban a cabo de viva voz y no quedaba registro de nada. Ni firmas, ni recibos, ni domiciliaciones (tal vez un escupitajo en la mano y un apretón). Mientras tanto, en Bumar esperaban la llegada de algún beneficio. La tarjeta de empresa de Dadak echaba humo y le abría innumerables puertas pero todos esos contactos, todas esas reuniones, no se tradujeron en ninguna venta. Dadak fue despedido tras varios años de marear la perdiz habiendo vendido un total de cero armas. Aprox.

    Como los expresidentes de Gobierno, Dadak salió del cargo con una agenda repleta de peces gordos. Y, además, se olvidó de comentarles a sus «clientes» que lo habían despedido, por lo que siguió «negociando» muchimillonarios contratos de venta de armas en varios continentes. Parece que al fin alguien en Bumar se dio cuenta del percal y se hizo público que ya no trabajaba para ellos. Mientras, su fama de traficante de armas, su relación con todo tipo de contrabandistas y mafiosos y su inversión en numerosas empresas salidas de la nada lo habían puesto en la mira de varias policías europeas.

    Dadak se las arregló para conseguir, embajador de Guinea-Bissau mediante, un pasaporte diplomático y así pasear por ahí con inmunidad diplomática, como el malo de Arma Letal 2. Se compró un casoplón en Ibiza y se instaló allí con su novia, una exmodelo ucraniana, más un surtido de guardaespaldas. Sin tardanza llamó la atención de la policía, quien, cuando pinchó su teléfono, se enteró de presuntas operaciones mastodónticas de tráfico de armas. Por otro lado, la policía belga le había congelado una cuenta con casi dos millones de euros, lo que puso a Dadak de los nervios y le metió en una ronda de extorsiones y palizas a varios elementos locales.

    Al fin, más de cien policías participaron en la operación que terminó con el arresto de Dadak. Sin embargo, ¿dónde estaban las armas? ¿Dónde los libros de cuentas? ¿Dónde cualquier registro que indicase la existencia de un enorme entramado de venta ilegal de armas? Al poco tiempo, Dadak fue puesto en libertad bajo fianza, situación en la que continúa a la espera del juicio. La poca colaboración internacional entre los diversos cuerpos de Policía no ayuda a armar un caso contra él.

    Tras leer su historia, no me queda duda de que Dadak, además de un hijo de puta con tirantes, es un embaucador muy divertido.

  82. AG cup en Geneve … en su lucha contra el capitalismo y la injusticia…
    JAJAJAJAJJAJAJAJJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJJAJA …. es que me va a dar algo de la risa…….
    LUCHADORA¡¡¡¡¡¡¡¡¡
    VISCA¡¡¡¡
    JAJAJAJAJJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA…..

  83. JAJAJAJJAJAJAJAJAJJAJAJAJJAJAJAJJAJAJJAJAJAJJAJA JAJAAJJ …. chof chof chof …. JAJAJJAJAJAJJAJAJJJJJJJJJJJJJJAAAAAAAAAAAAA.

  84. Buenos días a todos :
    Ante todo, y por si viniera a leer, mandarle un fuerte abrazo a Ximeno.

    Y luego, dos cosas :
    Ya saben que soy literal y no distingo bien, así que:

    – Esa historia de Dadak que ha contado, y luego enlazado Alvaroquinn, ¿ Es de verdad? ¿ Es una invención literaria ? En cualquier caso, me ha hecho mucha gracia, y me ha recordado a otros protagonistas de “los negocios” y sus historias

    – También me ha hecho mucha gracia el video musical que ha enlazado JrG a las 8′ 10

    Y me voy a seguir preparando mi invasión dominical-

  85. Madre murió el 28 de enero. Desayunó bien pero no quiso comer. Estaba cansada. La acostamos para que echara una siesta y no despertó. Madre ha muerto en su casa con sus hijos. Nunca quiso salir de allí. Me decía: “en esta casa tu padre y yo siempre seremos Chelo y Antonio. En cualquier otro sitio nos convertiríamos en los viejos del tercero. “

    Empezó a respirar con dificultad y la incorporamos -tenía una cama articulada-. Mejor. Respiraciones profundas aunque demasiado espaciadas. Dejó de respirar durante cuatro o cinco segundos… y tras un suspiro continuó respirando. Tuvo otra pausa un poco más larga y otra más. Después lo dejó.

    Cada tarde, cuando iba a visitarla sonreía y decía: “Mi niño…” y cuando la atendíamos nos besaba las manos.

  86. Juanfran Satur domingo, 18/02/2018 — 08:26

    Ya me he quitado de la trementina.
    Me he pasado a la esencia de Petróleo.
    Ni comparación, donde va a parar¡¡¡¡

  87. ¡ Qué estupenda manera de morirse Ximeno !
    Pueden usted y los suyos sentirse orgullosos de haberla conseguido para ella.

    Así quisiéramos morirnos mi contrario y yo. Sin hospitales, sin tubos, y con los hijos cerca.

    Y vuelvo a mandarle Un Abrazo

  88. Dos cosas, y me vuelvo a mi cocina :

    – Ese video que ha traído JrG, le hubiera encantado a mi abuela ( seguramente ella le hubiera quitado la banda sonora ), a pesar de que ella no era ingeniero. Pero ella fue la que me enseñó a cambiar la tapa del delco, y la correa del ventilador, y los neumáticos en mi 600 . Que no sabría ni coser, ni cocinar, pero entendía de caballos ( de los de carne y hueso y de los de H.P ), era la reina del destornillador…

    – Gracias Alvaroquinn. El saber que la historia es real me la hace todavía más divertida.

    Hasta luego, espero

  89. Pues me he bajado a “categorías”, de losque Han Escrito en Chop Suey , he pinchado en Mortimer Gaussage, y no he encontrado “Gente sin medicar “.

