El Consultorio de la Srta. Bellpuig: Carnets por puntos para tontos

Querida Srta. Bellpuig: El mes pasado tuve un percance al salir de la autopista. Era una noche muy oscura y llovía a cántaros, por lo que me entenderá si le digo que la visibilidad era escasa. También es verdad que llevaba el foco derecho fundido y que no veo muy bien, pero esos son detalles… Leer más El Consultorio de la Srta. Bellpuig: Carnets por puntos para tontos

Asesinato resuelto en la biblioteca

(Crimen en Haut-Koenigsbourg III). Por Jesús María Gómez Camuñas. —Pas de tout! —exclamó el fornido detective nacido y criado por sus tías en Santa Coloma de Cervelló, todavía agachado junto a aquel cuerpo que había encontrado el ama de llaves tendido en el suelo de la biblioteca. El inspector Walden, sumido en un silencio reverencial,… Leer más Asesinato resuelto en la biblioteca

El bolso de Dios (El periodismo científico es difícil, pero yo me siento bien)

Por Proxuey Yo también quiero ducharme, le dije a Perroantonio en un aparte. Y a qué esperas, respondió mirando a varios sitios simultáneamente. A que haya un tío dentro, contesté. Entonces a mí me pareció que Perroantonio iba como a echar a correr y unos segundos después ya estaba lejos, y luego se me asemejó… Leer más El bolso de Dios (El periodismo científico es difícil, pero yo me siento bien)

En la ducha con… Santiago Calatrava. “Que pague la posteridad”

Por Perroantonio El cuarto de baño de Santiago Calatrava, de una blancura que daña a los ojos, parece la estación internacional de 2001, una odisea del espacio. No hay adornos superfluos y la sobriedad apenas se ve turbada por el único elemento decorativo del conjunto, un pequeño puente atirantado de cemento blanco con tablero bifurcado,… Leer más En la ducha con… Santiago Calatrava. “Que pague la posteridad”