    Así que me he ido a “Temporada Baja”, he puesto “Gente sin medicar” en buscar, y me ha mandado a un texto cortito : El Tabaco”. Y nada más. Y ni siquiera dice que forme parte de una serie.

    ¡ Que desastre ser tan bruta !

  90. Viejecita, si sale Mortimer lo aclarará, pero igual se me ha mezclado de la época de Twiter, cuando éramos menos viejos y que ponía en ocasiones cosas que titulaba así.
    Con su habitual genialidad.

  91. Alvaro y Viejecita, “El señor de la Guerra” se basa en este tipo, o el guión es calcado.
    Incluso Nicolas Cage se parece físicamente a este “pájaro”.

  92. Esto que transcribo se publicó en el colorín Yo Dona de la semana pasada, en el apartado Libros:

    En busca del hombre odiado

    Joanna Connors afronta su propia violación reconstruyendo la vida de su agresor en una obra apabullante

    La periodista estadounidense Joanna Connors tardó dos décadas en reconocer que el hombre más importante de su vida era su violador. Se dio cuenta de esto la tarde en que narró a sus hijos la agresión que sufrió cuando, a los 30 años, un desconocido le puso un cuchillo en el cuello, la arrinconó y, entre otras cosas, la sodomizó. Poco tiempo después, su atacante fue detenido, condenado y encarcelado, y Connors dejó de hablar sobre aquel asunto, creando a su alrededor la falsa idea de que lo había superado.
    Pero no era así. Porque, tras compartir aquellos recuerdos con sus hijos, se dio cuenta de que todos los miedos que la habían acechado a lo largo de la vida, así como los sentimientos de vergüenza, pudor y culpa que seguían dominándola, tenían su origen en la noche en que fue vejada. Connors debía superar sus traumas de una vez por todas y no se le ocurrió otra forma de hacerlo que lanzarse tras los pasos de su atacante.
    Cuando inició la investigación, aquel hombre llevaba varios años muerto, pero eso no fue un impedimiento para ella. Entrevistó a sus allegados, leyó informes policiales y charló con sus amigos de la infancia con el ánimo de descubrir quién era, de dónde venía y, sobre todo, cómo se transformó aquel hombre en el violador que la acorraló en ese callejón del pasado.
    El resultado de sus indagaciones es ‘Te encontraré’ (Errata Naturae), un reportaje de investigación que no se limita atrazar un retrato de la víctima y un perfil del agresor, sino que denuncia la cultura de la violación que impera en la cultura occidental. Curiosamente, es la misma conclusión a la que Jana Leo llega en su libro de memorias ‘Violación: Nueva York’ (Lince, 2017), y Pilar Bellver en su novela ‘V y V. Violación y venganza’ (Dos Bigotes). Álvaro Colomer (@AlvaroColomer)

    No tengo duda de la devastación que debe suponer una violación y hasta puedo entender cualquier mecanismo mental de superación o compensación que la agresión desencadene en la víctima, como ésta de considerar a tu violador, aunque sea por vía negativa, el hombre más importante de tu vida, y que dediques parte de la tuya a investigar sobre él. Si a Joanna Connors le ha funcionado esto que, desde fuera, más parece un síndrome de Estocolmo póstumo que otra cosa, perfecto. Lo que me ha dejado turulato es que ella (y el comentarista Colomer) hablen de “la cultura de la violación que impera en la sociedad occidental”. ¿Mande?

    Luego he caído en que, sin duda, se refieren a lo mismo que viene investigando una brava canaria, Xiomara Ramírez (@xiomirb) acerca de violaciones y abusos sexuales, muchos de ellos acompañados de asesinato, en países bien occidentales de Europa, incluido el nuestro, y que ha publicado en Twitter en diez escalofriantes hilos, de los que he sabido gracias al compadre Adapts, que retuiteó uno de ellos. Atención, sólo para estómagos muy muy fuertes.

  93. Álvaroquinn y JrG

    Pues a mí, el personaje, me recuerda muchísimo al “malo” de una miniserie de hace 2 años “The night Manager” ( aquí la llamaron” Infiltrados” ), basada en un libro o algo de John Le Carré, con Tom Hiddleston como héroe oficial, pero con Hugh Laurie, de verdadero protagonista, y viéndosele disfrutar muchísimo haciendo de malo.
    Y no era en Ibiza, pero sí en Mallorca….

  94. -Bellpuig, por favor, tenga a bien borrar la versión anterior.

    MODESTA Y FABIÁN
    Ayer fuimos a ver a la Modes, está ingresada en el Hospital General de Ciudad Real, uno de esos modernos centros sanitarios que ilustran el éxito del Estado español. Modesta tiene 93 años y es la segunda madre de Elvira, la que la crió. Siendo muy joven sus padres le mandaron a servir a Madrid a casa de don Federico Pinilla, prócer de Daimiel y bisabuelo de Elvira. Modes se hablaba en el pueblo con el Fabián, pero antepuso el deseo de sus padres acuciados por la pobreza.
    Cuando murió el abuelo Joaquín quedó viviendo en el caserón de Ayala 6 su hija, la madre de Elvira. Allí se criaron las tres hermanas bajo el atento cuidado de la Modes. Mientras tanto Fabián se había casado y tenía dos hijos pequeños que quedaron huérfanos de madre. El viudo, desesperado, le pidió a la Modes que se casara con él “pa cuidar a los hijos”. Modesta no lo dudó, no había dejado ni un solo día de pensar en él. Se casaron en Madrid en el Cristo de la Salud donde años mas tarde nos casaríamos Elvira y yo.
    El hijo mayor de Fabián era guardia municipal en el pueblo, se casó y tuvo dos hijos, ambos músicos. El mayor, Manuel Blanco es trompeta solista en la ONE y músico de éxito internacional. El otro día fuimos al Auditorio donde presentaba su disco “Fearless”.
    Modesta anda con la muerte cercana pero se la ve feliz. Está muy orgullosa de su nieto el famoso. A Elvira la coge de la mano y la llama “mi niña”, los recuerdos se le amontonan. Antonio Machado hablaba de una España “vieja y tahúr”, yo no creo que esa España todavía exista.

  95. Emediez_K73 sábado, 17/02/2018 — 19:40

    Pues como Umbral en Mortal y rosa, Emediez. Es el ejemplo más claro que se me ocurre.

  96. Pirata Jenny domingo, 18/02/2018 — 13:04
    Emediez_K73 sábado, 17/02/2018 — 19:40

    Pues como Umbral en Mortal y rosa, Emediez. Es el ejemplo más claro que se me ocurre.

    Lo de Mortal y rosa es prosa macho, empezando por el título.

  97. Pirata Jenny domingo, 18/02/2018 — 13:04
    Emediez_K73 sábado, 17/02/2018 — 19:40
    Pues como Umbral en Mortal y rosa, Emediez. Es el ejemplo más claro que se me ocurre.

    Para un viernes hubiera querido Umbral , el de Mortal y Rosa, escribir como algunas chicas:
    Como P.D.James, como Ayelet Waldman, como Margo Livesey, como Anne Tyler,como Teresa de Cepeda…

    Parafraseando aquél anuncio de Font Vella que decía “No pesan los años, pesan los kilos” , “no pesan las gónadas, pesan la generosidad, la inteligencia, el cerebro, y la falta de pretensiones “

  98. BRECHA SALARIAL
    Hay tres tipos de actitudes frente al trabajo hoy en nuestro entorno:
    – los que deciden entregarse a la carrera profesional.
    – los que quieren compatibilizar carrera profesional y cuidado de los hijos.
    – los que prefieren no trabajar y dedicarse a la familia.
    La mayoría de mujeres que conozco entran en la segunda categoría y la mayoría de hombres en la primera. Algunas mujeres entran en la tercera, pero muy pocos hombres caben en ella.
    Se conforman parejas que a veces entran en conflicto, pero no siempre. Ahora mi Elvira ha decidido trabajar el 70% concentrado en cuatro días, no pasa consulta los viernes. Lo ha hecho porque antepone el cuidado de sus nietos a su carrera profesional. Nadie le obliga, es una decisión libre que sin duda, estadísticamente, contribuirá a la brecha salarial.

  99. Yo quiero pertenecer a la tercera categoría. De hecho, debería ser lo normal. Uno en casa y otro llevando los garbanzos a la mesa.

  100. En la Constitución Española de Bayona, de la que nadie habla, Napoleón impuso la revisión del régimen foral de las provincias Vascongadas y Navarra. Si Wellington se hubiera quedado en Inglaterra en vez de dedicarse a la “peninsular war”, estaríamos hoy felizmente afrancesados. El carlismo no habría existido y seríamos la España que todos deseamos: Una, Grande y Libre.

  101. Ahora es cuando viene un apologeta de Pérez Reverte, el del colmillo retorcido que escribe mil veces el mismo artículo, y dice que aquí faltó guillotina. Apañarse con una Gillette.

  102. El marqués cuando se pone serio y encuentra secretaria para sus voces en alto que ponga en pliego de seda sus cosas.. ¡ Uy!

  103. Perdí a un causante de mis días ha tiempo. Si Ximeno amaba a su progenitora le deseo un duelo dulce envuelto en gratos recuerdos.

  104. Yo soy de la tercera sección.
    La cuido como a una reyna que es.
    Pero luego ellas me pisan lo fregao.
    Un martirio lo que tenemos los que ponemos en la casilla de profesión: Sus Labores.

  105. Pues tíos, a mí me molaría mazo que Napoleón hubiese ganado España y la hubiese convertido en una province française. Catalanes y vascuences se habrían uncido el yugo so pena de que les carres du combat entraran pour la Diagonelle de la Barselón (yo estaría al mando de uno) o por le pont colgant du Bilbade.

    Simenon habría escrito alguna de sus novelas ambientándolas en Sòrie o en Palènce, donde el dueño de alguna fonda hubiera encontrado un cadáver y Maigret habría adivinado quién era el asesino por la forma de morder el saussisón de uno de los hospedados. Muerto Simenon, hubiera continuado la tràdîtion Lorenzo Silva, que ahora se llamaría Laurent Silve.

    Yo mismo me llamaría Sàtúrnìné Rochetebriand y sería relojero en Lyon. El castellano se habría ido a tomer per cule, pero así nos habríamos ahorrado los presuntuosos juegos de palabras de Rodríguez Zetaperro, y Paule Églises sería conserje en una guardería y lo echarían por criar musgo en los dientes. Emmanuèlle Carmenne habría sido una cabaretera de medio pelo y yo habría salvado a Ritte Maistre de su carrera de cocôtte haciéndola mi êpouse, pero nos habríamos divorciado y ahora regentaría -yo- una brasserie en Tèrouelle, que no sería una provincia deshabitada sino una province fértil y plena de vida.

  106. François Umbrelle habría ganado el Nobel, el balonmanne sería deporte nacional, el Madriz se llamaría Rèpublicaine du Madride y a los atléticos, sempiternos ganadores de la Ligue, nos llamarían les colchonnières.

  107. Mortal y rosa es aproximadamente tan macho, en el título y en el contenido, como Decir la nieve. Apuesto un cojón de pato a que muchas personas no distinguirían a cuál de los dos pertenece un párrafo.

    Nunca quedó claro qué es exactamente la prosa macho. Sí lo que no es, o al menos lo que se predica que no es (la prosa cipotuda).

  108. Y habríamos sido compatriotas de Alain Delon, y no de Juanjo Pus Corvette. Y ÇhøpSuëy seguiría llamándose ÇhopSuëy porque lo eterno es inmutable y bueno a los ojos de Dios.

  109. Yo creo que me he hinchado a escribir aquí sobre la prosa macho. Prosa macho es, por ejemplo, Carson McCullers o Flannery O’Connor, pero es complicado que una chica escriba en prosa macho, la prosa que te enardece, con un estilo donde convergen la tragedia, la ironía, el cinismo y la fraternidad. Los cipotudos no tienen nada que ver. Quien les puso el nombre lo hizo porque los supuestos integrantes iban de galanes ibéricos, pero lo que les unía era otra cosa: un barroquismo neoumbraliano impostado, una forma de escribir la columna semanal tirando de alambiques verbales en lugar de conocimiento e imaginación. Hoy en día, en España, la prosa macho es cosa de muy pocos, y la mayoría escriben aquí. No los busquéis en editoriales.

  110. Están todos medio dormidos a mi alrededor, así que he tenido que hacer un esfuerzo tremendo para no despertarles con mis carcajadas, al leer , y releer, los distintos comentarios de Satur.
    ¡ Qué bárbaro !

  111. No es complicado que “una chica” (¡?) escriba en prosa macho; lo que es complicado es que una mujer que escribe bestsellers románticos lo haga.

    Aunque el género de la novela no debería confundirnos: tragedia, ironía, cinismo (no sé muy bien a qué te refieres con eso de “fraternidad”) los hay a tutiplén en las novelas de Austen y en las de las Brontë.

    Hay muchos otros ejemplos de “prosa macho”: Yourcenar, Lispector, Shelley, Pizarnik, Plath, Munro, Wolf …

    Otrosí: ¿por qué llamarla “macho”?

  112. Prosa macho… Prosa macho…

    ¡Bah! Que enciendo una cerilla y antes que un soplo de machotes apague, viene una patada voladora de tacón de aguja para pillar fuego y encender puro…

    ¿A qué si?

  113. Jobar, es que hemos hablado mil veces de esto. Por costumbre, buena o mala, por tradición o imposición y, en cualquier caso, por realidad contrastada, la literatura ha sido cosa de hombres. Se ha escrito, más allá de estilos y tradiciones nacionales, rupturas y genios, de una determinada manera. Manera que difiere, en general, de la que han aportado las mujeres cuando afortunadamente han sido libres de ejercer lo que antes tenían prohibido. Que esa manera sea igual, mejor o peor es otro asunto. Pero que -repito: en general- esa forma de escribir es distinta, a mí me parece impepinable. Una vez se hizo un experimento en El País sobre el tema. No he llegado a hacerme con el ejemplar del Babelia donde se animaba a distinguir una escritura de otra. Aquí lo he propuesto alguna vez a las detractoras de mi teoría, y por el momento nadie se ha atrevido o ha tenido ganas de hacerlo.

    A mí me gusta más la forma de escribir de los hombres, qué le voy a hacer: Stevenson, Kipling, Conrad, Chandler, Simenon, Cunqueiro, Umbral, Baroja, Pergaud, Sergio Campos…

  114. En eso estamos de acuerdo: Stevenson es prosa macholoquequieradecirmacho, pero macho-macho. Y lo más increíble, lo mantiene en su poesía. Algunos de los otros chicos que mencionas amariconean a ratos (ya lo he dicho de Umbral, lo extiendo a Chandler cuando se ponía en exceso sentimental).

    Me gustaría ver ese ejercicio del Babelia que mencionas. Depende, claro, de quiénes hayan sido los elegidos, será fácil distinguir. Si lo traes, yo te hago otra selección y a ver qué pasa.

  115. Y su afanoso sueño 
    de sombras, otra vez, será el retorno 
    a esta corporeidad mortal y rosa 
    donde el amor inventa su infinito.

    (Pedro Salinas, La voz a ti debida).

    Bremaneur domingo, 18/02/2018 — 15:52
    «Se ha escrito, más allá de estilos y tradiciones nacionales, rupturas y genios, de una determinada manera».

    Ese sitio que es más allá de todo eso, ¿no queda un poco lejos como para poder ponerte a mirar y ver algo?

  116. Bremaneur, (15’52) A mí me gusta más la forma de escribir de los hombres, qué le voy a hacer: Stevenson, Kipling, Conrad, Chandler, Simenon, Cunqueiro, Umbral, Baroja, Pergaud, Sergio Campos…

    ¡ Toma, y a mí también, aunque de esa lista, quitaría a Umbral, al que sí he leído, y también a Cunqueiro y a Pergaud ( a los que no he leído, y que, por lo tanto se quedarían fuera de cualquier lista que pudiera hacer ) , y añadiría a Tolstoï, a Dumas, y a muchísimos más.
    Y no es tanto por la forma, sino por los temas que abordan ; viajes, aventuras, peleas , guerras… Las “chicas” se suelen centrar más en los que se quedan esperando en casa a que vuelvan sus hombres….

    Me voy, que ya se han despertado todos.

  117. Hoy Espada se pone comprensiblemente tierno con el chon y hasta mete un irritante «como comprenderás»:

    Como comprenderás me alivió mucho en su día el libro de Julian Baggini y aquel ensayito que le daba título: El cerdo que quería ser jamón. Allí contaba el caso que planteaba Douglas Adams en El restaurante del fin del mundo: “El jamón, el bacon y las salchichas procedían de un cerdo llamado Priscilla al que había conocido la semana anterior. Había sido genéticamente diseñado para poder hablar y, lo que es más importante, para querer que se lo comieran. Priscilla había deseado toda su vida acabar en una mesa, y el día de su matanza se despertó todo esperanzado. Le había contado todo esto a Max justo antes de dirigirse presuroso al confortable y humano matadero. Después de escuchar su historia, Max pensaba que sería irrespetuoso no comérselo”.

    Esto tiene una variante religiosa como «El cerdo del fin del mundo»: Alá, el clemente, el misericordioso, vio a su criatura rezarle no sé cuántas veces al día, doblada en el suelo como la espiga de los campos sacudida por el viento, y quiso aliviar un tanto el peso de su carga. Para ello creó un animal hambriento y sucio que contenía en su interior todas las delicias del mundo: su carne se pegaba a la lengua como los besos de una virgen y su grasa era más dorada que el oro. El hombre es criatura mortal y cegada por el error, y para remediarlo Alá, bendito sea, le había transmitido su palabra y sus mandamientos con el fin de unir a todos los hombres bajo el manto de seda de su voluntad. Y, sin embargo, Alá, cuya sabiduría no se puede contar, como los océanos de arena que rodean la Ciudad Santa, no supo ver que los llamados creyentes, sumisos a su palabra, iban a dejar de lado su regalo, su infinitamente bello y delicioso animal, su cerdito, para abandonarlo en manos y disfrute de infieles. Ese día Alá, el tal y el cual, se fue a la cama con una borrachera como un General.

  118. Si a lo que ha escrito Bremaneur le añadimos un por regla general, lo sucribo de principio a fin.

    Un par de salvedades:

    Siempre que escucho eso de “prosa macho” pienso, no sé muy bien por qué, en aquella frase del pintor Corot que citaba Cocteau: “Esta mañana tuve el placer extraordinario de ver de nuevo un cuadrito mío. No había nada en él, pero era encantador y estaba como pintado por un pájaro”… Me parece de lo más “macho” que he leído jamás.

    Me refiero a que el concepto en sí, y lo digo con todos los respetos, me resulta hasta ofensivo por lo burdo que me suena a los oídos.

    Me he hartado de decir a lo largo de los años que varios de mis autores favoritos son mujeres: Whila Carter, Flannery O’Connor, Carson McCullers y, sobre todo, la mujer que ha creado la serie de libros más divertida que ha visto la historia de la literatura y que, en el plano personal, lleva proporcionándome carcajadas initerrumpidas desde los once años:

    Me refiero, claro, a Richmal Crompton, la creadora de Just William.

    Si me dieran a elegir una persona a la que me gustaría poder conocer en la otra vida, sin duda la elegiría a ella. Y eso que parece que no era excesivamente simpática.

    Como dije, estoy de acuerdo casi al cien por cien con Brema. Del mismo modo que de niños preferimos juegos distintos, o afrontamos la vida con sensibilidades diferentes, es lógico que todo ello se traslade a la prosa. No merece demasiada discusión. También pienso que sólo a un pobre diablo se le ocurriría hablar de mayor o menor calidad por el hecho de ser hombre o mujer. Con todo, ni siquiera creo que exista la literatura femenina, ni nada que se le parezca; existe la buena literatura, la que nos impele a acelerar la lectura y llegar cuanto antes a la siguiente página, a la siguiente peripecia; una literatura con mayúsculas que no entiende de sexos, siglos o movimientos literarios; una literatura que, por encima de cualquier otra cosa, nos ayuda a salir de nosotros mismos y nuestras circunstancias por unas horas y ser Long John Silver, Alicia, Alyosha Karamazov, Frankie Addams o Guillermo Brown.

    Una literatura que nos ayuda a sobrevivir.

  119. Una de las primeras películas de Patrick Keiller, The End, hecha con dos duros. La pongo porque acabo de descubrir que cuelga de Dailymotion, pero sobre todo porque llama la atención lo poco y malo que se hace hoy con las cámaras que llevamos todos en el bolsillo (los telefoninos) y que cuestan la vigésima parte del equipo más rudimentario que se necesitaba hace 20 años para filmar.

    El viernes pasó por casa un chaval de veinte años que estudia audiovisual. Estuvimos hablando bastante (hasta que mi hijo decidió que estaba lo suficientemente acicalado para exhibirse en la calle) del tema. Se quedó sorprendido de lo poco que costaría hoy hacer una película o un documental más que decentes: no más de 1.500 euros en medios técnicos (un iphone 6s o superior, un trípode y un slider sencillos, y una app de 20 euros como filmic pro).

    El problema (que callé), según lo veo yo, es que hay ya varias generaciones que, casi literalmente, no han visto cine (mientras le enseñaba en el ordenador lo que se podía hacer en filmic pro se abrió Barry Lindon, que había quedado abierta el día anterior; no había visto nunca una película de Kubrick); para empeorar la cosa, algunos sufren de un GAS cabalgante, propiciado por un medio que vomita actualizaciones sin parar y les induce a una carrera sin fin en una pista que parece no tener meta.

  120. Viejecita, imperdonable lo de Cunqueiro, me atrevo a decir. No haberlo leído, porque luego le gustará. Algo habrá en la red para empezar.
    Catálogo de linternas

  121. Gómez domingo, 18/02/2018 — 17:26
    Me refiero, claro, a Richmal Crompton, la creadora de Just William.

    100% de acuerdo. Llevo varios días leyendo algunas de sus historias.

  122. El proceso de nivelación entre hombres y mujeres es muy lento. Por poner un ejemplo alejado de la literatura pero que explica esto de lo que estamos hablando: hasta hace bien poco (en términos históricos), pongamos 80 años, era muy inusual que una mujer se dedicara profesionalmente a la música. Podía tocarla en casa si provenía de una familia refinada y con posibles, pero ni a ella ni a su entorno se les hubiera ocurrido hacer de eso una profesión.

    Tengo pocas dudas de que al menos alguna de las cuatro las hijas de Bach tendría capacidad para ser una gran música (Bach enseñó a todos sus hijos), aunque sólo sea porque tres de sus hijos varones sí se dedicaron a ello, y uno de ellos con bastante éxito. Es fácil imaginar por qué no lo fueron: no se esperaba de ellas que mantuviesen a una familia como músico de corte o como organista en la catedral de x, ni se concebía que hiciesen lo que sí hicieron sus hermanos varones (desde viajar solos a Italia para aprender técnicas de composición a dirigir coros desde muy jóvenes). La formación musical que recibían las niñas y las jóvenes era mucho menos amplia y estricta que la que se daba a los niños. Esa “música para señoritas” (minuetos de Mozart, danzas de Haydn) que vemos tocar a las jovencitas en las películas de época (por ejemplo, a una de las protagonistas de la versión Wyler de Cumbres borrascosas).

    Han tenido que pasar muchos años hasta empezar a ver mujeres (a muchas mujeres) en las orquestas, y aún más para que empezasen a destacar como solistas. Y aún quedan años para que la situación se normalice en la dirección de orquesta.

    Parte de esto creo que también explica “cierta” forma de escribir de algunas mujeres (o de muchas). Un mundo durante muchos años masculino, en el que aparecían pocas mujeres y, cuando aparecían, lo hacían tomando como referencia el mundo “femenino”, mucho menos placeado que el masculino. Las mujeres no eran marinos, oficiales de caballería, periodistas, ladrones o buscadores de oro, ni, con la excepción de Dinesen, Markham y otras privilegiadas, montaban explotaciones en África o llevaban una aerolínea postal.

    Pero no es sólo que no lo hicieran: tampoco podían identificarse del mismo modo que los hombres con los protagonistas de las novelas -ni de la historia. Esos protagonistas eran, por goleada, hombres. Las mujeres de cierta edad (por ejemplo, las que posteamos aquí en Chop) que hemos leído, creo, bastante, no leíamos “La isla del tesoro” de la misma manera que los hombres de nuestra generación. La única mujer que aparece en ella es, creo, la madre de Jim (y desaparece en 20 páginas). Esos mundos casi exclusivamente masculinos se repetían en Lord Jim, los libros de Kipling, las novelas de Jack London, la mayoría de los tebeos (salvo los que eran “para niñas”), las novelas de espías, las autobiografías, etc.

    [Un esfuerzo de imaginación: pensad un momento que de ninguno de vuestros abuelos o bisabuelos (varones) se hubieran podido contar batallas más allá de las domésticas, y que el 80% de lo que hubieseis leído tuviese como protagonistas mujeres].

    Creo que hay una mezcla de factores materiales y culturales que permite explicar bastante bien eso de la “escritura de señoritas” sin necesidad de recurrir a otro tipo de diferencias. Esas diferencias existen, pero por la larga lista de mujeres de prosa macho que hemos enumerado parece que no son el meollo de la cuestión.

    Me he quedado a gusto: me voy a poner un whisky.

  123. Pilates Johnny, ¿qué te ha parecido el encuentro disputado en el feudo colchonero? Para mí ha sido de gran emoción, con una disposición táctica sobre el verde que es envidia en el mundo entero y un empuje de los efectivos del Pocholo que me ha hecho vibrar como hacía tiempo.

  124. Quizá la mujer que más y con mayor gracia parodió a sus contemporáneas escritoras fue George Eliot en su divertidísimo ensayo Las novelas tontas de ciertas damas novelistas. En el otro lado de la balanza, Virginia Woolf fue proablemente la autora que analizó con mayor tino la literatura escrita por mujeres, sobre todo en su célebre ensayo Una habitación propia. Pero también tiene un pequeño artículo, titulado precisamente Las mujeres y la narrativa, donde, a partir del análisis de la obra de las cuatro grandes novelistas británicas del siglo XIX –Jane Austen, las hermanas Brontë y la propia George Eliot– se acercaba a este fenómeno con su proverbial severidad y lucidez. Entre otras muchas cuestiones, señalaba la experiencia vital como motor principal de ficción, y el que estas mujeres del XIX vivieran casi exclusivamente en su casa y, por tanto, les estuvieran vedadas un buen número de experiencias durante toda su existencia, tuvo a su juicio una decisiva influencia en sus obras. (Citaba como contrapunto las obras de Conrad, marino, y Tolstoi en su condición de soldado) Por contra, el hecho de que todas ellas dispusieran de tiempo libre –más discutible esta aseveración en el caso de las Brontë– y hubieran disfrutado de una esmerada educación, facilitó que se convirtieran en las excepcionales novelistas que todavía hoy admiramos. El ensayo de la señora Woolf finalizaba con una profecía. No tengo muy claro, sin embargo, que haya acertado al cien por cien:

    En consecuencia, si es que podemos profetizar, en el futuro las mujeres escribirán menos novelas pero mejores, y no sólo escribirán novelas, sino tambien poesía crítica e historia. Pero, al decir esto, estamos mirando a lo lejos, a esa dorada y quizá fabulosa época en que las mujeres tendrán lo que durante tanto tiempo les ha sido denegado: tiempo libre, dinero y un cuarto para ellas”

  125. No, si ahora va a resultar que los mejores escritores son mayoritariamente mujeres. Qué daño hace la propaganda, pónganse ustedes también de huelga el 8 de marzo.

  126. En el momento en que se han despertado los demás de su sueñecito postprandial, ( hoy eran todos mayores que “mis marcianitos” estaban de excursión ), hemos estado viendo, alquilada en el Apple TV, una película que les recomiendo: “Tracks” ( aquí la han llamado “El viaje de su vida”. De una chica que se recorre el desierto australiano, desde Alice Springs, hasta el mar, a pie, con un perro y tres camellos salvajes adiestrados por ella misma para llevar los fardos…
    Es una historia real , basada en el artículo que publico ella en el National Geographic, y, en vista del éxito de este último, del libro del mismo título que escribió luego. Eso sí sería “de chico” como tema.

    – Y claro, he venido corriendo a leerles. Y sí, a mí tambien, como a Gomez, me encanta el Guillermo de Richmal Crompton .
    Y eso que de pequeña lo tenía que leer a escondidas, que a las niñas nos hacían leer Mujercitas, Heidy, y Otra vez Heidy, todos los de la condesa de Segur, y cosas así. Una pereza, aunque alguno no estuviera mal. Fabiola, por ejemplo, me gustó mucho, a los 7 años.
    Pero en cuanto nos empezaron a dar una paga semanal, ya me cambié, y me gastaba todo mi dinero en libros “para chicos”.

    Y conozco a Flannery O Connor, así que no puedo jugar a adivinar si es chico o chica.
    En cambio, George Elliott, me aburre muchísimo. Y no digamos Virginia Woolf.

    – Y bolaño ; si usted se arriesga a recomendarme un libro de Cunqueiro, que me dé ganas de leer más cosas de él, teniendo en cuenta que será el primero que lea del autor , y que si a las 40 páginas no me ha enganchado, lo dejaré, y además diré por qué lo he dejado, si usted se arriesga, me comprometo a comprar el libro que usted me recomiende. Pero en papel, o para el Kindle, que me cuesta leer en el mac. ( mis viejos ojos ).

    Hasta luego, espero

  127. Sí me gustaba, por contra, el término prosa prostática, aquí acuñado. Me pareció genial elevar la prostatitis a la categoría de movimiento literario.

  128. Perroantonio

    domingo, 18/02/2018 — 19:47

    A ver. Lees un cuento que empieza con «la abuela» y sabes, sí o sí, que lo ha escrito una mujer.

    Eso lo dices porque no tienes abuela.

  129. Esta tarde he visto Columbus, de Kogonada (algún graciosillo ha empezado a llamarle Kagonada), una de esas historias de personas humanas que sufren, pero enriquecida visualmente por una rigurosa simetría y por la arquitectura de la ciudad de Columbus, Ohio. Es de esas películas en las que, como describió Woody Allen, se ve crecer la hierba, y que te dejan la sensación de haber asistido a momentos poéticos.

    Casi tan buena como La La land, aunque conviene compensarla luego con algo vigoroso, que no sólo de sushi y algas vive el hombre.

  130. La larga lista de mujeres de prosa macho que hemos enumerado, que dice Jenny, es casi toda la lista de mujeres que han escrito prosa macho o mucha. Entre mi grupito anarcotallerista llamábamos a esta prosa, parodiando a los críticos de los años 70, «prosa vigorosa», quizá porque rimaba («Fulanito tiene una prosa vigorosa»). Si algo la distingue es su rechazo a la exhibición de la intimidad, que sólo puede intuirse de la interpretación de los actos de los personajes, no de su explicación. Y si algo caracteriza a la «literatura femenina» es, precisamente, la inflacción íntima (la extimidad, que diría un lacaniano) y el subrayado sentimental.

    Lo estúpido es identificar el género «literatura femenina» con «literatura de mujeres», como lo sería identificar la «prosa macho» (o prosa vigorosa) con la prosa de hombres. Por ello es necesario desarmar los términos o buscar otros símiles:

    poesía meada vs. poesía chorro
    prosa flácida vs. prosa vigorosa
    literatura rumiante vs. literatura carnívora
    prosodia de paseo vs. prosodia de marcha
    etcétera, etcétera.

    Convoco a los críticos de España y Alemania a una renovación tectónica del edificio crítico: más hostias y más fuertes, que nos amodorramos.

  131. “la inflacción íntima (la extimidad, que diría un lacaniano) y el subrayado sentimental”.

    Dostoievski, por decir uno.

  132. Tambien vi ayer Inside Llewyn Davis y también os la aconsejo a los melancólicos. No es tan buena como La La Land, pero predispone mucho al paseo por el bosque bajo la lluvia.

    Es un fenómeno extraño, pero me aplatanan las películas de psicópatas o las de acción y salgo como una moto —y con mucha mala hostia— de las intimistas. Seguramente no proceso bien alguna vitamina.

  133. Gómez domingo, 18/02/2018 — 20:54
    “la inflacción íntima (la extimidad, que diría un lacaniano) y el subrayado sentimental”.

    Dostoievski, por decir uno.

    Pues sí, de Dostoievski me resulta insoportable su marujeo emocional.

  134. ¡Cuánto me hubiese gustado que el Marqués y yo hubiésemos coincidido en el MSSSI!
    Aunque claro, él estaría en la planta noble, y yo en la innoble..pero eso daría igual, nos igualaríamos en la cafetería desayunando café con churros y porras.
    ******
    Ximeno, lo siento mucho. Reciba mi más sentido pésame y un fuerte abrazo.

  135. A mí me gusta la prosa de pregón, también llamada prosa de hacerse oír en una barra llena a mediodía: los vozarrones de los profetas del Antiguo Testamento, de Leon Bloy o de Oteiza.

  136. Si al ver crecer la hierba le sumamos la expresión marujeo emocional para referirse a Dostoievski, es evidente que nos encontramos ante una petición de auxilio soterrada.

  137. Juanfran Satur domingo, 18/02/2018 — 18:31

    No estoy siguiendo al Atleti. Bueno, sé que le hemos calzado 2 al Bilbao y los 2 de mi Dieguito. Mi única meta futbolera de la temporada es que el Mandril no gane la champiñones. Mi colchonerismo ha quedado reducido a antimadridismo;vete tú a saber, tal vez sea la forma más elevada de colchonerismo.

    Estúpido, ¿no?, pero si lo piensas es mucho más sano que estar dale que te pego ora con Libertad Digital ora con Al rojo vivo dando vueltas al tema catalán y tragando toneladas de basura. Le estoy dando una vuelta al panem et circenses, no vaya a ser que no fuera (no sólo) una triquiñuela de los que mandaban, sino un alivio de los que estaban cansados de oír.

    Total, nos vamos a morir. Hoy leía un diálogo entre dos personajes del XVII que pasean una bonita mañana de primavera hablando, literalmente, de la Nada, de si la Nada puede explicar la mejor forma de explicar el Ser. La típica conversación de barra, vaya. Uno le reprochaba al otro su escepticismo (su ateísmo), y le preguntaba si su amargura no cambiaría si estuviese seguro de que existe vida más allá de la muerte. A lo que el otro (Spinoza, a la sazón) le contestaba: “No hay nada más deprimente que la perspectiva de la vida eterna. La inmortalidad no nos parecería bella si no se pareciese a una mañana esplendorosa como ésta [la mañana de primavera en la están paseando y conversando] en el mismo medio de lo efímero”.

  138. A ver si conseguimos definir la prosa macho no por oposición. La prosa macho no pone la polla ni el alcohol sobre la mesa ni hace lirismo del fútbol ni de la camaradería masculina: eso es prosacipotudismo. La prosa macho no cae en minuetos ni danzas de salona ni se mustia hablando del amor pasión o del paso del tiempo, ni de ninguna de las cosas que de hecho nos mustian a los humanos: eso es literatura de chicas. La prosa cipotuda es el equivalente exacto, al otro lado del espejo, de la literatura de chicas, e igual de mala. Convengamos también en que una mujer puede escribir prosa cipotuda y un hombre puede escribir cursilerías sin fin. Por lo tanto, el adjetivo macho no sirve; es más, nos está confundiendo.

    Entresaquemos. Sentimentalismo, emocionalidad extrema, falta de ironía (o ironía burda, o abuso de la ironía -que equivale a una falta), incapacidad para interpretar con humor (a los otros, pero sobre todo a uno mismo), incapacidad de ver y verse de lejos, intento de comunicarse con el otro a través de los sentimientos (si es necesario, manipulándolos y manipulándole – y dejándose manipular por ellos), uso torticero del lenguaje no para comunicar, sino para mirarse en el charco. ¿Qué nos queda? Para empezar, los griegos (Aristóteles; no hay apenas distancia entre Stevenson y la Poética).

  139. Hace unos años me encontré con un viejo amigo en un multicine. Estaba con su novia y ambos llevaban enormes cubos de palomitas de colores y refrescos. Charlamos brevemente, y antes de despedirnos le pregunté qué película iban a ver:

    Bajo el sol de la Toscana –se apresuró a decir ella.

    Duró apenas un segundo, pero la expresión de mi amigo al oír el título fue de absoluto desconsuelo, una de esas expresiones que en el fondo sabes que quieren decir: “Si todavía eres mi amigo, por favor, pégame un tiro aquí mismo y déjame seco”.

    Te das cuenta de lo diferentes que somos a la hora de elegir película.

  140. Bremaneur domingo, 18/02/2018 — 23:00

    No entiendo por qué dices eso, griega, de dar por culo. A lo mejor es una boutade y no lo entiendo porque me caigo de sueño. Me refiero a que una posibilidad para definir mejor la prosa macho y quitarle el adjetivo tan confuso es volver a lo que cuenta Aristóteles en la Poética. És un camino para explorar, aunque haya que sumarle 25 siglos. O para reexplorar, porque ya lo ha recorrido gente.

  141. En su best seller sobre la creación de guiones, el mediocre guionista pero excelente divulgador de técnicas narrativas cinematográficas, agrupa las películas en diez categorías:

    MONSTRUOS EN LA CASA: de los cuales Tiburón, Tremors, Alien, El exorcista, Atracción fatal y La habitación del pánico son buenos ejemplos.

    EL VELLOCINO DE ORO: esta categoría de películas puede ser ejemplificada de la mejor manera con films como Star Wars, El mago de Oz, Mejor solo que mal acompañado, Volver al futuro y casi todas las “heist movies”.

    FUERA DE LA BOTELLA: incluye films como Mentiroso, mentiroso, Todopoderoso, Love potion #9, Freaky Friday y Flubber.

    UN TIPO EN PROBLEMAS: este es el género que con un amplio rango de estilo, tono y sustancia emocional va desde Sin rastro y Duro de matar hasta Titanic y La lista de Schindler.

    RITOS DE PASAJE: toda historia de transformación de vida; desde 10, la mujer perfecta hasta Gente como uno o Días de vino y rosas.

    COMPAÑERISMO (Buddy love): este género es más que la dinámica de buddy movie como se ve en las películas de compañeros policías, es Tonto y retonto y Rain man, pero también es toda historia de amor que se haya hecho.

    PORQUÉ LO HICIERON (Whydunit): a quién le importa quién, lo que importa es por qué. Incluye Chinatown, Síndrome de China, JFK y El informante.

    EL TONTO TRIUNFADOR: uno de los tipos de relatos más antiguo. Esta categoría incluye Desde el jardín, Forrest Gump, Dave, The jerk, Amadeus y el trabajo de los cómicos del cine mudo como Chaplin, Keaton y Lloyd.

    GRUPALES: como suena esto es sobre grupos; Animal House, Atrapado sin salida, y sagas de “familia” como ser Belleza americana y El padrino.

    SUPERHEROE: esto no es solo acerca de los cuentos obvios que se te ocurrirían como Superman y Batman sino que también incluye Drácula, Frankenstein y hasta Gladiador y Una mente brillante.

    ¿Te sientes totalmente confundido? ¿Dudas de mi cordura cuando digo que La lista de Schindler y Duro de matar están en la misma categoría? ¿Me estás mirando medio raro cuando digo que las buddy movies solo son historias de amor disfrazadas?

    ¡Bien! Entonces profundicemos en el maravilloso mundo de los géneros.

Los comentarios están cerrados.